Está en la página 1de 3

Sobre el juicio filosófico.

Por: Javier Peña D.
Colegio Alejandro Obregón.
Bogotá, Marzo de 2015.

En la reflexión que sigue describiré algunas condiciones del juicio filosófico, en
especial aquellas metodológicas y valorativas que pueden ser relevantes para
indicar la especificidad del modo de trabajo o de su acercamiento a la
realidad.
Actitudes
Escepticismo razonable
Ir más allá de la cotidianidad para dejarse afectar por lo extraordinario. Lo
extraordinario se esconde en lo cotidiano
Resistirse al poder de lo ordinario, del sentido común, de la presión que le hace
lo comúnmente aceptado a la imaginación
Buscar mi articulo de sociología

“No se trata de negar todo recurso a los textos de la tradición filosófica o a
su historia, sino de evitar que estos escondan los problemas que se
encuentran en su origen. Y estos problemas deberían ser comprensibles y
pertinentes para el estudiante. Detrás del texto, la pregunta, y más allá de
la pregunta, la problemática. /.../ Los textos deberían ser pretextos para un
ejercicio intelectual, para una reflexión sobre cuestiones fundamentales,
nunca un fin en sí mismos /.../”. El ejercicio del filosofar se relaciona
estrechamente con la capacidad de preguntar, y las preguntas solo pueden
plantearse ante algún contenido. La pregunta no puede nacer de la pura
ignorancia. La pregunta surge desde lo que se sabe o desde lo que se cree
saber, porque ese saber parece insuficiente o dudoso. Por tal razón, la
asignatura Desarrollo del Pensamiento Filosófico debe proveer los
contenidos filosóficos socialmente relevantes para activar la reflexión y la
pregunta.
1

Se trata, como ya se ha afirmado, de contribuir al desarrollo del pensamiento
crítico de los estudiantes. Si bien todas las áreas curriculares contribuyen a
este fin, el área filosófica está especialmente emparentada con esta capacidad.
Filosofar es, en lo fundamental, pensar críticamente. Y pensar críticamente es
ejercer una facultad compleja que consiste en:
1. Someter a examen lo que se sabe;
2. preguntarse por cómo se ha obtenido ese saber, cómo se ha llegado a
él, y qué es lo que le da confiabilidad.

Valorar las ideas que tienen mejores argumentos a favor y las que mejor resisten la prueba de las objeciones. M. y otros (1998). (Comp. y tratar de sustituirlos por ideas argumentalmente sostenibles. J. Paidós. Críticas de las razones de educar. Filosofar es ejercitar esta práctica racional y requiere de una actitud curiosa ante temas o problemas significativos. e intentando armonizar el punto de vista subjetivo con puntos de vista más objetivos o intersubjetivos. Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires. esto implica que las propuestas temáticas esenciales tienen que involucrar activamente a los sujetos que filosofan (tanto a los docentes como al estudiantado). Educación y Filosofía. (1992). . Buenos Aires: Novedades Educativas. Barcelona. Educación: currículos y didácticas. 9. Lipman. Barcelona. 7. Dotar de pasado y futuro a los acontecimientos o hechos. Discusiones y propuestas.. (2005).) (2003). acerca de la naturaleza de las propias creencias y de cómo estas creencias influyen en las experiencias diarias. A. (2002). Cuestionar las creencias infundadas. Enfoques contemporáneos. Descubrir los errores en los diversos planteamientos que pueden darse sobre un tema determinado y señalar las inconsistencias. Caminos para pensar su sentido. V.3. Kohan. (2004). 11. Invitación a la filosofía. Buenos Aires. Filosofía para niños. La filosofía en la escuela.) (2000). 10. A. (Comp. reconstruyendo procesos allí donde solo se muestran sucesos que parecen aislados. La enseñanza de la Filosofía en el nivel medio: tres marcos de referencia. W. Organizar racionalmente las informaciones o datos. 4. aceptando unos y rechazando otros. (1997). F.. Buscar y formular argumentos para asumir o refutar lo que se sabe o piensa. M. Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación. Camps. (1996). Cerletti. 8. W. 5. Paidós. situándolos en la historia. Buenos Aires: Eudeba. 6. los prejuicios. y Waksman V. La filosofía en el aula. Concepciones de la ética. y Kohan. Cuestionar la realidad como algo inmutable y preguntarse por los procesos de producción de lo real. C. Madrid: Trotta. Comte-Sponville. Paidós. la Ciencia y la Cultura. Kohan. Houssaye. A.Pensar acerca del proceso mismo de pensamiento. Madrid: Ediciones de la Torre. W. Teoría y práctica en filosofía con niños y jóvenes. Comte-Sponville. BIBLIOGRAFIA. A. Buenos Aires: Novedades Educativas. Hidalgo Tuñón.S. Cullen. Oscanyan. A. Sharp. (1992). Cuadernos. Diccionario Filosófico.

El profesor y los valores controvertidos. (2000). Obiols. Savater. E. Barcelona. (Comp. Barcelona: Gedisa. F. Las preguntas de la vida.Obiols. y Rabossi. AA. G. Savater. Ariel. G. (1992). (Comps. G. México D.) (2000). Vattimo. Trilla. y Rabossi. J.) (2007). Análisis de los currículos de Filosofía en el nivel medio de Iberoamérica. G. Hermenéutica y posmodernidad.) (1987). Diccionario Filosófico. Sánchez Vázquez. Problemas en su enseñanza. Buenos Aires: Biblos. VV.. Barcelona: Planeta. F. (Coord.) (1993). Barcelona: Paidós. A. Buenos Aires: Novedades Educativas. Buenos Aires: CEAL. La enseñanza de la filosofía en debate. Invitación a la estética. (1995). Filosofía.: Grijalbo. Schujman. La secularización de la filosofía. F. (Comps. (1998). (1999). Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación Metodologia Escepticismo razonable . Neutralidad y beligerancia en la educación. La filosofía y el filosofar. Temas fundamentales y aportes para su enseñanza. E..