Está en la página 1de 21

VALORES TRASCENDENTES DE LOS SERES

HUMANOS

Jerarquia de valores
Entre los valores objetivos existe una jerarquía, una escala. No todos son iguales.
Algunos son más importantes que otros porque son más trascendentes, porque nos
elevan más como personas y corresponden a nuestras facultades superiores. Podemos
clasificar los valores humanos en cuatro categorías:
1) valores religiosos,
2) valores morales,
3) valores humanos inframorales
4) valores biológicos.
1. Los valores biológicos o sensitivos no son específicamente humanos, pues los
compartimos con otros seres vivos. Entre ellos están la salud, el placer, la belleza física
y las cualidades atléticas. Desafortunadamente, muchos ponen demasiado énfasis en
este nivel. No es raro escuchar frases como ésta: Mientras tenga salud, todo lo demás no
importa. Según esto, uno lo pasaría mejor siendo un saludable jefe de la mafia que un
enfermizo hombre de bien. No eres más persona porque seas sano o bien parecido. Eso
no aumenta tu valor.
2) Los valores humanos inframorales son específicamente humanos. Tienen que ver con
el desarrollo de nuestra naturaleza, de nuestros talentos y cualidades. Pero todavía no

son tan importantes como los valores morales. Entre éstos están los intereses
intelectuales, musicales, artísticos, sociales y estéticos. Estos valores nos ennoblecen y
desarrollan nuestro potencial humano.
3. Los valores morales o éticos son superiores a los ya mencionados. Esto se debe a que
tienen que ver con el uso de nuestra libertad, ese don inapreciable y sublime que nos
permite ser constructores de nuestro propio destino. Estos son los valores humanos por
excelencia, pues determinan nuestro valor como personas. Incluyen, entre otros, la
honestidad, la bondad, la justicia, la autenticidad, la solidaridad, la sinceridad y la
misericordia. Cada valor apoya y sostiene a los demás; juntos forman esa sólida
estructura que constituye la personalidad de un hombre maduro.
4. Hay todavía un cuarto nivel de valores, el más elevado, que corona y completa los
valores del tercer nivel, y que nos permite incluso ir más allá de nuestra naturaleza. Son
los valores religiosos. Éstos tienen que ver con nuestra relación personal con Dios.
El mundo de hoy pasa por alto un hecho muy sencillo: la persona humana es religiosa.
Aunque seguramente será difícil encontrar esta afirmación en un texto de sociología, no
ha habido en la historia una sola sociedad que no haya sido religiosa. Preguntar por la
existencia de Dios es algo que está íntimamente unido al por qué de la existencia
humana. Buscamos de forma natural la trascendencia, porque es lo que da sentido y
significado a nuestra vida sobre la tierra. Si el hombre cultiva los valores religiosos con
tanta tenacidad, es porque ellos corresponden a la verdad más profunda de su ser.
El fin más grande que se puede dar a una vida es emplearla en algo que
perdure después que esta haya concluido.—William James
Las cosas más bellas y valiosas del mundo no pueden verse ni palparse. Hay
que sentirlas dentro del corazón.—Helen Keller
Cuando vivimos para servir a los demás la vida se nos hace más difícil, pero
también se vuelve más plena y feliz.—Albert Schweitzer

La importancia de los valores
Siempre han existido asuntos más importantes que otros para los seres humanos. Por
ello, valoramos personas, ideas, actividades u objetos, según el significado que tienen
para nuestra vida.
Sin embargo, el criterio con el que otorgamos valor a esos elementos varía en el tiempo,
a lo largo de la historia, y depende de lo que cada persona asume como sus valores.
En las organizaciones, los valores permiten que sus integrantes interactúen de manera
armónica. Influyen en su formación y desarrollo como personas, y facilitan alcanzar
objetivos que no serían posibles de manera individual.

el trabajo. Sólo así sus trabajadores tendrán mejor oportunidad de comprender sus significados y ponerlos en práctica en sus labores diarias. los vecinos. Con la palabra “comunidad” me refiero a la pareja. En términos prácticos es poco probable que una comunidad funcione bien (y no digo “perfecto”) si las personas que la integran no se basan en ciertos principios que orienten permanentemente su forma de relacionarse. la comunidad no logra funcionar de manera satisfactoria para la mayoría. muchas veces se debe a la falta de valores compartidos. el salón de clases. jefes o padres que frente a situaciones complejas defienden sus decisiones argumentando: “Aquí se hace lo que yo digo” o “Las cosas son así porque sí”. y en la sociedad en general. la familia. el trabajo. Si no compartimos sus valores no nos sentiremos bien. o un comportamiento en lugar de otro. la gente trabaja con la sensación de que no todos reman en la misma dirección y los clientes pagan las consecuencias. los valores no sólo necesitan ser definidos. Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir. el condominio. La empresa debe darles mantenimiento. motivaciones y expectativas de sus trabajadores. Igualmente resulta cuesta arriba promover el valor “respeto” si hay maestros. Los valores son la columna vertebral de sus comportamientos. profesores. Cuando sentimos que en la familia. De lo contrario. El ambiente laboral se vuelve tenso. Si los valores no tienen significados comunes para todos los empleados. Tampoco nos producirá satisfacción ser parte de ella. hay fallas de funcionamiento.Para el bienestar de una comunidad es necesario que existan normas compartidas que orienten el comportamiento de sus integrantes. la escuela. Por ejemplo. Para la cultura organizacional de una empresa los valores son la base de las actitudes. promoverlos y divulgarlos constantemente. si nuestros líderes y gobernantes insultan permanentemente a todos aquellos con quienes tienen diferencias de opiniones. es difícil saber cómo enseñar a los hijos el valor “tolerancia”. el país y a cualquier otra instancia de relación con otras personas. Definición de los valores Los valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. lo que se refleja en falta de coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. en las buenas y en las malas. el trabajo diario se hace más difícil y pesado. ni funcionaremos de manera adecuada en esa comunidad. . Como pilares de una empresa. la ciudad. También son fuente de satisfacción y plenitud. apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras.

Los valores valen por sí mismos. la organización debe revisar la manera de trabajar sus valores. Es decir. Si esto no ocurre. de acuerdo con nuestras creencias. Es lo que los demás miembros de la organización esperan de nosotros. y dependen de la naturaleza de la organización (su razón de ser). pero lo que más apreciamos es el comportamiento. Para ello. y no por lo que se opine de ellos. actitudes y conductas están estrechamente relacionados. Es decir. deberían inspirar las actitudes y acciones necesarias para lograr sus objetivos. Cuando hablamos de actitud nos referimos a la disposición de actuar en cualquier momento. y lo que representan. Una persona valiosa es alguien que vive de acuerdo con los valores en los que cree. y de su proyección en el futuro (su visión). más que en sus enunciados generales. pero en realidad son decisiones. sentimientos y valores.Nos proporcionan una pauta para formular metas y propósitos. Al llegar a una organización con valores ya definidos. personales o colectivos. Lo mismo ocurre con el bienestar o la felicidad. Quizás por esta razón tenemos la tendencia a relacionarlos según reglas y normas de comportamiento. Ella vale lo que valen sus valores y la manera cómo los vive. lo que significan. Los valores se traducen en pensamientos. Decidimos creer en eso y estimarlo de manera especial. conceptos o ideas. Una idea para trabajar los valores . del propósito para el cual fue creada (sus objetivos). sueños y aspiraciones. aunque seamos injustos la justicia sigue teniendo valor. Permiten regular nuestra conducta para el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa. Reflejan nuestros intereses. Pero los valores también son la base para vivir en comunidad y relacionarnos con las demás personas. Los valores se refieren a necesidades humanas y representan ideales. lo que hacen las personas. En una organización los valores son el marco del comportamiento que deben tener sus integrantes. los valores organizacionales se deben reflejar especialmente en los detalles de lo que hace diariamente la mayoría de los integrantes de la organización. con una importancia independiente de las circunstancias. Valores. Son importantes por lo que son. de manera implícita asumimos aceptarlos y ponerlos en práctica. decidimos actuar de una manera y no de otra con base en lo que es importante para nosotros como valor. sentimientos y convicciones más importantes. Por ejemplo.

y con la participación de sus integrantes. los integrantes de la organización no verán en los valores una simple lista de creencias con las que deben vincularse porque no les queda más remedio. Crear un documento con estas características también permite construir la identidad necesaria para que los valores realmente se conviertan en los pilares de la cultura organizacional.Trabaje los valores en su organización con un recurso abierto. Con ellos puede comenzar a construir una lista de comportamientos deseados frente a las distintas situaciones específicas que debe enfrentar su organización. . al mismo tiempo que estructura un “código de conductas” práctico y en sintonía con la gente. de acuerdo con la realidad propia de su organización. y que esta dinámica se convierta en oportunidades vitales para fortalecer el compromiso de la gente con los valores de la organización. Usted puede adaptarlo o formularlo de otra manera. que sirva para ejemplificar la puesta en práctica de cada uno de los valores de la organización. desarrolle un documento que contenga las conductas y actitudes deseadas. Su documento se puede desarrollar sobre la base de un esquema como el de la página siguiente. en cuya construcción ellos también han participado. De esta manera se crean las condiciones para “refrescar” el significado práctico de los principios. Es decir. Utilice los valores organizacionales universales antes propuestos como un punto de partida. Debe ser un documento que tenga la posibilidad de actualizarse y mejorar con la evolución de la organización. Pero el resultado debe ser el mismo: Una guía práctica para los integrantes del equipo. Esta es una manera concreta de asociar la práctica de los valores al día a día de cada integrante de la organización. Este es un ejemplo de cómo estructurar un “código de conducta” que contenga el significado de los valores en términos de comportamientos deseados. Así. Cuando hablamos del valor Comunicación: Si estamos en alguna de las siguientes situaciones: Falta de información sobre un proyecto en proceso. sino las bases para tener más sentido práctico de lo que representa ser parte de esa organización.

Pedimos ayuda a nuestros compañeros y a nuestros jefes. No especulamos sobre las razones por las cuales no contamos con la información. bien sea que estemos solos o con otros. o personas que simplemente valoran más su propia comodidad. en el trabajo. Nos indican el camino para conducirnos de una manera y no de otra. Entre los que no ceden el puesto es común encontrar niños (que aún no tienen este tipo de valor). 2. . Antes de emitir un juicio. averiguamos las razones por las cuales falta la información. Son parte de nuestra identidad como personas. los valores nos sirven de base y razón fundamental para lo que hacemos o dejamos de hacer. o personas ancianas que valoran más (sin que les falte razón) su necesidad de estar sentados. y son una causa para sentirnos bien con nuestras propias decisiones. 3. Nos sirven de brújula en todo momento para tener una actuación consistente en cualquier situación. Los primeros creen en el valor de la cortesía y el de la consideración con otras personas. Por ejemplo. La buscamos. frente a deseos o impulsos. en un transporte público algunas personas ceden su puesto a una mujer embarazada y otras no. 4. 5. Preguntamos. y nos orientan para actuar en la casa. ¿Para qué sirven los valores? Los valores son una guía para nuestro comportamiento diario. sean o no conocidas. o en cualquier otro ámbito de nuestras vidas.La actitud y el comportamiento de los integrantes de nuestra organización debe ser el siguiente: 1. No creamos rumores. Así.

Sin embargo. no nos apropiamos de cosas ajenas porque creemos en el respeto por la propiedad de otros y no porque nos estén vigilando. empleados o compañeros de trabajo). jefes. Actuamos por convicción. actuamos según esa creencia. maestros. Los valores nos ayudan a proceder según lo que consideramos que está bien o mal para nosotros mismos. . no asumen esa bondad como un principio de vida. Si nos interesa fomentar ciertos principios de conducta como padres. Cuando practicamos la honestidad como principio. Nos permite tener una personalidad consistente.Cuando actuamos guiados por valores no lo hacemos por lo que dirán o nos darán los demás. Tipos de valores Podemos hablar de valores universales. La diferencia con otros comportamientos es que cuando creemos verdaderamente en una conducta que para nosotros representa un fundamento de vida. sin importar si otras personas nos están viendo. Hay personas que no practican la bondad con desconocidos porque creen que no recibirán un justo agradecimiento o una recompensa. aunque puedan ser bondadosos con personas que valoran más (como sus hijos. o en cualquier rol de líder. porque desde que el ser humano vive en comunidad ha necesitado establecer principios que orienten su comportamiento en su relación con los demás. cuando actuamos guiados por valores lo hacemos sin esperar nada a cambio que no sea nuestra propia satisfacción y realización como personas. sólo la práctica consistente de esos valores nos ayuda a dar el ejemplo sobre el significado concreto que ellos tienen en términos de actuación. alumnos. sin que nos importe lo que digan los demás. En otras palabras. Esta satisfacción nos hace practicar nuestros principios y creencias en cualquier situación. independientemente del estado de ánimo o del lugar en el que nos encontremos.

Se trata de una mezcla compleja de distintos tipos de valoraciones. la solidaridad. Sin embargo. Con este pretexto. entre otros. Son parte del complejo tejido que se forma de la relación entre valores personales. Son principios y orientaciones básicas de nuestro comportamiento inicial en sociedad. indirectamente la sociedad termina fomentando “anti-valores” como la deshonestidad. familiares y socio-culturales. • Valores espirituales: Se refieren a la importancia que le damos a los aspectos no-materiales de nuestras vidas. • Valores socio-culturales: Son los que imperan en la sociedad en la que vivimos. si socialmente no se fomenta el valor del trabajo como medio de realización personal. los valores materiales entran en contradicción con los espirituales. puede resultar útil para facilitar su comprensión. la intolerancia y la mentira. Por ejemplo. Son parte de nuestras necesidades humanas y nos permiten sentirnos realizados. como alimentarnos o vestirnos para protegernos de la intemperie. clasificar los valores de acuerdo con los siguientes criterios: • Valores personales: Son aquellos que consideramos principios indispensables sobre los cuales construimos nuestra vida y nos guían para relacionarnos con otras personas. con las cuales educan a sus hijos. la cooperación. Otro ejemplo de los dilemas que pueden plantear los valores socio-culturales ocurre cuando se promueve que “el fin justifica los medios”. junto a los que agregamos como individuos según nuestras vivencias. Le . Se transmiten a través de todos los comportamientos con los que actuamos en familia. Por lo general son una mezcla de valores familiares y valores socio-culturales. alegando que su objetivo final es la paz. Tienen que ver con nuestras necesidades básicas como seres humanos. Han cambiado a lo largo de la historia y pueden coincidir o no con los valores familiares o los personales. la verdad. los terroristas y los gobernantes arbitrarios justifican la violencia. • Valores materiales: Son aquellos que nos permiten subsistir. Son importantes en la medida que son necesarios. Se derivan de las creencias fundamentales de los padres. la honestidad. la responsabilidad. • Valores familiares: Se refieren a lo que en familia se valora y establece como bien o mal. la irresponsabilidad o el delito. el respeto y la paz.En este sentido. que en muchos casos parecen contrapuestas o plantean dilemas. se consideran valores universales. desde los más sencillos hasta los más “solemnes”. Cuando se exageran. la tolerancia.

agregan sentido y fundamento a nuestras vidas. Por supuesto. No dejamos los resultados al azar. Honestidad: Ofrecemos lo que podemos cumplir y nos esmeramos en lograrlo. el orden y el bien general Decálogo de valores organizacionales A continuación encontrará un decálogo de principios que hacen que el desempeño de algunas organizaciones sea superior al de otras. Seguramente en cada organización hay otros valores y los comportamientos pueden ser descritos de manera aún más específica. . • Valores morales: Son las actitudes y conductas que una determinada sociedad considera indispensables para la convivencia. eliminar o modificar esta lista. Así llegan a tener más significado práctico para los miembros de su equipo. Es sólo un ejercicio para mostrar una manera de presentar los valores más como comportamientos que como conceptos teóricos. puede agregar. como ocurre con las creencias religiosas. Seleccioné éstos pensando en las organizaciones en general. a la vez que sus miembros obtienen más satisfacción personal por ser parte de ellas. Actuamos con exactitud y puntualidad. Esta guía se sugiere como un punto de partida para comenzar a desarrollar una lista propia.

Si no entendemos preguntamos. Obramos con un sentido conciente de la justicia. Buscamos verificar que nos estamos explicando correctamente. Respetamos la verdad. No nos callamos cuando tenemos algo que decir. . Si no nos llega la información la buscamos. No dejamos pasar las oportunidades de mejorar. No damos nada por obvio. No nos aprovechamos de la inocencia o la ignorancia de los demás. Nos comportamos con integridad. Evitamos etiquetar a nuestros interlocutores o sus mensajes. Responsabilidad: Asumimos la obligación de responder por lo que hacemos o dejamos de hacer. No suponemos. No consentimos chismes ni rumores. Planificamos y nos esforzamos para trabajar con orden. Tenemos una sola cara. Damos la cara por nuestros actos y sus consecuencias. de manera coherente. Somos auténticos en lo que hacemos. Reconocemos nuestros errores al tiempo que buscamos corregirlos. Ponemos cuidado y atención especial en nuestras decisiones. No eludimos ni olvidamos nuestras deudas. Comunicación: Nos esforzamos más en escuchar lo que tratan de decirnos. La responsabilidad es un compromiso esencial con los demás y con nosotros mismos. Somos previsivos.Honramos y defendemos la propiedad de los demás. Evitamos los prejuicios. sin fingir o disimular. Sinceridad: Nos expresamos con libertad.

Tratamos a las personas con dignidad. No atropellamos a los demás al interactuar con ellos. . Actuamos de manera consistente con todas las personas y en todo momento. es una consecuencia del esfuerzo de las personas que constituyen una organización. No insultamos ni maltratamos.Creemos en la veracidad como base para poder construir confianza. Compañerismo: El éxito de nuestra organización lo construimos juntos. No agredimos ni física ni verbalmente a nadie. El mejor resultado es producto de que todos en el equipo hagan lo mejor para sí mismos y para el grupo. Decimos lo que pensamos sin perjudicar a los demás. Tratamos a los demás con franqueza. Los compañeros que valoran más este principio no eluden hacer equipo con los miembros con quienes tienen menos afinidad. La sinceridad es reflejo del aprecio por nuestros compañeros de equipo. Cuando actuamos tenemos consideración y deferencia con los sentimientos de los demás. Apreciamos a quienes nos rodean. Nos esforzamos por comprender de manera empática sus puntos de vista y situaciones particulares. La armonía no se logra por casualidad. El trabajo en equipo requiere de coraje individual. Solidaridad: No significa sólo dar una ayuda sino comprometerse y compartir la situación de aquel con quien me hago solidario. Respeto: No menospreciamos a los demás ni sus opiniones. Se basa en el conocimiento y el aprecio por todos los miembros del equipo.

Es condescendencia. Superación: Tenemos el compromiso de mejorar cada día lo que hacemos aunque sea una pequeña parte y no la totalidad. Eso nos motiva. Creemos en la autoridad que confiere el conocimiento. el estudio y la experiencia. Es la adhesión a principios comunes e implica compartir por ellos beneficios y riesgos. aunque no nos entendamos. Los retos nos inspiran. Entendemos el aprendizaje como un proceso práctico de aplicación de ajustes y cambios en el comportamiento. Tolerancia: Aceptamos con respeto las opiniones contrarias a las nuestras. Por ello nos capacitamos y actualizamos de manera permanente y sistematizada. Las aceptamos con respeto genuino por el individuo. No descalificamos a las personas que tienen puntos de vista que no compartimos. Supone ayudar sin recibir nada a cambio.Es brindar apoyo al ser humano necesitado. Tolerancia implica voluntad y madurez. . Es nuestra capacidad y deseo de vencer obstáculos o dificultades. sin esperar reciprocidad. Comprendemos que para que haya solidaridad se requieren dos personas o comunidades. no sólo como un ejercicio del conocimiento teórico. aunque nadie se entere. Decimos que aprendemos después de haber cambiado lo que era necesario cambiar. Tampoco es indiferencia. Aprendizaje: Creemos en el mejoramiento continuo nutrido con la experiencia diaria. Tolerancia no es hacer concesiones. Supone conocer y aceptar al otro. Elegimos ser tolerantes por convicción.

¿Por qué se debilitan los valores? Hay muchas razones. 2. cuando los maestros o supervisores sienten que su necesidad de “controlar” a su grupo tiene más valor que el “respeto” y la “dignidad” de los integrantes. Con en este tipo de consideración personal. Esta realidad. Algo parecido ocurre en los colegios u organizaciones similares. Es mucho más fácil transmitir otros valores . pero quiero destacar tres que constituyen una especie de círculo vicioso de deterioro de valores. a su vez. Lo que en realidad se debilita es nuestra propia capacidad de creer en determinados principios y su pertinencia. pierde sentido la “honestidad” como un valor que nos vincula con los demás. cuando irrespetamos “las colas” (en el tráfico o a la espera de ser atendidos) es porque consideramos que nuestra necesidad individual tiene más valor que la de los demás. como producto de la presión que ejerce sobre nosotros el manejo de ciertas necesidades. 1.Nos sentimos realizados como personas con el esfuerzo asumido de manera conciente. Seguro que no les va a resultar nada fácil obtener “respeto” como respuesta. porque en ello vemos nuestro potencial. Por ejemplo. nos remite a valores básicos de subsistencia individual. No hacemos las cosas “más o menos” o por “cumplir”. Creemos en el poder que se obtiene de la disciplina y la perseverancia. Las necesidades pueden presionar más que los valores Los valores en sí mismos no se deterioran. y hacen uso de la “autoridad” para imponerles orden.

inconscientes. los ciudadanos terminamos siendo valorados más por lo que tenemos que por lo que somos como personas. Los valores están en los detalles de todos los comportamientos de sus integrantes. pero te estoy poniendo atención”. En las organizaciones se necesita un poco más de humildad a la hora de hablar de formación de valores o de exigirlos. en ocasiones. Un instante después. En consecuencia. Crisis de valores . En este sentido. y muchos de esos comportamientos son habituales y. los valores pueden ser mucho más útiles como guías de acción para los integrantes de un equipo de trabajo o de una familia. y decimos cosas como: “No te estoy mirando. y nuestro comportamiento se traduce en los detalles de lo que hacemos en el día a día: Imagine a un padre enseñado a su hijo la importancia de la verdad o la responsabilidad. Así terminamos proclamando que “el fin justifica los medios”. y el padre le responde con naturalidad: “Dile que no estoy”. el hijo le dice al padre que lo llama por teléfono un cobrador. 3. Existe mucha presión social a favor de “anti-valores” En una sociedad que sobre-estimula el consumo y la propiedad. la apariencia o el poder muchas veces se convierten en valores superiores a la responsabilidad.El verdadero significado de los valores en las organizaciones se basa en las acciones y actitudes de sus integrantes. Imagine algo que cada día sucede más en las empresas: No quitamos la vista de la computadora mientras hablamos con compañeros de trabajo que “respetamos”. cuando se definen como comportamientos deseados concretos.

creencias o principios se producen cuando su significado comienza a perder sentido y utilidad práctica en asuntos concretos. Sin embargo. y la innovación no es fácil de asumir si con frecuencia se interponen argumentos tales como “¿para qué cambiar si siempre lo hemos hecho así y aún funciona?” Los ejemplos anteriores son apenas algunas de las contradicciones que originan la sensación de crisis de valores. la interpretación y el sentido que le damos en la práctica suele variar de una persona a otra. ser honesto. es uno de los comportamientos sobre el que existe más polémica. En otras palabras. Promover la excelencia se puede convertir en algo difícil en organizaciones con jefes arbitrarios. Los miembros de esas organizaciones no cuentan con suficiente orientación para comprender lo que esos conceptos significan frente a sus retos cotidianos. Es lógico que así sea. pero su definición general no es suficiente para que todos respondamos de la misma manera frente a situaciones con características particulares. actuar de manera coordinada y lograr los objetivos que nos planteamos. Se ha vuelto un lugar común dentro de las empresas hablar de valores como la excelencia. En las organizaciones existe la tendencia a dar por sentado que todos sus integrantes conocen el significado de un valor. pero no es común que se asocie la impuntualidad injustificada con la deshonestidad. . Por ejemplo. El sentimiento de “crisis de valores” nos aborda cuando con frecuencia vemos a los integrantes de nuestro equipo no poner en práctica los principios organizacionales que se supone conocen. o exhiben comportamientos contrarios a los mismos. hay un consenso generalizado sobre los beneficios de trabajar en equipo. Por tal razón. Al sentir que no remamos en la misma dirección se produce mucha tensión en la organización o comunidad. el liderazgo o la innovación. insatisfacción y crisis.Aunque nos enseñen que la honestidad es un comportamiento ideal deseable (y todos lo aceptamos como algo cierto). Estas diferencias se traducen en actitudes e incoherencias muy concretas. Poner en práctica de manera armoniosa este valor requiere de un esfuerzo y un coraje individual muy especial. Las crisis de valores. significa cumplir con todos los deberes dentro de una organización. entre otras cosas. al mismo tiempo. los grandes equipos trabajan y entrenan mucho para llega a ser así. porque todo nos cuesta más: ponernos de acuerdo. El trabajo en equipo no es algo que sucede automáticamente por el hecho de estar todos en un mismo lugar. Pero en la mayoría de los casos son sólo palabras o intenciones generales. Por ejemplo. Es un valor implícito en la naturaleza de una organización. Cuando la teoría y la práctica se contraponen generan tensión. no es fácil promover valores si en la cotidianidad prevalecen otros principios o “anti-valores”.

pero lo hacen como una especie de obligación gerencial. la moral está compuesta por convenciones sociales sobre lo bueno y lo malo. los valores en las organizaciones se han convertido en un tema sobre el que se desatan muchas polémicas teóricas que. los terroristas políticos asesinan personas para imponer lo que ellos consideran moralmente bueno. Así que con este tipo de referencias. en cuya construcción ellos también han participado. y siempre ha estado cargada de contradicciones. Usted puede adaptarlo o formularlo de otra manera. pero ésta es una rama de la filosofía que se ocupa de la moral. No parecen tener mucha claridad ni convicción sobre sus beneficios en el día a día de sus actividades. En las últimas dos décadas he tenido la oportunidad de realizar centenares de sesiones de trabajo para ayudar a distintos tipos de organizaciones a definir sus valores. el resultado debe ser el mismo: Una guía práctica para los integrantes del equipo. producen pocas implicaciones prácticas útiles. de la que también se habla como un valor. y casi siempre he tenido que enfrentar dificultades similares. Sin embargo.Comentarios finales La lista anterior es sólo un ejemplo de cómo estructurar un “código de conducta” que contenga el significado de los valores en términos de comportamientos deseados. Muchas organizaciones definen sus valores. Aterricé en este tema porque todas las acciones de una organización comunican valores. y la comunicación es mi área de especialidad. Por ejemplo. . Muchas veces se habla de la “ética” como un valor. Pero. de acuerdo con la realidad propia de su organización. Por lo menos eso no se ve en la práctica. al final.

simplifican la comunicación aunque a menudo añaden confusión a la misma. Son conceptos abstractos.com. Son una guía para vivir la propia vida. . y si no te lo crees se lo puedes preguntar a mis amigos. Juan Carlos Jiménez Noviembre 2008 alores (2): Evoca y prioriza tus valores Conocer los propios valores es algo importante. así mismo transpiran valores sobre su razón de ser y en relación a sus ser y en relación a sus públicos. Espero haber logrado transmitir que las organizaciones con valores compartidos logran desarrollar una cultura organizacional que les permite desempeñarse con excelencia y mucho mejor que las que no comparten significados similares sobre sus principios. valoraría mucho que sea usted quien me permita saber su opinión sobre este “libro de bolsillo”. Gracias por su atención. Los valores son principios directivos. Todo acto de comunicación (de fondo y forma) está lleno de valores.Es muy difícil definir y transmitir mensajes clave consistentes para una empresa o producto. Los valores son lo que en PNL se denominan “nominalizaciones” (ver El metamodelo del lenguaje). envíeme sus comentarios a mi dirección de correo electrónico: jucar@cograf. Y como creo que el valor de la comunicación -entre otras cosas. flechas indicando hacia un lugar determinado. son directrices personales de las que emanan nuestros comportamientos. En el ámbito comunicativo. Los valores. sin basarse en sus valores. Así como las organizaciones transpiran comunicación en todo lo que hacen. Conocer tus valores te permitirá ganar enfoque y claridad. dicen. “Respeto” o “Lealtad”.consiste en un constante intercambio de “doble vía”. De tal manera que rescatar el valor de los valores en las organizaciones luce como una necesidad importante. Si entramos en terrenos más delicados como “Honestidad”. Por favor. nos daremos cuenta de que conviene precisar en cada caso lo que supone para cada una de las partes implicadas. dejan de hacer o decir. ya que cada uno entiende algo diferente para una misma palabra. junto con las creencias. “Puntualidad” significa algo diferente para cada persona. También aspiro a que este texto sea de utilidad para su día a día profesional. entes que no tienen una existencia real. una claridad que te ayudará a tomar decisiones consistentes y congruentes en el tiempo. Descubrir tus valores te permitirá mejorar tus resultados en aquellas áreas que son más importantes para ti.

Es interesante pensar que. somos seres mortales con una expectativa de vida limitada. corremos el riesgo de desviarnos y empezar a dar tumbos. pero no podremos volver a vivir el pasado.  Los seres humanos tendemos a ser bastante inconsistentes en la manera en que empleamos nuestro tiempo y nuestra energía. Cada vez que vivimos un día. podremos mejorar nuestros cuerpos. dado que nuestro tiempo es limitado. Y este tipo de vida ofrece resultados muy pobres. tiempo limitado y un índice de distracción alto. pero tu salud. Hay dos razones principales por las que esto es importante:  El tiempo es. así que es lógico invertir nuestro tiempo de la mejor manera posible. y dado que se necesita tiempo para moverse en ese continuo de estados. Imagina que hay un montón de aviones en vuelo. Hay algunos conceptos discretos como “estar casado” o no estarlo. paz interior. Para cada uno de los valores. Cuando digo “mejor” me refiero a tu propio ideal. Para algunas personas una buena salud es algo obligatorio. de manera que usándolos podemos mantenernos en el rumbo hacia la “mejor” vida que podamos imaginar. ¿Quién sabe dónde aterrizaría finalmente? El mismo viaje resultaría estresante e inseguro. al día siguiente te dejas estar. felicidad. Esto tiene sentido porque todo es parte de un continuo. todo el mundo tiene una definición diferente de lo que “mejor” significa para ellos. tus relaciones o tu felicidad son continuos. no necesitas esta información. la mayor parte de la gente puede visualizar versiones de sus vidas que les resultan más interesantes que otras.Los valores establecen prioridades sobre cómo emplear tu tiempo. Eres libre de decidir que significa “lo mejor” para ti. nuestro recurso más limitado. junto con nuestra atención. esa pérdida es permanente y sólo quedan las lecciones aprendidas. tu economía. dinero. amor… será mejor que cuanto menos. Por otra parte. No podemos aterrizar inmediatamente nuestro avión. relaciones íntimas. Si no utilizamos conscientemente nuestras prioridades para mantener un rumbo claro y consistente. entonces puedes dejar de leer. Parece razonable decir que cuanta más salud. lo que significa que pueden mejorar o empeorar gradualmente. si cualquier posibilidad futura te parece tan buena como cualquier otra. Si todos tuviéramos un tiempo ilimitado. Debido a estas dos razones. No es difícil caer en la trampa de vivir con prioridades diferentes cada día. La simple idea de que diferentes permutaciones de tu vida te resulten más atractivas que otras significa que conocer tus valores será muy beneficioso para ti. La mayoría de nosotros nos distraemos fácilmente. Pero aquí. Un día te ejercitas. Imagina un avión que fuera con el viento. normalmente no podemos lograr instantáneamente nuestro concepto de “mejor”. aunque a medida que te aproximas a “mejor” vas encontrando nuevos matices aunque quizá no llegues adonde te proponías en principio. todavía está volando. cada persona está en un punto diferente del continuo. Los valores funcionan como una brújula que nos mantiene en rumbo día tras día. Podremos ganar más dinero. Sin embargo. podremos arreglar relaciones medio rotas. Además. al día siguiente te dejas llevar por la pereza. Si empleamos ese día haciendo acciones que nos dan resultados distintos a los esperados. quizá los valores serían irrelevantes. conocer tus valores y vivir según ellos es algo muy importante. en la tierra. Para otras las relaciones son lo más importante. ese día se ha ido para siempre. Un día trabajas de manera muy productiva. .

puedes reducirla a “Éxito”. Si quieres convertirte en millonario y ahora mismo posees deudas y tienes un salario bajo. y cada uno tiene un objetivo diferente (si lo tiene) en su propia visión de “mejor” estado físico. Es imposible trazar el mismo rumbo para cada avión y hacer que aterrice en su “mejor” aeropuerto. Tampoco sabes exactamente cuánto durará cada uno de los vuelos. Al final terminarás con una lista similar a esta (fue la mía en su momento):  Responsabilidad  Honestidad  Puntualidad  Flexibilidad  Verdad  Salud . pero los resultados valen la pena. mejor será ese área de tu vida. Este puede ser un proceso que te tome algo de tiempo y que precisa tu atención concentrada.habiendo partido cada uno de un aeropuerto diferente y dirigiéndose también a un destino diferente. Por ejemplo. Cada avión necesitará su propio trayecto. tu avión apenas acaba de despegar. Es trabajo duro. si una de tus respuestas es “Desarrollar una carrera profesional exitosa”. Pero date cuenta de que cuanto más cerca esté un avión del aeropuerto. cada uno está en un estado de forma diferente. El rumbo que cada persona tomará hasta llegar a su “mejor” estado será por tanto diferente y único. Si lo prefieres puedes recurrir a la Lista de valores que publiqué anteriormente para construir la tuya propia. Debido a estas diferencias individuales. Si quieres pesar 70 kilos y ahora mismo pesas 75. Reduce las respuestas a una o dos palabras que tengan significado para ti. Ahora mismo simplemente toma nota de lo que consideras importante para tu vida. puedes echarle un vistazo por encima y volver aquí cuando dispongas del tiempo y la tranquilidad necesarias. La pregunta que debes contestar es: ¿Qué es importante para mí en la vida? Escribe una pequeña lista de valores que respondan a esa pregunta. Por poner un ejemplo más humano. Quizá no puedas hacer aterrizar todos tus aviones en el curso de tu vida. Evita preocuparte sobre el orden de los valores o la longitud de tu lista. algunos de tus aviones estarán más cerca que otros del aeropuerto. debes decidir qué aviones son más importantes para ti. Como no puedes hacerlo todo a la vez. Evocando tus valores A continuación te presento un método paso a paso para crear tu jerarquía personal de valores. después de todo ni siquiera sabes cuánto vivirás. Si ahora es un mal momento para ti. el avión ya ha avistado el aeropuerto y está realizando su aproximación a la pista de aterrizaje.

yo te propongo el siguiente. En ese caso debemos seguir comparando el resto de valores con el nuevo valor “más importante” (Puntualidad). aunque yo prefiero poner un límite de 25 valores. Si por el contrario llegamos a la Puntualidad y la respuesta es no. Prioriza tus valores El siguiente paso es establecer prioridades y ordenar la lista. Tolerancia  Ternura  Solidaridad  Curiosidad  Compromiso  Integridad  Lealtad  Transparencia  Respeto  Humor  Pragmatismo  Belleza  Crecimiento  Trabajo  Originalidad Da igual la longitud de la lista. es decir. empezamos a confeccionar nuestra propia escala. Si todas las respuestas han sido sí. entonces sabemos que la Responsabilidad es el primer valor de nuestra escala. Supongamos que queremos establecer una jerarquía entre la siguiente lista de cuatro valores:  Responsabilidad  Honestidad  Puntualidad  Flexibilidad La pregunta a la que deberemos contestar para detectar nuestra prioridad es: ¿Para sentirme realmente feliz y satisfecho. considera recortar aquellos valores que te parezcan menos representativos o. que la Responsabilidad es más importante que la Honestidad. Existen varios métodos diferentes. sabemos que la Puntualidad es más importante que la Responsabilidad. puedes probar a agruparlos para crear algunos nuevos que engloben a los anteriores. si hay algunos similares. Si al terminar la lista todas . ¿necesito más la Responsabilidad que la Honestidad? A medida obtengamos la respuesta (sí o no) a cada una de estas preguntas. debemos comparar cada valor con respecto a los demás. Para establecer una clasificación. la Puntualidad y la Flexibilidad. Si tienes más.

este será nuestro primer valor. Examina cada valor y comprueba que es lo que persigues realmente. Publicado por Andreu Pifarré en 8:17 . Este proceso se repite con cada uno de los valores de la lista hasta que hayamos establecido por fin una jerarquía. Dedica el tiempo necesario para revisar tu mapa hasta que te parezca correcto. dedica un poco de tiempo a reflexionar sobre la misma:  ¿Podrías vivir sin alguno de esos valores?  ¿Hay algo en tu vida verdaderamente importante que hayas olvidado hacer constar?  ¿Son algunos de tus valores símbolos de otros? Si “Quieres ser rico para poder viajar”. entonces tu valor puede que no sea la fama sino el éxito. la autoestima o la amistad.las respuestas han sido afirmativas. Si “Aspiras a la fama para ser admirado”. Al terminar la clasificación. entonces tu valor son los viajes y no la riqueza.