Gobierno de Grandes Empresas

OBJETIVOS DE LA POLITICA REGIONAL
Working Paper 17 de abril de 2015

Gobierno de Grandes Empresas
OBJETIVOS DE LA POLITICA REGIONAL

1. Los objetivos que pueden o deben plantearse las

políticas regionales sobre el gobierno corporativo de
las grandes empresas varían sustancialmente de unos
a otros entornos pero tienen algunos elementos
comunes suficientemente generalizados y que merece
la pena mencionar como punto de partida del análisis.
2. Los responsables políticos regionales deben vigilar

activamente la situación del régimen de gobierno
corporativo de las empresas de su territorio que, como
consecuencia de su dimensión, tienen carácter
estratégico para el mismo.
3. Puede considerarse como un primer objetivo el de

asegurar que las estructuras de gobierno corporativo
impulsan y no dificultan la eficiencia de la gestión
empresarial.
4. Este objetivo implica, por un lado, que las estructuras

de gobierno permitan un margen de autonomía
adecuado a los gestores ejecutivos y, por otro lado,
que la eficiencia de la supervisión y el control de la
gestión está suficientemente garantizada.
5. Esto implica, en primer lugar, la existencia de socios

suficientemente activos y responsables y, por otro
lado, órganos de gobierno suficientemente autónomos
con respecto a la dirección ejecutiva.
6. Si en sociedades pequeñas o medianas la falta de

suficiente autonomía del gerente o gestor suele ser el
problema habitual, sucede lo contrario en las grandes
sociedades. Casi siempre, los problemas de gobierno
corporativo están relacionados con el excesivo peso de
la dirección ejecutiva sobre los órganos de gobierno y,
como consecuencia, la ineficiencia de las funciones de supervisión y control.
De esta forma, la gestión de la empresa tiende a ser excesivamente arriesgada
2

Gobierno de Grandes Empresas
OBJETIVOS DE LA POLITICA REGIONAL

y se tienden a sobrevalorar los objetivos de
crecimiento frente a los de eficiencia y rentabilidad.
Los objetivos personales de los gestores ejecutivos se
convierten erróneamente en la finalidad de la entidad.
No olvidemos que los gestores de las grandes
empresas no arriesgan su propio patrimonio y, por lo
tanto, sus objetivos personales tienden a priorizar el
crecimiento a toda costa, puesto que la dimensión de
la empresa está directamente relacionada con su
prestigio personal y con sus expectativas retributivas.
7. Si algo ha demostrado esta crisis, es el fracaso repetido

de aventuras excesivamente expansivas puestas en
marcha en el período de expansión financiera
inmediatamente anterior al estallido de la crisis. Pero
este hecho no puede ser una coartada para justificar lo
sucedido en cualquier empresa. Como consecuencia
de este período expansivo no todas las empresas
abordaron estrategias excesivamente arriesgadas que
las hayan llevado finalmente al cierre o a situaciones
críticas. El modelo de gobierno de unas y otras
empresas
ha
resultado
esencial
para
el
posicionamiento y el nivel de riesgo asumido por cada
una de ellas.
8. Si prescindimos de las escasas grandes empresas que

mantienen su carácter familiar, las grandes empresas,
en las que la propiedad tiende a dispersarse de forma
progresiva, deben disponer, en primer lugar, de un
colectivo de socios suficientemente activo. Estos
socios pueden ser accionistas, socios cooperativistas o
agentes públicos, pero debe prestarse una especial
atención a aquellos casos en los que, como
consecuencia del elevado número de socios o del

3

Gobierno de Grandes Empresas
OBJETIVOS DE LA POLITICA REGIONAL

escaso incentivo de los mismos, el colectivo social
mantiene una actitud excesivamente pasiva a la hora
de ejercer sus funciones de supervisión y control de la
alta dirección.
9. Las políticas regionales pueden o deben estar abiertas

a gobiernos corporativos soportados en distintas
modalidades
de
socios,
públicos,
privados,
trabajadores, usuarios, etc. Pero en ningún caso
pueden permanecer impasibles ante la presencia en su
territorio de grandes empresas dejadas en manos de
gestores omnipotentes que, gestionando patrimonios
ajenos, permanecen fuera de cualquier supervisión
razonable.
10. Lamentablemente, los responsables públicos tienden

con excesiva frecuencia a priorizar las relaciones
personales con los altos directivos de las grandes
empresas, incluso a mitificar su función y su capacidad,
olvidando sus responsabilidades como defensores del
interés general del territorio que, a medio plazo, son
siempre amenazados por este tipo de estructuras de
gobierno personalistas.

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of
its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be
aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors
should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1A MONDRAGON
TEL: 943250104 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
www.ekaicenter.eu scribd.com/EKAICenter

4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful