Está en la página 1de 3

Liberalismo

Esta doctrina, nacida de la conceptualización teorica de Adam Smith y
propuesta en su obra Investigación acerca de la naturaleza y las causas de la
riqueza de las naciones, propone la regulación natural de las relaciones
sociales nacidas del nuevo industrialismo. Propugna la normalización paulatina,
sin intervención de ente alguno, de las relaciones obrero-patrono.
Smith postula que cualquier regulación conspira contra las leyes naturales de
la división del trabajo, de la moneda y de la oferta y la demanda.
El Estado sólo debe limitarse a preservar el discurrir normal de dichas leyes
naturales, removiendo los obstáculos que puedan presentarse. La concepción
liberal del Estado se la caracteriza como Estado gendarme.
Socialismo
Sismondi consideran que la abstención gubernamental no tiene razón de ser,
por cuanto el Estado tiene obligación de intervenir para evitar los abusos,
poner límites a las iniciativas individuales y mantener el equilibrio de los
distintos factores de producción.
Comunismo
Conceptualizado por Calos Marx y Federico Engels y expuesto en el llamado
Manifiesto comunista en 1848. En él, proclaman que los instrumentos de
producción deben ser puestos en manos de los obreros mediante la lucha de
clases, propuesta como solución para la eliminación de la burguesía. Tal fin no
puede ser alcanzado sin la supresión violenta de todo el orden social tal como
está organizado en ese momento.
Para Marx y Engels, las clases son irreconocibles y la lucha no termina hasta
que sea instalada una verdadera dictadura del proletariado. Sostienen que la
sociedad capitalista se funda en la producción de mercancías, que son
producto del trabajo humano, al cual consideraban como creador de valor.
El poseedor del dinero compra fuerza de trabajo como si comprase cualquier
otra mercancía por el valor equivalente al tiempo de trabajo socialmente
necesario para su producción; por lo cual al obrero le cuesta subsistir y
mantener a su familia. Después de la compra de dicha fuerza laboral, el
propietario del dinero es también detentatario del derecho de consumirla. Pero,
quizá en la mitad de tiempo de la jornada, el obrero produce una mercancía
que cubre de su manutención, y en la segunda mitad crea un producto
suplementario que el sistema capitalista no retribuye al obrero y cuyo beneficio
el patrono se guarda para sí. A esa producción suplementaria, no retribuida al
obrero, y con cuyo valor se queda el propietario de la fábrica, es lo que los
comunistas denominan “plusvalía”.

.

de toda autoridad. el hombre es un ser único e indivisible.Doctrina Social de la Iglesia Reconoce sus orígenes en las enseñanzas de Jesucristo. en las de los padres de la Iglesia y en las encíclicas papales. que debe dedicarse a la búsqueda de su propio bien pero sin desatender el bien común social. innecesarias y nocivas . en un pretendido sistema idílico de libertad y de libre competencia. por considerarlas indeseables. desarrollar y perfeccionar a la persona como una integridad. Sostienen que la sociedad tiene como finalidad primordial conservar. jerárquico control social que se imponga al individuo. Para esta posición. se produce el triunfo del más fuerte y una explotación del trabajador tan dura que lo reduce al pauperismo. que no puede ser dividida en hombre-político y en hombre-social. condena al comunismo porque propicia la lucha de clases y la instalación de una dictadura estatal férrea en manos del proletariado. Anarquismo El anarquismo es una filosofía política y social que llama a la oposición y abolición del Estado entendido como gobierno y. por extensión. La Doctrina Social condena al capitalismo porque.