AMÉRICO GHIOLDI

“La Vanguardia”, los socialistas y el coronel Perón
[…] “La Vanguardia” puede hablar por derecho propio que le acuerdan
cincuenta años de permanencia en la vida pública argentina, duración
semisecular que por sí habla de ideas orgánicas, conducta coherente y pasión
de bien público. Pero “La Vanguardia” puede hablar también de los socialistas
argentinos con el supremo derecho de ciudadanos que están dispuestos a no
dejarse arrebatar de sus corazones un ideal por la simple disposición de un
decreto arbitrario. Nuestro partido como las otras agrupaciones políticas, fue
disuelto a fines de 1943, y no obstante que el coronel Perón predomina en el
gobierno desde febrero de 1944, fecha del “putsch” contra Ramírez, los
partidos continúan aún disueltos. Así y todo podemos hablar de los socialistas,
que existen, piensan y siguen de cerca las cosas del país. Además de alabar su
buen humor, en estimativa justa, reconocemos como condición positiva del
señor vicepresidente la de ser un hombre que en público no se ha entregado a
la Iglesia Católica ni a los manejos de la política del oficialismo fanático. En
cuanto a su llamada obra de justicia social estamos también en condiciones
espirituales de reconocer que el coronel Perón ha cumplido una obra no exenta
de interés, no importan los motivos y circunstancias por las cuales la concibió.
Cuando vio perdida la revolución se dio a preparar apresuradamente un plan a
fin de allegar prestigio popular al 4 de junio. Realizó así una obra de aumentos
de salarios, concesión de jubilaciones, etc., que si bien no salvó la revolución,
porque ésta ha fracasado irremisiblemente, sirve al menos para reconocer
algunos esfuerzos dignos de consideración en el juicio final que ha de
producirse antes de que todos estemos en el valle de Josafat. El señor Perón
abrió las carpetas parlamentarias, tomó las iniciativas socialistas, se apoderó
de nuestros proyectos sobre aprendizaje del joven y sobre tantos otros temas
de legislación de trabajo y cumplió así, sin originalidad pero con fervor de
neófito, un aspecto parcial y limitado de lo que se llama justicia social. No nos
desagrada que haga esto, ni que no tome aquello. Luchamos por imponer
nuestras ideas y no queremos disputar a nadie, ni siquiera al coronel Perón,
campeonato alguno para imponer la propia persona. Más aun, las medidas que
han podido beneficiar mensurablemente a los trabajadores, son definitivas;
nadie dará un paso atrás, y mucho menos nosotros que promovimos antes que
nadie y con constancia, estudio y responsabilidad superior, la cau- 78
BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO ARGENTINO / VI Carlos Altamirano Bajo el signo
de las masas (1943-1973) sa de la elevación del nivel de vida del pueblo,
expresión que incluso, hemos introducido, aclimatado y difundido. Pero ¿en qué
discrepamos fundamentalmente con el coronel Perón? No tenemos con él una
cuestión personal; no teníamos conocimiento de “su” plan de justicia social, ni
siquiera de su personal existencia antes del 4 de junio. Seguimos su obra como
la de todos los demás ministros, con creciente interés, y exponiendo
impersonalmente nuestras opiniones sobre la orientación del gobierno. Si es

Nunca hemos tomado a la clase trabajadora como “clientela”. Durante año y . ello se debe al propio se. e iremos a él con pensamientos e ideales en busca de comprensión afectiva y mental. y que hallará en aquella masa lista para recibir prebendas. Lo fundamental es la conciencia de la clase obrera. Busque el coronel Perón toda la “clientela” que encuentre. No hay justicia social allí donde no hay gremialismo libre. con todo y variar de continuo que es una de las características sobresalientes del coronel Perón. Pero vayamos a lo central. No hay lucha de personas sino oposición irreductible de principios realizada desde nuestra línea democrática.ñor vicepresidente que procede como jefe supremo de la situación. El concepto sindical de la Secretaría de Trabajo es tan parecido a la idea corporativa del fascismo mussoliniano como una gota de agua a otra. Diez días antes de la conspiración que derrocó al general Ramírez el coronel Perón firmó una declaración de fidelidad hacia el ex presidente de la República. asado con cuero. insistimos en recordar que la justicia social no se otorga de una vez por todas mediante decretos. que discrepamos con la obra del señor vicepresidente por el sentido político de que está informada. Discrepamos también con la orientación social y política del señor vicepresidente porque orgánicamente no podemos apreciar esa aptitud para estar con todos. y que trataremos de caracterizar en pocas palabras. y una vez por todas. Debe quedar en claro. Consideramos que lo más grave que ha podido realizar la Secretaría de Trabajo es la anu. brebaje de comité. No entraremos a discutir si el coronel Perón es también un entendido en cuestiones de gobierno y política.verdad que nos ocupamos más de sus opiniones que las del presidente y los otros ministros. Que en cuanto a nosotros nos entenderemos con el pueblo. ya que no desearíamos que el señor vicepresidente de la República interpretara que llevamos contra él un ataque de índole personalísima. Las mejoras de salario o jornadas de trabajo son transitorias y superadas en el término de poco tiempo por los progresos del proceso productivo. Nosotros lo preferimos técnico a “hóbbyco”. mates vacíos y pañuelitos de algodón. concepto mercantil y materialista que el solo enunciarlo pone en descubierto el verdadero espíritu con que algunos se acercan al pueblo. Nuestra obra tiene un sentido histórico y de permanencia que puede resistir los mordiscos de la urgencia temporal y pasajera. Hace apenas un mes dijo que para él el gobierno era un “hobby” y que sólo en el ejército era técnico. No tememos. En primer lugar. liberal y socialista. No sabíamos que él estaba tan deseoso de tener nuestra “clientela” de su lado. Además las cuestiones de gobierno no son para entretenimiento de nadie ni propias para improvisados. Y la Secretaría de Trabajo y Previsión se ha empeñado en regimentar a los gremios tanto como en administrar los homenajes para sus jefes.79 BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO ARGENTINO / VI Carlos Altamirano Bajo el signo de las masas (1943-1973) lación del gremialismo auténtico y libre. y la utilización de los aparatos gremiales para fines políticos del oficialismo y para el endiosamiento e idolización de una persona. de sus derechos y de su propia fuerza. por eso que el coronel Perón llama nuestra “clientela”.

y esto lo ha dicho hace apenas un mes. por mucho que nos esforzamos no alcanzamos a penetrar dónde está la raíz auténtica del pensamiento continuo. Tiene tendencia actual a ver en los Estados Unidos una de las grandes potencias con las cuales debemos estrechar vínculos. Puede ser que esta aptitud para el cambio. Proclama ahora su amor a la democracia con la misma sinceridad con que declaró su simpatía incontenible por el dictador Vargas. pero hace un año se sirvió de sus buenos oficios para realizar una misión fundamental en distintas regiones del país. pero tiene el recuerdo cariñoso por el enemigo de las libertades chilenas: Diego Portales. comenzó a emplear en sus discursos las palabras democracia y libertad. Afirma que no quiere ser presidente. y en noviembre del mismo año aumenta las tarifas que debían pagar 14 millones de habitantes. porque no tiene ninguna disposición para ello. atribúyase entonces a nuestra deficiencia para comprender las grandezas de tantas mutaciones súbitas. pero la verdad es que está entregado a una campaña electoral Pro Perón. guía e inspiración de los jefes de la revolución argentina. […] . y en noviembre del mismo año aumenta las tarifas para 14 millones de habitantes a objeto de reconocer un pequeño beneficio a los obreros del riel. maestro. nosotros no alcanzamos a descubrir la ley secreta de tantas variaciones que nos dejan atónitos y suspenden la comprensión del pueblo. En una palabra. el aumento de los salarios de 200. para la oscilación climática esté gobernada por un pensamiento superior que a nosotros se nos escapa… Si ello es así. con recursos cuantiosos que suponemos que no proveerá al Estado.000 trabajadores del riel estaban ligados a un aumento en las tarifas que debían pagar 14 millones de habitantes. del criterio estable y de la conducta política persistente. A fines de junio afirma que no puede comprender por qué invariablemente. pero durante un año y medio ha participado de la política de aislamiento y de hostigamiento contra la república del norte. nuestra oposición al coronel Perón. para la variación diaria.medio trabajó con todos los grupos de los nacionalismos fascistas existentes en el país. Ama la libertad. Ahora no está con el general Peluffo. y sólo a partir aproximadamente del mes de noviembre del año pasado.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful