Está en la página 1de 16

Inventario micobiótico de macromicetos de un fragmento de

selva baja secundaria del estado de Yucatán.

Herrera Flores Belén G.-Díaz Covián R. Iván-Cruz Blanco Viktor H. R.-


Romero Cardoso Adrián-Aguilar Silveira Beatriz-Alamilla Sanguino
Gladis del R.
Campus de ciencias Biológicas y Agropecuarias, Universidad
Autónoma de Yucatán. Carretera Mérida-Xmatkuilt Km. 15.5, Apdo.
Post. 4-116 Itzimná, C.P. 96100

Resumen: A pesar de tener muchos beneficios, su gran importancia


y riqueza fúngica y que su estudio inició desde finales del siglo
antepasado (Guzmán 2004) estos son aún muy escasos y sin algún
sustento mediante un análisis estadístico, lo que no ha permitido
conocer más afondo la micobiota. En el estado de Yucatán existen
pocas referencias de estudios sobre este tema. Es por ello que el
objetivo de este trabajo es realizar un inventario micobiótico de
macromicetos en un fragmento de selva baja secundaria del estado
de Yucatán, mediante un muestreo en 20 cuadrantes de 20 x 20m
(400m2), donde se describieron e identificaron los macromicetos
observados, para luego estimar el tamaño poblacional. Se obtuvo una
curva de acumulación de especies con los datos obtenidos para
determinar el esfuerzo del muestreo y la calidad del inventario. Se
encontraron 202 especies viables y se estimó que el tamaño
poblacional es de 87.8 individuos ( σ 2 = 142.9565 y L= 23.91). Las
familias de macromicetos más sobresalientes de la selva baja
secundaria del estado de Yucatán, son Polyporaceae, la Agaricaceae,
y la Tricholomataceae, siendo la Polyporacea la mejor representada.
Los resultados del análisis de la curva de acumulación de especies
demostraron que el inventario dista mucho de ser completo (Sobs= 46;
R2= 0.999657956, a/b= 73.4753705, pendiente= 1.15474103). Se
obtuvo que el porcentaje de micobiota registrada fue de un 62.60% y
que se requiere de 175.11 unidades de muestra más, para que el
estudio sea completo.

Palabras clave: Inventario, micobiota, macromicetos, Yucatán.

INTRODUCCIÓN

Los hongos han sido importantes desde tiempos prehispánicos, tanto por
su utilidad en diversas ceremonias al ser un símbolo de poder y virilidad, como
remedios en la cura de ciertas enfermedades (Furst P. et al. 1995); así como en
la alimentación (Guzmán 1987). Actualmente nos proveen una serie de
beneficios tanto ecológicos como económicos, en el ambiente y con los seres
humanos.
Sin embargo, a pesar de tener muchos beneficios, de que existe una gran
riqueza fúngica y que su estudio inició desde finales del siglo antepasado
(Guzmán 2004) los estudios aún son muy escasos lo que no ha permitido
conocer más afondo la micobiota, en especial la tropical, porque a pesar los
estudios micológicos en México se realizan en bosques templados, y
particularmente de los bosques de coníferas, se esperaría que las selvas
tropicales y subtropicales sean las más ricas fuentes de diversidad fúngica
(Guzmán,1998), ambientes que actualmente se encuentran amenazados por
las deforestaciones, la tala inmoderada y el cambio climático, fenómenos que
llevarían a perder la posibilidad de conocer especies que hasta ahora no han
sido registradas.
El estado de Yucatán, debido a sus condiciones climáticas, se clasifica
como una zona tropical, donde la vegetación es una combinación de selva baja
perennifolia y selva baja caducifolia, con una temperatura y una precipitación
pluvial promedio de 31° C y 254 mm3 respectivamente (Flores J. y I. Espejel,
1994).
En Yucatán, la micobiota es muy rica, y se encuentra representada por
la familia Polyporaceae con 39 especies y por el género Polyporus con 15
especies registradas (Chio y Guzmán, 1982); Sin embargo el estudio micológico
es muy exiguo, ya que se tiene como únicas referencias los trabajos de
Millspaugh (1896 y 1898), Murrill (1903, 1905, 1915, 1912-1917), Standley
(1930), Guzmán (1963, 1972, 1973, 1974, 1975, 1983 y 2004), Furtado (1965),
Guzmán y Madrigal (1967), Fidalgo (1968), Velázquez (1976), Lowly y Guzmán
(1979), Dring (1980), Valenzuela et. al. (1981) (Citados por Chio y Guzmán en
su estudio en1982).
Recientemente Guzmán (2003), Pinzón (2006) y Garma (2009) realizaron
estudios donde enlistaron e identificaron especies de macromicetos, Guzmán
en la Reserva Ecológica El Edén, donde colectó e identificó más de 700
especímenes, Pinzón analizó 223 especímenes, de los cuales la familia mejor
representada fue Pluteaceae y el género más abundante es el correspondiente
a Pluteus, Garma en el 2009 identificó y enlistó 380 hongos, de los cuales
determinó que la familia Polyporaceae era la más abundante y el género que
predominó fue el de los Phellinus. Estos estudios se realizaron con el fin de dar
a conocer la micobiota tropical. Las investigaciones sobre hongos tropicales
son muy pocas en comparación con las de otros organismos, he aquí la razón
de llevar a cabo nuevas investigaciones y nuevos estudios sobre la micobiota
tropical, que nos ayuden a conocer a detalle la riqueza y la composición de
hongos, así como también ampliar y actualizar los conocimientos que se tienen
hasta ahora. .
Sin embargo los trabajos anteriores son inventarios que no contemplan
un análisis estadístico que avale el nivel de esfuerzo del muestreo y la
estimación del total de especies del área que se estudia, lo cual representa una
carencia en las investigaciones que respectan a los hongos.
Una forma de evaluar el esfuerzo del muestreo y determinar si el
inventario realizado es válido, es mediante las curvas de acumulación de
especies, donde se presenta el número de especies acumuladas en el
inventario frente al esfuerzo del muestreo empleado. Esta es una buena forma
de estandarizar las estimas de riqueza obtenidas en distintos inventarios.
Además, esta curva de acumulación de especies permite obtener resultados
más confiables en análisis posteriores y que permitan contrastar con viejos y
nuevos inventarios en los que se han empleado diversas metodologías y/o
diferentes niveles de esfuerzo. Son también herramientas de gran utilidad para
planear el esfuerzo del muestreo que se debe invertir antes de realizar un
trabajo de inventario (Jiménez-Valverde y Hortal, 2003). El uso de curvas de
acumulación de especies puede ser utilidad en investigaciones de la micobiota
debido a las dificultades que se presentan en el muestreo de este grupo de
organismos, a consecuencia del elevado porcentaje de especies raras que
presentan.
Debido a lo anterior el objetivo de este estudio fue realizar un inventario
micobiótico de macromicetos en un fragmento de selva baja secundaria del
estado de Yucatán. Para ello se:
• Describió e identificó los macromicetos colectados en el fragmento de
selva baja secundaria.
• Se estimó el tamaño poblacional de macromicetos de un fragmento de
selva baja caducifolia del estado de Yucatán.
• Se probó el grado de validez del inventario mediante la curva de
acumulación de especies.
• Se identificó cuál es el género más abundante en el en el fragmento de
de selva baja secundaria estudiado.
• Se identificó la familia de hongos macromicetos más abundante en
nuestra área de estudio.
Además de los objetivos presentados, se pretendió demostrar que la familia
mejor representada del área de estudio es la Polyporaceae y el género
dominante es el de los Polyporaceos, resultado similar al de la literatura
consultada.

MATERIALES Y MÉTODOS

Área de estudio y descripción del método:

El fragmento de selva baja secundaria donde se realizó el estudio


comprende una ubicación en forma de rectángulo, con puntos que va de
20°52'4.81"N a 89°37'23.59"O en el punto 1, 20°52'3.52"N a 89°37'23.46"O en
el punto 2, 20°52'4.12"N a89°37'30.50"O y el punto 4 de 20°52'2.79"N a
89°37'30.38"O, abarcando un área total de 8000m2, este sitio se encuentra en
la población de X´matkuil, Yucatán, dentro del Campus de Ciencias Biológicas y
Agropecuarias, perteneciente a la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY)
(Figura 1). Al ser una zona escolar el estado de conservación del área de
estudio es perturbado, lo que de una forma u otra ha cambiado la composición
tanto faunística, como florística original
El sitio de estudio, al ser una selva baja secundaria (Zamora, 2003), se
compone de plantas primarias (endémicas) y secundarias (introducidas). Las
especies de plantas que se pueden encontrar en el área de estudio son: ts´iits
´ilche´ (Gymnopodium floribundum), huaxin (Leucaena leucocephala),kaatsin
(Acacia gaumeri), chukum (Havardia albicans), chakmole (Eritrina americana),
chakah (Bursera simaruba) y ramón (Brosimum alicastrum).
En esta región se llevó a cabo un estudio de los hongos macromicetos
durante el mes de noviembre, realizándose un muestreo en 20 cuadrantes de
20 x 20m (400m2). Los cuadrantes se localizaron utilizando Google Earth 5.1 y
se midieron utilizando un flexómetro y cuerda.

Cálculo de la muestra:

Debido a que no se dispone de datos en relación a las especies de


macromicetos del área de estudio, previo al inicio del estudio se realizó un
censo del área de muestreo en el mes de octubre. Con los datos obtenidos en
el censo, se calculó el promedio y la varianza del número de macromicetos del
área.
Para estimar el tamaño poblacional primero se calculó el tamaño de la
muestra, considerando la varianza y la desviación estándar calculadas del
número de macromicetos del área de estudio (= 4.391 y σ 2 = 1.51322751).
Tomando en cuenta estas cifras, se determinó mediante el estadístico de
selección de tamaño de muestra para totales poblacionales:

Nσ 2 L2
n= , donde D =
( N −1) D + π (1 −π ) 4N 2

Aquí, N es el tamaño de la población y L es el límite para el error de


estimación.
Así se determinó que el tamaño de muestra más representativo era de
15 cuadrantes, los cuales se seleccionaron aleatoriamente con la ayuda del
programa Excel.

Recolección de hongos:

Con el tamaño de muestra ya establecido y los cuadrantes ya delimitados


se procedió a realizar un muestreo en el mes de noviembre (con previas
salidas exploratorias), la colecta se realizó en forma ordenada, por cada
cuadrante se describieron en una libreta de campo las características
perecederas como el color, el hábito de crecimiento, forma de unión del hongo
al sustrato y el sustrato, también se fotografiaron in situ para después
proceder a colectar los cuerpos fructíferos utilizando navajas, palas de jardín y
cuchillos, cuidando no dañar de ningún modo el estípite o alguna otra
estructura del hongo, colocándolos en una canasta poco profunda (Guzmán,
1987).

Descripción del material fúngico:

Los especímenes se trasladaron al laboratorio de “Ecofisiología vegetal y


manejo de recursos”, donde se procedió a la identificación, para cual se
realizaron descripciones.
Para los hongos agaricoides se tomó la medida del píleo, su forma, la
textura de la superficie, la forma del margen y la ornamentación, después se
describió el tipo de unión de las láminas al estípite, su forma y su color, todo
esto con ayuda del estereoscopio, se registró también el tamaño del estípite en
milímetros, su color consistencia, además se anotó si existía presencia de anillo
y de volva; a los datos antes mencionados se les añadió los descritos al
momento de la colecta (Pinzón, 2006).
En el caso de los poliporoides las descripciones se deben en gran parte a
las anotadas en el campo, a estas se les sumaron la consistencia ye tamaño
total del cuerpo fructífero; también se añadió características que corresponden
al píleo, como son, forma, color y ornamentación, y las que corresponden al
himenio, color, forma y tamaño, grosor y color, de los tubos y los poros (Pinzón,
2006), valores determinados con ayuda de un estereoscopio.

Identificación de los hongos:

Con ayuda de las descripciones elaboradas para cada organismo, se


utilizó la clave de Guzmán G. (1987), para identificar los géneros recolectados,
los cuales se compararon con los especímenes del herbario, todo con el fin de
cerciorarse de que el género otorgado a cada hongo es el correcto, el trabajo
de Guzmán (2003) respecto a los hongos de la reserva del Edén de Quinta Roo,
fue de gran utilidad al comparar las descripciones y las fotografías. Una vez
finalizada la identificación se procedió a conservar a los hongos, para esto se
les colocó en papel periódico y se introdujeron en una estufa especial con una
temperatura de 50 a 60°C por más de 48 horas (Garma, 2009).

Análisis estadístico:

Para la estimación del tamaño poblacional, las variables analizadas


fueron número de cuadrante y número de especies por sitio. Para cada
cuadrante se registro la especie encontrada y el número de ésta.
Para la estimación del tamaño poblacional se utilizó el estimador de un
total de población para el m.i.a:

tˆ = Ny = N ∑i =1 y1 , donde y es la media de la población.


n

Además se estimó la varianza y el límite para el error de estimación del


total poblacional mediante:

 s2  N − n 
V (tˆ) = Vˆ ( Ny ) = N 2 
n 
 N 
  
y

 s2  N − n 
L = 2 Vˆ (tˆ) = 2 Vˆ ( Nyˆ ) = 2 N 2 
n 
 N 
  

Para verificar el esfuerzo del muestreo realizado, se utilizó el programa


EstimateSWin752 para obtener los datos de número de muestras y número
acumulado de especies. Posteriormente se utilizó el programa Statistica 5.1
para obtener la curva de acumulación de especies mediante el modelo
Nonlinear estimation.
Se obtuvo el porcentaje de micobiota registrada mediante la formula:

K…
Sobs/(a/b)
Donde Sobs es el número de especies observadas y, a y b se obtiene del
programa Statistica 5.1
El esfuerzo de muestreo requerido para determinar una proporción
deseada de la micobiota se obtuvo mediante la función de Clench:

nq= q/[b·(1-q)]

Donde n es el numero de unidades de muestreo y q=Sn/(a/b).

RESULTADOS

Se encontró 210 especímenes en 15 de los 20 cuadrantes estudiados, de


los cuales se utilizaron solamente 202, con este valor se estimo el tamaño total
poblacional, es decir el número total de hongos para los 20 cuadrantes. El
tamaño poblacional estimado es de 87.8 individuos ( σ 2 = 142.9565 y L=
23.91).
Se determinó a nivel familia y a nivel genérico los 202 especímenes
colectados, cabe resaltar que ninguno se identificó a nivel específico. Con la
clave de identificación y la literatura especializada que se empleo se determinó
la existencia de 14 familias, las cuales divergen en 46 géneros (Tabla 1 y 2,
respectivamente).
Las 3 familias representativas en base al número de especies obtenidas
en el área de estudio son la Polyporaceae con 102 especimenes, seguida de la
Agaricaceae con 36 especímenes, y de Tricholomataceae con 23 especímenes.
Con respecto a los géneros más representativos son Polyporus sp. con 52
especímenes, Mycena sp. 22 especímenes y Fomes sp. con 18 individuos
(Gráficas 1 y 2 respectivamente).
Otro dato relevante a considerar son los hábitos de crecimiento utilizados
en la descripción de los hongos de acuerdo a Delgado et al (2005). Se encontró
que del total de hongos observados, 135 individuos eran lignícolas, 58
humícolas y solo 9 terrícolas (Gráfica 3).

Los resultados del análisis de la curva de acumulación de especies


demostraron que el inventario dista mucho de ser completo (Sobs= 46; R2=
0.999657956, a/b= 73.4753705, pendiente= 1.15474103). Es más, la
estimación de la función de Clench es poco fiable debido a la elevada
pendiente al final de la curva (Grafica 4). Se obtuvo que el porcentaje de
micobiota registrada fue de un 62.6% y que se requiere de 175.11 unidades de
muestra más, para que el estudio sea completo.

DISCUSIÓN
Durante la restricción del área de estudio, existieron problemas con el
establecimiento de los límites de los cuadrantes, debido a que las imágenes de
Google Earth 5.1 no marcan con exactitud los puntos de dichos límites. Es por
ello que se procedió al uso de un flexómetro y cuerdas.
De los 202 especimenes registrados ninguno se logró identificar hasta el
nivel específico esto debido a que para alcanzar este grado de identificación se
requiere más de una clave de identificación. A pesar que la literatura de
Guzmán (1987) en ciertos hongos permite llegar hasta especie no es muy
recomendable, ya que con las modificaciones actuales en ciertos especímenes
el nombre sería erróneo. Para poder alcanzar el nivel específico en la
identificación se requiere de un análisis químico del cuerpo fructífero, así como
también de las esporas todo esto realizado con cortes finos y preparaciones
montadas en solución acuosa de KOH al 5%, solución de Melzer en azul de
algodón, lactofenol y rojo congo al 1%, todos ello según el requerimiento
morfológico a observar Guzmán (2004). A este problema se le une la escasez
de conocimiento taxonómico de los hongos del estado de Yucatán (Pinzón,
2006), que no permite el contraste entre especies y llegar a un acuerdo
común.
Cabe mencionar la mayoría de los especímenes estudiados presentan
características muy similares o afines, ya que comparten características
macroscópicas, microscópicas o de hábitos de crecimiento, pero que varían de
forma significativa en algún carácter con respecto a la descripción revisada en
las claves de identificación. Esto indica que se trata de especies diferentes,
pero sin aseverar esta afirmación.
Este argumento fue el utilizado para elaborar la curva de acumulación de
especies del área de estudio.
Los resultados obtenidos indican que la familia más abundante en la zona
de estudio es la Polyporeaceae, datos que coinciden con los trabajos de Chio y
Guzmán (1982, 1993) y Garma (2009), teniendo en cuenta que estos autores
realizaron sus estudios en áreas con condiciones similares a las de esta
investigación. Sin embargo este resultado difiere del estudio realizado por
Pinzón (2006) en el cual la familia más abundante es la Pluteaceae. Esta
diferencia en los resultados se puede atribuir a que a pesar de que el estudio
fue realizado en el estado de Yucatán, el trabajo de Pinzón (2006) se basó
principalmente en zonas cercanas a la costa. A pesar de esto, cabe destacar
que en el estudio de Pinzón (2006) la segunda familia con mayor número de
organismos fue la Polyporeaceae, demostrando de esta forma que dicha esta
familia es una de las más representativas en el estado de Yucatán.
En cuanto a los resultados de acuerdo al género, se puede decir que
concuerdan con los de los trabajos de de Chio y Guzmán (1982, 1993) y Garma
(2009). Sin embargo este resultado difiere nuevamente del estudio realizado
por Pinzón (2006), donde el género más representativo fue el Pleteus. La
diferencia de resultado se atribuye de nuevo a las condiciones del lugar de
estudio.
En lo que respecta a la curva de acumulación de especies se tiene que
los resultados obtenidos no son los esperados, a pesar de que el estudio se
realizó con mucho detalle. Esto se debió a la falta de unidades muéstrales para
el inventario de acuerdo a la función Clench. Sin embargo, nuestro objetivo de
realizar un inventario micobiótico fue logrado, a pesar de que este no sea lo
suficientemente completo. Esta investigación puede servir de base para la
estimación de la micobiota por medio de inventarios que no únicamente
contemplen el aspecto cualitativo, si no también el cuantitativo mediante el
uso de análisis estadísticos que permitan tener un mejor respaldo en la
información.
Conforme a lo tratado en la discusión anterior, a manera de conclusión,
es posible decir que las familias de macromicetos más sobresalientes de la
selva baja secundaria caducifolia del estado de Yucatán, son Polyporaceae, la
Agaricaceae, y la Tricholomataceae, siendo la Polyporacea la mejor
representada. Los géneros más representativos son Polyporus, Mycena y
Fomes. Siendo Polyporus el más sobresaliente. El hábito de crecimiento
preferido por los macromicetos observados fue el lignícola.
El total poblacional estimado del área de estudio fue 87.8 especímenes
de hongos. El esfuerzo de muestreo para los resultados del inventario realizado
en este trabajo no fue el esperado, por lo que los resultados de éste deben ser
tomados con suma cautela a la hora de sacar conclusiones sobre la riqueza del
lugar y de establecer comparaciones. Sin embargo, este puede ser un primer
acercamiento al estudio de la micobiota mediante estadísticos.

AGRADECIMIENTOS

Se agradece a la Biol. Gloria M. Cetz Zapata de la Universidad Autónoma


de Yucatán por su apoyo en la descripción, identificación y orientación de este
proyecto. También se reconoce la colaboración de los profesores de la
asignatura de diseño y análisis de investigaciones biológicas, M. en C. Roberto
C. Barrientos Medina y Dr. Salvador Medina Peralta de la Universidad
Autónoma de Yucatán, por su apoyo en la realización del análisis estadístico de
esta investigación, así como también a la Dr. Patricia Escalante Montañez y a la
M. en C. María del R. Ruenes Morales por facilitarnos el uso de las instalaciones
del laboratorio de ecofisiología y manejo de recursos naturales. Finalmente
agradecemos a Josué R. Meza Sulú, Luisa A. Ríos Candila, Carlos A. Chan
Miranda, Andrea Mosqueda Pinto y a Diana E. López Cobos, compañeros de
generación, quienes ayudaron durante la colecta de los hongos.

LITERATURA CITADA

Ancona L. 1995. Colección de hongos en el herbario “Alfredo Barrera


Marín”. Universidad Autónoma de Yucatán. 41-43.

Caballero R. y A. Vega. 2005. Aporte del Doctor Gastón Guzmán al


desarrollo de la micología en Panamá. Revista mexicana de micología. 21:.

Delgado A., Margarita V y Cifuentes J. 2005. Glosario ilustrado de los


caracteres macroscópicos en Basidiomycetes con himenio laminar. Primera
edición. Editorial las prensas de ciencias. México
Elio R. y G. Guzman.1982 Los hongos de la península de Yucatán .I. Las
especies de macromicetos conocidas. Biótica. 7 (3):385-398.

Furst P., Snyder S., Jacobs B., J. Jaffe. 1995. Enciclopedia de las drogas
psicoactivas, Hongos especies alucinógenas. DIANA. México D.F.

Garma, P. (2009). Estudio de Macromicetos en Nohal, Yucatán. Tesis de


licenciatura. Universidad Autónoma de Yucatán.

Guzmán G. 1983. Los hongos de la península de Yucatán. II. Nuevas


exploraciones y adiciones micológicas. Biótica. 8 (1): 71-87.

Guzmán G. 1987. Identificación de los hogos comestibles, venenosos y


alucinantes. Cuarta edición. Editorial Limusa. México D.F

Guzmán G. 1995. La diversidad de hongos en México. Ciencias. 39: 52-


57.

Guzmán G. 2003. Los Hongos del Edén Quintana Roo, Introducción a la


micobiota tropical de México. CONABIO-INSTITUTO DE ECOLOGÍA, A.C. Xalapa,
Veracruz, México.

Guzmán G. 2004 Los hongos de la península de Yucatán (México) V.


Nuevas observaciones y nuevos registros. Revista mexicana de micología 18:
7-13

Jiménez-Valverde A. y Hortal Joaquín. 2003. Las curvas de acumulación


de especies y la necesidad de evaluar la calidad de los inventarios biológicos.
Revista ibérica de aracnología. 8:151-161.

Pinzón, J.P. (2006). Macromicetos de la Reserva de la Biósfera Ría


Celestún. Tesis de licenciatura. Universidad Autónoma de Yucatán.

Smith E. y G. Belle. 1984. Nonparametric estimation of species richness.


Biometrics. 40: 119-129

Valenzuela V., Teófilo H y Pérez- Silva E. 2004. Contribución al


conocimiento de los macromicetos de la “Reserva ecológica del pedregal de
San ángel” D.F., México. Revista mexicana de micología. 18: 61-68

Zamora P. 2003. Vegetación y flora del municipio de Tenabo, Campeche.


Universidad Autónoma de Campeche. México.
Apéndice

1. Pie de gráficos y figuras

a) Figura 1.- Área de estudio


b) Figura 2.- Fomes sp.
c) Figura 3.- Agaricus sp.
d) Figura 4.- Polyporus sp.
e) Figura 5.- Panus sp.

f) Gráfico 1.- Cantidad de individuos por género.

g) Gráfico 2.- Número de individuos por familia.

h) Gráfico 3.- Hábitat de crecimiento

i) Gráfico 4.- Curva de acumulación de especies.


2. Figuras
3. Gráficos
120
160
4. Anexo

División Eumycota
Subdivición Basidiomycotina

Familia: Auriculariaceae:
Género:Auricularia sp.
Familia: Agaricaceae
Género: Agaricus sp.
Género: Panaelus sp.
Género: Gymnopilus sp.
Género: Lyophyllus sp.
Género: Coprinus sp.
Género: Leucocoprinus sp.
Familia: Cortinariaceae
Género: Pholiota sp.
Familia: Hymenochaetaceae
Género: Phellinus sp.
Familia: Geastracea
Género: Geastrum sp.
Familia: Lycoperdaceae
Género: Radiigera sp.
Género: Daldinia sp.
Familia: Marasmiaceae
Género: Marasmiellus sp.
Género: Marasmius sp.
Familia: Polyporacea
Género: Fomes sp.
Género: Ganoderma sp.
Género: Hexegonia sp.
Género: Panus sp.
Género: Polyporus sp.
Género: Trametes sp.
Familia: Pleurotaceae
Género: Pleurotus sp.
Familia: Pluteaceae
Género: Pleteus sp.
Familia: Schizophyllaceae
Género: Schizophyllum sp.
Familia: Strophariaceae
Genero: Naematolomy sp.
Familia: Tricholomataceae
Género: Mycena sp.
Género: Tricholoma sp.