CHUCALEZNA Y LA VERDADERA HISTORIA

BUENOS AIRES: LA CAPTURA DINÁMICA DE

DE LA PRIMERA FUNDACIÓN DE
IMÁGENES QUIETAS.

Chucalezna1 de J. Prelorán (1969) y La verdadera historia de la
primera fundación de Buenos Aires
de F. Birri (1959) son dos
expresiones cinematográficas muy distintas. Sin embargo, encuentro
similitudes. Estas pueden pasar desapercibidas y me parece interesante
analizarlas, ya que se pueden enfatizar también en relación a conceptos
de W. Benjamin. Dos cámaras que captan imágenes estáticas, dos
maneras de narrar algo, dos situaciones dentro del actual territorio de
Argentina, lejanas espacial y temporalmente.
Ambos cortos llaman la atención desde el principio. La verdadera
historia de la primera fundación de buenos Aires está basada en un
escrito de Ulrich Schmidl, quien fue parte de la expedición de Don Pedro
de Mendoza al Río de la Plata y plasmó su experiencia en una crónica.
En su corto, Birri combina la narración del documento con imágenes del
cuadro que el humorista Oski realizó basándose en la misma crónica. El
corto comienza con el mundo real del cuadro que va dirigiéndose hacia
la fantasía de un libro, fantasía que empieza a cobrar vida ni bien el libro
abre sus hojas sin ayuda humana visible.
Paradójicamente La verdadera historia de la primera fundación de
Buenos Aires pasará a mostrar caricaturas que cobrarán vida con el
movimiento de la cámara y la presentación animada en tono infantil de
Chucalezna nos introducirá a un ámbito más que verdadero.
Chucalezna muestra como es un día para los habitantes del lugar,
centrado en el día escolar. En principio muestra las distintas actividades
de los habitantes, pero estas son interrumpidas por las estrictas
campanadas de la escuela. Se moviliza entonces un grupo de niños que
acude firme pero distendidamente al establecimiento. La llegada de los
chicos coincide con el enfoque de la siempre presente bandera nacional.
Los símbolos de la modernidad que resaltan en el paisaje, como la
escuela o el tren, son intercalados con sonidos o detalles de la
naturaleza del lugar, cantos de pájaros, planos de cardones, etcétera. La
escuela tiene cierto aspecto de burbuja, pero de burbuja que tiene
presentes los elementos del entorno. A diferencia de esto el tren aparece
en el paisaje como algo imponente y externo.
Llegamos entonces a la parte más interesante, a las pinturas, que
no tienen mucho que envidiarle a las vanguardias artísticas. Hojas listas
1

En cuanto a Chucalezna me voy a centrar en el trabajo de la cámara y el montaje con respecto a la captura
de las pinturas de los alumnos.

1

es capaz de captar el micro-mundo que hay a nuestro alrededor. mostrando los detalles de las pinturas. no imitando elementos de la realidad perceptible. que en definitiva es una nueva forma de arte. siendo cirujano y mago polos opuestos. transportándonos hacia un punto de vista totalmente ajeno a nuestro ojo y brindándonos una nueva forma de ver las obras. se interna en el detalle. es decir. pinchadas a las paredes de la escuela. Y se ve en Chucalezna. Walter: La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica. 4 Ídem. La cámara es capaz de llegar a lugares a los que el ojo humano no puede llegar. que a simple vista tal vez no llamarían la atención. en cambio se acerca. que le da vida a algo estático con el sólo movimiento de un aparato. 1936. En ambos la cámara se apropia del objeto inanimado. y se recortan elementos de un todo que al ser montados adquieren un nuevo sentido. Benjamín dice “la naturaleza que habla a la cámara no es la misma que la que habla al ojo” 4. muestra cosas que no sabemos que están. Para tratar la relación entre la cámara y el cuadro de Oski o entre esta y las pinturas de los chicos de la escuela de Chucalezna. El mago mantiene cierta distancia con su paciente al igual que el pintor con su obra. así como el camarógrafo “se adentra hondo en la textura de los datos” 2. sino todo lo contrario. En este caso. La cámara. la imagen conseguida por el pintor sería total y la del camarógrafo múltiple. el ejemplo que me resultó mas llamativo es el de los cañones. los jóvenes pintores no parecen temerle a la página en blanco. “troceada en partes que se juntan según una ley nueva”3. rematando con el torrente de segmentos de coloridas pinceladas que va cada vez más rápido. intenta darle “humanidad” a lo que se muestra. Benjamin habla del inconsciente óptico. mejor dicho. Para describir esto. A diferencia de esto el cirujano hace una intervención penetrando en el paciente. Benjamin. Así. Un chico se aleja para ver como marcha su obra. puede ser interesante usar el concepto de W. del que no somos conscientes. Benjamin relaciona al operador con el cirujano y al pintor con el mago. el movimiento acompaña. La cámara se mueve como en realidad se movería un cañón. Benjamin sobre la relación entre el pintor y el operador (quien maneja la cámara). Se muestran los detalles de manera precisa. La creación de una nueva expresión artística a través de captar lo que nadie ve esta aportando una nueva forma de percepción que trae aparejada también un nuevo aura (según el concepto de Benjamin). 3 Ídem. En este caso los movimientos que se dan imitan algo real.para ser atacadas por los pinceles. Esto se ve en el corto de Birri en general. creo que la intención de mostrar aquello que no está a simple vista está presente en ambas películas. según W. pero están. 2 Benjamin. 2 .

Aquí. es tan dinámico que se hace explícito el efecto de choque. es la relación de la cámara con las imágenes estáticas. La narración es constante y se muestra lo que se dice. de Birri y de haber ido a Chucalezna. Con respecto a la cuestión de que “se muestra lo que se dice” puede notarse que más allá de la voz en off y de las imágenes que dejan en claro lo que quieren decir. y tiene que ver con cómo la cámara se apropia del objeto. En este sentido. no habría ido a la Chucalezna de Prelorán. Por otro lado. Este cambio de ritmo se refleja en el espacio temporal que abarcan las dos narraciones. inclusive se muestra la misma imagen más de una vez. En Chucalezna se muestra el contexto y la cámara se percibe pacífica pero intrusiva. hay lugar para un juego de interpretación alternativa en el desfasaje que hay entre el relato serio y las imágenes caricaturizadas. sobre todo por utilizar personajes caricaturizados. Chucalezna abarca un día. Algo que también distingue a un corto de otro. pero también por el tono poco serio que le da la banda sonora (hablo tanto de la música como de la voz en off). casualmente la más dinámica. no tiene una voz en off que explique lo que sucede. El mismo detalle no figura más de una vez y se muestra rápidamente. El diferente papel que juega la cámara en un corto y otro hace también a la diferencia de ritmo que hay entre ellos. se llena con la velocidad a la que son mostradas algunas de las imágenes. Puede decirse que no es una película dinámica. Chucalezna. juega un papel principal el narrador con acento alemán. Por un lado. Lo llamativo de este corto es la relación que hay entre la imagen que se muestra y la velocidad que se maneja al mostrarla. Pero más allá de esta dinámica se logra captar la serenidad del ambiente. el vacío que deja la falta de voz en off a la que estamos acostumbrados en los documentales. Cuanto más de cerca se toma una imagen más rápido se pasa a otra. esto hace que nos olvidemos de que lo que capta la imagen es una cámara. pero que hace más a la narración. la cámara se mete por completo en el cuadro sin mostrar el contexto en el que se encuentra.Estoy segura que con sólo ver el cuadro de Oski no habría visto La verdadera historia de la primera fundación de Buenos Aires. sino todo lo contrario. deja lugar a una interpretación más libre. la cámara destaca. Creo que en un punto. el corto de Birri se basa en un documento real. en el sentido de Benjamin. Porque muestra más de lo que se pueda llegar a decir y puede causar sensaciones de lo más diversas. mientras que 3 . No la tiene porque no la necesita. más allá de que la intención de ambos cortos sea distinta desde un principio. pero a la vez las imágenes se toman su tiempo para aparecer cuantas veces sea necesario (y más) y mucho tiempo. En La verdadera historia de la primera fundación de Buenos Aires. En cuanto a la forma de narrar pueden apreciarse dos formas totalmente distintas. pero a la vez satiriza un momento de la historia. persigue y tiene efectos más bruscos (también reforzados por el montaje).

sino más de lo que se elije mostrar. Los habitantes originarios lo tienen totalmente dominado y en esto consiste su mayor ventaja. más allá del adentro y del afuera que se pueda percibir con la escuela como punto de referencia. con la bandera argentina. como una victoria. tomando el caso de las pinturas de los alumnos.La Verdadera historia de la primera fundación de Buenos Aires abarca meses. Buenos Aires se muestra como un lugar inhóspito y hostil para los extranjeros. pero me resulta interesante mencionar algunos elementos que se destacan en ambos. Gandolfi Ottavianelli. no es posible encontrar muchos puntos de comparación. Sin embargo. Lucía 4 . el tiempo de la escuela parece un tiempo aparte. se ve como un lugar exótico y lejano. así como no asociamos a Buenos Aires con un ritmo lento como el del corto de Birri. pero más importante me resulta el de la escuela. Los cortos transcurren en contextos totalmente distintos: Buenos Aires en el siglo XVI y Chucalezna. más allá de la delimitación física. en el siglo XX. fuera de lo cotidiano. la imagen nos mostrará esto alegremente. Creo que la dinámica de Chucalezna también llama la atención ya que por lo general no asociamos a los pueblos con un ritmo acelerado. los extranjeros parecen ser totalmente inoperantes frente a las dificultades del nuevo territorio. por fuera del resto de las actividades. Se destaca la vida difícil de los conquistadores (excluyendo a Don Pedro que no para de comer) y la vida más distendida de los lugareños. También el espacio de la escuela está demarcado. como la relación entre el medio y los que lo habitan. Los contextos son tan lejanos entre sí como lo son las maneras de mostrarlos. En cuanto a las representaciones del lugar y sus habitantes en el corto de Birri. es interesante notar cómo aún en este espacio escolar se reflejan. En Chucalezna no se puede hablar tanto de representaciones del lugar y de sus habitantes. Este es el caso del tren. Sus intentos por poner en pie una aldea se ven jaqueados por los indios que más allá de que el relato oral los represente como molestos. Lo que más se destaca es cómo ciertos elementos resaltan tanto en la vida de los habitantes (en este caso de los chicos) como en el paisaje. Jujuy. las particularidades del lugar desde la visión de los chicos y a la vez las expresiones autóctonas.

5 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful