Está en la página 1de 17

FILOSOFIA Y EDUCACION

PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

FILOSOFIA Y EDUCACIÓN: MARTIN BUBER
PEDAGOGÍA DEL ENCUENTRO
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO
norojor@cablenet.com.ar

01. VIDA Y CONTEXTO
 Autor religioso judío austríaco que elaboró una filosofía del encuentro o del diálogo. Nacido en Viena
el 8 de febrero de 1878, Buber estudió en las universidades de Viena, Berlín, Leipzig y Zurich. Fue
discípulo de DILTHEY y amigo de MAX SCHELER. Sus primeros trabajos publicados, aquellos que le dieron
su fama literaria, fueron la recreación libre de leyendas y cuentos Jasídicos recogidos en Los cuentos de
Rabi Nachman (1907) y La leyenda del Baal Shem (1908). En 1916 Buber fundó Der Jude, un periódico
que dirigió hasta 1924, que se convirtió en el órgano principal de los judíos de habla germana. Sus obras
más conocidas Yo y tú (1922), una concisa expresión poética de su filosofía religiosa y Sobre el judaísmo
(1923), que marcó su liderazgo intelectual sobre la comunidad germano-judía, aparecieron en una
recopilación en 1923.
 Buber fue profesor de religión y ética hebrea desde 1923 hasta 1933, y más tarde de historia de las
religiones desde 1933 hasta 1938 en la Universidad de Frankfurt, Alemania. En 1933, año en que los
judíos fueron expulsados de todas las escuelas alemanas como consecuencia de la llegada al poder de
Adolf Hitler, los dirigentes judíos en materia pedagógica nombraron a Buber director de la Oficina
Central para la Educación de Adultos Judíos en Alemania. En 1938 emigró a Palestina (hoy Israel) y desde
1938 hasta 1951 fue profesor de filosofía social en la Universidad Hebrea de Jerusalén. En 1949 fundó, y
hasta 1953 dirigió, el Instituto Israelí para la Educación de Adultos, que preparaba profesores para
trabajar en el ámbito de la inmigración. En 1958 fue el editor jefe de la Enciclopedia para la Educación
israelí. También fue un dirigente de la asociación Ichud (hebreo, "Unión"), grupo que pretendía la
reconciliación entre árabes y judíos.
 Buber es más conocido por su filosofía del diálogo, un existencialismo religioso centrado en la
distinción entre relaciones directas o mutuas (a las que llamó "la relación Yo-tú" o diálogo) en las que
cada persona confirma a la otra como valor único y las relaciones indirectas o utilitarias, (a las que llamó
"yo-él" o monólogo), en las que cada persona conoce y utiliza a los demás pero no los ve ni los valora en
realidad por sí mismos. Al aplicar esta distinción entre "diálogo" y "monólogo" a la religión, Buber insistió
en que la religión significa hablar con Dios, no sobre Dios. Esto no es monoteísmo, sino el diálogo entre
el hombre y Dios que es la esencia del judaísmo bíblico. El hombre adquiere conciencia de ser dirigido
por Dios en cada encuentro si permanece abierto a esos signos y dispuesto a responder con todo su ser.
La filosofía del diálogo de Buber ha tenido mucha influencia en pensadores de todos los credos
religiosos, incluidos teólogos protestantes de la categoría de Karl Barth, Emil Brunner, Paul Tillich y
Reinhold Niebuhr.

1

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

 Además de por su filosofía del diálogo y de su largo trabajo en la traducción e interpretación del
Antiguo Testamento, Buber también es conocido por su recreación e interpretación del Jasidismo,
movimiento místico popular que recorrió las comunidades judías de Europa del Este en los siglos XVIII y
XIX. Transformó el Jasidismo en uno de los mayores movimientos místicos del mundo. Buber recibió el
Premio de la Paz de la Industria Alemana del Libro en 1953 y el Premio Erasmus, de la Fundación
Erasmus en Holanda en 1963. Pasó los últimos años de su vida como asesor de los miembros de los
kibbutz, a quienes ofreció asesoramiento tanto en los problemas personales como aquellos que
derivaban de la organización de la comuna. Murió el 13 de junio de 1965 en Jerusalén. 1

02. OBRAS 2






Daniel (1913) - Yo y Tú (1922) - Diálogo (1932)
¿Qué es el hombre? (1942) – Vida Dialogal (1947)
Entre el hombre y el hombre (1947)
La fe profética (1950) – Caminos de utopía (1950)
Imágenes del bien y del mal (1952) - El eclipse de Dios (1953)
El conocimiento del hombre (1960)
Cuentos Jasídicos (2 volúmenes). (1983)

03. CARACTERES GENERALES DE SU FILOSOFIA
 Su obra más importante es Yo y tú (1922), en la que construye una teoría general del diálogo. La
situación de «diálogo» en que esencialmente consiste la religión, la constituye Buber en la categoría
fundamental de su «filosofía dialógica». De las tradiciones místicas populares judías de Europa oriental
(jasidismo), toma la idea de un Tú trascendente con quien el hombre ha de establecer, en contra de los
supuestos de la religión judía tradicional, una relación de diálogo. Se originan así conceptos
fundamentales (o «palabras primordiales»): Yo-Ello, Yo-Tú, parejas de palabras que remiten de un sujeto
a los objetos, de un sujeto a un sujeto y a un Otro.
 El hombre necesita ambos tipos de relación: con los objetos y con los sujetos, pero la relación
verdadera no es la que cosifica, y hace de los demás un ello, sino la que se establece con el tú personal,
cuya forma perfecta es el Tú eterno, que nunca se convierte en Ello; relación abierta, imprevisible y llena
de riesgos. De ahí surge la reciprocidad, y de ésta la conciencia de sí mismo, el imperativo ético de
superar los falsos diálogos hasta la reciprocidad más auténtica que es el amor. Autor muy prolífico,
muchas de sus ideas influyeron en la teología moderna y pasaron al personalismo cristiano. Fue, además,
un consecuente defensor del diálogo con la cultura árabe. 3

04. ANTROPOLOGÍA, INTERSUBJETIVIDAD Y EDUCACION
01. MARTÍN BUBER resignifica numerosos términos filosóficos que pueden ser traducidos en términos
educativos ya que la relación educativa es una relación esencialmente humana y humanizante. Las
1

En la primera etapa recibe influencia de Boëhme, Eckart, el Budismo y el Taoismo.
Hemos trabajado las siguientes ediciones; BUBER M., ¿Qué es el hombre? (QEH). F.C.E. 1981 y Yo y Tú (YT).
Nueva Visión.(1994)
3
Diccionario de filosofía en CD-ROM. Copyright © 1996. Empresa Editorial Herder S.A., Barcelona. Todos los
derechos reservados. ISBN 84-254-1991-3. Autores: Jordi Cortés Morató y Antoni Martínez Riu. Cfr. También:
Werke (3 vol.) Munich. 1962 – 1964. Zur Philosophie. Zur BibelZur Chassidismus. Briefwechsel aus sieben
Jahrzehnten. Ed. G. Schaeder. 3 vol. 1972.1975. Das Dialogische Prinzip. Heidelberg. 1973. Die Erzählungen der
Chassidim. Zurich. 1950
2

2

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

relaciones educativas son de descubrimiento del YO y del TU, del ESPIRITU. Solamente el
descubrimiento y la aceptación del TU (otro-discípulo, otro-maestro, otro-igual) genera al YO: las
relaciones educativas están cargadas de esa significación original de la RELACION. YO-TU es una
relación dialógica y dialéctica que transforma progresivamente más en YO y más en TU a cada uno
de los miembros de la relación.

02. Cuando las relaciones se funcionalizan, el TU se convierte en un OBJETO que se clasifica, se
objetiva, se trata a la distancia, se utiliza. Pero esa des-consideración del OTRO anula al mismo YO
que pierde la posibilidad de descubrirse y le quita al OTRO la posibilidad de la relación, del
encuentro y de su humanizante posibilidad de DESCUBRIRSE como YO.

03. Pero la EDUCACIÓN también es el ingreso en un universo cultural que forma parte del patrimonio de
la humanidad: el ELLO. Allí está para dar lugar a la experiencia y al uso. El ELLO es el ingreso en el
mundo, en el universo de los objetos. La educación no solamente sistematiza ese ingreso, sino que
facilita la adquisición de los instrumentos de mediación para el conocimiento y el dominio del ELLO.

04. La persona es un ser con otros y eso quiere decir abierta al mundo y a las demás personas. Sobre
todo estas últimas le ayudan a definirse, porque el yo se perfila cuando hay un tú que se lo facilita.
De esta interacción surge igualmente el nosotros. Martín Buber expresa que el yo y el tú son
palabras derivadas de la palabra primaria yo – tú. Para él una palabra primaria es la que expresa la
manera como nos relacionamos mutuamente. Decir yo, es reconocer implícitamente el tú del cual el
yo, al afirmarse se distingue. De esta manera, antes que el yo o el tú, tomados separadamente, está
el yo – tú como realidad comunitaria y social que hace posible la personalidad individual. La persona
se realiza, entonces, en la comunicación que no es nada distinto a una relación con sentido. Una
relación humana. Una relación social. Una relación recíproca.

05. Los representantes de la filosofía dialogal o de la filosofía de la intersubjetividad (y Buber es uno de
sus representantes) “proclaman la trascendencia del ‘tú’ para la existencia humana. La verdad más
profunda del hombre es su relación con los otros. Existir es coexistir, ‘el hecho fundamental de la
existencia es el hombre con el hombre.’ El hombre es un ‘ser para el encuentro’: sólo comprende su
misterio cuando encuentra al otro hombre y crea con él una relación interpersonal.

06. La relación es pura reciprocidad que además de concretarse entre dos, mediada por la palabra y el
amor, se potencia en la comunidad y en la necesaria aparición de un tercero que representa los
intereses de toda la comunidad de hombres. “Reconocer al ‘tercero’, es afirmar la necesidad de
crear estructuras sociales de justicia y libertad, estructuras que hagan imposible la explotación y
posibiliten concretamente el reconocimiento del otro. La reciprocidad se potencia en la colectividad,
se entroniza en el Todo Social y fundamenta cualquier llamado a la auténtica sociabilidad.

07. Los análisis realizados por Buber se asocian a los de Mounier, Levinas, Laín Entralgo, etc., y llevan a
la conclusión de que el hecho fundamental de la existencia humana no es la reflexión racional del
‘yo pienso’ cartesiano, que encierra al hombre en su conciencia individual; no es la contemplación
de la naturaleza infrahumana, ni la búsqueda y la elección de valores abstractos e impersonales
(belleza, verdad, bondad, artes...), ni, mucho menos, la transformación técnica del mundo del
trabajo, el hecho fundamental de la existencia es que todo hombre es interpelado como persona
por otro ser humano, en la palabra, en el amor y en la obra, y debe dar su respuesta: aceptación o
rechazo.

08. La reciprocidad es un gesto típicamente humano porque pone en juego la razón y el corazón. No es
asunto de animales. Es un paso adelante de la determinación instintiva que se despliega cuando está
en juego la defensa, la conservación y que en cuanto se intenta su superación implica la limadura de

3

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

esas asperezas atávicas por medio del escrutinio social y en un estadio posterior por medio de la
educación comprometiendo a los humanos al reconocimiento y a la aceptación. La educación
recorta la animalidad e introduce a los seres humanos en el ámbito propio de la especie. Nos lleva a
desarrollar identidad y pertenencia, nos remite al nosotros como horizonte de realización. Nos
involucra en el espacio del lenguaje, de los símbolos, entre los códigos que requieren de ciertos
arreglos que comprometen la voluntad. Aquí se entiende que uno es, como individuo y como parte
de una colectividad, aquello que uno quiere ser. De ahí la lucha sin tregua. La afirmación en lo que
cada uno es y la consiguiente admisión (o rechazo) inaugura una relación que se acrecienta, se
multiplica, se ramifica hasta adquirir las dimensiones de la humanidad. La reciprocidad comenzando
en el YO – TÚ se eleva exponencialmente para encontrarse con la plenitud universal, el nosotros
planetario, la convicción acerca de que todas las cosas se aman.

09. Por aquí se encuentran las dos actitudes básicas que desafían a los seres humanos hoy: “los que
quieren ser ellos mismos y realizarse utilizando a los demás, y los que optan por ser ellos mismos
dejando que los otros tengan su propio modo de ser. Rehusamos adoptar la primera actitud, pero
no queremos despreciar a los que la adoptan, porque sabemos que demasiado a menudo todos
tenemos la tendencia a hacer lo mismo. Sabemos que ellos temen ser destruidos por otros, si les
dejan ser ellos mismos. Pero no podemos aceptar una división entre nuestra propia realidad y la
realidad de los otros como un conflicto o límite. Solamente siendo nosotros mismos podemos
ayudar a otros a ser ellos mismos, y sólo dejando a otros ser ellos mismos, ser diferentes, podemos
llegar a ser nosotros mismos.

10. El concepto de reciprocidad, pues, hace referencia a una antropología que tiene como punto de
partida la idea de que el ser humano es relación y no simplemente que está en relación. Se puede
pensar, cabalmente, en el Yo solamente cuando se logra pensar este en relación con un Tú. Ello
significa capacidad de distinguir entre relación de intercambio y de don. En la primera, los términos
de la permuta son equivalentes: yo te doy una cosa, un bien, y tú me das el dinero correspondiente.
En las relaciones, genuinamente recíprocas, siempre se da, pero se diferencia de la anterior porque
quien da primero debe poner al otro que la recibe en condiciones de reciprocidad, es decir, de
donarse él también en la libertad y la fraternidad so pena de caer en la humillación.

11. Amar a alguien significa ofrecerle toda nuestra personalidad para ayudarle a crecer como persona.
Pero mientras no seamos auténticos, tampoco el otro lo será. La honestidad crea honestidad. La
falsedad crea falsedad. Si no tenemos miedo de ser nosotros mismos, tampoco el otro lo tendrá. La
respuesta a la pregunta: ‘¿Qué puedo hacer para ayudar a otros a llegar a ser ellos mismos?’, es: ‘no
hagas nada. Sé tú mismo.’ El amor no es un modo de hacer, sino un modo de ser. No es una acción
sino una actitud...Lo primero que necesitamos para ayudar a otros a crecer, es no impedir nuestro
propio crecimiento. En otras palabras, a menos que nos amemos a nosotros mismos, no seremos
capaces de amar a otros.

12. La educación está definida esencialmente como un encuentro que permite el descubrimiento y el
crecimiento del otro, en proceso de de-velamiento del tú y en un proceso de autodescubrimiento.
Las relaciones no sólo son personales, sino personalizantes. Pretendemos que el encuentro
educativo sea apertura para el crecimiento común. La educación renuncia a todo tipo de renuncia,
de clausura, de funcionalización de las relaciones, de cualquier tipo de violencia o de manipulación
del otro o de los otros.

13. Aunque hay numerosos autores que trabajan esta concepción de la educación, resulta de interés
marcar – por la indiscutible influencia que ejercieron - la presencia de esta visión de la educación en:

4

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

PAULO FREIRE, PEDAGOGÍA DEL OPRIMIDO.Cap. III 4 y en el conocido documento educativo
(Buenos Aires, 1988) EDUCACIÓN Y PROYECTO DE VIDA (nº8)

BUBER Y LA EDUCACIÓN : MIRADA ANTROPOLÓGICA

CATEGORÍAS Y TEMAS

EL TEMA DEL HOMBRE:
UNA BÚSQUEDA
REITERADAMENTE
POSTERGADA

DIFERENCIACIÓN Y
COMPARACION
METODOLOGÍA DE LA
ANTROPOLOGÍA
FILOSOFICA

4

TEXTOS DE BUBER
“Sabe el hombre, desde los primeros tiempos, que él es el objeto
más digno de estudio, pero parece como si no se atreviera a tratar
este objeto como un todo, a investigar su ser y sentido auténticos. A
veces inicia la tarea, pero pronto se ve sobrecogido y exhausto por
toda la problemática de esta ocupación con su propia índole y
vuelve atrás con una tácita resignación, ya sea para estudiar todas
las cosas del cielo y de la tierra menos a sí mismo, ya sea para
considerar al hombre como dividido en secciones a cada una de las
cuales podrá atender en forma menos problemática, menos
exigente y menos comprometedora”. (QEH:11)
“La antropología filosófica debe proceder por un doble camino de
diferenciación y comparación. Debe distinguir y volver a distinguir
dentro del género humano y también instalar al hombre en la
naturaleza: compararlo con las demás cosas, con los demás seres
vivos, con los demás seres conscientes, para así poder asignarle, con
seguridad, su lugar correspondiente. Sólo por este doble camino de
diferenciación y de comparación, podrá captar al hombre entero,
este hombre que, cualquiera sea el pueblo, el tipo o la edad a que
pertenezca, sabe lo que, fuera de él, nadie más en la tierra sabe: que
transita por el estrecho sendero que lleva del nacimiento a la
muerte; prueba lo que nadie que no sea él puede probar: la lucha
con el destino, la rebelión y la reconciliación y, en ocasiones, cuando
se junta por elección con otro ser humano, llega hasta experimentar
en su propia sangre lo que pasa por los adentros del otro.” (QEH: 19)

Hasidismo (del hebreo hasidim, 'piadosos'), proviene de la antigua historia judía, y se refiere a personas
piadosas. En algunos pasajes de los Libros de los Macabeos y del Talmud, este término se refiere a aquéllos que
se distinguían por su lealtad hacia las leyes judías y por sus actos de caridad. Estos judíos ortodoxos se unieron a
las revueltas de los macabeos como una manera de oponerse a los esfuerzos del rey Antíoco IV de Siria, por
helenizarlos. En muchas ocasiones esta oposición llegó a costarles la muerte, pero no lograban hacerlos
transgredir las leyes judías. Son considerados como los precursores de los escribas y fariseos. El nombre de
hasidismo también se aplica a una secta mística judía que fue establecida más o menos a mediados del siglo XVIII
por el carismático dirigente Baal Shem Tov, quien se oponía al rígido formalismo de las prácticas religiosas judías
y al hecho de que la comunidad judía estuviera dirigida por los judíos más adinerados y por los rabinos.
Intensificó la confianza en Dios y la dedicación a su gozosa adoración. Pronto formó un grupo que encontró una
especial aceptación entre los más pobres, quienes formaron el núcleo central del movimiento hasídico. Las
enseñanzas se basan principalmente en el misticismo talmúdico y medieval judío. El énfasis está puesto en su
amorosa relación con Dios. Dios está en todas partes, incluso en lo malo, maldad que deben procurar transformar
en bondad. El rezo, los estudios, la contemplación y las buenas acciones ayudan a tener un mejor entendimiento
de la divinidad. Las acciones de los hasídicos deberían llegar más allá del amor a Dios y a la humanidad, y deben
rezar por toda la creación. Durante el Holocausto los judíos hasídicos sufrieron grandes pérdidas humanas.

5

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

CRISIS CONTEMPORANEA
FACTORES
SOCIOLÓGICOS

CRISIS CONTEMPORANEA
FRACASO TECNOLOGICO

CRISIS CONTEMPORÁNEA
FRACASO EN LA
ECONOMIA Y EN LA
POLITICA

ETAPAS DEL
PENSAMIENTO
ANTROPOLOGIO

ANTROPOLOGÍA DEL
ENCUENTRO Y DE LA
INTERSUBJETIVIDAD

ANTROPOLOGÍA:
EL ENCUENTRO CON EL
OTRO

Disolución progresiva de las viejas formas orgánicas de la
convivencia humana directa. Por su amplitud los hombres no pueden
establecer contactos unos con otros y el ingreso de nuevos
integrantes no logran un sentido de pertenencia. El precio que se
paga es el de la soledad y el de la inseguridad de la existencia
humana, con sucedáneos que impiden reencontrarse con un
existencial sentido de pertenencia.(QEH: 76)
Se quiebra la relación del hombre con las cosas y las circunstancias
en que se han producido. El hombre se vuelve incapaz de dominar el
mundo que ha creado, que se transforma en algo más fuerte que él.
Las máquinas inventadas para servir han transformado en servidor al
mismo hombre, convertido en prolongación de las mismas. (QEH: 77)
La producción de bienes crecida de manera desbordante, no logra
satisfacer a todos los hombres, porque los bienes requieren además
de los mandatos de la voluntad humana.
Los conflictos bélicos mostraron de manera trágica las
imposibilidades de los hombres y la capacidad para generar los
demonios de la destrucción. (QEH:78)
“Podemos distinguir en la historia del espíritu humano épocas en que
el hombre tiene aposento y épocas en que está a la intemperie, sin
hogar. En aquéllas, el hombre vive en el mundo como en su casa, en
las otras el mundo es la intemperie, y hasta le faltan a veces cuatro
estacas para levantar una tienda de campaña. En las primeras el
pensamiento antropológico se presenta como una parte del
cosmológico, en las segundas ese pensamiento cobra hondura y, con
ella, independencia.”(QEH:24)
La verdadera antropología debe superar las dos limitaciones de la
antropología precedente: el individualismo moderno y el
colectivismo. “El encuentro del hombre consigo mismo, sólo posible
y, al mismo tiempo, inevitable, una vez acabado el reinado de la
imaginación y de la ilusión, no podrá verificarse sino como encuentro
del individuo con sus compañeros, y tendrá que realizarse así.
Únicamente cuando el individuo reconozca al otro en toda su
alteridad y marche desde este reconocimiento a encontrarse con el
otro, habrá quebrantado su soledad en un encuentro riguroso y
transformador. Es claro que un acontecimiento semejante no puede
producirse más que como un sacudimiento de la persona como
persona”. Ni el individualismo, ni en el colectivismo el otro es incapaz
de irrumpir en la existencia: “sólo entre personas auténticas se da
una relación auténtica”. (QEH:144)
“El hecho fundamental de la existencia humana es el ser humano
con el ser humano. Lo que singulariza al mundo humano es, por
encima de todo, que en él ocurre entre ser y ser algo que no
encuentra par en ningún rincón de la naturaleza. El lenguaje no es
más que su signo y su medio, toda obra espiritual ha sido provocada
por ese algo. Es lo que hace del hombre un hombre. (...) Sus raíces se

6

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

hallan en que un ser busca a otro ser, como este otro ser concreto,
para comunicar con él en una esfera común a los dos pero que
sobrepasa el campo propio de cada uno. Esta esfera, que ya está
plantada con la existencia del hombre como hombre, pero que
todavía no ha sido conceptualmente dibujada, la denomino la esfera
del “entre”. (BUBER: 146)

PALABRAS PRIMORDIALES
SER HUMANO Y
RELACION

MUNDO DEL TU
MUNDO DEL ELLO

No existe el YO en sí, sino en relación (1) YO-TU o (2) YO-ELLO. El YO
está presente tanto cuando se dice YO, como cuando se dice TU o
ELLO. Ser y decir YO son una sola y la misma cosa. “Quien pronuncia
una de las palabras primordiales penetra en esta palabra y se instala
en ella”. Para el hombre, el mundo aparece como dos aspectos según
las palabras fundamentales (pares de vocablos) que pronuncia: YO –
TU / YO – ELLO. (YT:8) Las palabras fundamentales no significan
cosas, sino indican relaciones: expresan algo que no tienen
existencia independiente, sino que adquieren existencia al ser dichas.
(YT: 7)
MUNDO DEL TU
Encara lo que existe y lo que
deviene como su interlocutor y lo
confrontar como ser singular.
Descubre sólo lo que acontece y se
borran la medida y la comparación
porque solamente aparece una
parte de lo inconmensurable. Son
encuentros y partes que no se
pueden ordenar como mundo, no
están ligados entre sí. Estas
experiencias no son del todo
confiables porque tienen una
existencia frágil, huidiza. Pero esas
experiencias de mundo tocan lo
profundo del ser. Este mundo es
presencia. Entre el YO y él hay
reciprocidad de dones: uno puede
darse a él y sentir que el TU se nos
ENTREGA. Es un encuentro en
soledad, pero es el camino hacia el
encuentro con los otros. Más que
alimentar la vida, abre las puertas
de la eternidad. (YT: 29) Toda
relación verdadera con un ser en el
mundo es exclusiva: el TU es
destacado, puesto aparte, único y
existe solo, llena el horizonte
frente a nosotros. Todo lo que
existe vive a su luz.(YT: 62)

MUNDO DEL ELLO
Percibe hechos y acciones,
cualidades y momentos en una
trama o red de tiempo y de
espacio; las cosas aparecen
como
mensurables,
comparables y el mundo
ordenado y aislado. El orden
del mundo puede ser abarcado
por la mirada: se deja captar,
someter, clasificar. Es el
horizonte en que se pueden
producir los encuentros, pero
no hay en encuentros, ni
relaciones, ni reciprocidad. (YT:
28)
El hombre se enfrenta al
mundo y explora la superficie
de las COSAS; las experimenta:
“extrae de ellas un saber
relativo a su constitución”. Las
experiencias no acercan el
mundo al hombre. El mundo
está compuesto de ESTO y
AQUELLO, de EL, de ELLA y
ELLO (experiencia de algo). Las
experiencias
externas
(amontonamiento
de
información)
no
pueden
modificar las experiencias
internas: siempre permanecen
en el ámbito del ELLO. YT:9)

7

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

EL HOMBRE EN
RELACION.
DIVERSOS TIPOS DE
ENCUENTROS

YO – TU – ELLO
INDIVIDUO Y PERSONA

DIMENSION HUMANA
FUNDAMENTAL:
EL ENCUENTRO CON EL TU

Esferas en que surge el mundo de la relación: (1) Nuestra vida con la
naturaleza: relación oscuramente recíproca y por debajo del nivel de
la palabra; las criaturas se mueven en nuestra presencia pero no
llegan a nosotros. (2) Nuestra vida con los hombres: la relación es
manifiesta y adopta la mediación del lenguaje: podemos dar y
aceptar el TU. (3) La comunicación con las formas inteligibles: esta
relación pertenece al ámbito de lo inefable y apenas se suscita
alguna voz; no hay un TU que podamos distinguir, pero hay un
llamado al que se responde creando formas, pensando, actuando.
(YT: 9 y 79)
El YO de la palabra primordial YO-ELLO es un ser aislado y adquiere
conciencia de sujeto frente a los objetos de conocimiento (ELLO). El
YO de la palabra primordial YO-TU aparece como persona y adquiere
conciencia de sí mismo como subjetividad. Uno y otro YO construyen
el INDIVIDUO y la PERSONA. El individuo se separa y se enfrenta; la
persona de relaciona y se integra. El individuo se califica a sí mismo e
intenta conocerse (como objeto) y contempla un sí mismo, la persona
simplemente expresa el rasgo ontológico fundamental: YO SOY y
aspira a conocerse como ser. (YT: 51)
En la presencia de un hombre como TU, pronuncio la palabra
fundamental YO-TU y no se trata de una cosa entre las cosas, ni esta
compuesto de cosas. No es algo delimitado por otro EL o ELLA, en el
espacio y en el tiempo; no es algo perceptible y descriptible. Aparece
como un TU y así llena el horizonte: no desaparecen las otras cosas...
pero toda viven por su luz. (YT: 11)
Puedo re-conocer aspectos del TU (su voz, su cuerpo, su mirada, su
bondad): pero en realidad es una unidad de esa inextricable
multiplicidad. Cada vez que lo separo o lo divido deja de ser TU.
(como una melodía, como un verso, como un cuadro)
El TU no tiene presencia en un tiempo o en un lugar determinados.
Necesitado de hacerlo, el TU se convierte en un ELLO. El TU está más
allá de la causalidad y de la fatalidad, huye del conocimiento
empírico y se refugia en el santuario de la palabra primordial. La
experiencia del TU es necesaria pero conlleva un natural alejamiento.
En el reino del ELLO aparece el conocimiento como experiencia de las
cosas... pero en el reino del TU la vivencia es absoluta y verdadera
(vida verdadera). (YT: 11-12) El espíritu es una respuesta del hombre
a su TU: aunque el hombre habla diversas lenguas (verbal, del arte,
de la acción), el espíritu es fundamentalmente verbo. Pero
solamente en la relación (YO-TU) aparece la vida del espíritu, cuando
el YO entra con todo su ser con el TU. (YT: 33)

8

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

EL UNIVERSO
DEL TU
ENCUENTRO Y PRESENCIA

LA RELACION,
SENTIMIENTO Y AMOR

AMOR EN EL ENCUENTRO
CON EL OTRO/TU

ENFRENTAMIENTO
COSIFICACIÓN Y
OBJETIVACION DEL OTRO

“La palabra primordial YO-TU sólo puede ser dicha con la totalidad
del ser.”. La concentración y la fusión en el ser no es sólo obra mía,
pero no puede operarse sin mi presencia. “Me realizo al contacto
del TU: al volverme YO, digo TU. Toda vida verdadera es
encuentro”.
La relación del YO con el TU es directa, no interpone ningún sistema
de ideas, esquema o imagen previa, fines, placer, anticipación...
solamente cuando los medios están abolidos, se produce el
encuentro. La misma memoria abandona su fraccionamiento para
sumergirse en la unidad de la totalidad. La plenitud del encuentro
se expresa en esta relación directa, restando el valor de todas las
relaciones mediatas y minimizando que mi TU se convierta en ELLO
para otros. (YT: 13)
El hombre se torna un YO a través del TU: todo el esfuerzo por
alcanzar el TU, llegar a ser parte de él se convierte en un intento
existencialmente imposible, pero en esa fuerza creciente se produce
una ruptura y a través de ella, el YO se encuentra en presencia de sí
mismo. La apertura hacia el TU es la puerta hacia el YO, hacia el reconocimiento y la posesión de sí. (YT: 26) El mundo del TU es
atemporal (sólo presente) y envolvente (produce un encantamiento
y alejamiento del mundo).
¿Qué acción acompaña la relación sobre lo que me confronta? En el
arte, la relación (encuentro) se expresa en una obra: la inspiración
“adquiere cuerpo”, emerge del flujo in-espacial e intemporal y se
instala en la orilla de la existencia. En la relación con el TU humano
el efecto es menos evidente. No se trata de los sentimientos, que
acompañan inmediatamente la relación, pero que no constituyen la
relación. Los sentimientos cambian con los diversos TU, son algo que
se “tiene”, habitan en el hombre; solamente el amor permanece y es
un hecho que se produce, porque el hombre habita en el amor. (YT:
15)
El amor es un sentimiento que se adhiere al YO de manera que el TU
sea su contenido u objeto: está entre el YO y el TU. En este contexto
de amor, se universalizan los TU y se eliminan las distinciones, las
clasificaciones y las exclusiones que se puedan producir (buenos,
malos, sabios, necios, bellos, feos...): todos son visto en el cara a
cara del TU (seres liberados, determinados, únicos). (16)
El amor se convierte en la responsabilidad de un YO por un TU.
Solamente así puedo educar, ayudar, curar, liberar, elevar. En esto
radica la igualdad entre los que se aman. Hacerse cargo
mutuamente y estar abiertos a los otros TU que constituyen la
humanidad común. (YT: 16)
El ODIO es una ceguera en el descubrimiento del otro: quien odia se
encuentra en el reino de la limitación humana que le impide decir
TU. “Es incapaz de decir la palabra primordial al otro ser humano
que lo confronta”. (YT: 17)
En el mundo en que vivimos todo TU se torna invariablemente ELLO
(más allá del grado de exclusividad en que se hallaba presente): se

9

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

produce cuando se agota la obra de la relación o cuando se
contamina de mediatez. El TU se vuelve objeto entre objetos, objeto
principal, pero objeto al fin.(YT: 17)
La relación YO-TU puede también transformar al otro en un objeto
(cuando se apodera de él y lo hace su posesión): sólo el silencio en
presencia del TU (silencio de todos los lenguaje) crea el ámbito para
la libertad del OTRO y para la aparición del espíritu. (YT: 33)

RELACIONES
ETAPAS EN EL
DESARROLLO
DE CADA SER HUMANO

EL ELLO Y EL MUNDO, LA
DISTANCIA Y
OBJETIVIDAD

EL ELLO, CIVILIZACIÓN Y
UNIVERSO CULTURAL.

La historia de cada ser humano (niño) exhibe la aparición de las
diversas relaciones. (1) La vida prenatal muestra una interacción
corporal: interior del ser que los lleva, matriz humana, microcosmos
interior. Hay una natural y absoluta relación original con un
verdadero TU. (2) El nacimiento muestra la separación de la madre
y el inicio de la vida personal (individuo). (3) Al entrar en la luz del
mundo nuevo, debe crear su mundo propio. (4) Su desafío (crecer,
volverse adulto) consiste no en la pasiva recepción de impresiones,
sino en la activa dinámica del encuentro: debe conquistar los
objetos del mundo, en un juego de encuentro, conquista y
separación. (YT:24)
Desde la relación YO – TU aparece el ELLO, como aquello que se
presenta ante la objetividad y la observación, ante la experiencia
impersonal y que no admite relación de intercambio recíproco. El YO
destacado emerge transformado, convertido en un punto funcional
que experimenta y utiliza, que encara y toma posesión de todo ELLO
existente. La realidad (ELLO), a diferencia del TU (que es
inmodificable) queda a disposición del YO. (YT: 26)
En el descubrimiento del ELLO, el mundo se objetiva, aparecen las
cualidades, las diferencias, las referencias al tiempo y al espacio, la
conexión causal con el lugar, con el curso, la medida y la condición.
Las cosas se “articulan”, se vuelven coordinables, y el ELLO puede
ser dispuesto dentro de un orden (mundo, cosmos). El TU no admite
temporalidad (sino duración) ni espacialidad y no conoce ningún
sistema de articulación y de coordinación. (YT: 27) “El hombre no
puede vivir sin el ELLO. Pero quien sólo vive con el ELLO no es un
hombre” (YT: 30)
La historia de los individuos y la historia de la especie coinciden en
algo: indican el crecimiento continuo del mundo del ELLO. No se
puede desconocer las diferencias que existen entre el desarrollo
general de la especie y el de cada una de las civilizaciones (algunas
de las cuales disponen de un reducido mundo de objetos). Pero todo
encuentro de civilizaciones ha significado una ampliación del ELLO,
al tomar contacto con la novedad. (YT: 31) Las civilizaciones viven de
su experiencia pero la amplían bajo el influjo de la experiencia
extraña: sólo entonces llega a la plenitud. Toda civilización (mundo
de objetos) es superior a su predecesora. Por eso podemos concluir
que la historia de la humanidad es un aumento progresivo del
mundo del ELLO. (YT:32)
Vida colectiva, política y económica forman parte de la vida del

10

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

EL ELLO
ESTRUCTURAS
DE LA REALIDAD Y
DE LA SOCIEDAD
HISTORIA

CAUSALIDAD
Y LIBERTAD
EL HOMBRE ENTRE
EL DESTINO Y
LA LIBERTAD

hombre. La voluntad de aprovechamiento y la voluntad de poder
actúan en el hombre natural y legítima siempre que permanezcan
ligadas a la voluntad de relación y sostenidas por ella. La economía
es el dominio de la voluntad de utilizar; la política es el dominio de
la voluntad de dominar: ambas participan de la vida del espíritu y si
reniegan del espíritu, reniegan de la vida misma. El Estado que
garantiza la vida colectiva, determina las políticas y subordina la
economía, ordena el esfuerzo personal y común, el trabajo y la
propiedad tiene que estar guiado por el ESPIRITU porque de lo
contrario el ELLO se transforma en usurpador y se termina
despojando al ESPIRITU de toda realidad.(YT: 40)
La historia de las civilizaciones no es siempre lineal y progresiva: es
un camino inefable que conduce a través de los círculos
subterráneos del espíritu y que se abre paso construyendo su
historia y su cultura. El pensamiento biologista y pensamiento
historicista han consolidado una concepción fatalistas frente a la
historia de los individuos y de los pueblos. No todo depende de las
leyes teleológicas y del devenir orgánico, ni del inexorable “cursos
de las cosas”. El destino no desciende mágica y milagrosamente
desde un desconocido lugar, porque el reino del hombre es el reino
de la libertad. La única fatalidad es la creencia en la fatalidad,
porque suprime toda posibilidad de construir el ser, toda relación,
encuentro y reciprocidad.( YT:46)
El ELLO es el dominio ilimitado de la causalidad: todo fenómeno –
físico y psíquico – está regido por algo que causa y algo causado.
Esto permite la objetivación y el ordenamiento científico de lo
natural. Solamente el mundo de la relación y de la reciprocidad (YOTU) puede escapar a la causalidad: allí el hombre encuentra la
libertad de su ser y la libertad del SER. El reino del TU es el reino de la
libertad. (42)
El DESTINO Y LIBERTAD se hallan relacionados y comprometidos el
uno al otro. Sólo el hombre construye su LIBERTAD y define su
DESTINO. El libre el hombre “que, dejando de lado todas las causas,
toma su decisión del fondo mismo de su ser, se despoja de todos sus
bienes para presentarse desnudo ante el ROSTRO” de lo
trascendente. A este hombre-libertad el destino se le presenta no
como un límite sino como una construcción de la libertad. (YT: 44) El
destino no es una campana neumática dada vuelta sobre el mundo
humano. Nadie lo encuentra ni no se parte de la libertad. Estar libre
de la creencia de que todo es fatalidad y de que no hay libertad es
volverse verdaderamente libre. (YT: 47) De la misma manera en que
se unen libertad-destino, están ligadas arbitrariedad y fatalidad.
El hombre libre es el que quiere sin la arrogancia de lo arbitrario, el
que cree en la realidad, en el lazo real que une el YO y el TU, el que
cree en el destino y en que el destino necesita: “lo que ocurrirá no se
asemejará a lo que su resolución imagina, pero lo que ha de
acontecer no acontecerá si no está resuelto a querer lo que es capaz
de querer”. El hombre sale a la búsqueda y a la construcción del
destino que le sale al encuentro. El hombre arbitrario vive presa de la
fatalidad y no tiene posibilidad de abrirse al encuentro y a la

11

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

relación; es incrédulo y en su incredulidad sólo descubre
arbitrariedales y fatalidad, en lugar de libertad y destinos que se
construyen. (YT, 48-49)

APERTURA AL
TU ETERNO,
AL OTRO ABSOLUTO

ENCUENTRO Y RELACION
CON DIOS

CONDICIONES DEL
ENCUENTRO CON DIOS.
UNIDAD Y PLENIFICACION

DIOS Y LOS DIOSES

Cada TU particular abre su perspectiva sobre el TU ETERNO. El TU de
todas las relaciones se realizan y dejan de realizarse, pero no se
consuma en ninguna. Sólo se consuma plenamente en la relación
directa con el único TU que, por su naturaleza, jamás puede
convertirse en ELLO (DIOS). Los nombres del TU eterno han sido
variados: los primeros mencionaban a DIOS como un TU ABSOLUTO;
con el tiempo – al convertirlo en objeto de reflexión - se acercaron a
las designaciones del ELLO. (YT: 59)
En la relación con Dios la exclusividad incondicional y la inclusividad
incondicional se identifican. Quien entra en la relación absoluta no
se preocupa por nada aislado – cosas, seres, cielo, tierra – pues todo
queda incluido en la relación. No se encuentra a DIOS si se
permanece en el mundo, pero no se lo encuentra si se abandona el
mundo. Dios es el “Todo otro”, “Todo mismo”, “Todo Presente” (YT:
62)
No se puede hablar con propiedad de la búsqueda de DIOS. Dios es
encuentro y no puede ser inferido de ninguna cosa. Es un hallazgo
que uno mismo no ha buscado, un descubrimiento prístino, original.
Es el Ser más inmediato, más cercano y más duraderamente
presente en nosotros. (YT: 63)
La relación con Dios es la relación del amor y no del sentimiento que
acompaña al amor. Hay un profundo encuentro – de necesidad
mutua – entre el hombre y Dios. La plegaria (expresa un sentimiento
de dependencia absoluta) y el sacrificio han recorrido la historia de
la relación con Dios.(YT:64)
YO y TU en la relación con Dios adquieren otra dimensión: el YO
queda absorbido por el TU y pasa a constituir parte de una unidad
indisoluble (unión de la experiencia mística de las diversas
religiones) (66) Pero esta unidad se produce en el mismo hombre
que concentrado en la unidad, en un estado definitivo, está pronto
para el encuentro con el misterio y con la salvación. (YT: 67). El
encuentro con Dios no anula el mundo, sino que lo supone. Dios
abarca el universo, pero no es el universo. Igualmente Dios abarca
mi yo, pero no es mi yo. La situación religiosa del hombre reconoce
esa separación esencial entre YO y el TU (tesis y antítesis), y la
posibilidad del reconocimiento y el encuentro (YT: 74).
Todos tienen un Dios, el verdadero o los ídolos que se construyen
(nación, arte, poder, conocimiento, dinero...) Estos bienes finitos
suplantan a Dios y generan una relación similar (idolatría). Estos
sustitutos “poseen” (esclavizan) al hombre que creen poseerlo y
obstruyen el acceso a la verdadera perspectiva sobre Dios. Dios no
se deja poseer y tampoco esclaviza al hombre. La conversión no es
solamente cambio de objeto sino de camino y de metodología.
Alguien puede disponer de las cosas y de los bienes, abierto al

12

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

pensamiento de Dios, pero no puede hacerlo si lo ha sustituido y ha
endiosado lo finito. (YT: 81)
El hombre “religioso” no renuncia al mundo, sino que se
compromete con él. Se hace cargo de la “vida social” y todo lo
transforma en relación con DIOS. No se trata de separar sino de
integrar. La relación con DIOS elimina toda inquietud y, al mismo,
carga de responsabilidades con respecto a la realidad y a los demás.
(YT: 83) Dios se revela como una PRESENCIA que remite a tres
realidades inseparables: (1) Una presencia de plena, real, entera
reciprocidad: el sentimiento de ser acogido, de entrar en una
relación que “no facilita nada de la vida, pero que la carga de
sentido”; (2) Una presencia que remite a una inexpresable
confirmación del sentido. Nada queda resuelto, ni puede ser
exhibido como una conquista o una fórmula, sino como una
inexplicable y misteriosa certeza; (3) Una presencia que remite a un
sentido no de “otra vida”, sino de esta vida, de nuestra vid; no se
trata del mal allá sino de la misma realidad en la que nos
encontramos. (YT:85)

DIOS
Y LA DIMENSION
RELIGIOSA
COMPROMISO

BUBER Y LA EDUCACIÓN: MIRADA TELEOLOGICA

CATEGORÍAS Y TEMAS

FORMULACIONES

ENCUENTRO CON EL OTRO,
CON UNO MISMO

01 .Debe priorizarse la relación y el encuentro con el otro y con
los otros. Ese el camino para lograr el necesario encuentro con
uno mismo y el descubrimiento del propio YO.

EL SER HUMANO
CON EL SER HUMANO

02. La existencia humana (y la relación pedagógica) debe
concebirse como una trama de encuentros y de relaciones
entre los seres humanos y en proceso de re-conocimiento y
constitución mutua y solidaria.

ENCUENTRO Y RELACION

ENCUENTRO Y PRESENCIA

EL AMOR

03. El encuentro con el otro (alteridad) debe caracterizarse por
la gratuidad, la total entrega y la renuncia a todo tipo de
instrumentación y objetivación del otro.
04. Es necesario reconocer a los otros como el camino
necesario para el encuentro con uno mismo: en la relación
pedagógica el otro (educador/educando) es el puente para
llegar al autodescubrimiento. Todos los otros son importantes
y necesarios (sin los otros no puedo ser, ni llegar a ser)
05. La relación con los demás debe estar caracterizada por el
amor, como la absoluta entrega y renuncia. Aunque en la
relación intersubjetiva, se supone la reciprocidad de las
relaciones, el amor “no exige ser amado”.

13

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

EL MUNDO Y
EL ELLO

06. Es necesario recuperar el valor del ELLO y del MUNDO: se
trata de recuperarlos no como lo absoluto y único, sino como
necesaria co-relación con el universo de los objetos y de lo
objetivable.

EL HOMBRE Y LA
CONFIGURACIÓN DEL
MUNDO DE LA CULTURA

07. El acceso al mundo del ELLO implica incorporar el universo
de las producciones humanas, el desarrollo de las civilizaciones
y de las producciones culturales. Descubrir el ello es un
imperativo de la necesaria integración de todo hombre con la
sociedad.

EL HOMBRE: LIBERTAD Y
DESTINO

08. Todo hombre debe optar entre la fatalidad de su destino
que lo configura y lo determina, o la libertad que le permite
construir su presente y su futuro. La libertad es la posibilidad
de configurar el mundo propio y la propia historia.

ENCUENTRO CON DIOS.
UNIDAD Y PLENIFICACION

09. Todo ser humano debe tender a Dios como un TU absoluto
y sin limites ni posibilidades de cosificación. El encuentro de
Dios supera la búsqueda para convertirse en la gracia de la
presencia plenificante.

DIOS, RELIGIÓN,
COMPROMISO

10. La relación con Dios establece vínculos necesarios con lo
trascendente (religión), pero no debe alienar al hombre, sino
comprometerlo en la construcción de la realidad (mundo y
sociedad)

EDUCACIÓN COMO
ENCUENTRO

11. La educación debe tender y debe ser definida como
encuentro y ordenada para facilitar la inter-relación entre el
educador y el educando en sus relaciones fundamentales (o
primordiales)

EDUCACIÓN COMO
APERTURA AL MUNDO Y A
LA CULTURA

12. La educación debe complementarse con el acceso al
mundo objetivo (ello) y al universo cultural y civilizatorio. La
sistemática incorporación de / a la cultura es un factor de
humanización.

EDUCACIÓN COMO
PRACTICA DE LA LIBERTAD

13. La educación debe formar en la libertad, entendida como la
posibilidad de armar el propio proyecto existencial y de asumir
lo dado (destino y fatalidad) con autonomía y de
autodeterminación.

EDUCACIÓN COMO
APERTURA A LA
TRASCENDENCIA

14. Toda educación debe tender y estar abierta a la
trascendencia. La ausencia de religión y de Dios obliga a
encontrar sucedáneos y sustitutos que se desconocen o se
ignoran.

14

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

BUBER Y LA EDUCACIÓN: MIRADA METODOLOGICA

CATEGORÍAS Y
TEMAS

COMPROMETERSE
EN EL
CONOCIMIENTO
ANTROPOLOGICO

RELACIONES
HUMANAS
ENCUENTRO

CONOCIMIENTO DEL
MUNDO
Y ACCESO AL OTRO

TEXTOS DE BUBER
“El antropo-filósofo tiene que poner en juego no menos que su encarnada
totalidad, su yo(uno mismo) concreto. No basta con que coloque su yo
como objeto de conocimiento. Sólo puede conocer la totalidad de la
persona y, por ella, la totalidad del hombre, si no deja fuera su
subjetividad, ni se mantiene como espectador impasible. Por el contrario,
tiene que tirarse a fondo en el acto de autorreflexión, para poder
cerciorarse por dentro de la totalidad humana. No se conoce realmente al
estilo de quien, permaneciendo en la playa, contempla maravillado la
furia espumante de las olas, sino que es menester echarse al agua, hay
que nadar, alerta y con todas las fuerzas y hasta habrá un momento en
que nos parecerá estar a punto de desvanecernos: así y no de otra
manera puede surgir la visión antropológica. Mientras nos contentemos
con “poseernos” como un objeto, no nos enteraremos del hombre más
que como una cosa más entre otras, y no se nos hará presente la
totalidad que tratamos de captar.” (QEH:21)
Es necesario comprender al hombre como el ser en cuya dialógica, en
cuyo estar-dos-en recíproca-presencia se realiza y se reconoce cada vez el
encuentro del uno con el otro. El hombre no puede ser ni construirse sino
a través de esta relación. (QEH: 150)
Los objetos, el mundo, el ELLO entran en la esferas del conocimiento.
Cuando el otro es objeto de conocimiento es objetivado, se convierte en
un objeto. El conocimiento no es la primera relación que establecemos
con el otro: cuando lo contemplamos, cuando lo descubrimos, aparece
como presencia que nos envuelve. El TU aparece como el misterio más
profundo y responde desde la vida. Esta vivencia del espíritu se convierte
en enseñanza: se presenta a los que llegan después para enseñarles cómo
la vida se vive en el espíritu. (YT: 35)

RECIPROCIDAD
NECESARIA

La relación YO –TU es mutua. Mi TU me afecta como YO lo afecto a él.
“Nuestros discípulos nos forman, nuestras obras nos edifican”. (YT: 16)
Cada miembro de la relación sabe que es necesario para el otro y que el
otro es necesario para él: el educador para el educando y el educando
para el educador.

PROCESO DE
DESCUBRIMIENTO
DEL OTRO

El TU se me presenta, pero soy yo quien entra en relación directa con él.
La relación comporta elegir y ser elegido: es acción y pasión. Cuando
siguiendo nuestro camino encontramos a otros que viene hacia nosotros,
también siguiendo su camino, sólo conocemos nuestra parte del camino
no la suya, porque de la suya sólo tenemos conocimientos en el
encuentros. Lo que debe ocuparnos e inquietarnos no es la otra parte
(desconocida) sino la nuestra. Esta depende de nuestra voluntad, la otra
depende de la gracia (hacia ella avanzamos pero no puede ser nuestro

15

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

objeto). Si el hombre produce este encuentro produce su pleno
crecimiento, la quietud, es todo entero, alcanza la plenitud... y está
preparado para el encuentro supremo con el OTRO ABSOLUTO. Este
encuentro implica la renuncia al mundo, pero no produce la anulación del
YO, sino su plenificación. (YT, 60-61)

VARIACIONES EN LA
RELACION CON LOS
OTROS

LOS DIVERSOS
MOMENTOS
EN EL DESARROLLO

EXPERIENCIA Y USO
DEL MUNDO

DOMINIOS DE LA
VIDA:
FORMA DE
AFRONTARLOS

El amor humano no puede mantenerse en la inmediatez de la relación:
dura, pero con una alternancia de actualidad y de latencia. Aquel TU
exclusivo, único e incondicionado, no susceptible de ser experimentado, se
vuelve EL o ELLA, una suma de cualidades, una cierta cantidad de forma.
Cada TU está condenado a volverse una cosa o a recaer en la condición de
cosa. Un nuevo proceso de abstracción se produce cuando ya el TU ha
dejado de serlo. El ELLO es la eterna crisálida... el TU es la mariposa
eterna. Muchas veces los procesos no son fácil de separar y distinguir:
están confusamente intrincado. (YT: 18)
No está asegurada la
continuidad relacional del tú, pero debe protegerse su valor y su
presencia para no convertirlo en un objeto entre los objetos.
Desde el origen de cada ser humano se puede observar esta necesidad
existencial de la relación, expresada de manera muy primitiva. La
separación entre el sujeto y lo que lo rodea es una conquista tardía: en un
primer momento hay absoluta identificación. El TU INNATO es la
expresión de llegar a todo lo diferente y que – en el niño – se expresa
fundamentalmente en lo TÁCTIL (como recurso exploratorio). Ese TU
INNATO será – en el futuro – el origen de la CREACIÓN, del instinto de
producir objetos, de ampliar el mundo. De estas experiencias originales
(satisfacciones o decepciones, “ternura” o violencia frente al mundo que
lo rodea) depende el desarrollo futuro del alma del niño. Del individuo
mundo prístino que precede a la forma, a través del nacimiento, surge el
ser que se transformará el ser personal y actual, pero sólo lo logrará
cuando entre en el mundo de la relación.(YT: 25 y 26)
La relación primaria entre el hombre y el mundo del ELLO es la
experiencia, que sin cesar reconstituye el mundo y el uso que conduce a
los fines múltiples que tienden a conservar, facilitar y equiparar la vida
humana. Esta capacidad de experimentar y de utilizar debe crecer a
medida que se va ensanchando el mundo del ello.(YT: 32)
LAS INSTITUCIONES
Son el afuera, la región donde uno
persigue toda suerte de fines, donde el
hombre trabaja, hace negocios, influye,
emprende, rivaliza con los otros,
organiza, administra, predica. Son un
mercado complejo y un edificio
ordenado en el que se desarrolla el
curso de los acontecimientos.
Las instituciones sólo conocen el pasado
sin vida, el ser acabado. No producen la
vida pública.
Cuando las instituciones no logran

LOS SENTIMIENTOS
Son el adentro en el que se
vive y se descansa de las
instituciones. El hombre goza
de su ternura y de su odio, de
su placer y, si no es
demasiado violento, de su
dolor. Aquí uno se siente en su
casa.
Son un gabinete cerrado pero
rico en variedad de intereses.
Los sentimientos, hasta los
más durables, sólo conocen el

16

FILOSOFIA Y EDUCACION
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO

promover la vida pública, los hombres
piensan que sería menester hacer
flexibles las instituciones gracias a los
sentimientos, disolverlas, renovarlas
inocularles la libertad del sentimiento.
(YT: 38)

ELLO Y TU
INDIVIDUO Y
PERSONA

PROCESO DE
ENCUENTRO
CON DIOS
NOMBRES DE LA
SOLEDAD

CAMINOS PARA
ACCEDER A DIOS

5

instante fugaz, lo que aún no
ha llegado propiamente a ser.
No producen la vida personal.
(YT: 38)

El ELLO y el TU no determinan diversos tipos de hombres sino dos polos de
humanidad. Ningún hombre es puramente una persona y ninguno es
puramente individualidad. Cada hombre vive en el interior de un YO
doble, pero hay hombre en quienes hay preponderancia de su PERSONA y
en otros prima el INDIVIDUO. Y la verdadera historia se desarrolla en la
relación de los unos con los otros. El predominio histórico y social de uno
u otro modelo marca las épocas de la humanidad. La calidad y la
fortaleza del YO que se pronuncia transforman en persona al hombre. El
YO es el instrumento relacional, dialogal, liberador. (YT, 52-53)
Relación que más se acerca a la relación con el TU ETERNO es la relación
el ser humano: la invocación recibe la verdadera respuesta. El YO
encuentra el TU y recibe de él su respuesta. Pero en la relación con Dios,
todo el universo se manifiesta como lenguaje. También la soledad es el
ámbito de la revelación de Dios, pero hablamos de diversas situaciones de
soledad: (1) la soledad de quien ha renunciado a experimentar y a utilizar
las cosas; (2) la soledad como ausencia de toda relación; (3) la soledad
como una etapa de purificación antes de entrar en el santuario del
encuentro con lo sagrado; (4) la soledad del aislamiento que se ha hecho
fortaleza para “hablar con uno mismo”. Dios se revela cuando alguien le
hace lugar, cuando no se multiplican las palabras sino que muere el
habla, cuando alguien se siente abandonado por todos los TU pero
intenta alcanzar el TU definitivo. (YT: 80)
Dios no se deja poseer y tampoco esclaviza al hombre. La conversión no
es solamente cambio de objeto sino de camino y de metodología. Alguien
puede disponer de las cosas y de los bienes, abierto al pensamiento de
Dios, pero no puede hacerlo si lo ha sustituido y ha endiosado lo finito.
Dios se revela cuando alguien le hace lugar, cuando no se multiplican las
palabras sino que muere el habla, cuando alguien se siente abandonado
por todos los TU pero intenta alcanzar el TU definitivo. (YT: 80-81) 5

Hemos optado por incorporar este capítulo final como un ejemplo posible – entre muchos otros disponibles –
del Diálogo entre la producción filosófica y las proyecciones educativas. Buber ha sido reiteradamente
mencionado en las páginas precedentes y hacemos lugar a la generosa sugerencia del Prof. Dra. Margarita
Schwiser, Directora del Doctorado en Educación. Además de los clásicos de la filosofía de todos los tiempos, Max
Scheler, el existencialismo, la filosofía crítica, la filosofía analítica, la neoescolástica, los representantes del
pensamiento postmoderno admiten una articulación entre las producciones del pensamiento filosófico y los
fundamentos antropológicos, metodológicos y teleológico en la educación.

17