Está en la página 1de 6

mEDm m0u[mA[,ABDUC[nA

PCM Uffi OVMET

Por Rosalynn Hunter

"flI"tffi Prm§Oil|ff§ DE§ffiPfiRE§ttOt{ §tft

*TO@O§

tO§

trIffiBITffiilTE§

D[rfiR RfisTROr E§Oüll.Ifil DE§fiPfiRECIE*

DE üilfr fiLDEfi

TilOM «'ffiO §il §E LO§ }IüBNERfi TRfr§fiDO l.fi TIERRfi

*§T

TMEE UüE tO§

ffiTAfTERRT§TRE§ FüERO]I ilE§PON§fiBLE§ DE

H§Tffi§ DH§ffiffiTIüOTIE§

*fl§fi

[fl.mrffimom

ffiffi§rffi Lo§ (fiDf,urR[s DEt tE],rff{Ttilol

na aldea esquimal desapareció por completo des-

pués de que un OVNI iluminó el área con un rayo¿ según testigos.

Un silencio mortal prevalecía en la aldea esquimal

ubicada a la orilla del lago Anli-

"Lo peor -según dijo el cazador de

nombre Joseph Labelle-, fue que el

cementerio había sido violado y los

cuerpos habían sido sacados de sus tumtras."

kuni, ubicada al noroeste de Canadá, cuando fue visitada

por el cazador de bestias salvajes y curtidor de pieles. El panorama que se ofrecía ante sus ojos fue dantesco:

"Alimentos a medio cocinar aún estaban en los recipientes

sobre sus fogatas apagadas

"

"Los perros que habían sido atados a los árboles, habían

muerto de hambre o frío.

sta escalofriante historia

-considerada como uno de los másgrandes casos sin

resolver de todos los tiem-

pos- ha sido incluida en el Iibro

"The World's Createst UFO Mys- teries (Los crandes Misterios de la

Ufología Mundial)escrito por los autores Nigel Blundell y Roger

Boar.

El primero que descubrió el mis- terio de la desaparición de todos los habitantes de Ia aldea esqui-

mal Anj ikuni fue precisamente el cazador Labelle, quien

arribó a la colonia esquimal el invierno del año de Sobre lo que encontró dijo:

"Tan pronto como entré al pequeño pueblo, me estremeció un espantoso y opresivo presentimiento. Nada parecía nor-

mal.

"Empecé a sentir un frío incontrolable. No era justamente por la temperatura bajo cero que impera normalmente en el

era otro tipo de frío, tal vez un frío de muerte,'.

lugar ,

.l930.

t=2

Z)

orrí de iglú en

iglú y de choza

en

choza,

tocando puerta

por puerta, buscando el

menor signo de vida, pero no

encontré alma alguna.

"Sentí que algo no estaba

l¡ien. Al ver los alimentos a

medio cocinar deduje que

algo realmente importante

había interrumpido Ia prepara-

ción de la comida.

"En cada una de Ias chozas, recargados muy cerca de la

puerta, según era costumbre, encontré los rifles listos, de los

cuales un esquimal jamás se

separa, ya que no v¿ a ningu-

na parte sin una arma".

Con horror Labelle descubrió un Brupo de perros muertos,

aún atados a los árboles.

Pero lo que más le impresionó fue el hecho de que los cadá- veres habían sido extraidos de

sus sepu lturas.

"Entonces me convencí de

ffI3re

que ahí había sucedido algo terrible".

Añadió conmocionado el cazador Labe-

lle.

"Esa gente nuncd deia morir a sus perros ya que son altamente apreciados para tirar

de los trineos, ni permiten que Ias tumbas

sean profanadas por respeto a sus antepa-

sados.

Los investigadores de la Real Policía Mon- tada Canadiense, a quienes Labelle envió

un telegrama llegaron en pocas horas a la

aldea esquimal y constataron lo que Labelle les había contado.

Los integrantes de la policía estaban confun- didos.

Un grupo de investigadores canadiense

investigó, considerando cada una de las posi-

bilidades que pudieron haber rodeado este

extraño caso.

sucedió en la aldea real-

mal Anjikuni

ver.

mente?

A más de medio siglo, el

misterio de l¿ aldea esqui- aún permanece sin resol-

No encontraron huellas cle arrastre de

trineos ni de pisadas de gente, Io cual sería

lógico si la trrbu hubiera evacuado el lugar. La única clave que pudiera tener validez en la rJesaparición

de esta comunidad, se fundamenta en el testimonio de r¡tro cazador, de nombre Armand Laurent, quien vlvía con sus

hijos, muy cerca de la aldea, en una choza apartada.

.r far¡tili.r Laurerrt dij<"t

a Ia ¡rolic-ía nrontada,

que ellos vieron un

extrañcl objeto que

atravesó el cielo días antes de

que se reportara la desapari-

ción de todos los habitantes

del pueblo.

¿En qué dirección vieron

ustedes ese objeto? -pregun-

taron los i nvestigadores.

EI Sr. Laurent respondió:

-Fue rumbo a la Villa Anjiku-

ni. Envió después un resplan-

dor que iluminó por comple-

to la aldea. Y después

toda una tribu se

desvaneció de la faz de la

Tierra.

ü

¿Se manifestaron los OVNIS en todas la guerras? Tal vez sí, pero se desconoce la magni-

tud de los avistamientos debido a la escasa capacidad de difusión que se tenía entonces,

pero los Objetos Voladores detectados en lrán repercutieron -a manera de protesta- en

Naciones Unidas.

Nuevas manifestaciones de OVNIS se registran ahora en Querétaro donde se han filmo-

grabado fenómenos de luces que se subdividen, hasta en siete formas Iumínicas

¿Qué

nuevos aspectos mostrarán en el futuro? ¿Se trata acaso de seres deluz, como los que se veían en Ia antigüedad? Y ¿también entonces nos rodeaban entidades invisibles que sólo hoy han podido captar- se a través de cintas de videocámaras y de rollos fotográficos?

¿Vienen del planeta Venus como le dijeron al contacto mexicano Salvador Villanueva

Medina?

Antes los OVNIS sólo se veían cruzar el cielo y hoy

persiguen a toda una familia que

¿Se está gestando

viaja en automóvily Io hacen por un trayecto de quince kilómetros

un encuentro masivo? Y a todo esto ¿Qué sucedió con la aldea esquimal que desapare-

ció en 1930 sin dejar rastro, como si hubiese sido abducida desde arriba? ¿Acaso con-

vencieron a todos sus habitantes de que en otros mundos la vida es mejor?, o ¿se los lle- varon con fines aún no bien definidos?

según han entendido algunos, pero en

Las luces con señales lumínicas se comunican

realidad, ¿es correcto hacer señales a las naves con lámparas de mano?

Un mayor militar relata su experiencia durante una campaña contra enervantes en

Michoacán y por primera vez, se conocen casos como éste en nuestro país,

¿Quiénes

¿Vienen

de otros mundos, son nuestros descendientes que vienen del futuro o son pue-

blos que, como los mayas, partieron alguna vezy en esta época vuelven?

Albert Einstein dijo algun avez:

son los que dirigen estas naves?

"Los platillos voladores exist€r, y el pueblo que los posee es un pueblo de seres huma-

nos que partieron de la Tierra hace 20,000 años."

ffiffie€pffiwre

ffioñmffiEffi

T.E I.IITI LT-[ T {j

It E*() 1

11- tI 0

áU1\]UI§1Tá

Yl:li [ffiWE tiil [!E[üü8,.,88

TA GUELIITA DE IMAO

E ffiEm0N P[f,tftt0$

i0t/I[!liE$

§l

MINA

t,DITORES

!ilillilIilflilililil[

7

tt509761ttOOOO1ztt