Está en la página 1de 2

580

RESEÑA DE LIBROS

BICC, XXIII, 196 8

tuales, de las orientaciones metodológicas ligadas con el estudio socioló- gico del lenguaje, como son la escuela sociolingüística (que cuenta en Europa y América con representantes tan eminentes como los profeso- res Labov, Roña, etc.), el estructuralismo sociológico de la actual escue- la de Praga y los actuales representantes de las escuelas lingüísticas de los países socialistas (entre ellos, A. Schaff, a quien el autor sorpren- dentemente no menciona). Creemos que esta orientación lingüística no sólo tiene sobrada importancia objetiva como para ser tomada en cuenta en una panorámica de la lingüística de hoy, sino que sin ella no es posible dar al lector principiante una perspectiva exacta de lo que puede ser la ciencia lingüística de mañana.

Instituto Caro y Cuervo.

GERMÁN

DE

GRANDA.

JOAN COROMINAS, Breve dtccionarioetimológico de la lengua castellana, segunda edición, Madrid, Editorial Gredos, 1967.

Esta obra es, podemos decirlo sin exageración, libro casi nuevo

respecto al grande Diccionario critico etimológico que

sos volúmenes nos dio el distinguido profesor de la Universidad de Chicago hace ya más de una decena de años. En efecto, no sólo es una versión abreviada de dicho Diccionario crítico. Es, con mayor razón, una versión renovada: la redacción de algunos pasajes está en estilo más accesible, se han añadido otros que tienden al pormenor semántico. Respecto a la información cronológica, este Breve diccionario ofrece evidentes mejoras, fruto de los avances de los estudios etimológicos en los últimos diez años. Se ha prescindido de toda palabra y estilo técnico de filólogos a fin de no entorpecer la comprensión de la obra. En suma: sin salir una línea del terreno científico, Corominas destina su obra al público no especializado. Innumerables son las reseñas que se han hecho a esta y a otras obras de Corominas. Todas las ha aprovechado el autor para introdu- cir aquí sustanciales mejoras. Ya que trabajamos en parcelas distintas de la ciencia, sólo podemos limitarnos a formular tres breves observaciones: para el artículo IMÁN II ("el que dirige la oración entre los mahometanos") debieran tenerse en cuenta estas palabras de un sabio islamólogo contemporáneo: "C'est par une deplorable négligence qu'un certain usage autorise la graphie imán, confusión absurde méme, puisque le mot imán (imán) veut diré 'foi'" (vid. HENRI CORBIN, Sur le douzieme Imam, en Revue lranienne d'Anthropologie, Teherán, 2me année, n 9 4, 5, 6 (Juillet, Aoüt, Sep- tembre 1958).

en cuatro grue-

 

BICC, XXIII, 196 8

RESEÑA DE LIBROS

58 1

De Baldac,

antiguo nombre español

"De Baldac, Baldacco, etc., formas que en español, italiano y otras lenguas europeas, tomó el nombre de Bagdad, de donde venía aquella tela". Téngase presente que Baldacco es anterior a Baldac. Por otro lado, el artículo RAZA invita a una serie de reflexiones que desbordan el campo de la etimología y nos hacen penetrar en terrenos de la sociología histórica o de la historiosofía. En efecto: Corominas nos informa que en el siglo xiv, al entrar el término raza en la lengua castellana "vino a confundirse con el viejo y castizo RA$A 'raleza o defecto en el paño', 'defecto, culpa' ". Ya en otra ocasión y en otro lugar, nosotros hemos creído descu- brir, en las luchas cristianas contra el Islam andalusí, la idea de una raz a religiosa , es decir, la presencia de un anti-islamismo ra- cial por haberse asociado la islamidad a una raza, la raza árabe (vid.

debiera complementarse así:

El artículo BALDAQUÍN ("especie de tela preciosa

de Bagdad

")

RAFAEL GUEVARA

BAZÁN, La

inmigración

musulmana

a la América

es-

pañola en los primeros años de la colonización, en Boletín Histórico de la Fundación John Boulton (Caracas), núm. 10 (1966), passitn; traduce, inglesa: Muslim Immigration to Spanisk America, en The Muslim World, Hartford Seminary Foundation, vol. LVI, núm . 3 (july 1966). Por este difícil camino, recordamos haber tropezado con una idea tan importante como la de la limpiez a d e sangre , rasgo típico del español, según lo estima Bataillon. Y de todo ello, concluímos negando todo racismo a la moderna en las luchas cristiano - musulma- nas que se desarrollaron en la Península Ibérica. Ahora bien: descubrimos, gracias a Corominas, que la idea de 'raza' en los pueblos cristianos de la Península durante el siglo xiv estaba asociada al sentimiento de 'culpa'. ¿Vendrá a confirmar ello nuestro punto de vista? Estamos subyugados por investigar el desa- rrollo ideológico de la noción 'raza' en el cuadro de la historia cristiano- andalusí. Ello ha sido posible gracias a este útilísimo Diccionario de Joan Corominas.

Lima, Perú.

RAFAEL

GUEVARA

BAZÁN.

Dicziunari rumantsch-grischun, publichá da la Societá retorumantscha. Redacziun: A. SCHORTA, A. DECURTINS. Vol. IV, fases. 46-55.

Cuoira,

Bischofberger,

1964-1967, págs.

1-512.

La última vez que hablamos de este excelente diccionario (en el tomo XX, págs. 377-380 de Thesaurus), fue con ocasión de terminarse