Está en la página 1de 15

1

no se circunscribe a este único aspecto. 2 . cuya dirección ejerce desde su fundación en 1939. especialista en asuntos económicos y financieros es. Resultado de esta preocupación. y cuya finalidad el autor la precisa en los siguientes términos: “Queremos provocar un debate sobre la situación nacional. contribuye a esclarecer el que. Con su reimpresión. sin duda. ex catedrático de la Universidad de la República. pues trasciende a los planos sociales y políticos que implica la reforma agraria. el escepticismo y otras tantas causas parecidas. El análisis. originalmente publicado como serie editorial en “Marcha”. un cabal conocedor de los problemas nacionales. ante todo. que expone y discute a través de su larga prédica periodística difundida especialmente desde los semanarios “El Nacional”. impiden que se haga pública. Carlos Quijano. la rutina. que a veces se calla. abogado. obligar a pensar sobre ella y reclamar de quienes están autorizados. es el presente estudio sobre la cuestión agraria en el Uruguay. “Acción” y "Marcha". se ha convertido en problema focal de la crisis de estructura que padece nuestro país. Ediciones del Río de la Plata. que no siempre llega a tener formulación explícita y que la pereza. aunque constituye un enfoque de los problemas económicos del medio rural.Carlos Quijano La reforma agraria El Dr. que digan su opinión.

CARLOS QUIJANO LA REFORMA AGRARIA EN EL URUGUAY (ALGUNOS ASPECTOS) EDICIONES DEL RIO DE LA PLATA / MONTEVIDEO 3 .

Copyright 1963 by Ediciones del Río de la Plata Derechos reservados conforme a la ley Impreso en Uruguay Printed in Uruguay 4 .

Carlos Quijano 5 . Y no ha podido sustraerse al requerimiento de los directores de la Editorial. en lugar de corregirlos. no siempre igualmente propicios. Con pocas modificaciones de detalle —supresión de alguna frase. No reniega de lo que dijo. ¿Por qué se publican entonces? El autor no elude su responsabilidad. habría que reescribirlos y darles una nueva ordenación. Abundan en estos artículos. convertirse en un trabajo sistemático. Lo reitera. Está desconforme con la manera cómo Io dijo. tanto las repeticiones como las lagunas y aunque obedecen a una orientación definida y arraigada. que han tenido la generosidad de atribuirle a este trabajo una importancia que no tiene.ADVERTENCIA DEL AUTOR Este folleto es una recopilación de articulas aparecidos en MARCHA durante los meses de enero a mayo de 1961. No ocultan que fueron escritos al azar de los días o las semanas. ajuste de algún concepto— los damos en su texto original. Además. No tenemos tiempo para introducirles las muchas correcciones que necesitan. no logran. tomados en conjunto.

Y al encuentro de esa crisis. revisar el propio pensamiento. Estamos. la crisis que afrontamos es mucho más vasta y abarca todos los campos Por razones de especialización. Queremos provocar un debate sobre le situación nacional. la rutina el escepticismo y otras tantas causas parecidas. la propia conducta. es vivir por algo más grande que uno mismo” — Agustín Thierry. y quizá alguna conferencia pública. “La única manera de vivir. impiden que se haga pública. cuyo acaecimiento puede provocar. nos parece obvio. ordenar. “Marcha” hará las consultas pertinentes organizará mesas redondas. pero tratarán de no circunscribirse a esa área. nuestros artículos considerarán los aspectos económicos de la situación. cuanto a través de todos los estudios parciales. Como el movimiento se demuestra andando. que no siempre llega a tener formulación explícita y que la pereza. Por último. que a veces se calla. seamos aquí en parte responsables. A su tiempo. obligar a pensar sobre ella y reclamar. Y bien. en un recodo fugitivo del tiempo. sobre otros aspectos y aun sobre los económicos. Y además. Hay natural tendencia. Es decir. antes de lanzarse a las nuevas 6 . y saludable. hemos expuesto. en una situación de crisis. cuando se habla de crisis. tanto la muerte como la salud. procurará que la discusión se ahonde y se extienda. precisar. iniciamos la marcha. Una especie de conclusión de conclusiones. No diremos novedades: vamos a sintetizar. No es un réquiem. nos esforzaremos por recoger la opinión ajena y esperamos que la colaboración que solicitamos no nos sea negada. los propios errores. leal. a creer que ella sólo tiene un contenido económico. a una altura de la vida en que es útil.CAPITULO UN AGUJERO EN LA NIEBLA “Un economista que sólo fuera economista sería un bien mediocre economista” — Stuart Mill. es un balance. un examen del terreno. de estos veinte años. hay que salir. de quienes están autorizados. Puede que de -ésta convicción. es decir en época de mutaciones considerables. que digan su opinión. que a nadie puede ocultársele.

7 . En la medida de lo posible. desarrollarse y cumplirse sin violentas sacudidas. en lento desarrollo o en retroceso. Puede que en algún momento. El tiempo de la mentira ha muerto. en términos absolutos o relativos. O. más lo primero que lo segundo. si nuestra actitud obliga a otros. por obra de la inflación y por equivocado empleo de las inversiones. — Descapitalización. Es hoja de dar la cara a la verdad. a causa de equipos obsoletos y vetustos y de la falta de mano de obra especializada. lo que es más exacto tasa de crecimiento baja: 1. La descapitalización interna. — Atraso técnico. es una de las secretas razones que han permitido a nuestra crisis.8. si alcanzamos a hacer un agujero en la niebla. lleva a reclamar el préstamo extranjero. ó 0. Ya los hemos utilizado en abundancia.batallas. prescindiremos de cifras y cálculos. Esta lentitud en el crecimiento. Puede también. aún más. de Ia balanza de pagos. que el fruto no se compadezca con la semilla que hoy tiramos al azar de los vientos. a intentar la formulación de alguna “teoría”. Diferencia sustancial con otros países subdesarrollados. se produce un acrecimiento constante e importante de la población. La misma población tiene menos bienes. Despoblación de la campaña. — Infraconsumo en vastos sectores de la población y desocupación larvada. el déficit constante de la balanza de comercio y por consiguiente. Creemos que las características de la economía uruguaya pueden resumirse así: — Producción estancada. que no recibe nuevos aportes inmigratorios y tiene uno de los índices de natalidad más bajos del continente. tasa de crecimiento del ingreso nacional aun más baja: 1. — Inflación a un ritmo acelerado.5. donde paralelamente con la limitación o reducción de los bienes. Ahora sobre la base de ellos. nuestro esfuerzo estará dirigido a trazar hipótesis. De esta situación es efecto y causa al mismo tiempo. dogmático. No importa. por otra parte y predominio del sector terciario. Desde ya pedimos excusas. Ya será bastante si el debate se inicia. según los sectores. Esta falta deriva de la carencia de escuelas y de la absorción de personal útil por el sector terciario y particularmente por el Estado. a dar una “interpretación” de la realidad nacional. — Lento crecimiento de la población. el tono sea apodíctico y.

epifené" menos -la palabra no Ia admite la academia pero es insustitulble. ria o sus vicios. Ios presupuestos. porque llevada a un tope alto cn los inicio¡ del proceio. la esta. Todo esrc tíeRe eu impon tancia. El resultado e¡ el miomo. guay será ineapaz de vivi¡ y eontinuará. dnria a un ritmo también antes ignorado. e! desequilibrio eü cóntra de 1¿ balanza de cornercio alcanza cifras nunea conocidas. Abandonemos las ¿hora bizantinas e inrltiles discusiones sobre las virtudes de ia reforma eambia. Del exterior. El exterior fija el precio de nuestros productos exportables. pero no mucha. Si eI Uruguay no aument¿ 8u producción. permi¿ié una larga etapa de retiro y porque es fruto de la aeeión peruiotente en el mer. las ventaj¿s o la ar¿ificiosid¿d de la estabilización eambiaria. c¿doi del Banco Gentral. ño. bilizacién eambiaria eü artificial y mendaz. l¿ infl¿cién eon. La relación de intercambio trabaja en contra de nosoros Miremoc un poco más de cerca eÉrcs fcnémenos. a un ¿ño de la reforma carnbi¿ria. los mérítos o deméritos del nuevo presupuesto. mientras pueda.que son ¿ccesorios. tiificamo¡ ahora laa detraccioneE. haciendo juegos malabares con la moned¿. Artificial.-oros tanto. En lugar de fijar el dólar más alto. Del exterior deben venir los capitales y los técnicos. debernos enire. porque en lugar de modifiear los tipos de eambio eorno antes. Y ya hemoc llegado al llmite legal de la¡ derarcioneo. O la¡ ruprinriaros 8 . los equipos industriales.— Sujeción al exterior. fijamos €R menos la detracción. too foráneos. los cambios. el Uru. Al paso de los años y salvo circunstancias excepcionales. Mendaz. La verdad verdadeta ea muy simple. gar más productos nucstros por lor mismos produc.

disponemos de varios tipos de dólar para Ia im" portacién. Pa¡a industrializar luchafiros con res desvenu. careneia de técnica. con prescindencia de los fenómet¡os climáticos. volva¡nos al canrpo. con gran asombro de nuest¡os dulces sueños. Pot arriba -tipo de cambio* o por abajo -monto de las deractiones. por último y sobre todo. a descender. Para aumentar la producción dos corrcepciones rimplistas *que se ha pretendido presentar couro antagónicas.se han utilizado. más y más pesos por dólar. Tendió y tiende más bien a estancarse y aun. El dólar "real" vale más pesos urugüayos. lo Írltimo. tampoco. dict una. Y por Bnto. El nudo del drama es cse. pero. Hay que dar. aigtrnas puntualizaciones y ¡eflexiones.o estaremos obligados a modificar el tipo de cambio. Lo primero no . Los paliativos ocultan el mal un tiempo. cuando de ordenar las soluciones se trate. ier: mercado intetno reducido. ni está en üas de aumentar.oac¡ !e luperan. el peso uruguayo. proclama la otra.la desvalorización continrla. la producción no aumentó. menos centavos de dólar. De igual manera. sin perjirieio de volver sobre cll¡s. para que nuestros productos salgan. utilizando recargos y depósitoo. diversifiquenros la produeción e indusrialicemos. como los hechos son tenaces. Lo segundo se dquiete en el largo tiempo cuando l¿s ouas dos l[niaci. A un año de Ia re{orma cambiaria. a poco la capa queda chica y lo que se quiso tapar reaparece. Hagamos desde ya.reemplaza. 9 . frla de materias primas esenciales.

que la industrialización del Uruguay está ligada a Ia extensión del mercado. Y creemos que la 10 . Porque la industrialización cuesta. nada significa. nos parece. Coresponde ¡ecordar también. {rl Volver al campo. sin establecer un orden de prioridades. pa¡ece prtvisible que eI Uruguay sólo podrá contar co¡l una industria liviana. Cuesta en repuestos y cornbustibles y acentúa asf la dependencia del exterio¡. si se trata de volver. una vasta y fecunda empresa de industrialieación. que todo proceso de industrialización no puede ser obra improvisada y del azar. por tanto. Cuesta al levanta¡ las plantas y al adquirir los equipoo. pura y simplemente. Pa¡ece t¡o menos previsible. como lo pretenden otro§. al mismo campo. Indusuializar. del capricho o de la aventurera esperanza de los particulares. previamente. sin razar un plan y sujetarse a é1. No puede intentÍrrse. es decir a la dif{cil y necesaria tarea de la unión con otros pafses del continente. planificar. Cuesta por la gravitación o incidencia de los a¡tÍculos que ella produce sobre la producción de otros artículos o mercaderías.11 r r I i I I De toda aaner:¡§. hoy y aqul en el Urugua¡ exige. fruto del interés.

el poder del hombre sobre la naturaleza y disminuy€ el esfuerzo humano". Se define segrln I'rangols Perroux como "Ia restructulación de todo urt conlunto 60cial por el ernpleo de eombinaciones de máquinas que aumeBtar. siguiendo a Perroux. i¡dustrias sin lüdr¡rlrt¡tt:aclón". el perfodo colonial nos ha habituado. 12 E Fd qr h¡ yc PP C¡I tni¡ cia dc { tEr ¡n tui uti bü nc 11 . tenemos. Eeñal¡: "L¡ iadustrlalización lnstituye los centros modernos que ar¡astrarán aI eonjunto de la eEonomla. Sl éstas no trsnsforman las estructuras y los comportamientos.experiencia de estos rlltimos dos años lo demnestra en forma concluyente. (1) Destanne de Bernis. Y agrega: "No se puede emplear esta expresión (industrialización) para habla¡ sóIo de Ia creaclóa de usinas.

los altos precios mínimos. ¿Resultados? En primer lugar fue un fenómeno ransitorio. §rlbitamente. conociera. especial protección.CI lL lo rá lo ¡C . A 12 .t . el cambio. Una distorsión del ingreso nacional se produjo. Y por eso la baja de las deuacciones y las dificultades del mercado de la carne. Ia producción agropecuaria y especialmente la pecuaria. El abasto libre. Los que adquirieron campos o los a¡rendaron a los precios hinchados por el impacto inicial de Ia inflación. permitieron que. un desplazamiento de la riquezt. ya no pueden obtener las utilidades previstas entonces. también libre.C cx vl g P c T I El campo ha tenido durante ese tiempo. acaeció. precios muy remuneradores y que en consecuencia los valores venale¡ de la tierra y los anendamientos subieran. de Ia nodre a la mañana. Las aguas tienden a buscar su nivel. en pesos.

que trabajá para vivir y vive co^ rtro sus peones. a mayor propiedad de tiera o de animales. pero ca1$ I i i I reoó de reservas para intentar nuevas y útiles emptesas. Y eon esa riqueza se extenclieron. Los otros. por Io general. EI alza instantánea y explosiva de los precios favoreci4 como es natural.estos hechos se suman otros. convocados al campo por el señuelo de la valoriza13 . ora en manos de antiguos terrateniente§. carece de vinculaciones e informacione¡ financieras. sólo produjo ganancias de especulación e introdujo el cao¡ en el ritmo normal de los negocios. La "libertad". §-l alza impulsó la coRcentfacién de la propiedad. por la repentina valorización lprrer un poco de orden en sus cuentas. pudo. eosecharon. Los especfficos cuestan más caros y más caros Ios fletes y los salarios y la manutención y las tareas de esquila y los lubricantes y la maquinaria agricola. arrendaron y también compraron nuevos campos. eo cambio. que. la decantada libertad. ora en maRos de nuevos. en primer térrnino a los grandes. El dueño de mil cuadras de campo. mayor riqueza. para producir más y mejor. La inflación también llqó al campo y continúa y continuará su avance: los demás factores de costos aumentan y aumentanin.

Y esto rlltimo es lo que. pero no producir más por simple yuxtaposición o agregado de nuevas de¡ras. cuando se "enriquece" al campo si. sin ordenar e imponer Ias transformaciones en la explotación y sin dirigir las inversiones. que la auténtica revolución nacional -no le tengamos miedo a las palabras-. i 14 . Sin planificar. "Lo que es verdadero.ción producida y de las previstas. en beneficio de unos pocos ocurre. Perq para conrprenderlo asl.t . Hay que producir más en la tier¡a que se trabaja o en menos tierra de la gue se trabaja. lo que parece 14 i . sin cambiar la esructura de éste. Es el "error de composición" a que alude Samuelson. dice Samuelson.n rnodificar su antieconómica estructura actual. Oreemos. para un individuo no lo es necesariamente para la sociedad en su conjunto y reclprocamente. pero nos parece un üemendo error redistribuir el ingreso para favorecer a ese eafllpo. error que vicia el postulado básico de toda la economía liberal. hay que iniciarla en el campo. tenemos que someternos a un duro lavado de cerebro y desterrar de nuestra cabeza la idea de que el interés pariicular se confunde con el general y que el aumento de Ia riqueza de uno es el aumento de la riqueza de todos.

i 15 .