Está en la página 1de 50
OPERETA IDEA DE LA OBRA El texto de una pieza contemporinen cada ver se Presta menos a Ja Jectura, Cada ver se asemeja més a una partitura, que sdlo comienza a vivir en la escena, en Ia accién, en el especticulo. En el caso de Opereta se da una dificultad adicio- nal, Siempre me he sentido fascinado por la forma de Jn opereta, en mi opinién una de las mae felices que hha producido el teatro. As{ como Ia dpera tione algo de torpe, de irremediablemente avocado a la pretension, le opereta, en su divina idiotez y en su esclerosis celestial, toma sus alas del canto, de la danza, del gesto, de la miscara y me parece el teatro perfecto, perfectamente teatral. No es extrafio pues que me haya dejado tenta Pero... ,eémo Henar con ua drama real Ja vide gu Holesea de le opereta? Porque, como se sabe, el artista estd eternamente condenade « coneiliar les: contradiceio- nes y si yo me he sujetado a una forma rai frivola ha sido para nutrirla de seriedad y sufrimiente. Por una parte, esta opereta no debe sex, de principio a fin, més que una opereta, intocable y soberana en st: condicién de opereta, y por otra debe expresar el: drama patético de Ia humanidad. Nadie podria imaginar todos los es- fuerzos que me ha costado la organizacidn dramatica de tamaiia estupides. ;Encerrar en la opereta una ciérta pasién, un cierto drama, un cierto pathos y sin embar- go no transgredir su divina estupidez, he agui un pro- Blema y de qué categoria! La idioter monumental, aliada al pathos monumen- tal de la Historia (miscaras de opereta que recubren el rostro de Ja humanidad ensangrentado por un dolor inrisorio) es lo que debiera guiar la puesta en escena de Operesa. Eu el teatro. Pero también la imaginecién del lector. LA ACCION Acto Paimzno. — Anies de la Primera Guerra Mun- dial, digamos alrededor de 1910. . Dandy y ealavera hastiado, el conde Agenor. hijo del principe Himalay, planes, la conquista de Ja bella Albertina, Pero, jcémo conocer a Albertina “sin haber sido presentados”? Agenor urde la signiente intriga: contratado. con este fin, un joven delincuente, un ru- fidn, se acereara a Albertina dormida en un banco-y Je robardé cualquier cosa... un portamonedas, um meda- Usn,.. Entonees Agenor atrapard al rufiéa y podré, sin transgredir las reglas sociales, presentare a ia joven. Fero, jqué ocurre? Albertina ha sentido en el sue- fio Ie maro del rufiin y suefia que es un toque no relacionado con el robo sino eon el amor... que no busea un medallén sino su cuerzo, A partir de ese momento, la excitada y transfigurada muchacha sofiaré con la desnudez,.. ¥ no eesari de adormecerse para sentir de nuevo ese roce que desmuda... iMaldicién! ;Lo malo es que Agenor, el conde Age- nor. vestido de pies a cabeza se avergiienza de la des- nudez, adora el vestido! {No cuenta con su desnudez para sedueir a la joven Sino con ta clegancia de sus motales y de su vestuario! {No desea desnudarla sino vestirla!... en las casas cle costura,., en los. modistos mis caros... . Pero, ;quién Iega de visita al castillo Himalay vi- niendo directamente de Paris? El eélebre Fior en per- sona, maestro universal y dictador de la moda mascu- lina y femenina. Habré un gran baile en el castillo, con 128 | | | 4 un desfile de modelos en el curso del cual el maestro debe lanzar sus creaciones. ;Asi, mientras Albertina sue. fia con la desnude, la Moda, la Eleganeia, el Adorno reinan soberanamente bajo la direccién de Fior! Pero ademas el maestro esti inseguro y temeroso: aqué moda lanzar o qué silueta deoretar si’ los Tiempos corren, inasibles, decadentes y siniestros y si ni siquie. ra. se sabe en qué sentido actia la presion de la His. toria? Hufnagel, conde y oriador de cahallos, le prodiga sus consejos. Hagamos, dice, que colaboren los invite. dos. Que sea un baile de méscaras: aquellos que de. seen participar en Ia gran parada de la nueva inoda, se pondrdn, encima del traje que hayan elaborado, un saco, A una seiial determinada cacrin los sacos. El j rado recompensard las mejores ereaciones y Fior, onri. qmuecido por esas ideas, decretaré la moda para los aiios venideros. iMaldicién! Porque Hufganel, ai es Hufganel, ni es conde, ni ria caballos. No, es José, antiguo mayordo. mo del principe Himalay, despedido unos aiios tris ¥ ahora convertido en agitador y -militante revalucio. nario, jAk! Introducido en el castillo bajo ese falso nombre por el Profesor (marxista) ese terrorists clam. destino planea, bajo la cobertura del baile de mésoa, 22s, lanzar en el castillo una Moda més sangrienta, un Traje més terrorifico... Quiere sembrar la revolueién ex Ja servidumbre, hasta ahora sumisa... ;Quiere la Re. volucién! Acro Secunpo. — Baile en el castillo Himalay. Legan, en sus sacos, los invitados que deben parti: cipar en el concurso de la nueva moda. Agenor lleva a. Albertina. Sobrecargada de vestidos (@orque Agenor, en lugar de desvestiria la viste) y sien. Pre subyngada por el toque del rufién, se adormece de continuo... y suefia con la desnudez... amando a la desnitdez en su sueiio, cual saea de quicio a Agenor tanto como a su 129 Matrimonio opereta, 9 rival Firulet. Agenor ha Iegado al baile trayendo a su rufién por la correa. {Es para tenerle a la vista im- pedir que haga de las suyas? jEstaré ecloso de esé to- que libre, de ladrén, 0 estaré excitado mas bien ante Ja idea de que el rufién puede rebuscarlo todo con’ sus dedos de ladrén?.., Firulet, el rival, leva también ‘otro rufién por la correa. Incapaces de responder al lama- miento onirico de Albertina, Agenor y Firulet se zahie- ren el uno al otro y un trgico deseo de autodestruccién Jes eva al duelo. En fin, mientras el baile refulge en el maximo esplendor de sus mascaras y atavios, los z+ vales, desesperados, dejan libres a los rufianes entre la multitud: jque se entreguen a su pasién, que roben, que palpen! Caos. Panico, Los rufianes roban a manos Ienas mientras los invitados, no sabiendo quién les palpa, quién Jes cosquillea, se ponen a gritar- desconcertados, iSe acabaron los buenos modales y el desfile de modas, es la debacle! Hufgenel, amante de los eaballos y terro- rista, se lanza al galope a la cabeza de Ja servidumbre... Es Ja Revolucién. Acro Tercero. — Ruinas del castillo Himalay. La Revolucién. El viento de la Historia... Ha transeurrido algiin tiempo. Estamos después de la Segunda Guerra Mun- dial, después de la Revolucién. La vestimenta de los hombres es desalifiada,.. A pleno viento y en medio del resplandor de los relampagos, surgen los mas extra- fios disfraces: el principe-limpara, el sacerdoteamujer, un uniforme navi, una mascara antigds... Todos se ocul- tan, nadie sabe quién es cada cual... Hufganel, el ca- ballero, a le cabeza del escuadrén de la servidumbre galopa a Ja cara de fascistas y burgueses. El maestro Fior, desamparado, aturdido, trata de re- eonocerse en este nuevo Desfile de Modas. Se procede a juzgar a los fascistas detenidos. Fior exigiré en v: un procedimiento legal," normal... ;Huracdn! ;Huracé iEI viento todo Jo ahoga, levandosclo por delante! 130 Pero, {qué ocurre? Aparecen Agenor y Firulet ce zando mariposas. Detrés suyo aparece un ataid p do por dos enterradores. Cuentan ‘su triste historia: en ese famoso baile, Albertina desaparecié no encontrin- dose de ella mas que los numerosos vestigios de su guar- darropa. También los rufianes desaparesieron, Persuadi- dos de que Albertina fue desnudada, violada y asesiase da, Agenor y Firulet se lanzaron por el vasto mundo provistos de un atatid, tratando de encontrar, para en- terrarlo, el cuerpo desnudo de Albertina. Aprovechando el momento, todos arrojan en el ataiid sus propios fraeasos y sufrimientos. ;Pero qué ocurre? Cuando, finalmente y en el colmo de su desesperacin, maldiciendo la Vestimenta de los Hombres y la Moda y las Méscaras, el maestro Fior deposita en el ateiid 1a santa, Ia cotidiana, la eternamente inasible Desnudez humana, he aqui que surge del ataid, desnuda. jAl- dertina! 2Por qué se encuentra ella en ese atatid? ;Quicn Ja ba escondido? Los dos enterradores se desenmases- xan: json los rufianes! Ello: son quienes se ban lieva- do a Albertina del baile y la han desnudado y escon- dido en el ataid... Desnudez eternamente joven, juventud desnuda para siempre, desnudez cternamente joven, juventud para siempre desnuda. NOTA SOBRE LA ACTUACION DE LOS ACTORES Y LA PUESTA EN ESCENA Miisica, cuplés, danzas, decorados y vestuerio en el elasico estilo de la vancia opereta vienese. Melodias fici- Tes, rancias. Pero la opereta se ve gradualmente atrapada por el torbellino de Ja Historia, y erece demencialmente. Los efectos de buracdn y las salvas de pélvora, més bien retérieos al principio, se transforman durante el gundo y sobre todo en el tercer acto en un huracin reel. 331 Es preciso que las escenas shakesperianas del tercer acto sean fatéticas y tragicas. La oposicién vestimenta-desnudez, tal es el motivo principal de Opereta. El hombre aprisionado por los mas extravagantes y atroces vestimentas, pero sofiando siem- pre con la desnudez. DRAMATIS PERSONAE Mazsrro Fror Ex. princrre Himatay La Princesa Himatar Ex, panéw Frrvver “ALBERTINA EL PADRE Y LA MADRE DE ALBERTINA Los pos RUFIANES Ex cura Ex BaNquero EL GENERAL LA MARQUESA EL PROFESOR Ex conne HUrcanen Et crrapo Lapis.ao Ex cuarpa Esranist.so LA CRIADA DEL CURA EL ORDENANZA DEL GENERAL Crrapos SeRoris 133 ACTO PRIMERO Una plaze delante de la iglesia: Iugar de paseo con Grboles y bancos. En primer plano, junto al paseo, el grupo de sefto- res: el banquero, el general, el profesor, la marques, Trajes anteriores a 1914, ricos: uniformes, chiste- ras, bigotes, cuellos duros, bastones, galones, etc. Todos demuestran exquisitos modales: inclinaciones, sonrisas, gestos almibarados, etc. Al fondo, por el lado del jardin, el grupo de criados. Son cuatro, en librea, con rostro de servidores. Aparece el conde Agenor Himalay, joven ocioso y rico, treinta y cinco aitos, vividor y dandy hasticdo, Lieva levita, chistera, guantes, basin y monéculo. Detrés suyo, su criado Ladislao. Grupo pe sENoRxS (cantando) — 1Ab, he aqui al conde, al conde Agenor! iAh, he aqui al conde Agenor! Acenon (cantando) — 1Si, en efecto, es el conde, el conde Agenor! }Si, en efecto, el conde Agenor! (Se queda en estudiada postura, A Ladistao: } Ladislao, reajusta le pernera izquierda de mi pan- talén y raseame el homoplato derecho. ;Crees que ella se decidiré a salir? 135 Lapist.s0 (50 arios, largas patillas y librea) — A sus ‘Srdenes, sefior conde. (Rasea y reajusta.) No, seiior conde, todavia no. La misa no’ha termi- nado atin, pero no tardard en hacerlo, sefior conde, ¥ por lo tanto tampoco ella, sefior conde, puede tar- ar, sefior conde, en aparecer... Acrtion — ;¥ nuestro rufién? Lapistao — Lo he dejado alli, detrés de los parterres. Acexon — Tréele para que yo lo vea. (Ladisiao yaa buscarle tras los parterres y lo trae cogi- do de una cadena, como un perro... El rufidn tiene 18 aries, va descalzo -y es muy delgado. Tiene aspecto de bribdn, de truén.) Emm, no esté mal este rufién,.. Supongo que co- noce su oficio.. Lamistao — 3Que si lo conoce?... Si viese su Gracia expediente judicial tiene... No esté virgen, su Honor... Es un’ profesional. n — Esciindale detrés del parterre hasta que He- gue el momento. Es una pieza fundamental. (Ladislao esconde al rufidn.) 2.Cudntas mujeres tengo en mi lista? Lavtstao — 257 por el momento, sefior conde... y 256 el sedor barén Firulet, (El grupo de sefiores despertando y haciendo un comen- tariy disereto y mundano.) ih, ch, ob, el conde Agenor! iEh, ch, ch, el barén Firulet! Acewoa — Qué ridieulo, ese barén! (A Ladislao.) Dame un drops. Siento fétido el aliento, Flatulen- cias. Esa cena de ayer: ostras, champagne, becada, ay, ay, ay Leontine, cette encantesse, mimosas, or. 136 quideas, joyas y cacadou... Y enéima, oh mon Dieu, aquel: baccarré en el club, jparole Choneur! Nunca vi semejante'desgracia... 13.575 més 12.830, hacen, en_ntimeros. redondos, unos 26.000... jfantéstico! Aes se Hama perder hasta los pantalones... ;Oh mon Dieu, quelle nuit’... Qué gitanos.., Pero me echaria’un suefiecito... (Bosteza.) (Animéndose.) iMaldito baréa, parece que va a aleanzarme! ;257 contra 256! jOye...! Rascame ese pie. Ahi, el iz quierdo, en el dedo medio, Ah, ah... (Ladislao ‘rasca. ) {Maldito barén! Perdi hasta los pantalones... Pero habra que comprarle un guardarropa entero a la chi. quilla, {Bah! (Bosteza. } Porque’ todas aeuden en tropel A la sola vista del oropel. (Furioso.) TY ese barén! {Saluda al grupo de sefores, que le contestan con una cascada de reverencias,. Canta: ) 4Y qué me importa a mi ese barn si-es tan sélo un bardn? Yo. sdy conde, el conde Agenor De as damas’ seductor y Enfant gaté de los cafés Con mi sombrero de copa Mi monéculo y. mi bastén, 4Qué puedo temer de ese pobre barén? (Lo dice mientras se pasea, modo de comentario dis- creto y mundano,) 137 De les damas seductor, enfant gaté de los cafés, con mi sombrero, mi monéeulo y mi bastén, ah quel charac, oh: quelle distinction. (bis). (Bosteza.) Dogaresas y prineesas, Burguesas y_condesas, Planchadoras o marquesas Todas se me disputan, cual posesas. ‘Tan mundano y congnistador Si charmant y seductor, Mi influjo es embriagador. (Lo dice mientras se pasea.) jAb quel chic, oh quelle charme et quelles manié- res... (bis). (linsra el barén Firulet. 35 aiios, traje de caza, fusil, fusta, monéculo y sombrero con. plum. Modales arro- guntes. Detrés va el guarda Bstanislao, Wevando el zurrén.} Frevner (canta) — Por vida de... esto es demasiado! {Pero no es Agenor, el bastiado? Es el conde, en efecto - Y lega en un momento perfecto. Ab, qué delicioso eosquilleo Oh, qué excitante hormigueo. Yo soy el barén Firulet El que las damas tiene.a sus pies Soy amante de la cara bella Bing bang, me apodero de ella Bang bing, en mis brazos cae la mas bella. (Lo dice mientras se pasea.) 188 Soy cazador, cazador de belias, bing bang, disparo, pif paf, ya cae, paf pif, en mis brazos, bang hing, la mis hella (bis). ‘Oh amor, ch sublime estratagema, Héteme aqui de nuevo enamorado 'Y sumido en un fuego que todo lo quema, Oh amour, amour, amour. (Hablado.) Estanislao, jondntas tengo en mi haber? Esran1sia0 — 256, sefior barén. Y el sefior conde Age- nos, 257. Firurer (cantando) — Cu eu cu, Agenor, Piti piti piti, Agenor. El barén Firulet = los euriosos Les priva de chismorzeos, Con un solo y certero soplamocos. Ex Guupo pe seSones (cantando) — jOb, oh, oh, el conde Agenor! iEh, eh, eh, el barén Firulet! AcENoR juerido barén! {Estoy sofiando? {Usted agui! ;No habri desdefiado los enervantes jardines de orquideas de nuestra admirable cacadou la Belle sélo con el fin de ejercer sus sabios talentos de ca- zador en terrenos.,. en terrenos més... digamos, hum... mas virgenes...? jJa, ja, je! Firuret — Querido Agenor! No estard usted aqueja- do de nostalgia debido ‘a los enervantes efluvios de nuestra cacadou-coco la ‘Trés Belle? Venga, suéneme un poco, se me caen Jos mocas... {Es como para mo- rirse de risa!... jJa, ja, ja! ;Pintan bastos! Acenor — ;Dama de pique! Firvrer.— Cuatro tréboles y un valet! Acexon — {Paso! Firvirr — jPaso! AczNor — jDoblo! Freocet — ;Doblo y vuelvo a doalar! Acznon — jPaso! 139 Finvier — ;Pasol En caupo pe szSones (cantando) — ih, oh, ob, el conde Agenor! iEh, eh, eb, el bardn Firalet! Aczwon — jEntremesesvariados y salsa Belmonta! Pero por favor, bardn, 0 yo tengo visiones 0 ese fusil que veo no estard destinado, a cazar Ia corza, sapristi, ;Cazar corzas! {Caza furtivamente en los cotos ajenos, e:0 no se hace! jProhibido cazar, sa- ‘pristi! Cambridge, Orient Express, Veuve Clicot, Ritz y Carlton. Fiavier — Piti, piti, piti, eu, cu, eu, Agenor, jdesde cuando los leones acribillades por la polilla se con- vierten en defensores de las inocentes corzas? ;Wa- gonslits! ;Moulin Rouge! Por todos los diablos, con- de, jes que se va a poner gallito? (Siete bacantes! Acrnon — {Cuatro huries! Pinvrer — ;Dos odaliscas y una estenotipista! Acunor — Una negra, tres telefonistas! Finvier — ;Doblo! Acunon — jDoblo y vuelvo a doblar! Firutet — ;Narices! Acenon — ;Narices! Fiutet — ;Pasol Acenon — ;Pasol EL cRupo pe SeNoRES (cantando) — ib, oh, ob, el conde Agenor! iEh, eb, eh, el baron Firulet! Acunor (indiferente) — Apepsia. Firuier (indiferente) — Dispepsia. Acenor — Desgracia. Fmutet — Migrafi ‘Aczxon — Narices. Fouirr — Narices. ‘AcENOR — ;Paso! Fiuner — Paso! (Firulet se marcha con su guarda.) 140 ‘Acznon — Faisanes y perdices. Provocaciéa. Imperti- nente, Estoy derrengado. jLadislao, inyéctame! (Ladiisloo le inyecta.) 1Ah, picara “Albertina, 256 contra 257! ;Diablos, sélo le gano por una! Paseo de los ingleses. Guisar, guisante, guisado. Dios, qué aburrimiento. (Se sienta al fondo del escenario sobre el bastén con- vertido en asiento.) Ex cRruro pe SRNORES (con. creciente animacién) — Los taburetes de Lord Blotton... los taburetes de Lord Blotton,., los taburetes de Lord Blotton... los taburetes de Lord Blotton... (Con creciente animacién.) dos taburetes de Lord Blotton.... Ex cENnrRat — El chaleco de Lord Blotton. Ex sanqueno — ;El chaleco de Lord Blotton? La wanguess — jJustamente, ol chaleco de Lard Blot ton! Et. cenerat. — En degradé, a dos tintas... Et, prorsson — Con las solapas vueltas. EL BaNqueno — Pero qué me dice!.... Un chaleco con las solapas vueltas? (Se oyen unos compases de érgano. De la iglesia salen el principe y la pricesa Himalay, acompafiades del macs- tro Fior, en frac. ) Ex princtre — Qué fantéstico sermén de nuestro pirro- jo nos regocija-el alma con sélo oir la glorifica- in. que ha hecho nuestro querido parroco. wu La privcuSa — jAleluya! jEnchantée! jIn excelsis! (Saludan al grupo de seitores.); Les presento a nucstro querido huésped, el maestro Fior en persona, directamente Iegado de los ‘Cam- pos Eliseos. El-principe y yo estamos encantados, realmente, muy honrados in excelsis..! Ex princirs — Eneantados in excelsis, realmente, que- rido maestro, es‘ para nosotros un honor que el maes- tro se haya dignado hacernos tan charming visita La princess — El maestro Fior es un auténtico dicta. dor de la moda en Europa. Ex pninerpz — Tanto de la moda masculina como de Ja femenina. £1 es quien’ todos ‘los. afios lanza la silueta de rigor... La princrsa — EI maestro Fior, mis queridos amigos, nes ha hecho el honor de aceptar nuestra invitacion. Y en el castillo de Himalay va a tener Iugar in excelsis Ja sonsacional presentacién de la moda anual del maestro. Hosanna, tanto para la moda masculina como para la femenina. jAleluya in. excelsis! Ex. princirs — Es un signo de los tiempos, y muy re- velador: {ce dénde surgiré este afio la vor del dicta- dor de la toda? {Del castillo Himalay! Ex cruro ps seXones (cantando) — iOh, oh, oh, viva el maestro Fior! iAb, ah, ah, un desfile de modelos! j0b, oh, oh, gloria 2 nuestro mentor! Fron (canta) — * Porque yo soy Fior Maestro ‘de la-moda Hombyes y mujeres saben Que silo esta-en boga Lo que he dictaminado yo. ‘Ah, ah, ah, Ja clegancia, Oh, ch, oh, la distineién. (Lo dice paseando.) 142 ‘Ab elegancia, ah distinction, ah, ah, ah la moda, dernier cri et bon ton (bis). (Saredistico. ) Michelangelo y Rembrandt Shakespeare y Dante Beethowen y Bach Yo soy otro maestro del arte Maestro que impone su estilo, Dictaminando, implacable dictador, El. gusto, la silueta y el color. (Lo-dice mientras pase.) Hago florecer Jas barbas, hincharse o deshincharse Jos senos, impongo escotes o destierro tirabuzones Porque yo soy el maestro, El maestro Fior. AGENOR (canta mientras se aproxima) — Yo soy Agenor Aclamado en los salones Imprescindible en las reuniones ¥ de todos solicitado Pues con mi sombrero y mi monéculo Con mi peinado y mi bastén, Impongo mon chic, mon charme et mon [bon ton. Fron y AcENor (cantando) — Porque yo soy Fior (Si,'en efecto, yo soy Agenor) De Ja moda, para hombres y Mujeres, Inmplacable Dictador. Fron — Querido conde Agenor, nadie leva como usted el sombrero de copa de siete reflejos... jst fama me ha Hegado hasta Paris! Acenor — Y eso que no se ha fijado atin en mi traje... 143 Los seSonss — Los taburetes de Lord Blotton Los taburetes de Lord Blotton... Ex. princres — Apuesto, maestro, a que con Ia’ ayuda de Agenor usted va a realizar grandes creaciones. Ea estos tiempos socialista-democraticos y ateo-socialis- tas, el traje se ha convertido en el bastion més po- deroso de las clases superiores. Esos matices, esas sutilezas, esas nuances, y esos arabescos enigmiticos donde se pierdet'los no inieiados, son nuestra forma de aislarnos, los de Ia clase ‘superior, de las clases inforiores. La. elegancia y la urbanidad son nuestra torre de marfil in excelsis. Por supuesto. que las cla- ses inferiores tratan de imitarnos, intentan. apoderar- se de nuestra moda y de nuestros modales. Por eso resulta indispensable introducir innovaciones. jInno- var! jInnovar para desorientar! La Princesa — jEs atroz! jNi un instante de respire! jUna eterna carrera! Le pido a mi modisto un peina- dor a la Derby y al dia siguiente ;qué es lo que veo en los hombros de'mi manicura? {Un peinador a la Derby! Pero lo peor son las crindas. ;Figrirese que el otro dia sorprendi a mi camarera probandose pie- za a pieza todo mi guardarropa! Ex princier — Por fevor, Fernanda, por favor... (Indica discretamerite a los criados al fondo.) ...Por favor, Fernanda... ;los criados! La PRINcESA — jLos criados! (Se calla.) Et BANguero — ;Chitéa!.., (Mas bajo.) iMi mayordomo — y ustedes no van a creerlo — mi mayordomo imita Ja forma de anidarme la corbatal Ex ceNeRaL — Chist... ;Mi ordenanza, diganme bien, utiliza Ja misma marca de ‘cigarros que yo! ia Ex principe y La pamcesa — {Chitén!.., jlos eriados! EL princirs — Han debido oimme... ;Chist! La princess. — jEs que me han oido?... {Chist! Ex Principe — Bueno, aunque nos haya2 oido... aun- que nos hayan oido. (Llama.) (Acude ef valet.) iConstantino! iLtistrame los botines! EL GENERAL — ;Buena idea, a fe mia, con esta polva- reda! jGustavo! (Acude el ordenanza Gustavo:) iLimpia la suela hasta. que brille! EL princirz — Un lugar para cada uno y cada uno en su lugar, eso es Jo tinico que pido. Et Bangvexo — Con esta humedad, el polvo forma una costra sobre el calzado. ;Valentin! {EI cepillo! Limpiame el. empeine y los contrafuertes, (Bl eriado cepilla.) Viniendo de Paris, maestro, nuestra provincia le debe resultar: insipida,.. Fron — [En absoluto! La, Princesa — El maestro es muy indulgente... ;Fran- cisco! jLimpiame a mi también! (A la marquesa.) iPero Eulalia, tienes los escarpines cubiertos de pole vol Francisco, atiende a la sefiora merquesa! La manqursa — Piti, piti- Acrxon — Ladislao, empieza por el maestro. Después el profesor y luego a mi. (Los criados cepillan por lo bajo, los seiiores hablan en lo alto.) 145 Matrimonio opereta, 10 Et proresor (a Agenor) — Me siento confuso... (Hace aden de vomitar sobre Fior.) Fron + {Perdén? Et prorzsor — ;Perdéal La ertvcesa (a Flor) — Nuestro desdichado ¢ inest mable profesor esté aquejado de una vomitera oré- nica que se resiste a todos Jos tratamientos. El es- pasmo vomitorial crénivo del profesor ha estado en manos de las mas altes eminencias internacionales. El profesor ha vomitado sobre los mas grandes espe- cialistes y sobre sus ayudantes, sobre bomberos, nur- ses et que sais-je, asi como sobre mi esposo y sobre ‘mi misma, En sume, que seria imposible encon- tar en el mundo un objeto o una persona que nues- to querido profesor no haya convenientemente ro- ciado con sus vomitos, En verano, nuestro querido profesor evacus su incoereible vémito sobre el cés- ped, los parterres, ios legumbres, los insectos y sobre Jos troneos de érbol y las carretillas de la huerta, Ex. princes — El vémiio de nuestro querido profesor Uiene un cardeter espasméddieo, eiclico, convulsive y por supuesto erdnico. (EL projesor hace odemin de vomiter sobre la mar: quesa.) jAhi Io tienen! La aranqursa — Piti, piti, Ex-rrincrpr — jPero qué es Jo que veo? {Si es nues- tro queride piirroco! Ex cura — jAlebado sea Nuestro Sefior! La raoversi — jAb, ‘qué sermén! jUn fantistico ser- adn de nuestro querido parrocs a la mayor gloria Ge nuesizo queride Dios! Sefior parroco, permitame que le presente al maestro Fior.., Ex cura — Alabado sea... Fron — jAbsolument enchanté! 146 La manguess — Piti, piti, EL princirs — 2Qué estaba diciendo yo?,.. Ah, sf, nivestro querido profesor vomita igualmente sobre las hojas, las hierbas, los canapés, los plates, los muros, los matorrales, las institutrices y Jos som. breros. Parece que se trata, segiin los especialistas, do un estado exduico de ndusea, de rechazo, de sus, pensién, un estado... Zedmo lo diria yo?... de re. pulsién definitive e inveterada. Y a propdsito, pro- fesor, ¢dénde esta su amigo, ese célebre caballero, ese sportman y domader, el conde Hufganel que usted babia prometido presentarnos? EL PRoFESOR (como vomitando) — ;Perdén! El conde Hufganel est todavia en la iglesia, entregado a sus plegarias, No tardard en selir, Et cura — jSefiora Valentin! Limpieme un poco las sandalias, (Za seiora Valentin, ama de Uaves del pérroco, lo hace.) Ex Gore DE seRones >~ los taburetes de Lord Blot- ton... los taburetes de Lord Blotton,.. 1 de Lord Blotton.., oie Toe teases (Pianissimo. Los taburetes de Lord Blotton.., 4 (Se quedan inméviles,) Ex crtapo. primero — Eh, no empujes, eretino! ;Lir- gate de abi! EL crrapo secunpo — jEste pie es mio, cerdo! Ex crtapo TeRcero — ;Habrase visto! Es que los apéndices se Uevan puntiagudos ahora’ Ex onpenanza — jAbueca de aqui, eriadillo! 7Es que no me vas a dejar que cepille a mi general? EL criavo TERCERO — Hoy en dia los calcetines se llevan rayados,,. ~ Lapistao — ;Venga, hombre, no seas timido, aplasta- me ya de una vez! La Sra. VaLenrin — jMisericordia, qué gentuza! Ex cRIADO sECUNDO — {Si hubiese betvin de pus, lo lameria con mi lengua! Eu carapo TERCERO — A mi se me ha terminado el normal, pero no importa porque me queda Ja lengua. La Sra. Vasentin — jMisericordia, qué mal criados! En carapo TenceRo — jEh, Valentin! ;Por qué no James abi, en el talén? Los crranos (cantan) — Se lame, se escupe, se abrillanta, Se chupa, se embetuna, se ensaliba ;Con la Tengua! jE! iCon Ja lengua! jEh! EL cRuro Dg seXonxs (despertando) — Los taburetes de Lord Blotton La princess — Mis ustedes -hayan reeibido las invitaciones. Damos un baile para coronar in excelsis el desfile de modelos iinico en el mundo de nuestro maestro in excelsis... jHosanna, hosanna, aleluya! Ex pRixcipr — jQue el baile sea digno del maestro y que el maestro sea digno del baile, in. excelsis, ho- sanna, hosannal Los szsiones — ;Los taburetes de’Lord Blotton! Ex pinroco — Es tan sélo una honesta diversion... EL GENERAL (al ordenanza) — Lame el contrafuerte. (Sale el conde Hufganel de la iglesia con traje de caza 1s caballo, levite roja y fusta.) Ex pérroco — Aqui viene el conde Hufganel. Nues- tres corazones se regocijan en Dios, mis’ queridos bienhechores, con sélo mirar a tan insigne cristia- no, siempre el tiltimo en abandonar Ja casa del Se- or... Ab, alabado sea el Seiior, alabado...1 Ex. princrps — Es curioso que los criadores sean siem- pre piadosos... He conocido muchos ganaderos, todos EL PROFESOR — iReg. reg...! 148 jeridos amigos, espero que todos - [Regurgital Sefior principe, Sefiora princesa, Seiioras, caballeros, El conde Hufganel Mi amigo j camarada, reg, reg, reg, regurgital Ex crtapo primzxo (lamiendo el zepato de la P cesa) — jVaya falbalis!... jHas visto qué interio- res? Vers cuando se lo cuente a la Mari Ex. carapo sa¢unpo — jLaine! jNadie te ha dicho que investigues por debajo de las faldas, marrano! La princess (canta) — iConde, oh maravilloso campeén! Ex princrre (canta) — Derby, Longchamp -y el Rally de las tres [naciones! Horcanrt (canta) — Al galope, al galope, ‘cascos repiqueteando, No es nada el trote, sdlo el gelope, Sélo el galope galopando. Espoleemos, fustiguemos, Sélo el galope me tienta, iVenga, galopa o revienta! EL galope es mi ley, el galope soy yo! Los ssitonzs (cantando) — Al galope, al galope, galo- pemos, galopad al galope de los galopes. (Se inmovilizan.) Acznon (que viene del fondo seguido de Ladislao) — Indigestién. Aburrimiento. Desgracia. ;Ladislao, in- yéctame! (Ladislao Te-inyecta, } ~ Por qué se queda tanto rato en Ia iglesia? Lapistao — Saldré en seguida. * AcEnon — ;Sigue sentada en ese banco? 149 Lapis.ao — Signe, sefier, ahi sigue, Acenon-— Enséfiame otra vez a tu rufidn. (Ladislao soca al rufién de detrés de los matorrales, sujeto por le cadena.) «Por qué lo tienes encadenado? Laprsiac — Su historial judicial... jPrudencia! Acenon — Hsté bien. zLe has ensefiado bien Jo que debe hacer? Lo repetiré una vez més: ella se sienta alli, ex. aguel banco, para esperar a su amiga. A-una sefial mia, el rufidn se. acerea subrepticiamente y jhop! ie pispa el bolso, 0 el paiiuelo o lo que sea. In poco mds lejos, atrapo al ladrén y me presento a-ella: cx una situacién asi uno tiene derecho, 0 mejor dicho, el deher de presentarse. Luego la in- vito a cenar y ya veremos, ja, ja, ja. Qué cara va a poner Firulet.., jLe compraré unos manguites a Ja chiquilla! Lapisto — Haremos Jo que podames, lo juro, hare- mos lo que podamos. Su Seiioria.., AcENoR (un poco avergonzado) — Que Ladislao me comprenda, que Ladisiao penetre en mis razones, que Ladislao 0 haga pesar sobre mi su reprobacién... Evidentemente, preferiria no tener que recurrir a os servicios de un pilio, pero, vraiment, no veo eémo, de verdac-que no veo emo podria un hombre de mundo. un hombre como yo, con mi educacién y mi estilo, abordar a un bomboneito en une banco frente a la iglesia. Si fuera una cocotte, o una du- quesa o tuo sirvienta o actriz, podria pasar, yo no digo que... jPero un boraboncite! jEn un Banco! 1En uns plaza publica! Ni siquicra aleanzo a ima- ginar edmo podria saludaria, a diez pasos de distan- cia, Ce n'est pas mon genre, Ladislao! Mientras que él, rm pillo y mm malhechor, se lo salta tedo, pucde avercarse al banco y puede incluso pisparle a la chiquilla su bufanda, o su broche, © su porta- monedas.,, qué sé yo! ;S%i vous plait! Yo no pue 150 do y , en cambio, si. Extraiio orden de le: Natura- lezd: yo no puedo, pero él si. ;Ves tit, Ladislao? Es preciso que sirva de cebo, que mé dé un pretexto para entrar en relacién. Luego' yo le- compro s la chiquilla unos manguitos y un collar. ;Comprendes, Ladislao? Laprstao — {El asunto esté en cl boi ahi sale. Ab, mirela, (Se esconde tres los matorrales con el rufiin. Se oyen acordes de drgano. Albertina sale de la iglesia con sus padres.) La Mapng — jAy Dios mio, qué sermén el de nuestro rroco! ;Ay, qué sermon! ” moe (A Albertina.) jPonte derecha! Et PapRe — En el fondo el aire es fresco, Navidad en el baleén, por Pascuas un tizén, en abril aguas mil, pero el sol no es gran... cose, quiero decir, dema- siado... ‘La mapre — Este afio, los bucles caen un poco sobre la frente, y se leva un tirabuzdn en Ja oreja... Ze has fijado, Tina? Ex papre — El sol no es gran cosa.,, después de la Muvia el buen tiempo. La mapre (a Albertina) —— jEs que no vas a dejar de torcer, las piernas? ;Tina, te digo que no tuerzas las piernas!,.. {Dios de los cielos, Tina, te estn mi- rando! Ex rapRe — Mira, madre, gquién. es és: La wapRe — 2El de la levita? Et Papre — jCielos, pero si es Agenor! La MapRe — Agenor, el bello Agenor, zAgenor el se- ductor? {Mirale, Tina! O mejor, no Je mires, mira al frente, {Dios de los cielos! Ex papre — jEn levita, eh? Viene directamente del casino. {No ha ido a la iglesi La apne — ;Qué, Tina? No vienes? 151 AtperTINA — He quedadc con Luisa. LA MADRE — Por el amor de Dios, no vengas tarde a comer, No mires hacia donde no se debe, Arréglate el pelo aqui, en la oreja. Dénde has puesto tu la- hor? Haz punto y no te dediques a mirar a derecha e izquierda... (Salen los padres, Albertina se sienta en el banco con su Tabor.) Aunntiva — jAy, qué meseas!,., Mira; una mosea,.. Luisa... Mira, un drbol... Qué ealor... jAy qué calor! (Bosteza, Agenor pasa, muy seductor, con su sombrero de copa. Albertina le mira y. bostesa disimuladamente. Vuelvea pasar Agenor. Albertina: mira. Agenor pase de nuevo. Albertina mira. Agenor pasa una vez mds.) éPero qué le pasa?... Me muero do sueiio... (Se duerme. Agenor le hace una sefia a Ladislao que sale de detrés de los arbustos con el rufidn, el cual, ha- ciendo piruetas, se acerca a Albertina y le palpa mu. cho rato.) AcENOR — {Qué es lo que osté haciendo ése' AtpErina (durmiendo) — Ahooooooos0000000h.... (EL rufidn le arraned un medallén y corre hacia Age. nor, que le tire al suelo. Relémpago. Viento. Tempes- tad. Los elementos se calman rdpidamente. ) Acenon — ;Ladrén! Lapistao’ — ;Puereo! ;Marzano! (Atrapa al rufién y le pone la cadena.) Acenor (acercindose « Albertina) — Le ruego que 152 me excuse, seiorita, por acerearme a usted sin hae ber sido presentados, pero es que ese truhin, apro- vechdndose de su suefio inocente, ha osado robarle esto medallén. Atendiendo slo. a los dictados de mi deber, me he tomado la libertad de intervenir. Pero 80, sefiorita, me obliga a dirigirle a usted la pala- bra sin haber sido presentados. Permitame ahora que Jo haga por mi mismo: conde Himalay. ALBERTENA — {Oooooh! Acenor (canta y baila) — ‘Yo soy conde, el conde Agenor De las damas seductor y enfant ‘gaté de los cafés. Dogaresas y princesas, Burguesas y condesas, Planchadoras y condesas, Todas se me disputan, cual posesas. Con mi sombrero’ de ‘copa Mi monéeulo y mi baston Mon Dieu, quel estile, Mon Diew, quelle distinction. Aupentina (canta y baila) — ‘Yo soy Albertina, La hella Albertina Mira mis pies'y mis manos © mis ojos, mis labios y mi nariz, Peto miralos tan sdlo Porque no son para ti. Son tuyos, suefio mio, Mi suefio maravilloso, Son para ti, para ti solo Mis pies y mis poqueiias manos, Mis ojos, mi nariz y mis labios Para ti, sélo-para ti, suefio mio Mi suefio, oh sueiio maravilloso. AceNon (canta) — jOh mi sueio, suefio: maravilloso! (Hablado.) 455 Ahora que he tenido el honor de haberle sido pr sentado, sefiorita, zme permite. descansar un segun- do sobre este banco aunque sdlo sea a una respe- tuosa distancia... : Aupntina — ;Oh, por favor! El sefior conde es tan bondadoso, {Qué ha ocurrido?,.. Me quedé don da,., Mientras dormia me parecié... que una mano,. (Vergonzosa.) {Ooooch, Si, debié ser un suefio,,. Me pareci6 que ‘una mano... ya me entiende.,, (Mira subrepticiamente a Agenor, mientras se lleva una mano al eicote. ) . Acgnon (turbado) — Si, en efecto, fue un rufidn... ‘Avaertina — {Un tufiin? Acenor — {Pero-es que no lo ha visto? ‘Aupentina — Qué? Con este ealor,.. ;Y estas mos cas! Me quedé dormida y sofé.., que una mano... (Mira a Agenor con aire desconfiado.) Qué trama el sefior conde? {Qué pretende el sefior conde? ;Por qué esté el: sefior conde sentedo en un banco con una chica como yo? AceNon — Si me esti: permitido decirlo, yo sugeriria a hipétesis de un. flirt, un filrt aéreo, a le papi- Ton... Las mujeres, crdame, las mujeres... ...s0n como la salsa Belmonta. Es proferible no abu sar, Indigesto, Ladislao, jeudntas tengo en mi haber? Lapisiao — 257, sefior conde. Y en cuanto al berén Firulet, 256. AcEnon — {Lo ves? Flatulencias. Hasti ‘AtperTina — {Oh! jOh! ‘AcENor — {Cara de palo! ‘Auperina — Oh! ‘Acryon — Encumbramiento, Pesadex. Estadisticas y migrafias, La Jey de los grandes miimeros. Atrerrina — jOh! ‘AcENor — Pero puesto que nos encontramos en el mis- 154 mo banco, no veo més solucién que invitarle a cenar en Maxims, Sélo soporto a las mujeres cuando estén rellenas, pero rellenas con los mas refinados memis de Jos grandes restaurantes. Una mujer rellena de un suculento capén siempre serd mis apetitosa que si tiene el vientre atiborrado de sopa. Le invito a ‘Maxim’s, ostras guarnecidas de langostinos, huevos de avestruz cardenal, flor de salmén, fricassée de decade, AuperTina — jOh! Acznon — jLadislao, una pastilla! Luz tamizada, pan- tallas carmesies, excitantes violines de zingaros, y ah, camareros, entremeses y bacantes, el champagne nos cosquillea en las venas, los yiolines zingaros nos rasean los nervios, tu fragancia cbnuvila mis senti- dos, yo me inclino, ti retrocedes, yo me inclino, +t retrocedes, jépa!, retrocedes y entonces yo, yo... ah, ostras, zingaros y violines, y entonces yo empie- 0 a... Axprnriva — jMadre mia!,,. jempieza a desvestirme! AczNon — Qué? jTui estas loca... empiezo a vestir- tel... Manguitos de colas de vison de Worth. Acnerrina — jOh! Acewon — ;Medias al vapor parisine! Auperrina — Oh! Acenon — ;Las prendas intimas color rosa con un to- que de merengue! Aterrina — jOh! Acton — jFalda de vuelo crema de durazno! Aberin, — ;Oh! AcENon — ;Blusa con setas en salsa provenzal! Aupentina — |Oh! Acznor — ;Y sombrero adornado con panaché de le- gumes! (Oscuridad, viento, tempestad y relémpagos.) Auprnrins — ;Pero, conde, en lugar de desvestirme pretende vestirme? 155 Acenon — ;Perdén? ;Cémo ha dicho? Atpertina — Comprenda Que bajo mis ropas TEstoy desnuda! (Relémpago.) Ex. cruro pe seNonxs (despertando, crescendo dra~ mético) — Los taburetes:de Lord Blotton Los taburetes de Lord Blotton Los taburetes de Lord Blotton (Quedan inméviles.) Aceon (ofuscado) — Deshabillé de Chantilly, negro, nido de abejas y guarnecido de renard blanco de Si, beria, o peinador en crepe de seda virgen y volantes de blonda veneciana.., Auertiva — [Desnuda! ;Desnuda! ;Quiero estar des- nuda! (Relémpago. ) Ex GARPO PE sBSORES (piano, desexperado, crescen. do) — Los taburetes de Lord Blotton, Los taburetes de Lord Blotton, Los taburetes de Lord Blotton... (Se inmovilican.) Los cnrapos (salvajemente, en. una ‘atmésfera de lo cure) — jUh-ub-ubsuh! (Se levanta el viento. “Albertina se marcha. ) Acunor (ofscado) — jNunea habia visto una mujer que prefiriese In desnudez al vestido! 156 Et Grupo vz seSones (fortisimo, salvajemente) — jLos taburetes de Lord Blotton Los taburetes de Lord. Blotton Los taburetes de Lord Blotton....! (Entra Firulet con su: guarda de caza.) Frmuter (ateca a Agenor con la risa) — Ha, jay jas ja-- Ja, jay jay jal jJa, ja, ja, ja°--Ja, ja,ja, jal Acgnon (respondiendo) — ida, ja, ja, ja - Ja, ja, ja, jal Wa, ja, ja, ja - Ja, ja, ja, jal Finurrr — Se ha marchado, eh? {Mis condolencias! iMenuda derrotal. ;Ja, ja! Tres sin triunfo! AcENOR (confundido) — No-entiendo,.. No entiendo.., No entiendo,.. (Maquinalmente, contra Firulet.) ia, ja, ja! Finvist — ;Qué es lo que no entiende, conde? (Contra Agenor.) Wa, ja, jal Acenor (contra Firulet)'— jJa, ja, ja! jNo, no lo en- tiendo! Mire usted. bardn, mientras flirteaha, le he dado a entender mi disposicién: a renovar su guar- darropa. Pero ella, lo que ella quiere es... jla des- nudez! Finutat — {La desnudex? Acrnon —La desnudez.-Eso: es: todo. Firuret — Asi-pues, si he comprendido. bien, conde, en lugar de peinadores, deshabillés, camisones y ropa interior, querria tener por... todo vestide sus mus- los, pantorrillas, codos.y caderas... ;Nada. mas? ‘Aeron — iNadal iNada mis! 1s? Desnuda... El cuerpo ‘Y mada mas. : Sopla el viento. Frnvrer (canta) — (Sem , iAh, qué murmullo en Ja -naturaleza! Acrnon (canta) —~ jAb, qué murmullo en Ja naturaleza! Frautzr y Acrnor (exaltados) — iRechina, -resuena, ‘rechina, resuena! AcEnor. (pensativo) — ;El cuerpo! Finuzer (pensative) —.jEl-cuerpo! ‘Acrnor — Desnuda. Foner — Desnuda. Acrnor — ‘Y nada mis, Finvter — Y nada més. Acunor y Finuier (cantan) — 1¥ rechina, y resuena, y rechina! (Sale Ladislao de detrés de los matorrales teniendo al rufién por la cadena.) Lapistao — Seiior conde. ‘AcuNoR — zQué oeurre? Lapisiao — {Qué hago con este malhechor? je suck to, se Io entrego a la policia 0 qué? Farvier — ;Es un dogo 0 un mendigo? ;De dénde ha sacado este animal, conde? AcEnor — iEspere, barén! iEscuche, barén! Empiezo a entender... ab... ya. ya... Mire, la mu: chacha estaba dormida:en el baneo y dejemos libre al rufién con érdenes de ‘pisparle cualquier cosa... entonces yo tenia que intervenir, atrapar al bribén y presentarme,.. {Esa era la escena! Pero... ;Ahora Jo entiendo todo! Finvrer — ,Y qué ccurrié? ;Hable! Aceon (para si mismo, aterrado) — Ha sentido en 158 sueiios una mano en el escote y ha creido que esa mano... jque esa mano era mial Firuter — {Cémo dice? ;Que usted, conde, que us- ted le habia metido In mano por el escote aqui, en un banco, cerca de un Arbol, en la plaza piiblica y sin haberle sido presontada? ;Pero eso es absurdo! Ex. cruro pz stSonis (draméticamente) — buretes de Lord Blotton! Arnon — jHa creido que era yo! jQué era yo quien la palpabal Y por -eso ha sentido 1a necesidad -de desnudarse. ;Desnuda conmigo! {Ella y yo en la des- nudez! ;Cielo santo! (Un golpe de viento, pero languideciente. ) Firucer — Perdéneme, perdéneme... jDice usted des- nude? ;Desnuda con usted? ;Usted, conde, usted completamente al desudo? zSin bastén, sin mo- néculo, sin chistera, sin pantalones, sin chaleco? Acrnor — Desnudez, Ella quiere estar desnuda con- smigo. Finuter (canta agarréndose los costados) — Ja, ja, ja, ja. Ja, jay jay jal Ja, ja, ja, ja- Ja, ja, ja, jal Lapistao (cantando } — ih, oh, oh! {Oh, oh, oh! Ex cnvro pg seXonzs (cantando) — iAh, ab, ah, ab, ah, ah, ab, ah! Acenor (cantando) — Qué es lo que pretende este impertinente? zPor qué rie buzlén Este fanfarrén? {No lo permitiré! Bardn, usted se pasa de la raya, jBarén, no trate de injuriarme! Freuner, (cantando) — iA pelo, Agenor, a pelo! jHop la, desnudo! jHop li, erudo! jA pelo, Agenor, a pelo! 159 (Se desafian el uno al otro, arrogantes.) Acenor — ;Tercio de corazones! Fmo.er — ;Quinto de diamantes! Acenor — Doblo. Firuret — Doblo y vuelvo a doblar. Acenon — Tres sin triunfo! Finuier — ;Todas las bazas de piques! AGENOR — ;Paso! Prater — ;Pasol Querido conde Agenor, euando se decida a quedarse a pelo, no olvide lamarme, para que venga a admitarle. ;Ja, ja, ja! (Sale con su guarda de'caza.) AGENOR (roto) — ;Qué insolente! Qué imptidico! (Toma asiento en el bastén-silla.) iNo doy unal... Ex cnuvo vg seNones (pianissimo, créscendo) — Los taburetes de Lord Blotion, Los taburetes de Lord Blotton, Los taburetes de Lord Blotton... Et prorsson — Reg... Ex sanoueno — Flatulencia. Néusea, Superabindan- cia... Ex principe — Bxactamente, queridos amigos, es todo eso... Yo mismo sieato in excelsis y también ma mujer, una especie de ndusea, de plétora, de desen Twonamiento sobrealimenticio, como si... si, como Seca omasiado, hay demasiadas pastas, eromee chaqués, pasteles, modistas, peluqueros, compotas, cuellos dutos, postres, natas, pastas et que s masiados criados, botones, automaviles. Eb proruson — Reg... regurgita, Ex princrrs — Ego es, justamente, iNo trataba de que Jo dijese, profesor! 160 La Princesa — Hay una especie de indigestién en el ambiente. ; EL crvera — Un encumbramiento. Et paxquano — Un desbordamiento. La. mangussa — Piti, piti, (Sale Agenor con Ladislao y el rifiin cogido de la cadena.) Ex pénnoco — jAy Sefor! {Qué época la nuestra! {Qué época! ;Que el Sefior nos proteja! : La rruNcEsA — {Maestzo, en usted hemos. depositado toda nuestra esperanza! Es preciso. renovar Ja moda, maestro. Renovar Ja silueta, tanto masculina como femenina. Fron (pensativo) — ¢Renovar la silueta Masculina Y femenina? Ex onuvo ve seiionzs — jOh, si! ;Oh, si! ;Ob, sit Fron. — iQué féeil de decir! pInventar una nueva moda! Extraer de lo informe la nueva silueta Que mayiana reinaré iQué tormento! La moda.....a mueda no puede ir contra el [tiempo, Porque la moda es el tiempo. jLa moda es [la Historia! 2Tengo razén para decir Que la: moda. es la. Historia? Ex. prixcrrs — jEs la Historia! Et panourno — jLa moda es la Historia! Ex cenerat — {Si, es la Historia! Hurcanen — ;La Historia! La-princesa (al principe) — ;La moda es la Histo- ria? Ex pnixcrre — i, Ia moda es Ja Historia! 161 Matrimonio opereta, tt Ex cruro pr seXones (alzando los brazos) — jLa moda... es... 1a Historia! (Silenci Frox — La Historia... Yo, Fior. Yo, el maestro, jEL maestro Fior! {Darle un nuevo aspecto al hombre? Fara los maestros de antaiio Era un juego de nifios, Pero hoy, jqué dificil es! 4Dénde estaremios nosotros-dentro de cinco, diez quince afios? {Qué nos depararé el tiempo? jCome tan rapido el tiempol... Oh tiempo, jedmo descifrar tu rostro, . Tiempo futuro que duermes En nuestro presente? terra... El concierto europeo,.. Declas- El zar... Los Balkanes... El. Socialismo... Konprinz....{Dénde vamos?,.. 2Cémo?.., {En qué sentido? {Con qué fin’... gCémo proponer un par- talon si ni siquiera sé si dentro de diez aiios se Ie- vard el pantalén? {Qué vestido proponer si lo igno- ro todo del porvenir? El porvenir es un negro agujero y el tiempo [un enigma, jLa ‘Historia ‘carece de rostro! Ex cnuro br seSones — jLa Historia carece de rostro! Ex princrre — Mis queridos amigos, respetemos in excelsis los tormentos ereadores de nuestro insonda- ble maestro... Fror — ;Cimo pasa el’ tiempo! jVean este’ banco! Pa- rece inmévil... ‘jy sin’ embargo ‘no es asi, se lanza a la carga! jCorre a xienda suclta! Se arroja jeontra quién?... hacia qué?,.. ;Cudl es su obj tivo? {Dios mio, tode galopa tascando el freno con Jos dientes! Horcanet (canta) — ;Pues bien, al galope, al galope, al galope! TEspoleemos, fustiguemos! 162 jLos cascos. repiquetcando! No es nada el trote, sélo el galope, Sélo el galope, galopando Sélo el galope me tienta, 1Venga, galopa o revienta! iEI galope es mi Jey, el galope soy yo! Es, orvro pe seNones (extraiiado) — Los tahuretes de Lord Blotton... Ex, PrincrPE (un tanto sorprendida) — }Toma! {Mira eso! jHablando del rey de-Romal, La PRINCHSA — jLoado sea nuestro queride conde! En medio de nuestra pesimista conversacién, él lanza la inica nota prefiada del verdadero y deportive opti- mismo. ;Merei, Merci! Horcanet — ;Dejarme yo desarzonar! Nunca, ;Nunea me desniontaréis! El galope es mi especialidad. Mire usted, maestro, yo. no comparto su inquietud. Segin usted, ese banco galopa, ;Muy bien! {Que se dirige hacia sabe Dios donde? ;Y qué! ,Que la Historia galopa? ;Perfecto! Me monto encima y galopo. ;No, no me dejo desezonar! Ex proresor — Reg... reg... La princesh — jPero no interrumpa ahoral Horcaner.— jApretar los muslos, afirmarse con las ro- dillas, dejar uni poco suelta la brida y fustigar.., eso es todo! Mire, maestro, se me acaba de ocurrir una idea para ese desfile de modelos... ‘Ex PRINCIPE — ;Por favor, si tiene usted una idea, le ruego que.nos la exponga! Hace tanto tiempo que Ja necesitamos.., Vamos a ver, gqué estaba dicien- do yo?.., Fron (para st mismo) — Una idea, iPero qué idea? iTinieblast HurcaNeL — Cuando un eaballo se’ desboca, es preciso soltar Ja brida, para que vaya a donde quiera, Lo importante es no dejarse desazzonar.,, Mire Io que le propongo... 163 (Lo dice simulando un galope.) Para la revista del ‘maestro Fior, Demos un baile Pero un baile disfrazado Al estilo de nuestro tiempo, Que también va enmascarado, Los seNones, et princtpn, xa Princesa (al galope) — aY qué mis? 2¥ qué mis? 4Y qué mas? Horcane, — Baile de trajes, baile-de disfraces, Por Jos salones y avenidas, Desfilarén gentes’ vestidas, Testigos de tiempos pasados, ¥ recuerdos idos, entremezclados, Los seNones, rt rrinctps, ta princrsa (al galope) — Y qué mas? 2Y. qué més? 2Y qué mis? Hurcavet — De pronto, el’ miestro Fior hace una se- Bal: caen los sacos, dejando al descubierto el traje inventado’ por cada cual. {Esta claro? ¢Por qué ha. bria de concebitlo todo el cerebro del maestre? Mas vale recurrir a un sondeo de opinién. Para ver de gus lado sopla el viento. Marear las nuevas vogas y Jas nuevas olas, las fobias ¥ manies de actualidad. Que cada uno imagine un traje a su gusto y lo re. cubra con un saco, para descitbrislo en momento dado, EL concurso de la nueva moda queda abierte & todos. El maestro Fior distribuird los premios, ¢ inspirindose en los gustos y formas asi revelados, im. Provisaré al mismo tiempo la silueta de madana, para las damas y los caballeros. ; Alguna objecién? iPues bien, a caballo, al galopé (Canta.) IAL galope, al galope! iFustiguemos con la fustal 164 anda crn ncommueringi iEspoleemos con Ia espuela! iAl galope, galopemos! ; Ex princies ~- jEh, ua momento, no tan aprisal Hurcans, — jCorre, Bucéfalo! iCaracolea, traga el viento, Que yo permanezco firme en Ia silla! Ex cnuvo pe seXones (galopando) — jCaracoled y traga el viento, Que yo permanezco firme ea la silla! En prornson (de repente) — Reg... La princess —- ;Decia? EL proreson — Reg. Ex princes — ;Deci: Ex Proresor — Reg. Ex bangueno — ;Como dice? Ex proreson — Regurgita... Fron: (pensativo) — Sacos... Buena idea, quizés.., Si... sf... Horeanen (galopando) — ;Al galope! Ex prixcrre (galopando) — {Galopemos! La princess (gulopando) — ;Si, al galope! Et panoveno (galopando) — jFustiguemos con la fus Et Generat (galopando} — jEspoleemos con la es: puelal Horcanex (al galope} — ;Al galope, al galope! Ex riiwnoco (galopando) — jEsta bien, galopemos! Ex cxupo np shWones (gritamdo mientres galopan) — iLes taburetes de Lord Blotton! La princess (amable) — ;Vengan, subamos al cas- tillo! Ex proresor (a su lado) — jReg, reg, reg, regurgital (Se marcha el grupo de seftores, dejando a los criados de rodillas. Fior queda retresado, mirando el banco.) : 165 ; 1 Frox — {Destrozar! i. {Despanzurrar! EL galope si, si... el galope . iDesp. {Hay nada mis sencillo que montar a caballo? WDesuantelas) Pero yo conozco un galope mis terrible Manca El que nace de lo inmévil... iDespenar! El estatico galope que sin movimiento jDesencadena su demencial carrera! . (Se ponen a galopar.) (Toca el banco.) iPero al galope,, hop-lét JAI galope! ;Hop-la! Dénde vas asi, banco? . . . ‘LON. GA quigm fustiges asi, anco, ‘como un po- TE [seso? {Hacia donde? {En qué sentido? ‘Arboles y piedras, casas ¢ iglesias, cielo y tierra, todos, Todos tascan el freno con los dientes yPero yo no me muevo, munea me moveré! Aqui quiero petrificarme Inmévil.... inmévil ;Para frenar él galope! (Se queda inmévil.) TAL, si ose galope tuviese un fin! (Patético, levantando los brazos. ) Pero.:no,'¢s- imitil, Yo mismo coro, me arrojo, me desboco, jSoy. un caballo lanzado al galope! (Un. relémpago. Sale Fior.) Los cnranos (con ferocidad) — Degoller! 7Estrangular! 167 166 ACTO SEGUNDO Hall, del castillo Himalay, Avla izquierda, entrada a le sala de baile. Al fondo, estrado levantado para el desfile de mo- delos. EL principe y la princesa saludan @ los invitados. Los criados estin alli. Los rxvirapos (cantan al entrar) — iAh,-ah, ah, ah, qué baile este baile! iAb, ab, ah, ah, esto si que es un baile! Ex pnincire y La puincesa (cantan juntos) — iAh, ah, ah, tanto gusto, éncantados! 1Ab, ah, ah, encantados, tanto gusto! (Entra Agenor en traje de casa, seguido de Albertina, lleva una tiinica. Tiene cogido por la cadena al ru. ‘dn, que corretea « cuatro patas. Agenor leva los bra- 20s repletos de vestidos femeninos.) Et raincrps (a los eriados) — jA ver esas ventanas! iEs el otofio, ay, el otofio! La Princesa — j(lué corrientes de aire! Ex principe — Mira quién esté: aquiz Agenor: Acznon — En efecto, soy yo. {Qué tal, mama? ;Todo bien, papa? ¢Ha venido mucha gente? La erincrsa — No esta mal, in excelsis. ;Cémo teva, Agenor? Parece ser que has vuelto a perderlo todo 169 al bacearré. ;Pero qué es eso que Uevas ahi? Es pero que no sea un perro, No tolero perros en mis bailes, * Aceon — Si se le puede Hamar un ‘perro... Todo ‘es relative. Es una especie de criado en estado salvaje, primitive. Lo mantengo encadenado ‘por razones de seguridad: podria tener ganas de escaparse. Mamid, por favor... Por favor, papé: la sefiorita Alberta Kruzek, Ja hija del tendero de la plaza. Ex paincir: — jEnchanté! (A Agenor, aparte.) © jLa hija del tendero! A -titulo de.qué nosJa traes aqui? Espero que como cocotte. La Princesa — ;Protesto! Aczwor — ;Venga, venga, dejémonos de cuentos! ‘Si, ‘en efecto, sauce sapristi,-yo le he comprado ese som- brero, y Firulet, que tiene. Ia mania de imitar todo Jo que yo hago, le ha comprado esos zapatos, y de chucheria en chucherfa, le hemos pagado unos cuan- tos perifollos. Pero todavia no acepta joyas ni tam- poco cheques, por supuesto, de manera que, por el momento, atin no es uxia cocotte. ;Sabes?, viene aqui en calidad de maniqui, papé, Se la recomendé a Fior para su presentacién de modelos, porque él te- nia-necesidad de maniquies y como ella esté bien formada.., Asi puede ver de paso el castillo,.. y fa- miliarizarse, guizd,.. Nausea. Spleen. ;Ladisiao, in- ‘yéctame! (Ladislao le inyecta.) La princzsa — ;Maniqui, maniqui, tii, tii, tii!, pero si esta cocotte es una manigni, una maniqui tam- bién puede permitirse el lujo de ser una cocotte, deh?, Zpor qué no? Titi, titi, tid. {Por qué no in excelsis, tit, tii, thi! Ex principe — ; Tid, thi, tii! (Aparte, a Albertina.) 170 ;Preciosidad! La Pruncrss — {Quieres hacer el favor de callarte? (Entran el general y el banquero enfundados en sacos, de los que emergen. sus cabezas. Tienen.el rostro cubier- to con una miscura, La princesa canta, ) ;Qué bonitas mascaras! Ex princrre (canta) — iEn esos sacos Anida el secrcto del porvenir! Ex PRINCIPE y LA PRINCESA (cantando juntos) — iAB, ah, ab, qué baile este baile! jAb, ah, ah, tanto gusto, encantados! Ex wanquero (dando saltitos) — jGniam haoutu kuo- tu Jou! Ex Banqueno (dando saltitos) — jMiutubabounemmou- wub,..! Ex nANquero (dendo saltitos) — ;Bu-uu-wuh! ;Plap! La Princesa — jJestis! Ex princrrz — jQuerida mia, se trata tinicamente de guardar el ineégnito! Ja, ja, ja! La princesA — jAaaah! Ex cenerst — Pulp. EL BANQUERO — Plap. Et PRinciPe y LA PRINCESA (amables) — Pulp plap pulp plap plap! La PRINCESA (aterrorizada) — Aaaah... Ex PRiNciPE y LA PRINCESA (juntos, cantando) — iAb, ah, ab, qué baile este baile! jAh, ah, ah, este baile es un baile! Aceon (a Albertina) — No tengas miedo. Ponte cd- moda. Ven. (Ia conduce hacia el estrado.) He aqui un podium especialmente acondicionado para la maniqui, Por favor... (La pone sobre el podium.) am El maestro Fior vendrd en seguida. ;Sauce bour- guignone! ‘AL rue ; ini, (Aide, que tironen de le cadena.) Lapistao (refiriéndose al rufidn) — Rs muy fiero, su sefioria. (Albertina se quita ta capa ayudada de Agenor. Apa: Tece con un conjunto maravilloso. Alto peinado, bea, guantes, collar, parasol, manguito, un sombrero en te mano, etc. Esta tan recargada que apenas si puede mo. verse.) Tovos — ;Ovvvcoch! ACENOR (un poco embarazado) — Lo que ocurre, mama $2 que... yo el collar, Firulet 1a boa, yo los guantes, Firulet el parasol... iChist! PAvisiso — jBs feroz, su sefor 1. PRINCIPE Y LA PRINCESA (dirigidndose @ unos recién Hegados) — \Encantados, ah eneantados! (AL rufién.) (Entra a marquesa enfundada en un saco y con el rose tro enmascarado.) La princess — jEh! La manguesa (dando saltitos grotescos) — Glu-glu-glu- glu-gli. La Princesa — ;Eh? Ex princes — jHum? LA MARQUESA — Gluglugluglugin, lugh 7 glen glugluglugluglugluglughigluglu. TA PRINCESA — Mauricio, esto se esti poniendo im, sible... ;Diles algo, trata de comuniverts oy ellos, por favor! Ex PRinciPE — ;Quién, yo? ;Decirl 2 - samente:) {Gui, gua? ©) oe* algo? (Cautelo LA manquzsa — jGlugluglute! 172 EL BANQUERO — Plate plute! Eu cENeRAL — Plute plate! Et-princire — Plote plite. (A Ie princesa.) No es tan dificil... Lo vinico es que nadie sabe lo que se dice. (La marquesa pega un horrible salto de costado.) LA PRINGHSA — Qué-ocurre? ;Algo ha pegado un salto! EL GENERAL y EL BANQUERO (en plena demencia) — jPlaplaplavunumourusti! EX PRINCIPE y La PRINCESA (cantando) — iAb, ah, ah, qué baile este baile! iAb, ab, ab, este baile es todo un baile! jLos taburetes de Lord Blotton! (Saludan a Tos recién Uegados.) jEncantados, encantados! (Entra Firulet en traje de caza como Agenor, levando de una correa a un rufién parecido al de Agenor.) AcENor (viéndole) — ;Pero hombre! jHabrise visto semejante descaro! Finvtst — ;Trio sin triunfo! AceNor — ;Cinco en corazones! Finvter — jTodos los triunfos! Acenor — ;Doblo! Fimvizr — ;Doblo y vuelyo-a doblar! AczNor — ;Paso! Finuter — ;Pasol (Pasean violentamente uno frente al otro, cada uno con su rufién.. Durante todo este acto, los-rufianes perma- necén a cuatro patas como los perros, gruiten y ensefian Jos dientes muy excitados por el. baile.) 173 AczNon — jSapristi, barén, esto es demasiado! ;Si yo Je compro un sombrero, usted Je compra una. boa! 4Si yo le compro guantes, usted zapatos! Si mé pre- sento en traje de caza y con-un rufidn salvaje atado con una correa, usted aparece en traje de caza, con un rufidn salvaje atado con una correa. {Hasta dén- de va a llegar usted? {Esto es un plagiol Fracier — {Doblo! jDoblo y vuelvo a doblar! Por otra parte, conde, jacaso ‘fiene usted -el -monopolio de los rufianes? {También yo tengo derecho! Usted tiene uno... = = Qué desearo!... Aupertina (de repente) — Mmmmmmram.,. mm... La pauncess — 2Y eso? ;Qué ha sido eso ALBERTINA — Mmmmm... Ex princrrr — Parece como si se estuviese durmien- do... (Aiilla el viento de otoiio, golpean las ventanas, Ia luz vacila.) iQué tiempo, pero qué tiempo! AgENOR (por To bajo) — Le ooure de ver en eum 0... ‘Axnentin (dormida) — Cémo pesa.,. oh eémo pesa,.. ‘AcENoR (desdichado, a Firulet) — Desde que el ruli le metié Ja mano por el escote mientras dormia, no deja de adormecerse. Azpentina (dormida) — Pesado, pesado... Frnvier — ;Pardiez, eso quiere decir que ella desea que Je meta de nuevo Ja mano... por el escote, 0 més alld... (A su rufién.) . tAcuéstate! 1Chist! AcENOR (a su ru 174 (A Firulet.) Es decir que yo, yo debo meterie iYo! (Avergonzado:) Ella sigue creyen- rai mano la que. Finvxet (con: violencia) — jHagalo, conde! Acrnor — ¢For quién me toma usted? Freuer — jHeégalo, conde! Asznon — {Por quién me toma usted? (Silencio.) Acnertina (durmiendo) — Desnuda... completamente desnuda... Finviet — Qué dice? Acenor — Completamente desnuda. Rirvrer — ;Completamente desnuda? Acznor — jCompletamente desnuda! Fruret — {Desnuda? {Completamente desnuda? {De- sea Ja desnudez? AcENor — La desnudez, si... conmigo... Freorer — ;Pues bien, desntidese, conde! {Si tal es su deseo, adelante, 'Y desntidese! Acenon — ;Pero esta loco! Frruer — No le quiere ella desnudo? jPues bien, péngase a ‘pelo! Acenon — ZA pelo, yo? Frnvier — jJa. ja, ja! Acenor (furioso) — ;Yvbien, conde, y bien? Firutet — jJa ja, ja! {El conde completamente des- nudo! Acenor — ;Ya basta, barén! Finuter — jE] conde a pelo! jJa, ja, ja! ‘AcENOR — jE] bardn a pelo! jJa, ja, jal Firvier — jEl conde sin calzén, ja, ja, ja! AceNnor — jEI bardn sin calzén, ja, ja, ja! 175 Frrvurgr — ;Doblo! Acenor — ;Doblo y vuclva a doblar! Firuter — Paso! AGENOR — ;Paso! (Silencio.) Auuentina (durmiendo) — Desnudiaaa,.. Acenor y Fraurer — jOtra vez! Finutet — {Qué martirio! Acnnon (febrilmente) — Ella eree que fui yo quien Je metié... quien le metié Ia mano... Finvier — jPaso! iNo fue ef conde sino un bribsn, un granuja, un ladron, un rufién quien puso su mano en alguna parte! iUna piel por otra, su desnudes Vale mil veces la ‘suya, conde Agenor! AGENOR — ;Cémo? éPero qué dice, baron? 4.Cémo osa Compararme con. ese pordiosero? Finurer — ;Pues le comparo, ja, ja! Acenor — jPues mejor haria en compatar Tan menguada anatomia Con Ie desnuder desi perro, que es mucho més agradable de ver! Finvrer — {Cisidado, conde, fo. me haga echarle el. perro enci Con sue octane restou! oe ACENOR — {Mis feroz es el ‘mio! iMuéidele! (AL rufién.) Fiaurer (a su-rufién) — ;Muérdele! fuérdele! (Los rufianes se dirigen uno contra el otro, ‘grufiendo. } 176 ‘LA MARQUESA, EL GENERAL y EL BANQUERO (atrozmen- te) — jTubulatubula-ghi-uh-uh! Finuuer (terrible) — jLa.jeta de tu jeta en la jetal Acenor — jLa jeta de tu jeta en la jeta! (Salen con los rufianes. Se hace oscuro. Se Jorma una especie de aurora triste y desesperada. Al fondo apare- con dos.seriores con’ sombreros de copa, rigidos y negros: los testigos. Agenor y Firulet salen cada uno por un ado del escenario, vestidos con amplios abrigos negros, toca- dos con sombreros de copa, sosteniendo una pistola y manteniendo a sus rufianes de la cortea, con Ia mano isquierda, Saludos. Los testigos gritan: *;Fuego!” Dix paran. Fallan. Cambian de sitio, se saludan. Los testi- gos gritan: “;Fuego!” Disparan. Fallan. Depresién ge- neral.) Acenor — ;Piso! Fiaunet — Paso! AGENOR — ;Paso! (Gran. tristeza. Nostalgia, Salen con los testigos y los rufianes, Lus,) Ex princips y La prrvcesa (despertando) — Los taburetes de Lord Blotton. Los taburetes de Lord Blotton. Tonos (centando} — iOh, oh, oh, qué baile es este baile! iA, ab, ab, este baile si que es un baile! La MARQUESS, EL BANQURRO, EL GENERAL (cantan- do) — ;Gia-ougia-outuvuivui-you-youkou-aaah! LA PRiNcESA (cantando) — Mauricio, amigo mio, todo esto es muy raro, La curiosidad me arrebata, 2Qué puede haber en esos sacos? ___ 4Por qué no vemos de qué se trata? Ex privet cantando} — wT Matrimonio opereta, 12 Prudencia, no te dejes Uevar por la. curio- [sidad. Seams discretos, para mayor seguridad. ; (Entra el cura, vestido de sotana. ) La princess (aterrade) — jEpal ;Pero qué es esa for- ma negra, Mauricio? Ex Princrrs — jSi es nuestro parroco! {Nuestro queri- do parroco de nuestro querido Dios! Ex pknnoco — jBenditos sean! Ex princrre ¥ LA PRINCESA — jAsi seal - La Manqugsa — ;Gia-ou! La: prrvcesa — jEpa! Alguien ha sido mordido por aqui... mmerden... Ex princrex. — jCalma, calma, Fernanda! Tonos (cantando) — iAb, ah, sh, qué baile es este baile! iAh, ak, ah, esto s{ que es un baile! Ex pannoco (cantando) — ;Et fiat voluntas tua! (Entran el profesor y Hujganel en sus sacos-y enmas- carados.) * Ex proreson (cantando) — ;Qu-ov-au-au-ouh! Hurcaner (cantando) — jRrerrrrth! La prixcesa. (cantando) — Encantados, ou-ou-ou-ou- oub, encantados, rrrrrrrr, hosanna in excelsis ou-ou- owou-ou rer encantados. Ex princes — ;Calma, Fernanda! La manguzss (de repente) — Gia-aou! (Silencio. Golpes de ventanas. A Io lejos se oye el viento. ) La Princesa (ofuscada) — Parece que nos aburrimos. (Silencio. ) 178 AupentiNa. (en suefios) — Desnuda.. Desnuda,., desnuda... La Princesa — ,Y qué le pasa a aquélla? ;Mauricio, qué le ocurre a aguélla?,., ZQuién es aquélla? ;Sélo faltaria que se nos durmiesen todos! (Entra Fior, en levita, con una orquidea en el ojal.) Topos.— ;Oh, oh, ob, oh Fior, oh Fior,-oh Fior! Fron — Si, soy Fi Tonos (stibitamente enimados) — ih, oh, ch, el baile, qué baile es este baile! iOh, oli, ob, esto si que es un baile! Fior (cantando) — iAh, ab, ah, qué baile es este baile! iOh, ob, ob, el baile! Tonos (cantando) — jOh Fior, oh Fior, oh Fior! Fior (declamando) — [Misteriosa noche de formas ocultas, Oseuré bosque de cortes y pliegues, He aqui pues el marmol donde duerme La vivificante creacidn’ del maestro! Tovos — jOh maestro, maestro, maestro! For — Cortejo seoreto de suefios, ahi pasan Los suefios, adormecidos, bajo las méscaras. ‘Al maestro incumbe hacer surgir La silueta del porvenir. ‘Tonos — {Oh maestro, maestro, maestro! Fron — Ab, por lo que veo mi maniqui est ya sobre cl podio. jPerfecto! A fe mia que parece haber pa- sado ya por una cineuentena de boutiques... Yo, junto-con el principe y la princesa, somos el jura- Wo, Ali deefilardn los modelos, uns vez caidos los sacos. Necesito una sille, por favor Bien. {Pero qué ocurre? ; Qué pasa? Aunentina (en suefos) — Desnuda,.. desnuda... 179 Fron — ;Cémo? ae ALBERTINA — Ab, desnuda... la desnuder, iCepillalost Ev paincipz — Esta sofiando, : .-. €5 a causa de I i i c i ie jr fon Age gti tn Ce alr anies rtrd opie) se, desvaria, PRINCESA — [Desvaria! ;Desvaria! ;P i a ! jPues podia dese Yariar de otra formal ;Completamente Reomudal iDesnudez! ;Qué elase de desnuidex? Porque la des- to sees deniges mes, es demagégica, es decididamen- Ex princtrz — Imaginese, maestro, tengo un primo que continuamente s¢ esté hurgando la nariz con os dedos. Pero en cuanto se sabe que es el principe de Concombre de la Guille de: Godalaise ese frego- teo de nariy se convierte en un nasoabrillentamien- to regio, y todos contentos. La PRINCESA — Pero si no se Supiese que se trata del principe de Concombre de Ia Cuille de Godalaise, so continuaria siendo un refrotamiento de nariz completamente vulgar. EL princips — ;Pues claro! Empiezo a sospechar que Ja aristocracia no posee por si misma ningrin rasgo Ia distinga del resto, salvo uno, aunque sea de- cisivo, y que es justamente el ser la aristocracia. 2.Qué es en realidad, mis queridos amigos, la aris. tocracia? Pues bien, la aristocracia es la aristocracia, repito: el culo! Porque si nos fijimes en ei, es0 es todo, La aristocracia es la aristocracia. Tened midades: ee oi ij extre- en cuenta que yo no valgo mis que mis criados, face oo mis lagen Pigmas ° ‘lve el testro, la que incluso que tases puede’ ‘ue valga meno’, vere et culot Para nadie es un seereto que yo soy un hombre es. (A wn eriaio.) tipido, un gandul,.um ignorante, un glotén simple Jean, limpiame Ios zapatos! " y limitado, un metementodo. En cuanto a mi mujer, Ex PRiNcrPs (con vos tonante) — A desir verdad, on como todo el mundo sabe, es una eretina de lo peer. nuestro medio se encu: a Pero como resulta que soy principe, mi estupi que un culo. conan es regia, es la esupidez del principe Himalay. Mien- . tras que Ja estupidez de un cualquiera, siempre serd (A un criado.) cna estupides cualgdierh Hoga lo que haga iEsa Cepilla os mios también. Esta todo tan polvorien- e¢ Ia diferencia! (En alta: voz.) | iMe Pregunto qué ocuriria si la gente ordinaria esoubriese. que’ nuestro oulo en nada dite a yo! Fron — ;Perdén? BL pRinetre (con voz tonante) — Es cierio, Forman. da ene razén. Dios sabe lo que ocurriris si ce plese que nuestro culo, en el fondo, no e tan dh ferente... " FRINCESA (con vos tonante) — :Digo el eulo.y lo Jetas que son peores to... | La emmvcesa — Eso es hablar en plata, Mauricio. ;En la re ss Coon 208 tonante) — Son peores que I Platl Pero, ay si pasésemos al salén de baile?... ben yor como muy bien dice Mauricio. Pero toa. ij ¢ famed, por fever! - 1 biéa el maestro tiene los zapatos polfesionaee fam Ex Paicie — iBien dicho, in excelsis! {Hosanna in excelsis! ‘4 ; (A un eriado.) (Salen el principe y Ia princesa, Fior, los setiores y los 180 ‘ 18L personajes enjundados en. sus sacos, salvo. el profesor Hujganel. Hufgancl alarga el pie para que los ed le Limpien los zapatos.) s EL Prorssor — Reg. Horcanes — Una cepillada. Ex proreson — Reg-reg-reg... Hurcanst. — Una copillads.. 1. PROFESOR — Vayamos, con los invi reg me yam los invitados -reg-reg- ‘Horcanet — Un momento. Primero mis zapat = 7 10s. Pon ge también los suyos en ous manos (A los eriados. iY. que reluzean! ~ Los carapos — jFrotamos, lustramos! EL Proreson — ZA qué tanto lustre? (Misteriosamente: } aQué. pretende el “Sefior Conde”?.,.. ;Cudles ‘son los planes del “Sefior Conde”? José! Y pensar que colaboro con José, que he metido a José en el cas tillo presentndole como el: eélebre aficionado a los caballos, e: conde Hufganel... Pero cuidado. Cui- dado, por el amor de Dios, és decir, sin el amor de Dios. HorcaneL — Puntapié. Ex proreson — ;Puntapié, puntapié!... hay que te- nerme informado porque de Io contrario voy a re rogareg-reg... reg-reg-reg... regurgitar, José, voy a vomitarme & mi mismo, y al eastillo con sus alrede- dores y al globo terrestre y a la Via Lictea y a toda Ja inmensidad de la cuipula celeste con vimita eésmi- 0, metafisico-fisiolégico y fenomenologico.... Hureaner — Puntapié. (Le pega un puntapié en el culo.) Ex, pnoreson — jAh! {Me siento mejor! Gracias, (Dis 182 ener cuidado, nadie eretamente:) jPero; José, debi debe reconocerte! Horeaner (a los eriados) — ;CepiDlar! Los craves — jLustrar! Hurcaner — jLustrar! Los crravos — ;Cepillaz! Hurcaner (escuchando la musica que Uega del salin de baile) — ,Ab, ese vals!... {Hace sofar!... jAb, Ja, Ja, Jat Ex prorrsor — {Vamonos! Ye hast Ex crtapo Primero — jEh, no empujes! {No son tus juanetes! | Ex ‘crtapo srcunno — {Deja ya de refunfuiiar! Ya esta bien. Ex cprape TERCERO — {De quién es este pie? Et cRriapo primero — Es el pie del nuevo, de ese conde que galopa 2 caballo. Ex cntapo seccnno — {Esta ela pata de un con- de? ;Venga allél.., jPero si es tan grande como un plate! Es un pie como Ios nuestros... Ex entano Tenceno — {Pero mira qué pata, es tan grande como una raqueta, exactamente igual que las nuestras! Ex. crtano cuanto’ — {Bueno, basta ya de charlar, mierda! jLustra! Hurcanex. (a! profesor, para guordar las apariencias) — {Cudntos taburetes tendré hoy Lord Blotton? Ex PRFESOR — Si no me equivoro, Lord Blotton debe tenor on la actualidad unos eatorce taburetes. EL cRIADO SEGUNDO — ;Pero mira emo se mueve este piel Fx cRrapo PRIMERO —~ Se mueve? Ex crtapo secunvo — Parece como sime hiciese se- fies, fijate. Ex enravo rsncrro — Si que se mueve... ;Parece como si fuese un pie, verdad? Ex proreson — Pero dado que le ofrecié dos tabure- tes a Lady Astley, Lord Blotton no debe tener mas que doce reg-reg-reg. 183 Hurcanet — {Cémo? ;Sélo tiene nuestro querido Lord Blotton doce taburetes? Ex Prornsor — |Voy.a vomivomi.., vomitar! Ex cntapo seounvo — jAhora lo reconozeo! ;Es el pie de Jojé! ;Es Jojst Ex cRrapo pRimtexo — 2Jojé? Los criapos — jJojs! jEs José! Hurcawst — iY yo que ereia que el Lord tendsfa por Jo menos dieciséis! Ex PRorsson — Tendria, en efecto, deciséis, si no Je hubiese regalado dos al marqués de Peot y, como Gecia, otros dos a Lady Astley, pero yo reg-rey... vo. Tues clarity sobrevomito... vomito dereche, omit a izquierda,.. ingurgito y regurgito y reques terregutgito... Nausea. Vértigo. Vaeleo del sore Vémito. A Jo largo ya lo ancho. Y de través Vaz Trios vomito, vomitar, desalojo y arrojo y regurgi: to ¥ vomito mi vémito en una vomitads ont radical, absoluta, eésmica, fisiolégica, metatisi tal, general y- todopoderosa; incnersible regurgita- By nt Tegurgitando regurgitadamente lo reguigita, do jregurgita, regurgita, regurgita! Huvcanet — ;Puntapis! jPuntapié, puntapié! Un mo- mento y voy con usted! (En euanto:libere mi pie! iEargo de equ (A los criados.) 5 . : (Sale to eriados y Hufganel te da un puntapié at 1¥a esté! Ex PuOrESOR — ;Ay! Gracias a Dios, Es decir, sa cies, pero no a Dios. No hay Dios. Hay uaa vites Renate seoY une situacisn. Debo ologit. Y elijo In Revolucién. Me siento i 6 . mucho mejor. ;Revolu; Hovcanen, — ory evelnetonl Si, Revoluciént iLa Revalucién del prolotariado! 184 (Se guitan las mésearas.) Ex vnorsson — Estd bien, Revolucién. Pero que a0 me traiciones, José. "Yo soy el responsable. Yo soy quien te ha introducido aqui. Hurcanst — {Quiere apuntarse un tanto, ‘profesor? iYa no tiene confianza en la accién revolucionari: verdad? La confianza en la accién revolucionaria es la condicién indispensable para el éxito de la accién revolucionaria. La cual tiene lugar por medio de etapas sucesivas y se realiza segdn un plan preesta- Dlecido, Primera etapa: infiltraciéa en el corazén mismo de la aristocracia y de la burguesia.. Mision cumplida. . . Et rroreson — Misién cumplida, misién cumplida. Pero si se desoubriese que José, ex ayuda de cdmara del principe, expulsado hace seis aiios por insubor- dinacién y condenado a cinco afios de céreel. por acti- vidades subversivas, .. Horcanst — ;Tiene cangelo?... Ex prorsson — En fin, en cualquier caso... Horcanet — Le recuerdo el. articulo 137 B de nues- tra Teoria Revolucionaria. EL Proreson — jE 137 B?... Ah, si, Segdn ese ar- ticulo, mi conciencia es de burgués, y por lo tanto es una conciencia de explotador podrida hasta las raiees, de tal forma que todo lo que yo pienso o siento también esta podrido, pervertido, adulteredo, desnaturalizado... De lo cual se deduee que mi ac- tal inquietud esté asimismo. pervertida, totalmente corrompida y que debiera rechazarla, regurgitarla, vomitarla, reg... reg... reg... regurgitar. Horcanet — ;Puntapié! (Le da tin puntapié.) Eu rrorsson — ;Gracias! Ahora me siento mejor. iGracias! (Se frota el trasero.) 185, iAh, eémo me odio a mi mismo! Hurcane (sombrio) — ;Te odias a ti mismo, bur- gués? : Ex proreson — iMe odio, sil jPero no puedo menos que odiar ese odid, Porque es un odio que me pertenece! iYo, el burgués, yo odio! Soy un funesto producto ide un sistema agé- H [nico, Tumor malsano, dleera nefasta, . Marcado .a fuego :por :el pecado de clase. iMe odio, si! Pero ese odio Me pertenece, porque esté podrido como yo, Por eso me-adie odiando, ¥ odio De nuevo EI odio ‘que odia mi-propio odio, Y reg, reg... Y vomito, vemito, vomito... Horcanzr — jMaldita podredumbre! Ex rroresor — Si al menos... pudiese... vomitarse... Hurcane: — Consuélate, pardsito, te aplastaremos! La revoluciér: te liquidard. EL Prorrsox — Ya lo sé. Muchas gracias. Si, sf, gra- cias. Hurcanst — La accién revolucionaria esti en curso. Primera etapa, como ya he dicho antes: infiltrarse en el corarén de la hurguesia. Segunda etapa: tomar contacto con la clase de los explotados. Est en curso. (Hablando ‘més bajo.) Ellos reconocieron: mi pie. jSaben que soy de los suyos! Tercera etape: agitar todos los factores dis- gregantes con el fin.dé provocar una conmocidn so- cial. Esté en curso. Debe reconocer que mi idea de los sacos ha sido espiéndida. Confiere un cierto aire de conspiracién y anarquia. Los sacos favorecerén Ja revelacidn de venenos inherentes a la actual fase 186 estructural del proceso histérieo. {Lo verd con sus propios ojos! Ex pRoveson — Reg... (Hufganel le propina un puntapié.) jAy, gracias! HorcAnsi — Los intelectuales se dividen en dos cate- gorfas: los que no han recibido patadas ea el culo ¥ “Jos que Jes han recibido. Estos iiltimos son mucho mas razonables. Ex proreson — A decir verdad, tu accién me parece absurda, idiota ¢ inresponsable. En cuanto a ti, José, te tengo por un ser limitado e insano, primitivo, ig- noranie,.y, para decirlo todo, eres um zimgano. De- hiera por tanto apartarme de cualquier conducta im- bécil.,. Pero ya ves... Quién formula estos juicios? Yo. ;¥ quién soy yo? Un privilegiado, un enemigo de clase. Por lo tanto mis opiniones, scbre José y sobre Ja accién revolucionaria de José debiera vomi- tarlas, y vomitarme a m{ mismo junto a ellas, vo- mitarte @ mi mismo con ellas. iReg! jRegur! jRegurgitado! (Entran en el salén de baile. Silencio.) Aupenrina (duriniendo) — Desnuda,.. desnuda... Fior — Silencio. Calma. Comprender... Penetrar... Asir... Silencio. alma. Nade se mueve. Aupentina (durmiendo) — Desnuda,.. demuda... — ~Qué curre? Fron 2Qué le ocun (Sitercio.) 187 Nada se mueve, todo se avalanza, Avanza arrastrandose,.. (Silencio, 2Hacia qué? , (Un viento muy fuerte. Vacilan las luces. Crujen lus ventanas.) Avsertina (durmiedo) — Desnuda, .. Los tustiG0s — ;Fuego! (Agenor y Firulet disparan, ic (Aeon 7 B isparan, Fallan. Carbian de lugar, Los tesricos — jFuego! Firvier — ;Paso! (Tran) AcENOR — ; Paso! (Tiran sus pistolas, Se acercan el uno al otro, mante. nuendo a los rufianes por Ia cadena.) AcENOR — Maldito,.. te volaria el cerebro... Xinvuer — Maldito... te arrancaria la piel a tires... AGENon — Te golpearia hasta materie. Finvtet — Fue como disparar Acrnon — Matarte muiendo, FIRULET — Matarte muriendo, Auprntina (durmiendo) — Desnuda Acenon 'y Finuter (desesperados) Frurer (confidencial) — Desmidate 188 Acsnor (confidencial) — Desmidate, Firuter (provocador) — {Me quito el pantaldn! Acsxon (provocador) — ;Me quito el pantalén! Finuter — Paso, AcENon — Paso. Firouet — jHelis! Arnon — ;Helis! Finuter (condencial) — Tu desagradable apatia... Tu anémica esclerosis Tus regalados placeres... Aeron (condijencial) — Tus mezquinos melindres... ‘Tus sutilezas enfermizas, ,, ‘Tus deformidades indelebles... Finuust' — Te estés hablando a ti mismo? Acenon — No, a ti. Foret — Yo a ti a mi. Acrwor — Yo a mi-a ti. Fircrer — ;Paso! AcEnoR — ;Paso! AtpEntINA:(durmiendo) — Desnuda... desnuda... Acrnor y Finuter — j0tra vez? Finurer — jQué tortura! Aczon (febrilmente) — ...ella ore que fui yo quien Je puso... que fui... que fai yo quien le puso Ja mano, Finuret — zY no fuiste ti? ;Pues ponsela pues! ¥ si no te atreves, entonces sujeta bien a tu Rufidn porque él lo hard, 1¥a lo hizo una vez! (Los rufianes estiran de sus cadenas.) AczNon — {Malditos’ perros, son libres de hacer lo que les place, mientras yo permanezco sujeto! AtueRtiNa (durmiendo) — Desnuda... completamente desnuda... Acznor y Frnuter (retenienda a los rufianes) — ;Otra vez! jMalditos perros! 189 (Entran en. el salén de baile el princi is parroco e invitados disfrasadocs ee eid eo ia, ung pastora, ete. Detrés de ellos, gente enfundadd ,en sacos; el banguero, el general, la marquesa, Hu{ganel el profesor. Albertina continiia al fondo, en el podium, A su lado un grupo de criados. Agenor'y Firulet estén en primer plano, con sus rufianes. Se inicia una contra- ‘odes bailan un tanto adormecidos. ) ESCENA CANTADA Tovos (cantando) — iAh, ah, ah, qué baile es este baile! __ jAh, ah, ab, éste sf que es un baile! Ex princirr y LA PRINGESA — jAb baile, ah qué baile, éte si que es un : baile! ‘Todo brilla y centellea, esplendoroso eet Salted, baled seguid la contradanza. tad, bailad, ve roves (onsite pero entregares al vendaval Saltd, bailad, soguid le contradansa intreguémonos al frenesi de Ja danza, Fior — Oh baile, oh danza, oh divina cadencia Duermen los suefios bajo la apariencia Mientras el maestro, con trazo. Saas e dispone a esbozar la si Los imvrzapos (ow sus scone) nets O81 et Geeaoo papagoo kookoo go Eeepatapoo tatasama Tanfargoo feeoooce ee bzzz000 ‘zz mr t Horcann, PB Momone! : iY Revolucién! 1. PROFESOR — Reg, rogy'reg, Teg, Teg. Ex parnoco — {Et fias voluntas tual Tovos —jAh, ah, ah, qué baile es este baile! jAb, ah, ah, éste sf que es-un baile! 190 Fior — jAh edmo desearia poder La faz de le moda que el insondable Destino en su seno permite anidar ‘Aunque también siento humana cvriosided Por saber Jo que esos sac ocultan Bajo su obsesionante uniformidad. Los anvitapos (en sus sacos, atrozmente) — jPoutif ouaaam coquelicot! Hurcanes (gritando) — jRevolucién! Ex PRorEson —— Reg, reg, reg, ingurgit... Et pinnoco — ;Bt fiat voluntas tual Tovos — jAb qué baile es este baile! jAh éste si que es un baile! Los criapos (Jeroamente) — {Venga, esas piernas, que Jas muevan! Ex prorssor — Reg, reg, reg, reg. ingurgit... Ex principe (se pasea con la princesa y va saludando «@ Los invitados) — Ab, ah, bonjour, oh, of, merci! Que todos se entreguen al frenesi Y ‘cuando se sientan arrebatados Que nadie cuide de lo que Ja orquesta he [tocado. La Princesa — jh, enchatée, ob, oh, charmée! El baile ha cafdo en un saco Bailad y denzad sin cuidado Y que nadie se inquiete Porque esté en el sace. Ex paincrre y LA PRINCESA — j Al mel tiempo buena cara! Tovos — {Ah, ab, ab, qué baile es este ‘baile! jAh, ab, ab, éste sf que es un baile! Ex pinnoco — Et fias voluntas tua, AcENo, (a su rufién) — {Pero qué te pasa, amigo {Qué maneras son ésas ué vergiienzal a9 iNo pegues esos tirones! {No saltes tanto! Qué mosea te ha picado? Finuter (a su rufién) — 4Pero qué te pasa, amigo? Qué mosea te ha pieado? Quieres probar cl bastén? ;Al diablo con- [tigo! iQué modales! Tonos — jQué modales! AcENoR (tristemente) — ;¥ lla?.., ;Contiméa dor- mida?... Fintier (tristemente) — ;Y elle?... ;Continia dor- mida?... Fron (extrafiado) — Y ella... contimia dormida,,. EL PRINCIPE y LA privcesa — Y ella... contimia dor mida, (Silencio.) (Fin de Ja escena cantada.) La pamncssa (deteniéndose) — ;Por qué ese silencio? AtnERTINA (durmiendo) — Desnuda... desnuder... (Los rafianes empiezan a removerse. ) Fron (sibitamente aterrado) — jLa desudez en me- dio de un desfile de’ modas! 4Qué podemos hacer? Ex princirt (muy alto) — ;Abajo la deznudes! ;Viva Ja danza! jCuando se baila. sobre un voledn Hay que mantener ls cadencia! LA PRINCESA — ;Bailemos, bailemos todos! Los invrrapos (en sus sacos) — Byer: Toud Tiiité! Los crranos (ferosmente) — Que les arranquen las piernas! Hurcanen. (muy fuerte) — jLa revolucisn! EL PROFESOR — Reg, tog, veg, regurgita... Til Toud 192 Acewor (triste) — ;¥ ella?... ;Contimia durmiendo? Freuter — ;Y clla?,.. {Contimia durmiendo? (Silencio. ) La PRINCHSA (asustada) — ;Por qué ese silencio? Aupentina (durmiendo) — Desnuda... desnudaaaa.., (Continiéa la danza, somolienta, monstona.) Aczxon (de repente) — |Paso! Finviet — ;Paso! AcsNnon (dramético) — iPaso, no puedo més, voy a soltarie! iVoy a dejar que el mio se escape! Finvier — ;Pero conde! Acexor — iVoy a soltarle!. {Que se harte! Si yo no puedo... que al menos él... jLe suelto! Finvier — Conde, si le suelta, Si Libera al suyo, por Dios vivo, Que yo dejaré suelto al mio también. Acznon — iSuéltale si quieres, 2 mi qué me importa! (Sueltan a los rufianes, que desaparecen por entre la multitud. ) iQue corran! Que. se den un. hastazgo! Finvizr — ;Que huyan y se solacent Asenon — [Que soben y palpen a-mas y mejor! Finviet — iQue se harten a fondo! Acexon — ;En cuanto a nosotros... paso... paso! EL Paincrre y 1a Princesa — iDancemos, danzad, dancemos, danzad! La Princesa: (danzando) — iAh, ah, enchantée, ah, ah, charmée! 193 Matrimonio opereta, 13, jBonjour! ;Bonjour! {Merei beaucoup! jSaltad, valsead, que siga el baile! iQue siga, cadencia, que siga el baile! Tovos (cantando) — iAb, ah, ah, qué baile es este baile! ih, oh, oh, éste si que es un baile! Los vrrapos (en sus sacos, atrozmente, cantando) — jTumifafouit tuputi! jltui touka! Los crrapos (ferozmente} — jLas piernas! jArrancar- les las piernas! . Horcanet — jRevolucién! Ex. prorson — Reg, reg, reg, regurgita... Ex rannoco (cantando) — ;Et fias voluntas tual Ex princree — iMerci, merci, bonjour, bonjour! WDanzad, dancemos, dancemos, danzad! Danzad sin cesar, danzad sin parar, Y sin tregua, danzad, danzad. LA PRINCESA. — ih, oh, encantada! jh, oh, tanto gusto! iDanzad, por Dios, danzad! (Bailan embotados, Albertina duerme sobre el podium. A un lado el grupo de criados, al otro, Agenor y Firulet en inmévil espera, Suibitamente, grito agudo de una dama.) La nama — ;Liiiiiiiiiih! : | Ex principe (beilando) — ;Tralari, tralaral Oma pama — ;]iiiiiih! Ex rrincrre y LA Princesa (bailando) — ;Tralaxi, tra- eral Voces (gritondo) — ;Iiiiih! Ora pama — {Me hacen cosquillas! (Se ve corer a uno-de los rufianes con un bolso de sefiora robado. ) 194 Los anvrrapos (er sus sacos) — ;Uit sihubi saaapit! Ex principz — Qué pasa ahora? (Se detiene la danza, Corre el otro rufin ‘con joyas robadas. ) Los seSores (lanzando gritos agudos} — jliiiih! ;Una mano! 2De quién-es esta mano? Las pamas — jAy, tiy! jQué cosquillas! UN seXon (con gritos desgarradores) — ;Llis! ;Qué eosquillas! {Qué cosqui...! ‘Una pama — ;Es usted! Los invirapos (en sus sacos) — ;Tohiit ampao rabi- nou... tu patatiiih! Voces piversas — jPero, hombre! 2Quién me hace cosquillas? iAy, ay, me han dado wn pellizco! Ay, ay, ay. iPero si esta mano es suya! 1Granuja, patén! jDéjeme! Pero, sefiora, si es usted! Ay, ay, ay! iMi collar! iMi pierna, mi pierna! jSocorro, mi reloj! PEPE rrr ee (También Ia luz se atolondra. Se apaga, se enciende, Los rufianes corren por doquier con su botin. Desban- dada general.) Ex Princree y La PRINCESA (en alta voz) — ih, oh, oh, encantados, delighted! jDanzad, por Dios, danzad, denzad! Voces piversas (gritando) — — jNo faltaria ‘més! — jNo, no, no! = ii i i 195 — jSocorro! ;Polici: — Qué cosquillas) — jJi, ji, ji! [Me desnudant — jJi ji, ji, ji) [Fuera manos! — Qué cosquillas —jOh, ob, policial — jPoliciiiiiiial Los mvrrapos (en sus sacs) — iToupaltama matamup! Acenon (gritando) — ;Paso! Finvzer (gritando) — Paso! (Hufganel salta sobre ta espalda del profesor, y a ca baila sofre'él —ambos metidos en sus sacos y enmasca- rados—, se lanza al asalto de los invitados, a Ia cabeza de los eriados. ) Hurcane — jArre, are, al galope! Los myvitapos (en sus savos) — ;Tut, tut, tut! (Se apaga'la luz. Silencio.) UNA voz (gritando en la oscuridad) — ;Las pierna’! jArraneadles las yiernas! jSe acabé el lustre! La you — ;jRevolucién! Los invrrapos (en sus sueds)— jTut-tut-tat! ;Tutit! (Oseuridad. Silencio. t'n tiempo.) Fron (de perfil. Enciende una lémpare de bolsillo) — Afortunadamente, siempre Ievo encima Ja linterna. Afortunadamente,,. siempre encima... la intern: (Tumina lentamente « los invitados inmovilizados, dl grupo de criados y a Hujganel @ caballo sobre el pro- fesor. Los trajes de los invitados estén en un estado terrible, en jirones. Los pachos y los’ brazos desnudos, las manos petrificadas en cetitud de pelliscar y toque. tear... La linterna de Fior ilumina a los dos rufianes 196 SCAR ic inméviles, pero @ punto de robar. Sé dirige hacia Al- bertina. ) Fron — ;Ajah, conque Hufganel, el conde Hufganel! Ha aizojado su miscara.,. ;Pero qué moda es ésta? (Ilumina al general. El saco y la mdscara estén me- dio arrancados. El general Neve uniforme de oficial nazi. Con monéculo y revélver.) iEste es nuestro general! ;Qué extraiia moda ha ido @ inventar! (Ilumina a la marquesa. Ya no tiene ni saco ni mdsca- ra, Estd disfrazada de guardiana de campo de concen- tracién (nazi) con litigo y cadenas.) jLa marquesa!... En qué extraiia moda han que- dado inmovilizados? Vamos a ver... (Mumina’ al banquero. Ya no Ueva su méscara sino otra: una méscara de gas, de morro enorme. Lleva una bomba en la mano.) Seria ol banquero.., (Un relampago muy fuerte. Viento. Oscuridad.) AcENOR (gritando) — ;Paso! Firuter (gritando) — ;Pasol TELGN . 197 ACTO TERCERO En las ruinas del: castillo Himalay. La sala esté en ruinas, los. muros se han iundido. Sélo quedan unos pocos muebles: una mesa rect bierta de un tapiz, una ldmpara de pie, sillones... Al fondo, ruinas... Réjagas de viento, tempestad. ‘A través de las grictas de los muros se entrevé un cielo misterioso, sureado de luces, resplandores, distur- bios. Fron (en capa. Lucha contra el viento) — jHay ak guien? Ex pricier (con la cabeza cubierta por una gran pane talla) — Una lémpara. Fior (dando un salto hacia atris) — Ex principr-timrara — Una limpara. Fron — jEl principe! Ex PRinciPE Lampars — Chist, hist... ;Tenga euida. do, por el amor de Dios! Fron (gritondo al viento) — jQué viento! Ex PRiNctre-Limpara — {Es el viento de la Historia! Juién es? (Auilla’ el viento.) Fron — ;Dénde estén los demas? Ex princrre-timpana — Dispersos... perdidos... Fron — {Pero qué ocurrié? ;Un terremoto? 199 Ex priscips-Linana — Algo ocurri6, en efecto, pero vaya usted a saber qué. Fron — ;¥ la princesa? Ex princrPs-.impana — Esté aqui. {No la reconoce? iEs la mesal Fron — jOh! (Retrocede ‘de un salto pues la mesa no es otra que la princesa a cuatro. patas y cubierta con un mantel.) Ey prinerrs-cdmeara — Chist... Es més prudente. (A caballo sobre’ el profesor, Htifganel atraviesa Ia es- cena seguido del batalion de criados que agitan tritin- felmente ropa interior y trajes que fueron de sus dmos. ) Hurcanex (fustigundo al profesor) — jAl galope, al galope! Los crrapog — jArrancadles las piernas! (Salen. ) Fron — ;Es la Revolueién? Eb paincier-tAsrara — Si, la Revolucién, (Entra un mendigo cantando un cantar de caminantes.) Ex menpico — jOh seiiores, tened piedad De este: pobre mendigo Que sdlo pide vuestra.caridad. Oh verde verdor de las grandes bosques Oh verde verdor de mis viejos bosques. Fion — ,Quién eres? En senvico — Oh verde verdor ide los grandes hosques Oh verde verdor iv mis viejos bosques Fron — {Pero quién eres? Ex mennico (de repente) — jLos taburetes de Lord Blotton! (Huye.) 200 Fron — 2Qué ha ocurrido? Algo ha pasado... {pero ud? Ex princire-tistrana — No lo sé... Es a couse... Es Ja desnadez,... No sé més... Risas, gritos... Gritos como si les hiciesen cosquillas, y. también a mi... Cosquillas a lo largo de la espina dorsal, en los ri ones... {Mi reloj? Ya no hay reloj. Es la desban- dada, estallan las risas, gritan, rugen, todo se disper- sa, Entonees los criados se lanzan sobre los seiiores. .. Es como lo leemos en los periédicos, isabe?: “apro- vechdndose de Ja situacién, elementos subversivos,,.” Fron — Ah, si, ciertamente... ;Y ahora? Ex princres-rimpara — Ahora es la Revolucién. Fron — La Revolucién? Er princtr-Limpara — Pardsitos.., (Hufganel irrumpe sobre su monturd, seguido del es cuadrén de soldados. ) Los crranos — ;Arrancad las piernas! (Pasan.) Fron — ;¥ eso? Ex prixcips-Limpara — No sé nada. Fron — jHacia dénde van? Ex. princiee-Lasrpara — Derechos hacia adelante, (Sopla et viento.) Fron — Formas extrafias, prédigas, deliradas. No sé nada, no sé nada, no 36 nada, Inerte, consternado, confuso... ah, pobre Fior. iAh, pobre, pobre Fior! EL PRINCIPE y LA PRINCESA — ;Pobre Fiorl (Surge el pérroco de entre el montin de desperdicios.) Fron — ;Quién eres ti? Ex pARRoco — ;Maestro! 201 Fron — ;Ah, pero si es una sotana! Ex PArnoco — Et fiat yoluntas tua! Fron — 2Qué Ie oourr Ex pinnoco —~ Cualquier palabra. es insuficiente... No inquieras Qué caminos he tomado, No me preguntes, no preguntes nada, Debo ocultarme, perdéname Y haz como yo, Es més prudente. Fron — ;Disfrazarme de mujer, de limpara o de mesa’? iAb, no! {Yo soy Fior! Ex, pkrroco (més bien excéptico) — Fior. Ex. prixcine-tinpana (més bien excéptico) — Fior... La PRINCESA-MESA (mds bien excéptica) — Fior... (Nueva irrupeién ‘de Hufganel seguido de los criados. Trueno. Oscuridad.) Los criapos — ;Arrancad las piernas de raz! Fror (a Hufganel) — Monstruo! ;Detente! HlUrcANEL-cABALLERO — iNo puedo, Soy el galope! Fior (refiriéndose al profesor) — 2¥ este caballo? HUrcANEL-canatLero — {Es mi cerebro! EL pRoresor-casaLio — ;Reg! Fior — 2 Qué buscdi HUFCANEL-CABALLERO — ;A los fugitivos! Fior — Bajo tu rostro ensangrentado, te reconozeo, Eres Hufganel, el conde Hufganel. HUFGANEL-CABALLERO — iNo! ;Soy una idea! iVete! Fror — ;Profesor! 2Es usted, profesor? 202 (A cuatro patas, ensillade y embridado, et profesor da sultos y relincha.) Er. prorrson-canars.n — }Naturalmente! jNaturalmente que si, gra- iReg, regurgital [oias! Los crravos — ;Arrancad las piernas! Horcansi-canarzzno — Piquemos espuelas. jAde- ante! (Parten al galope.) Fron — Ab, qué bisqueda. Ah, que huida. (Irrumpen, corriendo en la misma direccién, el gene- ral, el banquero; la marquesa, todos con los trajes nasis del final del Acto II.) jDeteneos! ;Qué pretendéis? GAnte quién huis? EL GENERAL, LA MARQUESA, EL BANQUERO — jCulu- tubo! Fron — ;Pero hablen més claramente! Los tres — ;Toni-tu-ta-mumi! Fron — Pero vamos a ver, marquesa, usted es la mer- quesa. Sefior banquero, usted es el banquero v pede ‘mis. Y usted, general. {Por qué no dicen algo? jHan perdido la palabra? Ex PrincrPe-LAMPARA — Cuando les cosas humanes Quedan encerradas en Jas palabras El lenguaje estalla Et rkrroco-moser — {Qu decizlo... La pRincesa-muss (sordamente) — Puiercos... es son?,.. Nadie sabria (Se enderesa lentamente, sosteniendo el mantel que Ia cubre.) 208 Fion — jAmigos mios! iVolved a ser vosotros mismos! ;Arrojad los [distraces! iEste juego cruel ha durado demasiado! Ex PRINCIPE-LAnPARA — Ser tino misino... y bien, eso € todo el problema. Ya no se puede. Ex raxnoco — No se puede en modo alguno. La Princesa-aiisa — {Por dénde empezar? Fron — 3Qué vamos a hacer, pues? Ex pRincire, tA Princesa, st Pkrnoco — ;Adelante! iempre adelante! Ivese: quien pueda! jAdelante, adelante! jAl: galope! (Inrumpe Hufganel, seguido de los criadas.) HUrcANEL-casatieRo — ;Al galope, al galope! (Ve al general; al bamquero y a la. margiesa.) iSon ellos! jAtrapadlest EL BANQUERO, ZL GENERAL y LA MAROUESA — ; fitu-tu-tutu-tud! (Los criados les atrapan.) Fron (a Hufganel) — ,Qué piensa’ usted hacer? Hurcanet —No fo sé. Pero, En cualquier caso, Arrancarles las piernas. ‘A los criados., iArraneddselas! (Ate aide) Fron — }Por el amor de Dios! La pRiNcssA-MzSs (para si misma) — ;Vaya una his: torial (Se pone-de nuevo @ cuatro patas.) Ex, PARROCO (sordamente) — En Ia guerra como: en la guerra... 204 Ex, princtre-rdmpana — Nada so puede hacer. HUFGANEL-CABALLERO (al principio con dificultad, lue- g0 cada vez con mayor soltura) — : ‘Arrancad. Arrancadles... ‘Arrancadles las piornas! iPrimero’ la derechal jLa izquierda después! Los caranos — jSo aeabé el lustre! jAdelante! jAde- lante! Hurcanet-capartzno — 1X al galope, al galope! Al galope! Ex Proreson-capatto — jRe, reg, regreg-regurgita! Fror — ;Deteneos! ;Hay que juzgarlos! ;Primero hay juzgarlos! Famneriitnsa jU-un juicio! ;Tiene cada cosa! Ex princrpe-Linpara — jUn juicio? Er. proresor-capaio — jRegurgitado! (Se levanta un viento muy fuerte.) Ex Pinnoco — ;Qué viento! Fron — No veo nada, no entiendo nada y todo se me eseapa, pero lo tinico que sé-es que hace falta un juicio. Sin juicio. no se puede, no se debe... ;No, es imposible, sin juicio es imposible! Ex pinroco — ;Qué viento! EL Princire-Limpana — Miradle, asido a su juicio como un borracho al farol... Ex rdzroco — También este viento... Ex prinerps-tAwpara (més alto) — ;¥ para qué-juz- garlos? jArrancadles las pieraas a esos traidores, esos burgueses, a esos fascistas! La. PRINcESA-MESA — ;Nazis! (Se levanta.) Fior — 2Fascistas? {Nazis? No comprendo. Qué quiere: decir eso? 205 ‘Todo esto es demasiado para mi... si, me siento des- bordado, desbancado, desorientado, no entiendo nada, ne capto nada, no sé nada, pero lo unico que sé:es que sin juicio, no eso no, no sin juicio... jHay.que examinar, sopesar, deliberar! HUFGANEL-CABALLERO — jReclama un juicio.en plena tempestad! iEI cielo retumba y él quiere deliberar! jReina la oscuridad y.él quiere ver claro! (Ta escena se oscurece de repente. Tempestad.) Ex pérroco — Ma... man,,, mantengémonos en’ nues- tros puesto: Ex pRincrre-Limpara — [Occeeh! La proncesa-mzsa — jleaaah! Fron (luchando contra ‘el viento) — {Us juicio! ;Un juicio! {Os conmino a juzgar! (Bruen Se inicia a calma. Se hace un poco més de us, HerGANRL-CABALLERO — Maldito picapleitos. Esta bien, vasa tener tw juicio: Vamos a constituir un tribu- val. Y ponedme ahi a los acusados, a esos. perros fascistas y nazis, Mi caballo sera el fiscal. Tui, el abogado defensor. Hace demasiado viento y Ja liuvia del cielo. nos va a caer encima. {Venga, adelante! ;Al gelopel (AL profesor.) EL Prorsson-capatto — jReg, reg, reg, regurgita, re- gurgitado, regurgito, ingurgito y regurgito! iReg, reg, reg! HurcaNst-casarieno’ — ;Perros! Ex prince rimpara — .;Cerdos! La princesimesa — ;Criminales! Ex pinnoco — ;Perios! 206 Ex rromsson-casaito — jIng. ing, ing, ingurgita! HUFGANEL, £1 PRINCIPE, LA PRINCESA, EL PARROCO — jCulpables!: ;Que les azranguen las piernas! (Se levdnta un fuerte viento.) Ex pénroco — jQué borrascas! Fror — ;Detencos! {Ese caballo no ha dicho nada! {EI vomito noes un lenguaje! ‘Horcantr-capatteno — Ah, lo que ti quicres, mal- dito picapleitos, son discursos, jeh? El erimen existe desde hace milenios, el crimen per- petrado contra el proletariado, ese asesinato gigan- tesco, silencioss, solapado, esa muerte inmensa y si- Jenciosa, se nos ha triturado y estrangulado desde hace cientos de siglos, de generacién en generacién, sin una palabra, negligentemente, sin una sola expli- cacién, silenciosamente... {Y quieres que fabrique- mos un discurso con tanto silencio? jBasta! ;Basta de. discursos! jPerros fascistas y nm: zis! {Que les arranquen las piernas! Rapido! tempestad se nos echa encima! Los criapos — jArrancadselas! Fiorn — jExijo que se les escucke! HurcANEI-CABALLERO — jEs Ja tempestad! Fron — jDeteneos, deteneos! Hurcanzi-capatteno — {La tempestad! Fror — jEscuchadles, por caridad! HIUFGANEL-CABALLERO — {Qué cabezota! Esta bien, el tribunal revolucionario escuchard. a los criminales! ;Qué tenéis que decir en vuestra defen- sa?’ ;Venga! EL GENERAL, EL BANQUERO, LA MARQUESA (trabéndo- seles Ia lengua en el pinico de la declaracin) Quit-putuam-mabahé-trukulitakumkubali_ narréyul ‘yatir-folukchul-fiti-namfarsglck-jiourek-vakdol-puvi- tal kugou-toupatag totoula-tenevu-tupajgui... Ex GENrraL — ;Goulugoulgugoulgoulgoul! La princesa — jSe diria que esta haciendo gargaras! 207 Huvcawex — ;Basta! ;Culpables! Fron (esforsiindose por clever su voz por encima det viento) — jProtesto! ;No han dicho nada porque ! todo ha quedado por debajo de Jas palabr: Horcanat-canantero — Las palabras son viento! ;Fis- cal, dicte su veredicto! Es, PROFESOR-cARALLO — Reg! Los crtavos — ;Canallas! Fion — Esperad! Hurcaner-casaiteno — jEs la tempestad! Fron — Voy a declarar. Que no entiondo nada, ni quién, ni cudndo, ni cdmo, ni para qué. No. No entiendo nada. {No entiendo! iNo entiendo! HUrcanet-canaLieno — jLa tempestad! Ex princire — jLa tempestad! Fror — jHorror, horror, horror! Hurcanet-capatteno — ;Pues arrojadies en el horror! Ex. enivcies, La rrincesa, Ex ranRoco (y después) Los criapos — ;La tempestad! Fion (@ Hujganel} — jRecobra tu faz humanal, ;Arro- ja tu mascara! HUrcANEL, 21 PRINCIPE, LA PRINCESA, EL PARROCO, Los cRIADOS — ;La tempestad! (Viento. Relémpagos. Truenos.) Fron — jSon mésearas que se torturan a si mismas! iPero recobrad vuestra faz! Topos — jLa tempestad, la tempestad! BL GENERAL, BL BANQUERO, LA ManguEsA — ;Oujtur kulimako-PatatobubulgaJoulugoulul! Fron (como un demente) — ;Tuiétoukp-iiiitoubuli-ta- vatiiih! Tonos (como dementes) — ;Taftatuku ib-tiouka- lapatou! (Viento, ‘Fruenos. Oscuridad. Se Para el viento. Se acla- ra el cielo. Entran Agenor y Firulet, con agrestes vest 208 mentas. Llevan sombrero de pajd. En la mano cazama- riposas. Rostros maquillados de clowns, contentos y boba- licones. Detras suyo, los dos rufianes con méscaras ne. gras y disfracados de enterradores, evan un ataiid.) Acenon y Firurer (cantando) — Pequefia mariposita pintada Revoloteas,: huyes ¥ te alejas. Oh pequefia mariposita por mucho que me hagas’éorrer aunque me esquives y escapes ests destinada a caer en mi red. Fron — jEstén locos! Ex princirs — Innombrables son los locos Que transitan por los caminos del mundo... EL pinnoco — Por los ilimitados’ caminos del mundo El cortejo infinito de locos... Acenor (a Firulet) — Fijate en ése con cuidado. ;No €5 uno que antaio se Iams Fior? Finutet — En efecto, tal vez... Aczxor (a Fior) — Si yo veo los restos de Fior, en- tonces él, Fior, puede contemplar las cenizes de un cierto conde y de un cierto barén... Fror — Yo fui Fior: AcENor — Yo fui Agenor. Firuter — Yo fui Firulet.... antafio,., Ex prince — Antaiio me Uamaban principe... PRINCESA — Y a mi princesa, HUFGANEL-CABALLERO — Antafio yo era criado, pero Iuego me converti en Hufganel, conde y cabaliero... Ex rinnoco — Y yo fui cura parroeo, Et GENERAL — ¥ yo general... Et nanqvuny' — ¥ yo banquet... La mangussa — ¥ yo marquesa Tonos (excepto los CRiavos) — Nosotros fuimos, yo era, nosotros éramos, vosotros erais, antigua, ex, has- ta ahora, era, (Pesadamente.) 209 Matrimonio opereta, 14 ‘Ha sido, fue, era. Fron — Por favor, ve Digame, querido conde,’ y ‘usted, barén, 2Qué significa ese ataid? Acenon — Es un camiiflaje: Fraurer — Una medida de precaudién. Acenox — Vea‘usied, macsizo, es por si nos quieren buscar complicaciones: ‘hemos eiloquecido, nos -pa- seamos con un ataid, estamos chifladss, eso es todo. En cuanto al ‘atadd,.. Es’ una'extrafia' historia, una historia ya vieja..." "Tendriamés que remontarnos .a aquel dichoso baile, gsabe?, aquel baile en que, Dios sabe por qué, tuve la maldita idea de'soltar a mi gufidn... Helds; mejor hubiera’ sido 10 haberle sol- tado porque ése fue el principio de todas nuestras desgracias... Pero también’ aquella maldita Alberti- na, siempre hablando de’ desnudez, desnudez, des- nudez,.. En aquél momento estaba tan exasperado por esa desnudez, desnndez, siempre desnu... Frrurer — ;Paso! ‘AGENOR — jPaso! Sin embargo, he aqui que soltamos a nuestros rufianes, tanto yo como Firulet, para que se solazasen, para que se diesen un hartazgo,.. Cuan- do uno ya no puede més, se las arregla para que haya un canalla al menos con plena libertad... Pero de- jemos esol, jSélo sé que desencadenamos una horri- ble pesadilla! {Qué pesadilla. ;No es ciero, barén? Finvrer — Si... jqué pesadilla! AcENoR = - Se eclipsan, desaparecen entre el gentio Y con sus. giles manos de ladrones Con sus manos ‘insolentes, a todos Acarician,..” Los’ sacos’ bailan Saltan los bolsos 'y_ collares Los relojes y pulseras.., Sus manos deslizan por’ entre 1a miiltitud bajo las 30) "Bajo las sedas y pieles, bajo los uniformes 210 5 Y¥ Mogan direetamente a la piel desnuda, to. can. y palpan Desnudan y toquetean, —— ‘Yicacarean Aullidos histéticos, risas ‘enloquecidas Es la debacle y-el derrumbe ‘general Saltan Jas vosturas, surgen ‘los senos'! 1¥ Pantalones ‘j ‘calzoncillos;todo ‘se deshace.. EL pricier — Si, ya me ‘acuerdo,"entoncés fue ‘euan- do ‘mis Iacayos se lanzaron:contra“mis invitadds. “Firorer — Y nosotros ‘sobre “Albertina, 00"! Desaparecid! ie ‘Acenon — No encontramos ‘mis que los restos disper- s6$ de sus ropas, la ropa interior incluida. Frmuzer — La ropa interior ineluida: ‘AcENon — jQué_ shock!” Fmuter — Qué sorpresi “tan Seaagradable! aDénde podia estar Albertina? AczNor — 7Y los rufianes? También ‘ellos habian de- saparecido, ‘perdidos, “volatilizados Oh Fior, Oh maestro, he aqui Jo que pasd Esos perros infames, es0s ‘bastardos. Jadrones Se arrojaron sobre ella, desnudindola, vio- [andola Para desaparecer después sin dejar buella. Frruner — jLa asesinaron! Fron ++ iY el cadaver? AcENon —No hay tal cadaver. Desaparecié el cadaver de su desnudex. earn Pero ella esti muerta ‘para’ nosotros, ase- [sinada! ‘Por eso hemos"hecho construir este ataid Y¥ hemos alquilado a, dos enterradores.. Firuter — - Vagabundos desde entonces * “Por los caininos del mundo’ buscamos El cuerpo desnude de"‘Albertina. AcENoR — El cuerpo'desnudo de“Albertina. Bil Acrwon y Fnuier (cantando) — Oh pequeiia mariposita pintada Revoloteas, huyes y te alejas Pero por mucho que me hagas correr Estas destinada a caer en mi red. Firunet — Y cuando la encontremos, desnuda, viola- day asesinada, celebrarenios sus funerales. Fron — Perdénenme, pero no entiendo nada. Me pier- do on el extraio laberinto de las contorsiones y dis- tensiones, de esos barrocos disfraees, de esos disfra- ces de la moda, Ia moda de hoy... jEs la moda’ de un mundo sin eje!... {Qué dolorosa mascarada! (Pensativo.) é¥ el atid? Ex princire (aproximéndose) — jAtaid! Hete aqui justo a tiempo, justo a tiempo para mi. Yo te saludo, ataiid. En ti deposito Mi grandeza'y mis esplendores Mis poderes y mis honores, 7Y también mi derrota! La pmuncess (aproximandose) — En este atatid deposito mis joyas Adornos y dorados, perifollos y repollos iY mis Ligrimas! Et pknnoco — Yo deposito 2 mi Dios en este atatid. Podéis marcharos, la misa ha terminado. EL PROFESOR-cABALLO. — ‘Aguardad. Un instante. No os Ievéis ese ataid sin mi. ‘Yo me entrego a mi mismo, jReg! Ya no existe. Ab, qué deseanso. He muerto. Ex cenenat — Por favor. Ese ataid nos. perteneee. No. esti reservado, iNos pertenece a los que fuimos juzgados y condenados. a perpetuidad! ‘Yo deposito en ti mi secreto, ataiid, El secreto repugnante, terrible, insondable, Que carece de nombre en cualquier lengua. EL GENERAL, EL BANQUERO, LA MARQUESA — ;Quitt: auittt-tatuturhdiviith-tititifiiiiih! Ex Princirz — ;Infortunio! La PRINCESA — jInfortunia, infortunio! Horcanen-caBaLLeno — jUn momento! ;Deteneos! iHabéis colmado ese atatid con vuestros actos pasados! Ahora reclamo « mi vez, mi oportunidad. Reeibe pues, ataid, Mis esperanza, mis combates y mis victorias, ¥ Jos eternos sufrimientos del pueblo YX Ios eternos combates del pueblo Y mi galope eterno. ‘Ex PRINcIPs, La PRINCESA, EL PARROCO, BL PROVE son — jAy de nosotros, ay de nosotros, ay de: no- sotros! Acznor y Finurst — jAy de nosotros! Los criapos — jAy de nosotros, ay de nosotros! Fron — Atatid colmado de excesivos muertos Ay de nosotros, ay de nosotros. Topos — jAy de nosotros, ay de nosotros! Fron (aproximéndose) — Atras. Apartaos. Dejad que yo, El muestro, me acerque a ese ataid, Tovos — Oh Fior, oh Fior, oh Fior! Fron — Amigos Yo, Fior, el_ maestro, El eseultor de la moda ¥ de Ia silueta. Yo, el gran creador dela moda... (Se'aproxima al ataiid.) Paso! . 213 Acrnon — ;Paso! Firvurt — Paso! Fion — Maldigo Jas vestiduras, humanas, 5 ‘Maldigo Ins méscaras ensangrentadas... ‘ Que se alimentan de nuestra. carne, Maldigo las modasy y10;, 1 Maldigo mis creaciones; Maldigo el ‘corte de blusas’y pantalones, Que tanto han..comido.de, nuestra. carne. ‘Topos —.jMalditos, ‘malditos! : Fron — Yo, Fior, joa cunMaestro.,de.Ja ;moda,, mase Y femenina jy, cova’, Deposite, en,.este at ‘Siempre maneillada_pos_cl. yestido, ja santa, desgudez humana! ... ~; Tovos — ;Duerme, oh santa desoudez humana! Fron — Santa desnudez, humana, .descansa -en. paz. Nosotros no te. conoceremos jaméi Acznon —— ;Pantalén! Prruret — ;Chaqueta! Ex cEnerat —,;Caleetines! EL BANQUERO — La Princesa — jEstola! Ex princrrr —. jBastén! Ex rinnoco — jCorbata! La manguisa — jEnaguas! Hurcanet — |Botas! Tovos (menos Fior) — Trapermeable, calzoncillo, camisola, zapatos, escotes, cordones, fru-fri, deshabillés, .smo- kings, mantas y imitones y eteétera, y eteé- tera, y etedtera.s.. Fron — Santa desnudez, 40: : Inasible desnudez ., ‘ Descansa en. paz . Para siempre. weg (Hace el gesto de depositarla sobre el ataiid.) 214 La voz pe Aupentina (desde el interior del ataid) — (Sitencio:) La voz pe Aupentina — : Desnuda.... completamente desniida,.. AcENOR — Pero si es ella! Frautet — jPero si es ella! Fior — jSilencio! La voz pe Atnertina — Desnuda.., completamente desnuda... Acenon (répidamente) — jEs ella! Finuier (répidamente) — ‘jEsta aqui AcENoR — Sojiando con su desnudez. (Se tes Ia tape del atid. parece of bre dermude. de Albertina.) Tovos — jEs ella! Frox ~~ Yo te saludo, Yo te saludo, desnudez : Eternamente joven. . (Albertina se levanta lentamente del ataid, totalmente desnuda. ) Fron — Te saludo, oh ti, la simple, La eterna desaudez. Tonos — jDesnudez joven, eternamente joven, te 2a: ludamos! (Apoteosis.), Acrnon (adelantindose) — Por favor, 4Quién te puso ahi? iQuién te escondié ahi? Atsentixa (sefialando hacia los enterradores) Fueron ellos. 218 (Los enterradores se arranean la méscara. Aparece el rostro de los rufianes.) Frauner — ;Son ellos! Acenon — jLos rufianes! Acsvor y Fraurer — ;Esos perros! (Hasta el final, escena cantada. ) Los RuFiANEs — Somos nosotros Somos, nosotros Somos nosotros. Aunentina (bailando )-— jAlbertina! Los nerranss (bailando) — La bella Albertina. Auaentina — He aqui mis muslos, mis manos y mis pies Ho aqui mis orejas'y aqui mis labios Y¥ aqui, ob, aqui estén mis senos. Los rurianzs — Su boquita y sus senos, Sit petites. ALpERtINA — jAlbertinal Los nurranes — iLa bella Albertina! AupentivA — Eternamente joven. Los Ruriaves — ;Surge de la tumbal Asentina — ;{Y cémo bzila! Los aUFIANEs — ;Cémo se divierte! ALBERTINA y Los RUFLANES (bailando) — , Albertina la bella, por siempre joven, sobre la tumba, mirad como baila y cuanto se divierte. Y de amor 5 ¥ de amor En su desnudez 216 En su desnudez Suefia, suefia, suefia Suiefiaaaaa,.. Acrnon — Completamente desnuda, Finvzet — Completamente desnuda. AcENoR y Frruter — Suefia con el amor Suefia con el amor Completamente desnuda Suefia con el amor. Tonos — Sueiia, suefia, suefia Suefiaasaaaaaaaeaa Sin ceeeesarrerr Fron Acxor y Firurer — Desnudez por siempre joven, te saludamos Te saludamos, desnudez. por siempre joven ‘Te saludamos, desnudez por siempre joven Desnudez por siempre joven, te saludamos. Fron — No entiendo nada No capto nada Nada, nada, nada, Ni capto ni entiendo nada. 4Cémo Megd a ese ataid? Acenor y Finuer — Paso, pasamos, pasamos Y pasamos, pasamos, pasamos (bis). Fron — Nada, nada, nada. Nada entiendo ni capto No, no, no, No entiendo eémo Pudo llegar a ese atatid: Tonos (menos Albertina y los rubianes) — 4Quién Ia puso En ese ataud? Los nurranes — iFuimos nosotros! iFuimos nosotros! | {Fuimos nosotros! Atnentiva — Si, fueron ellos, pues claro, fueron elles, aut fueron ellos, pues claro, fueron ellos, ob, ellos, fue- ron clios, hy naturalmente, fueron ello, ellos fueron, Los RUTIANES — jFuimos nosotros! jFuimos nosotros! jFuimos. nosotros! Tonos — Fueron ellos, si si, si, fueron ellos, si si si, cllos, ellos fueron, si, si, si, fueron ellos. Los RUFIANES — Fuimos nosotros... |. : Fuimos nosotros Deepa ol a Fuimos nosotros. fe : ELON... 21g INDICE EL MATRIMONIO Idea del drama. Dramatis personae ‘Acto primero Acto segundo ‘Acto tercero OPERETA Idea de la obra. La accién « Nota sobre la actuacién de los actores , la pues ta en escena . rn : Dramatis personae Acto primero Acto segundo Acto tercero 13 15 43 79 127 128 4131 133 135 169 199 ‘Lmpreso en el mes de febrero de 1973 en los talleres de Gréficas Diamante, _ Zamora, §3- Barcelona