Está en la página 1de 5

GRECIA Y ALEMANIA

Working Paper 14 de marzo de 2015


GRECIA Y ALEMANIA

1. Las negociaciones entre Grecia y lo que ahora se


llaman las "instituciones" de la Eurozona, la
Comisión Europea y el FMI están siguiendo, por el
momento, el ritmo y el pautado que eran
previsibles.

2. Nadie esperaba que decisiones de la trascendencia


de la permanencia o no de Grecia dentro de la
Eurozona se dirimieran en una semana. El proceso
debe ser, lógicamente, lo suficientemente largo
como para que dos factores clave maduren
suficientemente:

a) Por un lado, la tensión económica de corto


plazo derivada de la necesidad creciente de
nuevas aportaciones del Banco Central
Europeo para mantener el sistema financiero
griego.

b) Por otro lado, la elevación de la tensión


negociadora hasta el punto necesario para
justificar ante la respectiva opinión pública
las decisiones a adoptar.

3. En buena parte, la negociación se está polarizando


entre los gobiernos de Grecia y Alemania, tanto por
razones económicas como políticas. Grecia es el
país deudor (por un total de 324.000 millones de
euros) y Alemania es el fundamental acreedor
(63.500 millones € de aportaciones directas) y con
un gran peso político en las decisiones de la
Eurozona.

4. Ambos países -Grecia y Alemania- están


tensionando la gestión mediática de la negociación
hasta extremos ridículos, incluyendo la petición
griega de reparaciones por daños generados en la II

2
GRECIA Y ALEMANIA

Guerra Mundial o las indirectas apelaciones a la


ineficiencia y falta de rigor de Grecia.

5. Vayamos al fondo. Junto a la disputa estrictamente


económica, la disputa política entre los dos países
puede analizarse desde una perspectiva de corto o
de largo plazo.

6. Desde una perspectiva de largo plazo, la cuestión


fundamental no es otra sino la propia concepción
de la Eurozona y, en particular, de la mayor o
menor lógica objetiva de que Grecia permanezca
dentro de la misma.

7. No nos engañemos. En el fondo, tanto Alemania


como Grecia piensan que Grecia estaría mejor fuera
de la Eurozona. Es más. Alemania incluso piensa
que ellos mismos estarían mucho mejor fuera de la
Eurozona. Nadie piensa a estas alturas que la
puesta en marcha de la unidad monetaria europea
fue una buena idea. Más bien todo lo contrario.
Desde una perspectiva de análisis económico,
parece claro que Europa debería poner fin a la
unidad monetaria cuanto antes.

8. Sin embargo, tanto Grecia como Alemania evitan


cuestionar la unidad monetaria por dos razones
fundamentales:

a) El miedo a los imprevisibles efectos de la


fase de transición

b) El auténtico pavor que, por distintas


razones, existe entre nuestros líderes ante la
enorme repercusión política de cualquier
movimiento de salida de la Eurozona.

3
GRECIA Y ALEMANIA

9. Desde una perspectiva de corto plazo, tiene una


trascendencia fundamental el impacto previsible de
estas negociaciones sobre la opinión pública
alemana y griega.

10. Al gobierno griego le preocupa, por un lado, que su


base electoral se sienta defraudada por una
negociación con la Eurozona que acabe aceptando
lo fundamental de lo que desde la oposición Syriza
venía rechazando con firmeza.

Pero, en sentido contrario, a Syriza le alarma


también, lógicamente, el efecto que una salida de
Grecia de la Eurozona podría tener sobre el
conjunto de la opinión pública griega.

11. En el otro extremo de la negociación, el gobierno


alemán se encuentra en una situación similar. Una
cesión excesiva en la negociación con Grecia sería
un verdadero problema ante una opinión pública
cansada del enorme coste que la unión monetaria
ha supuesto a Alemania y que probablemente
interpretaría estas cesiones como "una más". Por
otro lado, la salida de Grecia de la Eurozona -y los
riesgos de la misma para el futuro de la unidad
monetaria en cuanto tal- es una cuestión
extremadamente delicada a nivel geopolítico. La
clase política alemana quiere evitar a toda costa
que se le atribuya la responsabilidad de la ruptura
de la Eurozona.

12. En este contexto, tanto al gobierno griego como al


alemán les interesa esconder los retos de fondo
bajo la apelación a "la imposición alemana" o a "la
ineficiencia o falta de rigor de Grecia". Como, en el
fondo, a los dos les interesa -en teoría- que Grecia
salga de la Eurozona, siempre que la
responsabilidad política de ello no recaiga sobre
4
GRECIA Y ALEMANIA

ellos mismos sino, respectivamente, sobre "los


autoritarios alemanes" o "los ineficientes griegos".

13. Por todo ello, aunque el vértigo político de la salida


de Grecia de la Eurozona es una importante razón
para pensar que no se llegará a esa situación, la
ruptura de la Eurozona no es en absoluto
descartable. En el fondo, ambos gobiernos piensan
que sería lo más razonable a medio plazo. Aunque,
a la vez, les espanten los riesgos a corto plazo de tal
escenario.

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor
of its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should
be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors
should consider this report as only a single factor in making their investment decision.

GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1A MONDRAGON


TEL: 943250104 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
www.ekaicenter.eu scribd.com/EKAICenter

También podría gustarte