Está en la página 1de 50
aa aay de AJEDREZ ANTONIO GUDE -COMBINACIONES espectaculares 128 ejercicios tematicos para | un entrenamiento | estructurado | a AAP PE Risreae B-ugTAT2 pay 6u0 uN pe cuadernos aaa de AJEDREZ ANTONIO GUDE COMBINACIONES espectaculares 128 ejercicios tematicos para un entrenamiento estructurado TUTOR Editor: Jesés Domingo Coordinacién editorial: Paloma Gonzélez No esti permitida la reproduccisn total o parcial de este libro, ni tampoco su tratamiento informatio, n a transmision de ninguna forma o por eualquier medio, ya sea electtonico, ‘mecinico, por folueopia, por repistt u otros métodos, sn ¢} permiso previo y por escrito de los ttulares del Copyright © 2004 by Antonio Gude Fernandez © 2004 by EDICIONES TUTOR, S.A. Marqués de Urquijo, 34. 28008 Madrid Tel.: 91 559 98 32. Fax: 91 541 0235 E-mail: info@edicionestutor.com www.edicionestutor.com Socio fundador z& de la World Sport Publishers’ Association (WSPA) Maquetacién: Juan Moraiio Disefio de cubierta: Digrat ISBN: 84-7902-458-5 Depésito legal: M-28573-2004 Impreso en Efea Impreso en Espafta ~ Printed in Spain Introduccién 1 Combinaciones clisicas Ejercicios 1-16 2 Clavada Ejercicios 17 - 32 3 Ataque doble y descubierto Ejercicios 33 — 48 B 4 Atraccién y desviacion Ejercicios 49 - 64 7 5 Enfilada y rayos x Ejercicios 65 - 80 6 Destruccién de la defensa y liberacién de espacio Ejercicios 81 96 7 Intercepcién y bloqueo tactico Ejercicios 97 — 112 8 Interaccién de temas Ejercicios 113 - 128 Soluciones ala serie CUADERNOS PRACTICOS DE AJEDREZ i teoria trata de establecer modelos lidacticos en el tratamiento de posi- ciones, 0 en el estudio de los distintos te- mas técnicos, pero la practica se encarga de crear el caos con su diversidad, lo que constituye precisamente uno de los gran- des atractivos del ajedrez. Los manuales Escuela de Ajedrez (1 y 2) tienen una marcada orientacion précti- ca, como lo demuestra el hecho de que, ademés de las numerosas posiciones co- mentadas en el cuerpo principal, ambos li- bros contengan un bloque adicional de 160 y 128 ejercicios, respectivamente. No obstante, el esfuerzo por sistemati- zar el material, reduciéndolo a modelos vilidos, en aras de la mejor orientacién di- déctica posible, no basta para que el juga- dor pueda captar la variedad y riqueza del ajedrez de competicién. Esta iniciativa editorial responde a la necesidad del jugador activo de cultivar un entrenamiento sistematico, y estos cua- dernos, con 128 ejercicios cada uno, en tres niveles de dificultad, contribuirén a resolver ese aspecto, porque vienen a ser parques ieméticos, con posiciones que am- plian aspectos monograficos desarrollados te6ricamente en los manuales. Cada cuaderno estara dividido en sec- ciones, y los ejercicios de éstas son califi- cados con una, dos 0 tres estrellitas, segtin el grado de dificultad, conforme a la técni- ca empleada en Escuela de Ajedrez (1 y 2). Medir la dificultad de un ejercicio no ¢s facil. No sdlo porque la valoracién obje- tiva sea en sf misma dificil, sino porque el grado de dificultad es distinto para cada persona. La aspiracion de estos cuademnos es llegar al més amplio mimero posible de ajedrecistas, pues sdlo asf se justificaré su publicacién. En términos generales, creo que el tiempo de resolucién debe ser de: © Primer nivel (1 esirella) 1-3 minutos * Segundo nivel (2 estrellas) 5~10 minutos * Tercer nivel (3 estrellas) 10-20 minutos. El tiempo de reflexién no tiene por qué ser excesivamente riguroso. Los auto- didactas pueden guiarse por esta estima- cién orientadora, mientras que ~como ya se ha sugerido en Escuela de Ajedrez—lo ideal €s que, en su caso, el instructor asigne a un grupo de jugadores a un jugador determi- nado el tiempo exacto que considere oportu- no para cada ejercicio, o bloque de ejercicios. COMBINACIONES ESPECTACULARES Los grandes didactas del ajedrez siempre han coincidido en un punto: resolver nu- merosos ejercicios combinativos (cientos 0 incluso miles) es el mejor modo de am- pliar la visién tactica y de poder idear combinaciones en el ajedrez de torneo. Los ejercicios de este cuaderno ilus- tran los temas combinativos estudiados en los capfiulos 5 y 7 de Escuela de Ajedrez, repasados también en el capitulo 3 (Figu- vas combinativas) de Escuela de Ajedrez 2. EI jugador que desee ampliar su conoci- miento de los temas tacticos puede consul- tar los libros Técnica de la combinacién de mate y Escuela de tactica en ajedrez, publi- cados por esta misma editorial. Para progresar en ajedrez solo se co- noce una fOrmula: jugar el mayor mimero posible de partidas, junto con el estudio te6rico y el andlisis de las propias partidas. El complemento ideal de esa formula es, como recomiendan muchos grandes maes- tros, que el jugador desarrolle y perfeccio- ne su capacidad téctica y estratégica, me- diante la resolucién de numerosos ejerci- cios, especialmente seleccionados por su utilidad. Como los que aqui le ofrecemos. Descubra el golpe de gracia que, aun sin ver, vio el mejor de los simultaneado- tesa la ciega. 2 Juegan blancas * Aunque su rey estd incdmodo, las ne- gras parecen haber cortado todos los ca- minos de acceso, pero. 4 Juegan blancas * Esta claro que las negras estén asfixia- das. Pero tiene usted que rematar la lucha, sin dejar el menor resquicio, En este duelo entre dos campeones del mundo las blancas tienen todas las de ganar, con sus dominantes piezas acosan- do al rey enemigo. 5 Juegan blancas ke ea ce ee | oo Wf OO Aa fn 7 8 a Las negras parecen tener opciones de- fensivas, pero se enfrentan a un pequeno problema técnico: jla batuta blanca la lle- va un mago llamado Pillsbury! 6 Juegan blancas ek Falta el pedn g del enroque negro y las piezas blancas son extraordinariamente activas. Debe haber mas de um modo de ganar, pero gcudl es el mas expeditivo? 8 Juegan negras ek BF A Oapeoge A igualdad de material, las blancas tienen un abrumador dominio de espacio, sumado a un factor atin més grave: des- coordinacién de piezas y subdesarrollo del rival. ;Qué harfa usted? Aqui se dan elementos clasicos de gran dinamismo de piezas, en contraste con una pobre situacion del rey blanco y una torre que atin no ha entrado en juego. TW Juegan blancas kk i Ef ee wom Oak 2 8 @ Meo ma. oom Ao me no ii BAe oes Aun en el centro, el rey de las negras parece seguro detris de su barricada, pero el alfil es una figura decorativa, tienen un pedn menos y la tinica columna abierta es- té en poder de las blancas. 10 Juegan blancas kx Las apariencias engafian y, a pesar de hallarse en el centro el rey blanco, y en una columna abierta, el que corre peligro es el rey negro. Dispare su ataque. 12 Juegan Blancas. ke wee ae see oe el x 8 An A Ss Do a aA ee ee ni was La tiltima jugada negre (14 ed) ha sido un error. ;Se atreveria a refutarla? Estudie las conexiones y contactos entre piezas y... jacttie en consecuencia! El rey negro est algo desamparado y es objeto de tentaciones combinativas. Claro que esto siempre es mas fiicil de de- cir que de hacer, La precisién es una exi- gencia. B Juegan negras tok ok a me @-8 a La eo Be Las piezas negras son lo bastante acti- vas como para subrayar la expuesta situa- ci6n del rey blanco. La cuestién es detec- tarla secuencia y calcular con precisién. 14 Juegan blancas tee Las piezas negras han tomado posicio- nes agresivas y ejercen amenuzas latentes sobre el enroque enemigo. De su habili- dad se espera que las ponga de manifiesto. 16 Juegan blancas ee a a = 7 Mee) ek @ a & Oe0 ey eBay on a8 Ban neg & Haga uso de sus dotes analiticas y tuerza el curso de la historia, demostran- donos cémo podian haber ganado aqui las blaneas, cosa que no sucedié. La organizaci6n de las piezas blancas arroja malos augurios sobre la posicin negra, y aunque el ataque sobre la dama blanca parece ganar un tiempo importan- te, en realidad no es ast, a7 Juegan blancas * 19 Juegan blancas * i 8 8.8 1uveee = elwe ie 6 _ ee ak 2 &@ eB Dat & Ay Fag gy Satieeee a 7 Suge Las negras confiaban en su contacla- vada ... #g8, en respuesta a #97, para sal- var su dama, pero se encontraron con una desagradable réplica. ;Cual? 18 Juegan negras * La posicién negra es comprometida, pues atin no han finalizado el desarrollo, mientras que las blancas cuentan ya con amenazas. 20 Juegan blancas * _ et 2 “BAe _ 7 = a. a fF aT _— a a! ae = En su tiltima jugada (#¥d6-d7) las blancas (conducidas por el gran Polu- gaievsky) cometieron un error césmico. Ahora, mis fécil imposible, Las negras tienen pieza de ventaja, y las blaneas s6lo el turno de juego. Parece un pobre botin, pero gsirve de algo el ja- que enc7? toe Juegan blancas sists “aia El rey negro parece estar bien protegi- do por sus piezas, pero hay huecos en su entorno. Especule y disirute con el juego de clavadas. Es mas facil de lo que parece. El alfil de e5 ejerce una enorme pre- si6n con su clavada del pedn £2, que se tra- duce en la debilidad de la casilla 3, aun- que parece bien protegida por las piezas mayores blancas. Juegan blancas ok Valore los triunfos que tiene en a ma- no (dama y caballo en campo enemigo, to- tre activa), sin olvidarse del remoto alfil. Ahora deberd entrar en un alucinante jue- go de clavadas y desclavadas... Aquila figura de la clavada le conce- de impunidad a sus dominantes torres. Juegue con precisién y calcule bien los po- sibles recursos defensivos de su oponente Juegannegras ee 7 Be may 7sBa oo mae me ae Bo iu A Baek Ben 7 & Con su tiltima jugada (ed-e8), las blan- cas han creado una bonita configuracién de peones centrales, pero han pasado por alto una amenaza. ,Cudl? 26 Juegan negras ek El rey blanco esta relativamente des- protegido, sobre todo por sus piezas ma- yores, y las negras pueden ahora agravar Ja situacién del monarca enemigo. 28 Juegan negras ek gy m2e = eee mak yo ag 18 wc A Bo ne Oe 2g Es evidente que las piezas blaneas tie- nen una mala coordinacién, con el agra- vante de que su rey no esti a cubierto. Por si eso fuera poco, la presién sobre la co- lumna e es mas que molesta. Las lineas abiertas son esenciales en el juego de clavadas. Obsérvese, por ejem- plo, la terrorifica diagonal del a7, en co- nexién con otras piezas de su bando. gLo ha visto usted? 29 Juegan blancas kk 31 Juegan negras ook El conductor de las negras pens6, con Mucha tensién en esta partida, en la buen criterio, que convenfa eliminar el po- que las blaneas han perdido su peon g. A tente alfil enemigo. Sin embargo, su pro- _pesar de su inferioridad espacial, las ne~ Puesta de cambio fue inoportuna, porque _gras tienen resortes dindmicos. Su tarea es tiene una deficiencia téctica. ;Cual? descubrirlos. 30 Juegan blancas oe 2 Juegan negras ee Be 2 Atal «7 a £i7 a La igualdad material no signifiea nada Las negras han sactificado pieza para aqui, y las blaneas quieren explotar la de-__retener al rey contrario en el centro, De mora del rey enemigo en el centro, asi momento, el subdesarrollo de las piezas como el tema de la clavada que flota en el _blancas ya es notorio, sumado al inconve- aire... niente del caballo clavado en d2. 12 CTT) ea arya TT Li) 33 Juegan blancas * 35 Juegan negras * Ese J! ait wade a a ao eS Ro Be mall Jan ke ae ene A we AAG Bon Lee ee S& En Escuela de Ajedrez 2 se estudia el tema de la pieza indefensa. Aqui tenemos un caso drastico. 34 Juegan blancas * Una sencilla operacién téctica con- vierte la posicién en un verdadero negocio para las negras. 36 Juegan blancas * ass & @ aA Um wk ae eee ne eet L Bea ‘Las negras contaban con aliviar la fuerte presidn de las blancas sobre la co- lumna d, con el cambio de un par de to- res, pero omitieron un detalle... Descoordinacién en a linea de fondo ¥ falta de espacio son los principales de- fectos de la posicién negra, aunque no los ‘inicos. Pare 7 Juegan negras kk 39 Juegan negras ek fe e iu & | Y Y a aiece ae Las negras jugaron 39... hS y acaba- ton perdiendo, Lo cierto es que disponian de una fort(sima jugada, que hubiera incli- nado las tomnas a su favor. {Cudl? Caleule todas las variantes. 38 Juegan blancas ee Las blancas acaban de jugar 36 Hdl, insistiendo en la clavada del alfil d4. 2Ve usted alguna solucién? El conductor de las negras no la vio, y abandoné en el acto. s Juegan blancas ee to Be (ees oo we fo - Rie 2A 8 Soo BS x. a a a ul « nN ee a (oa » i eeod “ Ls a ss re a \ i, G Bee a x S & Sf, las negras estan atacando e4, pero {qué pinta la torre en a5? La fuerza de las piezas mayores blancas en las columnas abiertas y la relativa debilidad de la diltima fila deben hacerse notar. A esta posicién se hubiera podido lle- gar, en una partida clisica, si después de 29 d5, las negras hubiesen capturado 29... Qxd5. ;Por qué no era posible la captura? 4L —— Juegan blancas ee Ag a Org © No se ve ninguna amenaza contun- dente, pero las negras tienen una pieza que atin no ha jugado y otra fuera de jue- go. No es eso bastante, si tenemos en cuenta que todas las piezas blancas son ac- tivas? 42 Juegan negras ke Las negras jugaron 34 ... Wxe5, y la partida finaliz6 en tablas poco después. Sin embargo, disponian de una espectacu- lar secuencia ganadora. La encontrara usted? 44° Juegan blancas ee Las blancas tienen un dudoso peén de yentaja, pero su rey sigue en el centro y, sobre todo, sufren un dramdtico subdesa- rrollo, que les augura un futuro incierto. Hay tension aqui y sin duda clemen- tos para el suspense. El caballo negro ha Tanzado su ataque doble sobre la Eady el peén de 3. ¢Cémo resolverfa el juego a favor de las blancas? 45 Juegan negras okok Juegan blancas 44 Xm. a ihe all Wis i a a oe om i ooo A mips oe 8 ow En esta dura lucha, en la que se ha pa- sado bruscamente de la apertura al medio juego, las negras tienen la oportunidad de rematar con una combinacién basada en el descubierto, 46 Juegan negras oe La ventaja espacial de las blancas es mas que evidente, acentuada por la pasivi- dad de las piezas negras en el ala de dama. La cuestién es c6mo materializar una se- cuencia ganadora. 48 Juegan Blancas ee Las blaneas parecen tener un amena- zador ataque sobre el enroque, con sus piezas mayores bien dispuestas en las co- lunmas g y h. Pero hay un punto débil en su posicién, que usted sabré explotar. Las blancas han obtenido una posi- cién ganada y a usted le toca demostrar por qué. Observe todas las conexiones en- tre piezas y las posibilidades combinativas latentes y cuéntenoslo. 16 Juegan negras + a ace io me oe fh a a Me ao En una posieién de tablas muertas, las blancas acaban de cometer una pifia, 37 WaB-d7. Cosas que pasan, sobre todo en apuros de reloj. ,Cémo se castiga? 50 Juegan blancas + Basta con ver la configuracin agresi- va de las piezas blancas y actuar en conse- cuencia. ;Qué propone? {Ojo con el mate enb2! _ 8e ae ale x O88 @ mM 7 8 Ba Ain OO tl a) Bo _ ow i no Ge i ae a a "| D2) k o hiwee 20 ow 8 a 928 @ ma io 2 oe @ Al @ @ ae = A Ambos reyes tienen mucho aire, pero las piezas blancas son cualitativamente su- periores, con un poderoso aifil que genera amenazas decisivas. Parece que todo esta visto para sen- tencia, pero no hay tiempo que perder, porque las negras pueden organizar una tenaz resistencia. 33 Juegan negras ee 55 Juegan negras ke Co 7 ae ear oe aoe ecae A J 8 La igualdad material no garantiza, co- ‘mo sabemos, el equilibrio, mexime si, co- mo en este caso, existe una continuacion forzada ganadora. 34 Juegan negras. ek La columna hes un potencial trampo- lin de invasiGn, pero la inmediata ...\W/h7 deja algtin cabo suelto (2 23, con resis- tencia). Se le pide que busque més y me- jor. 56 Juegan blancas ek 0 waned i a we mam A ow fe so Wa 4 Y Tras una secuencia de ataques reci- procos ala dama (19 2d6 20 23 Wb6 21 D)d2), se ha llegado a esta posicién, en la que, con pieza menos, las negras dispo- nen de un truco tactico, La tentacién del descubierto inmedia- to es muy fuerte, pero la He? esti ataca- da, Busquele la vuelta de tuerca, y no se olvide de que su rey esté amenazado de mate. Aqufse trata de una operacion tactica que reporta material, debido a la posicién inestable de la dama negra, una pieza que siempre asume mal las funciones subalter- nas. Aproveche la oportunidad. Una gran estrella de los sesenta y se- tenta, Bent Larsen, confirma aqui la sen- tencia de que “quien tuvo, retuyo.” ;Cali- dad de menos? ;Columna y fantasfa de més! Juegan Blancas An a Las negras acaban de jugar Se6xt4, con idea de que a ®xf4 sigue @g5, con alaque doble a torre y caballo. ;De qué forma explotaron las blancas la situacién? Las negras acaban de tomar el pesn de ed, especulando con el ataque al alfil de g5. Ahora bien, hay un fallo en la secuen- cia, perfectamente detectado por las blan- cas, y la cosa acabé en miniatura. hk a Juegan blancas 63 Juegan negras $3 oo Ss 2 Fe gg Mg & 4h 7 Fe eel | ae ie AY Nu oe YY 4 (eee, ee & ea, SI oe fae : ff oe HEE ne a x Podemos sofiar con el mate ahogado (o de Lucena), pero no existe mientras la torre negra cubra la casilla 7. Ahora bien, noes ése el tema dominante en esta posi- cién? 62 Jueganblancas ee Las blancas acaban de jugar 33 Ibi, para eliminar una de las molestas torres. Su rey ocupa una posicién, digamos, opti- mista, que las negras convertirén en un factor esencial. 4 Juegan negras kk - ery i Dos peones por sendas calidades, aun- que una de ellas es recuperable de inme- diato. Pero las blancas consideran que tie- nen la mejor pareja de alfiles de la histo- ria. La calidad cuenta poco, con un rey a Ja intemperie y una pareja de alfiles que barre todo el tablero. Ahora bien, se trata de encontrar una linea eficiente concreta. {Como ganarfa usted? 65 Juegan blancas * 67 Juegan blancas * ee 8 8 a 6 @ il eal oo 8 fe oa eo 8 6 ogo ese feo ee a 8 hee ee dee| 8 @ 8 620 i awe Ye La cuestién es cémo promocionar el pe6n y eludir el jaque perpetuo, Puestos a buscar soluciones, piense en el ataque en Iinea 0 enfilada. 66 Juegan negras * Las negras tienen pieza de ventaja y amenazan ...Wxh5+, pero en el tablero existe un modelo de mate que se vio, por ver primera, en unas simultiineas de Pills- bury. (Lo capta? 68 Juegan blancas * ae en Las blancas acaban de jugar 23 Hdl, especulando con Ia debilidad de la ultima fila, con la esperanza de salvar asf el ata- que sobre h2. ; Qué sucedis? 21 Un problema relativamente facil, una ver familiarizados con los mecanismos del ataque descubierto y en linea. De cual- quier modo, contirmelo usted mismo. ) Juegan blancas ek Tl — Juegan blancas ek 2G ep i ioe em oe ‘a amon 58s 28. = 2 78 8 % Las negras acaban de jugar 28... ‘Wed? y deberd usted explicarnos por qué se trata de un error, con jugadas y andlisis concretos. 1 Juegan blancas Los alfiles de distinto color no bastan aqui para salvar a las negras, cuyo inesta- ble rey es un factor afadido que favorece la vietoria técnica de las blancas. 72 Juegan blancas ex ao Bee 20 Wak oe ew om mo a 6 o a a nue Go 6 5 oo 8 s No parece que pase nada en esta posi- ciéa, en la que las negras tienen peén de ventaja por retraso en desarrollo. Pero si pasa. ;Qué, exactamente? El avance ...d5-d4, descubriendo un ataque del alfil sobre la dama blanca, ha sido, en realidad, un grave error, como se encargara de poner en evidencia el juga- dor que es mano. Qué harfa usted? ees 8 Las negras acaban de jugar 22. 2e4, esperando tomar la iniciativa tras la retira- da de la torre (23 a7 Wxb2), pero se lle- varon una desagradable sorpresa... 74 Juegan blancas ek Las blancas tienen dos peones por la calidad, pero ademas han creado ya las condiciones necesarias para ganar. Eso sf, hay que tener el ojo de haledn de un Chi- gorin... 16 Juegan negras ee mn ee fs. 2 LE x7 oles ee Bu 7 walamara a 0LhLU a BAD Os 7 SDE FF PRADA AR BE OwheBe El primer jugador resolvié las posibles dudas que crea el pean de £2 con suma efi- ciencia. Seguro que usted tampoco tendré problemas para localizar la secuencia. Mas que arropar a su rey, las piezas blaneas se amontonan en el enroque blan- co. Lo que més llama la atencida, sin em- bargo, es la despejada gran diagonal blan- ca, dominada por el alfil de b7. 7 Juegan blancas ee 79 Juegan blancas ex 2k 7 Sma We ang Z, Be a ae i Se aie _a:8 8 = wie oe Voy a darle una buena noticia: para ganar, las blancas solo tienen que calcular una variante forzada, que finaliza con un inapelable ataque en linea. Eso sf: calcule bien. 8 Juegan Blancas Aqui, en cambio, se requieren la ener- gia y la vision de todo un campedn del mundo para lograr un final ganado. Pero usted juega con ventaja, porque esta ad- vertido. 80 Juegan blancas kk £e¢ 0 we A ee i zoom Yi | “oe Esta posicin es la conclusion de un estudio. Ante la amenaza de mate en hi, se diria que lo mejor para las blaneas ¢s cambiar damas y hacer tablas, ;Demasia- do prosaico! a wl ek oo 8 eee mae Za oo 6 Ae 12 em fn eo Este estudio de los hermanos Platov tiene categoria de diabolico. La primera jugada es 1 £16, pero después de 1... dd, {c6mo es posible que las blancas puedan ganar? ao Bo oe Realmente, muy facil. Basta con que recuerde la figura del mate érabe. Hay dos soluciones. 82 Juegan blancas * Tas baterfas estén cargadas para una ejecucion expeditiva del monarca negro, ‘Tenga en cuenta su cafion de b3. 84 Juegan blancas * el iz a a Se ee a a g 2 a El rey negro esté expuesto y su tarea consiste en explotar la geometria positiva del tablero. Las negras amenazan ... $xc2+ y pare- ce que el temporal ha amainado, pero to- das las piezas blancas son amenazadoras. El peon hi es peligroso y el rey negro amenaza con atacar el pesn de ¢5 desde 4. 2s posible que las blancas dispongan de un método ganador? 86 Juegan negras ek Las negras tienen amenazas sobre b2 y f4, y no parece que las torres dobladas en octava puedan hacer mucho dafio al rey, pero... jlas cosas no son lo que pare- cen! 88 Juegan negras kk ‘. “Be a gah tm me7 #4 (ek 7 io BB: a oe aA Fam 727) I a7 7s y Las negras tienen aqui una posicién dominante, y basta con observar que to- das las piezas blancas (menos el pe6n h2) estén situadas en casillas de ese color 26 Los brutales contacts caracteristicos de enroques de signo opuesto han dado lugar a esta posici6n, en la que las negras pueden decidir la lucha de inmediato. {Como? 89 91 Jueganblancas ee U8 Be ea wows a x 7 Bam ae anagden “Ss 78 oo bebe ec Pregunta capciosa que no es, ni mu- cho menos, la del millon: zcual de los dos reyes es mas vulnerable? Respuesta con- tundente: el negro. Pero tendra usted que explicar por qué. 90 Juegan Blancas ek La gran diagonal de casillas negras y la columna h son devastadoras pistas de invasién, pero de abf a que haya algo in- mediatamente decisivo... Pues lo hay! 92 Juegan blancas ak og YD Gate Oo * & @ Mame im a 7 @ Ag ers cic 8 a Mucho espacio abierto y las piezas Dlancas son las dominadoras de ese espa- cio, en el que el expuesto rey negro es el factor principal. Busque la solucién y aporte variantes precisas. 27 Las negras proponen el cambio de da- mas, amenazando mate. Pero el Tal de sus mejores tiempos rige el juego de las blan- cas. Qué se Te ocurre para ganar? 93 Juegan blancas ee 95 Juegan negras ek ae aon es in a. De a Saoag ‘Mate en tres, Este problema no es una Tenemos aqui una compleja posicién combinacidn, pero me he permitido in- _ de medio juego. derivada de la Defensa cluirlo porque tiene una solucion muy ele- _India de Rey, en la que, como es sabido, gante. Parece facil, asi que ;prohibido con- _as negras atacan en el flanco real. Es pre~ sultar médulos o programas de anilisis! ci8o quemar todos los cartuchos. 94 Juegan blancas ke e& 96 Juegan blancas ee" wy S ae ‘i aaa ann io = cn Mag A ima 0 gag H Owe ae © A mem. AMA WA gy on aeeoe es MM mice v So Las blancas emprenden una combina- Nigel Short tenfa aqui contra las cuer- cidn cuya clave es liberar casillas y lineas das al ndmero uno del mundo, pero la para sus piezas, en un ataque al rey que amenaza ..,&xb4 le intimidé hasta el pun- resultard decisivo ¢ inapelable. Hile la se- to de optar por una jugada pasiva, 27 Ebi. cuencia completa y disfrutara. {Cual era la continuacién ganadora? 28 97 Juegan blaneas * 9 Juegan blancas * AO a en so abe) ke Fs ae 2 [ oe -ane oe a ee En este final de dobles torres las blan- cas estan en condiciones de dar un vueleo téctico a la situacién, explotando la inse- gura posicién del rey negro. 98 Juegan negras * Una espectacular posiciGn clasica, en la tradicion de los problemas drabes. Las negras amenazan mate en g2 y hl, asi que tendré que apretar duro para ganar. 100 Juegan blancas * ee 7 fF yo Babe Oo Ba 2 Oke ae eee oo Se & Las negras han creado una amenaza de mate en tres, pero se olvidaron de que su torre podia ser clavada con ....@.a2-bl. 40 tal vez no lo olvidaron? Qué jugaria usted? Esta interesante posicién didactica sir- ye para ilustrar la eficacia del bloqueo tac- tico, aqui complementada, naturalmente, por el poderio de la torre blanca en sépti- ma. Como se gana’? 101 Jueganblancas kk 103° Juegan blancas ke Ce a7 ee Ane 7 Ao ae ke ss a satan Bee a ga oA Oa ‘a oa Las blancas se encuentran en situa- Por el peén pasado de d6, las negras cién comprometida. ;Podrén salvarse? _ tienen otro en c2, junto con un par de Hay un brillante camino hacia Jas tablas y _ amenazadores peones centrales, Pero la lo tiene que descubrir usted. posicién blanca es ganadora. 12 — Juegan blancas 104 Juegan blancas kx ee ee A mo a 8 ae ae La acumulacién de piezas pesadas ne- El poder intimidatorio del peén de 3 gras en el flanco de rey todavia es inofen- hace que lo primero que uno busque siva. Las blancas tienen posicién ganado- _es salvarse. Por ejemplo: 1 Qa6+ a8 ra, ,Cémo se materializa? 2 Dxc7+ Hb8 3 BlaG+, itablas por repeti- cién! Pero... ;no hay nada mejor? 30 105 Juegan negras ke 107 Juegan negras eee Ao Ff @ I Ag De acuerdo: el rey blanco corre grave peligro. Pero ,e6mo se le da mate? Su ru- ta de escape e2-2 (6 €2-d1) podria permi- tirle soar con las amenazas de sus stibdi- tos (2e?, a7) La clave defensiva de las blancas es el jaque descubierto en [6, y si el rey negro juega, entonces 46, controlando la casi- Ila de coronacién. Pero la posicién negra es ganadora. ,COmo se consigue? 108 Juegan blancas ee meena CD BEARS aa ae an Si les correspondiese jugar a las ne- gras, tendrian pocos problemas, Pero co- mo todos sabemos, el valor del turno de juego, en posiciones dindmicas, se aproxi- ma a infinito. ;Cusl es su propuesta? El tema que rige aqui la maniobra combinativa es el bloqueo. Un autoblo- queo que ya existe, de modo que las blan- cas explotan activamente un bloqueo pasi- vo. Indique la secuencia ganadora 109 Juegan negras eek ii Juegan blancas ke* ie Bee mae 2he oe oO 07 mo a2o2e om BA a 2A A Awe Ee a2 o Ey 7 Be BONG a ne ko’ Las blancas han ganado un peén, pero se han confiado a su “suerte téctica”, por- que una jugada de caballo (por ejemplo, -xe4) las deja amenazadas de mate en una, {Qué jugarfa usted? 110 Juegan negras El tema de la pieza extraviada (el ca- ballo de b7) no es el principal que aqui se baraja, una posicion en la que intervienen diversos factores técticos. Qué jugaria us- ted para ganar? 112 Juegannegras ex xs os ‘a Bo a ka ue eua nano a en i. a So a a a “are ‘aoe Yi oe Fee 4Se ha internado el rey blanco en un campo de minas? Tal vez no. A veces, en estos finales, las incursiones de rey son de- cisivas. Pero la posicién esta cargada de hostilidad. Demtestrelo. No me resisto a ineluir esta apasionan- te posicion (ya publicada en Técnica de la combinacién de mate, d. 92), porque es un ejemplo Sptimo de la intercepcién como figura combinativa. 113° Juegan negras * a one ak 2 8 oa Oke ek an EG aS La cadena central de peones blancos produce fuerte impresi6n, pero su rey no esta todo lo seguro que debiera, y las ne- gras explotarén esos resquicios y ia fuerza de sus piezas pesadas. M4 Juegan blancas * El ejército negro se ha refugiado en sus cuarteles de invierno, y ahora las blan- cas podrén especular con su dominio espa- cial para asestar ya el golpe decisivo. ,Qué propone? ifaw Beep ae fsieee Hal @ @ me A 2A B wun se Solo dos jugadas para forzar el aban- dono. Si le parece ficil, sepa que el ruime- ro uno del mundo —responsable de las pie- Zas negras— no lo vio, Las negras amenazan mate en una y no hay una defensa clara... jpero sf un ata- que decisivo! Fustigue a su ingenioy cuén- tenosio. 33 17 Juegan blancas ek Yoho Red Sts a 119 Juegan blancas Ok We ee mm ar seen y aoa ee x, oe : :e 17 2 2 “a oe AR ww a m cme Si el alfil negro no defendiese £7, el equipo W+ ejecutaria el mecanismo de mate 2h7+, 296+, Wh7+, Wxi7++. Hay que buscar la configuracin éptima. 118 Juegannegras kk Las blancas lo tienen todo atacado (mate en g2, Hfl, Hed)... pero el rey ne- gro corte un gran peligro, y su arma prin- cipal es... jel tuo de juego! 120 Jueganblancas ee ee eee ee ee eo ae A ¢Por qué jugada apuesta usted: por la codiciosa 73 ... Bxg5, 0 por la simplifica- dora 73 .. Bxt3+? Si, las blancas tienen muchos peones, pero {qué pasa con las amenazas ... Bi2+ y ..Wd2+? Una posicin realmente explosi- va 1 Juegan blancas ke 123 Juegan blancas ke Escalada de la tensién, con ambos re- yes en la cuerda floja. Es muy espectacu- lar y convincente la forma en que las blan- cas rematan la lucha. 122 Juegan blancas ee Existe igualdad material, pero no po- sicional. También hay un gran desequili- brio entre la capacidad de las piezas de uno y otro bando. {Cémo se gana? 124 Jueganblancas ex 7 ieee Sag am 4919 ee ae vio 2 2 La posiciOn de las negras parece séli- da, y ademas tienen dos peones de venta- ja. El problema es que su dama esté fuera de juego y que las blancas han madurado su proyecto de invasién. El dominio de la torre en séptima es un factor demasiado importante. Bl pro- blema es qué hacer con la dama, pues si se retira, seguiria ...4h3. Sopese sus cartas y jactiie! 25 Juegannegras «x 127 Juegan blancas ee = Ue oO Oa Boiss a7 7 le i es 8 en @ @ Leg 62 io Bo Las piezas negras son ms activas, con una torre ya en séptima y la baza del turno de juego. Como siempre, en estas pasicio- nes el célculo de variantes es esencial. Y 126 Juegan blancas Aquf tenemos a un rey “centralizado” que parece bien protegido por sus huestes. Pero sélo lo parece. Entre otras cosas, porque ;qué pasa con las casillas negras? Accione el detonante. 128 Juegan blancas kk x30 8 eo maw Bs a mg Se dirfa que el ataque negro es més rompedor que el blanco. Pero no debemos olvidarnos de un detalle: la posicion del rey negro es muy vulnerable y carece de ade- cuada cobertura de piezas. Ah... jy el turno! Las negras parecen haber rechazado la primera oleada del ataque blanco con- tra su enroque, pero zes posible prose- guir el ataque? El calculo preciso de va- riantes es aqui esencial. 1. COMBINACIONES CLASICAS. ML 1742 (1-0).1... 207222 WxtT 4: 1... @xd7 2 Ha(fd+ y 3 Exds; 1... Wxd7 2 Wxa8t Wd8 3 Qxt7+ Sxt7 4 Wxd8. Kaltanowski - Aficionado, New Haven 1955, Tema: desviacion. M2 1 Eacl De62 Exe6l bxe6 3 Mbl++. Mieses - Marshall, Montecarlo 1903. Te- mas: destruccion de la defensa, liberacién de espacio. M3, 1 QcT!! (1-0). Sil... Bxc7,2 Wo7+! Exb7 3 AxeS++, y sil .. Wxe7,2 Exch WxeS 3 Wb7+ xaS 4 Hal++. Tarrasch - jugadores en consulta, Napo- les 1914. Temas: intercepcién, desviacion. a 25 \f5+ Hh8 26 Wrg6! (1-0). Si 26 hxg6, 27 Bh3+ y mate. Alekhine — Lasker, Zurich 1934, Temas: destruccién de la defensa, liberacion de espacio. MS. 1 We5 We8 2 Wade! (amenaza 3 Eb8+! y 4 Wo6+) 2... 2d73 Bb8+! Wxb8 4 Yxd5+ y mate en dos. Si 2... We8, 2 We7 We8 3 Eb8+!, etc. Pillsbury ~ Wolf, Viena 1902. Tema: desviacion. 6, 25 S65! La dama negra queda caza- da en pleno centro del tablero: no puede evitarse 26 Bcd 6 26 ded. Siguid: 25 .. b6 26 4b4?! Alekhine trata de ganar la dama a cambio de una sola pieza (26 Bet bxe5 27 Bxd5 xd5 [27 ... cxdd 28 Bxc6 dxe3 29 s2xa8, con torre de venta ja por un pen] 28 dxc5). 26. 0527 2a? Wd7 28 Bed Zxd6 29 Axd3 Exd5, Al final el “trueque” ha sido por dos piezas, y aunque la posicidn esté mas que gana- da, mejor hubiera sido ganar la dama de inmediato. Alekhine - Helling, Dresde 1936. Tema: encierro de dama. 7. 1 Yxh6+l! xh6 2 Ae6+ GhS Q.. 2)(4 le daba al rey la easilla de escape g6: 3 Oxide Sg6 4 Dxd8 Exd8, con pieza de ventaja) 3 @e24 @hd 4 Hess! (4 HUSI!, com mate a la siguiente: 4 ... 2xe6 5 Bh5+4,08i4... Aid, 5 Bxf4i+) 4. x4 5 g3+ bh3 6 Adxtdes (6 4 exf4++). Blackburne - Gifford, La Haya 1874. Temas: atraccién, jaque des- cubierto, MS. 20... Wrf3! 21 gef3 OhI+ 22 gl Heb 23 wa xd! (también ganaba 23 . eS! 24 We [24 dxeS Hxd1+ 25 Wd] HeG++] He6+ 25 Wes Drd34) 24 Sxd4 Dxdd (0-1). $i 25 Wa3, 25 ... Fi g6+ 26 Wxg6 Axf3++. MacDonnell - Boden, Londres 1869. Temas: desiruc- cidn de la defensa, liberacién de espacio, desviacién. M9. 27 Exc6l exch 28 AxdS! Habs (28 ... exd5 29 Hb6+ Ge7 30 Wxd5, con ataque ganador) 29 Df4+ £47 30 Eb7+ Oxb7 31 Wxb7 Le8 32 c6 (1-0). Schlechter ~ Marco, Montecarlo 1904. ‘Tema: destruccion de la defensa. M10. 15 Dxd5! g6 (si 15 ... exd5, 16 xd] Wed? 17 Sxh7+ Oh8 18 St5+; 15 ...h6 16 Dxi6+ S617 Bxh6! LxeS 18 Bg5!) 16 AxeT+ Wxe7 17 Axed Exed 18 Exed bxe4 19 295 (1-0). Las blancas ganan pieza. Frydman — Vidmar, Ujpest 1934. Tema: desviacidn, rayos x. Mi. 20 Yo! (1-0). Si 20... f6 (no 20... exh6??, por 21 He3++), 21 Bh7+ &t7 22 WxhS+ Be 23 &xdo+ Wxd6 24 Hic3+, ganando. Janowski — ch, Marienbad 1925, Tema: liberacién de es- paci M12, 24 Bxb6! dxb6 (24 ... cxb6?? 25 Exi7) 25 WhS+ da7 26 Wxad+ Lb7 27 fl! Bb8 (27 ... Web 28 Bhi+ bc8 29 cl We7 30 Df5; 27 ... c8 28 Eel g6 29 Wa8+ &d7 30 Exc7+! &xc7 31 Wal+ dc8 32 Wxe7) 28 ALS Web 29 Dad6+! exd6 30 Eb1+ (1-0). $i 30... &c8 (30 ... @c6 31 Wab+ Bc7 32 Wa7+), 37 31 Hel+ dd? 32 Wc7+ eB 33 Wxb8+, ete, Mieses - Znosko-Borovsky, Ostende 1907. Temas: destruccién de la defensa, liberacién de espacio. 13. Enla partida F. Lee— Lasker (Lon- dres 4.7.1800) se jugé 37... Hxd4 38 oxd4 Weds 39 Sl Wg2+ 40 wel Welt 41 Sed? c34! 42 Bxe3 (42 Hxc3?? Ads+) 42... Wxf2+ 43 bal (43 Sel De2+) 43 ww €3.44 Ob3+ Sg7 45 dS+ Sh6 46 Wel B81, y las blancas abandonaron. Pero en realidad, no es necesario sacrificar ca- lidad: 37 ... We4+ 38 fl We2+ 39 bel ‘Wel+ 40 hd? Dy? 41 We? e3+! 42 fKe3 8.131, y las negras ganan. Temas: destruc- cidn de la defensa, desviacion, M14. En la partida se jugd 1 Wg3, y des- pués de 1... Wrxg3 2 ixg3 Hb2+ 3 bel Eva, las negras acabaron ganando. Pe- ro las blancas podfan haber jugado 1 Wye6!! (descubierta, cuarenta afios des- pugs, por el aficionado aleman V. Ung- mann), y las blancas escapan del mate, tras 1... Rhl+2 Qf1!" Bxtl+ 3 o2 Wri2+ 4 d3 Wxt3+ (4... We3+) 5 bed We2+ 6 dd5, y ganan. Johner ~ Bogol- juboy, Berlin 1928. Tema: liberacién de espacto. 15. 27... Dxg2! 28 &xg2 exf3+ 20 Bxf3 QhI+! 30 hxh3 0 G2 A xf3+ 31 Sx£3 [31 gl h4] 31... Wedt 31 op? Wxi3+ 32 Syl hd 33 Dy We3 (0-1). Si34 Sg2, M ... h3++. Porges — Lasker, Nuremberg 1896. Temas: des- truccion de la defensa, atraccién. M16. 37 Dxd5!! Hxd5 (37 ... &xh5? 38 @xf6+ @h8 39 Bxh5+ Sho 40 Axd7+ Ph7 41 Exd6) 38 Hxd5 267 (38 ... Exd5 39 @xd5+ Wxd5 40 Wxes) 39 Exd7 (39 Wxi7+! x7 40 Bxd7+ y 41 Exd8) 39... Yxd7 40 Ha3t 2xb3 (si 40 ww» We7 6 40 ... We7, 41 Qxf7+ Wexi7 42 Wxfl+ &xi7 43 Hd6) 41 Bxd7 Qxd7 42 We8+ D8 43 We6 Dh7 44 ad (1-0). 38 Schlechter — Gunsberg, Montecarlo 1901. Temas: clavada, ataque descubier- to, desviaci6n. 2. CLAVADA M17. 1 W5+! (1-0). Schuster — Pfeiffer, Berlin 1953. M18. 33... Hel+ 34 bh2 Hel (0-1). Po- lugaievsky - Hort, Interzonal de Manila 1976, HL. 19 Bxf7! Ahora no es posible 19... 247, por 20 d6+, explotando la clava- da del £e7. Siguis 19 ... dd7 20 Dxh8 ‘Weh8 21 Hal, las negras perdieron poco después. Flores - Vestol, Olimpiada de Moscii 1956, 20. Después de 1 Xe7+ Ga7 (tinica) 2 Wa8!, las blancas ganan la dama (2 ... Exc7 3 Wxd3), Posicion didactica, M21. 1 Qxh7+! Sxh7 2 We6+ Bhg7 (2 =. We7 3 Ext?! Wxe6 4 Eaxi8++) 3 EAT! (1-0). Si3 .. Hxg6, 4 Had8e+ Znosko-Borovsky ~ Aficionado. Man- chester 1934, 22. 1 ERS! (jla torre clavada se descla va!) 1 Wxd7 2 De5+ (pedn hé clava- do) 2 @h8 3 Zxh6++ (alfil de g7 cla- vado). Parr — Whitecroft. Holanda 1968. 23, 1... Hxg3e!2 Hxg3 Hi g8!! He aqui Ja clave: una doble clavada, sobre fila y columna. Las blaneas pierden la dama (3 Exg8 Wxc3). Hendel — Sushkevich, 1956. M24, 1 Heo! Was (1... e622 BxiBis 1 wo Wxe62? 2 Wxi8s+) 2 A got Bg83 Exd7 Hels 4 @h2 Wh8+ 5 g3 d+ 6 Sh (1-0). Si6... Bdl+, el rey blanco juega en zigzag: 7 @g2 Hd2+ 8 ofl di+ 9 @e2. Karasey — Klaman, URSS 1967. M25. 1... We3+ 2 Gh1? Mejor es 2 Hf, aunque después de 2... 243 Wad Oxg2+ 4 bel (4 Bxg2 Wre2+) 4... Wh3, las negras deben ganar. 2 .. Wh3! (0-1). Tanto si 3 &xb7, como si3 Eel, sigue 3... g4 con mate imparable. Po- kern — W. Hiibner, Alemania 1966. 26. 35... Hxe3! (también ganaba 35... &xb2) 36 2xe3 Bxe3! 37 Wxe3 (37 2xg6+? no resuelve nada) 37... 2d4 38 Dgd Bxe3+ 39 Dxe3 Wad (0-1), Weste- rinen — Borik, Bochum 1981. W127. 1... Bxe3! (dislocando los peones y acentuando las debilidades blancas del ala de rey) 2 &e3 (2 axb6 a6) 2 Wado 3 Egi Exg3! 4 Hxp3 Gn45 O63. Obsér- vese que las piezas pesadas blaneas estén desconectadas del flanco de rey. 5... Weg 6 Gh1 Welt 7 h2 Y2+8 Shi 4.g3 (0-1). Tasic - Legky, Mandelieu 1992. M28. 27... Wxh2+! 28 exh? Bh4+ 29 gl 4\g3 (0-1). El mate en hl es inevita- ble. Reshevsky —Ivanovie, Skopje 1976. 29, 1 &xeS! (creando una clavada le- tal) 1... Bxe52 He2 Hfe8 3 Whs! Ahora las negras pierden forzosamente mate- tial. Siguid: 3... Bxe2 (3... Bxb5 4 Bxc8+ &f7 5 2xa7) 4 @xa7 Bxa2d 5 2c5 h6 6 h4 Ph7 7 hs (1-0). Kotov - Joimoy, Mosca 1971 30. 24 Dxb4! Dxb4 25 HxeS+! El jue- go blanco no puede ser mas enérgico, propiciado por el caballo clavado, 25 ... fxe5 26 Wh5+ He7 (26 ... 2677 27 Wxes+ e728 Wxh8+ 268 29 Wxtss+) 27 Ei7+ a6 (27 ... es 28 WiS+ wads 29 A+ Sd6 30 Hxd7+ Wxd7 31 Wxd7++) 28 Wdl+ Dd5 29 Exd7+ Wxd7 30 Bxd7 (1-0). Plaskett - Cabrilo, Trnava 1984. w31. hl xed! 22 Sxed He8. Lo que em- pez6 siendo una clavada relativa sobre la columna e, se ha convertido ahora en ab- soluta sobre la gran diagonal. 23 Ef &xed+ 24 Axed Wb7! Renovando la clavada: esto es mejor que 24 ... We6?, cuando podrfa seguir 25 Kel gxf5 26 We2! Bxed 27 26+ f8 28 We7+ be8 29 We8+ ded7 30 Wd8+ deo 31 We7++ 25 Hel gxf5 26 Wy2 Exed 27 Kfl. Aho- ra la secuencia 27 2f6+ no da resultado: 27 ... Sf8 28 We7+ Hc8 29 Wes ed7 30 WadB+ (30 Wxf7+?? Be7+) 30... deo, porque la dama negra cubre e7. 27... Wxb2 (0-1). Brazko — Kotkoy, Corres- pondencia 1986-88. 32. 21... He8! (abandona la columna por mayores metas, a saber: confinar a la dama en el rincén) 22 Wal (22 &c4? Wxg2 23 Kel Wxf3) 22... G2 23 hd Wl 24 g3 (24 Se2 Bxd1 25 Wxdl D8) 24. Wxt3 25 Eh2 Wed+ 26 Le? Sxd1 27 Wed Hd8. Regreso triunfal de la to- trea d8. (0-1), De Firmian - Vallejo, Sel- foss 2003. 3. ATAQUE DOBLE Y DESCUBIERTO 33. 1 Wad! (1-0). Un ataque doble te- rrorffico (dama y caballo) que fuerza el inmediato abandono. También puede considerarse una desviacidn. Si 1... Hxdi+, 2 Hxd1, y las negras picrden pieza. Yuang Yuang - Zigangirova, Ate- nas 2001. Tema: ataque doble. 34. 1 Ae6! Un sencillo, pero curi mo ataque doble, sobre dama y torre. w= Wxe6 2 Bxd6 We8 3 Oxa7! (1-0) Swierez — Kanarek, Rusia 2002. Tema: ataque doble. M35. 1... Wed! 2 Wxe3 (2 bxc3 De2+ 3 Shi Axg3+ 4 &g3 Axg5) 2... Ded 3 GhI Dxc3 4 bxe3 2 xg5 (0-1). Musialde- wicz — Moklawski, Wisla 2003. Tema: ataque doble. 39 36, 1 @)f4! Un descubierto sobre la da- ma, que resulta decisivo (1-0). Si 1 We7, 2 Byg6+! hxgo 3 Eh4++. Caso de 1 a» We, ademas de 2 Bxd8, también ga- nan 2 Qg6+! y 2 WE7! Uhimann - Ma- riotti, Italia 1976. Tema: ataque descu- bierto. 37. 39... We7! (con la doble amenaza 40... Wxed y 40 ... WeS+). Puede seguir: (a) 40 Bxh6+ (no 40 Wxe7??, por 40 .. Qd4+ 41 Se? 12+ 42 Shi Bl+ 43 Bxil Bxfl+ 44 dog? Egi++) 40... des! (40 ... Bxh6?? 41 Wxe7) 41 Heo Wes, etc. (b) 40 Wxet Wels 41 ho? B+ 42 bh3 Bxch2+! 43 xh? Bi2+ 44 Sh3 ‘Whi ++. Suttles — Ortega, Polanica Zdroj 1967. Tema: ataque doble. M38. 26 Ee8!! Wb6. Obviamente, la to- Fre es tabli: 26 ... Hxc8?? 27 Wa8+ Exds 28 Bxd8++, Las negras cubren d8, pues- to que se amenazaba 27 Bx{8+ y 28 Wass. 27 Wa8! (1-0). Ataque doble so- bre f8 y la dama de b6. 27... Wxe3+ seria un tiro al aire: 28 @h1. Douyen - A. Greenfeld, Groninga 1988. Tema: ataque doble. 39. Con 36... Sel! Quedarian plantea- dos sendos ataques a la dama blanea y a la casilla h2, con lo que quien debe ren- dirse es el primer jugador. Von Popiel - Marco, Montecarlo 1902. Tema: ataque doble. 40. Lacaptura 29... Axd5 no era posi- ble por 30 Bxd5! Wxd5 31 Dt6+! ext6 32 2e6+, ganando la dama. Salwe — Mareo, Ostende 1907. Tema: jaque doble descubierto. W4l, 1 WES!! Ataque multiple: a la to- rre {8, al caballo, y una tercera amenaza (de mate), Xe8s++. 1... 2x63 2 Bese shd73 Ab5++. St - Schlesser, Londres 1863. Tema: doble jaque des- cubierto. M42. 1... Dxe5! 2 fxeS Wxed+ 3 Hf2 Sel+, ganando la dama (0-1). Blazej — Mikulka, Correspondencia 1930. Tema: ataque descubierto, M43, 34... Sxflat! 35 Wehs Motre 36 WhI (36 Sel 485+ 37 eh2 Bxhsi+) 36 um S924 37 sgl (37 Hh? 13+ 38 Ghd &xh5) 37. Hxe2+ 38 @h2 2f3+ 39 @h3 &xh5, ganando. Variante de la partida Kashdan— Horowitz, Nueva York 1938 (5.* match). Tema: ataque deseu- bierto. M44 36 Balt (desviacidn) 36... d3 (si 36... Hxa3, 37 Wxc5, con ataque doble sobre £8 y la torre de a3; 36 ... Axed 37 dxe4 Hxa3 38 WS, con fa misma situa- cién) 37 Wha! Nuevo ataque doble: se amenaza Wd8+ y mate, y la torre de c3 (1-0). Bologan - Smirnoy, Moscti 2003. ‘Tema: ataque doble. M45, 17... Qh3!! (0-1), Si18 2d4, 18... Wxg2+ 19 Hel (19 dhe3 AfS+ y 20 EXxeS) 19 ... (6! 20 Wxto Wxe24!! (atrac cién a un descubierto) 21 sbxe2 Ad5+ y 22... Dxf6. Y si 18 gxh3, 18... AS y 19... 4)xe3. Zilber - Suetin, Campeonato de Leningrado 1957. Tema: ataque descu- bierio. M46. 1... Bxf4lt 2 BxP4 (2 exho Wi6, con pieza en el bote) 2 ... Wg6 (las negras han creado una bateria devastadora, que amenaza mate en c2) 3 bl (tinica: si 3 ... Wexe2+, 4 sal, y las blancas prosiguen su ataque, pero...) 3m 2a3+! (0-1). Si bxa3, 4... Wxe2+ 5 bal Wxe3+t, y sid wal, 4... Axc2+ 5 @bl Ba3+ 6 wal Whit 7 Exbl 2c2+4. El mate ahoge- do © de Lucena. Gudrikis - Ishchenko, Liepaia 1968. Tema: ataque descubierto. 1 DgS+! hxgs 2 Eh3! g4. Si2 3 Wxh4+ 26, y ahora hay cinco mates posibles: 4 WhS++, 4 Wh7++, 4 Be344,4 Wed yd Wesit;2... Bhs 40 3 Dgo+! &xg6 4 Axh9, amenazando 5 BhS++. 3 DEB+1 (también ganaba 3. Bg6+ xg64 Wha gxh3 5 Whs++) gxh34 Whd+ dg6 5 Ags, con ataque tri- ple sobre h7, hS (mate) y la dama negra (17), El mate sélo se puede postergar con E.h8 (1-0). Morra — Aficionado. Niza (simultéineas) 1923. Tema: ataque descu- bierto, doble. M48. 24 Dho+ Sh8 25 BE! Axt7 26 Eod7 Wxe5 27 58+! Evacuando la casi- la {7 para un doble mortal. 27... B>d8 28 @fT+! dg8. El caballo era tabui, pues si 28 ... Exf7?, la dama blanca da mate, tras las intercepciones de las piezas pesa- das negras en e8 y £8. 29 DxeS Hes 30 e4. Habia que tener cuidado: un nuevo doble se produciria, caso de 30 Yxd4?? 30 ... De2+ y 31... Qxd4, (1-0). Hinks — Sowray, Campeonato Britdnico (equi- pos) 2003. Tema: ataque doble. 4, ATRACCION Y DESVIACION M49. 37... Hels (0-1). 38 Hxel Wxd7. Bilek - Pfleger. Olimpiada de Lugano 1968. Tema: desviacién. M50. 1We74! Bxe7 2 Mg8et dxe8 3 Bd8+ Be8 4 Hxe8++. Krause — Afi- cionado, Leipzig 1933. Tema: desviacién. MSI. 1 Wxf8+! (1-0). 1... dxf8 2 Rasy ee7 3 He8++. Westerinen — Loikanen, Helsinki 1963. Tema: atraccién. 30 Wh7+ Sf7 31 296+ we7 32 Bxf6+! (1-0). Si 32... doxf6, 33 Wha, Jobava — Safarli, Dubai 2003. Tema: araccién. M53. 1... AhS+ 2 Ghd Oxted 3 ergs &\ 21, y no hay defensa contra 4 f6++. Obsérvese que las cuatro piezas negras participan en la construccion de mate. Posicién didéctica. Tema: airac- cién 41 2 ow HLH 22 &xfl (22 e222 5+; 22 Dxfl 2xe5) 22... Wd3+ 23 BM Bxe5 24 Ages Sxh2 25 abl He2.26 Ehdl es (26 ... Wxa3) 27 93 Bet (0-1). Macieja — Ivanchuk, Mosci 30.11.2001, Mundial FIDE (4). Temas: desviacién, atraccion. M55. 1... Dhi4i! (1... Wh7 2 413) 2 Sxhl Wh7+ 3 Sgt Wh2+! 4 Sxh2 DfB+ 5 Shi(h3) Ah8++. Suni Alivirta, Helsinki 1957. Tema: atraccion. MS6, 1 We7+!! Qxe7 2 Apo+ Sas 3 Dtl+ Sc8 4 Ae7++. F. Stamma, 1737. Tema: atraccién. M57. 28 Exf6l Ex 29 hd Bol. La da- ma no puede mantener la defonsa de su torre. 30 hxgS Edl 31 D4, y las blancas ganaron en la jugada 46. I. Sokolov — McShane, Reykjavik 2003. Tema: desvia- cidn, MSS. 1 Dxfdl eS 2 Hh3! dxt43 Bas! Elrey nogro esté en una red de mate. 3. De6 4 g3+ (1-0). Sid... Sxe4, 5 Bh: Otras tentativas tampoco sirven: 3 (para escapar por g5) 4 #5! gxhs (4... Gxed 5 Bdi+ Sf4 6 y3+ Oxe4 7 BIM2++) 5 BxiS+ xed 6 Odl+ hd 7 Exh5++. Bobotsoy - Stein, Bulgaria — Ucrania, 1968. Tema: atraccién. M59. 32 Ege!) oxg8 (32... Bho 33 Ded+ oxh5 34 Dxfo+ eho 35 Agd+ @hS 36 Aes+ Sho 37 g4+, y mate ala siguiente) 33 Wd8+ 97 34 h6+! &xho 35 Dgd+ Oh 36 Dxt+ Hho 37 Agd+ (1-0). Si 37... doh5, 38 Wese+, sbg7, 38 Wo+ e839 Dho++. Larsen — Kristiansen, Campeonato de Dinamarca 1991. Tema: atracci6n. MOO. 15 Axed Qxed (15... 516 DB cA 17 822, con pieza de ventaja) 16 Hxe4 Sxg5.17 Wed! (1-0). $117. Deo (17... Wxed?? 18 Bxe8+), 18 2x06 fxe6 19 Wxe5. Svidler - Almasi, Bundesliga 2003. Tema: desviacién. MOL 30 Hast! Wels 30... Exd8?? 31 AlT+ Sg8 32 Dh6+ Shs 33 Wes! Exes [33 .. Dxg8] 34 DE7++; 30... Wol+ 31 Gg Weds 32 g3 AlS+ 33 WES!) 3H Sg? WeS+ 32 fl! G2 &13? Bn5+) (1-0). Si 32 ... Welt, 33 Ge2 We2+ 34 S13 Weds 35 Sg2. Zapata - Welling, Port Erin 2002. Tema: desviacion, 62, 28 Was! Wade (28 ... Wxas?? 29 &xf6++) 29 Se5! We7 30 Wha! Pros gue la impune persecucién de la dama negra. 30... Wd8? Era mejor 30 ... Wg7, aunque después de 31 Wd4 Ecf8, las ne- gras estan totalmente paralizadas y los peones blancos avanzan sin oposici6n. 31 Wb7! Amenaza 32 Wxc8!, y no hay de- fensa. 31... Rel+ 32 dg2 Mel (32... WB, sigue la misma) 33 Wh8! (1-0). Anie ~ Santo-Roman, Montpellier 1991. Te- ma: desviacién. M63. 33... W541 34 ExhS Bad! 35 hed Hh (amenaza 36 ... Bh4++) 36 g3 h2 37 Ahi (nica) 37. X8xh3. Las negras han ganado pieza y el resto es facil. 38 Exh2 Bxh2 39 gxfd 3 g2+ 40 Gh3 Dxfd+ 41 Ghd SeS 42 EbT Gas! 43 Ext? e3. Después de este largo rodeo, el rey negro tomara en 13, con mate imparable de torre en g4 Kamsky - Kasparov, Nueva York (aje- drez rapido PCA/Intel) 1994. Tema: atracci6n, M64, 28... gS! 29 he2 (29 Wxes Wxd3+ 30 hel 26531 Kb2 We; 294 £65 30 Hel Qpd+ 31 Wxed Wxd3+ 32 el We3+ 33 Sdl xf, con ventaja decisiva) 29 a Se44! (jlos alfiles negros ignoran a la dama contraria!) 30 @f1 (30 Wrxgt Wa2+ 31 Stl Wxd3+) 30. Beat (0-1). Motylev - J. Polgér, Halkidiki 2002, Cto. Europa clubes. Tema: desvia- clon. 5. ENFILADA Y RAYOS X HOS. 1 Weds! Wxed 2 g8W+ y 3 Wet (1-0). Pihajlic ~ Ivanka, Subotica 1976. Tema: enfilada. 66. 23 Wxh2+ (actuando a través del alfil) 24 Weh2 (24 &xh2 Oxe5+ y 25 ... Exd1) 24... @xh2+ 25 &xh2 Bxdl (0-1), Csanadi - Pogats, Budapest 1963. Tema: rayos x. H67. 1 Wf8+ 28 (bloqueo tactico) 2Wi6+! Bxf6 3 Bxf6++. Posicisn didac- fica, Tema: rayos x. 6S. 1 Wg6+! (atraccién a una enfilada, que también es un jaque descubierto) 1... Gxg6 (1 ... Hgs 2 Wxed) 2 Rxede B17 3 Axd3 (1-0). Posicin didactica. Tema: enfilada, 69. 20 Hel! Wxel (la idea es 29... Wxd3 30 Bxc8+ oh7 31 &c2 Wxe2 32 4x02, con calidad de ventaja y un final ganado) 30 &xel Hxel 31 d6! Dd7 32 2g? 26 33 2c2 (también ganaba facil- mente 33 WxbS Hxd1 34 Wxd7) 33 . 6 34 2b3 Sg7 35 Wa5 (1-0). J. Polgar — Aronian, Hoogeveen 18.10.2003. Tema: enfilada. M10. 1 Exe6+! 2xe6 (1... ee6?? 2 Au6r+) 2 Bb5+ Rd73 Hel+ Le7 4 Wxc5, el alfil queda clavado (1-0). Kosi- koy — Privanov, URSS 1977. Tema: ra- Os x W71. 856+ sab (85 ... bb8? 86 Keo y no hay defensa contra el mate) 86 b7+ a7 87 DSW! Sxd8 88 Lb6+ a7 89 xb? (1-0). Degraeve — Luther, Cam- peonato de Buropa de paises, Plovdiv 15.10.2003. Tema: enfilada. M72. 1 Ra8+! &xa8 2 Wxa8+ Wis 3 nT bxh7 4 Wxf8 (1-0). Posicidn di- dactica. Tema: rayos x. 42 B73. 23 Eb6! Was (23 ... Wxb6? 24 DeT+ y 25 Wxb6) 24 WrtBst (1-0). 24... &x18 25 Hb8+ Wxbs 26 Dxb8, impo- niendo la ventaja material. Tiviakoy — Smirin, Campeonato de Europa de paf- ses, Plovdiv 17.10.2003. Tema: enfilada. M74. 32 Wof8+! (también servia 32 Hxi2+ e333 Mxf8). Las negras aban- donaron (1-0). Si 32 ... Wo8, 33 Bxi2+ sbxg5 34 BxfS bxg6 35 Hgl+ bh7 36 EM, con mate. Anand ~ Radjabov, Du- bai 7.4.2002, Grand Prix FIDE. Tema: enfilada, M75, 29 DeTa! H8xe7 (29. H2xe7 30 Wre7) 30 Ed8+ Bes 31 WiS+! (1-0). Si 31... Hxi8, 32 Exf8++. Chigorin— Znos- ko-Boroysky, Kiev 1903, Campeonato de Rusia, Tema: rayos x. M76. 1... Exg?!2 2x2 We6lt Una ju- gada de muchos quilates, con una forma especial de rayos x, con el alfil actuando a través de la dama (de forma similar al ejercicio 67). 3 Qf (nica) 3. ext4 4 Wa2 8 5 Sxd4 fxg2+ (0-1). Si6 Sel, 6 «» Qeal, y las negras siguen atacando, con superioridad posicional y material. Karie — Justin, Yugoslavia 1987. Tema: rayos x. WT. 32 Wre74!! Exe7 33 Bxc7+ ’hT 34 Bel+!! (este descubierto habia que darlo precisamente aqui) 34... @a7 (si 34 .. Ba8, sigue como en la partida) 35 Bal+ Ga6 36 HaxaG+ b7 37 Eeb6+ eB 38 Babs hd7 39 KxedB+ (1-0). Si 39... xd8, 40 Hd6+. Verdin binovich, Leningrado 1925, Cto. M78. 1 Wes ha8 (1... Sd7? 2 Wad+, ganando el alfil; 1... &b8? 2 Hb2, ga- nando la dama) 2 Wh7!! {Una jugada de locura! La dama blanca protege hl, cu- bre bl y amenaza jaque en la octava fila, ganando el alfil. Pero gquién la defien- de? 2... Wxh7 (se amenazaba 3 Bxas+y 43 4 Wh8+, ganando la dama) 3 Bxa8+ be7 (63 ... Sd7.3 .. eT) 4 Aare, ga- nando la dama, Leonid Kubbel, un mago de la geometria (1925). Tema: enfilada. 79. 23 Bxed!! Wxg3 (ante la amenaza Qi4) 24 Exel! Excepcional sangre friaz se le concede a las negras un tiempo para que retiren su dama de Ja fatidica diago- nal. 24... Wg4! Lo mejor: a cambio de dos peones, se quedan con calidad. 25 Hxg4 Bxg4 26 Gxg6 Hhgs 27 27 Eh8 28 23 Hde8 29 £7 Be7 (si 29 .. Eci8, 30 896) 30 18+ Ext8 31 Oba HAT 32 Qxe7 Hxe7 33 13, y Fischer ga- n6 en la jugada 47. Fischer ~ Schweber, Buenos Aires 1970, Tema: enfilada M80. 1 2f6d4 2 Ac! (2 DG al 3 &xd4+ solo conduce a tablas, después de 3 ... Wxd4 4 Dxd4 wxdd 5 Sed Gxd3 6 Les Ses 7 Hh6 Li5 8 Sxch7) 2 » al (2... $xe2? 3 Qxd4) 3 Dell! El caballo no puede tomarse, por la enfila- da4 @95+, amenazandose mate con esta jugada. 3... WaS. Unica.3 ... @d2? 4 Db3+y 5 Dxal. 4 x44! Todas las ca- sillas estén dominadas. 4. &xd4 (4 .. d2.5 Db3+) 5 Ab3+ (ganando la dama y el final) 5 ... doxd3 6 &xa5 (1-0). Estu- dio de V. y M. Platoy, 1909. Tema: enji- lada. 6. DESTRUCCION DE LA DEFENSA Y LIBERACION DE ESPACIO WSL 1 Wxh74! Axh7 2 Bxh74. (b) 1 WrdB+ Logs 2 Bxh74+4, Lapinski — Ma- tusezyk, Rusia 2003. Tema: destruceién dela defensa. M82. Lhd GhS 2 ASH! pxts (2... 253 2174+) 3 2174+. Malmberg — Nordstrém, Suecia 1964. Tema: libera- cion de espacio. M83. 1 Ago! (1-0). Sil... fxg6, 2 Wexn7+! &xh7 3 Eh3+ y mate, y sil...