Está en la página 1de 97

Guerra Civil Española

PARA

PRINCIPIANTES

 
Guerra Civil Española PARA PRINCIPIANTES

Guerra Civil Española para Principiantes'

©

de

los

text os : Valeria lanni. 2007

©

de

la s

Ilus traciones : Alejandro Ravassi. 2007

©

de l a presente e dición , Era Naci ente SRL.

Director de la se rie : Juan Carlos Kreimer Col ab oró en esta edición: Nerio Tello

Para Prin cipian te s"

es una cole cción de libros de Era Na cien te SRL Fa x : (54 11) 4 775-5018 B u enos Ai re s. Argent ina E-m ail. kr el mer@ Cludad .com .ar www.paraprinc1p1an t es .com

10nm Vttlo na

 
 

(.iv111rn Cl111! f

p • .ro pi1nr1p1An lcs / vn1011a 1,,n1l! ,

ilu~\rttdO l >Of Alujon~lfQ H¡wm~•• MVl1ino -

,

¡yJ

6ur-n.Clf' Ah o11 Ero Na<i1P.11le, 2007

176

r

1i · 2011 14 cm

~Parn orincíolont"sl

1SbN 97íl 0~7.~55·042·1

1

H1•oor1a E&paMl•Guvrra C1\I~ 1 R"va.ss- 1',tttthno

A»~m<llO. IM

11

fllulo

 

eco !>4b 061

Queda hecho el depósito que prevé la Ley 11 .723

Ningun a parte de est e libro puede ser reproducida ,

a lrna cennda o 1ran s 1111tida de m aner a

algun a

poi nlng1in m odio. ya sea ele ctró ni co , qulmi co o de t otocopia, si n perm iso previo esc; rílo del editor.

Eet a e di c ión d e 3000 eje mplares so 10 11nlnó de Imprimir on lo plonta Impreso ra do So v og rat S. /\ .. B uonos Aires. República Arg e ntina , e n ebrll do 2007 .

LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA HOY

Corre el año 2006, han posado ya 75 años de la instauración de lo 11 República y 70 del inicio de la Guerra Civil en España. Poco parece haber en común entre lo España y el mundo de aquellos os con el actual. Mientras que, económicamente, en los años trein- ta estaba fuera del desarrollo de las grandes potencias mundiales, hoy forma parle del llamado «Primer Mundo». Aunque, sin duda, ante una primera mirada lo que aparece

como radicalmente diferente entre ambos momentos históricos es lo Guerra Civil mismo.

Pero basta con echar un vistazo o los titulares la República y lo Guerra Civil mantienen
Pero basta con echar un vistazo o los titulares
la República y lo Guerra Civil mantienen una
de los periódicos españoles poro notar que
importante actualidad.
¡TENEMOS MUCHO PARA
DECIR ! ¡SOBRE ESTE PRESE NTE
Y SO BRE EL FUTURO!
~~=!
~
POSINDUSTRIAL. POSFORDISTA.
POSCONFLICTO. POSCLASE ...

Con mucha menos fuerzo que os otrós, lo visión oficializado durante los 35 años de fron- quismo está todavía presente. Por otro lodo, se alzan voces pidiendo lo «reconciliación», o «dejar en el posado los hechos del pasado». También se argumento que «lo violencia es igual, venga de donde venga» por lo que la «responsabilidad histórico» recae en republi- conos y nacionalistas por igual. Afortunadamente, dentro y fuero de España también son muchos los que opinan distinto. Hoy, quienes militan a favor de un mundo verdaderamente humano reivindican la lucho del pueblo español no sólo por su heroísmo, sino particular - mente por la gran actualidad que siguen teniendo muchos de aquellos proyectos.

3

ESPAÑA A COMIENZOS DEL SIGLO XX

CUESTIONES PENDIENTES

España llego al siglo XX como un país dependiente de los potencias imperialistas, parti- cularmente de Inglaterra, encontrándose a lo zaga del desarrollo económico, políti co,

educacional ...

SUEÑO QUE ENTRO A UN SALÓN LLE NO DE O RO . REPLETO, HAY ORO A CUÑ A DO, S IN A CU ÑAR, DE DI STI NTOS COLORES PERO CUA N DO VOY A AGARRARLO DESAPARECE Y TERMIN O POBRE Y SOLA EN EL MEDIO DEL SA N VACÍO ...

Durante cuatro siglos, España ha sostenido un régimen monárquico. las «Cortes» simila- res a un Porla~ento, no funcio_nobon regularmente sino que eran convocados p~r el rey

cuan~o lo considerara nec~ono. los grandes masas de lo pobloción, como sucedía en

Francia antes de la Revoluc1on de 1789, estaban excluidos de toda participación polilica.

Potencia mundial en el siglo XVI, España es uno de los primeros paises en tener uno monar- quía rnntrolizodo y poderoso que lo colocó o lo vanguardia de los expansiones coloniales. Esto potencio, que parecía destinado a conquistar el mundo, queda aprisionado de su pro- pio juego. las enormes riquezas de las colonias permiten la pervivencia de estructuras feu- dales que bloquean el desarrollo autónomo de lo burguesía. Muy pronto lo corona españo- lo se muestro incapaz de sostener el dominio de sus amplio territorios.

6

Desde la unífíco_ció~ de lo monor~uío en el siglo XV, han tenido lugar en España recu-

~rentes ~ronuncmm1enl~s y ~ebehones, cons~iraciones militares, guerrillas, guerras e,

incluso, mtentos revoluc1ononos. Pero, por diversos rozones, no resolvieron los proble- mas de fondo del país.

7

LAS LUCHAS OBRERAS EN ESPAÑA

En los primeros décadas del siglo XX, el proletariado español aúno excelentes niveles organizativos y uno intenso experiencia de lucho. Estas condiciones se ven prontamente plasmados en enfrentamientos. En 1909, los trabajadores onorquistos y socialistas de Barcelona se unen en la oposición al reclutamiento de tropos poro lo tercero guerra de Marruecos. Con esa intervención, lo oligorquío españolo buscaba su lugar, aunque por cierto subordinado, en lo pujo imperialista.

LAS LUCHAS OBRERAS EN ESPAÑA En los primeros décadas del s iglo XX , el proletariado

MÁTE NN OS

LAS LUCHAS OBRERAS EN ESPAÑA En los primeros décadas del s iglo XX , el proletariado

S I QU I E RE N , PE RO N O IREM OS A M O RI R A MARRUE COS PO R GANAR TIE RRA S Y NEGOC I OS

PA RA L.OS R ICOS.

Los trabajadores declaran una huelgo general que adquiere característicos de insurreción. Los manifestaciones ganan los calles de la capital catalana y san atacados muchas iglesias. El e¡ército lanzado o los calles paro «reestoblecer el ordem>hace ejecuciones sumarias, reprime y realiza arrestos masivos. Finalmente, lo huelgo es sofocada de manero tan cruenta que lo historia recuerda el episodio como la «Semana Trágica».

8

ESPAÑA BAJO EL IMPERIALISMO

Afinale s del siglo XIX, la expansión imperialista, sabre todo de Inglaterra, lleva o Espa-

ña inversiones en ferrocarriles, minos, centrales hidroeléctricas

y bancos. En Cataluña,

capitales franceses desarrollan los manufacturas textiles; en el País Voseo, los ingleses controlan la única gran industrio capitalista: lo metalurgia. En el resto del país, lo mayor

porte de los españoles sobreviven de uno agricultura de bajísimo rendimiento y de una producción de
porte de los españoles sobreviven de uno agricultura de bajísimo rendimiento y de una
producción de linte artesanal.
o
.(
11
COL.ES Y
PATATAS ...

La llegada de capitales acrecienta el número de asalariados. Campesinos y artesanos empobrecidos se convforten en mano de obro barata. El número de trabajadores rebo- so con creces lo cantidad de empleos. Quienes tienen lo suerte de conseguirlo padecen pésimas condiciones de trabajo. Esta crítica situación empujo a cientos de miles de espa· ñoles a buscar un mejor destino en Américo.

9

LOS DUEÑOS DE ESPAÑA 11

la ligazón entre propietarios de la tierra, Clero y fiército es característica de los países dependientes. La burguesía, que como clase ha sido «progresista»en los estadios de for- mación y crecimiento, en España no se pone al frente de la transformación. Por el con- trario, en lugar de aliarse con los campe.sinos en contra de los señores feudales (como sucedió en la Revolución Francesa),

en España, por debilidad o temor, se enfila con los poderes establecidos. ¿VE CÓMO PODEMOS ENTENDERNOS?..
en España, por debilidad o temor, se
enfila con los poderes establecidos.
¿VE CÓMO PODEMOS
ENTENDERNOS?.. .
NO VA YA USTED A
CREER QUE NOSOTROS NO TENEMOS
.-:;::=::~
__
'.TAMBIÉN
NUESTROS NEGOCIOS.

Un ejemplo de esta alianza lo brinda el Conde de Romanones. Él es terrateniente de Gua- dalojaro, dueño de inmuebles en Madrid, accionista de las minas y de varios bancos, y un alto funcionario de lo monarquía. Por su porte, el antiguo contrabandista Juan March, que maneja el monopolio del tabaco, es un financista e industrial propietario de vastas exten- siones rurales y referente de los capítolistas extranjeros; además, preside lo Oficina Cen- tral de lo Industrio Españolo. March será uno de los financistas del alzamiento franquista .

12

LAS TENDENCIAS POTICAS DE LAS CLASES DOMINANTES

Hasta la Primero Guerra Mundial y la Revolución Soviética, los terratenientes y la gran burguesía operan como grupos de presión sobre la monarquía, sobre todo apelando o las fuerzas armadas. Lejos de los formas más modernas de organización política, se encalumnon detrás de las ramas dinásticos conocidas como «carlistas» y «alfonsistas>, cuyo enfrentamiento se remontaba a los guerras civiles del siglo XIX.

o o ///) \l~ § ! / , / ¡· ~ ' - 1 t·~ §
o
o
///)
\l~
§
!
/
,
/
¡·
~
' - 1
t·~
§

Para algunos burgueses ajenos a los disputas regios, las instituciones monárquicas son un lastre poro el progreso en el país. los más radicales forman porte de la masonería, pero su dificultad paro aliarse ton otros grupos sociales, especialmente rn rechazo hacia campesinas y obreros, le impiden a esta oposición «oficial» constituirse en uno alterna- tiva de gobierno.

13

ESPAÑA Y LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Sin posesiones coloniales y con un escoso desarrollo industrial, al estallar lo Primero Guerra Mundial (1914-1918), España es un pois marginal en el mundo imperialista. Por eso, puede mantenerse neutral y beneficiarse exportando alimentos o ambos hondos. Por otro porte, lo escasez de artículos que antes importaba le obligan o desarrollar sus propias monufocturos con lo que, impensadamente, lo guerra imprime uno gran pros- peridad o lo economío españolo.

LA REVOLUCIÓN SOVIÉTICA

Tras siglos de opresión

y airoso, en

ros y soldados rusos se alzan contra

1917, en pleno guerra mundial, campesinos, obre- el Zar, que yo había perdido el control de lo guerra

Ydel p~ís. Asume un. gobierno liberal que concede amplios libertades políticos, peri> en una sociedad convulsionada todo medida de compromiso resulto insuficiente. En octubre, las masas, encabezados por el Partido Bolchevique, toman el poder realizando su pro- •

pio revoludón.

~~

----

----

~

"" ~

#7.'

Al terminar lo guerra, los países antes beligerantes empiezan a recuperar su economía, lo que morca el fin de lo prosperidad de España. lo proliferación de fábricas ho desa- rrollado uno maso trobojodoro significativo que comienzo a perfilarse como uno fuerzo y no acepto lo pérdida de sus conquistas laborales. Lo debacle de lo economía españolo

hoce estallar lo crisis social. Por si esto fuero poco, lo efervescencia local está por el triunfo de lo primero revolución sodolisto o nivel mundial.

alentado

14

lo primero revolución socialista, conocida corno la Revolución de Octubre, abre una nuevo ero paro el proletariado mundial y modifica rodirnlrnente el mapa geopolítico del mundo. El gobierno revolucionario encabezado por lenin creo lo Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticos (URSS). Sin dilación, firman lo paz con Alemania, otorgan fierro 0

los campesinos, nacionalizan la banca y el comercio exterior y establecen el control obre- ro de lo industria.

I S

LA INFLUENCIA DE LA REVOLUCIÓN SOVIÉTICA EN ESPAÑA

El triunfo de lo Revolución de Octubre impacto en el movimiento obrero internacional, pone

en crisis

los tendencias reformistas del socialismo y lo concepción revolucionario del onor ·

quismo. El hecho de que esto revolución hoyo tenido lugar en un país poco industrializado y
quismo. El hecho de que esto revolución hoyo tenido lugar en un país poco industrializado
y que los obreros hayan tomado el liderazgo de los transformaciones que en otros países
ha realizado lo burguesía son un ejemplo foscinonte poro el proletariado español.
MIREN LO

Desde finales del siglo XIX los trabajadores españoles han dado cuerpo o organizaciones

relativamente sólidos:

sindicatos y federaciones o uniones

de sindicatos y sus respectivos

partidos políticos. Tienen uno gran capacidad de movilización en las regiones industria- lizados como Cataluña y en los grandes ciudades. El movimiento obrero, empero, está representando por varios tendencias con diferencias teóricas y metodológicas.

16

ANARQUISTAS

En esos primeros décadas, la tendencia hegemónico dentro del movimiento obrero espa- ñol está encarnado por el anarquismo. Su misión se centro en la organización de sindi- catos por oficio, federados en una poderosa Central Nacional de Trabajadores 1CNT) que en 1918 cuento con un millón de afiliados.

NOSOTROS QUEREMOS UNA SOCIEDAD LIBRE DE TODAS LAS CADENAS : DEL PODER DE LOS

PATRONES, DE LOS CURAS Y DE INSTITUC IONES BURGUESAS COMO EL MATRIMONIO.

PARA LOS ANARQUISTAS LA REVOLUCIÓN NO ES CAMBIAR UN ESTADO POR OTRO , ESO PERPETUARÍA LA OPRESIÓN .

_

¡VALE, COMPAÑERO!

-N I DIOS, NI A MO! ¡NI PARTIDO,

1

NI MA R I DO!

Los anarquistas se oponen a lo explotación de los trabajadores pero además están en contra de «todo formo de opresión». Esto los llevo o desarrollar escuelas libertarios poro contraponerlas a lo educación católico y tradicional. Se oponen ol controlo matrimonial

«burgués» por lo que practican el amor libre: predican la libre

formación y separación

de los parejas. En el plano político, el arma fundamental contra lo explotación es la huelga general.

17

SOCIALISTAS

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), creado en 1879, propone un programo moderado que busco abrir canales institucionales poro uno eventual participación en el gobierno. Tal vez esto postura, en un país monárquico y conservador, hoyo sido uno de los causas de lo debilidad del PSOE hasta lo primero década del siglo XX.

EL. PARTIDO SOCIAL.ISTA CUMPL.E UNA FUNCIÓN FUNDAMENTAL.: EDUCAR A L.AS MASAS EN L.A ORGANIZACIÓN Y t.A
EL. PARTIDO SOCIAL.ISTA CUMPL.E UNA FUNCIÓN FUNDAMENTAL.:
EDUCAR A L.AS MASAS EN L.A ORGANIZACIÓN Y t.A CONCIENCIA.
SERÍA NECIO, POR L.O TANTO. QUE NO L.UCHÁRAMOS POR AMPt.IAR
L.OS ESPACIOS DE PARTICIPACIÓN EN L.A POL.ÍTICA ESTATAL ..

En el plano sindical, organizo gremios por romo y lidero lo Unión General de Trabaja- dores {UGT). Al igual que los anarquistas, los socialistas desarrollan uno importante labor educativo y cultural. Las «Casos del Pueblo», con su infaltoble biblioteca, organi- zan chorlas, conferencias y obras de teatro paro los obreros y sus familias.

18

COMUNISTAS

El triunfo proletario en Rusia pone en crisis o los partidos socialistas ligados o lo 11 lnter- nocionol y el movimiento anarquista. Poro promover lo formación de partidos comunis- tas locales que lleven adelante programas revolucionarios, el Partido Bolchevique ruso convoco o lo 111 Internacional de trabajadores o Internacional Comunista 110 también conocido como Komintern. En este contexto nace el Partido Comunista Español (PCEJ con jóvenes provenientes del PSOE y anarquistas escindidos de lo CNT. El PCE seencabe- zado por Andrés Nin y Joaquín Mourín.

SOCIALISTAS El Partido Socialista Obrero E s pañol (PSOE) , creado en 1879 , propone un

lo estrategia y los tádicos del PCE responden o los líneos directivos de lo IC. El ascenso de Stalin en los convufisionodos años de entreguerros inicio un período en que lo IC rea- lizo importantes cambios en lo evaluación de lo situación, de los toreos y los alianzas que deben proponer los PC locales. Estos vaivenes, tonto en España como en otros paí- ses, no permiten uno gran influencio del partido entre los obreros. El PCE recién logrará arraigo entre los trabajadores y el pueblo en general cuando se pongo o la cabezo de lo Insurrección de Asturias y de la Guerra Civil.

19

LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA

La instauración de la dictadura militar, el 13 de septiembre de 1923, coloco al frente del e¡ecutivo a Miguel Primo de Rivera. De familia militar y de origen noble, Primo de Rive-

ra

viene de

participar en las guerras coloniales de Cuba, Filipinas y Marruecos. En 1919

es teniente general y, cuando llega al poder, yo ha sido capitón general de Valencia y

Barcelona.

 
 

A PARTIR DE AHORA . l-A SUERTE DE ESPAÑA DEPE NDE DE NOSOTROS BASTA DE PA RLAMENTO Y DE l-EYES QUE PO N E N EN PEL.IGRO El- ORDE N Y BASTA DE QUE CUAL.QUIE R INFELIZ PUBLIQUE l-0 QUE SE l-E AN TOJA ESTE PA ÍS NECE.S I TA M AN O FUERTE .

 

COLABORACIÓN O REPRESIÓN

Primo de Rivera tiene dos actitudes frente al movimiento obrero. Aquienes aceptan n.~gociar y garantizar uno «lregua social », les abre canales de participación, con la inten- c1on de cooptarlos. Por el contrario, o quienes mantienen uno posición de enfrenta - miento, les responde con la coerción explícita.

M UCHA CHOS,

l-ES PRESENTO A UN N UE\IO CONSE jERO, El- DIRIGEN TE

SOCIAL.I STA F RA NCISCO l-A

RGO

CA8A l-L.ERO.

ro las Cortes, impone la censuro y persigue a opositores (intelectuales, estudiantes, obre- ros y autonomistas). Busca por todos los medios «poner orden» en una socíedod en la que lo nuevo no termina de nacer y lo vieja no termino de morir.

22

LAS DOS CARAS DE l

..

A

DICTADURA

La cooptación funciona con los socialistas que suman al gobierno o uno de sus más importantes dirigentes, Francisco largo Caballero. Pero no sucede lomi smo con los anar- quistas. Como la CNT se niega o participar del gobierno, comienzo una compaña de per- secuciones; sus militantes se ven obligados a trabajar en la clandestinidad.

23

LA SITUACIÓN EN EUROPA

La primera posguerra ha sumido a gran parte de Europa en una profunda crisis. En Ale- mania, la «revolución espartoquisto», de orientación soviético, es derrotado en enero de 1919. El gobierno de coali- ción en el que participo lo Socioldemocrocio, luego de aplastar lo revolución, ejecuto o sus líderes, entre los que se encuentran Roso Luxemburgo y Korl Liebknetch.

LA SITUACIÓN EN EUROPA La primera posguerra ha sumido a gran parte de Europa en una

Mientras tonto, Italia también vive la crisis de la posguerra. El intento revolucionario de los obreros en Turin es aplastado y como reacción a la ola de izquierda surge un movi- miento nacionalista liderado por Benito Mussolini. El Partido Nocional Fascista opuesto a la formación de un partido de masas poro defender el orden social. Apoyado en uno gran crisis económico y moral, Mussolini apelo o los empobrecidos integrantes de la clase media italiaria exaltando el fervor patriótico.

24

LA URSS Y LA INTERNACIONAL COMUNISTA EN LOS AÑOS VEINTE

Durante lo década del veinte, lo URSS enfrento uno situación extremadamente difícil. El ciclo revoluciona rio iniciado en 1917 entra en uno etapa de reformulación teórico y práctico. Al desgaste de la guerra mundial y la guerra civil, se suma ahora el aislamiento internacional. Lenin advierte sobre los peligros de lo burocratizoción en la construcción revolucionario. Pero está muy enfermo y morirá pronto. La disputa por el liderazgo enfrenta a dos personalidades que conciben de maneras opuestos los toreos del momen- to: Trotsky y Stalin.

CAMARADAS, LA REVO l-UC IÓ N HA

FRACASADO E N Al .. EMANIA . ¿QUÉ DEBEMOS HACER AHORA? ¿CUÁL. DEBERÍA SER LA POl
FRACASADO E N Al
..
EMANIA
. ¿QUÉ
DEBEMOS HACER AHORA?
¿CUÁL. DEBERÍA
SER LA POl
..
PARTIDO EN CHI NA. DONDE El ..
ÍTICA
DE N UESTRO
CAMPESINADO ES TAN IMPORTANT¡::
COMO LOS
OBREROS...
"
~;
..
;:-~
-
.:--
....
-,.> -
..

El triunfo de Joseph Stalin tiene consecuencias poro el presente y el futuro del comunis- mo mundial. La IC vo perdiendo la capacidad de analizar situaciones para proponer res· puestas prácticas adecuadas. Por una porte, promueve insurrecciones que terminan en verdaderos desastres; por la otra, señalo a los partidos socialistas, decididamente refor- mistas, como «enemigos de lo revolución». Esto perturba la posibilidad de establecer alianzas con una parte muy importante del movimiento obrero.

25

COMUNISTAS «NO OFICIALES»

Con lo muerte de Lenin (1 ~24) surgen dos tendencias dentro del comunismo internacio-

nal. Lo dirigencia del PCE 'Sigue las directivas de lo IC hegennonizoda por el PC de lo URSS, es decir, el sector «oficial»liderado por Joseph Stalin. Por otra porte, se conformo

un sector que se identifico como la «Oposición de Izquierdo»,

y responde a los postula-

CR!SIS DEL TREINTA EN EL MUNDO CAPITALISTA

Hacia finales de lo década del veinte el mundo capitalista 01trovieso uno profundo crisis general. Lo caído de lo inversión productiva o favor de los inversiones especulativos y de los créditos, el almacenamiento de mercancías en stock, el desempleo, la desvalori-

zación de las monedas

...

terminan con lo desorganización global de lo economía.

dos de otro lider de lo Revolución de Octubre, león Trotsky, expulsado de lo URSS en
dos de otro lider de lo Revolución de Octubre, león Trotsky, expulsado de lo URSS en
1927. Dos de los fundadores del PCE, Nin y Mourín, abandonan los filas del «comunis-
mo oficial» y crean en Cataluña el Partido Obrero Unificado Marxista (POUM).
PARA ESTE LADO.
PARA ESTE LADO.
¿QU É ES ESO DE
TROTSKISTA? f) SOMOS
COMU N ISTAS O NO
La burguesía busco resolver la crisis a su modo: centralizando los capitales, acelerando
lo proletarización de pequeños productores y pauperizondo o la clase obrera. Pero la cri-
sis obre la puerta poro soluciones no capitalistas que se apoyan en un hecho significati-
vo: lo URSS escapo o lo depresión económico. Reaparece entonces en el horizonte polí-
tico lo posibilidad de una revolutión mundial.
26
27

LA CRISIS EN ESPAÑA:

¿UNA SITUACIÓN REVOLUCIONARIA?

lo situación mundial acentúo los contradicciones de la crisis españolo. La dictadura de Primo de Rivera yo no aporto soluciones o ciertos fracciones de burguesía. Los estu- diantes se movilizan en contra de1 régimen e intelectuales como José Ortega y Gasset y Miguel de Unomuno denuncian atropellos a las libertades civiles. Parte del ejército reta- ceo su apoyo al gobierno y los obreros apoyan algunas protestas al tiempo que levan· ton sus propios reclamos. La dictadura quedo aislado y el 28 de enero de 1930 Primo de Rivera renuncia.

, /
,
/

El gobierno encabezado por el Gral. Oómaso Berenguer en principio cede ante algunos reivindicaciones, pero no puede resolver los problemas económicos, políticos y sociales

de fondo. La politizoción de las masas y la necesidad de las doses dominantes de refor · mular su dominación configuran uno situación potencialmente revolucionario.

30

HACIA EL FIN DE LA MONARQUÍA

La ~iluoción se deteriora ~ío o d'.ª · Sin encontrar uno sa lida paro la crisis, un nuevo gobier- no rnt~grodo por re<on~c1dos miembros de lo oligarquio convoca a elecciones municipales en un miento de encomiar dentro de lo institucionalidad o una sociedad que se polarizo.

! LAMEMOS .. A ELECCI O NES. QU E SE HAGAN CA RGO O TROS ...
! LAMEMOS ..
A ELECCI O NES. QU E
SE HAGAN CA RGO
O TROS ...
NO. MEJOR
UNA N UE VA DICTA DURA .
MÁS FUERTE QUE LA DE
PR IMO
1
1
i
¡i(
1

los sector;-s ?emocrólicos_y obreros lanzan uno firme campaña de propaganda 0 favor de la Republrco. las elecciones se convierten así en un plebiscito poro fo monarquía.

31

EL PACTO DE SAN SEBASTIÁN

El 17 de agosto de 1930 lo~ principales dirigentes de lo oposición a lo dicloduro firman el Pacto de San Sebastián, donde se comprometen o terminar con la dictadura e instau- rar la Repúblirn. Proponen medidas tendientes o la <lemocrolizocn: sufragio universal, convocatoria o Corles Constituyentes y lo discusión de la cuestión de los au tonomías

regionales.

EL LEVANTAMIENTO DE JACA

h1 diciembre de 1930, militares republicanos se sublevan en contra del régimen en la !1uurnición de Joco. En algunas regiones el movimiento obrero sale a las calles a moni - fustar su apoyo. Pero lo sublevación de la base c1éreo de Cuatro Vientos, que debía \íJmorse o la de Joco, fracaso. Para controlar lo situación, el g:obierno reprime o los obre 1O\ y ejecuta a los capitanes Fermín Galán y Ángel Gama Hernóndcz, lideres militares 1lc lo rebelión. En repudio, estallan huelgas en distintos partes del país.

LA

SUBLEVA CION REPUBLICANA

FUE

DERROTADA. G ALÁN Y GARCÍA

HERNÁND!: Z SERÁN FUS ll

..

A

DOS

\JV

..\

,TODOS <A LA REPÚBL.ICA.

v LA 1?.EP!ÍBt.ICA PARA TODOS'

\ ._

"'-- ..

.

_

-

.-

Los firmonles, futuros inlegranles del primer gobierno de la 11 Repúb lica Española, son:

Niceto Alcalá Zamora y Miguel Maura, por el republicanismo moderado; Aleiandro Lerroux, fundador del Partido Radical; Manuel Azaño, por lo Izquierdo Republicana; lmlolecío Prieto, por los soliolislos; representantes del catalanismo de izquierdns y Son- liogo Casares Quiroga, de la Organización Regional Gallego Aulonornísta, entre otros.

32

LO ADVERTÍ

ES r lN ERROR LLEGAR

MILITARMENTE AL GOBIE RNO LA tÍNICA

SALIDA ES .;ANAR LAS ELECCIONES

l º' sangrientos sucesos de Jaca y Cuatro Vienlos persuaden a las organizaciones repu-

hlicnnos de buscar lo vía electoral. Acompañados por el movimiento obrero se rnncen-

11 nn en los elecciones municipc1les de abril.

LAS ELECCIONES DEL 12 DE ABRIL DE 1931

En las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 los republirnnos logr~n una apl~ant~ victoria sobre todo en los grandes ciudades (ganan en 41 de los 50 copttoles). Alh consi- guen 9S3concejales contra 603 de los monó;qui~os. lnc~uso en las ~egion~ rurales con pre-

o¡u~odo_. tados totales son 41 .224 concejales republimnos rnntro 39.248 de los monorqu1cos. dominio de «caciques»tradicionales
o¡u~odo_.
tados totales son 41 .224 concejales republimnos rnntro 39.248 de los monorqu1cos.
dominio de «caciques»tradicionales los monorqu1cos obtienen un tnunfo
los resul -
HOY 14
DE ABRIL A LAS 6
DE LA
MAÑANA HA SIDO PROCLAMADA
LA RE P ÚBL ICA EN
ESPAÑA
~Ac-¡ ~~-J
0
EL-izt.~

34

INSTAURACIÓN DE LA 11 REPÚBLICA ESPAÑOLA

El 14 de abril por la noche, el comité revolucionario encobezodo por Miguel

Mauro llega

11 In Gobernación, en la Puerta del Sol de Madrid. Alcalá Zamora proclama por rad:o la

mstouroción de la 11 República Españolo. Pocos minutos después, el rey sale en auto del Jmdio del Moro y, sin abdicar formalmente, viaja a París. Finalmente, Alfonso XIII ter- mino inslolóndose en la Italia fascista donde vivirá hasta su muerte en 1941 .

, j"LAS EtECC /CN.ES CE LE8RAI'4S El rt?t//NL .\?. .f 'E k'EI él.AN CLARAA IENT.E ._
, j"LAS EtECC /CN.ES CE LE8RAI'4S El rt?t//NL
.\?.
.f 'E k'EI él.AN
CLARAA IENT.E ._
,'}'JE
NO TENGO llC"
Et
...
t.1
IOR f:'E f 11 PµEBl.O L J
HAUARÍA f!EP/OS .x?BRAA?S P 4 x:4 1fA N TENER 1115 RE,:/AS
1
:<.cRRCGA Tl, AS. E N EFICAZ FORCE.r.EC CCN
...-:.116'\-'ES
LAS CC' t •BA TEN
l
l':'hV, RESt./El.TA,11.ENTE C'tJiERO APART.4/bt.E t'E ,_~1,4Nro SE4 t.-.IN-'"4R
, ¡ ¡/N COA4PA TRíOTA C.:7/Y'T~ OTRa EN J"~ r¡
.._
~,C'~
' !ü.ERx"A <
..
11
IL !.
J.!>

11 gobierno provisionol queda formado por nueve republtconos y !res sociolistos. Ocho dr. los miembros de este nuevo gobierno son universitarios, !res, autodidoc1os y uno es 11111cstro. Su presidente, Alcoló Zamora, y el ministro de Gobernación, Mauro, son hur !Jur.scs dueños de importonfe>prop iedades. Poli1irnmenle encornan lo tendencia demó- rrotn-republicona, que a pesor de su moderación está lejos de ser dominonte en lo bur-

!JUC~ío, o lo que tanto Zamora

como Maura pertenecen. Esto contradicción entr e posición

~ociol y político no lardará en manifestarse en lo práctico de ambos dirigentes.

35

LOS SÍMBOLOS DE LA 11 REPÚBLICA

lo Repúblirn levanto sus propios símbolos enro:zodos en lo más profundo de lo culturo no oficial españolo. La bandero rojo y amorilla de lo monarquía se reemplazo por lo bandera de tres bandas con los colores: rojo, amorillo y morado, creado por los moví· mientos liberales del siglo XIX. El morado lo habían acuñado los revolucionarios de los Comunidades de (ostílla en sus luchas contra Carlos Ven 1520-1521.

. \ / --\ ,/ /// ·, / \ / \ '\ - ·. / /
. \
/
--\
,/ /// ·, /
\
/
\
'\
- ·.
/
/
\
\
·-·
\

'

El «Himno de Riego», que reemplaza al himno sin letra de lo cosa de Borbón. exalto lo figuro de Rafael del Riego, un militar liberal que había luchado contra las tropos de lo ocupación francesa en 1808. En 1819 se negó a embarcar con sus tropas para comba- tir a los movimientos independentistas de Américo. Su oposición o lo reacción del abso- lutismo posterior a lo caído de Napoleón lo hizo objeto de persecuciones. Finalmente, fue hecho prisionero y ejecutado.

36

LA FORMA REPUBLICANA DE GOBIERNO

1n1 cpublico es lo forma de gobierno con lo que la burguesía despliego su dominio sobre ol conjunto de lo sociedad. Adiferencia de lo que ocurre en los monarquías este domi- nio udquiere una formo anónima e impersonal e implico lo participación p~lítico de los rrnbujadores y pequeños propietarios en tonto ciudadanos. Lo igualdad político refuer- 1u lu uporiendo de la neutralidad social del Estado y oscurece su carácter de clase.

1 N 1A REPÚBL I CA , TO DOS L OS C I UDADANOS PARTI C
1
N 1A REPÚBL I CA , TO DOS L OS C I UDADANOS PARTI C IPAN
f: N LA TOMA
DE DE C ISIONE S, YA NO
PRIVILEGIA DO QUE GOBIERNA A
HAY UN G R UPO
LOS Dfu\.\A S.
-
~-
.
DUEÑOS t
(

=

f'mu lo~ obreros, !o repúblirn es el mejor terreno poro desarrollar sus luchas bojo el cop1·

ruli,1110.

Pero, lo igualdad político

y lo portiópocion ckmocrótico

burguesas tienen limi-

1t1\ 111uy precisos. Cuando lo lucha de los trabajadores posa de lo meramente reivindica· llvo u lo exigencia de uno lransformoción de lo sociedad lo burguesía se repliego. El l111111c e~ aquel que cuestiono el fundamento mismo de su condición social: la propiedad. 1n t0mccuencia, reeditan formas de dominación menos sutiles pe10 que, en esos 1110111e11tos gorunlirn n me1or e! statu quo social.

37

LA REPÚBLICA ESPAÑOLA

Lo Repúblilo genero en Espa los más diversos proyectos e ilusiones. Muchos creen que

todos los males del país se solucionan por el simple hed10 de SC1Cor al monarca

y al

pequeño grupo de privilegiados que gobierno en contra de los intereses del pueblo. Pero codo fracción del pueblo espero de lo Reblica soluciones diferentes y hosto contra-

puestos de los cuestiones s diversas.

, ...

-·

...

- -........_

\

UNA REPÚBLICA DONDE NO CABEN TODOS

Para los industriales desconten1os con lo dictadura, y poro los militares liberales y repu- blicanos, lo República es uno formo de gobierno menos corrupto y más ba rato. Las comunidades de catalanes, vascos y gallegos esperan que la República reconozca sus autonomías regionales, negados por lo monorquio. los esludiantes y los intelectuales

uspuun o que lo Republirn termine con el monopolio católico de lo educoc1ón y inicio o uno 1elormo cultuiol.

1

I

.

~

38

Entre los obreros hoy lombién evaiuociones rnuy diversos acerca de In Repúblirn.

39

LAS fASES DE LA 11 REPÚBLICA

El período que vo desde los elecciones a concejales de abril de 1931 hosto el levanta- miento de los nacionalistas el 18 de julio de 1936 tiene distintas fases. En estos cinco años, los fuerzas que se enfrentarán en lo Guerra Civil van definiendo posiciones, suman aliados y delimitan al enemigo.

LOS COMUNISTAS ANTE LA REPÚBLICA

En línea con lo táctico insurrecciono! de lo IC de principios de los treinta, los comunistas españoles denuncian el coráder burgués y reformista del gobierno. Desprecian los nue- vos espacios de acción político y se centran en lo lucha por reivindicaciones económicos. No es casual, entonces, que el PCE tenga una fuerzo poco signif icotivo en esto época.

--------

--

....__._

'

I

1

rr tt

'·

-

1

1

En los primeros dos años, conocidos como el «bienio reformador» (1 931-1 933), los republicanos «puros>' comparten el gobierno con los socialistas. los reformas planteados generan oposición por derecho y por izquierdo. Como lo fórmula gobernante se mues- tro impolenle, se establece una alianza de centroderecha, que inaugura lo que se cono- ce como el «bienio negrm>{ 1933-1935). Este gobierno termina jaqueado por izquierda mediante lo Insurrección de Asturias, y por derecho, con el redoma de intensificar lo represión. En los elecciones de febrero de 1936 triunfo el Frente Popular; las fuer zas sociales se polorirnn aún más. Finalmente, lo derecha decide poner fin a la República y el 18 de julio de 1936 inicio el levonlomienlo.

40

/

41

«LA TAREA DE LOS COMUNISTAS ESPAÑOLES»

Ya en el exilio, Trotsky sigue de cerca el proceso español. En sus artículos y cartas a diri- gentes españoles, especialmente a Nin, sostiene que la definición de la situación revolu- cionaria a favor de los trabajadores depende de la capocidad que tengan, especialmen- te los comunistas, de actuar conjunta y centralizadamente o favor de una revolución proletaria en España. Considero, además, que un cambio de este tenor podría abrir un nuevo ciclo revoluciono- _ rio a nivel mundial. Por _..

:::-=::~ ~ - -,.--=>! 1 ¡ 1
:::-=::~ ~
-
-,.--=>! 1
¡
1

eso argumenta una y

otro vez sobre la urgencia de construir

lo unidad

en

lo

acción, acompaña- do de un profundo debate teórico.

«Al ~ P~ U PC 1-< & llR55: El.~1.t&'llAI~~~~~~& ~ '! .<J,:t~ 1-< l.o1 ~ :
«Al ~
P~ U
PC 1-< & llR55:
El.~1.t&'llAI~~~~~~&
~
'!
.<J,:t~ 1-< l.o1 ~
:
~
~
...1'~~
~ ·~~~~1-&.l1~51J~
~~~~~~-U~•-wl~k~~
~~l,f-&~1.t&~~~. iNc4~~
~.,_¡ C.J Wt-. T~, 24 .ú ~ l.t 1'131»

,

Poro Trotsky, sólo lo unión de los trabajadores puede impedir que lo revolución demo- crático quede en manos de la burguesía. Está convencido de que lo burguesía abando-

nará el gobierno ni bien enfrente lo movilización de campesinos y obreros. Por esa, el proletariado debe conducir lo revolución democrática pma realizarlo plenamente y supe-

rarlo. En consecuencia, los

comunistas no deben limitar su acción a lo lucha económico.

Deben dar uno sostenido y consecuente lucho político.

42

LOS SOCIALISTAS ANTE LA REPÚBLICA

El PSOE, que formo porte del gobierno republicano surgido en los elecciones de abril, obtiene lo moyorio de los escaños en los elecciones poro las Cortes Constituyentes. Lo participación en el gobierno y lo esperanzo de realizar reformas desde ese lugar son coherentes con el programo original del partido. Sin embargo, los dificultades poro lle- var adelante transformaciones definen lentamente dos tendencias enfrentados dentro del PSOE: lo de Francisco Largo Caballero y lo que lidero lndolecio Prieto_

« LA TAREA DE LOS COMUNISTAS ESPAÑOLES » Ya en el exilio , T ro ts

Largo Caballero avanzo hacia posiciones insurreccionoles y hasta propugno lo necesidad de apelar o la lucho armado y lo dictadura del proletariado; Prieto, por el contrario, mantiene lo visión tradicional del PSOE.

43

LOS ANARQUISTAS ANTE LA REPÚBLICA

Dentro del anarquismo también existen diferencias en el enfoque de lo nuevo situación político. lo creación, en 1927, de lo Federación Anarquista Ibérico (FAI) buscaba darle

al

movimiento libertario claridad y cohesión ideológica y contrarrestar de esto manera

la

tendencia de sectores importantes de lo CNT o centrarse exclusivamente en reclamos

sindicales. Esto división entre un anarquismo radical promotor de lo insurrección y otro

proclive o lo negociación se profundiza con lo 11 República. LA INDEPENDENCIA DE LA QUE HABLA
proclive o lo negociación se profundiza con lo 11 República.
LA INDEPENDENCIA DE LA QUE
HABLA P E STAÑA E S EN
REAt
IDAD
I NCON SECU EN C IA .
NO LUCHAMOS SÓt
MEJ'OR SAL.ARIO, t
..O
POR UN
UCHAMOS
POR UNA REVOt
..
tJCIÓN
SOCIAi
...
...
QU E NO
DUDA
EN
ENCARCEt
..
AR
A q.o oo
ANARQUISTA S . YO
MISM O HE S IDO DEPORTADO
A ÁFRICA POR ESTE « N UEVO» GO BIERNO.

Un sector de la CtlT de unos treinta dirigentes se pronuncianen contra de lo «lineo violen- to» de la FAI. Reafirmo lo independencia político-ideológico de los sindicatos y considero necesario darle una tregua al gobierno republicano. Lo FAI, por el contrario, advierte que lo democracia burgut:siJ llO llevará adelante las transformaciones y reafirmo lo táctico de la acción directa. los : aintistas»s on expulsados de la CNT, pero lo tensión permanece.

44

LOS DUEÑOS DE ESPAÑA ANTE LA REPÚBLICA

LOS ANARQUISTAS ANTE LA REPÚBLICA Dentro del anarquismo también existen diferencias en el enfoque de lo

No tienen un programa ni uno táctica en común. los más extremistas, los monárquicos,

divididos todavía en «olfonsistos> y «carlistas», se niegan o aceptar el sufragio

univer-

sal. los «olfonsistas» van detrás de la Renovación española

de Calvo Sotelo. los «carlis-

tas>> se suman a lo Comunión Tradicionalista de Manuel Fal Conde. Esto tendencia tiene en Navarro el apoyo de los «requetés» (milicias carlistas también llamadas «boinas

rojos>) y de

los campesinos de lo zona.

4S

Opuesta al extremismo de los monárquicos, la Acci