Está en la página 1de 18
ta polilla del baal polilla del baal Mario Carvajal Carlos Saraniti Texto e Iustraciones de MARIO CARVAJAL y CARLOS SARANITI Mario Carvajal nacié en La Serena, Chile, en 1950, Es disefiador grifi- co y cuenta con una vasta experiencia profesional y docente. Entre 1975 y 1982 residi6 en Toronto, Canada, donde desarroll6 una intensa actividad en el campo del disefio grafico editorial. Actualmente es direc- tor de la Escuela de Disefio Grifico de la Universidad Arcis Carlos Saraniti nacié en Santiago de Chile en 1949. Es disefiador de muebles y posee un extenso curriculo profesional y docente. Ha sido galardonado en varios concursos internacionales de diseito. Ha desarro- lado proyectos para cuentos infantiles, participando tanto en su aspecto literario, como en el disefio grifico ¢ ilustraciones de los mismos, DESDE ALEAGUARA AM ALFAGUARA INFANTIL “oe © 1999, Mario Carvajal y Carlos Saraniti ODe esta edicién: ‘Aguilar Chilena de Ediciones S.A. De. Anibal Ariztia 1444, Providencia ‘Santiago de Chile + Grupo Santillana de Ediciones S.A. ‘Torrelaguna 60, 28043 Madrid. Expats. ‘+ Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A. de C.V. ‘Avda. Universidad, 767. Col. del Valle, México D.F. C.P. 03100. ‘+ Aguilar, Altea, Taurus, Alfaguara S.A. de Ediciones ‘Avda. Leandro N. Alem 720, C1001 AAP. Buenos Ai + Santillana S.A. ‘Avda, Primavera 2160, Santiago de Sureo, Lima, Peri. + Ediciones Santillana S.A. CConsttucién 1889, 11800 Montevideo, Uruguay. + Sontillana S.A. CC/Rio de Janeiro, 1218 esquina Fratos pune Asuncién, Paraguay. + Santillana de Ediciones S.A. ‘Avda. Arce 2333, entre Rosendo Gutiérrez y Belisario Salinas, La Paz, Bolivia 5» Argentina ISBN: 956-239-079 -9 Inscripeién N° 109.913 Impreso en Chile/Printed in Chile Primera edicién: agosto 1999 ‘Séptima edicién: febrero 2006 Disefio de la coleecidin: Manuel Estrada Eaditora: ‘Verdnica Uribe Berenguer “Todos lox derechos reservados. Evia publicacién no puede ser reproducida, ai en todo ni en parte. ni regitrada en, o transmitida por, un sistema de recu- peracién de informacisn, en ninguna form ni por ningin me- dio, sea mecnico, foroguimico,elecirinivo, magnétio. elec- trosptico. por fotocopia.o cualquier oto, sin el permiso pre- vio por eserito de la Editorial. La polilla del baul Mario Carvajal / Carlos Saraniti llustraciones de los autores ALFAGUARA INFANTIL E. el piso mas alto de una vieja casa, habia un antiguo y olvidado bail. Estaba lleno de ropa que ya nadie usaba. i, el batil vivia s6lo un personaje: una polilla Wamada Zulema. Le encantaba la ropa vieja y todos los dias comia un poquito de abrigos de lana y otro poquito de chaquetas de cotelé. Pero lo que mis le gustaba, su plato favorito, era una bufanda escocesa, alido del baiil. Zalema jamas habia U.. noche en que se disponia a comer el bolsillo de un apetitoso vestido rojo, sintié un ruido que la asusté. jAlguien habia abierto la puerta del bail! iY alguien habia dejado caer un abrigo! Era tan pesado que removi6 toda la ropa. ulema salié volando fuera del baul. Asustada, se escondi6 en un rincén oscuro: era la chimenea. Alli vivia una arafita que en ese momento tejia su tela. Zulema, que no conocia a nadie, se sorprendié mucho, y al verla tejiendo, pens6 que ella era la tejedora de todas las telas. —iComo salgo de aqui? -le pregunto-. Este lugar est4 muy frio y oscuro. La arafiita, sonriendo, le indicé que arriba habia una salida. V. un animal parado en una tela verde y pens6 que era una polilla gigante. —Gran polilla -le dijo- ¢puedes indicarme cémo Ilegar hasta la tela con puntos brillantes de alla arriba? Seguro que tii la debes haber probado y por eso estas tan grande y gorda. El buho pens6 que la polilla estaba loca y le recomendé que regresara a su casa. U. sapo, que era muy travieso, escuché a Zulema hablar con el buho. —Por aca puedes llegar mas rapido a la tela con puntos brillantes -le dijo, mostrandole la laguna que reflejaba el cielo y las estrellas-. ;Por qué no pruebas? Zulema mité el agua tranquila de la laguna y vio la gran tela con puntos luminosos. 18 IVE uy entusiasmada, dio un gran salto para darse impulso, y iCATAPLUM! Zulema cay6 en medio del agua. El sapo saltaba de risa. ¥ ero Zulema estaba muy hambrienta y queria probar la tela azul con puntos brillantes. Volé con todas sus fuerzas hacia el cielo. Volé y vol6, y cuando ya no pudo subir mas, intent dar unas mascaditas ala tela tan apetitosa. Pero s6lo mascaba aire. a 22 E.... muy cansada. Se detuvo a descansar en una nube y lloré un poquito. —iQué puedo hacer? ;Cémo volveré a casa? 24 L. luna, que la habia estado mirando, la invito a sentarse con ella. Le explicé que la gran tela era el cielo, y que algun dia lo iba a alcanzar, pero que todavia no era el momento. 26 eantema le pidis que le ayudara a volver a su casa. La luna la subi6é en uno de sus rayos y la deposité con suavidad en el hucquito de la cerradura del viejo bat iQué alivio! Habia regresado. 28 4) oC E atré al batil y,lo primero que hizo, fue comerse un buen trozo de su bufanda favorita. Recordé el largo viaje que habia hecho y los nuevos amigos que tenia. Se fue a dormir pensando que tal vez algtin dia volveria a visitarlos. 30 Ss. 6 con la enorme tela oscura. Le daba unas mascaditas recortando una forma de estrella. Y cuando desperté, tenia en la boca el mas dulce sabor que habia sentido en su vida. MARIO CARVAJAL Nacié en La Serena, Chile, en 1950. Es disefiador grético y cuenta con una vasta experiencia profesional y docente, Entre 1975 y 1982 residié en Toronto, Canadé, donde desarrollé una intensa actividad en el campo del diserio grafico editorial. Actualmente es docente de la Escuela de Disefio Grafico de la Universidad Arcis,