Está en la página 1de 5
PANTERA NEGRA DE JACK KIRBY Guin y dibujos: Jack Kirby (Black Panther #1-12 USA) Dibyjos: Jerry Bingham (Black Panther #13 USA) Tinta: ‘Mike Royer (Black Panther #1-12 USA) Gene Day (Black Panther #13 USA) Color: Dave Hunt (Black Panther #1 USA) Petra Goldberg (Black Panther #2, 3 y 12 USA) Irene Vartanoff (Black Panther #4, 5, 7 y 9 USA) ‘Sam Kato (Black Panther #6 USA) Glynis Wein (Black Panther #8 USA) Roger Slifer (Black Panther #10 USA) George Roussos (Black Panther #11 USA) Francoise Mouly (Black Panther #13 USA) Editores: Jack Kirby (Black Panther #1-12 USA) Roger Stern (Black Panther #13 USA) Portadas: Jack Kirby (Black Panther #1-12 USA) Jerry Bingham (Black Panther #13 USA) Reconstruccién del color: Jerron Quality Color Avalon's Matt Milla (portadas) Un agradecimiento especial a Tom Brevoort Realizacién técnica: Gasp! Traduccién: Gonzalo Quesada Rotulacién: ‘Monica Carrién [cig exclusiva ealizada para [MARVEL LIMITED EDITION. PANTERA NEGRA DE JACK KIRBY lack Panter n° 1a 13 (enero de 1977 a enero de 197 in Espa, SA. Redacion y adminsracidn: C Vallespi, 20, 17257 Toroella de Montgt (Girona). Tet. Fax: 972 757 711. www.paninicomics.es. MARVEL all related characters and their distinctive likenesses fare trademarks of Marvel Enertainment, LLC and te subsidiaries, and are used with permission, © 2015 Marvel, Licensed bby Marvel Characters B.V. wawwimarve.com. All hts reserved, Todos los derechos resersados. Queda expresamente prohibids la eproduccié total o parcial de Tos extose fusraciones includes en ete libro, Depo legal Gl 1983-2014, ISBN: 078-84-15830-47-4 Disribuci: SD Distrbuciones. Realizacién,dseho y rotulacion: Gasp! Taduccién: Santiago Garcia, Impresi: Inpuis 45, Impreso en EspafaPrnted in Spa, Director de publicaclones: JOSE LUIS CORDOBA. Dicector etStrial de cémics: ALEJANDRO MARTINEZ. VITURTIA Product Manager: PONG CUFINYA. Editor Marvel: JULIAN M. CLEMENTE, Responsable de produccién: JORDI GUINART. PANTERA NEGRA DE JACK KIRBY 7 LNRANA DEL REY SALOMON: HOMBRE DE SEIS MILLONES DE ASOS ‘The Six-Milion Year Man Gin abajo: Jack Rib ra Goldens CONTRA EL TIEMPO Tinta ike Royer Calor: Pot Golders Black Panther #4 USA Gullo de Gn cae Jack Kiby Calor. lene Varanoft ‘Black Panther #6 USA noviembre de Gy i LOS MOSOUETEROS NEGROS, ‘Black Panther #9 USA (mayo de 1978) ack Musketour ie Royer 169 BSTE MUNDO MORIRAY his Workd'Sbal Dis Thar Mike Royer Color Rog Sie Black Panther #11 USA (septiembre de 1978) Gin eb Jack Kiby LO QUE ES... Y LO QUE NUNCA DI Black Panter #19 USA (enero de ‘What ian What ould Nove Be Argument, Jim Shooter (Guida El Hannigan Diba eer Bangin LA NUEVA PANTERA NEGRA (LO QUE VIENE) Jack Kiby LAS RAICES DE TCHALLA 29 BL MONARCA DE WAKANDA 313 EXTRAS => Pantera Negra fue una de las més importantes creaciones que levaron a cabo Stan Lee y Jack Kirby en Fantastic Four. Pertenece, como Los Inhumanos, Galactus 0 Estela Plateada, « la época dorada de la coleceién, que aleanz6 su maximo apogeo entre 1966 y 1967. Se destaca habitualmente como algo revolu- cionario el hecho de que T’Challa fuera el primer superhéroe negro de La Casa de las Ideas, pero si bien los patriareas del Universo Marvel rompian un ese aspecto, la gran innovacién estaba particularidades del person: st mundo. Pantera Negra era el monarea del pais africano imaginario de W: da, pero a contracorriente de cualquier tépico acerca del continente y de s habitantes -y a contracorriente incluso de la realidad-, Stan y Jack con: una naci6n que, aunque fuera depositaria de milenarias tradiciones, era también el epitome del futurismo; se trataba de un lugar de ensuefio, riqueza y teenolo- {a imposible que debfa su bienestar a la existencia de grandes yacimientos del metal de earacteristicas milagrosas conocido como vibranium. En lugar de dar pie al saqueo por parte de Occidente, el vibrénium haba permitido a Wakanda mantener su orgullosa independencia y repeler cada ataque que viniera del exte- rior. T’Ghalla, a su vez, representaba el modelo ut6pico de gobernante que los estadounidenses habian querido ver en John F. Kennedy, pero ademés era un superhombre integral, con habilidades ffsicas proximas a la perfe que le sefalaban como el hombre mas acaudalado de! mundo y una inteligencia que rivalizaba con las de los mayores genios del Universo Marvel. ‘Tras su primera aparici6n, Pantera Negra seria un invitado habitual en la as de Fantastic Four, al tiempo que encontraba solaz en otras cabeceras del Universo Marvel. Roy Thomas lo elegiria para integrarse en Los Vengadores, y durante largo tiempo seria parte consustancial del equipo, hasta que en 1973 conseguirfa protagonizar sus propias aventuras, dentro de la serie Jungle Action, que el visionario artista Don McGregor transformé radicalmente: de un cont nedor de reediciones de los aftos cincuenta a una sofisticada novela-rio, cargada de connotaciones politicas y dirigida a un lector adulto, inteligente y desgra damente minoritario, como demostrarian las escasas ventas de la cabecera. Este fue el motivo que Ilev6 a su abrupta cancelacién en el otofio de 1976, dejando huérfanos a los seguidores de T’Challa. La sorpresa llegarfa dos meses después, cuando Pantera Negra diera nombre a una nueva cabecera que arrancarfa desde cl primer nimero y contarfa nada menos que con Jack Kirby como guionista, dibujante y editor. ;Los caminos del Rey de los Gémies y del Rey de Wakanda volvian a encontrarse! EI Black Panther de Jack Kirby se asentaba en el contexto de la Segunda Venida del artista que habia contribuido decisivamente a la construccién del Universo: Marvel. Y es que, entre 1970 y 1975, Kirby se habia ausentado de La Casa de las Ideas, a causa de disputas acerea del trato que le dispensaba la comp: Para cuando regres6, las condiciones en las que lo hizo habfan cambiado sus- tancialmente: podria escoger la serie que estimara oportuno y orientarla en la .cci6n que quisiera, y tendria control absoluto sobre su trabajo, de tal manera que, ademds de eseribir y dibujar, editaria sus e6mics. Stan Lee saludé su vuelta casa con la mayor de las celebraciones posibles, ante un piiblico enfervorecido. El reconocimiento que se le hab{a negado en otra época, ahora se hacia presente. Kirby arrancé su nueva vida en Marvel con una rompedora etapa de Capitin Amériea, daria pie a toda una cosmogonia de nuevos dioses a través de Los Eter- nos, 0 Hlevaria a cabo la adaptacién al e6mic de 2001, una odisea del espacio (1969), el filme de Stanley Kubrick, cuyas nociones Kirby expandié en forma de serie mensual, de la que ademés surgirfa un nuevo héroe, El Hombre Maquina. Y ya en 1977, serfa cuando se hiciera cargo de T’Challa Como habia ocurrido con Capitén América, Kirby ignor6 los presupuestos argumentales de sus antecesores al frente del personaje. De hecho, ni siquiera habja leido los episodios precedentes. El activismo de McGregor fue sustituido por la accin desenfrenada y los conceptos grandilocuentes propios de Kirby, muy acordes con el dibujo colosalista al que se habfa acostumbrado en aquel entonces. En este caso conereto, no fue el artista quien solicité hacerse cargo de la colecei6n, sino Marvel la que le rogé que devolviera al personaje el favor del gran piblico, Se trataba, por lo tanto, de un reto de grandes el tipo de apuesta a todo o nada que desafiaba la imaginaci6n de Kirby, Habria un gran misterio alrededor de la procedencia del vibranium, unas ranas mecdnicas que perteneefan al Rey Salomén y ‘fan pa ar en el tiempo, un acompafiante bizarro, con traje de ganster, monseulo y acondroplasia, el repertorio habitual de artefactos increfbles, tesoros de ensueno, ciudades ocultas gobernadas por princesas estupendas y poco de fiar, arqueologa de lo fabuloso que se adelanta- ba a Indiana Jones, grandes vifietas a toda pagina -cuando no a doble pagina-, cargadas de energfa incontenible... Era el Kirby de los setenta en su maxima expresi6n, con sus indudables virtudes y sus dolorosos defectos, con su torrente de ideas y su exposici6n atropellada Bra un Kirby no apto para eardiacos que, parafrascando a T’Challa, orquestaba una sinfonia del caos, que construfa su propio mundo dentro del Universo Mar- vel y que establecia reglas que pareeian ajenas a aquello que hicieran los dema El lector medio de La Casa de las Ideas, que buscaba cémies cur conexione: con otros titulos le empujaran a afiadirlos a su lista de impreseindibles, deseart6 el Black Panther de Kirby por su rabiosa autonomia, mientras que el nticleo de fieles seguidores de MeGregor lo denost6, por carecer del compromiso politico que habfa tenido éste, Firmadas doce entregas, El Rey abandoné nuevamente Marvel, y esta vez lo harfa para siempre: ni siquiera lego a poner punto y final a su tiltima historia, que tendria que ser concluida por autores de reemplazo. Ha ido el poso del tiempo y la reivindicacién de la obra completa de Kirby lo que ha servido para situar en su justa medida el trabajo que realiz6 con el monarea de Wakanda, que los criticos lo reivindiquen y que los autores lo incorporen a sus propias historias: si, quizas ahora, mejor que nunca, pueda apreciarse la deliciosa fantasia de sus paginas, los hallazgos intemporales que ofrecen y los personajes memorables que las pueblan. Aquellas Ranas de Salomon eran demasiado iasci nantes como para que cogieran polvo en alguna vitrina del palacio presidencial. Julién M. Clemente

También podría gustarte