Está en la página 1de 91
Jeec4amee fase ae Fidel para Principiantes® de tos textos, Néstor Kohan @ 00 las fustraciones, Nahuel Scharmma, @.de la presente edicion, Era Naciente SRL. Director de ta serie: Juan Carlos Kreimer Para Principiantos* ‘05 una eoleccién de libros de Era Naciente SRL Fax: (5411) 475.5018 Buenos Ares, Argentina E-mail: kreimer@ondad.comar ‘ww paraprincipiantes.com 'SBN-10: 987-555-041-8 ISBN-13; 976-967-555.081-4 Nat Bae ‘Schoen io Bn A ra RUCeR, 2008, ‘2a cn aa prepares 1 Ser laa hema sh Queda hacho ol depésita que prevé ta Ley 11.723 ‘Ninguna parte de este Kbro puede ser reproduc almacenada o transmitida de manera alguna por ringin medio, ya sea electrénico, quimico ‘ode fotocopia, sin permisa previo escrito del ector La presente edicion go terming a imprimir ‘on os taleres Sevagrat §.A., Buenas Aires, Republica Argentina, en noviembre de 2008, Cuba, David frente a Goliat GES posible resist al poder mas tenible de la Tierra? ;Pueden un pals peque- fio y un pueblo poco numeroso pararse dignamente frente a una potencia nuclear? Como ayer lo demastré Vielnam y hoy lo sigue demostrando Cuba: iresistir al poder es posible, legitimo y viable! La rebeldia tiene futuro! Ci DGu {5 PuebleS per Wee wire enemas, ENFRENTN ‘A POTENCIA TAKS heen DE LA TERRA. ‘Aunque en la actualidad [2006] Estados Unidos cuenta con un poder mundial incluso mayor que el del Imperio romano en su apogeo o que el de los nazis ‘en tiempos de Hitler, la resistencia de los pueblos no ha desaparecido. Desde su inicio hasta hoy en dia, la revoluci6n cubana continda enfrentando los atro- pellos que ese despiadado gigante del norte y su elite militar-empresarial ejer- cen sobre todo el planeta. Por eso los yanquis y sus grandes monopolios de la (in)comunicacion viven insultando a Fidel Castro, Pero... ;quién es Fidel? Por qué se habla tanto de él? Fidel Castro en su infancia Fidel Alejandro Castro Ruz nace en Cuba el 13/8/1926 a las dos de la madru- gada. Su madre se llama Lina Ruz Gonzalez. Su padre, campesino de Galicia (Espana), es Angel Maria Bautista Castro Argiz. Aunque de origenes humildes (habia participada como soldado conscripto en la guerra de 1895) el papa ogra acumular dinero y comprar cinco fincas. Su propiedad abarca 65 caba- llerias (870 hectéreas, aproximadamente) en la localidad de Birdn, oriente de Guba. Se dedica a la cafa de azticar y a la ganaderia. Ademds arrienda otras 10.000 hectéreas de menor calidad, Estas tierras estan rodeadas de grandes {atifundios norteamericanos. Ma encanta andar Aunque todavia le , 8 caballo, eacalar falta... Le veo ff sontasas y explora: pinta de futuro en 1 monte. guerrillers. Rete muchacho Anquieto y rebelde En ese mundo rural, rodeado de animales y vegetacién, el joven Fidel Castro —tercer hijo de un segundo matrimonio— vive su primera infancia junte con sus hermanos Angela Maria, Ramén Eusebio, Rail Modesto, Juana de la Caridad, Emma Concepcién y una sexta hermana. Birén no es ni siquiera un pueblo, sino un pequefio grupo de casas. 4 El joven Fidel se educa en varias escuelas. Lo inscri- ben por primera vez el 5/1/1932 en la Escuela Rural Mista Nro.15 de Birén. Tenia techo de cha- pa y paredes de madera. Luego va a Santiago de Cuba, donde vive en casa de una familia. Con cinco aiios de edad pasa hambre |. y baja de peso. Desde ini- ios de 1936 estudia en el Colegio de los Hermanos de La Salle; es pupilo casi cuatro afios. Mas tarde, asiste al Colegio Dolores de la Compaiiia de Jesus. Finalmente va al Cole- gio de Belén de ios jesuitas en La Habana, una de las mejares escuelas donde asistian los hijos de la burguesia y la aristocracia cubanas. feneefaron el sentido de Ia dignided personal y el honor, el aspirita de go, el eafuerzo y el sacrificio. Eon Stion ma faoslies mis tards a Jadguixix con el marcieno 1 perspectiva| da La revolucién. En el Colegio de Belén —adonde llega con 16 afios— el joven Fidel se destaca en los deportes y es nombrado ‘jefe de los exploradores de La Habana’. En 1945, cuando termina la segunda guerta mundial, Fidel completa su bachillerato. Ingresa entonces a la Universidad, apenas un afio después del triunfo del gobiemo cubano del presidente Grau Fidel como estudiante rebelde E! joven Fidel vive sus primeras experiencias politicas como parte del estu- diantado rebelde, Su inicial aproximacién a las ideas revolucionarias se nutre dela rebeldia estudiantily de las ideas libertarias de justicia, asi como de valo- res humanistas: la dignidad, el honor, la libertad, el decoro, la igualdad, la autoestima, fa opasicién contra toda humillacién, abuso y dominacién, etc. Como a tantos otros lideres latinoamericanos, los ideales antiimperialistas y larebeldia de la Reforma Universitaria contra la sociedad oficial lo mar a fuego desde el inicia ‘Su primera forma- cidn ideoldgica esta impregnada de la revuelta juvenil basada en una escala de valores éticos cualitativas, opuestos a las jerarquias de una sociedad clasista, racista y mer- cantilizada como la Cuba neoioco- Ionia Et joven Fidel adquiere conciencia insumisa y revolucio- naria no por prove- nir de una clase proletaria o cam- pesina, pobre y explotada, sino a parti de la rebeldia ética contra la socie~ dad capitalista neo- colonial y sus injusticias. ‘Conocer la historia nos permite comprander el sentido de las lucha: actuales. Los poderoses nos quieren hacer creer que no hay continuidad, pero el heroisnc de quienes nos ‘Antocedieren nos da fuarzas para seguir luchando por la juaticia. 6 EI antiimperialismo cultural Addiferencia de la experiencia europea, en América Latina el modemismo amal- gama una protesta estética frente al mercantiismo de la vida cotidiana con un discurso politico culturalista, renovador y antiimperialista. Rechaza el imperialis- ‘mo por motives ecandmicos pero también por razones élicas y culturales. El poola y revolucionario José Marti [1853-1895] es uno de los principales inicia- dores de este movimiento pero no el inico. Tanto él, como el poeta nicara- gUense Rubén Darfo [1867-1916], predican la defensa de fa cultura latinoame~ ‘icana frente a la prepotencia estadounidense, Ademas de Marty Datio, José Ingenieros (1877~ 1925] en Argentina, el Warti e Ingenieros joven José Vasconce- ff ioe ensonazon los [1882-1959}en que 1se fverzas México y José Enri- morales son 1: que Rods (1871- palancas de is 1917] en Uruguay se | historia. ta vide esfuerzan pordefen- J Sin idenies ni der la cutualainoa- | V*29": fee } y no vale la pena mericana frente a la wer wivita. civilzacién mercanti yanqui, su diplomacia del garrote y su econamia del délar. La generacién de Fidel Castro recibe la influencia del mademismo a través de la Reforma Univer- sitaria (que difunde la sensi bilidad modemnista por todo el continente con sus manifies- tos y discursos}. El ideal antiimperiatista del joven Fidel es hijo de toda esta ‘constetacion cultural de la cual Marti constituye una de sus méximas estelas. No es casual que en La historia me absolvera, Fidel cite, junto a Marti, a José Ingerieros. La presencia de Marti en la generacién de Fidel Como parte de esa constelacién cultural antimperialista Marti contrapone “Nuestra América’, es decir, América latina, contra el ‘norte revuelto y brutal que nos desprecia”, A Estados Unidos, pais donde vivid, Marti lo define como “el monstrua’. Ya estoy todos los dias en peligro de dar mi vida por mi pais y por mi deber de dmpedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan con esa fuerza mas sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hoy y haré es para eso. Vivi en el monstruo y le conozco las entrafias y mi honda es la de David. carta « Manuel Mercads. 18 de mayo de 1095. Marti: Lucha Nacional y Social, juntas! La lucha por la inde- pendencia de Cuba ‘que Marti encabeza a fines del siglo XIX combina tareas de liberaci6n nacional con medidas de transtormacién social (radicales para su época). La reptiblica sofiada por el poeta cubano es inclusiva, popular y democrati- ca. Los negras y los pueblos sometidos son integrados, ya emancipados, en pie de igualdad. Si alguna novedad teérica y politica aporta el proceso liderado por Fidel Castro al campo de las ideas revolucionarias es, precisa- mente, a simbiosis entre emancipacién nacional y liberacin social. Esa armal- gama —donde la lucha por independizar a Cuba de las redes del imperials- mo, el neocolonialismo y la dependencia, se entreteje con la emancipacién de los trabajadores— encuentra el antecedente obligado en las tradiciones mar- lianas. En las sociedades periféricas, semicaloniaies y depandientes, la libera- cién nacional y la social no son etapas separadas en el tiempo. Se condicio- nan y determinan reciprocamente, La revolucién cubana sera, por eso, una TevoluciOn socialista de liberacién nacional. Marti retomo Lal herencia de 1a revolucién de Raiti, donde ‘transformanos al miano tiempo Ja nacién y 1a sociedad, Marti y la Independencia de Cuba Cuba sufre la dominacién colonial y negcolonial, primero bajo Espa- fia y luego, bajo Estados Unidos. ‘Su largo proceso de independen- cia esta marcado a fuego por la guerra, La primera guerra manbi- sa (nombre de las tropas insu- rrecias) es entre 1868 y 1878. La ‘segunda renace en 1879, cuando un sector independentista no acapla la rendiciin ni fa trequa. La lercera es entre 1895 y 1898. A part de all la guerra de inde- pendencia se transforma en una uerra de rapifa imperialsta don- de interviene EEUU. Enire los principales lideres de la independencia cubana se encuentran: (a) Carlos Manuel de Céspedes [1819-1874): El 10/10/1868 inicia la lucha arma- da en su ingenio azucarero La Demajagua, con el gito de Yara, prociama la independencia y libera a sus escla~ vas. (b) Antonio Maceo [1845- 1806]: Colaborador de Maximo Gomez. En 1878 rechaza bajo los Mangos de Baragué la clau- dicacidn {de la Paz de Zanjén) frente a los colonialstas. (c) Maximo Gomer y Béez (1836-1905): Intemacionalista de- origen dominican. Realiza la primera carga al machele contra los espaitoles. En 1868 sa incor- pora al movimiento cubano. En 1892 se une a Marti. En abril de 1895 desembarca con él en Playitas de Gajobabo (Cuba) para reiniciar la lucha armada, La ideologia de Fidel y la revolu- cin cubana son incomprensibles sin esa larga historia. Por ejemplo, Fidel repite siempre: “el futu- 0 de Cuba seré un elemo Baragus" refriéndose a la protesta histérica de Maceo. 10 Marti contra Espafa y EE.UU. Cuba debe independiente do Espata y ZEUU,| Debenos impedir que el gigante extienda sobre las ‘Antillas. Espana, portugal @ Inglaterza son imparios en decadencia \Mhora nos toca, El andlisis de Marti sobre e| doble peligro que acechaba a Cuba —el colo- nialismo espafiol, el imperialismo estadounidense— y el modo en que intenta resolveria tendra amplias consecuencias durante todo el siglo XX. En las luchas de liberacién del Tercer Mundo no se trata de elegir “el mal menor’, ni de optar entre una u otra dominacién. Tampoco tiene sentido combatir a un enemigo externo dejando intacto 0 incluso fortaleciendo— al enemigo interno. Las revoluciones sociales contemporaneas combinan tareas y combaten tanto a los monopolias transnacionales como a los capi- talistas nativos. " Cuba: La primera guerra moderna del Imperialismo Marti muere en combate en 19/5/4895. Su muerte y la del general Antonio Maceo descabezan el proceso independentista. Poco después, el 15/2/1898, ‘explota en el puerto de La Habana el acorazado Maine. Mueren 262 tripulan- ‘es. Varios barcos estadounidenses aguardaban cerca de la costa; el prest dente norteamericano habia decidido involucrar a la potencia del norte ena que- ‘ra de Cuba contra Espatia. Su objetivo era la anexién (como en Puerto Rico y Fi pinas) e impedir una victoria total de los independentis- tas sobre los espafioles. La guerra colonial se transtor- ma en un conflicto entre potencias por el reparto imperialista de una colonia. En su famoso libro El impe~ fialismo, fase superior del capitalismo Lenin {maximo lider de los bolcheviques y de la revolucién rusa] califi- a esta oontienda de 1898 como ‘la primera guerra imperiasta’, junto con ta guerra anglo-boer [1899- 1902}. Con ia intervencién norteamericana en la gue- tra es disuelto el Partido Revolucionario Cubana y licenciado el ejército mam- bi (independentista). El armisticio entre Espafia y La guerra ‘cubano-hispanc-norteamericana fue la primera guerra imperialista de nuestros tiempos, EEUU se firma en Paris, Cuba es excluida de las negociaciones, 1 La Cuba de la Enmienda Platt En 1901 Leonardo Wood, jefe yanqui, lanza un ulimétum: Cuba acepta la enmienda constitucional del senador Orville Hitchcock Platt o sus tropas per- manecerdn en la isla. Gon 16 votos a favor y 11 en contra la Asamblea Cons- tituyente aprueba la Enmienda Piatt, érmula juridica intervencionista y ane- ionista. Ademnés de apropiarse ilegalmente de 117,6 km? de terriorio cubano (Convertidos en la base militar de Guantanamo, hoy [2006] centro yanqui de tortura de prisioneros), con esta enmienda EEUU se autoatribuye el derecho a inlervenir cuando se le antoje. Nace la repiblica burguesa neocolonial, “mediatizada' y controlada por EEUU. Gobiemna una burguesia local que com- bina cierta modemnizacién econdmica y cierto desarrollo capitalista con racis- mo y dependencia. Impotente y subordinada al imperialismo (es su socia menor), esta burguesia nativa carece de aspiraciones propias a largo plazo y proyectos auténomos. Su pollica es bipartidista: conservadores y liberales. ‘Gonvocadas por Tomas Estrada Palma, primer presidente de IVE ousu katara! Cuba [1902-1906], las wopas AT (efor 5 luc S1R Fille TeMERe baleen Hci (°5.N°GRSS LoS MUATS Son IEE Rie ReS a laislaen Pe a uaa Mims Ty Permanecen hasta 1909 b é protegiendo a un gobiemo | SALE provisional encabezado por un norteamericano, Es la segunda intervencin abierta de EEUU. De alli en adelante, los diversos presidentes cubanos que le suesden (general José Miguel Gomez (1909-1912; general Mario Garcia Menacal (1913-1920); Alfredo Zayas (1920-1924): Gerardo Machado (1925-1933), aun ‘completamente subordinados, intentan maniobrar, haciendo concesiones ininterrurnpidas al amo del norte, para eludir una tercera intervencién abierta. Las intervenciones de EE.UU. en América Latina La intervencién yanqui en Cuba culmina —durante la primera mitad del siglo XX, hasta 1959— con una repiblica dependiente, mediatizada y semicolonizada. Con distintos grados de matices, segun el caso, ese proceso de prepotencia imperial se repite por doquier en América Latina hasta nuestros dias [2006] Las inlervenciones yanquis (incluyendo invasiones, atentados, asesinatos, preparacién y financiamienlo de golpes ce estado, instalacion de bases militares, etc.) en nuestra América son tantas que resulta imposible resumirias en un libro, Algunas de las mas importantes han sido: Nicaragua [1854-55, 4910, 1912-1933, 1978-1990]; El Salvador (1855, 1980-1902]; Cuba [1898- 1902, 1906-1909, 1912, 1917, 1920, 1934, 1952-1959, 1959-2006]; Puerto Rico [1898-2006]; Panama (1903, 1908, 1918, 1925, 1941, 1989]; Colombia {1903, 1948, 1966, 2000-2006}, Repiblica Dominicana {1904, 1916-1924, 1963- 65); Guatemala [1954, 1980-1996}; México (1846, 1911, 1914, 1994-2006); Haiti (1915, 4959, 1987-2006); Honduras [1855, 1924, 1979-1990}; Brasil (1961- 64); Paraguay [1954-1984, 2004-2006}; Ecuador 1960-63}; Botivia (1964-75); Chile 1969-1990); Uruguay (1969-73), Argentina [1930, 1945-46, 1955, 1982, 1966, 1974-1983]; Granada (1983); Venezuela [2002}, La domtinacién y la resistencia contindan en la actualidad en todo el continente, Somos les duefics del mundo. Los que se opongan serén considerados terroristas y subversivos. Los torturaremo: Se convertirén en desaparecido: 14 Mella y el heroico Primer Partido Comunista £116 y el 17/8/1925 nace el primer Partido Comunista de Cuba, antecedente de las organizaciones fundadas por Fidel Castra en los '50 (Movimiento 26 de julia) y°60 (Partido Gomunista de Cube). Julio Antonio Mella (1903-1929), su ‘igura mas brillante y destacada, participa como delagado por la Agrupacin: Comunista de La Habana, secretario de propaganda y miembro de su Comi- \é Central. Fundador de la Liga Anticlerical en 1922, de la Federacién de Estu- diantes Universitarios (FUC) en 1923 y de la Liga Antimperialista en 1926, Mella es uno de fos inicladores del marxismo latincamericano junto con el peruano Jose Carlos Mariategui [1894-1930] Por oponerse a la tirania de Machado, Malla se RWNFAR = SERV ve Veal (GERANE exiia on México. Desce alt AleSveMAS. HASTA veSfoeS DE HERTS SH v TES. ADA DE NE STRA oBRA Se FERDE, planes —igual que Fidel afios después— una expedicion armada ala isla para derrocar a la dictadura, A diferencia de Fidel, Mella no puede coneretarla. Machado envia a México dos matones. Lo asesinan con dos tiros por la espalda la noche del 10/1/1929. Después de Mella, la conduccién del primer PC cubano pasa a manos de Rubén Martinez Vilna (1899-1934), brillante poeta militante. Tanto el herolsmo personal de Mella como la combatividad de aquel legendario PC de los afios "20 serdn antecedentes obligados de los que se nutrira el joven Fidel, 15 La dictadura de Machado y la Revolucién de 1933 Gerardo Machado y Morales [1871-1939], comnienza a gobemar en 1925 y en 1927 deciara la “prérroga de poderes”. Aunque queria quedarse hasta 1935, su dictadura cae en 1933. Durante la VI Conferencia Panamericana, el presi- dente de EEUU visita La Habana, Un senador machadista le dectara: “La pala- bra «intervencién» en mi pais ha sido palabra de gloria, de honor, de triunfo, de libertad, ha sido Ie independencia’. Harto de semejante genufiexién, el pueblo cubano se rebela y hace entrar en crisis al sistema. En 1833 se inicia la insurreccién que hoy se conoce como la revolucién del 30°. Abarca un con- junto de rebeldias colectivas entre 1980 y 1935. La protesta intentara ser neu- ‘ralizada por la ‘mediaci6n” norteamericana, Como resultado de la revolucién de 1933 —aunque frustrada, precedente directo de la revolucién cubana de 1959— Machado huye a Las Bahamas. El enviado yanqui coloca como presidente a un ministro machadista. No logra estabilidad, Se levantan sargentos apoyados por estudiantes, Aparece en escena un personae siniestro de la historia de Cuba: Fulgencio Batista Zaldi- var [1901-1973]. Asume el gobierno una heterogénea “pentarquia". Tampoco logra estabiizarse. Finalmente Ramén Grau San Martin (1887-1969] es nom- brado presidente, encabezando un gobierno donde coexisten tres tendencias: la derechista (Fulgencia Batista), el centro (el mismo Grau) y la izquierda {Antonio Guiteras). Guiteras, junto con Mella, constituyen dos de los principae tes antecedentes de la obra y 1a accién de Fidel Castro. 6 Raul Roa y el Ala Izquierda Estudiantil Bajo la dictadura, la juventud cubena se radicaliza. E| 30/9/1930 es asesinado ol estudiante Rafael Trejo, En enero de 1931 nace el Ala lzquierda Estudiantil (AIE). La forman muchos integrantes del DEU (Directorio Estudiantil Revolucio- nario “del '30"), La AIE agrupa a los mds radicales (sigue la politica del comu- rismo cubano y la Intemacional Comunista). Algunos de sus integrantes son: Aureliano Sénchez Arango, Rad Roa Garcia, Gabrial Barcelé Gomila, Leonar- do Feméndez Sanchez y Pablo de ta Torriente Brau, todos herederos de Metla. El remolino revolucionario retne, divide y genera diversas organizaciones de izquierda, algunas provenientes del naciente PC. Entre otras, ORCA (Organiza- cidn Revolucionaria Cubana Antimperalsta, clandestina, untaria e insurreccio- nalista, cuyo secretario general es Pablo de fa Torriente Brau y donde también mmiltan el joven Roa y Gustavo Aldereguia); el Partido Bolchavique Leninista (escisi6n trotskista del PC) y, procedente del nacionalismo radical, La Joven Cuba (nicleo de izquierda antimperialstaliderada por Guiteras) . ‘Si Gabriel Barcelo es el principal lider estuciantil comunista de la €poca —pas+ terior al asesinato de Mella—, Leonardo Femandez Sanchez une de los majo- res oradores, Rubén Martinez Villena el gran organizador, Antonio Guiteras {1906-1935} el gran conspirador, Pablo dela Torrente Brau el mas heroicointer- nacionalista, el joven Rat! Roa constituye uno de los escritores mas brillantes de aquella generaciin, Como Mella, antes, y como Fidel, después, todos inten- tan conjugar el antiimperialismo radical, el espirtu insumiso de la herencia de Marty el fuego rebelde de las ideas de Marx en el Caribe. Uno de los primeros libros marxistas que lee el joven Fidel Castro pertenece a Raiil Roa. 7 Antonio Guiteras y la Joven Cuba Durante la dictadura de Machado, Guiteras organiza la lucha armada en el oriente de Cuba con la Unién Revolucionaria. Dirige un movimiento insurrec- ional que estalia el 29/4/1933. Guiteras continia insurrecto hasta la caida de Machado [12/8/1933], mientras prepara el asalto al cuartel militar de Bayamo. Luego, ya como ministro del *gobiemo de los 100 dias" [dura entre el 1019/1933 y el 15/1/1934) del presidente Grau, Guiteras presenta proyectos ‘como la intervenci6n de la Compafiia norteamericana de electricidad. Duran- te su actuacién el pueblo se maviliza contra la enmienda Platt, Franklin D. Roosevelt [1882-1945] deraga la enmienda. No obstante; la soberania cuba- na continia limitada y amplia el territorio se la base de Guantanamo. Mientras, Batista conspira y_ enca- beza un golpe de estado en enero de 1934 imponiendo presi- sdentes elegidos por él. El impulso del ‘29 se desinflay la revo- lucidn es derrotada. Luego de pasar a la clandestinidad y fundar la Joven Cuba, Guiteras cae en combate en E! Morrill, Matan- as, el 8/5/1935 junto con Carlos Aponte (combatiente internacio- rralista que habla peleado junto con Sandino}, ‘Guiteras expresa en los ‘30 una vertiente radical del nacionalis- ‘mo cubano. A diferencia de otros nacionalismos tatino- ‘americans (vaivulas de escape para “encauzar” la tebeldia popular, retéricos encendidos que ter- mminan defendiendo la dominacién burguesa y feroces anticomunistas), el suyo enfrenta real- mente al imperialismo y a las clases dominantes autéctonas. El 20/1/4934 Guiteras sintetiza su ideario asi: ‘Lucharé por el reestablecimiento de un Gobierno donde fos derechos de las Obreras y los Campesinos ‘estén por encima de los deseos de lucro de los Capita- Jistas Nacionales y extranjeros’. Su pensariento radical y ‘su antimperiaismo intransigente lo conducen a abrazar las ideas socialistas y la lucha armada. Fidel Castro adopta su ejemplo. Nuestro Comité Central sostis @1 acuerdo de imponer un progr revolucicnario desds el poder medio de una dictadura. 18 El Marxismo de Fidel y sus precursores La revolucién cubana de 1959 no es producto de cuatro jévenes estudiantes, barbudos y locos, en busca de adrenalina, como la deseriben Las peliculas de Hollywood. Se nutre de toda la rebeldia acumulada por el puebio cubano a lo largo de décadas de lucha contra el imperialismo norteamericano y las dicta~ ‘duras militares de los capitalistas locales. Aunque los biégrafos comerciales de Fidel Castro y los guionistas de Hollywood lo dasconozcan, en esa larga acu- mutacién de experiencias y pensamiento radical, tanto la herencia de Marti coma la de los revolucionarios maniistas del '20 y ‘30 (Mella, Martinez Vilena, Roa, Guiteras, etc) han sido fundamentales en la formaciin de Fidel. De alii deriva su pensamien- to marxista (muy anterior a su alianza de los ‘60 con ta Unidn Soviética). Ademas de EY Mani- fiesto del Partido Co- munista de Marx y Engels (Fidel lo lee durante el tercer affo de la carrera de dere- cho); de la Historia de la legislacién obrera y de diversos ensayos sobre _historiografia de las ideas poifticas, las primeras lectures edecteet cea radicales del joven Fi- Reema del Castro estén in- aaa paste fluidas por la obra del a joven Rail Roa (ademas de miembro del Ala Izquierda Estudiantl, Roa fue afios més tarde canciler de Ia revolucién cubana y amigo de Fide!). Por ejamplo, uno de los libros marxistas que lee el estudiante Fidel es el primer torno de Historia de las doctrinas sociales [1949] de Rail Roa. En esos afios —desde 1948 en adetante—el joven Fidel va adquiriendo toda una serie de titulos marxistas en la.calle Carlos Il, dande se enconiraba la biblioteca del Partido Socialista Popu- far (PSP), Fidel los adquiere en forma de préstamos. Por entonces no tenia medios para pagarlos. 19 La Reforma Universita en tiempos de Fidel ‘Acompafiado por el ejemplo de los precursores del "20 y'30, el joven estudiante Fidel Castro se hace terreno entre ort n La Reforma Universitaria habia nacido en Cérdoba (Argentina, en 1918, bajo inspiracion de Deodoro Roca [1890-1942] y su maestro José Ingenieros. Difundida luego por todo el continente, en Cuba es adoptada desde un 2ngulo que privlegia el latinoamericanismo y el papel rebelde de la juventud contra la dominacién norteamericana. 20 revolucionario en a Universidad. Alf se empapa de todo el universo cultural antiimperialista de la Reforma Universitaria. Cuando Fidel frecuenta la Colina de la Universidad de La Habana el rechazo visceral de la injerencia yanqui gana los estudiantes y en las céte- dras de algunos profesores contestatarios que ellos admiran Mecesitamcs organizar 1a Unién Lattnosmericana contr: Amperialisno. La Juventud tis ‘un papel fundamental. May que aprender de los bolcheviques. Los ideales contra el “Hombre Mediocre” Elnexo entre los ideo- Frente al houbre mediocve del capitaliens logos de la Reforma necesitenas reivindicax los ideales nuevos Universitaria argenti- do 1a Revolucién Rusa, y wna nueva ética, nuevos valores na y los precursores cubanos de los que ‘se nutre Fidel es direc- to. En 1925 Ingenieros se encuenira en La Habana —a su regreso de México— con Mella, Martinez Villena y Gustavo Alde- regula. Mas tarde, al fallecer el maestro de juventudes, Martinez Villena eseribe un articulo titula- do “Con motivo de la muerte de José Ingenieras, polemizando ‘con Jorge Mafiach. Incluso Ratt Roa sefiala a Ingenieras, junto con Mariategui, coma uno de sus principales maestros. A diferencia de las interpretacio- nes ‘oficiales’ de la URSS y otros paises afines —donde ide- olégicamente predominaba el economicismo y la subestima- cidn de la lucha hegeménica— la revoluciin cubana promueve desde su inicio una concepeién etcista y culturalista del socialism, Tanto ol énfasis de Fidel en la ética revalucionaria y en la coherencia con los ideales como la prédica de! Che Guevara a favar del hombre nuevo y los estimulos morales tienen una matriz comur La infuencia de El hombre medio- cre © Las fuerzas morales, ambos libros de Ingenieros, como atros nicleas ideolégicos vinculados a la Reforma Universitaria, son insosiayables para comprender esla nueva lectura latinoamerica- na del marxismo, perercryy a La Etica en el ideario del joven Fidel THANKS TO ALL OF You Aquellos ideales éticos que marcaron a fuego al joven Fidel permanecen invariables a lo largo de toda su trayectoria politica. Medio siglo después de -aquet primer aprendizaje, a inicios del siglo XXI, en varios discursos Fidet vuelve a insistr con que el surimiento del puebia bajo el capitalismo no s6lo debe medirse en términos materiales —por las pocas calorias que ingiere diariamente una persona de los sectores humildes— sino también en térmi- ‘Nos. morales: por la hurnillacién, el desprecio, la baja auloestima, la indife- rencia, la marginacidn, etc. Lo mismo sucede cuando en estos discursos (por ejernplo el 17/11/2005) Fidel cuestiona la corrupcién, el enriquecimiento, la diferencia de clases, el quiebre moral y el egoismo que genera el mercado dentro del socialismo. Cee aneraraee! eeevrer ae! 22 Fidel en la Universidad ‘Aunque e! universo cultural de la Reforma Universitaria promueve el ankim- perialismo, la Universidad en la que estudia el joven Fidal esté dominada por toda una mafia gansteril y ofcialista al servicio de los gobiemos de tumo. Estos grupos manejan armas y ejercen el control sobre el espacio universita tio. A pesar de que en ese momento Fidel goza de gran predicamento juveni y estudiantl, carece ain de una organizacién propia. La mafia le prohibe ingresar a la Universidad, E! los enfrenta —primera desarmado, luego arma- do— desde una posicién politica progresista y antimperalsta radical, pero todavia independiente Reactualizando [a tradicién antimperialsta de la Reforma Universitaria, el estudiante Fidel preside durante 1947 el Comité Pro-Democracia Dominicana y el Comité Pro-Liberacién de Puerte Rico (mantiene relaciones con el ‘gente independentista Pedro Albizu Campos [1893-1965)). Como parte de ese impulso antimperiaista se alista como combatiente en la expedicién —final- mente frustrada—diigida a derrocar miltarmente al dictador dominicano Tru- jillo, Este contingente se entrena en Cayo Confites, al norte de Cuba. Alli Fidel primero es nombrado teniente de un pelotén y luego jefe de una de las com- paffas de un batallén, Ya en ese momento —1947—liene en mente el pro- yecto de iniciar la guerra de guerrillas en las montafias de Santo Domingo. 23 Fidel y el Bogotazo Asi como el joven Emesto Guevara [1928-1967] conace de primera mano, antes de Cuba, la revolucién bolviana de 1952 y el proceso guaternalteco de 1954 (abortado por Ia intervencién yanqui), el estudiante Fidel Castro también vive dos experiencias politicas latinoamericanas previas a la revolucién cuba na, La primera es la expedicidn revolucionaria a Republica Dominicana en la que se enrola voluntariamente como combatiente intemacionalista durante 1947. La segunda es su participacién activa en el bogotazo de 1948. Tiene entonoes 22 afi. Vigjando por Venezuela, Panamé y Colombia Fidel intenta organizar un con- greso latincamericano de estudiantes para impugnar las reuniones de la OEA. (subordinada a EEUU) “y En Colombia conoce per- sonaimente a Jorge Elie- cer Gaitan (1903-1948), el Popular lider que se opu- 30 la paltica tradicional de ‘caciques’. Este cae asesinado en Bogota el 9/4/1948, minutos antes de que volviera a entre- vistarse por segunda vez ‘con Fidel Castro. La ex- plosién espontanea de masas que provoca aquel asesinato, el "bogotazo’, ‘culmina con un ‘arregio" entre las dirigencias bur- guesas y una traicion a las expectativas popula- res. En medio de las bata- lias callejeras, Fidel part- cipa integrando —como estudiante cubano— una escuadra insurrecta de combate. Incluso llega a ser ayudante del jefe de Ia policia sublevada con- tra el ejército. 28 Dos décadas de humillaciones Derrotada en Cuba ta revolucién del “33 y dasviado el impulso popular ‘que la gestd, las dos décadas ‘siguientes son atravesadas por la corrupcisn, el gansterismo y la dependencia de la repuiblica burguesa frente a EEUU. Con vaivenes y tironeos, la burguesia cubana, sin capacidad para emancipar el pais, intenta mantener «ou hegemonia y su dominacién durante casi 20 afios, Bajo un esquerna neoco- lonial, se suceden diversos gobiemos: Carios Manuel de Céspedes y Quesada [1933]; Ramén Grau San Martin, [1933-1934], Carlos Mendieta [1934-1935], Miguel Mariano Gémez [1836]; Federico Laredo Bru (1936-1940), Fulgencio Batista (1940-1944); Ramén Grau San Martin [1944-1948]; Carlos Prio Socarrés [1948-1952] y nuevamente, mediante un golpe de estado, Batista 1952-1969}, Como en toda sociedad colonial, las tropas del imperialismo hurillan y degra- dn al pueblo sometido. Durante esas décadas en Cuba sucede lo mismo, le- gando al extremo el 11/3/1949. cuando varios soldados estadounidenses pro- fanan y ulajan una estalua de José Marti. Son afios de un anticomunismo feroz, cuando la burguesia cubana encarcela y reprime a abnegados lideres obreros como los difigentes sindicales comunistas Jesus Men éndez (asesina- do el 22/1/1948) y Aracelio Iglesias Diaz (asesinado el 17/10/1948), En ese contexto se profundiza el rechazo antimperialsta del pueblo hacia la dornina- cién norteamericana. Ese afo. en las protestas estudiantiles contra los marines un estudiante es salvajemente golpeado. El joven Fidel Castro, entonces diri- gente de la FEU (Federaciin de Estudiantes Universitarios), es testigo de la golpiza y denuncia los hechos. La prepotencia y la humilacién se repite cada fin de semana cuando los marines frecuentan Cuba como sitio de “diversién’. Aqut el saxo on Darato y 25 El Partido Ortodoxo y Chibas Eduardo René Chibas Rivas [1907-1951] habla sido en los '20 dirigente det Directorio Estudiantil Revolucionario, Lucha contra el dictador Machado y su prorroga de poderes. Ms tarde es miembro del Partido Revolucionario Cuba- No (Auténtico). Disconforme con ta frustraciGn det gobierno de Grau, su lide- razgo impulsa en 1947 una nueva organizacién politica: Partido de! Pueblo ‘Cubano (Ortodoxos). Sélo en La Habana e! naciente parfido cuenta con 80.000 afilados. Chibés es elegido senador en 1950. Denuncia la corrupcién del gobierno utiizanda la radio como instrumento de propaganda, Una de sus. ‘eonsignas mas famosa es “Verglienza contra dinero’. FCBAMECESTA DESERTAR eS Tred RESERUADM EF (A STOR nd GRAND Oo DESTINO! Por haber acusado @ Aureliano Sanchez Arango, ministro de educacion del presidente Prio, de poseer propiedades en Guatemala y no haber podido pro- barlo, Chibas se siente acorralado, se desespera y se suicida el $/8/1951. Se pega un tiro en el abdomen durante su transmisi6n radial de los domingos a la noche, Culmina su discurso diciendo: */Pueblo de Cuba, despierta! Este es ‘mi titimo aldabonazo!” (El 26/7/1953 Fidel se lleva grabado este discurso — ‘como elemento de agitacion— cuando asalta el cuartel Moncada). Tras su muerte, el partide artedoxo, de tendencia populista, continta intentando alcan- zar el poder por via electoral. Su programa se sintetiza en las consignas inde- pendencia econémica, libertad politica y usticia social. Por entonces, en 1951, 1 joven Fidel acta desde la izquierda del partido ortodoxo, 26 EI joven Fidel y la lucha politica Antes de lanzarse a la lucha armada el joven Fidel Casto trata de desarratlar tuna politica de masas por via legal. Por eso se postula como candidato a la camara de representantes. No es. casual que haya publicado sus denuncias contra la corrupcién gubernamental en el periééiea Alerta y haya recorrido entre 40.000 y 50.000 kilémetros en un automévil Chevrolet 50-315 (compra: do a crédito) haciendo camparia politica. Fidel habia estudiado desde joven historia militar e historia de las guerras. Profundiza en la historia de las batallas de la revolucion francesa y en las gue- rras de independencia de Cuba, pero siempre teniendo en mente que la pol tica manda sobre la guerra y que toda guerra —incluyendo la guerra revolu- cionaria— es politica, Yo conenct. dando nu batalla politica ono 30 pudo mis pasé a la lucha Ia guerra 49 la continuidad de 10 El golpe de Estado de Batista El golpe de Estado del 10/3/1952, que demriba a Carlos Prio Socarrés [1948- 1952] e impone la dictadura de Fulgencio Batista, es el tereno sobre el que germina la revolucién cubana, La emergencia —oon Batista—de una nueva dictadura en Cuba pone en evi- dencia la crisis de legitimacién que padece el sistema politico de la repiblica burguesa neacolonialy la incapacidad de la burguesia cubana para mantener minimas libertades publicas. Los capitalismos latinoamericanos realmente existentes constituyen el verdadero rostro de un sistema que, bajo la bandera del "mundo libre’, la “sociedad abierta’, “la democracia’ y e! ‘pluralismo’ impone a {a largo dei siglo XX y en todo el continente represiones, persec ciones, censura, tortura y violaciones sistemdticas de fos derechos humanos. Batista, un dictador populista De origen humilde, Balista nace en Banes, Ingresa al Ejércto en 1921 y en 1933 ya dirige un golpe de Estado. Con Grau San Martin, se converte en jefe del Ejército, Asi mantiene el control dal pais a través de varios goblemos. Elegido presidente en 1940, amplia su marco populista de allanzas, arrastrando incluso al PSP y realizando algunas reformas sociales, como la onstitucin de 1940, bastante modema. En 1944, el candidato que Batista habia elegido es derrata- do. Batista permanece hasta 1982 en un segundo plano (vive en la Florida, EEUU, hasta 1948). En 1952 encabeza un nuevo golpe de estado contra Prio Socarrés, Su dictadura crue! y sanguinaria, con apoyo de EEUU, dura siete afios, hasta que trunfa la revoluci6n. El 1/1/1959 huye a la Republica Domini. cana del dctador Trjilo y luego muere en la Espafia del dietadar F.Franco Tras la muerte de Mella y Martinez Villena, a orientacién det primer PC cubano —clasista, heroico y antiim- perialista radical— es abandonada. Siguiende a la Intemacional Comu- nista y al PG soviético en tiempos de ‘Stalin 1879-1953}, a partir de 1935 el PC cubano pasa a la poliica del “frente popular”, primero, y luego directamente a la ‘unidad nacional’. Se rebautiza como Partido Socialista Popular (PSP). En 41940 el PSP termina haciendo alianzas en nombre de esa supuesta “unidad nacional'— hasta con... ;Batistal. Ensa- yando un balance madure det comunis- mo cubano, Fidel plantea que ‘En Cuba Je correspandié a un partido marxsta- Ieninista [el PSP] estar aliado a un gobiemo sangriento, represivo y eomupto como el de Batista [J Esta contradicion Jlev6, lgicamente, @ que muchas jéve- res, gente con inclinacién revolucionaria y gente de izquierda, dejaran de mirar Con simpatias al partido mancista-eniniste cubano, Esa es la realidad histérica obje- tiva’ (discurso del 4/9/1995). 29 Prostitucién, mafia y juego Miami, una colonia “préspera” Para contrarrestar el ejemplo de la revolueién cubana de 1959, los circulos gobernantes de EEUU han puesto a Miami —tierra de inmigrantes latinoame- {EL capitaliano ex buentsino! ricanos— como ejemplo a imitar para tode el continente. A través de Hollywo- cultura? od y de fa maquinatia monopdlica de la (inJoomunicacién mundial, siguen pre- sentando hasta la actualidad 2 la Florida como la “utopfa” de una colonia rar nifas pare ; eee inmigrante prospera. Un sirviente sumiso y obediente que, habiendo olvidado su propia identidad y su propia cultura, asciende en términos dinerarios y mer- cantiles por haber aceptado al amo imperial imitando su american way of life. Castro leyé mucho pero no Ese barbudo de Castro me | entiende que Cuba estaria fhene harto. ¢Hasta cuando) mejor si fuera una colonia nos impedir& seguir ganando nortesmericana. Si aceptara dinero con nuestros servir a nuestros anos ganaria mucho dinero. jNo En tiempos de Batista, Cuba se transforma en un gigantesco casino. La mafia no tiene limites; vive su épaca de oro y gloria. Proliferan tos prostibulos y la degradacién cultural. A diferencia de las peliculas de Francis Ford Céppola (como ta trlogia “El Padrino’) la mafia de Cuba esta bien lejos de cualquier epopeya y cualquier cédiga de honor. Esa es la “Cuba dorada” que todavia hoy afioran los extremistas de derecha de Miami, 30 Miami y la Mafia La mafia, con su red de clanes, nace en las zonas rurales del sur de ltalia Algunos de sus integrantes emigran a EEUU en el siglo XIX y durante el siglo XX se articulan con circulos de poder norteamericano. Si en los '20 se dedi- can a las bebidas alcohdlicas durante su prohibicién, més tarde extenden su poder al juego, la prostituciin y las drogas. Un sector importante de la mafia norteamericana tenia en la Cuba neocolonial su base de operaciones. Inclu- 80, durante los.afios ‘50, construyen en La Habana grandes hoteles de Iujo. ‘Anie el triunfo de la revolucién en 1959 la mafia de Cuba, elle de su burgue- sla, emigra a Miami, All se amalgama y entremezcla con la extrema derecha 2 la emigracién cubana. Los mafiosos son "combatientes por Ja Libertad” debemos apoyarlos con dinero y armas Nosotros, los mafiosos, necesitanos @l capitalismo como los peces necesitan el agua para vivir. La mafia cubana de Miami no sdlo participa del asesinato del presidente John F. Kennedy (22/11/1963). También pretende asesinar innumerables veces a Fidel Castro. Como parte de esa politica de extrema derecha, apoya con agentes de inteligencia y dinero el terrorismo de estado en América Latina per- petrado por diversas dictaduras militares a través del tenebroso Plan Céndor. ‘Ademas manipula elecciones internas en EEUU y perpetra fraudes escanda- losos como el que ubicd a George W. Bush en la presidencia, de manera ile- gal y contra fa voluntad mayoritaria det pueblo estadounidense, 32 Las protestas juveniles Para enfrentar el golpe de Batista de 1952 que fortalece el poder de la mafia, los estudiantes y la juventud vuelven a las calles. Una de las primeras mani- festaciones deposita “el cadaver" de la constitucién, pisoteada por los milita- res, ante el busto de Marti. Otra se produce el 28/1/1953 cuando la muttitud {fila “Revolucién’. Ese aiio se conmemora el centenario del nacimiento de Marti. Fidel Castro edita clandestinamente el periédico E! Acusador. Refirién- dose al Partido Ortodoxo, alli escribe: “A un partido revolucionario debe corresponder una diigencia revolucionaria, joven y de origen popular, que sal- ve a Cubs’. Con la ayuda de la Federacién de Estudiantes Universitarios (FEU) Fidel inicia el entrenamiento clandestine de 1.500 jévenes —en 150 células de combale —, como aparato revolucionario del chibasismo, Los mejores participardn luego del asato al cuartel Moncada. Los j6venes que en 1953 asaltan el cuartel Moncada marcan una inflexién en el pensamiento y la politica latinoamericana del siglo XX. Con ese gesto —que 1 perseguia un tiunfo facil sin masas, sino movilizar a la opinion patlica, deslegitimar los pactos ean la dictadura, golpear al enemigo, conseguir armas € inicar junto al pueblo el proceso revolucionario— sefialan a la lucha arma- da como camino estratégico. No se lanzan a la insurgencia a partir de una ira- ional bisqueda de adrenalina. Por el contrario, comienzan con una canfron- tacidn politica que se prolonga en una lucha politico-miitar. Entre el golpe de Batista del 10/3/1952 y el ataque al cuartel Moncada del 26/7/1953 transcure un ao y cuatro meses de intenso aprendizaje politic. 33 El liderazgo de Fidel y los jévenes del Moncada Antes de partir hacia Santiago de Cuba, estos jévenes se vienen reuniendo en el depariamento que comparten Haydeé Santamaria y su hermano Abel San- tamaria, ambos compajieros de Fidel Castro. Alli conspiran y hacen los pre- parativos. Menos de diez conocen de antemano que el objetivo es el Monca- da, En su mayoria los jévenes que asaltan el cuartel provienten de la izquierda del partido ortodoxo, aunque en proceso de vertiginosa radicalizacién politica, ‘Ademds de las hermanos Santamaria, estén José Luis Tasende de las Mufie- as, Pedro Miret, Renato Guitart Rosell y Ral Gémez Garcia (lodos ellos caen en el alaque}; Jess Montané, Ramiro Valdés, José Sudrez, Radi Cas- tro, Oscar Alcalde, Pedro Marrere, Gustavo Arcos, José Ponce, Abelardo Crespo, Fideo Labrador y Femando Chenard, entre muchos otros. En su madurez Fidel Castro recuerda que si en 1948 —en liempos del bogo- tazo— tenia una conciencia antiimperialista; en 1953 —afio del ataque al Moncada— ya posefa fuertes convicciones basadas en las ideas de Marx y de Lenin, Segin su balance maduro, Fidel reconace que “se puede decir que tar- 46 seis afios en adguirir una conciencia revolucionaria y en elaborer una estrategia revolucionaria”. Hess AGSTADS [AS WAS BiFiCAS. (oATRA LAS DictapwRas, MLrTARES No (ABE ST@A ofcisy Qué W wah ARMDA. El asalto al Cuartel Moncada En forma clandesti- i xn = : na 122 jévenes —los mejores del entrenamiento irmpartide por Fidet—Negan en varios grupos a Santiago de Cuba (entre los comba- tientes participan dos mujeres: Haydeé Santamaria Cuadrado (1922- 1980] y Melba Hernandez Rodri- quez det Rey [1921-), E! ataque Se inicia a las 6.15 AM de! 26/7/1953, Intentan copar la fortaleza militar mas Importante de Santiago de Cuba, la segunda del pais, para reunir al pueblo y-convocar a la huelga general contra la dictadura. Se dividen Ia tarea. Abel Santamaria encabeza a 21 combatientes que intentan tomar por asalto el hospital civil y Rail Castro {1931-}, con otros 10, se propone asaltar el pala~ cio de Justicia. Ambos se encuentran pegados al cuartel Moncada, alacado or Fidel con 95 hombres, El ataque se frustra al falar el factor sorpresa. Los muertos son 53, segtin algunos diarios; mas de 80, segun otros, inclue yendo los del Mancada los del cuartel de Bayamo. Tras un cuarto de siglo de hegemonia continental stalinista —donde predomi- naban la coneepcién de la revolucién por etapas, la separacion entre antiim- Perialsmo y socialismo y hasta la ilusién del supuesto “trénsito pacifico al socialismo’—, el asalta al cuartel Moncada inicia en toda América una ofensi- va popular sin precedentes. Se modifica el mapa politico y cambia la corrala- ion de fuerzas con el enemiga de los pueblos. A partir de esa ofensiva, se retoman las tradiciones heroicas del primer marxismo latinoamericano de los altos 20, El Moncada contribuye al florecimianto revolucianario que vive Amé- fica Latina durante la década del ‘60. 35 Las torturas y los asesinatos EI Che Guevara sobre el Moncada En el repliegue del frustrado ataque al Moncada muchas jovenes son captu- rados, torturadas y asesinados. El cuartel se convierte en una fabrica de tor- tura y muerte. La desproporcién de muertos entre defensores y atacantes evi- dencian una masacre brutal: una practica habitual en las dictaduras latinoamericanas en las que jamés se respeta la vide ni los derechos del pri- sionero capturado, Las dos mujeres combatientes salvan su vida —aunque se Jas quema con cigarillos en los brazos— al ser fotografiadas. ‘Abel Santamaria Cuadrado [1927-1953] acompaja a Fidel en sus campafias politicas. Jesds Montané Oropesa [1923-1998}, otro moncadista, los habia presentado el 16/8/1952, En el ataque Abel, segundo de Fidel, cae prisionero. Minutas antes, Abel les dice a sus compafieros: “Salve las dos mujeres, todos Seremos asesinadas. Comprendamos que cada gesto nuestro seré un acto de cardcler histrico. Yo quisiera seguir viviendo pero el destino me obfiga a morit por Cuba. Sepamos todos estar a la aftura de nuestra misién, caigamos con la conciencia de que asi le estamos siendo ities a ta historia’ Indefenso y desarmado, es toturado. El sargento Eulalio Gonzalez le arran- Muchos aftos después de triunfar fa revolu- én cubana, combatiendo en Bolivia por ia libertad de toda América, el 26/2/1967 ef Che Guevara esorite en su Diario un apretado pero profundo andlisis de lo que significé el asalto al cuartel Moncada para los pueblos de todo el continente El asalto al cuartel jBrillante idea le a los ojos y, como a sus Moncada no tortura! Los jueces compafieros, le tritura los constituye sdlo un nos apoyan. La prensa testicules y lo asesina. Al hecho politico. | llegar a la carcel de Al mismo tiempo, mujeres de Guanajay, su como apunta el hermana Haydée Santa- Che Guevara en su maria le escrbe a sus Diario de Botivia, padres: "Mama, abi tienes tiene consecuencias a Abel, ¢]No te das cuenta Mamé?, Abel letricas. De hecho no nos faltaré jamas. Mamé, piensa ‘que Cuba exista y Fidel esté vivo para hacer fa Cuba que Abel que- ‘ia. Mamé, piensa que Fidel tam- bién te quiere, y que para Abel, Cuba y Fidel eran la misma 08a, y Fidel te necesita mucho, ‘No permitas @ ninguna madre te Rable maf de Fidel, pion- 3a que eso si Abel na te io perdonaria’ pone en discusién la pasividad de tas diversas oorientes de la izquierda tradicional que, en nombre de “Ia falta de condiciones objetivas’, han terminado siempre adaptindose al crden establecido ‘aveptandolo como algo: fatal einmodificable, a La Guerra Fria en tiempos del ataque Cuando se produce el ataque al cuarte! Moncada el mundo esté en plena gue- 11a fria, Terminada la segunda guerra mundial con la victoria de los aliados sobre Alemania nazi, EEUU y la URSS se enfrentan defendiendo sus respec- tivas “reas de influencia’. En 1949 triunfa la revolucion china y en 1950 se produce la guerra de Corea que, por la intervencién yanqui, divide ese pais en dos. Estados Unidos ve amenazado su poder mundial, por lo cual sé “endu- rece” intemamenta, Son los afios dal mas feroz anticomunismo. El senador Joseph Raymond McCarthy [1908-1957] encabeza un clima de delacién per- ‘sonal, persecucién cultural y violacién de las libertades democraticas. BAY QUE KeSecTaR LAS p ithS vk Wife ON" Enla URSS el 5/3/1983 fallece Stalin, Se inicia un periodo de “deshielo” y de connivencia con el imperialismo norteamericano. Hacia tiempo que ya Stalin habia maderado {a politica exterior soviética. Por ejemplo, abandonando ta tradicién de Lenin, Stalin disuelve la Intemacional Comunista en 1943. En los afios ‘50 los soviéticos no apoyan ni alientan las rebeliones latincamericanas. ‘Mucho menos la lucha armada por cambios radicales. Sus corrientes politicas ‘en América Latina no ven con simpatia el asalte al cuarte! Moncada 38 La Izquierda Tradicional frente al Moncada En la década del '50, en tiempos del Moncada, las organizaciones de la izquierda tradicional siguen ta doctrna sovietica del “iansito pacifico al socia- lismo” (que coincide con el reparto de areas de influencia entre ta URSS y EEUU), Por entonces estas corrientes prosovidlicas sostienen que no hay condiciones para la lucha armada ni para el socialismo en América Latina. El asalto al cuartel Moncada y la revolucién cubana en su conjunto hacen aficos estas “dogmas revolucionarios", como los caracterizé el Che Guevara. En Cuba, el Partido Socialista Popular —prosoviétioo— condena el Moncada En una “Carta a los militantes" la comision ejecutiva del PSP denuncia el asal- to como una iniciava ‘putschista, aventurerista, desesperadla, caracteristce do una pequefio burguesia sin principios y comprometida con el gansterismo" {30/8/1953}. En su Carta Semanal del 20/10/1963, el PSP insiste con que ol ‘Moncada es "un putscf y “una aecin armada desesperada con categoria de ‘aventura’, Estas acciones “no canducen a otra cosa que al fracaso, al des- pprdicio de fuerzas, @ la muerte sin objetivos". En junio de 1957, seis meses ‘después del dasembarco del Granmma, la revista Fundamentos N°149 del PSP se empecina en condenar a Fidel: “es importante votver a afirmar|...] que hoy come ayer, rechaza- ‘mos y condenamos y seguiremos Hay que respetar el orden y etnies be a coexistencia pacifica, siblocon eroitt'y putschistas, como ineficaces, noaivos y Castro y sus anigos son — “antariosalnferes aventureros. 1a sociedad del pueblo! tiene leyes ineluctable ‘Sin olvidar esos Cuba no est prepareda hechos, en su para wna revolucién madurez Fidel Cas- tro —prvilegiando la unidad— ha sefialado con generosidad que: “A pesar de eso... en mijuventud yoreia libros de fa bibioleca del PSP. 39 El Juicio La primera vista del uicia oral es el 21/9/1959. Al ser juzgados en la denomi- nada ‘Causa 37", los jovenes atacantes explican el asalto y denuncian el ase- sinato y la tortura de sus compafieros. En su alegato, conocido como La histo- ‘ia me absolverd, Fidel Gastro sostiene: “Sdlo José Marti debe ser vinculado con fa accién pues es su autor intelectual" (alegato del 16/10/1953). Cuando-el fiscal muestra un libro de Lenin para inculpalo, Fidel responde: “Si, nosotros eemos a Lenin y quien no fea @ Lenin es un ignorante” (recuerdo de Fidel, dis- curso del 22/4/1970). Fidel Gastro y 28 combatientes mas, entre ellos su her- mano Rail y Juan Almeida, reciben condenas de hasta 15 aitos de prisin. Ge se: dui £6 & Rese LLuego del juicio, Fidel va reconstruyendo en su celda su alegato oral paimo a palmo. Aislado y vigilado, reescribe de a poquito, hoja por hoja, el texto de la autodefensa, Utiiza hojas delgadisimas de papel de calcar (también llamadas de papel cebolla) que los familiares de sus compafieros presos van sacando clandestinamente de la cércel en el fondo de cajtas de f6sforos. Escribe con letra casi microscépica y con jugo de limén; la escritura sélo se vuelve visible cuando se calienta el papel. En esas dificiles condiciones, tomando @ José Marti como inspirador, nace La historia me absolvera, texto pragramatico y ppropagandistioa del futuro Movimiento 26 de julio (M 26/7). 40 La historia me absolvera Con La historia me absolveré Fidel se convierte, de acusado en acusador. Su discurse y su prosa se inseriben en una antigua tradicién del pensamien- to critica: la denuncia del poder y del statu quo, El gesto de Fidel recupera el ademén denuncialista del célebre Yo acuso de Emile Zola [1840-1902], pparadigma moderna del enfrentamiento del intelectual contra los poderes establecidos. Pero a diferencia de! intelectual francés que arremetié contra los militares y gobernantes de su época, el trabajo de Fidel no es sdlo una denuncia. Al mismo tempo, mientras critica los. crimenes y legitima el dere- ‘cho a la rebalién, va exponiendo todo el programa del Moncada (condensa- doen 5 futuras leyes revolucionarias), Baséndose en un andlisis socioldgico de la sociedad cubana, propone cambios radicales, sin hablar todavia de socialismo, En ese escrito de Fidel, sobre- sale su anélisis socioldgico de: {a categoria ‘pueblo’. Al anall- zarla, descompone sus diversas clases sociales. Su reflexién no es la fria descripcidn de un cen- 0 sino una concepcién dindi cade ‘pueblo en kucha’, por eso repite una y otra vez la expre- sién *si de lucha se trata’. En su Optica, el pueblo de Cuba esté conformado fen 11953] por: (a) 400.000 obreros industrales y bra- cars, (b} 500.000 obreros del campo, (c) 600.000 deserpleados, (4) 100.000 pequefios agricuto- 12s, (2) 30,000 maestros y profesores (f) 20.000 ‘equefios comerciantes abrumados por deu- das y (g) 10.000 profesionales jovenes. Fidel no incluye dentro del pueblo a la “purguesia nacional’ jeslo es funda- mentall. Asi marca sus distancias frente a las esquemas de la izquier- da tradicional y del nacionalismo populista, pues ambas comientes temminaban legitimando las alian- zas con esa burguesia nativa. Ustedes han hecho de Cuba una colonia |Condénenme, ho importa! A HISTORIA Me assoxvers! 4 La carcel de Fidel La salida de la carcel ‘Tras la sentendia, Fidel y sus comparieros son recluidos en el pabellén que Inmediatamente después de servia de hospital en la prisi6n de la isla de Pinos. elles tienen dinero ¥ salir Fidel Castro reorganiza sus Peder. Los apoya EEUU. fuerzas y funda él Movimiento Lacey tne aad 26 de julio (M 26/7). En 1955, Tnguabeanteble y nuestra |) antes de partir al exilio, dectara: voluntad indomable. “En 1956 seremos libres 0 sere- Bao nos hace mos mértres’. Todas las mira- das de la dictadura se posan sobre los insurtectos amristia- dos. Estos, para reorganizarse, necesitan salir de Cuba, Eligen México, Al, desde afuera de la isla, organizan un movimiento politico-militar para continuar su lucha. Su primer manifiesto se publica el 816/956, ‘a carcel es una escuela’ para los revolucionarios \los poderescs crean, ingenuanente, que unos simples barrotas pueden detener 1a voluntad de Cuando un pusble tisne principios Jy @8t& decidido,,, jNo lo para nadie! Trincher: ‘Aunque Fidel y sus compafieros 8¢ instalan en México, uno de los primeros paises que vista el joven politico cubano es Estados Unidos. Lo hace en actubre de 1955, All afta: “En Cuba esté Dos afios después, la dictadura necesita ganar consenso. ‘ecuriendo exactamente igual Ante las presiones populares que claman por la libertad de que en 1868 y 1895. Hay que Fidel y sus compaiieros, Batista decreta la amnistia para estos ‘estar ciego para no verio’ prisioneros. Los presos son excarcelados el 15/5/1955. (discurso del 10/10/1855). 42 4%