Está en la página 1de 4

2013-Año del Bicentenario de la

Asamblea General Constituyente de 1813

PROYECTO DE RESOLUCION
La Honorable Cámara de Diputados de la Nación
RESUELVE:
Dirigirse al Poder Ejecutivo de la Nación a efectos de solicitarle que, a través del
Ministerio de Defensa, informe acerca de la desaparición de veintiséis mil proyectiles
de calibre 9 mm del Batallón 603 San Lorenzo en Fray Luis Beltrán, provincia de Santa
Fe.

2013-Año del Bicentenario de la
Asamblea General Constituyente de 1813

FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
Según información trascendida en medios de prensa se produjo un faltante de
veintiséis mil proyectiles de calibre 9 mm en el Batallón 603 San Lorenzo en Fray Luis
Beltrán. Por esta razón, solicito al Ministerio de Defensa confirmar la veracidad de esta
información.
En la última década se desarrollaron varios hechos de hurtos de armamento
registrados en el Ejército como así también de desapariciones de material militar.
Para enumerar solo algunos, en 2003 se denunció la desaparición de armas militares
en Santa Fe. El faltante fue de cinco mil setecientos cartuchos de propulsión para
morteros de 81 milímetros.
En la causa intervino el juez federal número 4 de Rosario, Omar Digerónimo, por
denuncia del teniente coronel Jorge Guido, quien era responsable de la Fábrica Militar
de Fray Luis Beltrán, situada a escasa distancia del Batallón de Arsenales 603. El
militar, en declaraciones radiales –según consignó DyN en aquél entonces-, afirmó que
“los cartuchos no pueden ser destinados para nada, el único uso es el militar”, e
insistió en que "todos se deben quedar tranquilos porque no es que va a salir cualquier
individuo a utilizar esto en contra de la población".
Durante el año 2012 el entonces Jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal
Medina a través de un informe oficial que presentó en el Congreso, admitió que
durante los años 2010 y 2011 se robaron gran cantidad de fusiles, ametralladoras y
pistolas, además de municiones. La mayor cantidad de elementos robados salieron del
batallón 603, ubicado en Santa Fe.
El diario Clarín en su emisión del 15/07/2012 detalla que, entre el 2010 y el 2011, los
tipos de armas robadas al Ejército y a la Fuerza Aérea son: ametralladoras pesadas
Browning (6 unidades); fusiles de combate FAL 7,62 mm. (154); ametralladora MAG
(1); pistolas 9 mm. (22); metralletas Halcón 9 mm. (4) y una pistola ametralladora

2013-Año del Bicentenario de la
Asamblea General Constituyente de 1813

Ingrand (1). En tanto que faltaron 2.300 municiones, que abarcan proyectiles de 9 mm.
y de 7,62. Sin embargo, no hay datos oficiales de la Armada.
El informe de Abal Medina revela además que faltaron de los batallones de Arsenales
601 y 603 grandes cantidades de piezas de FAL con las cuales se puede armar fusiles.
Detalla que se sustrajeron 274 correderas, 282 cerrojos, 288 armazones, 512 cajones
de mecanismo y 45 cañones de repuesto. Luego de sufrir estas pérdidas, el Ejército
tomó una serie de medidas de mayor control como instalación de contenedores
cerrados, armado de una base de datos informática para los movimientos de los
repuestos, creación de un batallón de Arsenales Depósito destinado solo a custodiar
armas. Asimismo, la Fuerza Aérea inició un programa de inspecciones sorpresivas y
creó un sistema centralizado de todo su armamento, mientras que la Armada informó
que aumentó las inspecciones sobre sus armerías.
No obstante, hoy en día vemos con preocupación la información que ha trascendido
en medios de prensa sobre el faltante de veintiséis mil proyectiles de calibre 9 mm en
el Batallón 603 San Lorenzo en Fray Luis Beltrán, provincia de Santa Fe, e instamos a
que se aclare lo sucedido a los efectos de despejar dudas.
A raíz de esta situación, el Ministerio de Defensa ordenó la suspensión de dos oficiales
y cinco suboficiales encargados de la custodia del armamento, una investigación
administrativa del hecho, la pesquisa judicial y el traslado del arsenal para su
seguridad. El faltante de municiones fue denunciado a fines del año pasado por el
Ejército ante el Juzgado Federal N° 3 de Rosario, a cargo de Carlos Vera Barros, que
derivó la investigación al fiscal Mario Gambacorta. En la denuncia, el Ejército alegó
que advirtieron que faltaban veintiséis mil balas de calibre 9 mm después de hacer un
control de municiones acopiadas1.
A todos estos antecedentes debe agregarse la desaparición del misil TOW 2, que fue
denunciado ante el juez federal de La Plata Laureano Durán. El misil fue robado sin su
lanzador, por lo que resultaría inoperable. Por este hecho, un oficial y cuatro
suboficiales fueron suspendidos y están siendo investigados.
1

http://www.lanacion.com.ar/1769911-roban-26000-balas-9-mm-de-un-arsenal-del-ejercito#top

2013-Año del Bicentenario de la
Asamblea General Constituyente de 1813

A diferencia del misil, las veintiséis mil balas que faltaron del Batallón 603 pueden ser
utilizadas en cualquier pistola de calibre 9 mm. En la mayoría de los homicidios y
hechos de inseguridad que se cometen cada día se usan armas de ese calibre.
Por todo lo expuesto, solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto de
resolución.