PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

Pueblos indígenas y tribales

Pueblos indígenas y tribales
República Centroafricana
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 2010)
Seguimiento de la discusión de la Comisión de Aplicación de Normas
(Conferencia Internacional del Trabajo, 103.ª reunión, mayo-junio de 2014)
Artículo 3 del Convenio. Derechos humanos y libertades fundamentales de los pueblos indígenas. La Comisión
tomó nota de las cuestiones planteadas durante la discusión tripartita sobre la situación tan preocupante en la que se
encuentra el país, especialmente por la violencia de la que son objeto los miembros de los pueblos Aka y Mbororo,
protegidos por el Convenio, así como por el empeoramiento de las condiciones de inseguridad y de las tensiones entre
unas comunidades y otras. La Comisión toma nota de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó por
unanimidad, el 10 de abril de 2014, la resolución núm. 2149 (2014), por la que se crea la Misión Multidimensional
Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA). La Comisión expresa
nuevamente su profunda preocupación por los actos de violencia que han causado víctimas entre las comunidades
indígenas del país y provocado la huida de un elevado número de ganaderos, en particular, de miembros de la etnia
Mbororo, que se han tenido que exiliar hacia países limítrofes. La Comisión urge a todas las partes a que no recurran
a la violencia y que restablezcan el diálogo entre las diferentes comunidades. La Comisión invita a las autoridades
gubernamentales de transición a que redoblen sus esfuerzos para garantizar el pleno respeto de los derechos humanos
de los pueblos indígenas y, en particular, los de los niños y de las mujeres de las etnias Aka y Mbororo. La Comisión
espera que se restablezca la ley y el orden en el país e invita a las autoridades gubernamentales a aplicar plenamente el
Convenio. La Comisión manifiesta asimismo su deseo de que la OIT contribuya a la búsqueda de una solución
sostenible que otorgue toda la importancia que merecen las normas internacionales del trabajo.
La Comisión toma nota de la comunicación de fecha 1.º de septiembre de 2014, por la cual la Organización
Internacional de Empleadores (OIE) incluye a la República Centroafricana en sus observaciones sobre la aplicación del
Convenio. La Comisión invita al Gobierno a que presente los comentarios que juzgue oportuno respecto de las
observaciones de la OIE.
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.

Colombia
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 1991)
Protección de los pescadores raizales artesanales. La Comisión toma nota de las observaciones de la
Confederación General de Trabajo (CGT) recibidas el 10 de febrero y el 28 de marzo de 2014, en las que manifiesta
nuevamente su preocupación sobre la situación de la población raizal a raíz del desconocimiento de sus derechos
ancestrales tutelados por el Convenio. Asimismo, la Comisión toma nota de las respuestas del Gobierno recibidas en
septiembre y noviembre de 2014. La CGT indica que el Gobierno no garantizó el derecho a la consulta previa al pueblo
raizal del archipiélago de San Andrés, Santa Catalina y Providencia en el marco del proceso ante la Corte Internacional de
Justicia (CIJ) en relación con el conflicto territorial con Nicaragua. La CGT señala que la pesca es el segundo sector
económico de la isla después del turismo y recuerda que el área de pesca ya se había reducido luego de la fijación del
límite marítimo norte con Honduras, lo que tuvo un fuerte impacto social y económico para muchas familias raizales. En
este contexto, la CGT afirma que, desde noviembre de 2012, luego de la decisión de la CIJ respecto del límite marítimo
con Nicaragua, los pescadores raizales ya no pescan con la tranquilidad que lo habían hecho de manera ancestral. Los
pescadores raizales deben atravesar territorio marítimo nicaragüense lo que generaría dificultades y pago de multas. La
CGT estima que unas 100 familias raizales han quedado sin sustento que derivaba directamente de la pesca. Además, los
barcos pesqueros industriales vienen a pescar muy cerca de los cayos, que antes eran zonas de pesca exclusiva de los
pescadores raizales artesanales. La CGT pide que se reconozca al pueblo raizal sus derechos de acceso y de pesca sobre
los territorios ancestrales y se garantice el ejercicio de sus actividades de subsistencia. La Comisión observa que la CGT
continúa preocupada por los obstáculos que sufre la actividad pesquera tradicional de la comunidad raizal y la necesidad
de que se asegure a dicha comunidad la consulta y la participación en caso de que se adopten nuevas medidas para el
desarrollo regional que la afecte directamente.
El Gobierno indica en la memoria recibida en octubre de 2014 que mantiene un diálogo abierto, franco y
constructivo con las autoridades locales de San Andrés incluyendo a las comunidades raizales. El Gobierno recuerda que
la Corte Constitucional, respondiendo a una demanda de la comunidad raizal que alegaba la obligación de consultar la
delimitación marítima acordada mediante el tratado con Honduras (en el tratado bilateral suscripto, en San Andrés, el 2 de
agosto de 1986), determinó que no era indispensable la realización de consultas particulares y obligatorias a poblaciones

541

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

específicas aunque podría ser deseable que éstas se realicen (párrafo 19 de la sentencia C-1022 de 16 de diciembre de 1999).
El Gobierno indica que el diseño y desarrollo de la estrategia ante la CIJ fue objeto de estudio, reuniones y discusiones
con representantes de la población de San Andrés. El Gobierno declara que las aguas donde tradicionalmente han pescado
los pescadores artesanales de la comunidad raizal siguen perteneciendo a Colombia y los pescadores pueden continuar con
sus faenas tal como lo hacían antes de la sentencia de la CIJ de noviembre de 2012. En relación con el derecho de los
habitantes de San Andrés para acceder a los lugares tradicionales de pesca, el Gobierno aclara que las áreas de pesca se
encuentran precisamente alrededor de los cayos y dichas áreas no se vieron afectadas por la sentencia de la CIJ pues se
trata de mar territorial que se reconoció a favor de Colombia junto con la soberanía de las islas y de los siete cayos. El
Gobierno también informa de las medidas tomadas para apoyar a la pesca artesanal y a las otras actividades destinadas a
promover la actividad social, económica y cultural de San Andrés incluyendo una operación de crédito con el Banco
Interamericano de Desarrollo para fomentar entre otras cosas, el desarrollo urbano integral, el acceso al agua y
saneamiento, y la mera de la infraestructura costera.
Según indica el Gobierno en la memoria recibida en noviembre de 2014, los raizales ostentan el derecho
fundamental de consulta previa y se garantiza su derecho a participar en el análisis y la identificación de los impactos y la
formulación de las medidas relacionadas con los proyectos, las obras o las actividades que afecten directamente su
desarrollo económico, social y cultural. El Gobierno sostiene que se integraron a los representantes de las asociaciones de
pescadores de San Andrés para ejecutar un plan de apoyo a la pesca artesanal; la comunidad raizal se encuentra cubierta
por el sistema de protección social, participa en las reuniones de los servicios de salud y coopera con los servicios de
educación. Además, el Gobierno indica que las comunidades isleñas participan en la Comisión de Vecindad de Jamaica.
La Comisión se remite a sus comentarios de 2013 y pide al Gobierno que presente ejemplos de las consultas llevadas a
cabo con los representantes de los pescadores raizales artesanales sobre las materias cubiertas por el Convenio y el
impacto que han tenido las medidas adoptadas, con la participación y cooperación de la comunidad raizal, destinadas a
mejorar sus condiciones de vida y de trabajo y del nivel de salud y educación (artículos 6 y 7, párrafo 2, del Convenio).
La Comisión recuerda al Gobierno que agregue en su memoria las informaciones pedidas en la observación y solicitud
directa formuladas en 2013. En este sentido, la Comisión espera que el Gobierno prepare sus respuestas a las
informaciones solicitadas en consulta con los interlocutores sociales y las organizaciones indígenas interesadas
(partes VII y VIII del formulario de memoria).
[Se invita al Gobierno a que responda de manera detallada a los presentes comentarios en 2015.]

Ecuador
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 1998)
La Comisión toma nota de la memoria del Gobierno que contiene informaciones y documentación detallada
relacionada con sus comentarios anteriores. La Comisión pide al Gobierno que al preparar su próxima memoria
consulte con los interlocutores sociales y las organizaciones indígenas sobre los temas evocados en los presentes
comentarios, agregando indicaciones sobre los resultados alcanzados por las medidas adoptadas para dar efecto al
Convenio (partes VII y VIII del formulario de memoria).
Artículo 6 del Convenio. Consulta prelegislativa. Medidas administrativas. La Comisión toma nota con interés
que, en su sentencia núm. 001-10-SIN-CC de 18 de marzo de 2010, la Corte Constitucional señaló que el artículo 6 del
Convenio constituye el marco genérico de regulación de consultas previas a realizarse con anterioridad a la adopción de
medidas legislativas o administrativas. Dicha sentencia facilitó la adopción por parte del Consejo de Administración
Legislativa de la Asamblea Nacional de un instructivo para la aplicación de la consulta prelegislativa que se encuentra
vigente desde el 27 de junio de 2012. La Comisión también toma nota con interés, que una comisión especializada de la
Asamblea Nacional dirige el proceso de consulta el cual comprende las fases de preparación; convocatoria pública;
información y realización; análisis de resultados y cierre de la consulta. Organizaciones indígenas a nivel local, regional y
nacional están llamadas a participar en el proceso de consulta. Además, el instructivo ha previsto la realización de
audiencias provinciales y una mesa de diálogo nacional conformada por representantes indígenas y representantes de la
Asamblea Nacional con el fin de arribar a consensos. La Comisión invita al Gobierno a presentar informaciones sobre
casos en que se hayan realizado consultas prelegislativas cuando se estudian medidas legislativas susceptibles de
afectar directamente a los pueblos indígenas. Sírvase también indicar de qué modo se consulta a los pueblos
interesados cuando se estudian medidas administrativas susceptibles de afectarles directamente.

Seguimiento de las recomendaciones del comité tripartito (reclamación
presentada en virtud del artículo 24 de la Constitución de la OIT)
Consulta previa hidrocarburífera. En relación con el artículo 15 del Convenio, la Comisión se había remitido a las
recomendaciones del comité tripartito que había subrayado la necesidad de establecer un mecanismo eficaz para la
consulta previa con los pueblos indígenas antes de empezar o autorizar cualquier programa de prospección o explotación
de los recursos existentes en sus tierras (párrafo 45 del documento GB.282/14/2, noviembre de 2001). Al respecto, la
Comisión toma nota con satisfacción de la adopción del reglamento para la ejecución de la consulta previa libre e

542

informada en los procesos de licitación y asignación de áreas y bloques hidrocarburíferos, que se encuentra vigente desde
el 2 de agosto de 2012. Dicho reglamento también ha previsto beneficios sociales para las comunidades ubicadas dentro
del área de influencia de los proyectos de explotación hidrocarburífera. La Comisión también toma nota con interés que la
Ley de Minería vigente desde 2009 ha incluido en su artículo 90 el deber del Estado de implementar un procedimiento de
consulta a los pueblos indígenas afectados por las concesiones mineras y que su artículo 93 establece que parte de las
regalías derivadas de la actividad minera serán destinadas a proyectos de desarrollo local en las comunidades que se
encuentran en áreas de influencia. La Comisión invita al Gobierno a presentar informaciones sobre las consultas
hidrocarburíferas realizadas durante el período cubierto por la próxima memoria y la evolución de la situación en las
concesiones petroleras evocadas en los precedentes comentarios. Sírvase incluir indicaciones sobre la manera en que
se asegura la participación de las comunidades indígenas afectadas, incluso en los beneficios que reporten las
actividades hidrocarburíferas (artículo 15, párrafo 2).
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.

El Salvador
Convenio sobre poblaciones indígenas y tribuales,
1957 (núm. 107) (ratificación: 1958)
La Comisión toma nota de la memoria del Gobierno recibida en mayo de 2014. La Comisión toma nota con interés
de que, el 12 de junio de 2014, la Asamblea Legislativa decidió incorporar un inciso al artículo 63 de la Constitución que
ahora dispone: «El Salvador reconoce a los pueblos indígenas y adoptará políticas a fin de mantener y desarrollar su
identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores y espiritualidad.» La Constitución hace también referencia a las lenguas
autóctonas y a la riqueza artística, histórica y arqueológica como objetos de protección por parte del Estado. En este
sentido, la Comisión también nota que el Ministerio de Trabajo y Previsión Social ha elaborado un documento de análisis
favorable a la ratificación del Convenio sobre pueblos indígenas y tribales, 1989 (núm. 169). En una comunicación
transmitida a la Oficina en julio de 2014, el Gobierno solicitó que se faciliten los procesos de consulta para someter a la
Asamblea Legislativa la ratificación del Convenio núm. 169. La Comisión recuerda que el Consejo de Administración
invitó a los Estados parte en el Convenio núm. 107 a que examinen la posibilidad de ratificar el Convenio núm. 169,
ratificación que implicaría, ipso jure, la denuncia inmediata del Convenio núm. 107 (documento GB.270/LILS/3 (Rev. 1),
noviembre de 1997). La Comisión invita al Gobierno a continuar informando sobre las consultas celebradas y los
progresos realizados para ratificar el Convenio núm. 169.
Artículo 5 del Convenio. Colaboración y participación. El Gobierno se refiere en su memoria a las dos
ordenanzas adoptadas en octubre de 2010 y abril de 2012, en los municipios de Nahuizalco e Izalco (departamento de
Sonsonate) para promover el desarrollo integral y el ejercicio de los derechos civiles y políticos de las comunidades
indígenas. La Comisión toma nota de que en ambas ordenanzas municipales se prevé que toda actividad, programa,
empresa o proyecto que esté relacionado con la tierra, el territorio, los recursos naturales y el medio ambiente de las
comunidades indígenas, o cualquier acción que afecte los intereses legítimos de las comunidades indígenas, debe ser
previamente consultado a éstas, a través de sus representantes constituidos de acuerdo a su formas propias de
organización. El Gobierno añade que están siendo objeto de discusión otras dos ordenanzas en los municipios de
Panchimalco (departamento de San Salvador) y Cacaopera (departamento de Morazán), y que se han celebrado reuniones
de promoción de una ordenanza en los municipios de Cuisnahuat y de Santa Catarina Masahuat (departamento de
Sonsonate). La Comisión pide al Gobierno que continúe informando sobre las medidas tomadas, a nivel nacional y
municipal, destinadas a asociar eficazmente a las poblaciones indígenas para el pleno desarrollo de sus iniciativas.
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.

Fiji
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 1998)
La Comisión toma nota de la memoria del Gobierno que contiene información en respuesta a las cuestiones
planteadas en la solicitud directa de 2013. La Comisión también toma nota de la comunicación de fecha 1.º de septiembre
de 2014 de la Organización Internacional de Empleadores (OIE) y de las observaciones de la Asociación de Docentes de
Fiji (FTA) recibidas en octubre de 2014. La Comisión pide al Gobierno que presente los comentarios que juzgue
oportuno en relación con las observaciones de la OIE y de la FTA y que consulte con los interlocutores sociales y las
organizaciones indígenas al preparar su próxima memoria. En vista de las reformas a las normas e instituciones
relativas a los pueblos indígenas introducidas desde 2007, la Comisión pide al Gobierno que proporcione
informaciones sobre las leyes y reglamentos actualmente y en vigor que dan efecto a las disposiciones del Convenio.
Artículo 6 del Convenio. Consulta. En sus comentarios anteriores, la Comisión tomó nota de las preocupaciones
planteadas por el Consejo de Sindicatos de las Islas Fiji (FICTU) relativas a la adopción de las políticas y la legislación
que afecta a los pueblos indígenas sin que se realicen consultas adecuadas a los pueblos interesados. El Gobierno indica en

543

Pueblos indígenas y tribales

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

su memoria que el Consejo de Fideicomiso de Tierras iTaukei (TLTB) realizó peticiones al Comité de revisión
constitucional y al Gobierno en nombre de los propietarios de tierras en relación con cuestiones que afectan a los pueblos
indígenas. La Comisión pide al Gobierno que facilite informaciones más precisas sobre la manera en que se consulta a
todos los pueblos indígenas, a través de sus instituciones representativas, cuando se prevean medidas legislativas o
administrativas susceptibles de afectarles directamente.
Artículo 7. Participación. Desarrollo. El Gobierno indica que el TLTB estableció en el 2008 la Unidad de
Asuntos Relativos a los Propietarios de Tierras (LAU) encargada de facilitar la participación de los propietarios de tierras
en actividades empresariales y en el desarrollo económico nacional, así como de proporcionar asesoramiento sobre
cuestiones relacionadas con las tierras iTaukei. La LAU también ofrece formación en emprendedurismo, formación
financiera básica y programas de enseñanza en cuestiones económicas y sociales. La Comisión pide al Gobierno que
facilite ejemplos de instancias en las cuales todos los pueblos indígenas han participado en la formulación, ejecución y
evaluación de los planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles directamente.
Artículo 15. Recursos naturales. La Comisión toma nota de que, de conformidad con el artículo 30 de la
Constitución de 2013, los propietarios de tierras tienen derecho a recibir una participación justa de las regalías resultantes
de la extracción de los recursos del subsuelo perteneciente a sus tierras. La Comisión también toma nota de que el
preámbulo de la Constitución reconoce a los iTaukei y a los rotumanos como pueblos indígenas y también reconoce su
derecho a la propiedad sobre sus tierras. El Gobierno indica que el TLTB está encargado de la administración de las tierras
y fondos iTaukei. El Gobierno añade que las consultas con los propietarios de tierras se realizan a través del TLTB. La
Comisión pide al Gobierno que proporcione ejemplos de medidas adoptadas por el TLTB para garantizar que se
protejan los derechos de todos los pueblos indígenas a los recursos naturales existentes en sus tierras. Sírvase también
indicar cuáles son los procedimientos establecidos para garantizar la participación de todas las comunidades indígenas
en los beneficios derivados de la explotación de los recursos del subsuelo existentes en sus tierras. Sírvase precisar si
dichas medidas y procedimientos incluyen a los rotumanos y a todos los otros grupos que abarca el Convenio.
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud enviada directamente al Gobierno.
[Se invita al Gobierno a que responda de manera detalla a los presentes comentarios en 2016.]

Guatemala
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 1996)
La Comisión toma nota de la memoria del Gobierno recibida en agosto de 2014 y que incluye observaciones del
Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF). Además, la Comisión
toma nota de la comunicación de septiembre de 2014, de la Organización Internacional de Empleadores (OIE) que incluyó
a Guatemala en sus observaciones sobre la aplicación del Convenio. Igualmente, la Comisión toma nota de las
observaciones de la Unión Sindical de Trabajadores de Guatemala (UNSITRAGUA), de fecha 28 de agosto de 2014, del
Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco (MSICG), de fecha 29 de agosto de 2014, y de la
Confederación Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG), de fecha 1.º de septiembre de 2014. La Comisión
pide al Gobierno que comunique sus comentarios al respecto.
Artículo 3 del Convenio. Derechos humanos. En el informe alternativo preparado por el Consejo de
Organizaciones Mayas de Guatemala (COMG), transmitido en diciembre de 2012 por la Confederación Central de
Trabajadores del Campo y la Ciudad (CCTCC), se habían evocado los sucesos del 4 de octubre de 2012 en una protesta
social que había tenido lugar en Totonicapán donde resultaron muertos ocho indígenas y 35 heridos. El Gobierno presenta
informaciones detalladas de la Fiscalía Distrital de Totonicapán y del Ministerio Público identificando las personas que se
encuentran procesadas y acusadas de los delitos cometidos durante los sucesos. Teniendo en cuenta la preocupación
expresada por las organizaciones indígenas y la gravedad de los sucesos, la Comisión pide al Gobierno que indique las
medidas adoptadas para evitar que la fuerza o la coerción sea utilizada en violación de los derechos humanos y las
libertades fundamentales de los pueblos indígenas. Sírvase incluir indicaciones actualizadas sobre la causa abierta en
relación con los sucesos en Totonicapán y las decisiones dictadas en relación con las personas procesadas en dicha
causa.
Artículos 6 y 7. Mecanismo apropiado de consulta y participación. En relación con los comentarios anteriores, el
Gobierno informa sobre los intercambios entre representantes de las autoridades indígenas de algunos municipios del
departamento de El Quiché y las otras reuniones de consulta celebradas durante 2014. El Gobierno indica que, como
resultado de dichos intercambios y consultas, se redactó un borrador de documento de protocolo para la aplicación del
derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa. Dicho documento se presentó a la Comisión Tripartita de Asuntos
Internacionales, el 8 de mayo de 2014, para que los interlocutores sociales formulen sus comentarios al respecto. La
Comisión toma nota de que, en agosto de 2014, el Gobierno no había aún recibido los comentarios de los interlocutores
sociales. Además, la Comisión toma nota de las indicaciones transmitidas por la Corte de Constitucionalidad en la
memoria del Gobierno en relación con el reconocimiento del derecho de consulta de los pueblos indígenas. La Corte de
Constitucionalidad explica el alcance de sus decisiones sobre las consultas e indica que en ciertos casos el resultado de

544

dichas consultas puede que no sea vinculante. La Comisión toma nota de que lo que la Corte de Constitucionalidad ha
resuelto es de obligado cumplimiento para el poder público y los órganos del Estado. La Comisión espera que se
desarrolle en el país un diálogo constructivo para establecer un mecanismo apropiado de consulta y participación. La
Comisión pide al Gobierno que continúe informando sobre los resultados alcanzados, con la participación de las
entidades representativas de los pueblos indígenas, para regular la consulta previa por medios idóneos.
Artículos 6, 7 y 15. Consulta. Recursos naturales. Proyecto de construcción de una planta de cemento en el
municipio de San Juan Sacatepéquez (departamento de Guatemala). En relación con los comentarios que la Comisión
formula desde 2008, el Gobierno recuerda que la Corte de Constitucionalidad, en el expediente núm. 3878-2007, en la
sentencia de fecha 21 de diciembre de 2009, ordenó realizar las consultas requeridas por el Convenio en relación con los
temas que afectaban la construcción de una planta de cemento por parte de la firma Cementos Progreso. En este sentido, la
Comisión toma nota de las detalladas informaciones agregadas a la memoria por el CACIF en relación con dicho
proyecto. La Comisión aprecia que el CACIF haya presentado una documentación detallada sobre el diálogo, que tuvo
lugar en junio de 2014, entre los representantes de las Doce Comunidades de San Juan Sacatepéquez y el Presidente de la
República, acompañado por otras autoridades nacionales. La agenda del diálogo convenida en dicha oportunidad incluye
la construcción de una carretera vinculada con la planta de cemento, la instalación de una brigada militar en la localidad y
la preocupación relativa a la criminalización de los integrantes de las comunidades que reclaman contra el proyecto de
construcción de la planta de cemento. La Comisión toma nota de la documentación agregada por la empresa Cementos
Progreso sobre el diálogo estructurado a nivel municipal para facilitar las negociaciones a nivel local y comunitario. La
Comisión toma nota de las informaciones del grupo empresarial para realizar proyectos de inversión social y la
documentación técnica sobre el monitoreo del aire, del ruido y de la captación de agua en la zona afectada por el proyecto
de la planta de cemento. La empresa se dice consciente de la divergencia de opiniones al respecto del proyecto y garantiza
que el proceso de construcción se llevará a cabo cumpliendo las leyes y con altos estándares de producción, pero sobre
todo con respeto de las prioridades, los intereses y los bienes de sus vecinos. En estas circunstancias, la Comisión reitera
los pedidos formulados en sus comentarios anteriores respecto de que las soluciones propuestas para que una fábrica
de cemento se establezca en la zona tengan en cuenta los intereses y prioridades de las comunidades mayas kaqchikeles
afectadas, y que no haya efectos nocivos para la salud, la cultura y los bienes de dichas comunidades. La Comisión
reitera su pedido a todas las partes concernidas de evitar toda actitud de intimidación y violencia contra quienes no
compartan sus puntos de vista respecto del proyecto. La Comisión invita al Gobierno a presentar en su próxima
memoria informaciones sobre el avance de las negociaciones de buena fe y conformes al Convenio en relación con el
proyecto de planta de cemento.
Concesiones mineras y proyectos hidroeléctricos. La Comisión toma nota de un documento focalizado en los
pueblos y territorios mayas Ixil, K’iché, Q’eqch’ y Uspanteco en el departamento de El Quiché, elaborado por la
Asociación Tejedores de Vida, transmitido por UNSITRAGUA. La Comisión toma nota de la preocupación expresada por
el MISCG y la UNSITRAGUA por la conflictividad social que provoca la imposición de proyectos hidroeléctricos y
mineros sin la obligada y previa consulta de las comunidades indígenas afectadas. Además, la Comisión toma nota de la
sentencia de la Corte de Constitucionalidad, dictada en el expediente núm. 4419-2011, de fecha 5 de febrero de 2011,
donde se analiza, entre otros asuntos, la ausencia de consulta en el procedimiento de autorización de operaciones de la
industria hidroeléctrica. En los comentarios que formula desde hace varios años, la Comisión solicitó al Gobierno que
presente informaciones actualizadas sobre las consultas y la participación en los beneficios para las comunidades
indígenas que reportan las actividades de explotación de los recursos de la mina Marlín en San Miguel Ixtahuacán
(departamento de San Marcos) y la explotación del níquel y de otros minerales en el territorio del pueblo Q’eqchi, en el
municipio de El Estor (departamento de Izábal, véase también el documento GB.299/6/1, noviembre de 2007). La
Comisión comprueba que la memoria del Gobierno no contiene informaciones al respecto. La Comisión se remite a sus
comentarios anteriores, y urge al Gobierno a que incluya informaciones actualizadas sobre las consultas con las
comunidades indígenas afectadas y la participación en los beneficios que reportan las actividades de explotación de los
recursos de las minas Marlin y El Estor. La Comisión reitera su interés por conocer las medidas efectivamente
adoptadas para alinear la Ley de Minería y otra legislación pertinente, en particular la Ley General de Electricidad,
con los requerimientos de la consulta previa y la participación en los beneficios que establece el Convenio.
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.
[Se invita al Gobierno a que responda de manera detallada a los presentes comentarios en 2016.]

Noruega
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 1990)
La Comisión toma nota de la memoria del Gobierno recibida en septiembre de 2013 y de la comunicación del
Parlamento noruego sami recibida en enero de 2014. La Comisión recuerda que, según la voluntad expresada por el
Gobierno tras la ratificación, el Parlamento sami desempeña una función directa en el diálogo sobre el control de la
aplicación del Convenio.

545

Pueblos indígenas y tribales

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

Artículos 6 y 7 del Convenio. Consultas y participación. El Gobierno recuerda que el derecho de los pueblos
indígenas a participar en los procesos de toma de decisiones se formalizó en mayo de 2005 con el establecimiento de los
procedimientos de consulta entre las autoridades estatales y el Parlamento sami (PCSSP). Como resultado de este acuerdo,
cada año tienen lugar entre un 30 y un 40 por ciento de consultas formales. El Gobierno señala que las consultas deben
llevarse a cabo de buena fe por ambas partes, y con el objetivo de lograr acuerdos. En su comunicación, el Parlamento
sami indica que los PCSSP han fortalecido la interacción y cooperación sobre cuestiones que puedan tener un impacto
directo sobre el pueblo sami. Tras el acuerdo (o acuerdo parcial) entre las partes se han modificado algunos textos o
reglamentos legislativos. El Parlamento sami también indica que cuando no se logra un acuerdo es porque el proceso
consultivo se ha caracterizado por una falta de comunicación y de participación del Parlamento sami. En esos casos, antes
de que las consultas se inicien, o mientras están en curso, las autoridades han tomado una decisión o adoptado
públicamente una posición. El Parlamento sami añade que en algunas ocasiones existen diferencias importantes en la
forma en la que se interpreta el artículo 6 del Convenio y también en la manera en que lo aplican diversos ministerios
gubernamentales. El Parlamento sami pide que el Gobierno tenga prácticas internas más claras en este ámbito. Asimismo,
el Parlamento sami indica que no existe ningún mecanismo que ayude a aclarar si en determinados casos el Parlamento
noruego (Storting) ha cumplido con la obligación de realizar consultas. Además, el Parlamento sami agrega que los
PCSSP no cubren los incentivos financieros o las medidas presupuestarias y considera que las iniciativas y los parámetros
financieros son de importancia fundamental y tienen un impacto directo sobre la comunidad sami. El Parlamento sami
considera que las reuniones en las que representantes del pueblo sami sólo pueden proporcionar al Ministro de Finanzas
información sobre cuestiones relacionadas con las necesidades presupuestarias de la sociedad sami, pero en las que no se
obtiene información acerca de las evaluaciones llevadas a cabo, las prioridades establecidas y las decisiones tomadas por
el Gobierno, no son consultas que cumplan con lo dispuesto en los artículos 6 y 7 del Convenio. La Comisión había
tomado nota de que en virtud de los PCSSP las autoridades estatales tienen que informar al Parlamento sami «lo antes
posible» en lo que respecta «al inicio de los asuntos pertinentes que afectan directamente al pueblo sami», e hizo hincapié
en que las consultas deberían iniciarse lo antes posible para garantizar a los pueblos indígenas una verdadera oportunidad
de influir en el proceso y el resultado finales. En su respuesta a la comunicación del Parlamento sami, el Gobierno indica
que el mecanismo de consulta garantiza que los responsables de la toma de decisiones conocen bien los puntos de vista del
Parlamento sami y, con arreglo al artículo 6, tratan de alcanzar un acuerdo sobre las medidas propuestas. El Gobierno
agrega que aún deben resolverse algunas dificultades en relación con la implementación práctica de los procedimientos de
consulta y que, en diálogo con el Parlamento sami, examinará cómo se pueden resolver esas dificultades. La Comisión
pide al Gobierno que prosiga con sus esfuerzos para abordar los retos identificados y a continuar transmitiendo
información que permita examinar la forma en que los procedimientos establecidos garantizan que las consultas con
los pueblos indígenas interesados y su participación en las decisiones que pueden afectarles directamente sean
efectivas, dando pleno efecto a los requerimientos del Convenio.
Seguimiento dado a los comentarios anteriores de la Comisión. Enmiendas a la Ley Finnmark. En respuesta a la
observación de 2009 de la Comisión, el Gobierno indica que el artículo 29 de la Ley Finnmark, de 2005, se modificó
en 2012. La enmienda entró en vigor el 1.º de enero de 2013 y ha llevado a la ampliación del mandato de la Comisión
Finnmark a fin de incluir la investigación de los derechos individuales o colectivos a los lugares de pesca a petición de
toda persona que tenga un interés legítimo en el esclarecimiento de estos derechos. La ampliación del mandato de la
comisión ha conducido a una ampliación paralela del mandato del Tribunal de las Tierras no Cultivadas de Finnmark. La
Comisión Finnmark publicó un primer informe en marzo de 2012 (las tierras Stjernøya y Seiland) y un segundo informe
en febrero de 2013 (las tierras Nesseby). La Comisión toma nota de que la característica común de los derechos que la
Comisión Finnmark reconoce a la población local y a los pastores de renos de las tierras Stjernøya y Seiland y las tierras
Nesseby es que se basan en la utilización a largo plazo. De esta forma, sus derechos sobre la tierra les protegen de la
expropiación y procedimientos similares, lo cual también implica ciertas restricciones sobre los derechos de propiedad de
la comunidad Finnmark. En marzo de 2013, se modificó el reglamento administrativo de la Comisión Finnmark y el
Tribunal de las Tierras no Cultivadas de Finnmark a través de un Real decreto para vincular los procedimientos de
nombramiento de los miembros del Tribunal con los que se utilizan para el nombramiento de los jueces de los tribunales
ordinarios. Antes de tomar la decisión final sobre los nuevos procedimientos de nombramiento de los miembros del
tribunal se consultó al Parlamento sami y se logró un acuerdo. El Parlamento sami indica que el consejo de la comunidad
Finnmark no ha adoptado ninguna decisión en relación con los cambios en la utilización de las tierras no cultivadas,
aunque las autoridades hayan otorgado permisos autorizando el apoderamiento de tierras en el condado de Finnmark. La
Comisión confía en que se adopten las medidas necesarias para garantizar que los procesos de identificación y
reconocimiento de los derechos al uso y propiedad en virtud de la Ley Finnmark estén de conformidad con el
artículo 14, párrafo 1, y con el artículo 8 del Convenio que establecen que al aplicar las leyes y reglamentos
relacionados deberán tomarse debidamente en consideración las costumbres o el derecho consuetudinario de los
pueblos indígenas interesados. Por consiguiente, la Comisión pide al Gobierno que presente informaciones sobre los
progresos realizados en lo que respecta a la identificación y al reconocimiento de los derechos existentes de los pueblos
indígenas del condado de Finnmark, incluida información sobre el trabajo de la Comisión Finnmark y del Tribunal de
las Tierras no Cultivadas de Finnmark. Sírvase asimismo incluir información sobre la aplicación de la Ley Finnmark
en lo que respecta a la gestión de la utilización de la tierra no cultivada en el condado de Finnmark y sobre la manera
en que los derechos e intereses del pueblo sami se tienen en cuenta en este proceso.

546

La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.

Paraguay
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 1993)
La Comisión toma nota de la memoria del Gobierno para el período que terminó en 2013 y de los ilustrativos
anexos, recibidos en enero de 2014; que incluyen un informe detallado del Instituto Paraguayo del Indígena (INDI).
Asimismo, la Comisión toma nota de la documentación del INDI que se entregó a la misión de asistencia técnica de la
Oficina en octubre de 2014.
Artículos 2 y 6 del Convenio. Acción coordinada y sistemática. Consulta previa. En relación con la
preocupación expresada por la Organización Internacional de Empleadores (OIE) en sus observaciones de agosto de 2013
sobre las repercusiones negativas para los negocios que puede tener la falta de cumplimiento de la obligación de consulta,
el Gobierno indica que el Plan Estratégico del INDI promueve la cooperación multidisciplinaria de varios sectores
gubernamentales. El INDI señala que se dispone de una publicación realizada con el apoyo de la Organización de las
Naciones Unidas en el país conteniendo las «orientaciones básicas para el trabajo del funcionariado público con los
pueblos indígenas», que constituye una herramienta de trabajo para mejorar la implementación de los planes y programas
dirigidos a los pueblos indígenas. El INDI también evoca en la memoria un proyecto de ley relativo al derecho de consulta
previa de los pueblos indígenas que la Defensoría del Pueblo presentó al Poder Legislativo, en abril de 2013. Además, la
Comisión toma nota de que, dando seguimiento a las discusiones en el Congreso Nacional sobre la necesidad de modificar
el Estatuto de las Comunidades Indígenas (ley núm. 904, de 1981), se había previsto una reunión informativa con la
participación de representantes de nucleaciones indígenas e indigenistas, y con representantes de los distintos sectores
gubernamentales interesados. En este sentido, la Comisión toma nota del pronunciamiento oficial de los pueblos
indígenas, reproducido en el informe del INDI, en el que reclaman el respeto a sus territorios y a los recursos naturales y
exigen políticas públicas que promuevan sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales. Los líderes indígenas
han manifestado que existen irregularidades que vulneran el derecho a la consulta y el consentimiento previo, libre e
informado reconocido por el Convenio núm. 169 y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los
Pueblos Indígenas. En este sentido, la Comisión toma nota de que, en agosto de 2014, los representantes indígenas
formalizaron ante el Congreso Nacional su disconformidad con el proyecto legislativo dado que consideraron que el
documento no había sido objeto de consultas y solicitaron su archivo por no haber sido socializado con las organizaciones
indígenas. La Comisión recuerda que el Convenio requiere que se asegure la participación eficaz de los pueblos indígenas
en las instituciones, tales como el INDI, que administran los programas que los afecten (artículos 2 y 33) y se establezcan
procedimientos apropiados sobre la consulta previa para la participación efectiva de los pueblos indígenas en las
decisiones susceptibles de afectarles directamente (artículos 6 y 7). La Comisión invita al Gobierno a responder a las
preocupaciones de las organizaciones indígenas sobre los proyectos legislativos relativos a la consulta previa y a la
modificación del Estatuto de las Comunidades Indígenas, y que asegure también que los pueblos indígenas sean
consultados en relación con los procesos legislativos correspondientes. Sírvase también incluir información sobre las
actividades del INDI en el marco de la resolución núm. 2039/2010 que estableció la obligación de solicitar la
intervención del INDI para todos los procesos de consultas con las comunidades indígenas.
Artículo 15. Recursos naturales. Explotaciones forestales. Intrusiones. La Comisión había solicitado que se
presenten informaciones sobre las medidas adoptadas para responder a la alegación de «la notoria depredación» que se
observaba en la gestión ambiental y manejo forestal en tierras asignadas a comunidades indígenas. La Comisión toma nota
de la respuesta del INDI a la preocupación expresada por la Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A) en
agosto de 2012 por las ocupaciones de tierras de comunidades indígenas por parte de campesinos sin tierra, quienes habían
extraído madera y deforestado bosques. El INDI se remite a la resolución núm. 080/013, de 21 de enero de 2013, por la
cual se ha creado un proyecto de utilización sostenible de los componentes de la diversidad biológica por las comunidades
indígenas. La Comisión pide nuevamente al Gobierno que describa las medidas tomadas por la Fiscalía del Medio
Ambiente, el INDI y otras entidades gubernamentales competentes para asegurar la protección de los derechos de los
pueblos indígenas a los recursos existentes en sus tierras, incluyendo sus derechos a participar y ser consultados en la
utilización, administración y conservación de dichos recursos. La Comisión también pide al Gobierno que presente
información sobre las medidas tomadas en relación con la ocupación de tierras de las comunidades indígenas por
parte de campesinos sin tierra.
Artículo 16, párrafo 4. Traslados. En relación con comentarios formulados desde hace muchos años, la Comisión
toma nota con interés que el INDI dictó la resolución núm. 023/013, de fecha 14 de enero de 2013, por la cual se reconoce
el daño sufrido por el pueblo mbaya guaraní de los departamentos de Itapúa, Caazapá y Misiones por la construcción de la
hidroeléctrica Yaciretá y recomendó que se haga lugar a la solicitud de reparación e indemnización que plantea la
comunidad indígena al Estado paraguayo. Además, la Comisión toma nota de que el INDI dictó la resolución
núm. 120/013, de fecha 5 de febrero de 2013, donde se reconoce la deuda histórica del Estado paraguayo con las
comunidades indígenas ava guaraní paranaenses, afectadas por la construcción de la hidroeléctrica de Itaipú y la
procedencia de los reclamos por daños y perjuicios. La Comisión invita al Gobierno a dar noticia detallada de las

547

Pueblos indígenas y tribales

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

medidas tomadas para reubicar e indemnizar a las comunidades mbaya guaraní y ava guaraní paranaenses afectadas
por la construcción y el embalse de la hidroeléctrica binacional Itaipú. Sírvase indicar los resultados de la
convocatoria efectuada a los organismos públicos, nacionales, binacionales y regionales para dar cumplimiento a las
mencionadas resoluciones del INDI y asegurar el cumplimiento efectivo del Convenio.
Artículo 32. Contactos y cooperación a través de las fronteras. Pueblos indígenas en aislamiento voluntario.
La Comisión toma nota de las indicaciones transmitidas por el INDI sobre la comunidad indígena ayoreo totobiesgosode,
ubicada en el centro del departamento de Alto Paraguay. La Comisión saluda las acciones iniciadas por la Dirección de
Derechos Étnicos del Ministerio Público para denunciar actos de deforestación en áreas donde se ha comprobado la
presencia de ayoreos totobiesgosode en aislamiento voluntario. La Comisión invita al Gobierno a comunicar el resultado
de las medidas adoptadas en el marco del «Protocolo de acción conjunta en casos de avistamientos o encuentros
sorpresivos con los indígenas sin contacto situados en la región occidental o Chaco». Sírvase indicar si se han
concertado acuerdos internacionales para facilitar los contactos y la cooperación entre los pueblos indígenas que
habitan a través de las fronteras.
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.
[Se invita al Gobierno a que responda de manera detallada a los presentes comentarios en 2016.]

República Bolivariana de Venezuela
Convenio sobre pueblos indígenas y tribales,
1989 (núm. 169) (ratificación: 2002)
La Comisión toma nota de la comunicación de la Organización Internacional de Empleadores (OIE) de fecha 1.º de
septiembre de 2014 y de la respuesta del Gobierno que se remite a las informaciones ya presentadas en la memoria
recibida en agosto de 2014.
Artículo 3 del Convenio. Derechos humanos. Observaciones de la Unión Nacional de Trabajadores (UNETE).
La Comisión toma nota de las observaciones de la UNETE y de la respuesta del Gobierno recibida en octubre de 2014. En
sus observaciones, la UNETE evocó el asesinato del dirigente del pueblo yukpa, el Sr. Sabino Romero, el 3 de marzo de
2013. La UNETE también evocó la situación laboral de los pueblos indígenas que habitan en la zona del Alto Caura (entre
los Estados de Bolívar y Apure). En su respuesta, el Gobierno indica que se han perseguido judicialmente a quienes
cometieron dicho crimen. Además, el Gobierno impulsa una nueva ley para penalizar atentados contra luchadores
campesinos. En relación con el Plan Caura, iniciado el 24 de abril de 2014, el Gobierno indica que su principal objetivo es
detener la minería ilegal en la zona, preservar su diversidad biológica y proteger a los pueblos indígenas que se encuentran
en el área. La Comisión pide al Gobierno que informe sobre el resultado de todos los procesos incoados en relación con
el asesinato del Sr. Sabino Romero. Sírvase también indicar si se han adoptado nuevas disposiciones para reforzar el
respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas y luchar contra la minería ilegal.
Derechos humanos. Denuncia de la Coordinación de Organizaciones Indígenas de Amazonas (COIAM). La
Alianza Sindical Independiente (ASI) en una comunicación recibida en agosto de 2013, se refirió a una masacre de
indígenas yanomami en el municipio de Alto Orinoco, estado Amazonas. La Comisión toma nota de que un equipo
técnico integrado por 28 funcionarios y designado por el Ministerio Público se movilizó por vía aérea, el 31 de agosto de
2012, para verificar la situación y condiciones de los pueblos indígenas en la selva amazónica. El Gobierno declara que
luego de haberse reunido con la comunidad de Momoy, otra comunidad de Irotathery y demás comunidades de la zona se
constató y comprobó que no ocurrió ninguno de los hechos denunciados por la COIAM. La Comisión invita al Gobierno
a seguir informando sobre las medidas adoptadas para asegurar que los derechos humanos de los pueblos indígenas
sean respetados y que, en caso de que se denuncien violaciones, se realicen las investigaciones correspondientes.
Artículos 6, 7, 15 y 16. Procedimientos apropiados de consulta y participación. La Comisión toma nota con
interés de la Ley de Bosques y Gestión Forestal, publicada en agosto de 2013, cuyos artículos 25 y 26 han previsto la consulta
previa con las comunidades indígenas interesadas. El Gobierno también recuerda los derechos reconocidos en materia de
consulta y participación en la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas. La Comisión invita al Gobierno a
presentar ejemplos de la manera en que se asegura la consulta y participación efectivas de los pueblos indígenas
interesados en las medidas y decisiones susceptibles de afectarles directamente.
Artículo 14. Representación indígena. Tierras demarcadas. En respuesta a los comentarios anteriores, el
Gobierno indica que en cada comunidad de los pueblos indígenas se eligieron a través de asambleas a sus voceros
principales y suplentes para integrar la comisión de demarcación de hábitat y tierras indígenas, constituyéndose
comisiones de demarcación tanto a nivel nacional como regional. La Comisión toma nota con interés de que la efectiva
representación y participación indígena se pone de manifiesto, según indica el Gobierno, al hacerse la primera
demarcación mediante una «auto-demarcación», es decir, una delimitación territorial elaborada por los propios pueblos
indígenas plasmando los recursos nemotécnicos de los mapas cognitivos, los cuales son luego certificados por el Instituto
Geográfico de Venezuela. La Comisión también toma con interés de que, entre 2009 y 2013, se han podido consolidar
47 títulos y, entre 2005 y 2013, se otorgaron un total de 87 títulos colectivos. La superficie total titulada representa
2 943 096,55 hectáreas y alrededor de 76 400 indígenas se encuentran en los territorios titulados. La Comisión invita al

548

Gobierno a continuar incluyendo informaciones actualizadas sobre los procesos de titulación y registro de tierras
efectuados por las comisiones de demarcación, las superficies tituladas y las comunidades beneficiadas en cada región.
Conflictos por tierras. La Comisión toma nota de las indicaciones presentadas sobre algunos conflictos que han
surgido de la evaluación de los informes técnicos para la demarcación de tierras. El Gobierno informa sobre la situación
en la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) «Hugo Chávez Frías» en relación con 30 comunidades indígenas de las cuales 12
pertenecen al pueblo kariña, en los estados Anzoátegui y Bolívar, que, siguiendo un procedimiento que duró hasta 2013,
recibieron un título de propiedad colectiva. La Comisión recuerda que en las observaciones de la Alianza Sindical
Independiente (ASI) y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de Amazonas (COIAM) recibidas en agosto de 2013
se había mencionado, como el caso más grave, el del pueblo Hoti del estado Amazonas que habría visto reducida la
superficie de su autodemarcación en un 42,2 por ciento en el informe técnico aprobado por la Comisión Regional de
Demarcación en agosto de 2012. La Comisión pide al Gobierno que responda a la preocupación planteada y que
continúe presentando indicaciones sobre la manera en que se han solucionado las reivindicaciones de tierras
formuladas por los pueblos interesados, dando ejemplos de los casos que se han resuelto de conformidad con el
Convenio.
La Comisión plantea otras cuestiones en una solicitud dirigida directamente al Gobierno.

Solicitudes directas
Además, se han enviado directamente a los siguientes Estados solicitudes relativas a ciertas cuestiones: el Convenio
núm. 64 (Burundi); el Convenio núm. 107 (Angola, República Dominicana, Egipto, El Salvador, Haití, Iraq, Malawi,
República Árabe Siria, Túnez); el Convenio núm. 169 (República Centroafricana, Dominica, Ecuador, Fiji, Guatemala,
Nepal, Noruega, Paraguay, República Bolivariana de Venezuela).

549

Pueblos indígenas y tribales

PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful