A2.

el comercio

sábado 31 de enero del 2015

Tema del Día
lucha contra la pobreza bajo la lupa

Juntos a diez años de su creación:
¿Se quedó en el asistencialismo?
El programa social que entrega S/.200 cada dos meses a personas pobres del país aún no logra articularse a planes productivos.
Si bien Juntos asegura la asistencia de los niños beneficiarios al colegio y centros de
salud, el egreso satisfactorio
del programa no está asegurado, más allá de pilotos aislados. Se suma al problema la
carencia de infraestructura
vial y servicios públicos
rocío la rosa vásquez

Periodista

Mientras se sigue discutiendo si
el Estado hace bien en entregar
un subsidio de 200 soles cada
dos meses a los peruanos que viven en extrema pobreza, el programa encargado de hacerlo,
Juntos, cumplió 10 años.
La pregunta es: ¿Cumplió su
meta de romper la transmisión
intergeneracional de pobreza?
O: ¿Puede garantizar que los
niños de los hogares beneficiados no crecerán como adultos
pobres?
Hay que recordar que Juntos
entrega el beneficio a estos hogares a cambio de que los niños
y adolescentes tengan DNI, terminen la secundaria y asistan a
controles en centros de salud.
Esto último también en el caso
de madres gestantes.
En un reciente informe de la
ONG Contribuyentes por Respeto se reconoce que Juntos ha
conseguido algunos logros, como que niños menores de 36
meses asistan al menos al 80%
de sus controles de salud. Sin
embargo, también se menciona
que “no existe ninguna generación de ‘graduados’ del programa”. Esto, en tanto no han logrado insertarse en actividades
productivas. Además, concluye
que no se han establecido indicadores para determinar que
una persona ya no requiera de
esta ayuda estatal.
“En Chile, a dos años del programa se entra a un período de
transición, pero cuando no se
tiene un período fijo los indicadores para graduarse son más
difíciles de establecer. El gobierno dijo que este año dará estos lineamientos”, afirma Fernando
Cáceres, su director ejecutivo.
Son indispensables entonces lo que Cáceres denomina
programas puentes, como Beca
18 o Mi Chacra Productiva. Pero
teniendo en cuenta que Juntos
tiene 1’788.636 beneficiarios,
“hay dificultad para concatenarlos a estos programas”. “Por
eso, definir el tiempo de permanencia en el programa es un reto
para el Ministerio de Desarrollo
e Inclusión Social”, explica.
Cáceres destaca experiencias con Mi Chacra Emprendedora en Ayacucho, pero alerta
que están a nivel de piloto y “son
iniciativas pequeñas en términos de impacto”.
Una familia no vive con S/.200
“No es tanto un programa asistencialista porque una familia
no vive con 200 soles. No se les
está dando una limosna , sino

un subsidio para mejorar el cuidado de sus hijos. Además, la
desnutrición ha disminuido en
el Perú gracias a Juntos. Y si uno
hace un balance, la mayoría de
beneficiarios merece estar allí”,
afirma Patricia Zárate, del Instituto de Estudios Peruanos y una
de las autoras de “Insumos para una estrategia de egreso del
programa Juntos”.
¿Es malo dar dinero a las personas pobres? “No, porque no
es para que se vayan a una fiesta. Existe la corresponsabilidad
de llevar a sus hijos al colegio. Al
principio pueden haber comprado cosas innecesarias, pero
qué hacemos todos con nuestro
primer sueldo. Más adelante dices voy a comprar útiles escolares, frutas, más carne”.
Zárate pide considerar que
el dinero que reciben los usuarios de Juntos ayuda a dinamizar la economía en sus zonas.
“Los días de pago se convierten
en días de feria donde se vende
ropa y alimentos”, cuenta.
Sobre si el subsidio debe ser
permanente, plantea que “nunca deja de ser necesario por las
condiciones en que viven estas
personas”, pero opina que debe
existir una manera “lo menos
traumática” para que puedan
ir saliendo del programa cuando las familias cuenten con una
fuente de ingreso más estable,
se ubiquen más cerca de las zonas urbanas o que los hijos hayan terminado la secundaria.
Una deficiencia que anota es
el reducido número de gestores
encargados del proceso, desde
el empadronamiento hasta la
verificación de la asistencia a la
escuela. “Lo que también haría
es monitorear si mejoró el rendimiento de los niños en la escuela, pero eso requiere más inversión”, indicó.
Quiénes integran juntos

Son usuarios los hogares
pobres integrados por
gestantes y menores hasta
que terminen secundaria
o cumplan 19 años.

Para Norma Correa, autora de “Pueblos indígenas y programas de transferencias condicionadas”, el desafío más
importante, pero que “paradójicamente” no depende de Juntos es asegurar qué pasará con
los beneficiarios una vez que
son colocados en la puerta de
salida. Y eso, entre otras cosas,
pasa por mejorar la calidad de
servicios públicos con los que se
relaciona el programa.
La antropóloga asegura que
no hay actitud pasiva de los beneficiarios porque saben que
Juntos es temporal. Sí anota que
tienen confusión sobre las causas para dejar el programa. “Se
cree que Juntos “castiga o excluye a las familias que logran
progresar a través de emprendimientos económicos”. Esto,
alerta, podría inhibir el inicio
de estas actividades por temor
a ya no ser considerado pobre.

entrevista

JUNTOS EN CIFRAS

Un subsidio con condiciones
El programa se creó en el 2005 durante el gobierno de Alejandro Toledo. Comenzó con 22.500 hogares y diez años después la cifra creció a
833.836. La condición para recibir el incentivo monetario es cumplir metas en educación y salud.

TRANSFERENCIA DE DINERO DEL PROGRAMA JUNTOS A SUS BENEFICIARIOS (2004-2014)

2014

1000

603,3

800

200
0

4,4
2005

107,9
2006

2007

2009

2010

2011

ALCANCE POR HOGARES

833.836

2005
22.500

2005

2014

ALCANCE POR MIEMBROS
OBJETIVOS

2014

(PERSONAS)

1’788.636

65.538

2005

2014

¿CÓMO ES EL COBRO DEL INCENTIVO MONETARIO?
Los usuarios de Juntos no siempre pueden gozar del subsidio de S/.200 en su integridad pues tienen que asumir, por ejemplo, el costo del transporte
para llegar hasta una ventanilla del Banco de la Nación.
COMUNIDAD

LUGAR DE PAGO

MODO DE PAGO

FRECUENCIA
DE COBRO

DISTANCIA DE
LA COMUNIDAD

GASTO EN
TRANSPORTE

¿EN QUÉ GASTAN EL
INCENTIVO?

Achoaga

Santa María de Nieva
(Amazonas)

Ventanilla y
Multired

2 meses

1,5 horas a pie

Ninguno

Alimentos y ropa
para niños

Ahuay

Lircay-Angaraes
(Huancavelica)

Ventanilla y
Multired

2 meses

1 hora en auto y
3 horas a pie

S/.10

Alimentos

Betania

Atalaya
(Ucayali)

Multired

4 meses

2,5 horas en bote

S/.20 (por
persona ida y
vuelta)

Abarrotes, ropa para
los niños, víveres para
bodegas propias y
útiles escolares.

Sarhua

Chuschi y
Huancasancos
(Ayacucho)

Transportadora
de caudales

2 meses

Para ambos: 4 horas
en transporte público
y 6 horas a pie

Entre S/.16 y
S/.18 por
persona

Ropa para los niños
y víveres

Fuente: Norma Correa Aste y Terry Roopnaraine. "Pueblos indígenas y programas de transferencias condicionadas".

¿Hay riesgo de uso político?
Según el informe de
la asociación Contribuyentes
por Respeto, Juntos ha conseguido que los beneficiarios reconozcan que el programa es
transversal a varios gobiernos.
Su continuidad política (no ha
cambiado de nombre desde
que se creó el 2005) ha ayudado
a protegerlo de la politización
y el uso clientelista, sobre todo
porque es el Sisfoh (Sistema de
Focalización de Hogares) el único filtro para acceder a él.

creó Juntos en el 2005 el número de afiliados se ha incrementado notoriamente.
Empezó en el último año de
gobierno de Alejandro Toledo
con 22.500 hogares afiliados y
en el gobierno de Alan García
creció hasta los 490.563.
Es a partir del 2012, en el
segundo año del gobierno de
Ollanta Humala, que se intensifica su expansión en el ámbito
nacional y pasa de 649.553 afiliados a 833.836 en el 2014.

Cada vez más afiliados
Cabe anotar que desde que se

Cuidado con los alcaldes
La investigadora Patricia Zára-

andina

El rol no es sacarlos
de la pobreza

¿

2008

COBERTURA POR DEPARTAMENTOS

Directora ejecutiva de Juntos

tos que les permitirán romper
el círculo de la pobreza.
— ¿Existe un tiempo de permanencia en el programa?
Un hogar permanece en el programa en tanto cumpla algunos criterios. Es decir, que tengan madres gestantes, niños o
jóvenes hasta los 19 años. Si el

782,5
2013

564,5

549,9

319,8

400

2012

500,7

482,6

600

Ana Alvarado Cueto

Es Juntos solo un programa asistencialista?
Categóricamente, no. El
programa forma capital
humano, busca que los niños y
jóvenes a los cuales asiste incorporen la salud y la educación
como derechos y que se comprenda que estos son elemen-

865

(En millones de soles)

La economista Ana Alvarado lleva en el cargo menos de un año.

joven termina la secundaria y
no hay otro miembro objetivo,
el hogar se desafilia. No hemos
medido si las familias dejaron
el programa porque ya no eran
pobres. El programa no puede

atribuirse el logro de haber sacado a alguien de la pobreza.
— Diversos estudios concluyen que Juntos no está bien
articulado a actividades productivas que garanticen a las
familias salir de la pobreza.
Juntos cumple un rol: promueve el acceso a la salud y a
la educación. Y luego intervienen otros programas para que
se logre mejorar los ingresos de
un hogar. Un brazo de Juntos
es Foncodes. Juntos se encarga
de formar capital humano que
permita a los usuarios insertarse en actividades emprendedoras o productivas.
— ¿No es objetivo de Juntos

El ABC del programa
Quiénes son BENEFICIARIOS

te, del Instituto de Estudios Peruanos, advierte el riesgo de uso
político en época electoral en las
localidades donde se desarrolla
Juntos.
“Los candidatos le dicen a la
gente que ellos han logrado incluirlos en el padrón de beneficiarios. Hay un uso político local
del programa”, señala.
Zárate también se pregunta qué pasaría si un gobierno
le quita Juntos a la población,
cuando el subsidio ya es percibido como un derecho. Seguramente nadie estaría dispuesto a
asumir ese costo político.

Los hogares que viven en situación de pobreza en zonas rurales y estén integrados por gestantes, niños, adolescentes y jóvenes
hasta que terminen la secundaria o cumplan 19 años (lo que ocurra primero).

que sus egresados se inserten
a una actividad productiva?

cada uno? ¿Es suficiente?
Es un problema. Tenemos entre
1.500 y 1.600 gestores. Cada
uno de ellos debe verificar más
de 1.300 hogares en 20 días.
Necesitaríamos más de 2.200.
— ¿No siente frustración cuando debe verificar que los niños
asistan a colegios sin carpetas
o a una posta sin medicinas?
Ciertamente todavía hay lugares donde se requiere invertir
significativamente en mejorar
las condiciones de las escuelas
y de los servicios en general. A
Juntos le toca alertar de estas
situaciones, que nadie quiere
que se den, pero el territorio es
tan amplio y complejo.

Juntos articula con programas como Foncodes, pero no
es nuestra competencia directa. Los ayudamos a identificar
posibilidades y facilitamos que
se dé. Juntos no ha sido creado
para desarrollar actividades
productivas con la población.
— ¿Qué limitaciones tienen
para desarrollar el programa?
El reto es llegar a sitios donde
nadie ha llegado e incorporar
las costumbres de las comunidades al programa. La propuesta es articularnos mejor.
— ¿Cuántos gestores tiene,
cuántos hogares monitorea

Los requisitos

Llevar a los menores de 0 a 5
años a controles de salud y nutrición.
Que las gestantes acudan a
controles de salud y nutrición.
Matricular a hijos entre 6 y 19
años en el colegio.
Que los miembros del hogar
obtengan DNI.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful