Está en la página 1de 32

BARUYERA

U N A T RO M BA L E S B I A N A F E M I N I STA

¿Las lesbianas somos mujeres?


Dinamitarlo todo Batman ha muerto

De charla con Liliana Felipe y Jesusa


Ninguna agresión sin respuesta

Abriendo la petaquita: mi biografía sexual


Corazón de chocotorta Estado proxeneta

pongo para estas fiestas?

No practico la maternidad Gorda


proletaria de la feminidad ¿Qué me
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

Fea Lipstick nevermore


Entre la raza y la pared
Cuéntame tu primera vez
página 1
número 6, año 2
Asi habló
Baruyustra:

BATMAN HA MUERTO
verano 2009
página 2
Baruyera, una tromba lesbiana
Marzano - Tirada: mil ejemplares - Registro de Marca en Trámite - Registro de Propiedad Intelectual Nº 602.126

1
feminista. Redacción, corrección y
diseño: Sonia Gonorazky, Amalia artículos y autorxs
Hidalgo, Charo
M á r q u e z
periodistas en
4
Ramos, Gabi editorial:
Díaz Villa, oaxaca ¿demasia-
Ve r ó n i c a
Marzano. 2 ¡hay una lesbiana en
mesa! y se le nota...
por gabi dv
la do jóvenes para
saber?

entrevista: Liliana Felipe


simone de beauvoir: del
cuerpo, la libertad y la
sexualidad 9 3 y Jesusa Rodríguez

lesbianas por el derecho


por alejandra ciriza

7 6
manual de sexo al aborto
Invi-
tadxs: gratuito por verónica marzano
Luciana lógicas desviadas por jesusa rodríguez
Sánchez,
Christian hoy: lipstick nevermore
ninguna agresión sin
Gruenberg,
Ay e l é n
Brunet,
Yu d e r k i s
por kimiko
22 respuesta: entre
la raza y la pared 15
Espinosa,
por luciana sánchez
Cero en Conducta, Puertas Abiertas al Sur, Zula, Ana
Mines, Adriana Carrasco, Alejandra Ciriza,
Cuadernos de Existencia Lesbiana. 18 vaciando la
petaquita: mi biogra- las políticas sociales del

16
Gráfica: fía sexual
To r t i n a , estado proxeneta
Cristina Coll y por sonia gonorazky por christian gruenberg
Ayelén Brunet educación religiosa
Correctora
invitada:
obligatoria en la
12 ¿las lesbianas somos
C a n e l a
C.O.C.A.
Gavrila
provincia de salta
14 mujeres? qué opina
la CEDAW
de norte a sur: lesbianas por verónica marzano
en santiago del estero
"borrador para un dic-
cionario de las amantes"
24 y el bolsón.
21 polaroid de locura
lésbica 6
por charo márquez ramos
homenaje a cuadernos

17
feminista

de existencia lesbiana tortina


lesbianaVerónica

Editoras responsables:
Sonia Gonorazky y Vero Marzano
20
por tortina

caospolitan aconseja:
- Directora:

tel: (54 1 1) 4 5 72 41 1 2 porteñas al borde: esta vez, cuentános tu primera vez


CADA AUTORX ES ADULTX, LÚCIDX Y
SUPUES-
cara a cara con el verano
por charo márquez ramos 12 22 por presunta extremista
una tromba

TAMEN-
T E
Sonia Gonorazky

CONS-
historias inauditas:
26
CIENTE
DE SUS
ACTOS.
NO ASU-
testimonios de mujeres
que decidieron elegir 13 cabecitas negras
por yuderkis
BARUYERA,

MIMOS espinosa
RESPON-
SABILI-
la lesbiana invisible
23
D A D
ALGUNA POR LAS corazón de
Propietaria:

por ayelén brunet +


20 chocotorta
DESOBEDIENCIAS
QUE SUS TRABAJOS contradicciones
página 3

INDUZCAN EN LXS sonia gonorazky por gabi dv +


de la existencia
LECTORXS DE BARUYERA.
contratapa lesbiana alyen
AGRADECEMOS A XMENOSY SU APOYO A BARUYERA por adriana carrasco
número 6, año 2
editorial

“… deliberadamente en el armario con respecto a alguien que es


personal, económica o institucionalmente importante…”1.
Por gabi dv
Le sostenés la mirada, le tocás la cintura al pasar, y así toda la noche; sabés
que quiere besarte, si estuvieran solas se besarían –solas, con amigas, en un
boliche, incluso en muchas calles, hoy en día, se besarían–. Pero no están
solas.

Le sostenés la mirada, se rozan los tobillos debajo de la mesa, se sonríen a


medias.

La dependencia suele ser muy opresiva para quienes, rebeldxs sin causa –
visible–, siguieron otras reglas –o ninguna–, para todxs aquellxs que están
fuera del closet de alguna manera –digamos así, muuuuuyyyyy generalizada-
mente–.

Siempre hay alguien a quien preferís mantener más o menos lejos, y sin opor-
tunidad de herirte, sin motivos y sin herramientas para herirte. Alguien de quien
temés su odio, su desamor, o las consecuencias de. (Da igual, claro, simbólico
o material, mismo de eficaz) Siempre hay alguien a quien sabés capaz de la
salvajada: una cara de asco, incluso decirlo en voz alta; una cara de estupor
preocupado, “¡¿delante de los chicos?!”.

La dependencia es aquella herramienta que tienen para herirnos. Cuando nues-


tras felicidades dependen de las felicidades de otrxs, de aquellxs a quienes
amamos…

Vení, pero sola. Vení, pero vestite bien. Vengan, pero no se besen.

Vení a escuchar el relato fantástico de tu mamá, explicando cómo tu “amiga”


quedó varada en otra ciudad, lejos de su familia, y por eso…

Vení a escuchar a tu papá explicar tu cuerpo: hace natación, hace tenis, el pelo
corto es más cómodo, es alérgica a la cera. Está deprimida, por eso no se
arregla.

Todxs queremos pasar las fiestas en paz, y la parodia de la familia feliz exige
que todos y todas estemos allí para comer pan dulce. Pero no todxs. Que no se
note que hay unx todx. Ni el tío ni la abuela quieren enterarse. Si estuvieran
solas se besarían -solas, con amigas, en un boliche, incluso en muchas calles,
hoy en día, se besarían-.

Parece que, a veces, la visibilidad se materializa en la ausencia.


1
Sedgwik, Eve. Epistemología del armario. Ed. de la Tempestad, Barcelona. 1998. (Pág. 92)

n a e n l a m e sa!
bi a
¡ h ay u na l e s
verano 2009
página 4

...
y s e l e n ota
primer festival interna- Los primeros días de diciembre, recibi-
mos inesperadamente la confirmación de
cional por la vida, la que podíamos encontrarnos con Liliana
Felipe para hacerle una breve entrevis-
salud y los derechos ta. Las condiciones no fueron demasia-
de las mujeres do buenas (nos citaron a última hora, un
día que «La Felipe» no había hecho otra
cosa que responder, desde temprano, las
mismas preguntas; al fin y al cabo los
espacios que no son esencialmente co-
merciales no son prioridad para lxs agen-
tes de prensa. LILIANA y Jesusa conver-
san con Sonia de revista Baruyera, Ana
de Flores Fucsias y Zula de Indymedia
antes del Festival.

SONIA: La primera pregunta tiene que


ver con relacionar las cuestiones de arte,
cuerpo y política. Ustedes el año pasado
(2007) participaron aquí en Buenos Ai-
res del evento Corpolíticas.

LILIANA: Sí, organizado por el Instituto


Hemisférico.

SONIA: Tal cual, y ahora están partici-


pando en el primer festival por la vida,
los derechos y la salud de las mujeres….
¿qué relación encuentran entre cuerpo y
política, entre arte y política, cómo se in-
miscuye ahí la cuestión del aborto
y…bueno, si tienen ganas a pesar del
cansancio, contarnos cómo creen que se
inmiscuye el lesbianismo, o la lesbian-
dad en todo esto?

LILIANA: Ah! El cuerpo….

JESUSA: El cuerpo es una mercancía y


no ha dejado de serlo. Mientras no deje
de ser una mercancía seguirán faltándo-
le el respeto, las mujeres seguirán sin
tener la posibilidad de decidir sobre sus
cuerpos porque mientras se vea a las
personas como inferiores, mientras haya
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

desigualdad no hay nada que hacer, y


aquí la desigualdad es el tema. Yo creo
que no hay un tema más importante en
la cuestión de las mujeres que esa des-

LILIANA Y
igualdad. Todavía no se considera que
las personas somos iguales pobres, ri-
cos, mujeres hombres o lo que sea. Todo
lo demás es disfrazar el tema. El cuerpo
de las mujeres sigue siendo una mercan-
cía, y es una mercancía negociable en
cualquier país de Latinoamérica. En

JESUSA EN México hasta el cadáver de las mujeres


es negociable. No sólo vivas, también
muertas las puedes vender. Entonces
mientras eso siga existiendo no hemos
avanzado mucho. Sentimos que vamos
avanzando pero en verdad el cuerpo de

ARGENTINA
las mujeres pobres sigue siendo sin ser
considerado un ser humano, es una mer-
página 5

cancía igual que el dinero.


número 6, año 2
LILIANA: Y el de las ricas, es un cuerpo
rico, pero igualmente degradado.

JESUSA: Es una joya...

LILIANA: Con operaciones, sus estiradas


y sus tetas y sus nalgas postizas y sus
"cuando la gen-
animales muertos encima. te pierde el
ZULA: Ustedes en su arte tienen una mi-
rada que podría decirse feminista, pero
miedo comien-
también una mirada de clase. za la revolu-
JESUSA: Bueno es que nuestro país, en
México, la situación de auto racismo es
ción"
tremenda. Tú ves en la vida cotidiana
cómo no solamente no puedes acceder
al mundo de la gente más humilde, sino
que no te lo permite la gente más humil-
de, tú sigues siendo güerita, la señorita.

Nosotras lo que hemos tratado es de tra-


bajar cada vez más con la gente más hu-
milde, y de veras trabajar con ellas. A mí
me interesa en este momento mucho una experiencia muy fuerte, muy…. Muy
más lo que hacemos por ejemplo en el difícil. Cuando escuchas el primer día que "En Oaxaca, por
movimiento de la Resistencia Civil que de las cien mujeres en el salón ochenta
es un movimiento de gente muy pobre, y ocho fueron violadas y luego tuvieron más que los maten
que todo lo que antes podíamos vivir de hijas que también fueron violadas… bue-
tener reuniones o fiestas con los amigos, no, sale una como muy shockeada. Pero a todos, la semilla
o los actores. A mí en lo personal me si eso mismo lo escuchas durante dos
gusta cada vez menos, prefiero el mun- años, se convierte en algo intolerable, y de la revolución ya
do de la gente más humilde, les veo con eso es un poco lo que me pasó a mí. Di-
más conciencia como seres humanos. mos un año y medio esos talleres como está puesta"
para dos mil mujeres, y en un momento
Empiezo a sentir una repulsión muy gran- me dije: me tengo que retirar, porque ya dispersión de las familias, de llevar al
de por la gente rica, casi por la mayoría no podía mi cerebro volver a oír la mis- máximo grado de cansancio a las perso-
de los ricos, me resulta como una cosa ma historia contada con los detallitos. A nas para luego tirarlos a los cocodrilos
desagradable… hay algo allí que yo ya ellas les servía mucho porque se daban para no enterrarlos por ejemplo, si esa
no tolero. cuenta de que no eran las únicas, enton- es la historia de tus abuelos que no va
ces eso les hacía tener fuerza para to- más allá de 1910, rebelarte es muy difí-
LILIANA: pero ¿no estás haciendo lo mis- mar acciones legales o cosas así…. Pero cil. Las huellas que deja ese grado de
mo? para mi fue demasiado fuerte. crueldad son terribles.

JESUSA: No se puede tolerar la intole- ZULA: ¿Cuál es la situación actual en Pero los pueblos originarios de Oaxaca
rancia… ¿se puede tolerarla? Yo digo no, Oaxaca? Aquí la información que llega lo han logrado. Han logrado ponerse de
yo creo que un fascista es un fascista. es muy sesgada. Sólo los medios de in- pie. Reunirse esas personas que tienen
Entonces soy intolerante. Y lo mismo formación independientes como Indyme- una historia terrorífica y lograr construir
pienso con los ricos, yo no tengo por qué dia México nos acercan algunos relatos una red de rebeldías. Así nace la APPO.
tolerar, o por qué respetar a un esclavis- confiables. Ustedes que están allá ¿cómo
ta, un explotador, a un miserable que vive lo viven? Pero ¿qué pasa? El gobierno en México
encima de los niños, de las mujeres; no tiene muy aceitado el mecanismo de re-
tengo por qué respetarlo. Es decir, yo JESUSA: Oaxaca es el estado más de- presión y también de ocultamiento. Han
quiero la igualdad, y voy a respetar a la predado y a la vez el más bello de Méxi- infiltrado a la APPO con técnicas pareci-
gente que viva como igual, a los demás co. Hace cien años en Oaxaca existía un das a las utilizadas en Colombia y han
no los puedo respetar, en ese sentido lo lugar que se llamaba Valle Nacional, si logrado hacerlo aparecer como un movi-
decía… tu lees lo que ocurrió allí no lo podrías miento violento a un movimiento auténti-
creer. Es uno de los más graves horro- camente indígena popular.
SONIA: Este trabajo que están haciendo res que he leído en mi vida del maltrato
ahora, ¿lo hacen sólo con mujeres….? a las personas, de cómo se asesinó, se Por ejemplo ahora aparece un periodis-
Porque uds. hace un par de años estu- esclavizó y deshizo a las personas allí ta que acompañaba la causa de la gente
vieron trabajando específicamente con en 1908. Todavía hoy existe El Valle Na- de la APPO asesinado, entonces el go-
mujeres indígenas. cional. Las masacres no sólo como ge- bierno dice que éste es un movimiento
verano 2009

nocidio: primero te voy a explotar y lue- tan violento que asesina a sus propios
página 6

LILIANA: Eso ya terminó… (Hace gesto go te voy a matar de la peor manera po- simpatizantes. Se asesina a sí mismo.
de tristeza) fue un trabajo con diferentes sible. Eso ha ocurrido desde siempre en
comunidades indígenas en México. A mí Oaxaca. La perpetuación de la tortura. Y la gente le cree a los medios obvia-
me duele mucho recordarlo, porque fue Si tú tienes esa herencia de terror, de mente. Además en un país donde todo
es encubrimiento, corrupción y complicidad es difícil creer
en un movimiento que no esté dentro de esas redes. Y
también es difícil sostener ese movimiento. Se vuelve muy “Algunas personas piensan que somos muy
vulnerable. jóvenes para saber, pero deberían saber que
Actualmente la APPO no ha desaparecido si no que se somos muy jóvenes para morir”
tuvo que replegar por el alto grado de infiltración a partir
del estado tan brutal. Pero lo que tu vez en Oaxaca no
tiene vuelta atrás, cuando la gente pierde el miedo co-
mienza la revolución. Y allí se perdió el miedo.

Está bien, no pudieron en los primeros intentos, pero esto


no se murió, va a seguir avanzando, lentamente, pero avan-
zando. Como los zapatistas, lo mismo, ahora están reple-
gados pero ya no los detienen nadie porque ya es un pue-
blo de indígenas, originarios, que fueron masacrados al
extremo y que ya regresaron de ese trauma para decir
«hasta aquí» y eso ya no se regresa, hagas lo que hagas,
aunque los mates a todos, la semilla de la revolución ya
esta puesta. ¿Cuánto tiempo va a tardar en México?
¿Como vamos a hacer para que no sea una revolución
violenta? No sé. Pero eso estamos intentando que sea
una revolución pacífica.
Con esta frase, Felicitas Martinez de 22 años y Teresa Bau-
ZULA: Pero el estado arremete con gran violencia
tista de 24 abrían cada edición de su programa de Radio “La
JESUSA: La violencia del estado es la máxima y más cuan- voz que rompe el silencio” en Oaxaca.
do la gente perdió el miedo. Porque si lograron exterminar Las dos luchadoras, militantes indígenas, locutoras y repor-
a miles de personas a través reprimir y esclavizar es por-
teras , fueron asesinadas el 7 de abril de 2008 en las inme-
que tenían miedo. Ahora, cuando la gente pierde el miedo
ahí se acabo todo para la oligarquía pero eso lleva sus
diaciones de la comunidad de Llano Juárez.
años. Por eso yo creo que hay muchos movimientos en Como integrantes de la FM 94.9, formaban parte de la red
México, los zapatistas, la APPO y en todo el país hay pe- de Radios de Comunitarias Indígenas del Sureste Mexicano
queños movimientos, compuestos por gente humilde, eso
integrada por 16 emisoras de Oaxaca y el sur de Veracruz. El
es lo que es interesante, no son movimientos de clase
media. La clase media no participa porque tiene miedo y
crimen ocurrió mientras viajaban en un auto con un com-
eso sucede porque la clase mayoritaria, que es la clase pañero y primo de Felicitas.
trabajadora, perdió el miedo y arrasará con la clase me- Sus compañerxs, familiares y otrxs periodistas aseguran que
dia. Yo estoy confiada en que algo bueno va a pasar. el asesinato tiene directa relación con el levantamiento y
organización de los pueblos indígenas de aquella zona y con
SONIA: ¿En Oaxaca las mujeres tuvieron un rol muy im-
portante, verdad? la violencia contra las mujeres que por aquellos lugares, se-
gún los relatos , tiene dimensión de “tragedia cotidiana”.
JESUSA: En todo México, las mujeres indígenas que han La red de Radios Indígenas hizo público su repudio al cri-
sido las más cruelmente tratadas desde siempre y son las
men con una extensa carta, uno de cuyos párrafos más so-
que se han empezado a levantar desde hace 130 años
bresalientes dice:
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

para acá. Por ejemplo las dos jovencitas triquis que mata-
ron al principio de este año (ver recuadro aparte), dos “El derecho a la comunicación, a conocer y acceder a la in-
mujeres muy jóvenes, indígenas, nacidas con una lengua formación, es un derecho de todos y todas las mexicanas,
indígena, que estudian periodismo y lograron tener una
nuestras compañeras Felicitas Martínez y Teresa Bautista,
ejercían ese derecho en beneficio de sus pueblos y por ello
fueron asesinadas, su muerte es una muestra más de la vio-
lencia extrema en contra de las mujeres en nuestro país, una
muestra de que las mujeres han sido y siguen siendo consi-
deradas como un botín político y que sus derechos pueden
ser pisoteados sin ningún castigo.”
Otra de las elocuentes y preminitorias friases de las conduc-
toras triquis era: “Yo soy rebelde porque el mundo me ha
hecho así, porque nadie me ha tratado con amor, porque
nadie me ha querido nunca oír”.
El asesinato no silenció las voces de Felicitas y Teresa en
Oaxaca. Las mujeres de su comunidad tomaron la radio y
siguen transmitiendo y muchas otras compañeras del mun-
página 7

do las llevan como bandera de lucha.


número 6, año 2
radio extraordinaria en Oaxaca, son asesinadas
de la manera más vil. Lo paradójico es que la pren- Abortar es elegir por Verónica Marzano
sa asegura que las balas no eran para ellas sino
para el chofer del auto en el que viajaban. O sea
la violencia contra las mujeres es tal que ni siquie-
¿Por qué hace falta explicitar que sos lesbiana para
ra existen. Ni siquiera tienen la oportunidad des-
luchar por el aborto legal? Esta es una típica “pre-
pués de muertas, de ser rebeldes. El discurso es
gunta frecuente”. Las respuestas, con sus mati-
que "ni siquiera era para ellas". Estas muchachas ces según quién sea el interlocutor, tienen siem-
logran heredar una frase extraordinaria, que aho- pre el mismo argumento: porque el aborto es
ra es un lema para las mujeres Oaxaqueñas (ver una cuestión política. Corpo-política.
recuadro).
Es por eso que fuimos a la legislatura porteña a
En Oaxaca y en todo México las mujeres tomaron seguir el debate sobre aborto no punible, es por
las radios, los comedores, los espacios de lucha eso que apoyamos a las compañeras que están
pacífica. Tú dices "¿quiénes tienen el conocimiento en la campaña por el aborto legal seguro y gra-
técnico para operar una radio?" y ahí ves que eran tuito y es por eso que hacemos nuestras propias
mujeres. Hay muchas mujeres indígenas con doc- acciones fuera de la campaña con el objetivo de
torados, que hablan su lengua, español e inglés, visibilizar la cuestión.
las mujeres originarias están muy evolucionadas
porque tienen la cosmovisión indígena y la occi- Que abortar sea parte de la lucha política por recuperar la soberanía
dental a la vez. sobre el cuerpo no es de los argumentos que mejor le cae al conser-
vadurismo -que es inexorablemente quien ejerce el poder legal- por
Esto nos está mostrando una revolución pacífica ende posiblemente no sea una estrategia exitosa para conseguir el
y cultural. A ellas no se les ocurrió tomar las ar- aborto hospitalario, pero estamos seguras que con la mera ley las
mas sino las radios. Y esa es una de nuestras ma- mujeres no abortaremos públicamente. Es imprescindible despena-
yores esperanzas de lograr una revolución pacífi- lizar socialmente el aborto. Desestigmatizar a las mujeres que deci-
ca. Estas mujeres son para mí la gran esperanza. den sobre sus cuerpos, sacarlas del lugar de víctimas y legitimarlas
como sujetas que de forma madura deci-
ZULA: En Ciudad de México se logró la legaliza- den sobre sus vidas.
ción del aborto, qué piensan de esto y ¿no consi-
deran que muchas veces en estas luchas falta la Abortar, en cualquier condición, es un
voz de las mujeres pobres? acto de rebeldía, de insumisión, una ac-
ción más o menos deliberada y más o
JESUSA: Eso tiene un doble filo porque también menos desesperada por no quedar
es muy importante representar a la gente que presa de un destino no querido. No
no puede tener voz. Es muy importante que alcanza para soñar con horizontes
todas las mujeres que se mueren en las clí- de libertad, pero es una primera
nicas clandestinas tengan la posibilidad de escala. Arrancarle al patriarcado el
que otras mujeres como las que organizan dominio institucional que ejerce so-
este Festival les den voz para que el aborto se bre la maternidad, por ende sobre nues-
legalice. Aunque sean de clase media, feminis- tros úteros, resulta ineludible para pen-
tas, aunque ésta ya no es su causa porque ellas sar un futuro de placeres, sentires y vivi-
se pueden pagar un aborto, como tampoco es res planeados y deseados como sujetas li-
nuestra causa, nosotras no nos vamos a em- bres.
barazar nunca, es importante que ellas hablen,
que reclamen, porque si esperamos que las víc- Como lesbianas pensamos el derecho al aborto como un movimien-
timas del aborto clandestino logren tener voz to estratégico para desandar el camino patriarcal de la sexualidad, des-
para legalizarlo nos vamos a tardar mucho más, baratar la impostada unión entre relación sexual y reproducción y
entonces de alguna manera sí tenemos que dar comenzar a recorrer el de decidir cómo, cuándo, para qué y con quién
voz a esas mujeres. disfrutar de nuestra sexualidad.
Yo siempre digo de cualquier lucha, que hasta Para nosotras, decir Lesbianas por el derecho al aborto equivale a de-
que no llega a ser las lucha de las propias víc-
cir Lesbianas por el derecho a elegir.
timas no se gana, pero por ejemplo en la ciu-
dad de México ya se logró que el aborto sea
legal gracias a manejos políticos y a la presión
de las feministas y cuando vos ves que esto se
logra y que ahora ya las mujeres pobres de la
ciudad de México pueden abortar sin arriesgar
la vida, dices bueno, valió la pena. Claro que
fue por razones múltiples que se juntaron para
que esto pasara, pero qué importante que las
mujeres ya no se van a morir. Desde ya que
verano 2009

nunca vamos a poder hablar por ellas ni estar


página 8

en su situación, nadie lucharía mejor que ellas,


pero al menos ya las mujeres mexicanas no se
mueren por aborto clandestino, ojalá no se mu-
rieran en ningún lado.
MANUAL DE SEXO GRATUITO
POR LA MAESTRA ELBA ESTÉRIL
Silencio por favor:
Yo soy su maestra Elba Estéril María de la Concepción del Sagrado Corazón de Jesús,
pero pueden decirme Concha a secas. Soy una mujer sencilla pero humilde que siembra en
los surcos inmortales la semilla del ser y el verbo brota. Una mujer honesta pero ingenua,
que jamás ha hecho nada que la avergüence sino “elevar el bien a la sublime nota” Rubén
Darío, Nicaragüense.
Se me ha encomendado hablar en un plan familiar y sin prejuicios del oscuro y maloliente
tema del sexo, así que relájense y siéntanse en total confianza, como si estuvieran oyendo la
santa misa. Mas sin embargo, no, hoy no hablaremos del sexo de los curas que tanto asusta
a los niños.
Hoy hablaremos sencilla pero simplemente del sexo, así que no esperéis que os entone
al oído un artificioso proemio con encantadores acopios epilogales, no aguardéis un adornado
tejido profuso en locuciones intertextuales o una suntuosa pompa de elaborados panegíricos
plurisemánticos. Soy una modesta pero humilde maestra rural, y he venido a explicarles
este manual de sexo gratuito. Solo que esta vez tanto el sexo como el manual se los vamos a
tener que cobrar, porque no está la situación económica mundial como para andar regalando
cosas gratuitas.
Bien, ábranlo donde dice introducción al sexo y permitan que sea yo personalmente
quien se los introduzca:
El sexo como su nombre lo indica suena muy feo, así que desde ahora le llamaremos:
MALVAVISCO. El “malvavisco” se localiza en una PARTE del cuerpo, lo cual nos indica
que el cuerpo se divide en partes –como todo lo que se divide– de ahí que al “malvavisco” le
llamemos “nuestras partes”. Cuando estas partes se interrelacionan con las partes del sexo
opuesto, se produce el embarazo, que por cierto es una de las pocas cosas que aún son
gratuitas, lo cual da por resultado la sobrepoblación mundial. Por ello, y cumpliendo con
nuestra labor vaginalizadora, perdón, evangelizadora, daremos ese salto que nadie se ha
atrevido a dar en materia sexual y hablemos aquí en el seno familiar del escabroso tema del
ABORTO.
El aborto es una cosa muy desagradable, tanto para quien lo provoca, como para
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

quien lo padece, aunque hay casos especiales, como el del famoso feto suicida. Se trata de
un embrión de cuatro semanas, que tomó la decisión a tan temprana edad de
negarse a existir. No hallando barbitúricos a la mano o alguna
arma punzo-cortante o simplemente un revólver, e impedido de
lanzarse desde séptimo piso, confinado como se
hallaba, en el interior del útero, decidió ahorcarse
con el cordón umbilical. Cuál no sería su sorpresa
que al cumplir los nueve meses su madre en
contubernio con el ginecólogo lo hizo nacer,
retirándole sin miramiento alguno el cordón del
cuello, obligándolo a vivir y violentando con ello
su derecho elemental al suicidio intrauterino. Ya
adulto este famoso individuo ha denunciado
infinidad de casos semejantes al suyo en el que
los médicos deciden por sobre la voluntad del
página 9

embrión.
Otro caso interesante es el de una mujer acaudalada, conocida en la academia como
“La placenta asesina” la cual en varias ocasiones intentó abortar sin haber estado jamás

número 6, año 2
embarazada.
En su perfil psicológico encontramos diversas anomalías, pues siendo muy niña leyó la
vida de Bernardette y quedó tan impresionada con la aparición de la virgen, que decidió
concebir de forma inmaculada. El procedimiento consistía en primer término en hacerse
reconstruir el himen a la manera de un matambre arrollado, en seguida recurrir a la
inseminación artificial, y llegado el momento del parto practicarse una cesárea, asegurando
así su virginidad aún después del alumbramiento.
Aunque el tratamiento completo le salió más caro que un negro con pito y todo, nunca
logró quedar embarazada y comenzó entonces su
obsesión por abortar, llegando incluso al
extremo de hacerse injertar un embrión de ¿ H o la , S u s
silicona, con tal de experimentar la tan an? ¿Que m
d e s v ié d e l e
deseada interrupción del embarazo. te m a d e l
en cu en tr o ?
¡C la ro q u e
Hablando de interrupciones, ahora mism s í,
o lo regreso
permítanme un momento, voy a contestar sexo! (guard a l
a su teléfono
mi móvil (Se saca el teléfono de la )
bombacha). Disculpen, es que, para aprovechar
al máximo la tecnología, lo traigo en modo vibrador.
(Contesta)
Bien, como les decía el Sexo o malvavisco, puede ser masculino,
femenino o malformación genética. En el caso de los hombres incluye la
próstata aunque no incluye la operación.
Y para concluir esta ponencia magistral, usaremos como ejemplo estas bolsas
de malvaviscos (reparte bolsas de malvaviscos al público).
Le voy a pedir a todos los presentes que me tomen de estas bolsas un par de
malvaviscos, pero por favor no me los coman.
Ahora cierren los ojos y siéntanme la textura, la turgencia de este material blando y
maleable y no me pierdan la suavidad al contacto. Frótenme el malvavisco de muchas
formas, sóbenmelo hasta que ya no me puedan distinguir dónde empieza uno y donde termina
el otro, No me abran los ojos ni me anden haciendo trampas, a la que yo descubra con los
ojos abiertos la voy a hacer tragar malvaviscos hasta que los aborte.
Ven qué fácil es obtener placer sin tener que agarrarse las partes sucias.
Sigan, sigan frotando y descubran lo profundo del malvavisco. Esto es niñas lo que se
conoce como el erotismo.
Ven qué feliz puede ser el pueblo argentino con tan poco.
Las argentinas son mujeres buenas que nunca abrirán los ojos, mujeres sumisas,
incapaces……de aventarle malvaviscos a la maestra.
(Las mujeres comienzan a aventarle malvaviscos a la maestra)
Mujeres mugrosas e ignorantes, que no merecen que una académica venga desde México
a enseñarles el sexo. ¡Terroristas de mierda! ¡Subversivas! las mujeres deben quedarse en la
cocina y no andar organizando congresos inútiles. ¡Malditas, abortistas, ateas, desgraciadas,
yo me encargo de que Cristina nunca apoye la legalización!
(Toma el teléfono) Cristina: auxilio, me están lapidando unas Católicas por el
derecho a decidir, a decidir si la iglesia es misógina o no.
verano 2009
página 10
Simone de Beauvoir. Del
cuerpo, la libertad y la
sexualidad
Por alejandra ciriza

«En una vida erótica auténticamente


moral hay una libre asunción del deseo y del
placer, o al menos un pathos de lucha orien-
tado a reconquistar la libertad en el seno de
la sexualidad : pero esto no es posible sin que
se haga un reconocimiento de la singulari-
dad del otro en el amor o en el deseo."
Simone de Beauvoir, Le deuxième
sexe,
1949, Vol. I : 37

En este tiempo en que el feminismo pa- los combates por la descolonización, con- Llegaría a serlo.
rece opacarse entre los derechos presun- movida por los levantamientos juveniles
tamente ya conquistados y el desvaneci- del 68 en Praga, en Francia, en Italia, Del mismo modo que una no nace mu-
miento de la corporalidad sexuada en la transformada por una oleada de muje- jer, sino que llega a serlo, el devenir fe-
retórica de los géneros -efecto performa- res reivindicando el derecho a su propio minista está marcado por el decurso de
tivo de citas adecuadas o pervertidas de cuerpo. Protagonista de su siglo transi- la propia vida, los avatares de la propia
la norma- traer a colación a Simone de tó, a lo largo de su vida, algunos de esos subjetividad, las transformaciones del
Beauvoir no deja de sonar, probablemen- momentos en que los oprimidos de la tie- mundo en que se vive, esas condiciones
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

te, un tanto desajustado. rra pudieron arrojar a la cara de los colo- no elegidas que nos conforman y suje-
nizadores su palabra y su práctica eman- tan a la vez, que constituyen el suelo de
Como si el impulso de releer/repensar a cipatoria, tomó partido por y con ellos y nuestras prácticas y configuran nuestros
de Beauvoir procediera de alguna nos- ellas en algunas de esas batallas en las horizontes. Simone devino feminista a
talgia equívoca por un pasado irremisi- que las gens de rien, esos y esas que no partir de la escritura de ese complejo tex-
blemente pisado. Sin embargo, desde mi tienen nada que perder, a excepción de to que es algo así como una larga re-
punto de vista, es en la trama compleja sus cadenas y sus vidas, tomaron el cie- flexión fenomenológica sobre la experien-
de la relación con nuestro pasado indivi- lo por asalto. Brevemente, es verdad, cia y la situación de las mujeres. Lo hizo
dual y colectivo que las feministas pode- pero también recurrentemente. también, convencida como estaba de la
mos sostener una lucha que es, en cuan- importancia del compromiso de los y las
to apuesta a la transformación del mun- Simone registraría cuidadosamente su intelectuales, en aquellas jornadas aca-
do desde los y las sujetos, las prácticas propia existencia. En escritos de viaje, loradas en las que las francesas comba-
menudas de la vida diaria y los espacios en textos autobiográficos, en novelas. tían callejeramente y en los estrados por
de dudosa politicidad, la revolución más el derecho a su propio cuerpo.
larga de la historia. Dueña de un estilo singular y de una eru-
dición asombrosa, escribió en 1949 El se- Era 1972, en los días del Proceso de Bo-
Simone de Beauvoir, nacida un 9 de ene- gundo sexo, un libro que luego se trans- bigny, cuando el juicio levantado contra
ro de 1908 y muerta un 14 de abril de formaría en parte ineludible de las lectu- cinco mujeres, cuatro mayores y una
1986, habitó este mundo durante el siglo ras que nos condujeron a muchas a per- menor, que había abortado tras una vio-
página 11

corto, por decirlo a la manera de Hobs- cibir el mundo de otra manera, desde lación, fue elevado a la categoría de jui-
bawm, en una Francia sacudida por dos un punto de vista feminista. Y sin em- cio político contra la ley de 1920 que pe-
guerras, y atravesada por los efectos de bargo entonces ella no era feminista. nalizaba a las mujeres obligándolas a la
número 6, año 2
realización de abortos clandestinos. Las mada” a pesar de todas las precaucio- pia carnalidad. No como depositarias de
mujeres, acusadas de haber cometido el nes, los silencios sociales que condenan la ley de la especie, sino como sujetos
delito de aborto, ponían en cuestión la a las mujeres a morir en abortos clan- de deseo y decisión, como sujetos-mu-
justicia de la ley. La causa fue tomada y destinos, la ilegalidad del aborto como jer singulares.
defendida por la abogada Gisèle Halimi, “crimen de clase”.
militante feminista que poco tiempo an- Simone ilumina la cuestión del cuerpo,
tes había conformado con otras, entre Repetición y variación. Es verdad que no de nuestros cuerpos.
ellas Simone de Beauvoir, la asociación sólo se trata de los 36 años que separan
Choisir la cause des femmes (Elegir la los acontecimientos de Bobigny de las Si patriarcas y antifeministas resisten
causa de las mujeres) 1. Es este caso em- batallas actuales, no sólo de la diferen- nuestro derecho al uso y goce autóno-
blemático y el debate público al que dio cia entre centro y periferia, o entre ese mo de nuestra corporalidad es porque las
lugar el que posibilitó, en Francia, la con- momento singular en que las voces de mujeres no han sido, bajo el dominio pa-
quista, por parte de las mujeres, del de- las mujeres resonaban con particular ni- triarcal, sino la encarnación del sueño de
recho a decidir sobre el propio cuerpo. tidez después de las revueltas del 68 y otros. La carnalidad es la marca del des-
La ley que lo consagró fue sancionada este, tras el vendaval neoliberal, en que tino mujeril, ese al cual sólo lograremos
en 1975 y se conoce como Ley Veil. sólo es tolerable la diversidad sin igual- escapar por la construcción empeñosa y
dad ni fraternidad, los cuerpos angélicos paciente de nuestra autonomía, por la de-
y abstractos, la retórica de derechos va- terminación en transitar ese camino es-
El (derecho al) propio cuerpo, el sexo, ciados de contenido. El humanismo más carpado (como los que gustaba transitar
la sexualidad intransigente ha retornado, en defensa el Castor) y colectivo de ejercicio de la
"La conciencia de las mujeres parece de los derechos del embrión. El cientifi- propia libertad. Es que en los cuerpos de
pertenecer a su carne". cismo más rabioso ha recuperado la es- las mujeres, más que en los de los varo-
Simone de Beauvoir, Le deuxième sexe, cena, de la mano de la apropiación de nes, anida la oscura amenaza de engen-
1949, Vol II: p. 190. argumentos seculares por parte de la je- dramiento y muerte que ensombrece los
rarquía católica, que continuará queman- sueños de la humanidad, el recuerdo in-
De Beauvoir, escritora de El segundo do a Giordano Bruno, pero apela a la em- sistente de nuestra animalidad, la finitud
sexo, combatiente por la “causa de las briología en defensa de la vida abstracta y vulnerabilidad de la carne temblorosa.
mujeres”, salope, engagée, permite ilu- de la mórula.
minar hasta qué punto es la cuestión del Condenadas, en palabras de la feminis-
cuerpo y las consecuencias políticas de Y es que lo que se halla en juego en la ta francesa, a una fecundidad absurda,
la sexuación humana lo que está en jue- lucha por el derecho al aborto es algo acosadas por embarazos, partos, viola-
go en los combates de las feministas2. más que una demanda por un derecho ciones, maternidades forzadas, someti-
meramente formal. La batalla por el de- das a la densa morosidad de las “tinie-
Ella desnuda el encarnizamiento antife- recho al aborto lo es por el derecho de blas del vientre materno” las mujeres re-
minista de los argumentos, curiosamen- las mujeres, como sujetos encarnados, cuerdan a la humanidad sus raíces ani-
te repetidos como una interminable leta- a decidir sobre sus propios (nuestros pro- males. El cuerpo (y si hay uno en el que
nía aún hoy, sobre la “autonomía del feto” pios cuerpos) de manera autónoma. No la humanidad hunde sus raíces es el de
y la exaltación de la maternidad a toda como objetos del mandato de otros, no las mujeres) trae a colación la mortalidad,
costa, aún a costa de la vida y la salud como sujetos tuteladas, sino como suje- el horror de ser engendrado marcado/mar-
de las mujeres. Ella describe los meca- tos autónomas. No como cuerpos abs- cada por el nacimiento y la muerte.
nismos que condenan a las mujeres a tractos en los que luego, como una suer-
maternidades forzadas, la angustia que te de asignación secundaria y adjetiva ad- Territorio en el que arraiga el dominio
rodea los embarazos indeseados, la viene la sexuación, sino como sujetos en- masculino, el cuerpo de las mujeres es
consternación y el horror de hallarse “to- carnadas, indiscernibles de nuestra pro- objeto de distintas estrategias de apro-

verano 2009
página 12
piación. Las “situaciones”: mujer casada, Si el control sobre el cuerpo de las muje- Lo que se halla en juego es algo más
madre, objeto de lujo en la vida en so- res se nutre del encarnizamiento que las que un derecho más, pues, como algu-
ciedad, prostitutas y hetairas, colocan a somete a la maternidad forzada, el de- na vez afirmara de Beauvoir, si las muje-
las mujeres bajo condiciones en las cua- venir sujeto se halla vinculado a este res deseamos afirmarnos como seres hu-
les rara vez pueden hacer de sus cuer- doble horizonte habilitado, señala Frais- manos, ha de ser emancipando nuestra
pos el lugar de su libertad. Apresadas en se, por esta doble revolución en el cam- propia carne, haciendo de nuestros cuer-
el lugar de hembras, en un orden social po de la política y por los aportes realiza- pos el territorio mismo de nuestra eman-
edificado por varones y controlado por dos por el conocimiento científico3. cipación. Y ello no puede hacerse sin
relaciones de dominación patriarcales, no devenir sujetos, sin hacer de nuestro
han accedido a la singularidad del de- Hoy, a 36 años de Bobigny y a 33 de la cuerpo un territorio de paz en el que sea
seo, a la individualidad. Es ese someti- ley Veil las latinoamericanas continuamos posible afirmar la propia singularidad, la
miento de las mujeres a la ley de la es- sujetas a la ley de la especie. Sujetas a capacidad, en cuanto sujetos humanas,
pecie lo que las liga a un destino que ha la maternidad forzada y al escarnio de para decidir sobre la vida y el cuerpo en
de cumplirse en sus cuerpos a menudo los abortos clandestinos. De la misma libertad.
a su pesar: el de la maternidad. Ella sólo manera que en tiempos de Simone de
podrá ser singular cuando sea elegida, Beauvoir, “la Iglesia reserva para el feto
deseada desde la singularidad de cada un humanitarismo intransigente” (Le Fuentes
una de nosotras, si es que la deseamos. deuxième sexe, Vol. 2, p. 137) que no Beauvoir, Simone de, Le deuxième sexe, Pa-
sostiene en el caso de aquellos a quie- ris, Gallimard, 1949, Vol. I y II.
Sobre el derecho a decidir como há- nes aconseja perseguir, como lo hizo en Fraisse, Geneviève, La controverse des sexes,
beas corpus de las mujeres Europa y en América en tiempos de la Paris, PUF, 2001
Inquisición, como lo hicieron en nuestro
El feminismo como lucha por la libertad, continente en tiempos de las dictaduras Notas
1
y la conquista del derecho a decidir so- latinoamericanas. Ninguna voz, en la Por aquellos días Halimi había escrito la his-
bre el propio cuerpo se efectiviza bajo cúpula de la iglesia católica se levantó toria de Djamila Boupacha una joven militan-
las condiciones de lo que Geneviève en defensa de desaparecidos y desapa- te argelina, violada y torturada por el ejército
francés. La historia ofrecía a las oprimidas una
Fraisse ha llamado una doble revolución. recidas, ninguna se interpuso ante el robo
curiosa articulación.
de identidad y la apropiación impiadosa
2
Por una parte revolución política en la de niños y niñas ya nacidos y nacidas. La expresión salope se puede traducir como
cual las mujeres europeas se batieron en atorranta, puta. Simone y 343 mujeres confe-
procura de obtener para sí un derecho Es que en la perspectiva de los y las fun- saron públicamente haber abortado en el fa-
moso manifiesto de las 343 salopes.
del cual los varones europeos eran y son damentalistas católicos, en la perspecti-
3
titulares desde el siglo XVII: el derecho a va de muchas religiones, en la lógica de La cuestión de la relación entre conocimien-
disponer del propio cuerpo. Por la otra dominio propia del patriarcado, el dere- to científico y emancipación de las mujeres
revolución científica que emancipa a las cho a decidir sobre el propio cuerpo es, es un asunto de debate. La apropiación de
argumentos biologicistas por parte de quienes
mujeres de la ley de la especie, pues la tal vez, la peor insurrección contra el or-
abogan por la autonomía del embrión se ha
posibilidad de controlar la propia fecundi- den establecido, ese que condena a las transformado, en los últimos años, en un lu-
dad, la emancipación de la sujeción a un mujeres al lugar de objetos, de portado- gar común. Es preciso, entonces, tomar en
embarazo no deseado, de hallarse con- ras de la ley ciega de la especie que se cuenta la relación entre ciencia y capitalismo,
denada a la maternidad forzada procede, sirve de sus cuerpos avasallándolas, a la vez que atender a los efectos legitimado-
en buena medida, de la posibilidad de sujetándolas a un destino ciego, marca- res que la autoridad asignada a “la ciencia”
control que proporciona la extensión del do por la biología y la voluntad de dioses produce. Las condiciones bajo las cuales la
uso de los anticonceptivos químicos. y patriarcas. ciencia se convierte en un factor de domina-
ción dependen también de la lucha política .
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

página 13
número 6, año 2 verano 2009
Ya sa be m os que en Bue
la educación
no
calor, un calo s A ire s ha Cena
religiosa
Porteñas al r húmedo, inte ce
radiante qu nso, un so l Caldo de
e te va se ca nd ve rd ur as / Un jugo de man
a poco. Y co
clim át ica lle ga
n esta hermos
o la piel poco
a situ ac ió n
zana
(F ue nt e: http
zana/ Una man-
obligatoria en la
n las pollera ://
Borde
www.solodi
los mini shorts
(¡¿c uá
s, la s biki ni s, ta s- pa ra-el-verano/di etas .com .ar/dietas/die-
provincia de sa
prendas nefa
se rie de pr
nd
stas?!) y toda
o vo lv ieron esas
una et er na Yo pe so
eta-de-vacacio
nes/) lta
en das que a las 60 kilos, mido 1,
carn e y hu mujeres de ras po r dí 70m, tra ba jo
es o, a cu al a, pa so 1: 30 8 ho -
quedan mal. qu ie r vecina le te, leo parada ho ra por día en el su
en el viaje po b-
momento de es rq ue es m i ún
parcimiento, te ico
Par a so lv en ta sa s fa m ili ar es ngo cu at ro ca
r (no estamos a las cuales ir -
de plat a, hablando fines de se a almor za r
po rq ue es e es otro m an a, una pareja los
quién puede pa fa ct or : cu an do nu estras agenda a la qu e veo
gar las miles s se dignan a
ritas , po lle de po lle - ci di r, de jé yo coin-
ra s, shorts y ojotas ga porque, eviden
tinto s co lo de dis- no m e da pa temente, la vida
re s, el viaje a Ges ra la doble militanc
bronceador, el ell, el que nombré an ia y todo lo
gel po st sola r, tes.
litros y medio lo s dos
de agua miner
nos re co m ie al qu e ¿Ust ed es pi en
nd an pa ra ve sa n qu e yo
la entrada a to rnos bien, dignamente ce pu edo sobreviv
dos esos meg nando una so ir
tos que salen a ev en - H ic e di etas pita ?
más qu e desde los 9 añ
bajar y demás un pl an tra - m en te hasta los 19 os in in terrumpida-
) esta situació . Nunca, ning
qued a un a n, solo nutricion is ta s unx de lx s 4
so lu ción: hacer di qu e m e han aten
et a. ta re gu la rid ad me han re di do co n ci er -
Hay infinita ca men os de comenda do ce
ntidad de un a milanesa de so na r
elegí una que dietas. Yo da. ¡Menos en ja con ensala
me parece em verano! -
tica: blemá-
S ince ram en te , yo no so y una mujer de
“Dieta de vaca sos ni mucho exce-
ciones” menos, pero a
Desayuno tarme alrededo m í me gu st a se
r del escritorio n-
Cereal de fibra m is com pa ñe de fórm ica co
con le ch rxs de laburo n
da/ Un licuado e de sc rema- tras vi da s a hablar de nu
de manzana/ U m ient ra s almorzamos un es-
hierbabuena n té de buche de at buen sam-
Esta vez,
ún , qu es o, lechuga, ac
Medio dí obvio, mayon eitunas y,
a esa.
Una manzana (¡
sic!) Se supone qu
Comida
cara a cara
e el verano es
Una sopa de ve gría, la vida el m es de la al
rdur as y no se qué. e-
zanahoria/ Nop / U n ju go de vera no , Bueno, gente,
ales asados al lim com o a la rebeldía, co al
Frijoles de la ol ón/ n alegría.
con el verano. Tarde
Licuado de man
babuena

la/ 2 tortillas
zana/ Un té de hi
er-

Total, lo cierto
cuer po de P
es nuestro ob
am
es que nunca
pita, simplem
vamos a te
ente, porque
ne r el
jetivo, ¿no? no
por charo márquez ramos ¡Que las dietas ridículas las ha
gan ellxs!
página 14
embarazada hasta con el DIU, con el dia-
HISTORIAS INAUDITAS fragma, ¡quedaba embarazada! Y eran
muchos, por eso.
TESTIMONIOS DE MUJERES QUE DECIDIERON ELEGIR
(CUARTA EDICIÓN) El silencio vulnera:
“El otro, el primero fue… la verdad, un re-
cuerdo de mierda, lo único que me acuer-
do es la fecha, no me acuerdo nada más,
fue muy traumático, sentí culpa por mu-
chísimo tiempo -la gente de mi genera-
ción siente culpa por todo-. El tener que
disimular delante de mis padres, tuve
muchas pérdidas…Cuando me casé, al
principio, no quedaba embarazada, y me
empecé a desesperar, porque pensaba
que era un castigo, por haber abortado…
Después de mucha terapia, de mucho
hablarlo en terapia dejé de sentir culpa,
pero al principio ¡era como haber matado
a Cristo!
.
Una feminista siempre puede reparar:
“Por esto debe ser mi lucha con esto de
poder decidir, de poder decidir, y de acom-
pañar. Se lo conté a mis hijos porque de-
por gabi dv cidí hacer con ellos totalmente distinto,
decidí hablar de sexualidad, decidí acom-
R. abortó tres veces. “Quedé embaraza- dos los métodos, me faltó esa parte, que pañar a mis hijas al ginecólogo, hablar de
da a los 16 años por primera vez”. alguien me explicara, me contara…. métodos anticonceptivos, de todo, y en-
Estaba en pareja con su “único novio” y tonces también les conté… yo creo que
después marido durante 30 años: “Deci- La juventud vulnera: ellas me compadecieron todo el tiempo,
dimos abortar, obviamente, ¡¿cómo le de- “Con el tiempo, saque la conclusión de pobre, lo que tuvo que pasar, siempre les
cía yo a mi familia -hija de inmigrantes, re que este aborto fue sin anestesia, no me pareció como algo prehistórico. Vine al
cerrados…- que estaba embarazada?! La lo voy a olvidar jamás-. La partera o gine- primer encuentro feminista que se hizo
sensación fue terrible, pero no tanto pen- cóloga –no se- que me atendió le decía a acá en Buenos Aires hace muchos años,
sando en el embarazo como en la decep- mi marido que me sostuviera la mascara, y siempre tenía necesidad de ir al mismo
ción a mis padres, y ¿cuál era la decep- y se suponía que con eso yo… la cues- taller, al taller de aborto. Fue tranquiliza-
ción? Haber perdido la virginidad, ¡la puta tión es que yo sentía todo, ¡yo sentía todo! dor sentir que no era la única, y tomé con-
virginidad! Creí que me moría. Yo era muy chica, era ciencia de que tenía que luchar para que
un riesgo para ellos si a mi me pasaba otras no pasaran por esto… Lo que no-
La desinformación vulnera: algo, y era menos riesgo sin anestesia.. sotras cantamos, anticoncepción para no
“En esa época no había ni Evatest ni nada. abortar, aborto legal para no morir, no es
Me enteré porque fui a una ginecóloga, La pobreza vulnera: abortar por abortar, no es apología del
que tuvo que buscar él, porque yo a esa “Yo saco esa conclusión, porque de los aborto, ¡es para que las chicas no que-
edad tampoco iba… otros dos abortos no me acuerdo ni cuán- den embarazadas si no quieren! este dis-
do, ni cómo, nada, sí me acuerdo que fue curso de la responsabilidad, y que hacer-
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

Fue por no acceder a una educación distinto, muy distinto, pero eso porque no- se cargo es tenerlo, es un chantaje, es
sexual lo que me hizo pasar por esto tan sotros teníamos otro poder adquisitivo en- un chantaje para las chicas, lo que hay
traumático, que realmente no se lo deseo tonces pudimos acceder a un ginecólogo que hacer es decidir, si querés o no, y si
a nadie… porque yo no me cuidaba, no de renombre que, casualmente, se dedi- no querés, tener un lugar digno donde
me cuidaba ni idea, él era un boludo, por- ca a fertilidad. Esa vez fue en su consul- abortar. Pero tiene que ser una política
que él era más grande que yo, 5 años, y torio particular, el médico, divino ¡si ga- de Salud, es un plan de salud para la po-
él sí sabía porque había tenido una pare- naba cualquier cosa! Esos otros dos abor- blación, como la vacuna para la polio…
ja, sabía… yo era una boluda total.Por tos no, fueron intercalados con mis hijos, Ahí esta: ¡es un plan de vacunación!”.
mas que a mí, después, me fallaron to- tengo 3; yo quedaba embarazada, quedé

Adhesión Adhesión Adhesión

Fernanda Dra. Dora Barrancos Dra. Diana Maffía


Gil Lozano Diputada de la Ciudad
Por una sociedad demo- Autónoma de Buenos Aires
Diputada Nacional crática, por una sociedad (una banca amigable)
página 15

de diversidades despachodiputadamaffia@gmail.com
4338 - 3111 / 3112
D I N A

número 6, año 2
AW
M
S D E L A C E D
LAS MUJERE por verónica marzano
verito_201@yahoo.com.ar

La CEDAW1 es una de las convenciones La disidencia sexual es expulsada de la


más importantes en la lucha contra la dis- matriz “mujer” sin eufemismos toda vez
criminación hacia las mujeres. La defini- que la convención establece como úni-
¿LAS LESBIANAS SOMOS MUJERES?:

ción sobre discriminación que propone cas conexiones amoroso-jurídicas posi-


es ineludible casi para fundamentar cual- bles, las prodicidas entre hombres y
quier proyecto mas o menos institucio- mujeres (“Los mismos derechos perso-
nal: la creación de centros de atención, nales como marido y mujer.” art.16, inc.g)
investigaciones, programas, proyectos, dejando claro que para buena parte del
planes de igualdad de oportunidades, se- famoso “mainstreaming” las lesbianas no
cretarías, cátedras universitarias, guber- somos mujeres, sino apenas “homo-
namentales, no gubernamentales o sin- sexuales femeninas”.
dicales.
Todo lo que sigue se desprende de es-
Dicen “las que saben”, que es una he- tas características: hetero, madres, y sig-
rramienta importante a nivel internacio- nadas biológicamente hembras. Ni un
nal para terminar con las desigualdades punto para las mujeres trans, ni para
entre mujeres y varones. ¿Pero de qué aquellas que no pertenecemos al ghetto
mujeres habla la convención? “discrimi- heterosexual. ¿Será que suponen que no
nación contra la mujer denotará toda dis- sufrimos discriminación? ¿Creerán que
tinción, exclusión o restricción basada en lo merecemos por desobedecer el "or-
el sexo” o sea que para empezar mujer den natural" de las cosas? ¿O simple-
es la que posee vagina. mente pensarán que no somos mujeres?

En la primera parte del art.5 aparece Este "olvido” de las mujeres disidentes
aquello que desvelará en todo lo que si- sexuales por parte del establishment tie-
gue a las mujeres legisladoras, proteger ne su repercusión en las políticas loca-
a la mujer madre: “Garantizar que la les que traducen a la perfección el mo-
educación familiar incluya una compren- delo heterocentrado: podemos recorrer
sión adecuada de la maternidad como cada uno de los espacios (casas, cen-
función social”. “Y electiva” debería de- tros, etc.) “de mujeres” en todo el país y
cir, pero parece que proteger el derecho no encontraremos un solo programa ar-
a no ser madre no interesa a las organi- ticulado y puesto en marcha para dar res-
zaciones internacionales, aún cuando es puesta a las preocupaciones, inquietudes
uno de los factores de mayor discrimina- o iniciativas de lesbianas. También las se-
ción y patologización de las mujeres. Ni cretarías de género han tomado esta idea
siquiera en el escuetísimo párrafo del ar- de que las lesbianas “somos otra cosa”
t.16 que se refiere a la salud reproducti- y si tenemos un problema o inquietud se
va: “Los mismos derechos a decidir libre nos ofrecen dos caminos: estirar las res-
y responsablemente el número de sus hi- puestas heterocentradas que puedan
jos y el intervalo entre los nacimientos”. darnos y hacerlas encajar a como de lu-
Por lo visto para la CEDAW, mujeres son gar en nuestra experiencia cotidiana, o
aquellas que practican la maternidad. asumir que los espacios de mujeres no
nos contienen ni nos representan y
Entonces tener vagina y ser efectiva o marchar a golpear la puerta que tiene
potencialmente madre. son las carac- el cartelito que dice “diversidad sexual”
teristicas centrales para ser "nombrada" y que a muchas de nosotras nos inco-
por la CEDAW. ¿Pero qué madre? una moda tanto como la heterosexualidad
verano 2009

que merece “el reconocimiento de la res- presupuesta.


página 16

ponsabilidad común de hombres y muje-


res en cuanto a la educación y al desa-
rrollo de sus hijos”, dice el art.16. ¡Listo, 1
CEDAW: “Convención sobre la eliminación de todas for-
mas de discriminación contra la mujer” . Puede consultarse
la tengo! Mujer vaginal-madre (o poten- en http://www.un.org/womenwatch/daw/cedaw/text/
cialmente madre) y heterosexual. sconvention.htm
I T A LR
spuesta:entr
ión sin res e la ra
Ninguna agre za y la
Por Luciana Sanchez, Co.Pa.Di.
pared
Cualquiera sea el campo en que hoy nos se construye desde la raza y la clase. La como para poder hacerlo.
planteemos la acción frente a la violen- dirección de la acción se instala en la
cia de género, no podemos dejar de te- categoría racial, étnica, cultural, educa- Reclamar, como mujeres, al estado y los
ner en cuenta dos cosas: la violencia de tiva, y hacia aquí se desplaza la respon- varones la fuerza para ejercerla por nues-
género sigue siendo considerada un sabilidad, de nuevo, tanto individual tros propios medios, erradicar la impuni-
asunto privado; la violencia de género es como social. dad frente a la violencia de género, re-
también una construcción racial. quiere considerar cuánto de ese recla-
La combinación de ambos factores ge- mo está racializado, y qué vínculos pue-
A pesar de los años que han pasado des- nera indefensión personal y colectiva, y den sostener esta fuerza y estos medios
de el reconocimiento de la violencia con- abre el juego transversalmente a las po- sin hacer el juego a la mano dura y otras
tra las mujeres como un problema, inclu- líticas de mano dura y de impunidad. O técnicas de policía.
so, de derechos humanos, sigue instala- formás parte de la agresión, o sos vícti-
do entre nosotras/os, el paradigma que ma, o sos buchón/a. Si nadie interviene, Frente a los casos concretos, requiere
dice que se trata de un asunto privado. si favorece al agresor, por algo será. Las reevaluar las respuestas automáticas,
Se reconoce que se trata de un asunto políticas de mano dura son ofrecidas como llamar a la policía, denunciar a las
de todas y de todos, que no afecta a la como alternativa casi exclusiva porque autoridades o confiar en la familia. Criti-
mayoría sino a todas las mujeres, y a mu- favorecen a los intereses de la goberna- car desde este doble prisma de género y
chos varones. Incluso cuando compro- bilidad tal como está: capitalista, neoli- raza las propuestas de ley, las acciones
bamos que la violencia de género se re- beral, biopolítica. Como epidemia, la vio- de las oeneges, del sistema de salud, del
produce aunque se quiebren las tradicio- lencia de género constituye un problema sistema penal, de la protección social.
nales relaciones entre género, anatomía de población, de rebaño, de número de Gran parte de los esfuerzos de las muje-
y sexualidad. La dirección de la acción casos individuales. Lo único público de res y, en general, de las personas que
se fija en la víctima, la o él agresor, y el la violencia de género es que ahora el han sufrido violencia de género se gas-
vínculo entre ambas, sus opciones y cuerpo y la mujer sujeta de derechos y tan en muchos sucesivos intentos, por
responsabilidad individual. Poco o nada obligaciones, fuerza de trabajo con valor años, de generar algún tipo de acción a
en la responsabilidad social o de ac- comercial, es del mercado, hay sobre ella su favor en sus vínculos afectivos cerca-
ción colectiva. un interés público. nos, comunitarios, o del estado. Al final,
por inacción o por delegación directa,
Lo racial de la violencia de género se ma- La única alternativa política actualmente estos se combinan mutuamente en una
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

nifiesta en diferentes formas y ámbitos. comparable a la mano dura en términos escalada jerárquica de revictimización,
La respuesta pública a la violencia de gé- de oferta –y de inefectividad frente a la impunidad y más violencia.
nero está racializada, desde la interven- violencia–, es la farmacológica. Allí don-
ción policial hasta las puebladas. La mis- de no llega la policía más que esporádi- Revertir la inacción, pero también la ac-
ma construcción de lo público y lo priva- camente –y nunca frente a casos de vio- ción delegativa y la razón intervencionis-
do está racializada. Como profecía auto- lencia de género–, llega el largo brazo ta racista, para generar las superficies de
cumplida, esto a su vez configura los lí- farmacológico, que permite un control ex- agarre colectivas capaces de sostener
mites y posibilidades del género, y vul- tendido del monopolio de la fuerza esta- las acciones contra la violencia de géne-
nera especialmente los derechos de las tal y masculina a través de la intoxica- ro. Actuar, por los propios medios, colec-
personas y comunidades consideradas ción: si las mujeres decidieran rebelar- tivamente, una agenda anti racista con-
inferiores en el sistema de jerarquía que se, estarían demasiado empastilladas tra la violencia de género.

Cristina Coll

Publicación Feminista - Año 27 - Nº 34


TALLER DE PLÁSTICA
“De la libertad sexual a la sexualidad de mercado” Clases de pintura y dibujo
página 17

Conseguila en LIBRERÍA DE MUJERES zona centro - 4932-5677

cristinascoll@yahoo.com.ar
Pje. Rivarola 175 (alt. Perón al 1300) - Ciudad de Buenos Aires Tel 4372-5930
D

número 6, año 2
T

O
LESDEL ESTA
SOCIA DO PROX
ENETA
ICAS
OLíT
LAS P
“Lo primero que tenés que tener claro es que con el Estado proxeneta nada
es gratis. (…) Es dependencia y humillación. Es instrumento para adorme-
Christian Gruenberg, Co.Pa.Di
certe. Es controlarte y ‘ayudarte’ al mismo tiempo, convirtiéndote en un
ser ‘miserable’, sin voz, ni lugar en la sociedad” - Sonia Sánchez en Nin-
guna Mujer Nace para Puta.

El campo de las políticas sociales es el madres en materia de salud y de edu- mujeres. Un 49 % de las denuncias2 pre-
campo del Estado proxeneta1, a través cación de sus hijos. sentadas corresponden a mujeres vícti-
del cual se reproducen meticulosamen- mas de clientelismo político, mientras los
te la pobreza, la misoginia y violencia con- Así, mientras al plan Jefes y Jefas se fe- varones representan sólo un 21% de las
tra las mujeres. Desde el Estado proxe- minizó porque en una sociedad misógi- víctimas que denuncian. Del total de las
neta se diseñan y se implementan los na las mujeres tienden inevitablemente denuncias presentadas, el 32% de las ve-
programas sociales focalizados en las a ser más pobres que los varones, el ces se trata de una mujer que denuncia
mujeres más pobres. segundo programa fue feminizado por a un varón, mientras el 24 % de las ve-
diseño, tratando de focalizarse especial- ces se trata de una denuncia contra otra
Existen dos principales programas foca- mente en las mujeres para preservar sus mujer. Y cuando un varón hace una de-
lizados que subsidian directamente a las funciones maternales y para reforzar las nuncia por clientelismo, sólo el 6% de las
mujeres cuando se lo “merecen” por ser divisiones de género, renaturalizando las veces es contra una mujer, mientras un
extremadamente pobres. Son el Plan responsabilidades y obligaciones de las 14 % es contra otro varón.
Jefes y Jefas de Hogar Desocupado y el mujeres como madres frente a la pobre-
Plan Familias por la Inclusión Social. El za y en lo doméstico. Pero cuando las mujeres denuncian que
primero le entrega a la mujer 150 pesos son víctimas de clientelismo político en
a cambio una contraprestación laboral Pero la peor cara del Estado proxeneta manos de los varones, las denuncias en
por 4 horas diarias. Si bien este progra- es sin duda su cara más violenta. La do- general están atravesadas por amena-
ma social no está focalizado específica- minación clientelar de las mujeres en el zas, extorsiones, violencia física y, en el
mente en las mujeres pobres, por ser campo de los programas sociales focali- peor de los casos, por violencia sexual.
básicamente más pobres que los varo- zados se combina con otras manifesta- Este es el campo clientelar del Estado
nes y por no calificar para los programas ciones de violencia contra la mujer: abor- proxeneta, donde la pobreza, la discri-
de capacitación y empleo diseñados tos clandestinos, prostitución, embarazos minación de género y la violencia con-
para los varones, ellas representan en forzados, violaciones y femicidios impu- tra la mujer se intersectan para perpe-
promedio el 70% del padrón. El segun- nes. En este contexto social, las relacio- tuar la explotación masculina sobre las
do, el plan Familias, está diseñado es- nes clientelares entre varones con po- mujeres.
pecialmente para las mujeres, con un der (punteros políticos y funcionarios
92 % del padrón asignado a ellas. Pero públicos) y mujeres desempoderadas por
verano 2009

el plan Familias no es para cualquier la pobreza y el machismo se transforman 1 El concepto de “Estado proxeneta” es una idea desarrolla-
da por Sonia Sánchez para problematizar el concepto de
página 18

mujer, sino para las madres. Se cobra en acciones concretas de violencia sico- “Estado patriarcal” frente a determinadas formas de explota-
155 pesos por un hijo, y 30 pesos por lógica, física y sexual. ción masculina de las mujeres. Para más detalles ver Ningu-
na Mujer Nace para Puta, de Sonia Sánchez y María Galin-
cada hijo extra. Finalmente, el subsidio do.
está condicionado a que las madres Así, las víctimas del clientelismo en el 2 Estos datos surgen de un análisis estadístico de 5.000 ca-
sos de clientelismo político investigados por la Unidad Fiscal
prueben periódicamente ser buenas plan Jefes y Jefas son mayoritariamente de Investigaciones de Seguridad Social.
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

Esta página, algunas de las ilustraciones de este número y el artículo de Adriana Carrasco
(que reproducimos con el permiso de Ilse) son nuestro pequeño homenaje a Cuadernos de
Existencia Lesbiana. Primera revista de lesbianas en Argentina aparecida el 8 de marzo de
1987, hoy reeditada en su totalidad por Librería de Mujeres. El precioso colage de esta
página aparece en Cuadernos Nº 2 (mayo de 1987), el texto citado es un fragmento del
página 19

“Borrador para un diccionario de las amantes” de Wittig y Zeig.


número 6, año 2
VACIANDO LA Preámbulo

Este relato inacabado lleva bastante tiempo escrito, y mu-


PETAQUITA…1 chísimo más tiempo imaginado. Finalmente me decidí a
gelificar el texto en una versión impresa que en estos días fue
Por Sonia Gonorazky sometida a tachaduras, correcciones y agregados que tal vez
la conviertan en un
pastiche, o mejor en
un polifónico coro
contrapuntístico de mis
varias conciencias, mis cambian-
tes reflexio-
nes con el
correr del
tiempo y mis
p re v e n c i o n e s
contemporáneas.

Sazonado con
toda esta confusión,
va mi testimonio, cuyo primer bo-
rrador inconcluso data de agos-
to de 2007.

Fin del preámbulo

Biografía sexual de que iba develando marcó sin duda una


de las primeras fisuras en mi biologicis-
mo cientificista que me imponía creer –
gar conmigo misma). Fue insumiso en
la pubertad y bastante tiempo más allá,
no se resignó a padecer lo que no que-

la Escoba o "La tal como había escuchado y asimilado–


que el “desenfreno” es una cuestión de
incontrolables hormonas que ebullen
ría, no se privó de lo que nos parecía
apetecible2, y de todo aquello fuimos
furiosamente golosas. La erótica en mi

Domesticación del muy especialmente en la adolescencia,


porque la cultura requiere que los exce-
sos no asociados al consumo sean sólo
cuerpo era un asunto íntimo, persona-
lísimo y secreto. La erótica de mi cuer-
po fue austera y discreta: únicamente

Cuerpo Hacia lo una etapa de la vida previa a la devoción


voluntaria o compulsiva a la productivi-
dad capitalista.
las mediaciones que yo permitía me
estimulaban, nunca creí en “la quími-
ca” o en “las hormonas”, aunque eran

Insulso..." A unos cuantos (aunque no tantos)


años de aquellos no hormonales ni ju-
conceptos que pugnaban por infiltrar-
me. Por cuestiones que son muy per-
tinentes pero que prefiero no comen-
veniles presuntos excesos, me pro- tar, aborrecía el contacto con cualquier
pongo dar cuenta de la domesticación persona (aún mi propio contacto) y lo
que yo misma produje sobre mis prác- seguí aborreciendo durante mucho
Empecé tarde. Tarde para los discursos ticas eróticas, domesticación bien con- tiempo más.
que me incomodaban entre mis propias solidada que sobrepasa con creces –
orejas. Estuve a punto de escribir “cos- lo admito con sospechada vergüenza– Bordeaba por arriba los treinta años
tumbres” y a tiempo me di cuenta de que mi pensamiento declaradamente críti- cuando una de esas “turbadoras amis-
debía estar alerta a los mecanismos in- co a las prácticas patriarcales y hete- tades” de tantas biografías, recurrien-
crustados en mi cabeza, que me impo- ronormativas y mis discursos liberta- do a un artilugio de seducción cada
nen la creencia apriorística de que la rios del saber vivir. cuatro de negación sistemática y con-
“costumbre”, “lo usual o corriente” es la fundidora (técnica de cinco pasos que
temprana iniciación sexual, donde Aunque castigado por la violación y por mucho después supe que suele llamar-
“sexual” a su vez supone “cierta” (o a lo el descariño o indiferencia de mis ma- se “histeria”) domesticó mi cuerpo aris-
sumo “ciertas”) práctica más o menos yores, sin duda mi cuerpo fue insumi- co para la caricia y para la sonrisa. El
específica que requiere necesariamente so (aquí debo aclarar que mi cuerpo proceso de aprendizaje no fue senci-
la existencia física y contundente de un es yo, por supuesto, no una enferme- llo: el mío era un cuerpo diferencialmen-
“otro”, ni siquiera “otra” ni lxs plurales. dad como dice una canción pop, ni la te blindado y paradójico casi desde la
verano 2009

materialización de un destino, ni algo infancia, pero una vez que logré una
página 20

Empecé tarde y tan alocadamente que incontrolable. Mi cuerpo es yo, lo cual mínima pericia en las técnicas de lo que
la extrañeza que me produjo mi apasio- no me impide sostener la ficción de llamábamos, creyendo preservarnos de
namiento por los decepcionantes arca- poder distanciarme un poco de su ma- cosas impensables, inocuo “masaje”,
nos fisiológicos, relacionales y mentales terialidad cada vez que deseo dialo- descubrí una vocación insospechada.
Me llevó dos años más, dos años de modo sería sumamente arduo) des- tornándose más “efectista”, diría que
inquietudes que no podía descifrar ni pués de las primeras y fáciles nego- más literal y menos metafórica. Nin-
entender, que justificaba absurdamen- ciaciones. guna manifestó su extrañeza ante mis
te con razones hipocondríacas, descu- nuevas prisas, ninguna pareció extra-
brir, aceptar, entender que tal vocación De todos modos, yo estaba muy con- ñar el rápido retroceso de lo que para
era, efectivamente, “deseo”, deseo forme de MIS besos, como lo estaba mí era toda una poética del cuerpo pro-
sexual de mi querida amiga, deseo les- también de mis caricias incansables, pio.
biano. En esos dos largos años que viví exploradoras, demoradas; con la dife-
en el limbo de la sexualidad me con- rencia que mi morosidad acariciadora
vertí en una acariciadora apasionada, exasperaba a las mujeres de cada mo- Pausa3: la expectativa de sofisticación
dulcísima y mansa, angustiada por la mento. Ahora que lo pienso mejor, mis respecto al desempeño sexual es tam-
ininteligibilidad de las sensaciones que besos inagotables también hicieron bién un mecanismo de regulación de
me atravesaban. Pero sin duda esta an- perder la paciencia no a una, sino a prácticas culturales de consumo, un
gustia, el analfabetismo sensual que todas, todas: sin poner jamás en tela artilugio para la domesticación de las
me impedía descifrar la clave de la in- de juicio sus buenas cualidades, no praxis. El sentimiento de vergüenza y
quietud, del malestar, de la irritación, hubo una sola que no me instara, de humillación asociado a la falaz idea de
hacía que mi técnica fuera sutil, deli- buena o irritada manera, a moderar- “no estar a la altura de lo imaginado”
cada, perfecta… me, a no llegar “tan lejos” si no estaba actúa a menudo eficazmente minan-
do la construcción de la placidez de sí
La amistad turbadora no llegó a ma- mismx que todxs nos debemos.
yores audacias y no pudo soste- ¿Cuántos cuerpos deseantes ha-
nerse. Seguramente para brán padecido la domesticación
ninguna de las dos fue fá- de sus prácticas sexuales en
cil rehacerse como vez de tornarse más y más
cada una podía, di- sofisticadx y exquisitx
vergiendo (y un se- con el tiempo, la expe-
creto obvio que riencia y los desen-
confieso por pri- gaños?
mera y última
vez en mi vida: Los medios de
abrigo la fanta- comunicación y
sía incontras- transmisión de
table e irre- la cultura huma-
ductible de na antes de ac-
que ella sea tivar los disposi-
una lectora tivos necesarios
anónima de la para domesticar
revista). por mi propia
mediación las for-
Cuando me sen- mas y disfrutes de
tí algo repuesta mi propio cuerpo,
de la ruptura y del me convencieron de
cachetazo que signi- que las personas que
ficó admitir que la “cosa nos doblegamos a una
ameba” que hubiera que- domesticación creciente
rido ser era, en todo caso, somos muy pocas y estamos
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

una “cosa erótica”, consideré demasiado dispersas en este


que para mí ya era tiempo de los be- mundo para que sea probable que
sos, de tomar ciertas iniciativas en ese nos encontremos o para que tenga
juego salivoso (no fue difícil quebrar resuelta a lo que ya se imaginan. Así sentido resistir, desobedecer.
la reticencia de años y años de prejui- fue que me vi forzada a entender que Por cierto, este sentimiento de nimie-
cios contra las humedades) y ensegui- besos golosos y caricias infinitas (res- dad y de minusculía absolutamente fa-
da pude ufanarme de resultar una pecto a las cuales ellas fueron aún me- laz es otra estrategia del biopoder para
“gran” besadora, tal vez como resulta- nos condescendientes) deben consi- “procustizarme” en su heterosexual ca-
do de la lenta maceración de mis ex- derarse apenas como preámbulos, milla de parto.
periencias… “Gran” besadora en el precalentamiento necesario para (casi
sentido de excelsa, maravillosa, increí- literalmente) no lastimarse o estar
1
ble. Por supuesto, nunca consideré se- poco inspirada en el momento “sustan- Recuerdo una canción que cantaba Julia
riamente las efusiones verbales de mis cioso”. Elena Dávalos que comenzaba “tango una
partenaires respecto a la calidad de petaquita/para ir guardando/las penas y pe-
sares/que estoy pasando./Pero algún día,/
mis besos, salvo por el hecho de que No pasó mucho tiempo antes de que
pero algún día/abro la petaquita/y está va-
efectivamente refrendaban mis propias mi trayectoria de amante marcara un cía.”
impresiones. Era más que obvio que trágico punto de inflexión. No sé si fue 2
El “nos” alude a mi cuerpo y a mi concien-
eso de “tus besos son maravillosos” por mi propia desidia o respondiendo cia. No corresponde comentar ahora las di-
página 21

era parte del estúpido repertorio con a las quejas que recibía, resultó que sidencias arduas que tuvimos ni cómo las
que las amantes se engañan para sos- con la asiduidad y el afianzamiento, mi negociamos.
3
tener la seducción (lo que de otro erótica socio-sexual rápidamente fue Pausa que terminó siendo una conclusión.
número 6, año 2
Contradicciones
de la existencia
l e s b i a n a
Por Adriana Carrasco

En algunos discursos el lesbianismo apa-


rece como una suerte de paraíso idílico
ajeno a las contradicciones que nos pre-
senta el formar parte de un género opri-
mido. En este caso, el reconocernos como
lesbianas automáticamente nos coloca-
ría al margen de la problemática que afec-
ta a todas las mujeres, a mucha distancia
de las pautas patriarcales y heterosexis-
tas. Sería hablar de una esencia lésbica
y de una sexualidad que nada tendría que
ver con la sexualidad de las mujeres que
no se relacionan sexualmente con otras
mujeres.

Y, sin embargo, […] todas padecemos la

tortina.
apropiación colectiva que los varones
ejercen sobre nuestros cuerpos, a pesar
de que muchas de nosotras podeos de-
jar de estar afectadas por la apropiación
individual.

La sociedad heterosexista nos marca a


todas y a todos con sus pautas represi-
vas, y las mujeres las reproducíos en
nuestras relaciones. Es corriente la ho-
mofobia de las propias lesbianas (sobre connotaciones androcéntricas, resulta este último caso, sólo podemos pensar
todo la de las que no se reconocen como muy difícil establecer relaciones que no en una relación alienada, sometida a la
tales), que no toleran ver a aquellas otras reproduzcan este modelo heterosexual rigidez de las pautas patriarcales.
que con su aspecto podrían “delatarlas a androcéntrico dominante, para pasar a
ellas mismas” […]. construir un nuevo modelo que tenga en Aproximación a la relación entre pares
cuenta nuestras sensaciones y nuestras
Desde un feminismo que se plantea como necesidades. Y, en el caso de relaciones La utopía de la relación lésbica sin roles
meta máxima la abolición de los géneros, entre dos mujeres, que contemple la ne- sólo puede ser pensada a partir de una
aquí también preferimos hablar de actitu- cesidad de ambas de dar y recibir estí- crítica a modelo heterosexista.
des transgresoras. Estas son exterioriza- mulos positivos y satisfactorios.
ciones que no guardan relación con la En el terreno de lo individual, resulta ma-
reproducción de conductas patriarcales, Impregnados de la ideología patriarcal, se ravilloso descubrir que entre dos mujeres
heterosexistas, que en forma más eviden- establecen vínculos bipolares donde exis- pueda existir un nivel de comunicación tan
te pueden observarse en la adopción de te una parte “activa” y otra “pasiva” (la que importante que les permita romper el ca-
roles estereotipados (división del trabajo, proporciona caricias, y la que se limita a nal más profundo de penetración patriar-
rol femenino-masculino en la cama), pero recibirlas). Se trata de relaciones de com- cal en nuestras relaciones, al superar la
que suelen colarse de manera más sutil y plementariedad, donde se crea una situa- instancia de los roles. Pero para ello es
compleja en las relaciones entre mujeres. ción imaginaria de pareja macho-hembra imprescindible asumir como posible la re-
No es fácil hablar de la división de roles lación amorosa entre mujeres, asumir
en un ámbito donde las lesbianas ni si- […] En este tipo de relaciones también como propia la existencia lesbiana. Esta
quiera se atreven a hablar de sus relacio- se ponen en práctica juegos que desde posibilidad sólo puede vislumbrase a partir
nes como lo harían (en el caso de tener- la relación heterosexual tradicional se de la ruptura con el universo patriarcal-
las) de sus relaciones con varones. El plantean como “preliminares”, dejando de mente esencialista y sostenedor de la
tema generalmente se plantea en abstrac- lado el erotismo como fin importante de ideología de la complementariedad. Pro-
to y no se dialoga en un primer nivel vi- la relación, y sujetándola al paradigma que ducir esa ruptura implica dejar de preocu-
vencial en los grupos de reflexión, y ni si- sólo tiene en cuenta la finalidad reproduc- parnos por ese universo paqui que nos
quiera con las amigas. tiva a la producción de orgasmos. Muchos atemoriza, y al que nos subordinamos
de estos juegos, traídos del universo de como integrantes de un género oprimido.
En las parejas de lesbianas el conflicto las relaciones heterosexistas, suelen ser La sociedad patriarcal, heterosexista, so-
verano 2009

de los roles surge como manifestación de agresivos, violentos, y su objeto es inten- mete a todas las mujeres a la dictadura
página 22

una sexualidad alienada, “reflejo” del pa- tar provocar un orgasmo en forma rápi- del androcentrismo. El feminismo apare-
radigma heterosexual. En una cultura que da, sin prestar demasiada dedicación a ce entonces como expresión de nuestra
niega la potencialidad sexual de las mu- la otra parte. Esto puede entenderse en necesidad de establecer una conciencia
jeres, que desvaloriza su genitalidad, que una relación androcéntrica, pero no así crítica, que nos permita vivir en plenitud y
impregna toda manifestación erótica de en una relación entre dos mujeres. En con alegría nuestra existencia lesbiana.
Polaroid de locura
lésbica 6
Charo Márquez Ramos mediacharo@gmail.com

En esos intentos de definirse, Lila acep- - Che, por lo menos, cerrá la boca, chica y el tatua-
tó acompañar a Clara a una fiesta paki. parecés una boluda je y el tatuaje de
Era un sucucho en San Telmo, donde, - ¿Eh? No, no, Lila, nada que ver. Mariana. Des-
por supuesto nadie pedía DNI en la puer- Estaba viendo qué hacían pués, sí, pensó en lo
ta. Donde la birra salía siete pesos y es- - Sí, porque no sabés qué hacen que le dijo Lila. Tenía
taba medio tibia. Pero ahí estaban: dis- dos personas que quieren coger razón, le había dicho
frazadas de princesas de la heterosexua- - No sabés, capaz solo… a todo el mundo que era
lidad. No se habían depilado, porque, - ¿Tomamos una birra? lesbiana, que estaba en con-
bueno, no daba para tanto. Las dos con tra de la heterosexualidad
vestido con corte Marilyn, el de Lila era Lila le dijo que ya se estaba aburriendo obligatoria y ella misma,
verde con flores. El de Clara era rojo, liso. con el chico de la banda. Que todo bien, Clara, que desde ha-
No necesitaba más. Salvo por los aros, pero que ella no iba a dejar Filosofía por cía años que salía
enormes, ocupaban la mitad del cuello, irse a Misiones con un flaco con el que con chicas no se ha- b í a
le pesaban un poco, pero no importaba. estaba desde hacía un mes. Que el hip- podido decir que era lesbiana
A Mariana le había dicho que se iba a lo pismo no era lo suyo. Clara, mientras tan- todo el tiempo: en una marcha,
de Lila. No sabía bien por qué le había to, seguía con los ojos fijos en el tatuaje cuando estudiaba, cuando se ves-
mentido, quizá por el medio a no tener de la chica. Hasta que ella se dio cuenta. tía, cuando iba a bailar, cuando es-
ninguna historia que ocultar después, si Le clavó los ojos y le sonrió. ¿Me son- taba con alguien.
su plan fracasaba. rió? Sí, sí, la chica me sonrió. Pero está
Lila ya estaba buscando al chongo de con un chico. De fondo, Café Tacaba con Calle
turno. Era el trompetista de una banda Trece diciendo:
de reggae. No tenían mucho futuro, pero - Che, ¿no habíamos venido por- Hay cosas reales y melodramas/
se divertían. Y era suficiente. que querías estar con un flaco? Hay laberintos y crucigramas/Exis-
Desde hacía mucho que Clara no iba a - Sí, claro, pero no hay nadie lin- ten llamadas que nadie contesta
una fiesta paki. Debía haber pasado, casi do. Hay muchas preguntas y pocas
seguro, un año. De golpe vio a una chica - Sí, la chica. respuestas/Hay gente valiente,
con una mini de jean y calcitas violetas. - Para eso, me quedaba en casa gente con miedo
Le estaba sonriendo a un chico que es- - No te buroratices así, en serio, Gente que el mundo no le importa
taba comprando una cerveza, mientras desde hace días que venís con esa un bledo/Gente parada, gente sen-
le miraba las tetas. Se dieron vuelta, mi- postura de ama de casa tada
rando al lugar donde antes habían toca- - Ni se te ocurra, ¡no! Está claro Gente soñando, gente despertan-
do las bandas. Durante quince minutos, que yo no me burocraticé, ni mu- do/Hay gente que nace ,gente que
Clara lxs observó. Él la agarraba de la cho menos. Sólo que, bueno, no muere
cintura, la atraía hacia sí. La besaba. Ella hay nadie lindo, en serio Hay gente que odia ,gente que
lo agarraba del cuello y era como si se - ¿Y si asumís que sos torta? quiere/ En este mundo hay mucha
convirtiera en una semidiosa: se estiliza- - Soy torta, Li. Pero, ¿mirá si, a gente/
ba, quedaba en puntas de pie, su culo demás, me gustan los flacos? No Pero, pero, pero/No hay nadie
parecía una manzana cuando estaba así. es tan fácil. como tu, mi amor.
Se veía que su espalda era como un vio- - No, no digo que sea fácil. Digo
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

lín. Él le levantó a penas la remera y Cla- que está muy bien la identidad para Se le dibujó una sonrisa en la cara. Era
ra pudo ver un tatuaje mara- afuera, sacarla a la calle, pero tam- cierto, hay cosas reales y melodramas.
villoso que nacía justo don- bién la tenés que llevar a la casa y Lo que le pasaba con Mariana era lo más
de terminaba la pollera: un a la cama real, lo sentía en cada poro, en cada vér-
tribal, lleno de estrellas de tebra. No era fácil decirse lesbiana. Pero
distintos colores. Clara se quedó pensando. Primero en la era mejor decirse la verdad.

Cabañas Suyataco
www.casitadelamiel.com.ar
Tel:03525- 493155/0351-153028287

CABAÑAS en Agua de Oro, Pcia. de Córdoba


página 23

Precios especiales TEMPORADA 2009


aconseja:

número 6, año 2
Lógicas desviadas.

cuentanos tu primera vez


Caospolitan
Desde caospolitan tratamos de aportar a
Hoy: Lipstick nevermore una mejor vida sexual para nuestras lec-
toras. Por eso, una de nuestras colabo-
por kimiko kimikobaruyera@gmail.com radoras no dudó en contarnos cómo fue
la primera vez que estuvo con una chica.
Mi viejo, de quien heredo genes y gestos, se vino del viejo mundo
con solo dos años. Ya por el ´73 se metió en política, el muy sindica- “No me acuerdo bien cómo había empe-
lista; no eran aquellas las leyes de ciudadanía que la globalización zado todo. Me acuerdo que Laura era dos
supo conseguir: “Argentino por opción”. años más grande que yo, que tenía quin-
ce. Ella iba a quinto, estaba terminando
Era un buen tipo mi viejo, aunque nunca llegó a viejo. Realmente una el colegio. Tenía el pelo fucsia, un arito
pena que ya sean 20 años de privarnos de aquella guerra fría de en la lengua, dos tatuajes. Nos conoci-
miradas filosas. mos porque, bueno, a mí me encantaba.
Así que cuando vi que se juntaba siem-
La cuestión es que allá me fui, con su camisa rayada en tonos marro- pre un ratito antes en la esquina del cole-
nes, y su campera de cuerina bordó: sábado a la noche, a probar gio, para fumar un cigarrillo, me uní al gru-
suerte en un mercado erótico que todavía no sé bien de qué se tra- pito. Laura tenía una mochila de los Red
ta… En eso estaba cuando una bajita bonita empezó a darme charla. Hot Chillie Peppers. Cuestión que duran-
Claro, yo tengo la suerte - mala- de que peinarme desprolijo y sacar- te unas semanas estuvimos charlando.
me los anteojos me valgan pasar por 20 añitos: las primaveras que Nos hicimos amigas. Empezamos a his-
contaba la bajita bonita. Me imaginé a la mañana diciéndole que ten- teriquear. Me invitó a su fiesta de egresa-
go que ir al supermercado porque no hay leche, que las mochilas, la dos. En el medio de la noche nos besa-
vianda y la ropa del colegio… No, muy raro… Sigamos bailando… mos, en el centro de la pista, todo el cole-
gio mirando. Empezamos a salir, no había
Bueno, me harté, me voy. “¿A dónde vas?”, me rodeaba la cintura,
mucha opción después del escándalo.
me tiró la boca.

Yo corrí la cara, como muy bien me enseñó mi mamá -“hay que ha- Como al mes, fui a su casa. Yo no podía
cerse la difícil, para hacerse valer”-, y la miré a los ojos. Hermosa. más. Lo único que quería era coger con
Me tiró la boca de nuevo –este mercado erótico tampoco es feminis- ella. A penas pude, cerré la puerta de su
ta…-, “¡pará un toque!” le dije (como muy bien me enseñó mi mamá), cuarto. Era una tarde de diciembre. Está-
pero en realidad, me reía. “¡¿Qué?! ¿Sos tímida?”. bamos escuchando Babasónicos –en sus
buenos tiempos-. Lo primero que hizo fue
Bueno, sí, mejor digamos que soy tímida, y no que me ponga a expli- sacarme la remera. Yo no me sentía sú-
car que me da un poco de terror, todavía, gustar de una chica, y una per cómoda, la verdad. Pero con el correr
serie de cosas que no vienen al caso. Si una se mete en un boliche de los mimos, me fui relajando.
gay, se la banca, y no anda histeriqueando con sus crónicas de la
transición, ¡no, señora! Así que, nos besamos -(bueno, má, ya esta- Fue una experiencia rarísima. Porque, cla-
ba bien…)-. ro, yo tenía quince años, no tenía mucha
conciencia ni de mi cuerpo ni, menos, del
Lesbiana por opción, habría que contarle al viejo que soy. Porque no de ella. Pero, en un momento, estábamos
es algo que me pasa, algo que me excede, que no quiero pero bue- acostadas, una al lado de la otra, mirán-
no… donos, sonriendo, yo le acariciaba la cara
y, debo decir, no podía parar de gritar y
Él tuvo que elegir ser sudaka, supongo que creía que valía la pena; y
de reírme. Nos estábamos mirando fijo,
renunció a los beneficios del “retornado”, de entrar y salir del primer
con las bocas abiertas, enormes. Le cla-
mundo a gusto y piaccere para ser “Argentino por opción”. Lesbiana
vé las uñas en la espalda. Perdí todo el
por opción, porque renuncié a los beneficios del supuesto hetero-
control sobre mi cuerpo. Tuve mi primer
sexual universal.
orgasmo. Y no entendía nada. De nada
Demasiado patriota para llevarnos bien, no lo estoy loando, que se de nada. Ni de ella ni de la situación ni de
entienda. Las mujeres de Maitena (que son muy hetero) siempre te- mí ni de los chicos con los que había es-
men parecerse a sus madres. tado. Pasamos el resto de la tarde escu-
chando el mismo disco de los Babasóni-
¡¡¿Las lesbianas deberíamos cos, una y otra vez.”
temer parecernos a nues-
tros padres?!! Ya ven, queridas lectoras, el truco está
en relajarse. En encontrar buena música.
Una buena compañera y como dicen por
ahí: relájate y goza, que en la experien-
cia y variedad está el gusto.
verano 2009
página 24

CONVOCAMOS A TODAS NUESTRAS


AMIGAS A QUE COMPARTAN CON NOSO-
TRAS LA EXPERIENCIA DE ESTAR POR
PRIMERA VEZ CON UNA CHICA.
Adhesión

María Inés Carro


www.baruyoaldia.blogspot.com
par
paraa qque
ue no dejes de ent er
enter ar
artte de lo qque
erar ue
Docente
vamos conf abulando entr
confabulando entree la 6 y la 7

Bernardo Izzi
Lic. en Psicología
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

tel 4543-3963
bernardoizzi@hotmail.com
y si te
tattoos y piercings gusta más la
máxima higiene, materiales
descartables
onda voyerista
diseños a medida del fotolog (más
arreglos y tapados (cover up’s)
free hand liviandad textual
y desparpajo):
Si tienen ganas de consultar o de
página 25

arreglar podemos a través del correo


arteencuero-alyen.blogspot.com
alyen.tattoo@gmail.com
www.fotolog.com/baruyolandia
número 6, año 2
D E N OR TE
DEL
EST
GO

«Es ERO
d pa c
ive
rsid i o P r
TIA

El p ad» i m o
ad d
roye
c to r osa
SAN

Muj inmedi «Espac


e a
duc res Le ta: el d io Prim
Pre
cio
s ur
ta d sbia e ge oros
eS
anti nas y M nerar u a Prec
Con ago n lu iosu a-
cas
side y ujer g r
esp con e s ar a
acio ramos la fi Bisex donde - casa.
a.
art
cas fís q u e nan uale e n ar t
a ic ciai c e
nue de alg o. En nuestr ón d s. El p ontrarn . diver
s u
una tro tra nas de ese en prime
o eM
ujer
roye
cto
os y sidad
con » na
e.
m b a j la to n r obs e s s u rg stru c
mie ujer p o po sm ces del e
n b u , tác sur. e de la ir nues como
rein to de c ueda e re y dis jeres) e los lug ulo de u
ven x a a g rupa tra iden na nec
tars ausa, p presar continu n dond r circu nuestr c ión tid es
Un ea s
UNA romovi e libre o. Vimo nos re stanci activi
e n o Cer ad com i-
luga o en C o
MIS endo ment s u al sm
den r
sen habitad MA el e e, e entonc níamos es y e o es on-
tido o. U y co spír
i
n un es q no e fímer el de
y se nstr tu á u r o
Un
e guri espac
n uir c colec mbito e la ne an los s (bar no pos
de d spacio dad io q ami
n
tivo
p
de r
e spe
ces a e
idad propia s, conf er un
e
nue u o en ara
toda iálogos donde stra e nos c tre T lo g to , d e d o s it erí
cre s y tod entre sté pre
e s to
m onte OD rar jun conten un siti , volvie as,
a o p a s de ga (c n A S. tas u ció o e nd
text rnos ( s los a ares, l sente: d e onti n lu n, y co n el cu o
o t m e e c n g n al
invi s, teat aller de igos/a cturas l pens isio
nes ente: s
ar d
ond conoc
ta r , a . ocia i-
ción dos – o, etc.) perfor s afect charla rnos ( l, cu
eS
ER
d m iv s j y
Mar de Tort e esto el dive ativid os, po con m ornada ltura
l, ar
gue as y s te rtirn ad, lític
o a t e s d e tí s
rite n T , tico
Esp You el pens emos os (fie aller d s, cultu «Picni análisi , etc
acio rcen ami muc stas eP rale c Le sy .) y
pet ar , e n t h o s b a in t a s , a s b i r e fl e
o Prim etc. o de – i la b r e s c to F ri xió
oro ). Ger entre les F re en n,
Est sa P trud otra , Ciclo ácil I y s socia dly» – encue
e re cios e S s a : « E II, le s abie ntro
tein c ,
cam veran ura ...; c tividad l juego taller d entre rto pa s
ping o = Pe lase e d e ot ra
c
Cos on «A rten s de s mixta e sem percu ros!), e
14 d ta T enc s s áfo s ió l
acu [arte]» ia /
tep c
y le omo: C ro», m n, de
tien e febre ara- 1 Id ent c tura i ú s
e
cos s que ro de 2 Loc 2 – 13
alid idad s de clo: De icos
80´. te h 009 ad d – 14 d / Di
ver
las
obra
cora
-
ace : eM e
Prim feliz Fiesta aco enero sida
d/P
s de
oros d ime « No / Cam : c a lura
aP
reci qué s pon ino mpam lism
osu q u e m R e a e n t o/R
i e res o s l. San o « Niñ es-
ra. U . soli t
rqui . . ..» b d a ia go d s Ex a
za 4 aila rias y e l Es p lo
58.
San
mos p
lent or eso tero rador
tiag o : .- as»
o de s co nac -
l Es n Siga í p a
tero r
La R a ti aq
.- ond u
a y í me
verano 2009

Clá
página 26

si-
A SU

R
LSÓN e n E l Bolsón:
EL BO m e r melada
s -
en d a s y tra comu
nidad re
hay du
e nu e s s ue le
" sd s,
o s ó l o s a l S u r o en los
miembro o como lesbiana
ómodas
N b i e r t a ta much so bre to d m a s c
sA
cues tales, ntirse e invisi-
a
e
t
o s
r
m y
e
s- co rio u
u onas e ocerse neces a olsón (q
"P tualmente
por nueve pers con
posi- parecerles un ró tu lo in
“está tod
o bien” d e E l B
i sentirse n
se-
dida de lo
ado ac ciones n u ca
está form que participan en
la me amos aparente dar expli y continúa siend
o
El grupo a s u a le s , p ero aspir ro. con este n o te ner que í lo s o n
ás algun s y bisex ne pa ra ds
tables, m mujeres lesbiana exo y gé ru- biliza), n realida
o s id e n tid ades de s a r u n g a la d a s cuando e rado”.
ble; som umen diversas e confo rm ñ le m-
tención d e la partic
i- voces “to arse, co
s
a que se ue teníamos la in migas, hasta qu - secreto a rm a rs e y form s a re a-
q a s Lesb ia o son in fo fesiona le
c e ra to p o s d e e M u jere e l g ru p a r a p ro m e-
Ha
e distinto
s gru
o Nacion
al d
un. Decid
i-
s objetiv
os d onvoc istintos
po, desd l Primer Encuentr ás fuertemente a acer cir- Lo s y d e b atirlas, c ión a través de d n tro d el
partir lec
tura ac s de
pación e
ne
n o s m o tivó m n o c ía m os y h L a s , d ifu n dir inform ciones generada tiv a s . V i-
e xuales e nos c o sadas. a r tallere , publica y recre a
s y B is c a s q u s in te re liz a ció n ltu ra le s d ife -
na
rnos una
s po sible n la munic es cu e las
mos junta a a boca hacia
otras po d e e s te año e d ios de co a cabo actividad o s a través d e n c io -
junio var sibiliza rn ntes m
cular el
boc
e e n e l mes de . grupo, lle s a cti vidades a rm á n d o -
unión fu e l grupo ren te a ndo, fo
m e ra re re ja s d n fo rm n d o
pri
una de la
s pa nadas (i ando) y difundie e
casa de m o s c h ar- n os, y form ti v id a d e s o la s
d
a d e s , c oordina N a - s tr a s a c c ia li z ar,
tr a s activid I E n cuentro nue a fin es. Y so
En tre o s al X
, asistimo Neuquén e integ
X II ra- otros gru
p o s erien iasc
s d e ba te e n o m p a rt ir las exp
la
Mujeres
d
ión Integ
ral e o sea, c
cional de r d e Producc e ro , c u yo p ersonale
s.
a lle de Gé n
mos el T e c tiv a is - subsidia-
io c on Pers p
ó T o lerar es D
te h e mos sido ur
R a d
grama se
lla m
cialmente
el Reciente
m e n res del S
primer pro e realizado espe e l F o n d o de Muje rupo, ya
y fu das por rnos com
o g
criminar a ra fortalece ca experiencia
en
d e ju n io . p s p o c ur-
2 8 n co- em o cos re
c o n formació que ten a s í ta mbién po ción es
s u l. m o a inte n
empo de ión socia ellos, co s. Nuestr cando a la
Al poco ti a tener repercus p o p or e c onómico n vo
o s gru s o s d c o
menzam e v
omo
istadas c secundario a
ibilida
jar la vis rcarse al grupo, d i-
ifun-
n tr a b
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

s e tr
Fuimo c o le g io
dial ad a a c e
lectrón ic o , inv
/os de un grama ra - comunid correo e
alumnas u n p ro u e s tro nio n e s se-
p ro ducen a y p or alum d iendo n r d e las reu a
q u e
localidad
ve c in - partic ip a objeti s v o
para una la q u e e staban in tando a n o d e nuestros p ú b lic as,
tra escue d is c ri m in a c ió n manales
. U as
las polític cionarios
nas de o s o b re e ra s lir e s influir en y fun
d o a n m p n e s
v e s ti g a n ca. De todas m cu
s a in stitucio l.
sexo ge
néri cues ta acercarn
o provin ia c
a la g e nte aún le s po- b it o m u nicipal y
ue
vemos q n grupos donde
e del ám or el Ins-
ip a re s it u ación a c io cedido p -
p a rt ic ál e
lar de cu ianas, bisexuale
s la s y ns- un e s p ón, institu
sible hab e s e re fiere a tra n os re u nimos en ti n u a d e El Bols e nues-
s b lo q u nadie ente te Co n esd
ujeres le olsón, en cemos a ue- Actualm ormación Docen lmente d
de las m g ió n. En El B os decir, no cono u n “p d e F o in c o ndiciona
la re ee s titu to poy a d
trans en da podem nte debido a qu nos ha a
oco y na e ción que
género p zona, probablem ien zo s.
en nuestr
a ”. tros com
in fi e rn o grande ió n e s que

blo chico s nuestra
opin
n a s y b isexuale
ia
to a lesb
En cuan
página 27
número 6, año 2
Cabecitas negras
Por Yuderkys Espinosa M.

“No entiendo cómo no podemos unir no están fuera de nosotrxs, se mantie- negros… ¡si aquí no hay negros!… lo di-
nuestra crítica a frases como «hija de nen bien adentro y donde menos los ve- cen por los pobres, por el peronismo”. Y
puta»… a esta idea de que la paz es mos. Naturalizados, se conservan vivos así se revela la primera gran muestra del
«blanca» y la guerra, el luto y la muerte a través de nuestras miradas, nuestras racismo en la Argentina, es el convenci-
son «negras». A la guerra yo no le veo el lógicas y nuestras acciones cotidianas. miento generalizado de que aquí no hay
color, sólo se lo ponemos nosotras... y De las maneras menos reconocibles se afrodescendientes, que lxs argentinxs to-
ciertamente la cultura milenariamente ha ocultan en nuestra respiración, se cue- dos vienen de Italia, de España… de Eu-
interpretado el negro con el luto y con la lan como diminutas esporas a través del ropa. Ascendencia que cada argentinx
muerte, lo blanco con la paz, así como la aire en nuestra piel, las aspiramos y ex- que conozco se place relevar, reconocer,
mujer con lo débil, ya sabemos que no halamos a cada segundo. mantener orgullosamente en la memoria.
es por coincidencia y se basa en un sis-
tema de valores que se expresa a través Pero de eso no siempre estamos concien- De los afrodescendientes argentinxs sólo
de lo simbólico y que es tan patriarcal tes y así, lxs argentinxs no saben que son se dicen dos cosas: que estuvieron en la
como racista y clasista”. racistas. De hecho, hoy día en casi nin- colonia, y de ello da testimonio la negra
gún lugar del mundo, ningún Estado, nin- vendedora de mazamorra que siempre
Con estas palabras me expresaba hace guna ideología admite abiertamente su aparece escenificada en los actos esco-
ya algunos años en la lista feminista de racismo. Cuando hago algún comentario lares del 25 de mayo; lo segundo que se
correo electrónico de RIMA a propósito al respecto y menciono como ejemplo cier- dice es una justificación de esta idea ex-
de la convocatoria a una marcha en con- tas formas de expresión tan cotidianas tendida de su desaparición posterior. En
tra de la guerra en la que se pedía a las como la de “trabajar como un negro”, gen- esta narrativa lxs negrxs, muertxs por las
manifestantes ir vestidas de negro. La te de todo tipo, incluyendo gente cerca- pestes y en la guerra de la triple frontera,
mayoría de las participantes se quedó na, amada, activista o no, suele defender- según se sostiene, sospechosamente
verano 2009

perpleja ante mis reflexiones y muchas se diciendo: - “pero si no lo digo por racis- desaparecen de la escena nacional tan
página 28

manifestaron que simplemente no se les ta”. Luego cuando me pongo pesada y abruptamente como para ni siquiera de-
había ocurrido la relación. Pero al me- comienzo argumentar con mayor profun- jar descendencia. ¿Cuántxs argentinos se
nos, admitieron mi razonamiento: efecti- didad, me han dicho: - “es que no entien- reclaman hijxs de estos soldados muer-
vamente los sistemas de subordinación des porque no eres de este país, “negro tos y de estas familias diezmadas por la
con sus sintomatologías discriminatorias de mierda”, por ejemplo, no alude a los peste? Bien, al menos, yo he ido cono-
ciendo algunx. Pero no es gente común y lleva. La operación es terrible por el a
corriente, son activistas de la causa afro priori, el prejuicio. Las generalizaciones Adhesión
en la Argentina. Unx de ellxs es la negra tipo: los negros la tienen grande, las ne-
María Lamadrid que se ha pasado años
denunciando que la detienen en el aero-
gras son todas putas, son las formas en
que el racismo opera cotidianamente y
Colectiva
puerto porque no puede ser que su pasa- que aunque no lo crean tiene repercu- feminista
porte argentino sea legal: - “si eres negra,
¿cómo vas a ser argentina?”.
siones importantes en nuestras vidas.
«Josefa Tenorio»
Pero no todo es de esta índole. Cierta- ................
El desconocimiento generalizado sobre la
problemática del racismo en Argentina
mente me he encontrado en Buenos Ai-
res con tanta gente que te dice, después
Mendoza
resulta más que interesante. La gente, que le respondes que eres dominicana:
incluso militante y progre, sigue pensan- - “ay, pero que lindo, qué linda piel, qué
do que es inocente achacar color negro a lindo tu país”. Y, generalmente me pon- Adhesión
la pobreza, a lo ilegal, a lo malo. ¿Será go contenta hasta que comienzo a sos-

Mónica Tarducci
por casualidad y no por racismo que los pechar de tanta complacencia y es que
descamisados de Evita pasen a ser los no puedo sino que recordar la tesis de
“cabecitas negras” que no paran de enun- bell hooks sobre la forma en que el ra-
ciar sin tapujos, ni siquiera ante las cá- cismo actual más que apartar, expulsar
maras de TV, las clases dominantes ar- y rechazar al otro se sustenta en un con-
gentinas? Yo no me lo creo. Como no me
creo tampoco que la discriminación y el
sumo del otro como mercancía. Si ya no
se puede justificar la discriminación ba-
"La Tardu"
prejuicio contra bolivianxs, peruanxs y sada en la idea de inferioridad biológica
paraguayxs se trata sólo de xenofobia. Si de determinados grupos como se preten-
sólo se tratara de ello ¿por qué ese pre- dió durante muchos años, ello no impli-
juicio no lo tienen con inmigrantes o visi- ca la desaparición del racismo. A lxs afro- Adhesión
tantes europeos? Si en Argentina hay xe- descendientes ahora se lxs desea, se lxs
nofobia esta es selectiva y se ejerce jus- busca, se lxs imita. Ella llama a esta ope- Lic.
tamente contra pueblos descendientes de
indígenas, africanos u otros grupos mino-
ración “devorar al otro”. Devorar al otro,
dice ella y recuerdo esas cabecitas de
Celeste
rizados como los judíos. Pero no sólo. El negro comestibles, hechas de chocola- Castiglione
racismo se puede verificar de muchas for- te, dulce de leche y biscochuelo, que se
mas en esta sociedad. fabrican aquí, en Buenos Aires. Quizás Socióloga
las hayan visto o las hayan comido algu-
castiglione.celeste@yaho.com.ar
Yo misma he vivido varias situaciones di- na vez. Yo me las he encontrado entre
fíciles. Una vez viví cerca de Constitución budines, facturas y masitas, vendiendo
–apenas cerca- pero la cercanía bastaba en algunas confiterías tradicionales.
para que en la calle me abordaran los Cuando las vi por primera vez debo con- Adhesión
hombres preguntándome la tarifa – “para fesar que me quede fría imaginando la
qué”, le decía yo, haciéndome la pelotu- escenita: la familia blanca de clase me-

María Cristina
da y profundamente dolida. Tampoco ol- dia o alta degustando de postre cabeci-
vidaré la primera vez que me topé con la tas negras luego de la misa del domin-
clase media alta argentina. Tenía pocos
meses de venir a Buenos Aires a hacer
go. La idea de la madre presta diciendo
complaciente al marido o al hijo varón del
Arriagada
mis estudios de maestría, y de Corrientes que está orgullosa: - “¿quieres otra ca-
y Paraná me había ido a vivir a Santa Fe becita?”, me da espanto. Para mí consti-
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

y Scalabrini Ortiz. Compartía el depa con tuye la metáfora irremplazable de la de-


otra amiga dominicana que también ha- voración de lo afro en Argentina: ¿Que
bía venido a estudiar. Ella una hetero bien dónde están lxs negrxs? ¡Se lxs comie-
presentada, con su pelo cuidado en pelu- ron!... se lxs comieron.
quería y uñas impecables, yo una lesbia-
na contracultural que mostraba su des-
cendencia afro sin tapujos. La primera vez GRUPO DE ESTUDIO
que bajo a comprar verduras, el señor que PERMANENTE SOBRE TEORÍA
me dice: - “¿y a vos, como te deja tu se- FEMINISTA Y QUEER
ñora salir con el pelo así?”. Coordinado por Yuderkys Espinosa con el
propósito de profundizar en los principales
Pero les aseguro que esto no ha sido textos que recorren el pensamiento y la
todo, cosas peores he vivido entre la pro- producción teórica feminista desde sus
pia comunidad lesbiana y de la disiden- primeros años hasta la contemporaneidad:
cia sexual. Ser una extranjera afrodomi- del feminismo de los 70 al queer, del
feminismo de la igualdad al de la
nicana en Buenos Aires ha sido un ver-
diferencia al posestructuralista, del
dadero aprendizaje sobre la marginali-
feminismo céntrico al autónomo, al anti
dad. Para el imaginario porteño, hetero racista, al lesbiano, al anticapitalista.
página 29

y lesbiano, una caribeña negra nunca Empezamos a mediados de febrero del


deja de ser una puta. Y el problema, por 2009. Si estás interesadx escribenos a:
supuesto, no está en serlo, sino en la g l e f a s g c @ g m a i l . c o m
imputación, y en la carga peyorativa que
Hacer baruyera es para nosotrxs algo precioso...Esperamos que veas y leas, disfrutes uses y divulgues todo o parte de lo que aqui te ofrecemos amorosamente. No olvides citar a autorxs y a la revista. Gracias. Baruyera es antipatriarcal

anticapitalista.
número 6, año 2Lo recaudado de su venta ayuda a solventar parte de su publicacion
EC DIA

NA
HA

Gracias a las compañeras


de la Cooperativa de
Trabajo Nadia Echazú de
travestis y transexuales por
acompañarnos con su
experiencia!
¡aborto seguro ya!
Baruyera es
u
independiennteemprendimiento GRACIAS A LAS COMPAÑERAS DE LA
mostrar la ex que intenta CAMPAÑA POR EL ABORTO LEGAL SEGURO Y
formas de pe istencia de otras GRATUITO QUE FUERON EL PUENTE HACIA LA
nsa
útil y querésr, si pensas que es ENTREVISTA A LILIANA Y JESUSA
apoy
escribinos a arnos
baruyera@y
si no ahoo.com.ar
ensontrás la Si te querés
revista en sumar a la distri-
algún punto bución en tu
de distribu- ciudad o pueblo
ción avisanos comunicate
comunicate!

Si querés rec
ibir Baruyera
r por correo:
hoo.com.a
era@y
a baruyera@ya
baruy hoo.com.ar

e
p a s d s
o
cum uen
as ia B g
l
a med i a.or ¡Gracias Malas como las Arañas por las
a s dy a! ed
aci in dob dym fotos de este número y de los anteriores!!!!
¡Gr eros Cór a.in www.malascomolasa.blogspot.com
gén es y entin
Air .arg
www
verano 2009
página 30
BARUYERA, una tromba lesbiana feminista

página 31
número 6, año 2 verano 2009
EL MAPA DE LA DISIDENCIA. DONDE CONSEGUIR BARUYERA EN CUALQUIER LUGAR DEL PAIS
vivas donde vivas podés unirte a la red de deseos irreverentes que vamos tejiendo.
CIUDAD DE Buenos Aires CIUDADES DE TODO EL PAÍS
Librería de la Mancha (Corrientes 1888), Librería de Mujeres BAHÍA BLANCA: Entramadas, entramadas@yahoo.com.ar Tel
(pasaje Rivarola 175. Altura,Perònal 1300), Librería Vivaldi 156439880
(Franklin 56, Planta Baja, en la sede de la Facultad de Ciencias BARILOCHE: SILVIA silviagono@hotmail.com
Sociales), Casa Brandon (Luis María Drago 236, a partir de las CALAFATE: Pedir contacto a baruyera@yahoo.com.ar
20 hs.), Librería de Las Madres (Hipólito Yrigoyen 1584), CATAMARCA: Alejandra, cel (3833) 15 65 58 391, mail
Librería El gallo cantor (Av. Corrientes 1718) CIUDAD alondra_67@hotmail.com
UNIVERSITARIA (Kioscos a la entrada del Pabellón II y III), CÓRDOBA: Mónica: la_maura@yahoo.com.ar ó (0351) 15 75 33
Facultad de Filosofía y Letras UBA: (Instituto Interdisciplinario 09 556
de Estudios de Género, Púan 480, 5to piso) CONCEPCIÓN DEL URUGUAY, COLÓN Y GUALEGUAYCHÚ:
Ariana: arianampirondo@hotmail.com
COSQUÍN, CIUDAD DE CÓRDOBA Y ZONAS CERCANAS:
Sandra: sandrasan90@hotmail.com
El BOLSÓN: PUERTAS ABIERTAS AL SUR
puertabiertalsur@yahoo.com.ar
LA PLATA: malas como las arañas; malascomolasa@gmail.com
ó COCA kanelacg@hotmail.com
MENDOZA: ULTRAVIOLETAS mendoza.genero@gmail.com /
www.mendozamujeresgenero.blogspot.com
MENDOZA: COLECTIVA FEMINISTA JOSEFA TENORIO:
espaa2245@yahoo.es
MONTE GRANDE, EZEIZA, CAÑUELAS, LOBOS, LANUS: Amy:
Cel11 15 32 82 53 64 correo: amy_buyera@hotmail.com
NEUQUÉN: Contactando al grupo Fugitivas del Desierto
lesbianasfugitivas@gmail.com
PARANÁ: Centro Cultural La Hendija - hendija@satlink.com
PERGAMINO: C.I.E.P.E.G. ciepeg@yahoo.com.ar
RAMOS MEJÍA: La Comuna – Libros Av. de Mayo 2229, Ramos
Mejía. Cel: 15 61 31 98 73 correo: lacomunalibros@yahoo.com.ar
Y en otros países ROSARIO: Biblioteca Lésbica Ilse Fuskova: (0341)15 66 44 304
**URUGUAY: escribir a: latomadelabastilla@hotmail.com bibliotecalésbica@yahoo.com.ar ó Colectiva Las Safinas:
**ESPAÑA: Mirna: myrnaelyn@hotmail.com lassafinas@yahoo.com.ar
**CHILE: colectivalesbicamafalda@gmail.com. SALTA: Verónica pedir contacto a baruyera@yahoo.com.ar
**BRASIL: escribir a radicaldesdelaraíz@yahoo.com.br SANTA FÉ (CIUDAD): Jorgelina: ljorgelina@argentina.com
EN EL RESTO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE: SANTIAGO DEL ESTERO: Primorosa Preciosura Urquiza 458
escribinos a baruyera@yahoo.com.ar y te decimos dónde SANTIAGO DEL ESTERO: Cero en Conducta, Jorgelina o Gachi
encontrarla. Ya llegamos a El Salvador, Ecuador, México, de Celulares (0385) 15 40 63 257 ó (0385) 15 40 95 378
Perú, Paraguay, y muy pronto a Colombia. TUCUMÁN: Colectiva feminista Las lilith, laslilith@yahoo.com.ar
página 32

Intereses relacionados