Está en la página 1de 113

Los edificios y viviendas pueden llegar a consumir hasta la mitad de los recursos naturales del entorno, y

contribuyen en gran manera al aumento de las emisiones contaminantes, tanto durante su construcción como en

su vida útil . Por ello, el criterio de sostenibilidad es también clave en este sector, como manera de garantizar la protección del medio ambiente y el desarrollo económico presente y futuro . Los expertos hablan de "Desarrollo Urbano Sostenible" o de "Construcción Sostenible" para referirse a la necesidad de un cambio de actitud, como fórmula para garantizar no sólo la conservación del medio ambiente y

la salud de los ciudadanos, sino también su viabilidad económica futura .

La Construcción Sostenible conlleva una gestión eficiente de la energía y del agua y la utilización de recursos y materiales no perjudiciales para el entorno, consiguiendo reducir de esta manera el impacto ambiental causado por los procesos de construcción, uso y derribo de los edificios y por el ambiente urbanizado. Para conseguir este

objetivo, es necesario analizar todo el ciclo vital del edificio, desde su diseño arquitectónico y la obtención de las materias primas, hasta su posterior destrucción en forma de residuos. Asimismo, las edificaciones sostenibles deben ser entornos habitables y saludables para los ciudadanos. Sin embargo, muchas construcciones modernas

padecen el "síndrome del edificio enfermo", esto es, poseen atmósferas interiores insalubres para sus

ocupantes . Por ejemplo, los edificios herméticos con climatización controlada retienen compuestos orgánicos volátiles (COV) que pueden llegar a unas peligrosas concentraciones cientos de veces más altas que en el exterior. Las edificaciones sostenibles deben ser entornos habitables y saludables para los ciudadanos . Aunque comienza a notarse una evolución positiva, la experiencia de los últimos veinte años demuestra que no

resulta fácil cambiar el sistema de construcción de los edificios y su funcionamiento. En definitiva, se trata de un

cambio de mentalidad que debe conducir a la ruptura con los malos hábitos adquiridos durante décadas de derroche de los recursos naturales . Para ello, la Construcción Sostenible necesita, según los expertos, la implicación coordinada y de una forma responsable de todos los agentes responsables en el proceso, como administraciones públicas, ONGs , proveedores energéticos, promotores inmobiliarios y constructores,

fabricantes de materiales y por supuesto el usuario final. Por su parte, el denominado Código Técnico de la

Edificación se presenta como una herramienta útil hacia el camino de la sostenibilidad de los edificios y

viviendas . Los planteamientos fundamentales que se establecen en el mismo son, entre otras cuestiones, la disminución de la demanda energética de los edificios o la reforma de la ley de suelo y normativas derivadas .

(ECOALDEAS)

D

Típicas construcciones de los Tamberna, los grandes albañiles de África. Foto: © Rafael Cabanillas
Típicas construcciones de los Tamberna, los grandes albañiles de África. Foto: © Rafael Cabanillas

Típicas construcciones de los Tamberna, los grandes albañiles de África. Foto: © Rafael Cabanillas

Típicas construcciones de los Tamberna, los grandes albañiles de África. Foto: © Rafael Cabanillas
Nader Khalili, arquitecto iraní (afincado en California), autor, profesor, trabajador humanitario e inventor, dedicó su

Nader Khalili, arquitecto iraní (afincado en California), autor, profesor, trabajador humanitario e inventor, dedicó su vida a investigar formas de construcción ecológicas y asequibles, y se planteó cómo construir alojamientos dignos para quienes no disponen de dinero . No usa nada más sofisticado que sacos de arena, tierra local y alambre de púas, y sus construcciones han sido

aprobadas como seguras contra sismos . Para compartir sus conocimientos, Khalili fundó en

el Instituto Cal-Earth muestra cómo un montón de tierra se convierte en una pequeña casa llamada Eco-Domo, utilizando la tecnología "superadobe".

300$HOUSE

Todo empezó con una entrada de blog en Harvard Business Review (26 de agosto de 2010 ) . En ella, un profesor y un especialista en marketing proponían a la comunidad de lectores crear una casa modular de 300 dólares, adaptable a culturas, clima y circunstancias ecológicas de cualquier lugar (reportaje de *faircompanies cubriendo la iniciativa) .

"La idea básica : crear una casa de bajo coste, con tecnología básica, que cualquiera pueda mejorar paulatinamente" (ver presentación) .

Resultados del $ 300 House Open Design Challenge

Menos de un año después, el 15 de junio de 2011 , 300 House .com, el sitio y organización creados para hacer realidad la casa de 300 dólares, ha presentado los 16 diseños ganadores del $ 300 House Open Design Challenge , un concurso abierto a cualquiera .

Los jueces del concurso, escogidos entre la comunidad de colaboradores de 300 House . com y un panel con diseñadores, arquitectos y otros expertos, analizaron más de 300 diseños presentados .

Las promesas de la innovación inversa : lo mejor puede ser lo más barato

Los distintos proyectos tratan de demostrar que es posible crear una vivienda digna, mejorable y ecológica por un precio inferior a un teléfono móvil actual . Entre ellas, cómo convertir caóticos barrios de barracas en zonas residenciales dignas ; qué aspecto tendría la "casa de los pobres" ; cómo usar tecnologías avanzadas para resolver el problema de la vivienda ; qué lecciones de innovación inversa se pueden extraer de cada proyecto ; o cómo podrían los más desfavorecidos comprar una casa, por muy barata que sea .

Los ganadores comparten un premio de 25 . 000 dólares, que incluye una aportación en metálico de 10 .000 dólares a los 16 diseños más populares según los votos de la comunidad de entusiastas y colaboradores en el proyecto, y 15 . 000 dólares en becas para 6 participantes (tres elegidos por la comunidad, y otros tres por el panel de expertos), que acudirán a un taller de creación de prototipos : PStouter , iLINES , RogerioAA, architecturecommons , DVS y elsap 11 .

En busca de la vivienda barata digna, adaptable, ecológica

Vijay Govindarajan (vídeo - entrevista sobre el proyecto), profesor de Tuck en la Universidad de Darmouth, y Christian Sarkar, consultor de marketing y especialista en medio ambiente, plantearon al inicio una vaga idea acerca de qué características podía tener, según ellos, una casa modular barata, adaptable a cualquier lugar

y respetuosa con el medio ambiente .

Al comprobar la respuesta obtenida por la idea, Govindarajan y Sarkar decidieron exponer los retos a los que se enfrenta un proyecto con un mercado potencial de cientos de millones de personas : el primer artículo con la idea se ha completado durante varios meses con artículos adicionales específicos sobre : aspectos financieros, diseño, energía, co - creación, marketing, rendimiento, producción industrial, sostenibilidad y urbanismo .

Mercado mundial para una casa que vale menos que un iPhone

Como explicábamos en el artículo Empieza la carrera para construir la casa de 300 dólares, el mercado potencial para una vivienda modular de bajo coste es incuestionable :

3 . 300 millones de personas viven en barrios de barracas de grandes ciudades . Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades desde 2008 , y el porcentaje alcanzará el 60 % en 2030 .

Las mayores migraciones del campo a la ciudad se producen en los países en desarrollo . Como se ha demostrado en Brasil, tener una casa (por humilde que sea)

en régimen de propiedad es un pasaporte para dejar la economía informal, ya que garantiza el acceso al crédito . La Fundación Ashoka estima que el tamaño del mercado global para viviendas económicas alcanza 424 . 000 millones de dólares . Sólo en India, hacen falta 25 millones de viviendas para alojar a familias que viven con menos de 2 dólares al día. A los que se pueden sumar los millones de hogares que viven con entre 160 y 450 dólares mensuales . De acuerdo con el concepto de innovación inversa (ver artículo sobre innovación inversa en *faircompanies ), del que el propio profesor Vijay Govindarajan es uno de los impulsores, las mejores innovaciones creadas primero para los países en desarrollo, pueden extenderse luego a los países ricos cuando muestran su valía y conveniencia (precio competitivo, buen diseño, utilidad, resolución con solvencia de retos complejos) .

Una casa modular que se pudiera adaptar en función del lugar, clima y ecosistema y, además, tuviera un coste de 300 dólares, podría usarse para atender a víctimas de catástrofes en cualquier lugar, crear infraestructuras básicas temporales en zonas devastadas, etcétera .

1. PStouter: construcción tubular de "superadobe" El proyecto PStouter ha logrado crear una casa por

1. PStouter: construcción tubular de "superadobe"

El proyecto PStouter ha logrado crear una casa por 293,80 dólares con materiales sencillos y locales. Los resultados son espectaculares .

La construcción con sacos de tierra ha sido históricamente empleada para improvisar diques contra inundaciones, así

como líneas de defensa bélicas . Pero la técnica también puede

ser aplicada a construir casas modulares.

Para erigir esta casa de bajo coste, que puede construirse con tecnología y materiales locales y es sostenible medioambientalmente, se emplean gruesas bolsas rellenas de escombros o gravilla como cimientos .

Paralelamente, se crea un armazón a modo de guía para erigir los muros . El interior de éstos está compuesto por bolsas cilíndricas alargadas rellenas de paja o restos vegetales, que son humedecidas con arcilla para que aumente su solidez y consistencia. Acto seguido, se superponen los cilindros de adobe siguiendo las guías del armazón .

Esta técnica de construcción basada en el uso de sacos de contención ha sido bautizada como superadobe por su promotor, el arquitecto iraní Nader Khalili .

El proyecto incluye instrucciones para construir cimientos

resistentes a inundaciones, o capaces de hacer frente a

seísmos, sin por ello aumentar el precio de la casa.

Una vez las paredes han sido erigidas, pueden ser recubiertas con una capa de zarzo (tejido de varas, cañas, mimbres o juncos hasta formar una superficie) . Para acabar la pared, se aplica sobre el tejido vegetal una mezcla de barro, hierba y estiércol animal.

2. iLINES: estructura modular con sacos de contención

El segundo proyecto más votado del $300 House Open Design Challenge también emplea una técnica basada en sacos de contención, como los

empleados a modo de diques o muros de defensa temporal .

iLINES destaca que la construcción con sacos rellenos de cualquier material sólido local al alcance puede adaptarse a cualquier circunstancia, apenas requiere entrenamiento ni conocimientos previos y obtiene resultados contrastados prácticamente sin inversión .

Entre otras ventajas del sistema de sacos de contención, este proyecto destaca que:

Resiste todo tipo de circunstancias climáticas extremas . Se adapta a diseños modulares . Incluso el mobiliario básico puede erigirse con sacos rellenos. Reduce costes.

Aporta solidez y seguridad, con mayor protección para sus ocupantes .

A diferencia de PStouter , el proyecto iLINES aboga por una construcción comunitaria . Usando sacos de contención y materiales básicos

similares, se pueden crear islas de viviendas al estilo de la villa romana, con estancias que dan al exterior y patios centrales donde la comunidad converge .

Este tipo de construcción fomenta una relativa y ordenada densidad urbana, además de favorecer la planificación urbana y reducir el coste derivado de instalar servicios básicos como agua o electricidad, que serían compartidos por toda la comunidad de propietarios .

El diseño propuesto por iLINES recomienda que los sacos que componen los cimientos incorporen gravilla, cuando la casa comunitaria se erija

en áreas húmedas, mientras que el armazón para puertas y ventanas puede ser construido con madera o cualquier material local disponible .

El resto de sacos pueden incorporar materiales locales que favorezcan, en función del clima, el aislamiento térmico, la transpiración, la solidez,

etcétera: desde tierra o arena a roca volcánica aplastada, pasando por fibras vegetales como el cáñamo, la corteza de coco, cáscaras de arroz,

paja, etcétera. Una vez se ha erigido la estructura de la casa, las paredes se pueden acabar con adobe o mezclas de tierra y restos vegetales y/o

animales con propiedades y consistencia similar, como el cob .

La estructura del tejado y sus vigas pueden realizarse con bambú, madera local, o metal. Una capa de cartón favorece su aislamiento . Finalmente, se instala una cubierta de metal corrugado reutilizado .

Como alternativa a la cubierta metálica para el tejado, sobre todo en climas especialmente áridos, iLINES sugiere los biocompuestos (fibras vegetales comprimidas y mezcladas con resinas) .

3. RogerioAA: una casa de " superadobe“ El proyecto de casa modular, de bajo coste

3. RogerioAA: una casa de "superadobe“

El proyecto de casa modular, de bajo coste y sostenible de RogerioAA también aboga por la construcción con sacos de contención, para armar una estructura de superadobe .

Construir el superadobe es rápido no requiere conocimientos previos ni costosas infraestructuras . Basta una lona cilíndrica que pueda ser cortada y rellenada, para crear los sacos alargados que irán superponiéndose para crear cimientos y paredes.

RogerioAA recomienda que entre saco y saco exista un alambre de espino que mantenga la pared alineada y evite futuros problemas estructurales, así como prolongar cada muro más allá del vértice de unión con otro muro, al estilo de las cabañas de troncos de madera, para que la casa gane en solidez .

Usando una estructura básica de superadobe, es sencillo erigir hileras de casa, o combinar, por ejemplo, dos hileras cuyos tejados inclinados conduzcan el agua de lluvia a un canalón central que la evacuaría acto seguido en un depósito comunitario .

Si bien construir una sola casa con la técnica de superadobe

propuesta por RogerioAA asciende a 447,50 dólares, el precio disminuye dramáticamente usando su estructura modular para construir más casas. A más viviendas erigidas, menor el precio de coste.

5 . Owen Geiger : casa abovedada de sacos de contención y cob El quinto

5 . Owen Geiger : casa abovedada de sacos de contención y cob

El quinto proyecto más votado del concurso convocado por 300House.com también usa sacos de contención, aunque partiendo de un diseño y obteniendo resultados muy distintos. Owen Geiger ha optado por una planta de base circular y abovedada que culmina en un tejado cónico, imitando los diseños de la naturaleza (biomimética) que mejor se comportan en aspectos como la termorregulación. El diseño resultante, recubierto con una mezcla de tierra, agua y restos vegetales y animales (cob), se asemeja vagamente a un termitero africano. Los materiales usados y su coste:

Escombros y suelo: gratis. Sellador: 100 dólares. Alambre de espinas: 50 dólares. Recubrimiento de cob para suelo y pared: gratis. Acero corrugado reciclado para el dintel de puertas y ventanas. 2.000 bolsas de grano recicladas (pagadas a 5 centavos la unidad): 100 dólares. Madera o bambú reciclados: 10 dólares.

Puerta reciclada: 10 dólares.

Colector de agua de componentes reciclados: 10 dólares. Pica, cañerías y mobiliario reciclados: 10 dólares. Total: 300 dólares. El constructor ha cumplido con los retos planteados en la casa erigida como modelo: bajo coste; capaz de ser construida y mejorada por cualquiera; con técnicas arquitectónicas básicas; ecológica; fácilmente reproducible.