Está en la página 1de 3

26/12/2014

Microjuris.comContenidodelDocumentoLeyesyJurisprudencia

Microjuris.comContenidodelDocumentoLeyesyJurisprudencia MicrojurisChile Inicio » Contenido del Documento

MicrojurisChile

Inicio» Contenido del Documento

MicrojurisChile Inicio » Contenido del Documento
MicrojurisChile Inicio » Contenido del Documento
| | |
|
|
|

Voces: PRINCIPIO DE NO DISCRIMINACIÓN ‐ DERECHO A LA EDUCACIÓN ‐ ESTABLECIMIENTOS EDUCACIONALES ‐ REGLAMENTO INTERNO DEL ESTABLECIMIENTO EDUCATIVO ‐ MATRÍCULA DEL ALUMNO ‐ RECURSO DE APELACIÓN ‐ RECURSO ACOGIDO

Partes: Torres c/ Colegio de la Santísima Trinidad de San Pedro de la Paz s/ Discriminación ‐ Recurso de apelación

Tribunal: Corte de Apelaciones de Concepción

Sala: Tercera

Fecha: 24‐oct‐2014

Cita: ROL:1009‐14, MJJ39462

Producto: Microjuris

La decisión del colegio de no acceder a la reincorporación de la ex alumna, atendida la relación de convivencia de su madre con una persona distinta a su padre configura una situación de discriminación hacia la menor.

Doctrina:

1.‐ Se confirma la sentencia apelada, toda vez que la decisión del colegio denunciado de no acceder a la reincorporación de la ex alumna, atendida la relación de convivencia de su madre con una persona distinta a su padre, configura ciertamente, una situación de discriminación hacia la menor, coincidiendo con la juez de primer grado en el sentido que la exclusión de que fue víctima puede ser calificada como arbitraria, pues no obedece a una justificación racional.

2.‐ Ante la colisión de derechos se debe realizar una ponderación de éstos o principios fundamentales en conflicto, haciendo prevalecer el derecho a la educación de la niña por sobre la libertad de enseñanza, de religión y de culto de la persona jurídica propietaria del establecimiento educacional, ya que en el caso específico que se juzga, el nivel de afectación que implica la reincorporación de la alumna al colegio para el ejercicio de las libertades aludidas de la entidad denunciada no es relevante, incluso puede calificarse de marginal, en todo caso insuficiente para desplazar su derecho a la educación en el establecimiento elegido por su madre, como aquel lugar apto para el pleno desarrollo de su personalidad.

3.‐ La decisión del Colegio que negó la reincorporación de una alumna dado a la situación conyugal de la madre, fue desproporcionada, por ende, arbitraria aduciendo como justificación razones que configuran categorías sospechosas de discriminación, como son el estado civil y la filiación, perturbando con ello el derecho constitucional de la niña a educarse en el establecimiento de su elección, mediante obstáculos discriminatorios de accesibilidad no permitidos por nuestro ordenamiento jurídico.

Fallo:

C.A. de Concepción

Concepción, 24 de octubre de 2014.

VISTO:

Se reproduce el fallo en alzada.

Y SE TIENE, ADEMÁS, PRESENTE:

I.‐ EN CUANTO A LA IMPUGNACIÓN DE DOCUMENTO.

PRIMERO: Que, en lo formal, se dedujo apelación por la denunciada en contra de la resolución de dieciséis de junio del año en curso, que se lee a fojas 94 (fojas 194), en aquella parte que rechazó de plano la objeción documental planteada en el primer otrosí del escrito de fojas 189, que incide

26/12/2014

Microjuris.comContenidodelDocumentoLeyesyJurisprudencia

en la Resolución Ordinaria Nº 699 de fecha 23 de mayo de 2014, por no fundarse en causa legal.

Sobre el particular compartimos el criterio jurídico de la juez a quo, toda vez que dicha impugnación se sustentaba en un supuesto vicio de nulidad del documento, ya que en opinión del articulista el funcionario público que lo emitió, esto es, el Director de la Superintendencia de Educación Escolar de la Región del Bío Bío habría sobrepasado sus facultades legales, o sea por razones de fondo, que ameritan un juicio aparte, diversas a aquellas expresadas en los artículos

342

aparte, diversas a aquellas expresadas en los artículos 342 y 346 del Código de Procedimiento Civil.

y 346

diversas a aquellas expresadas en los artículos 342 y 346 del Código de Procedimiento Civil. En

del Código de Procedimiento Civil.

En consecuencia, corresponde confirmar tal la decisión.

II.‐ EN CUANTO AL FONDO.

confirmar tal la decisión. II.‐ EN CUANTO AL FONDO. SEGUNDO: Que, la acción que nos ocupa,

SEGUNDO: Que, la acción que nos ocupa, regulada en la Ley Nº 20.609 , pone en movimiento un procedimiento de carácter tutelar que incide en un conflicto específico de índole constitucional, en el evento de tipificarse una hipótesis de discriminación arbitraria, de modo que los tribunales a cargo, desde los hechos establecidos, deberán, en su caso, prestar la protección solicitada por quien acciona, para reestablecer el imperio del derecho a la igualdad ante la ley que se ha visto amenazado, perturbado o privado y sancionar al responsable de la conducta disvalorada.

TERCERO:Que, son hechos de la causa, ya por que se rindió prueba suficiente al afecto, ya por que fueron reconocidos por las partes, los que siguen:

1º Que la menor Luciana Belén Catalá Torres, nacida el día13 de julio de 2005, es hija de Tatiana Torres Montenegro, sin que figure en su certificado de nacimiento (fojas 1) la individualización del padre.

2º Que, la menor mencionada cursó kínder, primero básico y parte del segundo básico en el Colegio de la Santísima Trinidad de San Pedro de la Paz, desde agosto de 2011 a mayo de 2013. Dicho establecimiento pertenece al movimiento católico apostólico de Schoenstatt y su proyecto educacional está orientado a la familia basada en el matrimonio religioso de los padres, vínculo que constituye un requisito de ingreso al mismo (documentos de fojas 2 a 7, 9 y 63 a 65 y reconocimiento de la entidad denunciada al informar).

3º Que, a la época en que fue aceptada la referida alumna en tal colegio su madre era soltera y vivía como allegada en casa de familiares, aceptación que fue calificada por la institución educacional denunciada como una situación excepcional (documentos de fojas 66 y 67 e informe de la denunciada).

4º Que, en mayo de 2013, Luciana Belén fue retirada voluntariamente por su madre del colegio, por traslado a la ciudad de Calama, retornando a Concepción a los dos meses, solicitando su reincorporación al colegio el día 25 de julio de 2013 (documentos de fojas 70 y 72 y dichos de las partes).

5º Que, con fecha 2 de agosto de 2013, el aludido colegio negó la reincorporación solicitada, invocando al efecto la nueva circunstancia de relación de convivencia de la madre con una persona distinta al padre de la menor (reconocimiento de parte del colegio denunciado al momento de informar).

6º Que, la madre de la menor, doña Tatiana Torres Montenegro, y su conviviente, don Francisco Lillo Mierzejewski, manifestaron su intención de contraer pronto matrimonio, reservando fecha en el Servicio de Registro Civil para el día 27 de diciembre de 2013, sin que con ello se alterará la decisión de exclusión por parte del colegio denunciado (documento de fojas 8).

por parte del colegio denunciado (documento de fojas 8). CUARTO: Que, de acuerdo al inciso primero

CUARTO: Que, de acuerdo al inciso primero del artículo 1º de la Constitución Política de la República las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Esta definición política de nuestro constituyente, configura la base normativa sobre la cual se estructura la protección del derecho a la igualdad ante la ley, en el caso específico que nos ocupa, se desarrolla legalmente a través del presente procedimiento de tutela.

Además, para la adecuada comprensión del marco jurídico, entendemos que el derecho a la educación, consagrado en el artículo 19 Nº 10 de la misma Carta Magna, tiene una doble dimensión:

en primer lugar, una de carácter individual, como prerrogativa de toda persona en pos de su pleno desarrollo, en las distintas etapas de su vida y, en segundo lugar, otra de carácter social, en procura del fomento del desarrollo de la educación en todos sus niveles.

) que supone, por una parte, el

derecho de abrir, organizar y mantener establecimientos educacionales y, por la otra, el derecho

De otro lado, existe la libertad de enseñanza (artículo 19 Nº 11

lado, existe la libertad de enseñanza (artículo 19 Nº 11 de los padres de escoger el

de los padres de escoger el establecimiento de enseñanza para sus hijos.

QUINTO: Que, la decisión del colegio denunciado de no acceder a la reincorporación de la ex alumna indicada, atendida la relación de convivencia de su madre con una persona distinta a su padre configura, ciertamente, una situación de discriminación hacia la menor, coincidiendo con la juez de primer grado en el sentido que la exclusión de que fue víctima puede ser calificada como arbitraria, toda vez que no obedece a una justificación racional.En efecto, no es racional una decisión que no es capaz de superar un test de proporcionalidad a la luz de los principios fundamentales en juego, como ocurrió en la especie.

Por un lado, asiste a la alumna el derecho a la educación y a la libertad de enseñanza, en su faceta individual de elección del establecimiento educacional que se conforme con el desarrollo

26/12/2014

esperado de su personalidad humana.

Microjuris.comContenidodelDocumentoLeyesyJurisprudencia

De otro lado encontramos el derecho del establecimiento educacional que se traduce en la libertad de ejecutar su proyecto educativo, en este caso orientado a la familia basada en el matrimonio religioso de los padres, por entender que es ese el terreno ideal donde se cultivan las virtudes que pretende plasmar en sus educandos. Según la denunciada ese proyecto privilegia la educación en los vínculos permanentes cimentados en la voluntad y en la capacidad, sobre todo de los padres, de comprometerse en forma estable, a pesar de las dificultades que puedan surgir en la vida de las personas, de ahí la importancia que asigna al matrimonio de los padres.

Ante la colisión concreta planteada debemos realizar una ponderación de los derechos o principios fundamentales en conflicto, haciendo prevalecer el derecho a la educación de la niña por sobre la libertad de enseñanza, de religión y de culto de la persona jurídica propietaria del establecimiento educacional, ya que en el caso específico que se juzga, el nivel de afectación que implica la reincorporación de la alumna al colegio para el ejercicio de las libertades aludidas de la entidad denunciada no es relevante, incluso puede calificarse de marginal, en todo caso insuficiente para desplazar su derecho a la educación en el establecimiento elegido por su madre, como aquel lugar apto para el pleno desarrollo de su personalidad.Los niveles de afectación del derecho a la educación, dada la negativa a reincorporarse como alumna de enseñanza básica en el establecimiento, superan la molestia sufrida en las libertades anotadas de la institución educacional, sobre todo si se tiene en cuenta que la madre de la menor y su actual pareja estaban dispuestos a contraer prontamente matrimonio.

SEXTO: Que, así las cosas, la decisión denunciada de responsabilidad del Colegio de la Santísima Trinidad fue desproporcionada, por ende, arbitraria aduciendo como justificación razones que configuran categorías sospechosas de discriminación, como son el estado civil y la filiación, perturbando con ello el derecho constitucional de la niña a educarse en el establecimiento de su elección, mediante obstáculos discriminatorios de accesibilidad no permitidos por nuestro ordenamiento jurídico.

SÉPTIMO: Que, de lo que se viene razonando, corresponde asimismo desestimar la alegación de una causal de justificación por parte de la institución denunciada consistente en el ejercicio legítimo de otro derecho fundamental, en especial los referidos a la libertad de culto y de enseñanza, pues como ya se afirmó en la ponderación de derechos y principios se ha hecho prevalecer el derecho de educación de la menor, dada la escasa afectación de los primeros, de modo que su ejercicio no ha sido legítimo en la especie.Con lo razonado, mérito de los antecedentes, disposiciones legales citadas y de conformidad a lo establecido en los artículos 13.3 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas; 13.4 de la Convención Americana de Derechos Humanos; 28 de la Convención de los Derechos del Niño; 1º

Humanos; 28 de la Convención de los Derechos del Niño; 1º y 2º de la Ley
Humanos; 28 de la Convención de los Derechos del Niño; 1º y 2º de la Ley
Humanos; 28 de la Convención de los Derechos del Niño; 1º y 2º de la Ley

y 2º

28 de la Convención de los Derechos del Niño; 1º y 2º de la Ley Nº

de la Ley Nº 20.609; 186

los Derechos del Niño; 1º y 2º de la Ley Nº 20.609; 186 y 187 del

y 187

del Niño; 1º y 2º de la Ley Nº 20.609; 186 y 187 del Código de

del Código de Procedimiento Civil, se declara:

I.‐ Que SE CONFIRMA, en su parte apelada, la resolución de dieciséis de junio del año en curso, escrita a fojas 94 (194).

II.‐ Que SE CONFIRMA la sentencia apelada de veintiséis de junio del año en curso, escrita de fojas 197 a 202 vuelta, sin costas de la instancia por haber tenido el recurrente motivos plausibles para alzarse.

Regístrese y devuélvase.

Redacción de la Ministro doña Elvira Verdugo Podlech.

Rol Nº 1.009‐2014. Acumulada rol Nº 1238‐2014.

Sr. Villa

Sr. Cerda

Sra. Verdugo

PRONUNCIADA POR LOS MINISTROS DE LA TERCERA SALA señor Juan Clodomiro Villa Sanhueza, señor Rodrigo Cerda San Martín y señora María Elvira Verdugo Podlech.

GONZALO DÍAZ GONZÁLEZ Secretario

En Concepción, a veinticuatro de octubre de dos mil catorce, notifiqué por el Estado Diario la resolución precedente.

GONZALO DÍAZ GONZÁLEZ Secretario

resolución precedente. GONZALO DÍAZ GONZÁLEZ Secretario Dirección: Santa Beatriz # 170 Oficina 701, Providencia.

Dirección: Santa Beatriz # 170 Oficina 701, Providencia. Santiago de Chile ‐ Horario de atención: Lunes a Viernes, 9:00 a 18:30 horas

Copyright 2007, © Microjuris.com, Inc. Todos los derechos reservados.