Está en la página 1de 60

SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO

C. ANTONIO TOLEDO CORRO,

Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa,

Culiacán, Sinaloa

15 DE NOVIEMBRE DE 1982

C. LIC. JOSE LOPEZ PORTILLO PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

HONORABLE PRESIDIUM PUEBLO EN SINALOA HONORABLE CONGRESO DEL ESTADO:

Las luchas históricas que se han desarrollado en nuestro País a los largo del tiempo, han dejado establecido como uno de los inamovibles pilares de nuestro sistema político y jurídico que la soberanía reside esencial y originalmente en el pueblo.

De esa manera, el pueblo se erige en el primero y último de los jueces a quien todo gobernador puede y debe comparecer, a fin de que le sea legitimada la labor y el trabajo que en su carácter de mandatario hubiese pedido realizar.

Es por ello que para satisfacer esa sana tradición histórica dar cabal cumplimiento al consiguiente requerimiento constitucional, comparezco por segunda ocasión ante esta Honorable Asamblea a rendir cuenta de lo que pudimos y debimos llevar a cabo en este año de actividad pública, proponiendo así a su indelegable juicio, al cual de antemano nos sometemos.

Es de observarse que las circunstancias obligan a sintetizar o globalizar tareas y resultados, pudiéndose acudir a un desglose pormenorizado de cada una de ellas, en los complementos estadísticos que a este Informe me permito acompañar.

Ese acto, de por si trascendente, cobra especial relevancia y significado con la presencia del hombre a quien en difíciles circunstancias el pueblo de México le otorgó hace seis años su voto y su voz, para que en su nombre y representación tomara el mando de las instituciones públicas nacionales; el hombre a quien lo azaroso del acontecer no lo arredro, ni lo

completo de los problemas le hizo disminuirse, sino antes bien, crecer en estatura política e histórica, como lo tenemos comprobado todos; este hombre a quien mucho agradecemos lo Sinaloenses su estancia en la entidad, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, nuestro amigo José López Portillo.

No sólo por amigo, sino por ser verdad constatada por los Mexicanos, pensamos que es admirable el hombre que por sus cualidades gobierna, el que se esfuerza en allanar el camino por donde avanza su pueblo; el que acude a satisfacer grandes necesidades y sufre por no lograrlo en la medida de su empeño y en el volumen de su entusiasmo; pero más notable será, si como usted señor Presidente, ayudó a los que carecen de todo, si permaneció junto a su pueblo y trabajo para él en todo momento y en todo lugar.

Sabe y reconoce el Presidente López Portillo que no todo es dicha aun para nuestras masas desposeídas. Sabe y reconoce cuanto nos falta por lograr, en lo material y en lo espiritual, para que los pobres sean menos pobres, los ignorantes menos desvalidos, y todos más responsables. Le duele percibir a cada minuto la magnitud de nuestras flaquezas y la dimensión de nuestras carencias, pero abriga la certidumbre de que reconocerlo, como lo ha hecho con objetividad, es el primer paso para remediarlas con honradez.

Sentir hondo, pensar bien y ejecutar mejor, le aseguran al gobernante, aun sin pretenderlo, la gratitud del desposeído y el reconocimiento del gobernador que sabe dar un lugar destacado a la palabra refrendada con los hechos y que sabe apreciar el deber cumplido en la realidad. Señor Presidente López Portillo: Ha contribuido usted de manera decisiva a que el futuro de este pueblo aparezca más cierto y definido, porque en el presente se ha preocupado por sentar bases más firmes para la consecución de sus metas nacionales de justicia y libertad por la que tanto y tantos lucharon en el pasado. Es por eso que la historia le reserva lo que aquí por nuestra parte le adelantamos: un distinguido sitial dentro de los grandes forjadores de la patria.

Igual que hace un año, Sinaloa se vio de nuevo afectado por un huracán que ocasionó pérdidas de vidas y cuantiosos daños materiales, poniendo otra vez en prueba el espíritu inquebrantable de los Sinaloenses, que desde siempre han estado acostumbrados a enfrentar los elementos naturales en un medio hostil en su orígenes, que con trabajo ha sido domeñado y con trabajo ha sido transformado.

La referencia perturbación ciclónica no fue la primera ni será seguramente la última. Sin embargo, sabremos seguir imponiéndonos a las adversidades y a las dificultades, porque es entonces cuando se forja el carácter de los hombres y el temple de los pueblos.

El sinaloense ha demostrado y seguirá acreditándolo, que no se arruga, ni se angosta, no se angustia, sino que está decidido a resolver las circunstancias que la realidad le plantea; porque si la vida presenta problemas, la vida también nos da soluciones siempre y cuando sepamos luchar por encontrarlas en la solidaridad y en la unidad. No buscamos el sensacionalismo como forma de gobierno aunque a veces quisiéramos obtener resultados sensacionales en actividades fundamentales a nuestro desarrollo, porque somos s los primeros en reconocer que en el Estado de Sinaloa queda aun mucho por hacer en materia de producción, justicia e industria.

Pero del hecho de que todavía sea grande la tarea por realizar, no debe seguir el desánimo o la desesperanza, pues del tamaño de los problemas es el tamaño de nuestros programas y la magnitud de nuestros deseos de gobernantes para aprovechar la oportunidad histórica que el pueblo nos confirió para representarlo y servirlo.

En ese empeño, podrá estarse seguro, mantendremos la causa y sostendremos el ritmo y el rumbo que el propio pueblo ha determinado, para bien de Sinaloa y de México.

PROMOCIÓN LEGISLATIVA

Persuadidos de que la Ley y el Derecho no sólo se reducen a cuestiones de ética social, sino que representan una condición necesaria para el buen funcionamiento del sistema democrático establecido por la Constitución General de la República, en una respetuosa inter-relación de poderes en el lapso que se informa el Ejecutivo del Estado ejerció la atribución para iniciar leyes que la Constitución Local confiere, habiéndose creado, reformado o adicionado, en su caso, 24 ordenamientos jurídicos.

Si es de la esencia de la justicia la igualdad, promover todo aquello que tienda a la consecución de la igualdad de las partes en el proceso representad avanzar en el efectivo cumplimiento de la garantía constitucional que la consagra.

A ello responde el hecho de que nos hayamos preocupado por promover una nueva Ley Orgánica de la defensoría de oficio a fin de obtener una eficaz defensa y asesoría legal primordialmente en asuntos de carácter penal, pero sin descuidar tampoco los de diversas áreas del derecho, siempre y cuando sujetos carezcan de medios económicos para su particular representación legal.

Promovidos también la expedición de la Ley de sociedades mutualistas del Estado de Sinaloa que viene a abrogar la que por varias décadas estuvo vigente, a fin de buscar con su actualización el que las sociedades mutualistas puedan rendir el fruto social que los tiempos actuales demandan.

De igual manera fueron objeto de reformas los Códigos Civil y de Procedimientos Civiles, con el objeto de adecuar sus reglamentaciones en materia de registro Civil, mismas que prácticamente habían permanecido intocadas desde su establecimiento en el siglo pasado, contemporizados así con los sistemas y técnicas que en los tiempos modernos se han creado para una mas cierta y confiable regulación de tan importante institución.

Por su notoria trascendencia es de asentarse que en el de marzo del año en

curso, tuvo

lugar en el Puerto de Mazatlán el Séptimo Encuentro Nacional de Legisladores, en el que se tomaron importantes conclusiones que en su oportunidad fueron puestas a consideración del ciudadano Presidente de la República.

ACCION ELECTORAL

La doctrina democrática de los Mexicanos ha evolucionado, ha ganado en fuerza, en capacidad organizadora, en fervor colectivo de conciliación patriótica, se ha marcado un nuevo sentido a nuestra revolución, se ha fortalecido la sociedad, se ha establecido la manera de alcanzar un nuevo consenso que nos da fuerza para seguir luchando, todo eso representa la reforma política del Presidente López Portillo.

La promoción del espíritu democrático es herencia y compromiso; aceptar este sin vacilación constituye el medio mejor de que disponemos para probar que la reforma política no se hizo en vano.

La Ley Federal de organización política y procesos electorales es el instrumento de esa reforma y es el documento fundamental de la Democracia Mexicana, que constituye el testimonio histórico de un incesante esfuerzo por darle al País la dinámica que exige su creciente desarrollo y su afán por la justicia y la libertad.

La Ley acaba nuevamente de poner a prueba la capacidad de los Mexicanos.

De acuerdo con el convenio suscrito con la secretaría de Gobernación, realizamos una intensa campaña que culminó con la elaboración de un nuevo padrón electoral, logrando la inscripción de 863 mil 901 ciudadanos, superando la cifra de períodos anteriores.

Con relevante espíritu cívico de la ciudadanía sinaloense, prevaleció un ambiente de trabajo, de orden y tranquilidad en las campañas electorales de los diversos partidos políticos y en la preparación, desarrollo y vigilancia del proceso de elección.

El Ejecutivo a mi cargo tuvo especial cuidado de que las actividades de los partidos políticos, así como sus candidatos y miembros acreditados, disfrutaran de todas las garantías legales, sin reticencias de ninguna especie, puesto que la efectividad y pureza del sufragio son las bases de nuestro régimen federal, representativo y democrático. Así, dentro del orden mas completo y en una acción popular sin precedentes, el 4 de Julio último se llevaron a cabo en la entidad las elecciones para Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Diputaos y Senadores al Honorable Congreso de la Unión, votando el 71.7 por ciento del nuevo padrón.

Debemos felicitarnos de que nuestra ciudadanía, como la de los demás estado de la República, haya sabido poner tan elevado ejemplo de educación cívica en el que se hace patente el gran triunfo de la democracia y de la reforma política, consolidando un proceso que históricamente está llamado a ser el camino más viable para el avance de México y de sus mayorías populares.

Nuestros representantes federales ante el Honorable Congreso de la Unión, tienen en el que habla, un Gobernante identificado con todo lo que nos atañe en común, o sea la buena marcha de los intereses generales y los muy particulares de Sinaloa, donde ellos han recibido la más limpia consagración de su representación con el voto político que les otorgo nuestro pueblo a su favor.

El primer domingo de Noviembre del año próximo, se renovaron los representantes del Poder Legislativo y de los Ayuntamientos del Estado. Deseamos y esperamos que el pueblo acierte plenamente en uno de los quehaceres de mayor dignidad y altura que le compete: la elección de quienes deban servirlo.

Para que el Proceso electoral se realice limpio y ordenadamente, mi gobierno cumplirá y hará cumplir las leyes de la materia y garantizará a todos los ciudadanos y partidos políticos la plenitud de sus derechos y habrá de expedir el camino para que la voluntad popular se manifieste, haciendo libre y efectivo el ejercicio el voto.

PROCURACION DE JUSTICIA

El valor supremo del hombre es la justicia, dentro de un marco de certeza y de seguridad jurídica. Libertad y justicia han sido una constante en nuestro proceso histórico, resumidas en el proyecto revolucionario de 1917, que adopta y compatibiliza un sistema de garantías individuales y de garantías sociales, con los derechos de la nación.

Bien se afirma que en una pluralidad de personas, de intereses, de situaciones jurídicas cuyas relaciones reciprocas importa poner el claro, justicia es comparar, conciliar, igualar y ordenar de manera apropiada.

De ahí que la alianza para la justicia sea un postulado operante y permanente de mi gobierno, encaminado a que la vida en sociedad de desarrolle con la normalidad que una estructura normativa determina, en donde sobre los intereses de las partes prevalezca la razón de la Ley y el Derecho que aquella se ha dado para encauzar y resolver de manera pacífica su diaria convivencia.

En ese sentido, las funciones jurisdiccionales propias del Poder Judicial por conducto del Supremo Tribunal de Justicia, los Juzgados de Primera Instancia y Juzgados menores distribuidos en el Estado, han venido atendiendo con normalidad el despacho de los negocios de su competencia. La coordinación de funciones con el Poder Ejecutivo ha continuado en su práctica habitual durante el presente año, en un plano de cordialidad, mutua colaboración y pleno respeto.

Con un marcado interés en las manifestaciones modernas del Derecho procesal, el Gobierno que presido patrocino la celebración en Mazatlán del Noveno Congreso Mexicano de Derecho Procesal, organizado por el Instituto Mexicano y Panamericano de Derecho Procesal. Sinaloa contribuye así al mejoramiento de nuestro sistema jurídico nacional, promoviendo el foro en el que las corrientes del pensamiento jurídico más lucidas y avanzadas encuentran campo propicio para su expresión y recepción.

Por lo que hace a la Procuraduría General de Justicia, se ha propugnado porque mantenga operante la nueva concepción que del Ministerio Público se ha alcanzado, en el sentido de que la Institución deje de apreciar unilateralmente los asuntos propios de su competencia, para que con un propósito más acorde a la representación social que le asiste, estudie de manera integral y objetiva los casos que se le presenten.

En virtud de ello se ha puesto especial atención a la función conciliación en todos aquellos hechos en que la Ley lo permite, medio que con anterioridad prácticamente se considera ajeno a la materia, pero que a la luz de las nuevas normas propicia una más inmediata y justa resolución de los conflictos.

De los hechos delictuosos que la procuraduría ha conocido, en un alto porcentaje de ellos se ha identificado plenamente a los autores, los que en su gran mayoría se encuentran procesados ante los juzgados del ramo penal correspondiente, existiendo el formal propósito de no cejar en la investigación de aquellos eventos que aun no han sido totalmente esclarecidos, para que a la brevedad posible los responsables sean identificados, aprehendidos y turnados a la autoridad judicial para satisfacer la legítima pretensión de justicia a que aspiramos todos los sinaloenses.

Es importante subrayar la actuación que en materia de asuntos agrarios se ha realizado en función de procuración de justicia, ya que en problemas de su conocimiento en que se ha cuestionado la tenencia de la tierra, en el cuarenta y cuatro por ciento de ellos se logró su solución mediante el avenimiento de las partes; cuarenta y cuatro por ciento se encuentran en espera de resolución por parte de las autoridades agraria, consignándose únicamente en el doce por ciento de los casos por tipificarse delitos previstos en nuestro Código Penal.

En el pasado mes de Marzo, la ciudad de Culiacán fue sede de la reunión consultiva regional de procuradores generales de justicia, zona norte, a la cual asistieron procuradores de doce estados de la República, en un valioso intercambio de experiencias que han sido de utilidad para el mejor desempeño de las funciones encomendadas.

Es nuestro arraigado propósito el que la justicia sea patrimonio de todos y que los encargados de impartirla tengan la formación moral y profesional para el recto y eficaz cumplimiento de la responsabilidad que la Ley les asigna.

Deseamos patentizar así que la Justicia se llega con el definido propósito de alcanzarla, como queremos constatar también que queda igualmente comprometida la voluntad solidaria de seguirla afianzando en la vida cotidiana de la comunidad.

No podrá estar fuera de los lineamientos que en el rubro de la justicia hemos considerado, la atención a los asuntos de carácter laboral, sobre todo si se toma en cuenta que una buena relación del trabajo y del capital es esencial para el aumento de la producción y de la productividad tan necesaria, ahora como nunca, para resolver las dificultades que el país atraviesa. Nuestro interés no es otro que el mantener e incrementar en todo lo posible la armonía de los factores productivos, lo que ha traído consigo un mejor entendimiento y comprensión de las organizaciones sindicales, las que en todo momento han encontrado en este ejecutivo la ayuda y el auxilio que nos han demandado, sin perder de vista que son precisamente los trabajadores la parte más débil en la relación laboral, mereciendo por lo mismo, dentro de la Ley, un esmerado e inmediato apoyo de parte del poder público que representamos.

Por lo que hace al tribunal laboral, una eficiente conciliación activa permito tramitar y resolver conforme a derecho todos y cada uno de los planteamientos que dentro de su competencia le fueron formulados y en especial los emplazamientos a huelga presentados ante dicho tribunal de equidad por las organizaciones sindicales, solicitando los incrementos salariales de emergencia recomendados por el secretario del trabajo y previsión social.

Con ello se ratifica una vez más la vigencia de los derechos constitucionales que en materia de huelga asisten a los trabajadores, los que respetados por mi gobierno fueron en su oportunidad atendidos por el sector empresarial, logrando así la satisfacción de pretensiones laborales requeridas y otorgadas conforme a situación posibilidades económicas.

El derecho al trabajo, a la capacitación y al adiestramiento son garantías de carácter social que consideran al empleo como la única vía de realización del hombre.

Por ello es que en el presente año formalizamos un convenio con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social que nos ha permitido establecer el sistema estatal del empleo y que tiene como objetivo estudiar y promover la generación de estos. Tenemos la certeza de que a la justicia social se arriba por medio del trabajo productivo que nos permita disfruta de un nivel de prosperidad equitativamente distribuida; de una productividad que impulse con vigor el desarrollo económico y social, en la afanosa búsqueda de mayores y mejores niveles de bienestar para el pueblo.

En todo tiempo, pero especialmente en las épocas de crecientes dificultades, el papel del movimiento obrero organizado representa un importante factor para salir de los empatamientos sociales que con cierta periodicidad se presentan.

Es por ello que con entera conciencia de esa circunstancia, de modo invariable mi gobierno ha encauzado todo cuanto se refiere al trabajo y los trabajadores, haciendo acopio de presencia, voluntad y medidas para encontrar las más viables y justas decisiones para su gremio y para su causa.

Mantendremos esa línea porque estamos identificados con la clase trabajadora en una relación de unidad que se finca en el respecto, en el reconocimiento al esfuerzo productivo y en el apoyo a sus demandas de mejoramiento social. No habrá desviación alguna.

LABOR EDUCATIVA La educación es un proceso cultural que influye en todos los aspectos de la sociedad, en virtud de que no puede haber desarrollo ni reforma social, sin impulso paralelo a la educación.

La realidad económica, los fenómenos sociales y el conocimiento humano evolucionan de

manera acelerada; de ahí que resulte inaplazable formar a las nuevas generaciones de acuerdo a los requerimientos actuales, para que la herramienta de la educación cumpla sus objetivos de instruir para la vida, capacitar para el trabajo y ensañar para la cultura. La educación es un hecho profundamente revolucionario que además de fomentar la igualdad de oportunidades, permite a la juventud aprovecha su circunstancia concreta para que sea capaz de participar con eficacia y eficiencia en el desarrollo y transformación social.

Es por ello que estamos decididos a atender con la más alta prioridad la creciente demanda educativa en todos los niveles, no únicamente para resolver el problema cuantitativo de este reclamo popular, sino también y fundamentalmente, para cumplir con el ideario republicano de mejorar la calidad de la educación y vincularla a las necesidades del aparato productivo y de servicios.

El pueblo de Sinaloa confía en la educación y en la cultura como vías de progreso. Desea que las puertas de las escuelas estén abiertas todos los días del calendario oficial, para que las oportunidades de superación no se detengan. El pueblo quiere que sus hijos aprendan en verdad aquellos que las permita llevar una vida más digna.

Nadie tiene derecho a frenar o paralizar las aspiraciones de una educación constante y eficiente, porque pretender hacerlo sería intentar acabar con nuestra propia identidad nacional, destruir lo que tanto esfuerzo costo a las generaciones que nos precedieron, para convertirnos en verdugos implacables de las que habrán de sucedernos. Y si no tenemos derecho de acabar con lo que en el presente contamos, mucho menos lo tenemos para menoscabar lo que de otra suerte habrá de constituir el futuro de nuestra sociedad. Es por eso que el reto educativo de Sinaloa al que nos hemos enfrentado de manera resuelta y definida, le ha venido exigiendo reformas de forma y fondo.

La reorientación popular de la enseñanza que a nivel estatal hemos emprendido, hubiera resultado inaplicable sin una nueve legislación que permitiera cristalizar su esencia. La ley de educación promovida por el Ejecutivo a mi cargo, ha respondido a las necesidades

actuales de la entidad y a la filosofía nacionalista del Artículo Tercer Constitucional.

Nuestra reforma educativa se encamina ahora a:

Reafirmar la recíproca solidaridad de la conciencia popular; alentar la voluntad de cambio entre maestros, padres de familia, juventud y sociedad entera, para fortalecer sobres bases firmes la renovación permanente de nuestro sistema educativo;

Orientar nuestra política educativa hacia la solidaridad nacional, para labrarnos un cambio más efectivo hacia la justicia social; aprovechar al máximo, tiempo, esfuerzos y recursos de toda índole;

A reencontrar la mística del educador, la responsabilidad del estudiante, la participación de los padres de familia, el interés de la comunidad y apoyo de los gobiernos revolucionarios.

Hemos intensificado los servicios educativos al punto que nos permite afirmar, sabiendo lo que decimos, que el crecimiento de la educación en estos primeros años de mandato constitucional, no tiene paragón alguno en la historia de la entidad.

La expansión de los servicios educativos en los jardines de niños y en las escuelas primarias, la creación de un sistema de colegios profesionales técnicos, el impulso a la educación secundaria oficial, el establecimiento de escuelas técnicas de nivel medio, la fundación del Colegio de Bachilleres de Sinaloa, la ampliación de las universidades, el programa de construcción de escuelas, las campañas de alfabetización y de educación para adultos, el fomento de la cultura, el apoyo a las actividades recreativas y el avance general de la educación popular, representan una obra de gran dimensión social emprendida por el Gobierno de Sinaloa.

De esa magnitud es la tarea que en esta materia nos proponemos realizar plenamente durante nuestro período gubernamental, afortunadamente tenemos pueblo que nos apoya y

alienta, porque sabe o intuye que el futuro de México se escribirá, en buena parte, conforme a la clase y calidad de la educación que se imparta a sus hijos. No desistiremos de tan positiva como promisoria decisión.

EDUCACIÓN PARA ADULTOS

En Sinaloa, como en el resto del país, se registra un porcentaje significativo de adultos que no han sido alfabetizados, que no han tenido acceso a la educación primaria y secundaria, o que no han concluido estos niveles educativos, circunstancia que obviamente les reduce oportunidades de mejorar por si mismos su calidad de vida.

Si bien en nuestro Estado el porcentaje de analfabetas es menor que el promedio nacional, no por ello pensamos que abatirlo sea tarea que deba diferirse; por el contrario, estimamos impostergable su solución conjuntamente con la del problema que significa la incompleta educación básica de adultos. Por eso incrementamos esfuerzos apoyando los propósitos del Gobierno de la República por otorgar esta educación a quienes no la recibieron en su debido tiempo.

Porque aspiramos a consolidar una sociedad con justicia y oportunidad iguales para todos, no podría este régimen excluir del programa educativo la atención de los adultos, sobre todo cuando consideramos que si un sector de nuestra población queda al margen de la educación, esta no surte efectos de manera integral y consecuentemente el avance cultural puede estimarse incompleto.

Con esa finalidad, se han instrumentado programas coordinadamente con la delegación de la Secretaría de Educación Pública para incorporar a los beneficios de la alfabetización en el Estado a las personas de 15 o más años de edad que permanecen en la sombra de la ignorancia, habiéndose alfabetizado en este año a un 8 por ciento de la demanda conocida de alfabetización posible.

Consideramos necesario que la educación que se imparta a los adultos responda adecuadamente a las necesidades e intereses específicos de los diversos grupos y personas que la requieren, para lograr el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos tanto en lo individual como en lo colectivo.

Es indudable que la educación básica habrá de facilitar para estas personas su adaptación a

los cambios sociales y su más ágil movilización en el sector productivo de bienes y

servicios, con la consiguiente mejoría en los aspectos económicos y sociales.

De ahí que sea satisfactorio informar que en el presente año la población atendida en los

programas de educación para adultos, aprobó exámenes tanto en el nivel primaria como en

el de secundaria, con aprovechamiento del 46 y del 44 por ciento respectivamente.

EDUCACIÓN PREESCOLAR Y PRIMARIA

Ha sido preocupación permanente de esta administración estudiar, proyectar y legislar para

organizar la planeación, el crecimiento y la evaluación del sistema educativo estatal, conscientes de que los objetivos primarios de México son el fortalecer la independencia y acelerar el desarrollo.

Mi Gobierno ha apoyado la Política Educativa del Ejecutivo Federal al enfocar sus acciones

hacía los objetivos prioritarios del sector educativo. En Sinaloa es notoria la superación cuantitativa de la enseñanza, al haber asegurado a la fecha educación preescolar a la gran mayoría de la población de este nivel y al cubrir totalmente la educación primaria de la población escolar de 6 a 14 años.

Gracias a la acción conjunta de la federación y nuestro Estado, hoy nos satisface informar que del índice de uno de cada diez niños que tenían acceso a la educación preescolar, hemos alcanzado un promedio más alentador al disfrutar ahora de esta oportunidad siete de cada diez.

El Jardín de Niños ha tenido especial programación para estar acorde con los propósitos del Gobierno de la República, de proporcionar y ampliar la educación pre-escolar al mayor número de comunidades rurales que anteriormente carecían de este servicio educativo.

En educación primaria estamos cumpliendo con el idear nacionalista de proporcionar educación a todos los niños, al atender el cien por ciento de la demanda real.

Organizamos escuelas de concentración en lugares en que se requirió, a fin de que la educación llegue inclusive a los pequeños poblados que por su escasa población o distante ubicación de otra manera nos sería prácticamente imposible su atención. Habiendo superado el Gobierno del Estado la demanda cuantitativa de la educación preescolar y primaria, trabajamos ahora en la superación del aspecto cualitativo. Para ellos hemos implementado acciones simultaneas con los programas federales que tienden a elevar la calidad profesional del magisterio, mejorar los contenidos y métodos educativos, desarrollar materiales y tecnologías educativas, evaluar el rendimiento escolar, propiciar el intercambio educativo y cultura, estimular la labor docente y fomentar la investigación educativa, medidas que a todos comprometen: autoridades, equipos técnicos y sobretodo, al magisterio sinaloense que ha sabido estudiar y trabajar para la obtención de los mencionados objetivos.

Por la responsabilidad demostrada, con la exhortación reiterada para seguir redoblando esa voluntad de estudio y trabajo en la forja de mejores generaciones, nuestro reconocimiento al Magisterio Sinaloense.

EDUCACIÓN MEDIA

La educación secundaria ha recibido el más vigoroso apoyo, cumpliendo así con los objetivos trazados en el plan global de desarrollo de asegurar a la población la cobertura del servicio educativo básico de 10 años, amparado pro el beneficio de gratuitamente previsto

por el artículo tercero constitucional. Como se sabe, hasta antes de asumir nuestra responsabilidad de gobernante, funcionaban en Sinaloa cinco escuelas secundarias oficiales sostenidas por el estado, todas ubicadas en las zonas urbanas de Culiacán y Mazatlán.

En la a actualidad, se sabe también, operan en Sinaloa 43 escuelas secundarias gratuitas oficializadas por el estado, distribuidas por toda la geografía de la entidad para beneficio directo de la población asentada en más de 400 comunidades de los 17 municipios que conforman nuestra división territorial.

Estamos convencidos de que la verdadera importancia del esfuerzo realizado por mi gobierno en este nivel educativo, no radica tan solo en su inversión, que es altamente significativa, sino, principalmente, en el propósito revolucionario de llevar educación básica a los sectores tradicionalmente marginados.

EDUCACION TÉCNICA

Ha sido una tradición educativa orientar a nuestra juventud hacia carreras profesionales de tipo universitario, principalmente de carácter humanista.

Sabemos que de la amplitud y diversidad de nuestra educación media depende que Sinaloa cuente con una sólida base para su evolución cultural, ya que este nivel educativo se ha desarrollado, durante muchos años, dentro de esquemas tradicionales que han desatendido, en cierta forma, la enseñanza técnica.

Para consolidar este sistema de enseñanza hemos solicitado al Gobierno de la República el establecimiento de todo sistema de escuelas orientadas de manera terminal a la capacitación específica de las ramas industriales, agropecuaria, pesquera, minería, marítima, comercial y de servicios asistenciales y ejecutivos, que habrán nuevas posibilidades para la formación profesional, más adecuadas a la realidad económica del Estado y con amplias perspectivas de trabajo.

Como respuesta a nuestros planteamientos, la secretaría de educación pública por instrucciones de usted, señor Presidente, ha sembrado Sinaloa con nuevas opciones en los niveles técnicos.

Gracias a ese apoyo, Sinaloa cuenta en su estructura educativa con centros de estudios tecnológicos, centros de estudios científicos y tecnológicos, centros de estudios tecnológicos agropecuarios, centros de bachillerato técnico industrial, centros de estudios científicos y tecnológicos del mar y colegios nacionales de educación profesional técnica.

Todo este abanico de oportunidades permite a la juventud de Sinaloa disfrutar de un marco educativo capaz de resolver las inquietudes de preparación técnica, y revela el propósito de vincular los servicios educativos con el aparato productos y de servicios de cada región el país.

Antes de nuestra responsabilidad como gobernante, uno de cada cinco estudiantes tenían la posibilidad de educación técnica, en tanto que hoy las estadísticas nos revelan que cuatro de cada cinco jóvenes tienen oportunidad de orientar sus estudios hacia diferentes áreas de capacitación técnica que les permite incorporarse al trabajo productivo o continuar sus estudios de nivel superior.

EDUCACIÓN SUPERIOR

Dijimos en nuestro informe anterior que en respuesta a los constantes reclamos populares que recibimos durante nuestra campaña política y a fin de dar solución a la problemática de la educación media superior, mi gobierno decidió establecer 46 escuelas preparatorias

oficiales gratuitas, las que iniciaron sus actividades académicas en el mes de septiembre de

1981.

Partiendo de esta estructura educativa, dimos vida legal al Colegio de Bachilleres de Sinaloa que se ha visto fortalecido con seis escuelas preparatorias más sumando en la actualidad 52 planteles, todos ellos dedicados a la formación propedéutica y terminal de los jóvenes que aspiran a elevar su preparación a través de sus estudios de bachillerato.

Ya que, por un lado, hemos mejorado la calidad de estos estudios y por otro hemos satisfecho la demanda de inscripciones en una proporción mayor a la prevista en su etapa inicial.

Podemos informar ahora al pueblo, que el Colegio de Bachilleres de Sinaloa ha podido lograr su consolidación académica gracias a la confianza de nuestra juventud a la responsabilidad de sus maestros y administradores.

No debimos equivocarnos al atender el clamor general de los padres de familia y de la sociedad entera, para que a través de la instancia educativa pudiéramos organizar el servicio de la enseñanza preparatoria, reorientada en la compresión de nuestros problemas nacionales y en el cultivo de los valores universales.

Es de justicia reiterada que a quien más se debe el impulso de este programa educativo, a quien más debemos el apoyo para realizar esta trascendente obra social, es a usted señor Presidente José López Portillo.

EDUCACIÓN NORMAL El servicio educativo para la formación de maestros sinaloenses está encomendado a la escuela normal de Sinaloa, como institución oficial del Gobierno de la entidad, a 10 escuelas particulares incorporadas al sistema estatal, y a las 3 unidades de servicio de educación a distancia de la universidad pedagógica nacional.

El crecimiento constante de la población normalista de Sinaloa exige una adecuada planeación de la oferta y la demanda de estos servicios educativos y sus posibilidades de ocupación, para evitar la saturación de profesores que genera un grave problema de desempleo.

Ante esta situación que amenaza con aumentar la improductividad profesional y la desocupación magistral, dictamos medidas pertinentes para limitar el acceso a las escueles normales del Estado, tomando como base que en la actualidad existen más de dos mil

maestros sin plaza y están por egresar poco más de un mil quinientos mentores, los que seguramente también tendrán dificultades de empleo.

Entre esas medidas de control de la educación normal, se limitó el ingreso de nuevos alumnos para evitar el aumento futuro de desocupación, logrando disminuir de un mil 428 alumnos que se admitieron en el ciclo escolar 1981-1982, a sólo 200 alumnos que se inscribieron en el presente ciclo lectivo.

La disposición de orden cuantitativo y cualitativo servirá para graduar las posibilidades de

empleo que tendrán las próximas generaciones de maestros normalistas.

Por lo pronto y para resolver el desempleo de nuestros profesores, hemos gestionado que un número considerable de plazas de educadoras sean otorgadas a nuestros egresados mediante la verificación de un curso especializado sobre educación preescolar. En este sentido, el sistema federal nos ha brindado su más amplio respaldo para contratar a maestras que tuvieron que realizar el curso de educadoras, medida que ha sido de gran utilidad para reducir el índice de desocupación.

Recientemente la Secretaría de Educación Pública y Cultura, por mandato del Ejecutivo a

mi cargo, elaboró un proyecto de nuevo plan de estudios de educación normal con el único

propósito de mejorar la calidad de la enseñanza a través de la profesionalización del Magisterio y como una necesidad impostergable de aumentar la eficacia del sistema educativo.

El proyecto de Sinaloa está sometido al estudio de los organismos de consulta con que

cuenta la secretaría de educación pública, y seguramente en lo que resta del ciclo escolar

82-83 será revisado para que se adopten los criterios que habrán de prevalecer como plan nacional de educación normal.

EDUCACIÓN SUPERIOR

Ha sido preocupación del Gobierno del Estado que las acciones públicas estén respaldas por planes y programas que reflejen con objetividad que es lo que queremos, hacia donde vamos, que vamos a lograr y como lo vamos a lograr.

El Estado cuenta con la Comisión Estatal de planeación de la Educación superior, en la que se encuentran representadas las dependencias e instituciones educativas que tienen a su cargo elaborar e instrumentar el plan estatal indicativo del nivel superior.

Será compromiso de esta administración sentar las bases para que las instituciones relativas adapten sus programas de desarrollo a las necesidades de los programas prioritarios del Gobierno Federal y Estatal.

La armonía y la coordinación del Gobierno y sus instituciones deben obedecer al interés de las mayorías, convencidos de que la expansión educativa en este nivel por si sola no es la solución a los problemas sociales, económicos y políticos que confrontan el país. La educación superior debe orientarse a resolver las necesidades sociales prevalecientes, porque los profesionales egresados sin mercado de trabajo no inciden en el sistema productivo para transformarlo n contribuyen a la creación y desarrollo del modelo de país que todos anhelamos.

Lo que concierne a la educación superior nos concierne a todos, ya que de las instituciones que la imparten deben salir la eficiencia y la inteligencia cultivada al servicio de las mejores causas, para lograr el desarrollo con justicia social que demanda el país.

Estamos observando cambios importante en la vida del país, nuestro esfuerzo está encaminado a encontrar una educación que corresponda a nuestra época; la escuela de hoy tiene que cumplir con una función: la de diseñar estrategias y determinar con audacia soluciones. En resumen, Sinaloa ha logrado llegar a las metas más altas de un desarrollo

educativo de carácter popular y democrático. Podemos afirmar que los servicios que se ofrecen a la población escolar de nuestro Estado, fluctúan entre los índices de mayor relevancia del país, ya que tenemos capacidad de atender a más del 70% de la demanda preescolar, hemos satisfecho el compromiso de dar educación para todos en el nivel de primaria en un 100%, proporcionamos el 94% de la atención en educación media básica, ofrecemos el 100% de los servicios a los estudios de preparatoria y cubrimos el 96% de la demanda en el nivel superior.

Nuestra tasa promedio es de más del 90% de la cobertura general en toda la pirámide educativa de la entidad, con la significación social de que por primera vez en la historia de Sinaloa mi gobierno participa en todos los niveles educativos, partiendo desde el jardín de niños hasta llegar a la culpa como es la educación superior.

Atender responsablemente el presente implica irnos responsabilizando del futuro, Sinaloa quiere estar en la vanguardia de la educación. Juntos pueblo y gobierno lo conseguiremos.

CULTURA

En cuanto al campo de la cultura se refiere, su continuidad y acrecentamiento ha sido labor incesante del centro cultural Difocur-fonapas, en cumplimiento de una premisa que mi gobierno sostiene sobre el particular, consistente en que el arte y la cultura en general son valores sobre los que el Estado debe interesarse y atender, como única manera de que estas manifestaciones del espíritu humano no lleguen a convertirse en un privilegio de facciones en demérito de quienes deben ser sus genuinos beneficiados, las grandes capas de la población.

Es así que la institución difusora de la cultura por excelencia de Sinaloa, a través de sus museos ha continuado su labor de propagar el arte popular sinaloense y las artes plastias contemporáneas de México; sus bibliotecas se encuentran hasta el máximo visitadas todos los días del año; la asistencia a sus funciones de cine, teatro, eventos culturales,

exposiciones y conferencias han sido también del todo satisfactorias, pudiendo decirse lo mismo del alumnado de las diversas escuelas que ahí funcionan, de arte plásticas, serigrafía, danza, música, teatro y literatura.

Punto descollante en este último ejercicio significó la participación de nuestro estado en el programa nacional “Fonapas y la provincia en el Distrito Federal”, que tuvo por objeto llevar a la capital de la república un conocimiento más genuino, directo e inmediato de las manifestaciones del ser cultural y social de todos los rincones de la patria.

Así, por lo que a Sinaloa respecta, se realizaron múltiples demostraciones del Género, entre las que pueden contarse las exposiciones de arte popular, arqueológica, numismática, pintura y bibliografía; programas de la banda de aliento y metales, del grupo de danza folklórica y del coro Difocur-Fonapas; variadas conferencias sobre temas de nuestro estado; conciertos de piano y opera, hasta la exhibición del juego precolombino de la Ulama, milenario juego que se niega a morir en nuestro medio rural y que por ser una inequívoca muestra de cultura, el Estado lo preserva, alienta y protege.

En fin, con lo relativo se deja constancia de que con la actividad de Difocur-Fonapas hacemos muestra aquello de que el progreso y el avance social nunca se han fincado en la ignorancia y que es sobre las amplias bases de la instrucción y la cultura como los hombres y mujeres de una nación pueden hacerse aptos para la vida, aptitud que en todos sus aspectos mi gobierno aspira a realizar.

OBRAS PÚBLICAS Ha sido nuestra preocupación constante establecer la planeación como técnica de Gobierno que nos permita poner orden y rumbo en el quehacer público.

Tenemos plan y en forma coordinada los tres niveles de Gobierno buscamos que nuestra acción conjunta este encaminada a resolver las necesidades más apremiantes de la comunidad.

Se crearon comités de planeación municipales buscando fortalecer la participación directa de los municipios en el desarrollo social y económico del Estado, convencidos de que con ello fortaleceremos nuestra capacidad de respuesta a las demandas del pueblo.

Hemos priorizado las actividades del sector público, las cuales han sido presupuestadas en base a programas que expresan los objetivos del gasto público y se han establecido mecanismos de evaluación que nos permitan revisar desde el punto de vista social, económico y político si la inversión pública en ejercicio ha cumplido en tiempo y forma con las metas propuestas.

La inversión pública es principio esencial del desarrollo y de la distribución de la riqueza a través de obras y servicios. Para este año y en base a nuestras gestiones, la inversión pública federal autorizada para Sinaloa asciende a 18 mil 102 millones de pesos, cantidad que se estima ejercer para fines de año en un 98 por ciento.

De la cantidad antes mencionada, 15 mil 497 millones corresponde al programa normal que tradicionalmente ejecutan las dependencias federales; al programa Coplamar se canalizan

643 millones y bajo la responsabilidad estatal los 2 mil 62 millones restantes, cantidad esta

última 4 veces mayor que la asignada al inicio del mandato del Presidente López Portillo, lo

que demuestra su espíritu federalista y la confianza y reconocimiento a la capacidad del pueblo sinaloense. Adicionalmente, la administración a mi cargo generó una inversión de

438 millones como complemento en la búsqueda de un desarrollo más equilibrado de la

entidad.

Los recursos económicos ejercidos bajo la responsabilidad administrativa y supervisión del Gobierno del Estado ascienden a 2 mil 399 millones, desglosados de la siguiente forma:

convenio único de coordinación un mil 145 millones; programa integral para el desarrollo rural 689 millones; inversión estatal directa 438 millones y Coplamar 127 millones. La inversión fue canalizada a l infraestructura básica necesaria para el fomento de actividades

productivas de apoyo y social, con distribución geográfica acorde a la satisfacción de necesidades detectadas en el plan estatal de desarrollo.

CONVENIO UNICO DE COORDINACION

Los recursos convenidos dentro de un marco sectorial y en orden de importancia por momento de inversión es como sigue: Sector Transportes y Comunicaciones, 479 millones de pesos distribuidos en programas de carreteras estatales, caminos vecinales, caminos rurales, carreteras urbanas y aeropistas. Con estos mismos recursos se construyeron, reconstruyeron y conservaron 3 mil 935 kilómetros de caminos pavimentos y revestidos de la red estatal.

En el sector educación, se pactaron 395 millones de pesos para construir 404 aulas, 138 anexos, 5 laboratorios, 15 talleres y reparación de edificios escolares en beneficio de 51 mil alumnos de primaria y secundaria.

En el sector asentamientos humanos, se previeron 106 millones de pesos de los cuales un 70 por ciento se destinó a dotar de servicios de agua potable a poblados rurales y colonias populares.

En infraestructura y equipamiento para la vialidad, aplicamos 23 millones en el revestimiento de 49 mil 355 metros cuadrados de calles en localidades, empedrado de 58 mil 451 metros cuadrados y adoquinado de 6 mil 973; así mismo, se construyeron 2 mil 570 metros cuadrados de banquetas y 3 mil 162 metro de guarniciones. Dentro de este sector, utilizamos 9 millones para la formulación de 17 planes de desarrollo urbano de centro de población.

En el sector administración y defensa, con una inversión de 100 millones de pesos construimos la primera etapa operativa del centro de readaptación social de Mazatlán.

En el sector salud, se canalizaron 10 millones de pesos para la rehabilitación de los centros de Escuinapa y San Blas.

En apoyo a varios sectores, se convinieron 56 millones para la realización de estudios de preinversión e impulso de las acciones previstas por el sistema alimentario mexicano, así como en el desarrollo de las tareas de planeación y evaluación.

PROGRAMA INTEGRAL PARA EL DESARROLLO RURAL

Se convino para el presente año una inversión de 689 millones de pesos, destinados a dotar de infraestructura económica y social al medio rural, ejerciendo Gobierno del Estado 465 millones de pesos que representan el 67 por ciento de lo autorizado; el 33 por ciento restante fue empleado por diversas dependencias federales.

En el ramo educativo se autorizaron 15 millones de pesos para la construcción de 52 aulas, mientras que el renglón salud captó 4 millones de pesos para la rehabilitación de los centros de Mocorito y Concordia.

En la construcción de 26 pozos y 16 unidades de riego se dedicaron 109 millones, en destroncone agrícola 106 millones, en caminos rurales 97 millones, en sistemas de agua potable 19 millones, en obras de usos domésticos y/o abrevaderos 57 millones, en proyectos ganaderos 35 millones, en módulos pecuarios de autosuficiencia alimentaria 5 millones, en obras para incrementar la producción de camarón 15 millones, en asistencia técnica de áreas de temporal 91 millones, en asistencia técnica frutícola y agroindustrial 44 millones, en electrificación 74 millones y para el desarrollo de actividades de planeación, promoción y difusión 17 millones de pesos.

INVERSIÓN ESTATAL DIRECTA

Con recursos propios ejercimos 438 millones de pesos, distribuidos en las obras siguientes:

53 millones para la construcción, rehabilitación y equipamiento de 46 edificios en todo el

estado, a fin de dar asiento apropiado y decoroso a esta institución que se ha convertido ya

en una de las áreas fundamentales de la política educativa del Estado.

145 millones en la construcción y rehabilitación de 10 centros CONALEP, cumplimiento

así el acuerdo celebrado con el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, a fin

dar mayores y mejores opciones de estudio a la juventud de Sinaloa.

106 millones en la construcción de 25 kilómetros del ramal ferroviario Guasave-Estación

Naranjo, obra actualmente en proceso que vendrá a ser un importante factor para el

desarrollo agrícola, comercial e industrial en la zona norte del Estado.

47 millones en la pavimentación de calles y construcción de descargas domiciliarias de

aguas negras en diversas colonias populares, dotación de servicios que nos esmeramos en continuar, por la ingente necesidad que todavía existe en grandes zonas de la población en el Estado.

Adicionalmente a los renglones antes mencionados, invertimos 87 millones en la construcción, rehabilitación y adaptación de diversas obras de infraestructura básica, cuyas necesidades también era urgente satisfacer.

Finalmente, celebramos convenios con la coordinación general del Plan Nacional de Zonas deprimidas y grupos marginados de la Presidencia de la República, por un monto de 127 millones de pesos para construir sistemas de agua potable en comunidades marginadas y para caminos rurales; con el comité administrador del programa federal de construcción de escuelas por un monto de 758 millones, para construir 459 aulas, 48 laboratorios, 64 talleres y 292 anexos; con la Comisión Federal de Electricidad por la suma de 25 millones, para obras de electrificación en colonias populares y comunidades rurales, y con la

Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas por un monto de 40 millones de pesos, para la continuación de la carretera El Fuerte-El Carrizo.

REFORMA AGRARIA

Si en sus orígenes la reforma agraria fue el movimiento reivindicador exclusivamente encaminado al otorgamiento de tierras a quienes no se les había proporcionado jamás el medio de subsistencia más generalizado de aquellos tiempos, la propia reforma agraria adquiere ahora las modalidades que nuestra época demanda.

Esto, porque a la par que se estrecha cada vez más la posibilidad del repartimiento, por la natural disminución de la superficie legalmente disponible, las nuevas necesidades exigen además, una organización integral para el logro de la eficiencia productiva en beneficio de todos los mexicanos, pero especialmente para las clases eminentemente populares, pues todos estaremos de acuerdo que un propósito esencial de un buena Gobierno es el de “Procurar la abundancia en los mantenimientos; que no hay cosa que más fatigue el corazón de los pobres que el hambre y la carestía”.

Sin embargo, de lo señalado no debe en manera alguna desprenderse que la atención a lo nuevo conlleva el descuido a lo primario, en virtud de que en todos y cada uno de los casos en que la Ley lo ha permitido y en lo subsecuente lo posibilite, se han abierto y se iniciaran los procedimientos agrarios tendientes a resolver sobre la real y efectiva repartición de tierras en beneficio de quienes careciendo de ellas con toda justicia las solicitan.

Es así que en el lapso a que se refiere este documento, a solicitud de los campesinos se han ejecutado 33 resoluciones presidenciales sobre dotación y ampliación de ejidos, creación de nuevos centros de población ejidal, confirmación y titulación de bienes comunales, restitución de ejidos y acomodos de campesinos, mismos que comprenden una superficie de 43 575 hectáreas en favor de 2 mil 731 ejidatarios beneficiados.

Por otra parte, en aplicación de la legislación agraria han sido satisfechas las necesidades de un mil 97 campesinos afectados por los embalses de las presas “Eustaquio Buelna” y “Bacurato”, resolviendo sobre el particular la adjudicación de 7 mil 924 hectáreas en terrenos de riego con motivo de la indemnización a que tuvieron derecho.

Igualmente, entre otras cosas se han expedido 5 mil 703 certificados agrarios, practicado más de un centenar de diligencias de trabajos técnicos informativos para la integración de diversos procedimientos que la Ley de la materia establece, legalizado 18 unidades agrícolas industriales para la mujer, realizado 330 estudios de vialidad organizativa y 53 acciones de capacitación agropecuaria.

Por lo que hace a la Comisión Agraria Mixta, este ejercicio las funciones que conforme a derecho le competen, entre las cuales cobra relevancia el trámite de mandamientos provisionales sobre dotación y ampliación de ejidos, mismos que ejecutados en todos sus términos beneficio con 19 mil 435 hectáreas a un mil 3 campesinos capacitados.

De todo lo anterior resulta patente que en Sinaloa el Gobierno tiene plena conciencia de la importancia que el medio rural representa para el estado y para la nación entera, de tal modo que todas sus acciones se enderezan a lograr que en el campo sinaloense exista eficiencia y no violencia, seguridad y no intranquilidad, prosperidad y no marginación ni abandono. Es por eso que, con la Ley por delante, siempre procuremos evitar todo aquello que con propósitos inconfesables pretenda enfrentar a los campesinos, como seremos los primeros en promover todo lo que logre y consolide su desarrollo productivo y su armonía social.

Abrigamos así la certidumbre de que abriéndoles oportunidades y no condenándolos a sus necesidades, organizándolos para la producción y no manipulándolos para la disolución, estamos aportando los elementos más decisivos para que nuestra entidad contribuya a que México alcance lo que para José López Portillo ha sido una invariable constante: alimentos para todos, que en esta materia es decir justicia para todos.

AUTOSUFICIENCIA ALIMENTARIA Y PROMOCION ECONOMICA

Desde el principio de mi administración nos propusimos ser congruentes con los intereses nacionales, asumiendo la responsabilidad que nos toca en el esfuerzo colectivo para lograr la autosuficiencia alimentaria, ya que tenemos recursos, voluntad y capacidad para responder con crecientes volúmenes en este que es uno de los más importante objetivos gubernamentales.

Fue así que fijamos como una de las prioridades fundamentales la producción de alimentos, entendida no solamente en términos cuantitativos sino buscando también, por el camino de la productividad, mejorar la calidad de vida de las familias del campo sinaloense.

El sistema alimentario mexicano, constituye el instrumento planificador y el rumbo a seguir. No estamos en condiciones de gobernar a prueba y error; el tiempo, como los recursos, también tiene fin y la paciencia límite, aquí se ha cumplido con el S.A.M. y los campesinos seguirán cumpliendo; así es como en Sinaloa estamos coadyuvando a construir la patria sólida, independiente y bien alimentada que una elemental justicia, la de la subsistencia, nos impulsa a conseguir.

AGRICULTURA.

Si bien es cierto que la naturaleza da y que también quita, siendo esto determinante en los resultados agrícolas, si podemos afirmar categóricamente que el espíritu de trabajo de los Sinaloenses no está sujeto a fluctuantes condiciones ambientales, no son sus logros casuales ni fortuitos, sino el resultado de un gran empeño y de un gran apoyo institucional. El año pasado con agua suficiente obtuvimos una magnifica cosecha agrícola; en este año pese a la extrema sequía que afectó nuestro programa de temporal, superamos resultados en forma notoria. Gobierno y campesinos están ahora, en las buenas y en las malas, compartiendo riesgos pero también compartiendo satisfactoriamente, satisfacciones y beneficios.

La confianza del Gobierno de la República en la capacidad de trabajo de los campesinos, se refleja en el crecimiento de la infraestructura hidráulica que se justifica con los resultados de la producción. Muestra de ello son los 10 mil 89 millones de pesos que la federación ha canalizado al sector agropecuario de nuestro estado, con una frontera agrícola de riego de ya 639 mil hectáreas.

La obras en proceso como “El Sabinal”, “Elota-Piaxtla”, “Presidio-Baluarte”, “Palmito del Verde” y “Pequeña Irrigación” que suman 173 mil 660 hectáreas de riego, más los proyectos en marcha, nos colocan en el camino para que dentro de poco tiempo alcancemos el millón de hectáreas bajo riego. Si nuestra respuesta ya es considerable, mañana será de ese tamaño y proporción para atender las crecientes demandas alimenticias del pueblo de México. Como muestra la sola puesta en operación de las presas “José López Portillo” y “Bacurato”, se traducen en 835 mil toneladas de productos agrícolas adicionales.

En un programa especial y en el marco de la Ley de Fomento Agropecuario, organizamos 13 unidades de producción de hortalizas en los distritos de temporal, destacando el uso del riego por goteo que da amplias perspectivas a zonas donde la producción y el trabajo es escaso, que generan 162 mil jornales.

Para mejorar la productividad en los distritos de riego en operación se han establecido programas de mejoramiento territorial, siendo los más significativos el de nivelación y el de recuperación de terrenos ensalitrados, así como programas de asistencia técnica, de organización campesina, de investigación agrícola y de sanidad vegetal.

El crecimiento que hemos tenido en nuestro programa de producción de semillas es importante. “Pronase”, comisión permanente y productores, certificaron 86 mil toneladas que representa el 96 por ciento más que el año anterior. Además de ello, mi gobierno continúo desarrollando el programa de maíz criollo de ciclo corto para atender 70 mil hectáreas de temporal.

En cuanto a crédito agrícola, el esfuerzo de Banrural y Fira se manifiesta en la atención en el ciclo 81-82 de solicitudes por 10 mil 258 millones de pesos, que significa una derrama del 51 por ciento más con relación al ciclo agrícola anterior.

Ante la insuficiencia del crédito oficial, mi gobierno continúo su programa de crédito complementario orientado especificando al temporal, tendiente a sembrar todo lo posible de maíz y frijol. Lo anterior permitió sembrar la mayor superficie de maíz en la historia, aunque la mala temporada de lluvias mermó considerablemente su producción. Sin embargo, con determinación y voluntad nos preparamos ya para el próximo ciclo.

La aplicación de la Ley de fomento agropecuario y la valiosa participación de “Firco”, han permitido cambiar la estructura de cultivos existentes haciendo posible superar la producción de aquellos básicos en que habíamos sido deficitarios. Este año, con apoyo del programa de estímulos e insumos adicionales, se realizaron convenios con 38 mil 838 productores que sembraron 272 mil hectáreas de maíz y frijol.

El Seguro Agrícola, al ampliar su cobertura desde la preparación del terreno hasta la recolección de la cosecha, devuelve al campesino su capacidad de crédito evitándole cartera vencida. Se aseguraron así 614 mil hectáreas, que representa un incremento del 16.3 por ciento con relación al ciclo anterior.

El incremento en el uso de fertilizantes es proporcional a mejores niveles de producción e incorporación de más parcelas al cambio tecnológico. “Fertisin”, la empres que se suma al estado con los distribuidores y campesinos, es la responsable del abasto y distribución oportuna de este insumo básico. En el presente año agrícola su operación fue de 278 mil toneladas de las diversas formulaciones, que representa un incremento del 62 por ciento respeto a 1980 y que justifica plenamente su creación.

En sorgo logramos también este año una cosecha récord de 482 mil toneladas, que representan el 32 por ciento más en 1981 y un incremento del 203 por ciento en relación a

1980. Con esto duplicamos nuestra participación nacional y contribución a reducir las importaciones de este importante insumo pecuario, sosteniéndonos como el tercer productor del país.

En soya tradicionalmente hemos sido el primer productor del país; sembramos una superficie sin precedente de 238 mil hectáreas, 20% superior al año anterior y estimábamos cosechar 535 mil toneladas que nos permitirán aportar más del 68 por ciento de la producción nacional. Sin embargo, iniciadas las trillas el ciclón “Paúl ocasionó mermas que se consideran del orden de 130 mil toneladas: a pesar de estos superamos la producción anterior con una cosecha nunca alcanzada, contribuyendo a disminuir el déficit nacional de oleaginosas.

En cártamo ocupamos el primer lugar nacional en producción con 114 mil toneladas.

Seguimos impulsando el plan presidencial de Cocotero, en los Municipios de Escuinapa, Rosario y Mazatlán. Pronto estas plantaciones se convertirán en importantes fuentes de trabajo y de abastecimiento de aceites vegetales, renglón en el que aun es deficitario el país.

En este año agrícola, por segunda vez consecutiva logramos una cosecha récord en frijol de 161 mil toneladas, que representa un 40 por ciento más que el ciclo 80-81 y un 144 porciento más con respecto a 1980. Esta contribución de Sinaloa al S.A.M. representa el 33 por ciento de la cosecha nacional del ciclo otoño invierno.

En trigo, la cosecha en el último ciclo fue de 857 mil toneladas, que representa un 104 por ciento más en relación al año anterior. Ello nos sitúa como los segundos productores nacionales.

La trilla de arroz está en proceso; por los resultados obtenidos se estima una cosecha de 220 mil toneladas, superior en un 48 por ciento a la de 1980, lo que nos permite mantenernos como primer productor nacional.

Ocupamos el primer lugar nacional en producción de hortalizas, sembrándose 37 mil hectáreas en el ciclo 81-82, que significaron únicamente el 4.2 por ciento de la superficie total regada en el Estado. De dicha producción, más del 50 por ciento se canalizó al mercado nacional y el resto a la exportación, constituyendo la principal fuente generadora de divisas del Estado.

No obstante el bajo porcentaje de legumbres de nuestra superficie sembrada, representa la más importante fuente de ocupación al generar más de 8 millones de jornales hombre en forma directa, más los empleos indirectos de empaque, proceso, transporte y comercialización.

El recurso natural y humano y la infraestructura del campo, obtuvo un valor total de 35 mil millones de pesos a precios rurales. En lo que se refiere sólo a la producción de 8 productos básicos que nos señala el S.A.M., obtuvimos 2.3 millones de toneladas este año, que representan el 51 por ciento más desde el inicio de mi administración.

Las cosechas han superado la capacidad de almacenamiento no obstante haberla incrementado en 100 mil toneladas con la construcción de las bodegas de “Andsa” y “Nutripac”.

Sinaloa cumplió en todas las fases del sistema alimentario mexicano en 1981 y en este año rebasamos las metas en un 110 por ciento. La estrategia alimentaria ha tomado paso firme y se refuerza cada vez más, abierto surcos y caminos para el progreso y el bienestar de todos los campesinos.

Puede estarse seguro que en este aspecto mantendremos e incrementaremos nuestros logros, llevando a cabo todo lo que la técnica aconseje, invirtiendo todo lo que económicamente sea posible y organizando todo lo que sea dable, porque en ello va el fundamental derecho a la vida que a través de la alimentación se concretiza.

GANADERIA

La producción pecuaria puede y debe ser uno de los factores decisivos en nuestro desarrollo. Los recursos naturales con que contamos están representados por 3 millones 800 mil hectáreas de agostadero y praderas establecidas. En este año se produjeron 415 mil toneladas de subproductos agroindustriales y contamos con una disponibilidad superior a 2 millones de toneladas de esquilmos.

Se han realizado una serie de actividades de asesoría en los aspectos de construcción de hornos forrajeros, ollas de agua, establecimiento de praderas y compra de equipo par ala elaboración de alimentos balanceados. Por otra parte, se ha determinado el coeficiente de agostadero en 480 mil hectáreas.

Nuestra población ganadera bovina creció a un millón 122 cabezas, de las cuales el 39 por ciento son veintitrés en producción. Por otra parte, se obtuvieron 123 mil becerros que abastecen en parte la demanda de los corrales de engorda que suman una capacidad de 75 mil animales por ciclo. Para aprovechar al máximo lo anterior e inclusive superarlo, promovidos la canalización de 500 millones de pesos.

Seguimos apoyando el programa de canje de sementales, para lo cual entregamos este año

566 ejemplares en acción conjunta con la representación de la Secretaría de Agricultura y

Recursos Hidráulicos y la Unión Ganadera Regional de Sinaloa, favoreciendo a los ganaderos con el subsidio del 50 por ciento de su valor.

La Ganadería Bovina cubrió el 88 por ciento de nuestra demanda mínima. Se sacrificaron

147 mil bovinos equivalentes a un volumen de 28 mil toneladas de carne, que representan

un incremento del 9 por ciento con respecto al año anterior, tenemos que reconocer el esfuerzo que están haciendo los ganaderos por alcanzar primero la autosuficiencia y luego

producir excedentes, en correspondencia estamos buscando la corrección de mecanismos de

comercialización, de tal forma que el ganadero reciba el valor de sus productos que con justicia se le debe retribuir, de manera que no afecte al consumidor final.

La producción de huevo ascendió a 72 mil toneladas, de las que el 70 por ciento se envía al resto de País. En carne de aves y porcinos contribuimos con excedentes de 18 mil 22 mil toneladas respectivamente.

También la ganadería de Sinaloa cumplió con el S.A.M. en términos globales alcanzamos un 101 por ciento de las metas fijadas para este año, aunque en leche prevalece un déficit de 44 por ciento que iremos reduciendo paulatinamente, de acuerdo a lo programado.

Seguiremos uniendo esfuerzos los ganaderos, porcicultores, avicultores y apicultores, apoyado por mi gobierno y las dependencias federales correspondientes, para seguir produciendo los alimentos básicos en justa respuesta a las necesidades alimentarias del País.

PESCA Desde el inicio de la actual administración federal quedó definida la política pesquera inserta en los grandes objetivos nacionales, traduciéndola en actividades concretas del sector a través de lineamientos, políticas, objetivos y metas expresadas en el Plan Estatal de Desarrollo Pesquero.

Los pescadores dan ejemplo de que no sólo en el sector agropecuario se ha cumplido, pues en 1981 se obtuvieron 120 mil toneladas en tanto que en 1982 hemos superado las 180 mil toneladas. Esto quiere decir que en el transcurso de la presente administración federal casi cuadruplicamos capturas, mientras que en este año crecimos el 50 por ciento, lo que nos confirma en el primer lugar nacional en valor y tercero en volumen.

Se ha prestado especial atención al desarrollo de los puestos más importante del Estado, en donde la Secretaría de Pesca, Productos Pesqueros Mexicanos y Astilleros Unidos el Pacifico, incluyendo la participación ejecutora de la Secretaría de Comunicaciones y

Transportes, invirtieron 589 millones de pesos. En Mazatlán se realizan trabajos para ampliar las instalaciones y servicios portuarios con una inversión de 475 millones de pesos, que permitiera incrementar bordos, muebles y astilleros.

Topolobampo, con su carencia de servicios de apoyo, se inicia como una realidad al desarrollo portuario en la zona norte del Estado, con la construcción de una terminal pesquera que la Secretaría de Pesca y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes construyen con una inversión de 60 millones de pesos, así como también 50 metros de muebles de productos pesqueros mexicanos, con una inversión de 40 millones de pesos.

En el desarrollo integral de nuestras comunidades pesqueras se invirtieron 32 millones de pesos en la construcción de centros de recepción, fabricas de hielo, atracaderos y dragados de canales de acceso. Además, el Gobierno del Estado y otras dependencias Federales están ejerciendo 154 millones de pesos en obras complementarias. Con estas acciones estamos cumpliendo en proporcionar los mínimos de bienestar a 50 mil personas localizadas en 23 comunidades pesqueras. Buscando diversificar e incrementar la producción pesquera de altamar, se invirtieron un mil 305 millones de pesos, correspondiendo un ml 174 millones a créditos que Banpesca otorgó a las sociedades cooperativas para 28 embarcaciones camaroneras, 3 esameros y un sardinero. Por su parte, la iniciativa privada invirtió 130 millones de pesos en la adquisición de 5 embarcaciones de pesca múltiple.

Con el objeto de aprovechar al máximo la capacidad de la flota existente, se destinaron 799 millones de pesos en la reparación y conservación de las unidades.

El Banco Nacional Pesquero y Portuario, en el presente año ha otorgado créditos por 2 mil 400 millones de pesos.

Productos pesqueros mexicanos, ha destinado 186 millones de pesos para mejorar la

capacidad instalada de sus plantas procesadoras de Escuinapa, Mazatlán, Culiacán, El Castillo, La Reforma y Topolobampo.

Para la ejecución de obras de mejoramiento ecológico, tales como canales, gradados y desmontes y para aumentar la producción pesquera, en un esfuerzo conjunto con al Gobierno Federal desde el año pasado pusimos en operación el programa de dragados y mejoramiento ecológico, iniciándose en las Marismas del Sur con dos dragas de sección de 20 pulgadas y cinco dragas de 10 pulgadas. En la operación de esta maquinaria, este año se invirtieron 46 millones de pesos y 14 millones más para el pago pendiente del equipo adquirido. En programas de acuacultura se invirtieron 6 millones de pesos.

Para mejorar la capacitación de los pescadores, se están aplicando 51 millones de pesos en equipamiento del centro de capacitación pesquero de Mazatlán y la construcción de un muelle adjunto. Se aplicaron 23 millones de pesos en la construcción del centro de investigaciones pesqueras de Mazatlán, que alcanzará un costo de 70 millones de pesos.

Son palpables los frutos que se han generado con la resolución presidencial de que la explotación del camarón se haga exclusivamente por las cooperativas, lo que demuestra lo positivo y trascendente de dicha acción.

Respecto a la situación de la pesca en la Marisma del Sur de Estado, estuvimos de acuerdo en que el problema radica en la insuficiencia del recurso ante un anárquico crecimiento de la población pesquera. Como solución propusimos regular el número de pescadores mientras se incrementa la productividad de las Marismas mediante obras de mejoramiento ecológico, comprometiéndose a realizar un censo pesquero ribereño que precisar quiénes son los que por derecho o por justicia debían ser incluidos.

El censo se llevó a cabo, la depuración se practicó, la credenciales para acreditar auténticos pescadores se entregaron, las dragas que compramos están trabajando, la productividad de las Marismas se está incrementando, las condiciones están dadas para que se trabaje

armónicamente en el aprovechamiento de un recurso que la nación les concesionó. Sabemos que los pescadores sabrán cumplir.

INDUSTRIA

Un alto crecimiento de las actividades primarias debe ir acompañado de la transformación que convierta nuestras materias primas en productos de consumo final.

En Sinaloa, como en el País, se identifica una estructura económica integral donde los sectores no se movilizan independientes, sino que están estrechamente relacionados. Si nuestra producción de materia primera rebasa los ocho millones de toneladas, es una coyuntura que nos favorece y empuja a crear factorías que la procesen, así como para generar más insumos básicos que aseguren el desenvolvimiento de la producción.

Somos parte del México que nos exige generar más empleos permanentes en el campo y para conseguirlo el camino es muy claro: más agroindustria para los mismos campesinos.

Nuestras posibilidades de desarrollo industrial son enormes. Tan solo en el uso del bagazo de caña, que era un sub-producto que tradicionalmente se desechaba, hemos dado origen a un proyecto que hoy es ya una palpable realidad, al levantarse majestuosa la empresa más importante del Noroeste y de México, y una de las más grandes del mundo en su género, que ameritó una inversión total de un mil 600 millones de pesos, que derramara 100 millones de pesos anuales en salarios, producirá 70 mil toneladas de fibra paneles destinados al mercado nacional y de exportación y que generará importantes divisas para continuar nuestro creciente desarrollo, todo esto es Fibrasin.

El día de hoy el Señor Presidente de la República nos hará el honor de inaugurar esta factoría, que es expresión de la solidaridad con que el pueblo se ha manifestado en la adquisición de acciones. Por eso podemos decir con orgullo: Fibrasin es de los Sinaloenses.

En 1982 la inversión industrial fue de 5 mil 237 millones de pesos que generó 8 mil 200 empleos directos. Esto significa que ya tomamos nuestro paso y sostenemos, a valor constante, un ritmo 5 veces superior al que se tenía en 1977. Estos niveles de inversión manifestamos en nuestros dos años de Gobierno indican la magnitud de lo que la industria de Sinaloa ha logrado en los últimos 6 años. Esto es el resultado de una estrategia nacional para el desarrollo industrial.

Nuestra gran producción agropecuaria, pesquera, los recursos minerales y forestales y el creciente mercado regional, posibilitan una infinidad de proyectos industriales cuya realización no es posible si no se cuenta con el Crédito oportuno y adecuado. En este sentido quiero hacer un reconocimiento a las fuentes e instituciones del Gobierno Federal para el desarrollo industrial, de los cuales Sinaloa ha recibido un amplio apoyo otorgando créditos por más de cuatro mil 100 millones de pesos.

La pequeña industrial, por su carácter social y generadora de empleos interesa seguirá promoviendo. Sabemos que es la que requiere más apoyo en todos los aspectos, desde la capacitación hasta el poder de gestión, así como de negociaciones de garantía para lograr los créditos necesarios. La hemos estado respaldando otorgando avales en proyectos viables en donde cuenta más el empuje, tesón e ingenio de los interesados; creemos que en la pequeña industria es donde se origina la mentalidad industrial, tal necesaria en el proceso transformador, por esa razón mi gobierno la seguirá respaldando. La Capacitación del recurso humano es factor elemental para asegurar mejores niveles de productividad. Entendemos esta como la manera de lograr mayor producción, calidad y salario con el menor esfuerzo, por o que para conseguirla promovimos el establecimiento de 18 centros de instrucción técnica, mismos que están rindiendo ya los beneficios buscados con su creación. Promovimos misiones de negocios al exterior, con resultados de financiamiento y tecnología en proyectos de coinversión en las ramas de plásticos, fundición de hierro gris y modular, gases industriales, pinturas, extracción de aceite vegetal, deshidratado de frutas agroquímicas y materiales para la construcción.

Tenemos especial interés en el desarrollo de un plan estatal para la extracción y refinación de nuestra producción de oleaginosas. Dentro de dicho plan, en este año entró en operación “pastas y Aceite Corerepe”, S.A. y se encuentran en construcción “Aceitera la libertad” y “La Angostura” con un avance del 80 y 40 por ciento, respectivamente.

Con el apoyo del Gobierno Federal y en coordinación con la liga de comunidades agrarias, estamos promoviendo los estudios correspondientes para que las uniones ejidales y de la pequeña propiedad, se integran a la agroindustria en un complejo de 6 plantas extractoras de aceite y una freidora.

Hemos venido avanzando pues, con lo demuestran proyectos consolidados que se localizan en un 90 por ciento en los Municipios prioritarios para el Desarrollo Urbano Industrial. A continuación consigno los más importantes:

En Ahome, “Molinos Mochis”, S.A., con una inversión de 133 millones procesará harina de trigo; “aislantes y materiales del Noroeste”, 38 millones en una plata para fabricación de materiales de construcción; “productos industrializados” y “deshidratados del Fuerte”, mas de 400 millones de e pesos en sus plantas procesadoras de tomate deshidratados de vegetales.

En Salvador Alvarado, con un capital superior a los 70 millones de pesos iniciaron operaciones “Sinaloa Exportaciones”, para descuticulizar Ajonjolí, mientras que “Procesadora de Cacahuate del Évora”. S.A. de C.V. invirtió 50 millones de pesos en una planta clasificadora y procesadora de cacahuate.

En Culiacán, “Industrias de Culiacán”, S.A., con 50 millones de pesos inició sus operaciones para fabricar materiales de empaque para hortalizas, bolsas y tapones de plástico. “Cerámica y pisos industriales de Culiacán”, empezará operaciones en diciembre con una inversión de 200 millones de pesos.

Industrias Agrarias Marfil, con una cifra de 60 millones de pesos producirá harina de trigo. Para fabricar herrajes galvanizados para líneas eléctricas de alta y baja tensión, comenzó operaciones “Herrajes del Noroeste” con 8 millones de pesos; “Bachoco”, S.A. destino 100 millones de pesos a su planta de alimentos balanceados; “Maderas de Culiacán” invirtió

120 millones de pesos para producir jabas y envases para hortalizas; “Nutripac” amplio sus

instalaciones con un costo de 40 millones de pesos y que demostró al obtener utilidades en su primer año de operación, que se ha manejado con eficiencia, honradez y capacidad como elemento de apoyo para el desarrollo de la Ganadería. Mi administración la rescató del abandono y la puso a trabajar, convirtiéndose en un seguro para avicultores, porcicultores y ganaderos.

En Mazatlán, “Boyas Mexicanas”, S.A. en co-inversión con productos pesqueros mexicanos, dedicó 50 millones de pesos a una planta productora de flotadores PVC; “Harina y Aceite de Pescado de Occidente”, S.A., con una inversión de 100 millones de pesos inició operaciones en el parque industrial pesquero “Alfredo V. Bonfil”.

“Frigoríficos Coppel”, con una inversión de 220 millones de pesos se encuentra en etapa de construcción; “Molino Harinero de Mazatlán”, S.A. amplio su capacidad con gasto de 120 millones; “Guantes de Mazatlán”, S.A., se puso en marcha con 8 millones de pesos en la fabricación de guantes para la industria camaronera.

“Astilleros unidos de Mazatlán” ejercerá 359 millones de pesos en sus instalaciones para construir barcos pesqueros; por su parte, la industria azucarera ejercerá una inversión de

420 millones.

Ni el ambiente inflacionario mundial, la recesión de los países industriales o el estacionamiento del comercio internacional han desalentado a los Sinaloenses, para no solo asomarse, sino para estar dentro del proceso productivo e industrializador. La inversión industrial de este año, reitera junto con mi administración, la confianza que se tiene en México y en su Presidente José López Portillo.

DISTRIBUCIÓN Y ABASTO

En alto crecimiento de nuestro aparato productivo es generador importante de empleos que permiten a más Sinaloenses tener acceso a los mínimos de bienestar en nutrición, educación, vivienda y alud. La demanda de productos básicos de consumo popular junto con las tendencias inflacionarias, traen consigo la especulación, el intermediarismo voraz y el ocultamiento. Estos elementos retardantes de nuestro desarrollo, son los que obstaculizan que el pueblo disfrute permanente de los beneficios de la producción. Por esta razón los hemos combatido desde el principio de mi administración.

Las acciones del proceso de abasto que hemos instrumentado desde el acopio, transporte, almacenaje, distribución, consumo, control y vigilancia de precios oficiales, son actividades sistemáticas que hemos concertado en el comité estatal de abasto que preció y que forma parte del sistema nacional para el abasto de productos básicos.

Las delegaciones de la Secretaría de Comercio, impusieron 7 mil 427 infracciones con sanciones económicas y clausuraron temporalmente 494 establecimiento, atendiendo todas las denuncias el público consumidor.

El programa Conasupo-coplamar dispone de 6 almacenes concentradas localizados estratégicamente en el Estado, para abastecer 203 tiendas campesinas que dan servicio a 1 mil 280 comunidades, beneficiando a 170 mil habitantes.

“Disconsa” atendió 450 tiendas en zonas urbanas y rurales e “Impecasa” hizo lo propio con 3 mil 975 pequeños comercios en el Estado, que benefician a una población de 1 millón 300 mil sinaloenses.

Continuamos atendiendo la demanda de pescado, llevando a cabo acciones de distribución directa, control y vigilancia de pescado fresco.

El Comité cuido quien o se rompiera la buena marcha del proceso productivo, atendiendo el abato de los insumos básicos para la agricultura, pesca, ganadera e industria.

Todas las acciones anteriores mejoran el abasto haciendo que los productos básicos lleguen en suficiencia, buenas condiciones, con oportunidad y dentro de los precios autorizados, protegiéndose así del poder adquisitivo del consumidor y el ingreso de los productores. Los resultados han sido alentadores, la producción este año ha sido extraordinaria, la inflación aunque prevalece, la estamos combatiendo; en Sinaloa compramos frijol, huevo, carne, arroz, totilla, a precios más bajos que el promedio nacional.

Nuestro sistema indicador de precios que forma parte de la red nacional, nos informa que al mes de octubre pasado nuestro índice de previos al consumidor estuvo en 20 por ciento bajo del índice nacional. Hemos logrado crecer controlando en la medida de nuestras posibilidades el proceso inflacionario. Estado demuestra que el esfuerzo que hemos concertado dentro del sector comercio, nos permite funcionar dentro de una planeación sistemática que sólo exige de nosotros del administrador honesta y eficientemente el desarrollo.

TURISMO

El inagotable espíritu viajero que es connatural al hombre, encuentra en Sinaloa amplios y variados motivos de satisfacción, pues a las múltiples bellezas naturales que mar, sierra y valles le presenta, se a una la amplia infraestructura turística establecida precisamente para dar cumplido confort a quienes nos visitan.

Es por ello que para perfeccionaros en la materia, hemos participado directamente en las relaciones con las diversas asociaciones de prestadores de servicios turísticos, con las dependencias federales y la de los estados de la federación encargaos del ramo.

Con el mismo propósito asistimos a reuniones de carácter nacional e internacional, así

como elaboramos monografías turísticas de nuestro estado que vendrán a difundir, con la profusión que se requiere, los grandes atractivos con que contamos.

Reiteramos nuestro llamado a quienes se ocupan de la impartición de este servicio, a fin de que, haciendo acopio de inteligencia y con esmerado sentido de solidaridad nacional, aprovechando las circunstancias que para otros campos podrá ser adversa pero que para ellos les es propicia, a fin de que se conviertan en permanente y segura fuente de divisas.

SILVICULTURA Y MINERIA

Hemos propugnado el impulso de aquellas fuentes de trabajo que hacen factible la disponibilidad de materia prima y la demanda de mercado, aparejando infraestructura y capacitación para un inversión rentable.

Desde que iniciamos esta administración. La capacidad de la industria forestal se incrementó en un 132 por ciento con relación a 1980. Lograrlo significó construir 6 nuevos aserraderos, reabrir 2 que habían clausurado operaciones y rehabilitar otro que estaba en malas condiciones.

A esta fecha, “Jesús María de Tosibuena”, “Ocoroni”, “Bagrecitos”, “San José de las Bocas”, “La Petaca”, “El Batel” y “El Palmito” están en plena producción, todos ejidales, todos en plena sierra y todos en lo que fue zona conflictiva. Estas son nuestras acciones que, muchas o pocas, cualquiera de ellas por si sola constituye prueba suficiente de la verdad que nos anima.

Con igual propósito se encuentran bajo aprovechamiento “La Culebra”, En Choix, “San José del Barranco”, en Badiraguato, y “Tenchoquelite”, “Los Caballos”, “California” y “Pueblo Viejo”, en San Ignacio”.

millones de cajas para empaques y 9 millones de jabas alambradas, que no han sido sin embargo suficientes para satisfacer del todo a nuestro mercado. Lo haremos de lograr una vez que estén en operación la totalidad de los programas y proyectos con que contamos.

Para los señalados fines y como condición indispensable, hemos mantenido coordinación

estrecha con la dependencia federal del ramo para que el recurso forestal de Sinaloa sea debidamente evaluado y para que, cuando proceda, su aprovechamiento no sea demorado.

Es así como el pasado mes de octubre por vez primera se otorgó una autorización récord de

123 mil metros cúbico-rollo en beneficio de 14 ejidos forestales y 2 predios particulares.

Aprovecharlos racionalmente y en su totalidad es nuestro compromiso.

Con inversión de empresarios sinaloenses, se instaló en “Tepuche” una fábrica de jabas alambradas que procesa maderas traídas del vecino estado de Durango. Es satisfactorio que se invierta capital privado en zonas marginadas, acreditándose así la responsabilidad social de la riqueza. Para allanar los obstáculos que han impedido un más prospero desarrollo en la zona de que se trata, fue necesario construir un camino de 120 kilómetros de longitud que constituye una vía de integración regional que une a Culiacán con Parral-Chihuahua, comunicando en forma permanente a 25 comunidades de Sinaloa y otras 30 de Durango.

Los 120 millones de pesos invertidos, los 250 empleos generados y los 4 millones de jabas

alambradas en capacidad instalada, nos alienta a invitar una vez más a los empresarios de

mi estado a que inviertan en las zonas marginadas. Ahí es donde mas se necesita, ahí la

inversión es también rentable y ahí la solidaridad es más viva, mas actuante y porque no decirlo, más humana.

Impulsamos asimismo la capacitación de los núcleos ejidales y por vez primera en coordinación con el fideicomiso de capacitación forestal campesina, se impartieron los cursos y practicas necesarias para que sean los mismos ejidatarios quienes trabajen en su monte, asierren su madera, administres su trabajo y vendan su producto.

El Surutato, en donde se lleva a cabo un importante programa educativo financiamos directamente a los alumnos el capital necesario para una fábrica de palos para escoba con capacidad de 2 mil 500 unidades día, procurando no sólo la autosuficiencia económica del

programa, sino también cumplir con su propósito: educar para el desarrollo y capacitar para

el trabajo.

La realización de las acciones forestales descritas, se traducen en una ocupación total para un mil 100 familias que ahora cuentan con ingreso seguro y permanente.

Hemos procurado utilizar al máximo el programa de generación de empleo y fomento cooperativo que el Gobierno de la República ha establecido a través de Coplamar. Contamos así con 37 cooperativas y un mil 364 miembros que ya trabajan en la reforestación de 3 mil 700 hectáreas.

La minería, segunda actividad en que hemos fincado el progreso de la sierra, enfrentó en los primeros meses de este año una pronunciada caída en los precios internacionales de los metales; sin embargo, con precios del oro y la plata iguales a los de hace 25 años, no sólo nos sostuvimos, sino que aun se logró incrementar la capacidad de molienda instalada en Sinaloa. La crisis después de todo es riesgo, pero también oportunidad.

La cooperativa minera de panuco, con financiamiento del Gobierno del Estado paso de 150

a 350 toneladas-día de molienda; “Santa Rosa” en Concordia de 80 a 180; “Minas de Oro”

y “El Refugio” en San José de Copalá, inició la instalación de su planta de 200 toneladas- día. Intervinimos para que las unidades metalúrgicas de Choix y Badiraguato, con 150 toneladas-día cada una fueran por fin concluidas, en tanto que con financiamiento del Estado inició su operación la planta “Esperanza” de Copalá, con capacidad de 50 Toneladas-día.

El monto total financiado con recursos del fondo de fomento y apoyo a la pequeña minería ascendió a 55 millones 764 mil pesos en beneficio de 50 pequeños mineros, destacando la

puesta en operación de 52 minas y capital de emergencia para 5 plantas de beneficio. El nivel de ocupación actual en la minería alcanza un mil 250 familias, cifra que con perspectivas favorables deberá incrementarse substancialmente.

Por otra parte, con la colaboración del Instituto Politécnico Nacional gestionamos para que en un ejido sinaloense se otorgue por vez primera la concesión para explotar un yacimiento de fierro localizado en su predio y que se encontraba incorporado a las reservas nacionales.

El ejido “Potrero de Cansino” con su yacimiento de fierro en el cerro de Mozambique cuenta con los permisos necesarios, mercado para su producto y financiamiento para la explotación de su fundo. Con carácter gratuito se hicieron 4 mil 583 ensayes en el laboratorio-escuela que para el efecto construyó y sostiene el Gobierno del Estado. Después de un año de estudio, 11 alumnos de la Sierra del Estado egresaron capacitados formal y legalmente como técnicos en ensayes mineros. Seguiremos capacitando y otorgando las becas necesarias para satisfacer la oferta de trabajo con quienes más ligados están a las riquezas del subsuelo, los jóvenes de la sierra.

HACIENDA PÚBLICA

Lo tiempos que corren tienen como rasgo característico el desorden financiero que daña a casi todos los países del orbe en aquellos sectores que comprende la actividad económica.

Inflación, recesión y devaluación son amenazantes espectros que recuerden los cuatro puntos cardinales, desestabilizando las estructuras económicas de las nacionales que han tenido que recurrir a grandes empréstitos extranjeros para financiar su desarrollo interno.

Esta situación crítica, provocada en gran parte por los intereses que mueven al dinero internacional, se ha acentuado en los Países que obtienen sus principales recursos de la producción de materias primas, cuyos precios son fijados al arbitrio y conveniencia de los exportadores de dinero y tecnología, que por esos medios pretenden seguir manteniendo su

posición hegemónica.

Tales circunstancias han repercutido en nuestro País, donde paulatinamente nos venían afectando, pero recrudecidas en los últimos doce meses hasta llegar a desembocar en la crisis financiera que estamos padeciendo propiciada en gran medida por aquellos mexicanos que, carentes de conciencia y solidaridad nacional, traficación con divisas habiendo negado a jugársela con México. Consecuentemente, los Sinaloenses y su Gobierno también experimentamos el impacto negativo de los efectos que genera el desequilibrio interno y externo resultante de la crisis financiera.

Ante este panorama, mi Gobierno ha implementado una serie de medidas tendientes al

fortalecimiento del erario estatal, sin descuidar los aspectos prioritarios de inversión y gasto público indispensables para el desarrollo social sostenido y el ejercicio de las funciones que

el pueblo nos tiene encomendadas.

Así, mantenemos una sana política fiscal basada fundamentalmente en la compresión de los contribuyentes y en el convencimiento de que el cumplimiento efectivo y oportuno de sus obligaciones tributarias, se traduce siempre en la realización inmediata de mejores programas encaminados al bienestar general, lo que nos ha permitido incrementar el ingreso en un 44 por ciento con relación a lo recaudado en el año anterior.

Y como todo ato de gobierno involucra en su ejecución erogaciones crecientes de recursos

económicos, hemos sido cuidadosos en el manejo de la Hacienda Pública estatal, buscando

el equilibrio como norma invariable de nuestra administración.

SISTEMA PARA EL DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA

El sistema para el desarrollo integral de la familia tiene encomendado uno de los objetivos que reviste mayor trascendencia: la niñez y la familia, en el contexto de la comunidad en

que una y otra se desenvuelven. Partiendo de la concepción de que niñez, familia y comunidad deben entenderse dentro de una perspectiva integral, se ha elaborado el Plan Estatal de Desarrollo de la Familia junto con el manual de organización interna.

En el programa de medicina preventiva se alcanzaron incrementos considerables en lo que se refiere a consultas impartidas, intervenciones quirúrgicas y vacunaciones.

En el programa educación se mejoró notablemente la calidad de nuestros servicios al suscribirse un convenio de coordinación con la Delegación Federal de Educación Pública en el Estado, mediante el cual se incorporaron 580 maestros al programa de educación pre- escolar para atender 365 jardines de niños.

Gestiones 29 plazas estatales para los jardines de niños de los centros de desarrollo de Culiacán y Navolato, a lo que se adicionó un amplio apoyo para las Escuelas de Educación especial de los Mochis, Mazatlán y Culiacán, además de la instalación de una Biblioteca para cada uno de estos Municipios.

En una estrecha coordinación con el D.I.F. Nacional, se obtuvo la administración del campamento “Heroico Puerto de Mazatlán” para el refuerzo de las acciones recreativas y el esparcimiento de la Niñez Sinaloense, allegándose también subsidios económicos y alimenticios así como considerables auxilios para el programa Cartilla Nacional de Vacunación. Por otra parte, se puso en marcha el programa de módulos frutícolas que comprende la plantación de 100 mil árboles frutales de diversas clases, que vendrán a mejorar la dieta alimenticia de más de 10 mil familias de la comunidades rurales.

En igual forma, es de destacarse la creciente actividad del patronato estatal de promotores voluntarios instaurando 34 programas que contemplan diversos aspectos de la vida social y del bienestar comunitario.

Sus importantes beneficios se localizan especialmente en módulos pecuarios de autosuficiencia alimentaria, reforestación, educación para adultos, promoción al voto, programación avícola, seguros de vida campesino, huertos familiares y planificación familiar, todo lo cual se ha realizado con una autentica y desinteresada mística de servicio que mucho ha venido a favorecer a miles de familias en nuestro Estado.

Las actividades anteriores, necesariamente sintetizadas, han sido resultado de programas considerados y en su oportunidad aprobados y apoyados por la organización nacional y en especial por quienes estos últimos años ha hecho de la niñez y de la familia mexicana una permanente disposición y un noble apostolado: la señor Carmen Romano de López Portillo.

Por último, sería injusto no mencionar a la representante estatal de sistema que ha interpretado fielmente los propósitos de bondad social que en el País se han establecido, la que para su consecución ha entregado tiempo y persona en aras de servir cabal y generosamente a los sinaloenses: mi señora Esposa Estela Ortiz de Toledo.

HONORABLE CONGRESO DEL ESTADO:

A lo largo de casi dos años hemos venido luchando cada día por un Sinaloa mas prospero, más equitativo y más participativo.

Con nuestra actuación no pretendemos escribir toda la historia, sino responsabilizarnos por los momentos y circunstancias que la van configurado en sus distintas etapas, por la realidad en que políticamente nos ha tocado vivir y en la que tenemos un honor concedido y un deber contraído, el de servir intensamente al pueblo y procurar todo lo que implique su beneficio.

Sabemos y coincidimos en que debemos apresurar el paso y ensanchar los caminos para avanzar mejor y más aprisa en la transformación de nuestras condiciones regionales.

Sabemos y somos conscientes de lo que para ello representa el federalismo, como nexo que une, identifica y vincula, pero también como lazo que compromete en las grandes tareas nacionales.

Creemos en la institución como estructura ordenada de cambio.

Creemos en el imperio del derecho sin la fuerza que lastime al débil y fortalezca al poderoso.

Creemos en la unión y en el trabajo como fórmula que engloba y posibilita acciones, concreciones y superaciones.

Es por eso que si todos los Mexicanos se ven afectados en mayor o menor medida por la situación económica que atravesamos, es apenas natural que también todos contribuyamos a superarlos en la medida y términos que sea posible, sin que nadie deba excluirse de esta participación que la necesidad exige y el más elemental patriotismo demanda.

El pesimismo no ha anidado en el pecho de los sinaloenses porque tenemos confianza en nosotros mismos, en nuestras actitudes y fuerzas potenciales y porque estamos convencidos de que no hay limitaciones y desequilibrios que perduren, ante un pueblo que permanece de pie ante cualquier circunstancia, por difícil que esta sea.

Elemental resulta dejar aquí acreditado que para sortear las dificultades que localmente se presentaron, tuvo que ver y mucho, el que como gobernante jamás soslayó ningún planteamiento orientado a resolver las necesidades sociales de los Sinaloenses; aquel cuya mayor aspiración ha sido la de asumir la oportunidad histórica que el pueblo le confirió para cumplir con México y los Mexicanos: El Presidente de la República, José López Portillo.

Unos cuantos cuyos ingresos les son suficientes para adquirir con Holgura hasta lo superfluo, sino que al lado de este grupo evidentemente minoritario se encuentra otro de mucha mayor dimensión, formado por todos aquellos cuyo único capital es la fuerza de trabajo que poseen, la que no siempre por desgracia pueden ejercitar.

El que nunca perdió de vista que la función esencial de un Estado es conservarse, no contemplar medrosa e impasiblemente su debilitamiento; que no puede ni debe permitir fuerzas o poderes paralelos que minen sus instituciones o intenten usufructuar privilegiadamente los beneficios que sólo a la sociedad en general corresponden, dando así lugar a una de las decisiones fundamentales de su régimen, la nacionalización bancaria.

En un renovado sistema político, nuevo sistema financiero, la nacionalización de la banca viene a confirmar que el poder es del pueblo y para su provecho.

El egoísmo no podía detener el avance nacionalista y reivindicador de nuestro movimiento social, de tal modo que al responder a una plena justificación histórica y a una estricta necesidad política, la expropiación fue saludada y apoyada desde el primer momento por las grande mayorías populares de Sinaloa, como las de toda la república, sabedores de que con ello se apoyaban a sí misma, por el nuevo impulso de justicia social que aquella significa.

El sólo hecho que pase al Estado la función bancaria no significa que acaben nuestros

problemas, pero es indudable que si representa nuevos y valiosos instrumentos de gobierno, cuyo ejercicio revolucionario determinará con mayor certeza el más temprano cumplimiento del destino histórico que para los mexicanos concebirán los constituyentes de

1917.

Es pues, indiscutible, que una nueva y promisoria etapa se inicia en la vida nacional que da paso a un desarrollo independiente y democrático.

La Revolución Mexicana retoma así cauce y origen reagrupa fuerzas y ratifica alianza y compromiso.

Libera obstáculos y reorienta sentido.

Recobra impulso y vitalidad múltiple. Por otra parte, en la cíclica renovación que es propia de la vida institucional de México, estamos en vísperas de que se inicie un nuevo período en la titularidad del Ejecutivo Federal. Nadie podrá negar que la transmisión se hará en una época difícil, pero nadie que se precede consciente, de Mexicano y de Patriota podrá negar tampoco que tenemos todo lo necesario para superarla.

Nueva etapa política y administrativa le tocará encauzar a quien aun abrumadora mayoría de ciudadano le confiera, en aleccionarte jornada electoral, la grandísima responsabilidad de tomar las riendas del País, por haber sustentado los mejores principios, por haber patentizado las mejores alternativas y por haber representado la más sólida confianza.

Quien ante la nación ha probado ser intelectualmente honesto, políticamente válido y profundamente revolucionario: el Presidente electo de México, Miguel de la Madrid Hurtado.

Tenemos la absoluta seguridad de que con él se continuará la obra revolucionaria, con su ideología original y sus principio rectores.

Que sabrá responder al reto de sostener la independencia, la libertad y la soberanía de México y de convivir en una sociedad más igualitaria y más justa.

Que avanzaremos como Pueblo, Gobierno y Nación respetando las libertades individuales y colectivas características de la democracia plural que conforma el sistema político constitucional de México.

Es

por eso que el Ejecutivo del Estado quiere dejar aquí testimonio:

A

José López Portillo, porque ha conservado incólume la política internacional que México

ha

consagrado como producto de su genuina idiosincrasia política, en tanto que en lo

interno ha trabajado, vivido y sufrido por el mejoramiento económico, social y cultural del pueblo recordando con sus fundamentales medidas la lección que por tanto tiempo olvidáramos: la identidad está en casa, la esencia está en casa, la felicidad está en casa.

A Miguel de la Madrid Hurtado, porque su serena e integral visión de la realidad

consolidará la unión con apoyo popular que requiere el ejercicio político, cuya premisa de

renovación moral de la sociedad cuenta desde ahora con el respaldo y decidió del pueblo y

el Gobierno de Sinaloa.

A mi partido, el revolucionario institucional, porque sigue representando la mejor opción

política de México, y porque con su plataforma ideológica orienta la ruta de la Revolución hecha Gobierno, reiterándole, por tanto, mi inalterable lealtad partidista.

Al ejército y a la armada nacionales, porque se han caracterizado por hacer entero honor a

los principios tradicionales que los sustentan, los que una vez más en el ciclón que azotó a Sinaloa el mes anterior contribuyeron pronta y eficazmente a brindar toda la ayuda que les fue dable, contando por lo tanto con nuestro amplio reconocimiento y nuestra institucional solidaridad.

A

la prensa de Sinaloa, porque con su cotidiana e importante labor ha sabido ser espejo fiel

de

la sociedad a la que sirve, comunicando con objetividad y oportunidad el acontecer que a

la

propia sociedad importa. Sin rehuir preguntas ni eludir respuestas, los periodistas de

todos los géneros seguirán recibiendo de este Gobierno el apoyo y compresión que merecen.

Y al pueblo de Sinaloa, porque en todo momento nos ha refrendado la voluntad política que

hace dos años nos otorgará, cierto de que cumplir con nuestro deber y trabajar para su bien

y su servicio será la única meta y la mayor recompensa a la que como gobernante aspiramos.

Seguiremos para ellos entregando y alentando impulsos creativos en la nueva dimensión de Sinaloa, porque tenemos esperanza, ideas e ideales, capacidad renovadora y trascendente; porque tenemos fuerza y optimismo y porque, en definitiva, tenemos un rumbo, el que la revolución nos señala, tenemos una causa, el que la justicia reclama, y tenemos un cauce, el de las instituciones nacionales.

CONTESTACIÓN DEL SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO DEL CIUDADANO ANTONIO TOLEDO CORRO, GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO, POR EL CIUDADANO DIPUTADO MARIO ALFONSO NIEBLA ALVAREZ, PRESIDENTE DEL H. CONGRESO DEL ESTADO DE SINALOA. NOVIEMBRE 15 DE 1982.

Cuando se hacen coincidir los preceptos rectores de las instituciones con las aspiraciones y los sentimientos del pueblo; cuando las realizaciones del Gobierno se anudan con las necesidades colectivas, se define, en su más limpio sentido, la práctica de la democracia y la vocación de gobernar.

Surge así la tradición de que el gobernante informa al pueblo para que este enjuicie su mandato. Por ello está Quincuagésima Legislatura ha escuchado con interés y en cumplimiento de la norma constitucional cada una de las partes del Segundo Informe de Gobierno del Ciudadano Antonio Toledo Corro, Gobernador Constitucional del Estado.

En nuestra respuesta obligada comentamos los aspecto de mayor trascendencia para el pueblo de Sinaloa.

El ejemplo de la relación cordial con el Ejecutivo Federal, ha sido la norma de conducta para coordinar la acción de la Administración Pública Estatal con los Poderes Legislativo y Judicial, con los ayuntamientos, con los representantes de los programas federales, y con los organismos e instituciones del sector social.

Desde que se formalizaron los canales de comunicación, entre los sinaloenses y el ciudadano Antonio Toledo Corro, este recogió los planteamientos populares, para después sintetizarlos en sus programas de Gobierno haciendo un llamado a tres alianzas: para la educación, la justicia y la producción.

En Sinaloa así se atiende toda la demanda de educación primaria, secundaria y preparatoria,

como resultado de una de las más vigorosas acciones que el Estado ha desarrollado en el curso de su historia.

Esta legislatura, ha testimoniado y ha sido participe de los celosos empeños del ejecutivo por mejorar y vigilar la aplicación del derecho y la justicia. La opinión pública nos indica, sin embargo, que hay elementos e intereses que han desfigurado estad demanda del pueblo. Estos reclamas se toman en cuenta y estamos seguros que usted los atenderá.

Mención sobresaliente merece la tarea del Gobierno para el fomento de la producción. Al respecto, apuntados dos circunstancias de este proceso.

Primero, la realización de grandes proyectos industriales en el Marco de la Economía Nacional -caso concreto Fibrasin- y segundo, la demostración de que una mentalidad innovadora, descubre nuevas posibilidades de desarrollo, inversión y empleo en Sinaloa y en México.

Con estos ejemplos Sinaloa y su Gobierno reafirman sus compromisos históricos.

Cumplir con la Revolución Mexicana y el Pueblo de México, a quienes debemos la

creación de nuestra infraestructura económica, social, cultural y

cumplimos con nuestra responsabilidad, en la solución de los grandes problemas nacionales en tipo alimentario. Porque conocemos de su trabajo, de su vida ejemplar y la hemos visto en todos los escenarios: hospitales, zonas en desgracia, comunidades marginadas, núcleos indígenas, campañas de rehabilitación social y promociones culturales. Nuestro sincero apoyo solidario a la presidenta del Dif-Fonapas en Sinaloa, Señora Esthela Ortíz de Toledo Corro.

política además, también

Ciudadano Presidente de la República:

Es necesaria, por formar parte del debate contemporáneo sobre los cauces y los rumbos de México, la referencia a su obra de Gobierno, culminada con la nacionalización de la banca

que ha venido a crear, nuevas y más justas formas de vida en nuestra sociedad.

“No es sorprendente la campaña hilvanada en contra de esta histórica decisión; porque la reacción en México también tiene su historia; por más vergonzante que esta sea”.

Ante los ataques lanzados por ellos a las medidas de su Gobierno, debemos recordarles que, siempre han sido derrotados y a pesar de ello esta patria los ha cobijado en su seno, y no queriendo reconocer su derrota insisten en volver por sus fueros al amparo del poder del dinero.

No deben olvidar que en cualquier lugar de este País, en escuelas de la revolución se encuentran los jóvenes que tomarían la estafeta de Morelos, Juárez y Cárdenas.

Hubiesen deseado que recogiésemos el guante de la provocación que ellos han lanzado; pero el Estado es tan superior; que, aun a ellos, los protege y les otorga todas las garantías; pero ya no les permite que medren con los dineros del pueblo. No han entendido que el Estado Mexicano, sostenido por la mayoría del pueblo de México, ha preservado las garantías que ellos afirman, están limitadas.

Precisamente porque estas garantías existen, han podido expresar sus puntos de vista con amplísima libertad. Estos, se toman en cuenta, como expresiones de una pequeña minoría que son.

¡Los que detentan el poder económico nunca conducirán los destinos de este País.

Requerimos sí, del esfuerzo y la unidad de todos los mexicanos, para poder superar los problemas que circunstancialmente nos agobian.

Insistimos por ello, en hacer un llamado a la paz y a la concordia nacional.

Llévese usted, señor Presidente, la certeza de que el pueblo y las instituciones de Sinaloa, han renovado su esperanza de alcanzar su ideal de justicia y de progreso.

Ciudadano Antonio Toledo Corro.

Reciba el reconocimiento de esta Legislatura porque al frente del Poder Ejecutivo ha sabido conducir al Estado y al Pueblo por los cauces que el momento y las circunstancias han requerido. Junto a usted, el Poder Legislativo seguirá luchando para salvar obstáculos. Su mandato es fructífero sustentado en el derecho, y está ubicado claramente, en los principios de renovación nacionalista que México, como siempre:

SIGUE REAFIRMANDO.