Está en la página 1de 2
La adicción provoca daños económicos y familiares Es muy probable que usted conozca a alguien que lo ha perdido todo por haber caído en una situación de dependencia  Compartir este artículo Amílcar Nivar Santo Domingo.- La adicción a cualquier tipo de sustancia que cambie la conducta de las personas y que transforme su relación con la sociedad y su familia es un problema que crece y parece no parar de crecer. Las noticias sobre nuevos casos de personas que caen y de otros que se reencuentran con la tranquilidad y la paz familiar así lo atestiguan. Probablemente usted conoce a alguien que lo ha perdido todo a causa de una adicción. Dejando de percibir ingresos promedio de RD$306 mil mensual, Rafael Romero, ex propietario de Transporte Franklin, compañía que ofrecía servicios a una empresa de la zona franca de San Isidro, se encuentra en uno de los centros de rehabilitación de Hogar Crea Dominicano, donde busca darle un giro a su vida, que se vio afectada por la adicción a las drogas. Su primer objetivo ahora es reencontrarse con su familia y con su trabajo. Viéndose en uno de los mejores momentos de su vida, Romero decidió enviar a su esposa y a sus hijos a España, lo que luego calificó como un error porque ahora se da cuenta que estaba bien con ellos aquí. Luego, su mujer le dijo que hiciera su vida porque ella iba a hacer la de ella aparte, lo que no significó tanto para él en ese momento, dice, porque manejaba mucho dinero y pensó que podía rehacer su vida. Así comenzó a tocar la puerta de las drogas. Entró y salir ha sido tortuoso. Así como Romero, muchas personas han perdido sus empleos y grandes fortunas a causa de las adicciones a las drogas, al alcohol y a los juegos. Están los casos de artistas, empresarios, deportistas, políticos y hasta de profesores que han perdido grandes cantidades de dinero a causa del consumo de sustancias narcóticas, y que han tenido que recluirse en centros especiales para adictos con la esperanza de reintegrarse a la sociedad con nuevas y ejemplares actitudes. Impacto Distintas empresas e instituciones tienen empleados que son consumidores de drogas y que no se dan cuenta hasta que le practican exámenes de antidoping a su personal para evitar mayores inconvenientes laborales, que se pueden presentar cuando alguien trabaja bajo los efectos de estupefaciente. El profesor de secundaria Rafael Rodríguez, quien trabajaba para el sector privado, es uno más de los adictos que salen en busca de ayuda profesional, ya que su vida la vio desmoronarse a causa de una adicción que lo llevó a vender su casa en RD$3 millones y un terreno heredado de sus padres en RD$1.5 millón para satisfacer los deseos de su enfermedad. Rodríguez, al hablar con LISTÍN DIARIO, manifestó que el dinero que perdió por causa de las drogas no le duele tanto como los daños morales provocados a su familia. Variantes También está el caso de Ramón Eugenio Evangelista Nieto, quien está ingresado en Hogar Crea, que producto de su adicción perdió a su esposa, su carro y su negocio de accesorios valorado en más de un millón de pesos. Dijo que todo lo perdió en menos de siete meses, al vender sus productos a precios por debajo del valor real para poder satisfacer un deseo insaciable. El psicólogo Radhamés de la Rosa, director de Casa Abierta, considera que las adicciones son cambios químicos se que producen en una persona a partir de una dependencia de algunas sustancias o juegos. Expresó que hay distintos tipos de adicciones que llevan a las personas que las padecen a manifestar descontrol en sus vidas, lo que les genera dificultades en la familia y en los trabajos, llegando en la mayoría de las veces a ser despedidos de sus empleos por las faltas provocadas a raíz de la dependencia de estupefacientes o de juegos. (+) LA DEPENDENCIA QUE OBLIGA A TODO Para Radhamés de la Rosa, cuando hay dependencia física, como en el caso de la heroína, la persona vive fundamentalmente para conseguir la siguiente dosis y poder sobrevivir al síndrome de abstinencia el cual se presenta a través de una serie de síntomas como mareos, dolores de cabeza, fiebre, vómito, diarrea y otros, los cuales se perciben cuando el adicto no tiene la sustancia en su organismo. “La adicción es un tema muy complejo. La persona no admite con facilidad que tiene un problema, son justamente la educación, la insistencia de la sociedad, la familia y el entorno los que hacen que el individuo reflexione sobre la enfermedad”, afirmó De la Rosa explicó que no necesariamente todo los que consumen estupefacientes son adictos. “Hay personas que consumen sustancias de manera habitual sin tener problemas de adicción, sino que usan las drogas como una sustancia recreativa”, enfatizó.