Está en la página 1de 15
RELIGIONES ANDINAS La presente obra analiza, en sus dier articntos. la cali sién andina. omcjor, Ins religiones andinas. No parte para ello de wna definicisn previn de religion: sino que cada autor presents Ia suys en el curse de su trabajo y contvibuye aef nau eleborariiin. El estudio combina las dimensiones geogratica, temporal y.cxltural de los dis- Hintos cultos. Geogrificamente, se centra en los Andes de América del Sun. sobre todo de Peri, Bolivia y Fenador. Temporalmente, se entiencle desde la religisn le los primeros habitantes del area. pasando por la religisn andina colonial, hasta el mundo religioso ‘actual, tan complejo a enusa de Ia prediencién evangeli ca. la venovacion de Ie Iglesia y las ideas de la lustracién «la seculavizacion tecnoligica. Calturalmente. shares distintas sociedades del fren, de las que la mas conacidla fue fa del Taseantinsupu las voligiones aparecidas en curqueno, Krzysztof Makowski B. Tom Zuidema Iie Careis Manuel M. Marzal Xavier Albe Juan M. Ossio Juan Nanez del Prado Alejandro Dier Hurtado Uéctor Laporta de Ia Torve Loper WseN Bt 8164. 711 x. UO RELIGIONES ANDINAS EDIGION DE MANUEL M. MARZAL RELIGIONES ANDINAS EDICION DE MANUEL M. MARZAL Eo ENCIGLOPEDIA IBEROAMERICANA DE RELIGIONES La Enciclopedia Iberoamericana de Religiones (EIR) se propone ofrecer Is investigacisn mas solvente y actual sobre religion y eelig siones en Iberoamérics, en todas sus format expresiones, antiguas Y Fecientes, desde perepectivas especificamente theroameriestia y on wn propésito plural e interdisciplinar La EIR presta especial atencién al estudio histérico, antropo- lagico y social de las religiones precristianas y de los fendmence de aculturacién, sincretismos, religién popular, cultos afvoamerie os, ritos de paso, simbolos y procesos de simbolisaciga, mitos, permanencias y mutaciones religiosas, entre otros muchos fend menos correlacionsdos. Sus abjetivos son los generales de una politica de Investigacion y Desarrollo y los especificos de una politica cultural guiad por el propésito de proteger, investigar y difundir el patrimenio y le cul tura de los pueblos y paises iberoamericanos | La EIR se propone erear uns comunidad cientifica iberoatn cana através de a publicacion de una obra de tefrenci deoreeas RELIGIONES ANDINAS specialists en las diferentes diseiplinas y a un piblico de universi- tation y de legtores culivados. La lengua que nos ea comin, albers eototoN ee gendo experienciss may dstintas, brinds una oportunidad enceps ManueL M. Marzat. clonal par la construccién de una comunidad iberoamerieans qh puede presentarse publicamente con vor propia. Nuevas generacio- ‘ENCICLOPEDIA IBEROAMERICANA DE RELIGIONES het de entdiono iberonmerieanon, come wngtaéa de hake ies 04. en Norteamérica y Buropa, han enriquecide en medida muy costs derable el caudal de conocimientos sobre la religién y las religiones . en Tberoamérica y modificado tambien los modelos de atalics Kraysrtof Makowski sobre las mismas eres La EIR vers la luz con una periodicidad de dos o tres voliime- ee pes al ato hasta componer una biblioteca de euarents voldmence Ivis Gareis monograficos, Manuel M. Marzal_ Xavier Albs Comité Académico Juan M. Ossio Juan Nitez del Prado Jutio TreBoLte Bearers. Coordi MERCEDES DE LA Ganz Francisco Dirz pe VeLasco Javier FeRwAnoez VALLINa MANUEL MaRzat E110 MasreeRer Manuet Reves Mare EDUARDO MENDIETA Leowitoo Sitveira Ca©Pos Ausrosio VELasco. México GaRLos VLADIMIR ZAMBRANO Colombis Alejandro Diez Hurtado Hector Laporte Arturo E. De la Torre Lopez Steward Anthropological Society (University of ilinois at Usbana- Champaign) 20/1-2, pp. 55-77. Yacovlelf, E. (1932), «La deidad primitiva de los Nasca>; Revista def Mu- ‘seo Nacional (Lima) 2/1, pp. 49-66. Yacovlelt, Ey Muelle, J. C. (1934), «Un fardo fanerario de Paracase: Re ‘vista del Museo Nacional (Lima), 3/3, pp. 243-253. Zilkowski, M.5. (1997), La guerra de los wauegi. Los objetivosy Los me- canismos de la rivalilad dentro de la dlite inca, siglos XvX%1, Qui: Biblioteca Abya"ala. Zidlkowski, M.S. y Sadowski, R. M. (eds) (1989), Time and calendars in the Inca Empire, Oxford: BAR International Series. Zuidema, RT. (1972), caballeria» Viracocha: a sacrificador de ll ‘urco como una persona sacriticada. La ambigtiedad ayudar a “Tentendler Ta posteion y Ta Funcion de los sacerdotes c “Tos ritos para es IVUN RELATO INTEGRAL DEL CULTO INCA ‘Al contrario de lo que sucede con {os dioses Tierra y Viracocha, resulta dificil presentar un culto al dios Trueno. Un relato en la cronica de Murda (1946 [1590]; cf. Ossio, 1998; Zuidema, 2002) nos permite, sin embargo, disponer de una visi6n integral del cu to inca durante todo el afio en que ef Trueno también juega su pa~ pel. El mito resulea confuso por dos razones. Aunque Murda es un f\ autor tardio que tomaba prestado de varios autores anteriores, | [WA \4/ [Dus también presenta abservaciones originales de mucho valor. Au {que el mio tiene el aspecto de ser una combinacién de temas com nocidos, no obstante, enfatiza aspectos de la religién inca, antes no encontrados, en los que las divinidades desempefian un papel de fidedignidad controlable. En la primera parte del mito Pachacuti Inca no es presentado ‘como noveno rey sino como capitin joven, hijo del primer Inca Manco C4pac. En un mes de mucha Iluvia, que amenaza con {revolver la tierra, que ellos llaman Pachacuti», sna persona bes- tida de colorado, de grandisima estarura, con una trompeta» bajé ‘sobre las aguas del ev lcanota y de alli avanz6 | sobre al Cin a - Pachacuti salvé la ciudad, pidiendo al hombre sobrenatural que no tocase su trompeta, «Al cabo de ciertos dias {el gigante, aparente- mente] se volvié piedra, y por esta causa fel héroe inca] se tamé Pa- chacati, que quiere decir «volver la tierra», y por otto nombre «. La figura de Pachacuti Inca incluye tanto su propia persona como la de Inca Roca. Murda explica, con vera, conocimiento de la palabra Pachacuti, que el héroe no sélo impi-