Está en la página 1de 53

GRANDES ÉXITOS

FOTOGRAFÍA Y DISEÑO PORTADA: PATRICIO BRUNA P.

EL DOCUMENTAL DE UN CRIMINAL
EN BLANCO Y NEGRO

RAÚL CARRIEL JAIME VILLANUEVA


GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Sábado 14
De abril
2000
15:36hrs.PM

- ¿ah?, ¿dígame?

- ¿por aquí pasan los...?

- ¿trenes? (a coro)

- Ni trenes, ni gente,
ni justicia, ni nada.

- ¿No?,
bueno gracias de todos modos.

- Espere, oiga, espere..., yo lo sigo,


no se vaya a perder.

2
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

El cine en ruinas, hoy su última función.


Todavía albergaba a tres trabajadores, que aun pensaban en su vida sin su
único oficio, ejercido alrededor de 30 años. El acomodador rascaba su muñeca
derecha mientras miraba su reloj en espera. A las siete y treinta de la tarde
comenzaría la última función. La película de hoy sería el documental que se
estrenaba sólo en este cine. En ningún otro cine de nuestro país se aceptó
presentarlo, ¿será por eso que van a demoler este lugar y construir un nuevo centro
comercial con sus respectivos lugares de comida rápida y farmacias
reacondicionadas? Era lo que pensaría cualquier vecina mala leche que pasara por
estas páginas, pero aunque este cine conjugó su gran infraestructura con su
respectivo historial de grandes películas y otras no tanto, con la nueva camada de
estrenos se fue quedando solo, como cine independiente. Los monstruos llenos de
alta tecnología, alfombras nuevas y sonido stereo, de esos que se nombran en inglés,
fueron matando a este gran edificio que en sus salas se llenó de intelectuales o por
lo menos de los que se visten como tales, uno que otro político, pero también de
mucha gente honrada que vio nacer su amor dentro de sus salas hoy gastadas, ese
amor de persona a persona y de persona a imagen sin respuesta.
La hora se acercaba, don José había puesto temprano en la cartelera un poco
quebrada el siguiente anuncio: “Grandes éxitos, el documental de un criminal en
blanco y negro”.
Eran las siete cuando la caja abrió, puntual, como siempre.
Eliana era la cajera. En los años de máximo esplendor de este cine, ella era
obligada por la administración a vestir elegantemente, para ponerse según los
propios dueños (posteriormente gerentes), a la altura del espectáculo. Hoy, los
pantalones gruesos, una blusa celeste y un chaleco negro de lana como para
aguantar el peor invierno conformaban su relajado y cómodo atuendo. Pero aparte
de cambiar sus ropas también sus obligaciones habían variado con el correr de los
años y con la propia crisis que vivía este lugar. Tener que ir a remplazar a don
Mateo al puesto de golosinas y varios, durante el intermedio era algo que ya
realizaba con naturalidad. (Todavía existían ahí los intermedios).
Para este estreno no había alfombra roja, no había fotógrafos, no había nadie
esperando ver llegar a las estrellas que se asoman al primer flash. En definitiva no
se esperaba a nadie en especial, no llegó ninguna de las estrellas, tampoco
aparecieron los realizadores de este documental... esta película se había filmado
hace ya un par de años, pero nunca había podido ser exhibido, según consignaba la
fotocopia de un artículo de prensa pegado con scotch a un costado de la caja. El
estreno sería así, sin bombos ni platillos en el mundo, un mundo bastante
pequeño…, sólo en Chile y en este agonizante local.

3
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Decía por ahí que también se estrenaría en Suecia, Finlandia, y en un


pequeño pueblo de Alemania. En Cuba se prohibió en su momento; hace años por
una determinación del partido comunista que la catalogó de traidora con la
revolución, pero que los marxistas excluidos del paraíso la llamaron un documental
revolucionario, y no una burocratización de la emancipación popular, lejos, a años
luz de ser una obra contrarrevolucionaria… por eso los expulsaron.
Don Mateo al principio tenía que atender el pequeño negocio de dulces y
revistas, vendiendo lo que más se pudiera (para agotar el stock), luego tenía que
subir las escaleras internas del cine para llegar a un piso entre el primero y el
segundo, desde donde se proyectaba la filmación, ahí se encontraba una máquina
que hizo de don Mateo un gran creyente, ya que veía en cada función la acción del
poder de Dios al hacer que esa vieja, oxidada y desvencijada máquina lograra
proyectar las imágenes.
Llegaron, por raro que pareciera para estos trabajadores y para el mundo
globalizado, treinta y seis personas (las últimas funciones no habían contado con
más de diez espectadores), tal vez esto sucedió por que era la ultima función, por la
nostalgia, o quizás, aunque es lo mas dudable, por los méritos del documental.
Eliana mientras cortaba las entradas del talón por un momento se vio como en
aquellas jornadas gloriosas con todo el trabajo que implicaba, pero que en un grado
se lograba disimular por la cantidad de personal que, según su memoria, eran de
veintiuna personas. Don José no recordaba lo que era acomodar a tantas personas en
una función, ni lo que era recibir propina como en aquellos días, don Mateo estuvo
vendiendo hasta las siete con treinta y tres, luego caminó hasta su lugar de milagros.
No era cojo.
Las luces se apagaron ante una sala que le daba la sensación de continuidad
en el tiempo a este moribundo cine.
Y así comienza el documental. En la pantalla aparece entre sus rayas y
gastada tela la frase: “Grandes Éxitos” con una melodía que recordaba a ese músico
que en este momento no recordamos:

4
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Greatest hits (lado A)


Suena
La triste voz
De Roberto Dylan,
O de Roberto Parra,
La guitarra pasa de MI a LA
De MI espanto
A LA tarde de ella,
De MI silencio
A LA risa de ella,
De MI risa
A LA figura de la fuerza de ella.

De Mi a LA, constante,
Atravesando por un SI,
SI, era un SI,
Pero no,
Era un SI menor.

Se me desafina la cara.

SI, pero menor,


SI, pero no
De MI a LA en escala de NO mayor,
De MI mismo
A LA cara de chilena de ella,
Si, pero no,
De MI vida
A LA música de sus carnes,
De MI a LA en escala de NO mayor,
De MI SOL
A LA cordillera de sus manos,
De MI canción
A LA perfumada violencia de ella.
Me quedo en MI con LA menor belleza
Fumando un SI menor
Con el blues del vals canción.
Con lo que de una u otra forma
Aparezco en todos los rankings de tu alma,
Like a rolling stone.

5
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

En un pequeño recuadro aparece escrito en español, alemán, ingles, ruso,


chino mandarín, tulipán y árabe el siguiente mensaje de los creadores del
documental:

Queremos el perdón divino, (aplíquese para quienes han hecho uso de


armas con el objetivo de destruir, torturar y matar, y los que luego de lavarse las
manos con la sangre del pueblo se las han secado con la bandera) luego de ser
ajusticiados por los hombres, claramente.

El sociólogo, psicólogo, historiador y expertos en calcomanías Mario


Slovanic nos describe el contexto político en donde nuestro protagonista se
desenrolla:

- El régimen político yo podría definirlo como su mismo nombre lo dice: el


Psicogobierno-

- El psicogobierno es un sistema de gobierno interno. Afecta a todas las personas


(vivas o muertas). Se produce a raíz de la acumulación de sensaciones, ideas y
procesos varios por lo que atraviesan la gente en su contexto cotidiano (sólo eso
pueden acumular la mayoría, el Capital ustedes ya saben quien lo acumula).
Básicamente es una forma de hinchar las pelotas muy sutilmente que tiene las
represiones activas y pasivas de cualquier dogma político o religioso, es decir,
cualquier mano dura o mano blanda que lleve banda de presidente (aplíquese a
dictaduras: claras o formas burguesas de democracia y a la izquierda
burocrática).
El gobierno interno o psicogobierno (o “la represión pa dentro”, como le han
llamado los sectores más proletarios del globo) lo inventaron los presidentes de
carne y hueso, para que cuando ellos estuvieran durmiendo o descansando (esa es
una de sus mayores ocupaciones) su efecto siguiera dando vueltas en las cabezas y
en los estómagos de los humanos que se quedaron del otro lado de la fuerza
coercitiva.-

- Las cosas se han ido decantando en función de este estilo de gobierno, ya que el
trabajo se ha ido distribuyendo en formas organizadas y espirituales para lo cual se
han creado las Secretarías Generales de Gobierno, las que se encargan de actuar en
un área en especifico y de esta manera conseguir un mayor control.

- El psicogobierno, producto de su ofensiva en la vida mental de las personas, ha


pasado a concretarse en un Autogobierno, una enfermedad tan crítica como el
cáncer, el SIDA, la tos de perro o las uñas sucias. Es Necesario aclarar que esto no
es un cambio de régimen, sólo es el cumplimiento del programa en su fase mas
vanguardista y destructiva para el ser humano.

- Las formas que se encargan de llevar a cabo su siniestro cometido inferior son los
siguientes:

6
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Secretaria general de gobierno de Pánico.


Secretaria general de gobierno de Subir al Cielo.
Secretaria general de gobierno de Aspirina (y agua mineral)
Secretaria general de gobierno de Mala Educación.
Secretaria general de gobierno de Almuerzo.
Secretaria general de gobierno de Moda “fashion club”.
Secretaria general de gobierno de Cuotas.
Secretaria general de gobierno de Rutina.
Secretaria general de gobierno de El que la tiene más larga.
Secretaria general de gobierno de Muerte.

En la oscura salita del cine seguía rodando la cinta, proyectándose mientras ya


aparecía entre el publico el primer dormido o como diría mi viejo vecino el que
paga pa` dormir. Mario Slovanic continúa explicando la siguiente Secretaria
General de Gobierno:

Secretaria General de Gobierno de Pánico:

Secretaría que alguna vez fue gobierno, esta aquí para recordarnos lo
peligroso que es salirse y desafiar ciertos lineamientos ubicados con anterioridad.
(¿Por quien?, lo que es yo, no tengo idea). Con ello se pretende mostrar, a través
del miedo, lo que no procede como conducta. Por lo general esta Secretaria general
de gobierno ofrece promociones del 2 X 1, las más conocidas son la promoción de
“lleve un auto y exija gratis un semáforo en rojo” y “por la compra de una
manifestación publica llévese sin concurso ni sorteo una PATÁ EN LA RAJA o
saca de cresta de algún uniformado a su propia elección”, pero sin lugar a dudas la
que hizo famosa a esta Secretaria general de gobierno fue la gran promoción “coma
y calle”, aunque sus pocos detractores la llamaron “coma y cague”. Consiste en no
opinar so pena de portentosas patadas con bototos en el centro del hocico.

Según el programa de gobierno, los principales pánicos a fomentar este


semestre permanente son los siguientes:

Orto - fobía: miedo a contraer el SIDA.


Flexibilizado - fobía: miedo la cesantía.
Cana - fobia: miedo a la cárcel.
Todo - fobia: miedo a los aviones, a las ciruelas verdes, al piso trece, a la carne de
vacuno, a los policías, a Dios, a la oscuridad, a los candidatos presidenciales, a los
recuerdos, a olvidar los recuerdos. A etc...

Veamos el siguiente gráfico de aumento demográfico de la desconfianza:

7
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Correr de un lado para otro, correr


De un lado para nada.

Dar vueltas al interior de la suma


de los ángulos
de un triángulo equilátero.
Colgar del reloj puesto ahí a propósito
Y sobretodo rebotar...
Navegación confusa, en el umbral de
La puerta, sombras,
Echas sombras de no saber que son
Gritos.

Un espectador del documental, en la oscuridad de la sala de cine y solamente


iluminado por la tenue luz blanca de la pantalla, tomó algo comprado afuera,
evitando comprar dentro del cine, siempre más caro. Lo abrió, era un paquete de
galletas azules muy luminosas. El breve destello hizo que algunos se molestaran por
tal impertinencia, aunque nadie manifestó ninguna palabra.
No pasó mucho más tiempo. El aludido protagonista del documental se
presenta en escena, caminando y dándole la espalda a una cámara que se mueve
muy rápido para poder seguir sus pasos.
- ¿Qué pasa cuando una persona deja todo, absolutamente todo, para perseguir a una
melancolía, a un asombro o a un día siguiente?
- No sé..., de nuevo estoy hablando solo.

El comentario que se escuchó dejó a los espectadores atentos a lo que


vendría, el relator comenzaba a trabajar:

Esta es la historia.
Hastiado de los casos que ofrece la vida y la muerte (en vida), Sebastián Arlegui
Carvil. A sus 23 años, una tarde, como tantas tardes del año pasado asume avanzar
un par de espacios al frente: se había cansado de tener un mundo sobre los hombros,
tendría que dejarlo caer.
Sebastián Arlegui se había desempeñado en distintos oficios después de salir
del liceo. Trabajó en un supermercado de empaque, fue repartidor en bicicleta de
una panadería, vendió periódicos; hasta que por último se encontró trabajando de
mesero en un concurrido café y salón de té en Viña del Mar. El lugar se llamaba
Moonlight salón de té, un nombre muy americanizado y amariconizado, pero esto
ya habría de comenzar a quedar en el pasado, igual que sus atrasos y las llamadas
de atención de su gordo jefe hijo de puta, Lorenzo Sepúlveda, un hombre que no lo
dejaba soñar, sólo lo dejaba trabajar, le daba la libertad de ser un esclavo o como
acotaría algún marxista, de vender su fuerza de trabajo.
Sebastián no lo odiaba, pero no podía sentirse a sus anchas con la presencia
su jefe. Sólo si tenía algún rato de poco trabajo o de ocio podía normalizar la
respiración, muchas veces entrecortada, más que por el trabajo mismo, que ya era
agotador, por el simulacro de trabajo que le obligaba a tener su jefe, puesto que el

8
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

caballero este no podía ver a un empleado tranquilo, siempre debía producir. Si no


había mesas que atender había suelo que barrer, platos que lavar o algún compañero
en los albores de ser denunciado, ya que el supuesto “señor” Lorenzo, como lo
llama la tribu recurrentemente, les decía a los trabajadores que si veían a algún
empleado en pasos extraños, lo notificaran de inmediato. Las fuentes nos
confesaron, en voz baja y anónima, que los que solían realizar estos actos eran los
empleados favoritos del gordo señor Lorenzo. (Sapos culiaos- pensó don Mateo
mientras pedía perdón al cielo por su blasfemia).
La sola idea y posibilidad de renunciar a este trabajo se había presentado
durante la tercera semana de trabajo, pero Sebastián Arlegui acostumbrado a aperrar
siguió laborando, motivado, en parte, por eso medio estoico de no dejarse vencer
por la adversidad, pero en realidad estaba más motivado a resistir porque salirse no
lo dejaría en una buena posición, sobretodo en cuanto a platas y tesoritos por
descubrir.
Sebastián ya llevaba siete meses en este local, pero no podía más con ese
ritmo que él consideraba (y yo también) absurdo, tener que atender gente arrogante,
miradora en menos, pedante, indecisa, prepotente, con aires al círculo de Viena,
pero sin filosofía alguna y sin lógica. Este escenario no era muy alentador, y sus
motivaciones habían comenzado a caminar para otro lado.

Un día de trabajo en invierno, en la pausa de un solo de lluvia, que venia


cayendo hace tres días, Sebastián miró hacia la calle, se sacó el delantal manchado
con gotitas de café y leche, sonrió con tristeza, volteó hacia sus compañeros de
trabajo y con un gesto de su mano se despidió de todos, incluso de los falderos.
Al fondo del Salón de Té se encontraba Don Lorenzo hablando por teléfono,
daba fuertes risotadas mientras todos trabajaban, excepto Sebastián. Sebastián lo
miraba con una sonrisa apenas. Caminó hacia Don Lorenzo y con su boca esbozó
un sílaba, Don Lorenzo le hizo un gesto con la mano para que lo esperara un
instante. Sebastián lo iba a esperar, pero al notar la mirada de todo el personal sobre
él y que habían dejando a un lado sus funciones habituales, sintió que esperar sería
retroceder en su avance. Su tristeza profunda volvió a sonreír, y no sin ahogo y con
su dedo índice colgó la llamada de un latigazo. Don Lorenzo quedó atónito, las
palabras abandonaron su diccionario y se afirmó el estómago con las dos manos. No
estaba preparado para algo así, transcurrieron sólo tres segundos hasta que Sebastián
dijo con voz gastada y fuerte: -Renuncio-.
Sebastián se quitó bruscamente el delantal y se lo entregó a Don Lorenzo, con
este gesto provocó que fuera un poco empujado hacia atrás, no por la fuerza física la
cual era escasa, sino por la sola imagen de Sebastián que parecía crecer, diciendo
desde la puerta del salón que algún día le devolvería el resto del uniforme, a lo que
el sujeto asustado no respondió la menor palabra aunque esto significara perder el
uniforme, seguro se lo descontarían de su último sueldo y agregaría un costo más a
las ganancias del dueño.
En las cosas técnicas de la planificación parece no haber sido tan espontánea
la resolución de Sebastián, ya que el día anterior había recibido su sueldo por el
mes de trabajo, no había nada que lo hiciera volver por ahí.

9
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Debido a esta actitud hacia su trabajo, muchas personas detestaron a nuestro


sujeto observado. Esas personas no llegaron a conocerlo, pero de igual forma lo
odiaron de nombre. Don Lorenzo recuperó el habla y se unió a este segmento de
pensamiento conservador. Concluía que Arlegui era un mal agradecido con el
empleo que le ha dado de comer, tomando en cuenta que la mucha gente se la
jugaría fuese como fuese por conseguir el trabajo rechazado en forma tan
increíblemente irresponsable por este muchachito engreído.

Mucha de la gente que vociferaba estos comentarios no conocían el trabajo.


Nunca habían trabajado en nada. Eran los clientes habituales, iban en repetidas
ocasiones a este salón de té, en un día podían vérseles cuatro o cinco veces con
estancias prolongadas, mostrándose de Lunes a Domingo. Pudimos constatar,
haciendo seguimientos a algunos sujetos, que conocían el trabajo por las visitas que
esporádicas, más o menos una o dos veces a la semana a sus respectivas empresas,
donde habían visto a uno que otro ingeniero, a algún técnico y a unos pocos
trabajadores que por ahí realizaban las labores, pero lo interesante fue ver que
después de aceptar nuestra entrevista, siempre anónimamente, declararon, off the
record, que lo conocían también por sus visitas a este salón de té. También hubo uno
comentó que lo había conocido a través del discovery channel.

De los demás trabajadores obtuvimos algunos papeles escritos y pocas


palabras sobre el obrar de Sebastián Arlegui que expondremos ahora, pero con
opiniones a favor o en contra, Arlegui no pensaba en cosas cercanas cuando decida
salirse del cause de esa normalidad.

1-Este documento no pudo demostrarse que perteneciese a ningún autor,


sólo se sabe que estaba en una servilleta doblada, y se asume que es de algún
trabajador en resguardo de su identidad por miedo a ser despedido.

Cadena

Manos partidas en mil,


Sudor rasposo.
Luces: sol desvanecido.
Elementos del subconjunto que resisto.
Este es el escenario diario,
Lo voy dejando, no creando.
Mi respiración se hace dura, crítica, pesada,
Los sonidos eternos se estancan en mi cerebro,
Mas mis movimientos parecen un grito ciego.

Esperando la confusión de la tranquilidad


Me sorprendo perdido, alejándome de ser.
Camino paso a codazo,
Y sólo basura sale de mi boca
Haciéndome un náufrago con los míos.

10
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Al llegar casi conmigo la noche


Niego el alba, con su luz y lo que viene,
Un café, rápido, buenos días
¿ me escucha?.

Este fragmento fue escuchado en la sala del cine, mientras Eliana preparaba
afuera de ella el negocio de dulces cantando una vieja canción, adentro la historia
continuaba.
Arlegui, con el salón a sus espaldas, daba a entender que no quería nada de
ese lugar, prefería quedar a un costado y caminar tardes que se redondeaban por su
trance límbico, por su calma desgarbada y su risa grande ahora un poco pequeña.
En su también pequeña casa ya no podría seguir, pensaba que sin el dinero
que recibía del salón de té sería difícil o casi imposible sentirse tranquilo.

VIDA PRIVADA DE SEBASTIÁN ARLEGUI


(Segunda parte del documental)

Sebastián convivía con Laura, esto era en secreto a los padres de ella. Laura
una jovencita de veinte años y dos bellezas, la física y la de verdad. Por fuera era
una especia de atenea morena y desordenada, para que decir más; en su interior
cabían mil poemas apilados uno sobre otro y quizás más. El público, en su mayoría
varones, asintió al ver fotos y imágenes de la mujer.
Laura pertenecía a un nivel económico un poco más elevado que Sebastián,
pero dividían gastos. Aparte de compartir comida, techo, caricias y sueños con él,
vivía en esta ciudad porque estudiaba la carrera de psicología en una universidad
estatal de la zona. La carrera, al igual que su mantención, era financiada por sus
padres, ellos y Laura eran de una zona donde esa carrera no se impartía, de modo
que ella tuvo que viajar. En todo caso lo más caro era su estadía en Viña del Mar,
Laura tenía crédito fiscal y pagaba muy poco en la universidad. En esa época
todavía existía la educación pública.
Ella contaba con la suerte de tener el respaldo de sus padres aunque a ella le
producía cierta incomodidad, quería ganarse su párrafo en la historia con su propio
sudor y sed. Ante esto Sebastián le hacía ver lo afortunada que era, tenía era algo
bueno y debía agradecerlo y aprovecharlo.
Sebastián le repetía, según cuenta un vecino de chaleco verde cuando los
veía pasar, que de todas formas llegaría el momento en el cada uno tendría que
quedarse solo frente a la realidad, así que no debía desesperarse, Laura ya tendría la
oportunidad de demostrarle al mundo cuanto valía por si misma. Esta universitaria
de segundo año se tranquilizaba con estas palabras, cuentan sus compañeras Ana y
María, y que, en respuesta, Laura le prometía con broma, curarle esa locura de
“querer abrazar el mundo y confrontar tantos demonios escalera abajo simplemente
con una guitarra desafinada”, citando una de las frases que Sebastián solía decir en
las tardes libres sentados frente al borde de una mesa de mantel a cuadros y con
viejas cucharitas, pan y tazas de té partido por la mitad.
En cuanto a platas, las boletas y otros comprobantes, encontrados por los
sagaces investigadores de este documental, reflejan que el arriendo costaba ochenta

11
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

mil pesos y cada uno aportaba la mitad, también se dividían los gastos de
alimentación y de las cuentas propias de una casa, pero Sebastián era el que sacaba
las cuentas y siempre hacia malabares para que a ella le alcanzara y pusiera un poco
menos, cosa que él disimulaba matemáticamente. Luego le explicaba a ella como
había hecho rendir el presupuesto. Ella creía. Pero el giro en la vida de él, esta
cesantía por decisión propia y tal vez eterna, por lo menos por un tiempo, le
indicaba que su lugar tendría que ser otro.
Tras pensar y pensar, decidió no contarle nada sobre su renuncia, ni otras
cosas relacionadas con esto a Laura, para no afectar la relación. Tomando en cuenta
sus características, ella sería capaz de ayudarlo más allá del sacrificio, cosa que él
no quería endosarle.
Pronto la casa empezó a inquietarlo, se ponía a pensar sobre su vida hasta
ese minuto y no se arrepentía de sus hechos, pero sabía que algo tendría que pasar
para que el cambio fuera contundente, no se conformaba.

Juan Carlos Zepeda 68 años.


Testimonio de un vecino que lo vio crecer en ese barrio:

- ...si po, era un buen chiquillo, no era un holgazán y mucho menos una persona
cómoda, pero se notaba que el trabajo que tenía, el último trabajo le venía
haciendo mal, él no quería dar la apariencia del típico vago que desea que le
dieran todo en bandeja..., eso a el le preocupo siempre..., por lo que cada vez
que estuvo sin pega se preocupó de hacer malabares con sus ahorros, los que él
me contaba que tenía, los dineros escondidos por diferentes rincones de su
casa. Bueno, también la televisión ya no es como antes, porque...

Estos trucos de dinero eran de poca duración. En esta etapa de la vida de


Sebastián Arlegui compró pan, manzanas, pasas, cigarrillos y tomó la micro que
habría de llevarlo a otros pasos. Por unos días aparentó ir a trabajar y, así, no
despertar sospechas en Laura, empezó a caminar después de almuerzo, el que a
veces le caía mal por el temor de afrontar lo que se venía, por las dudas que le
producía el sentirse un posible protegido de su niña y ser un desconocedor de su
futuro del cercano y del infinito.

En ese momento Sebastián Arlegui salía a caminar para pensar en otras


tierras y en otras cosas. Todavía se caracterizaba por pensar en verso, a diferencia
del resto de la población, del grupo de los G 8 y del resto de los subibajas en donde
se piensa en prosa. Trataba de entender lo malo de lo bueno y lo bueno del
capitalismo, trataba de fijarse en aquellas personas que pasaban por ahí riendo, veía
que no eran muchas y los que eran, eran niñitos y adolescentes que como muchas
veces hemos escuchados de señores y señoras oscuras no saben nada de la vida, ni
donde están parados. Al rato veía pasar el trabajo persiguiendo en forma insolente a
muchas personas hasta las puertas de sus casas...

12
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Mario Slovanic:

Se puede apreciar hasta el momento que en la mente del sujeto todo estaba
llegando al extremo, él debía estar pensando que no podía continuar así ni un
minuto más con este amago de tortura que era la forma como se le representaba este
contexto, en otras palabras la incertidumbre le mordía la espalda.
Una tarde no caminó. Intento aprovechar la presencia de Laura en casa para
enfrentarla y comunicarle que había dejado el trabajo desde hacia casi ya dos
semanas, y con la idea reciente y fuerte que le quemaba de irse de ahí y buscar otros
lugares a los que no podría llevarla para no interrumpir todos sus planes en este sitio
www.quedateahínomas.cl, pero no pudo, mantuvo un silencio que nunca antes había
escuchado dentro de si. (Actualmente el sitio en Internet está en proceso de
reconstrucción)
Arlegui la quería harto, lamentó no haber tenido el coraje de decirle lo que
pretendía hacer, que iba a irse a robarle un destino nuevo a la vida. Se le cayó el
drama en la cara, pero debía sobreponerse, esta determinación repleta de disyuntivas
era una salida que tenía sus desventajas, como sacarse el amor del pecho a tirones,
es decir estaba eligiendo:
1.- quedarse con ella y soportar un vació bajo, sobre y alrededor de él.
Ó
2.- alejarse en uno de esos buses matinales sin dirección prefijada, con la ilusión que
mueve a pocas personas en este país súbdito del imperialismo.

Decidió empezar una nueva vida, encontrar un trabajo diferente,


posiblemente tener su propio programa de televisión de lo que sea y vivir de su
talento y de su improvisación, en fin, pensaba en lo que sería su disco de “Grandes
Éxitos ” veinte años después de emprendida la travesía.
Posiblemente pudo haber sido mejor pelearse y enojarse para que hubiera un
distanciamiento natural con Laura, pero no tenía corazón para portarse de esa
manera.

Segundo documento- para hacer la situación más bebible, sobre la mesa vieja le
dejó esta carta escrita al reverso de una boleta amarillenta de algún almacén de
segunda mano. El mensaje, al igual que el nombre del almacén, estaba borroso
e incompleto, su reproducción será del mismo modo en que encontró el
mensaje:

ES MUY MPORTANT PAR MÍ


SALIR D ACA,
NO TE EST Y CAMB IAND ,
PERO ABÍA Q E OMAR D CISIC ONES
Y C ONFRONT R D MONIOS ESCALA AB JO
CO UNA GUITAR A D SAFIN DA,
EN UN N E O CAMINO
Q E LAMENTABLEM NT ,

13
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

SE DEB A SEGUIR COM SOLISTA,


S YO MUERO, NO T QUIERO MATAR.

Este mismo fue traducido e inevitablemente interpretado por un especialista


en lenguas vivas y muertas el resultado es el siguiente:

Importa para mí
y salir no es cambiarte.
Las cosas ya no pueden crecer en la tina.
La leche se pudrió y el gato rojo chico murió.
Yo ya le devolví el sartén a la vecina que rueda en la playa.
Las pirámides y las montañas rusas son animales peligrosos.
Yo me quiero mucho, no voy a mear a nadie.
Menos a ti.

Arlegui, con un angustiante, “por favor comprenda”, le dejaba de manifiesto


su urgencia por movilizarse a un presente que estaba en el futuro, sin que por eso,
ella dejase de existir en su vida, pero el futuro era incierto y lo confundía. No quiso
averiguar personalmente la reacción de Laura, pero se imaginaba, con razón que al
leer la carta, donde indirectamente decía mil veces “ te quiero “ ella se iba a sentir
pésimamente y lo iba a creer un desgraciado.
La carta fue una buena salida en ese sentido, al menos eso nos comento una
ex amiga de Laura, aduciendo que posiblemente las explicaciones verbales de él
podrían haber jugado en su contra. .
Laura mientras se encontraba en camino a sus clases muy temprano, Arlegui
despertó.

Lo siguiente es un eco sin testigos que permaneció en la habitación hasta el


siguiente invierno:

Desperté muy tranquilo


Casi dormido,
Miré el techo blanco,
Después mire al Jesucristo,
que dibujé en la puerta
cuando chico,
luego mis manos.

Traté de seguir durmiendo,


Pero el sonido de mi gargantilla
No me dejaba.
- ¿Qué haces despierto?
- No lo sé.

14
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

- ¿quieres levantarte?
- Sí.
- ¿Me escuchas?

- ¿Me escuchas?
- Bueno, en realidad no, se lo que estas diciendo pero no logro escucharte.
- Creo que de verdad sigo dormido, dijo Jesucristo al escuchar sus propios
ronquidos.

Secretaria General de Gobierno de Subir Al Cielo:

Se basa principalmente en recalcar lo delicioso que puede ser para alguna


gente sentir culpa, asumir el pecado original como propio. Todo justificado en
función de la limpia del alma.
Esta es la Secretaria general de gobierno encargada de preparar la siguiente
casa- habitación de las personas residentes en estos países materiales que pisamos
para posteriormente ocupar aquel reino de las ideas y las esencias.
Todo sistema político tiene su religión al ladito para que lo apoye y lo
justifique, incluso en sus cagadas, sobretodo en sus cagadas.
Para cumplir de manera óptima con esta función, se cuentan entre sus tareas
a desempeñar las siguientes:

- Contratar profesores de religión y distribuirlos en los puntos neurálgicos de la


ciudad y la vida, disfrazados de médicos, abogados, policías, bomberos, lecheros,
futbolistas, periodistas, etc.
- Interceder por sacerdotes cesantes para ser colocados en radios o TV.
- Inventar y difundir sendas parábolas educativas con trágicos finales felices.
- Fomentar el desconocimiento de la sexualidad en niñas, niños, adolescentes,
adultos, ancianos, mujeres, hombres, niñas, niños, adolescentes, adultos, ancianos,
mujeres, hombres, niñas, niños...
- Prohibir el alcohol, el tabaco y las drogas (todavía no me dejan fumar en misa)
- Quemar las revistas pornográficas con el propio fuego interno para que nadie tenga
acceso a ellas.
- Discriminar entre prostitutas buenas y putas malas.
- Consagrase a la Chanta Iglesia Catódica Apostrófica Pedófilo Romántica

Ejemplo:

Un hombre pobre improvisando


Unas coplas altaneras
Invento la culpa.
Se la vendió a un primer hombre.

El acontecimiento fue lamentable,

15
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

El no tenía la culpa de tener la culpa.

Se la vendió a un segundo hombre y


Detrás de esa sombra
Encontraron sangre
Y en sus huesos
Sus hijos eran una canción nublada
que decía tibiamente
“lo siento, yo nací culpable”.

Nunca más tuve noticias de él


hasta la primera página
de una Biblia vieja y en silla de ruedas.

Siempre que me dicen que alguien murió


Me dan ganas de reírme en contra de mi voluntad,

Cosas mías no más.

Sebastián limpió la casa, empezó por el baño. Dejó todo en orden y se


dirigió a sus cosas. En una maleta guardó algo de ropa de invierno y algún pan
pelado. Se fue, no a escondidas, pero tampoco tratando de destacar al caminar, la
maleta no le pesaba, su culpa sí: tuvo que dejarla junto a otras cosas en la casa que
tampoco se pudo llevar, aunque quedó en volver a buscarla cuando se sintiera
completamente bien.
Sebastián llegó al paradero muy rápido, esperó un corto minuto, subió a la
primer bus que apareció, no reparó en su recorrido, solamente subió, sabía que todas
les servían. Al subir vio a un conductor detrás de una cara desfavorecida por la
piedad, le pagó y recibió un boleto.
Miró donde sentarse y vio sólo dos lugares disponibles: el primero estaba
junto a una anciana, con una gran cantidad de bolsas de dudosa utilidad. Parecía
haber superado todas las crisis económicas. En el otro asiento estaba sentado un
joven de unos veinte años con un diario doblado sobre su pierna y una apariencia
tan triste como la de un personaje en el funeral de la tinta de su creador. Sebastián
Arlegui prefirió sentarse al lado del muchacho por no lidiar con bolsos y otras
molestias, ya llevaba una pequeña maleta y con eso le bastaba.
Al sentarse sintió como la mirada del muchacho desconocido se desparramó
sobre él por un par de segundos.
Al rato, después una cuantas curvas graciosas y de algunos saltos, el
desconocido puso una mano en su cara y respiro afligido.
Sebastián no quería recordar a Laura entonando una melodía mientras abría
la puerta, por muy hermosa que fuera esa imagen; trataba de bloquearse pensando
en lo que vendría sin ella, pero eso también le hacía cierto daño. Miraba el pasillo
con miedo, la imposibilidad de verla pasar frente a la ventana lo torturaba, aunque
sabía que al verla todo su plan se acabaría antes de partir.

16
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

En ese momento, en que su pecho se apretaba y soltaba, el muchacho


desconocido sentado junto a él, le habló:

- tienes cara triste – dijo el muchacho mientras se abotonaba la chaqueta. - Sebastián


siguió fijando su mirada en el pasillo mientras el desconocido miraba fijamente por
la ventana, ambos no daban señales de variar su conducta con la presencia del otro,
el microbús se detuvo en un semáforo largo.

- pero nunca como la mía - agregó inmediatamente con un suspiro hacia abajo.
- A todos les da miedo escuchar cosas como estas – casi sin moverse volvió a hablar
el sujeto.

Arlegui no tenía ánimo, sus problemas le bastaban, decidió seguir viendo el


suelo del pasillo y pensó ingenuamente que con eso no tendría que volver a
escuchar, pero el muchacho le volvió a hablar:

- no te culpo, eso le pasa a todos -.

Sebastián se sintió perdiendo en una discusión que no tenía porque existir,


no veía suficientes motivos para entrar en diálogo con quizás un loco, o un
delincuente tratando de colgarlo, prejuzgaba a cien por hora.

Sebastián estaba incómodo, cayó en algo inusual para él, le habló a un


desconocido.

- Disculpa, pero no te conozco.- Era raro que Sebastián Arlegui tuviera una reacción
descortés, trató de comportarse a buen nivel.

- Pero no hay para que molestarse, a cualquiera le podría pasar lo mismo. ¿acaso
nunca te sentiste tan mal como para hablarle al primero que encuentras? Dijo el
desconocido sin mirarlo. - ¿debes estar algo confundido? - le preguntó mientras veía
en el vidrio su reflejo.

- Claro..., igual que todos- respondió apenas Sebastián.

- Lo que es yo estoy muy triste, algo inusual en mí.

- No tengo un número muy grande de amigos, para ser sincero*1, apenas tengo dos.
Disculpa todavía no te he dicho mi nombre, me llamo Agustín* 2 ¿y tú?

- ...Sebastián- .

- Bien, entonces mis amigos, que como te dije son dos, nos conocemos desde más o
menos siete años, al Luis lo conocí en el colegio, el iba en otro curso y el Iván se

1
* Para ser consecuentes, la palabra SINCERO ha reemplazado a la palabra Franco.
2
Casi… hubiera sido penoso el nombre de otro dictador.

17
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

cambió a vivir con su familia cerca de donde yo vivo. De alguna forma los presenté
y nos hicimos muy amigos los tres, salimos del colegio cada uno a su manera, del
mismo modo cada uno entró a la universidad o instituto. Pero nos seguíamos viendo
regularmente, a los TR3S nos gustaba el rock y eso nos daba tema,
intercambiábamos música... -

Sebastián, sin ponerle demasiada atención, sabe que este vocero eterno no ha
dicho nada interesante.

- ...Iba todo bien, pero hace una semana cagó todo. Arrendamos un DVD para verlo
en la casa de Iván- Sebastián Arlegui seguía viendo el pasillo, Agustín veía por la
ventana, pero le hablaba.

- yo llegué a la hora, pero Luis no, de hecho no llegó. Nosotros lo esperamos como
cuarenta minutos y decidimos comprar algo pa picar y esperarlo. Empezamos a
conversar y reírnos pelando a Luis y echándole garabatos de toda especie, tamaños,
nacionales y extranjeros, por la demora. Fue en ese momento cuando Iván me contó
que estaba enamorado. Yo me alegré por él, nunca me había hablado de eso, le
pregunte de quién; él me pidió que no le contara a nadie... ¿Me estas escuchando?-

Sebastián con un movimiento de cabeza le dijo que si, aunque el esperaba


que el tipo se bajara, se callara o se muriera pronto, igualmente le hacia gracia su
forma extraña de pronunciar las palabras.

- ...Como te relataba... en ese momento fue cuando me confesó que estaba enamorado
del Luis...
-
Sebastián se sorprendió un poco con el movimiento de la historia y hasta
sintió un leve interés por el final del cuento.

- Imagínate tanto tiempo como amigos, no lo juzgo...


- yo me sentí muy mal, traicionado.
- ...enamorado de muestro mejor amigo, ya nada va a ser igual... en cierto modo me
salvé por poco, obvio, yo soy más atractivo, se pudo enamorar de mí.

- ¿Y ese es tu problema?- dijo Sebastián de un modo cuestionador.

El silencio volvió a dominar el carcacho, las miradas seguían negándose, la


micro aceleraba, los pasajes subían de precios, las sonrisas cada vez más escasas en
las veredas, el diario arrugado en las manos frías de invierno, sintieron otra vez la
voz de Agustín:

- Pienso que si el Luis es capaz de atraerlo,... no me explico... ni me imagino... por


que yo no, incluso creó tener más meritos, aunque tampoco quiero bajarle la caña al
Luis, pero... no sé... o sea yo no soy maricón, ni me interesa... -
Seguía la queja mientras Sebastián veía un rayado grafitero en el respaldo del
asiento de adelante.

18
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

- pero yo podría atraer a quien sea

- (A mí no por lo menos)- pensó Sebastián.

Por alguna razón u otra el muchacho se anduvo enojando y trató de


manifestarle con voz más alta y con más energía volteándose hacia Sebastián:

- Date cuenta – casi exclama- uno de mis mejores amigos es un traidor, no se fijó en
mi, igual al principio pensé que podía ser culpa mía, pero no, o Iván tiene un mal y
estúpido gusto o en realidad no sabe nada de nada,... no sabe nada de nada.

El ego de Agustín junto con algunas lágrimas que cayeron por ahí remeció la
dormitada paciencia de Sebastián Arlegui a tan sólo cinco minutos para llegar a
ninguna parte. Afortunadamente después de ese dialogo no volvieron a cambiar
palabras, Agustín, ya no un desconocido, volteo hacia la ventana, con altanera
acción, afligida hasta las patas.

Sebastián Arlegui llevaba casi cuarenta minutos en la micro y el muchacho


con nombre conocido ya venía en él cuando subió, lo que le motivo a preguntarle
casi en el momento que se disponía a bajar para siempre de ese transporte:

- ¿Y tú donde te bajas?

- Yo no me bajo.

Con esa respuesta inexplicable se explicó el asunto. Mientras no abandone


esa vanidad, no podrá dar ese siguiente paso a la otra fase. Un niño que leía un
manual de un juego de rol: cielo y dragones de plástico, lo miró de lejos y le dijo
que sí.
Finalmente Sebastián bajó del bus mirando de reojo el cielo que comenzaba
a nublarse..., ahora deseaba volar y tendría que descubrir como hacerlo.

La historia es dejada por unos instantes para que Mario Slovanic avance con sus
explicaciones del contexto político:

Secretaria General de Gobierno de Almuerzo:

Entre chatarra y basura, basta abrir una lata y almorzar.


Atrás quedaron las cacerías de animales con fines de sobre vivencia
inmediata, hoy por hoy la cacería es por puestos de trabajos, la lanza se ha
reemplazado por el serrucho, y el almuerzo es un accesorio que demanda menos
esfuerzo.

19
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

De la vertiginosa vida de los años noventa de la concertación y su modelo


neoliberal se conservan ciertas costumbres, como la de entrar en poco diálogo con la
comida; hacerla corta y ojalá comer algo tibio, o conformarse con la comida que
nació fría. El que no corre no mama.
Para una mejor comprensión se recomienda probar por lo menos alguna vez
en la vida el siguiente menú de un restaurante en decadencia:

Golondrinas con viento al vapor..........................................................$ un besito de la mamá.


Leche perfumada con duraznos calientes..............................................$ una carta de amor.
Ostia de mantequilla secreta....................................................................$ agua de la llave.
Cazuela de plaza........................................................................................$ 500 al portador
Vino muerto................................................................................$ transpiración de los huesos.
Lechugas con baño de luna simple..........................................$ 7 días sin hablar por teléfono.
Té arrugado en papel de diario........................................................$ menos tiempo perdido.
Pescado seco y multiplicado por mil......................................................$ una plaga menos.
Celeste café con los minutos contados.................................................$ no se enoje mi amor.
Jamón doméstico de mediodía............................................$ 3 errores comunes y corrientes.
Küchen de palta con trucos......................$ una buena noticia desde cualquier punto de vista.

Fragmento no autorizado en Libia y en Chile.

Un sistema tiene momentos altos y otros bajos, pero las crisis económicas
sólo se pueden suscitar cuando la economía se encuentra en su momento más alto, y
el ambiente crea circunstancias diferentes para los actores que ven muchas veces sus
roles en contradicción con el modelo, el sistema, los vecinos y los perros.

Este es el testimonio de un sujeto X en una situación antes mencionada:

Malas opiniones se cayeron de mis bolsillos


Rebotaban entre mis pies y mi vergüenza,
Todo el público aplaudía,
Todos los perros ladraban,
Todas las plantas crecían.
Mire el suelo y no encontré ninguna fracción
Sólo enteros,
Las malas opiniones
Que ya no eran malas, sólo oxigeno
Fueron respiradas y transformadas.
Un señor muy formal
Con cara de sistema feudal
Apoyaba las ideas de siempre
Con gritos y aplausos, caricias y muecas
Siempre sonriente con sus buenos zapatos.
Con estos mismos pisó

20
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Una palabra que había escapado,


Pero no logró matarla, ni callarla
Talvez la ensucio,
Pero para eso está el agua.
- ¿ quien rompió el envase?-
- ¡ no se rompió, sólo cayó¡ -
- no es posible joven, tiene que cuidar sus verdades,...
- ... ¡ perdón las malas palabras¡ digo... ¡sus malas opiniones¡
- lo sé-
- ya, avance rápido, antes que le cobre otra entrada.
Y así se despidió y se fue,
Con tanto y tan pocos
Dijo un desconocido que juntó su rabia en su mano
Y que al abrirla en dirección de los cristales salió una piedra,
La situación entraba en guerra,
Las palomas no comieron migajas por esos momentos
Y se unieron a la revuelta,
Mientras caminaba con las manos en los bolsillos por si acaso.

Este ejemplo nos servirá para tener una visión particular de lo general, pero
expondré además otra secretaría:

Secretaria General de Gobierno de Moda “the fashion club”.

Mucha gente igual. Es simple, consiste en dejarse absorber por ciertos


códigos externos, básicamente en códigos numerales y estadísticos, o sea, en la
medida que más gente se sume a la parte, mas cerca se está del total, lo cual para
muchos es una especie de trascendencia consagratoria, aunque para otros es
simplemente una forma de no morir de frío en la intemperie de la comunidad
sociable.
Esta es una forma de gobierno con mucha presión, hace caer a sus a dirigidos
en un constante cambio, hacen lo necesario para seguir de moda en el planeta de las
apariencias. En este sistema el que no se renueva cae en el olvido de los rotos
(infierno en la tierra).
Sus detractores le critican ser una administración de forma y no de fondo,
aunque en el fondo no tenga forma. La rapidez e instantaneidad de esta secretaría es
fundamental en su accionar, debido que es posible que la moda pase luego.
La principal forma de operación que se le conoce a esta secretaría general de
gobierno, es la de sumarse a un movimiento social, político, musical o artístico(
quizás religioso) y exponerlo en las vitrinas, de esta manera se piensa mantener
homogenizado al publico presente.
Casi siempre se suman casi al finalizar el boom del movimiento( de ahí que
tengan que ser muy veloces, no pueden seguir perdiendo tiempo).

21
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Todo esto pasa a una normalidad establecida cuando un individuo original inventa
algo más o menos nuevo y es copiado por esta organizada secretaría general de
gobierno.
A continuación escuchemos la confesión de un ex fashion, actualmente en
tratamiento medico.

Tomando en consideración
que la vida avanza para atrás,
de manera desigual y combinada
no sería tan malo
casarse con la hija del rey.
mientras ella siga
coleccionando septiembres,
octubres, abejas y tijeras.
Pero
La princesa ya no me quiere
La princesa grita fuerte
La princesa me escupe
La princesa se va corriendo.
Se le quedaron olvidados
Bellos octubres de un mismo año
Y una tijera mustia.
Esos son los recuerdos que ella me dejó para mí,
Recuerdos que ni ella recuerda,
Ni yo,
No sé..., ¿quién era ella?
Parece que era la hija de un rey,
De esas
que no
se peinan solas.

En fin vamos a dejar esto hasta aquí no más, ya que le tenemos que dar su
medicina a este enfermito.

Pero también es cierto que las disidencias existían y que en algunos casos ya
llegaron a unirse para enfrentar al psicogobierno, organizándose popularmente con
la esperanza de conseguir liberarse de sus garras, pero lamentablemente eso todavía
no ha sido posible, salvo en casos aislados y esporádicos, con resultados parciales.
De manera que agregaremos algunos de los poquísimos intentos por quitarle
espacio al peso y a la fuerza interna y externa del Psicogobierno.
Cabe destacar también que los movimientos más revolucionarios, y a su vez,
los menos escuchados, aseguran que estas asociaciones o sindicatos en algunos
casos se encuentran contaminados por los gusanos del psicogobierno que dan la
apariencia de lucha, pero en el fondo no son más que traidores u oportunistas en
busca de su propio beneficio.

22
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

También que la lucha se pierde cuando se pone resistencia al ladrón de


turno, pero no al Psicosistema que sigue instalado reproduciendo más y más
presidentes.

Sindicato de Ladrones.
(O en su código secreto: Aseguradores de Bolsillos)

Este es un sindicato muy unido y democrático. Este grupo de personas se


plantea de un modo muy especial, ya que cada seis años (o cuatro) todo miembro de
este debe elegir al ladrón del período. Aunque hay casos en la elección sólo la hacen
unos pocos.
La competencia es de características gigantescas, los pretendientes a este
premio aumentan considerablemente, aprovechando hasta el más mínimo detalle
para figurar en los medios y hacerse propaganda, hablando de todo, menos de ideas,
que según sus expertos asesores, podrían asustar a la población.
En algunos países el ganador es llamado director, concejal, alcalde,
gobernador, diputado, papá, Papa, senador, ídolo, mamá, ministro, presidente,
dirigente de fútbol, abogado, empresario o, simplemente, jefe.

Sindicato de Malabaristas Flexibilizados.

En este sindicato los miembros demuestran sus habilidades, si se pueden


llamar, artísticas. Si hablamos de números y porcentajes se puede decir que se
encuentra algo así como el 436 % de la población trabajadora, esto es, porque la
asociación reúne a muchos miembros de colectividades periféricas y afines donde
algunos llegan a figurar dos o tres veces con varias pegas esporádicas que pasan del
pituto.
Sus miembros viven haciendo malabares y acrobacias para poder vivir y
resistir con su sueldo, cuando tienen.
Además cada vez que el acto comienza a manejarse completamente, el
Psicogobierno se encarga de reprimir poniendo algunas dificultades como por
ejemplo subir el costo de todo hasta de los chocolates de cincuenta pesos
que valen cien pesos
y que los venden a doscientos pesos,
pero uno paga quinientos,
manteniendo los indignos y explotadores sueldos mínimos iguales.

Secretaria General de Gobierno de Rutina:

Desde aquí se pretende mantener a los habitantes de las diferentes


personalidades en un estado de tranquilidad, o como suelen denominar, de
estabilidad, ojalá individual. Esta es otra forma de aplacar la crítica posible de cada

23
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

persona, dándole herramientas para estar en paz consigo mismo. Con ello se
consigue que las personas adopten una condición y postura cómoda frente al
desenvolvimiento social, teniendo como resultado que la gente no haga nada, a
riesgo de perderlo todo.
La rutina hace que se perciba la estabilidad y seguridad como las formas más
sólidas de sobrevivencia, luego ¿para que romperla?, ¿para qué arriesgar los
pequeños patrimonios, los pequeños matrimonios y el trabajo? Hay que tener en
cuenta que esta mala la cosa.
En nombre de la Secretaria general de gobierno de rutina se puede concluir
siempre lo mismo, siempre lo mismo, siempre lo mismo, siempre lo mismo, siempre
lo mismo, siempre lo mismo, y a veces algo parecido, pero muy parecido.

En el siguiente caso se comparan dos rutinas bastante distintas, a dos conductas


contrarias.

La rutina humana suele componerse de materiales de aceras, madera, plástico


y vidrio, además de cosas para comer y para contemplar.
Una rutina individual elemental consta de pan, besos de saludo, mesas,
manteles, sueños, teléfonos, azúcar, radios, mantequilla, flores de plástico,
relojes, boletos de micro, zapatos, cigarros, corbatas, sed, documentos tibios,
cucharas, aire, bocinas o ladridos, cepillos de dientes (no todos), lápices,
peinetas, agua de la llave, gas de la cocina, repisas, apuro, sillas, rabia,
televisores, miraditas cómplices, suerte en el kino, tazas, errores a corto,
mediano y largo plazo, internet vía modem, medios de producción y alguna
otra cosa comprada de segunda mano.
Lentamente, para transportar la rutina de lugar, hay quienes han incorporado
cosas a su casa y más días a la semana, también han incluido elementos por
fuerza mayor como: rinocerontes, biblias en piedra pome, antiguas tonadas
olvidadas en orden alfabético, princesas con ideas revolucionarias, sacerdotes
comprando el pan, fantasmas con olor a carne, horribles poetas fanáticos de la
filosofía, películas con actores muertos, submarinos, secretos de..., homenajes a
la valentía de un mendigo que no reza y otras cosas que no me atrevo a
pronunciar.

Está claro que las conductas no siempre son manifestaciones visibles, de


manera que escuchemos lo siguiente:

Cercas en las abstracciones,


Caricias sobre todos los poros,
Manos hambrientas,
Espaldas con vergüenzas obligadas a dar la cara,
Robándote te has sorprendido,
Mientras escuchas el titular:
- Compre- compre-
- 8 muertos por amar en público,
no se les pagaba para eso.,

24
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

senadores y diPUTAdos justifican la acción.

Continuando con el documental, el sociólogo continúa su enumeración de hitos. Y


señala lo siguiente: Hay historias y contextos que emergen y se relacionan con los demás
subsistemas:

El camino cuadrado
Sin extractos de fruta ni de ampolletas
Deja correr por encima
siluetas oscuras,
veloces gritaban
y sólo se detenían para escuchar la música
de una muchacha de piel gatada,
desde las alturas del cerro tocaba
desde el suelo bailaba
mientras piedras y rocas
mantenían una actitud sería.
Se movían las hormigas
Caminando en fila
Dirigiéndose hacia la apreciada azúcar;
No por su valor comercial,
Tampoco por que fuera nacional,
Y menos porque era lo que se estaba
Comiendo por esos días siguiendo la moda
No, era solo para comer,
Dijo un experto que sentó al lado de este papel.

El calor apareció como un nuevo actor,


El camino cuadrado se contrajo
Y rompió cualquier dilatación lógica
Según otro insecto que no voy a mencionar
Por respeto a su miedo a tener identidad;
Dijo que hizo este movimiento para auto generarse sombra
Lo cual fue desmentido por su abogado,
El asunto es que la muchacha tocaba,
Sudando el baile, se hizo muy pesado
Las hormigas no sabían que hacer
Con un camino que se descuadraba ante sus antenas.
Pararon y escucharon por primera vez la música,
Vieron la danza,
Aplaudieron debajo de algunas hojas,
Trajeron ramitas y crearon su auditorio.
De manera que la pasada por ahí era
Para comer y vivir.

25
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Mientras el experto se va indignado


Criticando al camino,
El cual volvió a mutar ahora en circulo
Y se fue rodando alrededor de la muchacha
Que no cobraba siquiera aplausos.

Entre las experiencias tomadas para poder tener una mejor ilustración del
momento expondremos la siguiente de un centro de salud mental, debido a la
amplitud de temas que considero que influyen en la realidad y uno de esos es la
negar la realidad desde un orate o un hombre normal:

Como dicen por ahí: de poeta, pintor y loco todos tenemos un poco, pero yo no estoy
loco:

¡ Ya ¡
¿Van a poner los pies en la tierra
o se los pongo yo?
Es cierto que se me acusa
De no hablar correctamente
Y de decir una cosa por otra.
La verdad, no sé.
Reconozco, eso sí,
Siempre haber hablado
A un alguien
A un zapatero
A una madre
A un gordo en el paradero
A una jirafa disecada
A un dirigente de la CUT
A un chofer que no respetó la luz verde
¿Y qué? (me pregunto en las noches)
Se me acusa injustamente de acusarme solo
Y de inventar mis propios enemigos,
La verdad, no sé.
Reconozco, esta vez,
Haber discutido
Con una lechuga mal lavada
Con formas impersonales del verbo
Con números primos
Y todos juntos.
Quizás por eso ahora hablo en forma tranquila,
No quiero que me mal interpreten,

26
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Hay señoritas mirando,


Me declaro inocente,
(siempre y cuando eso sirva para algo)
En serio no se dan cuenta.(?)
¡ Ya ¡
¿Van a poner los pies en la tierra
o se los pongo yo?.

Las personas en el cine veían atentamente el film, tal vez para justificar el
dinero de la entrada, o tal vez por lo que este trataba de mostrar.
En las afueras de la sala, los trabajadores de a empresa de demoliciones
contratada intentaban comenzar la preparación del derrumbe del cine. Don José
dejaba su escoba para mostrarle un papel con la fecha correcta de cierre del cine a
estos trabajadores de la empresa de demoliciones, pero ellos argumentaban que
venían a ver la situación, porque por norma municipal el perímetro debía ser
cerrado, al menos, una día antes, por la seguridad de las personas. Mientras Eliana
trataba de llamar por teléfono al retirado gerente del cine este apareció en el lugar y
se dirigió a hablar con el capataz para explicarle que la función terminaría dentro de
dos horas y que una vez terminada podría sellar todo como zona de peligro.
Sólo porque los padres del capataz se habían dado el primer beso en este
cine es que ofreció esperar hasta que terminara completamente la función.
Los demoledores compraban dulces y café para volver a sentarse afuera,
cerca de un camión que traía implementos de trabajo y la cinta que mostraría la zona
peligrosa, a una lado la grúa con la bola de acero que no movía.
Don José le dijo a Eliana:

- Hoy nos vamos temprano, no hay que limpiar nada.


- Sí, y es triste, pero aún estamos trabajando, debemos preparar las cosas para el
intermedio, ya don José ayúdeme y dejemos la pena para más tarde.
De esta manera fueron a preparar las cosas para el intermedio y dentro de la
sala continuaba la historia:

Sebastián Arlegui tenía un palpito, una sensación de que un camino podía


llevarlo a consagrar sus movimientos internos.
El siempre había soñado con soñar, trataba de que su infancia se repitiera
lúdicamente en instancias postreras, la intención o el anhelo era la libertad de la
imaginación en función del buen vivir interno.
Sebastián buscaba una casa ASÍ...

Caminaba por la ciudad con una rara visión, el día ya estaba completamente
nublado, le agradaba esa temperatura un poco más baja que él. Presentía buenos
pasos, estaba abrigado. Llevaba varios minutos de calendario sin encontrar ni
siquiera la silueta de algún destino desocupado cuando decide acercarse a alguien
para preguntarle donde podía encontrar la casa ASÍ..., se lo preguntó a un hombre
algo mayor y canoso de elegante vestir. Pero este hombre no la conoce, no lo puede
ayudar, igual suerte corre al consultarle lo mismo a un bombero, a un vendedor de
maní, y a un abogado con los ojos borrosos. Se las tuvo que arreglar solo, como

27
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

siempre. Luego de seguir una larga caminata viendo antiguos negocios y mucha
gente que iba y venía, comenzó a mirar con más atención el paisaje que se le hacia
un tanto extraño, llevaba unos cincuenta minutos de trayecto a pie y aparentemente
todavía estaba en Chile, eso esperaba en principio, pero luego de unos instantes ya
la idea le daba lo mismo.
Este lugar estaba completamente invadido por una muy gruesa neblina, muy frío
era el ambiente, el viento movía sus cabellos, sus ropas y traía más neblina. Decidió
seguir avanzando, caminó entre la neblina con cuidado, para no chocar con algo
estacionado o con algo móvil que fuera en contra. Se detuvo para comer un pan que
llevaba, se acercó a una roca que encontró en el suelo, que ya no tenía muestras de
cemento, era tierra, se sentó y vio lo húmedo del suelo, escuchó un aleteo, tal vez de
alguna ave que pasaba por aquel lugar, le intrigó el sonido y se acercó para ver de
donde provenía. Su sorpresa no muy grande al ver a aquella ave ahí, sino que su
sorpresa fue de características enormes cuando vio que el ave estaba posada en un
lago derramado por Dios. Arlegui vio lo maravilloso de esta porción de agua,
preguntándose a la vez que hacia aquí un lago o quizás que hacia él aquí.
En la orilla vio lo negro y profundo del lago, la neblina sobrevolándolo lo
hacía verlo más oscuro aún. Con la mirada Arlegui seguía la orilla pero se perdía
entre la nubosidad, sin dejar de comer pan le dio una vuelta al lago.
Un poco más allá había un sujeto, era delgado, pálido y vestido como si la
ropa siempre hubiese sido parte de él. El sujeto al verlo lo llama con gesto de mano,
Arlegui lo miró con cierta precaución, pero no se acercó, el sujeto tuvo que caminar,
lo hizo despacio. Miró para ambos lados, como si se escondiera, miró fijamente a
Arlegui y le preguntó:

- ¿Eres tu el que tiene frío?- Arlegui sonrió y también observó alrededor


descubriendo nada, luego lo miró a los ojos de este sujeto, donde le pareció ver que
el equilibrio no existía, pensando que los extraños deseaban hablarle justo ese día.
La apariencia del sujeto sumado a la mirada y a la ausencia de más personas
en este lugar provocó que Sebastián Arlegui se asustara un poco y comenzara a
inquietarse, el sujeto dio un paso adelante y volvió a hablarle:

- ¿Eres tú?-
Sebastián callado.

- No me fue fácil encontrarte, ha sido una búsqueda difícil, te has puesto de


improviso muy movedizo, sabes muchos de nosotros, te buscamos, al igual que los
otros, esos que juegan a ser emancipadores.

Arlegui lo mira sin unir una sola palabra de lo que escucha, su cara era un
‘¿qué?’ gigante.

- Muy movedizo saliste. Decidí cambiar de plan, me quedé en un lugar y esperé que
llegaras por tus propios pasos-.

- ¿Qué pones esa cara huevón de asustado?, o de no saber que hablo, te pille y mira
donde, junto al lago vivo-.

28
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

- ¿De que me habla?, mire... no entiendo de lo que me dice... yo no lo conozco y no


ando muy bien de humor para...

- Me lo suponía, eres así, tenía razón la gente que se queja de ti, eres tu el que tiene
frió.

- Mire yo no... yo no tengo nada suyo,...¡ni lo conozco¡, no sé con quien me cofunde-


le respondió Arlegui.
- No, no te estoy confundiendo, dijo el hombre mirándolo desafiantemente mientras
se cerraba el abrigo hasta arriba.- A Sebastián todo le sonaba muy desafinado.
De fondo el lago, oscuro y profundo negando su nombre.
Arlegui no toleró más esta locura improvisada, dio la vuelta, dispuesto a seguir
caminando entre la niebla, pero el hombre le habló con voz de orden:

- Quédate ahí mierda, o no respondo.- El grito que detuvo a Arlegui haciendo girar su
cabeza, para mirar al sujeto solo unos breves segundos.
No alcanzó a dar más de tres pasos ya que un grupo de ocho hombres estaban a
unos metros cargados como buques de guerra, sin apuntar, mirando en silencio.
Aunque no hacían uso de las arma la sola presencias de ellas le dio la respuesta a
Sebastián, no se podría mover.
El sujeto encendió un cigarrillo y caminó alrededor de él, se acercó luego a los
sujetos y habló con uno, luego volvió donde Arlegui.

- Ah, tus recuerdos, el frío te agradaba cuando eras niño, tu abuela te leía revistas y
cuentos, y buscabas, en tus juegos dentro de tu habitación, esos lugares, según tu,
estratégicos.-

Las palabras del sujeto ya no le sonaban a disparate y tocaron la veracidad


de Arlegui que tembló internamente con las alusiones hechas. La situación era
incómoda, pensaba que estaba en riesgo, pero se le hizo acogedor pensar en su
niñez, en su abuela con la que tenía una hermosa relación, la cual duró hasta el día
de la muerte de ella. La calma que se interrumpió:

- Soy un enviado directo de un secretario vestido de gobierno, del secretario de


pánico y he venido por decirlo suave a aclarar ciertos puntos.-
el enviado continúo hablando y fumando;

- Por tu bien debes replantear tu visión un poco extraña, existen reglas y no las
puedes romper, esto es más grande que tú, ¡entiendes conche tu madre!-
Arlegui callado, sólo escuchaba.

- Mira flaco, te lo voy a decir bien despacio, hay un sol que calienta, que existe, que
es nuestro, que nosotros lo inventamos, y que, el huevón tiene que usarlo, más que
tu derecho, es tu obligación, oíste, tu obligación.
-

29
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Sebastián Arlegui, firme, mantenía el silencio, que parecía ser hasta el momento su mejor
estrategia.

- Bueno parece que el niñito no quiere hablar, es mejor que sea ahora, a que sea luego
cuando pienses que pudiste hacer algo..., bueno no importa, ella ya va a llegar y ahí
veremos..., pero el papeleo siempre importa.

El sujeto encendió otro cigarrillo, luego miró a los otros sujetos, estos le hicieron un gesto
con las manos, se escuchó un ruido atrás de la neblina espesa, era un sonido mecánico, algo
así como un motor.

- Ha llegado ella.- acotó el enviado, dándole la espalda a Arlegui.

Caminó hacia ellos una mujer acompañada de dos hombres, vestidos


formalmente. Ella tenía un aspecto muy distinto a los demás tipos, su rostro
representaba algo diferente a la cara de represión de sus acompañantes, era una
mujer muy blanca con sus cabellos muy negros. Entre sus brazos llevaba un gato
rojo, sobre sus hombros su boca, nariz, y ojos se disponían armónicos. Parecía que
se iba a detener después de cada paso, pero seguía avanzando con ritmo especial
hasta que llegó frente a Arlegui en este punto perdido del mapa.

En el mapa entremedio de los árboles, del cielo, la tierra y el lago, la mujer


miró a Arlegui como quien ve por primera vez un recuerdo, ella volteó hacia el
enviado para preguntar:

- ¿ es él? –

- Sí, pero no lo quiere admitir, es más estoy dudando que el mismo lo sepa, aunque
creo que recuerda ciertas cosas que no puede negarlas –

- Sólo te pregunté si era él- dijo la mujer con tono altanero y prepotente. El hombre
no replico nada.

- Me lo imaginaba así- dijo ella observándolo de cabeza a pies y a cabeza


nuevamente.-

- Me costó encontrarlo, pero seguí su consejo mi señora y di con él.


Arlegui se miró a sí mismo para poder mirar a su alrededor.

- ¡ Ya, me parece que esto es bastante, ¿qué se creen, quiénes son y que quieren,... y...
si se me acusa de algo quiero saber de que mierda... díganme,... hablen!.

Pero estas personas extrañas para Arlegui no tomaron en cuenta sus gritos y
se dijeron un par cosas en voz baja, sólo después de eso se dirigieron a Arlegui:

- Eres de verdad un imbécil. Sabemos todo sobre ti, pertenecemos casi a tu


subconsciente, te conocemos mejor que tu mismo, y sabemos lo que harás en el

30
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

futuro y no te dejaremos, te cortaremos aquí y ahora, así que no nos vengas con
estupideces.- la mujer vomitó todo su discurso contra un cansado Arlegui, el tiempo
pasaba y este encuentro a orillas del lago se extendía ya hace más de cuarenta
minutos.

- Hay que llamar al señor Bendito- la mujer, siempre con garbo, se dirigió al enviado
y con la uña del índice derecho le indicó que se lleven al detenido.

Los sujetos cargados escoltaron a Sebastián Arlegui entre la neblina, el clima


parecía cambiar difusamente, podía mejorar o no.

Llegó la cana: el bus de los músicos.


Lo subieron detenido a este, Arlegui intento poner resistencia, lanzó un par de
golpes a los sujetos que lo llevaban de los brazos, pero no pudo zafarse, sus hábiles y
adiestrados captores lo controlaron cual cuchillo sobre la mantequilla, no se dio ni cuenta
cuando ya estaba arriba.
Sintió la mirada de otros detenidos que le observaban como si fuera el peor y el más
temible de todos, casi como un maldito violador de niños, se sentía que en cualquier
momento alguien se levantaría de uno de los distintos instrumentos para golpearlo, de
modo que trató de correrse unos instrumentos más adelante, para que la atención de los
guardianes cayera directamente en el y sentirse esta vez cuidado por sus captores, pero la
pistola de uno de los aprehensores abordo se lo impidió y le ordenó que regresará a su
instrumento, un tambor.

Arlegui tuvo que hacerlo, pero el miedo se apoderó de él llevándolo a desear que llegaran
luego a su destino aunque esto significara un desenlace amalditado.

Afortunadamente el viaje fue más normal en comparación a lo que ya se venía dando, pero
no por eso pudo de dejar de fijarse en los rostros de los demás viajantes, de la tristeza que
algunos evidenciaban y las marcas que se les podían. Ahí junto a él iban ancianos, mujeres,
hombres y niños, cada uno con un instrumento distinto y con su propia melodía doliente y
lamentable. Nadie llevaba los zapatos lustrados ni la ropa limpia por lo que pensó que le
viaje venía largo, ellos ya llevarían mucho tiempo en esa posición. Arlegui habría de ser el
último en abordar el bus que llevaba a todos para el mismo lugar. Poco a poco se le fue
pasando la sensación de peligro inminente que tuvo al subirse, aunque se sobresaltó cuando
uno de los detenidos se levantó y le gritó directamente:

- Se suponía que tu harías algo, dime que haces aquí.-

Sebastián lo miró fijo, quedó con el cuerpo pesado, el bus de los músicos se detuvo y el
gritón fue bajado a tirones, los hombres carceleros volvieron a subir, el gritón no.
Se escuchó muy tenue el comentario de uno de los guardianes:

Rozando el asco
Algunos podridos opinan
Sobre la sequía,

31
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

La putrefacción y la concha de tu madre.


Aluden al sentimiento de crisis:
Sequía de ideas sobre fondo$ lleno$
Aunque muy poco importa
Tomando un poco de vida
Que la verde azulada guardaba
Y desafiando a la vecina hambruna.

Logró llegar a salvo, ahí lo esperaba el enviado y la misteriosa mujer y, aunque ella fue
quien lo mando al encierro Arlegui, sin venganza en su interior, la miraba pensando lo
hermosa que era. Ella lo miraba como a un individuo que había roto sus leyes, y el enviado
sin nombre miraba y le sonreía a unas moscas que daban vueltas alrededor de su cabeza.

- Baja rápido- le dijo la mujer mientras se daba una mirada al interior de su chaqueta
para ratificar su aspecto en el pequeño espejo que tenía como accesorio, luego cerró
su chaqueta mucho más serena.

El bajó hacia ellos con gran naturalidad, todos lo hicieron en orden. Con un vigilante a
cada lado, Arlegui notaba claramente que su situación era diferente a la de los demás
detenidos, el iba con escoltas y los demás caminaban en fila sin que nadie los fuera
custodiando en sus pasos. Los caminos también eran diferente. A Arlegui lo llevaron por
uno y al resto, por otro, Arlegui nunca más volvería a saber de ellos. Estaba asustado.

Al caminar miró lo que se suponía que tendría que ser un centro de detención, pero que
realmente era un teatro abandonado y polvoriento, muy grande. Visto desde afuera se
apreciaba una edificación de tres pisos, pero en realidad al entrar se veía realmente que era
un gran salón, un piso. Una vez frente al lugar, un hombre lo tomó del brazo y lo codujo
hacia una puerta que no era fácil de distinguir bajo tanto polvo, la mujer caminaba atrás
mientras que el enviado de psicogobierno caminaba adelante tirando manotazos a la mosca
que le faltaba por matar. Entraron y Arlegui observó el interior con mal asombro, todo
parecía haber sido construido para evitar la comodidad, luego se fijó que un hombre estaba
parado en el escenario dirigiendo a personas sentadas en tarros de pintura, en cajones de
madera astillosa y a uno en un televisor con la pantalla quebrada. Él tenía que quedarse
parado.

El hombre que dirigía desde el escenario a los que debían sentarse o distribuirse en los
mal llamados asientos del teatro vio entrar a su enviado junto a la mujer y se dio cuenta que
la persona que traían atrás era esta especie de “delincuente, terrorista, revolucionario, bota
abuelitas, matador de gatos chicos y ladrón de caramelos de niños”, Sebastián Arlegui.

Con un único gesto de mano hizo desaparecer todos los sonidos que pasaban por el
lugar, luego le preguntó a la mujer que ahora llevaba un gato verde en sus brazos, en todo
caso era el mismo gato que cambiaba de color de vez en cuando:

- ¿ Es él ?-

- Si señor Bendito- respondió la mujer.

32
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

- Bien Margaret, veo que cumpliste como siempre- felicitó a la mujer aunque esa era
la primera vez que la veía. La mujer asintió con la cabeza ante la tremenda
autoridad.

- Ahora deben llevarlo a la celda... crucen la calle, doblen a la derecha, sigan a mano
derecha, y por ahí encontraran algo.
Se suponía que las cartas estaban echadas para Sebastián Arlegui, desde la nada lo
estaban metiendo a una celda.

Arlegui esperaba que le preguntaran algo, pero eso nunca tuvo lugar, a nadie le
importaba lo que el tuviera que decir. Fue llevado por cuatro hombres a su celda en la
primera y última estación de buses, a la que entró escoltado hasta el interior. En el breve
trayecto pudo ver muchas celdas llenas que le daban dolor de guata contando la que le tocó
a él. En la que quedo él ya había cuatro reos, uno de ellos era una mujer embarazada.

A esa altura a Arlegui le daba lo mismo haber perdido la maleta con sus cosas perdida
en su forcejeo.

A continuación la escritura en una de las paredes de la celda:

En donde el sacerdote se decepciona


Va caminando el final del camino
Para luego escalar la...
Es ahí donde se confunde la portada con el recorrido,
Es como empieza con aquella mirada
Es como empieza con aquella mirada
Ensalzada con piel y condimentada con el pensar
De que todo lo que empieza tiene que bajar
Y que todo lo que nace tiene que crecer,
Con el columpio del árbol movible
Presentas la rabia simpática,
La contenta raza oprimida,
Razón en el bolsillo del futuro.
Cuchara criolla de sentido común
No comprendida por su representante
Es de aquí, no sabes dónde estamos
Que el encarcelado tome su condena
Y la guarde en su boca,
Que tus problemas no los sepa
Tu hambre disimulada;
Para que el no la use o se la coma,
Para que el no crezca comiéndote
Usando la bandera de algún club deportivo
Para hacerla pasar por una causa obtenida con la vida
Después de almorzarte

33
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

¡afuera el imperialismo¡
más vino y menos........

El ambiente es al parecer hostil y más adelante ahondaremos en este tema, por ahora
expondremos más del contexto político estructural :

Secretaria General de Gobierno de Mala Educación:

Con esta sección de gobierno se pretende reforzar los vicios de las urbes
organizadas y la mala organización de las conglomeraciones rurales para evitar la
posible adquisición de cualquier fuerza.
Está enfocado principalmente a la formación de menores en escuelas y liceos
inventados por ellos mismos a través del subtexto que lleva implícita esta
enseñanza.
Con esta institución se refuerza el machismo, en las primeras clases se enseña
que los niños no llora y que las niñas se deben sentar correctamente, como señoritas.
Se auspicia la mediocridad argumentando que en otros países las cosas están peores
y que hay que darle gracias a Dios de lo que tenemos por que hay otros niños que no
tienen que comer.
Se cultiva la falta de individualidad reemplazándola por una sucesión de
pensamientos colectivos arrejuntados con los que se comienza a siluetear la vida en
comunidad, es decir, mientras más personas se adecuen a una forma
indeterminadamente definida sea cual sea, más aceptada como correcta estará
aunque esta sea errónea, después de todo quien es uno para andar criticando, es una
cuestión de “la mayoría manda”, en este sentido, es demasiado democrática.

Con esta base se han cometido los más graciosos aportes a Chile y el mundo,
como por ejemplo la ubicación del congreso Nacional en Valparaíso cuando todos
saben que Valparaíso debería ser trasladado a Santiago. En el día tendría que ser
guardado en el metro para que de noche pudiera salir a caminar, el congreso debería
ser y estar en mercado central.
El concepto de niño para la Secretaria General de Gobierno de Mala Educación
está marcado por la maldición a mediano o largo plazo, razón por la cual se debe
encausar al niño desde niño, esto han de conseguirlo con movimientos discretos
como los siguientes:

- Lanzando discos pop con cantantes teñidas de amarillo


- Pasando hartos monitos por la tele que fomenten el comercio
- Llevándolos al Mk konalds.
- Haciéndoles creer que el viejito pascuero ya no es drogadicto.

34
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

La idea es que el niño, el adolescente o el adulto que a veces son tratados de


igual forma, no reúnan la cantidad suficiente de herramientas como para hacerle
pelea al psicogobierno y sus intereses creídos.

Un ejemplo que grafica esta situación es el siguiente:

En el piso 13 de otro edificio


Un niño juega con un reloj artificial,
En un arranque de no sé qué
Lo tira por la ventana,
El reloj al pasar por el piso 12 se llena de gritos y sustos
Por el 11, de lagrimas y sueños
Por el 10, de calambres
el 09, de caravanas
08, de hediondez
07, de suerte
6, de sangre
5, de ruido
4, de calor
3, de odio
2, de sal
por el 01, de silencio.
( un minuto por favor)
El niño que ya esta viejo , baja a confirmar su fechoría y se da cuenta
de lo que ha conseguido, se tapa la cara (que es lo único que le queda en la
cabeza)
Y se convence de que es hora de
Acostarse, rezar y dormir
Mañana será otro día
Mañana seré, mañana será
Otro niño

Secretaria General de Gobierno de Aspirinas:

Producto de múltiples paranoias, desenfrenos, falta de reflexión, entre otros


dolores de cabeza, se ha optado, desde hace un tiempo, construir a la hermana chica
de la panacea: la Aspirina.
Luego de su fracaso en el certamen de Miss Universo, esta sustancia, creada
y suministrada, a un precio simbólico, por esta sección del psicogobierno, tiene la
capacidad de dejar al usuario por percepción aceptable, relajada y soportable, con
ella se ha podido calmar la furia de los dolores, enfermedades, sequías, gobiernos de
verdad y / o de mentira, etc.
Los mandatarios y funcionarios del psicogobierno la consideran de tal
efectividad que suponen en ella a una de las siguientes formas de gobierno oficial
inmediato. Presidencialble.

35
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Entre las cosas que la aspirina ha conseguido como aporte a la humanidad se


cuentan la mediación para evitar la última guerra mundial y la detención de la
escritura del guión de una película de carne y hueso basada en la primera y ultima
pagina del libro del Apocalipsis (libro en el que aparecen de cuerpo entero en
muchos de los psicogobiernantes o personales sin voces de este libro)
La siguiente figura muestra una oda a un consumidor constante de esta
nueva panacea, un sujeto que ha hecho de la aspirina su las clínica con olor a la
leche cortada.

No creo en el dolor,
ajeno según la ocasión.
No creo que nada ocurra, por que los acontecimientos no acontecen, están
... pienso en la imaginación de gente mal informada
no creo en la poesía (la poesía cree en mi)
no creo en las leyes de la meta política
no creo que exista la maldad y gente rajándose la garganta
vomitando piojos y uñas de los pies
no creo que alguna vez haya creído,
eso lo puedo asegurar.
Si alguna vez les creí o les empecé a creer
Me acuesto y se me pasa, como la buena suerte.

No creo, los odio, pero no les creo,


Los quiero por que no existen,
Angustia y nada más, eso creo.

Ahora veremos ciertos focos de resistencia que se encontraban en una etapa de


empobrecimiento.

Sindicato de Perdedores.

En este sindicato sus miembros han desarrollado el abrumador sentido de defensa de


no desear algo o no tener ningún objetivo en la vida para evitar decepcionarse, cada año
expulsan a algunos miembros de este emblemático sindicato por empezar tener o pensar en
algún logro como por ejemplo:

Ganar una rifa, conseguir un buen trabajo, pololear, o que les guste el que tienen,
titularse de algo, despertarse feliz, un beso, alcanzar a rascarse justo en donde su mano no
alcanza en la espalda, casarse, separarse, comprar una promoción donde de verdad se este
ganando algo, o sencillamente que lo que tu pienses le importa a alguien.

Este sindicato es uno de los más queridos por la comunidad, no por pertenecer a sus
filas, sino por que siempre es bueno tener al lado a alguien que le toque peor suerte, por ello
mucha gente alienta a otras personas a entrar a esta agrupación.

36
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

¡Yo valgo!: ¡valgo callampa!...se suele oír en sus juntas los días sábados o viernes
en la noche.

Sindicato de Retraídos.

Los miembros de esta colectividad comienzan a perfilarse como un posible


miembro del sindicato desde las épocas del colegio aceptando cualquier cosa que se
les enseñe sin nunca preguntar la razón de los acontecimientos, muchas veces se les
a confundido con niños superdotados o alumnos perfectos.
Esta asociación tiene reglas muy claras y estrictas:

1- Nunca deberán reunirse.


Esto es para evitar el tener que hablar en público y pasar un bochorno debido a su poca
consistencia social.

2- Pagar todas sus cuotas en las fechas establecidas. De esto no ocurrir se les llamaría
la atención y esto sería como una broma demasiado cruel.

3- Fumar o tomar si todos lo hacen.

4- De tener un accidente en donde todos caigan al suelo y el este de pie, deberá


lanzarse al suelo.

5- Hacer filas aunque se desconozca para que son.

Cabe decir que los miembros tiene una “vida normal” al igual que el resto de
la gente, esto lo hacen relacionándose con gente que hable mucho y escuche poco,
asistiendo a conferencias, ponencias, o exposiciones.

La opinión esta suprimida o vetada, pero si, por obligación social de


supervivencia, debiera hablar el sujeto podrá repetir las opiniones más comunes
respecto al tema.
Pondremos en la vitrina este fragmento de un sujeto dinámico que reaccionó
según él y se salió de esta organización como llama con sus propias palabras
fomentadora de una otra dictadura que existe y que todos niegan.

Cuentan cuando pueden


Desde la clandestinidad oscura
Las quemadas y podridas hojas
Que fueron desechadas al fondo del mar,
De la tierra, de la fosa común.
Que llegó con los gritos de la tranquilidad
Y no rociando miedo y muerte

37
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Como en los pisos del conjunto


Que tenía coronas atrasadas todavía,
Escapando de oro y diamante
Perseguidos por los de siempre:
El hambre constante en el tiempo
Y el frió dependiendo de la estación.
No alcanzaron los dedos para contar
Los más que uno y menos que casi todos.
Llegaste saludando de lejos,
Sin tener que perder
La buena y siempre tranquilidad,
Sin tener que perder a quien abrazar.
Para tenerte solo basto llamarte,
Llegaste embarazada de nosotros
Con eso ojos de futura madre:
Enamorada y amada,
Encantándonos también, mirándonos
Como el niño que ve a su padre
Sostener y salvar su mundo 1000 veces al día.
Cuando llegaste las mujeres de piernas morenas
Corrieron alrededor de los brazos unidos,
Y aunque cansados estaban
La riza en las manos aplaudía.
De pronto a parecieron los títeres gladiadores
Esos títeres que en otras escenas no están cuando tu si.
¿por qué cuando te llamaron no los escuchaste?
Teniendo que meter ruido con metralla y balas,
Sangre corre mezclándose con las lagrimas,
Pero acá
Nos escuchaste sin mayor ruido
No llegaste con la muerte
Pero te fuiste por ella.
No llegaste escupiendo balas,
Pero nos dejaste por estas.
Morenas piernas lavaban sus ojos de adentro para afuera,
No donde la riza,
Sino bajo el silencio de brazos apilados
No por sus nombres, ni apellidos,
Sino por tu nombre y tu apellido
Revolución, LIBERTAD.
Mientras tu te ibas abortada, viuda y huérfana.

38
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Secretaria General de Gobierno de Cuotas:

Esta Secretaria general de gobierno se consume... Es necesario señalar que


esta es una de las ramas del psicogobierno con mas secuelas y proyecciones en el
futuro, ya que se manifiesta como vicio, muchas veces con resultados poco
alentadores por no decir desastrosos.
Funciona con publicad, es su combustible y principal agente contaminador.
Se suministra a los individuos en forma no individual, con esto se busca hacerles
caminar mecánicamente en direcciones equivocadas, o sea a tiendas comerciales
unas dentro de otras hasta un numero bastante cercano al infinito. Una vez en su
interior se les proporciona el arma suicida que se han de colocar junto a la sien,
llamada tarjeta de crédito, con ellas han de vengar y salvar a los justos y a los
pecadores, a los vivos y a los muertos, a los sanos y a los compradores.
Su idea central es vender cualquier cosa a cualquier persona, lo que concibe
a un nuevo personaje: la Deuda. Es precisamente esto último lo que da rienda quieta
a los ya inmóviles ciudadanos.
Para exponer distintos matices del sistema y por ende de su sociedad a
continuación observaremos un spot de televisión en el cual se anuncia una bebida
graciosa. Acá se utiliza a una figura femenina para venderle el producto
(representado por la belleza) a un hombre cualquiera y luego presentaremos un
guión de una película falsa de ese momento:

Spot comercial:

EXT: ARBOLEDA- DÍA.

Es incalculable el valor de tus pasos


Hacia a mí.
Sombreada por los árboles y tocada
Solamente por pequeños rayos de una luz seca,
Caminas por arriba del paisaje
Pintado de lindura,
Estas piedras con pasado de guerra
Ya no son para mí.

CORTE A:

EXT: ARBOLEDA- NOCHE

Tu forma va dejando inundado el lugar


De aromas, humos agitados de paz.
Todo por el mismo precio.
Lo veo, del aire cuelga el color de tu vida.

39
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

CORTE EXTREMO A:

EXT: COCINA DE UNA CASA- DÍA

Sentado ante mí café y su nuevo envase


Canjeable por un yogurt
Te veo,
Te sacas la belleza y me la dejas en la mesa
Y alivianada te vas más liviana sin ella,
Tan fea como cuando Jesucristo
También se enamoró de ti.

DISOLVENCIA DE CIERRE.

40
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Guión:

Mas cosas......
Menos cosas...

Una mujer de 25 años, llamada Vanesa, salta de un edificio en llamas para


caer en los brazos de Mauricio Cortés, de 29 años.

Leopoldo, de 58 años, bebe un vaso de whisky frente a la tumba de un ex


presidente de la republica.

Hugo Bernárdez, futbolista chileno de 30, patea un penal y derrota a Michael


Q... de 25 años, arquero nacionalizado de la selección de Arabia Saudita, todos
lloran, Bernárdez ríe junto a sus compañeros.

Una niña frente al pizarrón escribe un teorema y descubre un número botado


debajo de la mesa, sólo ella puede verlo.

En una habitación de camas vacías, vuela una mosca adolescente, huyendo


de un matamoscas quieto en una mesa.

Un hombre, de muchas horas atrás, corta una cuerda de su guitarra al saber


que la balada escrita hace quince años en Portugal está enferma a causa de la noche
que era mía.

La correspondencia, aquel método dejado de lado y reemplazado por algunos


más modernos y neoliberales, son una muestra interesante de lo que se puede
investigar y citar, a continuación la carta de un reo a uno de sus amigos, el delito
causa de su encierro fue encarar verbalmente a un candidato presidencial, luego de
ser acordonado por las fuerzas policíacas el hombre garabateó a uno de los policías:

- Suéltame, paco conche tu madre- el “paco” era teniente y el candidato corrió como
un ratoncito a su gran auto, escapando de las palabras fundamentadas y rabiosas del
resto de los encaradores.

Aquí esta la carta:

41
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Feliz: Estar vivo es una obligación moral.


Al Marco Valdebendito.

Mire joven, yo sé que usted


Es un joven buena gente y simpático
Además, por algún error de la computadora,
(usted) es más joven que yo...
por eso quería decirle, antes que sea tarde,
que no se vaya a poner leso
con eso de los años,
mire que el tiempo no existe.

El tiempo no existe,
Sin embargo pasa, dirá usted;
Está bien yo tampoco tengo todas las respuestas
- de eso ya hemos discutido antes-
pero lo que yo puedo decir
sin pánico a equivocarme
es que...
sus orejas están bien, le dan equilibrio,
su cara todavía cruza de norte a sur el agua,
sus manos tocan melodías que me dolían, pero ahora no,
su pelo todavía crece,
su espalda no se urge, ni arruga con la mochila pesada,
sus dientes todavía están tibios,
su corazón da 5.000 palabras por centímetros cúbicos.
- optimo diría yo-
sus brazos todavía tocan el cielo y el suelo.

Ya hemos hablado de esto,


Usted es un muchacho saludable y bendito,
Se lo dice un viejo sin experiencia. Créame.
El cadáver quedó en el olvido,
Aproveche el olor a cuerpo humano...
Vale la pena haber vivido.

El obrero dio gracias a sus manos,


Yo, a la música
Y al último de los amigos.

Hasta el momento la cámara temblando a seguido a Sebastián Arlegui.


Los relizadores se han logrado esconder durante esta pequeña travesía, con
suerte o con arreglos incluso monetarios y algunas autorizaciones dadas bajo
nombres falsos y imágenes que en teoría no deberían exponer al público, han
logrado estar junto al lado de Sebastián Arlegui, pero en esta parte las
especulaciones comienzan a crecer como las farmacias en los centros comerciales o

42
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

calles más importantes de la ciudad, no se sabe con certeza si ese día llovía o no, no
quedan registros específicos del asunto, los únicos datos que existen son basados en
los documentos encontrados y robados en el escritorio de un subsecretario que se
limita a señalar la historia como hecho oficial, como apartado de la realidad
emotiva; por suerte siempre hay sapos, digo testigos, unos fiables y concretos, y
otros meras personas que opinan, o crean historias quizás pensando en un Oscar o el
premio Nóbel.
De estos señores tendremos algunos datos ya que son necesarios para poder
construir la historia de Arlegui que solo se cuenta con algunas imágenes
insuficientes como para poder reproducir la historia completa.
Es cierto también que hubo varios funcionarios del Psicogobierno, entre
ellos muchos subsecretarios simpáticos, que trataron de indagar en las posibilidades
reales que tenía Sebastián Arlegui para salir bien parado del asunto, pero no las
encontraron, aunque es posible que se hayan hecho literalmente los lesos para no
divulgar ciertas informaciones que podrían haberles costado sus puestos
privilegiados, burocráticos e influyentes de trabajo. El hecho puntual fue estar ante
un juez implacable como los plazos que de una u otra forma se cumplen y recibir la
sentencia que lo llevaría a un lugar completamente distinto.
Debe existir la pregunta sin signos de interrogación respecto a como llegó
Arlegui a estas instancias, estaba siendo condenado como un criminal más entre
tantos.
La situación en la calle se deformaba, una de las marchas autorizadas de los
grupos ecologistas nazis que pasaban a unas cuantas cuadras se dejaban ver gritando
sus consignas:
- ¡ Salven a las ballenas, pero sólo a las blancas ¡-

- ¡Sólo empresas y circos chilenos!, ¡explotación del burgués nacional a los


trabajadores y a los animales!

Arlegui condenado a cumplir con una deuda imaginaria con una sociedad
prefabricada según los designios de un puñado de cabrones con una incierta
autoridad de segunda mano, era más o menos lo que se veía y se tenía en cuenta
entre los grupos y organizaciones de resistencia izquierdista, de las cuales una de
ellas se quebró en dos. Los pacíficos se retiraron a esperar una momento más
preciso estratégicamente para desarrollar sus actividades y los más radicalizados se
lanzaron a las calles cercanas del último lugar de trabajo del mártir Arlegui. Con sus
rostros cubiertos por pasamontañas y pañuelos, cubrieron algunas calles con
barricadas de fuego y humo. Los enajenados manifestantes lograron resistir treinta y
siete minutos a las fuerzas policíacas que cayeron con todo el terror de sus métodos
represivos, hasta que el último fue detenido, y hasta el último grito al momento de
ser subido a la cana rodante: Libertad a Arlegui, Libertad, libertad.

El informe policial reportó veintiún detenidos, de los cuales cinco eran


perros callejeros que en los momentos de agitación tomaron posición y atacaron a
los soldados romanos mordiendo, según un medico de un hospital cercano, a nueve
uniformados.

43
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Más rápido que las luces de los autos en la carretera mojada se lo llevaron de
vuelta a la celda en la que esperaba que aconteciera un milagro, uno de esos baratos,
para poder salir con la vista al frente y no tener que esperar nada más después de
eso.
Lastimosamente las cosas se desafinaban para Arlegui, la condena había sido
clara e inapelable, el escrito oficial decía algo muy parecido a lo siguiente:

“El ciudadano extranjero Sebastián Arlegui ha sido encontrado culpable de


los cargos que se le imputan, los cuales son los de desacato a la autoridad,
resistencia al arresto, y el intento de subversión con consecuencias en un futuro
próximo, por la autoridad conferida ( ... ) sentencio al acusado a ser fusilado,
muerto y enterrado mañana en la mañana después del desayuno (de nuestro
desayuno)”.

Así de drástico y categórico; no ha sido posible mostrar el resto del escrito


publicado en el diario mural del palacio de justicia, debido a su contenido burdo,
insensato y jactancioso.
El bus que lo llevaría era el mismo, con músicos y todo, el mismo bus que
lo había transportado en esta travesía maldita. Tan maldita como la culpa que le
habían depositado. Ahí se iba a su momento final.
En el trayecto, sin querer, a través del vidrio apedreado de la ventana que le
tocó, vio colgando de una celda al tipo con que tuvo una conversación media
retorcida en la micro cuando se iba de su casa, ahí estaba el muchacho esperando su
turno para ser juzgado quien sabe porqué.
Sebastián Arlegui ya no sabía que pensar, no se resignaba a ser uno más de
los que habían sucumbido frente a los poderosos designios de los que siempre
deciden por los demás, al igual que todos, pensó que a él nunca le pasaría algo como
esto, el tendría la buena suerte, el coraje, el talento o la astucia de salir airoso, pero
todo aquello quedaba por ahí en algún cajón de ropa sucia que tuvo antes, porque ya
no tenía nada, excepto angustia frente al fenómeno.

Pensaba que todo había comenzado cuando salió de su casa a buscar fortuna
por otros sitios, pero había ganado todo lo contrario, la desgracia, la nada, una
angustiante nada.
El lugar de repente ya estaba ahí.
El lugar que habría de ser la última parada Sebastián Arlegui Carvil, de
repente nada, de repente todo. La angustia hacia que se le vinieran al estómago muchas
cosas como sus imágenes de la infancia, los cuentos de la abuela, su mamá tocando el
piano, su padre llegando con el diario y el leyendo cualquier cosa en él, el pan con
mantequilla, los amigos muertos, la niña que le gustaba en el colegio, la música de The
Police, el amor con el rostro y el nombre de Laura, algunos poemas escritos, el trabajo,
el día que se fue...

Después de ser mandado, como en toda burocracia, de un lado a otro, o de


celda en celda, pasó la noche despierto escuchando a lo lejos algunas sirenas no de
mar, sino de los autos policiales no imaginando que otros grupos en poblaciones
abandonadas por el mercado y su competencia resistían con grandes barricadas,

44
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

hasta sillones viejos eran quemados para que las llamas encendieran el cielo, desde
los techos algunos obreros y otros que nunca han trabajado como algunos
estudiantes apedreaban a los efectivos que trataban de entrar en esos sectores, la
prensa miraba para otro lado como siempre, se sangraba en la calle, las
universidades fueron cerradas esa tarde para impedir cualquier cosa, incluso las
clases.
El rumor se esparcía por el país de la gente, pero ya era tarde, no se podría ni
llamar a Los Magníficos para que hicieran algo.

La noche pasaba y Arlegui sujetaba su cuerpo abrazándolo del frió:

No puedo dormir de nuevo


y ultima vez.
Mis pensamientos llenan mi cuerpo
La luz se fue y escribo a ciegas mis buenos lamentos
Las palabras están guardadas desde temprano,
Los ruidos fueron comprados para hacerlos callar,
Los sonidos hasta las goteras azules son recuerdos.
No tengo sabanas, ni nudos en las piernas.
El fuego que se suponía que estaba dentro de mi,
Quizás a la celda de al lado,
Me parece haber escuchado su risa
Aunque rime el sueño
Me esta ganado,
En lo podrido de la esperanza
Sigue avanzando el reloj.
¿quién me puede ayudar a distinguir
la noche de la oscuridad?
Miedo en movimiento,

Pero....
Te recuerdo Laura
Equipada con la marca y el mensaje
Botando papeles y el carbón
Te sueles acercar con esa mirada
De luna entre rejas,
Pero no de presidio sino de aquella
Que se esconde en el balcón.

En la sala de cine la emoción reinaba, los espectadores sentían algo de la


angustia de Arlegui, el recuerdo de Laura y la paz que le debe haber dado luego de
revolcarse en el suelo y llorar pensando que nunca más la vería, las cámaras del
documental se paseaban por afuera de la supuesta celda que no se confirmó, pero
que tenía mucho resguardo policial.
Dieron vueltas por la ciudad siguiendo los humos y sirenas que se
encontraban en la madrugada, a muchos de esos lugares se les impidió la entrada sin

45
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

ninguna explicación y se les amenazó con arrestarlos. Sólo lograron acercarse a un


punto de choque donde entraron por algunos patios y casa que les permitieron pasar
y filmaron estirados desde el suelo el enfrentamiento que duró más de tres horas y
que la luz del sol que comenzaría ha salir sería enemigo de los resistentes y tuvieron
que huir por techos y casas de seguridad.
Afuera del film, los trabajadores de la demolición miraban la hora. Adentro
los funcionarios del cine pensaban en el intermedio que ni se le había pasado por la
mente de don Mateo que no hizo el corte y siguió de largo la proyección:

- ¿Qué le habrá pasado al Mateo?-

- Debe estar recordando todo lo vio e hizo ver a los demás- explicó don José a Eliana.

En la proyección conducen a Arlegui después del desayuno hacia el podrido


bus, esta vez estaba lleno de músicos tocando las canciones más alegres que puedan
existir, Arlegui al subir al bus se reencontró con la culpa, le dio la mano y sonrió
descaradamente delante de los guardianes de la presa. Tomó lugar en su instrumento
y se dispone a tocar, el bus parte rumbo al lugar de la ejecución y la música se pone
más alegre aún, se contagia de alegría, suena a fiesta y carnaval, la gente al escuchar
el pasar aplaude como si acabaran de ver el final de su obra, el conductor se detiene
un par de segundos en una vieja esquina para acercarse a Arlegui y decirle:

- Gracias; los músicos y yo, junto a todo el personal, le damos las gracias por lo que
ha hecho y más importante todavía es que iba usted a hacer en un futuro no muy
lejano, de verdad muchas gracias.

Luego de darle la mano tomó su lugar y siguió el viaje. Fue ahí cuando
Sebastián Arlegui Carvil se sintió feliz por última vez. Empezó relajarse en el bus,
le parecía que de verdad lo llevaba a un lugar mejor, sentía que su viaje había
comenzado dejando su hogar para buscar su camino y la casa ASÍ, no lo conoció
por completo pero al parecer sería de continuar su riel natural, algo realmente
importante.

El bus se detuvo, Sebastián bajó y vio el lugar donde estaba pensada su


ejecución o fusilamiento. El fin de su búsqueda había llegado, al fin la casa ASÍ. La
cámara se acercó a la cara de Sebastián y luego trató de mostrar la casa ASÍ, pero un
golpe de romano rompió el lente y la imagen únicamente se quedó en la memoria de
los allí presentes.

Ahí lo dejaron correr en libertad, lo zamarrearon un poco, en buena, lo


despeinaron como jugando y lo felicitaron..., lo fusilaron de mentira, era un lugar de
ensueño, posiblemente allí habitarían sus amigos, sus amores, su niñez y sus
fantasías. Esa tarde a Sebastián Arlegui Carvil le vendaron los ojos, los dos, y apretó
los dientes con la misma fuerza que se usa para mascar a un pueblo entero,
pensando en LIBERTAD. Fue acribillado con dos balas en el pecho frente al
batallón de fusilamiento, pero no murió y posiblemente no murió nunca más.

46
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Todo el viaje, y todo lo vivido, había valido la pena. Se había movido


bastante por el mapa y por el territorio, ya no tenía miedo, tenía ganas de quedarse
ahí y enfrentar el futuro sin huir más, desde una posición inmejorable. Sebastián
Arlegui Carvil había terminado, había llegado al final de un principio con gran
éxito.

Los que a esa hora pasaban por ahí se acercaron para tocar la casa ASÍ, pero
los médicos lo prohibieron, alegaron que podía ocasionarles un daño irreversible
para su salud.

Las causas estarán claras para algunos, pero para otros no. El cine en
silencio, y el dormido espectador comienza a abrir las pepas. Mario Slovanic
nuestro sabiondo intelectualoide, aparece para hacer las últimas menciones, fue así
como presentó y expuso las últimas de las secretarías generales de gobierno:

Secretaria General de Gobierno del Que La Tiene Más Larga:

Proyecto auspiciado por machismo S.A., se desarrolla en etapas bien


estructuradas, aunque también se pueden llevar a cabo de manera improvisada.
Primero; se debe humillar a los niños compañeros de curso en desventaja
comprobada científicamente el tamaño de la tula con una regla graduada.
Segundo, se debe operar con jactancia respecto al conocimiento de revistas y
películas del área porno.
Tercero, jactarse de la masturbación constante y/o precoz.
Cuartamente, jactarse indistintamente de mujeres obtenidas o inventadas.
Quinto, jactarse de lo que sea, pero jactarse. Inventarse muchas historias
autosatisfactorias

Lamentablemente nadie quiso dar la cara para exponer este problema,


además se omitieron centenares de dibujos y textos encontrados en baños y otros
lugares donde está plasmada una gran variedad de aparatos en tamaños, formas,
colores y utilidades:
El único ejemplo gráfico, con cierta decencia que tenemos es un rayado en
una pared, fue descubierto por un reputado arqueólogo, este es el siguiente:

α τυ ερµανα λε γυστα λα πιθυλα


La traducción no es mus exacta, pero una de las más aceptadas y estudiadas por los
filólogos helénicos es la siguiente: “a tu hermana le gusta la pichula”

Realmente no se tiene certeza respecto a que significa este escrito, sólo se


conoce que se repitió varias veces, pero se ha sabido entender la aparición
vulgarizada y deformada del órgano sexual masculino. Esto se ha visto como un

47
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

ejemplo de la concepción, hasta el día de hoy, del asuntito respecto a la Secretaria


general de gobierno.

Sindicato de Pervertidos.

No está claro el comienzo o quizás el final en esta agrupación, tampoco sus


estatutos están definidos. Los miembros no se inscriben por la voluntad propia de
asociarse y defender su postura. Cada cierto tiempo aparecen listas en los diarios
murales y clandestinos de las calles caminadas de occidente mostrando los nuevos
incorporados a este sindicato.
Es cierto que se rumorea fuertemente que los creadores y dirigentes son
simples artimañas de la CIA, que crearon este tipo de organización para vetar de
cierta forma, a los opositores, como pervertidos y condenarlos con el repudio social.
Cabe señalar que son calificados todos los que realizan ciertas actividades
paganas y exageradas según el común de la gente como por ejemplo: Bailar solo, ser
muy honesto, defender al otro, ser profesor y enseñar con dedicación, ser músico y
tocar gratis, ser separado y estar feliz.

Ejemplo de una actitud no pervertida, pero si interna:

Se reveló, mi alma:
Me dijo que no.

Sindicato de los Guater.

Primer y único sindicato que está compuesto por no humanos, los baños se
decidieron y entraron a organizarse rápidamente para poder hacer publica su queja,
ya que están encargados de echarse encima la mierda del hombre contemporáneo y
están en profundo desacuerdo con la mierda de hoy.
Su reclamo básicamente es el siguiente:

Antiguamente ¡toda mierda fue mejor!, ya que el hombre se alimentaba casi


bien y estaba bien argumentado. Además la cantidad era mucho menor, ya que hoy
que a aumentado un 200% la población (los datos porcentuales son al ojo, con la
ingeniería no se juega).
Hoy literalmente se come mierda y se hace algo peor que eso.

Este movimiento reivindicador tendrá una gran manifestación a gran nivel el


día 12 de Octubre del año 2021 en el planeta. En donde con el apoyo de algunos
agitadores un respaldo quizás del pueblo amenazan con taponear o hacer colapsar
las cloacas, con el fin devolverla al origen a través de los baños particulares y baños

48
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

subvencionados, de los baños de préstamos, baños de isapres, baños de leyes, baños


del poder ejecutivo y otras genealogías.

Secretaria General de Gobierno de Muerte.

YA¡, ¿quedaron contentos? Ven lo que consiguen con andar tirando piedras,
estaba claro que el Psicogobierno era pesado e implacable, aquí ya no hay más que
hacer, ni siquiera vale la pena seguir describiendo al respecto...

Q.E.P.D.

Ahora pasaremos haber algunos testimonios de compañeros de celda:

Quise matar a Parraguez, pero ya no:

Quizás las tragedias vienen del insomnio, del momento en que alguien no
soñaba, de una idea que despertó a un personaje. De las grietas en la pared hasta el
amanecer victorioso de mi interior pasaron algunos sucesos tales como acordarme
de Parraguez, afeitarme, querer asesinar a Parraguez y otras melancólicas, pero no, a
la mañana siguiente supe de una fuente informada, que Parraguez ya había sido
asesinado por un sacerdote o por un susto.

No sé por qué, pero la policía se presentó en mi casa para llevarme detenido,


yo tenía todas las luces apagadas, me fue imposible huir, fui levantado de la cama
en la que dormía a veces y fui llevado ante un juez del crimen para darle
explicaciones, ahí dije que quería matar a Parraguez, pero que se me habían
adelantado envidiosamente. El juez, desde atrás de su escritorio, me miró, tomó un
vaso de agua casi vacío, bebió de él y lo dejó en su escritorio, aún le quedaba agua
para beber después. El juez me condenó a una celda. Yo besé mi crucifijo. Le di la
bendición al juez y a los guardias y me alejé, mirando de frente el rostro suicida de
Parraguez en el espejo quebrado del pasillo militar.
Cuando me llevaban me crucé, por un instante con él, lo que me permitieron
mis pasos no apurados; miré su rostro y él, mis manos. Luego él siguió siendo
conducido hacia fuera del lugar y yo me envolvía dentro de estas paredes.

La rutina del ladrón que salta por la ventana y se lleva un poema escrito
años atrás:

Por más que se ha intentado


No se ha podido dar con el paradero
Del personaje que robó un poema anterior.

49
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Se sospecha de un personaje sin argumento


Que quería pertenecer a una historia ajena,
Ya que las propias pierden a cada rato.
Aún así no hay rencor,
Quizás envidia por ser ahora el dueño falsificado
De un territorio fértil e inexplorado,
Ya que no es posible que lo haya vendido
Para comprar comida.
Ahora ese poema anterior se aparece
En espejos, en tazas de té,
En calendarios.
“no me acuerdo de que lugar
salimos caminando juntos” canta feliz,
“no me acuerdo de los árboles, de la noche
ni de las hojas secas que corrían detrás
de una película italiana,
ni de la flaca actriz llorando bajo
las ramas del pasto”, el poema anda suelto,
baila, se ríe sólo,
Está feliz.
“El vestido chino,
La imagen de anciana,
La imagen de niña y todo lo demás”
El poema anda por ahí,
apareciendo de lejos a cada rato
En cualquier lugar, a cualquier persona;
A veces mi cara se acuerda de él y de ti.

La película terminó y los asistentes comenzaron a salir del cine con la


sensación agradable de final feliz, o algo así como un final donde las cosas se le
dieron para mejor al personaje principal, ese personaje que somos un poco todos, sin
embargo esta era la última vez que se abría la puerta para la salida de espectadores,
la última vez que se iban a escuchar murmullos de improvisados análisis de la
película recién vista. Se notaba que la película había gustado, aunque era una
situación generalizada el hecho de que la película era algo rara, poco convencional,
seguramente con pretensiones de cine arte europeo, ese típico cine europeo burgués
liberal que critica a las dictaduras, pero que nunca a se cuestiona el modo de vida
perfectamente capitalista de la pos guerra fría, en fin... todas esa discusiones entre
existencialistas y surrealistas, entre inmanentes y trascendentes, entre lectores todos;
al abandonar el cine y pasar a tomarse un café al lado, ya no tendrían lugar, al
menos no en ese lugar.
Eliana, Don Mateo y Don José se pasaban a engrosar las filas de cesantes, a
sus respectivas edades no tenían muchas expectativas de volver a encontrar trabajo,
salvo que fuera algo familiar o ayudando a gente conocida en alguna tarea, todavía
faltaba para su jubilación, lo que le daba un tono más dramático a su situación,
aunque se mitigaba con la indemnización que recibirían, algo tranquilizadora, es que

50
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

ellos eran trabajadores antiguos y la ley de flexibilidad laborar todavía no dejaba ver
sus efectos, en esa época los contratos de tres o de seis meses para no pagar
imposiciones ni ningún tipo de beneficio a los trabajadores no existían, en esa época
se contrataba a la gente por su capacidad y permanecían por lo mismo, no como hoy
que todo tiene que ver con rentabilizar más el negocio empresarial.
Ya se habían ido todos los asistentes, Eliana terminaba de hacer caja y los
añosos Mateo y José dejaban impecable su lugar de trabajo, como siempre lo
hicieron. Se acabó la función también para ellos, el THE END de la última escena
de tantas películas bien le resumía esta situación. Se pusieron sus chaquetones y
Don Mateo la última luz y puso candado a la reja de la caja, mientras Don José
aseguraba la reja de la entrada.
Los trabajadores de la empresa de demolición pusieron unas cintas alrededor
que indicaba que eso iba a ser derrumbado, luego de eso se fueron porque ya era
tarde y no iban a trabajar horas extras gratis, dejaron todo lo demás para la mañana
siguiente.
El día siguiente llegó y con él, los hombres que tendrían que derribarlo, si
bien todos tenían algo de respeto por estas instalaciones y su historia, no tendrían
mucho problema en mandarlo abajo, al fin de cuentas era esa su pega.
Eliana, Don Mateo y Don José estaban en sus casas ajenos a todo este proceso, no
querían saber como iba a ser el derrumbe, aunque se les hacía muy duro permanecer
en sus casas a sabiendas de lo que pasaba pocas cuadras más allá.
Fue por el periódico que Eliana se enteró de lo siguiente: JAVIERA
RODRIGUEZ, famosa cantante lírica, compró el antiguo cine para realizar
recitales y conciertos.
Y es que ella tenía muchísimo dinero debido a sus grandes éxitos en Europa
y se dedicaba a invertirlo en cultura sobretodo en su país y en lugares que lo
necesitasen en Sudamérica, África o lugar empobrecidos de Europa, nunca iba a ser
una magnate, aunque podía, pero ella prefería estar bien consigo misma.
No se demoró ni veinte minutos en comprarle el cine al último dueño, que al
ver la plata no lo dudó un segundo, finiquitó a sus trabajadores y se fue a probar
surte a Arabia Saudita. La noticia la llenó de regocijo, a tal punto que llamó a sus
dos ex compañeros. Ninguno de ellos había leído la noticia, por lo que la sorpresa
fue revitalizadora completamente.
La cantante no sabía mucho de administrar, por ello se tuvo que rodear de gente que
conozca el rubro, razón por la cual llegaron muchos currículos pidiendo trabajo,
entre ellos estaban los de Eliana y Don Mateo. Don José había decidió quedarse con
sus hijos, ellos mismo lo habían recibido muy bien y le hicieron ver que era mejor
quedarse con ellos, nada le iba a faltar con ellos, jugar con los nietos le agradó más
que volver al ruedo, bien por él.
Javiera Rodríguez, al ver que en sus currículos, que tanto Eliana como Don Mateo
habían trabajado ahí veinte y cinco años, no dudó en contratarlos como
administradores.
Dos meses más tarde, luego de unas remodelaciones hechas por la misma empresa
de demoliciones, sub contratada anteriormente para echar abajo este mismo lugar, el
cine se reestrenó como el TEATRO CAVALLIER con una función de la misma
Javiera Rodríguez. El público llenó el lugar y obligó a una segunda función al día
siguiente.

51
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

Eliana y Don Mateo estaban activos otra vez y mejor que nunca, lo mismo que
Javiera Rodríguez que ese día se iba a Italia a dar un par de conciertos y a
encontrase con el amor de su vida, un cuarentón profesor de biología de escuelas
campesinas, un hombre que algunas noches se junta con compañeros de la vida a
conspirar, a dar sentido a toda la represión que no lo reprimió, a construir lo que le
da miedo a los poderosos y por lo que lo juzgaron alguna vez, un tal Sebastián
Arlegui.

FIN

¿O NO?

52
GRANDES EXITOS El documental del fracaso un criminal en blanco y negro

¿Y LOS TRENES?

-NO HAY. NI JUSTICIA NI NADA.-

53