Está en la página 1de 4

DERECHOS SEXUALES DE LOS

JÓVENES
Los jóvenes tienen derecho a ejercer una ...

Sexualidad libre, responsable y placentera; se pretende contribuir a eliminar la


discriminación que atenta contra la dignidad humana, respetando la preferencia y
orientación sexual, así como la salud, religión, origen étnico, forma de vestir, apariencia
física o cualquier condición personal.

Existen ciertas implicaciones legales para el ejercicio de los Derechos Sexuales de las y
los jóvenes, que son importantes en determinadas circunstancias cuando se involucran
personas menores de dieciocho años.

¿Cuáles son tus derechos sexuales como joven que eres?

 Decidir en forma libre y responsable sobre tu cuerpo y tu sexualidad.

Existen diversas formas de vivir la sexualidad dependiendo de cada persona, tiempo y


cultura. Tienes derecho a que respeten las decisiones que tomas sobre tu cuerpo y tu
sexualidad.

 Manifestar públicamente tus afectos.

Ninguna persona puede discriminarte, limitarte, cuestionarte, chantajearte, lastimarte,


amenazarte o agredirte verbal o físicamente por la manifestación pública de tus afectos,
en tanto no atente la moral y las buenas costumbres.

 Ejercer y disfrutar plenamente tu vida sexual.

Nadie puede presionarte, discriminarte, inducirte al remordimiento o castigarte por ejercer


o no actividades relacionadas con tu cuerpo y vida sexual.

Respeto a tu vida privada.

Tu cuerpo, tu espacio, tus pertenencias y la forma de relacionarte con los demás, son
parte de tu identidad y privacidad.

 Decidir con quien compartir tu vida y tu sexualidad.

Nadie puede imponerte el matrimonio y menos obligarte a sostener una relación afectiva,
sexual y de intimidad con otra persona, en contra de tu voluntad.

 Igualdad ante las oportunidades.

Las mujeres y los hombres jóvenes, son iguales en oportunidades y derechos ante la ley y
deben serlo ante la sociedad.

 Vivir libre de violencia sexual.


Ninguna persona puede acosarte, hostigarte, abusar de ti o explotarte sexualmente. El
Estado debe garantizar una vida sin tortura, maltrato físico, psicológico, abuso, acoso o
explotación sexual.

 Libertad reproductiva.

Como mujer u hombre, tienes derecho a decidir, de acuerdo con tus deseos y
necesidades, entre tener o no hijos, cuantos, cuando y con quien, asumiendo la
responsabilidad que conlleve a esa decisión.

 Servicios de salud sexual y salud reproductiva.

El personal de los servicios de salud pública no puede, bajo ninguna condición negar
información o atención y no deben ser sujetas de prejuicio alguno.

 Información completa, científica y laica sobre la sexualidad.

Para decidir libremente sobre tu vida sexual, busca información laica y científica, sobre
temas inherentes de sexualidad y reproducción.

 Educación sexual.

Tienen derecho a una educación sexual sin prejuicios que fomenten la toma de decisiones
libre e informada, la cultura del respeto a la dignidad humana, la igualdad de
oportunidades y la equidad.

 Participación en las políticas publicas sobre sexualidad.

Ninguna autoridad o servidor público debe negar o limitar de manera injustificada, la


información o participación referente a las políticas públicas sobre sexualidad.

Recuerda que:

Tienes todo el derecho a ejercer tu sexualidad, pero con gran responsabilidad.

¿Sabías que?

Las y los jóvenes tienen derechos sexuales y reproductivos, y que están protegidos por el
orden Jurídico Mexicano.

Tienes derecho a expresar libremente tu sexualidad, sin atentar a la moral y las buenas
costumbres.

No debes sufrir discriminación ni violencia por manifestar tus afectos, preferencias, ni por
tu manera de vestir o por tu edad.
Si vives con VIH/sida o padeces alguna otra infección de transmisión sexual, tienes
derecho a recibir atención y tratamiento médico en las instituciones públicas de salud.

No pueden expulsarte de tu escuela, pedir Certificado de No Gravidez o despedirte de tu


trabajo por estar embarazada.

Nadie en el trabajo ni en la escuela puede aplicarte, contra tu voluntad, la prueba de


VIH/sida.