Está en la página 1de 5

Diseñando el Futuro1 (Jay Forrester).

1.1 Diseñando sistemas sociales.

La gente opina muy distinto acerca de los sistemas de ingeniería y los sistemas
sociales. Esperamos que los técnicos diseñen sistemas de ingeniería utilizando métodos
avanzados de análisis y modelado por computador. En el diseño de los sistema técnicos,
como por ejemplo una planta química, el comportamiento del sistema es complicado.
Los ingenieros hacen estudios antes de la construcción. A veces se hace una planta
piloto, para probar a pequeña escala lo que se ha diseñado.

Aunque los sistemas sociales son más complejos que los sistemas de ingeniería, el
diseño de los sistemas sociales emplea métodos mucho más débiles que los métodos
utilizados para el diseño de los sistemas de ingeniería. Gerentes y políticos se limitan a
ellos mismos, a su intuición y debate, para diseñar Corporaciones y Estados. Las
corporaciones y gobiernos cambian los diseños sin usar las poderosas herramientas de
diseño que se han creado en los últimos 50 años.

Hay personas que no comparten la idea de diseñar sistemas sociales: lo ven como
mecánico o autoritario. Sin embargo, todos los sistemas sociales han sido diseñados.
Las políticas de empresa, los computadores, los diagramas de organización, las leyes...
constituyen diseños parciales de los sistemas sociales. Los Gobiernos aprueban leyes
después de debates superficiales. Las leyes rediseñan los sistemas políticos y
económicos. Estos rediseños son experimentos utilizando los Estados como laboratorio.
Los experimentos no incluyen modelizaciones de los efectos a largo plazo. Los cambios
en las políticas corporativas reciben incluso menos atención. Por ejemplo, la actual
reducción de barreras y fusiones de grandes corporaciones constituye el mayor rediseño
del mundo económico sin una adecuada discusión de los resultados previsibles. La
gente ha diseñado los sistemas con los que vive. La corta vida de estos sistemas es
consecuencia del diseño defectuoso, de la misma forma que los cortes de suministro
eléctrico son el resultado de diseño defectuoso.

Debe considerarse el contraste existente ante los avances para entender la tecnología y
el relativo vacío en entender los sistemas sociales. ¿Qué explica esta diferencia?. ¿Por
qué la tecnología ha avanzado tanto mientras que los sistemas sociales permanecen en el
puzzle habitual?. La respuesta está en que no se reconoce que las instituciones sociales
son también sistemas. La gente no acepta la idea de que las familias, las empresas y los
gobiernos pertenecen a la misma clase de estructuras dinámicas que las refinerías y los
pilotos automáticos de los aviones.

Las organizaciones construidas por el trabajo de un comité que aplica


fundamentalmente la intuición no tienen porque funcionar mejor que un avión diseñado
1
El presente texto (“Diseñando el futuro”), es una recensión -traducción de la conferencia impartida por Jay W.
Forrester, el 15 de diciembre de 1995, en la Universidad de Sevilla. Espero no haber incurrido en errores
conceptuales, que en todo caso serán de mi única responsabilidad.
con los mismos medios: comité e intuición. A menudo grupos de capital financian
nuevas empresas en las que las políticas, productos y mercados son escogidos de tal
forma que el fracaso está predeterminado. El mal diseño de avión traerá como
consecuencia que el piloto no puede conducirlo satisfactoriamente.

En 1960 un consejo de directores me pidió un diseño de empresa. Para guiar mis


recomendaciones, construí un modelo de sistema dinámico de una compañía del sector.
El modelo tenia 250 variables. Las variables incluían procesos físicos, objetivos de
gestión, características de liderazgo, interacciones internas, mercado, competidores...

Dependiendo de las políticas que se aplicaran el modelo mostraba fallos tempranos, o


un crecimiento seguido de estagnación, o crecimiento sostenido con crisis o crecimiento
sin problemas. Las diferencias mostradas en el modelo concordaban con el desarrollo de
compañías reales que seguían determinadas políticas. Del modelo se extrajeron políticas
que contribuían al éxito.

Salvo el ser humano, no conocemos otro que haya construido un subsistema financiero
basado en invenciones como el dinero y el tiempo; a partir de ahí nos resultan familiares
conceptos como intereses, hipotecas, valor de cambio, vencimiento, pago, quiebra,
estafa, cobro, inflación...etc. Cada uno toma las decisiones en un marco concreto, con
unas condiciones especificas. Cada uno reaccionamos según nuestra historia, recuerdos
de experiencias, las condiciones que percibimos -creadas por nosotros y otra infinidad
de actores- y los medios de los que disponemos teóricamente. En general, ¿desean
quebrar las empresas, los Bancos? ¿Desean los Gobiernos que ocurran esos hechos?. El
sistema los produce.

El comportamiento humano influencia al sistema social, pero como pensamos que los
seres humanos somos enteramente libres y por tanto impredecibles, tendemos a pensar
que el sistema social es impredecible y por lo tanto, no puede ser descrito como un
sistema dinámico con realimentación.

La estructura de realimentación de una organización marca nuestros procesos de toma


de decisión: las decisiones producen efectos que condicionan a las decisiones
posteriores.

1.2 Cómo modelizar sistemas sociales?

En primer lugar, entrevistamos a las personas que toman las decisiones. Las entrevistas
son amplias e incisivas. Pueden abarcar varias sesiones varias. Se discute
profundamente las operaciones normales, las acciones que podrían resultar de varios
tipos de situación. Examinamos los intereses individuales y localizamos los centros de
poder. Los entrevistadores preguntan que se está haciendo para ayudar a resolver los
problemas serios que tiene la compañía y los entrevistados dicen que toman decisiones
como una ayuda para reducir las dificultades de la corporación, pues en una compañía
decidir es necesario para hacer frente a los problemas que se plantean.

Durante el proceso de entrevista, el estudio sigue a la aproximación al caso-estudio.


Esto es, un examen amplio establece el contexto del problema corporativo. Después de
describir las políticas más importantes, los flujos de información, las interconexiones
dentro de la compañía, el próximo paso es llevar la descripción a un modelo para tratar
informáticamente, dado que no se puede resolver mentalmente. Como la operación de
una planta química, solamente los métodos de simulación por ordenador pueden mostrar
el desarrollo implícito en acciones de muchas decisiones individuales interconectadas.

El modelo permite al ordenador extraer las consecuencias de cada punto de decisión en


el sistema. En otras palabras, se crea en el ordenador una replica de laboratorio de la
compañía. Entonces puede observarse en comportamiento de las políticas descritas en
las entrevistas.

Pronto descubrimos cosas sorprendentes sobre las corporaciones que son válidas a todos
los sistemas sociales:
1. Muchas dificultades proceden de causas internas, aunque la gente usualmente
asigna los problemas a las causas externas.
2. Las acciones que la gente hace, normalmente en la creencia de que son
soluciones a las dificultades, a menudo son la causa de los problemas que
experimentan.
3. La naturaleza de la realimentación dinámica de un sistema social tiende a
introducir a la gente en la toma de acciones inefectivas y contraproducentes.
4. La gente tiene suficiente información sobre el sistema para permitir modelaje
con éxito.

1.3 Políticas versus decisiones.

Nos hemos referido a las políticas como las reglas que gobiernan las decisiones.
Debemos enfatizar la diferencia entre políticas y decisiones.

La decisiones son tomadas en cada momento con el tiempo avanzado. Las decisiones
controlan las acciones presentes. Solo puedes actuar sobre el tiempo presente: no puedes
actuar ayer o mañana.

Por el contrario, las políticas son reglas que determinan la toma de decisiones. Si uno
conoce la política que gobierna un punto en el sistema, conoce que decisión resultará de
una combinación de inputs de información. A diferencia de las decisiones, las políticas
dependen menos del tiempo y tienen una duración apreciable. Si una política es
suficientemente buena, puede continuar aplicándose en grandes periodos de tiempo.
Dependiendo de los objetivos del modelo, las políticas pueden permanecer invariables y
siendo efectivas a lo largo de años, décadas o incluso siglos.

Mi investigación reciente sobre desempeño de la economía nacional utiliza un modelo


que ilustra el uso de las políticas que se aplican sobre un periodo de tiempo largo. El
modelo no tiene tiempo exógeno para conducir el desempeño. Todo los rendimiento
vienen de las interacciones internas al modelo. Las políticas en el modelo permanecen
fijas durante 200 años ( del 18000 al 2000). Incluso de esta forma, las políticas fijas
generan decisiones que crean un rendimiento, una respuesta, un desempeño, un
comportamiento de los negocios que incluye ciclos de inflación, deflación, estagnación,
y la onda económica larga, también conocida como ciclo de Kondratieff.
Los sistemas dinámicos son muy útiles para entender como las políticas afectan al
comportamiento del sistema. El énfasis debe de ser diseñar políticas que mantengan
sistemas con un comportamiento aceptable. El modelo de simulación -basado en
políticas- tomará decisiones según prioridades, en orden secuencial y controladas por
políticas insertas dentro del mismo modelo. Si el comportamiento resultante no es
deseable, debemos buscar un juego de políticas que produzca mejores resultados.

1.4 Una nueva forma de educación gerencial.

Algunas décadas de progreso en sistemas dinámicos anuncian una nueva forma de


educación gerencial. Esta nueva educación conformará un nuevo manager del futuro.
Anticipo que las futuras escuelas de dirección prestarán atención al “diseño de la
empresa”. Estas escuelas contratarán a “diseñadores de empresas”.

Hay una diferencia fundamental entre el operador empresarial y un diseñador de


empresas. Para ilustrarlo, consideremos los aviones. Hay un diseñador del avión y un
piloto. El diseñador crea los aviones que los pilotos normales pueden manejar con éxito.
Un director conduce una organización, justo como un piloto un avión. El éxito del
piloto depende del diseño.

En las actuales escuelas de negocios preparan operadores de corporaciones; en general


no se presta atención al diseño de las mismas.

El diseño de empresas se construirá en torno a las cuatro mayores innovaciones al


respecto acaecidas en el siglo XX:

1. En torno al 1910, la Harvard Business School comenzó a utilizar el método del


“caso”.
2. Entre 1930 y 1940, los laboratorios de BELL y el MIT desarrollaron la teoría y
conceptos de sistemas de realimentación.
3. Después de la segunda guerra mundial, MIT y Caregie y otros se fijaron en
métodos matemáticos, cuantitativos...
4. Durante los últimos 40 años los sistemas dinámicos han demostrado la utilidad
de combinar métodos descriptivo y numéricos dentro de los modelos que
permite la simulación de modelos muy complejos.

La diferencia entre las actuales escuelas del dirección de empresas y las del futuro será
tan grande como la diferencia entre las escuelas que entrenan a pilotos de avión de las
que enseñan a los diseñadores de estas naves. Los pilotos continuarán siendo necesarios.
También los gerentes serán necesarios. Sin embargo, así como los aviones de éxito
requieren diseñadores inteligentes, así los países y los sistemas sociales requerirán
diseñadores, inteligentes por supuesto. Los diseñadores podrán reducir el numero de
errores en la estructura y en las políticas de las instituciones sociales. Un diseño
correcto puede hacer a las corporaciones menos vulnerables. Un diseño correcto puede
mejorar la estabilidad del empleo y la producción, por ejemplo.
Diseñador de sistemas sociales llegará a ser una profesión reconocida. Requerirá el
mismo tipo de educación intensiva que cualquier otra profesión. Ahora solamente
existen fragmentos de esta nueva profesión. Sin duda incluirá el estudio, entre otras
muchas materias, de sistemas dinámicos; estos se enseñan actualmente en muchos tipos
de cursos...pero en todos ellos los estudiantes comienzan como principiantes: no es un
aprendizaje acumulativo. La educación sobre el diseño de sistemas sociales está ahora
como estaba la medicina o la ingeniería hace cientos de años.

El diseño de sistemas sociales representa un gran reto para el profesorado y los gestores
de los centros educativos. Actualmente, en muchos lugares, se enseñan sistemas
dinámicos por debajo de los 17 años y los estudiantes están fascinados construyendo
sistemas dinámicos que reflejen el comportamiento de Hamlet. Pensamos que puede
reducirse la edad de inicio del este aprendizaje hasta los 14 años. Si todo lo que nosotros
sabemos sobre los sistemas dinámicos puede ser aprendido antes de la universidad,
tenemos una laguna que se hace más grande si tenemos en cuenta la educación
postgrado. Debemos de crear material para 11 años más de educación antes de hablar de
disponer de un currículo para adiestrar a los diseñadores de sistemas sociales.

Durante el siglo pasado, la frontera de avance humano ha sido la exploración de la


ciencia y la tecnología. Creo que ahora nos estamos embarcando en la próxima nueva
frontera, que consiste en mejorar la comprensión de los sistemas económicos y sociales.