Está en la página 1de 11
Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

REVOLUCIÓN MEXICANA

(1910-1940)

“Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos” (Anónimo)

La revolución es una convulsión que destruye el orden existente mediante la violencia. Conlleva un reinado de terror: no sólo el drama de la división o de la bala, ni la consiguiente lucha por el poder entre los grandes del nuevo orden, ni la tensión de la guerra civil, sino la eterna tragedia de muchas pequeñas vidas poseídas por inquietudes heroicas por las que jamás se interesarían en una situación normal. El terror alcanza a todos con un poder obsesivo, y durante un reinado de terror la indiferencia política es imposible.

La revolución siempre se hace en nombre de la libertad; va dirigida contra la tiranía de los pocos a favor del gobierno de los muchos. La revolución va acompañada de exigencias bien definidas para la abolición de la pobreza y un reparto equitativo de la riqueza. ¿Pero qué cambia realmente esas revoluciones? Algunas instituciones y algunas leyes sí que cambia, pero no todo, porque los revolucionarios aprenden a copiar de sus predecesores. El hombre sencillamente no es capaz de soportar la presión de un esfuerzo prolongado para vivir de acuerdo con sus ideales más elevados.

ANTECEDENTES

Una máxima popular dice: “México es la madre de los extranjeros y la madrastra de los mexicanos”. Ese

dicho, que fue de boca en boca y llego a aparecer en libros escritos por extranjeros, resumía en pocas palabras las políticas económicas, administrativas, interior y exterior del general Porfirio Díaz. Y nada explica mejor por qué los países extranjeros llenaban de condecoraciones a Díaz y a sus hijos, sobrinos, familiares y lacayos y le ensalzaban como el mayor estadista de Latinoamérica, el pueblo mexicano, salvo el círculo de sus favoritos que le adoraban, no dejaban de maldecirle y esperaban impaciente su muerte para arrebatarle la presidencia de la República o para que surgiera algún hombre que le derribara de su torre de poder.

El objetivo de todo gobierno nacional es mejorar la situación social y política de su pueblo. Un buen gobierno no rechaza la ayuda externa, algo que sería imposible y hasta absurdo en el estado actual de la civilización, sino que insiste para que esta cooperación se supedite siempre al interés nacional. La inmigración sólo es deseable cuando el inmigrante representa una fuerza civilizadora y une sus intereses a los del país en el que establece su residencia. Sólo los gobiernos coloniales de la peor índole tienen como único objetivo la explotación desenfrenada, sin sentido y desordenada de los recursos nacionales en beneficio de los extranjeros, a costa de esclavizar o exterminar a los nativos. El gobierno del general Díaz pertenece a esta desafortunada categoría.

“¡Vale más morir de pie que vivir arrodillado!”

Prof. Marianela Tortolero

Emiliano Zapata 1910.

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

U C C I I Ó Ó N N M M E E X X I

PRINCIPALES LÍDERES REVOLUCIONARIOS:

Francisco Madero (1873-1913) Victoriano Huerta (1850-1816) Venustiano Carranza (1859-1920) Eulalio Gutiérrez (1881-1939)

Álvaro Obregón (1880-1928) José Doroteo Arango “Pancho Villa(1878-1923) Pascual Orozco (1882-1915) Emiliano Zapata (1879-1919)

DESARROLLO DE LA REVOLUCIÓN (1910)

¡Viva México!

Se trata de la primera revolución popular masiva en América Latina del siglo XX cuyas raíces eran totalmente nacionales, lo que la distingue de las revoluciones independentistas del siglo XIX. Además se adelantó en siete años a la Revolución Rusa de octubre de 1917. Ambas tuvieron un origen campesino, sumamente diversificado, debido a que las sublevaciones estallaron repentinamente en forma imprevista y espontánea, en todo el territorio. La revolución mexicana fue producto de fenómenos diversos donde confluyeron actores sociales de diferentes culturas. Múltiples movimientos de orígenes e intereses diversos (bandas rivales) se pusieron en

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

marcha simultáneamente, aspecto que agudizó y complicó el proceso revolucionario, al generarse enfrentamientos entre los distintos grupos en conflicto, lo que llevó en varias oportunidades a alterar visiblemente el orden legal.

PRIMERA FASE EL MADERISMO

REVOLUCIÓN MADERISTA (1910-1911)

México inicia el siglo XX con la dictadura de Porfirio Díaz, que desde 1877 (35 años) se mantenía en el poder. Díaz construyó una dictadura caracterizada por un férreo poder autoritario y un discurso paternalista. El conocido porfiriato fue un buen período para la economía mexicana, en la cual, los empresarios, grandes hacendados y las empresas extranjeras, disfrutaban de estabilidad política y control social, posición que les garantizaba excelentes beneficios económicos. Es por eso que, política y negocios eran sinónimos, de ese aspecto se encargaban los denominados tecnócratas grupo que vendía mediáticamente al régimen con discursos enfocados hacia la justificación, de que, lo que estaba sucediendo era la etapa previa y necesaria para llegar a la modernización y la democracia.

y necesaria para llegar a la modernización y la democracia. En 1908, con 31 años en

En 1908, con 31 años en el poder y siete mandatos a cuestas, el dictador Porfirio Díaz, anunció su intención de no ser candidato para las elecciones presidenciales de 1910, al vislumbrar de manera ambigua en una entrevista ofrecida al periodista norteamericano Creelman, la posibilidad de ceder el poder al expirar su período actual. Estas declaraciones alentaron a aquellos empresarios excluidos del régimen, que aunque reconocían la estabilidad del mismo, ansiaban ampliar sus beneficios monetarios a través de una apertura económica.

beneficios monetarios a través de una apertura económica. Francisco Madero, terrateniente del norte de México,

Francisco Madero, terrateniente del norte de México, publicó en 1908 un polémico libro “La sucesión presidencial en 1910”. En el mismo se dirigía sobre todo a la clase media y proponía una democracia pluralista capaz de emprender las reformas indispensables para el país. El conocido como “apóstol de la democracia” o “El loco Madero” también planteaba un plan para que Díaz no se presentase a la reelección y pactara una transición. En sus arengas públicas hacía referencia a que el pueblo no necesitaba pan sino libertad, porque con la libertad conseguirían el pan. A pesar de que Madero daba muestras de no entender realmente las penurias de la sociedad mexicana y sus verdaderas necesidades, con su proyecto capitalizó cierta legitimación popular, sobre todo de los opositores a la reelección de Porfirio Díaz. Recorrió todo el país sin el mayor problema y a medida que fue adquiriendo más apoyo, el régimen decidió encarcelarlo en Junio de 1910, un poco antes de las elecciones, aspecto que desdibujó el camino al nuevo triunfo de Díaz.

El día siguiente de la reelección de Díaz, Madero huyó a San Antonio Texas donde proclamó el Plan de San Luis de Potosí, cuyo lema sería “Sufragio efectivo, no reelección”. En noviembre de 1910, Madero proclamó la revolución armada como un mal necesario para restablecer la democracia en México, además en su plan incluyó un artículo en el que prometía un reparto justo de las tierras y una revisión de las expropiaciones indiscriminadas, concediendo a los afectados una indemnización por los daños causados. Esta promesa se convirtió en el código de honor de la revolución y sus seguidores.

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

Es importante destacar que la revolución tuvo el apoyo de múltiples actores y personajes variopintos, en la cual el significado de la misma era diferente: para unos iba más allá que sacar a Díaz del poder y llevaba inmerso cambios radicales en la sociedad, en cambio para otros, consistía en instaurar la democracia pero sin alterar la sociedad y acceder a los círculos económicos. En las filas revolucionarias también entrarían personajes con influencia anarquista-comunista que promovían una sociedad sin Estado, igualitaria, donde los bienes fueran comunes (propiedad comunitaria) y repartidos entre las personas a través de una comunidad gestionada. Sin embargo, el problema agrario era el más importante y el que generaría las mayores tensiones, debido a que grandes cantidades de tierras cultivables estaban en muy pocas manos, y los grandes terratenientes actuaban con total impunidad. Cabe destacar que la mayoría de esas tierras fueron quitadas a los campesinos con el consentimiento de las autoridades.

Al estallar la revolución se produjeron sublevaciones por doquier y mientras se iniciaba la subversión maderista en el Norte, que contó con el apoyo de terratenientes como Pascual Orozco, del ganadero y soldado improvisado Pancho Villa quien organizó un ejército de guerrilla con excelentes tiradores y muy buenos jinetes en Chihuahua; en el sur, Emiliano Zapata atraído por el artículo contemplado en el Plan de Potosí sobre el reparto justo de tierras, propuesto por Madero, dirigió un movimiento popular en el estado azucarero de Morelos bajo el lema: “Tierra y libertad”, donde las comunidades campesinas e indígenas habían sido desposeídas de sus tierras.

Pancho Villa Emiliano Zapata
Pancho Villa
Emiliano Zapata

PRESIDENCIA DE FRANCISCO MADERO Y EL FANTASMA DEL PORFIRIATO

Tras los primeros ataques de la Revolución maderista, el Ejército Federal de Porfirio Díaz se vio disminuido, aspecto que permitió el avance de Madero. Ante la magnitud del levantamiento por todo el país la dictadura se desmoronó, obligando a Díaz a negociar su salida del poder, renunciando el 25 de mayo de 1911 y exiliándose en Francia. Luego de un proceso de transición mientras se celebraban las elecciones, Francisco Madero fue electo presidente en noviembre. El nuevo presidente cometió el error de no desmantelar el régimen vencido, sino que por el contrario se apoyó de conservadores porfiristas, aduladores y de liberales moderados, e incluso aceptó desmovilizar las tropas revolucionarias. Las críticas comenzaron surgir, sobre todo lo relacionado al convenio de paz acordado por Madero y el gobierno saliente, algo inaceptable para los revolucionarios quienes sostenían que:

“Revolución que tranza revolución perdida”, de hecho, la opinión pública comenzó a realizar acusaciones de nepotismo, asegurando incluso que iba a gobernar con sus enemigos en contra de sus compañeros de lucha. Esta situación trajo el rechazo y reacción de antiguos aliados revolucionarios.

El error de Madero estuvo en tener la convicción de que los problemas fundamentales del país eran políticos y no pudo ver con claridad las reformas económicas y sociales que reclamaba el pueblo mexicano, dejando vivo los gérmenes de nuevas y prolongadas perturbaciones. Ante sus acciones, Zapata lo acusó de traidor, puesto que no aplicó de inmediato el reparto de las tierras, en consecuencia, se rebeló y promulgó el Plan Ayala bajo el lema: “Tierra y Libertad” que contemplaba fundamentalmente el reparto de las tierras. A Zapata se unieron los grupos revolucionarios de Pancho Villa y Pascual Orozco. El Plan Ayala, publicado el 25 de noviembre de 1911 y redactado por Otilio E. Montaño, se convertiría en su estandarte y en el fiel ejemplo de la ideología de los campesinos morelenses. En él se exigía la redención de los indígenas y la repartición de los latifundios creados

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

durante el porfiriato, se desconocía a Francisco Madero como presidente y se reconocía a Pascual Orozco como jefe legítimo de la Revolución mexicana. Además, el documento postulaba que, en vista de que no se había cumplido con lo que se le había prometido al campesinado, la lucha armada era el único medio para obtener justicia.

Para combatir a los sediciosos, el Ejército Federal ahora en manos de Madero fue dirigido por Victoriano Huerta, quién se encargó de perseguir a los revolucionarios. Huerta por su parte y con ambiciones de poder se confabuló con el embajador de Estados Unidos Henry L. Wilson (quien al parecer actuaba a espaldas de su gobierno) en contra de Madero por considerarlo un inepto y por haber planteado la posibilidad de aplicar un pequeño impuesto a la explotación petrolera, aspecto que no le convenía a los intereses norteamericanos y sus empresas.

La anarquía reinante por la cantidad de grupos revolucionarios (campesinos, obreros y terrateniente) favoreció el terreno para que el autoritario Huerta, traicionando la confianza que le había dado Madero pactara con un grupo de porfiristas, lo detienen y lo obligan a renunciar. Días después Francisco Madero fue asesinado. Huerta inmediatamente asumió la presidencia, y se iniciaron en consecuencia las reacciones ante el golpe que había ejecutado el ahora presidente de facto.

SEGUNDA FASE LA LUCHA ARMADA

REVOLUCIÓN CONSTITUCIONALISTA (1913-1914) y EL TRIUNFO DE CARRANZA (1914-

1919)

Ante el temor del surgimiento de un nuevo dictador, Venustiano Carranza, terrateniente y gobernador de un estado del norte, y Álvaro Obregón se levantaron en armas contra el gobierno de Victoriano Huerta, al que consideraban ilegitimo. Pancho Villa también se unió, dando inicio a lo que se conoció como la Revolución Constitucionalista. Resulta importante destacar que Venustiano Carranza en su lucha no menciona ni la cuestión agraria ni reformas sociales, sólo se limitó a declarar ilegal la presidencia de Huerta. Este aspecto hizo que las diferencias entre Carranza y caudillos como Zapata y Villa fuesen a posterior irreconciliables, sin embargo, hasta ese momento lo importante era restablecer el orden constitucional. Por su parte, el gobierno de Estados Unidos apoyó a los revolucionarios al proveerlos de armas, con la finalidad de encausar la democracia mexicana. La diferencia por los constitucionalistas la marcó Pancho Villa al unificar un poderoso ejército en el norte para avanzar lentamente hacia el sur; mientras el ejército de Zapata también hacia lo propio desde el sur. La toma de Guadalajara supuso el hundimiento de Huerta, quién huyó, procediendo los derrotados a tratar de negociar con Carranza, pero éste no quiso cometer los mismos errores de Madero, y se negó. Carranza entró triunfal a la capital en agosto de 1914.

División de los Constitucionalistas y la conformación de dos gobiernos paralelos. (Convención de Aguascalientes)

de dos gobiernos paralelos. (Convención de Aguascalientes) Los constitucionalistas triunfaron, pero, al poco tiempo se

Los constitucionalistas triunfaron, pero, al poco tiempo se dividieron. Carranza se planteó la tarea de refundar el Estado, y para hacerlo tenía que acabar con el aparato burocrático del porfiriato y el ejército federal, para ello intento imponer su autoridad como primer jefe. En ese mismo ámbito, existían tres problemas que debía controlar: a) las poderosas tropas de Villa; b) darle solución al problema de las tierras que proponía Zapata y c)

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

lograr el reconocimiento de Estados Unidos que estaba decidido a entrometerse y actuar como juez del nuevo régimen para proteger los intereses de sus empresas.

Para solucionar esos problemas de división se llegó al acuerdo de realizar la Convención de Aguascalientes. Allí se evidenciaron las diferencias entre carrancistas por un lado y por el otro los villistas y zapatistas. Los últimos lograron imponerse y daban prioridad a las reformas sociales y al reparto de las tierras, por ello adoptaron el Plan Ayala de los zapatistas, que suponía la expropiación de tierras para distribuirla entre los campesinos. La Convención votó por deponer a Carranza y eligieron a Eulalio Gutiérrez como presidente interino. Carranza se declaró en rebeldía y estableció su gobierno en Veracruz con el apoyo de varios caudillos regionales. Esta división generó una terrible guerra civil entre revolucionarios. Los dos grupos opositores entre sí, se denominaron los constitucionalistas afines a Carranza y los convencionalistas dirigidos por villistas y zapatistas; ambos formaron gobiernos paralelos.

Al bando constitucionalista de Venustiano Carranza se unió Álvaro Obregón, por su parte los convencionales

Pancho Villas y Emiliano Zapata contaban con el poderío militar del norte, el apoyo de los campesinos y el beneplácito de los Estados Unidos, quien consideraba inicialmente a Pancho Villa como el hombre fuerte entorno

al que se formaría en nuevo gobierno mexicano. Sin embargo, las divisiones internas entre los convencionalistas

y la falta de vocación institucional acabarían cediendo el terreno a la eficacia organizativa y unidad de mando de Carranza y también la pérdida del apoyo por parte de EE.UU. Además, Villa que mantenía el dominio al norte de México y esto le había traído cuantiosos recursos (por el ataque a trenes, apropiación de tierras, apoyo de Estados Unidos), perdió su hegemonía con los golpes dado a su grupo por Álvaro Obregón y sus batallones rojos,

ni siquiera el general John Pershing pudo

capturarlo.

esto lo llevó a atacar e invadir Columbus en

Estados Unidos y

A pesar de la popularidad y simpatía de los líderes revolucionarios, ambos fueron incapaces de estabilizar el

país, aspecto que le impidió aplicar la reforma agraria, porque para ello, lo fundamental debía ser llegar al poder

y éstos no tenían la intención de hacerlo. Cabe destacar que para poder aplicar cualquier tipo de reforma drástica

en un país, es necesario hacerlo desde el poder y con las instituciones, visión de Estado que si tenía Carranza pero no los revolucionarios Villa y Zapata. Es así como el grupo de la convención se disgregó, permitiéndole a los constitucionalistas dirigidos por Álvaro Obregón mano derecha de Carranza ocupar la capital y atraer a las organizaciones obreras que formarían los llamados Batallones Rojos organizados estratégicamente por Obregón, aspecto que le permitió hacerse popular en este sector social y combatir a los insurrectos.

Para marzo de 1916 ambos ejércitos habían alcanzado gran cantidad de pérdidas humanas, cifra que rondó los 160.000 hombres. A la fecha, las fuerzas constitucionalistas se enfrentaron a los de la convención, en la ciudad de Celaya (Guanajuato), quienes salieron diezmados, moral y económicamente. Villa que mantenía el dominio al norte de México y esto le había traído cuantiosos recursos (por el ataque a trenes, la toma de tierras y recursos, y el apoyo inicial de Estados Unidos), perdió su hegemonía con los golpes dado a su grupo por Álvaro Obregón (mano derecha de Carranza) y sus batallones rojos. Al ver que Estados Unidos le quitó el apoyo y había favorecido a las fuerzas de Obregón y al gobierno de Carranza las tropas villistas (1500 hombre) atacaron al pueblo de Columbus (Nuevo México) como represalia apoyo que hacía el gobernó de Woodrow Wilson al régimen carrancista. Esta invasión de Villa ha sido la única que tuvo ese país desde 1812 en el conflicto anglo- estadounidense. Para la captura de Villa fue encomendado el general John Pershing, y a pesar de haber penetrado el territorio mexicano hasta 600 km, llegando hasta El Parral, donde el pueblo se enfrentó a las fuerzas

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

norteamericanas y tuvieron que retroceder, su búsqueda fue infructuosa, Villa burlo a sus perseguidores y no pudo ser capturado.

Carranza al sentirse fuerte, y pese haber recibido ayuda de Estados Unidos, no aceptó la negociación que proponía ese país entre ambos bandos, por lo que sus fuerzas cercaron a Villa y Zapata, quienes se vieron obligados a refugiarse en sus estados originaros de Chihuahua y Morelos. En octubre, Estados Unidos reconoció el gobierno de facto de Carranza y relegó a los dos caudillos a la condición de simples rebeldes locales.

Gobierno de Carranza y la herencia revolucionaria.

Para 1917 Carranza optó por legitimar su nuevo gobierno convocando a una Asamblea Constituyente. Con la nueva constitución, Carranza pretendía aumentar el poder presidencial y establecer un gobierno centralizado, para poner orden en el país, sin dar grandes concesiones a las reformas sociales que había prometido y le habían hecho ganar gran cantidad de seguidores. Lo que no contempló Carranza fue la influencia de Obregón para infiltrar la Asamblea Constituyente y las demandas de los reformistas se plasmaron en la nueva Carta Magna.

Constitución de 1917 (Querétaro) Aspectos que destacaron

o

No reelección

o

Riquezas del Subsuelo propiedad de la Nación

o

Reforma agraria reparto de tierras

o

Estado Laico- se prohibía educación religiosa

o

Legislación obrera progresista

Jornada a 8 horas

Días de descanso remunerado

Igualdad frente a trabajadores extranjeros

Derecho a huelga y formación de sindicatos

extranjeros  Derecho a huelga y formación de sindicatos En mayo de 1917, Venustiano Carranza se

En mayo de 1917, Venustiano Carranza se juramentó como presidente salido de la Revolución para un período hasta noviembre de 1920. Ya en la presidencia Carranza fue perdiendo popularidad, sintiéndose opacado por Obregón, quien alcanzaba prestigio entre las masas campesinas, indígenas y obreras. Carranza no aplicó la constitución, sobre todo lo relacionado con el reparto de tierras en la reforma agraria, al contrario, devolvió tierras confiscadas durante la fase aguda de la revolución a los terratenientes. Entre tanto, Estados Unidos al ver perjudicado sus intereses por lo contemplado en la constitución, relativo a la propiedad del subsuelo en manos del Estado, incrementó su animadversión hacia el gobierno de Carranza etiquetándolo de incapaz, por no poder controlar los saqueos del rebelde Pancho Villas al norte de México y en la ciudad de Columbus.

En esas décadas de guerras, enfrentamientos y pérdidas humanas, la revolución se tragó a sus propios líderes, y en 1919 Emiliano Zapata fue asesinado en una emboscada en Morelos. Por su parte en el proceso electoral de 1920 Carranza se enfrentó a Obregón quien había alcanzado gran popularidad al acusar a Carranza de no cumplir con la constitución, lo que no le permitió llegar al poder. Carranza fue asesinado el 21 de mayo 1920 meses antes de entregar la presidencia. Por su parte Pancho Villas luego de retirarse a su rancho en Parral, fue asesinado en 1923.

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

TERCERA FASE HACIA LA INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA REVOLUCIÓN

.

Desde 1920 el poder en México giraba en torno a un partido hegemónico, el Partido Nacional Revolucionario PNR fundado oficialmente por Plutarco Elías Calles (antecesor del Partido de la Revolución Mexicana (PRM) y luego refundado como el nombre de PRI Partido Revolucionario Institucional). La reforma agraria y los avances sociales establecidos en la constitución de 1917, alcanzaron una lenta aplicación por su parte de los presidentes que sucedieron a Carranza. Álvaro Obregón y Elías Calles se convirtieron en grandes terrateniente mientras estuvieron en la presidencia.

Producto de lo contemplado en la Constitución referente a la prohibición de culto y educación religiosa, en 1926 se reinició una guerra civil conocida como la de “Los Cristeros”, liderizada por campesinos que defendían el culto público suspendido por el gobierno. La calma retorno en 1929 tras una lucha sangrienta que dejó al país en la ruina.

No es sino con el presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) que la Revolución logró sus mejores alcances. Al desligarse de Plutarco Elías Calles, conformó el Partido de la Revolución Mexicana (PRM) e incluyó entre sus militantes a varias centrales obreras del país que hasta entonces estaban oficialmente fuera del partido. El PRM sería sustituido en 1946 por el Partido Revolucionario Institucional PRI. Su acción decisiva y pacífica llevada a cabo tomó en cuenta las orientaciones sociales, agrarias y políticas de la Constitución de 1817. Al poner en marcha profundas reformas, éste presidente fue sin dudas el primero en preocuparse ante todo por la causa del pueblo mexicano. Lázaro Cárdenas llevó a cabo una verdadera revolución que implicó:

llevó a cabo una verdadera revolución que implicó:  La nacionalización de los principales recursos del

La nacionalización de los principales recursos del país en manos de extranjeros sobretodo el petróleo. Una reforma agraria de alcance en todo el país. La defensa de las comunidades indígenas. La restauración de la paz religiosa. Dotó al Estado de un presupuesto equilibrado. Asumió un papel de mediador equilibrando las demandas opuestas entre campesinos, obreros, clase media y empresarios. Después de haber encaminado al país hacia el desarrollo, al aplicar por primera vez la Constitución de 1917, y haber permitido al mundo rural recuperar la calma, Lázaro Cárdenas, en plena gloria dejó la presidencia. Con su labor de “Institucionalizar” el cumplimiento de la Constitución de 1917, la Revolución se apagó.

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

Datos relevantes:

Durante las primeras décadas de su fundación, el PRI se encargó de difundir la idea del progreso social. Al lograr altas tasas de crecimiento económico, estabilidad política y económica, se dio origen del término “milagro mexicano”. Por esas razones y una débil oposición, el dominio del PRI fue casi absoluto en todo el país. Sin embargo, el desnivel de la sociedad entre ricos y pobres se agudizó a partir de 1982 con la crisis económica y el abandono de una política proteccionista que garantizaba cierta redistribución clientelar de la renta pública, al aplicar políticas económicas de corte neoliberal. La industrialización, el abandono de los campos y la marginalización de grandes masas de la población desdibujó el mito de la Revolución heroica. En el año 2000, con la llegada a la presidencia de Vicente Fox por parte del Partido de Acción Nacional (PAN), el PRI perdería su primera elección presidencial desde 1929. El reconocimiento inmediato por parte del gobierno de Ernesto Zedillo, conformó un hito en la historia política de México, pues por primera vez la presidencia es transferida a un opositor, de manera legal y sin violencia. En 1994, ante el tratado de Libre Tratado de Comercio (TCL) con Estados Unidos establecido con el presidente Salinas de Gortari, se conformó a manera de protesta una organización armada de campesinos denominada Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), liderizada por un mestizo autodenominado el subcomandante Marcos. Sus motivos de luchas era retomar la lucha zapatista para reivindicar la extrema pobreza de los campesinos. A partir de entonces se han establecido puentes y negociaciones para incorporar a los guerrilleros al campo político, sin embargo todavía no hay acuerdos.

A parte de los grandes problemas sociales producto de la pobreza y el profundo desnivel social, en los últimos años México ha tenido que enfrentar la conformación del denominado crimen organizado y el narcotráfico, sobre todo en el norte del país, donde se han conformado poderosos carteles de la droga que han infiltrado las altas esferas de las instituciones públicas y establecido alianzas de una u otra forma con colaboradores que operan con cierta independencia económica en los distintos niveles. Pese haber mejorado las condiciones salariales de los cuerpos de inteligencia y seguridad nacional, ha resultado cuesta arriba controlar a estas mafias que actúan impunemente cometiendo crímenes y generando terror en la población ubicada sobre todo al norte de México.

El petróleo mexicano: Durante la revolución, México dejó de ser un productor marginal para ubicarse en el segundo puesto detrás de EE.UU. Es así como las guerras civiles se convirtieron en un elemento entorpecedor de las compañías petroleras y el petróleo se convirtió en un elemento clave de la política mexicana. A ello se le sumó el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, lo cual revalorizó el precio del crudo mexicano a nivel internacional. Hasta la presidencia de Madero la Extracción de crudo estaba exenta de impuestos. Los gobiernos revolucionarios en consecuencia se dedicaron a enmendar la situación, debido a que vieron en este producto una inmejorable vía para financiar sus tropas. Sin embargo las compañías extranjeras liderizada por Estados Unidos (junto con países como Gran Bretaña, Holanda y Alemania) utilizaron la cuestión petrolera como instrumento diplomático para consolidar el reconocimiento de los sucesivos presidentes. La resistencia de las compañías extranjeras de pagar impuestos petroleros era enorme. Cuando Madero impuso el primer impuesto de 0,015 dólares por barril, las empresas denunciaron lo que consideraban una “confiscación” del gobierno mexicano. La aprobación del artículo 27 de la Constitución de 1917 pretendía zanjar, a favor del Estado mexicano, la polémica sobre la titularidad de los recursos naturales del país. La aplicación retroactiva de este artículo fue combatida por las empresas extranjeras. El problema finalizará en 1934, cuando el presidente Lázaro Cárdenas expropió y nacionalizó los recursos petroleros.

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

Francisco Madero: Nacido en Parra de la Fuente, Coahuila el 30 de octubre de 1873, miembro de una familia adinerada lo cual le permitió formarse con una excelente educación y hacer carrera como empresario, pero además, se destacó como uno de los políticos más emblemáticos de la historia mexicana. Con grandes recursos económicos y su vocación altruista y filantrópica, se empeñó en instaurar una democracia en su país, por ello fue conocido como “apóstol de la democracia”. Madero creía haber sido elegido para servir a su país y acabar con la tiranía de Porfirio Díaz. En noviembre de 1911, obtuvo la presidencia en las elecciones más libres de la historia mexicana. Confiado en la lealtad democrática de sus rivales y aliados, se convertiría en el primer mártir de la revolución. Fue asesinado tras el cuartelazo de Victoriano Huerta. Su figura iluminó el proceso revolucionario.

Emiliano Zapata: Oriundo de San Miguel Anenecuilco, Morelos, nació el 8 de agosto de 1879. Era un pequeño propietario de tierras, con cierto patrimonio cultural y económico. A los 30 años fue elegido presidente municipal. Con el cargo heredó una antiquísima reivindicación de sus antepasados: reclamar las tierras comunales que desde tiempos coloniales pertenecían al pueblo, y que los hacendados habían usurpado. Como prueba Zapata guardaba celosamente los títulos concedidos por los virreyes. En 1910 organiza la ocupación de las tierras usurpadas y un año después se une a Francisco Madero, que promete su restitución. Zapata a quien sus enemigos definen como un mero bandido, organizó el ejército del sur con campesinos desposeídos que luchaban tras la siembra y volvían a sus casas para la cosecha. Sin embargo, lograría grandes éxitos militares pero no tenía aspiraciones de llegar al poder, aspecto importante para llevar a cabo los objetivos de su lucha. La famosa de Octavio Paz indica lo siguiente, “aquel que rehúsa al poder… el poder lo destruye”, y así ocurrió, Zapata fue asesinado en una emboscada el 10 de abril de 1919. Años después la gente en Morelos aseguraba que seguían viendo a su general montado a caballo. Con su muerte murió el hombre, pero nació el mito, el héroe popular. A Zapata se le atribuye la frase “Es mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado.

Pancho Villa: Originario de Durango, nació en 05 de junio de 1878. Su nombre original fue José Doroteo Arango Arámbula. De familia humilde, pasó su juventud dedicado al bandidaje en los montes de Durango. Fue

una de las figuras más importantes de la Revolución. Armó la división del norte, el ejército más poderoso del período. Justificó los desmanes a su tropa, formada inicialmente por mineros, peones y campesinos sin tierras y

a la que se unió un buen número de oportunistas. Con escasos dotes para la política, siempre confesó su afán

por retirarse a su rancho. Derrotada su opción revolucionaria en 1915, tras una etapa como guerrillero, decidió abandonar la lucha en 1920. Sin embargo murió asesinado en una emboscada el 20 de julio de 1923 cuando se

dirigía a una fiesta familiar en el Parral.

Venustiano Carranza: Procedente de una rica familia originaria del estado norteño de Coahuila, nació en

esa misma localidad el 14 de enero de 1860. Ocupó cargos durante la etapa final del porfiriato, pero se acercó a Madero por resentimiento hacia Díaz. Partidario de un gobierno fuerte sin veleidades sociales ni agraristas, aglutinó a los maderistas tras el asesinato del presidente. Carranza representaba el orden del Estado Nacionalista

y liberal. Puente humano entre dos siglos, su autoridad se diluyó debido a su incapacidad para sumar apoyos, al

enfrentamiento con Estados Unidos y a su desconfianza hacia los caudillos agraristas como Emiliano Zapata y Pancho Villa. Murió asesinado cuando huía hacia Veracruz para instalar un gobierno transitorio ante el acoso de las tropas de Álvaro Obregón.

Álvaro Obregón: Miembro de una familia numerosa y humilde de Sonora, nació el 19 de febrero de 1880. Agricultor se destacó como activo empresario durante su juventud. El mismo reconoció que se hizo maderista después del triunfo de Madero. Tras el golpe de Victoriano Huerta, Obregón demostró su genio militar y alcanzó

Prof. Marianela Tortolero

Escuela de Comunicación Social HISTORIA DE LA CULTURA III “ “ R R E E

Escuela de Comunicación Social

HISTORIA DE LA CULTURA III

RREEVVOOLLUUCCIIÓÓNN MMEEXXIICCAANNAA

el rango de coronel. Medió entre Carranza y Villa para evitar una primera ruptura antes de 1915. Ese año perdió un brazo en plena lucha y derrotó a Villa en la decisiva batalla de Celaya. Poco a poco, supo tornar su éxito militar en político ganándose el apoyo tanto de burgueses moderados como de dirigentes obreros. Elegido presidente en 1920, formó, junto con De la Huerta y Elías Calles, el nuevo Estado revolucionario que iniciaría la institucionalización y el reparto agrario. Murió asesinado el 17 de julio de 1928 tras anunciar su intención de presentarse a una reelección que tenía prohibida.

Referencias Bibliográficas:

.-Durschmied, Erick. (2005). En las entrañas de la Revolución. Bogotá: Editorial Intermedio. .-Hergoz, Jesús. (1982). Breve historia de la Revolución Mexicana. Madrid: Editorial Elite. .-Lemogodeuc, J. (2002). América Hispánica, en el Siglo XX. Identidades, cultura y sociedades. (1era. Edición) Caracas: UCAB. .-Suárez, D. La Revolución Mexicana, en busca de tierra y libertad. Revista Historia y Vidas. N° 434.

Prof. Marianela Tortolero