Está en la página 1de 3

Dimensiones de una imagen de mapa de bits

Explicación de los distintos tipos de medidas de las dimensiones de


los mapas de bits.

Puesto que la resolución de una imagen se mide en pulgadas o centímetros,


parecería lógico pensar que estas mismas unidades se utilizaran para definir las
dimensiones de una imagen.

El principal inconveniente de obrar así es que estas unidades expresan valores de


medida absolutos, mientras que los dispositivos de salida suelen trabajar en
dimensiones relativas (píxeles o puntos de impresión). Por ejemplo, los monitores
trabajan en píxeles, adaptando las dimensiones de los objetos que presenta a la
resolución de pantalla usada, por lo que una imagen se visualizará más pequeña
cuanto mayor sea la resolución.

1
Además, si se utilizan centímetros o pulgadas será necesario también conocer
también la resolución de la imagen, medida en píxeles por unidad de longitud, para
saber la información gráfica que contiene.

Es conveniente entonces utilizar como unidades de medida de las dimensiones de


una imagen bien los píxeles de pantalla, si está destinada a mostrarse en un
monitor, bien los puntos de impresión, si está destinada a la imprenta o impresora.

El espacio relativo de pantalla ocupado por una imagen de dimensiones 150x100


píxeles será el mismo sea cual sea la resolución, con la única diferencia de que
cuanto menor sea ésta, más grande será su tamaño absoluto en pulgadas o
centímetros, al ser de mayor tamaño los píxeles.

No olvidemos que la resolución útil de una imagen nunca es mayor que la del medio
en el que se visualiza. Una imagen escaneada a 200 ppp se visualizará en un monitor
de PC con la configuración por defecto a 96 ppp, desperdiciándose el resto de
información sobre los valores de los píxeles de la imagen, mientras que una imagen
escaneada a 50 ppp se visualizará igualmente a 96 ppp en la pantalla del monitor,
aunque en este caso su calidad será escasa, al no contener los píxeles suficiente
información gráfica.

Resumiendo, sea cual sea el tamaño de los píxeles o puntos de una imagen, una vez
presentados en un medio dado su tamaño se adaptará al de los píxeles éste, por lo
que esta unidad de medida resulta la más conveniente en todos los casos.

Una consideración importante: las dimensiones de una imagen en pantalla no suelen


coincidir con las dimensiones de la imagen impresa, ya que, mientras en la resolución
de pantalla permanece constante, la resolución propia de la imagen varía al cambiar
el tamaño de ésta, y viceversa, según las siguientes reglas:

 Si disminuimos la resolución de la imagen, la anchura y la altura aumentarán.


 Si aumentamos la resolución, la anchura y la altura disminuirán.
 Si aumentamos la anchura o la altura, la resolución disminuirá.
 Si disminuimos la anchura o la altura, la resolución aumentará.

Por lo tanto, si queremos aumentar las dimensiones de una imagen en un programa


como Photoshop sin perder calidad, lo mejor es trabajar con la imagen en una alta

2
resolución (sobre dos veces la resolución final deseada). Entonces, disminuiremos la
resolución o aumentaremos la anchura y la altura (ambas acciones producirán
resultados similares). Una vez que las dimensiones de la imagen sean las deseadas
podremos disminuir la resolución al valor deseado.

Por otra parte, el tamaño de visualización de una imagen en pantalla es a menudo


diferente de su tamaño impreso. Los píxeles de la imagen se traducen directamente
a píxeles del monitor, por lo que cuando la resolución de la imagen es más alta que la
resolución del monitor aparece la imagen en pantalla más grande que sus
dimensiones especificadas para la impresión.

Por ejemplo, una imagen de 1 x 1 pulgadas a una resolución de 144 ppp ocupará en
una pantalla de resolución 72 ppp un área de 2 x 2 pulgadas, ya que como el
monitor puede exhibir solamente 72 píxeles por pulgada, necesita 2 pulgadas para
mostrar los 144 píxeles de la imagen.