Está en la página 1de 4

El diseño equilibrado.

Las alineaciones
Necesarias para conseguir una composición ordenada y lógica, así
como para relacionar elementos.

Una vez definido el reticulado que vamos a usar en nuestra composición,


deberemos situar en la misma los elementos gráficos y textuales.

En este punto aparece el concepto de alineación, como la colocación de elementos


gráficos y textuales según una línea dada, que generalmente será horizontal o
vertical. Generalmente habrá varias líneas guías de alineación en una composición.

Alinear los elementos es una operación imprescindible para conseguir una


composición ordenada y lógica, pues con ello se crean unidades visuales definidas y
relaciones entre elementos.

Si la alineación es importante a la hora de situar elementos gráficos, lo es aún más


si se trata de contenidos textuales. Efectivamente, los textos perfectamente
alineados son más fáciles de leer, no cansan la vista y producen un efecto de
equilibrio que invita a la lectura. Por el contrario, un texto sin alineación resulta
confuso, difícil de leer, desmotivando al espectador.

Todo lo hablado se acentúa si el soporte es una página web, ya que la forma del
monitor y de la ventana del navegador impulsa el uso de contornos rectangulares,
que únicamente se consiguen con alineaciones prefectas.

Además, muchas veces debemos diseñar las páginas con un importante número de
elementos, por lo que si la disposición de los mismos no es perfectamente regular
resulta muy difícil crear una composición aceptable.

La alineaciones horizontales son imprescindibles para conseguir un diseño en niveles


estables, ya que las líneas horizontales aportan equilibrio. Como podemos tener
bloques lógicos de diferente altura, estas alineaciones se definirán desde los
bordes superiores de los bloques.

1
Alineaciones horizontales en EresMas

En cuanto a las verticales, la alineación más común es la izquierda, ya que es la


normal en los libros y demás soportes textuales, estando nuestra vista educada
para tratar con ella.

Alineaciones de textos a la izquierda

Las alineaciones centradas son poco comunes, salvo en el caso de tablas de datos
con columnas que admitan bien este tipo de alineación, sobre todo si todos los
valores de la columna tienen el mismo ancho. Si no es así, es preferible optar por la
alineación izquierda.

Elementos centrados en una tabla

2
En cuanto a las alineaciones a la derecha, son poco frecuentes, ya que crean
tensiones visuales en la mayoría de los casos. Se pueden usar en aquellos bloques
cuyo contenido deba adaptarse a un reticulado que defina una línea vertical a la
derecha del mismo, como ocurre en muchos menús de navegación situados a la
izquierda de la página.

También son útiles en las columnas de las tablas que contengan datos que deban
seguir una ordenación lógica a derechas, como es el caso de datos de moneda.

Adecuando la alineación al tipo de datos de cada campo

Existe otro tipo de alineación para textos, el justificado, en el que todas las líneas
de texto tienen el mismo ancho, por lo que quedan alineadas tanto a la derecha
como a la izquierda, lo que se consigue
aumentando o disminuyendo el espaciado
normal de las letras. Este tipo de alineación es
muy usado en los libros y periódicos, pero en
las páginas web hay que aplicarlo con
precaución, destinándolo tan solo a bloques
textuales de poco ancho (textos distribuidos
en varias columnas, por ejemplo).

Por último, decir que si bien las alineaciones


son imprescindibles, pueden originar monotonía
visual si se siguen a rajatabla, al producir
páginas demasiado cuadriculadas y artificiosas.

3
Por ello, es bueno introducir algunos elementos que, sin romper el reticulado y las
alineaciones básicas, introduzcan un poco de variedad visual, de frescura en el
diseño. Buscar el equilibrio entre alineaciones y elementos que las rompan es una
de las tareas principales del diseñador de páginas web.