Está en la página 1de 1

Tema del día:

Cómo deberíamos celebrar la Navidad

Hace dos mil años que nació el Salvador del mundo. Su venida fue un evento histórico de tal
magnitud que el mundo moderno inició su calendario el año de su nacimiento.

No solo fue este evento importante porque ningún hombre como Él había existido, lleno de
Poder, Sabiduría y Amor, sino porque Él era el Hijo de Dios, el Mesías esperado, el Redentor,
el Ungido de Dios.

Su venida al mundo atrajo seguidores quienes son aquellos destinados a ser salvados. Para
los humildes, los pobres y los marginalizados ¡Jesús es el hombre!

Gentes de todos los caminos de la vida son invitadas a seguir a Jesús en su camino a nuestra
casa celestial.

Cuando recordamos la venida de Nuestro Señor en la estación de Adviento o Navidad,


estamos celebrando nuestra liberación de la esclavitud del pecado, puesto que Jesús es
Nuestro Salvador. También celebramos su futura venida en Gloria como Él lo ha prometido.

El día de Navidad es pues el día del cumpleaños de Nuestro Señor Jesucristo, un día para
alabar a Dios por haber amado tanto al mundo que le dio su Único Hijo engendrado para que
todo el que crea en Él sea salvado [Juan 3:16]

El día de Navidad es realmente un "día santo, un festival religioso" (holiday),


desafortunadamente el mundo lo ha reemplazado por un día de fiesta del mundo

La palabra Navidad en Ingles (Christmas) ha sido reemplazada por la palabra Xmas, o sea
que no honramos el nombre de Cristo en la Navidad, pues lo hemos extraído de la palabra. Y
así también se ha borrado en muchas otras formas.

Deberíamos recolectarnos especialmente durante los días de Navidad y celebrar el regalo que
hemos recibido agradeciéndole a Dios por el regalo de Su Hijo, amándonos los unos a los
otros y compartiendo nuestra caridad con los demás.

Otro punto que tenemos que aclarar es que Santa Claus o San Nicolás no son el evento
principal de la Navidad. Pareciera que este día santo ha sido reemplazado por una
oportunidad para vender, esta estación santa ha sido comercializada y usa a Santa Claus
para distribuir regalos olvidándose en muchos casos del Nacimiento de Nuestro Señor
Jesucristo. "Pongamos cuidado" Cristo viene pronto.

Algunos podrían insistir que es muy tarde para cambiar la tradición... puede ser. ¿Para donde
va este mundo? Estamos olvidándonos de dar a Dios lo que es de Dios porque estamos tan
contentos haciendo cosas para nosotros.

Mucha gente por todo el mundo se ha olvidado del verdadero significado de la Navidad por
causa de nuevas tradiciones. El Nacimiento de Cristo ha sido reemplazado por la Nueva
Navidad (Xmas), celebraciones paganas que no tienen que ver nada con el Señor.

Incluyamos a Jesús en nuestras vidas en esta Navidad y descubramos para qué hemos sido
creados. Démosle gracias a Dios por haber enviado a su Hijo a salvarnos, celebremos no
solamente su Nacimiento sino también su muerte la cual nos salva verdaderamente de la
muerte del pecado. Meditemos la venida del Salvador del mundo y vivamos para siempre.

Hagamos cada día de nuestras vidas una verdadera Navidad donde Jesús nace no en una
cueva fría de Belén sino en nuestro corazón. Démosle la bienvenida y amémosle con todo
nuestro corazón, con toda nuestra mente y con toda nuestra fortaleza.

Dejemos que Cristo nazca de nuevo en nuestra vida y nazcamos de nuevo a la vida eterna.