Está en la página 1de 6

MENS AJE DEL GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE

HIDALGO, MIGUEL ANGEL OSORIO CHONG EN LA TOMA DE


POSESIÓN DEL LICENCI ADO RAÚL ARROYO, COMO PRESIDENTE
DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL ESTADO DE
HIDALGO

Muy buenas tardes a todos.

Al derecho constituye sin duda alguna, la base de un orden social duradero. Es el


derecho, junto, diría, a la política y la democracia, el medio más eficaz y la clave
para solucionar muchos de nuestros problemas. En el derecho y en nuestras
instituciones, encontramos las vías por las que podemos converger para aportar.
En Hidalgo y en el mundo entero transitamos por una crisis cuyas consecuencias
pueden vulnerar, sin duda, derechos básicos de la condición humana tanto en lo
individual como en la colectividad.

Ante una crisis, la necesidad de alcanzar una mayor igualdad se pone en riesgo, y
si a esto agregamos que en ocasiones la autoridad falla en la observancia de los
derechos fundamentales de los individuos el problema se agrava aún más. No
obstante lo anterior, los derechos humanos están cada vez más presentes en la
conciencia de nuestras comunidades; el autoritarismo, la discriminación, la
intolerancia, el atropello de la norma, son ya una excepción, de ninguna manera
son una regla.

Por lo tanto cuando estos ocurren, es muy difícil que pasen inadvertidos y por
supuesto, son sancionados públicamente. Desde 1990, cuando se creó la
Comisión Nacional de los Derechos Humanos, parteaguas de nuestra historia
jurídica y política la sociedad mexicana entró de lleno en esta concreción de una
voluntad igualitaria y solidaria, que renueva los elementos éticos y morales de la
relación entre el estado y la sociedad. Para que esta , la sociedad, aporta el
componente de la vigilancia y la cultura cívica.

Hoy nos acompaña un excelente jurista que ha ejercido la tutela de los derechos
humanos, la ha ejercido desde muy diversas vertientes, ya sea desde la
academia; la docencia; el litigio, y por supuesto, desde 1999 presidiendo el
órgano nacional más importante en la defensa de los derechos humanos. Por eso,
nuevamente, nos honra la presencia, en esta ceremonia, de un funcionario público
que en toda su trayectoria ha hecho de la defensa de los derechos humanos una
norma de vida. Saludo, le doy la bienvenida, e insisto, le agradezco su presencia
al doctor José Luis Soberanes Fernández, muchas gracias por estar con nosotros.

Hoy, a punto también de terminar un intenso trabajo a favor de los mexicanos, y


que implica sin lugar a dudas el desarrollo del mismo, aprovecho para decirle al
doctor Soberanes que los hidalguenses y muy seguramente todos los mexicanos
reconocemos su trabajo, su compromiso y los resultados que ha entregado,
nuevamente muchas felicidades.

Damos también la más cordial bienvenida al doctor Carlos García Carranza,


presidente de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos
Humanos y presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de
Durango, muchas gracias por estar aquí.

Saludo al señor coordinador del Congreso local, al diputado Roberto Pedraza


Martínez, a las y los diputados; este espacio es un espacio histórico para los
hidalguenses para esta capital pero sin duda no fue suficiente para albergar a
todos, quiero saludar a los diputados y diputadas

que se encuentran de pie, y a los que están sentados los saludo con mucho afecto
reconociendo su labor de esta sexagésima legislatura del estado de Hidalgo.

Saludo a las magistrados y a los magistrados; al señor presidente del Tribunal


Superior de Justicia Lucas González López; al señor Presidente Municipal
Francisco Olvera Ruíz; a la diputada federal Alma Carolina Viggiano Austria; al
señor General Diplomado de Estado Mayor Jacobo Osorio Herrera, lo saludo con
afecto y siempre con el reconocimiento a las Fuerzas Armadas, le doy la
bienvenida al estado de Hidalgo; a los señores ex presidente y presidenta de las
comisión estatal de derechos humanos; a la presidenta del instituto de
Transparencia; al presidente del instituto Estatal Electoral; al presidente del
Consejo Consultivo Ciudadano; a las y los presidentes municipales; y muy en
particular, lo quiero reiterar como ya se ha dicho aquí, el saludo y bienvenida a los
presidentes y presidentas de los Derechos Humanos de otros estados, amigas y
amigos, a Jaime Almazán Delgado, del estado de México; al licenciado Felipe de
Jesús Álvarez Cibrián, del estado de Jalisco; a la doctora Marcia Maritza Bullen
Navarro, del estado de Puebla; licenciada Luz María Vázquez Ávila del estado de
Tlaxcala; licenciado José Ángel Morán Portales del estado de San Luís Potosí,
sean ustedes bienvenidos al estado de Hidalgo.

A los presidentes de Colegios, de Barras, representantes de organismos, líderes


sociales, que hoy se observan en este evento: la distancia que une al Estado de
Derecho es sin duda requisito indispensable para que el ejercicio de las libertades
sea efectivo para el desenvolvimiento de las actividades productivas, y en suma,
para el progreso de nuestras sociedades.

En los últimos años, los hidalguenses hemos hecho importantes esfuerzos para
fortalecer nuestro estado de derecho y garantizar con ello la protección de los
derechos humanos .

En este sentido, quiero destacar el trabajo, la independencia y el compromiso que


al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos realizó en toda su gestión
el licenciado Alejandro Straffon Ortiz, un reconocimiento, deja ahí constancia de su
trabajo, pero para todos los hidalguenses sus acciones demuestran siempre su
hidalguía, su compromiso con el estado de Hidalgo, muchas felicidades licenciado.

Hago extensivo el reconocimiento a todo su equipo de trabajo: a los visitadores,


abogados, personal administrativo, a los consejeros, a todos los que laboran en
este importante organismo.

Hoy inicia una nueva etapa en la vida institucional de esta Comisión, no quisiera,
no lo voy a hacer, incurrir en un lugar común al decirle al presidente entrante de la
Comisión estatal, el reto que tiene al frente de esta institución; la tarea de la
Comisión estatal de derechos humanos tiene suma incidencia en la sociedad; en
una democracia constitucional la garantía de los derechos humanos es una
finalidad fundamental del estado.

Por ello deseamos mucho éxito al presidente de la Comisión de Derechos


Humanos del Estado de Hidalgo, el licenciado Raúl Arroyo González que por
mandato del Congreso local asume la presidencia de la Comisión de los Derechos
Humanos del Estado de Hidalgo, muchas felicidades licenciado.

El gobierno del Estado mantiene, escúchese bien, su compromiso y disposición de


cooperar con la Comisión para atender eficazmente las recomendaciones a las
que haya lugar y para cooperar con el organismo en todo aquello que se requiera
para el cumplimiento eficiente de su alta misión social.

Los derechos humanos son irrenunciables e intemporales, como autoridad


veremos que se materialicen esos postulados y cooperaremos en todo momento a
que la Comisión Estatal de Derechos Humanos encuentre, en el gobierno, no un
problema, sino parte activa de la solución y de la consecución de los principales
objetivos que le son encomendados por la sociedad.

Hoy en día, la crisis y el desarrollo son una preocupación mundial, que trasciende
fronteras e ideologías, trasciende proyectos y metas, las crisis, si no son
enfrentadas con oportunidad, con inteligencia, con firmeza y con trabajo pueden
extender desigualdades y la vulnerabilidad de diversos grupos.
Ejemplos en el mundo hay muchos de como las crisis, los grupos que ya eran
vulnerables antes de que esta se hiciera evidente, sus repercusiones y rezagos se
pueden llegar sin duda a acrecentar, de ahí la importancia y la trascendencia de
que hagamos un esfuerzo adicional para que estos grupos vulnerables no sólo no
vean deteriorada su situación, sino que la mejoren en la medida de todas nuestras
oportunidades y recursos. La crisis del desarrollo nos obliga a establecer como
prioridad alcanzar el progreso, con pleno respeto a la ley. En una reunión, al inicio
de mi gestión, de mi responsabilidad, mi alta responsabilidad como gobernador,
con motivo también de un informe de labores de esta comisión estatal, partía yo
de la premisa de que no podíamos hablar de derechos humanos mientras las
familias no contaran con servicios médicos adecuados, en sus regiones, para
atender sus salud; decía yo, que no podemos hablar de derechos humanos si
existe desigualdad social o marginación; partía del principio de que no podemos
hablar de derechos humanos si no existen políticas o acciones eficaces de
atención a la población discapacitada; decía que no podemos hablar de derechos
humanos mientras nuestras familias vivían inseguras en la incertidumbre de ver
afectado su patrimonio, por la comisión de un delito, insito, no podemos hablar de
derechos humanos si existen funcionarios y autoridades que violentan el orden
jurídico que están obligados a preservar.

Los derechos humanos no son asunto discursivo, los derechos humanos son
siempre tareas inacabadas, la garantía de los derechos son retos que debemos
enfrentar juntos los hidalguenses; hoy, los hidalguenses, con hechos podemos
hablar de importantes acciones en nuestra política de derechos humanos,
reconociendo sin duda que falta mucho por hacer.

Y tenemos avances en nuestra política integral de derechos humanos, porque no


sólo escuchamos y damos seguimiento a las recomendaciones que hace la
Comisión, el valor que le damos los hidalguenses a los derechos humanos es
escuchando de frente a la sociedad, es tomando en cuenta la palabra y la voz del
ciudadano. Esta voz que se alza para reclamar la injusticia, o para pedir lo
contrario, que es pedir justicia, esa palabra o esa voz ciudadana que tiene razones
y que es generadora de los puentes que el proceso del entendimiento entre
sociedad y gobierno se requiere. Esa palabra que ha creado ideas, esa palabra
que constituye proyectos, esa voz y esa palabra que impulsa la creación de leyes,
y la implementación de programas.

Porque si hoy podemos hablar de avances en nuestra política integral de derechos


humanos, es gracias a esta voz ciudadana, que se escucha y que ha trabajado
conjuntamente por lograr que este gobierno de resultados. Y que con esos
recursos que se han dado históricamente otorgando al estado de Hidalgo más de
catorce mil quinientos millones de pesos, hemos logrado construir grandes
hospitales, en todas las regiones de nuestro estado, y también podemos hablar de
carreteras autopistas puentes y vialidades que nos acercan y que transforman el
rostro de nuestra región. Y hemos logrado en electrificación una cobertura de 97.1
por ciento en todo el estado, a la fecha. Genera un total de una cobertura de 94
por ciento que representa que 95 mil habitantes cuenten por primera vez con un
sistema de agua potable en sus hogares… esos son derechos humanos.

Esa voz del campesino que es atendida y que nos ha permitido asegurar el 60%
de nuestra superficie agrícola sembrada…o ser el estado número uno a nivel
nacional en atención a las zonas marginadas en donde hemos construido más de
50 mil pisos firmes beneficiando a más de 240 mil familias o esa más de 18 mil
ayudas funcionales que el DIF, que preside mi esposa Laura y eso centros de
rehabilitación que transforman la vida de de las personas discapacitadas y sus
familias y que estamos colocando uno en cada una de la regiones de nuestro
estado.

Y en el reto de empleo actualmente alcanzamos el quinto lugar nacional por


crecimiento porcentual entre los diez estados que han presentado crecimiento a la
generación de empleos, eso es hablar de derechos humanos, eso es trabajar a
favor de los derechos humanos, de la gente a la que servimos, esa voz de los
ciudadanos que con esto se ha transformado un proyecto sin acciones, las
necesidades de la población esa voz que ha encontrado un solo camino, el trabajo
coordinado y un solo destino los resultados.

En este año internacional de aprendizaje de los derechos humanos, no basta su


enseñanza y su divulgación, el conocimiento y arraigo cultural de los derechos
humanos viene de ser fruto del ejemplo diario y de las acciones decididas que
adoptamos como estado, debe ser fruto de escuchar al ciudadano, tenemos
siempre presente de escuchar al que se queja es una de las cualidades que más
distinguen al ser humano.

Escuchar represente vocación, representa servicio, es un acto de solidaridad y es


también la mejor manera de conocer y entender a nuestros semejantes pero sobre
todo escuchar al ciudadano es una virtud basada en la confianza, una virtud que
debemos desarrollar todos quienes hacemos un servicio, quienes hacemos
política, de esa buena política.

Porque esa confianza ciudadana se gana mediante el esfuerzo repetido de hacer


que las personas tengan esperanza de sus autoridades, de reconocer en ellos
cualidades apropiadas para el desempeño de un cargo público, que la observancia
de los derechos de cada uno de los habitantes sea una responsabilidad de toda la
población por ello sigamos trabajando para que los derechos fundamentales
contribuyan a mejorar la calidad de vida de los hidalguenses.

Por su atención, muchas gracias.