Está en la página 1de 3

MENSAJE DEL DR.

CARLOS GARCÍA CARRANZA, PRESIDENTE DE LA FMOPDH


EN LA TOMA DE POSESIÓN DEL LICENCIADO RAÚL ARROYO, COMO
PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL ESTADO DE
HIDALGO

Saludo muy afectuosamente al licenciado Miguel Osorio Chong, Gobernador


Constitucional del Estado, a la licenciada laura Vargas de Osorio, presidenta del
DIF estatal, doctor José Luis Soberanes Fernández, presidente de la Comisión
Nacional de los Derechos Humanos, al licenciado Magistrado Lucas González
López, así como al Diputado Roberto Pedraza Martínez, coordinador del Congreso
del Estado.

Al licenciado Raúl Arroyo, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del


Estado de Hidalgo, y al licenciado Alejandro Straffon Ortiz, que en su persona
saludo a los distinguidos miembros del presidium.

Saludo también a los consejeros de la Comisión del estado, así como a las
presidentas y los presidentes de las comisiones de los estados de jalisco, México,
Puebla, de Tlaxcala y de San Luis Potosí.

Es para mi un placer acudir en esta ocasión muy especial a esta tierra llena de
riqueza histórica, patrimonio cultural y arquitectónico y poder apreciar sus bellezas
naturales, traigo el saludo de la ciudad de Victoria, de Zarco y de Francisco Villa, y
me honro en estar frente a ustedes como presidente de la Federación Mexicana
de Organismos Públicos de Derechos Humanos, en esta solemne ceremonia en la
que habremos de ser testigos de la entrega del organismo líder en el estado de
Hidalgo en la formación de una cultura de respeto a los Derechos Humanos en
los diferentes sectores de la sociedad.

Me llena de beneplácito tener el privilegio de hacer uso de la palabra para


reconocer la incansable defensa jurídica de los derechos humanos en el estado de
Hidalgo de parte del licenciado Alejandro Straffon Ortiz, quien a lo largo de estos
años al frente de la comisión estatal, ha portado con honor la designación de
Ombudsman estatal, siendo de todo a todo un verdadero defensor del pueblo, en
estos tiempos difíciles por los que atraviesa nuestro país es necesario contar con
hombres de valor y convicción, dispuestos a anteponer los intereses de los
ciudadanos aun por encima de los propios, como es el caso de Alejandro,
presidente de este organismo protector de los derechos fundamentales que hoy
despedimos de su encargo, quién implementó políticas de trabajo en las que
siempre buscó la colaboración de la sociedad y de las instituciones,
principalmente, la colaboración de la Comisión Nacional de los Derechos
Humanos a la que todos estamos agradecidos por su invaluable apoyo, ya que en
todo momento ha trabajado con una eficiente administración y cumplimiento cabal
del orden Constitucional mediante la aplicación de los procedimientos jurídicos
marcados en la legislación, con lo que se ha contribuido al desarrollo armónico del
estado de Hidalgo, agradecerle sobre manera por el ahínco y la entrega con el que
ha venido desempeñando su encargo al mando de este importante organismo y su
colaboración dentro de la Federación Mexicana de Organismos Públicos de
Derechos Humanos que hoy día me complace presidir y que de manera muy
aplaudible encabezó el licenciado Straffon Ortiz hace algunos años.

México atraviesa por una gravísima crisis económica nuestro quehacer es


trascendental ya que consiste en evitar una crisis más ominosa y más
desquiciante para nuestro país, esta crisis a la que me refiero es la de la justicia,
su quebrantamiento sería una especie de genocidio moral, valga la expresión, que
arrojaría al abismo y lo convertiría en una masa humana sin dignidad ni
esperanza.

Los comisionados a la protección y defensa de los derechos humanos tenemos


ante esto la enorme responsabilidad de encauzar nuestras energías a la
consecución de la ideología que como Ombudsman nos corresponde. Por ello, en
este marco de cambios a los que nos enfrentamos, conmino al licenciado Raúl
Arroyo quien a partir e este momento asumirá el cargo de Presidente de la
Comisión de derechos Humanos en el Estado.

Lo conmino a estar en el luminoso camino del irrestricto respeto a los derechos


primarios de las personas, teniendo siempre un ambiente de seguridad ajeno a las
inhumanas y degradantes crueldades, lejos de servilismos y discriminaciones,
uniendo esfuerzos para lograr que los habitantes de este hermoso estado puedan
llevar una vida en la que todos sean iguales bajo la protección de las leyes, donde
la justicia se aplique imparcialmente sin importar sexo, raza, nacionalidad, o
religión, logrando así un ambiente donde prevalezca la confianza y la seguridad
pública, donde exista la tolerancia, la amistad y el respeto de los hombres, de los
pueblos y de las naciones; estado de derecho que todos debemos garantizar
mediante el respeto y la protección a los derechos humanos.

Me complace así, darle la bienvenida al nuevo Ombudsman del Estado,


reiterándole mi apoyo y el recibimiento con los brazos abiertos por parte de la
Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos queme
honro en encabezar, y de la misma forma teniendo como marco este hermoso
escenario me permito extender un merecido reconocimiento al licenciado
Alejandro Straffon Ortiz, no sólo por haber presidido con honor la Comisión de
Hidalgo sino por todos los logros alcanzados al estar al frente de la propia
Federación de derechos humanos. Si ustedes me permiten, le hago entrega de
este pequeño reconocimiento.

Para terminar mi intervención conmino a todos aquellos que nos encontramos


involucrados en la posibilidad de garantizar el respeto a nuestros derechos
inherentes a redoblar nuestro compromiso a favor de los derechos humanos en
esta época actual en la que vivimos tiempos de agitación para nuestro país,
trabajemos por que los derechos del hombre sean proclamados como un ideal
común en todos los hombres, en todos los pueblos, en todas las razas y en todos
los credos.

Muchas gracias.