Está en la página 1de 9

“LOS MILITARES DE CRISTO

EL REY DE LOS JUDIOS”

DRAMA NAVIDEÑO

ESCRITO POR EL

PBRO. JUAN FRANCISCO HERNANDEZ FLORES

DICIEMBRE DE 2003

“¿Dónde está el Rey de los judíos, que ha nacido?


Porque su estrella hemos visto en el Oriente,
y venimos a adorarle”
(Mateo 2.2)

1
LOS MILITARES DE CRISTO EL REY DE LOS JUDIOS
DRAMA NAVIDEÑO

Escrito por el Pbro. Juan Francisco Hernández Flores.

El presente drama es la historia de un Decurión y un soldado romano que son


convertidos a Cristo. Jesucristo el Mesías había venido ya, Herodes ya había llevado a
cabo la matanza de los niños de Belén, sin embargo seguían las noticias de un tal Rey
de los judíos, por lo que Herodes comisiona a soldados para que acaben con los que
creían en el Rey Salvador. Participan en esta historia miembros de una familia Judía
Cristiana quienes son herreros y son los que evangelizan a los soldados. Los soldados
convertidos a Cristo son los Militares de Cristo el Rey de los Judíos.

PERSONAJES

Centurión Claudio
Decurión Romano
Soldado
Herodes
Bufón
Sirvientes
Salatiel
Esposa de Salatiel
Hija
Hija
Benjamín
Soldados
Otros
ACTO No.1

Herodes se encuentra en su Palacio rodeado de lujos y acompañado de algunos


soldados y siervos, hay música de fondo.

Narrador.- El Cristo Rey de los judíos ha nacido ya. Ha venido al mundo para
establecer su santo reino. Jesucristo se ha encontrado con algunos enemigos, uno de
ellos es el rey Herodes. Sin embargo como el reino de Jesús no es de este mundo, nadie
le puede hacer frente, su reino se sigue extendiendo.
Veamos como unos soldados romanos dejan las filas del ejercito romano para ingresar al
ejercito de Dios. Les invitamos a estar atentos a esta historia, que comienza así:

Bufón.- Mire su Majestad, que le parece este truco. ( hace un truco como lanzar pelotas
o llevar una vara en la palma de su mano).

Herodes.- Tu truco es bueno Bufón, pero mejor dime un verso.

Bufón.- Si Señor que le parece este. “El rey Herodes es muy poderoso, pues tiene
fuerza de oso y no es ningún mentiroso pues nunca niega que es goloso”.

2
Herodes.- ( Gritando ) Que horrible verso, soldados sáquenlo de aquí y mátenlo, así
otros aprenderán a tenerme más respeto.

Soldados.- Si Señor. (los soldados lo toman y lo sacan).

Herodes.- Vamos Uzziel necesito un poco de vino.

Uzziel.- Ya voy señor ( caminando con prisa le lleva una copa a Herodes). Este vino es
de las mejores cosechas judías Señor, además ha sido añejado bastante tiempo..

Herodes.- Mmmmmmmmmmmm en verdad que es delicioso, espero que tengamos


mucho de este vino en el Palacio. (Después de probarlo)

En ese momento entra un soldado y después de hacerle reverencia correspondiente dice


a Herodes lo siguiente:

Soldado.- Su majestad, el Centurión Claudio le trae las noticias del día.

Herodes.- Dile que pase.

Centurión Claudio.- Excelentísimo Herodes (haciendo reverencia ) permítame


informarle de lo que acontece en su reino.

Herodes.- Bien, habla, espero que sean noticias gratas.

Centurión.- Señor, la batalla contra los últimos asmoneos ha sido ganada, y el ejercito
ya viene de regreso a la ciudad de Jerusalén. Por otra parte muchos Judíos se han
revelado ante la deposición del sumo sacerdote Josué y no quieren pagar el tributo
establecido por su Majestad; además siguen los rumores del nacido Rey de los Judíos.
Esto es todo su Señoría.

Herodes .- Excelente por lo primero Centurión, excelente, (Gritando), pero lo último me


llena de cólera , ( Tira su copa y la comida de su mesa) después de que hemos dado
muerte a los infantes de Belén, estos fanáticos no han aprendido que Herodes es el
único Rey, Ordena a los soldados de la quinta legión que maten a todo aquel que
anuncie a se Rey de los Judíos y a todo el que se revele contra Herodes. Ja ja ja ja ja ja.

Centurión.- Señor, las armas de la quinta legión están muy gastadas.

Herodes - Pues manda a fabricar más, pero hazlo pronto.

Centurión.- Sus ordenes serán cumplidas. (hace reverencia y sale).

Herodes.- (Dirigiéndose a sus siervos dice lo siguiente ) Preparen todo para la llegada
de mi ejercito, y limpien bien o se mueren. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja……..

Siervos.- Si señor.

Herodes.- Si las cosas continuan así, quitando a todo el que estorbe mi camino, pronto
seré el Rey más grande. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja….. ( Sale ).

3
TELÓN

ACTO NO. 2

Este acto se desarrolla en el cuartel de los soldados romanos. Hary algunas cosas
desordenadas, armas colgadas y sobre una mesa copas, todos se encuentan midiendo
sus fuerzas unos contra otros cuando sorpresivamente llega el centurión Claudio y el
Decurión Aristarco.

Narrador.- El Centurion que había dado las noticias a Herodes, marchó al cuartel de la
quinta legión, despues de cruzar algunos montes y valles finalmente llegó, observemos
lo que pasó allí:

Centurón Claudio.- Ja jajajaja ( Sarcasticamente) Así queria encontrarlos, (gritando)


deberían de sentir vergüenza , mientras ustedes deperdician sus fuerzas y el tiempo, los
hombres de la cuarta legión ofrendan su vida cerca de Sidón en contra de esos odiosos
palestinos. Deberían estar entrenando.

Soldados.- Señor perdonanos, no volvera a suceder. ( todos) Si perdonanos.

Centurión.- Esta bien. Quiero que sepan que han sido comisionados para borrar toda
especie de rebeldia en contra del Rey Herodes. Matarán a todo aquel que se oponga a
pagar el tribuno y especialmente a todo los que anuncian el levantamiento de un tal Rey
de los Judios. Comenzarán mañana, ¿entendido?.

Soldados.- Si señor. (fuerte).

Soldado Fausto.- Señor nuestras armas están muy gastadas.

Centurión.- Lo sé soldado, lo sé. El Decurión Aristarco se encargará de eso ¿verdad?.

Decurión.- Asi será Señor.

Centurión.- Bien , el Decurión se querará al mando de ustedes, yo regresaré esta misma


noche a la Ciudad de Jerusalén. Si quieren dejar de ser simples soldados tendrán que
esforzarse y cumplir perfectamente las ordenes del Rey. No creo que quierán ir a la
sepultura sin honra y gloria y sin dejar sus nombres grabados en las memorias del Reino
y del imperio. (Levantando la mano en forma de juramento o protesta) ¡Soldados de
roma luchemos!.

Soldados .- Por la honra de herodes y la nuestra!

Centurión.- Bueno me tengo que ir, no me defraudes Aristarco, los veré pronto. (El
centurión sale y se queda el decurión con los soldados, cada uno toma su lugar).

Decurión.- Traigan los mapas. (Un soldado saca los mapas y los pone en la mesa.

Decurión.- (Tomando un mapa y extendiendolo). Veamos, el punto más cercano es


Betania, pero en Azoto y en gaza hay muchos Judios que esperán el levantamiento de

4
un nuevo Rey , de modo que avanzaremos hasta Gaza, además ahí hay muy buenos
herreros, les pediremos que nos arreglen nuestras armas y que nos fabriquen algunas
otras.

Soldados.- Pero entonces ¿No los mataremos?.

Decurión.- Claro que si, los usaremos y luego les daremos muerte. Recuerden que
tenemos que ganarnos la gloria.

Todos.- (fuerte) Si los mataremos. Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja.

TELÓN

ACTO N0. 3

En este acto aparecen los soldados romanos entrando a Gaza. Llegan en forma pacifica
a la casa del herrero Salatiel.

Narrador.- El decurion Aristarco junto con otros soldados han partido a la ciuidad de
gaza. Sus propósitos no son buenos ellos quiren utilizar a los judios de este lugar y luego
matarlos pues estos ciudadanos de gaza creeen en Jesús el Rey de los judíos,
guardemos silencio ahí vienen los solados.

Salatiel.- Oye mujer, ¡Que será lo que origina ese ruido tan fuerte?

Noemi.- (Esposa de Salatiel) Mira es el Ejercito Romano, viene hacia nosotros, (se
acerca a Salatiel).

Salatiel.- No temas, el Todopoderoso nos guardará. (Los soldados marchan hasta la


casa del herrero).

Decurión.- Soldados de Roma, Alto ya, Rompan filas, ya, Pueden descansar y tomar
alimentos.

Soldados.- Si señor.

Decurión.- Dirigiéndose al herrero. Ciudadano de Gaza nuestra visita es pacifica,


sabemos que aquí hay muy buenos herreros, y necesitamos de su trabajo, tendrán que
fabricarnos espadas y escudos. Tienen una semana para entregarnos nuestras armas.
Trabajarán el mejor metal, y además nos darán de comer, así salvarán sus vidas y la de
su familias. ¿Entendido ?.

Salatiel.- Esta bien, tendrán sus armas muy pronto, yo me encargare de avisarles a
todos los herreros de Gaza.

Decurión.- Mientras tanto asentaremos nuestro campo en aquella llanura.

Salatiel.- Esta bien, nuestras mujeres se encargaran de alimentarlos.

5
Decurión .- Espero que así sea , soldados de Roma a sus filas, marchen, ya . (Salen
marchando).

Noemí.- Salatiel tengo miedo, los romanos han causado mucho daño a nuestra tierra.

Salatiel.- Lo sé pero recuerda que Dios nunca nos ha dejado, además el Mesías ya ha
venido, el no solo nos protegerá también nos librara de las cadenas del pecado y la
maldad. (abrazando a su mujer) Ten fe.

Salen las dos hijas de Salatiel.

Hijas.- Que pasa papá

Salatiel .- Nada hijas, nada, Son soldados que sólo nos visitan.

TELÓN.

ACTO N0. 4

Este acto se desarrolla en el palacio de Herodes, hay una fiesta por la victoria
mencionada en el primer acto, Herodes y sus invitados disfrutan de la música y de la
comida, entre la gente se encuentra un Judío que escucha que la intención de los
soldados que estaban en Gaza es mala y corre a advertir a sus paisanos.

Narrador.- En el palacio de Herodes hay fiesta pues a la ciudad de Jesusalem ha


llegado ya el ejercito que derrotó a los asmoneos, y Herodes ha preparado un banquete
para recibir y premiar a su ejercito vencedor.

Herodes.- (se encuentra sentado en su trono, uno de sus guardias pide a la gente que
guarde silencio, y Herodes dirige unas palabras de Felicitación a su ejercito.

Guardia.- Atención, escuchemos las palabras del Rey Herodes.

Herodes.- Soldados de Roma su llegada victoriosa a esta ciudad nos ha honrado,


porque una vez más han demostrado que nuestro ejercito se integra de hombres
valientes y disciplinados que despreciando su vida luchan por la firmeza , la armonía y la
paz de nuestro reino. El Emperador también esta orgulloso de ustedes, y les felicita, por
mi parte quiero premiar su esfuerzo con un nuevo cargo para ustedes, a partir de hoy
formaran parte de los Centuriones de mi ejercito y disfruten de esta fiesta. (Herodes
retorna a su trono y de sienta).

Todos.- Aplauden y Gritan.

(Cerca de Herodes esta Benjamín un hombre Judío que escucha la conversación, él


llevara la noticia a Gaza).

Herodes.- (Dirigiéndose a sus invitados,) nuestra victoria ha sido esplendorosa, el


ejercito ha regresado casi intacto. Miren allí viene el Centurión Claudio.

Claudio.- Disculpe mi retraso, el camino no fue tan fácil.

6
Herodes.- No te preocupes, saluda a los invitados y dime, que han hecho con los
rebeldes.

Claudio.- (Después de saludar) Señor, he dejado esta misión en manos del Decurión
Aristarco y acabo de recibir noticias de que ha marchado hacia Gaza allí les fabricarán
nuevas armas y eliminarán a los rebeldes pues son demasiados.

Herodes.- Aristarco es un hombre que no ha podido subir de rango, espero que tenga
una buena actuación y mejore su posición. Si no tienes otra cosa que decirme puedes
descansar y disfrutar de la fiesta.

Claudio.- Es todo Señor, estaré en la fiesta y a sus ordenes. (hace reverencia y se


integra a la fiesta

Benjamín.- Correré a avisar a mis paisanos de l peligro en que están.

Después de un momento se sierra el Telón.

ACTO N0. 5

En este acto Benjamín llega a Gaza y da la mala noticia a sus paisanos, desata una
guerra, en donde mueren muchos a acepción del herrero Salatiel, y su familia, el
Decurión y un soldado se convierten al Señor..

Benjamín.- (llega corriendo) Salatiel, Hermano, Salatiel.

Salatiel.- Qué paso, por que vienes desesperado.

Benjamín.- Rápido tenemos que prepararnos para la guerra.

Salatiel.- ¿La guerra?, de que guerra me hablas.

Benjamín.- Es que ayer estuve en el palacio de Herodes y escuche que los soldados de
roma están aquí para matarnos, con las armas que nos pidieron.

Salatiel.- ¿Estas seguro de lo que oíste?

Benjamín.- Si rápido con sus mismas espadas los mataremos, nuestros demás
hermanos no tardan en llegar, ya les di el aviso. Pero qué te pasa saca las armas que
fabricaste tenemos que hacer algo.

Salatiel.- Un momento allí vienen nuestros hermanos,(Salatiel los saluda y continua


hablando). Están seguros que quieren hacer esto

Todos.- Si de otra forma perderemos todo.

Salatiel.- Yo creo que debemos de actuar con prudencia , ellos han sido amables con
nosotros, además Dios nos ha dicho no mataras.

7
Benjamín.- Su trato amable es solo una artimaña, ellos nos mataran cuando les
entreguemos las armas especialmente por la fe que tenemos en el Mesías Santo, por
que creemos que él es nuestro verdadero rey.

Ozías .- Siendo así nos levantaremos en armas.

Todos a excepción de Salatiel.- Si luchemos por nuestra vida y la de nuestras familias .

Sadoc.- Miren allá vienen los romanos, acaban de entrar, han de estar cansados.

Ozías.- y sus armas son escasas, acabemos con ellos.

Todos .- Si los mataremos.

Los soldados entran y se desata la guerra, uno a uno va muriendo, el Decurión hiere a la
esposa de Salatiel y a una de sus hijas, inmediatamente su espada se rompe y con otro
soldado queda desarmado y frente a el que Salatiel con su hija.

Decurión.- Vamos herrero mátanos, hazlo pronto, mátanos, preferimos morir que
regresar derrotados.

Salatiel.- No, no lo haré.

Decurión.- Por qué no, si yo mismo herí a tu esposa y a tu hija

Salatiel.- no te matare, porque ni mi Rey te mataría.

Decurión.- Yo he luchado contra ese Rey, y frente a él he perdido mi gloria y la


oportunidad de ser grande en este mundo, ¿quién es ese Rey?

Salatiel.- Es el Mesías prometido por Dios, él ha venido al mundo para librarnos de la


esclavitud del pecado y darnos vida.

Soldado.- Pero nosotros no somos esclavos de nadie.

Salatiel.- Eso piensan muchos. Pero ese deseo de deseo de ustedes y de todos los
hombres de ganarse la fama, el dinero y la gloria de este mundo los ha hecho esclavos,
por esos toda su fuerza, sus pensamientos y acciones son gobernadas por las cosas del
mundo y el pecado.

Decurión.- Quizás tengas razón, pero nosotros ya hemos perdido todo.-

Salatiel.- Aun no , ahora tienen la oportunidad de servir al Rey de Reyes Jesucristo, y de


ser libres del pecado y de su castigo que es el infierno.

Solado.- Como posemos hacer esto?

Salatiel.- Es fácil, solo tienen que entregar su corazón a Jesucristo y reconocerle como
su Salvador personal

Solado.- Pero Herodes Nos matará.

8
Decurión.- No importa ahora yo mismo recibo al Mesías como mi Rey y Salvador.

Solado.- Sí, yo también recibo a Jesús como mi Salvador y ya no me importa perder la


gloria del mundo.

Salatiel.- Han ganado la mejor de sus batallas, la batalla contra el pecado.

Decurión.- Muchas gracias Herrero por habernos mostrado el camino a la vida eterna,
siento mucho que hayamos herido a algunos de los tuyos, no sé como recompensarte.

Salatiel.- No, denle las gracias a Dios por haber enviado a su hijo, él es el verdadero
camino a la vida.

Decurión.- Nosotros nos retiramos, y que Dios tenga misericordia de nosotros.

Salatiel.- Sin duda que la tendrá, que el Todo poderoso lo acompañe.

El Decurión, el soldado y los demás solados se despiden y se retiran.

Hija.- Papa mamá y mi hermana están heridas.

Salatiel.- No te preocupes con la ayuda de nuestro Dios pronto estarán bien. Lo hermoso
después de todo es que esos hombre han dejado de ser soldados de Herodes y
esclavos del pecado, para ser ahora LOS MILITARES DE CRISTO EL REY DE LOS
JUDIOS.

Narrador.- Tu también puedes ser un miembro del reino de Jesucristo si tu le aceptas


como tu salvador personal el te dará un corona incorruptible de gloria eterna y la
salvación de tu vida , ¿quieres hacerlo? Hazlo hoy, no te tardes, la Biblia dice: Porque
de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito para que todo
aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

FIN.

También podría gustarte