Está en la página 1de 96
4 Danny Martinez Ld BME eles RENTON orteyeir SU eae SLUM eee ee Peer odin et ee ky la posbiidad de escrbiDicho dexino allie: «= COMO transitar la vida Se y elegir tu destino Se Cue a eat a eae que descubriremos. Esta obra se convertird Pe Mma cy eR TRY elegir como cambiar el sendero de tu dest Pee eo a ena Net erent, SUR SUL Te RA Cenc eRe me Rae eat ie estudios. Gracias por estar. SCS er aco etme ees Cue i ee er Pa Me cetera ane a CS a enc ea ed Cenc Caner) eee Pea ned Peele Danny Martinez Manual de NUMEROLOGIA Cémo transitar la vida y elegir tu destino Andromeda (SBN 980-722-148.x 1, Numercogia |. Samonta, Cais, ed. It Tito 600 1333 Ediciones Andromeda worm ediconesandromede.com inlo@edicionesondromeda.com 2006, Ediciones Andrémeda {ISBN 950-722-145.X Se ha hecho el depésito de Ley 11.723 Impreso en lo Argentina ~ Printed in Argentina {0 editovol no se hace responsable de los resultados que usted pueda ‘obtener con los ejecicios,précicas © similares contenides de este libro. [Ninguno porte ov ess publcocdn nevi al dato dela topo, puede ser reproducida, ‘lmacenedo, © ransmiida en alguna manera ni por ningin medio, yo 860 elecknico, uimico, meconic, pce, de grebocién ofotocapla, sin prev outorizcc:n del ato. Prélogo Palabras preliminares Aigo de historia Hablondo de nimeros que gobiernon Sugerencias i Alfabeto y equivalencia en nimeros ‘ CClaves numéricas ysus letras correspondientes {2 Elandlisis del nombre Elcciclo de los letras Elsignificade de los nomeros ... Los nimeros y sus aspectos . Loesencia: Laimagen: ‘Cémo descifrar el nimero que represents la imagen... 28 8 8B 8B El ndimero de destino (misién) Significado de los nimeros de destino (misibn) Elsendero natal: andlisis de la fecha de nacimiento Significado de los nimeros de sendero natal .. Dia de nacimiento. Numeroscopios comparados .. Alinidades entre dos personas (cémo elegir pareja y socio). fe ig ee es Lo-casa en la que vivimos.. Un alto en nuestro camino de recorric El némero potenciol ae Las etopas de la vida . Duracién de las erapas Significado de los etapas Consideraciones ... Prediciendo el futuro a través de los némeros ‘Afio personal... Tabla de afios personal Eldigito de edad ‘Cémo onalizar los meses personales Unogregadito més Le clave personal a 133 Tabla anval de claves personales 134 Significado de la clave personal 136 Dividiendo el afo en cuatrimestres 137 Ordenando lo que hemos visto 139 Los arconos del tarot egipcio... 142 ‘Significados de los arcanos como nimeros de prediccién . 143 Ley kérmica de causa y efecto (leccio Significado de las oui Datos para tener en cuenta .. os deudas kérmicas ....... 2 Descripcién de los némeros karmicos .. “N74 Analizando una vida a través del nombre 182 ‘Amodo de despedida ... 187 Bibliogralio Prélogo ‘ul nacer comenzamos un vigje sin retorno, hermoso y leno de vicisittudes. Segin determinadas creencias, este no es nuestro primer nico viaje, sino una etapa més de una larga sucesién de ciclos ‘ve flo conforman: completo, eterno, sin comienzo ni final. odemos elegir transitar cada una de las situaciones de nuestra ‘encearnacién actual, desde el dolor o el amor, No son los coracteris- ticass de lo sitvacién en si de lo que depende el éxito 0 el fracaso, tamapoco exclusivamente de nosotros y de la manera en.que nos reloxcionomos con los sucesos. ‘Exist una infinidad de factores que influye en el desarrollo de Jos eacontecimientos, pero es vital ser consciente de la parte que nos toca y del popel que debemos jugar en cada caso. Hay quienes se siernten vicimas de los circunstancias como si el destino fuera el culpable de lo que les sucede. Otros, en cambio, creen que son los Gnisecos responsables de cada hecho, sin tener en cuenta lo suma de foctttores que intervienen en cada situacién. El lema de la entrada del Ordculo de Delfos, “Conécete o fi mismo", nos da la posibilidad de preguntarnos acerco de esto, cuéiles son los aspectos propios que jvegan a favor yen contra, con qué herramientas contamos para acceder o ese conocimiento, y formas ofras inquietudes que nos pueden ayudar a dilucidar quiénes somos y qué vinimos a hacer en este trinsito por lo Tierra. La Numerologia es uno excelente herramiento en la labor de cownocerse a si mismo. Distintas culturas, 0 través de la historia, se han sentido fascinadas por el poder de los nimeros: hebreos, feni- cios, aziecas, europeos del Medioevo, griegos, romanos y tantos otros, hicieron del estudio de los nimeros uno de los pilares de su conocimiento interior. Daniel Jorge Martinez (Donny) es un gran conocedor del alma humana, un observador profundo de las conductas de los personas y un carismético hablador noctuno —como lo llamé uno de sus ‘oyentes—, un anciano que en algin momento pertenecié al mundo del especiéculo. Lo pasién que siente Daniel por la Numerologia no ‘es menor que la que experimenta por la vida. Entiende que los ‘ndmeros encierran una de las herromientas de “Conécete afi mis- mo" més poderosa y eficaz, y desde eso necesidad de bisqueda interna encara y plantes sv labor en la Numerologta. Sabe fehacientemente que conocernos es el comienzo de cualquier pro- eso de combio rumbo y, aunque como todo hombre de mente objerta, acepta que cada individuo goce de plena libertad para ccomentor su busqueda por el camino que le resulte més viable y ‘ranquiizador, nos invita a franquear la puerto de esta ciencia, puesto ‘que la abre como nadie. Con alma de maestro —porque tuvo moes- fos, y de los buenos; y de ellos se oliments— supo ser un buen discipulo: aprovech6 al méximo fodos sus nutrientes. También, capital las experiencias de vide sin dejar que las cosas le posaron por alto, sin sentirse victima de las circunstancios, buscando constontemente respuestas a todo aquello de lo que de- bia cullivarse. Un dia decidié que era momento de transmitirlo que habia aprendido. ¥ all fue, dispuesio a compartirsus experiencios y rellexionar con cada uno de los que estuviera dispuesto o abrir su corazé6n. La radio, la televisién, el teatio, los libros, son sus medios de expresin y de llegada ala gente, que lo reconoce como alg al que vole la peno escuchar. ‘La Numerologia —como ya lo saben los que lo siguen a Denny desde hace mucho— nunca falkd ala cite. Estuvo y sequiré estando presente, para cumplirsu sagrada misién: la de ser una herramien- ta fundamental de ese “Condcete afi mismo" Ellibro de Danny Martinez lleva al lector de la mano, paso por paso, No existe posibilidad de cometer errores, porque todo esta planteade de manera sencilla y didéctica. Usted tendré la senso- Clon de que el autor esta a su lado, suauiidnulule ul vido céme hey aque subir cada escalén de este conocimiento milenorio. Insufla con- fianza para seguir adelante. No desea suerte al lecior porque sostie- ne que “lo suerte s la excusa de los racasados”. ¥ sabe de lo que habla... Es un honor poder invitarlos « compartir la maravillosa expe- riencia de transitar estas pdiginas, que valen por su contenido y por el sentido que encierran: un peregrinaje hacia nuestro centro, y desde alli, al conocimiento pleno de quines somos y pora qué estamos, Es mi deseo —y estoy segura de que también el de Do- niel— que transiten ese peregrinaje con alegria, con humor y con ‘omor profundo. 1Que lo distruten! Corina Harry Palabras preliminares Holo, 2cémo estés? No es absolutamente ninguna cosualidad {que nos hayamos encontrado en este libro, como tampoco que yo lohaya escrito. Hace aproximadamente veinie aos, crei que, por casualidad, habia lleqado a mi la Numerologio. Fue cuando conoci a una mujer com la que tuvimos une historia ‘no muy larga pero si muy intensa. Elle trabojoba como ausiliar de velo en una empresa de aviacién; y yo, més ollé de mis ocupaciones habituales, habia incursionado en el mundo del teatro. Todo sucedis un sébado o las 21.30. Como siempre, teniamos funcién, yo sabia que una amiga vendria a verme. Lo que no sabi es que lo hario acompariada. ‘Alterminar la obra sol de fos camarines y habia mucha gente en el hall del teatro, esperando para saludarme. Silvia, mi amiga, estaba con una compafiera de trabajo, Marisa. ‘Ambas eran azafotas de wuelos internacionales. Las saludé, yen ese momento, senti una atraccién inexplicable, de esas que se sienten muy pocas veces. Los invité o fomar un café en fa esquina del teatro. El café duré dos horas... Las llevé hasta sv casa y ol otro dia invilé « Marisa conor. Una semana después practicomente estibomos conviviendo: no dejdbomos de vernos ni de compartir momentos, historias de vide, sensaciones, miedos, inrigas, proyectos y gusts. anny Montiner Habia pasado més 0 menos un mes de nuestro primer encuen- tro, y una tarde ol legar de un vwuelo desde los Estados Unidos y ‘mientras tomabamos un #6 en su caso, me hablé de Numerologia. Fue la primera vez que escuché esa palabra. Claro, la Numerologia existe desde hace miles de afos, pero ast ‘son las cosas. Uno solo se encuentra con lo que se tiene que en- contrar, en el momento indicado. ‘A veces vamos por un camino, lejanos al sendero de nuestro destino. Es que casi toda la gente vive como quiere, pero no como debe. ¥ algo que se aprende con esta discipline de los niémeros es que hay personas para las cuales la vida marca una forma de vivir ue no siempre esté en consonancia con sus deseos. Por eso, las ‘crisis; por eso los golpes; por eso las pérdidas; por eso los conflctos Poreso también las contrariedades repentinas y tantas otras co- ‘sas que se ponen en nuestra ruta, para que aprendamos a entender {que no estamos transitando el camino para el que hemos venido sino, por el contrario, viviendo sobre la base de mandatos, deseos de otros, miedos incorporades o transmitidos desde afuera; o quiz4, deseos propios que no coinciden con la misién que debemos cum- plir en este pasoje. Marisa me hablé de esto con suma cautela, en realidad, ella es asi: cauta, con mucho tacto y mesurada en sus formas; tal vez se tomé ese tiempo para observarme y dilucidar si yo aceplaria este tipo de cosas. Pero qué se le vo a hacer: soy un curioso. Asi que ‘apenas me nombré aquella palabra —Numerologia— comenza- ‘mos una charla que duré hasta la medianoche.. En realidad me encants. Lo que més me apasioné de esto fue que uno puede descubrir a través de los nimeros cosas que tienen que ver con su esencia, con los por qué de su vida, con la forma en que los demés nos ven, con las barreras que se interponen para el logro de sus metas. ‘También los nimeros revelan conductas que se pueden car pore arribor asi al curso del destino, 0 sortear abstéculos de esos a los que cominmente se los denomina mala suerte y que no son 13 ms que acontecimientos que producimos con nuestra forma erré- ‘nea de proceder, sentry transitor lo vida. Y algo muy importante ademas es que uno tiene la marcvillosa ‘oportunidad de conocer al otro, de saber sisus afinidades con al- gvien son fuertes, de descubrir cosas de una persona que quizé nunca le comenté a nadie. Aesta altura, coincidirés conmigo, querido lector, en que es ‘opasionante la idea de incorporar ia Numerologia « la vide de uno, ne para depender de ella, ya que toda dependencia es mala; sino para aprender el por qué y sabre todo los pore qué de la vida. Muchas veces resulta simple descubrir el por qué de las cosas que nos suceden, pero lo dificil es enterarse del pora qué nos han sucedido. 2Qué debemos cambiar? ¢Cuéles son los deudas a pagar? @Qué lecciones vinimos a aprender? &Cudles son los desatios que debemos transitar? 2Cudl es la forma més simple de sortear los obstécules que se presentan? 2Qué cambios trascendentoles debe- mos hacer para que se modifique nuestro andar por la vida? Cudntas dudas, éno? Creo que si has llegado a este libro es porque estés en una bisqueda. Por lo tanto, como dice el mago Merlin en la maravilloso historia El cabollero de lo armadura oxidada de Rober Fisher, “cuan- do el alumno est listo, el maestro lego”. Desde ya que no pretendo ser tu maestro, porque nadie loes de nadie, sino que cuando buscamos algo fervientemente en la vido, svelen aparecer personas que nos guian por el camino de la bis- queda hasta que encontramos la respuesta. ‘Asi me pas6 con Mariso, y con tantas otras personas, 0 través de las cuales he descubierto y aprendido cosas que han sido deter- rminantes « la hora de los grandes cambios en mi vide. A algunos de ellos los he llamado maestro, pero en realidad, con el tiempo me di cuenta de que aquello que buscamos afvera siempre esta dentro de nosotros. Es que cada uno viene a esta vido, ‘no para empezarla desde el mismo dia en que nace, despojado de v Donny Mortiner ode capacidad, sino que traemos en la carga genética, la sabidu- tio de nuestros ancestros, a través de miles y miles de afios. Todo ¢¢50 e316 all, en nuestro interior Es por es0 que cuando iniciamos la ‘bosquedo de! camino de la vida suelen acercorse personas que més que maestros; resultan ser guias que nos acompafian en una porte del royecto, hacia el encuentro con nosotros mismos. Espero que esta maravillosa disciplina basada en los nmeros te sirva tanto como me ha servido @ mi, para que puedas lograr ‘autoconocimiento y tombién descubriry comprender alos demés. Y 88 asi, no te lo quedes solo para vos sino que lo transmitas, lo ‘compartas con los olros. Porque nada es absolutomente bueno para uno, sino se comparie con los demés, ‘Cuenta una historia que en un lugar muy Iejano habia un hom- bre que sabia mucho de ciencias oculles y que cierto muchacho queria aprender de 61, Cado vez que lo encontraba cerca de una laguna donde aquel hombre sola retrarse a media, le decio: “Quie- ro que me ensevies lo que sabes: écuéndo me vas o ensenar?” “Quiero ser otro de tus discipulos*; el maestro jamés le contestaba; asi repetia el joven cada vez que por casualidad se cryzaba con el ‘maestro, ya que el muchacho solia pescor en aqvella laguna. Una tarde en lo que se cruzoron una vez mds, el muchacho vol- vid con lo mismo, y por primera vez el maestro le dirigié lo palabra: —Ven aqui, inclinate sobre latiero, en el borde de la laguna, y ‘mira hacia el agua. El joven se extraié ante la orden del maestro. Se quedé penson- do. ¥ al cabo de unos instantes, accedié. Se arrodillé sobre el pas- to, muy cerca del agua, e inclind su cabeza, de manera tal que sus ojos quedaron mirando la superficie, El maestro se incliné junto a él, puso sv mano en la nuco del muchacho y le hundié la cabeza por completo, presionando para que el joven no pudiers sali Esperé un tiempo prudencial, y al notor la desesperacién del joven, lo solté. Este sacé su cabeza del agua con gran agitacién y miré desorbitado al maestro, buscando una explicacién. Monvol de Numerologia —ZPensaste en tu familia alli abajo’ Pregunté el maestro —For supuesto que no —dijo el joven. —Pensaste en tu pesca? —Claro que no—contest6 el joven. —2Y en qué pensasie, entonces? —le pregunté el sabio, —En poder respirar.. —Es decir, ttuviste solo hambre de oxigeno? —dijo el maestro. —Por supuesto, 2qué otra cosa esperabas? —replicé oirada- mente el joven. —Cuando tengas hambre de saber lo que sé con la misma desesperacién y necesidad que has deseado el aire, entonces esta- 16s listo para aprender. Y luego, el maestro, se incorpors y siguié su camino. ‘Cuenta esta historia que el joven nunca més lo inerrumpié cuando lovela, y que ol cabo de unos afios fue en su bésqueda y se trans- formé en uno de sus mejores discipulos. Ciertas veces en la vida decimos que queremos algo, pero no sabemos muy bien qué. Es como cuando nos sentomos a la mesa sin mucho apetito y damos vweltas a la hora de elegir la comida. Pero hay un tiempo en que de verdad descubrimos lo que quere- ‘mos y estamos colmados de ansiedad por encontrarlo ydevorarlo, Ojolé que tengas hambre de conocere, que de verdad quieras sober de vos... Estoy seguro de que sies asi te seré muy facil com- prender este libro y encontrar lo que buscabas al llegar hasta aqui. Nota del autor: Esta obra esté sustentada con libros concernientes a la moteria: Numerologia, de Helyn Hitchcock; y El misterio oculto de su nombre, de Ivn Kirov. wv Unos sescientos afos antes de Cristo, en Fenicio, nacia Pitagores. a gran mayoria lo conoce por su famoso teorema, Ahora bien, Jo que pocos saben de él es que luego de bucear en los conoci- mientos y secretos quordados de culturas antiguas, encontré en tem- pplos egipcios escritos que versaban sobre Numerologio. ‘Ya en aquel entonces, los egipcios explicaban la formacién del Universo 0 través del poder de los némeros. Estos conocimientos se aban extendido también a sacerdotes chinos, hebreos ycaldeos. Pitégoras adapté su descubrimiento ol alfabeto griego y este conocimiento lo extendié ol mundo occidental. La escuela que fun- -d6 era muy rigurosa en cuanto a la admisién de nuevos discipulos, alos que se les exigia seriedad y profundo deseo de adquirircono- cimientos: debian pasar por lo menos dos aftos en contemplacién y absoluto silencio antes de ser admitidos. La consigna primordial era compastirtodo entre todos y llevar una vida vegetariana. Se les ensefiaba sobre lo transmigracién de las olmas, impar- tiendo conocimientos bajo un juramento de absoluto secreto, os discfpulos ascendian o una mayor posibilidad de odquirir més sobiduria, y esta regla era absolutamente inquebrantable. Es evidente, aun en el mds simple de los andlisis, que los nime- 10s estén absolulamente relacionados con la Creacién. Siempre se dice “los némeros gobiernan el mundo”, pero lo interpretocion simplista que se le olorga a esta frase est6 relacionado conel dinero. Sin embargo, esto esté muy lejos de ser ost Los némeros gobiernon el mundo di lesde otro lugar, desde los leyes de causa y efecto, desde la simbolizaci lecciones o aprender en la vida, desde los deudas que venimos a Pagar en este ciclo, y fantas otras cosas mas que estén directamente relacionadas con la existencia de cada uno. Dios creé al mundo en siete dias. os siete aos de vacos flacas y los siete de vacas gordas. Lo mujer tiene cada mes un periodo de catorce (dos veces 7) dias en que puede ser fecundado... Alos sicte dias se coe el cordén umbilical del nuevo ser... Por lo regular, sus primeros dientes solen « lus siete meses. Alos catorce (dos veces 7) comienza su despertar sexual. los veintiuno {ires veces 7) completa su desarrollo fisico. ‘Alos veintiocho (cuatro veces 7) comienza o prevalecer el dese rrollo espiritua.. los treinta y cinco (cinco veces 7) se alcanzo la plenitud de fuerza y actividad... A los cuarenta y dos (seis veces 7) se alcanza el maximo de ‘ambicién material. los cuarenia y nueve (siete veces 7} se inicia la declinacién fisica y se logra el equilibrio en la discrecién. ‘Alos cincuenta y seis (ocho veces 7) se alcanza la plenitud del intelecto Allos sesento y tres (nueve veces 7) lo espiritual prevalece sobre lo material, ‘Alos setenta (diez veces 7) se inicia la reversion mental y sexual. Asi como el 7 rige estos planos de los ciclos de la vida, todos los ndmeros tienen gran in{luencia sobre ello. Es importantisimo entender que cada ser tiene la posibilidad concreta de hacer una Danny Martner busqueda de su naturoleza, de sus por qué, de sus para qué.y de lograr entender y comprender su paso por esta vida, pudien- en este caso, a través de la Numerologta, transit la posibi lided de hacer combios fundamentales que lo lleven o cumplir con su verdadera misién, conociéndose y conociendo también en forma profunda a los demés @Estés entusiasmado? Pues adelante, que nadie nacié sabiendo. Por lo tanto, desde ¥9, te digo que no es difcil aprender Numerologia. Solo necesités dedicacién, y sobre todo despojarte de otaduras... més que nada, e808 que fe hacen creer que no lo vas a lograr.. Debes dejar de lado la subestimacién, el “yo no sive pare..." Aquello de que: “esto no es para mi*. ¥tontas otras muletillasy mmitos que solemos meter en nuestra cabeza y que no son de nues- {ra autoria, sino que solo estén ahi por el decir y el pensar de los demés. Esto es simple: liisill! Asi como: ‘te digo: simple. Y debés saber ue he leido muchisimos libros ol respecto, y creo que ninguno es tan completo como este, Porque he decidido no quedarme con ‘nada de lo que investigué ni descubr. Todo esté aqui, lo de otros, como Hitchcock y Kirov, de los cuales he rascrpto conceplos;y lo mio... que tiene que ver con lo leido, practicado y aprendido en todos estos aos; por lo tanto, voy a comparilo con vos para que con mi ayuda yu inteligencia (si, asi como lefste: tu inteligencio) ‘prendas e investigues. 1 entonces (porque todo lo que se da, wuel) con tu ayuda yo podré seguir aprendiendo. A\ inal de libro tends mi dlreccin de coneo elecrénico, para que me consultes y me cuentes tus. ‘avances, y entonces por este ida vuelta que tiene la vido, sequramente yo aprenderé nuevas cosos de lo mano de mis lectores, Empecemes... ‘Ah, n0 te deseo suerte. Porque la suerte es el pretexio de los fracasados, Recordé que, o través de esta obra convocamos la ere que desde hace miles de afos sobemos que habita en vos deseo éxito... Sugerencias No trates de davororte i, lest detenidomete paso Por 10, Detenete en cada capiulo, vale los voces ave sean ecesaries, tomé pape yp ypratcé cado cosa ave vaye yendo,irlandodeentenderycomprendersn risa: Recordé que ol iempo de nacer comenzaste a usar cut : para comer, y que tardaste mucho en ut ee Y hobivore enleromente a ellos, Pes bien, de la: mismo foe deberés aprender con paciencia y dedicacién, una nu de conocer alos otros. roi rogresivo, pues €s 'v aprendizaje entonces serd progres ney sis que adquieras ducilidad y dominio en el lenguoie i es rimeros. No es algo mecénico, las cvenlos que tendrds que sa von muy simples, lo importore es aprender arelaciona los be, Gon Coma od om urs, pote eae a i oh conienzo, pero xé que he frazado los pasos deforma que tsa cos y comprensibles. aie: 8 hides que podrés contactarme y consultor cvalqvierc ‘que sete presente. ~ Entonces, ahora si: iempecemos! 2 Danny Marines Alfabeto y eq ralencia en némeros s laves numéricas y sus letras correspondientes - 4 Primera cuestion pore aprender es que code una de as leas as nombre fiene una equivalencia en ndmeros, los cuales n caractersticas esenciales de nuestra persona. Veamos: Pg Ogg ip upouringiy A AB) GeeDocb ue B GMa JK LMNS OP aR SORA OR RNR Bisa ‘Ahora bien, tomé papel y lépiz. EG forma en que deberés aplicar estos equivalencies es mi ele: consigné tv nombre en forma horizontal ycoloeé en code lo letra su equivalencia en nmeros de acuerdo con la tabla que aca- ia.en nr s de acuerdo con que aca. Cuando digo nombre me refiero ol nombre completo, ual estés anotado en tu documento. ae . Tenés que dejar de lad nimo © apécope de : lo tu apodo, tu seudéni pe Ytambién el que te hoyan o: ‘eae hleileg jgregado més allé del que 2 é a curioso, pero haciendo Numerologia he descubierto que h 28 Ue son llamadas con nombres corrientes: como Cloud Manvel de Numerclogio 23 Pedro, José, pero que estos nombres no figuran en su documento. 2Ese es tu cos0, quiz6? Y las causas de esto, son innumerables: “... {que papé me puso Ana Marla Rodriguez pero luego mi tia siempre me dijo Marfita”; *.:. me llamo Juan Carlos Jiménez pero apenas rnact fellecié mi abvelo Jorge y comenzaron 0 decirme asi, en re- cuerdo de dl”, elc., ete., ete. Bien, dejoremos de lado todo esto y solo ctenderemos a nuestro ‘nombre genvino. En realidad, el nombre es nvestra marca, nuestro disfintvo: de all proviene la forma en la que nos mostramos ante el mundo, de all la energio con la que los demés nos ven, y de allel destino que debemos transitar. Muchas veces, vemos casos de personas famosas que han com- biado su nonibre original para su rol artisfico como Marilyn Monroe, por ejemplo. Cuando hacemos el anélisis de este nombre y de su nombre genvino nos damos cuenta de que el cambio realizado ha influido absolutomente en su troyectoria y en el curso de su destino, Porque ha pasado a vibrar de una forme absolutamente diferente o la original. Este combio es, en muchos casos, positivo pero en otros ‘es negativo. Pues en la mayoria de las ocosiones estos nombres no se eligen con un andlisis previo de sus posibilidades, sino por un hecho meramente casual o intuitive que @ veces lleva a destinos notorios, pero otras a destinos tragicos. Volvamos. La manera de formular nuestro nombre numerolégicamente he- blonde es, una vez escrito, disponer las equivaleincias numéricas de {ol forma que los ndmeros que corresponden a las vocoles se en- cventren encima de las mismas y os de las consonanies debojo de ellos: se entiende? Bueno, un ejemplo: 24 Bien, supongo que inmediatamente tu ansiedad te levaré a ha- Cer este mismo grético con tu nombre, pues esté muy bi 1: he Perso elmo ne io deseo es detcubrmon ny Tomé entonce i 3 ee "¢8 papel y lapiz, y hacelo. Yome quedo oqui, espe- (od @Seguimos? Adelante entonces... El siguiente paso consiste en | reducir los equivalentes numer de las vocoles y las consonontes de cada un alien Negara una sola cifra. Sivolvemos al ejemplo anterior seré mes él de entender 10 de tus nombres para 5 7 u 323 <5 WS Py Sie Baigon 209 1g CLAUDIA ANDREA PER AEZ a3 4 549 2 ash, 8 1 : 9 6 16 #7 7 8 et es Como habris visto, te he dado la forma determin a Gtlevle, Porsino lo entenise, fo detllo: oi aos tor elcid los nimeros que corresponden a cada vocal y @ cae consonants reducis oun solo gj la suma de los vocals dk le nombre y luego lo mismo con los consonantes. ; os ee los vocales de Claudio son lo A, oer cus 3,1=9,A=1, con lo cual el total es 14: ips ee = 5. Es decirque, cuando ese total te dé aa de 9 (nveve) deberés sumarlos digitos entre si ToeE® sempre oun slo digo, No el eato de Andrea, que {ate habs visto ene como vocales oA a Eyla A, y da drec- rente 7 (siete), con lo que no hay nada que reducir Lomismo debe hacerse con los consonantes, laU,lolylaa, _ Manwal de Numerologio = Pero, atencion:llegé el momento de una aclaracién importante, Cuando estés reduciendo las equivalencias de un nombre, como hemos visto hasta ahora, ye total te dé como resultado los nimeros 11 (ence) & 22 (veintidés), entonces no reducis @ un solo nimero la suma de sus digitos sino que lo dejés tal cvcl est6. Por qué? Por- ‘quelos nimmeros 11 y22 estén determinados como nimeros maestros, ‘es decir, que tienen una vibracién elevada y muy superior a lo que seri la reduccién de los mismos (es decir?2y 4). Con lo que siempre ‘que estemos haciendo un anélisis numerolégico de una persona debemos dejar los resultados que den 11 y 22 tal cual estén, sin reducirlos. ‘Tranquilidad, parece complicado pero no lo es. En cuanto lo leas un par de veces te resultaré mucho més simple. No te olvides de que estamos aprendiendo una nueva forma de leer un nombre. Hosto choro y durante todo el recorrido de nuestra vida lo hemos leido con letras, chora lo leeremos también con nimeros. Y como sabrés no es facil combiar una costumbre hasta que uno se acos- tumbra a lo nuevo. Bien, pora terminar este capitulo solo resta que adviertas en el ejemplo que te di que una ver reducidos los niimeros de las vocales y consonantes de code nombre hay dos patos més. ‘Sumé el total reducido de los vocales de cada nombre a las consonantes del mismo. Fijate que Claudia tiene por esuliade un 6 que proviene de la suma de 5 que corresponde a sus vocoles, y de 1 que corresponde a sus consonantes. Lo mismo ocurre pero con diferente resultado en su segundo nombre y en su apellido. Bien, ya est: el utimisimo paso seria sumar el total de los equi- valencias de las vocoles de cada uno de los nombres, luego el de las consonantes, y por ditimo el total de ambos entre si. Otra vez te pido que welvas al grifico y que te fijes entonces que Claudia tiene ten su linea superior un 5, Andrea un 7 y Peraez un 17. El resultado de la sua de estos res porcioles es 23, lo que, reducido, nos da 5. Lo mismo hacemos con las consonantes (ijate en el empl) y lego con el total de la surma de ambos. Danny Mortiner Despacio, no te apures. Claro que no entendés nada aun de #28108 pasos ni tampoco para qué los hacemos. Pero bueno, es ne- “es un momento de realizacién en el campo espiritva, debe Jar esta etapa despojado absolutamente de toda amb ‘lectiva o material, no fendré que pretender ni amores ni bienes sonales sino apuniar Gnicamente @ ayudar a los demés 0 que su propia felicidad y contentarse con esto. Su apelacién eso los otros, fendrn que encontrar flicided y regocio en el dar, sin esperar ni siquiera el ogradecimiento. Esun de prueba en Ia entrega ya que se espera mucha compa- olerancia y dedicacién. jes resentido y egoista, enfonces seré un tiempo de desdicha. “ Gvando este niimerorige la primera elapo pueden experimentarse pérdidas en formo prematura. Sj se encuentra en el segundo o tercer periodo, entonces se “recogerdn muchas experiencias emotivas fveres; y si se est6 en a dltima etapa actuard como némero recolector, revisaré nues- “fros actos en la vido. Y si se vivi6 como se ha pedido entonces ‘colmaré de cosas positivas. $i no ha sido osi, puede ave se ~ leve todo, absolutamente todo lo que la persone fiene en amo "res posesiones. 3 ; 3 Lo etapa 9 es una de las més rigurosas en cuanto a exigir que se viva segin el mandato del némero ‘Cuando llega « la vido de alguien y se vive segin lo que se pide, entoncese ndmero.colma de bendiciones a quieno onsite. Etopa 11 “ Le dard lo oportunidad de ser notable y aparecer en pébli- co. Es un muy buen periodo pare la expansion espiritual. Podria, na Donny Mortinez vivirse bajo mucha tensién nerviosa sino se apunta lo suficien- femente alto, elevandose en espiritu por encima del promedio, dejando de lado las ataduras vulgares de lo comin de la gente. Por lo generol esta etapa trae separacién en lo pareja. Salvo raros excepciones que se dan en condiciones muy especiales de la cuadratury numerolégica, es decir si la persona tiene un némero 6 en su destino, o en su sendero natal le serd pricticamente imposible romper el vinculo. Puede ademds ser inducido a revelar capacidad inventiva.o ten- dencias espirituales o religiosas. Etapa 22 Tiempo excelente en el que lo material y el idealismo se com- binan, Abarca varios campos y puede sobreveni grandeza mate- ‘al. Podré interesarse por asuntos que trasciendan las fronteras, ‘Muy pocas personas tienen el prvilegio de transitr esta etapa, Pues poces evolucionaron lo suliciente como para satistacer sus