Curso de Llingua Llïonesa

Queridos Alumnos:
Esta es la lección inicial que se os envía por internet a modo de introducción para que
tengáis una pequeña reseña histórica y evolutiva del astur-leonés desde sus
comienzos como evolución romance del latín hasta nuestros días.
También quisiera recordaros que para cualquier problema o duda que os surja podéis
poneros en contacto conmigo por medio del correo electrónico.
Sería recomendable que una vez al mes os pasarais por el curso para consultar
vuestras dudas en una especie de tutoría.
Sin más, bienvenidos al curso:

Diego José González López

EL ASTUR-LEONÉS.

¿Cómo surge el Astur-Leonés? Este no es un proceso que se diera rápidamente, si no
que hasta llegar a la situación actual se dieron una sucesión de acontecimientos que
sirvieron para la creación/evolución del Astur-Leonés. Hay que tener en cuenta que esta
lengua procede de una rama común a otras lenguas peninsulares y europeas: El Latín.
Por tanto no puede ser considerado como una evolución del castellano, si no como una
lengua más dentro del dominio lingüístico peninsular.
En el territorio peninsular tenemos las siguientes lenguas: El Vasco (cuya procedencia a
día de hoy no puede ser calibrada con total exactitud), el Gallego, el Leonés, el
Aragonés, el Catalán y el Castellano. Todos ellos proceden de una rama común que es
el Latín, cuya evolución en cada zona peninsular originó la aparición de estas lenguas.
Lo que a nosotros nos interesa es cómo y dónde surge la lengua leonesa.
El proceso inicial se da con la romanización de la zona noroeste de la península. Aquí se
encuentra asentado el pueblo de los Astures, que junto con los Cántabros fueron los
pueblos que más tardaron en romanizar.
Al contrario de lo que muchos piensan, el proceso de romanización fue muy lento ya
que los enclaves romanos de la zona noroeste eran meras fortificaciones defensivas para
mantener vigilados a estos pueblos tan belicosos. Por ser pueblos guerreros los
campamentos se fortificaron, y esta situación será de gran importancia en el futuro:
algunos de estos enclaves militares darán lugar a asentamientos civiles que en un futuro
serán ciudades.
El proceso de convivencia entre astures y romanos se va a ir dando de forma gradual en
un proceso de menor a mayor grado de convivencia entre los siglos I y V.
Lingüísticamente hablando, lo que se produjo fue un proceso de sustrato en el que la
lengua originaria prácticamente desapareció (astur) pero ejerció una influencia sobre la
lengua que la ha sustituido (latín). La mayor influencia se dio en el léxico con palabras
como carro, páramo, vega, braga,... Lo más relevante es que los romanos introducen un
latín que ya no es el modelo clásico, sino que nos encontramos con un sistema latino
degradado y devaluado por el constante contacto con otras lenguas hasta su llegada a la
península. La constante degradación que el latín irá sufriendo dará origen a la formación
del protorromance, germen de la variedad lingüística peninsular..
Entre el 411 y el 477 se fragua la caída del Imperio Romano en la península. Con el
declive del Imperio los pueblos germánicos aprovechan en su afán expansionista. En la
península penetran los Suevos , Vándalos , Alanos y Visigodos; estos últimos serán los
más afortunados en el reparto acordado de la península y los que más nos interesan.
Durante el dominio de estos pueblos se produce cierto resurgir de las culturas indígenas,
y en este resurgir se encuentran también las lenguas locales adaptadas a la morfología
latina.
Durante el periodo que comprende los siglos VI y VIII (en concreto hasta el 709), la
península fue dominada principalmente por los visigodos. Pero a partir del año
anteriormente mencionado, las constantes escaramuzas entre los visigodos por el
problema de la sucesión entre los sucesores de Rodrigo y Vitiza favoreció la invasión de
los árabes en el 711 (leyenda de la Caba y la plaza de Ceuta)
Las constantes escaramuzas de los árabes redujeron a los nobles visigodos a la zona
noroeste de la península , lugar desde donde comenzó la reconquista. La comprensión
de este periodo es fundamental para entender la evolución y la historia de la lengua
astur-leonesa.
En el 717 se libra la primera escaramuza importante contra los árabes en Covadonga
(hoy muy discutida), y en el 791 Alfonso II asienta la capital del futuro reino en Oviedo.
Sin embargo, el avance de la Reconquista obliga a buscar una nueva sede para la capital

del reino. Esta ha de ser accesible y ha de estar situada en lugar estratégico. Será León
el lugar escogido por estar dotado de una infraestructura militar idónea y por su enclave
estratégico. Además se empieza a crear el entramado cortesano y regio de la futura
capital. Desde este momento hasta el siglo XIV tenemos el momento de mayor
esplendor tanto del reino como de la lengua.
En el año 900-910 Alfonso III traslada la corte de Oviedo a León. Además, este rey se
considera descendiente directo de la curia regia visigoda y en un afán imperialista
aglutina bajo su estandarte el inicio de la reconquista.
En este siglo localizamos el primer texto que podemos catalogar como “romance vulgar
leonés”: la Nodicia de Kesos (959). Aunque a simple vista este pequeño legajo carece
de valor alguno, un análisis lingüístico nos revela una serie de características peculiares
que no posee ningún texto de la misma época. Esta serie de características fueron las
que llevaron a Menéndez Pidal a catalogar este documento como “romance vulgar
leonés”. A partir de este momento comienzan a surgir una serie de documentos de
carácter notarial cuya función es certificar la donación o cesión de tierras en el proceso
de repoblación. Documentos de este tipo son la Donación de Agifredo y la de San
Cipriano del Condado. En todos estos documentos se pueden rastrear los inicios
escritos del astur-leonés, aunque todavía en ese estado que llamamos protorromance.
Sin embargo, lo que empezamos a tener es una lengua empleada a nivel administrativo.
Si bien es cierto que el propio escribano o el hablante no tenían esa conciencia de
lengua que hoy tenemos, a la hora de escribir se inclinan por el empleo de la forma oral
de la lengua, y es por ello por lo que podemos rastrear la situación lingüística del
momento, totalmente diferente a la del resto del territorio peninsular.
Poco a poco comienzan a surgir documentos de especial relevancia escritos en asturleonés: El Fuero Juzgo o los Fueros de Avilés, Oviedo, Zamora o Salamanca.
Entre los siglos X y XIII no sólo encontramos textos de tipo administrativo o notarial,
sino que también encontramos obras literarias de gran importancia, como la Disputa de
Elena y María o el Libro d’Aleixandre, cuya autoría se atribuye a un clérigo de
Astorga y de vital importancia para el florecimiento del Mester de Clerecía; también
encontramos el Poema de Alfonso XI y La Demanda del Santo Grial, ambos del siglo
XIV. Todas estas obras pertenecen a las principales corrientes literarias del momento,
por lo que no pueden considerarse como obras literarias menores. También hay que
añadir dentro de la literatura todo aquel conocimiento literario que se daba de forma oral
y que ha ido conservándose a lo largo de los siglos en forma de pequeños romances y
coplas cuyo origen se pierde en el tiempo.
La situación que a continuación vamos a explicar es fundamental para entender la
posterior situación lingüística en la península. En los siglos XIII y XIV surge la Escuela
de Traductores de Toledo bajo el amparo del rey Alfonso X “el Sabio”. Durante su
reinado se toma como base para la realización de los escritos una variedad “dialectal”
llamada hoy en día “Norma Toledana”. Asistimos al primer intento normativizador de
una lengua. Este intento coincide además con la situación de prestigio político que en
estos momentos posee Castilla en detrimento de otros reinos como el Leonés o
Aragonés.
El avance del reino de Castilla viene acompañado de la implantación en sus dominios de
su propia norma. Hay que entender que en un principio la implantación lingüística
solamente se dio en los documentos escritos, ya que la situación oral era distinta. Es la
posterior situación cultural la que va a ir propiciando la creación de esa normalización
lingüística (creación de Universidades, elaboración de la Gramática de Nebrija, la
política de los Reyes Católicos).

Esto genera una situación en la que tenemos una lengua de prestigio que poco a poco va
arrinconando las otras lenguas peninsulares en un proceso que Menéndez Pidal llamó
“cuña lingüística”. El proceso de cuña se fue dando a medida que avanzaba la
Reconquista, por lo que el mapa político y lingüístico son prácticamente iguales: se
corresponden casi perfectamente los territorios de los reinos con los dominios
lingüísticos.
Desde el siglo XIV hasta el XVIII hay un periodo de oscurantismo en el tratamiento de
la lengua astur-leonesa, aunque si bien no tenemos prácticamente nada escrito sí
sabemos que la lengua subsistió en el medio familiar y cotidiano, pero no en el
académico. Aun así encontramos obras interesantes como un pleito entre Oviedo y
Mérida por la posesión de las cenizas de Santa Eulalia del siglo XVII, Autos y Églogas
de Juan del Encina y las Farsas y Églogas de Lucas Fernández entre los siglos XV-XVI;
el Paso de las Aceitunas, de la misma época que los anteriores y escrito por Lope de
Rueda.
En los siglos XVI-XVII se producen los “reajustes” que depuran todavía más el
castellano según la variedad “norteña”, lo que supone una puntilla para el resto de
lenguas peninsulares. En el siglo XVIII se produce otro hecho fundamental: se crea la
Real Academia de la Lengua Española, lo que produce una fragmentación dialectal de la
península.
En el XIX, con el Romanticismo, hay un intento de recuperación de prestigio de las
lenguas peninsulares: en Cataluña tenemos la “Renaiçenza”, y en Galicia el
“Rexurdimento”. En el dominio astur-leonés se dan propuestas como gramáticas,
diccionarios, la creación de ateneos culturales como el de León y el renacer de la
literatura escrita con autores como Xosé Caveda y Nava o Xuan María Acebal entre
otros, e incluso encontramos fragmentos de la Biblia traducidos al leonés.
A principios del siglo XX hay un afán investigador por las pequeñas lenguas, y surgen
muchos estudios sobre el astur-leonés, entre los que caben destacar los Menéndez Pidal
o Krüger. Se continúa con la labor de creación literaria con autores como el padre Galo
Fernández, Pepín de Pría, Caitano Bardón o Morales la Biblia. Sin embargo, este
periodo de “resurgimiento” se ve cortado con la Guerra Civil y la posterior dictadura,
que establece un modelo de enseñanza global y unitario que pretende fusionar toda la
península sin atender a las diferencias culturales de cada pueblo que la integra. Desde
este momento hasta casi hoy en día hemos tenido un proceso de desprestigio de las
“otras variedades lingüísticas peninsulares”, siendo el astur-leonés y el aragonés las que
peor suerte han tenido, ya que actuaron como colchón ante el avance del castellano.
Con el fin de la dictadura surgen entidades dentro del dominio astur-leonés cuyo fin es
devolverle a la lengua el prestigio perdido, y a su alrededor han ido surgiendo grupos
culturales que evitan que la riqueza lingüística de este territorio se pierda.

LENGUA Y DIALECTO.
En el terreno de la lingüística ha habido tradicionalmente un caso de indefinición en los
conceptos de Lengua y Dialecto.
Todos los manuales ofrecen respuestas diferentes. Según Coseriu esta confusión se debe
a que al delimitar los conceptos se tienen en cuenta criterios que no son estrictamente
lingüísticos, como pueden ser los de tipo político, culturales,... Ramón de Andrés en
Lingüística y Sociolingüística en el Concepto de Dialecto señala que la raíz del
problema radica en que en el tema Lengua y Dialecto se olvida algo fundamental como
es el Principio de Inmanencia. Este principio se basa en la máxima de que para abordar
los estudios de lingüística hay que partir de criterios internos, y estos se olvidan a la
hora de plantearse estudios sobre dialectología.
En el estudio de la dialectología se mezclan criterios como el político, social o
sociológico,... Se mezclan el campo de la lingüística que abarca la Lengua como un
sistema de signos con el campo de la sociolingüística que se ocupa de la Lengua como
una institución social.
Pero aplicar el Principio de Inmanencia no quiere decir que desechemos otros tipo de
estudios.
A la hora de definir Lengua y Dialecto la situación no está tan clara, sobre todo por los
criterios utilizados:

Para el DRAE Lengua es “un conjunto de palabras y formas de hablar de
un pueblo o nación; Dialecto sería “cada una de las variedades de un
idioma que tiene cierto número de accidentes propios, y más
comúnmente las que se usan en determinados territorios de una nación a
diferencia de la lengua general y literaria”.
Los criterios que se utilizan hoy en día a la hora de analizar Lengua y Dialecto son de
dos tipos, y se basan en el análisis de la estructura interna y externa de los sistemas
lingüísticos:

Criterios de estructura Internos:
Para Antonio Badía se diferencian Lengua y Dialecto en que la
Lengua se diferencia del Dialecto en que esta tiene una estructura
independiente, mientras que el Dialecto tiene una estructura de la
que es tributaria, es decir, que le faltan rasgos.
El Criterio Genético parte de la perspectiva histórica: Toda
variedad lingüística es dialecto de otra de la cual procede. Sin
embargo este criterio no acaba de explicar por qué en la
actualidad se ha llegado a esa diferencia entre Lengua y Dialecto.

El Criterio Geográfico considera que los dialectos son variedades
territoriales de una lengua. El trazado de isoglosas nos sirve para
este criterio, pero aun así en muchos casos se sigue hablando de
Lengua y Dialecto, estableciéndose de nuevo jerarquías.
Criterios de estructura Externos:
Criterio Político: Considera Lengua todo aquello que es oficial,
que tiene un trato institucional favorable. Dialecto sería todo lo
contrario.

Criterio Literario: Son Lenguas aquellas variedades que se
escriben y que tienen una tradición literaria larga. Dialecto sería
aquella variedad ágrafa y que no posee una tradición literaria.
Sin embargo este criterio olvida algo muy importante, que es el
periodo de inmanencia de las literaturas, su etapa oral.
Este criterio es más social que lingüístico, y el estar escrito o no
ni le añade ni le quita más a una lengua o a un dialecto.
Criterio Normativo: Sería Lengua aquello que está dotado de una
variedad estandar, que posee una gramática. El Dialecto ni está
normalizado ni tiene una gramática.
Sin embargo nos encontramos con lenguas como el Gallego que
se consideran dialectos por no estar normalizados.
Criterio de Intercomprensión: Dos hablantes están hablando
lenguas distintas cuando no se entienden entre sí. Si se entienden
estaríamos hablando de dialectos de la misma variedad.
En el primero de los casos la obviedad salta a la vista. En el
segundo criterio resultaría perfecto si se pudiesen acotar
realmente los criterios de comprensión.
Criterio Social o de Conocencia de los Hablantes: Este criterio
acude al sentimiento de la comunidad lingüística. El lingüista
debe considerar Lengua aquellas formas de hablar que la
comunidad siente como propias y autónomas de otras. Sería
Dialecto aquella variedad que pertenece a una variedad más
amplia.
¿Qué criterios debe seguir el lingüista?:
Los que debe de rechazar son aquellos que tienen que ver con la literatura, con la
normatividad, con la oficialidad y con aquellos en los que intervengan los hablantes.
Como criterio válido tendríamos aquél que define Dialecto como variedad de una
Lengua, y una Lengua como un conjunto de variedades afines. Una Lengua no es más
que un conjunto de dialectos, que es lo que la hace real, siempre que tengamos en
cuenta la inexistencia de jerarquías.
Para determinar hasta dónde llegan las variedades hay que tener en cuenta las isoglosas.
Pero, ¿por qué se sigue hablando de variedades como lenguas? Si nos encontramos con
cosas que lingüísticamente son iguales, y hemos dicho que las clasificaciones no se
pueden basar en criterios no lingüísticos, no tiene sentido hablar de diferencia y crear
una serie de jerarquías.
Dentro del ámbito hispánico hay dos variedades que sufren discriminación: Aragonés y
Leonés. Para muchos lingüistas se trata de lenguas evolucionadas del latín en una zona
peninsular. Se afirma que son unos sistemas con una evolución y nivel similar a otras
lenguas peninsulares, pero al mismo tiempo se evita llamarlos lenguas, ya que aparecen
criterios de presión sobre el lingüista y por eso se han creado terminologías del tipo
“dialectos primarios y secundarios” , constitutivos y consecutivos,... para así poder
aglutinar a todas las lenguas y establecer una jerarquía entre ellas.

Problemas en los esfuerzos clasificatorios de delimitación.
La lingüística no es una ciencia exacta y a la hora de enfrentarse a la clasificación de
variedades puede encontrarse con problemas, como que entre dos variedades hay
fronteras difusas, transiciones entre dos hablas, como sucede entre Aragonés y Catalán o
entre Astur-Leonés y Gallego. A ese habla de transición entre una lengua A y una B se
le llama Lengua de Transición, que sería una lengua C diferente de la A y la B. El
problema de esta postura sería dónde está la frontera entre “A y C” y “B y C”.
Podemos tener también situaciones intermedias desde el punto de vista evolutivo. No es
tan fácil decidir de dos variedades parecidas si son lenguas o dialectos.
El otro gran problema es de los “continuums dialectales”. Este problema no lo tenemos
en la Península. Este caso se produce en extensos espacios en los que se hace muy
difícil encontrar haces de isoglosas que manifiesten la representatividad de una variedad
frente a otra, como puede ser el caso del Eslavo.
Lengua y Dialecto son válidos en el ámbito de la Sociología, pero no es el lingüista el
que clasifica, sino el hablante. La Sociolingüística se interesa en la medida en la que los
miembros de una sociedad discuten sobre qué es Lengua y qué Dialecto. En el campo
social, hablar de Lengua y Dialecto es importante desde el momento en que una
comunidad de hablantes entra en polémica. Como consecuencia de estas discusiones
pueden darse cambios en la consideración social, política o cultural de estas lenguas o
variedades. Un dialecto puede liberarse de esa subordinación y ser “empujado” por la
sociedad a ese rango de lengua.
El debate que puede generar esta polémica produciría decisiones políticas, educativas,...
que podrían llevar a eliminar el bilingüismo. La actitud de la comunidad puede llevar a
que aunque una lengua sea prohibida, la comunidad tenga voluntad en mantenerla y
conservarla, como puede ser el caso del Catalán.
De esta discusión también pueden surgir cambios en el sistema dialectal. Se puede dar
la circunstancia de que a la hora de clasificar Lengua y Dialecto coincidan las posturas
social y lingüística.
Se pueden dar circunstancias en las que una Lengua desde el punto de vista lingüístico
sea considerada un dialecto socialmente, y viceversa. Cuando no coincide la realidad
social y lingüística es cuando se pueden dar cambios en la consideración social de una
variedad lingüística:

Que una Lengua se dialectalice: Esto se suele producir con la pérdida de
autonomía de un territorio o la pérdida de focos culturales. Esto no quiere
decir que siempre que exista semejanza entre dos lenguas se hable de
variedades dialectológicas. El Catalán y el Provenzal son dos lenguas
muy similares que nunca se han visto absorbidas la una por la otra.

Que un Dialecto pase a ser considerado Lengua: Esto sucede cuando los
hablantes comienzan a atribuirle una autonomía. Se produce una
conjunción de valores socioculturales y se puede dar cuando desaparece
el centro político-sociocultural.

Que un Dialecto pase a ser considerado Dialecto de otro: Un caso de esto
sería el Noruego, considerado primero variante del Danés.
Coseriu distingue entre lo que él llama Lengua-Sistema: Cualquier sistema de rasgos
lingüísticos que permite que un grupo de individuos pueda entenderse.
Lengua Histórica (o Idioma) es un sistema de variedades lingüísticas que son
reconocidas por sus hablantes los de otras lenguas. Los límites de las lenguas históricas

están históricamente establecidos. En este caso la etiqueta se la ha dado el
reconocimiento de sus propios hablantes. Son creaciones sociales, no lingüísticas.
Una lengua histórica no es una manera única de hablar, sino un conjunto de formas de
hablar. De hecho, una lengua histórica no existe si no es a través de sus dialectos, y
como está formada por diferentes formas de hablar, dentro de la lengua histórica nos
podemos encontrar con diferencias de este tipo:

Diatópicas: Viene marcadas por las variantes geográficas de esa lengua
(en León no se habla lo mismo que en Cáceres). Dentro de estas
variedades geográficas se engloban lo que conocemos como dialectos del
español. Es la dimensión horizontal de una lengua histórica: un territorio
donde se las pueda localizar. En estas variedades se apoya la
dialectología.

Diastráticas: Son aquellas diferencias debidas a cuestiones
socioculturales de la comunidad. Estas variedades vienen determinadas
por el status social, nivel de estudios,... De estas se ocupa la dialectología
diastrático.

Diafásicas: Son esas variantes de una lengua histórica debidas al estilo de
lengua que una persona utiliza. No todo el mundo usa el mismo nivel y
estilo de lenguaje. De esto se ocupa la dialectología diafásica.
Ninguna de estas tres diferencias es fija: En cada variedad geográfica hay diferecias
diastráticas y diafásicas; en cada nivel diastrático se mezclan variedades diatópicas y
diafásicas; en cada estilo de lengua podemos encontrar diferencias diatópicas y
diafásicas. Lo ideal es tenerlos en cuenta en cualquier estudio.
Standard Lingüístico
La existencia de un standard es lo que marca socialmente la existencia de jerarquía entre
Lengua y Dialecto y de que se hable peyorativamente de Dialecto. El standard no es una
variedad natural, sino creada en un momento determinado.
Suele surgir cuando una comunidad considera que hay una cohesión cultural muy
fuerte. Cuando surge afianza y aumenta la conciencia de lengua que ya existía.
Una lengua histórica llega a ser histórica cuando se dota de un standard. También puede
haber casos de lengua histórica sin standard.
De igual modo el standard permite a una variedad alcanzar la condición de lengua de
cultura; el ser lengua de cultura coincide con que sea un estado fuerte políticamente.
Las características del standard son:

Es una lengua artificiosa. No suele ser vehículo de la conversación
ordinaria

Se ha elaborado sobre uno de los dialectos naturales de la lengua,
normalmente el más prestigioso. La base del Español se creó a partir del
castellano norteño.

Es una variedad válida para todos los hablantes.

Está altamente codificado.

Tiene un carácter preceptivo de normas y corrección.

Es conservador respecto a la lengua hablada.

Es una variedad elaborada. Puede ser un proceso que lleve siglos que
culmina con la creación de un organismo oficial.

Al existir esta variedad lo compara con el resto de dialectos naturales de la lengua. Se
establece entonces una jerarquía. Lo que no esté dentro de ese standard cae en el
desprecio. No se tiene en cuenta que el standard es una variedad más.
A continuación tenéis un mapa con la división del actual dominio lingüístico asturleonés.

Mapa de Menéndez Pidal del “Dominio Lingüístico Leonés”, con algunas de las principales isoglosas.

1. EL NOME OU SUSTANTIVU.
El sustantivu, tamién chamáu nome, ye un elementu de la oración variable en xéneru y
númberu, cuya función ye la de suxetu ou complementu direutu, y acompañáu de
preposición la de complementu indireutu, circunstancial y suplementu.
1.1 Clasificación.
El nome clasifícase comu:
-Propiu (Lluis, Nel, Dubardu, Lluna,...) y Común ou xeneral (perru, coche, muyer,...)
-Concretu (oxetu independiente: cuchar, zapatu,...) y Astrautu (cualidá qu’esiste xuntu al
oxetu: la friura’l xelu ).
-Simple (llibru, fierru,...) y Compuestu (Kilómetru, parauguas,...)
-Primitivu (caldeiru) y Deriváu (caldereiru)
-Individual (teya) y Coleutivu (teyáu)
1.2 Formación del Masculinu y el Femeninu.
En Llïonés los nomes femeninos fórmanse d’alcuerdu conos casos que siguen darréu:
1.2.1 Masculinu –u / femeninu –a.
Cuandu’l masculinu fina en –u, el femeninu fórmase xeneralmente sustituyendu –u por –a :
el perru
el fiyu

la perra
la fiya

1.2.2 Masculinu –e / femeninu –a.
Cuandu’l masculinu fina en –e, el femeninu fórmase xeneralmente sustituyendu –e por –a :
el presidente

la presidenta

1.2.3 Masculinu en consonante / femeninu en consonante + a :
Cuandu’l masculinu fina en consonante, el femeninu fórmase xeneralmente añadiendu –a :
el siñor
el llabrador
l’amolador

la siñora
la llabradora
l’amoladora

1.2.4 Irregularidá na formación del femeninu.
Hai que tener en cuenta que deillos términos masculinos camudan el femeninu de sou por
cuestiones etimolóxicas ou de tratamientu de consonantes intervocálicas ou de los sufixos.
1.2.4.1 Masculinu –áu / femeninu –ada.
l´abogáu
l´educáu
el llicenciáu

l´abogada
la educada
la llicenciada

1.2.4.2 Masculinu –íu / femeninu –ida.

el berríu
el glayíu

la berrida
la glayida

1.2.4.3 Masculinu –éu / femeninu –eda.
el carbayéu
el castañéu

la carbayeda
la castañeda

1.2.4.4 Masculinu –eiru / femeninu –eira.
el caldereiru
el zapateiru

la caldereira
la zapateira

1.2.5 Formación del femeninu por sufixación.
-sa : l’alcalde
-isa : el sacerdote
-ina : el rei

l’alcaldesa
la sacerdotesa
la reina

1.2.6 Distinta raíz llésica pal masculinu y el femeninu.
En deillos casos el femeninu ye una pallabra estremada dafechu al masculín:
l´home
el pá
el caballu
el carneiru
el castrón
el güe
el xenru

la muyer
la ma
la yegua
la oveya
la cabra
la vaca
la nuera

1.2.7 Confluencia morfolóxica ente’l masculinu y el femeninu.
Estos nomes chámanse epicenos, y la variación de xéneru vien dada pola variación del artículu:
el xurista
l’economista

la xurista
la economista

1.2.8 Sobru’l xéneru de dalgunos sustantivos.
A diferencia del castellán tien xéneru masculinu en Llïonés pallabras comu:
el sal
el miel
el lleite
el llume
el sartén
el cal
el couz

la sal
la miel
la leche
la lumbre
la sartén
la cal
la coz

A diferencia del castellanu tien xéneru femeninu en Llïonés pallabras comu:
la canal
la cubil
la fin

el canal
el cubil
el fin

la salitre
la pantasma

el salitre
el pantasma

Tolos árboles frutales:
la peral
la zreisal

el peral
el zreisal

1.3 Variación xenérica y conteníu semánticu.
La oposición masculinu –u / femeninu –a tien valores semánticos desemeyáos a los xenéricos
de masculinu / femeninu, comu:
1.3.1 Tamañu:
ventanu
portiellu

ventana
portiella

1.3.2 Forma:
cuencu
pote

cuenca
pota

1.3.3 Calidá:
sayu

saya

1.3.4 Colectividá:
leñu
madeiru

leña
madeira

1.4 El Númberu. Formación del plural.
1.4.1 Desinencias xenerales
Los nomes, tantu masculinos comu femeninos, y tantu si finan en vocal ou consonante, forman
el plural añadiendu la desinencia –s cuandu finan en vocal y –es cuandu finan en consonante.
ferre
pumar

ferres
pumares

1.4.2 Sustantivos masculinos.
1.4.2.1 Singular fináu en vocal átona / plural –s.
el llobu
el rei
el furacu
el cura

los llobos
los reis
los furacos
los curas

1.4.2.2 Singular fináu en vocal átona –e / plural –nes.
el marxe
el resume

los márxenes
los resúmenes

1.4.2.3 Singular fináu en vocal tónica / plural –s.
el parqué
el xalé

los parqués
los xalés

1.4.2.4 Singular fináu en consonante / plural –es.
el fulgacián
el chaval

los fulgacianes
los chavales

1.4.2.5 Singular en –ín / plural –inos.
el molín
el camín
el xatín

los molinos
los caminos
los xatinos

1.4.3 Sustantivos femeninos.
1.4.3.1 Singular fináu en vocal átona / plural –s.
la lloba
la foto
la fiya
la partida

las llobas
las fotos
las fiyas
las partidas

1.4.3.2 Singular fináu en vocal tónica / plural –es.
la llibertá
la verdá
la virtú

las llibertaes
las verdaes
las virtúes

1.4.3.3 Singular fináu en consonante / plural –es.
la canal
la figal
la muyer

las canales
las figales
las muyeres

1.4.4 Confluencia morfolóxica ente singular y plural.
Las pallabras llanas finadas en –s caltienen la misma forma en singular y plural.
el Llunes
la tesis
la crisis

los Llunes
las tesis
las crisis

1.4.5 Sustantivos con forma plural.
los antioyos
las coscas
las trébedes
las pregancias
1.4.6

Sustantivos con usu tantu en singular comu en plural.
el pantalón

los pantalones

el calzón
el culiestru
la tixera
la braga
la traza

los calzones
los culiestros
las tixeras
las bragas
las trazas

2. L’Axetivu.
Ye l’elementu la oración que furrula comu ayacente nominal, atributu, atributu de suxetu y
de complementu direutu.
2.1 Formación del femeninu.
2.1.1 Masculinu –u / femeninu –a.
roxu
malu
mariellu

roxa
mala
mariella

2.1.2 Masculinu en consonante / femeninu –a.
llïonés
vieyín

llïonesa
vieyina

2.1.3 Irregularidaes na formación del femeninu.
2.1.3.1 Masculinu –áu / femeninu –ada.
moyáu

moyada

2.1.3.2 Masculinu –íu / femeninu –ida.
bruñíu

bruñida

2.1.3.3 Masculinu –eiru / femeninu –eira.
faladeiru

faladeira

2.1.4 Confluencia morfolóxica ente singular y plural.
2.1.4.1 Axetivos finaos en –e.
home llibre
llabor fácil

muyer llibre
xera fácil

2.1.4.2 Axetivos finaos en –a.
esi especialista esa especialista
2.1.4.3 Axetivos terminaos en consonante.
animal xabaz

bestia xabaz

2.2 Formación del plural.
2.2.1 Axetivos masculinos.
2.2.1.1 Singular en vocal átona / plural –s.
mariellu
roxu

mariellos
roxos

2.2.1.2 Singular en vocal tónica / plural –s.
maravedí
xabalí

maravedís
xabalís

2.2.1.3 Singular en consonante / plural en consonante + -es.
manguán
feliz

manguanes
felices

2.2.1.4 Singular –ín / plural –os.
llaín
ruin

llaínos
ruinos

2.2.1.5 Singular –án / plural –os.
argoyán

argoyanos

2.2.2 Axetivos femeninos.
2.2.2.1 Singular en vocal átona / plural –s.
mala
moyada
babiana
afayaiza

malas
moyadas
babianas
afayaizas

2.2.2.2 Singular en vocal tónica / plural –s.
marroquí

marroquís

2.2.2.3 Singular en consonante / plural –es.
xabaz

xabaces

2.2.3 Confluencia morfolóxica ente singular y plural.
Las pallabras llanas finadas en –s caltienen la misma forma en singular y plural.
home voceras homes voceras
muyer voceras muyeres voceras
2.3 Concordancia axetivu / sustantivu.
L’axetivu caltién una concordancia de xéneru respeutu del sustantivu al qu’acompaña.
el neñu guapu la neña guapa
la lloba prieta el llobu prietu
La concordancia caltiénse independientemente de la posición del axetivu respeutu al sustantivu.

ñeve nidia
nidia ñeve
Si l’axetivu acompaña a deillos nomes, apaecerá concordandu en xéneru y cona forma plural.
el fiyu y la fiya yeran tontos
Si los sustantivos asociáos al axetivu son de xéneru desemeyáu ente sí, l’axetivu tendrá la forma
del masculinu plural.
el lleite y la manteiga llïoneses
2.4 Gradación del axetivu.
2.4.1 Gráu positivu.
Preséntase na significación simple ou asoluta.
País llibre
asuntu abegosu
2.4.2 Gráu comparativu.
2.4.2.1 De superioridá.
Pa esta fin emplégase la construción “más+axetivu+que+términu de referencia”.
el perru ye más vieyu que la perra
Tomasín ye más bilortu que Xuacu
2.4.2.2 De inferioridá.
Pa esta fin emplégase la construción “menos+axetivu+que+términu de referencia”.
la ciudá ye menos prestosa que’l pueblu
ye un home menos fulgacián de lu que paez
2.4.2.3 De igualdá.
Pa esta fin empléganse las costruciones que sigen darréu:
-“tan+axetivu+comu+referencia”.
el pueblu ye tan guapu comu la ciudá
- “igual de+axetivu+que+referencia”.
el pueblu ye igual de guapu que la ciudá
- “lu mesmu de+axetivu+que+referencia”.

el pueblu ye lu mesmu de guapu que la ciudá
2.4.3 Gráu superlativu.
2.4.3.1 Asolutu.
- Añadiendu’l sufixu –ísimu, -ísima:
guapísimu

guapísima

- Anteponiedu’l prefixu re-:
reguapu
- Anteponiendu’l prefixu requete-:
requeteguapu
- Anteponiendu alverbios de cantidá:
muitu guapu
mui guapu
abondu guapu
enforma guapu
bien guapu
2.4.3.2 Relativu.
Empléganse las construciones que siguen darréu:
- “artículu+más+axetivu+de+referencia”.
ye’l más guapu de toos
- “artículu+menos+axetivu+de+referencia”.
ye’l menos guapu de toos
2.4.4 Nota sobru dalgunos axetivos.
Los axetivos bonu, malu, grande, primeiru, terceiru y postreiru tien formas apocopadas en
singular antepuestos al sustantivu.
añu bonu / bon añu
hibiernu malu / mal hibiernu
nevada grande / gran ñevada
pisu primeiru / primer pisu

cabudañu terceiru / tercer cabudañu
falamientu postreiru / postrer falamientu

4. Los Demostrativos.
Son axetivos ou pronomes qu’allugan l’oxetu del que se fala respeutu a quien se fala. Amás
falan de cousas actuales, y nel discursu, la presona ou cousa de la que se falóu nel cabeiru
llugar va poucu, ou de la que yá se falóu con anterioridá.
Clasifícanse en primer términu (esti), segundu términu (esi), tercer términu (aquel), en
función de la situación del oxetu respeutu a los interlocutores.
4.1 Formas.
masculinu

femeninu

neutru

singular

esti

esta

estu

plural

estos

estas

singular

esi

esa

plural

esos

esas

singular

aquel/aquelli

aquella

plural

aquellos

aquellas

esu

aquellu

4.2 Contraición en+demostrativu.
Siempre que tengamos la fórmula en+demostrativu contraerán de la forma darréu, tantu nel
singular comu nel plural, y en caún de los términos:
nesti

nesi

naquel

4.3 Acentuación de demostrativos.
Acentúanse cuandu hai posibilidá de confusión dientru la oración.
Cuntome lu d’aquella saya nueva y lu d’esa vieya
Cuntome lu d’aquella saya nueva y lu d’ésa vieya
4.4 Outros usos de los demostrativos.
La construción “artículu+más+aquel/aquellu” indica el gráu de cualidá ou capacitación.
ye’l más aquél del grupu
Aquél y aquellu tien un significáu vagu y imprecisu, espresandu una cualidá deducible pol
contestu. Si furrula comu sustantivu ye posible qu’apaeza acompañáu d’outru demostrativu.
ye fea, peru tien el sou aquél
tenié esi aquel que calterizaba a la familia

5. Los Posesivos.
Son axetivos y pronomes qu’indican posesión ou propiedá, ou la rellación establecida ente
un términu y las presonas gramaticales. Por ellu amuesan desemeyadas formas en función
de la presona gramatical, del xéneru y del númberu del términu poseídu.
Sigún la sua posición los posesivos tamién se desemeyan.
5.1 Formas antepuestas.
Cumplen la función d’axetivu y empléganse antepuestos al sustantivu. Son d’un poseedor y
deillos poseedores.

un poseedor

1ºper

2ºper

3ºper

deillos posed. 1ºper

2ºper

3ºper

masculinu

femeninu

sing

el mieu

la mia

plur

los mieos

las mias

sing

el tou

la tua

plur

los tous

las tuas

sing

el sou

la sua

plur

los sous

las suas

sing

el nuesu

la nuesa

plur

los nuesos

las nuesas

sing

el vuesu

la vuesa

plur

los vuesos

las vuesas

sing

el sou

la sua

plur

los sous

las suas

5.2 Fomas pospuestas.
Cumplen la función d’axetivu y empléganse pospuestas al sustantivu.

un poseedor

1ºper

2ºper

3ºper

masc/neutr

femeninu

sing

miéu

mía(miya)

plur

miéos

mías(miyas)

sing

tóu

túa(tuya)

plur

tóus

túas(tuya)

sing

sóu

súa(suya)

dellos posed.

1ºper

2ºper

3ºper

plur

sóus

súas(suyas)

sing

nuesu

nuesa

plur

nuesos

nuesas

sing

vuesu

vuesa

plur

vuesos

vuesas

sing

sóu

súa(suya)

plur

sóus

súas(suyas)

5.3 Posesivos perifrásticos.
Son invariables en xéneru y númberu y establecen concordancia conas presonas gramaticales.
Van siempre pospuestas al sustantivu.
Un poseedor

dellos posed.

1ºper

de mieu/de míu

2ºper

de tou

3ºper

de sou

1ºper

de nuesu

2ºper

de vuesu

3ºper

de sou

5.4 Nota sobru l’usu de dalgunos posesivos.
Gramaticalmente los posesivos aseméyanse a la construción “de+pronome tónicu”. Nel casu
de los posesivos de tercera presona y pa evitar ambigüedaes, ye meyor l’usu d’esta costrución.
ye’l sou perru

ye’l perru d’él
ye’l perru d’eilla
ye’l perru d’eillos
ye’l neñu d’eillas

6. Los Indefiníos.
Son axetivos y sustantivos que se refieren a un oxetu ou presona de forma vaga ou
imprecisa. Ye un conxuntu mui desemeyáu que tien en dalgunos casos variación xenérica y
de númberu.
Dalgunos d’eillos van antepuestos sólamente ; outros pospuestos ; y outros camudan na sua
posición. Outros dalgunas vegadas van acompañaos d’artículu ou determinante, y outros en
nengún casu.
6.1 Indefiníos cuantificadores.
6.1.1 Cuantificadores asolutos.
Espresan cantidá por sí mesmos, ensin emplegar outros términos.
poucu, pouca, puocos, poucas
abondu, abonda, abondos, abondas
bastante, bastantes
munchu, muncha, munchos, munchas
demasiáu, demasiada, demasiaos, demasiadas
tou, toda, toos, todas
6.1.1.1 Contraiciones.
tou+el

tol

toda+la

tola

toos+los

tolos

todas+las

tolas

6.1.2 Cuantificadores rellativos.
Necesitan d’outru términu pa facere referencia de la cantidá qu’espresan.
tantu, tanta, tantos, tantas
más
menos
6.2 Indefiníos esistenciales.
Facen referencia poucu precisa a la esistencia de cousas ou presonas.
un, ún, unu, una, unos, unas
dél, deillu, deilla, deillos, deillas

dalgún, dalgunu, dalguna, dalgunos, dalgunas
nengún, nengunu, nenguna, nengunos, nengunas
dalguién, daquién
dalgu, daqué
naide
nada, ná
cualquiera, cualesquiera
quienquiera
cada, ca
6.2.1 Contraiciones.
“Un” y las suas variantes contráen xuntu a la preposición “en”, y “ca” contráe con “ún”.
nun

ca+ún caún

nún

ca+una caúna

nunu
nuna
nunos
nunas
6.2.2 Notas sobru l’usu de dalgunos esistenciales.
6.2.2.1 “Un” úsase comu axetivu ; “ún” cuandu ye pronome.
6.2.2.2 Col mesmu significáu que “ná” empléganse espresiones comu : un res, gota,
rispiu, plizcu, migayu,…
6.2.2.3 “Tal” y “talu” son equivalentes, peru talu nun se emplega ante´l nome.
un casu tal
peru
tal casu

un casu talu
*talu casu

6.3 Indefiníos identificadores.
mesmu, mesma, mesmos, mesmas
tal, talu, tala, talos, talas
demás

dambos, dambas
entrambos, entrambas
outru, outra, outros, outras

7. Rellativos e Interrogativos.
7.1 Los rellativos.
Camudan una oración n’adyacente d’un sustantivu, axetivu ou alverbiu, de mou que se trata
de trespositores d’oración a axetivu ou alverbiu.
Furrulan comu pronomes, yá que facen referencia a un sintagma nominal que ta fuera de la
oración que tresponen y na que poséen función específica.
7.1.2 Clasificación.
que, quien, onde/u, comu, cuandu, cuantu
7.1.3 Exemplos.
el fiyu que vive eiquí
quien bien te quier te fadrá chorar
la casa onde/u nací
la forma comu lu tratasti
cuandu llegéi yera abondu tarde
cuantu ganóu perdéulu
7.1.4 Apostrofación.
Sólu apostrofa’l relativu “que” de la siguiente forma :
7.1.4.1 Apostrofa “qu’-“ cuandu-y sigue pallabra qu’entama por vocal ou “h-“ muda.
ye lu qu’hai
7.1.4.2 Apostrofa “que’l” cuandu va siguíu del artículu “el”.
Ye más grande que’l de Xuán
7.1.4.3 Apostrofa “qu’él” cuandu va siguíu del pronome “él”.
7.2 Los interrogativos.
Presentan las mesmas formas que los rellativos, peru al sere tónicos van acentuaos.Indican
una respuesta respeutu a una entruga referida a aspeutus d’identidá, llugar, tiempu, mou, ou
cantidá.
Las interrogaciones son direutas( l’interrogativu furrula comu subordináu nominal, suxetu
ou complementu circunstancial) y indireutas (trespositores d´oración a sustantivu).
7.2.1 Clasificación.
qué, quién, ónde/ú, cómu, cuántu, cuál.
7.2.2 Exemplus.

¿qué pasóu a nueche ?
¿Quién ye esi home ?
¿Ónde/ú mercóu la fariña ?
¿Cuándu vendéu´l práu ?
¿Cómu cheganon ?
¿Cuála ye la vuesa casa ?
7.2 Los esclamativos.
Tienen la mesma forma que los interrogativos y empléganse en frases esclamativas. Son
axetivos, pronomes ou alverbios qu’enfatizan aspeutos rellacionaos cona identidá de
presonas u oxetus, llugar, tiempu, cantidá ou mou.

8. Pronomes Presonales.
Facen referencia a las presonas gramáticales, y clasifícanse en formas tónicas y átonas.
8.1 Formas tónicas.
Furrulan comu suxetu ou términu preposicional.

sing

suxetu

c. preposicional

1ºper

you

min/comiéu

2ºper

tu

ti/contiéu
vustede

plur

3ºper

masc. él
femn. eilla
neu. eillu

1ºper

nosoutros,-as/nos

2ºper

vosoutros,-as/vos/ustedes

3ºper

masc. eillos
femn. eillas

reflesivos

sí/consigu

8.2 Formas átonas.
Nun tien acentu nin son indepedientes, yá que necesitan la esistencia d’outru elementu, el verbu.
Furrulan comu complementu direutu ou indireutu dientru la oración.
c.direutu
sing

1ºper

me (m’)

2ºper

te (t’)

3ºper

plur

c. indireutu

masc. lu
femn. la

-y
-ye

1ºper

nos

2ºper

vos

3ºper

reflesivos
8.3 Perdas fonolóxicas.

masc. los
femn.las

-ys
-yes
se (s’)

8.3.1

Apostrofación.

Los pronomes átonos me, te y se apostrofan cuandu en posición proclítica sigue-ys pallabra
qu’entama por vocal ou h- muda.
nun se m’esqueiciéu
nun t’esfoutes
yá s’escolingóu
8.3.2 Contraiciones.
en+él

nél

en+eilla

neilla

en+eillu

neillu

en+eillos

neillos

en+eillas

neillas

8.4 Allugamientu de los pronomes átonos.
L’allugamientu normal de los pronomes átonos ye’l de la posición enclítica ou pospuestu
al verbu.
dicimus-ylu

mercóula

xuróu-ylu

En llïonés, los pronomes átonos nun entaman fras, siendu incorreutas construciones del tipu:
la mercóu

se lu dicimus

se lu xuróu

Cuandu na mesma fras hai un c.direutu y un c. indireutu, l’orde ye’l que sigue darréu:
“verbu+c.i.+c.d.”.
esplicóu-ylu

unviaremos-yslos

8.4.1 Casos d’anteposición de los pronomes.
8.4.1.1 Cuandu la negación pertenez al grupu fónicu de la fras.
nun-ylu dixi

nun las cuntéi

8.4.1.2 Nas frases interrogativas y esclamativas con rellativos tónicos.
¿Quién te lu diéu?

¿Cómu-ys lu diéu?

8.4.1.3 Nas oraciones subordinadas, nas que la anteposición sirve pa marcare la
subordinación.
8.4.1.3.1 Oraciones axetivas ou de rellativu.
ye’l fiyu que lu pegóu

8.4.1.3.2 Oraciones subordinadas sustantivas.
mandóu que-y lu dieran
8.4.1.4 Nas subordinadas d’infinitivu los pronomes que deprenden del infinitivu tien el pronome
pospuestu a ellu pa evitar ambigüedá.
mandóu mercalos (los pantalones)
non
mandóulos mercare (¿mandóu a eillos ou mandóu mercalos ?)
8.4.1.5 Nas oraciones alverbiales llevan antepuestu’l pronome, tantu las de llugar, de tiempu,
de mou, de causa,...
cuandu lu veas

onde lu veas

comu lu veas

9. Las Preposiciones.
Son elementos de rellación gramatical que s’emplegan pa dotar a un sintagma funciones que
nun-y son propias.
9.1 Preposiciones.
a, ante, baxu, cabu/cau, contra/escontra, con, de, dende, en, ente, hacia, fasta, pa, por,
sigún, sin/ensin, so, sobre/sobru, tres.
9.1.1 Preposición a.
Direición ou llocalización nel tiempu ou l’espaciu.
fonun a casa
9.1.2 Preposición ante.
Ye lu mesmu que la espresión alverbial “delantre de”. Emplégase p’amosar la situación de
daqué delantre d’una cousa ou presona.
comíamus ante la igresia
9.1.3 Preposición baxu.
Situación na parte inferior de dalgu.
taba baxu la mesa
9.1.4 Preposición cabu/cau.
Cercanía de dalgu ou de daquien.
la mia casa taba cabu’l puente
9.1.5 Preposición contra/escontra.
Ye lu mesmu que “al alcuentru de”, y espresan situación nun llugar más ou menos cercanu a
outru, movimiento, o posición.
ponte escontra la parede
corriéu escontra’l sou fiyu
9.1.6 Preposición con.
Espresa compañía (ye lu mesmu que la espresión “xuntu a”) ou instrumentu.
chegamus col tou pá
el gochu mátase con un cuchiellu
9.1.7 Preposición de.

Espresa llugar de procedencia ou orixe, separación material, material del que ta fechu un oxetu.
Xepe yera de Canales
esi cuchiellu yera de fierru
9.1.8 Preposición dende.
Procedencia ou orixe dende una referencia espacial ou figurada.
venién dende Astorga
9.1.9 Preposición en.
Situación nuna referencia espacial ou figurada, direición ou mou.
vive en Llión
dir en casa l’alcalde
Cuandu “en” espresa direición, a veces apaez la preposición “a”, y dambas forman la
contraición “an” (a+en).
dir an casa l’alcalde
9.1.10 Preposición ente.
Alternancia ente duos términos, collaboración ente duos axentes ou que daquién ou daqué
alcuéntranse nun puntu del espaciu ente un llugar ou outru.
taba ente Llión y Astorga
ente la espada y la paré
9.1.11 Preposición hacia.
Indica movimientu p’hacia una direición determinada.
corrionun p’hacia la biesca
9.1.12 Preposición hasta/fasta.
Direición del movimientu fasta’l sou términu nun llugar determináu.
cheganon fasta la cucota
9.1.13 Preposición pa.
Amuesa direición ou situación (con referencia a un llugar, al tiempu) ou a la finalidá.
marchái pa casa
vendrá pa la primavera
9.1.14 Preposición por.

Manifiesta causa ou motivu de dalgu, forma na que se face dalgu, y el complementu axente.
lluitandu pola nuesa llingua
un llibru escritu por un gran autor
9.1.15 Preposición sigún.
Espresa alcuerdu ente duos términos, polu que equival a “d’alcuerdu con”.
sigún dalgunus, el llïonés nun ye una llingua
9.1.16 Preposición sin/ensin.
Indica ausencia de dalgu.
esi buche rosna ensin sentíu
9.1.17 Preposición so.
Equival a baxu.
taba so la mesa
9.1.18 Preposición sobre/sobru.
Situación na parte superior de dalgu.
pon los pratos sobru la espetera
9.1.19 Preposición tres.
Fai referencia a situación na parte trasera de daque ou daquién.
el mieu pueblu ta tres esa llomba
9.2 Apostrofación de preposiciones.
9.2.1 Apostrofación de “de”.
Apostrofa d’ cuandu-y siga una pallabra qu’entame por vocal ou h- muda.
d’esa muyer
d’hibiernu
9.2.2 Apostrofación de “en”.
Apostrofa n’ cuandu-y sigue una pallabra qu’entama por vocal ou h- muda.
n’esa casa
n’hibiernu
9.2.3 Apostrofación de “pa”.

Apostrofará p’ cuandu-y sigue pallabra qu’entama por a- ou ha-.
p’Astorga
p’habere
9.3 Contraiciones.
9.3.1 Preposición +artículu (vere 3.3.1)
9.3.2 Preposición en+indefiníu un (vere 6.2.1)
9.3.2 Preposición en+pron. personal (vere 8.3.2)
9.3.3 Preposición en+demostrativu (vere 4.2)
9.3.4 Preposición en+a (vere 9.1.9)
9.4 Supresión de la preposición “de”.
9.4.1 Cuandu introduce un términu subordináu de un núcleo nominal fináu en vocal.
an ca’l cura
9.4.2 N’algunas perífrasis verbales.
finorun xintare / finorun de xintare

10.Las Conxunciones.
Son pallabras átonas qu’enllazan términos que tienen la mesma función sintáutica
(coordinativas), ou tresponen una oración a sustantivu, axetivu ou alverbiu (subordinativas
ou trespositoras)
10.1 Coordinativas ou conectoras.
10.1.1 Copulativas.
y/ya

nin/nen

“ya” emplégase cuandu la pallabra que sigue darréu entama por i- ou hi-.
10.1.2 Disyuntivas
ou

ou bien...ou bien

peru

nun/non

sinón/sinóu

10.1.3 Consecutivas.
cunque

de mou que/de manera que/de mou y manera que

asina/asín/así que

pos

10.2 Subordinativas.
10.2.1 Trespositoras de verbu a sustantivu.
que/qu’

se/si

10.2.2 Trespositores de verbu a alverbiu.
10.2.2.1 De llugar.
onde/u
10.2.2.2 De tiempu.
cuandu

mientras/mientras que/mentantu

cuantas/en cuantas que
desque/de que

namás/namái

de magar

10.2.2.3 De mou.
comu

sigún

10.2.2.4 De causa.
comu
10.2.2.5 Finales.

puestu que/ya que

pos

de la que/a la que
malpenas/apenas

col envís de que
10.2.2.6 Condicionales.
se/si

a menos que

menos de

10.2.2.7 Concesivas.
onque

on

magar que

por más que

inda que
10.2.3 Locuciones conxuntivas.
pa que, dende que, ensin que, porque, menos que, dempués de que, enantes de que,
después de que, enantes que, siempre que, cuantayá que, cuantá que, así que, asina
que, d’arréu que, a pesar que, un casu de que, a menus que,...

12. L’Alverbiu.
Son pallabras que furrulan comu coplementu circunstancial ensin necesidá de preposición.
Clasifícanse:
12.1 Llugar:
eiquí, ehí, eillí
acá, allá, acullá
iquina,illina
aquende, ende, allende
arriba, abaxu
enriba, encima/embaxu, debaxu
(a)fuera, (a)dientru
delantre, detrás
alantre, atrás
cerca, lluenxe, llonxe
allabaxu, allalantre, allalantrones, allarriba
alredor
aparte
enfrente
ondequiera, uquiera
12.1.1 Locuciones alverbiales de llugar.
A desmanu, a manu, al algame, al cabu, al delláu, al lláu, al pía, al rodiu, a la vera, al
aveséu, a lu llargu, camín, en mediu, nu mediu, nu fondu, nu baxeru, nu cabeiru, nu
cimeiru, nu fondeiru, xuntu, velaquí, velallí,...
12.2 Tiempu.
primeiru, (en)antias, (en)antes/agora/dempués
tresdanteayeri, antiayeri, ayeri, anueche/güei/mañana
aína, llueu, ceu,/tarde
entós, entoncenes, entoncias, estoncias
antañu/anguañu

yá,(en)tovía, inda, aínda, ón
cuandu
dacuandu
davezu
nunca, enxamás/siempre
cuantá, cuantayá
mientras
12.2.2 Locuciones alverbiales de tiempu.
A veces, a vegadas, al empar, al mesmu tiempu, al outru día, agora poucu, dacuandu en
vez, d´arréu, de cutiu, de güei en güeitu días, de manu, de momentu, de primeras, de
secute, de siguíu, ente que, l´outru día, nel intre,...
12.3 Mou.
así, asín, asina
bien/mal
meyor/pior
albentestate
apriesa, de priesa/despaciu
sele
dafechu
12.3.1 Locuciones alverbiales de mou.
A caldeiráus, a carrenderas, a comuña, a escondidas, a estaya, a forcadiellas, a gustu, a
medias, a móu, a palpu, a petu, a petamente, a poucu, a posta, a querere, al empar, al
escuitu, a la chiba, de baldre, a lu subas, de papu, a lu lloucu, en filera,...
12.4 Cantidá.
más/menus
tan, tantu
nada
poucu
daqué, dalgu, deillu
abondu, bastante, bien

demasiáu, enforma
munchu
dafechu
cousa, gota, vierbu
12.4.1 Locuciones alverbiales de cantidá.
A embute, asgaya, a fartare, a mamplén, a maza, a medias, a metada, bien d’eillu, bien de,
en cantidá, n’abondu, un migayu, un poucu, un res,...
12.5 Afirmación.
craru
daveras
de xuru
escurque
seguramente, seguru

tamién
12.5.1 Locuciones alverbiales d’afirmación.
Dende llueu, ensín dubia, por supuestu, pues sí,...
12.6 Negación.
non/nou, nun
tampoucu
12.6.1 Usus de la negación.
-Emplégase “nun” cuandu acompaña al verbu ou al pronome átono del que dependa.
nun xintéi na
nun-y lu dí
-Emplégase “non” acompañandu a elementos non verbales y enantes de pausa.
non presonal
non, you nun soi Xurde.
12.6.2 Locuciones alverbiales de negación.

De nenguna manera, de nengún mou
12.7 Dubia.
acasu
guapamente
igual, quiciás, quiciabes, seique
sigún
posiblemente
12.7.1 Locuciones alverbiales de dubia.
A lu meyor, puede sere, tal vez,...
12.8 Alverbius d´enllaz.
12.8.1 Consecutivos.
entós, entoncenes, entoncias, estoncias
así, asín, asina
12.8.2 De xunión.
amás
tamién
tampoucu
12.8.3 Alversativos.
sicasí
outramiente/d´outramiente
12.9 Alverbialización d’axetivos.
-Inmovilizandu las marcas de xéneru y númberu:
ye mui curiosa

trabaya mui curiosu

-Añadiendu’l sufixu “-mente” al raigón del axetivu:
torcíu

torcidamente

13. Grupos Consonánticos.
Cuandu falamos de grupos consonánticos referímonos a grupos provenientes del llatín y
que na nuesa llingua tuvienon una evolución específica que los desemeya del restu de
llinguas peninsulares. Ye perimportante sabere que la mayoría de los procesos son frutu de
la repoblación d’un área qu’en llatín taba despoblada: l’área palatal. La repoblación d’esta
área y la súa postreira evolución sedrá lu que dará orixen a las llinguas romances y la sua
diferenciación.
Danse casos nos que tenemos deillas variedáes. Nesti sen atenderemus a la más emplegada
y con más extensión xeográfica, sin qu’eillu desprestixe ou esqueiza la esistencia de la
variedá n’inferioridá de condiciones.
13.1 Peculiaridáes nos grupos consonánticos aniciales.
13.1.1 /f-/ anicial caltenida.
Consérvase en tol dominiu llinguisticu llionés.
ficum

figu (higo)

farinam

farina (harina)

fornu

fornu (horno)

13.1.2 Grupos aniciales gei-, j-, dj-, gj: /š/ por procesu de palatalización.
dianam

xana (jana)

ianuarium

xineiru (enero)

gelum

xelu (hielo)

En dalgunos casos mui concretos xeneralízase un resultáu /y-/.
iam

13.1.3 /l-/ inicial: /Ĝ-/ por procesu de palatalización.
lanam

llana (lana)

13.1.4 Grupos /pl-/, /kl-/, /fl-/ : /ŝ/ por procesu de palatalización.
planum

chanu (llano)

clamare

chamare (llamar)

flammam

chama (llama)

Pa esti grupu tamién emplégase’l resultáu /Ĝ/, peru nos emplegaremos el resultáu primeiru.
13.2 Peculiaridáes nos grupos consonánticos nel intre de pallabra.
13.2.1 Grupu /-ll-/ xeminada : /-Ĝ-/

caballum

caballu (caballo)

follem

fuelle (fuelle)

13.2.2 Grupu /-nn-/ xeminada : /-n-/
ˇ
pinnam
peña (peña)
capanna

cabaña (cabaña)

13.2.3 Grupu /-mb-/ conserváu :
Consérvase en tol dominiu llingüísticu llïonés.
lambere

llambere (lamer)

lomba

llomba (loma)

13.2.3 Grupu /-lj-/, /-k´l-/, /-g´l/ : /-y-/
mulierem

muyer (mujer)

oculum

güeyu (ojo)

tegulam

teya (teja)

13.2.4 Grupu /-kt-/, /-ult-/ : tien duos resultáos mui espardíos pol domonio llingüísticu: /-ĉ-/ e
/-it-/.
nocte

nueche (noche)

multum

muitu (mucho)

13.2.5 Grupu /-m´n-/ : /-m-/.
hominem

home (hombre)

13.3 La “che vaqueira”.
Chámase con esti nome a una peculiaridá fonolóxica que se da na llingua propia chamada
“pachuezu”. Ye la peculiar pronunciación que nestas zonas fácese de los grupos llatinos /l-/,
/-ll-/. Ye esti soníu un soníu retroflexu ou cacuminal, y ye una particularidá nos procesos de
palatalización qu’ocurre sólu nesta zona de la península y nel dialeutu sardu del italianu. La
pronunciación de sou ye mui difícil, y consistiría en colocar l’ápice de la llingua nos
alveolos del paladar e intentare pronunciar una /ĉ/.
Grafíase de muitas formas, comu “ts”, “tx”, “tzs”,... peru nos emplegaremus la grafía “ĜĜ”.
lanam

llana

ĜĜana

13.4 Grupos consonánticos cultos.
13.4.1 Grupu “b+consonánte”.
13.4.1.1 Caltiénse’l grupu cuandu-y sigue vocal.

absurdu

abdicare

absorbere

13.4.1.2 Desaparece delantre de dos consonantes y de x (/š/)
sustancia

oxetu

13.4.1.3 Al prefixu sub- aplícase tamién la regla anterior, y nel casu de darse la situación
amosada nel puntu 13.4.1.2, sustitúyese por so-.
subterraneu

sorrayare

13.4.2 Grupu “-cc-“.
13.4.2.1 Caltiénse comu regla xeneral.
diccionariu

ficción

succionare

13.4.2.2 El términu primeiru vocaliza cuandu s’axusta a la terminación –aición y –eición.
aición

redaición

eleición

lleición

13.4.3 Grupu “-cn-,-cd-“.
Caltiénse comu regla xeneral, exceutu en téunica y anéudota.
sinécdoque

arácnido

13.4.4 Grupu “x” (c+s).
Caltiénse al entamare pallabra, lu caberu de pallabra y nel prefixu ex – siguíu de guión
curtiu, y tamién nos cultismos comu “taxidermia”, “papiroflexia”,...
xilófonu

tórax

ex –conceyal

Ye recomendable adautare con -s- el restu los casos.
esterior

esame

esistire

13.4.5 Grupu “-ct-“.
13.4.5.1 Caltiénse comu regla xeneral.
llector

llectura

actu

13.4.5.2 Vocalización del términu primeiru.
astrautu

caráuter

compautu

pautu

impautu

esautu

afeutu

despeutivu

dialeutu

efeutu

inspeutor

reutu

13.4.6 Grupu “d+consonante “.
13.4.6.1 Caltiénse cuandu-y sigue vocal.
admitire

admonitoriu

13.4.6.2 Desaparece delantre de dos consonántes o de “x” (/š/).
axetivu

axunción

13.4.6.3 Conviértese en /l/ nos siguientes casos:
almitire

alministrare

almirare

alverbiu

alvertire

13.4.7 Grupu “g+nasal”.
Caltiénse comu regla xeneral, esceutu inorante y repunante.
dignu

signu

magnesiu

13.4.8 Grupu “nasal+nasal “.
Comu regla xeneral caltiénse siempre los grupos nasales.
himnu

ximnasia

innatu

inmerecíu

13.4.9 Grupu “ns+consonante”.
13.4.9.1 Caltiénse comu regla xeneral.
circunstancia

institutu

constar

13.4.9.2 Nel prefixu trans- ou tres- xeneralízase l’emplegu de tres-.
tresmitire

tresformare

tresllucire

13.4.10 Grupu “p+consonante”.
13.4.10.1 Nel aniciu de pallabra desaparece la p- de forma xeneral.
seudo-

sicoloxía

13.4.10.2 Caltiénse’l grupu de forma xeneral salvu nos siguientes casos.
Aceición, aceutare, adautare, cáusula, conceición, conceutu, anticonceutivu, deceición,
escéuticu, esceición, esceutu, ineutu, interceutare, perceición, preceutu, receición,
Receutor.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful