Está en la página 1de 21
1
1
1
1
1
1
1

1

1
TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES 2 Ingeniería Ambiental DOCENTE INTEGRANTES
TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES 2 Ingeniería Ambiental DOCENTE INTEGRANTES
TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES 2 Ingeniería Ambiental DOCENTE INTEGRANTES
TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES 2 Ingeniería Ambiental DOCENTE INTEGRANTES

TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

2

Ingeniería Ambiental

DOCENTE

DOCENTE

INTEGRANTES

INTEGRANTES
INTEGRANTES
TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES 2 Ingeniería Ambiental DOCENTE INTEGRANTES
ÍNDICE   I. INTRODUCCIÓN 4 3 II. FUNDAMENTO 5 2.1. HISTORIA DEL TRATAMIENTO DE AGUAS

ÍNDICE

 

I. INTRODUCCIÓN

4

3

II. FUNDAMENTO

5

2.1. HISTORIA DEL TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

5

2.2. HISTORIA DEL PRIMER FILTROS PERCOLADOR

5

2.3. FILTROS

6

2.3.1. Concepto

6

2.3.2. Características de diseño

7

2.3.3. Clasificación de los filtros percoladores

8

III. DESCRIPCIÓN DEL PROCESO

11

IV. USOS Y APLICACIONES

15

4.1. AGUAS RESIDUALES DE TIPO DOMÉSTICO:

15

4.2. AGUAS RESIDUALES DE TIPO INDUSTRIAL

16

V.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

18

VI.

BIBLIOGRAFÍA

19

VII.

ANEXOS

20

DE TIPO INDUSTRIAL 16 V. VENTAJAS Y DESVENTAJAS 18 VI. BIBLIOGRAFÍA 19 VII. ANEXOS 20

I.

INTRODUCCIÓN

A lo largo del tiempo, el hombre ha desarrollado diferentes métodos para tratar las

aguas residuales. De las características del agua residual y la calidad que deba tener la descarga del efluente, se diseñan los métodos de tratamiento, en la mayoría de los casos

se

combinan los procesos de tratamiento.

El

objetivo principal del tratamiento es que el efluente producido pueda ser amigable

para el medio ambiente. Parar lograr esto, los contaminantes que contiene el agua residual pueden ser eliminados de diferentes maneras, ya sea por métodos físicos, químicos o biológicos. Este trabajo está enfocado en el tratamiento secundario mediante filtros percoladores, así que solamente se hablará de ellos.

4

El tratamiento primario contempla el uso de operaciones físicas tales como la sedimentación y el desbaste que permiten la eliminación de los sólidos sedimentables y flotantes presentes en el agua residual. En el tratamiento secundario se realizan procesos biológicos y químicos, los cuales se emplean para eliminar la mayor parte de la materia orgánica. Y por último, en el tratamiento avanzado se emplean combinaciones adicionales de los procesos y operaciones unitarias para remover esencialmente nutrientes, cuya reducción con tratamiento secundario generalmente no

es significativa.

FIG.1: Esquema de tratamiento de agua residual
FIG.1: Esquema de tratamiento de agua residual
reducción con tratamiento secundario generalmente no es significativa. FIG.1: Esquema de tratamiento de agua residual

II.

FUNDAMENTO

II. FUNDAMENTO 2.1. HISTORIA DEL TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES El tratamiento de las aguas residuales es

2.1. HISTORIA DEL TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES

El tratamiento de las aguas residuales es relativamente reciente. Su inicio data de fines de 1800 y principios del actual siglo y coincide con la época de la higiene. Esto se desarrolló como consecuencia de la relación entre contaminación de los cursos y cuerpos de agua y las enfermedades de origen hídrico.

5

En un principio, el tratamiento se hacía mediante el vertido de las aguas residuales al suelo, pero prontamente la superficie de los terrenos no fue suficientes para absorber el cada vez mayor volumen de aguas residuales. En Inglaterra, después de la epidemia del cólera de mitad del siglo XIX, se inició la construcción de los sistemas de alcantarillado, pero el tratamiento de aguas residuales recibió pequeña atención.

Debido a lo pequeño de sus ríos en longitud y caudal, la contaminación del agua, pronta se convirtió en un problema. Al principio, el tratamiento estuvo dirigido a evitar problemas con la industria y agricultura más que a los problemas de salud. A fin de evitar estos problemas se idearon y llevaron a la práctica nuevos métodos de tratamiento intensivo. De este modo, se estudió la precipitación química, digestión de fangos, filtración intermitente en arena, filtración en lechos de contacto, los primeros filtros percoladores (1893), aeración de aguas residuales y finalmente en 1912 se desarrolló del proceso de lodos activados. En el ANEXO 1 se presenta un resumen del desarrollo histórico del tratamiento de las aguas residuales.

histórico del tratamiento de las aguas residuales. FIG.2: Planta de tratamiento de aguas residuales 2.2.

FIG.2: Planta de tratamiento de aguas residuales

2.2. HISTORIA DEL PRIMER FILTROS PERCOLADOR

El primer filtro percolador se puso en funcionamiento en Inglaterra en 1893. El concepto de filtro percolador nació del uso de filtros de contacto, que eran estanques impermeables rellenos de piedra machacada. En su funcionamiento el lecho de contacto se llenaba con el agua residual desde la parte superior y se dejaba que se pusiese en contacto con el medio durante un corto periodo de tiempo. El lecho se vaciaba a continuación y se le permitía que reposase antes de que se repitiera el ciclo. Un ciclo típico exigía 12 horas de las cuales había 6 horas de reposo.

que reposase antes de que se repitiera el ciclo. Un ciclo típico exigía 12 horas de

2.3.

FILTROS PERCOLADORES.

En la depuración de aguas residuales, los filtros percoladores han ocupado siempre una posición destacada. Los filtros percoladores imitan lo que se produce en la naturaleza, a lo largo del curso de un río.

2.3.1. Concepto Los filtros percoladores son unidades de tratamiento secundario del tipo biológico con medio adherido o asistido. Consiste en un tanque que contiene un lecho de material grueso, compuesto en la gran mayoría de los casos de materiales sintéticos ó piedras de diversas formas, de alta relación área/volumen, sobre el cual son aplicadas las aguas residuales por medio de brazos distribuidores fijos o móviles. Alrededor de este lecho se encuentra adherida una población bacterial que descompone las aguas residuales a medida que éstas percolan hacia el fondo del tanque.

Después de cierto tiempo, la capa bacterial adquiere un gran espesor y se desprende hidráulicamente del lecho de piedras para pasar luego a un clarificador secundario en donde se efectúa la separación de los lodos formados. Es importante recalcar que, al igual que en las otras alternativas de tratamiento secundario, el agua que ingresa al filtro percolador, debe haber recibido un tratamiento previo.

percolador, debe haber recibido un tratamiento previo. FIG.3: Medio de soporte natural (piedras) FIG.4: Medio de
FIG.3: Medio de soporte natural (piedras) FIG.4: Medio de soporte artificial FIG.5: Río
FIG.3: Medio de soporte
natural (piedras)
FIG.4: Medio de
soporte artificial
FIG.5: Río

6

natural (piedras) FIG.4: Medio de soporte artificial FIG.5: Río 6 FIG.6: Esquema de línea completa de

FIG.6: Esquema de línea completa de percolación

natural (piedras) FIG.4: Medio de soporte artificial FIG.5: Río 6 FIG.6: Esquema de línea completa de

2.3.2. Características de diseño

2.3.2. Características de diseño Geometría El reactor o filtro consta de un recipiente cilíndrico o rectangular

Geometría El reactor o filtro consta de un recipiente cilíndrico o rectangular con diámetros variables, hasta de 60 m y con profundidades entre 0.9 y 12 m. (Reglamento Técnico del Sector RAS, 2000; Lee y Dar Lin, 2000).

7

Medios de soporte El medio filtrante puede ser piedra triturada o cantos rodados con diámetros entre 5 y 10 cm o un medio plástico manufacturado especialmente para tal fin. Este último se ha hecho muy popular en las últimas décadas ya que brindan una mayor superficie de contacto para el crecimiento biológico y tienen un menor peso específico, permitiendo la construcción de filtros de mayor profundidad.

la construcción de filtros de mayor profundidad. FIG.7: Medio de soporte Profundidad del filtro El medio

FIG.7: Medio

de soporte

Profundidad del filtro El medio filtrante en el caso de la piedra debe tener una profundidad mínima de 0.9 m. y máxima de 2.4 m sobre los desagües, excepto cuando los estudios justifique una construcción especial. En el caso del medio plástico, la profundidad debe determinarse por medio de estudios pilotos o experiencias previas debidamente sustentadas pero en promedio se encuentra entre los 3.0 y 12.0 m. Debe proveerse un espacio libre mínimo de 15 cm entre los brazos distribuidores y el medio filtrante.

Configuración Cada diseñador tiene una secuenciación diferente para las unidades que componen el sistema de tratamiento, pero lo más importante es que el diseño hidráulico a utilizar brinde la suficiente flexibilidad para realizar las variaciones en la dirección del flujo de tal forma que una vez construida la planta, se puedan corregir con relativa facilidad los problemas de operación que se lleguen a presentar.

Recirculación Cuando se efectúa la recirculación, es importante determinar si es antes o después del clarificador primario, pues esto afecta significativamente en el diseño. Igual consideración debe tenerse con los sedimentadores secundarios. El rango de tasas de recirculación se encuentra entre 0 y 4.0 siendo las tasas más usuales entre 0.5 y 3.0.

secundarios. El rango de tasas de recirculación se encuentra entre 0 y 4.0 siendo las tasas

Ventilación Es de gran importancia, para mantener el filtro en condiciones aeróbicas. El sistema de desagüe, el canal efluente y tubería de efluentes deben ser diseñados para permitir el libre paso del aire. La ventilación se puede realizar por medios naturales, mediante las gradientes de temperatura presentes entre el lecho y el medio ambiente o por medios forzados, mediante equipos parecidos a extractores de aire. El flujo de aire debe ser 0.3- 0.03 m3 /m2 de área filtrante como mínimo.

8

Distribución del caudal Las aguas residuales pueden ser descargadas a los filtros mediante sifones, bombas o descarga por gravedad desde las unidades de pre-tratamiento cuando se hayan logrado características adecuadas de flujo. Dentro de los tipos de distribuidores de flujo se encuentran los de accionamiento por motor eléctrico en donde la velocidad de giro de sistema debe ser del orden de 10 rpm cuando el distribuidor tiene dos brazos perpendiculares y los de propulsión hidráulica. Para lograr una correcta distribución uniforme de flujo de agua residual sobre el área superficial del filtro percolador, es necesario contar con distribuidores rotativos de caudal que giren alrededor de un eje o en su defecto con otro sistema que logre el mismo efecto. Para preservar la uniformidad en la distribución del caudal, el volumen aplicado por metro cuadrado de superficie de filtro no debe exceder en el volumen de diseño calculado.

2.3.3. Clasificación de los filtros percoladores

a) Filtros de baja carga

Filtros lentos en los cuales el agua hace un sólo paso a través del filtro, con cargas volumétricas bajas, permitiendo además una nitrificación relativamente

completa. Este tipo de filtro es seguro y simple de operar. Producen una composición del efluente bastante estable, pero crean problemas de olores y moscas.

b) Filtros de alta carga

Emplean la recirculación para crear una carga hidráulica más homogénea, diluyendo por otra parte la DBO5 influente. El porcentaje de recirculación puede llegar a 400%. Este sistema de filtración tiene una eficiencia tan buena como la de los filtros de baja tasa evitando en gran medida el problema de moscas y de olores. Valencia refiere que “originalmente los filtros percoladores eran diseñados basados en unas cargas hidráulicas y orgánicas que produjeran una remoción del 80 - 90%, de la DBO5 del afluente” lo que nos indica variaciones mínimas en cuanto a carga hidráulica y orgánica en el proceso. Esta situación cambió posteriormente (mayor variación en las cargas hidráulicas y orgánicas),

en el proceso. Esta situación cambió posteriormente (mayor variación en las cargas hidráulicas y orgánicas),
por lo que surgió la necesidad de realizar una mejor clasificación, resultando de esta los

por lo que surgió la necesidad de realizar una mejor clasificación, resultando de esta los filtros de tasa baja o convencional, filtros de tasa intermedia, filtros de tasa alta y filtros de tasa súper alta.

9

c) Filtros percoladores convencionales o de tasa baja

Este tipo de unidades se diseña para recibir cargas orgánicas que varían entre 0.08 y 0.4 kg de DBO5 /(día∙m3) de volumen del filtro. La carga hidráulica puede fluctuar entre 1.0 y 3.7 m3/(día∙m2) de superficie del filtro. En general este tipo

de filtro no utiliza recirculación para mantener una carga hidráulica constante. La dosificación de las aguas residuales se hace de manera un poco intermitente y puede presentar problemas de operación durante las horas de la noche cuando el caudal es muy bajo. Si el periodo entre las dosificaciones es muy largo se pueden presentar problemas de secamiento de la bio-película, con lo cual se deteriora bastante la eficiencia del filtro, por lo que se recomienda que estos periodos secos no sean mayores de 1 - 2 horas. El rango de eficiencia en la remoción de DBO5 de este tipo de filtro se encuentra entre el 80 y 90%. Este tipo de filtros se construye normalmente con piedras de canto rodado de 5 y 10 cm de diámetro con profundidades que oscilan entre 1.8 y 2.4 metros En la mayoría de las unidades que cumplen tales características sólo la porción superior del lecho (los primeros 0.8 - 1.5 m) tiene un recubrimiento biológico considerable. Por lo que la parte inferior del filtro puede estar poblado por organismos autótrofos nitrificadores que convierten el amoniaco a nitratos, lográndose así un buen grado de nitrificación en el sistema.

d) Filtros de tasa intermedia

Las cargas hidráulicas y orgánicas que se aplican a los filtros convencionales pueden aumentarse un poco experimentando una reducción significativa de la eficiencia en el proceso de remoción de materia orgánica, encontrándose esta entre el 50 y 70%. En este tipo de unidades, la nitrificación se presenta de manera parcial y en ocasiones se suele inundar el lecho por el excesivo crecimiento biológico el cual obstruye el flujo de agua residual. Esta situación puede remediarse utilizando un medio filtrante de mayor diámetro. Las profundidades del reactor oscilan entre los 1.8 y 2.4 metros. Las cargas orgánicas que se aplican al filtro pueden variar entre 0.24 y 0.48 kg de DBO5/(día∙m3), y las cargas hidráulicas entre 3.7 y 9.4 m3/(día∙m2), considerando la recirculación, la cual se usa frecuentemente en este tipo de filtros, pero cuya tasa máxima es de 1.5

e) Filtros de tasa alta

En este tipo de filtros se incrementan considerablemente las cargas orgánica e hidráulica que se aplican al lecho con lo cual su eficiencia en la remoción de materia orgánica es más baja comparada a los filtros de tasa baja, encontrándose esta entre el 65 y 85%. Se llega a presentar poca nitrificación en el proceso. Se

filtros de tasa baja, encontrándose esta entre el 65 y 85%. Se llega a presentar poca

las suele utilizar como unidades de primera etapa antes de otros procesos biológicos o antes de filtros percoladores de segunda etapa. Las profundidades del lecho son por lo general menores (0.91.8 m), y siempre se utiliza la recirculación para garantizar una carga hidráulica constante, cuya tasa está entre 1 y 2. Las cargas orgánicas varían entre 0.32 y 1.0 kg DBO5/(día∙m3) de lecho y las cargas hidráulicas entre 9.4 y 7.0 m3/(día∙m2).

f) Filtros de tasa súper alta Con la aparición en el mercado de material filtrante plástico con una alta superficie de contacto, se comenzó a investigar la posibilidad de incrementar considerablemente las cargas hidráulica y orgánica que se le podían imponer a los filtros biológicos. Además las características físicas del medio filtrante permitían variar las condiciones estructurales de diseño, haciendo posible aumentar la profundidad de los lechos. Como resultado, se tienen en operación unidades a las cuales se les puede aplicar unas cargas orgánicas que varían entre 0.8 y 6.0 kg de DBO5/(día∙m3), con cargas hidráulicas entre 14.0 y 84.0 m3/(día∙m2) A pesar de presentar mayores cargas orgánicas e hidráulicas, la eficiencia del proceso es equivalente al de los filtros de tasa alta, encontrándose esta entre el 65 y 80%. Además, se llega a presentar poca nitrificación en estas unidades. Este tipo de filtro percolador se puede utilizar para el tratamiento de aguas residuales con altos valores de DBO5 y como unidades de tratamiento preliminar antes de otros procesos biológicos. Pueden diseñarse para profundidades entre 3.0 y 12.0 metros. La tasa de recirculación de este tipo de filtros no varía respecto a los de tasa alta manteniéndose en un rango de 1 a 2.

10

TABLA N° 1 Características de los diferentes tipos de filtros percoladores

alta manteniéndose en un rango de 1 a 2. 10 TABLA N° 1 Características de los
alta manteniéndose en un rango de 1 a 2. 10 TABLA N° 1 Características de los

III. DESCRIPCIÓN DEL PROCESO

III. DESCRIPCIÓN DEL PROCESO SISTEMA AERÓBICO Están basado en aquellos microorganismos que pueden desdoblar a la

SISTEMA AERÓBICO Están basado en aquellos microorganismos que pueden desdoblar a la materia orgánica tal y como se muestra en la figura N°8

11

materia orgánica tal y como se muestra en la figura N°8 11 FIG. 8: Proceso de

FIG. 8: Proceso de tratamiento aeróbico

Estos microorganismos al entrar en contacto con la materia orgánica presente en las aguas residuales utiliza la misma como fuente alimenticia obtenida del procesos metabólico involucrado, como salidas, los efluentes de agua tratada y el co 2 .

El mayor problema con este tipo de sistemas es el suministro de oxígeno para el crecimiento de esta población de microorganismos, por lo que se emplean métodos naturales o artificiales para el mismo. Se tiene que tener presente que a mayor población bacteriana, estas tendrán mayores requerimientos energéticos, por lo que el proceso de tratamiento de la materia orgánica será mucho más eficiente.

El objetivo en si es la búsqueda de las condiciones ideales que favorecen el crecimiento de estos microorganismos, por lo que las principales diferentes sistemas de tratamiento aeróbicos en la forma en que se va a suministrar el oxígeno y el medio de soporte físico para la población de microorganismos. Una consideración adicional a tener e cuenta es la cantidad de lodos que se genera e estos procesos aeróbicos y que necesitan ser estabilizados y dispuestos adecuadamente.

SISTEMAS DE MEDIO FIJO En los sistemas de medio fijo, el medio sólido de soporte está dispuesto en forma de un lecho empacado a través del cual gotea el agua residual. Las superficies mojadas del medio de empaque desarrollan una película microbiana, y el agua residual fluye sobre la superficie del empaque en una delgada capa que está en contacto con la película

y el agua residual fluye sobre la superficie del empaque en una delgada capa que está

microbiana por un lado y con la atmósfera en los espacios intersticiales del empaque por el otro.

El oxígeno se disuelve en la superficie de la capa del líquido en movimiento y es transferido a través de la superficie de la capa microbiana. El oxígeno y los nutrientes del líquido se difunden hacia dentro de la película microbiana para ser metabolizados por la población microbiana adherida al medio. Las materias en suspensión y las coloidales presentes en el agua residual se aglomeran y adsorben también en la película microbiana.

12

aglomeran y adsorben también en la película microbiana. 12 FIG. 9: Biofiltro sintético para tratamiento de

FIG. 9: Biofiltro sintético para tratamiento de aguas residuales

Los medios de empaque usados en estos sistemas están diseñados de manera que tengan un área de contacto muy grande entre la capa de líquido y el aire, aumentando la absorción del oxígeno por la capa líquida y presentando de manera similar una gran área de contacto entre el líquido y la película microbiana, con lo que se aumenta la transferencia de nutrientes y oxígeno a los microorganismos.

En términos de ingeniería, el sistema de medio fijo es un reactor biológico de tres fases:

un lecho sólido fijo para poner en contacto el gas, el líquido y los microorganismos. Se le conoce en el contexto del tratamiento de aguas residuales por una serie de nombres diferentes, la mayoría de los cuales son equivocados.

Usualmente se le llama filtro de goteo, filtro biológico, biofiltro, filtro de percolación, percolador o lecho bacteriano. Se usará aquí el término biofiltro o filtro biológico para describir sistemas de lecho fijo, a pesar de que el uso de los términos: percolador, lecho bacteriano y otros más, aplicados al tratamiento de las aguas residuales en lechos fijos, resulta inevitable.

lecho bacteriano y otros más, aplicados al tratamiento de las aguas residuales en lechos fijos, resulta

13

13 FIG. 10: Acceso y dimensiones de un filtro biológico sintético. Las dimensiones del lecho en
13 FIG. 10: Acceso y dimensiones de un filtro biológico sintético. Las dimensiones del lecho en

FIG. 10: Acceso y dimensiones de un filtro biológico sintético.

Las dimensiones del lecho en el que se dispone el medio sólido de soporte dependen de

la naturaleza del medio, la concentración y tipo del agua residual por tratar. Un lecho de

percolación usado en el tratamiento de aguas residuales domésticas, mide típicamente alrededor de 2 m de profundidad y 10 m de diámetro.

Los utilizados para el tratamiento de aguas industriales, cuando se emplean empaques sintéticos, pueden medir hasta 40 m de diámetro y en algunos casos la profundidad puede ser hasta de 12 m. El agua residual se distribuye sobre la parte superior del lecho por medio de rociadores fijos o conjuntos móviles de aspersores, y gotea a través del empaque para caer en un tanque colector situado debajo del lecho. La aireación del lecho tiene lugar por convección natural debido a la diferencia de temperatura entre el aire en el empaque y el de la atmósfera circundante.

Si se comienza con un medio de soporte limpio, el crecimiento microbiano inicia la

formación de una película de lama en el momento en que hay sustrato disponible y las condiciones son adecuadas, y podrá necesitar varias semanas para alcanzar su

desarrollo sobre la superficie del empaque, un proceso que se conoce como maduración

o acondicionamiento. La lama o película microbiana se desarrolla a partir de los

organismos presentes en las aguas residuales o inoculadas en ellas, aunque existen evidencias de buenos resultados en la inoculación directa del empaque con un cultivo microbiano desarrollado en el laboratorio, antes de alimentarlo con las aguas residuales.

del empaque con un cultivo microbiano desarrollado en el laboratorio, antes de alimentarlo con las aguas
FIG. 11: Distribución del agua de proceso en un filtro biológico. 14 Al principio, la

FIG. 11: Distribución del agua de proceso en un filtro biológico.

14

Al principio, la eficiencia de purificación es baja pero aumenta a medida que crece y se

desarrolla la película sobre la superficie del empaque. Cuando existen condiciones favorables y se dispone de los nutrientes para el desarrollo microbiano, la película se

hace más gruesa hasta que es suficientemente pesada y se separa del empaque por su propio peso y eventualmente el flujo del agua que escurre entre el medio o empaque lo arrastra fuera del sistema.

A la película microbiológica se le conoce como biomasa, la separación de ésta de la

superficie del empaque se llama desprendimiento, y a la masa separada humus. Los procesos de purificación que tienen lugar en un percolador son, como los de un proceso

de lodos activados, una combinación y aglomeración del material en la masa microbiana, oxidación microbiana de los nutrientes y conversión de los nutrientes a masa microbiana.

La proporción con que cada componente contribuye al efecto global de purificación depende de la carga del sistema y de la naturaleza de las aguas residuales sometidas a tratamiento.

naturaleza de las aguas residuales sometidas a tratamiento. FIG. 12: Esquema de distribución y colección de

FIG. 12: Esquema de distribución y colección de agua en un biofiltro.

de las aguas residuales sometidas a tratamiento. FIG. 12: Esquema de distribución y colección de agua

IV. USOS Y APLICACIONES

IV. USOS Y APLICACIONES Un filtro percolador es construido para tratar las aguas grises por la

Un filtro percolador es construido para tratar las aguas grises por la biofiltración, que combina la acción de retención mecánica de un material filtrante y de transformación biológica de los contaminantes retenidos en el agua que se pretende tratar, eliminando una cantidad significativa de contaminantes antes de llegar al agua subterránea, río o cuerpo de agua natural.

4.1. AGUAS RESIDUALES DE TIPO DOMÉSTICO:

15 Sistema muy utilizado en grupos de población entre 2.000 y 30.000 habitantes. En aguas de tipo doméstico puede aplicarse como sistema único, si no se buscan otros fines (desnitrificación, reutilización, etc.)

Aguas servidas:

Campamentos mineros. Colegios Rurales Viviendas sin acceso al alcantarillado. Hoteles y Restaurantes Instalaciones Provisorias.

El sistema puede ser construido para una sola casa o un grupo de casas. Las dimensiones de los sistemas varían según los volúmenes de agua a tratar.

Las aguas grises contienen nitratos, fosfatos, jabones, sal, bacterias, espumas, partículas de alimentos, materia orgánica, sólidos suspendidos, perfumes y colorantes.

Las aguas grises se originan de los hogares, de las escuelas y de todo lugar donde se use el agua con fines de limpieza. Son producto de lavanderos, baños, lavamanos y otros usos domésticos. Los biofiltros domiciliares son una manera sostenible para la remoción de los contaminantes contenidos en las aguas grises

remoción de los contaminantes contenidos en las aguas grises FIG. 13: Instalaciones de filtros percoladores en

FIG. 13: Instalaciones de filtros percoladores en domicilios

remoción de los contaminantes contenidos en las aguas grises FIG. 13: Instalaciones de filtros percoladores en

4.2. AGUAS RESIDUALES DE TIPO INDUSTRIAL Utilizadas como sistema de tratamiento primario de alta carga, o como único sistema biológico, acompañado de un sistema físico químico. Los filtros percoladores han sido ampliamente utilizados en acuicultura, porque son fáciles de construir y operar, son autoaireantes, muy efectivos para desgasificar dióxido de carbono.

Industrias:

Industria Láctea Industria Vitivinícola Industria Salmonera y Pesquera Industria de Celulosa

Agroindustria Industria Procesadora de Alimentos Mataderos y Frigoríficos Engorda de Animales

Tratamiento de lodos:

Lodos generados en tratamientos de Riles. Lodos generados en tratamientos de aguas servidas

de Riles. Lodos generados en tratamientos de aguas servidas 16 FIG. 14: Instalaciones de filtros percoladores

16

Riles. Lodos generados en tratamientos de aguas servidas 16 FIG. 14: Instalaciones de filtros percoladores en

FIG. 14: Instalaciones de filtros percoladores en industrias

Los filtros percoladores se han empleado para remoción de cobre en aguas residuales, tratamiento de lixiviados de rellenos sanitarios, tratamiento de efluentes de industrias de tintas y barnices y para la depuración de aguas residuales de pequeños municipios.

y para la depuración de aguas residuales de pequeños municipios. FIG. 15: Instalaciones de filtros percoladores

FIG. 15:

Instalaciones de filtros percoladores

y para la depuración de aguas residuales de pequeños municipios. FIG. 15: Instalaciones de filtros percoladores
 Modelos de plantas de tratamientos de agua residual en las que se aplica filtros

Modelos de plantas de tratamientos de agua residual en las que se aplica filtros percoladores con fines de reúso

Filtro percolador incluido en la planta de tratamiento del parque María Reiche, distrito de Miraflores

Esta alternativa en la que se aplica el filtro percolador se puede observar en la planta de tratamiento ubicada en la Av. Boulevard en el distrito de Miraflores, descrita en la 17 sección de modelos tecnológicos aplicados por Municipios locales

Este filtro está cubierto y protegido con paneles transparentes que permiten una buena incidencia de la luz solar en el interior de la estructura cónica, conformada por piedras tipo pómez, para permitir la fijación de microorganismos aeróbicos (algas y bacterias) que remueven materia orgánica, bacterias, parásitos y otros elementos contaminantes.

bacterias, parásitos y otros elementos contaminantes. FIG. 16: Filtro percolador FIG. 17: Vista panorámica de un

FIG. 16: Filtro percolador

y otros elementos contaminantes. FIG. 16: Filtro percolador FIG. 17: Vista panorámica de un filtro percolador

FIG. 17: Vista panorámica de un filtro percolador cubierto con paneles transparentes.

FIG. 16: Filtro percolador FIG. 17: Vista panorámica de un filtro percolador cubierto con paneles transparentes.

V.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Ventajas

Requiere un área o espacio físico moderado, mucho menor al sistema de lagunas, por lo que puede implementarse en áreas interurbanas.

Su operación es sencilla.

No requiere de energía eléctrica y el costo de inversión es el más bajo de los sistemas aireados.

Si se incluye una unidad de tratamiento primario de buena eficiencia, puede reducir su volumen.

Baja la producción de los lodos

Bajo costo de mantenimiento

Desventajas:

FIG. 18: Filtro percolador circular
FIG. 18: Filtro percolador circular

18

Esta alternativa puede tener una aplicación limitada en aguas residuales con altas cargas orgánicas conteni das en los efluentes.

No garantiza el 100% de remoción en el efluente

Baja remoción de N y P

El nivel de remoción patógena es bajo, por ello en nuestro país se usa sólo para el riego de áreas verdes sin acceso al público, como en la cobertura vegetal del acantilado de la Costa Verde en la ciudad de Lima.

Su proceso es seriamente afectado por la temperatura. La baja temperatura puede disminuir la actividad biológica e incluso en zonas de inviernos severos podría ocasionar la formación de escarchas de hielo mermando la eficiencia del proceso.

Son instalaciones diseñadas para pequeñas y medianas poblaciones

Requiere de un medio de soporte costoso

Se requiere pre-tratamiento para evitar las obstrucciones.

poblaciones  Requiere de un medio de soporte costoso  Se requiere pre-tratamiento para evitar las

VI. BIBLIOGRAFÍA

VI. BIBLIOGRAFÍA Biofiltro, INNOVACIÓN MEDIOAMBIENTAL . [Disponible http://www.biofiltro.cl/aplicaciones.html

Biofiltro, INNOVACIÓN MEDIOAMBIENTAL. [Disponible http://www.biofiltro.cl/aplicaciones.html Consultado el 16 de noviembre del 2013.

en]

CEPCMA

s.a

Terrassa.

España.

[Disponible

en]

19

16 de noviembre del 2013.

Consultado el

G. Callaoapaza. FILTROS PERCOLADORES, TRATAMIENTO DE DESECHOS INDUSTRIALES.

[Disponible

Consultado el 16 de noviembre del 2013.

en]

Muñoz C. R. TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES MUNICIPALES

Consultado el 16 de noviembre del 2013.

[Disponible en]

Oscar Galli Merino & Facundo Miguel Sal. SISTEMAS DE RECIRCULACIÓN Y TRATAMIENTO DE AGUA. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos CENADAC (Santa Ana- Corrientes), 2007

Rojas

en]

R.

SISTEMA

DE

TRATAMIENTO

DE

AGUAS

RESIDUALES.

[Disponible

R.S. Ramalho. Tratamiento de Aguas Residuales. Editorial Reverté S.A. Pag. 472 [Disponible en] http://bit.ly/186hGBE Consultado el 16 de noviembre del 2013.

SISTEMAS ALTERNOS DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES. [Disponible en] http://www.filtrosyequipos.com/GUEST/residuales/sistemasalternos6.pdf Consultado el 16 de noviembre del 2013.

SINIA, MINAM. TRATAMIENTO Y REUSO DE AGUAS RESIDUALES. [Disponible en]

blandas-3-lechos-bacterianos-o-filtros-percoladores Consultado el 16 de noviembre del

Tecpur

ingeniería.

[Disponible

en]

2013.

Consultado el 16 de noviembre del Tecpur ingeniería. [Disponible en] 2013.

VII. ANEXOS

ANEXO N° 1

Resumen del desarrollo histórico del tratamiento de las aguas residuales.

Fecha

Desarrollo

AC

Irrigación con aguas residuales - Atenas

1550

Uso de aguas residuales en agricultura - Alemania

1700

Uso de aguas residuales en agricultura - Reino Unido

1762

Precipitación química de aguas residuales - Reino Unido

1860

Dispositivo de Mouras. Tratamiento anaerobio de sólidos de aguas residuales

1865

Experimentos sobre microbiología de digestión de lodos - Reino Unido

1868

Investigaciones sobre filtración intermitente de aguas residuales - Reino Unido

1870

Filtración en arena de aguas residuales - Reino Unido

1876

Primeras fosas sépticas - USA

1882

Experimentos sobre aeración de alcantarillas - Reino Unido

1884

Introducción de las rejas de desbaste - USA

1887

Estación experimental de Lawrence para el estudio de agua y aguas residuales. Massachussets - USA

1887

Primera planta de precipitación química - USA

1889

Filtración en lechos de contacto - Massachusetts, USA

1891

Digestión de lodos - Alemania

1893

El primer filtro percolador puesto en funcionamiento en INGLATERRA

 

Recolección de metano de fosas sépticas y su empleo en alumbrado - Reino

1895

 

Unido

1898

Molinete hidráulico para filtros percoladores - Reino Unido

1904

Empleo de desarenadores - USA

1904

Fosa séptica Travis de dos pisos - Reino Unido

20

21

21 1906 Cloración de aguas residuales - USA 1908 Ley de Chick - USA 1911 Aplicación

1906

Cloración de aguas residuales - USA

1908

Ley de Chick - USA

1911

Aplicación de tanques Imhoff - USA

1911

Digestión separada de lodos - USA

1914

Tratamiento de aguas residuales por lodos activados - Reino Unido

1916

Primera planta municipal de lodos activados - USA

1925

Aeración por contacto - USA

- Reino Unido 1916 Primera planta municipal de lodos activados - USA 1925 Aeración por contacto