Está en la página 1de 16

EL IMPULSO A LA INVESTIGACIÓN EN LAS

UNIVERSIDADES MEXICANAS.
María Luisa Chavoya Peña
Universidad de Guadalajara
INTRODUCCIÓN
El propósito de esta ponencia es presentar la trayectoria que siguió la
introducción de la ciencia en las universidades mexicanas. Pero antes de
exponer dicho proceso, es preciso discutir los diferentes modelos de
organización académica que han surgido, a manera de tipos ideales, en
los sistemas de educación superior mundial, y contrastarlos con el
devenir de las universidades mexicanas.
Partimos del hecho de que las universidades no inician desarrollando
labores de investigación, sino que este hecho es resultado de un proceso
que se inicia en el continente europeo como respuesta a los cambios y
demandas que plantea la revolución industrial. Se construye una forma
de organización académica nueva y, por su éxito, se expande hacia las
universidades latinoamericanas aunque después de un poco más de un
siglo. Las condiciones latinoamericanas, y en específico las mexicanas,
son diferentes a las europeas y a las norteamericanas, con lo que la
introducción de la investigación en las universidades adquiere rasgos
particulares.
ORGANIZACIÓN ACADÉMICA DE LAS UNIVERSIDADES
Las universidades tienen muchos objetivos, pero el que le da
especificidad es el de producir y transmitir el conocimiento. Este objetivo
se cumple de maneras diversas y da origen a formas de organización
académica que son producto del devenir histórico de las propias
universidades.
En términos generales, estas formas de organización podrían agruparse
en dos: la organización cátedra-facultad y el departamento-colegio
(Ibarrola, 1992:217-224). Estas formas de agrupación académica
constituyen una especie de tipo ideal dado que varían a partir de las
características de cada institución y de la forma como se opera por los
diferentes sujetos que integran cada universidad.
Organización cátedra- facultad
Esta forma de organización académica está constituida por unidades

decano. ya que una sola unidad académica ofrece un programa de estudios en su totalidad. está que las escuelas y facultades responden a la tradición y desarrollan el sentido de pertenencia e identidad con la escuela o facultad. la supeditación total de los segundos a los primeros. generalmente. Las facultades y escuelas permiten. 1992: 218). Históricamente. la centralización académica y administrativa. Entre sus ventajas. La rigidez no sólo se refiere a los currículos sino también se extiende a las relaciones entre los catedráticos y el personal académico subordinado. recursos y servicios que el Estado confería al catedrático individual. 1983: 627). lo que dio paso a la estructura departamento-colegio. lo que favorece a la interdisciplinariedad. Los profesores. Este tipo de estructura académico-administrativa se caracteriza por su rigidez y su falta de adaptabilidad ante los cambios y expansión del conocimiento. independientemente de su disciplina. etcétera (Diccionario de las ciencias de la educación. según Jorge Laurent. La célula de organización de la docencia se establece a partir de las cátedras o materias. aun cuando dificulta la relación horizontal entre escuelas y facultades (Sánchez Soler. Citan el ejemplo de Francia. Las facultades tienen. 1975:13). La dirección de las mismas corresponde a un director. ser director de un instituto de investigación) y del manejo de fondos substanciales y otras facilidades proporcionadas por el Estado. además. La estructura departamento-colegio . En la organización a través de la cátedra-facultad existe un peso abrumador de la autoridad personal y la independencia del catedrático en lo individual. en donde el poder del catedrático radicaba en la influencia que ejercía sobre la carrera y fortuna de sus estudiantes y se derivaba de privilegios. la fuerza de los catedráticos dependía de su posición en la estructura orgánica (por ejemplo. Los catedráticos son la expresión local de la disciplina o del campo.operacionales centradas alrededor de un programa de estudio (una carrera) que agrupa a estudiantes que lo siguen. De acuerdo con Neave y Rhoades (Ibarrola. están adscritos a la unidad académica y concentrados por carreras. existen variantes en las pautas de trabajo de la estructura catedrática. cierta autonomía respecto a la propia universidad. tuvo el potencial de dividir profundamente a la academia en grupos de conflicto. En Alemania. 1995: 12). La estructura de cátedra-facultades fue cuestionada severamente en algunos países. que en determinados contextos presenta ventaja y evita la excesiva especialización del personal académico (Laurent.

Una característica esencial de la estructura departamental es que la unidad básica de trabajo es un grupo de colegas y no un individuo. 1981). Su unidad base son los departamentos. Esta estructura organizativa solo cubre algunas áreas del plan de estudios o de algunas de sus actividades especiales con el fin de lograr un tratamiento coordinado y homogéneo de los distintos aspectos del proceso educativo. También se conforma como unidad administrativa y económica.La estructura departamental se caracteriza por el agrupamiento de profesores e investigadores en un departamento en torno de un campo especializado del conocimiento. con funciones específicas. Los departamentos se relacionan con los programas de docencia a partir del sistema de créditos. se implanta a poco más de un siglo del surgimiento de los departamentos. Existen dos variantes en los currículos integrados por créditos: rígidos y semiflexibles. por lo que. que desarrollan actividades tanto de docencia como de investigación. Hoy es común la identificación de los departamentos con el sistema de créditos. generalmente. El más común es el jerárquico. 1995). lo que hace posible que se establezcan relaciones menos verticales que las del modelo cátedra-facultad. cada sujeto puede integrar su propio programa de estudios. En los primeros. cumpliendo sólo ciertos lineamientos. Su organización interna depende básicamente del modelo general adoptado. Es de destacar que la estructura departamental permite optimizar recursos al no duplicar las asignaturas que ofrece la institución. sin embargo la idea de la flexibilidad en la elección de estudios y líneas de conocimiento que implica el sistema de créditos. En Estados Unidos el sistema alcanza su apogeo en el periodo 1940-1950. el estudiante tiene que cumplir con un plan de estudios predeterminado. En los departamentos se integran los profesores y/o investigadores de distintas categorías. lo que posibilita la reducción de los gastos operativos. es unidisciplinario y pretende conjugar las actividades de docencia. mientras que en América Latina es a partir de la década de los setenta cuando progresivamente se establece el departamento como base de la organización universitaria (Follari y Soms. investigación y extensión en una sola unidad académica (Sánchez Soler. al mismo tiempo que permite más impermeabilidad frente al funcionamiento burocrático de las . presidido por el jefe del departamento. director o catedrático. en el segundo.

El ingreso a la academia está regulado por exámenes competitivos validados por el Estado. se integraron algunas academias . Históricamente. Fueron los nuevos jóvenes académicos. 1997). a diferencia de lo que ocurría en el modelo cátedrafacultad (Ibarrola. Por ello. Existen variaciones del modelo departamental en las diferentes universidades. quienes pugnaron por acabar con el sistema en el que el catedrático tenía una posición importante en la estructura de poder y en la toma de decisiones. la universidad secular triunfó como modelo. El control y la certificación de quiénes entran a esta carrera son manejados por la academia como un todo o por las disciplinas individuales. cuya principal función fue su status de diferenciación de élites con alguna asimilación de estudiantes provenientes de estratos bajos. Al final. Desde la universidad medieval funcionaba el sistema de cátedras. En Europa Occidental. los monasterios desaparecieron y las universidades se separaron de la Iglesia católica. Tras el movimiento de la reforma luterana y sus efectos en los países protestantes. pero éstas no tenían relación directa con la producción de conocimientos. la estructura departamental es posterior a la de cátedra-facultad y se ha extendido debido a su fuerza en la expansión y desarrollo de nuevas disciplinas ya que favorece relaciones más horizontales. ESTRUCTURAS ACADÉMICAS Y SU RELACIÓN CON LA INVESTIGACIÓN Desde una perspectiva ideal tanto el modelo cátedra-facultad como el modelo departamento-colegio debieran integrar el desarrollo de la investigación. pero esto no siempre fue así. en Estados Unidos y Gran Bretaña hay una independencia de los profesores respecto al Estado. los profesores son funcionarios civiles y no profesionales independientes. inició un proceso de secularización de las universidades.universidades. Con el avance de las diferentes disciplinas. Con el declive del poder de la Iglesia católica. 1992). en cambio. La universidad fue un producto de la sociedad medieval. lo que generaba una estructura que no admitía la participación de profesores asociados y asistentes. extendiéndose a los otros países. Por ejemplo. reclutados por el fenómeno de expansión de la educación superior europea y norteamericana. el departamento se convirtió en el fundamento tanto del orden colegiado como del orden burocrático en el nivel operativo (Clark.

Con el avance de la revolución industrial. Inglaterra. Algunas universidades integraron la investigación dentro del sistema de cátedras o bien (como en el sistema francés y ruso) crearon nuevas áreas de investigación (instituto y centros de investigación). tal y como afirma Darcy Ribeiro (Ribeiro. Un siglo después este modelo afectó los sistemas de educación superior latinoamericanos. la primera universidad moderna se desarrolló en Alemania y esta fue la Universidad de Berlín fundada por Wilhelm Humboldt. La Universidad de Berlín tuvo como principios absolutos la libertad de enseñanza e investigación. Estados Unidos. como el caso de Inglaterra y Estados Unidos. 1997: 33-49). En ambos países. la universidad alemana se transformó en el prototipo de universidad moderna y progresiva y su ejemplo fue emulado por muchas de las universidades del mundo: Japón. gran número de sus mejores científicos y tecnólogos. tales como el laboratorio de investigación docencia y el seminario de investigación docencia alemanes (Clark. 1982:51). con sus diferencias particulares. etcétera. Desde el punto de vista histórico. es decir orientadas hacia el posgrado y a la producción de conocimientos. las universidades alemanas perdieron por migración o conscripción de las potencias victoriosas. Conviene resaltar que la integración de la investigación al tejido institucional constituye el rasgo principal de la universidad moderna. aunque no todas las instituciones reaccionaron del mismo modo.en las universidades o bien se crearon cátedras vinculadas a la investigación. Después de la guerra. La introducción o la expansión de la ciencia en otros países coincidió con la transformación de su estructura académica en departamental. lo que dio origen a nuevas universidades y colegios técnicos y de enseñanza. en tanto otras más modificaron su estructura académica para dar paso a la estructura departamental en las que las labores de investigación y docencia se conjugan de manera natural. Todo ello porque las universidades son producto de las sociedades y sólo son inteligibles a partir de su historia. las grandes universidades se transformaron en Universidad de Investigación. Dicha universidad se caracterizó por el desarrollo de múltiples disciplinas científicas. la investigación empezó a formar parte de las universidades. INTRODUCCIÓN DE LA CIENCIA A LAS UNIVERSIDADES MEXICANAS . No obstante.

cuando los primeros misioneros fundaron colegios seminarios y dos universidades (la primera fue la de México y posteriormente la de Michoacán). en respuesta a la necesidad de formar sacerdotes e instruir a los hijos de españoles. puesto que cada una de las universidades mexicanas tiene una trayectoria particular con resultados también singulares. hay que destacar que la educación superior en México es diversa. la de Guadalajara y la de México. Al sobrevenir la expulsión de los jesuitas en 1767. aunque con el tiempo se fueron incrementando con la de jurisprudencia. De todas estas instituciones en donde se ha arraigado más la investigación es en las instituciones públicas. Por ello. En su mayoría las universidades y los seminarios siguieron el modelo de Salamanca o de los seminarios españoles. institutos tecnológicos públicos y normales administradas tanto por particulares como por el Estado. etcétera (Castrejón y Pérez. Durante el siglo XIX empezó la lucha por el control de las instituciones entre conservadores y liberales. Los primeros pugnaron porque la Iglesia siguiera dirigiendo la educación y otros ramos de la actividad pública. La enseñanza se organizaba por cátedras. . En el siglo XVIII había en la Nueva España pocas universidades: la de Yucatán. puesto que incluye tanto universidades públicas. principalmente en las universidades y en algunos institutos tecnológicos (fundamentalmente en el Instituto Politécnico Nacional). el clero secular toma en sus manos la enseñanza. Constitución de las universidades públicas mexicanas Desde el punto de vista histórico los inicios de la educación superior en el territorio mexicano datan del siglo XVI. y por ende. Antes de empezar. colegio o universidad perteneciera ora al clero ora al grupo de intelectuales seculares. Cuando la educación superior pasó a manos de los liberales. Dependía de la fuerza con que localmente surgían uno y otro grupo político de la tendencia del gobierno central en turno para que el control del seminario. en tanto que los liberales lo impugnaron. minas. Conviene destacar que se hablará del caso mexicano de manera general. para posteriormente abordar la manera en que se introdujo la investigación. sólo haremos referencia a las universidades públicas. mismas que generalmente giraban en torno a la de teología y al latín.El desarrollo de los sistemas de educación superior de los países hasta ahora analizados contrasta fuertemente con el caso mexicano. Por ello primero hablaremos del desarrollo de la educación superior en México. 1976). centralizando la educación en manos de la Corona. universidades particulares. de muchos países latinoamericanos.

la de Michoacán y la de Guadalajara) se constituyeron a partir del modelo de la Universidad de Salamanca. algunas ingenierías. Hubo que esperar hasta después de la independencia del país para que iniciara un modelo de enseñanza liberal.generalmente éstos clausuraron las instituciones clericales y en su lugar inauguraron institutos. Los procesos de secularización de la educación. indican que los embriones de muchas universidades provienen de las instituciones constituidas en su mayoría durante el siglo pasado y algunas mucho antes. en algunos llamados científicos y literarios y que funcionaban bajo la égida estatal. cuando se empiezan a fundar universidades fundamentadas en las constituciones de la Universidad de Salamanca. En el siglo XX. no son la excepción en la historia de las universidades que permanecen con un método de enseñanza medieval que rehúsan incluir las nuevas disciplinas científicas que se empiezan a desarrollar con profusión a partir del siglo XVIII. entre las más comunes). farmacia. Estas teorías se introdujeron en el país a partir de la influencia jesuita y principalmente mediante la lectura directa de obras originales y de manera indirecta. Cristina Cárdenas (1994) indica que las universidades mexicanas. medicina. en sus planes de estudio empezaron a aparecer cátedras que incluían contenidos provenientes de las . permitieron el surgimiento de la enseñanza profesional (jurisprudencia. no existía la tradición de la enseñanza de las teorías modernas. a través de autores españoles. aún después de la revolución industrial. aunque en la década de los noventa inicia una nueva etapa caracterizada por la creación de universidades tecnológicas en diferentes partes del país. que a su vez era producto medieval anterior a la revolución industrial y de la difusión de la ciencia. que incluía la concepción de una enseñanza pública gratuita y uniforme. Las actuales universidades estatales son un producto del siglo XX. resurgieron las universidades actuales a partir de la fundación de la Universidad Nacional en 1910. La estructura de enseñanza medieval permaneció por mucho tiempo. aunque conservan herencias históricas que determinan las dificultades para la introducción de la ciencia en ellas. a partir de la fundación de institutos. Con respecto a la educación superior. En las universidades francesas y alemanas estas disciplinas penetraron a través de la creación de nuevas academias desde del siglo XVII. incluyendo la de Salamanca. Este proceso terminaría en 1975. Las tres primeras universidades mexicanas (la de México. En México. De manera general los antecedentes de cada institución.

el sistema de cátedras funcionaba con unos pocos profesores de tiempo completo. esto junto con el desarrollo de la enseñanza de las profesiones. que por el desarrollo de la investigación. el número de profesores de tiempo completo en 1970 apenas si representaba el 8. Según datos proporcionados por María de Ibarrola (1992: 222). sino producto de la propia evolución de las universidades mexicanas y de las orientaciones impuestas por el propio Estado.7% del profesorado. muchos de ellos con el propósito de mejorar la formación docente. lo que configuró una estructura universitaria que muchos autores denominan erróneamente como "universidad napoleónica". Asimismo. Este funcionamiento de las más antiguas y grandes universidades mexicanas sirvió de modelo para las de nueva fundación en pleno siglo XX. Este perfil del catedrático fue transformado por el crecimiento del cuerpo académico. La organización de la enseñanza superior a partir de los institutos públicos propiciaba que cada escuela de enseñanza profesional funcionara de manera autónoma. A diferencia de los países europeos. ya que actualmente sólo unas cuantas universidades tienen este tipo de organización y la desarrollan no sin problemas. a partir de jóvenes sin ninguna experiencia a partir del proceso de masificación de la educación superior. pero muchos también con escasa calidad. y cuyos rasgos son: el funcionamiento autárquico de facultades.disciplinas científicas ya desarrolladas en el viejo mundo. Respecto a las estructuras de poder en torno a las diferentes formas de organización universitaria en México tenemos que en las facultades. A este funcionamiento sui generis de la estructura de cátedra-facultad se añade la escasa difusión del modelo departamental en México. Estos rasgos provocan que el catedrático mexicano se caracterice más por su conocimiento profundo de su profesión liberal y su vocación docente. Esto trajo como consecuencia un desfase similar al del siglo XIX en la que prevaleció lo tradicional sobre lo moderno. el incremento de programas de posgrados. la orientación hacia la enseñanza profesional y la erradicación de la teología así como la introducción del culto positivista. Estos rasgos no son una copia del original francés. los centros de investigación funcionaron de manera separada de la docencia. Este arribo de jóvenes inexpertos generó la instrumentación de variados programas y cursos de formación de profesores de dudosa eficacia. la .

Realiza funciones ejecutivas cotidianas. En éste. A todo lo anterior hay que añadir el conjunto de funciones no académicas que las universidades deben cubrir y que están determinadas por su dependencia al poder estatal. Esta concentración de poder se da por dos vías: la organización académica basada en la disciplina y la organización del trabajo fundamentada en el establecimiento. principalmente en la UNAM (a partir de 1929. tal y como ha diagnosticado la OCDE (OCDE. sólo que en la escala de su respectiva dependencia. En México fue hasta el siglo XX cuando se empezaron a incorporar áreas de investigación separadas de la docencia en unas pocas universidades mexicanas.dirección generalmente está a cargo de un académico quien ejecuta funciones parecidas a las del rector. aunque posibilitan una mejor integración interna. también es el presidente del consejo técnico. pero en México. etcétera Estos atributos hacen posible que el director tenga poder. El departamento. Aunque haría falta conocer más el origen de muchos centros e institutos que surgieron en las universidades. Esto se debió a que las universidades son . creencias. aunque unas dependencias provenían del siglo XIX). la figura del departamento sigue en los hechos compartiendo ciertas similitudes con las escuelas y facultades. 1997:99). atraídos por las posibilidades que la universidad ofrecían para el desarrollo de las disciplinas y que lograron constituir nuevos espacios dentro de la organización universitaria. s/f). porque en los centros e institutos interviene lo que Burton Clark ha llamado como la cultura del establecimiento: los valores. el cuidado de la infraestructura de la escuela y que la planta docente asista y cumpla con sus horarios. Este aislamiento es relativo. Respecto a los centros e institutos de investigación. permite una estructura más colegiada. tienen la inconveniencia de provocar un aislamiento entre los investigadores de diferentes centros e institutos y con el resto de la universidad. el director propone el nombramiento definitivo de profesores. plantillas y programas de estudio. El desarrollo de la investigación en las universidades mexicanas como ya apuntamos. Estudios sobre el funcionamiento de un instituto en la UNAM (Lomnitz. como el control escolar. junto a la escasa difusión del modelo. indican que también aquí se establecen jerarquías que favorecen la concentración de poder. las universidades europeas introdujeron la ciencia desde el siglo XVIII. sistemas de organización que se fijan dentro de la propia universidad. podemos suponer que fueron iniciativas de individuos interesados en la ciencia.

Por tanto. El patrón que siguió la UNAM fue la diferenciación entre las dependencias dedicadas a la docencia (facultades y escuelas) y las que investigan en forma principal (institutos y centros). transmitirla. cohesión débil (Clark. permite. Asimismo. al margen de los conflictos estudiantiles. tanto asignarle los recursos para su propio desarrollo como que las decisiones académicas se tomen acordes con los intereses de su personal de investigación" (UNAM. dirigida a egresados que hubieran mostrado superioridad. tuvieron que enfrentar una sobrecarga funcional. El desarrollo de la investigación en la UNAM coincide con la idea expresada por Ortega y Gassett (Glazman. La formación para la investigación se debía dar después de la carrera universitaria. Es decir. treinta y cuatro años después de haberse integrado el primer instituto en la UNAM). incluyeron muchas tareas y funciones sin alterar la forma de la institución. que aunque posteriormente se unificaron en la figura de profesor-investigador. se optó por la estructura de institutos y centros de investigación. con lo que se posibilita una organización del trabajo centrado en disciplinas y segmentos disciplinares sin que sea necesario que entren en contacto entre sí. buscando que ambas funciones no se interfirieran entre sí y que se beneficiaran recíprocamente. esta distinción se fundamentaba porque: "Esta forma estructural propicia el fomento de la investigación. inyectarla a los estudiantes. con lo que existe diversidad de fines y metas y. 1992). Los impactos en la docencia no son del todo conocidos. los profesores debían enseñar esa creación. Para Ortega y Gassett. la investigación debía realizarse independiente de la docencia aunque cercana a ella. quienes se dedicaban a la investigación y a la creación debían integrar un grupo selecto desligado de la formación profesional. preserva su ambiente de libertad y creatividad. Por ello. al igual que en las demás universidades donde se introdujeron áreas de investigación. 1990:37) de considerar a la investigación como una "cosa alta y delicada". Se puede .unos conglomerados flojamente acoplados. Esta distinción orgánica de las funciones de docencia e investigación indica que la UNAM. En palabras de los propios universitarios. permanecieron en estructuras separadas de investigación (institutos y centros) y de docencia (escuelas y facultades). En la UNAM esta separación fue posible gracias a la distinción entre nombramientos de docentes y de investigadores (mismos que se reconocen hasta 1963. 1987:36). es decir.

formas de trabajo. la Universidad Autónoma de Guadalajara y la Universidad Iberoamericana transformaron su estructura académica en departamentos. etcétera. Frente a la concentración de investigadores en la Ciudad de México.suponer que hay una incorporación constante de conocimientos derivados de la ciencia en el currículum. que sólo se pueden lograr mediante procesos de socialización. a las necesidades planteadas por la propia investigación de formar nuevos investigadores. También se formaron nuevas carreras de licenciatura con una clara terminal hacia la ciencia. Los posgrados aumentaron su número y matrícula. lo que permite que la ciencia consolide su prestigio como actividad valiosa en sí misma. El Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey. De aquí que exista una liga cercana entre algunos estudios de posgrado y la investigación. Existía la preocupación porque las universidades mexicanas realizaran investigación. 1991) han demostrado que dicha formación supone la asimilación de creencias. la ENEP de la UNAM y otras universidades públicas adoptaron estructuras departamentales. En 1974 surgió la UAM diseñada bajo una estructura eminentemente departamental. como serían las carreras que dieron origen a la Facultad de Ciencias de la UNAM en 1939. En los años sesenta el modelo departamental fue adoptado por algunas instituciones de educación superior privadas. Conviene mencionar que estudios sobre la formación de investigadores (Fortes y Lomnitz. La UNAM se convirtió en el modelo a seguir para las universidades públicas que se fundaron en las diferentes entidades federativas. Más tarde. valores. Todo lo anterior coincidió con el incremento de partidas presupuestales para fortalecer el desarrollo científico y tecnológico. con reconocimiento por parte de la sociedad y con el apoyo gubernamental. Para ello se destinaron presupuestos a las universidades de provincia. Junto con la institucionalización de la ciencia en México. se introdujo el modelo departamental. sobremanera las universidades de provincia. El crecimiento de algunos posgrados obedeció. y sobre todo en la UNAM. entre otras cosas. se buscó descentralizar las actividades de investigación. sobre todo por parte de la Dirección de Investigación Científica y Superación . A partir de los años sesenta se desarrolla en el país una política clara de fomento a la investigación científica. desde 1974 (y una vez que había universidades en casi todas las entidades federativas) el Estado empezó a diseñar políticas para incentivar la investigación. Esta estructura sólo se extendió a algunas instituciones en las últimas décadas. Independientemente del modelo académico.

a establecer la capacidad de orientar el rumbo del sistema.Académica de la Secretaría de Educación Pública. el credencialismo. privadas. sobremanera en la década de los ochenta. la investigación se extendió. la masificación. El crecimiento de la investigación en las universidades coincidió con otros procesos que marcarían profundamente a la educación superior mexicana: la expansión de instituciones privadas y públicas. todo ello en un momento en que no terminaba el proceso de expansión de las universidades públicas en el país. por diversos mecanismos y búsquedas no siempre coherentes y exitosas. conviene recordar que en México la ciencia se introdujo cuando ya era una actividad compleja. la burocratización. públicas autónomas. el financiamiento insuficiente y la politización de muchas instituciones públicas (Casillas. Impacto de la investigación en las universidades Como ya se mencionó. 1987:121-144). sin que cumplieran su cometido. A partir del gobierno de Carlos Salinas de Gortari se ha ido dando forma a una política distinta. Asimismo. etcétera. institutos tecnológicos. así como su propia . la diferenciación y segmentación institucional. Los planes y programas de política en ciencia y tecnología posteriores siguieron impulsando la investigación en las universidades. en el sentido de que se busca que las fuentes de financiamiento a la universidad y a la investigación no provengan exclusivamente del gobierno federal. A estos fenómenos se unieron los cambios en la relación entre el Estado y las universidades. públicas descentralizadas. El Estado intervino sólo a propósito del sindicalismo y los derechos laborales. normales. sino internacional y tiene que ver con el papel interventor del Estado. la diversificación de la oferta educativa de las universidades públicas. Los recursos eran negociables a partir de criterios no muy claros en los que el número de alumnos inscritos y del personal contratado jugaban un papel importante. Este cambio de actitud frente a la educación superior no es sólo nacional. Asimismo. conformada por una gran gama de disciplinas. Los primeros resultados fueron infructuosos. Aunque no todas las instituciones dieron la misma respuesta. El Estado día a día se vuelve más interventor y establece una asignación de recursos a partir de la evaluación. Unas décadas atrás los gobiernos ejercieron una política muy débil de dirección propositiva del sistema. que aspira. la educación superior mexicana se caracteriza por su heterogeneidad: hay universidades públicas estatales. se registra una tendencia a la privatización de la educación. los tamaños son diferentes.

con poco impacto en la formación profesional (OCDE. La separación entre las áreas de docencia orientada a la formación profesional y la investigación ha provocado que se creen enclaves "modernos" de investigadores en medio de un conglomerado "tradicional". la investigación se concentra en algunas cuantas universidades del Distrito Federal y en muchas ocasiones se halla separada de la docencia. Empero. orientado a la enseñanza profesional. puesto que el peso sigue estando en la enseñanza profesional. En este conglomerado. El abandono de la docencia de calidad es algo que debe preocuparnos. pero que constituyen a la vez en una presión para exigir financiamientos internos. puesto que el prestigio de la investigación hace que muchos docentes busquen transformarse en investigadores que no pueden cumplir con los estándares de calidad. la expansión de la investigación en las universidades públicas es limitada. El reto que enfrentan actualmente establecer vínculos entre ambos sectores. Este es un problema que tienen que resolver las universidades. Aunque el efecto de tener investigadores en las universidades ha sido positivo. puesto que incentiva a los docentes a alcanzar mayores calificaciones. 1997). actualmente en la mayoría de universidades públicas se desarrollan labores de investigación. ya que las calificaciones que se requieren para realizar investigación son superiores y más especializadas que las de los profesores. Una salida que se ha buscado es la integración de las funciones de investigación y docencia en la figura del profesor-investigador. Por otra parte. 1994). entre otros. que suelen ser limitados. las universidades actuales no pueden soslayar la producción de conocimientos. El número de investigadores es modesto con relación con el de los docentes. puesto que el énfasis exclusivo en la investigación científica puede tener un efecto negativo para el desarrollo de educación general y enseñanza profesional. Este modelo ha resultado en la práctica difícil. Asimismo. las actividades de docencia e investigación son diferentes y suponen diferentes habilidades y capacidades. por lo que puede haber excelentes profesores y malos investigadores o viceversa.organización académica. máxime cuando arribamos a una sociedad cuyo fundamento es el conocimiento (Bell. sólo unos cuantos sujetos realizan ambas actividades de manera satisfactoria. con las obvias dificultades para lograr apoyos externos. Asimismo. dado el peso histórico de la enseñanza profesional. ya que conviene .

Dado que la formación de investigadores no se da en el corto plazo y el camino para ser investigador es largo y tortuoso. mientras éstos demandan laboratorios y facilidades para la investigación. Desde nuestra perspectiva las universidades mexicanas no pueden abandonar la enseñanza profesional para orientarse al posgrado y a la investigación como las más grandes y prestigiosas universidades del mundo. Los estudiantes que se inscriben a carreras. BIBLIOGRAFÍA . dentro de la universidad. las universidades no deben olvidar la formación de investigadores. debe diseñar estrategias y mecanismos que aseguren dicha formación. son obligados a seguir sus materias con investigadores. por lo que las autoridades deben estar muy atentos al formular sus políticas internas. con lo que tienen una gran oportunidad de aprender. un canal adicional para la sustitución del docente tradicional por el experto (académico) que está en posesión del correspondiente certificado. la introducción a la ciencia en las universidades mexicanas ha mostrado fehacientemente sus bondades y beneficios. pues no todos los posgrados tienen esta intención. Junto con la formación de profesionistas con calidad. Aunque la investigación científica no fácilmente se transforma en parte de la universidad. No obstante de todas las dificultades. el proceso de formación de investigadores va más allá de los estudios de posgrado. Los actuales criterios con los que se evalúa la investigación y a los investigadores en el país tienden a descuidar los procesos de formación. Conviene mencionar que el posgrado no es sinónimo de formación para la investigación. se establecen nuevos sistemas de prestigio y patrones de legitimación. Asimismo.tener en nómina buenos docentes que investigadores sin vocación. Su reto es mayor: brindar una enseñanza de calidad en el nivel profesional y de posgrado fundamentada en la producción de conocimientos. Las universidades incrementan su reputación con los investigadores. Conviene recordar que el posgrado en México creció más orientado a la capacitación profesional que a la formación de investigadores. El desarrollo de estudios de posgrado constituyó un proceso que vino a reforzar a la investigación y significó. El trabajo de los investigadores no es fácil dentro de universidades equipadas para la docencia.

Heurs et malheurs de l'implatation des disciplines scientifiques dans le systeme educatif superieur a Guadalajara (Mexique) au cours du XIXè siecle. Retos para la universidad. Places of Inquiry. Different Worlds. Los Angeles: University of California Press. El sistema de educación superior. núm. Courand. The Academic Profession. Clark.Bell. Una visión comparativa de la organización académica. Diccionario de las ciencias de la educación (1983). "Notas sobre el proceso de transición de la universidad tradicional a la moderna. México: Nueva Imagen/Universidad Futura/UAM-A. Madrid: Alianza. Historia de las universidades estatales. Política científica e innovación tecnológica en México. Small Worlds. Casillas. México: UNAM. Tesis de doctorado de la Facultad de Psicología y Ciencias de la Universidad de Génova. Burton (1995). México: UNAM/Miguel Angel Porrúa. Miguel Angel y Sara Rosa Medina (eds. Burton (1987). Daniel (1994). Burton (1992). Universidad y sociedad en América Latina. El advenimiento de la sociedad post . Santiago: FLACSO. Clark Burton (1997). México : UAM. National. The Academic Life. Revista Sociológica año 2. California: The University of California Press. Hernán (ed) (1993) Políticas comparadas de educación superior en América Latina. Los casos de la expansión y la institucionalización". Conflits entre tradition et modernite dans le domaine educatif. Research and Advanced Education in Modern Universities. disciplinary and institutional settings. Cristina (1994). Clark.industrial. 5 México: UAM. . México. Campos. New Jersey: The Carnegie Foundation for the Advancement of Teaching. Jaime y Marisol Pérez Lizaur (1976). Madrid: Santillana. SEP Clark. José Joaquín (1987). Burton (1990). Las universidades modernas: espacios de investigación y docencia. Castrejón Díez. Clark. Miguel Angel (1987).) (1992). Brunner. Cárdenas Castillo.

OCDE. Ibarrola. 8. Lomnitz. julio-agosto. "Crítica al modelo teórico de la departamentalización. La formación del científico en México. "Ecología de la academia en México y Europa Occidental" Revista Avance y Perspectiva vol. Educación superior. La investigación científica de la UNAM 1929-1979. María de (1992). México: ANUIES.Estrategia para mejorar la calidad de la educación superior en México (1990). UNAM (1987). México: El Caballito. . En : Revista de la Educación Superior no. París. Ribeiro. Jacqueline y Larissa Lomnitz (1991). Secretario de Educación Pública realizado por el Consejo Internacional para el Desarrollo Educativo. México: Siglo XXI. México. Fortes. Raquel (1990). Darcy (1982). Serie: Temas de hoy en la educación superior no. México: ANUIES. Modelos académicos. Jorge (1975). Adquiriendo una nueva identidad. s/f. La universidad necesaria. México: Mimeo. Laurent. Exámenes de las políticas nacionales de educación. Larissa. 11. Informe para el Sr. Follari y Soms (1981). Guadalajara: Universidad de Guadalajara. OCDE (1997). Glazman. Organización departamental. México: UNAM. 37. México: UNAM. Sánchez Soler. La universidad pública: la ideología en el vínculo investigación docencia. México. Estructura de organización de un instituto de investigación.F. María Dolores (1995). D. México: CINVESTAV.