Está en la página 1de 10

Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.

org

Niños y niñas vinculados(as)


a la guerra en Colombia
Introducción
Contenido:
Introducción
La vinculación de menores el estudio evidenció 1
de edad a las organizacio- la utilización de
Vinculación de
nes narco terroristas cons- menores de 12 años menores: crimen de
1
tituye uno de las violacio- para instalar minas guerra
nes más recurrentes en antipersonales en
Desvinculación meno-
Colombia. De acuerdo con zonas rurales.
res de la guerra en
2
estudios independientes, el
El impacto negativo Colombia
20% de las filas de los gru-
pos guerrilleros de Colom- del fenómeno en la FARC
vida de los menores 4
bia están conformadas por
no resiste la más Autodefensas/BACRIM
menores de edad, y se co- 6
nocen de niños entre 4 y 10 mínima discusión.
ELN
años utilizados para tareas Los menores son 8
de apoyo. expuestos a situa-
Marco Jurídico
ciones de riesgo, al 10
En este sentido, la Funda- ser utilizados en las
ca en Colombia. De fondo, Contacto
10
ción Maya Nasa señala que “actividades peligrosas”
la pregunta de cuál es el
“uno de los principales propias de las confronta-
perfil socio demográfico
labores que desempeñan ciones armadas. Adicional-
que representa mayor vul-
los menores es hacer inteli- mente, le son restringidos
nerabilidad para los meno-
gencia y vigilar”. De esta todos los derechos ampara-
res , constituye la motiva-
manera, los menores cons- dos por la constitución y las
ción central de este cometi-
tituyen el primer anillo de leyes. Lo anterior, sin con-
do.
los esquemas de seguridad tar que la vinculación de
destinados a “proteger”. dichos menores condena el Para lo anterior, se utilizan
cabecillas o secuestrados. futuro de los mismos, al cifras de desvinculados que
No obstante, ante la perdi- privarles la posibilidad de maneja el Programa de
da constante de combatien- desarrollar competencias Atención Humanitaria al
tes, las organizaciones ciudadanas y laborales. Desmovilizado (PAHD).
narco terroristas han re-
suelto utilizar con mayor El presente documento
frecuencia a los menores en constituye un esfuerzo para
las hostilidades. De hecho, caracterizar la problemáti-

Vinculación de menores: un crimen de guerra


Además de las obligaciones constitucionales flictos armados de carácter internacional o
y legales relativas a la protección de las per- interno, particularmente, el artículo 24º del
sonas por parte del Estado, Colombia ha Convenio IV sobre la Protección de Personas
ratificado, entre otros, el Pacto Internacional Civiles en tiempos de guerra, el artículo ter-
de Derechos Civiles y Políticos, La Conven- cero común a los cuatro Convenios de Gine-
ción Americana de Derechos Humanos, los bra y los Protocolos Adicionales I y II de
cuatro Convenios de Ginebra y sus dos Pro- dichos Convenios.
tocolos Adicionales, el Estatuto de la Corte
Penal Internacional33, y la Convención sobre (Tomado de la coalición contra la vincula-
Derechos del Niño así como sus dos Protoco- ción de niños, niñas y jóvenes al conflicto
los Adicionales. armado en Colombia— al reverso, amplia-
ción sobre marco jurídico).
El DIH consagra una especial protección de
los derechos de los niños y niñas en los con-
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 2

Desvinculación de menores de la guerra en Colombia


(07-Agt-2000 al 29-Feb-2008)
En el periodo señalado fueron desvinculados 2.315 me-
nores de las ONT. Adicionalmente, se desmovilizaron
3.034 mayores edad que fueron incorporados como me-
nores por dichas organizaciones. En su conjunto, esta
población representa el 35,6% del total de miembros
desmovilizados de dichas organizaciones que, en el mis-
mo periodo, ascendió a 15.000.

Al respecto, cabria suponer que la composición etaria de


los combatientes de las ONT actual se correlaciona con el
comportamiento señalado. De hecho, se esperaría que el
nivel de conscripción de menores ascienda en los últimos

años, conforme las ONT encuentren en esta práctica una


alternativa para contrarrestar la creciente disminución
de su fuerza. No hay que pasar por alto el hecho que,
durante el mismo periodo, se han capturado 29.121 inte-
grantes de grupos guerrilleros y 10.994 han sido abati-
dos.

La tendencia indica que las ONT procuran maximizar


sus oportunidades para reclutar menores edad entre los
15 y 17 años tal como indican las cifras. No obstante,
existe amplia evidencia que la vinculación de niños con
menor edad es una práctica sistemática.

“...Hay niños desde los dos años de edad y Juan Vera


es el encargado de darles instrucción...cuando los
niños no hacían caso o lloraban, los cascaban (sic)
con una polea, reventándoles varias partes del cuer-
po. Además les gritaban y les pegaban. Los trataban
muy mal... A ellos no les importan los niños; lo único
que quieren es que ellos les sirvan y sepan matar. Los
camaradas les dicen ´las mascotas´...” (Comenta una
mujer rescatada por las FF.MM en el Guaviare)

En todo caso, es necesario señalar que los mecanismos


de reclutamiento están lejos de apelar a la decisión
autónoma de los adolecentes. Con frecuencia, las ONT
toman por la fuerza a los menores de sus familias y, en

otras tantas, utilizan toda suerte de engaños y promesas


para inducir a los jóvenes a tomar la decisión de ingresar a
las filas.

Bricelda, una niña vinculada por las FARC y posteriormen-


te capturada en combate por el Ejército Nacional, comentó
a los Funcionarios de Bienestar Familiar que ““...un mu-
chacho vestido de camuflado me dijo que ingresara, que a
los tres meses estaba de regreso en mi casa; que sería un
orgullo pertenecer al movimiento...pero después me dije-
ron que me olvidara de mi familia y hasta de mi madre...”
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 3

Las ONT se convierten así en agentes activos de los procesos de degradación moral de las comunidades, imponiendo como
valores la ilegalidad, la desconfianza en las instituciones y la violencia en general.

En tales condiciones, a la vinculación directa de adolescentes, se le suma la vinculación indirecta de niños y niñas para obtener
réditos militares. Por ejemplo, en 2003, las autoridades del municipio de Corinto, al norte del departamento de Cauca, de-
nunciaron que la organización narco-terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - FARC está utilizando menores
de edad para sostener relaciones sentimentales con soldados y policías, y así acceder a información que tiene que ser entregada

al grupo rebelde so pena de muerte.

En definitiva, los menores sufren un doloro-


so proceso de aprendizaje, en donde de vícti-
mas se convierten finalmente en victimarios.
La naturaleza autoritaria de dichas organiza-
ciones inhiben la capacidad de decisión de
los individuos en formación, circunscribien-
do sus posibilidades de realización personal
a las posibilidades que brinda la ilegalidad en
su madurez. Aún cuando no se tiene infor-
mación sobre el total de individuos dados de
baja e incorporados como menores de edad,
vale la pena señalar que el número de mayo-
res desmovilizados incorporados como me-
nores es mayor al de menores desvinculados
durante el periodo en estudio. Ello, señalaría
que los niños en pocas ocasiones tiene la capacidad de dejar las filas de dichos
grupos por su corta edad.
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 4

Fuerzas Armadas Revolucionarias de


Colombia (FARC)
Durante agosto de 2002 y febrero de 2008 1.292 niños se desvincularon de las FARC. De ellos, 829 son niños (69,4%) y 400
niñas (30,9%). Con respecto a la edad en el momento de la desvinculación, el 54,3% abandonó las filas guerrilleras entre los 14
y 16 años (702), 41,0% a los 17 años (530) y el 4,6% antes de los 14 años (60). Es necesario señalar que las estimaciones, tanto
de organismos gubernamentales como de fuentes no oficiales, indican que cerca de la mitad de los niños desvinculados son
reclutados antes de los 14 años.

El 28% de niños des-


vinculados de las
FARC tienen estudios
de primaria incomple-
ta y, de un porcentaje
igual, se carece de
información sobre su
nivel académico. El
14,9% tienen primaria
completa, el 12,8%
bachillerato incomple-
to y el 9,4% son analfa-
betas. Sólo el 3,8% son
bachilleres.

Con respecto a las


labores que desempe-
ñaban en la ONT, se

encuentra que la mayoría de niños eran expuestos a las hos-


tilidades en calidad de combatientes rasos (69,2%). En se-
gundo lugar, los niños fueron utilizados en labores de inteli-
gencia y logísticas como milicianos, ya sean populares o
bolivarianos. El restante 5% se desempeñaban en otros car-
gos administrativos, de mando o finanzas.

Además del riesgo al que son expuestos los niños, se tiene


conocimiento sobre explotación sexual de los menores.
Según información de Bienestar Familiar, recuperada por el
Nuevo Herald , “Luis Edgar Devia Silva, conocido como Raúl
Reyes, mantenía a su disposición grupos de niñas desde los
nueve años de edad, secuestradas por orden suya en barrios
pobres de ciudades y pueblos con el objeto de esclavizarlas
para satisfacer su afanes sexuales, según testimonios de
decenas de las propias menores que han escapado del poder
de la guerrilla”.

“Sonia, una niña que fue secuestrada en el departamento de


Caquetá a los 12 años para ser llevada el servicio de Devia,
por ejemplo, contó a autoridades militares y de familia que
en 16 oportunidades intentó escapar. Pero siempre fue re-
capturada y encadenada a un árbol. Devia fue muerto en
operación especial de las Fuerzas Armadas Colombianas en
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 5

En 280 municipios colombianos se ha registrado, al menos, un caso de desvinculación de menores de edad. La mayoría de los
menores utilizados por las FARC se desvincularon en jurisdicción de Bogotá D.C, Florencia (Caquetá), Neiva (Huila), San Vicente
del Caguan (Caquetá) e Ibagué (Tolima). Se sabe que la mayoría de menores en las filas de las FARC pertenecen a los frentes del
Bloque Oriental.

En 2007, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los DD.HH en Colombia denunció la persistencia del reclutamiento
forzado de menores por parte de las FARC. En el apartado sobre grupos vulnerables, el informe asegura que “Las FARC-EP conti-
nuaron reclutando niños y niñas, especialmente en los departamentos de Arauca, Cauca, Antioquia, Sucre, Bolívar, Guaviare,
Meta, Nariño y Valle del Cauca. En algunos casos los menores eran ubicados en la primera línea de fuego, lo cual ocasionó muer-
tes en enfrentamientos con las Fuerza Pública”. Por ejemplo, en el suroccidente colombiano, el diario “El País” denunció que “por
lo menos 15 menores de edad han sido vinculados por las FARC , entre los meses de diciembre de 2007 y enero de 2008. La de-
nuncia la hicieron las autoridades indígenas del Cauca a la Comunidad Internacional y a los organismos protectores de los niños.
En el corregimiento de Tacueyó… varios jóvenes entre los 11 y 15 años han sido sacados de sus casas y escuelas bajo amenazas de
muerte para formar parte de las filas guerrilleras”.
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 6

Autodefensas Ilegales/Bandas
Criminales Emergentes (AUI/BACRIM)
En el periodo señalado, 612 niños fueron desvinculados de las Autodefensas Ilegales en el proceso de Desarme, Desmoviliza-
ción y Reintegración de dichas estructuras y, recientemente, 18 niños han sido desvinculados de las Bandas Criminales Emer-
gentes al servicio del Narcotráfico. En su conjunto, 539 desvinculados son niños (85,6%) y 91 niñas (14,4%). Adicionalmente ,
el 51,1% abandonó las filas de estas ONT’s entre los 14 y 16 años (322), 48,1% a los 17 años (303) y el 0,8% antes de los 14 años
(5). ES ne

El 40,3% de niños
desvinculados de las
Autodefensas Ilegales/
BACRIM tienen estu-
dios de primaria in-
completa. De otro
lado, el 13,2% tiene
estudios de bachillera-
to incompletos, el
5,9% son analfabetas,
el 4% tiene estudios de
primaria y, solo el
0,3%, culminaron
bachillerato. Valga
aclarar que del 36,3%
no se tiene informa-
ción al respecto.

Con respecto a las labores que desempeñaban en las


ONT’s, se encuentra que 79,4% de niños eran utilizados en
las fuerzas de choque como combatientes rasos
(patrulleros). En segundo lugar, los niños eran utilizados
para labores de inteligencia y apoyo logístico (urbanos o
puntos), al estilo de los milicianos populares y bolivarianos
de las FARC. El 1,6% eran utilizados en otras labores y el
1,3% tenía alguna responsabilidad de mando. Del 6,0%
restante no se posee información sobre su labor en dichas
ONT.

En 150 municipios colombianos se ha registrado, al menos,


un caso de desvinculación de menores de edad. La mayoría
de los menores alguna vez utilizados por las Autodefensas
ilegales/BACRIM se desvincularon en Yopal (Casanare),
Tauramena (Casanare), Medellin (Antioquia), Villavicencio
(Meta), Bugalagrande (Valle del Cauca) y Arauca (Arauca).

Se debe aclarar que las BACRIM es un fenómeno criminal


sustancialmente distinto al de las autodefensas desmovili-
zadas. De éstas últimas, las BACRIM han reciclado algunos
de sus ex-combatientes , han buscado copar los vacíos de
los negocios ilícitos y han pretendido utilizar el discurso
contrainsurgentes como una estratagema para ocultar sus
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 7

intensiones narcotraficantes. Con respecto a las BACRIM, la Misión de apoyo al proceso de paz en Colombia (MAPP-OEA)
ha señalado que los niños y niñas se han visto afectados por el reclutamiento forzado de estas nuevas ONT’s, aunque “no
se tenga una certeza de la cantidad de menores que se han integrado a las filas”.

No obstante, en febrero del presente año, Caracol radio señaló que “Los nuevos grupos ilegales organizados cometen abu-
sos contra los niños e incluso en actividades relacionadas con el narcotráfico, según la ONU. Menciona entre otros a las
“Águilas Negras”, “Manos Negras”, Organización Nueva Generación, “Los Rastrojos”, que incluso coaccionan a los meno-
res para ingresar a sus filas. El reclutamiento por parte de estos grupos se ha detectado en Cartagena, en Antioquia y el
Valle, entre otros”. Según la ONU, “En junio de 2007, se denunció que, en Cartagena y en el departamento de Bolívar, el
grupo Águilas Negras había coaccionado a niños para que se unieran a sus filas. Además, los dos grupos armados ilegales
al margen del proceso de desmovilización que figuran en el informe del Secretario General del año pasado, a saber, las
Autodefensas Campesinas del Casanare y el Frente Cacique Pipinta, sólo se han desmovilizado parcialmente, y se cree que
aún tienen niños en sus filas”.
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 8

Ejército de Liberación Nacional (ELN)

Durante agosto de 2002 y febrero de 2008 331 niños se desvincularon del ELN. De ellos, 215 son niños (69,9%) y 116 niñas
(35,0%). Con respecto a la edad en el momento de la desvinculación, el 54,3% abandonó las filas guerrilleras a entre los 14 y 16
años (181), 54,6% a los 17 años (131) y el 0,5% antes de los 14 años (19). Es de anotar que el nivel de conscripción de menores
es significativamente menor al de las otras ONT, sin embargo ello encuentra su explicación en el hecho que por cada tres
miembros de las FARC el ELN sólo cuenta con uno.

En todo caso, el nivel


de escolaridad de los
niños reclutados por el
ELN muestra carac-
terísticas similares a
las que presentan los
niños vinculados a las
otras ONT.

El 40,7%% de niños
desvinculados del ELN
tienen estudios de
primaria incompleta,
el 15% son analfabetas,
el 10% tienen bachille-
rato incompleto y el
0,6% primaria comple-
ta. Adicionalmente, no

se tiene información relativa al nivel de escolaridad del 26%


de los desvinculados del ELN.

La mayoría de niños pertenecientes al ELN eran utilizados


como combatientes. De esta suerte, el 66% de los niños se
declararon como guerrilleros rasos en el momento de su des-
vinculación. De otro lado, el 15% los niños eran utilizados por
el ELN como milicianos o informantes; y, el 01%, alcanzaron a
desempeñar algún mando dentro de la organización. Es de
anotar que no existe información del 16% sobre la labor que
los niños desempeñaban en dicha guerrilla.

De acuerdo con información de ONG internacionales altamen-


te reconocidas, “ se ha descubierto que algunas unidades de
este grupo están conformadas principalmente por niños y
niñas, como lo dice Human Rights Watch en su estudio Apren-
derás a no llorar: niños combatientes en Colombia”.

Esta realidad es percibida por agencias internacionales como


uno de los aspectos críticos dentro del proceso de acercamien-
to a un proceso de Desarme, Desmovilización y Reintegración
de esta organización.

Según la ONU “A pesar de que se están celebrando conversa-


ciones entre el Gobierno y el Ejercito de Liberación Nacional
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 9

(ELN), y de que el Consejo Nacional de Paz ha exigido que el ELN cese el reclutamiento de niños y libere a todos los niños
de sus filas inmediatamente, este grupo también sigue reclutando niños”.

Otras actividades bélicas han puesto en entre dicho la voluntad de paz de dicho grupo. La mas reciente se relaciona con el
deliberado confinamiento de los pobladores del municipio de Samaniego (Nariño) mediante minas antipersonal. Como
consecuencia de ello, dos niños han muerto en lo corrido del año en Samaniego por la acción de dichos artefactos.

Desde una perspectiva regional se encuentra que en 125 municipios se registró desvinculación de menores de la ONT en
mención. La mayoría de los menores utilizados por las FARC se desvincularon en jurisdicción de Popayan (Cauca), Me-
dellín (Antioquia), Pasto (Nariño), Tumaco (Nariño), Valledupar (Cesar) y Saravena (Aruca). Se sabe que la proporción
más significativa de menores en las filas del ELN pertenecen al frente de guerra Suroccidental.
Fundación DECIDE www:decide-t.org decide@decide-t.org

Página 10

Marco Jurídico
La siguiente es la tipificación jurídica del reclutamiento ilícito cometido por las ONT’s en menores de 18 años. La tipifica-
ción se hace tanto a la luz de las normas nacionales como frente a las internacionales.

A nivel nacional:

La tipificación del reclutamiento ilícito como delito busca prevenir que durante el desarrollo de un conflicto ar
mado se reclute a personas menores de 18 años como los niños y las niñas. Quien reclute ilegalmente en desarro
llo de conflicto armado a personas menores de 18 años comete el delito denominado Reclutamiento Ilícito, está
consagrado en el artículo 162 de la ley 599 de 2000, Código Penal (C.P), y sanciona con una pena de seis a diez
años de prisión a quien comete la conducta punible.

Quien reclute ilícitamente a una persona menor de 18 años, además del reclutamiento ilícito, también comete el
delito llamado Toma de Rehenes, en razón a que durante conflicto armado es prohibido privar a las personas de
su libertad, condicionando ésta última a la satisfacción de exigencias formuladas al rehén como la participación
en las hostilidades. La toma de rehenes está tipificada en el artículo 148 del C.P, y sanciona con una pena de
veinte a treinta años de prisión a quien comete el delito.

Igualmente, quien reclute ilícitamente a una persona menor de 18 años, además del reclutamiento ilícito y la
toma de rehenes, también comete el delito llamado Constreñimiento a Apoyo Bélico, en razón a que durante
conflicto armado es prohibido obligar a las personas a que sirvan de cualquier forma en las filas del adversario.
El constreñimiento a apoyo bélico está tipificado en el artículo 150 del C.P, y sanciona con una pena de tres a seis
años de prisión a quien comete el delito.

Por ultimo, quien reclute ilícitamente a una persona menor de 18 años, además del reclutamiento ilícito, la toma
de rehenes y el constreñimiento a apoyo bélico, también comete el delito llamado Utilización de Métodos y Me
dios de Guerra Ilícitos, en razón a que utilizar como arma de guerra, cualquiera de las anteriores conductas dur
ante conflicto armado es prohibido, está tipificado en al artículo 142 del C.P, y sanciona con una pena de de seis a
diez años de prisión a quien comete la conducta punible.

A nivel internacional:

El reclutamiento ilícito viola el numeral primero, literal b), del Artículo 3 Común a los Cuatro Convenios de Gi
nebra.

También vulnera el artículo dos, numeral primero, artículo cuatro, numerales uno y dos, literal c), y el artículo
trece del Protocolo II Adicional a los Cuatro Convenios de Ginebra de 1949.

Por último, el reclutamiento ilícito trasgrede el artículo ocho, numeral dos, literal a), incisos cinco y ocho, literal
c), inciso tres, y literal e), inciso primero del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

Contacto
Fundación “DECIDE”, la cual es una institución inspirada en ideales de libertad, de-
mocracia, participación y diversidad. En desarrollo de sus ideales se propone trabajar
por el mejoramiento de los espacios de expresión pacifica, la divulgación del pensamien-
to político democrático y la reivindicación y promoción de los derechos humanos y el
derecho internacional humanitario en general y el de sus asociados y familiares en parti-
cular, para desarrollar humanamente la sociedad.

Pagina web : http://www.decide-t.org

Email: decide@decide-t.org