1

Grupo de Trabajo: "Pequeñas semillas para grandes tesoros". Montilla CEP Priego-Montilla Edita: Junta de Andalucía Consejería de Educación Delegación Provincial de Educación Centro del Profesorado Priego-Montilla Autores: Mª Dolores Doblaré Castellano Ana María López Redondo Mª del Carmen Panadero Marqués Asesoramiento: Mª Carmen Loriguillo García José Rey García Ilustraciones: Andrés Sigüenza valle Depósito Legal: CO - 1.033 - 2004 ISBN: 84-688-2449-6 Imprime:Gráficas Mvnda Avda. Marqués de la Vega de Armijo, 53L Tel. y Fax: 957653009 14550 MONTILLA (Córdoba)

3

INTRODUCCIÓN

5

Desde la práctica diaria de la docencia, sentimos que la sociedad da una gran importancia al desarrollo del curriculum a nivel intelectual. Preocupa mucho el nivel de competencia en conocimientos de nuestr@s alumn@s. Para alcanzar el éxito los niños y niñas tienen que estar preparad@s; pero, “preparados” ¿para qué? Si bien es necesario que el nivel de conocimientos sea alto, no es menos cierto que la educación quedaría bastante sesgada si sólo consideramos este aspecto educativo. Como la mayoría de l@s maestr@s estamos muy preocupad@s por esos otros aspectos, necesarios para la educación integral de l@s niñ@s, que seguramente l@s hará individuos más felices y más válidos para vivir en sociedad. Nos estamos refiriendo a toda una educación afectiva, social y moral que va desde un sencillo saludo de cortesía hasta la vivencia de los valores con mayúscula. Encontramos que la sociedad actual demanda a l@s educador@s formar a personas que sean capaces de afrontar problemas relacionados con la degeneración del medio ambiente, las desigualdades geográficas, la inmigración, marginación social, racismo, igualdad para los sexos, etc. Y pensamos que entre otras tantas actividades que pueden ser útiles para desarrollar estos objetivos, el teatro permite trabajar un sinnúmero de aspectos positivos. De la mano del teatro van también actividades como la expresión corporal, la música y la danza. Todas ellas, propuestas plásticas relacionadas directamente con el mundo de los sentimientos y las emociones. En esta parcela de las emociones en donde pretendemos incidir para el desarrollo de los valores que permitan a l@s niñ@s crecer más libres, segur@s y solidari@s. El teatro, pues, favorece: - el desarrollo de la comunicación no verbal - la expresión oral y la vocalización - la expresión de sentimientos y emociones - la imaginación - la creatividad - la posibilidad de vivir situaciones distintas y diversas - el cambio de rol. Toda esta posibilidad de vivir situaciones y sentimientos propios y ajenos puede contribuir a desarrollar una función empática que proporcione una mayor tolerancia, comprensión y que prevenga de posibles conductas violentas. Así mismo es importante resaltar el valor terapéutico que tiene el teatro en cuanto que ayuda a superar la timidez y a establecer relaciones con otr@s niñ@s favoreciendo las habilidades sociales.

7

Por último, y como todo juego, tiene un fin en sí mismo y es la diversión, la sensación placentera que supone ponerse un disfraz, interpretar otras vidas, vivir otros mundos, a veces reales o fantásticos, a veces cercanos o lejanos, próximos a nuestra persona o disparatados, pero siempre posibles. Es desde aquí, aprovechando esta situación motivante y placentera, que queremos llevar a nuestr@s alumn@s (tanto actores como espectadores) a vivir sencillas historias que nos permitan dos cosas: por un lado llevarnos la experiencia “puesta”, con la seguridad de que siempre algo queda; y por otro, nos permita hacer en clase algunas reflexiones sobre las situaciones que nos sugieren las obras y los personajes, y confrontarlos con la realidad que vivimos. Presentamos seis pequeñas dramatizaciones, dirigidas fundamentalmente a niñ@s de infantil y primaria. En cada una de ellas se busca trabajar algún valor que hemos considerado importante, tales como coeducación, solidaridad, autoestima... En cada una de ellas damos ideas para los decorados, disfraces, música, sabiendo siempre que son sólo sugerencias y que lo importante es que cada director o directora haga suya la dramatización y la adapte a sus propios actores.

8

GUIÑOL PARA NAVIDAD

9

OBJETIVOS DIDÁCTICOS - Incidir en la autoestima, aceptando nuestros fallos y equivocaciones. - Valorar el esfuerzo para alcanzar la superación. - Solidarizarse con otras personas que viven situaciones más desfavorecidas.

MARIONETAS: Niña Abuela Reyes Magos Estrella

ESCENA ÚNICA EN DOS PARTES 1.ª PARTE: REPRESENTACIÓN DE GUIÑOL. 2.ª PARTE: L@S NIÑ@S ENTREGAN LAS CARTAS A LOS REYES.

10

1.ª PARTE NIÑA: Hola niños y niñas, ¿cómo estáis? Más fuerte que no os he oído. ¿Cómo estáis? Ahora sí que os he oído bien, casi me dejáis sorda. Me llamo Mari Pili y estoy muy nerviosa, ¡uf, qué nerviosa estoy! Es que ya mismo vienen los Reyes... ¡Qué nervios más nerviosos! Mis papás me han dicho que como no me calme, me van a dar una tila, ¡qué asco! con lo malo que está eso. ¿A vosotros os gusta la tila?... Es que es repugnante ¿verdad? Oye, ¿y vosotros estáis nerviosos con eso de los Reyes? Claro, natural. Y, y, ¿habéis pedido muchas cosas? ¿Habéis escrito ya la carta? Yo también, aunque no he pedido tantas cosas como yo quería, porque mis papás me han dicho que no puedo ser egoísta, y también me han dicho que si no me porto bien, los Reyes me traerán carbón. ¿A vosotros también os han dicho lo del carbón? Pues a mí esto del carbón me pone todavía más nerviosa porque , claro, me hace preguntarme si me he portado bien en el cole, con mis amigos, con mi hermano, con mis padres y... claro, todo, todo, todo, me parece que no lo he hecho bien. A lo “peor” me traen carbón. Mira, para salir de dudas le voy a preguntar a mi abuela, que esa sí que es sabia, sabe todo lo del universo mundial. ¡Abuelaaaa, abuelaaaaaa! Anda, niños, ayudadme a llamarla, que la pobre es dura de oído. ABUELA: ¿Qué quieres, Mari Pili? NIÑA: Es que tengo un problema gigante. ABUELA: ¿Y qué problema es ese? NIÑA: Como ya mismo vienen los Reyes... En fin, ¿tú crees que me dejarán carbón? ABUELA: ¿Carbón? ¿A ti? ¿Por qué piensas eso? NIÑA : Porque he estado pensando en todo lo que tenía que hacer bien y me parece que algunas cosas me han salido regular. ABUELA: Pero si tú eres la niña más bonita y más buena del mundo. NIÑA: Claro, tú eres mi abuela, pero ¿crees que los Reyes opinarán igual? ABUELA: ¿Por qué no? Ya sé que algunas veces eres un poco traviesa, soy tu abuela y te quiero, pero sé cuando no te portas bien. También sé que a veces te peleas con tu hermano, pero eso es porque os queréis mucho. Lo importante es que cuando te llamamos la atención, tú te das cuenta de que no lo estabas haciendo tan bien como debieras y además... no se puede ser perfecto en todo. ¡Es tan aburrido!

11

NIÑA: No te entiendo, abuelita. ABUELA: Pues hija, lo que quiero decir es que, a veces es bueno equivocarse para aprender mejor. NIÑA: ¿Como cuando no me salían las cuentas de sumar y al final me salen todas bien? ABUELA: Pues sí, cuando corriges las cosas que te salen mal, luego las haces mejor y más rápido. NIÑA: Y cuando discuto con mi hermano y luego hacemos las paces, jugamos mejor. ABUELA: ¡Eso es! Ya verás que poco a poco conseguirás vivir mejor con los que te rodean. NIÑA: Abuela, ¡eres un solete! ABUELA: ¡Ay, mi nietecita! NIÑA: Entonces, ¿crees que los Reyes me traerán carbón? ABUELA: ¡Qué pesadita con lo del carbón! Quizás te dejen un poquito para decirte que puedes ser cada día mejor. Pero, eso no es malo. Es bueno saber que podemos esforzarnos en ser cada día un poco mejores. NIÑA: Oye, abuela, ¿por qué los Reyes nos traen regalos? ABUELA : Eso es más antiguo que yo. Se remonta los años en que nació Jesús. NIÑA: ¿Qué pasó? Cuéntamelo. ABUELA: Pues, hace muchos, muchos años, tres grandes sabios llegaron de Oriente siguiendo una estrella. NIÑA: Esos eran los Reyes, ¿verdad? ABUELA: Si, hijita. Pues iban siguiendo una estrella que... NIÑA: ¿Y no se perdieron ni una vez? ABUELA: Pues a lo mejor se despistaron alguna vez, a todos nos ocurre. Pero, no me interrumpas más y escucha la historia. Como iba diciendo... ¿Por dónde iba? Bueno, empezaré por el principio porque mi memoria no es lo que era. Hace muchos, muchos años...

12

(SALEN ABUELA Y NIÑA. ENTRAN REYES)
MELCHOR : ¿Seguro que es por aquí? Yo creo que nos hemos perdido. A ver, Gaspar, ¿nos estás guiando bien? GASPAR: El mapa indica esta dirección. BALTASAR: Pero si lo tienes cogido del revés. ¡Ya nos hemos perdido! MELCHOR: Otro retraso más. Como sigamos tardando, el niño Jesús va a estar en el cole. GASPAR: No seas tan exagerado, Melchor, por un retrasillo de nada. Cualquiera puede equivocarse ¿no? BALTASAR: Sí, equivocarse, sí. Pero ¿y el porrazo que me he dado desde el camello? ¿qué? ¿De quién ha sido la culpa? GASPAR: ¿Fue mía acaso? MELCHOR: Claro, Baltasar se cayó porque su camello perdió la herradura. BALTASAR: Eso, ¿y quién era el responsable de las herraduras? MELCHOR Y BALTASAR: Tú, Gaspar. GASPAR: Vale, vale. ¿Es que no puede tener uno un despiste de nada? BALTASAR: ¡Despiste de nada, dice! Si en vez de tener el trasero negro, lo tengo morado y ¡me duele! ¡Ay, ay! MELCHOR: Basta ya de quejas y vamos a continuar el camino. GASPAR: ¿Y la estrella? No la veo. BALTASAR: Es verdad, llevo ya un rato que no la distingo. MELCHOR: Tenéis razón. ¿Dónde se habrá metido? GASPAR: ¿Y si la llamamos? BALTASAR: ¡Qué cosas tienes! ¿Tú crees que nos va a oír desde tan lejos? MELCHOR: Seguro que a nosotros solos no nos oye, pero si todos estos niños y niñas la llaman con nosotros, entonces, ¡seguro que aparece! GASPAR: Venga, venga, vamos a llamarla.

13

BALTASAR: Espera, Gaspar, primero hay que contar. GASPAR: ¿Contar? Ah, sí. A la de cuatro, a la de ocho y a la de ... MELCHOR: No, Gaspar, no. Así no es. ¿Verdad niños? GASPAR: ¿Y cómo es entonces? A ver, ayudadme todos: a la de _ a la de _ y a la de _ MELCHOR: Pero a la estrella hay que llamarla con suavidad. BALTASAR: Con música. Así: Estrellita llita llita llita. ¿Vale, chicos? GASPAR: Pero primero hay que contar. A la de _ a la de _ y a la de _. TRES REYES: Estrellita llita llita llita. MELCHOR: ¿La veis? GASPAR: Yo no. BALTASAR: ¿Y si la llamamos más alto? GASPAR: Sí, pero primero contamos. A la de _ a la de – y a la de_ TRES REYES: Estrellita llita llita llita.

(APARECE LA ESTRELLA)
MELCHOR: ¡Por fin! ¡Ahí está! BALTASAR: Rápido, sigámosla antes de que se vuelva a ir. GASPAR: Rápido, chicos, vamos tras ella. A la de _, a la de _ y a la de _.

(LOS REYES SALEN Y ENTRAN LA ABUELA Y LA NIÑA)
ABUELA: Y los reyes llegaron al portal de Belén y vieron allí a un bebé recostadito en un pesebre. En cuanto lo miraron, supieron enseguida que era un niño especial. NIÑA: ¿Y cómo lo supieron? ABUELA: Porque cuando lo miraban, su corazón se llenaba de alegría.

14

NIÑA: ¿Y qué hicieron? ABUELA: Pues le dieron unos regalos. Y desde entonces, para recordar ese día tan especial, los Reyes, les siguen trayendo regalos a todos los niños y a todas las niñas. NIÑA: ¡Qué guay! Yo quiero ver a los Reyes, abueli. ABUELA: Pues, creo que antes los he visto por ahí, si los llamamos, a lo mejor vienen. NIÑA: Sí, sí, abuela, vamos llamarlos. ABUELA: (Tose) Mari Pili, es que tengo la garganta un poquillo mal. ¿Por qué no les pides a estos niños tan bonicos y a estas niñas tan preciosicas que te ayuden? NIÑA: Vale, sí, chicos, ¿llamamos a los Reyes? Venga, a la de_, a la de_ y a la de_ ¡Reyes Magos! ¡Reyes Magos!

(SALEN LOS REYES, SE VAN LA NIÑA Y LA ABUELA)
MELCHOR: ¿Qué, qué? ¿Quién llama? BALTASAR: ¡Cuántos niños! GASPAR: ¡Hola, niños! hola, hola, hola, hola. MELCHOR: Todos estos niños seguro que nos traen la carta pidiéndonos regalos. ¿A que sí? BALTASAR: ¿Y nos habéis pedido muchas cosas? GASPAR: ¿Os habéis acordado de pedir algún juguete para los niños que no tienen tantas cosas como vosotros? MELCHOR: ¡Bien hecho! Siempre hay que acordarse de aquellos que tienen menos que nosotros. BALTASAR: A veces, también hay que recordárselo a los papás y a las mamás para que no se les olvide. GASPAR: ¡Bien dicho, Baltasar! Cuando lleguéis a casa le tenéis que decir a vuestros papás que no se olviden de pedir para los que son pobres.

15

MELCHOR: Para que así, en todo el mundo... LOS TRES REYES: ¡Sea Navidad! GASPAR: Melchor, Baltasar, ¿les recogemos las cartas ya? MELCHOR: Venga, vale. BALTASAR: Pero que suban en orden, como les indiquen sus maestras y maestros.

2.ª PARTE

(MÚSICA DE VILLANCICOS. LOS REYES BAILAN MIENTRAS LOS NIÑOS ECHAN LAS CARTAS AL BUZÓN)
MELCHOR: Bueno, niños, ya nos vamos. GASPAR: Nos veremos el día de Reyes en la cabalgata. BALTASAR: Mientras tanto, portaos bien y... LOS TRES: ¡Feliz Navidad! Adiós, adiós.

(SALEN LOS REYES)

16

EL ROBLE QUE DESCUBRIÓ SU CORAZÓN
(ADAPTACIÓN DEL CUENTO APARECIDO EN LA REVISTA GESTO Nº 120 DE ENERO-FEBRERO 2003)

17

OBJETIVOS DIDÁCTICOS - Conocernos como personas únicas, aceptando nuestras posibilidades y nuestras limitaciones. - Disfrutar de nuestra propia identidad.

PERSONAJES 2 Manzanos 2 Naranjos 2 Perales 4 Niñ@s 1 Roble 2 Conejos 2 Pájaros 1 Búho

DECORADOS Fondo de bosque

MÚSICA Música suave. Primavera. El bosque. Natura (música de relajación) Efectos de tormenta. Tormenta en el valle. Efectos de Sonido vol. 2. DIVUCSA

TRAJES

18

19

20

ESCENA 1

(A telón corrido aparece el búho)

BÚHO: Hoy he venido a contaros un cuento. ¿Os gustan los cuentos? Pero éste no es un cuento cualquiera, es una historia que me ocurrió hace algunos años. ¿Queréis oírla? Pues escuchad con atención. Había una vez un hermoso jardín que se encontraba... bueno, no importa dónde se encontraba, lo importante es lo que ocurrió allí. Mirad.

(Se va abriendo el telón mientras suena una música suave. El búho sale de escena. Sobre el escenario: 2 manzanos, 2 perales, 2 naranjos y un roble)
MANZANO 1: ¡Uf! ¡Cómo pesan estas manzanas! Me duele hasta el tronco de sujetar el peso y es que ...(dirigiéndose a los otros árboles) ¡Qué manzanas me han salido este año! No es por nada pero creo que son las mejores del lugar. MANZANO 2: De eso nada, monada, mira mis manzanas, son las más rojas y sabrosas de todas. Vamos, que si estuviera aquí Blancanieves seguro que elegiría mis manzanas. NARANJO 1: Todos los años con lo mismo. Siempre se pelean. NARANJO 2: ¡Qué pesados! PERAL 1: Como si toda la fruta no fuera importante. PERAL 2: Se creen los mejores. NARANJO 1: Además discuten en voz alta. NARANJO 2: Y no se dan cuenta de que el pobre roble no tiene fruta fresca. PERAL 1: ¡Pobrecillo! Yo no sé que haría si no diera ninguna pera. ¿Para qué serviría? PERAL 2: Eso me pregunto yo ¿de qué sirve un árbol si no es para dar peras? NARANJO 1: O naranjas. NARANJO 2: Que son muy buenas para los catarros. MANZANO 1: O manzanas. MANZANO 2: Que son muy buenas para los huesos.

21

PERAL 2: Bueno, sí, pero, ¿no os da pena el pobre roble? PERAL 1: A mí mucha. NARANJO 1: ¿Por qué no hablamos un poco con él? NARANJO 2: A lo mejor lo animamos un poco. MANZANO 1: Y ¿de qué hablamos? MANZANO 2: De manzanas no que se entristecerá. PERAL 1: Ni de peras que se apenará. PERAL 2: Pues hablemos del tiempo. Venga, Naranjo, dile algo. NARANJO 1: ¿Yo? Bueno, vamos allá. ¡Ejem! Hola, Roble, buenos días. ROBLE: Buenos días, don Naranjo. NARANJO 2: Parece que hoy no va a llover. ROBLE: Pues yo creo que sí, porque las hojas de mi copa se han despertado nerviosas esta mañana. MANZANO 1: ¿Ha dicho que va a llover? ¡Por Dios! se estropearán mis manzanas. MANZANO 2: Lo peor es que se estropearán las mías. PERAL 1: No seáis histéricos, que por una lluvia de nada no se os caerán los frutos. PERAL 2: Todo lo contrario, hará que engorden. NARANJO 1: Parece que oigo algo. NARANJO 2: Humanos a la vista. ¡Silencio!

22

ESCENA 2

(Los árboles quedan en silencio y entran en el escenario 4 niñ@s)
NIÑO 1: Pues yo prefiero jugar a la comba. NIÑO 2: ¡Qué rollo! ¡Juguemos al escondite! NIÑO 3: Yo estoy un poco cansado. ¿Por qué no nos sentamos un rato? NIÑO 4: Mirad, sentémonos entre aquellos árboles.

(Los niñ@s se aproximan a los árboles)
NIÑO 1: Mirad ¡qué manzanas más apetitosas! NIÑO 2: ¡Y qué peras tan magníficas! NIÑO 3: ¡Qué naranjas tan apetecibles! NIÑO 4: ¿Creéis que podremos comernos algunas? NIÑO 1: ¡Pues claro! Yo me comeré una manzana y una pera. NIÑO 2: ¡Pues yo probaré una de cada clase! NIÑO 3: Pues yo una de cada árbol. NIÑO 4: A ver si te vas a poner malo.

(Cada niño coge fruta de los árboles y se sienta a comérsela)
NIÑO 1: ¡Mmm! ¡Qué buena está! NIÑO 2: ¡ Enhorabuena, peral, esta pera está de muerte! NIÑO 3: ¡Qué árboles tan maravillosos! Dan una fruta buenísima. NIÑO 4: Sí, pero éste de aquí (señala al roble) no da nada de nada. NIÑOS 1,2,3: ¡Pobrecillo! NIÑO 1: Yo he terminado. NIÑO 2: Vamos a jugar a los piratas. NIÑO 3: ¿Cómo se juega?

23

NIÑO 4: Pues buscando el tesoro. NIÑOS: Primen.

(Salen los niños del escenario)
ROBLE: Todos me ignoran ¿para qué sirvo yo? No puedo alimentar a nadie. ¿Para qué habré nacido? (Se pone a llorar).

(Entra un búho y se posa en el roble)
BÚHO: ¡Qué cansado estoy! Llevo volando por lo menos dos horas. ¿Qué es esto? ¿Esta lloviendo? ROBLE: Perdón, ha sido una lágrima mía que le ha caído encima. BÚHO: ¿Una lágrima? ¿Acaso estás llorando? ROBLE: Pues sí. BÚHO: ¿Y qué te pasa para estar tan triste? ROBLE: No puedo ser como el naranjo porque no doy naranjas. BÚHO: Eso no es raro. Tú no eres un naranjo. ROBLE: Tampoco puedo ser como el manzano. Por más que lo intento, no me sale ninguna manzana. BÚHO: Eso no me sorprende. Tú no eres un manzano. ROBLE: Pero es que tampoco puedo se como el peral... BÚHO: ¡Espera, no me lo digas! porque no te salen peras, ¿verdad? ROBLE: Sí, por eso. BÚHO: ¿Y eso es un problema para ti? ROBLE: Un gran problema. No sé para qué sirvo. BÚHO: Eso es lo mismo que les pasa a muchos seres sobre la tierra. ROBLE: ¿En serio? BÚHO: Y tanto. Yo mismo tuve ese problema en mi juventud.

24

ROBLE: ¿Y qué hiciste para solucionarlo? BÚHO: Pues escuché mi voz interior. ROBLE: ¿La voz interior? BÚHO: Sí, lo que hace que te conozcas mejor. La que te dice que tú no puedes ser como los demás. La que te enseña que tú eres especial. ROBLE: ¿Yo soy especial? BÚHO: Todos somos especiales y tenemos una misión importante que cumplir. ROBLE: ¿Yo tengo una misión que cumplir? BÚHO: Pues claro. ROBLE: ¿Y cuál es la mía? BÚHO: Eso lo tienes que descubrir tú solito. Ser tú mismo te ayudará. ROBLE: Sí, ser yo mismo. BÚHO: Sí, y si aprendes a quererte como eres, serás más feliz. ROBLE: Ser feliz tal y como soy. BÚHO: Debes escuchar tu voz interior y abrir tu corazón. ROBLE: Abrir mi corazón. Lo haré. Gracias, señor Búho. BÚHO: No ha sido nada amigo Roble. Tus ramas y tu sombra me han servido para descansar. Gracias a ti. Adiós. ROBLE: Adiós, vuelva usted cuando quiera.

(Se oyen truenos y relámpagos. Las luces aumentando y disminuyendo su intensidad)
ÁRBOLES: ¡Que llueve! ROBLE: No os preocupéis, mis ramas son fuertes y grandes. Yo protegeré vuestros frutos. Venid, cobijaos en mí.

(Entran dos conejos y dos pájaros)

25

CONEJO 1: Te dije que debíamos volver a casa, que iba a caer una tormenta. ¿Ves? Ahora nos vamos a poner chorreando. CONEJO 2: Es que tenía hambre y no habíamos encontrado nada. PÁJARO 1: Con lo agustito que podíamos estar ahora en el nido y míranos, aquí en medio aguantando el chaparrón. PÁJARO 2: Pues tú estuviste de acuerdo en dar un revoloteo, no sé de que te quejas ahora. CONEJO 1: ¿Qué hacemos ahora? CONEJO 2: Busquemos un sitio donde protegernos. PÁJARO 1: Buena idea, pero ¿dónde? PÁJARO 2: Ahí, mirad ese árbol tan grande, ahí estaremos bien.

(Los animales se cobijan en el roble)
CONEJO 1: ¡Qué suerte hemos tenido al encontrar este árbol! CONEJO 2: Y además está rodeado de otros árboles frutales. ¡Qué guay! Por fin voy a comer. PÁJARO 1: Si no llega a estar este roble aquí, podíamos haber muerto. PÁJARO 2: ¡Qué exagerado eres! Todo lo más nos hubiéramos resfriado. CONEJO 1: Demos las gracias al árbol por protegernos tan bien. TODOS: Gracias.

(Se cierra telón y aparece el búho)
BÚHO: Y el árbol se sintió fuerte y seguro de sí mismo y se dispuso a ser todo para lo cual estaba destinado. Así pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Sólo entonces el jardín completo fue plenamente feliz.

(Se abre telón y saludan todos los personajes)

26

LA RATITA PRESUMIDA

27

OBJETIVOS DIDÁCTICOS - Concienciar a l@s niñ@s de la necesidad de compartir los trabajos domésticos para mantener una relación más igualitaria y satisfactoria. - Romper prejuicios sobre roles y trabajos sexistas.

PERSONAJES Ratita 8 Ratitas 3 Perros 3 Gatos 2 Conejos 2 Ratones 1 Ciempiés DECORADO Casa de la ratita Flores y arbustos Menaje del hogar • Escobas de colores • Olla y cuchara de palo • Trapo, aguja gigante (de hacer punto) e hilo (Ovillo) • Fregona y cubo • Trapos, plancha y tabla de planchar • Plumero • Barreño, ropa, detergente • Tendedero, pinzas • Dos muñecos bebés (¿ratones?) • Maceta colgada en la ventana de la casita

28

MÚSICA Aserejé (fragmento). Las Ketchup Marcha nupcial Baila (sexy thing). Zucchero Can-can (fragmento). Jacques Offenbach Sinfonía de los juguetes (fragmento). Haydn El reloj (fragmento). Haydn DISFRACES RATITAS: Disfrazadas de Minnie Mouse. La ratita presumida de diferente color. La cara maquillada.

El resto de los animales disfrazados con monos de diferentes colores. Un gorro con las orejas. La cara maquillada.

29

30

31

(Se abre el telón y aparece una ratita barriendo la puerta de su casa)
RATITA: ¡Qué cansada vengo de la oficina! Hoy estaba la jefa que no había quien la aguantara. Que si fotocopia estos documentos, busca en el ordenador aquello, mira a ver si tengo algún e-mail... En fin, para qué contar más. Y ahora, en vez de llegar (canta) “a casa a descansar” como los enanitos de Blancanieves, no, tengo que fregar, barrer, planchar, cocinar... ¡Uf! ¡Qué vida! Bueno, me dejo de cháchara y voy a barrer un poco toda esta basura.

(La ratita barre mientras tararea el Aserejé)
RATITA: ¿Qué es aquello que brilla? (recoge una moneda del suelo). ¡Una moneda de dos euros! ¿En qué la gastaré, en qué la gastaré? ¿En un trapo nuevo para el polvo? Pero, seré tonta ¿qué es lo que estoy diciendo? Esto me lo voy a gastar en mí porque...(con voz de anuncio) “yo lo valgo”. Me compraré una cinta para hacerme un lazo.

(La ratita sale del escenario y vuelve a entrar con un lazo colocado. Las ratitas entran con ella también y se ponen todas a barrer. Se oye la música del Aserejé y van entrando los perros. Todos bailan). (Una vez que acaba el baile, las ratitas se ocupan de diferentes labores: Ratitas 2 y 3 cocinan, 1 y 4 cosen, 5 y 6 barren, 7 y 8 mecen a un bebé)
PERRO 1: ¡Guau! PERRO 2: ¡Requeteguau! PERRO 3: ¡Requeterrequeteguau!

(Los perros van animándose unos a otros y se empujan mientras piropean a la ratita. De vez en cuando se les escapa un ladrido)
PERRO 1: ¡Pastelito de nata! PERRO 2: ¡Tocinito de cielo! PERRO 3: ¡Figurita de mazapán! PERRO 1: ¡Merengue! PERRO 2: ¡Algodón dulce! PERRO 3: ¡Caramelo de limón!

32

RATITA:

¡Jesús! Ni que fuera a poner una pastelería.

PERRO 1: Ratita, ¿te gustaría casarte conmigo? PERRO 2: O conmigo. ¡Guau! PERRO 3: Y si no conmigo. ¡Guau, guau! RATITA: ¿Y qué sabéis hacer vosotros? PERRO 1: Somos lumbreras en informática. ¡Guau! PERRO 2: Los mejores con el ratón. PERRO 3: Programamos cualquier cosa. PERRO 1: ¿Qué te parece, bombón? RATITA: Me parece bien, pero es que mi madre siempre me decía...

(Se adelanta la ratita 1 y se la ilumina)
RATITA 1: “Hija mía, cásate con aquel que te eche una mano en las labores domésticas”.

(Se vuelve a su sitio y vuelve la iluminación como antes)
RATITA: Sí, eso era, que comparta las labores domésticas. PERROS 1, 2 y 3: ¿Compartir qué? RATITA: Las tareas del hogar. PERRO 1: (Mirando a los otros perros) ¿Tareas dice? PERRO 2: ¿Qué tareas? PERRO 3: Dice que las del hogar. RATITA: Pero bueno, ¿es que acaso no sabéis coser, guisar o barrer? PERRO 1: Pues... PERRO 2: Este... PERRO 3: En fin...

33

RATITA: Pues ¡ale! (señalando al perro 1) tú cocinarás (la Ratita lleva al perro 1 donde están cocinando las ratitas 2 y 3. Ellas intentan enseñarlo). (Luego se dirige al perro 2) y tú coserás (lleva al perro 2 donde están las ratitas 1 y 4 y éstas le entregan una aguja gigante, hilo y un trapo para que cosa) y tú (señalando al perro 3) barrerás (las ratitas 5 y 6 que están barriendo le enseñan).

(Los perros lo hacen muy mal. Mientras, la Ratita entra en su casita y riega las flores que están en la ventana.)(Música) (Todas las acciones que se describen a continuación se realizan siempre con movimientos de mímica muy exagerados) Cocinando El perro intenta meterse en el caldero. La rata 2 se lo impide. La rata 3 le da el cucharón para que mueva la comida. Le indica por mímica que le dé vueltas y el perro gira él alrededor de la olla. La rata 3 le indica con el dedo que así no. La rata 2 le señala que pruebe la comida, pero que antes le sople. El perro la imita con mímica al mismo tiempo que la rata lo está haciendo, pero cuando prueba la comida no le sopla y se quema haciendo grandes aspavientos. Cosiendo La rata 1 le da al perro 2 una aguja de hacer punto y un ovillo de lana para enhebrarla. El perro empieza a tirar de la hebra, se le va el ovillo y se deslía todo. La rata 1 le dice con el dedo que no. El perro, ya con el cabo de la hebra en la mano intenta enhebrar la aguja con grandes esfuerzos por conseguirlo. La rata 4 le enseña como debe de hacerlo. Cada vez que el perro intenta enhebrar la aguja se le cae, o se le cae la hebra, o se pincha. Barriendo La rata 5 le da su escoba al perro 3 y éste se monta en ella a modo de caballito, la rata 5 le dice que no y le señala la forma de hacerlo. Entonces barre al revés, con el cepillo para arriba. La rata le dice que no con el dedo. Se pone a barrer bien pero se enreda las piernas con el cabo de la escoba. La rata 6 le dice que no.
RATITA 3: ¿Cómo va eso? (Se acerca al perro 1 y mira la olla) ¿A esto llamas un guiso? (dirigiéndose a las ratitas). Oled, oled, ¿con éste se va a casar si no sabe ni guisar? RATITA 2: Aprende a cocinar, perrito y cuando sepas, vuelve aquí con un guisito.

(El perro 1 se queda cabizbajo en el centro del escenario)

34

RATITA: (Se dirige al perro 2 y coge la aguja y el hilo). Si ni siquiera ha conseguido la aguja enhebrar, ¿creéis que con él me voy a casar? RATITA 4: Cuando manejes la aguja como el ratón, ganarás mi corazón.

(El perro 2, cabizbajo, se coloca al lado del perro 1)
RATITA 5: (Se dirige al perro 3). No has conseguido ni recoger un papel (se dirige a las demás ratas) ¿no pensaréis que se casará con él? RATITA 6: (Dirigiéndose al perro 3) Programa cómo recoger, ¡eso es lo que queremos ver!

(Salen los tres perros cabizbajos y en fila) (Las ratitas se ponen a barrer. Se oye la música y van entrando los gatos. BAILE) (Una vez acabado el baile las ratitas 2 y 3 planchan, la 1 y la 4 barren, la 5 y la 6 dan de comer a un bebé, la 7 friega el suelo y la 8 limpia el polvo con un plumero)
GATO 1: ¡Miau! GATO 2: ¡Requetemiau! GATO 3: ¡Requeterrequetemiau!

(Los gatos van animándose unos a otros, se empujan mientras piropean. De vez en cuando maúllan)
GATO 1: ¡Estrella de mi cielo! GATO 2: ¡Lucero del alba! GATO 3: ¡Sol de mediodía! GATO 1: ¡Cielito lindo! GATO 2: ¡Astro del firmamento! GATO 3: ¡Luz de mis ojos! RATITA: ¡Por Dios! Ni que fuera una bombilla. GATO 1: Ratita, me gustas tanto...¡que te comería!

35

GATO 2: Ratita, esto..., esto..., esto...¡miau! ¡Que no me atrevo!

(Empuja al gato 3 para que se lo diga)
GATO 3: ¿Querrías casarte conmigo? GATO 1: ¿O conmigo?¡Miau! GATO 2: Y si no conmigo. RATITA: ¿Y vosotros, qué sabéis hacer? GATO 2: Alucinarás con el masaje que sabemos dar. GATO 1: Te dejaré tus lindos huesos como la seda. GATO 3: Y después del trabajo te quedarás como nueva. RATITA: No sé, no sé. Mi madre siempre me decía:

(Se adelanta la ratita 1 y se la ilumina)
RATITA 1: Hija mía, en el matrimonio es mejor compartir los momentos buenos y los malos, las horas de trabajo y las de descanso.

(Se va a su lugar y vuelve la iluminación anterior)
RATITA: ¡Eso era! Compartir el trabajo. GATO 1: (Dirigiéndose a los otros) ¿Qué ha dicho? GATO 2: ¿Qué comparte? GATO 3: ¿Trabajo de qué? RATITA: El de la casa, ¿cuál si no? ¿Es que acaso no sabéis fregar, limpiar el polvo o planchar? GATO 1: Este... GATO 2: Yo... GATO 3: Es que...

36

RATITA: ¡Pues vamos allá! (dirigiéndose al gato 1) Tú fregarás. (Lleva al gato 1 al lugar donde se encuentra la ratita 7 y lo deja allí con ella, que le enseña.) Y tú limpiarás el polvo (dirigiéndose al gato 2, lo lleva hasta la ratita 8, ésta le entrega su plumero); y tú plancharás (lleva al gato 3 hasta donde se encuentran las ratitas 2 y 3. Le dan una camisa y una plancha).

(La Ratita se acerca donde están las ratitas 5 y 6 y ayuda a dar de comer al bebé. Música) Fregando La rata 7 le da su fregona y el gato 1 barre con ella. La rata le dice que no, que debe meterla en la cuba. El gato mete un pie y sigue barriendo arrastrando la fregona. La rata le indica cómo hacerlo y el gato 1 vuelca el cubo. Limpiando el polvo La rata 8 le da su plumero y el gato 2 lo coge por las plumas y golpea con el palo. La rata le dice que no. El gato limpia el suelo como si barriera. La rata le dice que no. Le quita el plumero y le da una bayeta. Con la bayeta juega lanzándola para arriba y cogiéndola de diversas formas. Planchando La rata 2 le da la plancha y una camisa al gato 3. Éste hace un lío con la camisa y la golpea con la plancha. La rata 3 le dice que no y le pone la camisa bien extendida. Con la plancha “arrastra” la camisa. La rata 2 le dice que no. Le enseña cómo debe hacerlo y cuando lo está haciendo bien le muestra el enchufe. No la ha enchufado.
RATITA: ¿Cómo va eso? (se dirige al gato 1 y mira el suelo). Pero si está todo chorreando. ¡Vamos, en casarme contigo, estaba yo pensando! RATITA 7: Para el matrimonio no estás preparado, pero sigue fregando así de entusiasmado.

(El gato 1 queda cabizbajo)
RATITA: (Va hacia el gato 2). (Tose). Cof, cof ¿Qué es esta polvareda? ¿Así limpias tú con la bayeta? Pues hijo, claro lo tienes, no me caso contigo ni que lo sueñes. RATITA 8: Si das los masajes como mueves el plumero, no eres tan hábil, caballero.

(El gato 2, cabizbajo, se coloca al lado del gato 1)
RATITA 2: ¿Has conseguido la plancha enchufar? ¡Jesús, qué torpe! ¿Con él se tendrá que casar?

37

(Dirigiéndose a las ratitas)
RATITA 3: Si me dejas tan arrugada como esa camisa, no quiero masajes, masajista.

(Los tres gatos salen cabizbajos y en fila) (Las ratitas se ponen a barrer, se oye la música y entran los conejos. BAILE. Una vez que acaba el baile, las ratitas 4 y 5 lavan en un barreño, la 6 y 7 tienden la ropa en un tendedero, la 3 y la 8 barren, la 1 y la 2 atienden a los bebés)
CONEJO 1: (Chifla una vez) CONEJO 2: Requete (y chifla una vez)

(Los conejos se animan entre ellos mientras piropean a la ratita. Chiflan de vez en cuando)
CONEJO 1: ¡Rocío de la mañana! CONEJO 2: ¡Escarcha de otoño! CONEJO 1: ¡Brisa de primavera! CONEJO 2: ¡Lluvia de verano! RATITA: ¡Atchís! Que me voy a resfriar. CONEJO 1: Ratita requetelinda, ¿Te gustaría casarte conmigo? CONEJO 2: O conmigo. RATITA: Y qué sabéis hacer? CONEJO 1: Soy arreglando los dientes mucho mejor que Vicente. CONEJO 2: Y yo te arreglo las muelas de maravilla, sin que te duela. RATITA: Eso está muy bien, pero... es que mi madre siempre me decía...

(Se ilumina a la ratita 1 que se adelanta)
RATITA 1: “Hija mía, si tu marido te quiere de verdad, no te dejará reventar”. RATITA: Sí, eso era, reven, reven, ¿el qué mamá?

38

RATITA 1: Que te ayude en las tareas del hogar. ¡Qué hija mía, no te enteras de nada! RATITA: ¡Eso! Gracias, mamá.

(La ratita 1 vuelve a su lugar. Iluminación normal)
RATITA: El que se quiera casar tiene que saber hacer las tareas del hogar. CONEJO 1: ¿Las tareas? CONEJO 2: ¿Qué tareas? RATITA: Otros igual. Las de la casa. ¿Es que acaso no sabéis lavar la ropa y luego tenderla? CONEJO 1: Este... CONEJO 2: Yo... RATITA: A ver, tú lavarás la ropa (se lleva al conejo 1 hasta las ratitas 4 y 5 y éstas le dan un barreño, ropa y un paquete de detergente) y tú tenderás (se dirige al conejo 2 y lo acerca hasta el tendedero. Allí las ratitas 6 y 7 le dan ropa y pinzas).

(La Ratita entra en su casa y por la ventana se ve cómo se peina. Música) Lavando La rata 4 le da su trapo para lavar, el barreño y el detergente. El conejo 1 mete el trapo en el barreño y vacía el paquete entero de detergente en el barreño. La rata 4 se lleva las manos a la cabeza y le dice que no. Le indica que debe echar muy poco detergente. La rata 5 hace como si lo echara. El conejo lava pero con dos dedos y girando el trapo. Las dos ratas le enseñan a frotar la ropa, pero el conejo lo que hace es que se lía el trapo alrededor de su puño. Tendiendo La rata 6 le da al conejo 2 un cubo con ropa y la rata 7 le da pinzas. El conejo pone la canastilla de las pinzas bocabajo. La ropa la va poniendo amontonada toda junta girándola sobre ella misma. Las ratas no le dicen nada porque mientras hacía todo esto ellas estaban hablando.
RATITA 4: ¿Cómo va eso? (va hacia el conejo 1). Primero se pone la ropa a remojar, se quitan las manchas y se termina de lavar. ¿Acaso con él se va a casar? (le pregunta a las ratitas). RATITA 5: El resultado de esta colada me ha dejado mareada.

39

(El conejo 1 se queda en el centro del escenario cabizbajo)
RATITA 6: (Va hacia el conejo 2). Si has derramado todas las pinzas. ¿Así vas a conseguir a alguna ratita linda? RATITA 7: Toda la ropa en un montón lo que parece es un gran flemón.

(El conejo 2 se coloca al lado del conejo 1. Ambos salen de escena) (Las ratitas se ponen a barrer, entran dos ratones. Música y baile. Una vez acabado el baile la ratita 8 cocina, la 7 plancha, la 6 cose, la 5 coge el plumero, la 1 tiende, la 2 lava, la 3 y 4 mecen al bebé)
RATÓN 1: ¡Madre mía! RATÓN 2: ¡Requetemadre mía!

(Los ratones se animan entre ellos mientras piropean a la ratita)
RATÓN 1: ¡Capullito de alhelí! RATÓN 2: ¡Rosita de Pitiminí! RATÓN 1: ¡Ramillete de azucenas! RATÓN 2: ¡Carita de amapola! RATITA: ¡Por Dios! Que me da la alergia con tanta flor. RATÓN 1: Ratita linda, ¿Querrías casarte conmigo? RATÓN 2: O conmigo. RATITA: ¿Y vosotros, que sabéis hacer? RATÓN 1: Yo parto el queso y el salchichón que es una bendición. RATÓN 2: Si te gusta el foie-gras como el mío no lo probarás. RATITA: Pues no sé, mi madre siempre me decía...

(Se adelanta la ratita 1 enfadada y sin que cambie la luz le dice a la ratita)
RATITA 1: Hija mía, mereces lo que te pase, no te enteras. ¡El hogar! ¡Las tareas! RATITA: Sí, eso, las tareas del hogar.

40

RATÓN 1: ¿Qué hogar? RATÓN 2: ¿Qué tareas? RATITA: Sois como todos. ¿Es que no sabéis acaso recoger? Mirad este desorden, anda, ponedlo todo bien y en orden.

(Los ratones cogen cosas y las cambian de lugar, con lo cual sigue todo igual de desordenado. Lo que uno pone en un sitio el otro lo vuelve a poner donde estaba. Cuando acaban se dan la mano satisfechos. Observan el resultado y se rascan la cabeza pensativos. Las ratitas los miran alucinadas)
RATITA: ¿A esto lo llamáis ordenar? pero si nada está recogido. ¡A ninguno os quiero por marido! RATITA 8: ¿Nos la queréis dar con queso? Porque esto me suena a mí a eso.

(Los ratones salen cabizbajos. Las ratitas barren. Entra un ciempiés y se dirige al público. Las ratitas, mientras transcurre la escena del ciempiés se apoyan en sus escobas admiradas de lo que ven y oyen. Continuamente expresan su sorpresa mirándose unas a otras.)
CIEMPIÉS: ¡Qué ratitas tan lindas! Sobre todo la del lazo (dirigiéndose a la ratita). Ratita, ratita. RATITA: (Enfadada) ¡¡Qué!! CIEMPIÉS: Nada, nada. Sólo quería decirte que estás muy guapa. RATITA: Gracias, pero ahora no tengo tiempo para piropos. CIEMPIÉS: Ya veo, no te preocupes que yo te ayudo. RATITA: ¿Tú? ¿Vas a ayudarme? CIEMPIÉS: Si quieres, claro. RATITA: Claro. Que claro que quiero, digo. ¿Por qué me pongo tan nerviosa? (Le pregunta a las ratitas).

(Recogen todo)
CIEMPIÉS: Ratita, ¿te quieres casar conmigo? RATITA: Y, mientras yo trabajo, ¿tú que harás?

41

CIEMPIÉS: Pues, cuando terminemos de tender y coser, si quieres, podemos leer. RATITAS: Sí, sí. CIEMPIÉS: Y cuando planchemos y freguemos el suelo, podemos irnos de paseo. RATITAS: ¡Vaya! CIEMPIÉS: Aunque también podemos ir al cine. Eso sí, después de que yo cocine. RATITAS: ¡Oh! RATITA: Pues, mi respuesta es...un momento (se dirige a las ratitas). ¿Creéis que con él me debo casar? RATITAS: ¡No lo dejes escapar!

(Todos se abrazan y lo celebran. Las ratitas le ponen un velo y le dan un ramo de novia. Se oye música nupcial que irá cambiando a rock. Todos los personajes salen al escenario, bailan y saludan)

(Todas las acciones de los pretendientes que se han descrito, deben realizarse siempre con movimientos de mímica muy exagerados)

42

¿DÓNDE ESTÁ LA PRIMAVERA?

43

OBJETIVOS DIDÁCTICOS - Fomentar valores que propicien una adecuada convivencia entre las personas. - Desarrollar el amor a la naturaleza y el compromiso para mantenerla viva.

PERSONAJES Narrador 4 Brujos 2 Nubes 5 Vientos 1 Sol DECORADO Niñas disfrazadas de Flores. MÚSICA Septimino. op 20: Tempo de Minnueto de Beethoven. Sinfonía 6 (Pastoral) “La Tormenta” de Beethoven. Cabalgata de las Walkynas de Wagner. Fantasía de Greensleeves de V. Williams. Sinfonía 94 “Sorpresa” Tercer movimiento de Haydn. El vuelo del Moscardón de Rimsky-Korsakov. Cascanueces: Danza China de Tchaikovsky. “Jackson Morning” de Gwendal. VESTUARIO

44

45

ESCENA I

(Se abre telón y aparecen las flores mientras se escucha el Minnueto. Luces de colores. Cada vez que habla el narrador se baja un poco la música.)
NARRADOR (Siempre en off): Había una vez un país donde siempre era primavera.(Subir música) Las personas que allí vivían, tenían un carácter abierto y simpático. (Subir música) Les gustaba encontrarse en los jardines y en las plazas, hablar sin prisas y saludarse y despedirse educadamente. (Subir música)En fin, que vivían felices, y si alguna vez tenían conflictos, que los tenían, los arreglaban hablando y sin peleas. (Dejar subida). Pero un día llegaron al país unos brujos malvados que odiaban las flores, el Sol y la primavera. Como eran tan antipáticos sentían coraje por todas las palabras amables. No podían soportar que existiera un lugar tan hermoso donde vivir. Por esto decidieron suprimir todo lo bello del lugar elaborando un conjuro.

(Dejar el Minnueto hasta el final. Entran los brujos. Luces intermitentes. Música “La Tormenta”. Cuando comienzan los brujos a hablar, para la música y la luz cambia a blanca)
BRUJO 1: No puedo soportar tanto aroma a flor. Atchús (Estornuda). BRUJO 2: Es todo tan bonito que da asco. BRUJO 3: ¿Y has visto a los niños y las niñas que educados son? ¡Puajj! BRUJO 4: No se pelean nunca. ¡Qué aburrido! BRUJO 1: Y todo lo piden por favor. ¡Qué rollo! BRUJO 2: Y dan las gracias. Inconcebible. BRUJO 3: Lo peor es que obedecen a los mayores. BRUJO 4: ¿Cómo dices? BRUJO 3: Lo que oyes. BRUJO 1: Pues eso sí que no debemos consentirlo. BRUJO 2: De ninguna de las maneras. ¡Faltaría más! BRUJO 3: Eliminemos la primavera de sus vidas. ¡Ja, ja, ja! Verás como todos se vuelven unos antipáticos.

46

BRUJO 4: ¡Qué gran idea! Seguro que en poco tiempo los tenemos peleándose a todos. BRUJO 1: Y se insultarán.¡Qué bueno! BRUJO 2: Desobedecerán. ¡Qué guay! BRUJO 3: Traed el caldero que vamos a elaborar el conjuro mágico. BRUJO 4: Y también podemos traer el libro de los hechizos “Pestosus Asquerosus”. BRUJO 2 : ¿Creéis que así podremos suprimir la primavera? BRUJO 3: Pues claro, tonto, en el libro de los hechizos “Pestosus Asquerosus” vienen todos los ingredientes. BRUJO 1: Yo traigo el libro. BRUJO 4: Y yo las varitas mágicas. BRUJOS 2 y 3: Pues nosotros el caldero.

(Comienza la música La Cabalgata mientras van y vuelven con el caldero. Luces con flash. Baile del conjuro. Las flores van cayendo a medida que son rociadas con la pócima de las varitas. Al final del baile los brujos se van riendo)

47

ESCENA II

(Cuando se abre telón el escenario aparece vacío, con poca luz. Suena La Tormenta. Cuando habla el narrador, baja la música)
NARRADOR: Y del país se marchó la primavera. Los niños y niñas quedaron tristes. Pronto comenzaron a pelearse y portarse mal. (Se oyen peleas en off del tipo: No juego contigo. Dame eso que es mío. Mamá, el hermano me ha roto mi muñeca, etc). Las personas dejaron de reunirse en las plazas para charlar, dejaron de saludarse y se peleaban por todo. El país dejó de ser hermoso y se convirtió en un lugar frío y triste. (Se van encendiendo las luces hasta quedar en luz blanca coincidiendo con la salida de las nubes.) Pero un día llegaron unas nubes volando hasta allí.

(Salen las nubes. Música la Fantasía. Parar cuando hablen las nubes.)
NUBE 1: ¿Dónde me ha traído el viento? ¿Qué lugar es éste? NUBE 2: ¡Qué feo es! No hay ni una flor. NUBE 1: A lo mejor es que no ha pasado la primavera por aquí. NUBE 2: Pues ¡Pobre gente! Deben ser muy desgraciados. NUBE 1: Sobre todo los niños y las niñas. NUBE 2: Una vez vi un pueblo sin primavera y las personas no paraban de pelear. NUBE 1: ¡Así va el mundo! NUBE 2: Pues esto hay que arreglarlo antes de que sea demasiado tarde. NUBE 1: ¿Pedimos refuerzos? NUBE 2: Vamos allá.

(Las nubes salen. Música: Fantasía)
NARRADOR: Y las nubes corrieron a avisar a sus compañeros el viento y el Sol. Llamaron al agua y le pidieron que llenara sus bolsillos para así poder regar el suelo con su lluvia.

(Salen las nubes. Cuando vuelven a entrar, baile de las nubes. La música sube. Música Sorpresa. Cuando hablan las nubes se baja la música)

48

NUBE 1: (Echando gotas plateadas) Bebe, tierra, estás sedienta, pobrecilla.Bebe hasta que te canses porque tengo los bolsillos cargados de lluvia. NUBE 2: (Echando gotas doradas va leyendo el texto que hay escrito en las gotas.) Traemos gotas cargadas de cosas buenas. Mira en esta pone: “Te presto mis juguetes”. NUBE 1: Y aquí dice: “No dejo a nadie solo”. NUBE 2: En esta gota mando besitos de cariño. (Le da besos a la gota antes de echarla al suelo.) NUBE 1: Con esta gota yo te invito a mis chuches.

(Música y dan unos pasos de baile mientras echan las gotas) (Se apartan las nubes y entra el viento representado por varios niños. Música: el Vuelo del Moscardón)
VIENTO: (Hablan todos a la vez.) Traemos semillas de lugares lejanos. VIENTO 1: Yo echaré semillas de amor. VIENTO 2 y 3: Sembraremos semillas para que no haya peleas. VIENTO 4 y 5: Nuestras semillas traen respeto.

(Música y el viento baila mientras echan semillas, confetis, en el suelo) (Se aparta el viento y entra el Sol. Música: Danza China)
SOL: Traigo el calor de la amistad. Con estos rayos crecerán las semillas. (Va echando rayos mientras dice las frases) Rayos para obedecer a los mayores. Rayos para portarnos bien en casa. Rayos para no pelearnos con los amigos. Rayos de amor.

(Música y baila el Sol)
NARRADOR: Y así fue como volvió la primavera a los corazones de los niños y niñas. Todo volvió a ser hermoso y feliz. Y vosotros no olvidéis que, si alguna vez os quedáis sin primavera en vuestro corazón, sólo tenéis que recordar que con amistad y amor, puede ser siempre PRIMAVERA en vuestro interior.

(Baile final de todos los personajes. Música: Jackson Morning. Luces de colores)

49

LOS DOCE DESEOS

51

OBJETIVOS DIDÁCTICOS - Incidir en la aceptación de culturas diferentes buscando en ello la riqueza que nos reportan para limar las diferencias que nos pueden alejar. - Tomar conciencia de otras realidades, a veces más desfavorecidas que la nuestra. - Fomentar valores como la solidaridad y la generosidad.

PERSONAJES Pepito Grillo Hada Madrina Pinocho Alicia 5 Niñ@s Maléfica Aguja Reloj (12 niñ@s) DECORADOS Cuatro cuentos gigantes. Peldaños para el reloj. Mesa con mantel de Navidad. Calendario: 31 de diciembre. MÚSICA El reloj Musical Vienés. Kodàly. Villancicos. TRAJES

52

53

54

ESCENA 1

(En el escenario hay cuatro cuentos gigantes: Pinocho, Cenicienta, Blancanieves y Alicia en el País de las Maravillas. Pepito Grillo, el Hada Maléfica, Pinocho y Alicia, que están escondidos detrás, van saliendo en su momento de sus respectivos cuentos)
PEPITO GRILLO:(Sale del cuento mirando el reloj.) ¡Uf, qué tarde es ya! Y yo por más que lo pienso y pienso...no se me ocurre nada para resolver este problema. Desde que me enteré estoy tan preocupado que no puedo dejar de pensar. ¿Cómo haría yo...? (Se para un poco y mira al libro de Cenicienta) ¡Ya está! Llamaré al hada de Cenicienta, ella me ayudará. ¡Hada Madrina, Hada Madrina! HADA MADRINA:¿Quién grita tanto a estas horas?¡Ya no puede una ni descansar un rato! Ahora que los hijos de Cenicienta están en el cole y me han dejado tranquilita... PEPITO GRILLO: Buenas tardes, bella dama. (Se quita el sombrero y le besa la mano.) HADA MADRINA: ¡Si es Pepito Grillo! Vaya, tú siempre tan galante, pero no puedes ocultar que eres un grillo. PEPITO GRILLO: ¿Lo dices porque soy verde como una lechuga? HADA MADRINA: No, lo digo por esa voz chillona de quitasiestas que tienes. Pero...¿te pasa algo? Te veo muy cabizbajo. PEPITO GRILLO: Sí, verás. Es que te he llamado porque tengo un problema muy gordo. HADA MADRINA: ¿De qué se trata? PEPITO GRILLO: Es un problema de corazón. Es que se me ha partido (tocándose el pecho). HADA MADRINA: ¡Uy Pepito, eso es muy grave! Pero yo no puedo ayudarte. Tendrás que ir al médico. ¿Y cómo te lo has roto? PEPITO GRILLO: (Rascándose la cabeza.) Me parece que no me he explicado bien; lo que tengo rota es el alma. ¡Eso!

(Sale del cuento Pinocho muy nervioso)
PINOCHO: Pepito, ¿dónde te habías metido? Llevo buscándote toda la tarde. Hola, Hada Madrina.

55

HADA MADRINA: Hola, Pinocho, ¡cómo has crecido, si hace nada estabas jugando a las canicas! PINOCHO: Pues ya tengo novia.¡Adivina, se llama Alicia! HADA MADRINA: ¿La del País de las Maravillas? PINOCHO: La misma. Te la voy a presentar (va a por ella). HADA MADRINA: (Dirigiéndose a Pepito Grillo.) ¿Está más formalito? PEPITO GRILLO: Así, así. Siempre llega más tarde de la hora que le dice Geppetto.

(Llegan Pinocho y Alicia)
ALICIA: ¡Hola! PEPITO GRILLO Y HADA MADRINA: ¡Hola! PINOCHO: Esta es Alicia. HADA MADRINA : ¡Pero qué mayor y qué guapa! PINOCHO: Nos vamos a bailar. Y tú, Pepito, no vas a venir a molestarme con tus consejitos...¿eh? (le da un pellizquito en la cara). ALICIA: Vamos, Pinochito de mi alma. PINOCHO: Vamos, Ali de mi corazón.

(Salen agarrados, mirándose muy acaramelados)
HADA MADRINA: Ya voy comprendiendo lo que te pasa, Pepito, que Pinocho se ha hecho mayor y no te necesita, y te sientes un poco inútil ¿verdad? PEPITO GRILLO: ¡No, todo lo contrario, tengo tanto trabajo que estoy estresado. Ahora soy la conciencia de todos los niños y niñas. HADA MADRINA: Mira, hablando de niños, aquí llegan los hijos y las hijas de Cenicienta. ¿Verdad que son una monada? TODOS: ¡Hola, Madrinita! HADA MADRINA: Hola, “ricuras”. ¿Qué tal el colegio?

56

NIÑO 1: Bien, pero tengo muchos deberes. Anda...préstame tu varita...(señalándola). NIÑO 2: Pues a mí me han castigado. HADA MADRINA: ¿Por qué? NIÑO 2: Por tirar de las trenzas a esa cursi de Caperucita. Tengo que escribir “Perdón, Caperucita” quinientas veces. Madrinita...¿me ayudarás? NIÑO 3: Y a mí. Mañana tengo que ganarle a ese cachas de mi clase, que es primo de Superman. NIÑO 4: A mí también. Necesito que mi pelo sea más largo y más rubio que el de la presumida de Ricitos de Oro. PEPITO GRILLO: Pero...¡qué niños tan caprichosos! Las hadas están para resolver problemas más... NIÑO 5: (Interrumpiendo) Vámonos, que yo conozco a Pepito Grillo y va a echarnos uno de sus sermones. PEPITO GRILLO: (Para él.) ¡Será maleducado!

(Salen l@s niñ@s.)
HADA MADRINA: Bueno, Pepito, veo que sigues muy triste. Me gustaría ayudarte, pero no se me está ocurriendo ninguna idea. Vamos a llamar a Maléfica. Puede que como ella es una bruja, tenga una fórmula para eso. PEPITO GRILLO: ¿No se enfadará? Me han dicho que tiene muy mal genio. HADA MADRINA: Tiene sus rarezas, como todas las personas; pero...de todos modos, las hadas nunca tenemos miedo cuando alguien nos necesita. HADA MADRINA y PEPITO GRILLO: (Llamando en el cuento.) ¡Maléfica, Maléfica! ¿estás ahí? (Pepito Grillo se esconde detrás del hada). MALÉFICA: ¿Qué queréis, insensatos? ¿Cómo os atrevéis, gusanos insignificantes, a molestar a la bruja más malvada de todos los cuentos? HADA MADRINA: Sí, es verdad, perdona. Pero es que Pepito Grillo necesita ayuda; tiene un problema muy gordo y hemos pensado que a lo mejor tú podrías...

57

MALÉFICA: (Interrumpiendo.) ¿Pero por quién me habéis tomado, por una de esas brujitas de hoy, tontas de remate, como la bruja Mon? ¿O por esa otra, simpática y buena, que va topándose con todos los árboles del bosque? No, hijos, no. Yo no soy un sucedáneo, soy una auténtica bruja. PEPITO GRILLO: (Balbuciendo) No, no, ya sabemos que tú no eres una de esas, ¿verdad, Madrina? MALÉFICA: Y para colmo, a los niños y a las niñas de este colegio les gusta leer esos cuentos. Si es lo que yo digo, se está perdiendo el buen gusto. PEPITO GRILLO: (Saliendo de detrás.) Bueno, de eso precisamente es mi problema, de niños y de niñas. MALÉFICA: Y el mío también. Mira, en eso por lo menos estamos de acuerdo. Las brujas nunca hemos querido a los niños, y a las niñas menos. Pero que ni ellos, ni ellas, a nosotras tampoco. Y así seguirá siendo. PEPITO GRILLO: Sí, pero cuando te cuente esto, cambiarás de idea. MALÉFICA: No creo, tú no conoces a Maléfica. Pero habla ya de una vez. PEPITO GRILLO: Mi amiga, la paloma Mensajera, regresó ayer de un viaje al País de las Mil y Una Noches y de Aladino. Traía una carta de los niños y niñas de allí. Quieren que sepamos que no es un país de ensueño como el de los cuentos. Está destruido por la guerra. MALÉFICA: No me interesa. PEPITO GRILLO: Es que se están muriendo, pasan hambre, frío, se han quedado sin casa y muchos sin sus padres y madres. Y a mí se me ha helado el alma. MALÉFICA: ¡Ja, ja, ja! Eso será porque estamos en diciembre y ha empezado el invierno. HADA MADRINA: ¡Maléfica, no te burles! Por fin entiendo lo que le pasa a Pepito. ¿No te das cuenta que esos niños y niñas necesitan nuestra ayuda? PEPITO GRILLO: Yo sé que no eres tan mala como pareces, y que te gustaría que los niños y las niñas te quisieran. Ayúdales y verás como ellos te querrán. MALÉFICA: Pero si soy buena ya no podré llamarme Maléfica, ni tendré poderes y no seré una bruja.

58

HADA MADRINA: Sí, serás una bruja buena y te llamarás Benéfica y tus poderes servirán para hacer el bien. MALÉFICA: Para eso ya estáis las hadas, para fastidiar nuestros hechizos. Además, ¿de dónde sacáis que yo quiera cambiar de nombre? PEPITO GRILLO: Antes de contestar, busca dentro de tu corazón... MALÉFICA: (Interrumpiendo.) Si os ayudo es porque ahora esas criaturas no están para cuentos de brujas. Allí les caen los maleficios del cielo, en forma de bombas y mis hechizos, a su lado, dan risa. ¡Vamos! En ese país llevo una eternidad apuntada al paro. ¡Y ya estoy harta! ¡De acuerdo, contad conmigo! PEPITO GRILLO y HADA MADRINA: ¡Bien! PEPITO GRILLO: Será un trabajo en equipo y debemos pensarlo los tres.

(Pasean mientras piensan)
MALÉFICA: ¡Ya lo tengo! ¿Habéis oído cantar villancicos a esas fierecillas? PEPITO GRILLO: Claro, es que se acerca la Navidad. HADA MADRINA: Sí, y después viene la Nochevieja. PEPITO GRILLO: Y más tarde los Reyes. MALÉFICA: Y los niños y niñas están llenos de buenos deseos...¿Podríamos hacer que...

(Se reúnen los tres y hablan en secreto)
PEPITO GRILLO: Bueno, vámonos, no hay tiempo que perder. Voy a tomarme una docena de huevos, como el lobo del cuento, para aclarar mi voz. HADA MADRINA: Y yo a engrasar y dar brillo a mi varita. Desde que los hijos de Cenicienta sólo piden tonterías no me sirve y está un poco oxidada. MALÉFICA: Y yo a ensayar una nueva fórmula mágica. Esta es la tarea más importante de mi vida y no puedo fallar. ¡Qué feliz soy! Volveré a asustar a todos los niños y niñas del mundo.

59

ESCENA II

(Cambio de escenario. Peldaños para el reloj y una mesa con mantel de Navidad. El reloj lo forman doce niñ@s situados en rectángulo a distintas alturas. Calendario: 31 de diciembre. Nochevieja. Música de villancicos. Salen tres Niñ@s)
NIÑO 1: Vamos a preparar las uvas. Van a dar las doce. NIÑO 2: ¿Sabéis que ha dicho mi mamá? Que esta noche es mágica y que todo lo que deseemos se cumple. ¿Tenéis pensados ya vuestros deseos? NIÑO 3: ¡Claro! Yo quiero muchos juguetes. Estoy cansado de los que tengo. NIÑO 1: Yo, ropa nueva. La que tengo está pasada de moda. NIÑO 2: Y yo, un ordenador para mi cuarto y muchos videojuegos. Así, cuando se duerman mis padres, me lo pasaré chupi. NIÑO 3: ¡Vamos! ¡Queda muy poco tiempo ya!

(Se van y entra Maléfica)
MALÉFICA: Dejaré estas bebidas mágicas para que al tomárselas pierdan la memoria. Así se olvidarán de sus deseos. ¡Ji, ji, ji...!

(Se va y entra Pepito Grillo)
PEPITO GRILLO: Susurraré en sus oídos para que piensen en las personas que sufren y sus nuevos deseos sean de amor y generosidad.

(Se va y entra el hada)
HADA MADRINA: (Lleva una cesta de Navidad.) Yo los recogeré y con mi varita, haré que esos deseos se hagan realidad. (La deja encima de la mesa.)

(Se va. Para la música. Llegan los números del reloj y la aguja)
AGUJA: ¡Atención, vamos, todos a sus puestos! Faltan pocos segundos para el Año Nuevo. ¡Arriba, número doce! Tú eres el más importante. NÚMERO 12: ¡Es verdad! ¡A sus órdenes, jefa! AGUJA: Venga, tenemos que afinar esas campanas. ¿ A ver cómo suenan? ¿Preparados? (Cantando las notas musicales en terceras ascendentes y descendentes.) A, a, a, a, a, a, a. Repetid todos.

60

TODOS: A, a, a, a, a, a, a. AGUJA: No ha salido bien. ¡Otra vez! A, a, a, a, a, a, a. TODOS: A, a, a, a, a, a, a. AGUJA: Bien, ya está mejor.

(Suena la música de El Reloj Musical Vienés. Los números se mueven al ritmo de la música Entran l@s niñ@s con una bandeja con doce globos pequeñitos verdes moviéndose al ritmo de la melodía. Los dejan encima de una mesa adornada de Navidad. Se toman las bebidas mágicas. A continuación van cogiendo por turnos de la mesa los corazones en los que están escritos los deseos, y los van poniendo en la cestita, a la vez que Pepito Grillo les va susurrando al oído. Los globos, uvas, los van echando hacia arriba. Cuando l@s niñ@s dicen sus deseos sólo se mueve el número correspondiente)

61

DESEOS NIÑO 1: Para Amín: canciones de cuna a la una. NIÑO 2: Para Mustafa: puñados de amor a las dos. NIÑO 3: Para Hadiya: sorbitos de miel a las tres. NIÑO 1: Para Nahua: un tierno abrazo a las cuatro. NIÑO 2: Para Nayem: juegos de circo a las cinco. NIÑO 3: Para Zaida: ropita de rey a las seis. NIÑO 1: Para Wafa: mi mejor juguete a las siete. NIÑO 2: Soukaina: mi cuento de Pinocho a las ocho. NIÑO 3: Para Omar: refrescos de nieve a las nueve. NIÑO 1: Para Ismail: zapatitos en sus pies a las diez. NIÑO 2: Para Laila: florecillas del monte a las once. NIÑO 3: Para Hamed: caricias de noche a las doce.

(La bruja sale, recoge la cesta de los deseos y la pone en el centro del escenario. A continuación el hada sale con la varita (una bengala encendida) y tod@s bailan alrededor. Los números del reloj se van moviendo al ritmo de la música)

62

LAS LETRAS DE LA NAVIDAD

63

OBJETIVOS DIDÁCTICOS - Enfocar la Navidad de un modo más profundo, despreciando su aspecto estrictamente comercial.

PERSONAJES 25 niñ@s. DECORADO Alusivo a la Navidad. VESTUARIO Niños y niñas vestidos de pastores y pastoras.

64

ESCENA ÚNICA

(21 niños y niñas colocados en tres filas a distinta altura. Llevarán un cartel con las 21 palabras de la poesía. La letra inicial de cada palabra irá destacada en color, grosor y tamaño de manera que se formen tres grupos en los que se lea NAVIDAD tres veces en color diferente. 1º Grupo: Nacimiento, Amor, Vida, Ilusión, Dialogar, Amistad y Dulce. 2º Grupo: Niño, Abeto, Verde, Invierno, Deseo, Alegre y Dar. 3º Grupo: Nieve, Abrazar, Villancicos, Iluminar, Duerme, Acurrucadito y Danzar. Un niño, el más preguntón de la clase, sujeta un cartel mayor con la palabra NAVIDAD en letras mayúsculas con una interrogación. Un grupo de tres niñ@s colocados en semicírculo van recitando la poesía a la vez que el resto van elevando su cartel cuando oigan la palabra correspondiente. Cuando finalice el poema se leerá tres veces la palabra NAVIDAD.)
NIÑO 1: Los niños y niñas de Primero, Como estamos aprendiendo a leer, Os queremos demostrar Que ya nos sabemos bien Las letras de la NAVIDAD. Escuchad un momentito Que veréis si es verdad. Y ..... (aquí se dirá el nombre del alumno/a más preguntón), como siempre, No para de preguntar: PREGUNTÓN/A: ¿Qué es Navidad? (levantando el cartel con la palabra Navidad entre
interrogaciones).

NIÑO 2 : Con la A, Amor Con la D, Dialogar Con la I, Ilusión Con la A, Amistad TODOS: ¡Esto es NAVIDAD! NIÑO 3: Es tiempo de Nieve, Y del frío Invierno, Y de Villancicos, Y del Nacimiento.

65

NIÑO 1: A Iluminar, con la I, El Abeto con la A. ¡Qué bonito es sentir Que llega la Navidad! TODOS : A,I, I, A. PREGUNTÓN/A: ¿Y la Navidad, cómo es? (levantando el cartel con la palabra Navidad
entre interrogaciones).

NIÑO 2: Con la D, es Dulce. Con la V, es Verde. Blanca, si es Nevada. Con la A es Alegre. NIÑO 3: Con la D, Deseo, Pero no lo mío, Pero sí lo Nuestro. Con la D, Desea, Pero sí la Vida, Pero no la guerra. NIÑO 1: Con la D, Dar. Con la A, Abrazar. TODOS: ¡Porque es NAVIDAD! NIÑO 2: Navidad es un Niño Que Nace y que Duerme Y Acurrucadito, Está en su pesebre. NIÑO 3: ¿Vamos a Arrullarlo Que no se Despierte? NIÑO 1: ¡Y ahora a cantar! ¡Y luego a bailar! TODOS: ¡Qué es NAVIDAD!

(Tod@s cantan y bailan un villancico)

66

INTRODUCCIÓN ............................................................................................ 5

GUJIÑOL PARA NAVIDAD.............................................................................. 9

EL ROBLE QUE DESCUBRIÓ SU CORAZÓN .............................................. 17

LA RATITA PRESUMIDA ................................................................................ 27

¿DÓNDE ESTÁ LA PRIMAVERA?.................................................................. 43

LOS DOCE DESEOS ...................................................................................... 51

LAS LETRAS DE NAVIDAD ............................................................................ 63

ÍNDICE ............................................................................................................ 67

69

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful