Está en la página 1de 66

1

UNIVERSIDAD MAYOR
ESCUELA DE PSICOLOGÍA
Instituto de Psicologia Diálogos

El amor en el bolero: un acercamiento desde la
Biología del Conocer-Biología del Amar
Autor:
GUSTAVO YURI GRACIA

Profesora Guía: DRA. Ana María Zlachewsky.
Metodóloga: DRA. Eugenia Urra Medina.

Tesis presentada a la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor para optar al
grado académico de Magíster en Intervenciones Sistémicas.

2

A mi señora, Lina.
Sin su presencia y sabiduría de otros tiempos,
nada de esto hubiera sido posible.

3

directora del instituto. Es lo más amplio que puedo alcanzar en esta acción de agradecer. ofrezco mi reconocimiento a la Dra. lo cual considero un privilegio. cuya labor desde el ámbito organizativo. puede no ser visualizada en primer plano. quien ha acompañado mi rústico periplo en el devenir metodológico implicado en este ejercicio. Quedan en mi experiencia. por hacerme partícipe del mundo de la Psicología que ella trae a la mano desde su contundente y tamizada experiencia. es a este misterio insondable haciéndose presente en esta mixtura que hemos dado en distinguir como existencia. Comparto así mismo. y siempre en el riesgoso acto de hacer algún señalamiento. agradezco a la Dra.AGRADECIMIENTOS. creo que esto no sería realizable. ¿A quien no agradecer? Como también. Ana María Zlachewsky. mi agradecimiento a Marcela Arratia Marzolo. Ahora. pero ha operado como un apoyo ineludible para el buen desenvolvimiento de nuestro hacer académico. mi agradecimiento a Claudio Campos. escucho y miro la historia particular que surge en este evento de la Maestría en Intervenciones Sistémicas. Y finalmente. con mucho y a lo más. Eugenia Urra. de no reconocer el contexto surgido en el Instituto de Psicología Diálogos. No hay modo entonces. sólo podemos enunciar desde el asombro y el misterio. como un espacio de encuentro en la colaboración. Creo que su contribución excede latamente aquello que podría implicar el marco institucional. Desde ahí. su entusiasmo y la gentileza de su amistad. por su notable deseo de compartir su vivir y animarnos a escrutar el nuestro. acotando y visualizándome en esta dinámica de convivencia. También extiendo mi agradecimiento a la profesora Ximena Medina. 4 . En el mismo acto. docente titular y directora del programa de magíster. pues sin su entereza y disposición. dada nuestra imbricación cósmica que. propia del quehacer académico como del quehacer psicoterapéutico. ¿a qué no agradecer? Lo anterior. Mi más íntimo agradecimiento primero entonces. sus conocimientos.

describe lo que le parece relevante y por lo tanto quiere observar. mostrar y comprobar experimentalmente de un modo determinado. una realidad trascendente.“Ningún científico describe un mundo objetivamente dado. sino que capta lo que distingue y desea investigar.” Doctor Humberto Maturana Romesín. 5 . 2003.

» ¡Oh.. mis carnes se acaban! Viaje – Poema de Alfonsina Storni 6 ..¡Oh! La luna me ha dicho las tres viejas palabras: «Muerte. amor y misterio.

18 2.2. Perspectiva epistemológica de la investigación.5. 14 1. 47 5. 20 2. Revancha. Objetivos de la investigación. Rastros del bolero: surgimiento.2. 17 II ANTECEDENTES DEL TEMA.3. 37 V ANÁLISIS. Aventura.3. 10 1. 45 5. 48 5.1.2.5.3. Las preguntas de investigación. 9 I INTRODUCCIÓN. Lo histórico en el bolero. Perspectiva ontológica del investigador. 30 IV METODOLOGÍA. 49 5.1.1. El bolero.3. lo masivo y popular y la vigencia.2. 31 4.4. 50 7 .2. 39 5.ÍNDICE Resumen. Este amor salvaje. 22 III PERSPECTIVA.1. Tipo de investigación. 39 5. El bolero contemporáneo. El amor en el bolero. en el bolero.2. 42 5. 19 2. Propósito del estudio. 31 4. 26 3. 18 2.5.1. 16 1. Desarrollo y expansión del bolero.4. Análisis de textos.5. Unidad de análisis. Diagramas de análisis 48 5.1. 26 3. Lo regional.

5.5.5. Obsesión. 61 VIII BIBLIOGRAFÍA. 51 5.5. 64 8 .6. La rosa roja.5. 53 VI DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS.4. Déjame. 52 5. 54 VII CONCLUSIONES.

1 “Biología del Conocer. es el emocionear que conforma el arquetipo de éste género y que queda expresado en el texto de sus canciones.es difundida. En este caso. como patriarcal/matriarcal y cuya emocionalidad que le es inherente – apropiación y competencia. que busca identificar. En el plano metodológico. en las que el emocionear del amor es constituído en discurso. desvelar y referirse a las consecuencias de cómo el discurso o. mostrar cómo éste emocionear fundamental de la convivencia humana es suplantado en el discurso bolerístico. el acto discursivo. Este trabajo se funda en un ejercicio de carácter reflexivo. para el análisis cualitativo del discurso. Humberto Maturana Romesín. se han implementado dos categorizaciones de naturaleza evocativa desde las cuales es posible descomponer algunas circunstancias relevantes. Palabras clave: amor. es una distinción de naturaleza biológico/social. 9 . la cultura actual en la que realizamos nuestro vivir. cultura.RESUMEN. se constituye en una dinámica de conservación de aquellos patrones emocionales dominantes en una cultura determinada. distinguida desde la mirada de la biología del amar-biología del conocer 1 . de acuerdo a las y los estudiosos del tema. sostenida y conservada por las diferentes acciones que en esta cultura realizamos los humanos en el mismo acto de vivirla como una red de conversaciones. Biología del Amar”. mostrándonos consecuencias precisamente inversas a las originarias de las dinámicas amorosas. La unidad de análisis elegida ha sido el género musical bolero y en particular el discurso bolerístico. Reconocido el emocionear del amor como la emoción que constituye lo social. más aún. enfermedad. erigido fundamentalmente en torno al emocionear del amor que. que nos trae a la mano la mirada de la biología del conocer-biología del amar. con su dilatado quehacer desde las coherencias operacionales de la Biología. que da cuenta del modo de vivir humano fundada en la pregunta por el ¿cómo hacemos los humanos lo que hacemos? La cual es traída a la mano por el Dr. en el texto ya indicado. discurso bolerístico. el estudio busca particularmente.

dicho de otro modo.de la comunicación Merriam. 1977).H Kwabena Nketia. pp. un prestigioso investigador de las culturas africanas y sus músicas. J. la extensión e interdisciplinarización de las investigaciones etnomusicológicas que toman “. lo cual da paso a la ampliación de los marcos paradigmáticos vigentes. de la etnociencia (Zemp. En Cruces. 69. entendida esta última como un conjunto de prácticas en torno a las cuales se realiza la convivencia humana. Lecturas de etnomusicología. diversos paradigmas de las ciencias sociales. 3 Op cit.que busca comprender la creación musical como una manifestación social interaccional. Ya en 1950. En continuidad con la tendencia a reflexionar en la naturaleza de la asociación antes señalada. . Lecturas de etnomusicología.. INTRODUCCIÓN. Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. que supera los sesenta años. ya no son satisfactoriamente respondidas desde las Lo anterior tiene como consecuencia. Methods and Representative Personalities”. la búsqueda de comprensión acerca de cómo lo musical va quedando conformado en el quehacer humano. Jaap Kunst en su célebre publicación "Musicology: a Study of the Nature of Ethno-Musicology. aborda en los años sesenta.. en préstamo. 10 . pp. El estudio sistematizado acerca de la relación entre las manifestaciones musicales y el quehacer humano o.toman forma nuevas demandas explicativas acerca de cómo es que lo musical aparece en la trama del quehacer humano. acuña el término “Etnomusicología”2. 1983). . 1978). al explorar el quehacer humano conectado con sus diversas expresiones . Editorial Trotta. para enunciar la relación potencial entre las manifestaciones musicales y la cultura. Madrid-España. 2 Editorial Trotta. incluyendo enfoques biológicos (Blacking. 66. año 2001. 157. semióticos (Nattiez. its Problems. año 2001.. Timothy: “Hacia la remodelación de la etnomusicología”. tiene un curso histórico contemporáneo. Madrid-España.. En este proceso de indagación ..el estudio de la música como un aspecto universal del comportamiento humano” 3.I. Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. 4 Rice. Alan: “Definiciones de „musicología comparada‟ y „etnomusicología‟: una perspectiva históricateórica”. dado que preguntas relativas al “cómo hablar de manera convincente sobre la relación entre la música y otros comportamientos humanos” 4 explicaciones convencionales. “. En Cruces.

Cit. Francisco Cruces. sino que es parte del comportamiento humano. 157. memoria. patrimonio común. no siendo posible (y tampoco necesario). identificar qué aparece primero 7.modo de vida. 7 Quizás esta indicación podría parecer trivial.…hermenéuticos (Becker. aprendizaje. lenguaje. año 2001. Visto así. reveladora de distintos estados. tradición. la música conforma una manifestación 5 Op. es universalmente aceptado que la música es una manifestación consustancial a lo humano..” 5 Este recorrido histórico que antecede. En estas circunstancias.” Nos sugiere.” que “.(Feld. Madrid-España. costumbre. ha involucrado diferentes posturas. describiendo el evento musical como: “. no obstante. Lecturas de etnomusicología. sucesos y emociones de los individuos y de la comunidad donde aquella expresión es hecha manifiesta. en detrimento de las dinámicas procesuales interaccionales. además. 1982). enfoques y posiciones acerca del fenómeno musical. Editorial Trotta. hábito. que puede identificarse como una enunciación. identidad colectiva.. con esta descripción. cuyo énfasis queda colocado en las jerarquías y relaciones de orden. Cruces. 14. en una dinámica circular de elaboración musical/quehacer humano.” 6 Lo cual. 1984). 6 11 . De esta manera. que no existe sola. herencia social. cómo la música aparecería en/con/desde el quehacer humano y cómo lo musical surge imbricado en el acontecer humano-socialcultural.. así como una mezcla ecléctica de diversos enfoques (Feld. nurtura. nos muestra este proceso. esto es. Hoy en día. socialización. recuerda “. Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. pp. 1984).la música es todo eso. le permite indicar que su disciplina (la etnomusicología). praxis. representación compartida. etc. considerando la persistencia del modelo analítico convencional. es posible sostener que una particularidad del fenómeno musical es. la creación musical es entonces posible de cualificar como un atributo propio de lo humano y parece situar sus orígenes en el mismo proceso en que lo humano va constituyéndose.una y otra vez.. el suscrito opta por presentarla.

ha crecido y se ha desarrollado por la necesidad que tiene todo pueblo de celebrar su alegría. “.está inmersa en nuestro ser en el lenguaje. 10 Maturana.. cuando se refiere a la música en la cultura popular de América Latina. Dolmen Ediciones S. Santiago. gritar su descontento. es por eso que. es una abstracción de sus experiencias en las cuales han aprendido a distinguir diversos estados emocionales de su propio vivir. enero-junio 1986.dicha cultura. hace un claro señalamiento a este proceso interaccional música/lenguaje/emociones/cultura. el musicólogo chileno Juan Pablo González. pp. Esto es constitutivo de lo humano. cuando señala: “Nuestra individualidad como seres humanos es social y al ser humanamente social…. 9 González. llorar sus penas. a través del estudio de las diversas expresiones musicales. que va a resonar en sus intimidades.A. configurados en su historia vital -en su entorno relacional/comunidad. En este sentido.policultural y al mismo tiempo su presencia en cualquier cultura. Esta connotación de lo musical. En Revista Musical Chilena N° 165.y evocados por el suceso musical. 1999. si lo musical puede quedar comprendido como una manifestación de nuestra humanidad. Juan Pablo: “Hacia el Estudio Musicológico de la Música Popular Latinoamericana” .” 10 8 Actividad de la que especialmente se ocupa la Etnomusicología y en modo más global.8 Ahora.59-84.31 12 . dá cuenta en forma singular de aquella cultura. A este proceso de socialización humana alude el doctor Humberto Maturana Romesín. Aún más. Pp. es posible vislumbrar las dinámicas relacionales movilizadoras de la cultura en que aquella música es exteriorizada. estaría plasmada en la experiencia social cotidiana de las personas. explicitando que. la Antropología y la Etnología. susurrar su amor o simplemente deleitarse con la armonía de los sonidos” 9. evocador del emocionear de los actores participantes en el suceso. Humberto: Transformación en la Convivencia. constituye entonces un acto en el lenguaje y por tanto.

constituyéndose en una vía de conservación/difusión de estas redes. Humberto: Transformación en la Convivencia. Dolmen Ediciones S. 2005). atendiendo a su vez.En esta circunstancia entonces. en las categorías musicológicas. una de las formas de esa expresión. La música. entonces. expresa las redes de conversaciones 11 . “ …vivimos en una cultura. 13 Maturana. dado que. la cualidad de „acto en el lenguaje. Pp. la expresión distinguida como música. somos sus miembros y la conservamos al hacer lo que hacemos a través de nuestra participación recursiva en la red cerrada de conversaciones que la constituye. en la biología del conocer-biología del amar. y especialmente. que reproduce la emocionalidad que es traída a la mano en el evento musical.51 12 13 .…evocador del emocionear de sus actores‟ antes aludida. a través de sus componentes texto/sonido. Bajo el prisma descrito. comprendida como cultura (Maturana. intérprete. alojadas en los haceres y vivencias de sus actores 12 en las cuales estos se han configurado históricamente. es factible suponer que.). en la forma de un peculiar difusor/contenedor/reproductor de la cultura en la que aquella se manifiesta. Actores distinguidos como: compositor. a partir del análisis del texto de canciones de un determinado género musical. siendo el texto. en la cual el lenguaje opera en una dinámica de coordinaciones conductuales recursivas (Maturana. así. que aquel texto trae a la mano en su expresión. auditor.A. desvelar las dinámicas emocionales que predominan y se conservan en aquellos textos. que.” 13 Considerando lo expuesto. hace a la música inteligible. Santiago. 11 Dinámica que distingue a la cultura. 1999. 1999. se vislumbra como parte de las redes cerradas de coordinaciones recursivas de haceres y emociones. operando como difusor de aquellas redes en una dinámica de retroalimentación. es posible vislumbrar la condición de la red de conversaciones (cultura).

apunta a habilitar los criterios. Cit. permita reflejar cómo la emocionalidad del amor es hecha manifiesta en ese discurso. JC Sáez Editor. cualidades que permiten suponer que el género seleccionado bajo estas condiciones. que constituye y define una manera de convivir humano como una red de coordinaciones de acciones y emociones que se realiza como una configuración particular de entrelazamiento del actuar y el emocionar de la gente que vive esa cultura. no las conductas particulares realizadas por sus miembros.. dado que constituye la emoción configuradora del devenir social humano. Humberto y Gerda Verden Zöller.. lo que le da propiamente su carácter. 2005.”15 14 Op. para realizar una investigación exploratoria y descriptiva. distinguida como: “.“. está inmerso en el lenguaje. Se busca analizar los textos descritos. y dado que su elucidación textual en el género musical seleccionado. reviste el carácter de significativo en el imaginario social.es la configuración de emocionalidad que se realiza en la red cerrada de conversaciones que constituye la cultura. al abrigo del supuesto de que lo musical. popular y tenga procedencia regional. por lo tanto constituye una manifestación de la cultura. en la mirada de la biología del amarbiología del conocer (Maturana. 2003. Maturana. Chile.una red cerrada de conversaciones. El propósito de exponer los desarrollos introductorios que anteceden. estar vigente. 15 14 . conforma el núcleo de este ejercicio. como expresión que aparece en el quehacer humano.” 14 1. aplicado al texto de un conjunto de canciones pertenecientes a un género musical que cumpla con las condiciones de tener una trayectoria reconocida en el tiempo. Pp. Lo anterior. tal como queda expresado en el título.51. PROPÓSITO DEL ESTUDIO. bajo el enfoque metodológico de análisis (crítico) del discurso. Amor y Juego Fundamentos Olvidados de lo Humano. Pp. que sea masivo. Santiago.32. Humberto.1.). de modo de poder visualizar e identificar las redes de conversaciones que conservan y reproducen en su operar y especialmente.

Para este estudio. diccionario.4 Barcelona. la procedencia regional. queda dada porque “.sibetrans. 2003 González. la trayectoria temporal. Y. Nº15. esto es. va dirigida esta investigación. “vigencia” pp:1037. puede indicarse que. Juan Pablo. como ha sucedido con la música clásica. una condición que asume la idiosincrasia de la audiencia a la cual. respecto de las condiciones para la selección del género musical y sus implicancias.6. Luego. principalmente.com/trans/a100/los-estudios-de-musica-popular-y-la-renovacion-dela-musicologia-en-america-latina-la-gallina-o-el-huevo Consultado el 01/11/12 18 Op. España. finalmente. 2008. se ha escogido el bolero. por ejemplo. Pp. Los estudios de música popular y la renovación de la musicología en América Latina: ¿La gallina o el huevo?. género musical latinoamericano por exelencia. 16 Pequeño Larousse Ilustrado. para que lo consideremos género popular.Continuando. no sólo a través de la historia. los identifique y les sea útil. 17 15 . Antecedentes del Tema. atendiendo al análisis de las condiciones para la selección mencionadas con antelación. La condición de masivo.Cit. “que está en vigor y observancia” 16. pp. hace referencia a la presencia y recorrido históricos del género elegido.llega a millones de personas en forma simultánea. para estos efectos. México. Disponible en: http://www. y el cual es abordado con más amplitud en el capítulo II.” 17.. está relacionado con la influencia y su propagación. una determinada práctica musical tenga sentido. la referencia a lo popular queda coherentemente descrita por Juan Pablo González. es considerada como.”18 Y. Transcultural Music Review#12. enfatiza la ubicabilidad presente en el imaginario social del objeto de estudio. en la siguiente cita: “Bastará que para un conglomerado de habitantes de la región. lo cual respalda esta preferencia. La condición de vigencia. aunque una distinción de lo popular provoca suficientes desencuentros en el ámbito de las disciplinas sociales.

en el texto de canciones seleccionadas.  ¿Qué dinámicas emocionales. en el texto de canciones seleccionadas.1. del género bolero?  ¿Qué dinámicas emocionales desde la mirada de la biología del amar-biología del conocer.2. son conservadas en el discurso del amor. del género bolero? 16 . se encuentran en el sustrato discursivo del amor. desde la mirada de la biología del amar-biología del conocer. del género bolero?  ¿ Qué dinámicas emocionales desde la mirada de la biología del amar-biología del conocer. se difunden en el discurso del amor. en el texto de canciones seleccionadas. LAS PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN.

 Reflexionar. acerca del amor.1. desde la mirada de la biología del conocer/biología del amar.  Desvelar las emociones presentes en el discurso del bolero y sus contradicciones en torno al amor. OBJETIVOS ESPECÍFICOS. en el discurso del género musical bolero.3.  Identificar y describir las dinámicas emocionales que configuran el discurso del género musical bolero. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN OBJETIVO GENERAL. 17 . desde la mirada de la biología del amar-biología del conocer.

En este sentido. En este capítulo. Juan Pablo. como eje articulador en este estudio. la salsa. cualquiera de los géneros enunciados. 2. dispuestas las circunstancias para la selección del género musical desde donde han de extraerse las canciones cuyo texto será analizado. es posible encontrar en el repertorio regional. el musicólogo Juan Pablo González. ANTECEDENTES DEL TEMA. el son y la cumbia. durante los siguientes párrafos. a través del enfoque metodológico del análisis crítico del discurso en interacción con una mirada reflexiva desde la biología del conocer-biología del amar. pp.”19. EL BOLERO. 19 Disponible en: http://www. por las características expuestas.com/trans/a100/los-estudios-de-musica-popular-y-la-renovacion-dela-musicologia-en-america-latina-la-gallina-o-el-huevo Consultado el 01/11/12 18 . el samba. González. varios géneros que cumplen las condiciones ya mencionadas. Teniendo en cuenta las condiciones enunciadas. Los estudios de música popular y la renovación de la musicología en América Latina: ¿La gallina o el huevo?. en el contexto de la presencia de estudios regionales de la música popular latinoamericana indica. se busca dar cuerpo a los requerimientos que integran la decisión de seleccionar el género musical bolero. desvelar las dinámicas emocionales y de poder que subyacen en la expresión del discurso bolerístico. ordenados por cantidad de publicaciones son: el tango. Nº15.sibetrans. Así. “Los siete géneros predominantes en la bibliografía existente. para la selección de un género musical acorde a los objetivos de la investigación. Transcultural Music Review#12.4 Barcelona. el rock. sobre la base de que su constitución como una entidad discursiva permite. Sin embargo. el bolero. bolero.II.1. la opción queda resuelta en el género musical. 2008. España. podría probablemente constituírse en la base para la unidad de análisis.

…. Aquí algunas de las definiciones que Podestá nos presenta: “Manuel Vásquez Montalbán sostiene que es un discurso amoroso que nunca se cierra y permanentemente se renueva.…. el romanticismo y el modernismo exagerado. 95-117. desde el cancionero en papel o virtual.. No obstante la distinción de los siete géneros predominantes en el acontecer latinoamericano. Juan Podestá Arzubiaga. los afectos y particularmente. es simplemente evidente.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. dado que ésta constituye la emoción configuradora del devenir humano‟. hasta su permanente investigación desde las ciencias sociales y musicológicas por connotados estudiosos. 19 . es el eje articulador.las condiciones requeridas. el estudioso del bolero como expresión popular. Consultado el 3 de noviembre de 2012.uaemex. Disponible en: http://redalyc. como una manifestación popular.el venezolano Manuel Bolívar Grátenol afirma que es un molde existencial que se repite en el mundo cotidiano y que forma parte de nuestro aprendizaje amoroso y sexual. a los que hace referencia el musicólogo Juan Pablo González.” 20 Esta visualización del bolero.2. también es requerimiento amoroso. hace referencia a las emociones. deseo. carencia dolorosa y daño causado por el amor.2. el amor. que desde las diversas aristas textuales. En afinidad con esta perspectiva. “Es un discurso de amor en todos sus textos 20 Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. EL AMOR EN EL BOLERO.jsp?iCve=70801906. Está a la mano. el género bolero parece representar en mejor modo –para los efectos de este trabajo. Jaime Pérez Dávila dice que este género musical es amor por alguien. nos ofrece una reseña de varias definiciones del bolero.Clara Román Odio sostiene que estas canciones son parte de la tradición del discurso amoroso de Occidente. a la emoción fundamental. en las cuales la emocionalidad del amor. Revista de Ciencias Sociales (Cl) 2007. especialmente en lo referido al epicentro enunciado con anterioridad: „reflejar la emocionalidad del amor. sumando la lírica.…. en uno de sus trabajos.).

uaemex. Consultado el 2 de noviembre de 2012.3.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. 101-120. Atendida la presencia manifiesta del amor en el discurso bolerístico.(varios miles a la sazón). -otro arraigado y entusiasta investigador del tema. Bolero y modernismo: la canción como literatura popular.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. Disponible en: http://redalyc. expone que. argumenta Mariano Muñoz Hidalgo. de lecturas y escrituras diversas. se abre el espacio para el abordamiento de las consecuentes condiciones estipuladas.connotando el imaginario amoroso del bolero. El bolero y la educación sentimental. el bolero es. tanto en el imaginario popular como en el dominio de la indagación especializada.. VI297-308. resulta de la combinación de la danza y la contradanza de origen europeo y de la música afroantillana caribeña proveniente de Cuba” 23. 21 Muñoz-Hidalgo M. Disponible en: http://redalyc.. refiriéndose a los orígenes del género. El mismo Muñoz Hidalgo. manifestando: “Y como sello definitivo de contenido discursivo. LO HISTÓRICO EN EL BOLERO. 20 . 2. “Según los historiadores.cit. Sus procesos de significación y resignificación. Consultado el 3 de noviembre de 2012. 23 Peza MC. 22 Op.” 21 .” 22.jsp?iCve=35201805. María del Carmen de la Peza. sempiternamente. siguiendo lo expuesto y casi a modo de corolario en la descripción de este aspecto relativo al amor. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas1994.uaemex. el bolero.jsp?iCve=31661715. Consultado el 2 de noviembre de 2012. ritmo para bailar y canción lírica. un discurso amoroso en su poética. otra de las cuales apunta a la historicidad del género a seleccionar. Literatura y Lingüística 2007. consuma este atributo.

25 Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. Caribe. que contribuyen con sus expresiones musicales originarias. quienes indagan en el desarrollo histórico del género bolero. Consultado el 3 de noviembre de 2012. con su puerto de La Habana. más o menos erosivo. en el periplo de la conquista colonial. “. que han constituído la impronta configuradora de nuestra latinoamericanidad. 21 .jsp?iCve=70801906. a un encuentro con la rítmica comunitaria lúdica y festiva.”26. “Indudablemente el bolero ha sido el resultado inesperado de la historia latinoamericana”25 Como evento histórico. 26 Leonardo Acosta (1975). citado en: Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. que aparecen como tal en la confluencia cultural motorizada por la conquista colonial.Efectivamente.jsp?iCve=70801906. proveniente tanto del continente africano. siendo la isla de Cuba. conformaba su recorrido entre España. 95-117. Disponible en: http://redalyc. los especialistas reconocen en el bolero. España y Austria (Podestá. Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007. con su inherente correlato de expoliación y sufrimiento.uaemex. aportes multiculturales. se produce en el contexto de los desplazamientos expansivos de la conquista colonial europea. especialmente provenientes del continente europeo en general y particularmente de Portugal. arrancados por miríadas de sus comunidades primigenias. Francia. 24 Concepto que aparece desde las coherencias operacionales de la Antropología.el punto obligado de reunión de las flotas de Indias y que al mismo tiempo era el principal centro transformador de las formas musicales. España.. 95-117. para dar cuenta del encuentro. Consultado el 3 de noviembre de 2012.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. que es a lo que también refiere Juan Podestá.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. cuando declara. África. Disponible en: http://redalyc. durante la 1º mitad del siglo 20. coinciden en distinguirlo como una consecuencia de los procesos de transculturización24. Esta amalgama. entre dinámicas culturales diversas. como de las propias etnicidades asentadas en el Caribe. El circuito de los barcos negreros llamado “Triángulo Atlántico”.uaemex. Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007. especialmente de los nativos caribeños y los esclavos y esclavas. quienes encontrarán en sus ritualidades rítmico-religiosas una mitigación a la añoranza de su memoria histórica. 2007).

coros y teatros. Ediciones Universidad Católica de Chile. el poeta y escritor colombiano Jorge Eliecer Ordóñez. LO MASIVO Y POPULAR Y LA VIGENCIA.” 29.Cit. en lo que refiere a distinguir la procedencia y la residencia del género. Estas observaciones son precisas..el género latinoamericano por exelencia..jsp?iCve=70801906. la más radical de sus esencias culturales.el bolero apela al amor y al desamor tal como es vivido por el latinoamericano en general..” 28. EN EL BOLERO. Y uno de los aspectos que expone como importantes para expresar aquel enunciado. como una hibridación singular. Así. 2005.. 1890-1950. Consultado el 3 de noviembre de 2012.488. 22 . 2007).4. Historia Social de la Música Popular en Chile.”27 . el cual comienza a tomar forma. y se difunde desde el Caribe hacia el resto del continente americano y el mundo. “.De esta manera. 27 González. 95-117.uaemex. Citado en: Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007.. lo cual es coherente con la ubicación que.cantando su música en serenatas. Esta percepción es compartida no sólo desde la disciplina musicológica..” (Podestá. los diferentes historiadores de la música. Santiago. dan al inicio del bolero. 2. “. es que. al calor de la denominada “vieja trova” cubana. Juan Pablo y Claudio Rolle. hace la siguiente alusión indicativa a esta pertenencia caracterizadora del bolero: “América Latina tiene en el tango. Cuba constituyó un nodo articulador de estas influencias. el bolero es “. en el fútbol y en el bolero. a partir de un proceso de penetrante entrecruzamiento cultural. peñas trovadorescas. Pp. LO REGIONAL. el bolero germina. 29 Jorge Eliecer Ordóñez. Para el musicólogo Juan Pablo González. Pp. circos. en la avanzada segunda mitad del siglo 19.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. Disponible en: http://redalyc.488. en el corrido mexicano. proceso que no ha finalizado permaneciendo vigente hasta hoy. 28 Op.

” como.”30. 2000).jsp?iCve=70801906. popular y vigencia.” (Muñoz Hidalgo. enfatizando el bolero en el marco del proceso histórico independentista latinoamericano.verdadera cartografía sentimental del continente...uaemex. biología del amar. Se han planteado hasta el momento. Juan Podestá refiere a Iris Zavala Martínez. es la que nos ubica en el abordamiento de las características tocantes a lo masivo. Disponible en: http://redalyc.. Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007. cuando dice que.de analizar el texto de un conjunto de canciones. “.escogeremos la opción de descansar en la erudición temática de Muñoz Hidalgo.la universalidad del bolero. Consultado el 4 de noviembre de 2012. ensayista y feminista portorriqueña. con la finalidad -ya enunciada. refiriéndose a “. varios aspectos atingentes al surgimiento y la conformación del género bolero y la mención a estos aspectos restantes. en el bolero.. de modo de elucidar la configuración del discurso del amor en el género musical bolero. apunta a enterar los criterios de validación inicialmente estipulados en la preferencia del género. 30 Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. proveniente del autor antes citado. la biología del conocer. en este caso.. 2007). Y.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. sean suficientes para dejar dispuesto este dominio de indagación hasta aquí -para pasar a los aspectos concernientes a lo masivo y popular. aunque quizás las distinciones relativas a la idiosincrasia regional del género aludido. “.desde la independencia y hasta hoy día…el bolero ha formado parte del proyecto histórico y cultural del modernismo latinoamericano (Zavala. 23 .. desde una mirada singular. 95-117. posiblemente la música latinoamericana más conocida en el mundo..En el mismo sentido de pertenencia pero. Precisamente esta referencia a la universalidad.

La distinción de „masivo‟, distinguida con antelación es “..llega a
millones de personas en forma simultánea, no sólo a través de la historia, como ha
sucedido con la música clásica, por ejemplo.” 31 Esta distinción se encuentra con la
distinción de „popular`, pues es dable suponer que el consumo masivo tiene directa relación
con el sentido que le hace a los grupos, la adquisición del producto, de manera que cumple
con la descripción atribuída.

Y el objeto de referirse a este aspecto, tiene que ver con dejar en
evidencia que el discurso es masivamente difundido, en consecuencia la

interacción

discurso/interlocutores es también masiva e intensa.

En efecto, la difusión del discurso bolerístico, a través de sus
canciones, es posible visualizarla como una dinámica creciente desde sus primeros tiempos,
a finales del siglo XIX, cuando conjuntos de cantores populares de la vieja trova cubana se
desplazaban intra y extra ciudades, movilizados por sus actividades en “serenatas, peñas de
trovadores, circos, coros y teatros”, como ya se ha dicho. Este tipo de canción, por sus
características, varias de las cuales han sido abordadas en este trabajo, opera como evento
vinculante social, lo cual, en interacción con diversos factores -de índole política (oleada
independentista continental), emocional (discurso alternativo contrapuesto a los patrones
religiosos del conquistador), musical (aparecen ritmos y estilos que se fusionan y
enriquecen la estructura musical bolerística, p.e. el son, la rumba), tecnológico
(advenimiento y potenciamiento de la radiofonía, discofonía, TV), migratorios (paso a
península del Yucatán, transformándose México en el otro polo productor y difusor del
bolero) - tienen un efecto potenciador de enormes proporciones, que con variaciones de
intensidad en las 6 y más décadas siguientes, constituirá el afianzamiento y consolidación
del género, en toda latinoamérica, USA y el resto del mundo.

31

Remitirse a nota al pie de página nº 17.

24

Dado que no es el objetivo hacer una descripción más allá de lo que
es requerido para la realización de este ejercicio, lo aquí expuesto constituye un apretado
resumen del suceso histórico-social que connota el bolero. Por esta razón y para finalizar
esta etapa, lo relativo a la „vigencia`, sólo se aborda mencionando algunos datos gruesos
muy globales y alguna consideración relevante, pero de ninguna manera las únicas,
especialmente teniendo en cuenta que el fenómeno -precisamente por su peculiaridad- en
los tres últimos lustros, ha comenzado a ser visualizado progresivamente desde las distintas
áreas de las ciencias sociales.

Como un corolario de lo mencionado en este acápite, respecto a la
vigencia del bolero, Juan Podestá atestigua que;

“..a partir de los años 90 no sólo será el público del Caribe, Latinoamérica y España el
que aumentará su adicción al bolero, también ocurrirá algo similar con el público de Asia,
Europa y Estados Unidos.” (Podestá, 2007).

25

III PERSPECTIVA

3.1. PERSPECTIVA ONTOLÓGICA DEL INVESTIGADOR

Todo lo dicho es dicho por alguien. Esta oración, distintiva del operar
humano, que aparece en el decir del Dr. Humberto Maturana Romesín, constituye, en mi
parecer, una síntesis magistral del corpus de conocimientos que aquel trae a la mano con
sus investigaciones, conocimientos que toman forma y quedan contenidos, en la mirada de
naturaleza ontológica constitutiva, distinguida como biología del amar-biología del conocer,
mirada que dispone inteligiblemente la urdimbre entre emociones, organismo y medio, que
configuran el vivir de los organismos y específicamente nuestro vivir, como el tipo de
organismos que somos: humanos. En este corpus, el humano, es el único organismo que se
distingue a sí mismo y lo hace sumido en esa danza recursiva de emociones y acciones
operando en el medio, cuya dinámica es connotada como: lenguaje.

El investigador que suscribe, acoge plenamente y recrea con su vivir, esta
mirada que aparece desde esta abstracción del vivir humano, mencionada en un inicio y
distinguida como, biología del amar-biología del conocer. Así entonces, el cómo esto es
vivido en cualquier dimensionalidad, incluída la realización de este estudio y ante la
pregunta: ¿cómo veo el mundo? - que apunta a declarar un sustrato onto-epistemológico expongo lo siguiente:
En mi mirar, la pregunta se transforma en: „cómo realizo el mundo con mi
vivir‟. Y esto no es equivalente, pues „ver el mundo‟, connota un mundo apareciendo antes
o aparte de la distinción del observador; a diferencia que en el realizar el mundo; no hay
mundo sin observador. El mundo aparece con el observador en su acto de observar. Todo
lo que hacemos lo hacemos desde nuestro estar vivos, esto es, operando en/con/desde/a
partir/ de nuestro ser sistemas vivos, operando en el lenguaje.

26

pasado o futuro son distinciones en el lenguaje. sólo sucede. es desarmonía en la conservación de nuestro vivir. acerca del cual sólo podemos decir eso y esto tampoco es evaluable. epigénesis. Ese bienestar se refleja en la coherencia armónica entre organismo y medio. El vivir es un misterio. el organismo deriva en una dinámica de deterioro. La pregunta por el “ser”. o dicho de otro modo. para la ocasión. 33 El conjunto de sucesos o interacciones vitales. viviendo siempre un presente. Lo humano. 34 Distinción conceptual. el bienestar es un campo relacional en cuyas coherencias el vivir se conserva 34 . 32 Dr. acuñada por el suscrito. pleno y siempre completo. Desde nuestro operar como organismos no podemos hacer referencia a algo independiente de nosotros mismos. La enfermedad. sucede. Sí. somos un frente de onda histórico32. En diplomado de formación en Biología del Conocer y Biología del Amar. aparece en esa desarmonía cuando ésta es lo que comienza a conservarse. Humberto Maturana Romesín. año 2003. no tiene sentido. lo cual conlleva su desaparición como organismo. otras y el entorno que habitan. en las que se va configurando el modo de operar de un organismo.35 El vivir en los organismos. tal como lo referido en nota al pie de página nº 34 27 . cualquiera sea la emocionalidad en la que nos encontremos. en la medida que es conservada en el quehacer vivencial junto a otros. cuyo extremo es la pérdida de organización de su estructura. que hacemos sólo en el momento presente. sólo sucede. Si el campo relacional deviene en un acoplamiento desarmónico. distinguida como cultura. se constituye en una red de conversaciones. es inocua y esto no es bueno ni malo. de modo que esa tendencia al bienestar es connatural a nuestra existencia. podemos realizar ese misterio con nuestro vivir. 35 Esta es una distinción creada por el suscrito. cuya dinámica. es inocuo. pues: conserva nuestro vivir. tiende al bienestar. Y de esto es de lo único que podemos dar cuenta. La experiencia33 de lo humano se configura en una trama relacional que se establece en la interacción con el medio. es un suceso simple. enfermedad. Así.Creamos el mundo en nuestro hacer. toda vez que cualquiera explicación aparece desde este operar como el tipo de organismos que somos. Santiago de Chile.

lo anterior es distinguible como una ontología que se constituye con el observador. tanto orgánicas como no orgánicas. Santiago. mi modo de visualizar/realizar el vivir. pudiendo ordenarlas. que se conservan en la convivencia en las cuales estamos insertos e interactuamos. de modo que afecta y es afectado en una red de interacciones multidimensional. Bernhard: Del Ser al Hacer.el observador surge de su operar como observador. considera un conjunto de dimensiones. 37 28 . La red de conversaciones en la que nos encontramos en la actualidad. en coherencia con mi experiencia vital. enfatiza la competencia y la agresión y genera un espacio relacional negador y de exclusión. Vivimos en la Impermanencia. sino durante 36 Porksen.” 36 No es una ontología de la inmanencia. dado que en diferencia al estar vivo. Comprensión sistémica del suceder. en mi operar como organismo humano. 26. tan propia de la actual cultura patriarcal/matriarcal en la que vivimos. no se está.. tan lejana a nuestro entender desde la co-operación y la aceptación del otr@ como legítimo otr@. A la vista de lo expuesto anteriormente. 2005. Resumiendo: ontológicamente. me hacen sentido. se estaría muerto. y al mismo tiempo. Estas redes (no sólo las actuales. en todos los dominios de existencia. muy artesanalmente. Cultura.”37 Así entonces. En síntesis: “. de todo su entorno y circunstancias. observador y mundo aparecen juntos en el operar del observador.el mundo que vivimos recién comienza a existir cuando lo creamos a través de nuestro hacer.cit. como la aceptación de que el vivir humano forma parte elemental (como elemento componente). De modo que esta distinción sólo hace referencia a la maravillosa diversidad de formas que aparecen en el suceso de la existencia y a la inextricable interdependencia entre todas estas formas de existencia. “. pre-existente. Chile. esto es. la noción de certeza sólo cabe en el deseo de predicción. referencia al proceso bio-evolutivo (filogénesis) de esta especie y su distinción 38 de las otras especies co-habitantes en el ecosistema global.Esto no significa que no tengamos preferencias acerca de cómo nos gusta realizar ese vivir. de un ser en sí. Otro estado no existe. que. Pp. redes de conversaciones connotadas por dinámicas emocionales. del siguiente modo:    Historia de lo humano. Sólo indica que el vivir se vive. propio de la cultura que vivimos. en consecuencia. derivado del emocionear en el control.pp.26 38 Distinción que no debe entenderse como peyorativa o aludiendo a alguna superioridad. mundo y observador. cualquiera sean las circunstancias. Op.. JC Sáez Editor.

en la interacción organismo/medio. hace referencia a una clase particular de organismo. han sido generadas históricamente. connatural al lenguaje. connatural a todo organismo.todo nuestro transcurso humano). me intereso por las consecuencias de mis actos. Lo humano. La pregunta por el ser no me hace sentido.  Lenguaje. cuya única consecuencia es re-producirse.  Ética. que requiere/genera a su vez un entorno coherente. dinámica relacional conductual. Todo organismo opera/recrea esta dinámica de conservación. No reconozco un acceso posible a alguna entidad inmanente. o el operar en coherencia con otro/con el medio. a la base de todo suceso existencial. no es una excepción en esta dinámica. dinámica emocional vivida como un modo de conducirse en el campo relacional. Explicamos nuestra experiencia con coherencias de nuestra experiencia.  Emoción. para la realización de esta dinámica re-productiva.  Lo humano. es el lenguaje y particularmente el fenómeno de la recursividad.  Explicaciones. propia de los seres vivos y especialmente. es inocua. 29 . toda explicación deviene de nuestra experiencia. Todo suceso es relacional y aparece en la distinción del observador.  Experiencia.  Autopoiesis: dinámica de bio-producción de sí mismo. cuya distinción fundamental respecto de los otros organismos que comparten la impronta biológica. entre los cuales nos reconocemos. comprendida como el conjunto de sucesos vitales.  Realidad. que queda expresado implícita y explícitamente en que no me dá lo mismo lo que suceda con mi entorno. comprendida como una noción explicativa. de los mamíferos. como una de las tantas clases de organismos. que van configurando el modo de moverse de ese organismo (filogénesis). que configuran el con-vivir. como singularidades de nuestro devenir histórico-evolutivo en el lenguaje y el acoplamiento estructural entre organismo y medio. comprendido como una coordinación recursiva de conductas. en cualquier dominio de existencia.

Maturana. 39 Porksen.no explican un mundo independiente. dice y escucha. PERSPECTIVA EPISTEMOLÓGICA DE LA INVESTIGACION. Santiago.3. En Pekman. explican la experiencia del observador y éste es el mundo que él vive. “. distinguidas como el constructo teórico-metodológico -premisas las cuales habitan y toman presencia desde la intimidad de los deseos y expectativas del observador. Pp 27. De modo que la selección de aquellas premisas. serán aquellos que finalmente más le hagan sentido y se acomoden al modo en que el observador mira su hacer el mundo. es escuchado por alguien‟41. pues.lo humano se desprende desde su hacer y no desde el “ser”. el escuchar. en lo que dice relación con lo epistemológico. sean de carácter común o científico. por si quedara duda acerca de que en el decir está involucrado sinequanon. Realidad: la busqueda de la objetividad o la persecución del argumento que obliga. 2. En estas circunstancias. 71. o lo que es lo mismo. en este enfoque.. Pp. 1. 2005. Más aún. atendiendo directamente a su “. En coherencia con lo expuesto. esto implica que las explicaciones que nos damos en nuestro devenir vital. nos explicamos el vivir con las coherencias de nuestro vivir. 41 Aforismo traido a la mano por el suscrito. „todo escuchar. Bernhard: Del Ser al Hacer. Vol.gama de expectativas y premisas que guían el proceder. JC Sáez Editor. es posible indicar que el conocimiento. 40 30 . para enfatizar la interacción habla/escucha. Barcelona Gedisa. de su propia historia de coordinaciones relacionales. toda vez que no es posible realizar una distinción independiente del propio mirar del observador. como ha sido expuesto al inicio del capítulo.exigido para dar sustento a un proceso investigativo. (Compilador) Construcciones de la experiencia humana. Chile. lo que el/la observador/a. Lo anterior atendiendo a que en el proceso de conocer. es dicho por alguien”. parece necesario señalar que en esta perspectiva de abordamiento del suceso vital en su multidimensionalidad -en el proceso de conocer. H. sólo podemos explicar nuestra experiencia y eso lo hacemos explicando la experiencia con las coherencias de nuestra experiencia. “todo lo dicho.” 39 . 1996.. vé. es en rigor: un relato permanentemente actualizado en el presente. es consecuentemente validado por la experiencia del observador. en el mismo acto que.” 40 Terminando este capítulo y considerando lo expuesto. como criterios de abordamiento del vivir en la obtención de conocimiento.

como dimensionalidad de investigación seleccionada. y en particular del género musical bolero. los fundamentos epistemológicos de la ciencia social no son independientes ni contrarios a los fundamentos epistemológicos del sentido comun. 31 . descriptivo y reflexivo acerca de las redes de conversaciones. que hacen referencia a una modalidad activa. a través de desvelar las dinámicas emocionales y de poder que subyacen a su práctica. Atendiendo a los objetivos planteados para la realización de este estudio y especialmente considerando que las configuraciones textuales como expresión de dinámicas emocionales implícitas en las diversas manifestaciones musicales.que producen las situaciones mismas que describen. En este sentido. no dispone de un amplio bagaje de investigaciones.la invitación que nos hace la Investigación Cualitativa en lo referente a ampliar nuestras perspectivas de indagación y no restringir las posibilidades de interactuar creativamente entre los diferentes enfoques y disciplinas en la búsqueda de conocimiento.1. siguiendo a Rosana Guber: “Admitir la reflexividad del mundo social tiene varios efectos en la investigación social. El carácter cualitativo y la dinámica reflexiva. TIPO DE INVESTIGACIÓN. METODOLOGÍA. es posible considerar que este ejercicio investigativo sea realizable en la forma de un estudio cualitativo. especialmente en sus variantes postmodernistas. en el sentido de reconocer el involucramiento del observador en el suceso que observa/describe/explica. deviene de -y es consecuente con. distinguidas como cultura. lo cual conlleva un ejercicio reflexivo desde el cual nos re-conocemos permanentemente. Segundo.IV. Primero los relatos del investigador son comunicaciones intencionales que describen rasgos de una situación…. presentes en el discurso bolerístico. relativo al texto del género musical ya señalado. 4. mediante un análisis del discurso.

Polkinghorne se refiere. Una es que. Rosana: La Etnografía. but i do argue that it is a process common to all cultures and that is appears in early childhood. 47 Op. Editorial Norma. State of New York Press. la cualidad descriptiva en este cometido. 68 32 . USA. construírla y definirla. disponer y potenciar las capacidades de acción del suceso experienciado. expresada en el suceso narrativo-literario. que tiene carácter de síntesis. pueden reconocerse al menos dos cuestiones axiales. It is from this original experience that the literary form is derived. Pp.” 44 A su vez. Cit. 46 Cuestión en la cual entra en una amplia coincidencia con aquello que proviene desde la biología del amar-biología del conocer y que hace referencia al lenguaje. Pp. and is not a simple unmediated reaction to the environment. Método. señalando: “Human responsiveness thus proceeds from experience. Y la otra.47. que apunta a conceder énfasis. : NARRATIVE KNOWING and the HUMAN SCIENCES. es que: “ Describir una situación es. 48. Pp. entonces. Bogotá.” 45 Y.” 47 42 Guber. 2001. 46. Cit. implica una primordial relación lingüistica.Tercero. enfatizando la potencia del fenómeno descriptivo y su presencia en el proceso formativo primigenio y global en la experiencia humana 46 -cuya manifestación toma cuerpo en la narrativa como el vehículo de la descripción. Pp.”42 A partir de lo cual. 43 Op. Donald E. relación a la que Donald E. It is from this original experience that the literary form is derived. 45 Polkinghorne. Albany. como medio inteligible de divulgación. Cit. Pp. 16. los métodos de la investigación social son básicamente los mismos que se usan en la vida cotidiana. pues. I do not argue that the narrative construction of experience is an innate process. a la vez. Campo y Reflexividad. 1988.el autor se hace cargo de la siguiente distinción: “ Experience forms and presents itself in awareness as narrative. Colombia. 44 Op. “El investigador se convierte. en el principal instrumento de investigación y producción de conocimientos” 43.

como dinámicas de acción pre-vistas desde los centros del poder. quien hace la siguiente descripción del término: “Al referirme a la opacidad. como “opacidad”. difusos y poco claros para quienes están involucrados en las prácticas sociales. a lo que también llamamos desmistificar textos cuando encubren Discurso&Sociedad. uno de los soportes más contundentes de la continuidad de un estado de cosas contemporáneo. que como tal.html Consultado en noviembre de 2012. sean justamente estas opacidades. Este fenómeno podría asemejarse al caracterizado por Fairclough (2010). abrir estos significados a muchas lecturas. ideología y poder pueden muy bien ser ambiguos.Esta dimensión indagatoria de carácter cualitativa. Ruth Wodak. En este sentido. es considerado el mejor albergue para desarrollar un supuesto articulador en este estudio. Vol 2(1) 2010. distinguida aquí. sostiene y promueve que. probablemente. es decir. reproducidas en el orden habitual del discurso. una de las fundadoras del análisis crítico (conjuntamente con Fairclough y Van Dijk). 170-185. El análisis crítico del discurso y la del discurso público: Las universidades.dissoc. se reproduce en un imaginario subyacente. Norman Fairclough. al debate. en lo que parece un apoyo explícito a lo sostenido por Fairclough. “. 1999).org/ediciones/v02n01/DS2%281%29Fairclough. 1977). y en general. cuestionar lo que parecen ser experiencias y significados de sentido común. no es reconocido con claridad en el hacer cotidiano de los individuos. como una red de conversaciones (Maturana 1999). que nuestra práctica social está ligada a causas y efectos que pueden no ser en absoluto visibles y claros (Bordieu.” 48 En efecto. estoy sugiriendo que los vínculos entre discurso. el cual queda manifiesto en la presunción de que la cultura. Disponible en: http://www. cimentada en el potencial de las dinámicas de la descripción y la reflexión.. a la discusión.uno de los factores principales de la teoría crítica y del análisis crítico es no dar nada por sentado. 48 mercantilización 33 . discurso connotado aquí como texto e interacción (Van Dijk. que privilegia las asimetrías sociales.

170-185. Vol4(3) 2010. proceso que. Esta distinción. “. Fairclough.es constitutivo de lo social. para el abordamiento de este ejercicio. que opera en correspondencia dialéctica con su contextualización histórica y social. los procesos de producción e interpretación textual son conformados por (y. desde todas las dimensiones posibles.. en palabras de Fairclough (2010).dissoc. Una mirada al Análisis Crítico del Discurso. dispone lo lingüístico como un modo de acción. en tanto manifestación de la creatividad humana. pero también a reflexionar sobre uno mismo como investigador.podría reflejar datos relacionados con el poder y la ideología. como un acto lingüístico de carácter hablado o escrito. 579-596. 2010). a su vez ayudan a conformar) la naturaleza de la práctica social. Fairclough 2010). Vol 2(1) 2010. propias del ACD. El análisis crítico del discurso y la 49 mercantilización del discurso público: Las universidades.” (Wodak. ilustra esta dinámica procesual cuando señala: “La conexión entre texto y práctica social se considera mediada por la práctica discursiva: por una parte.html Consultado en noviembre de 2012. convergen en validar el concepto discurso. y especialmente si la finalidad es “.dissoc. En el mismo sentido.html 50 Discurso&Sociedad. 34 . Disponible en: http://www.” (Wodak. 2010).. Norman Fairclough.. particularmente si lo que se busca es explorar. cumplen a cabalidad con aquellas categorizaciones. que forma parte de este estudio. por otra el proceso de producción conforma ( y deja „rastros‟) en el texto y el proceso interpretativo opera sobre la base de las „señales‟ del texto.org/ediciones/v02n01/DS2%281%29Fairclough.”50 Wodak en César Colorado.” La música en general..” 49 Tanto Fairclough como Wodak y Van Dijk.comprender el objeto de estudio que se investiga.ciertas ideologías latentes. En esta circunstancia. en tanto contribuye a configurar lo social. “. el ACD se perfila como un método apropiado.org/ediciones/v04n03/DS4%283%29Colorado. describir y desvelar cómo esta (particular) práctica social. y.. y el género musical singular. Discurso&Sociedad. producido en la interacción social (Wodak 2010. http://www. Van Dijk 1999.

” (Rafael Castillo. abre una dimensionalidad diferente cuando desde el dominio del hacer científico y en particular. de la red de conversaciones distinguida como cultura (H. como una emoción. movimientos políticos. desde las coherencias operacionales de la biología. a lo amoroso y a su acontecer. Con fuerza similar a la del bolero. conflictos. comienza a referirse al amor. como una dinámica conductual que especifica un dominio de acción. con la finalidad de enfatizar el suceso lingüístico subyacente en las prácticas discursivas comunes. esto es. “. clasificaciones. Maturana). retóricas discursivas.de los modos de conducirse socialmente en las diversas comunidades humanas. identificar y describir. los que se desea explorar. No obstante. en su contemporánea y particular expresión del fenómeno amoroso. Humberto Maturana. a través del análisis discursivo del texto en un grupo de canciones seleccionadas en una muestra intencionada. Como se ha indicado con profusión en el transcurso de este escrito. el mercado y la actividad industrial. como: “.. que opera como sustento -no visualizado. impregnadas 51 en el uso corriente del lenguaje.” Y. convocan desde milenios en nuestro pasado. fundamentalismos. 35 .un elaborado dispositivo cuyas instancias discursivas sirven para organizar simbólicamente la experiencia amorosa del que se enamora en este continente.. todo tipo de divagaciones. dado el carácter masivo y popular de este tipo de expresión en el lenguaje. situándolo en el ámbito de lo biológico-relacional. en este proceso de indagación. diversas connotaciones asociadas al amor. en los que no está ausente incluso. definiciones de raíz filosófica. que en el caso del amor opera como: 51 Selecciono este término. el discurso bolerístico es comprendido como. son justamente aquellos „rastros‟ y „señales‟ -como indicadores no explícitos. tipologías. elucubraciones poéticas. ideologías. 1991).la lengua natural del amor en Hispanoamérica. modismos y una amplia gama de manifestaciones que abordan directa e indirectamente los más variados ámbitos del quehacer humano. connotaciones religiosas. en términos más concluyentes.Y. el Dr.

justamente. Consultado el 16 de enero de 2013. Santiago. aparece como una notable consecuencia de visualizar las emociones y singularmente el amor.. Alfredo. Chile. nos sitúa frecuentemente en la confusión de estos dominios relacionales. Que dejara aquel beso. Disponible en: http://www. sin esfuerzo y como un fenómeno del mero convivir. Consultado el 16 de enero de 2013.. por ejemplo. sino sufrimiento. Que encendió nuestro amor54 El amor.” 52. 36 . cuando visualizamos sufrimiento. como abstracciones de nuestro vivir en la observación de las interacciones y los espacios relacionales manifiestos en ese vivir. Pp.la legitimidad del otro se constituye en conductas u operaciones que respetan y aceptan su existencia como es.. aunque ese malestar lo asociemos con penas de amor o similares. Humberto: Transformación en la convivencia. Rafael Ramírez http://www.cl/articulos/003/doc_esp7.219.com/canc/nuestroamor. 53 Ruiz. de manera que. Sin poder prescindir del ayer que es una obsesión. 54 Nuestro Amor. Autor. Pero el amor no lo reconocemos en el malestar. expresa Maturana (1999:226): “. Cargamos la cruz del dolor de aquel recuerdo. en el desgarro emocional que podemos apreciar. llorarás.” 53 Esta re-creación distintiva acerca del amor. “.. No connotamos amor cuando visualizamos sufrimiento.“.htm. en el discurso bolerístico: Lloraré.” 52 Maturana. no visualizamos amor.inteco.vozconalma.el dominio de aquellas conductas o disposición corporal dinámica a través de la cual otro surge como otro legítimo en coexistencia con uno mismo. y es en la vida social que existimos como seres humanos y en donde nuestra calidad humana se conserva sistémicamente. Dolmen ediciones.htm.. lo cual en la ausencia de reflexión. frecuentemente.es la emoción que constituye la vida social. emociones las cuales constituyen dinámicas relacionales sustancialmente diferentes. 1999.

en tanto manifestación humana. Ninguna otra dinámica emocional. violencia. esto es: una “instancia de uso lingüístico. desamor. dependencia. Así. el género particular bolero. de una dinámica de coherencias operacionales. cual es su sustrato cultural constitutivo y reflexionar acerca de esto. representativo de emocioneares propios de los patrones culturales patriarcales/matriarcales plenamente vigentes: soledad. negación. posibilita esta continuidad de lo humano. Acotando entonces. atendiendo los siguientes considerandos: - Es un género musical cuyo texto es altamente evocativo de emocionares que están a la base de la conducta humana: amor. 37 . ira. más aún. Y esto es justamente lo que dinamiza este evento investigativo que busca desvelar-identificar qué es aquello a que hace referencia el reconocido discurso amoroso en el bolero. crea y proporciona las condiciones sinequanon para la conservación de la especie. en el marco del Análisis del Discurso y desde las distinciones conceptuales acuñadas por Fairclough. lo he seleccionado. analizada como texto. 4. distinguidas como Música. El amor. de un grupo de canciones del género musical bolero. la unidad de análisis. Dicho esto.” (Fairclough. en este estudio. práctica discursiva. podemos hablar de la Música como un evento discursivo. lo musical se realiza en el lenguaje.2. ternura. parece propio señalar que el bolero forma parte singular. Así mismo. de modo que. UNIDAD DE ANÁLISIS. práctica social. Aquí está implícita la relación entre lo biológico y lo relacional. 2008:176). como dinámica relacional. Acorde con la descripción metodológica. queda constituída por el texto escrito. que caracteriza el fundamento de la mirada biológica del amar.Esta distinción es clave. afecto. apropiación. lejanía.

55 38 . se hace presente primeramente. una fuente de indagación que apunta al propósito de visualizar dinámicas emocionales constitutivas de patrones culturales. desde su creación. en la distinción desde la biología del conocer. entendidas como cultura. biología del amar. con esto quiero indicar que está ampliamente difundida y es de fácil acceso mediático. Las cualidades antes connotadas hacen de esta selección. que se puede rastrear alrededor de las últimas décadas del siglo 19. pero que tiene consecuencias pragmáticas en el acontecer de las personas y las comunidades que comparten. que se encuentra completamente vigente. que ha permanecido en el tiempo.- Es una manifestación discursiva popular y masiva. Cuestión no menor. si consideramos que es en esas regiones. manifestándose en el lenguaje –texto escrito en este caso. en el Caribe 55 e interpretada y re-creada permanentemente por los cantantes populares más cotizados en el mercado de la música. donde la conquista colonial americana. reproduciendo las dinámicas conductuales constitutivas de redes particulares de conversaciones. - Es una manifestación en el discurso. para luego extenderse al resto del continente.y operando en un campo de relaciones cuya característica es la opacidad. en términos de Fairclough y que hace referencia a lo que usualmente en el ámbito de la psicología es visualizado como „lo no dicho‟.

ANÁLISIS.tiempodeboleros. No hay pena de amor que deje entrever cuánto sufro y padezco por ti. en el decir del académico peruano. este estilo musical venía difundiéndose oralmente. en su origen.57 No obstante.249-258. integrantes. compuesto en 1883. por una serie de otros trovadores.V. sostienen que si bien José Sánchez. algunos estudiosos del tema. no dudes de mí. „vieja trova‟ cubana.la autoría de Tristezas.1. el bolero queda plasmado en un lenguaje -la escritura musical. Septiembre 2000 . no deja ensanchar mi pasión. 57 Tema: Tristezas.que permitirá acentuar su difusión. en serenatas. RASTROS DEL BOLERO: SURGIMIENTO. como Juan Podestá (2007). tal como Sánchez. No 17 Lima. 5. fue el primer compositor en escribir una canción con la estructura propia del bolero en un pentagrama. como el primer tema del género. Pp. 56 39 . Alberto Mosquera56. dando un salto en su modo de transmitirse. de la denominada. circos y eventos populares. Disponible en: http://www. Alberto: “El amor en tiempo de bolero”. tras un raudo camino trazado por el devenir de dinámicas culturales diversas y muchas veces antagónicas. Segunda Época. En esta circunstancia. mujer. Año V. son ambas expresiones de una historia de músicas que han venido a encontrarse. desde lo oral a la escritura especializada.php?option=com_content&view=article&id=283:scroll-item1&catid=50:platforms&Itemid=64 Consultado diciembre 2012. Pero. Tristeza me dan tus penas. lo guardo en el corazón. La suerte es adversa conmigo. Mosquera.com/index. Un beso me diste un día. tanto la transmisión oral como el nuevo modo que aparece desde la pentagramación de Tristezas. coincide en situar su nacimiento. Autor: José Sánchez. REVISTA DE LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS. en las calles y esquinas de Santiago de Cuba. La bibliografía referida al género musical bolero. Así mismo la historiografía coincide en atribuír a José Pepe Sánchez -un modesto trovador santiagueño. Profundo dolor.

uaemex. “Según los historiadores. en este escenario. se hace referencia al sustrato europeo. en el tiempo.En este sentido. Por otra. Consultado el 2 de noviembre de 2012. 40 . 59 Y no tan sólo el bolero. Una síntesis de esta coincidencia. De la Peza.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. por efecto forzado. plataforma geopolítica en el proceso expansivo de la colonización europea. El Son. Aludiendo a lo que este „efecto forzado‟ connota (como acto de dominación). portan en su estructura misma. finalmente. clarifica las dimensiones geo-culturales constitutivas en la conformación que nos ocupa. proveniente del mestizaje cultural y las interacciones musicales que aparecen en el espacio relacional. también provoca una coincidencia global entre los estudiosos e historiadores del tema. resulta de la combinación de la danza y la contradanza de origen europeo y de la música afroantillana caribeña proveniente de Cuba” 58. el mambo.jsp?iCve=31661715. entre conquistadores y conquistados. Con esta aseveración. Sus procesos de significación y resignificación. al señalar en su obra que. el sello de la conjunción mencionada. que forma parte elocuente de la rítmica y el cancionero latino. Por una parte. la rumba. de lecturas y escrituras diversas. motor de esta dinámica transculturizadora colonial. al componente africano. el señalamiento de las vertientes originarias cuya convergencia tiene como resultado esta particularidad musical. ritmo para bailar y canción lírica. El bolero 59 es. VI297-308. la guaracha. variaciones y combinaciones. uno de los decantados singulares. actor consecuencial en aquella dinámica colonizadora y. el bolero. el chachachá y varios otros estilos. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas1994. Disponible en: http://redalyc. El bolero y la educación sentimental. quienes sostienen que: 58 Peza MC. Podestá cita a Mannix y Cowley (1970:7). a Las Antillas. es puesta de manifiesto por María del Carmen de la Peza.

todo fortalecido por sentimientos religiosos que estimulaban la música y el baile.. en la Cuba Santiagueña. estaban conformadas por individuos nativos de diferentes regiones europeas y concurren a este suceso de mestizaje cultural. Lo único que portaban era la desesperación por regresar a sus pueblos y las ganas de vivir. dado que era el punto.mezcla de culturas y costumbres provenientes de España. ”61 60 Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. las bases de las posteriores construcciones nacionales latinoamericanas. Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007. Inglaterra. Francia y África fundamentalmente y con una presencia muy importante de flujos migratorios entre la isla de Cuba y el Caribe Insular. con sus propias prácticas de convivencia sociales.uaemex. por medio de su puerto de La Habana. las huestes colonizadoras que capitaneaban estos emprendimientos. Es en estas circunstancias históricas globales en las que el bolero. Por su parte. en el marco del circuito del “Triángulo Atlántico” . Cuba: http://www. Consultado el 3 de noviembre de 2012.000..edu. en particular desde Haití y Jamaica. 61 WEB Universidad de Oriente. como ya se ha mencionado anteriormente. en la última parte del siglo XIX. 95-117. tanto de llegada como de partida en el tráfico de esclavos a América y transporte de mercancías hacia Europa.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. sentándose en esta dinámica transmigratoria.cu/historia-stgo/ Consultado el 23 de diciembre de 2012. musicales y festivas regionales. hace su aparición. “.uo.000. queda constituída como un nodo articulador en este proceso de transculturalización. Disponible en: http://redalyc. Cuba.la masa de esclavos africanos llegados a la costa atlántica caribeña no fue menor de 15.jsp?iCve=70801906. 41 .“.”60 En el curso de este acontecimiento colonizador.

Un factor a favor.permitirá escuchar en cualquier momento y lugar los boleros más requeridos. le pertenece por completo. mi propio llanto Amor... mi religión Es justa la revancha. Disponible en: http://redalyc.. 62 63 Castillo. y entre tanto Sigamos engañando. 64 Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización. en la distinción propia de la cultura contemporánea dominante.Consultado el 6 de enero de 2013. al corazón Sigamos engañando. o sea.la naciente comercialización del gramófono y el micrófono…” que “. Pp.uaemex.” 64.5.45 Tema:Revancha. Autor: Agustín Lara. cruzando hacia el continente y asentándose en la península del Yucatán en México. estas modificaciones no han alterado el género en lo sustancial. Este amor que delira entre la exaltación y la adversidad. incluídos Ecuador y Colombia en esta etapa.jsp?iCve=70801906 . conserva una organización que le es propia y si bien ha experimentado modificaciones con el tiempo y los acontecimientos y ha cursado períodos de mayor o menor resplandor. Revista de Ciencias Sociales (Cl) 2007. como hacia el sur continental. Venezuela. 42 . Caracas.mp3 Consultado enero 2013. entre tantos. 95-117.2. Rafael: Fenomenología del bolero. el género musical en mención. con carácter de contienda. “. en su aspecto musical constitutivo y en la temática textual que lo caracteriza: el amor. que alcanza hasta la primera veintena del siglo 20. El bolero. al corazón63 Incorporado el pentagrama a la transmisión oral. Monte Avila Editores. por ti bebí. será “.cualquier enamorado de esta zona del mundo puede seguir afirmando que un bolero al menos.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. que vigoriza esta expansión. y continuando su expansión tanto en el Caribe. país que se constituirá en la otra potencia bolerística.” 62 Amor... 1991. continúa extendiéndose. que la tragedia que escenifica su argumento es la suya. fuiste mi cruz.com/sitio/audio/agustinlara/002- 3-MEX-AL-0164-07-0639.fundacionjoseguillermocarrillo.. http://www. DESARROLLO Y EXPANSIÓN DEL BOLERO. en cuya vivencia.

Consultado diciembre 2012. serenatas hacia ventanas con declaraciones pasionales…” 66 65 Tema: Santa. serán llamadas “la época de oro” del bolero (Podestá: 2007). Autor. incluídos sus cantantes como actores. Crecidas con el cancionero Picot saturado de melodías encendidas.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. su difusión. difusión y permanencia de este formato en el tiempo. masificándose en consecuencia.e. el tema del cantautor mexicano Agustín Lara en 1930: Santa. incendiarias. por estas vías.uaemex. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas 1994. la XEW en México. salones de baile. la aparición en el mercado de los discos de bakelita y el desarrollo de las técnicas cinematográficas. clubs campestres. Una gran variedad de factores incidirá en este suceso. http://letras. con gran éxito. Agustín Lara. Disponible en: http://redalyc.com/agustin-lara/689470/ . Peza MC. no obstante aparece necesario indicar al menos algunos relevantes.jsp?iCve=31661715.. Sus procesos de significación y resignificación. versos musicalizados que se pasaron a sinfonolas.de los cancioneros bolerísticos. citando a Martínez Medrano (1991): “Las generaciones de los treinta fueron arrulladas con boleros. Consultado el 6 de enero de 2013.Los próximos veinte años. 66 43 . santa mía mujer que brilla en mi existencia Santa. rocolas de cada cantina.65 Las décadas sucesivas. hasta 1960. de lecturas y escrituras diversas. VI297-308. sé mi guía en el triste calvario del vivir. como el rápido perfeccionamiento de la radiofonía y la creación de grandes y poderosas cadenas radiales internacionales (p. En este sentido. De la Peza. desde 1930). zonas rojas y rosas. El bolero y la educación sentimental. nos ilustra en este sentido. exasperadas. estarán marcados por el desarrollo de la radiocomunicación. destaca el desarrollo tecnológico-comercial. la depresión de 1929 y la incorporación al cine – especialmente en México . Se inaugura este período con la película “Santa”.

Cit.uaemex.jsp?iCve=26700411. Op. Consultado el 7 de enero de 2013. como una de las consecuencias de la dinamización productiva provocada por el re-ordenamiento geopolítico. se aleja de la mirada crítica o desdeña el conflicto social. Cit.”67 Y. al idealizar y magnificar la historia del propio amor y su desventura. artesanos y obreros. ampliando su explicación acentúa: “El bolero se apoya en las imágenes cinematográficas…dibuja a la ciudad.Otro aspecto significativo en este curso expansivo del bolero. A ese individualismo urbano en el bolero alude de la Peza. 155-172.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. imágenes. Disponible en: http://redalyc.”68 Concluyendo: “Una de las realidades más relevantes y significativas del nuevo sujeto citadino moderno es el enamorado. “El bolero se edifica con el estilo romántico propiamente urbano. 101-120.…. Mariano Muñoz en uno de sus estudios. temas y canciones que contribuyen a construír al sujeto urbano con su manera de ser y de vestir. Política y Cultura 1995.secretarias y oficinistas que se enamoran de galanes cosmopolitas. 69 44 . Consultado el 7 de enero 2013. rayana en la ignorancia de las condiciones sociales.”69 Conviniendo con los señalamientos de De la Peza. Es un platonismo que. sus espacios y sus personajes arquetípicos: empresarios adinerados.jsp?iCve=35201805.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.uaemex. sostiene acerca de esta naturaleza individualista en el discurso bolerístico: “El mundo del amor en él descrito es vicisitud personal e individualista.”70 67 Peza MC. después del término de la segunda guerra mundial. guiados por sus sesgos ideológicos. que el bolero dibuja de cuerpo entero. 68 Op. rumberas y prostitutas. El bolero: nostalgia de una ciudad que nunca existió. Literatura y Lingüística 2007. Bolero y modernismo: la canción como literatura popular. está referido a la urbanización y metropolitanización de las ciudades. 70 Muñoz-Hidalgo M. cuando señala. arrobado en la exaltación del despecho erótico. al cual se abocaron las potencias occidentales triunfantes. Disponible en: http://redalyc. cuya característica es el individualismo.

Así. Alberto Domínguez Borrás.php . denunciando las asimetrías sociales generadas por el stablishment instaurado desde los centros convencionales de dominación. esta vez. 45 . NED. EL BOLERO CONTEMPORÁNEO Como indica Podestá (2007). si bien la canción bolero de la tradición amorosa.boiteachansons. siendo el primer mundo aquello a lo que debe aspirarse. AP y otras). la historia del bolero está plagada de períodos de estancamiento y resurgimiento. en pos de sus reivindicaciones se moviliza en los diferentes procesos de reforma y cambio. atraviesa nuestro continente. una vez más teniendo a Cuba como actor significativo en este suceso. 72 Eufemismo técnico originado en las agencias de desarrollo internacionales de los centros de poder (ONU. similar al bolero. Efectivamente. su patio trasero. por el surgimiento del género de canción protesta. de continuidades y cambios. especialmente. BID. a través del aporte de la “nueva trova cubana” . PAM. entre los 60s y 80s. paradojalmente.3. sí se verá circunstancialmente opacada por las diferentes tendencias pop. http://www. al mismo tiempo que los ímpetus revolucionarios que marcan aquella época. Autor. sólo temblando de ansiedad estoy todos me miran y se van. 71 Tema: Perfidia.71 5. Esta tendencia musical -la canción de protesta y de denuncia. cuya finalidad es distinguir los grados de miseria. sobre las naciones que han cuestionado el orden vigente. en el paradigma de la riqueza occidental. de ningún modo corre peligro de desaparecer. la protesta y el levantamiento de las voces populares latinoamericanas.net/Partitions/AlbertoDominguez/Perfidia. al fragor de las intervenciones directas o indirectas de los centros hegemónicos.como expresión explícita del conflicto social que recorre el imaginario del “Tercer Mundo” 72 .Un ejemplo de correlato: Nadie comprende lo que sufro Yo canto pues ya no puedo sollozar. de altos y bajos. FMI. Consultado diciembre 2012. que hasta esos momentos han hecho de la América Latina. que. rock y derivados y. es apagada.

el actual auge del bolero tiene que ver con una industria de la nostalgia que es respuesta frente a los cambios acelerados que marcan esta época. 46 .No obstante. el bolero en este itinerario. lo cual manifiesta citando directamente a su autor original. cerca de 9 millones de ejemplares.jsp?iCve=35201805.” (Podestá. “. el cual argumenta que: “.. Consultado el 1 de febrero de 2013. apunta directamente a esto..producto altamente marketeado. la temática se hace universal y se vuelve independiente de los localismos o regionalismos.”73 Corroborando la característica propia del género ya citada. afirmando que. que con su disco Romances vendió una cifra jamás alcanzada por intérprete alguno. enfatizándose así la orientación cosmopolita. Disponible en: http://redalyc. Mariano Muñoz (2007).el bolero se ha convertido en un.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. Bolero y modernismo: la canción como literatura popular.” (Podestá. “Desde el punto de vista del contenido amoroso. ventas que se repetirán con su producción Romance Dos. es globalizador en su llegada. Podestá. Podestá muestra interés en una mirada emergente. tanto por su contenido como por su extensión. 73 Muñoz-Hidalgo M. 2007). inundando un amplio nicho de mercado y convirtiéndose en una industria altamente rentable. Knights (2000). Finalmente. por vía de su discurso del amor. el caso de Luis Miguel. 2007). a tono con lo expuesto en los párrafos anteriores aerca del bolero y en coincidencia con el desarrollo de las más actualizadas consecuencias de las dinámicas relacionales propias de la actual cultura patriarcal/matriarcal en la que vivimos. en su estudio antes mencionado acerca del bolero. declara que al ritmo de la globalización neoliberal -dinámica de expansión financiero-industrial en pleno desarrollo. 101-120.uaemex. Literatura y Lingüística 2007. a modo de ejemplo. tanto sincrónico como diacrónico.

Además fueron consultados cancioneros de boleros impresos en papel. El segundo nivel o criterio. la presencia del término “amor” en el texto. ANÁLISIS DE LOS TEXTOS.5. que forman parte de la bibliografía. es realizado por estrofas. La selección de los seis temas que se analizan. 74 Dado que la argumentación global para la selección del género musical. El análisis de la letra en cada una de las canciones seleccionadas para este ejercicio. la minimalización en la cantidad y por otra. está ampliamente mencionada en los capítulos antecedentes. mencionados en los diferentes textos consultados. En este último nivel de análisis. En este nivel el texto es desmembrado en algunos de los diferentes dominios de acción evocados en el discurso. enfatizando las dinámicas emocionales subyacentes que han quedado opacadas en el discurso original. El primer nivel o criterio es distinguido como: “REVISUALIZACIÓN DE LAS DISTINCIONES EMOCIONALES ALOJADAS EN EL TEXTO”. queda distinguido como: “DESCRIPCIÓN DE LA DINÁMICA EXPERIENCIAL”. a partir del discurso inicial. a partir de la evocación y desglose de las emociones que trae a la mano el mencionado texto y seguidamente induciendo el operar relacional que tendría el vivir en las distinciones emocionales que han sido develadas en el nivel anterior. Cada estrofa es revisado en torno a dos criterios que operan como dos niveles de tamizado recursivo del discurso textual preliminar. resulta de una búsqueda que incluye alrededor de doscientos cincuenta temas revisados en diferentes páginas web de música general y de bolero en particular. los cuales no presentan información de clasificación bibliográfica. fueron por una parte.4. 47 . se busca describir las vivencias que el individuo queda dispuesto a experimentar en el imaginario emocional que desvela el nivel anterior. A esto se agregan los temas emblemáticos (no menos de 70). Los criterios específicos74 que finalmente primaron para la selección de los seis temas incluídos en este análisis.

Amor arrebato. Amor invasivo. Amor obstrucción lo que soy COMO UNA B1) muchas veces quisiera olvidarte y no puedo dejar de adorarte C1) La angustia clavada al recuerdo me hiere el cerebro y pierdo la fe sé que nada espero pero yo te quiero sin saber por qué D1) Este amor salvaje que llena mi alma entera es ternura y coraje como si yo tuviera enferma la razón b1) Amor sacrificio. Amor pugna. suceso  AMOR ES VIVIDO terrible y ya no es posible cambiar aborrecible. Amor desesperanza E1) Este amor salvaje es ansia fuerte y loca de estrecharte en mis brazos y de morder tu boca con desesperación e1) Amor enajenación.com/este-amor-salvaje-tona-la-negra/ A1) Qué manera de amar tan a1) Amor sufrimiento. ANSIEDAD. Amor pre-destinación.5. Amor incapacitante c1) Amor Padecimiento: sostenido en el tiempo. EXALTACIÓN VIOLENTA QUE INHABILTA LA VOLUNTAD Y OBSTACULIZA EL CAMBIO. POR LA FATALIDAD  SUS CONSECUENCIAS SON MORTALES Y TRASCIENDEN ESTA EXISTENCIA .yomarnathalia.5. TEXTO ORIGINAL REVISUALIZACIÓN DE LAS DESCRIPCIÓN DE LA DISTINCIONES DINÁMICA EXPERIENCIAL EMOCIONALES ALOJADAS EN EL TEXTO 1. Amor violencia F1) Luché por olvidarte por vencer mi destino y caÍ al remolino de la fatalidad f1) Amor contienda. Amor idolatría. d1) Amor vehemencia. EN UNA LUCHA CUYO FINAL ESTÁ PREDETERMINADO. CAUSA DESENCUENTRO Y DEPENDENCIA  REQUIERE VALENTÍA Y CORAJE PARA ENFRENTARLO. DESCONCIERTO. Amor irremediable G1) Este amor salvaje me causará la muerte pero me importa poco si volveré a quererte allá en la eternidad g1) Amor alienación. Amor dislocación 48  SE ADQUIERE COMO UNA ENFERMEDAD. DIAGRAMAS DE ANÁLISIS. Amor reincidencia PERTURBACIÓN. CAUSA DE ANGUSTIA. Este Amor Salvaje – Toña La Negra http://www.

la miel quiera que pague con brillantes tu pecado . a tu pasado a2) Amor objeto .  AMOR ES VIVENCIADO COMO UNA MERCANCÍA. Amor perversión. AGUSTÍN LARA http://www. Amor aniquilación  AMOR ES UTILIZABLE COMO HERRAMIENTA DE ESPECULACIÓN D2) Haz menos escabroso tu camino vende caro tu amor aventurera (bis) d2) Amor subastable. Amor mercancía. Amor permuta. POSEE LA CUALIDAD DE PERMUTARSE C2) Ya que la infamia de tu ruin destino marchitó tu admirable primavera c2) Amor abyección. 49 .com/letras. Amor crematístico.  SE REALIZA COMO UN DESACIERTO DOLOROSO. AVENTURERA AUTOR. AMORTIZA DEUDAS CONTRAÍDAS. que de tu boca.asp?letra=1503978 A2) Vende caro tu amor. QUE ANIQUILA EL ESPLENDOR.2.musica. bien de consumo. Amor culposo. VALOR DE CAMBIO B2) Y aquel.  SU TRANSACCIÓN MEJOR GESTIONADA. aventurera da el precio del dolor. que pague con brillantes tu pecado b2) Amor. Amor amortización  ES UNA MALDAD TRANSABLE.

musica. es muy hermoso. mi propio llanto Amor. satisfacción efímera. por ti bebí. B3) Volvió canalla lo que fue glorioso. Pero en mi fue fugaz. (hablado) a3) Amor.  AMOR EMPRENDIDO COMO SIMULACRO DE BIENESTAR Y REALIZADO COMO CONSPIRACIÓN  EXPERIENCIADO COMO UN CALVARIO NECESARIO  SU ATRACCIÓN ES SEÑUELO QUE INDUCE AL ENGAÑO Y JUSTIFICA EL DESQUITE b3) Amor confabulación Amor padecimiento deseable y memorable C3) Amor. Amor autoinmolación D3) Es justa la revancha. y fue el primero.asp?letra=1504215 http://www. fuiste mi cruz. y entre tanto. al corazón (bis) d3) Amor represalia. Amor señuelo. Amor artimaña necesaria E3) Amor. y traicionero.com/watch?v=FlEBqLbrggE (HABLADO) A3) Yo conocí el amor.3.youtube. mi religión (bis) c3) Amor tormento fervoroso. AGUSTIN LARA http://www. fuiste mi cruz. por ti bebí. mi propio llanto Amor. mi adoración e3) Amor idolatría. REVANCHA AUTOR. Pero fue un gran amor.com/letras. Amor penitencia 50 . sigamos engañando.

. Amor delirio. Amor apropiación 51  EL AMOR ES VIVENCIADO COMO UNA POTENCIA. Amor unidireccional. por más que se oponga el destino. CARENTE DE MUTUALIDAD  SE VIVE COMO UN ACTO DE ANIMAL NO REFLEXIVO. Amor indeterminación Amor discriminación C4) Y yo estoy obsesionado contigo y el mundo es testigo de mi frenesí. IMPULSIVO Y AVASALLADOR  VESANIA ENAJENANTE CUYA DERIVA ES LA APROPIACIÓN DE LA OTRA. no habrá una barrera en el mundo que mi amor profundo no rompa por ti. PEDRO FLORES. por hondo que sea el mar profundo. amor es un algo sin nombre que obsesiona al hombre por una mujer.com/nc/2854/0/obsesion-pedro-flores A4) Por alto esté el cielo en el mundo. serás para mí c4) Amor desenfreno. http://www. OBSESIÓN AUTOR. amor es la copa divina. Amor competencia Amor arrollador B4) Amor es el pan de la vida. b4) Amor obnubilación existencial. ACTO Y CAPACIDAD IRREFRENABLE  SE MANIFIESTA EN UNA CEGUERA UNIDIRECCIONAL DESDE EL HOMBRE HACIA LA MUJER.4.cancioneros. a4) Amor supremacía. serás para mí.

 EL AMOR SE VIVE COMO UNA REPRESENTACIÓN ENMASCARADA DE LA VIOLENCIA. La rosa roja. Amor asechanza Amor encubrimiento C5) y dije en seguida amor con herida. Amor objeto Amor simbolizado B5) y al ir a tocarla. Amor agresión. amor y dolor.  POSEE CUALIDAD OBJETAL. la rosa brincó. Amor laceración D5) Así fue mi primer y único amor. CON MANIFIESTA VOLUNTAD DE AGRESIÓN  SU EMBESTIDA ES IMPREVISTA. ACECHANTE. nació de una rosa perfume y espina. y al ir a tocarla la rosa brincó. Brotó de mis dedos la sangre rojiza de un rojo tan vivo como el de la flor b5) Amor proyección.5. Autor: Pepe Sánchez http://www.htm A5) En la triste mañana de un día invernal Una rosa roja yo ví en tu rosal Yo quise ofrendarla en prueba de amor a5) Amor ofrenda.org/letras1. FACTIBLE DE PROYECTAR  EL AMOR ES EXPRESADO COMO UNA ENTIDAD SEDUCTORA. 52 .objectscape. d5) Amor entidad unitaria Amor padecimiento. qué dulce dolor amor c5) Amor satisfacción. DAÑA Y PRODUCE DELEITE EN EL MISMO ACTO.

estacionario. Letra: Ricardo López Méndez. C6) En el joyel de oro de mi recuerdo eres como lucero triste que se quedó dormido. Déjame Autores. se acaba Amor oscuridad. El odio es amor triste tu Amor enfrentamiento.  EL AMOR ES UNA PRÁCTICA PELIGROSA. condición de hay que dejar el puerto donde la luz alejamiento.  EL AMOR VIVIDO no quiero que en lágrimas se tornen Amor amargura larvada. Amor delirio. c6) Amor inerte. Amor melancolía. Ámame .6. PERO QUE SE SALE A BUSCAR. Amor rechazo 53 . DE LO nuestra nave hacia unos rumbos QUE HAY QUE donde el amor florezca.net/letras. D6) Ámame . http://marielilasagabaster. ALEJARSE. hay que dejar el puerto antes de Amor contradicción.php?id=533#prettyPhoto A6) Yo no puedo olvidarte con ese olvido fiero que tantas veces odio. COMO los besos que me diste. a6) Amor desdicha. ANCLADA EN EL TIEMPO. recuerdo no existe yo Amor negación. d6) Amor amenaza.  EL AMOR ES UNA EXPERIENCIA MELANCÓLICA. Música: Gonzalo Curiel. PERO NO REALIZABLE. POTENCIAL DE MORTIFICACIÓN B6) Hay que marcharse al punto donde la luz se acaba b6) Amor amenaza. COMO UN y enderezar la vela blanca de ABSURDO. pero déjame aléjate si quieres salvarte de mi olvido.  SE VIVENCIA EL que anochezca AMOR. Amor invivible. pero déjame aléjate si quieres salvarte de mi olvido. UN REQUISITO IMPRESCINDIBLE.

este individualismo está presente a través de los textos analizados. “sin nombre que obsesiona al hombre por una mujer”76. que subyacen en aquel discurso y que se aprecian en el texto analizado. adquieren coherencia con la vivencia del amor. 75 Muñoz-Hidalgo M. En estas circunstancias. de cualidad autónoma.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. o enfatizando lo que un otro/otra hace a quien figura como primera persona en el imaginario del texto.VI. Disponible en: http://www. 76 Tema: Obsesión. hace referencia a su “vicisitud personal e individualista”. un amor visualizado como una entidad con existencia propia e inaccesible. que desvirtúa la naturaleza relacional de las interacciones humanas. Un otro/otra.com/nc/2854/0/obsesion-pedro-flores . De esta manera. En efecto.jsp?iCve=35201805. las singulares connotaciones. Consultado el 12 de marzo 2013. Bolero y modernismo: la canción como literatura popular. Consultado el 7 de enero de 2013. como una dinámica donde el otro/otra aparece como meramente funcional al propio desvarío. 101-120. Mariano Muñoz. Literatura y Lingüística2007. como adulador y atacante. ejecutar su acto seductor que operará como señuelo para materializar la terrible razón de su existencia. Un observador no embelesado en aquella dinámica. destacando permanentemente una unidireccionalidad del discurso. desde el cual podrá esa fuerza. Autor: Pedro Flores. queda liberada de su responsabilidad en las consecuencias de sus actos. que pasa a constituírse en una suerte de contenedor activo donde se aloja esta potencia amorosa. puede escuchar con nitidez una ausencia de mutualidad.cancioneros.uaemex. irrealizable: es el amor mismo el que no me permite amar. toda vez que aquellas son invisibilizadas. esta primera persona del discurso bolerístico. una de las peculiaridades que dan cuerpo al discurso bolerístico. como imprescindible pero. DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS Como lo señala el estudioso del bolero. En este sentido. hace posible vivirlo en una paradoja emocional de desdicha y hedonismo. en el acontecer amoroso. 54 . frente al embate inevitable de esa representación „amor ‟. mostrándose por la vía de un suceder siempre propio. Disponible en: http://redalyc. perfilándolo como una idealización platónica que glorifica “la historia del propio amor y su desventura”75.

el mismo autor declara: “Más directamente. se distingue especialmente por su naturaleza configuradora de malestar. apropiación. ilusión..hacia la apropiación en las relaciones humanas. rechazo. fundamentalmente. represalia. alentando una alienante búsqueda por la apropiación del objeto amoroso. en la cultura patriarcal/matriarcal que vivimos. por lo tanto. JC Sáez Editor. transacción.119.Este amor que nos despliega el discurso amoroso del bolero. presentes transversalmente en el discurso bolerístico. 2003. en el análisis de los textos seleccionados. Humberto Maturana ilustra este emocionear aduciendo que. tal que queda constituído en una experiencia de alto riesgo para la integridad de los individuos y. en la medida que en esa emocionalidad subyace el desarrollo de actitudes de negación. idolatría. Amor y Juego Fundamentos Olvidados de lo Humano. Pp. melancolía. ya sea en una exigencia de obediencia a través de un argumento racional ciego a éste. competencia. Santiago.” 77 Maturana.. en un intento vivencial definitivamente lejano a la obtención de bienestar.. 55 . exclusión y violencia. o mediante la amenaza... abulia. la ceguera ante él o ella. Desde la biología del amar. supremacía. engaño). esta trayectoria “. Humberto y Gerda Verden Zöller. alienación. De las dinámicas emocionales connotadas (por ejemplo: abandono. Chile. se presenta como una configuración discursiva cuyos énfasis están puestos en un conjunto de conductas y emociones dispuestas en un lóbrego escenario.trae consigo el continuo intento de controlar al otro y. apariencia. la apropiación. sufrimiento. en las relaciones humanas el intento de controlarlas necesariamente implica la negación del otro. agresión. ya que el intento de controlar al otro implica su negación tanto como la negación de sus circunstancias en la manipulación de la relación.”77 Pormenorizando lo expuesto.

en las diferentes dimensiones del acontecer de las personas.php. Como tal. Con la finalidad de aclarar esto.de los modos en que las personas usualmente se relacionan en el espacio connotado como amoroso.”80 78 Tema: La media vuelta. 79 Distinción operacional. vale indicar que en esta mirada. Amor y Juego Fundamentos Olvidados de lo Humano.78 No obstante. Santiago. 56 . Chile. dispuesto en bolero: Te vas porque yo quiero que te vayas a la hora que yo quiera te detengo yo se que mi cariño te hace falta porque quieras o no yo soy tu dueño. abstraídas del análisis de los textos mencionados.Y. la mirada desde la biología del conocer-biología del amar79. JC Sáez Editor. no son ajenas a nuestro devenir cotidiano en la observación -tanto común. 2003. Autor: José Alfredo Jiménez.. Pp. que podría aparecer tan contradictorio.com/letras/la-media-vuelta%28con-jose-alfredo-jimenez%29-rocio-durcal. Humberto y Gerda Verden Zöller. las dinámicas emocionales y conductuales (y sus consecuencias de mal-estar).33. Consultado el 11 de junio de 2013. que genera a sus miembros en la medida en que éstos la realizan a través de su participación en las conversaciones que la constituyen y definen. 80 Maturana. en la que realizamos nuestro vivir actual. http://www. como desde las coherencias operacionales del quehacer psicoterapéutico. una cultura queda distinguida como: “.coveralia. nos abre un campo explicativo al considerar que este abanico de emociones y conductas son plenamente coherentes y correlativas a las dinámicas emocionales prevalentes en las redes de conversaciones propias de la cultura patriarcal/matriarcal. descrita en nota a pie de página Nº1. una cultura es constitutivamente un sistema conservador cerrado.una red cerrada de conversaciones que constituye y define una manera de convivir humano como una red de coordinaciones y acciones que se realiza como una configuración particular de entrelazamiento del actuar y el emocionear de la gente que vive esa cultura. lo cual da cuenta de una correspondencia entre el texto bolerístico y el modo de vivenciar el amor en el espacio humano habitual. Para este fenómeno.

Y que. Santiago. los hombres son veraces. justamente. están presentes en el discurso bolerístico analizado. Chile. 95-117. como un proceso de reproducción y conservación de las redes de conversaciones propias de la cultura que se vive. es una manifestación.uaemex. 57 . 2006. las configuraciones de la red de conversaciones que le son propias y que en esta singular dinámica cultural están sustentadas en dinámicas conductuales que valoran la competencia y la apropiación. las mujeres son débiles.jsp?iCve=70801906. Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007. altamente masificada y singularmente considerado como parte de la tradición del discurso amoroso de Occidente. aludidas en el párrafo anterior. Consultado el 3 de noviembre de 2012. lo cual impregna sinequanon todo el cuerpo social.”81 Considerando entonces las distinciones que anteceden. las mujeres son volubles. 81 Maturana. utilizados en el ejercicio de análisis del texto estudiado.. la mujer es el mal. las mujeres son emocionales. de las cuales el bolero. Atendiendo a los criterios de ‘REVISUALIZACIÓN DE LAS DISTINCIONES EMOCIONALES ALOJADAS EN EL TEXTO’ y ‘DESCRIPCIÓN DE LA DINÁMICA EXPERIENCIAL’. como ya hemos visto. es posible señalar que los humanos que vivimos esta cultura patriarcal/matriarcal -como actual modo de vida globalizadorealizamos con nuestro vivir. un patente correlato. Disponible en: http://redalyc. los hombres son racionales. en este caso. en todas sus formas de expresión. Y esto no es ninguna coincidencia. Desde la Biología a la Psicología. (Clara Román Odio)82. las mujeres son engañadoras: el hombre es el bien. sino una consecuencia. de la dinámica cultural enunciada. Humberto. Editorial Universitaria. en estas circunstancias: “.ser humano consiste en ser parte de una red de conversaciones (maneras de fluír juntos en el lenguaje) que se vive como un fluír en un entrecruzamiento de distintas configuraciones recurrentes de coordinaciones consensuales recursivas de comportamientos consensuales que constituyen en nosotros todo lo que somos y hacemos en nuestro dominio de existencia. 82 Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización.161. los hombres son confiables. y cuyos supuestos centrales consideran la supremacía intrínseca de lo masculino sobre lo femenino: los hombres son valientes.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. Pp. que nos muestran la operacionalidad de la dinámica cultural general. podemos visualizar que todas estas distinciones.

2006. pero que genera progresivo malestar. en este caso. especialmente el latinoamericano.Ahora. en el espacio psicoterapéutico. en la forma de que me preocupo por las consecuencias de mis actos en mi entorno. año 2003. “La sociedad que una persona contribuye a crear con su conducta es de su exclusiva e innegable responsabilidad. y cualquier intento de justificar la discriminación o el abuso por cualquier razón falsamente fundada en la ciencia. desconcierto y enfermedad. como modo de moverse. nos ilustra en este sentido. la biología. Y aquí. Santiago de Chile. se constituye desde el texto bolerístico como una representación congruente con el modo de vivir cultural patriarcal/matriarcal del presente que vivimos. por parte de la persona que propone tal justificación. lo cual se evidencia en la convivencia cotidiana con nuestros semejantes en el espacio cotidiano y singularmente. El Dr. su presencia en el bolero -cuya incidencia en el discurso amoroso. revela la elección consciente o inconsciente. Humberto. Pp. En diplomado de formación en Biología del Conocer y Biología del Amar. sustentando que. de la discriminación y el abuso como maneras legítimas de interacción humana. Editorial Universitaria. Chile.”85 83 Distinguido como un modo de moverse socialmente.tiene que ver con cómo esta dinámica emocional amor. Maturana. en que vivimos. acerca de los mecanismos subyacentes a través de los cuales la cultura patriarcal/matriarcal. se reproduce con sus secuelas de negación expolio y destrucción. sino de realizar un ejercicio expositivo de carácter ético83. Desde la Biología a la Psicología.34. o en cualquier sistema de nociones trascendentales. 2010). 84 Dr. no sólo se trata de establecer simplemente una comparación. a su vez como una dinámica fundamentalmente contradictoria respecto de cómo el amor emerge en la mirada de la biología del conocer/biología del amar. la preocupación de indagar especialmente en la emocionalidad del amor. 58 . se erige. 85 Maturana. que nos hace inconcientes de sus consecuencias. pero en el mismo acto. oculto en este manto de “opacidad” (Fairclough. Humberto Maturana Romesín. Santiago. dado que el sufrimiento afecta nuestra biología84. ha sido ampliamente expuesta en el desarrollo de este ejercicio.

1999). Santiago. Humberto. que parece tener cualidad analgésica ante el propio acontecer de los destinatarios del bolero e imaginario colectivo. centralmente egocentrista-reduccionista-limitadora- mutiladora. conductual. Es la emoción que recorre y posibilita desde sus orígenes. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. psíquica. Editorial Hachette/Ced. es una condición necesaria para el desarrollo físico. el que estudiosos de este fenómeno. Esta articulación. Sin embargo. en la convivencia. el proceso evolutivo de lo humano. es fundamentalmente incompatible con la distinción del fenómeno amoroso que emerge desde la biología del conocer-biología del amar.”86 86 Maturana. Humberto Maturana: “El amor es la emoción central en la historia evolutiva humana desde su inicio. 1990. Puesto en palabras del propio Dr. a través de una re-visualización del discurso bolerístico analizado. 59 . buscando desvelar los diferentes emocioneares discriminadores y negadores tanto del sí mismo como del otro. lo sindiquen como un evento de carácter esencialmente individualista y ausente de connotaciones sociales que aludan a las necesidades y reivindicaciones del bienestar colectivo. del discurso bolerístico en referencia al amor (su objeto cardinal). que obnubila la reflexión ante su sufrimiento y en el mismo acto.Se ha ejercitado aquí un modo de operacionalización de esa dinámica reproductiva de los patrones emocionales-conductuales de la cultura que vivimos. el emocionear del amor se nos devela como la dinámica emocional que funda lo social (Maturana. psíquico. alimenta las arcas de la industria que lo produce. este discurso ha continuado infiltrando el imaginario popular y siendo parte de un ilusionismo. la aceptación del otro como un legitimo otro en la convivencia. social y espiritual normal del niño. 23. así como para la conservación de la salud física. En esta mirada. y toda ella se da como una historia en la que la conservación de un modo de vida en el que el amor. conductual. Chile. No es un suceso poco significativo. Pp. social y espiritual del adulto.

exclusión y destrucción propias de la cultura patriarcal/matriarcal en que vivimos. este emocionear amoroso. sino reproductivo de las dinámicas de apropiación y competencia con sus secuelas de negación. aquel emocionear que nos trae el bolero en su discurso entonces. 60 Su pérdida. permanencia de lo humano. no es amoroso. es fundamentalmente negado desde el acontecer bolerístico. compromete la propia .En estas circunstancias. que se nos muestra como propio y constitutivo de la convivencia social humana. En síntesis: la dinámica emocional del amor es el potencial de ampliación de la multidimensionalidad de nuestra existencia. En la mirada ampliadora de la biología del conocer-biología del amar.

Norman Fairclough. El análisis crítico del discurso y la mercantilización del discurso público: Las universidades.org/ediciones/v02n01/DS2%281%29Fairclough. al objetivo general enunciado para este estudio. que él destaca en este fenómeno que distingue como opacidad del discurso. requiere atender a la propia dinámica de conservación de las redes de conversaciones que configuran una cultura cualquiera. ha sido movilizado en pos del cumplimiento de los objetivos específicos (Identificar. No obstante lo anterior. Vol 2(1) 2010. conformando el espacio para realizar un proceso reflexivo acerca de las consecuencias relevantes implicadas en estas miradas contrapuestas.VII CONCLUSIONES. El “amor” que nos trae a la mano el discurso bolerístico. 87 61 . considerando que: Discurso&Sociedad. de modo que podemos concebir que la actual cultura es realizada y conservada con nuestros actos en toda la gama de actividades en las que como humanos interactuamos y nos realizamos.son esencialmente contrarios a la preservación de la especie.dissoc.html Consultado en marzo de 2013. es fundamentalmente contradictorio.re-constituyendo la dinámica vivencial que queda dispuesta al desvelar el marco subyacente o subterráneo en el cual ha sido asentada la emocionalidad del amor en aquel texto analizado. al desglosar e identificar las diferentes emociones en las que el término “amor” queda enmarcado en el texto del bolero y -acto seguido. dando cumplimiento en este acto. en concordancia con la orientación explicativa de la biología del conocer-biología del amar. desvelar). Este evento reflexivo. Esta contrariedad aparece. En concordancia con Norman Fairclough: en este estudio. 170-185. se ha concebido una acción tendiente a exteriorizar estos vínculos “difusos y poco claros para quienes están involucrados en las prácticas sociales”87. Este ejercicio. con el amor que queda connotado desde la mirada de la biología del conocer-biología del amar. Disponible en: http://www. los patrones emocionales constitutivos de la cultura que vivimos –apropiación·competencia.

Gustavo: “Dinámicas conductuales del mal-estar: reflexiones acerca de nuestro vivir”. su singular distinción de lo amoroso y su exaltación de la apropiación.propias de esta cultura patriarcal/matriarcal. potenciando la anomia y la melancolía. Ponencia presentada en el 8º Congreso de Salud Mental. connaturales a la apropiación y la competencia. 88 Yuri Gracia. que yacen en la ceguera relacional de las élites dominantes. 2008. Universidad de las Madres de Mayo. a través de su arquetipo individualista. devienen en bienestar para el vivir humano. atendida la deriva reflexiva hasta este momento. Todas sus consecuencias implican desagregaciòn. rivalidad. alienaciòn y necesariamente. dinámica ésta que ha hecho posible la evolución y conservación de la especie humana hasta el presente y cuya preservación se encuentra en riesgo por la escalada globalizadora de violencia y desamparo..”89 En estas circunstancias. 89 Op.“Ninguna de las consecuencias del operar en alguna de las dinàmicas conductuales. enfermedad. que con sus actos promueven y reproducen esta cultura. control y poder desde los primeros años en la ñiñez. al punto que se incorpora tràgicamente como parte de las pautas de crianza actual connotando y promoviendo un operar cotidiano en la apropiaciòn. la competencia. corrupciòn de procesos vitales.. actitudes esencialmente antónimas al bienestar social que comprende la interacción propia del encuentro amoroso con el otro/otra y su potencial de creación en la interacción mutuamente reconocida. Más aún: “Este devastador emocionear en la apropiaciòn y la competencia es lo que se ha venido conservando y potenciando en nuestro vivir cultural. la supremacía y el sufrimiento.opera como un eficaz vehículo para la conservación de las dinámicas conductuales propias de esta cultura patriarcal/matriarcal.. 62 . Buenos Aires. el discurso bolerístico -de masiva difusión y plenamente vigente.”88. al control y la sumisión. Cit.

no está aportando al bienestar social.Finalmente. estamos atendiendo las consecuencias del desamor. déficit atencional. con mención en Metafísica. abandono. si tú no estás contento con lo que haces. Universidad de Chile. Directora del Programa de Magíster en Intervenciones Sistémicas de la Universidad Mayor. que el acto terapéutico es un acto de recuperación vital.es el acontecimiento de encontrarse frecuentemente involucradas en aquellas dinámicas relacionales que el discurso bolerístico exalta.. Cuando atendemos violencia intrafamiliar. violencia de género. Evidenciando con esta escueta indicación una íntima y precisa comprensión -templada en la experiencia. rendimiento escolar. violencia juvenil (nombrando los motivos de consulta con mayor prevalencia). un acto amoroso que nutre a quienes lo viven. depresión.. algo así como. Es justamente por esto. ataques de pánico. estamos atendiendo las consecuencias derivadas del moverse en espacios relacionales retroalimentados por las dinámicas emocionales distinguidas en este ejercicio de análisis del discurso del amor en el bolero.mejor cámbiate de profesión. se hace patente que si hay algo que deteriora la salud integral de las personas -y en particular. stress. ansiedad. Doctora en Filosofía. este constructo distinguido como “salud mental”. dependencias. es un acto fundamentalmente ético. estamos atendiendo las consecuencias de relaciones regidas por cualquiera de las dinámicas emocionales enunciadas en este análisis: en síntesis. Docente titular en dicho magíster y docente asociado al programa de postítulo en Psicoterapia Breve Sistémica Centrada en los recursos ofrecido por el Instituto de Psicología Diálogos. Ana María Zlachewsky. Directora de la Escuela de Psicología de la Universidad Mayor. clima organizacional conflictivo. le escuché en algún momento sugerir (amorosamente diría yo). Y si esto no es comprendido por quien dispone su hacer en las coherencias operacionales de la psicoterapia. a lo menos. en la experiencia del suscrito. maltrato escolar. A la doctora Ana María Zlachewsky90.acerca de la relevancia del proceder ético en nuestro delicado quehacer.. La Serena 63 . 90 Ps.si no te gusta lo que haces. a un joven psicólogo..

Nuesta historia. Fairclough. Barrientos. Editorial Cuatro Vientos. Marija: Diosas y dioses de la vieja Europa (7000. 645. 310. pp. Consultado el 20 de septtiembre 2012. En Critical discourse analysis. Lecturas de etnomusicología. Clifford: El antropólogo como autor. pp. González. 170-185.5-6. Caracas. año 1997. Lina: Editorial de la Revista Musical Chilena N° 213. Lecturas de etnomusicología.sibetrans. www. Norman: “El análisis crítico del discurso y la mercantilización del discurso público: las universidades”.com/trans/a100/los-estudios-de-musicapopular-y-la-renovacion-de-la-musicologia-en-america-latina-la-gallina-o-el-huevo Consultado el 29 de octubre 2012. Pp. Consultado 20 septiembre 2012. Claudio Rolle: Historia social de la música popular en Chile. año 1991. año 2001.3500 a. Universidad de Chile. En Discurso&Sociedad Vol. pp. 18901950. Entrevista con Ruth Wodak”. leyendas e imaginería. Riane: El Cáliz y la Espada. 64 . Gimbutas. Juan Pablo. año 2003. Edicione Universidad Católica de Chile. España. London and New York: Longman. Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. pp. Cruces. 1991.): Mitos. enero-junio 1986. Juan Pablo: “Los estudios de música popular y la renovación de la musicología en américa Latina: ¿La gallina o el huevo?” . Eisler. 163. pp. Venezuela.org. En Discurso&Sociedad Vol. César: “Una mirada al análisis crítico del discurso. Editorial Istmo. pp. Editorial Trotta. Fairclough. Editorial Paidós. año 2008. González. Norman: “General introduction”. En Revista Musical Chilena N° 165. 9-15. año 2001. BIBLIOGRAFÍA. pp. Editorial Trotta. pp. MadridEspaña. 4 (3). John: “El análisis cultural de la música”. Geertz.dissoc. España.59-84. Blacking. Madrid-España.org. Monte Avila Editores.VIII. pp. año 2010. URL: http://www. Castillo. Universidad de Chile. nuestro futuro. En Revista Transcultural de Música N° 12. 181-202. Chile.1-20. www. 157. Colorado. año 2010.c. año 1995. González. Juan Pablo: “Hacia el estudio musicológico de la música popular latinoamericana” . Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. pp. España. pp. Rafael: Fenomenología del bolero. The critical study of language.dissoc.347. 579-596. En Cruces. 2 (1). año 2005. enero-junio 2010.

En Cruces. Barcelona Gedisa. Peza MC. Maturana. El bolero y la educación sentimental. Colombia. Rosana: La etnografía. No 17 Lima. Pp.uaemex. año 2001. Método. año 2001. Rolph Behncke y Francisco Varela : El árbol del conocimiento. Washington D. año 2003. Chile.. pp.jsp?iCve=31661715. de lecturas y escrituras diversas. Editorial J.283. Bolero y modernismo: la canción como literatura popular. Alberto: “El amor en tiempo de bolero”. Editorial Dolmen Ediciones. 172. Maturana. (Compilador) Construcciones de la experiencia humana. Vol. Septiembre 2000 . año 2008. Consultado el 1 de febrero de 2013. Fundamentos olvidados de lo humano. Marta y otras: Investigación Cualitativa en enfermería: contexto y bases conceptuales. 146. año 1999. Sus procesos de significación y resignificación. Año V. Maturana. pp. campo y reflexividad. 1996. año 1989. Chile. USA. pp. Humberto. pp.Sáez Editor.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. Alan: “Definiciones de „musicología comparada‟ y „etnomusicología‟: una perspectiva histórica-teórica”. Ediciones Organización Panamericana de la Salud.C. Desde el patriarcado a la democacia. Lenise Do Prado. Merriam. 5978. 265. Madrid-España. año 1990. Humberto: Emociones y lenguaje en educación y política.uaemex. Maturana. Lecturas de etnomusicología. Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. 1.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. Realidad: la busqueda de la objetividad o la persecución del argumento que obliga. pp. Literatura y Lingüística 2007. Disponible en: http://redalyc. Editorial Universitaria. 65 . Humberto y Gerda Verden-Zöller: Amor y juego. Chile. Estudios sobre las Culturas Contemporaneas 1994. Maturana. Consultado el 6 de enero de 2013. Grupo editorial Norma.249-258.98. pp. Segunda Época. Mosquera. Las bases biológicas del entendimiento humano. Editorial Trotta. 240. H. Revista de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. VI 297-308.jsp?iCve=35201805.Guber. Chile. pp 101-120.C. pp. Humberto: Transformación en la convivencia. Editorial Hachette. En Pekman. Muñoz-Hidalgo M. Disponible en: http://redalyc.

Podestá Arzubiaga JApuntes sobre el bolero: desde la esclavitud africana hasta la globalización.solidaridadesrebeldes. 186. Buenos Aires. 239. Editorial Trotta. Rice.uaemex. pp. Disponible en: http://redalyc. Gustavo: “Dinámicas conductuales del mal-estar: reflexiones acerca de nuestro vivir”. Editorial J. Consultado el 16 de enero de 2013. Argentina.inteco. septiembre-octubre 1999.php?article165 Consultado el 6 de marzo de 2013. Disponible en: http://redalyc. en el hacer musical en el aula”. Teun: “El análisis crítico del discurso”.Sáez Editor.Peza MC. Bernhard.C. Lecturas de etnomusicología.ar/spip.jsp?iCve=70801906.cl/articulos/003/doc_esp7.es/es/Catalogos/BibliotecaDigitalHispanica/Inicio/index. Yuri Gracia. http://www. Francisco y otros (editores): Las culturas musicales. pp.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed. año 2004. Ponencia presentada en el 8º Congreso de Salud Mental.htm. Ediciones Departamento de Educación de la Universidad de La Serena.bne. año 2001. pp. Timothy: “Hacia la remodelación de la etnomusicología”.com. Chile. 155-178. El bolero: nostalgia de una ciudad que nunca existió. Política y Cultura 1995. pp 23-36. Gustavo y Lina Barrientos Pacheco: “Redescubrir nuestro hacer en la cooperación.kolgados. http://www. 155-172. 95-117. En Revista Temas de Educación Nº11. 179-188. Los orígenes de la biología del conocer. Consultado el 3 de noviembre de 2012. Madrid-España. http://www. Universidad de las Madres de Mayo. año 2005. Alfredo. En Cruces. Pörksen.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.html 66 . Humberto Maturana: Del ser al hacer. Chile. Van Dijk.uaemex. Anthropos (Barcelona). Revista de Ciencias Sociales (Cl)2007. Yuri Gracia. Consultado el 7 de enero 2013. Ruiz. desde un enfoque etnográfico.jsp?iCve=26700411. Octubre 2009.