Está en la página 1de 51
BACTERIÓFAGOS Y LA TERAPIA FÁGICA Antonio José Villalba Torres Carmen Margarita Martos López María José
BACTERIÓFAGOS Y LA TERAPIA FÁGICA Antonio José Villalba Torres Carmen Margarita Martos López María José

BACTERIÓFAGOS Y LA TERAPIA FÁGICA

BACTERIÓFAGOS Y LA TERAPIA FÁGICA Antonio José Villalba Torres Carmen Margarita Martos López María José García

Antonio José Villalba Torres Carmen Margarita Martos López María José García Asensio

Índice

1. Bacteriófagos

4

2. ¿Qué es un virus?

5

3. Historia de los bacteriófagos

7

4. Replicación de un fago

8

Acoplamiento

9

Síntesis de proteínas y ácidos nucleicos

10

Ensamblaje

11

Liberación de los fagos

11

5. Bacteriófagos modelo

12

Fago

λ - Lisógeno

12

Fago T4 (169 a 170 kpb, 200 nm de tamaño)

14

Fago

T7

21

Fago

R17

21

Fago M13 - Fagémido

21

Fago MS2 (23-25 nm de tamaño)

21

Fago

G4

21

Fago

P1

21

Fago

P2

21

Fago

N4

21

Fago

Φ6

21

Fago

P22

21

Fago

Φ29

21

7.

Transducción

25

8.

Los fagos como agentes terapéuticos

29

Ventajas de los fagos

31

Condicionantes prácticos para el uso de fagos como terapia

32

La terapia con fagos en humanos

33

Conclusiones

35

9.

Familias de bacteriófagos

36

Familia

Corticoviridae

36

Familia

Cystoviridae

37

Familia

Inoviridae

38

Familia

Leviviridae

41

Familia

Microviridae

44

Familia

Myoviridae

45

Familia

Podoviridae

46

Familia

Plasmaviridae

47

Familia

Siphoviridae

47

Familia

Tectiviridae

49

10.

Otros usos

50

11.

Bibliografía

51

1.

Bacteriófagos

Los

bacteriófagos

(también

llamados

fagos

-del

griego

φαγητόν

(phagētón), «alimento, ingestión») son virus que infectan exclusivamente

a bacterias.

Al igual que los virus que infectan células eucariotas, los fagos están

constituidos por una cubierta proteica o cápside en cuyo interior está

contenido su material genético, que puede ser ADN o ARN de simple o

doble cadena, circular o lineal (en el 95% de los fagos conocidos es

ADN de doble cadena), de 5.000 a 500.000 pares de bases. El tamaño

de los fagos oscila entre 20 y 200 nm aproximadamente.

Los

fagos

son

ubicuos

y

pueden

ser

encontrados

en

diversas

poblaciones de bacterias, tanto en el suelo como en la flora intestinal

de los animales. Uno de los ambientes más poblados por fagos y otros

virus es el agua de mar, donde se estima que puede haber en torno a

10 9 partículas virales por mililitro, pudiendo estar infectadas por fagos el

70% de las bacterias marinas.

2.

¿Qué es un virus?

En biología, un virus (del latín virus, «toxina» o «veneno») es un agente

infeccioso microscópico que sólo puede multiplicarse dentro de las

células de otros organismos. Los virus infectan todos los tipos de

organismos, desde animales y plantas, hasta bacterias y arqueas. Los

virus son demasiado pequeños para poder ser observados con la

ayuda de un microscopio

óptico,

por lo

que

se

dice que son

submicroscópicos. El primer virus conocido, el virus del mosaico del

tabaco,

fue

descubierto

por

Martinus

Beijerinck

en

1899,

y

actualmente se han descrito más de 5.000, si bien algunos autores

opinan que podrían existir millones de tipos diferentes. Los virus se

hallan en casi todos los ecosistemas de la Tierra y son el tipo de

entidad biológica más abundante. El estudio de los virus recibe el

nombre de virología, una rama de la microbiología.

A diferencia de los priones y viroides, los virus se componen de dos o

tres

partes:

su

material

genético,

que

porta

la

información

hereditaria, que puede ser ADN o de ARN; una cubierta proteica que

protege a estos genes —llamada cápside— y en algunos también se

puede encontrar una bicapa lipídica que los rodea cuando se

encuentran fuera de la célula —denominada envoltura vírica—. Los

virus varían en su forma, desde simples helicoides o icosaedros hasta

estructuras más complejas. El origen evolutivo de los virus aún es

incierto, algunos podrían haber evolucionado a partir de plásmidos

(fragmentos de ADN que se mueven entre las células), mientras que

otros podrían haberse originado desde bacterias. Además, desde el

punto de vista de la evolución de otras especies, los virus son un

medio importante de transferencia horizontal de genes, la cual

incrementa la diversidad genética.

Los virus se diseminan de muchas maneras diferentes y cada tipo de

virus tiene un método distinto de transmisión. Entre estos métodos se

encuentran los vectores de transmisión, que son otros organismos que

los transmiten entre portadores. Los virus vegetales se propagan

frecuentemente por insectos que se alimentan de su savia, como los

áfidos, mientras que los virus animales se suelen propagar por medio

de insectos hematófagos. Por otro lado, otros virus no precisan de

vectores: el virus de la gripe (rinovirus) se propaga por el aire a través

de los estornudos y la tos y los norovirus son transmitidos por vía fecal-

oral, o a través de las manos, alimentos y agua contaminados. Los

rotavirus se extienden a menudo por contacto directo con niños

infectados. El VIH es uno de los muchos virus que se transmiten por

contacto sexual o por exposición con sangre infectada.

No todos los virus provocan enfermedades, ya que muchos virus se

reproducen sin causar ningún daño al organismo infectado. Algunos

virus

como

el

VIH

pueden

producir

infecciones

permanentes

o

crónicas

cuando

el

virus

continúa

replicándose

en

el

cuerpo

evadiendo los mecanismos de defensa del huésped. En los animales,

sin embargo, es frecuente que las infecciones víricas produzcan una

respuesta inmunitaria que confiere una inmunidad permanente a la

infección. Los microorganismos como las bacterias también tienen

defensas contra las infecciones víricas, conocidas como sistemas de

restricción-modificación. Los antibióticos no tienen efecto sobre los

virus, pero se han desarrollado medicamentos antivirales para tratar

infecciones potencialmente mortales.

3. Historia de los bacteriófagos

La historia del descubrimiento de los bacteriofagos ha sido objeto de

muchos debates, los cuales incluyen una controversia sobre quién fue

su descubridor. En 1913, el bacteriólogo británico Frederick Twort

descubrió un agente bacteriolítico que infectaba y mataba a las

bacterias, pero, no fue capaz de saber qué era exactamente dicho

agente,

señalando

en

una

de

sus

hipótesis

que,

entre

otras

posibilidades, podría tratarse de un virus. No fue sino hasta 1917,

cuando

el

microbiólogo

canadiense

Félix

d'Herelle

anunció

el

descubrimiento de "un invisible antagonista microbiano del bacilo de

la disentería", al cual afirmó que se trataba de un virus al cual llamó

bacteriófago. Los trabajos de d'Herelle iniciaron desde 1910 y en

contraste con Twort y algunos otros científicos que habían reportado

fenómenos

similares,

tuvo

pocas

dudas

sobre

la

naturaleza

del

fenómeno que estaba observando y afirmó que se trataba de un

virus que parasitaba a la bacteria. El nombre bacteriófago lo formó

de la palabra "bac teria" y "phagein" (comer o devora r, en griego),

implicando que los fagos "comen" o "devoran" a las bact erias.

4. Replic ación de un fago

a las bact erias. 4. Replic ación de un fago Los fagos pueden ge nerar el

Los fagos pueden ge nerar el ciclo lítico o el ciclo lisogé nico, aunque

muy pocos son capa ces de llevar a cabo ambos. En el

ciclo lítico, las

células hospedadoras del fago son lisadas (destruidas) tras la replicación

y encapsulación de la s partículas virales, de forma que lo s nuevos virus

quedan libres para lle var a cabo una nueva infección.

Por el contrario, en el

ciclo lisogénico no se produce la lisis inmediata de

la célula. El genoma d el fago puede integrase en el ADN

cromosómico

de la bacteria hospe dadora, replicándose a la vez qu e lo hace la

bacteria o bien pue de mantenerse estable en forma

de plásmido,

replicándose de form a independiente a la replicación b acteriana. En

cualquier caso, el genoma del fago se transmitirá a toda la progenie de

la bacteria originalmente infectada. El fago queda así en estado de

latencia hasta que las condiciones del medio se vean deterioradas:

disminución de nutrientes, aumento de agentes mutagénicos, etc. En

este momento, los fagos endógenos o profagos se activan y dan lugar

al ciclo lítico que termina con la lisis celular.

En ocasiones, los profagos otorgan beneficios a la bacteria huésped

mientras

permanecen

en

estado

letárgico

al

incorporarle

nuevas

funciones a su genoma; éste fenómeno se conoce como conversión

lisogénica.

Uno

de

los

ejemplos

más

famosos

es

el

de

la

cepa

bacteriana inocua Vibrio cholerae, la cual, por acción de un fago, se

transforma en una cepa tremendamente virulenta que es la causante

del cólera.

Acoplamiento

Para entrar en una célula, los fagos se acoplan a receptores específicos

en la superficie de la bacteria, que pueden ser lipopolisacáridos, ácidos

teicoicos, proteínas o incluso flagelos. Por ello, cada fago solo podrá

infectar ciertas bacterias según sus receptores. Puesto que los fagos no

son

móviles,

dependen

de

encuentros

al

azar

con

los

receptores

adecuados en solución para poder infectar una bacteria.

Parece

que

los

bacteriófagos

presentan

una

especie

de

jeringa

mediante la cual introducen su material genético en el interior de la

célula. Tras el reconocimiento del receptor adecuado, la cola y cuello

del fago se contraen, quedando así el fago acoplado a la superficie

celular. El material genético puede ser ahora introducido a través de la

membrana o bien simplemente depositado sobre la superficie. No se

descarta que pueda haber fagos con otros métodos diferentes para

introducir su material genético en la célula.

Síntesis de proteínas y ácidos nucleicos

En un corto espacio de tiempo, que pueden llegar a ser minutos, los

ribosomas bacterianos comienzan a traducir el ARNm viral a proteínas.

En

el

caso

de

los

fagos

basados

en

ARN,

una

sintetizada al inicio del proceso.

RNA-replicasa

es

Las proteínas producidas en la fase temprana y unas pocas proteínas

que estaban presentes en el virión podrían modificar la RNA-polimerasa

bacteriana de forma que transcriba preferentemente los ARNm virales.

Todo el sistema de traducción y de replicación normal de la bacteria se

ve interrumpido y es forzado a producir nuevas partículas virales.

Posteriormente, las proteínas helper se encargarán de ensamblar las

nuevas partículas virales.

Finalmente, se sintetizan las proteínas de la fase tardía, involucradas en

el proceso de la lisis celular.

Ensamblaje

En el caso del fago T4, la construcción de nuevas partículas virales es un

complejo proceso que requiere la ayuda de ciertas moléculas. La cola y

la cabeza o cápside del fago son construidas por separado y se

ensamblan posteriormente de forma espontánea. Después, el ADN es

empaquetado en el interior de la cápside mediante un mecanismo no

muy

bien

conocido

aún.

Todo

el

proceso

puede

durar

unos

15

minutos.La cabeza tiene simetría icosaédrica (un icosaedro con un

prisma hexagonal intercalado. La cola es de simetría helicoidal formada

por un tubo central rígido y una vaina contráctil. De la placa basal salen

seis espículas basales y seis fibras caudales. En la conexión de la cabeza

y la cola existe un collar. Cada una de estas estructuras está formada

por diferentes proteínas.

Liberación de los fagos

Los fagos pueden ser liberados mediante lisis celular o por secreción

celular. En el caso del fago T4, unos 20 minutos después de inyectar el

material genético, más de 300 fagos son liberados vía lisis. La proteína

que lleva a cabo la lisis es la endolisina, una enzima capaz de romper

las moléculas de peptidoglicano de la pared bacteriana. Sin embargo,

algunos fagos pueden quedarse en la célula como parásitos, de forma

que

la

bacteria

va

secretando

constantemente

nuevas

partículas

virales. En estos casos, los viriones salen mediante procesos de exocitosis,

en

los

que

cada

uno

se

queda

con

una

pequeña

porción

de

membrana

bacteriana

que

los

envuelve.

Todos

los

nuevos

fagos

liberados quedan en disposición de infectar a una nueva bacteria.

 

5.

Bacteriófagos modelo

 

A

continuación

se

presenta

una

lista

de

los

bacteriófagos

más

ampliamente estudiados:

Fago λ - Lisógeno

El fago λ o bacteriófago lambda es un virus que infecta a la bacteria

Escherichia coli; descubierto en 1950. 1 Se trata de un virus complejo de

DNA

lineal

bicatenario. Los

extremos

de

su

material

genético

son

cohesivos y ello hace que tras la infección su genoma se haga circular,

comportándose,

en

caso

de

seguir

un

ciclo

lisogénico,

como

un

plásmido y aprovechando las enzimas de la recombinación de la

bacteria para integrarse en el genoma de ésta. El fago no tiene por qué

integrarse, y de hecho es más habitual que se comporte como un virus

de ciclo lítico.

En

el

ciclo

lisogénico,

el

virus

utiliza

las

enzimas

de

la

recombinación (véase intermedio de Hollyday) para insertarse en

un punto concreto del genoma de la bacteria. En este estado, el

virus se replica cuando lo hace la bacteria, pasando su genoma

a las réplicas de E. coli. Además, una bacteria que posea ya un

fago

integrado

no

puede

integrar

otro,

ya

que

el

virus

se

introduce en un lugar concreto del cromosoma bacteriano.

El virus sintetiza a partir de su genoma el represor CI, que inhibe la

expresión del resto de sus genes. En condiciones de estrés celular, la

bacteria activa el sistema de respuesta SOS. Una de las enzimas que

intervienen en la respuesta, Rec A

(que

también interviene en la

recombinación) actúa inhibiendo la actividad del represor CI, lo que

desemboca una respuesta en cascada que hace que el virus integrado

pase a la vía lítica.

El ciclo lítico es la forma más habitual de actuación del virus al

infectar la célula, y también es la vía que sigue al final del ciclo

lisogénico. En ella se producen partículas virales que son liberadas

al

medio

una

vez

que

la

bacteria

hospedadora

es

lisada,

matando a la bacteria en el proceso.

El virus replica su genoma circular empezando por un punto de éste, y

desenrollando sólo una de las dos hebras. El resultado es un genoma

lineal muy largo, consistente en una gran cantidad de repeticiones del

genoma

original

de

forma

seguida,

lo

que

se

conoce

como

concatémero. El virus también sintetiza las proteínas de su cápside, y se

ensambla en el citoplasma de la bacteria. Finalmente, la célula es

lisada, liberando los viriones al medio.

Fago T4 (169 a 170 kpb, 200 nm de tamaño)

Fago T4 (169 a 170 kpb, 200 nm de tamaño)

Replicación del Bacteriófago T4

Replicación del Bacteriófago T4 Esquema del Ciclo de Replicación de un Bacteriófago T4
Replicación del Bacteriófago T4 Esquema del Ciclo de Replicación de un Bacteriófago T4

Esquema del Ciclo de Replicación de un Bacteriófago T4

El

ciclo

de

replicación

de

un

bacteriófago

T4

se

puede

dividir

esquemáticamente en distintas etapas, las que son comunes a otros

virus bacterianos y eucarióticos.

1. Adsorción

2. Inyección del material genético viral

3. Replicación del material genético viral

4. Síntesis de las envolturas proteicas

5. Empaquetamiento del DNA dentro de la envoltura proteica y

ensamblaje de la envoltura

6. Lisis y liberación de las partículas viral

Adsorción: El virus se fija o adsorbe a componentes de la superficie

celular que actúan como receptores específicos. La zona de adsorción

del

virus

es

complementaria

al

receptor

celular,

por

lo

tanto

un

determinado virus sólo puede infectar un número limitado de cepas

celulares que contengan a un determinado receptor. La naturaleza de

la zona de adsorción varía con el tipo de fago. En el T4 se localiza en el

extremo de la cola, en donde se encuentran la placa basal, las

espículas y las fibras de la cola.

Esquema de los principales eventos en la adsorción del bacteriófago T4 a la pared celular

Esquema de los principales eventos en la adsorción del bacteriófago T4

a

la pared celular de la bacteria E. coli.(a) el fago libre muestra las fibras

y

las espículas de la cola. (b)Adhesión de las fibras de la cola. (c) El

fago se acerca a la pared celular y las espículas entran en contacto

con la pared celular.

Inyección del material genético viral: Después de la adsorción, se

produce un cambio configuracional en las proteínas de la placa basal,

alguna de las cuales tienen actividad enzimática y producen un poro

en la membrana citoplasmática de la célula. La vaina del fago se

contrae y el material genético viral ingresa en la célula, mientras que la

envoltura proteica queda en el exterior.

Esquema del mecanismo de penetración del material genético del fago T4 o T2 a través

Esquema del mecanismo de penetración del material genético del fago

T4 o T2 a través de la pared celular de la bacteria. (a) Las espículas del

fago entran en contacto con la pared celular y la vaina se encuentra

extendida. (b) La vaina de la cola se contrae y el material genético del

fago penetra la pared celular; la lisozima presente en el fago digiere la

porción de pared celular localizada directamente bajo la partícula viral.

Replicación del material genético viral: El material genético viral que

ingresa

en

una

célula

contiene

bases

modificadas

que

evitan

la

degradación por nucleasas bacterianas. Esta modificación consiste en

la glicosilación y/o metilación de algunas determinadas bases. En el

caso del fago T4 se glucosila la base 5'-hidroximetilcitosina. Para lograr

una efectiva replicación del genoma viral se deben sintetizar algunas

proteínas ni bien el material genético ingresa en la célula. Esta proteínas

tempranas reparan el poro de la membrana citoplasmática por donde

ingresó

el

genoma

viral,

degradan

el

DNA

bacteriano

lo

que

proporciona una fuente de precursores, evita la síntesis de RNA y

proteínas bacterianas, y proporciona

ribosomas para la síntesis de

proteínas del fago. Además algunas de estas proteínas tempranas

participan en la síntesis de las bases inusuales. La forma de replicación

del genoma viral es dependiente del tipo de material genético (si es

RNA o DNA, si es simple o doble cadena). En el caso del fago T4, las

moléculas replicadas se aparean en los extremos y formando una

molécula de DNA más larga denominada concatámero. Después una

enzima corta esta larga molécula lineal en moléculas más pequeñas de

igual longitud. Las moléculas de DNA del T4 tienen se caracterizan por

estar permutadas circularmente (el DNA del T4 es lineal) de esta forma

todas las moléculas de DNA resultantes contienen genes completos y

funcionales. La enzima del T4 que corta al concatámero produce

moléculas

de

DNA

de

tamaños

similares

pero

no

reconoce

sitios

específicos sobre la molécula, en cambio la enzima del T7 reconoce

sitios específicos sobre el DNA.

Síntesis

de

las

envolturas

proteicas:

Las

proteínas

de

la

envoltura

(cápside, vaina, fibras, etc) son proteínas tardías que se sintetizan

después de iniciada la replicación del material genético. La síntesis de

cada componente proteico se realiza separadamente. En el caso del

fago T4, el material genético es encapsidado antes del ensamble del

resto de los componentes.

Ensamble: Todas las proteínas de la envoltura se ensamblan para formar

una partícula viral madura capaz de infectar a otra célula cuando sea

liberada.

Lisis celular y liberación de las partículas virales: La lisis celular se debe a

la síntesis de proteínas tardías codificadas en el genoma del fago. En el

fago

T4,

estas

proteínas

son

enzimas

que

lesionan

la

citoplasmática y la pared celular.

membrana

genoma del fago. En el fago T4, estas proteínas son enzimas que lesionan la citoplasmática y

Fago T7 Fago R17 Fago M13 - Fagémido Fago MS2 (23-25 nm de tamaño) Fago G4 Fago P1 Fago P2 Fago N4 Fago Φ6 Fago P22 Fago Φ29

El fago phi29 o bacteriófago phi29 es un virus de la Familia Podoviridae 1

que infecta a la bacteria Bacillus subtillis y otras bacterias del género

Bacillus. Presenta un ADN bicatenario de unos 20 genes, por lo que

resulta

muy

útil

en

estudios

de

biología

molecular.

Aunque

el

bacteriófago

phi29

es

considerado

un

virus

pequeño,

es

morfológicamente complejo. La estructura de la cabeza de phi29 se

compone

de

una

doble

cápside

T

=

1

con

simetría

icosaédrica,

separadas amabs capas por una fila de 5 hexámeros. Los dieciocho

genes identificados en el genoma phi29 genoma han sido mapeados y,

en algunos casos, los productos de los genes han sido identificados.

Cinco

genes

ligados,

cuatro

de

codificación

para

las

proteínas

estructurales (G, A, E, H) y uno que codifica una proteína no estructural

(J), son esenciales para determinar la forma natural de la cápside. La

proteína pJ puede ser lo que se consideran proteínas "andamio".

El género Phi29-like viruses al que pertenece el fago phi29 se puede

dividir en tres grupos. El primer grupo incluye, además de phi29, fagos

PZA, phi15, y BS32. El segundo grupo comprende B103, Nf y M2Y, y el

tercer grupo contiene GA-1 como su único miembro. Las secuencias de

ADN de los genomas completos de phi29 (grupo I) y B103 (grupo II) son

conocidos, sin embargo, hasta la fecha solamente algunas partes del

genoma de GA-1 (grupo III) han sido secuenciadas.

Fago ΦX174

6.

Lisogénia

Poco tiempo después de que fueron descubiertos los fagos, se aislaron

cepas bacterianas que parecían ser portadoras silenciosas de ciertos

tipos de fagos. Los líquidos obtenidos a partir de cultivos de estas cepas

portadoras mostraban la presencia de fagos; sin embargo, las cepas

portadoras no eran sensibles a ser destruidas por el fago que portaban.

Por

otra

parte,

cepas

de

bacterias

emparentadas

con

la

cepa

portadora

resultaban

ser

sensibles

al

fago

presente

en

las

cepas

portadoras. Las cepas de bacterias portadoras de fagos silenciosos o

latentes fueron denominadas cepas lisogénicas. A principios de los años

cincuenta se descubrió que los fagos son capaces de adsorberse a las

bacterias lisogénicas, pero no se produce la subsecuente lisis de estas

bacterias. Por otra parte, cuando el fago procedente de una cepa

lisogénica es sembrado en una cepa de bacterias sensibles, se pueden

aislar en estos cultivos colonias de bacterias que se comportan igual

que las cepas lisogénicas. En 1950, André Lwoff cultivó una sola célula

procedente de una cepa lisogénica de Bacillus megaterium y observó

bajo el microscopio la división de esta bacteria. Posteriormente, Lwoff

removió una de las células hijas junto con un poco del medio de cultivo.

Este proceso fue repetido varias veces: cada vez que se dividía la célula

remanente, era removida una de las células hijas y algo del medio de

cultivo; las células hijas y el viejo medio de cultivo fueron sembrados en

agar para determinar si daban origen a una población de bacterias

lisogénicas y a la presencia de fago en el medio de cultivo. Estos

experimentos mostraron que las bacterias lisogénicas pueden crecer y

dividirse sin liberar fagos al medio de cultivo. Sin embargo, por alguna

razón desconocida, algunos filtrados obtenidos a partir de extractos de

bacterias lisogénicas mostraban la presencia de partículas virales, o sea,

fagos. Lwoff razonó que en las cepas lisogénicas el fago se encuentra

en forma de un precursor no infeccioso al que denominó profago. La lisis

de algunas de estas bacterias lisogénicas ocurre solamente cuando

estas

células

han

sido

estimuladas

para

producir

fagos.

Lwoff

y

colaboradores observaron que la irradiación con luz ultravioleta (U.V.)

era capaz de inducir la producción de fagos en una población de

bacterias lisogénicas, mismas que eran lisadas en la medida que se

incrementaba la concentración de fagos liberados al medio de cultivo.

Por lo tanto, una bacteria lisogénica posee la capacidad de heredar el

fago a sus descendientes, muy pocos de los cuales se lisarán en forma

espontánea. Sin embargo, la mayor parte de la progenie de una

bacteria lisogénica puede ser inducida a producir el fago por medio de

la irradiación con U.V. o tratamiento con otros factores inductores. Se

denomina temperados a los bacteriófagos capaces de existir en forma

de profago en el interior de una bacteria hospedera. Después de que el

profago ha sido inducido por irradiación, ocurre un breve periodo de

eclipse en el cual no se puede detectar la presencia del fago dentro de

la bacteria. Sin embargo, es posible detectar la aparición de proteínas y

ácido

nucleico

específicos

del

fago;

estos

elementos

serán

ensamblados para formar los nuevos fagos maduros poco antes de que

ocurra la lisis de la bacteria hospedera.

En 1951, Esther Lederberg descubrió en forma accidental que la cepa

de E. coli K12 era de tipo lisogénico. El fago latente en dicha cepa fue

aislado al mezclar E. coli Kl2 con derivados no lisogénicos de esta cepa

bacteriana.

El

fago

resultante

es

ahora

conocido

como

fago

y

representa el caso más estudiado del fenómeno de lisogenia.

Las bacterias infectadas por fagos temperados continúan dividiéndose

por

varias

generaciones

y

son

inmunes

o

resistentes

a

ser

superinfectadas por el mismo tipo de fago que albergan o por otros

fagos pertenecientes a clases emparentadas con el fago temperado

original. Estas bacterias contienen cuando menos una copia íntegra del

genoma del fago. Las bacterias infectadas por fagos temperados

portan la información genética correspondiente al fago, a través de

múltiples divisiones bacterianas, o sea, el genoma del fago es replicado

al mismo tiempo que ocurre la replicación del genoma bacteriano; este

hecho hace posible que la bacteria original pueda heredar el fago

temperado a la subsecuente progenie bacteriana.

7.

Transducción

La

transducción

fue

cronológicamente

el

último

sistema

de

transferencia genética bacteriana que se descubrió.

En 1951 Joshua Lederberg y su colaborador Zinder estaban investigando

en Salmonella la posible existencia de un sistema de conjugación al

estilo del que se acababa de descubrir en su pariente Escherichia coli).

Mezclaron dos cepas de Salmonella, cada una con un juego distinto de

marcadores

genéticos.

(Eureka!

Obtuvieron

recombinantes.

Descartaron que se tratara de transformación, ya que los resultados

eran similares si añadían DNasa al sistema. Entonces, ¿era un fenómeno

de conjugación? Realizaron el experimento del tubo en "U", con una

membrana separando los dos brazos de la U, en cada uno de los cuales

se colocaba una de las cepas. La membrana impide el paso de

bacterias y los contactos intercelulares directos entre las dos cepas.

Pues bien

seguía habiendo recombinantes. Esto descartaba, pues,

que se tratara de conjugación. Se postuló que debía de existir un

"agente filtrable" resistente a las nucleasas, responsable último de la

transferencia genética.

¿Cuál era la naturaleza exacta del misterioso agente filtrable? Por

experimentos independientes se sabía que una de las dos cepas de

Salmonella producía un fago (llamado P22), de tipo moderado. Con

una serie de ensayos se demostró que era precisamente este fago el

responsable de los recombinantes:

el tratamiento de sobrenadantes de esa cepa con calor o conprecisamente este fago el responsable de los recombinantes: antisuero provocaba la inactivación tanto del fago como

antisuero provocaba la inactivación tanto del fago como del

agente filtrable;

las cepas de Salmonella resistentes a P22 (porque no adsorben el Salmonella resistentes a P22 (porque no adsorben el

fago) no pueden interaccionar con el agente filtrable, y por lo

tanto tampoco dan recombinantes;

finalmente, se comprobó que la cepa productora del agenteagente filtrable, y por lo tanto tampoco dan recombinantes; filtrable poseía un fago moderado en forma

filtrable poseía un fago moderado en forma de profago. La

inducción de esta cepa lisogénica era la responsable de producir

algunas partículas de fagos portadoras de material genético de

la cepa de origen, que los fagos inyectaban posteriormente a las

células de la cepa receptora.

Así pues, se acababa de descubrir un nuevo sistema de transferencia

genética entre bacterias, sistema que fue bautizado con el nombre de

transducción.

La transducción se puede definir como el proceso de transferencia

genética desde una célula donadora a otra receptora mediatizado por

partículas

de

bacteriófagos

que

contienen

ADN

genómico

de

la

primera.

En

la

transducción

podemos

distinguir

dos

etapas

diferenciadas:

1. Formación de la partícula fágica transductora: un trozo de

material genético de la célula donadora se introduce en el

interior de la cabeza de la cápsida de un fago. Las partículas

transductoras son en cierta manera "subproductos" anómalos del

ciclo normal del fago.

2. La partícula transductora inyecta de forma habitual el ADN que

 

porta

a

la

célula

receptora,

donde

este

ADN

puede

eventualmente recombinarse y expresar su información.

 

La

transducción

descubierta

por

Lederberg

y

Zinder

se

llama

transducción generalizada.

y Zinder se llama transducción generalizada . Mediante ella se puede transferir cualquier marcador del

Mediante

ella

se

puede

transferir

cualquier

marcador

del

genóforo

del

donador,

con

aproximadamente

la

misma

frecuencia relativa (de ahí el calificativo de generalizada).

Latransducción generalizada

transducción

generalizada

se

produce

sólo

como

consecuencia de infecciones líticas.

El ADN del genomio de la bacteria donadora que es introducidosólo como consecuencia de infecciones líticas . en la partícula transductora suele ir sin acompañamiento

en la partícula transductora suele ir sin acompañamiento de ADN

del propio fago. Por ello, a esta peculiar partícula consistente en

cápsida

del

fago

que

encierra

sólo

ADN

genofórico

de

la

bacteria se la denomina pseudovirión.

Siguiendo con la buena racha de descubrimientos, pocos años más

tarde (1956), el mismo Lederberg (esta vez junto con su mujer, y con

Morse)

hallaron

un

tipo

nuevo

de

transducción,

mientras

estaban

estudiando el sistema del fago moderado l y su hospedador, E. coli. Este

tipo de transducción recibió el nombre de transducción especializada, y

sus caracteres distintivos son:

sólo se transfieren marcadores cromosómicos cercanos al sitio de marcadores cromosómicos cercanos al sitio de

integración del ADN del fago (profago) en la célula lisogénica (p.

ej., en el caso de l , los marcadores gal o bio);

se produce únicamente como consecuencia de la inducción de consecuencia de la inducción de

la

célula

lisogénica

por

escisión

del

profago

y

consiguiente

entrada a fase lítica, productora de nuevas partículas de fago;

el ADN genómico de la bacteria transportado por la partículaa fase lítica, productora de nuevas partículas de fago; transductora va unido a ADN del fago

transductora va unido a ADN del fago;

la célula transductante se suele convertir en lisogénica para elpor la partícula transductora va unido a ADN del fago ; fago correspondiente. 8. Los fagos

fago correspondiente.

8. Los fagos como agentes terapéuticos

La rápida diseminación de cepas de bacterias patógenas resistentes a

múltiples

antibióticos

plantea

la

necesidad

de

buscar

alternativas

terapéuticas distintas de estos fármacos. La terapia antibacteriana

basada en fagos posee una serie de ventajas comparada con los

antibióticos. En este tema analizamos las diversas consideraciones a

tener en cuenta para lograr instaurar este tipo de terapia fuera de los

países en los que su uso es tradicional.

Los bacteriófagos, comúnmente llamados fagos, podrían considerarse

los principales enemigos naturales de las bacterias. Han evolucionado

junto con ellas para poblar todos los ambientes, desarrollando en esta

evolución una especificidad tremendamente elevada por la especie, e

incluso la cepa bacteriana que infectan.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que los fagos fueran,

prácticamente desde su descubrimiento y aislamiento, objetivo de

estudio

como

agentes

terapéuticos

ideales

para

combatir

las

enfermedades bacterianas. El primer uso de un bacteriófago como

terapia

fue

en

1917

para

tratar

la

disentería

bacteriana.

El

éxito

obtenido llevó a la creación de diversas compañías y laboratorios

comerciales en Estados Unidos, Francia y Alemania, que producían

preparaciones de fagos a partir de cultivos lisados y estériles de la

bacteria diana. La terapia con fagos tuvo un uso extensivo hasta los

años 30, aunque tras la Segunda Guerra Mundial este uso comenzó a

disminuir en favor de los recién descubiertos antibióticos de amplio

espectro.

No cabe duda del impacto que ha tenido para la sociedad el uso de

los antibióticos. Gracias a ellos, han podido combatirse epidemias y

enfermedades que hasta entonces eran graves e incluso mortales. Los

antibióticos han sido uno de los principales artífices del aumento de la

esperanza de vida en los países civilizados. Sin embargo, esta bondad

de los antibióticos ha traído consigo lo que podría llamarse una “cultura

del antibiótico”.

Por poner un ejemplo, en los hospitales de Estados

Unidos se administran diariamente 190 millones de dosis de antibióticos.

Fuera de los hospitales, se prescriben 133 millones de tratamientos con

antibióticos cada año, pero se estima que más del 50% de estas

prescripciones no son necesarias.

Este uso erróneo y excesivo de los antibióticos, junto con algunas

prácticas inadecuadas del control de las infecciones, supone una

tremenda presión selectiva en las bacterias, que favorece a aquellas

que gozan de mecanismos naturales de defensa contra los antibióticos.

Como consecuencia, se estima que alrededor del 70% de las bacterias

que causan infecciones en los hospitales son resistentes a al menos uno

de los antibióticos más comunes. Algunos de estos microorganismos han

llegado a hacerse resistentes a todos los antibióticos aprobados y sólo

pueden combatirse con fármacos experimentales o potencialmente

tóxicos para el paciente.

Ventajas de los fagos

El

problema

de la resistencia

bacteriana

a

los

antibióticos

puede

encararse desde diversas perspectivas, desde la educación de la

población y de los médicos para implantar un uso correcto de los

antibióticos,

hasta la búsqueda de alternativas terapéuticas a estos

compuestos. Los fagos pertenecen a este último frente de batalla

contra las infecciones.

¿Qué hace a los fagos tan idóneos para este uso? La primera ventaja

evidente es su especificidad. Al contrario que los antibióticos, que son

de amplio espectro, los fagos están evolutivamente seleccionados para

infectar

una

sola

especie

bacteriana.

En

muchos

casos,

esta

especificidad se reduce a una cepa concreta. Este es el secreto de la

ausencia de efectos secundarios en los estudios realizados con fagos

como terapia. Los fagos son ecológicamente seguros, ya que son

incapaces de infectar las células y tejidos de los pacientes. El hecho de

que sean virus hace que su población se autorregule: si hay bacterias

que infectar, los fagos se multiplican; cuando se acaban las bacterias,

se acaban los fagos. Este punto implica que las dosis de fago

a

suministrar son tremendamente pequeñas en comparación con las dosis

de

antibióticos

eliminados del

que

se

prescriben.

Además,

los

antibióticos

son

cuerpo de forma natural, por lo que su utilización

requiere

normalmente

la

administración

de

dosis

regulares.

Por

el

contrario, con los fagos suele bastar una dosis inicial que provoque el

inicio de la infección a las bacterias. Finalmente, su producción es

sencilla y barata.

Condicionantes prácticos para el uso de

fagos como terapia

El principal condicionante que se presenta a la hora de considerar la

terapia con fagos es la necesidad de conocer con anterioridad la cepa

bacteriana que hay que tratar. Esto implica normalmente el aislamiento

y caracterización de la misma, junto con la selección del fago que la

infecta a partir de colecciones de fagos previamente caracterizadas. Es

decir, se necesita hacer un test previo in vitro y la colección de fagos

debe ser lo suficientemente buena como para asegurar que se cubre el

espectro de patógenos conocidos. Los fagos aislados de esta forma

tienen que ser exclusivamente líticos en su propagación y se deben

tomar las medidas necesarias para excluir la posible propagación de

genes virulentos en ciclos lisogénicos.

En el mejor escenario posible, el fago escogido debe ser secuenciado

para asegurar que no incluye genes para toxinas o genes que revelen

una integración no deseada de su ADN en el genoma bacteriano.

Aunque la resistencia bacteriana a la infección por fagos es mucho

menor que la que se produce contra los antibióticos, no cabe duda de

que existe y de que debe minimizarse este riesgo. Como prevención, se

recurre a mezclas o cócteles de fagos, haciendo virtualmente imposible

que la bacteria mute sus receptores para hacerlos resistentes a toda la

población que compone el cóctel. Por tanto, otro de los requerimientos

para una buena terapia basada en fagos es la construcción de una

mezcla adecuada.

La terapia con fagos en humanos

La

producción

de

fagos

para

terapia

tuvo

cierta

continuación

a

pequeña escala en Europa Occidental y en los Estados Unidos a lo largo

de los años 50 y 60. Estos fagos se utilizaban fundamentalmente para

tratar

infecciones

cutáneas,

septicemias,

osteomielitis,

heridas,

e

infecciones del tracto urinario entre otras.

Un ejemplo de este uso es el lisado de fagos de estafilococo (SPL, del

inglés Staphylococcal

phage lysate). Los ensayos de seguridad se

completaron en 1959 y el SPL fue licenciado para su uso en humanos. El

SPL fue suministrado en los siguientes años en diversas vías: aerosol,

cutánea, tópica, oral, subcutánea e incluso intravenosa. Un ensayo

clínico de la eficacia de este lisado, realizado en 607 pacientes que no

respondieron al tratamiento con antibióticos, mostró que el 80% se

recuperó, el 18% mejoró y un 2% no sufrió cambios. En ningún caso se

observaron efectos adversos.

La presión regulatoria provocó la suspensión de este tipo de terapia en

casi todo el mundo excepto en la antigua Unión Soviética. En esta

región, la terapia con fagos se ha utilizado para tratar un enorme

número

de

infecciones,

por

parte

de

profesionales

de

diversas

especialidades médicas. Siempre en este entorno sociopolítico, fueron

realizados

innumerables

ensayos

preclínicos

y

clínicos,

con

la

consiguiente

generación

de

literatura

científica

especializada.

Sin

embargo, los estándares soviéticos para ensayos clínicos no cumplían

los requisitos de otros países. Este hecho, unido a que la literatura

científica soviética (fundamentalmente publicada en ruso o georgiano)

a menudo no estaba disponible para el resto del mundo, provocó la

desconfianza y reticencia de la comunidad médica internacional hacia

este tipo de terapia.

Muy recientemente se han reiniciado algunos experimentos a pequeña

escala

que

implican

a

países

europeos,

que

incluyen

análisis

de

estabilidad,

pirogenicidad,

esterilidad

y

citotoxicidad.

En

2009

una

compañía inglesa realizó un ensayo clínico para tratar la otitis crónica

mediante

terapia

con

fagos.

Este

ensayo

produjo

resultados

interesantes: la eliminación de los fagos de forma natural cuando las

bacterias fueron eliminadas, la baja dosis empleada (2,4 ng en una sola

dosis) y la duración de los efectos de esta única dosis (varias semanas).

Algunos

de

los

casos

completamente.

Conclusiones

previamente

no

tratables

se

curaron

Los fagos podrían jugar un papel importante en el tratamiento de

infecciones

bacterianas

en

seres

humanos,

animales

de

interés

agropecuario y cultivos. La experiencia seguida en varios países hasta

mediados del siglo XX, junto con el conocimiento acumulado en la

antigua Unión Soviética hasta la actualidad, parecen refrendar su

utilidad

como

agentes

terapéuticos

específicos

y

seguros.

Sin embargo, a día de hoy, su uso choca con la regulación actual, que

considera a los fagos en el mismo grupo de agentes terapéuticos que

los antibióticos. En este sentido, se argumenta que una solución sería el

cambio de regulación de los fagos de “fármacos” a “preparados

biológicos”. En cualquier caso, el mayor reto para la expansión de la

terapia con fagos pasa por la realización de ensayos clínicos a gran

escala de acuerdo con las principales agencias reguladoras europeas y

estadounidenses.

9. Familias de bacteriófagos

Familia Corticoviridae

Corticoviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

para

bacterias

(bacteriófagos). Se caracterizan por poseer un genoma con ADN de

cadena doble como ácido nucleico, por lo que pertenecen al Grupo I

de la Clasificación de Baltimore. El [[genoma[[ no es segmentado,

constituye el 13% del peso del virus y contiene una sola molécula de

ADN circular, superenrollada, de 9500-12000 nucleótidos de longitud y

con un contenido GC del 43%.

Albergan dicha información genética en una cápside carente de

envoltura viral y estructuralmente definida por una simetría compleja,

con

aspecto

esférico

o

subesférico

y

rica

en

lípidos.

La

cápside

icosahedral tiene un diámetro de 60 nm y presenta una membrana

lipídica interna situada entre las cubiertas de proteínas exterior e interior.

Las cubiertas se componen de tres capas, con superficies que revelan

un patrón con características distintivas, incluyendo protuberancias de

tipo espiga en los doce vértices.

Familia Cystoviridae

Cystoviridae es una familia de virus infectivos para bacterias Gram

negativas (bacteriófagos). Presentan un genoma ARN bicatenario por lo

que se incluyen en el Grupo III de la Clasificación de Baltimore. La

cápside está estructuralmente definida por una simetría compleja y

poseen una envoltura viral. 1 El único género de la familia es Cystovirus.

Todos los cystovirus se caracterizan por sus tres cadenas (análogas a

cromosomas) de ARN bicatenario, totalizando aproximadamente 14 kb,

sus

proteínas

bacteriófagos

y

una

capa

que

tengan

exterior

lipídica.

No

se

lípidos

en

su

cubierta

conocen

otros

exterior,

aunque

Tectiviridae y Corticoviridae tienen lípidos dentro de su cápside.

La mayoría de los cystovirus identificados infectan a las especies de

Pseudomonas, pero esto puede ser un sesgo del método de selección y

enriquecimiento. 2 La especie tipo es Fago Φ6 de Pseudomonas, pero se

conocen muchos más miembros de esta familia, de los cuales tienen

nombre Φ7, Φ8, Φ9, Φ10, Φ11, Φ12 y Φ13, 3 y muchos otros han sido

aislados. 2

Cystoviridae parece estar íntimamente relacionado con Reoviridae, 4

pero también comparte homologías con Totiviridae. Los cystovirus son

los únicos bacteriófagos que parecen estar más relacionados con los

virus de los eucariontes que con los otros fagos.

Familia Inoviridae

Inoviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

para

bacterias

(bacteriófagos). Poseen un genoma con ADN de cadena sencilla como

ácido nucleico por lo que pertenecen al Grupo II de la Clasificación de

Baltimore, lo que significa que su genoma es ADN de cadena sencilla y

que

usan

un

intermediario

de

ADN

de

doble

cadena

para

su

replicación y transcripción. La cápside está estructuralmente definida

por una simetría helicoidal, filamentosa y flexible y carecen de envoltura

viral.

Tienen alta especificidad de hospedador. Infectan enterobacterias con

pelos sexuales.

Taxonomía

Género Inovirus; especie tipo: Fago M13 de Enterobacteria.

Género Plectrovirus; especie tipo: Fago MV-L51 Acholeplasma.

Morfología

Su cápsida está formada por asociación de una proteína estructural

cuya estructura fundamental es una hélice alfa. Su función es proteger y

compactar el ADN. Tiene una región C-terminal con carga positiva, que

interacciona con el ADN, neutralizando sus cargas y favoreciendo el

compactamiento. La región N-terminal es hidrófilica y se orienta hacia el

exterior de la partícula. Los monómeros se mantienen unidos entre sí

gracias a interacciones hidrófobicas.

En uno de los extremos de la cápsida encontramos una proteína de

reconocimiento del hospedador, y en el otro extremo encontramos

otras proteínas responsables de la asociación de los monómeros antes

de salir de la célula.

Genoma

El genoma del virus es ADN circular cerrado de forma covalente. Tiene

varias zonas de complementariedad interna, lo que hace que se

pliegue en horquilla.

El virus tiene agrupados los genes en 3 bloques funcionales: Estructurales,

Control de la síntesis de ADN, y Control de la formación de la cápsida.

Algunos de los genes se encuentran solapados, con distinta fase de

lectura.

Ciclo de infección

El virus reconoce el pelo sexual gracias a la proteína g3. Eso induce la

despolimerización de la pilina que forma el pelo. Por su parte, la cápsida

del virus se deforma. Conforme se despolimeriza el pelo, el virus se va

acercando

más

a

la

membrana

celular.

Las

proteínas

de

reconocimiento del fago se introducen en la membrana celular y se

induce la entrada del

ADN al

interior de la célula gracias a unos

transportadores celulares llamados TOL, que lo introducen por transporte

activo.

La bacteria reconoce el ADN1C e inmediatamente pone en marcha la

síntesis de la cadena complementaria. Una vez tenemos ADN2C, éste se

replica gracias a las enzimas bacterianas. Una vez hay suficientes copias

de ADN, se activan las regiones promotoras, que son 4. Se transcriben un

total de 4 tipos de ARNm, todos ellos policistrónicos (contienen varios

genes cada uno). Una vez se traducen las proteínas, éstas inducen un

cambio en el modelo de replicación para inducir la formación de

ADN1C. Se usa el sistema de círculo rodante.Las enzimas de la bacteria,

que van a hacer múltiples copias de la cadena + (la que contiene la

información codificante), que se van a ir liberando.

Las copias de ADN1C se asocian con las proteínas g5 que lo estabilizan

evitando que la célula lo copie a doble cadena.

La salida de las partículas de la célula se produce a través de un canal

proteico que abren las proteínas del virus, tanto en la membrana

plasmática como en la membrana externa. Estas proteínas se asocian a

la membrana porque tienen péptido señal. Otras de las proteínas víricas

se asocian al ADN1C y lo arrastran hacia el canal.

Según el ADN va saliendo por el canal, se va asociando a las proteínas

de la cápsida (g8). Así, la partícula vírica se va formando conforme se

produce la salida de la célula. Finalmente se asociarán las proteínas de

reconocimiento del hospedador y así se liberan cápsidas maduras.

Familia Leviviridae

Leviviridae es una familia de virus infectivos para bacterias. Contienen

un genoma ARN monocatenario positivo y por lo tanto se incluyen en el

Grupo IV de la Clasificación de Baltimore. Se caracterizan por una

cápside carente de envoltura viral y estructuralmente definida por una

simetría icosaédrica regular.

Taxonomía

Género Levivirus; especie tipo: Fago MS2 de Enterobacteria.

Género Allolevivirus; especie tipo: Fago Qβ de Enterobacteria.

Morfología y Estructura

Son virus isométricos, muy pequeños. Su cápsida tiene 180 subunidades

de

un

único

tipo

de

proteína.

Portan,

además,

una

proteína

de

maduración, indispensable para la correcta formación de la cápsida y

el

ensamblaje

con

el

ARN,

y

también

reconocimiento del hospedador.

muy

importante

para

el

Genoma

El genoma es muy pequeño (3-4Kilobases), y sólo tiene 4 genes: Proteína

de maduración (Prot. A), Proteína de la cápsida, Replicasa (ADN-

Polimerasa dependiente de ARN) y Proteína de lisis (Exclusiva de MS2)

Porta, además, secuencias específicas para el reconocimiento por

parte de la replicasa. La proteína de lisis requiere un cambio en la fase

de lectura respecto de las otras (Salto de +1 base), lo que le permite

tener la información solapada con los otros genes.

El genoma, además, cuenta con zonas de complementariedad interna,

lo que hace que se encuentre plegado. Los extremos 3’ y 5’ están

protegidos por asociación a la proteína de maduración.

Ciclo de infección

La proteína A reconoce la célula hospedadora a través de sus pelos

sexuales. El virus se une a ellos y se induce la entrada en la célula del

ARN asociado a la prot. A. Una vez dentro, el ARN es leído como un

mensajero por los ribosomas celulares que van a traducir su información.

Ahora bien, el virus va a necesitar que la información se traduzca en

cantidades distintas. Será necesaria mucha traducción de la proteína

estructural, pero menos del resto. Se usa un mecanismo de regulación

que tiene que ver con la estructura terciaria del ARN.

Al principio, la región que codifica la proteína A está bloqueada, de

modo que ésta no se sintetiza.

Sí se sintetiza, por el contrario, la proteína estructural. Conforme los

ribosomas

avanzan

leyendo

esta

región,

se

va

deshaciendo

la

estructura sterciaria, facilitando su traducción, y liberando el sitio de

inicio de la traducción del gen de la replicasa.

Se están traduciendo la proteína estructural y la replicasa, pero como se

necesita menos replicasa, en cuanto hay suficiente prot. estructural, se

asocian varios monómeros y bloquean la traducción de la replicasa.

La replicasa ejerce su función, que es replicar la cadena de ARN (+) a

una de ARN (-), y a partir de esta, replicar nuevas copias de la cadena

de ARN (+), que pueden funcionar como mensajeros o comenzar a

encapsidarse.

La

proteína

de

maduración

se

traduce

durante

el

proceso

de

replicación de la hebra – a una +. Hay un momento en el proceso en el

que la cadena naciente, tiene libre el sitio de inicio de la traducción, al

que se une un ribosoma.

Ensamblaje y lisis

El ensamblaje se produce de forma automática. La célula se lisa y se

liberan los viriones. El proceso de replicación es muy efectivo, se forman

muchos viriones.

Familia Microviridae

Microviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

para

bacterias

(bacteriófagos). Poseen un genoma con ADN de cadena sencilla como

ácido nucleico por lo que se incluyen en el Grupo II de la Clasificación

de Baltimore. La cápside está estructuralmente definida por una simetría

icosaédrica regular y carecen de cola y de envoltura viral.

Taxonomía

Género Microvirus; especie tipo: Fago φX174 de Enterobacteria.

Género Spiromicrovirus; especie tipo: Fago 4 de Spiroplasma.

Género Bdellomicrovirus; especie tipo: Fago MAC1 de Bdellovibrio.

Género Chlamydiamicrovirus; especie tipo: Fago 1 de Chlamydia.

Genoma y filogenética

El genoma ADN monocatenario es circular y tiene un tamaño de 4,5-6

kb. Estos virus se pueden dividir en tres grandes clados de acuerdo con

el tamaño de su genoma y toman su denominación de conocidas

cepas de laboratorio: X174, G4 y 3. El clado X174 tiene el genoma más

pequeño y menos variable (5386-5387 bases), el G4 abarca 5486-5487

bases, mientras que el clado 3 tiene los genomas más grandes con

6061-6259 bases. La variabilidad en el tamaño de los grupos se da

principalmente como resultado de las inserciones y borrados en las

regiones intergénicas.

Familia Myoviridae

Myoviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

para

bacterias

(bacteriófagos)

pertenecientes

al

Grupo

I

de

la

Clasificación

de

Baltimore. Se caracterizan por poseer un genoma con ADN de cadena

doble como ácido nucleico y por albergar dicha información genética

en una cápside carente de envoltura viral y estructuralmente definida

por una simetría binal, poseyendo una cabeza icosaédrica o elongada

y una cola helicoidal corta.

Taxonomía

Género T4-like viruses; especie tipo: Fago T4 de Enterobacteria,

también Fago T2.

Género P1-like viruses; especie tipo: Fago P1 de Enterobacteria.

Género P2-like viruses; especie tipo: Fago P2 de Enterobacteria.

Género Mu-like viruses; especie tipo: Fago Mu de Enterobacteria.

Género SPO1-like viruses; especie tipo: Fago SPO1 de Bacillus.

Género φH-like viruses; especie tipo: Fago φH de Halobacterium.

Fago P-SSM2 de Proch lorococcus (tipo T4): (A) con cola si n contraer (B) con

Fago P-SSM2 de Proch lorococcus (tipo T4): (A) con cola si n contraer (B)

con cola contraída. F ago P-SSM4 de Prochlorococcus (tip o T4): (C) con

cola contraída (D) co n cola sin contraer. La barra mide 100

Familia

Podoviridae

nm.

Podoviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

pa

ra

bacterias

(bacteriófagos)

perte necientes

al

Grupo

I

de

la

Cla

sificación

de

Baltimore. Se caracter izan por: poseer un genoma con DN A de cadena

doble como ácido nu cleico y por albergar dicha informa ción genética

en una cápside care nte de envoltura viral y estructuralm ente definida

por una simetría binal , poseyendo una cabeza icosaédric a y una cola

helicoidal corta.

Familia Plasmaviridae

Plasmaviridae es una familia de virus infectivos para bacterias

(bacteriófagos). Poseen un genoma de ADN de cadena doble

como ácido nucleico por lo que pertenecen al Grupo I de la

Clasificación de Baltimore. Los viriones tienen una envoltura viral,

un complejo de nucleoproteínas y una cápside estructuralmente

definida por una morfología pleomórfica. Su diámetro es de 50-

125 nm.

El genoma es condensado, no segmentado y consta de una sola

molécula de circular de ADN de 12.000 pares de bases de

longitud. El contenido GC es de alrededor de 32%. La infección

implica un ciclo productivo y un ciclo de lisogénico. Después de la

introducción del genoma en la célula huésped, el virus puede

permanecer en estado latente. La lisogenia implica la integración

en el cromosoma del huésped.

Familia Siphoviridae

Siphoviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

para

bacterias

(bacteriófagos)

pertenecientes

al

Grupo

I

de

la

Clasificación

de

Baltimore. Se caracterizan por: poseer un genoma con ADN de cadena

doble lineal como ácido nucleico y por albergar dicha información

genética en una cápside carente de envoltura viral y estructuralmente

definida por una sime tría binal, poseyendo una cabeza

icosaédrica y

una cola helicoidal lar ga. La cápside tiene un diámetro de 55-60 nm y la

cola puede alcanzar l os 570 nm.

Taxonomía

de 55-60 nm y la cola puede alcanzar l os 570 nm. Taxonomía Fago Bxb1 de

Fago Bxb1 de Mycoba cterium, un virus tipo L5.

Género λ-like vir uses; especie tipo: Fago λ de Enterob acteria

Género T1-like vi ruses; especie tipo: Fago T1 de Entero bacteria

Género T5-like vi ruses; especie tipo: Fago T5 de Entero bacteria

Género c2-like v iruses; especie tipo: Fago c2 de Lact ococcus

Género L5-like v iruses; especie tipo: Fago L5 de Myco bacterium

Género

ψM1-l

ike

viruses;

especie

tipo:

Fag o

ψM1

de

Methanobacter

ium

Género

φC31- like

viruses;

especie

tipo:

Fago

φC31

de

Streptomyces

Género N15-like viruses; especie tipo: Fago N15 de En terobacteria

Familia Tectiviridae

Tectiviridae

es

una

familia

de

virus

infectivos

para

bacterias

(bacteriófagos). Tienen un genoma ADN bicatenario y por lo tanto

pertenecen al Grupo I de la Clasificación de Baltimore. Es una única

molécula de ADN lineal no segmentada de 150.000 nucleótidos de

longitud, formando una bobina altamente empaquetada que codifica

las proteínas estructurales. Estos virus puede infectar bacterias Gram-

negativas que portan plásmidos con resistencia antibiótica, por ejemplo,

el Fago PRD1 de Enterobacteria.

Tectiviridae

no

tienen

la

estructura

típica

cabeza-cola,

pero

son

capaces de producir tubos similares a colas de aproximadamente 60 x

10

nm

durante

la

absorción

o

después

de

un

tratamiento

con

cloroformo.

Se

caracterizan

por

poseer

una

cápside

carente

de

envoltura viral, con un diámetro de 63 nm y estructuralmente definida

por una simetría compleja icosaédrica, con capa doble característica,

una interna y otra externa. La capa interior consiste en una película

flexible de 5-6 nm hecha de una vesícula de lipoproteína, mientras que

la capa exterior se compone de una fina película de proteína lisa, rígida

y de 3 nm de espesor. La cápside presenta espigas apicales de 20 nm

de longitud y una inusual capa lipídica en torno a la nucleoproteína.

10.Otros usos

En agosto de 2006, la FDA (Food and Drug Administration) de Estados

Unidos aprobó el uso de bacteriófagos en ciertas carnes con el fin de

acabar con la bacteria Listeria monocytogenes. En el otoño de 2011 la

Fundación Bill y Melinda Gates anuncia que financiará la investigación,

llevada a cabo por el Centro Nacional de Biotecnología (España),

dependiente del CSIC, del uso de bacteriófagos como sustituto de los

antibióticos ante las infecciones del tracto digestivo producidas por

bacterias.

11.Bibliografía

http://www.microinmuno.qb.fcen.uba.ar/SeminarioBacteriofag

os.htm

http://www.medmol.es/temas/fagos_terapeuticos/

http://es.wikipedia.org/wiki/Virus

http://es.wikipedia.org/wiki/Bacteri%C3%B3fago

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Bacteriophage_structur

e.es.png

http://es.wikipedia.org/wiki/Fago_%CE%BB

http://es.wikipedia.org/wiki/Fago_%CE%A629

http://es.wikipedia.org/wiki/Corticoviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Cystoviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Inoviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Leviviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Microviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Myoviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Podoviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Plasmaviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Siphoviridae

http://es.wikipedia.org/wiki/Tectiviridae