Está en la página 1de 130

La situación gravitatoria en Berazategui y
otros cuentos micropatrióticos.

Fabían César Casas

La situación gravitatoria en Berazategui y otros
cuentos micropatrióticos by Fabián César Casas is
licensed under a Creative Commons
Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada
3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may
be available at www.fabiancasas.com.ar

Prólogo Parece ser que. sirenas. en los últimos años. minotauros. topos. Esta literatura se caracteriza por jugosas y sanguíneas descripciones de paisajes. hadas. tiene picardía. se puso de moda un tipo de literatura que se podría definir como “literatura del conurbano bonaerense”. personajes y situaciones que quedan del lado de afuera de la Capital Federal. Porque después de todo. O alimentarla. avances tecnológicos que seguramente no llegan. gente que vive como en el siglo XVII. Es como si el conurbano acunara escritores con el fin de que estos lo cuenten desde adentro del mito -porque al conurbano se le atribuyen tantas características fantásticas y tantos seres extravagantes (delincuentes por doquier. el conurbano tiene calle.y así aniquilar toda leyenda. y . faunos) que ya alcanza el estatus de Mitología). tiene malicia.

de su geografía. digamos. Berazategui tiene a Fabián César Casas y a sus cuentos de Ciencia Ficción Justicialista. de sus creencias políticas y de sus preferencias literarias. . de quienes están en la vereda de enfrente. porque ya mencioné el humor superlativo. Pero es tan inteligente que -me parece. no asfixia ni obliga. Si por algún capricho de algún dios insoportable yo tuviera que destacar una única cualidad de Casas como escritor -una segunda cualidad. y que lo hace porque ama todo eso. Cuando uno lo lee queda con la sensación de que se burla de sí mismo. a veces es un signo de respeto profundo.no da lugar a sentimientos de ofensa. y porque entiende que la risa sonrisa o carcajada-. puede darse el lujo de reírse también de quienes no piensan como él. Así los llama él. Y como se burla de sí mismo y de aquello que integra su mundo. Y así como mi Lanús tiene a Sergio Olguín.le divierte tanto como lo ofende que quienes no lo conocen lo contemplen como si se tratara de una bestia irracional. y así son. Es permanente pero sutil. El humor de Casas es superlativo.

y porque el título “Mirando la Política con una sonrisa” me parece francamente un espanto. Sólo porque no me gustan los títulos con gerundio. Aunque creo que él no iría a otro lado. Así que olvidemos esto. Cuando yo era chica iba a misa con mi nona. no lo utilizaré para titular este prólogo. No lo dejen escapar. Los cuentos La semana aleatoria y Televisores del mar son sólo dos ejemplos de esto.bajo el título “Mirando la Palabra con una sonrisa”. y en un rincón de la hojita había un chiste -por lo general muy malo. Gilda Manso. ¡Ole!.los cuentos de Casas son buenísimos. y en misa me daban una hojita con los textos bíblicos del día. y porque -a diferencia del chiste de la Iglesia.tomémoslo como una gambeta mía al dios insoportable e inventado por mí. . aquí tienen a su embajador literario.mencionaría la capacidad de hacer ficción fantástica con la política y con sus circunstancias y consecuencias sociales. y porque después de todo ese título no alcanza para describir los cuentos de Casas. Berazategui.

.

que han escuchado estos cuentos en nuestras frecuentes tertulias y me han dado ánimo e inspiración. o algo así. no solamente por haber publicado mis cuentos en su prestigiosa revista Axxón. . repleta de astronautas temporalmente desocupados. Una mención especial debo hacer a mis queridos compañeros de Heliconia Literaria. quien me empujó a escribir y me corrigió y aconsejó con paciencia de maestro. Agradezco también a Eduardo Carletti.Agradecimientos Agradezco a mi ciudad. sino porque gracias a Axxón pude disfrutar de tanta buena ciencia ficción de excelentes autores de todo el mundo. Sé que Berazategui no solo estará presente en la aventura espacial de la humanidad sino que algún día incluso se venerará esta micro nación en alguna colonia remota de la galaxia. Agradezco a mi mentor Sergio Gaut Vel Hartman. Quizá ese planeta exóticamente poblado sea conocido como Bera 5.

blogspot.ar Quien no hay escarmentado. recomiendo los blogs heliconios http://brevesnotanbreves.blogspot.blogspot.blogspot.Esta obra se baja libremente de http://www.com. puede leer también mis blogs http://fabianteperdona.fabiancasas.com y http://sablelaser.com Berazategui.com Y si aún se pretende más. febrero de 2012 .com y http://quimicamenteimpuro.

Lo único que quizá se logre es dar una panorama espiritual del berazateguense promedio (categoría estadística incomprobable y de utilidad relativa. los . Los habitantes del actual Berazategui eran denominados "lomeños". hay que admitirlo) que tampoco aportará demasiado. Berazategui. no se llamaba así. Años más tarde. De hecho. en un principio. "lománticos". Paciencia. tan cerradas sobre esta escasa comunidad. podrían desorientar al lector extranjero. Dos siglos atrás. Aquí se dan algunas claves para mejor entender los relatos que siguen ya que las referencias geográficas. eso sucederá inevitablemente porque como se comproborá al pie. habremos fracasado en este propósito mínimo.Breve guía de Beraza. Origenes. la gente de Quilmes se refería a estos parajes australes como "Las lomas del sur". "lomasureños" y posteriormente.

Así se llega. Siempre se supo que berazateguenses comparten casi unánimemente la misma experiencia traumática: el desengaño precoz. El desengaño en Bera. ¿Son los habitantes de Berazategui gente triste? Para nada. al llamarse a sí mismos "lománticos". a corta edad. Fue por ese entonces. raramente algún niño supera los tres años sin descubrir que los reyes son los padres. En esas épocas de salvajismo intelectual. los muchachos criollos creían que. lo cual no dice mucho en términos más amplios. Y siempre fue así. . pero es algo. Por ejemplo. a la melancolía y el cinismo. realizaban una injusta y contraproducente propaganda sobre los inmigrantes orientales. repletos de gente alegre. Se los puede contar entre los más alegres del país. como Latinoamérica y el Caribe. cuando el musical gentilicio dejó de usarse entre los jóvenes.inmigrantes japoneses convirtieron la franja que abarca desde Plátanos hasta El Pato en una sucesión interminable de quintas y viveros de flores exquisitas.

no solamente los del centro. La gente mayor recordará que antes aún del apogeo de la avenida 14. imitando a sus ídolos con todo tipo de palos y cañas que levantaban hacia el cielo como lanzas guerreras tehuelches. los festejos carnavalescos se realizaban en otra calle. cada corso era una especie de asamblea popular. se podía ver a lo más selecto de la burguesía local mezclándose con gente que raramente paseaba por la arteria céntrica pues se venían desde Hudson. tal vez demasiado pagano y salvaje .Bástenos mencionar el legendario corso de la avenida 14. De esta manera. En esas mágicas noches. “Allí vienen los Chuma-chuma!” exclamaban repletos de gozo los niños. alegres comparsas nativas sacudían hasta los cimientos del Banco Provincia al son del frenético ritmo de tambores y entonados coros guturales. donde uno veía a todos los vecinos de la ciudad. Eran los temidos corsos de la 31! Muchos pretenden olvidar ese pasado. los maravillosos carnavales de la 14. Durante decenas de carnavales anuales. Villa España o los Manzanos a darse una vuelta por el centro únicamente para la ocasión.

para ser recordado a hijos y nietos. por ejemplo. Y era una maravilla ver a esas “mujeres” depiladas de apuro danzar entre tules. ya las “viejas” penas de amor lo han convertido en un experto paciente de amigos y tíos. atención. carrozas repletas de bailarines embanderados de lentejuelas de colores. magos. que ningún joven de la ciudad ingresa a la adolescencia con el corazón intacto? Al contrario. Claro está entonces que en Berazategui no se profesa la tristeza. mientras pasaban frente a la iglesia local. al ritmo de los tambores. confesores entusiastas aunque . El corso de la 31 era un desfile de muñecos. El corso se ha ido desvaneciendo a lo largo de las décadas pasadas. sino todo lo contrario. ¿Y dónde obtiene entonces el berazateguense promedio ese combustible para el alma. cuando sabemos. travestis en ropa interior (que en aquel entonces carecían de nombre apropiado) . sabrosas mujeres y. pero su alegría menguante aún arranca sonrisas entre los niños de estos días. espadachines. Los niños se encargaban de revolear papelitos y hacer sonar matracas y silbatos y era así que toda la concurrencia reía y bailaba en la calle.

Al berazateguense se lo desprecia antes que nada por impresentable. Discriminación Muchos extranjeros creen que los berazateguenses son discriminados por provenir de hogares humildes.incompetentes. por supuesto. de barrios carenciados o familias de inmigrantes. son gente esperanzada. A pesar de todo lo que les pasa. pero no es la pobreza típica de la zona la principal causa del desprecio al que se somete al natural de Berazategui. parece mentira. . ¿Cómo se soporta la existencia sabiendo que la vida no es sino una sucesión de mentiras que se demuelen a nuestro paso errático? Tal vez la respuesta tenga algo que ver con otra característica de los "lománticos": la absoluta insensatez a la hora de decidir las jugadas inútiles que ensayarán contra el destino. Algo hay de cierto en la presunción. El aspecto de desaliño y descuido no está relacionado con el origen humilde de quien lo porta. Aunque ambos males coincidan.

Así podría decirse que el berazateguense milita. por ejemplo. injustamente.. el cuerpo y la vestimenta. el problema es su indolencia! Ningún vecino del conurbano comprende la indiferencia con la cual el lomeño se deja embarrar los zapatos en las paradas del blanquito (el coletivo 300) y las calles de tierra. aún cuando sean rubias o morenas: un claro ejemplo del daltonismo social de los vecinos del norte. qué otra cosa. Y como si esto fuera poco. ni desprolijos. No es que en Berazategui sean pobres. Se dan. simplemente. como "pardas".. Las nobles mujeres de esas tierras del sur son mentadas. Cierto es que si uno se remonta lo suficiente puede encontrar. tal vez en olvidadas escuelas filosóficas. algún concepto que explique este estado espiritual de casual indiferencia por el cuidado personal. en un estoicismo informal. que le da .. raro es que el natural de la Capital Del Vidrio se moleste en quitarse de encima el mote de "grasún"..ninguno es causa del otro. Resulta una experiencia intransferible quizá la melancólica marcha de los jóvenes que dejan rair sus camperas infladas contra el paredón de la Rigolleau o los temibles ligustros de Villa Mitre. sin quererlo.

.sustento filosófico a su descuidado transcurrir en el universo.

Berazategui derrotó al lunes. De esta manera. Bastó una sola hora de debate en el Honorable Concejo Deliberante para sancionar la legendaria ordenanza. la semana sería aleatoria. Desde esa fecha en adelante. como el arte sobre los efectos especiales. o el talento sobre los sintetizadores y samplers. El asombroso experimento que la Municipalidad pondría en marcha el primero de marzo de 1984 determinaría el triunfo definitivo de la imaginación sobre el poder. Todo el mundo se queja del lunes. Rápidamente se organizó un calendario móvil que se armó sobre una tela naútica donada por un vecino de pasado marino. Los hombres y las mujeres de la primera administración comunal de Berazategui protagonizaron acaso la más revolucionaria mejora en la vida social de todos los tiempos. pero ese mal universal alguna vez fue temporalmente derrotado.La semana aleatoria: Crónica de un experimento social. todo un símbolo que .

conformado por una o dos cifras de chapa pintada de negro o rojo. resultando un alto de 15 metros en total. tripulada por los jóvenes ediles y pilotada por el querido intendente.alcanzó su completo tamaño profético cuando tres trabajadores municipales desplegaron el almanaque gigante desde la terraza del palacio municipal. Ocupando toda la extensión de la tela. cuyo reinado comenzaría a la medianoche exacta. Todas las noches. se colocaba el trozo de chapa pintado que decía el día de la semana que le correspondía. Un boy scout de la agrupación General Paz era el encargado de anunciar en viva . el cual quedaba fijo durante todo el transcurso del corriente. y más grande que el cartel del mes. una comisión formada por los representantes de las fuerzas cívicas asistía a la extracción de la bolilla que determinaría que día de la semana sería el siguiente. Debajo de la fecha. cubriendo por completo la fachada sur. Arriba del número. Así zarpó la imaginaria nave de la revolución social. según correspondiera. se situaba el número identificador de la fecha. se colocaba un cartel con el nombre del mes. dedicada exclusivamente a los ventiletes de los baños.

donde las voces de alegría y sorpresa “Menos mal que mañana es miércoles. El público vivía cada día desconociendo qué le depararía el siguiente. Podría ser lunes. se mezclaban con las de desilusión “Uh… con el lindo día que va a ser! Mirá si no podría haber tocado sábado. pues nada impedía que un mismo día se repitiese tanteas veces como el azar lo quisiera. domingo. pero transcurrido el primer mes se vio que las leyes de la matemática secreta del cosmos no tenían una capítulo especial para la ciudad de Berazategui. jueves. Las consecuencias comerciales fueron las primeras en evidenciarse en una ciudad acostumbrada a girar . Entonces una suerte de algarabía se apoderaba del hall municipal. para ir al parque Pereyra”. Una comisión formada por dos profesores de álgebra y geometría del Instituto Politécnico se abocaron a vigilar la aparición estadísticamente esperable de los diferentes días a medida que se producía el sorteo diario. La vida de la joven comuna se vio entonces saludablemente sacudida por el impacto de la nueva normativa. que tengo turno con el dentista”. o incluso el mismo martes que estaban viviendo.voz pueril el día de la semana extraído.

porque el día siguiente podía ser lunes. duplicaron la venta de pan. las frutas y verduras provenían de las quintas de Hudson.alrededor de la principal arteria. de la misma manera. por muy domingo que fuera en el resto del mundo. por supuesto el calendario local. El tambo Barzola acomodó su régimen de entrega de lácteos para que no faltara leche ningún día de la semana. Las carnicerías pasaron a vender asado todos los días. es decir. puesto que potencialmente cada día de mañana podía ser un domingo. Finalmente se convirtió en un diario. Pronto se evidenciaron los cambios profundos que la semana aleatoria causaba en el tejido social. de estrictas citas jovianas. que aparecía los jueves. según el . Por otro lado. las parejas de novios recuperaban la frescura perdida tras meses. Los niños dejaban de hacer los deberes para mañana. Felizmente. Las panaderías. Cada día de mañana era una incertidumbre deliciosa o amenazante. la calle 14. donde regía. esperanzados en la aparición de un domingo o sábado como día siguiente. comenzó a imprimir ediciones de emergencia puesto que cada cierre de redacción podía terminar en prensa. El periódico “La Palabra”. o años.

fundada por la experiencia. localidad cuna del intendente. manga de vagos” eran los gritos admonitorios que se oían a veces. como el club Ducilo o. ya en el colmo de la desfachatez temeraria de estos agitadores.caso. Incluso se había dado el caso de repetición de domingos. que para el resto del país es martes?” “Vayan a laburar. Tras siete u ocho meses de continua felicidad y mientras algunos estaban pensando en los festejos . Los domingos en particular perdieron su poder cáustico sobre el blando tejido del alma sureña para dar lugar a la esperanza. y fines de semana largos de tres días. boludos. durante el fin de semana local. desde los alrededores de los centros de recreación. de que el día siguiente difícilmente fuera lunes. Los detractores y contreras empedernidos. se empecinaban en negar la vigencia de la semana aleatoria. acudiendo a la propalación subversiva de las transmisiones radiales de las emisoras de la capital a viva voz por los combinados hogareños y los pasacasettes de sus autos. metástasis del riñón opositor. las mismísimas piletas de Plátanos. “¿No ven.

era evidente que Berazategui no resistiría por mucho tiempo más la embestida de los grupos hegemónicos que pugnaban por impedir que el ejemplo revolucionario se propagara por el resto del país. sostenían que había que prepararse para defender la conquista lograda contra el sistema semanal fijo. Para algunos. bajo el slogan “En esta ciudad desalojamos a la tristeza”. otrora militantes de la izquierda peronista. La mayor parte de los gremios provenientes de la combativa CGT Brasil habían saludado con alegría la iniciativa. la intelectualidad que solía reunirse en la biblioteca Manuel Belgrano exponía sus temores. a pesar del intenso debate interno. el gobierno nacional guardaba un silencio preocupante. Algunos de los políticos locales. Florencio Varela y Almirante Brown ya habían empezado a estudiar los respectivos proyectos de ordenanza para adoptar la semana aleatoria. Incluso se había formado una mesa coordinadora cuyos integrantes estaban pensando en un sistema unificado de día semanal para todo el conurbano. la iglesia local se expidió a favor del sistema antiguo. amparándose en su . Como era de esperarse. Sin embargo.del primer aniversario de la semana aleatoria.

era un polvorín. Las multitudes que salían de la misa del domingo se encontraban con la populosa fila de . vayan a trabajar!” La calle 148. nos la quieren dar como al General en el 55” dijo el famoso militante y fotógrafo social “Pampa” López. pero bastante aptitud mediática. fue una declaración de guerra. además. “Ya tenemos la iglesia en contra. la Mitre y la 21. que los dueños del bingo habían ofrecido una fortuna a los ediles para que privatizaran el sorteo y toda clase de denuncias con muy poco fundamento.discutible autoría papal. la 14. arreciaban a las denuncias difamatorias contra el sistema. eran escenarios casi diarios de actos a favor del gobierno y repentinas caravanas de opositores que hacían sonar sus bocinas mientras gritaban “¡Negros. durante un acto a favor de la insurrección sandinista realizado en el centro cultural Rigolleau. que los boy scouts eran hijos de funcionarios municipales interesados en hacer salir un día antes que otro. Por esa altura. ex 31. Se decía que los sorteos del día estaban comprados. Los rumores iban y venían desde los centros neurálgicos de la ciudad hasta los suburbios: las calles del centro. Para muchos.

No lo consiguieron ni en el quiosco de la catorce ni en el puesto de Ducilo. Siguió una discusión que finalmente demandó la intervención . de manera que fueron para Quilmes a ver si había algún quiosco que lo vendiera. “¡Si no es domingo. van a pagar cinco lunes seguidos. mayoritariamente comprometida con el almanaque local. La señal inequívoca del inminente golpe la dio una columna publicada en el New York Times a cuyo título “Argentina sigue siendo un país poco previsible” seguía un artículo donde se decía que en algunas de sus ciudades los lugareños no sabían ni en qué día vivían. La administración de la vecina ciudad. armándose trifulcas interminables. culos rotos!”. “¡Por cada domingo de mentira. para qué van a la iglesia.compradores de la fábrica de pastas “La Torinesa”. un grupo enfurecido partió del corralón municipal a bordo de un camión de recolección para ir a confiscar un ejemplar de la publicación imperialista. de signo político contrario. aprovechó la inofensiva incursión para multar al camión municipal y a su conductor por llevar gente en la caja. Al conocerse la noticia. negros cabeza!” eran algunos de los insultos que cruzaban los bandos enfrentados.

se prestaban a apoyar al intendente y resistir cualquier intento de intervención. luego cientos. A medida que avanzaba la noche. “En bolas pero libres”.de la policía. pero nadie se asomaba a la . Hacia la madrugada. mientras que los más exaltados decían que no valía la pena vivir en una comunidad libre a costa del encierro de sus habitantes. “Barrio Marítimo Presente”. Ya a esa altura se había suspendido el sorteo. aparentemente portando tropas. Primero eran unos pocos. la gente comenzó a reunirse en el playón de la Municipalidad. Todos querían ver al intendente. terminando los cinco obreros municipales presos. y todos velaban las luces encendidas del despacho del intendente y la secretaría de gobierno. los rumores eran sombríos. miles de vecinos portando antorchas y estandartes con consignas diversas “No pasarán”. Pero a pesar del apoyo popular. Algunos habían visto un helicóptero aterrizar en el club de Golf. por primera vez en la historia del proyecto. Durante horas se debatió en la Municipalidad sobre los pasos a dar para recuperar a los compañeros capturados. Los más moderados aconsejaban prudencia.

se anunció por la radio local la renuncia del intendente y su pedido de asilo en México. Cuando ya clareaba. unos desaforados hombres vestidos de traje descolgaron la tela del almanaque municipal y la prendieron fuego. siendo reemplazados por los festivos locales partidarios de la intervención. Pero no hacía falta: todos lo sabían. Hacia las cinco de la mañana. los vecinos fueron dejando lentamente la plaza municipal. De pronto sonó la sirena del cuartel de bomberos. el único rumor que circulaba era el de la renuncia del máximo líder comunal. aunque algunos sostienen que se entregó para evitar derramamientos de sangre. Minutos más tarde pasaron dos autobombas raudas rumbo al río.ventana del segundo piso. Más tristes que enfurecidos. El gobierno provincial había intervenido el partido de Berazategui y un nuevo intendente se haría cargo del gobierno comunal. Al día siguiente nadie escuchó la radio para saber qué día era. Cuando la certeza de lo peor abarcaba los ateridos corazones de los vecinos. . Aparentemente. La gente de desbandó tratando de ver qué sucedía. ése fue el momento en que secuestraron al intendente.

Era lunes. otra vez. .

al igual que la mayoría de los artistas públicos. Los artistas secretos han renunciado a toda forma del ego. pero se da también esa vislumbre en algunos espíritus . quienes hacen su arte solamente con el ridículo motivo de pavonear sus plumas. El lema del artista secreto es que únicamente la obra de arte es lo que importa. Esta gente llega así a la secta luego de descubrir. Los hay pintores. vendedores de seguros o médicos. el resto. también músicos. Algunos son kioskeros. resultan totalmente despreciables. Se sabe que la vida depara esos descubrimientos solamente para quienes han doblado la curva. escritores. es decir la humanidad y el mismo artista. por puro azar o gracias a la sutil inducción de algún vecino. la execrable forma de vida de los artistas públicos. Los Artistas Secretos de los Monobloks.La secta impublicable En un barrio de monobloks de Berazategui funciona una secta de artistas secretos. no viven de su arte. hay una prostituta y un conductor radial entre ellos. hay que decirlo. Incluso. actores y poetas.

jóvenes que iluminan el mundo por tanto fuego que
emanan. Lo cierto es que los artistas secretos han
renunciado también a toda forma de publicación.
Nunca se los verá exponiendo sus pinturas, ni
concursando en certámenes literarios. Por eso
resultaría inútil e impertinente nombrar por su
verdadero nombre al joven que nos concede esta
entrevista. Lo llamaremos simplemente,
Bartolomeo.

- ¿Qué te motivó a sumarte a los artistas
secretos?
- Básicamente la certeza de la contingencia de toda
obra de arte. Anclarse a la autoría nominal es como
tratar de salvarse de un naufragio inflando globos…

- Entiendo, entiendo. Y por eso tu obra
permanece anónima…
- Claro, porque es lo único que realmente vale. Si yo
fuera y firmara mis poemas, eso volvería inauténtico
lo que escribo. Estaría diciendo “oigan, todo lo que
puse es mentira, solamente quería ganar dinero, o
cogerme una morocha, por caso”

- ¿Pero no te gustaría ser leído más allá de tu
círculo secreto?

Bartolomeo nos mira con un gesto extrañado.- No,
por supuesto que no. ¿Qué ganaría con eso?

- Reconocimiento… ¿fama?
Bartolomeo ríe francamente. -¿Y de qué me serviría
eso? ¡Tengo todo el reconocimiento que necesito!
Mi obra ha sido leída y valorada por los mejores
literatos de la humanidad. No creo que la
vulgarización vaya a mejorar eso. ¿Qué podría
sumar una millonada de mediocres que comprara
un libro mío para leerlo superficialmente, no
entenderlo y encima darse el lujo de criticarlo o
comerciar con él?

- Cuando te referís a los mejores literatos de la
humanidad…
- Mis pares – interrumpe Bartolomeo.

- Exacto… ¿Cómo sabés que son los mejores?
- ¡Porque los he leído! Yo aún estoy verde, pero aquí
en el barrio hay un par que escriben mejor que
Borges, Saramago, Pessoa y toda la sarta de
mediocres que reverencia el público.

-¿No es un poco extremo pintar a Borges como
mediocre?
- Buen, por ahí me zarpé, Tal vez no haya sido

mediocre, pero Borges ha hecho demasiadas
concesiones al público. Por eso les gusta, no por su
genio.

- Bueno, pero no le estás negando al público
cierto criterio estético para elegir el valor
literario…
-¡El público! – interrumpe nuevamente Bartolomeo,
esta vez con más energía – El público mira
concursos televisivos, escucha cumbia villera,
compra automóviles por el prestigio y se perfuma
para parecerse al actor que vende la marca de la
fragancia. ¿Vos creés que esa horda de salvajes de
pronto se vuelve una masa de sabiduría a la hora de
leer?¡Fijate el ranking de ventas de las editoriales!
-Pero por ejemplo, al mostrar sus obras de arte

entre ustedes… ¿no le están negando al resto
de la humanidad la apreciación de un objeto
estético invalorable?
- Sí, es cierto. Justamente porque no se lo merecen.
Antes, de vez en cuando liberábamos alguna obra,
siempre en forma anónima. Una noche, por ejemplo,
me tocó llevar a un museo y abandonar en la sala
una pintura de la más importante artista plástica

viva.Me imagino que era un cuadro sin firma. . . el Guernicka o la Gioconda serían estampitas de San Cayetano recortadas del Esquiú Color. A su lado. Ha habido algunos traidores. Pero les hemos hecho sentir la justicia… -¿Cómo? – Preguntamos súbitamente. tal vez la hayan destruido. ya francamente ingresando en la insolencia – Nunca jamás publicamos.. más que bello… trascendente. Bárbaros – balbucea el joven. Bueno lo dejamos ahí porque la verdad es que era demasiado bello. Probablemente establezca una bisagra en la historia de la plástica occidental.Ustedes entonces nunca publican… -¡Jamás! – interrumpe Bartolomeo. esperando por un ser humano capaz de apreciar todo su valor. Seguramente está perdida en algún archivo. Jamás apareció exhibida. . – la voz de Bartolomeo trastabilla – tal vez. .Por supuesto. -¿Dónde está esa obra? -No lo sabemos. dándole al muchacho un poco de su propia medicina.

- Si es un varón y nos enteramos de que anduvo
firmando, publicando sus obras o peor aún,
mandándola a certámenes, directamente lo
garchamos, por puto reventado del orto – dice
Bartolomeo, poseído- Si es una mina, le colgamos
un cartel en la puerta del departamento que dice
“Aquí vive la gorda”

- Pero “gorda” no es necesariamente un
insulto...
- Para una boluda capaz de publicar su obra para
que un tipo le de bola y se case y le haga un par de
hijos a la muy conchuda y le preste la camioneta
para ir al shopping, sí es un insulto, ¿entendés? –
grita Bartolomeo, de pie y agitando los brazos. -- -Ahora bien, si todo eso que decís es verdad,

¿por qué hay un miembro de la secta que sí
publica sus ensayos y cuentos y aún así lo
siguen aceptando?
Bartolomeo, lívido, deja caer su mandíbula durante
un segundo, luego se recompone y nos mira. ¿Quiénes son ustedes? ¿Quién les dijo eso? -

- Sabemos de buena fuente que un periodista
de apellido…

- ¡Callesé! ¡No pronuncie su nombre! ¡No sabe el
riesgo en que está poniendo a un artista
valiosísimo! ¡Cállese, por favor se lo pido! El pobre
hombre tiene que trabajar… todos trabajamos. Pero
él no conseguía nada, de manera que nos pidió una
dispensa para ganarse la vida como escritor. Ajá,
pero entonces… - ¡” Entonces” las pelotas! –
Interrumpe el maleducado – le dimos la dispensa
bajo juramento de muerte de que jamás publicaría
su obra real. Todo lo que leen de él es basura
comercial. Nada de lo realmente bueno que escribió
ha salido de este edificio.
-¿Es quien nosotros suponemos?
- Si usted sabe quién es, le recomiendo que cierre
la boca. Por su bien – amenaza el mocoso.
Por fin nos vamos de este barrio irrespetuoso,
infestado de ratas, bienes de dudoso valor artístico
y jóvenes insolentes y lunáticos que inventan
complots y supuestas estafas al público. Como si
fuera tan fácil publicar basura disfrazada de arte,

El país que ocupa la isla de Smara
El país que ocupa la isla de Smara, a cuatrocientas
millas al este del Golfo de San Jacinto, es
frecuentemente ignorado por las caóticas guías
turísticas de la Melanesia. El olvido de tanto editor
especializado tiene su razón: Las Provincias Unidas
de San Jacinto nunca tuvieron representación
alguna en la diplomacia mundial. Tampoco hay
delegaciones en los foros de comercio ni en las
justas deportivas internacionales. Los
sanjacinteños, o “sanjas” como suelen llamarse a sí
mismos estos simpáticos aunque enigmáticos
descendientes de españoles, apenas intercambian
algunos bienes con los estados vecinos. El país se
extiende por sesenta mil kilómetros cuadrados, los
cuales se dividen políticamente en treinta y seis
provincias. La población nativa alcanza el número
de un millón y medio de habitantes. En una zona del
planeta con tanta riqueza étnica, asombra al experto
estudioso, descuidado turista o mero náufrago, la
homogénea composición de la sociedad

mensajera de libertad y garantía de justicia. pueblo imperante en esta zona del pacífico. rioplatenses para mayor precisión. de gruesas cejas y tempranamente calvos. El corsario argentino guiaba a su flota. Los sanjas son los descendientes de un grupo de náufragos sudamericanos. El buque negrero fue capturado prácticamente sin combate. cuando un barco esclavista del imperio británico tuvo la mala fortuna de toparse con la fragata argentina. con variada fortuna. Todos los pobladores pertenecen al mismo grupo étnico. en un raid de propaganda y financiamiento a favor de la joven nación americana a través de los mares del mundo. Ambos fueron . hubieron de enfrentar. Sin embargo. una espantosa tormenta tropical de las típicas que azotan la isla de Smara en la temporada de tifones. que formando parte de la expedición de Hipólito Bouchard en 1818. el examen concienzudo revela una sorpresa. El capitán inglés y el empresario africano fueron juzgados por tráfico ilegal de personas. De tez oscura. los naturales se confunden a primera vista con los indonesios. según las leyes de las Provincias Unidas del Río de la Plata.sanjacinteña.

Los vientos enloquecidos azotaron durante dos días y dos noches a la escasa formación. Los historiadores locales difieren y polemizan. El distrito federal se extiende hacia el centro de la isla albergando treinta . tripulación saludable y su carga de treinta mujeres mozambiqueñas en buen estado. La fragata “MaríMarí”. prestemos atención ahora a la actualidad del país que nos ocupa. con el aparejo intacto. Ya repasada su historia. finalizando el vendaval súbitamente con una nave perdida.ejecutados y la nave confiscada. en forma constante y vehemente. nos recuerda a la antigua Berlín de posguerra. finalmente la calamidad se ensañó sobre los marinos. hay quien asegura muy buen estado. sobre el encadenamiento de sucesos que finaliza en la moderna San Jacinto. Hasta aquí coinciden los relatos sanjeños sobre el origen de su nación. En su derrota por los mares del sur. fue incorporada a la escuadra argentina. navegó a la deriva durante una semana hasta naufragar finalmente en los callos australes de la isla de Smara. “La perla del pacífico”. La Marí Marí. desmembrada del resto de la flota. Poco se ha avanzado más allá. La ciudad capital.

excepción hecha. Así. El tráfico se realiza por arterias y portales abiertos en los muros de circunscripción. cada una de ellas separada del resto por un muro que varía su composición. la capital refleja en pequeña escala la inteligente división provincial del resto del país. La prolongada historia institucional del país ha afianzado las relaciones entre las zonas políticas afines. del Territorio Nacional Anarquista del Cabo Oriental. “Zona radical. anunciados por estos mensajes: “Usted está ingresando en la zona socialista democrática: Bienvenido”. donde la gente se afinca a libre elección en la provincia administrada por el partido político que mejor la representa. una ubicua malla de alambre o la muy difundida ligustrina. tierra de civismo y progreso”. donde unos seiscientos pobladores viven sin representación partidaria alguna. Sucede que cada zona alberga a los habitantes que han elegido vivir allí aunados bajo la simpatía hacia el mismo partido político.y cuatro secciones. “Zona neoliberal. o “barriadas”. Inversores extranjeros bienvenidos”. pudiendo concretarse esta división en un hormigón severo. “Zona . por supuesto.

produciendo electricidad para todos los isleños. el mismo se consume íntegramente en la usina local.conservadora. los sanjas son ávidos consumidores de televisión satelital y radio de onda corta. esto les permite mantenerse al tanto de las . en la provincia “Peronistas de Perón”. No se permite la venta ambulante!” y así. ha permitido un desarrollo singular en las manufacturas del país. Aún careciendo de emisoras de radio o televisión locales. Tal capacidad les ha permitido a los sanjas adquirir esporádicamente bienes de consumo provenientes del resto del mundo. La generación de energía insular se realiza cómodamente gracias al betumen obtenido en los yacimientos situados en la zona norte. Si bien el producto que virtualmente mana de los afloramientos rocosos no es apto para su refinación y obtención de naftas. Es imposible intentar un esbozo de la historia local sin balancear cuidadosamente el fuerte impacto que han tenido las comunicaciones en los isleños. eterna contendiente de las vecinas “Patria Socialista” y “Santa Evita”. Esta relativamente generosa provisión de energía.

Triunfos o fracasos deportivos. jalonado por un cartel indicador improvisado por los atareados rebeldes: “Usted ha llegado a un piquete agrario. los lugareños procedían a retornar a su . palanquines y tranvías. dándose por aludidos.novedades de la madre patria. cambios políticos y económicos. Recientemente. las rutas de algunas regiones fueron cortadas por simpatizantes del campo. Dése por impedido de continuar su viaje” y allí. aunque la producción local agropecuaria está reducida a las huertas comunales que cada pueblo posee. No existe acontecimiento argentino que no repercuta de alguna manera en la sociedad sanjeña. todo aspecto de la actualidad argentina tiene su correlato local. A falta de tractores y maquinaria pesada que impidiera el paso de las bicicletas. A la ola de inseguridad del 2007 le han seguido una serie de estremecimientos políticos que aún hoy mantienen en vilo a los órganos deliberativos de la pequeña nación. Los transeúntes llegaban al punto del piquete. a la cual se sienten indisolublemente unidos. los partidarios locales del campo argentino dispusieron un sistema de cortes basado en el honor del damnificado. conflictos sociales.

que por otra parte. y hay que darles la razón.punto de origen o bien a sentarse y vociferar contra la impiedad y salvajismo de los revoltosos campesinos. por cuanto a la fecha no se ha registrado ni uno solo de estos crueles delitos. ya nadie respeta una vez que ha caído la noche. Es el sueño de todo joven sanja adquirir la mayoría de edad para poder emprender un viaje a Sudamérica. Encandilados por las imágenes que reciben a través de Argentinísima Satelital y Canal 7. en las regiones de centro y derecha. Dicen los sanjas que ésta es una medida desesperada para evitar atracos. especialmente en la Perla del Pacífico. cada año son cientos los muchachos y muchachas que se proponen la emigración que cambiará sus vidas. lejos como está la ínsula de toda . Aunque no se conocen delitos mayores en la isla. “¿Hasta cuándo seguiremos soportando esto?” se preguntan los pasacalles que. la ola de inseguridad creciente ha provocado severos cambios en las costumbres de San Jacinto. el viaje a Sudamérica no es trámite fácil para un habitante de la isla de Smara. a la patria de sus ancestros. violaciones o asesinatos. se atan a los pocos semáforos. Sin embargo.

la ópera de los bacanes y el pericón de los barrios conservadores.ruta comercial importante. taba (levemente adaptada a la anatomía del lobo marino) y el pato. en los cuales no falta la pasión deportiva por excelencia: el fútbol. y a la cual los aviones desprecian aún como aeródromo de emergencia. con campeonatos de truco. sin alcanzar siquiera las doradas y prometedoras orillas de Papúa-Nueva Guinea. Las bandas musicales locales. el segundo tiempo y la batahola final. Los partidos son el entretenimiento de los habilidosos atletas y colaboradores varios que desarrollan casi una profesión de fe basada en el deporte. Tarde o temprano los chicos retornan tras haber consumido tempranamente su dinero. copia artesanal bastante fidedigna del billete de 1 Austral que llegara una vez con los restos de basura arrojada desde un pesquero de altura. Las contiendas comienzan con un primer tiempo. Los locales alegran sus días con la música de tango y el folklore criollo. siguen con el entretiempo. donde decenas de . visten musicalmente los fines de semana. Así finalizan precozmente estos viajes juveniles. las tanguerías de la zona izquierdosa de la capital.

la fe religiosa del sanja es digna de encomio y admiración. invadiendo el campo y corriendo con amenazas e insultos a los deportistas. cada lunes. Cada domingo la fiesta se renueva con eterno entusiasmo y se comenta durante toda la semana. Como en cualquier parte del mundo. A la polémica moda del tercermundismo católico. .simpatizantes profesionales representan fielmente el papel de agitadores y barrabravas. que finalmente llevó a la provincia socialista a permitir la religión. a rezar el rosario en forma sincrónica con la emisión del canal satelital católico. los Sanjacinteños se reconocen en su mayoría católicos. también aquí la iglesia se renueva y se pone al día con los adelantos científicos y sociales. Compitiendo en fervor con el fútbol y la política. siguió la ola vigente de incluir en la formación del seminario la instrucción sexual. Una Biblia recuperada del naufragio original ha servido como instrumento de formación de varias generaciones de religiosos que convocan. y particularmente la técnica y estrategia de sodomización de menores. A pesar de que no existen representantes locales de la Santa Sede.

“San Jacinto mira a la Argentina porque somos argentinos” dice la frase que corona la pirámide de mayo local y que parece sintetizar por sí misma el pensar de este pueblo ignoto de los mares del sur. aludiendo a la Argentina como oriente de toda iniciativa cultural. desconociendo las características del puerto. chocaron contra una roca. II En las vísperas de la navidad del año dos mil ocho. tripulada por cuatro jóvenes marineros. el mismo respondió que peor pecado era perder la conexión con nuestras raíces. Sin embargo pudieron alcanzar el muelle. arribó al puerto de La perla del Pacífico una nave de vela. Hubo una confusión inicial pues ellos creían haber llegado a Guadalcanal y por lo tanto intentaban hablar inglés con los trabajadores del puerto. abriendo un rumbo en el casco. al ver las balandras de pesca . Recientemente San Jacinto ha experimentado un acontecimiento que ha puesto en vilo a sus pobladores y casi precipita a la pequeña nación a la catástrofe. quienes.Preguntado un prelado si esto no acarrearía problemas con la justicia y eventualmente no constituía un pecado. Finalmente.

¡Visitantes de la madre patria! Pablo. políticos y gente diversa que quería conversar o simplemente tomarse una foto con los cuatro jóvenes rubios. los muchachos se identificaron como ciudadanos argentinos. las cuales portaban nombres tan encantadores como “golondrina del este”. “caña hueca” o “gracias a mis viejos”. pasaron a protagonizar la vida pública de la capital en apenas unas horas. contar cosas de la Argentina e incluso referir los chistes de moda en Buenos Aires. una luchadora social devenida . al día siguiente. o “los argentinos”. bronceados y atléticos que no cesaban de dar entrevistas. Pronto la noticia corrió por toda la ciudad. negándose bajo amenaza de suicido a cobrar un solo peso por la estadía a los ilustres visitantes. Juan. Así los san jacinteños se pusieron al día con la actualidad que no era tratada por los programas satelitales habituales: La azarosa vida de Mariana de Melo. director del magnífico hotel y restaurante internacional “Varela Varelita” los nombró invitados de honor. pero el buen hombre recuperó con creces los gastos pues. Jorge y Ricardo. El señor Uribelarrea. todo el hotel se ocupó con periodistas.cercanas.

el nubarrón que oscureciera el cielo de felicidad que se tejía para los tórtolos. Cuando el encantador Juan fue visto saliendo del excéntrico bar “La Unión Soviética”. No faltó. sendas mujeres locales. Ricardo y Pablo hacia la . por supuesto. de excelentes familias de la zona neoliberal. En menos de una semana. De pronto el pueblo sanja se encontró viviendo al latido eufórico de los acontecimiento sentimentales de la cuatro parejas. el asedio constante de las doncellas que no se resignaban a ver cómo otras se quedaban con el preciado botín y el evidente rechazo de Jorge. la prensa local estalló en impresiones de último momento de los pasquines mimeográficos: el romance de una nativa con un argentino era un hecho. en la zona comunista. conquistaron el corazón de los tres argentinos aún libres. Acusaciones de infidelidad. una obra de caridad conducida por un estudioso y carismático especialista en deportes que ayudaba anímicamente a toda la Argentina desde su programa televisivo dedicado a resaltar los valores de la auto-superación y la solidaridad.en actriz de televisión o la epopeya de “bailando por un sueño”. abrazado a la cantante local Guillermina Perez.

o la inminente aparición de la tercera novela de la saga “Aventuras del gauchito Crespín: la furia del tifón” de la escritora María de los Dolores Gutiérrez. Pronto quedó en claro que lo único que deseaban las damas era irse con sus novios a vivir a la Argentina. la sociedad sanja se fue acomodando nuevamente al trámite bucólico y apaciguado de la vida insular.excéntrica novia comunista de Juan. El hotel Varela Varelita fue vaciándose de curiosos para . Otras noticias esperaban por su lugar en la discusión cotidiana de la Isla: El plan quinquenal. se construyera una casa en la playa para. volviendo de a poco a sus ocupaciones habituales. vigilar el posible desembarco de submarinos rusos. porque lo de los argentinos sería muy entretenido. Pasó una semana sin noticias de los argentinos. los aberrantes hechos de corrupción que salpicaban al gobernador de la provincia desarrollista. pero no daba de comer. la salud del astro del deporte local. el boleador Elías Jaramillo. Así. hicieron peligrar la armonía del grupo. Todo entusiasmo llega al clímax para luego decaer. con el pasar de los meses. según él. quien utilizando fondos públicos.

enseñándole a jugar tenis.empezar a funcionar de manera habitual. Si eventualmente fuera invitada a visitar San Jacinto. el servicio dedicado a los visitantes ilustres fue volviéndose más austero. estaban en condiciones de confiarle los detalles del encargo que traían: La presidenta de los argentinos saldría de gira en el próximo mes por Australia. No faltó el prefecto de puerto quien les insinuó a los huéspedes de honor de la Nación que resultaría conveniente hacer algo con el descuidado velero de bandera argentina. III Fue por esos días que Pablo y Juan. que ya por entonces era francamente más naufragio que embarcación. como hospedaje para algún que otro viajante de comercio australiano. Malasia y otras naciones amigas. pero sin mermar en calidad. Simultáneamente. quienes habían desarrollado una amistad con el presidente del consejo de diputados sanjeño. el Gokú. luego de la atenta evaluación que habían hecho del país y su gente. ella estaría dispuesta a hacer una escala para conocer el país y saludar a . le confesaron al primer magistrado que ellos habían llegado a la isla con una misión secreta y que ahora.

los exportadores. artistas. cuyo árbol genealógico siempre fue un enigma para la sociedad local. También hicieron lo propio las mujeres. Los cuatro argentinos. La respuesta de los muchachos fue la cuestión delicada de la seguridad. cómo no me avisaron antes!” preguntó sorprendido el señor Moisés Peres. “¡Pero amigos. deportistas. los empresarios gastronómicos. bailadores de tango y todo aquél que . estaban a cargo de los primero contactos. Nuevamente la noticia tardó menos de un día en llegar desde La perla hasta los más extremos parajes de la isla. más que nada Juan y Pablo. Por eso ellos tenían como mandato directo de la presidenta la tarea de verificar las condiciones de seguridad imperantes en la isla. en caso de que la visita se concretara. La prensa se abalanzó nuevamente sobre los jóvenes argentinos. los futuros importadores de artículos argentinos.sus líderes. El mundo fuera de la isla se había vuelto un territorio inseguro y no era el deseo de la presidenta exponer innecesariamente a un país amigo al riesgo de integrarse al desgraciado club de las capitales del mundo que sufren endémicamente el azote del terrorismo internacional.

casinos y toda aquella atracción turística candidata a ser incluida en la agenda de la visita presidencial. Un viajante australiano accedió a llevar el paquete a la isla continente a cambio de que los muchachos le . Los pobres chicos tuvieron que contratar. entrevistaban a personalidades oficiales para coordinar el protocolo. para poder descansar al menos hasta el mediodía. A la mañana. Luego del tardío desayuno. a un manager local que les organizara la agenda. Lamentablemente. Otro gran problema fue la super-oferta de obsequios para la Presidenta argentina. los chicos no pudieron expedirse sobre cuál de todas las artesanías isleñas debería aceptar como regalo la presidenta. tarea que enseguida delegaron en su amigo el señor Peres. bares. Esta tarea se demoró mucho pues el grupo no se decidía ante la abundancia de buenas opciones de calidad.aspirase a pasar un minuto. pero finalmente accedieron a llevarse un ejemplar de cada una de las piezas en oro y turquesas para que las evaluara un experto en diplomacia de obsequios que conocían en Sydney. ad honorem. en compañía de la mandataria Argentina. los argentinos dedicaban su tiempo a visitar bodegas. tan solo.

Eran tantas las muchachas que se ofrecían voluntarias para asistir a la presidenta en su futura estadía que los argentinos debían entrevistar personalmente a las chicas. planteó la conveniencia de una conversación telefónica previa entre el . diputado por el sector Socialista Maoísta. pero no era así. El cuerpo diplomático organizó entonces un almuerzo de trabajo en el comedor del hotel Varela Varelita. en el hotel donde apenas lograban descansar. Fue en el momento de servirse el gazpacho. La noche no dejaba mucho descanso para el cuarteto sudamericano: cada vez debían comer en un restaurante distinto. probando las exquisiteces locales. Cualquiera podría suponer que aquí finalizaba la febril jornada de los diplomáticos argentinos. aún a riesgo de perder la línea. al cual asistieron Pablo y Juan. dos marinos malayos que solían proveer de repuestos eléctricos a la empresa de energía local. a veces varias a la vez. cuando el señor Rocamora. entre los que se contaban los hermanos Piercing y Mesi Wu . los diputados provinciales y otros visitantes menos ilustres.cuidaran una plata que le andaba abultando innecesariamente el bolsillo.

estaría bueno – dijo Pablo – lástima que no haya aquí teléfonos celulares satelitales. No creo que podamos concretar esa conversación tan conveniente. como para que ambos mandatarios se conocieran. en ese cocoliche tan cantarín con el cual los chinos pronuncian el español con matices mandarines. uno de los hermanos Piercing-Wu se levantó de su asiento. inclinó su cuerpo como quien pide la palabra. – ¡Nosotros tenemos un Nokia satelital! ¡Sería un gran honor para los hermanos Wu poder prestárselos! Un repentino ataque de tos se apoderó de Juan. y dijo amablemente. al menos por la voz. Sin embargo. Sí. El señor Piercing Wu extrajo de su bolsillo .Presidente de San Jacinto y la Señora Presidenta de la República Argentina. alarmando a los contertulios y sus servidores. pero se nos arruinaron en el viaje. Por supuesto que nosotros traíamos un par de equipos. y de paso la presidenta recibiera personalmente la invitación a visitar la isla. Los comensales aprobaron rápidamente la merecida puesta en su lugar que le impartió el joven diplomático argentino al eterno moscardón de la provincia pro-China. Cuando pasó el tumulto.

Pablo tomó el teléfono con mano temblorosa.un aparato notable. Deben hablar todos los días! . Tal vez no recuerde el número – sugirió alguien en voz baja ¡Sí. En eso Juan se irguió del asiento y arrancó de la mano de Pablo el teléfono. hombre! ¿Cómo no lo va a recordar? Es su jefa inmediata.contestó una diputada indignada por la falta de fe de alguna gente. una maravilla de la tecnología asiática. virgen aún de antenas celulares. Era cierto. Nadie querría incomodar de esa manera al primer presidente extranjero. Pablo dudó. paseando la mirada nerviosa entre la concurrencia. ¡Adelante. . ¡En Buenos Aires son las dos de la mañana! Un suspiro recorrió la mesa. llame! – pidió un diputado. y nada menos que argentino.¡Esta noche! ¡Esta noche entonces! – Propuso radiante el señor . con la mirada fascinada por el milagro inminente. que permitía hablar con cualquier teléfono del mundo. La concurrencia retuvo el aliento: ese teléfono tenía el poder de traer a San Jacinto nada menos que la voz de la máxima autoridad de la madre patria. ¡No Pablo! No molestes a la presidenta ahora. incluso desde la isla de Smara. con quien conversarían los sanjas en toda su historia.

Al caer el sol. Todo estaba listo para las diez de la noche. toda la capital comentaba el inminente suceso. Preventivamente. para verificar el correcto funcionamiento del sistema. Jorge y Ricardo se entrevistaron con los hermanos Wu para alquilarles otro teléfono satelital. tal era el celo que ponían los argentinos en su misión. el manager del los jóvenes argentinos suspendió todos los deberes de la tarde. Apenas una par de horas después de retirarse el primer diputado. a pedido de Juan. la hora elegida para la llamada que comenzaría una nueva era. Todos los demás aplaudieron. Se sabe que durante la tarde. . el país entero haría silencio con la esperanza de oír aunque sea un eco lejano de la histórica conversación. a la casa paterna de los Wu. con el asesoramiento de los hermanos Wu y los técnicos locales. con lo cual se despejaron todas las dudas: el sistema funcionaba perfectamente. Como si esto fuera poco.Rocamora. La recepción de la señal satelital en los teléfonos se probó durante toda la tarde. El ajetreo posterior es difícil de reconstruir. Incluso se hizo una llamada a Malasia. se hizo una llamada desde el primer teléfono al segundo. para tener como respaldo por si el primero fallaba.

procurando de esta manera no forzar el estado de salud de los ilustres visitantes y mantenerlos en forma para la noche. incluso los chicos tomaron una siesta. Para el público se pusieron sillas. aunque al día siguiente hubiera que madrugar. un banco de palmera y hasta se entraron al salón. fue la comodidad elegida para el argentino que hiciera el contacto inicial. Cerca de las 21 se prendió el turbo ventilador de pié parta ir refrigerando el lugar y a las 21:30 se dejó ingresar a la gente que ordenadamente formaba fila desde temprano. las sillas de hierro del jardín. IV La tarde transcurrió en calma. donado por el estudio psicoanalítico y quiromántico de María de la Rueda e hija. La cena. habitualmente servida a las 20:30. La . Sin medir esfuerzos. con gran esfuerzo. se re-programó para después del llamado. sillones de mimbre. Un diván de cuerina. se trajo de la peluquería vecina al hotel una silla giratoria para el señor Peres. El recinto designado se acondicionó rápidamente para albergar las casi trescientas personas que presenciarían el acto.

grata sorpresa era que se había removido parte de la exposición de plástica de la artista local Susana Pereyra. solemne pero atractiva. Ya estaba el magistrado dispuesto a amonestar a la dignísima concurrencia por su falta de ubicación y recato cuando una exclamación recorrió la sala. A las 22:30 aún no habían aparecido los jóvenes argentinos que harían el prodigio. especialista en pintura nocturna sobre terciopelo negro. Pablo. pintado por el hijo del barman del hotel a partir de sus recuerdos de las apariciones de la bella mujer en los noticieros de canal 7. la voz del señor Rocamora pidió silencio con la fuerza de toda su investidura. Para las 22:15 todo el público presente se había saludado. La figura femenina. con la mirada seria pero dulce a la vez. dejando lugar entre sus cautivantes cuadros para un retrato al óleo de la Presidenta argentina. parecía escrutar la zona de la sala donde se haría la comunicación. Ricardo y Jorge recorrieron el pasillo dejado al . Llegaron por fin los chicos. Cuando el murmullo creció para transformarse en una franca gritería. intercambiado opiniones y puesto al día con las últimas noticias del circuito extra-oficial.

Tres dioses.medio de la sala hasta llegar junto al cuadro de la Presidenta. Juan no nos podrá acompañar porque se siente mal de la digestión. Estaban vestidos para la ocasión por la sastrería de Vieytes. – dijo el primer mandatario. . El señor ministro de salud pública ya le aplicó las primeras cataplasmas. . mirando severamente al señor Uribelarrea. se aproximó a la primera hilera de butacas y asientos varios y golpeó las palmas reclamando silencio. que cerraba la comitiva. El señor presidente Peres. – El presidente levantó la mirada y aflojó el gesto adusto . a la sazón convertido en promotor del evento. cuyo dueño les suplicó que portaran esos magníficos fracs. de manera que habremos de dejar paso a la sabia labor del tiempo que lo curará sin que quepa duda. director del hotel. destacaban como soles indómitos de juventud. La peluquería Remedios de los Arces era la responsable de las luminosas cabelleras rubias que en ese ámbito. tres embajadores…. que grave no es la cosa. – Esperemos que pronto mejore.¡Un momento! ¿Por qué solo tres? Qué pasa con el cuarto? . piqués marfil y moños blancos.Preguntó Rocamora.Lamentablemente. tres hijos de la madre patria.

conciudadanos y visitantes de nuestros países amigos. hay una lista de oradores… no podemos hablar todos por teléfono con la presidenta. y esa persona. por primera vez con una persona de otro continente.los aplausos repentinos rápidamente degeneraron en . estimados representantes de la prensa extranjera. – Bueno… Bien… Bueno… Les decía… no señora. Es la primera vez que un sanjacinteño hablará por un teléfono satelital.Pero ahora. además.para dar paso a una sonrisa .el señor Peres logró que amainara el entusiasmo para seguir diciendo – Este día histórico será recordado por muchas generaciones. mientras el señor Uribelarrea se señalaba a sí mismo con cara de mártir. demos la calurosa bienvenida a estos jóvenes que no cesan de brindar felicidad y buen augurio a nuestra modesta nación. ¡será la Excelentísima señora presidenta de la República Argentina! . Bueno… . – estallaron los aplausos espontáneos de la concurrencia. moviendo visiblemente los labios de tal manera que parecía pronunciar “yo no tuve la culpa” a las pocas personas que le prestaban fugazmente la atención. por primera vez con una persona de otro país.

La grandeza se anida . donde la temperatura ya era francamente insoportable. En unos pocos segundos. El entusiasmo amenazaba desbordar el salón. el líder reformista empezó a entonar las estrofas del himno nacional de San Jacinto. al proseguir el himno con el estridente pasaje donde se canta “De los nuevos campeones los rostros Marte mismo parece animar. del frente socialista Carlos Marx. Pero la sabiduría de viejo estadista del señor Cúbalo. mas luego. que no es otro que el mismísimo Himno Nacional Argentino. En efecto. los tres muchachos argentinos cantaban entusiasmados las primeras estrofas. todos se sumaron a la feliz idea y así el salón empezó a emanar sobre la perfumada bahía nocturna de la Perla del Pacífico la música deliciosa del canto coral patrio. las palangreras que en la playa alistaban el cebo para la pesca del día siguiente. pudo encauzar nuevamente la noche hacia su destino trascendental. Los marinos a bordo de las barcas.una gritería infernal. Adentro del salón. los enamorados furtivos que se escondían en las dunas… todos se sumaron a ese coro que reclamaba lo mejor del pueblo sanja.

la gente guardó un emocionado silencio.en sus pechos. una interferencia. Por fin terminó el Himno y. entonces en ese momento el tiempo se detuvo. Seguramente preocupados por el retraso que esto suponía. Nadie osaba mover un solo músculo de su cuerpo por el temor de provocar un ruido. deja disolver en su boca el dulce sabor de lo sagrado. una desgracia electromagnética o incluso digestiva que malograra . como el que guarda aquél que de regreso del altar donde se la concedido la eucaristía. aunque no sea la primera. un secreto de estado que en esta isla. tras los aplausos. A su marcha todo hacen temblar. hay que pensar que aún faltaban diez minutos de canción. lo cierto es que pronto dejaron de cantar y se empezaron a ocupar de los detalles de la comunicación en sí. No debe haber costumbre o familiaridad alguna que desbaste el desafío de mantener una conversación. De pronto comenzó el verdadero milagro. solo él y acaso sus compañeros conocían. con un jefe de estado. Realmente se los veía nerviosos.”. Pablo empezó a marcar los dígitos del teléfono de la presidenta. Si antes había silencio. el entusiasmo pareció decrecer en los rostros de los chicos.

¿Ya saben tus compañeros gallinas que apostás a favor de boquita? … sí. sí. hijos nuestros. ¡Estamos en San Jacinto! No… lo que pasa es que no teníamos teléfonos… sí. ¡Eso es lo que son! Bien.¡Hola Señora presidenta! – exclamo Pablo – Habla Pablo… ¡ah. sí… al final llegamos. sos vos! ¿Qué hacés atorrante? ¿Todo bien? Yo laburo siempre. cuidate… chau.. Bien.la gente cruzaba miradas entre divertidas y aterradas – ¡Hola señora Presidenta! Pablo habla… Sí. que no clasificaron! Chau. ¿me podés dar con tu vieja? Acá hay gente esperando… Les mando. chau… . están todos acá conmigo… todo bien… ¿vos? … ah…y sí. mejor… ya se sabía que la cosa no iba… muy pendeja… no te hagás drama… el mundo está lleno de minas…cuchame. y encima en contra de tu equipo. no como vos… ¿Qué hacés con el teléfono de tu madre? ¿No tenés para comprarte uno…? Qué vas a ganar trabajando. Beso…. Perfecto. todos bien… Sí. ¿Qué? ¿Maracas? ¿Nosotros? ¡Mirá quien habla! ¡Maracas ustedes. ya sé. justo… Sueñen.. lo que pasa es que tuvimos un problema con el barco… Sí. . Sí.la llamada. pero .apostando es la única forma en que ganarás.

si puede arreglarse hasta que yo llegue…sino que me llame a este celular. – Algunos tímidos grititos de entusiasmo recorrieron las primeras filas – bueno. ahora nadie respiraba. Todos contuvieron el aliento. después la vuelvo a llamar. Hasta luego… como usted ordene. la seguridad… es que acá son todos amigos. justamente… yo la molestaba para saber si usted tendría un minuto para hablar con el señor Presidente de San Jacinto… . está acá. si antes nadie se movía. sí. serán dados.igual tenemos tiempo… ¿no? – en este punto de la conversación. . fue la única interrupción en ese silencio sepulcral – Sí. hay que venir. señora. lo bajó y puso su mano tapando el micrófono. Bueno. con “ese”. No sabe cómo la quieren a usted… cien por ciento. Sí. cerca de mí… Moisés Peres… Peres. Sí. que le explico cómo se hace… Gracias. – Menos mal.el ruido de una persona desplomada. Usted no sabe lo bien que tomó esta gente la noticia de su gira…. le agradezco. presa del desmayo.. – Pablo retiró el teléfono del oído. Noooooo! No. usted tenía razón. Acá al lado… bueno. lo recomiendo…. No le dijimos a nadie! Ya sé… sí. señora…¿Quién me quería consultar algo?…¿Aníbal?..

pasó la palma de su mano izquierda por la cola de su frac impecable y se acercó al teléfono con paso seguro. Señora Presidenta. Alguna que tendría el corset muy apretado. daban grititos histéricos. Cuando cesaron los aplausos. las más jóvenes. otros murmuraban. y le entregó el teléfono al Sr. le dijo – La Presidenta de la República Argentina pide hablar con su excelencia. Algunos guardaron silencio. es un gran honor para mí saludarla en nombre del Pueblo de San . cayó desmayada haciendo ruido a miriñaque derrumbado. algunas señoras. le comunico con su excelencia el señor Presidente de la República de San Jacinto – dijo Pablo. La sala prácticamente estalló en una hoguera de luz destellante. el presidente de San Jacinto se atusó el bigote. El primer magistrado alargó una mano cuyo pulso logró controlar. auque el temblor de la mano denunciaba su lógico nerviosismo. – Fue la apoteosis. Peres. Un gesto imperioso del presidente acabó con los flashes y el ruido de las cámaras fotográficas.Mirando solemnemente al presidente de San Jacinto. Tomó el teléfono y dijo: ¡Excelentísima Señora Presidenta.

el gusto es mío. Lo saludo en nombre del pueblo argentino. aunque encantadora como siempre. Tal vez tampoco contribuía la hora de la mañana.. este llamado histórico para nosotros tiene por finalidad contribuir a estrechar los lazos que unen a cada ciudadano de mi patria con su querido país.Señora presidenta. no reflejaban el delicioso matiz femenino que la presidenta utilizaba en sus alocuciones públicas emitidas por canal 7. El ministro de comunicaciones en persona conectó el interruptor que permitió. pero lo cierto es que la Presidenta sonaba un tanto machona. seguramente deformados por el paso a través del espacio sideral en su trayectoria de subida y bajada del satélite. – dijo la voz del otro lado. Pero además quiero expresarle personalmente el beneplácito por su próxima visita. la amplificación del sonido del auricular para que el mismo pudiera ser oído por toda la concurrencia. a partir de ese momento. El timbre y profundidad.Jacinto! El Público enloqueció. No puedo expresarle con palabras la felicidad infinita que compartimos todos los sanjacinteños por su . Su excelencia. al cual veneramos como hogar de nuestros ancestros. .

algo confundido. Una comisión se despachó rápidamente al viejo aeródromo de Kala- .Bueno amigazo. Cualquier detalle lo arregla con mis embajadores. El itinerario definitivo ya estaba listo para ensayarse. que siga bien y nos vemos pronto. La voz distorsionada de la presidenta siguió diciendo: . En menos de un mes. abrazos y llantos emocionados. Una muchacha de la primera fila . Los diarios anunciaron el acontecimiento inminente en ediciones especiales. Yo también tengo unas ganas locas de visitarlos. el presidente Peres.prometida presencia. A continuación de los aplausos. Le agradezco tanto la invitación. . Chau Chau! Hasta luego querida señora – saludó. así que va a estar rebueno que yo pueda ir por allá. explicó el significado de algunos términos desconocidos. haciendo gala de una extensa cultura televisiva. se largó la fiesta. La familiaridad de la presidenta argentina entusiasmó al público. Le mando un beso. porque ya me dijeron que ustedes son gente recopada y la verdad que el resto de la gira es medio plomo.Señor Peres. como “recopada” y “medio plomo”. la Presidenta Argentina arribaría a San Jacinto.

Ton. tal como dieron fe Juan y Jorge. llegó el día más esperado. debieron huir en el barco que los trajo. Durante el día anterior. Los nipones estaban ya muy debilitados cuando invadieron San Jacinto y tras unas dos semanas de heroica resistencia nativa. no sin antes probar el valor de la población civil que los hostigó duramente arrojándoles aceite hirviendo desde las azoteas. en medio de la febril actividad. cercano unos cuarenta kilómetros de La Perla. Desde los gloriosos días de la invasión japonesa y la reconquista. El rudimentario aeropuerto había sido construido durante la segunda guerra mundial por los japoneses. la sociedad sanja había logrado. cumplir con un compromiso de honor: despedir a los . el aeródromo envejecía pacíficamente sin mayor mantenimiento que la pintura a la cal prodigada anualmente por la Dirección Nacional de Museos. pero no llegó a utilizarse nunca. quienes ya eran veteranos de volar varias veces a bordo del famoso Tango 01. V Tras un mes de febriles preparativos. Aún así. se decidió que la pista serviría para recibir el avión presidencial argentino.

Si bien el arribo de Presidenta estaba previsto para las primeras horas de la tarde. cuyo nombre no se podía revelar dado el secreto presidencial. Columnas provenientes de todas las regiones del país pugnaban por ganar la calle y llegar antes que las otras al aeródromo. La gente los colmó de regalos y las novias quedaron en puerto. Vendedores ambulantes intentaban sortear los piquetes agrarios que algunos oportunistas sembraron a lo largo del recorrido de la caravana . ya desde la madrugada diversos grupos de entusiastas comenzaron a congregarse en las sendas de acceso al aeródromo. Las fuentes consultadas difieren sobre el origen de los desgraciados acontecimientos que ensombrecieron la jornada. Hay quien atribuye la culpa de iniciar la catástrofe a los grupos de izquierda revolucionaria.cuatro jóvenes que zarparían a la madrugada para investigar la seguridad de otra nación insular cercana. apuntan la mirada inquisidora a la derecha interesada en acaparar a la presidenta para su propio beneficio. en cambio. Otros. tristes y ansiosas por el pronto regreso de los maravillosos solteros.

siguiendo el estricto procedimiento recomendado en estos tumultos. la radio del disk jockey y los sánguches de miga.que llevaría a la querida Presidenta al hotel capitalino. Las corridas y desmanes dieron lugar a la intervención de los cadetes recién recibidos de la recientemente fundada Escuela de Policía y Seguridad Presidencial de San Jacinto. desesperadas. mates y termos de agua hirviendo. acudirían los seminaristas a imponer la paz por la fuerza. en la zona aledaña al aeródromo reinó el caos. Cerca del mediodía comenzaron las agresiones. Los militantes se arrojaban todo tipo de proyectiles. De pronto. las canciones ofensivas que las diversas facciones entonaban en contra de las demás fueron subiendo de tono. como empanadas. Así siguieron las peleas y saqueos de los kioscos y puestos de vendedores de velas y estampitas. quienes debieron secuestrar los equipos de sonido. taponando de esa manera la única vía de . Las madres. abrazaron a sus hijos y formaron un cordón para proteger a los púberes. La desgracia hizo su aparición cuando una voz aterrorizada anunció por altoparlante que si los revoltosos no se calmaban.

Entre que el mensaje llegó al palacio de comunicaciones. se recibió la respuesta. Entonces. adivinando en cada estrella que se alzaba. La noche llegó cuando ya los fuegos se apagaban. que a su vez tuvo que regresar al palco oficial del aeródromo. En el impasse producido. éste se comunicó con el barco. Es muy probable. un locutor anónimo anunció que la Presidenta venía en hidroavión y que el mismo había sido desviado a la bahía de la Perla. Poco a poco cada cual fue regresando a su región o barrio. entonces. para averiguar qué pasaba. Se dice que la comitiva que acompañaba a la Presidenta le pidió que suspendiera la escala en San Jacinto debido a los desmanes producidos. las luces de navegación de un avión . pasaron unos sesenta minutos angustiantes. se pasó al radioperador. preocupadas por el retraso evidente del arribo tan esperado. El avión nunca llegó. la gente se dispersó.escape de la zona militar. decidieron enviar un radio al barco de los muchachos. Siguieron horas de tensa espera. las autoridades. Por fin. A la madrugada existían aún algunos grupos rebeldes de vendedores ambulantes alcoholizados que miraban el horizonte.

. Quiera Dios.fantasma que nunca terminaba de llegar. nosotros nos sumamos esperanzados a su deseo. pero el silencio avergonzado de la gente expresa un inocultable sentimiento de culpa de esta sociedad isleña. Nunca se supo qué fue de aquellos jóvenes que apostaron tan fuerte por una San Jacinto que no estuvo a la altura de su confianza. que mi patria algún día sea digna de volver a formar parte de la Argentina que todos queremos” Por el bien de esta Patria Grande de la Melanesia. Como saldo de aquel día negro. Don Juan de Morelos. la naturaleza. Tras la renuncia del Señor Peres. aún quedan heridos rehabilitándose. quienes exhiben. El nuevo presidente de la junta colegiada de gobierno. con desgracia o con orgullo. o por la minoría. Así sea. expresó así el sentir nacional “Está visto que aún nos falta mucho por aprender. las cicatrices de esa jornada.

abrió el Netscape y se puso a esperar que cargara la página del Yahoo. Y allí. Entre los resultados de su búsqueda climática. se dijo que ese sería. Mirando la mañana desde el balcón de su casa. Contento como estaba. el doctor Juan Otto. en medio de los ocultamientos y conjunciones. decidió conectarse a Internet para ver qué se decía en los círculos científicos sobre el clima venidero. Juan Otto salió corriendo de su casa a ver al jefe . Enchufó el módem. por capricho del buscador. en fin. estaba el notición del año: el asteroide 8230. completaría en noviembre su mejor aproximación a la Tierra en miles de años. “Perón”. especializada en ciencia ficción. obtuvo un enlace muy interesante hacia el sitio de efemérides astronáuticas que publicaba la revista digital argentina “Axxón”. otro día peronista. bien situado en medio de noviembre. el subsecretario de Ciencia y Técnica de la Municipalidad de Berazategui.Viaje al asteroide del General El primer día del año 1998 amaneció gloriosamente despejado.

Pegó una chupada sonora al mate. en el Salón de la secretaría de protocolo y Ceremonial.comunal. La primera sorpresa para el Intendente fue que el General Perón tuviera un asteroide consagrado a su honra. “Compañeros. “Lo dice Internet”. agradeció al Guardia y se llevó a juan Otto a su despacho. Vamos a mandar a ese planetoide una nave espacial y . La mayoría tuvo que suspender sus vacaciones en la costa para regresar ese martes de enero a la ciudad castigada por el calor insoportable del estío. la segunda fue que nadie más lo supiera. Luego de una semana de intenso trabajo y consultas de todo tipo. único sitio con aire acondicionado en todo el palacio municipal. Los acontecimientos se sucedieron en forma vertiginosa. se convocó una reunión secreta del gabinete municipal y los ediles justicialistas. aseguró el subsecretario. amigos míos: el asteroide Juan Domingo Perón pasará cerca de nuestro planeta a fin de este año. el querido Intendente se dirigió a sus seguidores. Juancito?”. preguntó el alcalde de Berazategui. “¿Vos estás seguro. Se reunieron a la noche. Lo encontró tomando mate con el guardia del estacionamiento. Allí. “Vení conmigo” dijo el intendente.

guardando el más absoluto secreto. Elegimos hacer esto no porque sea fácil o porque nos venga bien. La lista de quienes quieran acompañarme en esta empresa sin precedentes será grabada en metal y brillará por toda la eternidad. ya había logrado asegurar la misión espacial destinada a conmover a todo el movimiento justicialista y al mundo. movieron influencias. porque es difícil: un desafío a nuestro genio y voluntad. ya que en el espacio no hay óxido. capital nacional del vidrio.pondremos en su superficie inmaculada una placa recordatoria en homenaje al líder. la maquinaria del poder oculto pero imparable del municipio de Berazategui. Antes de que termine este año. Todo se hizo a pulmón y con el trabajo desinteresado de decenas de voluntarios quienes. de esta comunidad y de su Intendente en ese asteroide. pondremos el nombre de Berazategui. pagaron sobornos y hasta chantajearon a funcionarios de toda la nación para . Para ese entonces.” Lo que sucedió a continuación de los diez segundos de asombrado silencio fue un ciclón de ideas y movimientos que se tranquilizó recién hacia mediados de julio de ese año. sino por todo lo contrario.

Todo el personal municipal se vio contagiado del furor por sumarse a la aventura espacial. dedicado por una noche exclusivamente a la tarea de asignar lugares en el bronce a los entusiastas que accedieron a oblar un jugoso aporte a la causa. El resultado fue que la Universidad Tecnológica Nacional grabó la placa y adaptó el impulsor del cohete que la llevaría al asteroide 8230 en una trayectoria cuidadosamente planeada. El tráfico de influencias y la venta de lugares en la lista para poner el nombre en la placa de bronce pronto hicieron peligrar la propia viabilidad del proyecto. Plutarco Menéndez. Hubo que realizar un sorteo en el bingo de Berazategui.lograr el objetivo. Así se logró financiar el gasto del armado del cohete. devenido en responsable de la noble empresa. . “si esto sigue así. El cerebro detrás la intensa matemática necesaria para la proeza fue un astrónomo paraguayo. malogrando así el final de un épico recital de Ramona Galarza. la placa no cabrá en el cohete” advertía Juan Otto. jefe. que le debía unos pesos al cuñado del Intendente por unos fuegos artificiales que vendiera accidentalmente húmedos.

el dinero remanente no alcanzaba para pensar siquiera en un segundo intento.Todo fue bien hasta que se probó el impulsor en el campo de la fábrica Sniafa. el astrónomo guaraní que pagó con su vida un lugar en el agradecimiento y la memoria del pueblo que . Hubo gente herida a bordo del vapor de la carrera. rompió todos los vidrios de los barrios aledaños y catapultó una chimenea abandonada cuyos escombros cayeron en el distante Río de la Plata. Una vez pagadas algunas indemnizaciones y silenciado bastantes bocas. aguas adentro. la gente habría caído presa del pánico en aquella época de revoluciones frecuentes y asonadas militares. El territorio sigue declarado. treinta años después de aquel intento. La explosión del cohete arrasó unas doscientas hectáreas de bosque subtropical. Además. ya que continuar la travesía. Tampoco se hallaron nunca los restos de la única víctima. todo el instrumental y el equipo auxiliar habían resultado destruidos en la explosión. como tectónicamente inseguro. aún hoy. que llevaba pasaje a Montevideo y hubo de volver a puerto.

la 603. Este personaje. sin querer. Un ingeniero que trabajaba en la compañía satelital Limpsat. finalmente. se llegó a un plan de misión secretísimo y originalmente prometedor. del cual se había removido secretamente un pack de baterías.alguna vez. Cuando el satélite alcanzara su órbita definitiva. decepcionó. volvió la esperanza. Cuando todo parecía perdido sin remedio. las cuales quedaron registradas oficialmente como “intento de robo”. la sonda escondida en el interior. había logrado acceder al software de la misión espacial Europea que pondría en órbita en apenas un mes a un satélite de comunicaciones. porque el Palacio Municipal fue asaltado furtivamente en dos ocasiones. dijo que podría desviar el satélite que la multinacional lanzaría en octubre y usarlo para meter la sonda de contrabando en el mismo cohete. Algún rumor se filtró. Los esfuerzos se sumaron de todos lados y. ex chofer de la línea municipal de colectivos. se lanzaría por sí misma hacia el preciado asteroide. cuyo nombre se mantiene aún en el anonimato. aunque todos sospecharon de la impotente mano .

Se convocó a la prensa para hacer el anuncio al día siguiente. incluyendo a Corina Freites. tuvieron que disfrazarse de nativos para no levantar sospechas ante las autoridades del centro de lanzamiento. presenciado por las autoridades municipales en la Guyana Francesa. La misión fue todo un éxito e incluso el Intendente llegó a recibir un telefax con la fotografía del asteroide en el momento en que la sonda hizo impacto. ubicado en medio de la selva ecuatorial. merecía conocer la . el vehículo experimentó una anormalidad que en tierra se interpretó como un mal posicionamiento sin remedio alguno que llevaba a la nave en una órbita excéntrica. En teoría se estaba poniendo en órbita un satélite de comunicaciones privado. aunque los trece funcionarios. la misión espacial berazateguense había comenzado. pero en particular cada vecino de Berazategui. Finalmente se llevó a cabo el lanzamiento. la secretaria privada. puesto que el mundo. En realidad.de la CIA que desesperaba por encontrar datos sobre la misión espacial secreta del municipio. levantando una casi imperceptible estela de polvo. pero no bien se separó del impulsor principal el cohete Ariane.

cristiana. pero sólidamente científica y sobre todo. pero el subsecretario fue tan persuasivo que. se decidió mantener todo en secreto hasta que en un futuro el supuesto crimen proscribiera. pero que en realidad era la cuna de una nueva humanidad. Los envidiosos de la vecina ciudad de Quilmes han . Algo durante la noche o la madrugada le había cambiado el ánimo por completo: llegó apresuradamente para detener el anuncio con el argumento de que Limpsat podría hacer juicio por su satélite perdido y el municipio no podría afrontar la indemnización. El Intendente se contentó con la foto del impacto de la sonda y la copia hecha sobre carbónico de la placa recordatoria que ahora adornaba la superficie del asteroide del General. Juan Otto estuvo inicialmente de acuerdo y se mostró entusiasmado. finalmente.proeza científica y técnica de un municipio que podría parecer al ojo desprevenido una ciudad más del conurbano bonaerense. pero al día siguiente era otra persona. justicialista. Quienes lo han visitado en su despacho juran que las conserva en una vitrina. sobre terciopelo azul. Nadie le quería hacer caso. noble.

carecía de una placa gráfica adecuada y por eso no mostraba las vocales con tilde. diciendo que el asteroide 8230 en realidad se llama Peroná. aún no ha clausurado su incipiente carrera espacial. . en honor a un personaje del carnaval veneciano. Berazategui. dando lugar al equívoco que llevó a Berazategui al espacio. Otto. quien presumía de moderno porque navegaba por Internet. que al fin y al cabo así como vienen se van.lanzado últimamente una falsa cadena de email. y que la computadora del Dr. ningún asteroide. con tilde en la “á”. logrará eclipsar el brillo de los triunfos astronáuticos del pueblo. Nadie le dijo nunca nada al Intendente de esa versión poco probable. Cierto o no. Que sirva de ejemplo. a diferencia de otras superpotencias del globo.

Repasemos brevemente el concepto: Desde los días de Newton. Emblema de la ciencia del tercer mundo. Sean los experimentos de algunos alquimistas serios. un lugar donde las fronteras del mundo científico se desdibujan y se pierden. la investigación malograda sobre las posibilidades de la gravedad positiva aún perdura en la memoria científica de la patria. la fusión fría o la gravedad positiva.La situación gravitatoria en Berazategui La historia de la ciencia está recorrida por otro relato siempre paralelo y subterráneo. o los nunca bien descriptos avances del genial Tesla. como Avogadro. lo cierto es que la actividad científica oficial ha tenido siempre un lugar para la subversión. A ese lugar sombrío y reprimido pertenecen los episodios nunca terminados de precisar. siempre con el handicap de su origen y la oposición de los intereses de los países centrales. el mundo sabe que entre los cuerpos dotados de masa se ejerce una atracción . como la terapia con crotoxina.

En efecto. ni tampoco se pudo detectar una hipotética partícula de intercambio. según se puede reconstruir de la investigación histórica de la escasa y joven ciencia berazateguense. una fuerza que arrastra los objetos hacia un centro de masa común. vecino del barrio de los monoblocks y habitué del bar “Moreno”. como se conocía al italiano de edad indefinida cuyo verdadera nombre era Pier Luigi Canazzotti. que la transportaría a través del universo. A pesar de los esfuerzos realizados. “Moreno”. tenía sus . los baches de la teoría gravitatoria estándar pudieron haberse salvado por el trabajo de dos sabios vecinos de la ciudad de Berazategui.gravitatoria. diera forma a la idea que le diera el dueño de la modesta casa de refección. La teoría newtoniana sobre la gravedad fue ampliada por Einstein. nunca se pudo explicar del todo la naturaleza de la gravedad. habría sido por los años sesenta cuando el profesor Dinelli. quien la incluyó en su descripción del espacio tiempo como continuo donde se manifiesta esta fuerza peculiar. Sin embargo. entre copa y copa de Hesperidina. el gravitón. quien juraba haber sido ingeniero en Italia hasta ser expulsado por los nazis. es decir.

y en lo posible sobrio. Era una tarde de diciembre. cual un moderno Juan Grillo. al dictado de sus clases de la tarde.propias ideas sobre la gravedad. El testigo de aquel momento histórico fue Hernán Domenech. aportó el elemento que faltaba para darle forma científica a las indudablemente geniales elucubraciones de Moreno sobre una de las fuerzas fundamentales del universo. de acompañar al profesor Dinelli durante los mediodías para que retornara a horario. quien a la sazón impartía clases de Análisis Matemático en el Instituto Politécnico. Los . un alumno de cuarto año encargado temporalmente. Toda la concurrencia del bar. En los lejanos Estados Unidos de América los astronautas daban los primeros y tímidos pasos en su larga carrera hacia la Luna. cuando Moreno sentenció una frase que luego se haría famosa entre el reducido círculo de acólitos a la física teórica de Berazategui. el profesor. La ayuda del profesor Dinelli. es decir. joya pedagógica del municipio. el joven estudiante y el mismo Moreno. estaba atenta al televisor Admiral cuya pantalla verdosa mostraba el celeste y negro la transmisión del interior de una nave Apollo en órbita alrededor de la Tierra.

La están pifiando. —Impresionante —dijo Dinelli. rústica pero efectiva. —¿Sabe lo que pasa. —¿Usted dice por el acoplamiento? Si no practican con eso nunca van a poder llegar a la Luna. Con ese ensayo.astronautas acababan de cumplir un hito importantísimo: habían logrado acoplar la nave espacial con un módulo lunar. —No. Dinelli? —dijo Moreno. Tarde o temprano van a tener que . —¡Pero está todo calculado! Yo miré los elementos orbitales y la transferencia de Hohmman. arreglando de esta manera. saliendo detrás de la barra y soltándose el delantal blanco—. el sincronismo del vertical. parecen buenos… —Olvidesé. dándole énfasis a sus palabras con una sonora cachetada que le propinó al televisor. degustando un sorbo de aperitivo. la están pifiando con los cálculos. la carrera hacia la Luna estaba asegurada. indignado. —No sé… —La están pifiando —repitió Moreno. largándose así… —Moreno arrojó el delantal sobre el mostrador.

pero los tres pobres tipos que manden a la Luna se terminarán haciendo puré. El profesor Dinelli apartó bruscamente el vaso y la botella de Lusera de la mesa. —No entiendo… —Están tomando mal el campo gravitatorio —dijo Moreno. pero aún no se dan cuenta. profesor… no se gaste. —Deje. —Más a mi favor —dijo Dinelli—. —Se la van a poner de cabeza contra el Mar de la Tranquilidad —dijo Moreno. con un encendido adicional. Sacó una regla de cálculo de su saco y un cuaderno. Y ahí se les va a caer todo. Justamente.utilizar una inyección translunar. Sus números darán bien. Ya había comenzado a transpirar. tirando algunos palitos salados al piso. Se puso al buscar el lápiz en el bolsillo de los pantalones cuando Moreno lo interrumpió. . En la NASA están tomando mal el valor de la gravedad. arremangándose la camisa de rayitas azules y blancas. meneando la cabeza con lástima—. es más seguro inclusive. El vector es positivo. pueden corregir la trayectoria cuando quieran. si hacen una inyección translunar.

pensó un segundo. algo amoscado. es imposible considerar positiva a la gravedad… eso significaría que los cuerpos se repelen —dijo Dinelli. es la verdad… se repelen. quizá algo defraudado por la renuencia del vaso a coronar con un merecido estallido su brillante demostración. El cristal templado de Rigolleau rebotó contra el piso. —Miro y le digo: ese vaso está siendo repelido por la Tierra. creamé. —¡Mire! —dijo Dinelli. El profesor miró el vaso. —Pero igualmente. volviéndose a sentar. sujetando su vaso a la altura de la frente. decidió tomarse el contenido que le quedaba y luego lo volvió a alzar frente a su cara. hizo un par de piruetas y terminó enterito debajo de una silla. —Y sí.—Moreno. Entonces lo soltó. . usted me dice que las los valores de G son positivos para el sistema de referencia… ¡El resultado es el mismo! —Con la corrección relativista se va a los caños. —La tierra no parece repelerlo mucho —dijo Dinelli. con la actitud desafiante de quien podría soltarlo en cualquier momento.

—¿Y usted cómo lo sabe? —Mire. el positivo. la cosa es así. pero existe. siempre en secreto. . aporreando una cubetera demasiado fría para liberar los humeantes cubitos de hielo. —Nunca oí hablar de eso. Ahora.—Usted se olvida de algo. escanciando un poco de Cinzano para su propio consumo—. —Lógico. —A ver. como quien perdona. cuentemé. desconoce algo —dijo Moreno. Un cuerpo planetario aislado en el universo infinito recibe una repulsión pareja de todas las direcciones. —La repulsión del espacio. en Milán ya lo teníamos medido y todo. la puta que lo parió. El espacio repele los cuerpos masivos. ¿Va a querer salamín? —Dele —dijo Dinelli. —Sí —dijo Moreno. pero cuando llegaron los alemanes tuvimos que quemar todos los papeles. Ése es el vector correcto de la gravedad. —Bueno. Mejor dicho. —Moreno empezó a forcejear con la piel rebelde de un embutido demasiado seco—. —La repulsión del espacio.

—Sí. hagalá —pronunció Moreno. mientras masticaba una rodaja . —¿Vio? ¿No está claro? No los une el amor. Su frase calaría hondo no solamente en la ciencia local sino que llegaría a ser inspiración del inmortal Jorge Luis Borges. ¿me explico? La gravedad universal los empuja uno contra otro porque los dos cuerpos… —¡Se hacen sombra! Se apantallan entre sí… — interrumpió Dinelli. aparentemente se atraen pero no porque se quieran.casi me corto un dedo… bueno. —Pero. frecuentador secreto del bar Moreno. —O sea que. no? Haga la prueba. sino el espanto —dijo Moreno para la inmortalidad. todos los cuerpos se repelen. perdonemé. según usted. su teoría no explica un sistema de n-cuerpos. —¿Ah. como pudo. —Exacto. como despertando de un sueño. La materia es opaca a la gravedad. pero se atraen porque es mayor la repulsión del espacio. ahora ponga otro cuerpo similar. —Se atraen. Por eso hace sombra. pongalé a un millón de kilómetros. — Moreno consiguió pelar dificultosamente una porción comestible de salamín.

básicamente. sino que se dedicó a llenar un pizarrón con tensores. Nadie apostaba por la incidencia del error en un viaje de menos de un millón de kilómetros. pero si los cálculos eran ciertos. física y aún los de química se dieron cita en el aula para verificar los resultados.de salame. La conclusión era unánime. La conclusión era tremenda: Moreno estaba. la verificación definitiva debía hacerse en órbita. pero la opinión unánime era que debía investigarse. El resultado fue que esa tarde Dinelli no dio clase. por lo menos de la coherencia del modelo Moreno de la gravedad. Se adaptó el laboratorio de física del Instituto Politécnico de Berazategui para hacer las calibraciones de todos los aparatos que intervendrían en la medición de la magnitud más . había que hacer algunas correcciones mínimas en el plan orbital para poder enviar una nave a la Luna. si no de la realidad. ecuaciones diferenciales y cálculos tan diversos y exóticos que sus alumnos no osaron interrumpir su repentino fervor. Los profesores de matemáticas. en lo cierto. Todos terminaron convencidos.

Pronto fue evidente que el andamiaje necesario para la fase experimental excedía la capacidad del reputado colegio. Se juntaron en el bar de Moreno el profesor Dinelli. Se involucró entonces al flamante Club Ducilo. Allí. quien donó temporalmente un tinglado para instalar un laboratorio. reunidos alrededor de una picada con vermouth. los científicos de Berazategui escribieron una comunicación del mismo tenor que aquella redactada por Einstein y sus colegas en ocasión de advertirle al presidente Roosevelt sobre la necesidad de construir la bomba atómica. Mientras tanto. sus compañeros docentes y el alumno Domenech. hecho en una máquina de escribir prestada por la Municipalidad y traída en brazos por . joven privilegiado por la fortuna que lo puso nuevamente en ese día al frente de la misión de mantener sobrio a su profesor. Al finalizar el tipeo.insospechada del siglo: la repulsión gravitatoria. la urgencia de la hora convenció a Dinelli de la necesidad de advertir cuanto antes tanto a la NASA como a la agencia espacial soviética sobre el peligro que afrontaban al seguir la carrera especial desconociendo el factor imprevisto de la verdadera naturaleza de la gravedad.

el joven Domenech. Quizás él podría hacer la gestión de entregarla en la NASA. nuevamente. El joven Hernán Domenech recordó que un vecino del monoblock. el señor Martínez del departamento 5. el grupo de entusiastas cayó en la cuenta de que no conocían a nadie en las filas de la NASA ni mucho menos tras la cortina de hierro. pero el tipo ya estará allá. —Yo tengo idea de que hay una sucursal de la NASA en todas las ciudades importantes. se encargó de volver el tren a la vía del éxito. es decir. mandar la carta por el vecino que viajaría a Nueva York el mes entrante. —En California. —Es lo mismo que enviarla desde acá… Estados Unidos es grande. El domingo. —En Houston hay. Por lo menos le resultará más fácil. Pronto se aceptó la idea de Hernán. el futuro . ¿A quién debían enviar las cartas? La desazón casi desarma la iniciativa. pero la suerte. —Bueno. en breve viajaría a los Estados Unidos de América. Se va a perder —discrepó uno de los contertulios. cuando Hernán se encontró con su vecino y le explicó el plan. también.

donde se identificó como un miembro de la embajada soviética y pidió el ejemplar de la carta que le correspondía a la URSS. la gestión fue breve. porque quiso la casualidad que el señor Martínez mencionara el asunto en la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. Por casualidad. Un problema solucionado. En ese momento los representantes estadounidenses le pidieron la carta y le aseguraron que llegaría en menos de tres días al director de la agencia espacial norteamericana. dado que si bien ellos eran mucho más reservados que los americanos con sus planes espaciales. el impresionado Moreno había conservado la copia carbónica en el cajón de la registradora. más que nada porque conocía a la familia del joven emprendedor y educado a quien pretendía secretamente de yerno.viajero aceptó de inmediato una comisión tan importante. pero aún faltaba advertir a los rusos. aún cabía la posibilidad de que enviaran una misión tripulada a nuestro satélite. Al día siguiente un hombre alto y rubio llegó en un costoso vehículo negro al bar de Moreno. De todas maneras. en ocasión de retirar su visa. Se la entregó de inmediato y el fornido visitante se lo .

retirándose inmediatamente sin decir más palabras. quien donó su planta de fabricación de pilotes de fibrocemento para la instalación de los detectores que habrían de medir la gravedad repulsiva del espacio. Este moderno centro experimental estaba comunicado por un túnel con el tinglado del Club Ducilo. restaba la verificación experimental para completar la comunicación científica. Así se edificó un complejo en los campos aledaños al tambo de Barzola. Los pilotes se colocaron a lo largo del túnel conteniendo una masa exactamente medida de plomo puro.agradeció con un beso en cada mejilla. Ya cumplido el deber humanitario de comunicar el descubrimiento a los principales involucrados. Para eso se consiguió el auspicio de la fábrica Vianinni. Los resultados estaban prácticamente verificados cuando Moreno recibió la . La desviación gravitatoria medida en una longitud dada operaba como un campo gravitatorio plano que de esa manera podría compararse con el campo gravitatorio terrestre y verificarse si el desvío esperado era aumentado o disminuido por la acción repulsiva antes que atractiva del espacio vacío.

un grupo que había llegado a sumar veinte voluntarios en pos de la ciencia. Lamentablemente. el científico yanqui se dejó conducir por una avenida mitre que encontró muy parecida a las autovías de la Florida. aludió a los oscuros intereses de “otras potencias” que querrían sabotear este avance y pidió mesura para tratar el tema así como discreción en los descubrimientos. Luego de colaborar entusiasmado en el empuje de la renoleta del barman. llegaban al secreto bunker del Club Ducilo. la catástrofe acechaba a la . de todos ellos. Felices por el encuentro. El apuesto americano fue convidado con una picada improvisada luego de la cual fue invitado por el mismo Moreno a visitar las instalaciones del experimento. Allí.visita de un funcionario de la NASA. Sin dar nombres. los emprendedores científicos volvieron al trabajo que se había convertido en la segunda actividad. A cada uno le repartió un ejemplar de la carta de agradecimiento del director de la agencia espacial y un escudo de la misión Gemini firmado por los astronautas. si no la primera. Minutos después. el extranjero agradeció la recepción recibida a todo el personal reunido.

En un segundo. Un psicólogo de la policía había convencido a la desesperada científica de no quitarse la vida con un trago fatal de bismuto radiactivo y esperar en cambio el auxilio que estaba pronto a llegar. Una rotura imprevista del caño provocó la inmediata inundación del túnel del experimento con las aguas servidas. Si bien nadie perdió la vida. puesto que no hubo tiempo de rescatar el costosísimo instrumental que se había sacado a pagar de una proveeduría . miles de envenenados hectolitros de líquido oscuro se precipitaron hacia las entrañas del complejo científico. una joven alumna del politécnico llamada María Laura Pérsico.espera de asestar el zarpazo demoledor a los sueños de esta gente apasionada. el túnel pasaba demasiado cerca del primer ducto cloacal que llevaba los escasos pero intensos desechos de la joven ciudad a la planta colectora de la rivera. Los bomberos tardaron un día entero en liberar a la última víctima. que había quedado encerrada en un tanque de fibrocemento repleto de materia fecal. El colapso del túnel sepultó toda esperanza de recuperación. Por un lamentable error de planificación. hubo que lamentar varios heridos y sofocados.

Luego lo vendió cuando ya su salud no le permitía atenderlo. por entonces devenida en Secretaria de Ciencia y Técnica de la comuna. Los datos rescatados del . El tiempo implacable pasó como un soplo arrastrando años y décadas como hojas de otoño. el joven Domenech se fue a los Estados Unidos y finalmente llegó a trabajar en la NASA como encargado de pintar de la torre de lanzamiento del trasbordador. sepultaban literalmente el peligroso complejo subterráneo y con él. Dinelli se jubiló como profesor. Los papeles que conservó finalmente fueron analizados por computadoras en el centro de cálculo científico de la Universidad de La Plata.científica de la calle Córdoba. También logró desposar a la hija del señor Martínez y terminó viviendo con su suegro en La Florida. el grupo de científicos berazateguenses se hizo presente en el predio para ver cómo los camiones municipales. las esperanzas científicas de una comunidad apesadumbrada. Ya repuestos del susto y las heridas. cargados allí gracias a la gestión de aquella jovencita salvada de milagro del accidente. Moreno siguió al frente de su bar durante unos cuantos años. cargados de tierra.

profe. pero que de todas maneras impedía verificar la teoría. Moreno. Moreno? ¡La materia oscura! —Sí. La misma que nos cagó a nosotros. —¿Vio. que causaría las anomalías medidas en las constantes fundamentales del universo. pero insinuaban algo más que no terminaba de esbozarse. esta vez en el televisor color con sonido estéreo. —¡Qué cerca estuvimos. —No hay que lamentarse. mientras . la noticia de la revolución que se había producido en las teorías cosmológicas a raíz del descubrimiento de la materia oscura. pero alcanzaban para mostrar una anomalía que se escapaba incluso de la hipótesis de la gravedad repulsiva. Ambos próceres callaron pensativos. Los datos parecían confirmar a Moreno. Estaban juntos cuando vieron y escucharon por el Discovery Channel.experimento eran parciales y nada definitivos. Usted tenía razón y ya se demostrará. profe! —recordaba el viejo barman. La última vez que Dinelli fue a visitar a Moreno al hogar de ancianos de la calle 21. ambos se abrazaron entre lágrimas.

.nuevas voces emprendían la eterna aventura de describir nuestro misterioso mundo.

Cada pieza es una muestra exquisita de la ingeniería. A pesar de la diversidad de la vida de la galaxia. Quizá su característica más notable sea la durabilidad. los beranianos comparten una costumbre muy específica con la lejana humanidad que habita el sistema solar. Todos ellos son lo que podría denominarse “Fierreros”.La industria automotriz en Bera 5 El quinto planeta del sistema N3W87. Los Beranianos aman los autos. La especie inteligente de Bera 5 es un bípedo antropoide cuya población se concentra en el continente sur. también llamado Bera 5 posee solo dos continentes habitados. Lejos de fabricar el chasis . Pero no se fabrican tantos autos como cabría suponer. Cada habitante adulto del continente sur de Bera 5 tiene un auto. Los beranianos hacen autos prácticamente eternos. La industria automotriz allí es la principal actividad económica. una planicie fértil donde florecen múltiples formas de vida. confeccionada con los mejores materiales y terminada a mano. sin excepción.

La mayor parte de las personas compra un auto completo una sola vez en la vida. utilizan sustancias de difícil degradación que duran eones sin romperse ni fatigarse. eólicos. El beraniano típico es un gran consumidor de autopartes de repuesto. Hay autos solares.con materiales corrompibles. cambian el aspecto interior y exterior de su coche para que se parezca al móvil de un superhéroe de cómic. Hay caso de gente que tiene unidades que datan de la época del petróleo. ahora reconvertidas para rodar gracias a la energía provista por el amplificador de incertidumbre. es frecuente que los beranianos conduzcan por las coloridas autopistas de Motorcity a bordo de réplicas locales del Batimóvil. el furgón de Brigada A o la cupé de . sintonizadores de cuerdas viajeras y algunos movidos a energía oscura. Ávidos consumidores de la literatura terrestre. Otra característica notable es que los autos beranianos son modulares y convertibles a un grado extremo. Ese auto sufrirá miles de modificaciones y actualizaciones. Con pocas horas de labor. pero difícilmente sea reemplazado en su totalidad. las cuales utiliza para hacer modificaciones constantes de su automóvil. por ejemplo.

belleza artística de su configuración básica. respeto por el medio ambiente. ¿Cuál será entonces el argumento de venta preferido por los publicistas a la hora del marketing? Las empresas automotrices apuntan más que nada a las ventajas técnicas de los diferentes modelos: economía de consumo. . Sus autos son los más seguros del universo.Starsky y Hutch. Cualquier lector que tema de pronto por la cantidad de accidentes que ocasionaría esta diversidad de formas debe tranquilizarse: No hay accidentes de tránsito en Bera 5. es prácticamente imposible tener un accidente de tránsito en Bera 5. Los autos de ese planeta están diseñados para nunca sobrepasar la velocidad máxima permitida en la calle. la seguridad es algo que se da por entendido. Debido a éste y otros controles. Nadie en su sano juicio compraría un auto peligroso y por lo tanto. como el Halcón Milenario y el Ala X. También suelen verse réplicas de vehículos históricos. pista o ruta por la que ruedan. pero las publicidades televisivas apenas lo mencionan. pero que viene a ser el grado de religiosidad con la cual el auto fue fabricado. comodidad y algo que es difícil de traducir al lenguaje terráqueo.

Una publicidad típica dura entre cinco y quince minutos terrestres. Inmediatamente surgió la confusión y luego siguieron las preguntas: “¿Cómo es posible que usted venda autos con el argumento de que son un Una Expresión de tu Personalidad cuando los . mucho menos la locura de interrumpir sorpresivamente una película de submarinos con una publicidad no deseada por el espectador. un publicista terráqueo viajó a dar una conferencia en Motorcity. A nadie en Bera 5 se le ocurre pasar avisos comerciales fuera de los horarios acordados. Los Beranianos lo escucharon extasiados hasta que el pobre hombre tuvo la mala idea de mostrar unas fotos de los autos terrestres.Esta característica está dada por la felicidad y plenitud de comunión cósmica que experimenta el trabajador a la hora de confeccionar el auto. Los consumidores últimamente se inclinan más a comprar unidades cuya fabricación ha hecho más feliz a la gente. Una vez. Claro que volcar todos esos aspectos en una propaganda televisiva o radial lleva bastante tiempo. Las propagandas se pasan una vez por semana en horarios previamente anunciados en las guías de los canales. pero pueden extenderse hasta una hora.

En el norte los esperan los pocos beranianos de a pie en el planeta. los habitantes norteños no usan autos para nada. ya sea por trabajo o vacaciones.autos son de color gris?” “¿Qué clase de comprador podría elegir ese auto color negro con cara de perro malo?” “¿Por qué un auto debe ayudar al comprador a conseguir parejas sexuales?” o “¿Ustedes no le venden autos a las mujeres?” y cosas así. Muchos atribuyen esta prescindencia a la tortuosa geografía del continente boreal. las utopistas hacia los lugares de veraneo situados en el montañoso continente norte suelen verse saturadas de automovilistas durante todo el año. De hecho. dunas y las pequeñas playas casi inaccesibles del celeste mar ecuatorial. repleto de montañas. Para la gente de Bera 5. Fue la última vez que invitaron publicistas terráqueos. Sin embargo la razón de la falta de autos suele ser mejor explicada por los mismos norteños. Efectivamente. el auto es fundamentalmente una herramienta para trasladarse de un lugar a otro. ”Nosotros ya . cosa que hacen constantemente. En un territorio así es más eficiente caminar o navegar por agua. ríos.

Nuestra misteriosa galaxia no deja de sorprendernos. .hemos llegado donde queríamos ir” suelen decir con una sonrisa.

él no quería tener auto. pero por veinte lucas te llevás una nave!” le dijo su amigo. Es decir.La nave de los sueños Al final. Y el amigo le devolvió un auto. O sea. “¡Loco. Porque.” Después los jedis de la cofradía de Berazategui le aclararon que no usaba caballos para funcionar. Pero la generosidad de la oferta lo . en ninguna. la energía que ha invertido en adquirir ese poder de cambio es. El jedi medio que se asustó cuando escuchó la propuesta: “Te pago con un coche. Veinte Lucas es una buena parte del producto vital del Jedi. Resulta que fue y le prestó la plata a un amigo. por lo menos. interesante. Así que no es raro que el jedi estuviera medio confundido sobre coches y autos. el Jedi compró el auto. Fue sin querer. Y a su manera. Y a lo mejor esto explica el resto. algo de razón tenía. según lo que el jedi siempre decía. hasta donde se sabe. Hay ciertas versiones de la enciclopedia galáctica donde el sistema solar ni figura.

El amigo lo miró.aplastó. Decí la verdad!” El Jedi dijo que sí. nomás” Cuando iban a una velocidad algo excesiva para seguir pegados a la tierra. El Jedi se subió al auto repartiendo sonrisas. El confort era estupendo y las ruedas giraban suavemente mientras propulsaban el vehículo hacia una zona despoblada. Así que le preguntó a su amigo cómo hacía para despegar. el jedi volvió a preguntar cuándo despegaría el auto. se internaron por un camino vecinal que discurría entre campos sembrados de girasoles. que la cosa prometía. “¡Pisalo nomás. le destazó los miedos y le castró todo prurito contra la adquisición de automóviles. Su amigo lo acompañó en el primer viaje. El Jedi condujo el Renault por las calles de la ciudad bajo la mirada complacida de su compañero. vas ver cómo anda! ¡Esto vuela. “Te gustó guacho. . pero no lo encontró. Cuando llegaron a las afueras de El Pato. loco!” El Jedi buscó el botón de ignición. “Pisalo! Apretá el acelerador.

Ahí se percató el jedi que esa nave plateada no despegaría nunca. Pero quien presta atención. Le miró la cabeza. . Hoy en día suele verse al jedi yendo de allá para acá. afloja le velocidad y mientras conduce suavemente por la avenida Mitre. podrá ver que a veces hay un dejo de tristeza en el festejo. Había invertido sus ahorros en un vehículo condenado a arrastrarse por siempre sobre la superficie sólida del planeta. “Cómo que querés despegarlo.El amigo le mostró un gesto de preocupación. y luego nuevamente a los ojos. animal?” “¿Pero no va a volar? ¿Acaso no es una nave?” Su amigo le devolvió un gesto indescriptible. manejando su auto. Simula el rumor añorado de un motor de iones. todo es sonrisa y diversión. A bordo. emite para sí un ruido imperceptible con los labios. lleva amigos a las fiestas e incluso transporta bafles y consolas de sonido. andando despacio por la ruta 2. Volvieron en silencio. En esos momentos el Jedi se relaja. más precisamente el punto donde la frente se convierte en cabellera. Escucha la radio.

.rumbo a las estrellas.

Así. la rama del conocimiento que regula la forma en que la verdad logra sobrevivir en el habla de los pueblos. delitos contra la esencia humana. Sin embargo. Está visto que este tipo de delito es penado severamente en las sociedades más adelantadas. Ese estrato de roca dura que sostiene la estructura misma de la humanidad fue formada en las profundidades ancestrales del cerebro antropoide y encuentra su representación en la lógica. hay una capa basal desde donde se construye el idioma. En un subsuelo de la lengua. atentar contra la lógica sería un crimen de lesa humanidad. a diversos atentados abominables y repetidos.El código lógico argentino Muchas personas suscriben la teoría de que se es humano gracias al habla. Tal vez por eso los . un inexplicable bache legal deja impunes. pero la lógica es la misma esencia del lenguaje. los delitos contra la lengua serían en cierta medida. Siguiendo esta línea de pensamiento. El habla hace humana a la horda. en la nuestra.

miembros de la secta “Los Segundos Autonomistas de Berazategui” o como se los solía abreviar “La Segunda Fundación” (pues solían reunirse a deliberar en la compañía de seguros homónima). a modo de ejemplo. A continuación se resumen algunos de sus puntos fundamentales. 1) Se prohíbe el uso de los pronombres “Nosotros” y “Ellos”. 4) La mera comparación temporal entre situaciones . “Todas las pendejas del conurbano”.) Esto habilitará al oyente más cercano a propinar un puñetazo al hablante. Las penas aplicables van desde el cachetazo hasta la sofocación mortal mediante la llave Doble Nelson. “los porteños”. etc. 2) La mera pronunciación del artículo “los” y su femenino “las” seguido de un gentilicio (“los musulmanes”.) constituye un delito cuya pena abarca desde el apercibimiento verbal hasta la amputación de extremidades. Tal correctivo podrá ser repetido hasta lograr el silenciamiento del delincuente. 3) Se considera un serio agravante el uso no autorizado de cuantificadores previos (“Todos los uruguayos”. decían haber confeccionado un Código Lógico Argentino. etc.

sociales (“antes los chorros tenían código. 5) El uso de porcentajes ficticios (“En el noventa por ciento de los trabas es encima. Mientras tanto. será castigada con la inmersión del hablante en una bañera de Coca o Pepsi Cola y posterior depósito sobre un hormiguero de guerreras rojas. El Código Lógico Argentino se ha perdido en alguna oficina ministerial y espera aún el día de su aprobación.) que no fuera documentada de inmediato con estadísticas confeccionadas por personas habilitadas. “cuando yo era borrego. . etc. “ni el diez por ciento de esas notebooks será utilizada para estudiar”) constituye el delito de falsificación estadística agravada. punible con azotes con una réplica en cuero vacuno del metro patrón. drogón”. la humanidad avanza desprotegida hacia una luz por ahora distante. Pero la suerte acompaña al delincuente como una sombra furtiva. no como ahora”. se podía salir a la calle tranquilo”.

– dijo el conductor . Adentro. el sol se había ocultado completamente . encendió sus luces. solo viajaban dos hombres .Ni una palabra. Cargamos y nos vamos.Cargamos gas y listo. Luego pasaron dos días de relativa calma. No decimos nada de nada. una camioneta pick up que corría por la ruta costera que une el pueblo de La Pedrera con la pequeña ciudad balnearia de La Paloma. Cuando llegaron a la única estación de servicio de La Paloma. nos vamos. y cuando el sol tímido del tercer día se ponía en el mar del cabo Santa María. .Aunque nos pregunten… nada.Por supuesto. eh? . Los desmanes abarcaron desde techos y ranchos demolidos por el vendaval hasta varios contenedores mal estibados que se perdieron de un buque en altamar. – confirmó su acompañante .Televisores del mar Apenas había comenzado el mes de octubre del año 1999 cuando una espantosa tormenta castigó con saña la costa del mar uruguayo.

“¿Qué tormenta tuvimos eh? ¡Este invierno se quiere quedar! ¡Y ya estamos en octubre!”. el joven arriesgó. “Parece que mañana va a parar el viento”. Viendo las cañas de pescar. no?”. Los hombres respondieron apenas con un movimiento de cabeza y una sonrisa fugaz. el joven Milton tomó la manguera y dijo a modo de saludo. “¿Lo lleno. no? Cuando la camioneta arrancó y se fue a una velocidad un poco excesiva para las calles . Cualquier ignorante de la tenacidad del uruguayo a la hora de conversar podría esperanzarse y creer que ambos hombres lograrían evitar la charla del empleado. el acompañante en cambio negó con la cabeza. Nuevamente los tripulantes de la pick up asintieron sin decir palabra. ¡Y esos televisores que llevan atrás están empapados! Qué lástima! ¿No tenían para taparlos.y el despachador interrogó mentalmente a las nubes rojizas que se reflejaban en la aguas tranquilas de la bahía. preguntó el muchacho. a lo que el conductor y su acompañante volvieron a asentir silenciosos. “A ustedes los agarró la tormenta también no? ¿Estaban acampados?” El conductor asintió. Mientras la camioneta se detenía frente al surtidor.

¿Cómo que aparecen televisores en la playa? . una retransmisión radial de un viejo partido de fútbol de la liga rochense. interesado. “¡No sabe la última novedad!” le dijo . ¡Recién se fueron dos pescadores para Rocha con la camioneta llena! . o Sansei o Sanyo… no.De televisores… . Sansei creo – El dueño lo tomó por los hombros y lo sacudió paternalmente. algo aburrido.¡En la Pedrera están apareciendo televisores en la playa! El dueño dejó pasar un segundo. el empleado regresó radiante a la oficina donde el dueño escuchaba.Sí.Sensei .¿Milton. .¿Qué pasó? – respondió el dueño. . Miró la botella de grapa que guardaba en el estante de los aceites y luego de decidir que no había un faltante exagerado en el contenido.Marca Sensei .desiertas del pueblo. . los trae el mar.Qué? . bajó el volumen de la radio y le preguntó al chico. dónde aparecen lo televisores? ¿Te dijeron exacto? .

. El dueño del Ancap estaba llegando ya a la entrada de la ruta al desierto balneario La Pedrera.Ni una palabra. Cuando don Carlos miró hacia atrás por el espejo retrovisor. ojo! .Milton.Muchas gracias. evaluó la claridad remanente y tomó el fanal de mano que utilizaba para sus cacerías. en La Pedrera. cuando se vio rebasado por una rauda motocicleta con dos jóvenes que parecían ir en su mismo destino. Tú te quedas hasta que yo vuelva y no le vayas a decir una sola palabra a nadie. mientras el joven Milton quedaba a cargo de la estación de servicio… y del teléfono. El dueño de la estación miró el cielo. Si encuentro televisores. escúchame bien lo que te digo. Ya .¡Pero ni una palabra a nadie. te traigo uno.. Don Carlos sacó su camioneta y arrancó raudo para La Pedrera. la usualmente intransitada ruta veraniega parecía una autopista repleta de faros de autos que lo seguían a una distancia cada vez más corta.Sí. yendo para Punta Rubia a un par de kilómetros desde las rocas grandes. Yo voy a ver qué es esa pavada de los televisores. don Carlos! . .

los corredores desmontaron de sus vehículos y enfocaron faros y linternas hacia la playa sumida ya en la penumbra. cientos de televisores flotantes llegaban a la playa envueltos algunos en sus originales bolsas de polietileno. se corrió una especie de rally improvisado que dejó a Don Carlos bastante rezagado y cubierto de arena húmeda. El primero que logró ver un bulto sobre la arena largó un grito. durante los cuatro kilómetros que faltaban hasta la playa bendecida por el naufragio electrónico. es decir. De ahí en más.llegando a la altura del hotel. decenas de . Estancieras. otros aún con el telgopor montado y muchos en sus cajas de cartón. A los gritos y risas. más motocicletas y cuanto vehículo se pudo aprontar rápidamente llevaban a una pequeña multitud entusiasta en busca de los ya famosos televisores. autos destartalados. fue alcanzado por el pelotón. En seguida todos vieron más de ese maná negro que traían las olas. barro y pastos arrancados por los impacientes que salían del camino de tierra para avanzar francamente o por la arena o entre los pastizales costeros. Cuando llegaron.

decidió tapar los televisores atesorados con . comenzó a ocultar algunos televisores tras las dunas. Cuando tuvo una cantidad respetable y un terrible dolor en los brazos.personas se lanzaron a capturan su televisor. Mientras seguía llegando gente desde el pueblo vecino. Temeroso de que la zafra de aparatos se acabara antes de que pudiera regresar por más. La cantidad de televisores que traía el agua era increíble. decidieron regresar al pueblo para vaciar la carga y retornar luego a la playa en busca de otra tanda de televisores. entusiasmando a los de la mano contraria que intentaban llegar por primera vez a ese lugar dorado donde aparecía el electrodoméstico más deseado por todos. don Carlos. los improvisados pescadores eran reforzados continuamente por más habitantes de la Paloma que iban llegando sin pausa. que ya había cargado todo espacio útil de su camioneta con televisores. ya algunos que habían colmado la capacidad del auto o de la moto. Mientras se luchaba de esa manera contra las olas como quien quita una preciada fruta abrillantada de un pan dulce del mar. A toda velocidad volvían por la ruta hacia La Paloma.

inefablemente apareció la bienvenida botella de grapa. Se puso a increpar al resto de los recolectores .contestó indignado el hombre . o alguno compró el televisor? ¡Los estamos robando del mar! – dijo una joven algo compungida que pasaba portando el suyo .No.Sí. Hubo escenas de violencia incipiente. Dado el frío imperante y la mojadura que se estaba dando esa pobre gente. que también ayudó a entrar en calor a los pescadores ateridos. quienes recién llegaban cargaban sus propios televisores y emprendían también el rápido ida y vuelta que se prolongaría toda la noche. pero cuando se agarra el televisor ya es de uno. . para darse calor y de paso alumbrar un poco más la noche.una capa de arena. es mío… .¡Ese televisor es mío! – le dijo a un veterano señor. Mientras tanto. se improvisó una fogata en la playa. Como siempre que los orientales se juntan.No es de nadie. Don Carlos regresó por más y descubrió que su escondite había sido violado y los televisores hurtados. y yo tenía seis ahí atrás y ahora me los sacaron! .

Milton tragó saliva. hermano menor del primer conductor. Dispuesto a apoyar el reclamo.Eso le pasa por avaro. que si no fuera por mí ni se hubieran enterado de que estaban los televisores aquí! Pronto hubo un contado de pelea.¡Bueno. estaba a punto de injuriar también él al alocado chofer de la camioneta rival cuando vio descender del lado del acompañante a una muchacha. De uno de los autos bajó Milton. una joven walkiria que tenía un largo pelo dorado que resbalaba por las curvas que su busto provocaba en el abrigo.¿Calma? Este animal me destrozó la trompa de la . se creyó capaz de hablar nuevamente y dijo: . se acusaban recíprocamente de haber causado el choque. . La niña se había abrigado con una gruesa campera.. todos acudieron al lugar del accidente donde dos hombres de pie ante sus respectivos vehículos. Luego de un segundo.A quién le dices avaro. Sin dejar de discutir. se oyó el sonido inconfundible del metal abollándose: el primer choque de autos de la noche. que no es para tanto! . Pero ya cuando los participantes se iban a las manos. pero aún así parecía un ángel. calmémonos.

Acaso no te dejé yo a cargo del puesto? – intervino don Carlos .¿Tu a quién le dices animal.Pero no vés que esto es la playa? De qué .meharí. . pero tuve que ayudar a mi hermano que quería venir a buscar el también un televisor y no ve bien de noche…. .Ve bien.Cómo no voy a estar nervioso. No ha querido ofenderlo.Disculpe jefe.Por favor. eh? – desafió el padre de la muchacha. ignore a mi hermano. y a mí me da miedo de que vaya por ahí y le agarren los nervios… por eso lo acompañé. si este hombre me cruzó el auto por donde yo estaba pasando! Y yo tenía prioridad . incapaz de evitar llenarse la vista con el pelo de la muchacha.Milton. . pero si se pone nervioso entonces pierde la focalidad. qué haces aquí. . . señor.¡Ah! ¡Ahí tienes! ¡No ve bien y está manejando! ¡Y luego la culpa es mía! – dijo el conductor de la camioneta. Estamos un poco nerviosos – dijo Milton. . el cual no dejaba de ondear en la brisa reflejando el fulgor de la fogata cercana.

No me importa. muchacho! Pero si no tienes la menor idea de cómo se maneja… . .prioridad me hablas. Disculpen – Milton se atrevió a mirar a la muchacha también – No es por su culpa.Hermano. tú me has chocado y tienes que pagar.Calma – repitió Milton. porque has dejado el puesto solo – intervino nuevamente Don Carlos .¿Quién me va a pagar el auto? ¡Yo no voy a poder cobrar el seguro porque no cubre tránsito por la playa! – dijo el hermano de Milton . el auto y mi empleo. eso explica el exabrupto de mi hermano… vamos José. vamos. Ya hemos perdido bastante. . José… que esta buena . deja quieto… no ha sido culpa de nadie. pero vayamos.¡Pero si vino su esposa y se quedó ella! Y me mandó que le dijera que no se vaya a olvidar de llevar un televisor para su suegra. Milton. . tan necesario para poder completar mis estudios universitarios en Montevideo. lo que sucede es que se nos frustró la posibilidad de llevarnos un televisor y bueno. y que se escuche bien que la vieja no oye casi nada.¿”Calma” dices? A mí me parece que yo debo despedirte.

gente no tiene la culpa de que nosotros no
tengamos fortuna esta noche.
- Mira Milton, el empleo lo sigues teniendo, por lo
menos hasta que me compenses el adelanto que te
di para los libros de derecho. Lo que no tienes, por
lo visto, es movilidad. Y yo tengo mi pickup llena de
televisores. Yo no los voy a poder alcanzar hasta La
Paloma
- ¡Si es por eso, aquí en esta camioneta hay
lugar…! - comenzó a decir la muchacha, ante la
mirada sorprendida del padre – nosotros podemos
llevarles el televisor. Incluso si quieren venir…
- Señorita, se lo agradecemos con todo el corazón,
¿verdad, José? Has visto que todo puede tener una
solución? Olvídate del auto, mañana volveremos por
él. Ahora vayamos por ese televisor que nos ha
prometido. – dijo Milton, sonriendo a la joven de la
cual hubiera dado la vida por obtener un solo beso.
El día siguiente amaneció despejado y ventoso. Los
televisores seguían llegando, pero en el pueblo de
La Paloma, comenzaron las decepciones. Primero
pasó que algunos incautos intentaron conectar los
televisores inmediatamente, logrando desde
chisporroteos y silencio hasta explosiones

importantes. Enseguida apareció un técnico que
Rocha que de paso a buscar sus televisores, les
advirtió a los que encontró en la playa que los
televisores no iban a funcionar nunca si es que les
había entrado agua de mar y sin una conversión que
había que hacerles para usar la norma de
trasmisión del Uruguay. Fue tanta la demanda que
el técnico pidió prestado el local de la churrería del
parque Andresito, donde improvisó un laboratorio
para las conversiones y ajustes de los televisores
rescatables. Así estaba la gente reunida trayendo y
llevando televisores cuando apareció un hombre de
a caballo, un pescador viejo de la zona del puerto
de los botes, hacia el oeste del Cabo Santa María.
El Jinete pegó una última chupada a su cigarro y se
apeó del caballo. Se tocó el ala del sombrero y
preguntó.
- ¿Esos son los televisores que andan apareciendo
en La pedrera?
- Son, sí… - le contestó el técnico.
- Y tienen control remoto?
- No, no vinieron los controles.
- Porque yo tengo un control remoto para eso, si
quiere probar.

- A ver?
El hombre le dio el control remoto, nuevito,
enfundado aún en su envoltorio original, bastante
sucio, pero se notaba íntegro. El técnico lo sacó de
la bolsa, le puso las pilas que venían dentro del
sobre y apunto hacia un televisor que estaba
probando.
Funcionó.
El técnico miró a los ojos al viejo pescador y le
preguntó: “Cuánto quiere por esto”
El viejo encendió otro cigarrillo mientras cerraba un
ojo. Echando el humo por la boca, dijo: “Un
televisor”
- ¿Qué? ¿Un televisor? ¿Por un control remoto?
- Usted tiene muchos televisores, pero controles,
ninguno. Tal vez no valga la pena tener control
remoto de eso. No lo sé, yo ni televisor tengo. Pero
me parece que acá hay un montón de botones más
que ahí. – dijo el viejo, señalando el frente del
televisor donde evidentemente no estaban todos los
botones necesarios para ajustar el televisor, los
cuales sí estaban en los controles remotos.
- Mire, se lo cambio porque me da lástima que

exactamente el que iba con los televisores. El técnico tomó su celular y llamó inmediatamente a un amigo que vivía cerca de la playa serena. unos seis kilómetros al oeste del faro. esta vez la junta local envió una delegación que cercó la playa y juntó todos los controles remotos. A menos que sí tuviera.usted no tenga televisor. Para evitar el abuso y el agio. mira. tú? Ah. Cuando el pescador se volvía a su rancho en la otra punta de la península.¿Juanchi. cuando te levantes de la siesta. . agarras la bicicleta y te vienes por la playa. . fíjate si no está trayendo nada raro el mar. el mar estaba trayendo miles de controles remotos flotantes. Esa misma tarde se confirmó que en las distantes playas del Corumbá. el técnico reflexionó sobre dos cosas bastante extrañas: la primera era que el pescador tuviera un control remoto. amigazo. estás en la vuelta. La segunda es que se hubiera llevado el televisor sin preocuparse de no tener otro control remoto para sí mismo…. sentados en sus reposeras y abrigados con mantas. A la medianoche la paya estaba totalmente limpia y solo quedaban dos viejos ediles de guardia.

Las habladurías. Finalmente terminaron todos en el salón parroquial de la iglesia. en el salón de la junta local. que colmó como nunca sus bancas de feligreses espontáneos. En la esquina nomás. y que la empresa de transporte ya pidió el rescate. se comenzaron a repartir los controles remotos. uno por familia.atentos por si venían más aparatos flotando con la pleamar de las tres de la mañana. El alboroto fue tal que no tardó en apersonarse el subcomisario con un agente. así que pronto vamos a tener que decomisarlos. se reunía una multitud de vecinos que hacían todo tipo de operaciones de trueque de controles remotos por televisores o dinero. La desesperación cundió en el pueblo. la propia estación de servicio. Al día siguiente. disolvió la asamblea popular y advirtió: . o el kiosko del técnico. Al ver la magnitud del tráfico de mercancía y dinero. Don Carlos incluso cerró la estación de servicio y se llevó con él al Milton.Les voy avisando a todos que esos televisores son malhabidos. y chismes recorrían los lugares donde los vecinos se reunían espontáneamente a deliberar. ya sea el bar. para ver qué .

que lo miraba sonriendo con ojos de admiración. y como nadie sensato va a ir a lo del chupasangre traidor del doctor Estevarena que como sabemos nunca terminó la sucesión de mi madre y por eso no pude vender la chacra lindera a la laguna. cuando vio entre la multitud la cara pecosa y el cabello rubio de Patricia. ahora perdida irremediablemente bajo las aguas. y dijo: “Acá tenemos que consultar a un abogado que nos defienda. Milton. propongo entonces que se haga cargo mi fiel empleado Milton. Ahora mismo iré a la . cuando don Carlos golpeó la mesa con una botella de grapa. La gente aplaudió entusiasmada. que solo había rendido dos materias de la carrera y una de ellas era derecho romano y la otra era Inglés. Ya la asamblea era una gritería que ni siquiera el cura podía calmar. sin llegar a romperla. que es estudioso de derecho y tan buen alumno que podrá sacar adelante el pleito mejor que cualquiera de esas sanguijuelas de Rocha”. Entonces el joven se paró sobre la mesa y dijo “Agradezco a mi pueblo la confianza que depositan en mí. comenzó a tartamudear aterrado intentando convencer a la gente que él no tenía idea de nada de eso.se podía hacer ante la amenaza del decomiso.

puesto que así como nos asiste la ley de gentes y el derecho del mar. Milton creyó estar volando. mientras su padre los miraba complacido. La muchacha apenas lo tuvo cerca le dio un sonoro beso en la mejilla y un abrazo. De manera que caminó rápidamente para que no se notara el temblor de sus piernas e ingresó a la comisaría subiendo la escalera de entrada en dos grandes zancadas. ¿Qué quiere? .Vengo a hablar con el comisario – dijo al agente .comisaría a intimar al comisario para que cese en su pretensión.El comisario no está.” La gente aplaudió a rabiar a su paladín. también nuestro derecho como ciudadanos a recoger de la playa lo que el mar nos traiga es inmancillable e irrenunciable. El joven tragó saliva nuevamente y concluyó que ya nada podía hacerse para zafar de la situación. cuando por fin alcanzó la calle y se encontró de frente a la comisaría: la gente lo seguía detrás a una respetuosa distancia. . Milton bajó dela mesa y trató de abrirse camino entre las palmadas de ánimo y salutaciones de los presentes hasta el lugar donde estaba Patricia.

– dijo el comisario. el muchacho se preguntó cuándo dejaría de crecer esa mole parecida a la cruza entre un indio charrúa y un ropero de algarrobo. y anda para la mierda – dijo el cabo . si antes de seguir discutiendo esto. señor comisario. . no ponemos un televisor aquí..¿Qué le parece.Bueno.Si no está. – digo… ustedes no tienen televisor acá. justamente yo le quería hablar de eso… empezó a decir Milton tratándose se imponer sobre el ruido de la radio que acababa de encender el cabo de guardia. de los grandes. Mientras se acercaba a Milton. apareciendo por el pasillo que daba a los calabozos. Esto es algo que debo hablar con él .No.Qué pasa. Pronto llegará la orden de requisa y voy a tener que pedir la ayuda de la prefectura. lo esperaré. quitándose las lagañas. . para que el personal de .Buen día señor comisario. . no? . Vengo en nombre… me mandan los vecinos para hablar del asunto de los televisores. van a tener que devolverlos todos. quién me busca? Dijo el comisario. solo radio.Nada que hablar.

. levantó los brazos y exclamó: . y si viene la orden de requisa la usaré para limpiarme el culo.Bueno. Cuando la vio. Pero igual le digo que… .guardia pueda estar atento y entretenido mientras cumple su deber? El comisario pareció de golpe interesado . . . claro.¡Que sean tres televisores entonces! . – dijo Milton.Ah. pero presumía que sería en Costa azul.Listo gurí.Gracias señor comisario.Y también deberíamos poner uno en el calabozo. No. no lo sabía – Milton no iba a preguntar dónde estaba ese calabozo extra. te traes los televisores y asunto olvidado. . Al salir de la comisaría. algo perturbado por la imagen mental que el comisario evocara. Pero los calabozos son dos. Milton bajó lentamente por la escalera buscando con la mirada a Patricia. para que el detenido tenga posibilidad de entretenerse acostado en su cama y distraer la mente de las tentaciones del delito. precisamente en la casa del comisario.No estaría mal. somos democráticos.

Luego llegó el verano y los turistas. La calma volvió al pueblo y esa fue una primavera feliz. Milton y Patricia se casaron en la playa donde se conocieron. se acercó a donde Carlos y le dijo en vos baja que el principal amenazado por la requisa era él. . Fue una puesta de sol memorable.“ganamos” La multitud se le arrojó encima vitoreando. pues era quien más televisores tenía. Luego se fueron y llegó el otoño y nuevamente el resplandor de los televisores alumbró las ventanas nocturnas de las casas del pueblo. No lo necesitaban. repleta de partidos y telenovelas para todos. pero él hizo un par de fintas para esquivar a dos o tres entusiastas y logró recibir el único abrazo que realmente le interesaba. sin soltar a la muchacha. nadie les regaló un televisor. Curiosamente. Minutos más tarde. Don Carlos accedió de inmediato a desprenderse de tres de los mejores aparatos y llevarlos disimuladamente esa noche a la comisaría.