Está en la página 1de 4

ARGUMENTOS CONTRA LA PERSONA

Es una tarea difícil desprender las palabras ofensivas que alguien dice sobre la
persona que da un discurso y separar el encanto del discurso, del orador con
que este discurso nos encanta. Nos encontramos con la percepción que se
tiene que el ser humano guarda una estrecha relación con sus obras, como si
estas fueran parte orgánica esencial de él; lamentablemente no solo guardan
relación las obras con su autor sino también aquellos actos censurables que
merecen o han merecido una sanción social. Empieza allí a llevarse al extremo
la identificación del sujeto con su comportamiento donde la credibilidad se ve
vulnerada al adecuar esta relación a un círculo social, de manera que, a un
mentiroso consuetudinario nadie le creerá nada aunque exista la posibilidad de
que este eventualmente diga la verdad, ni que las predicas morales de una
mujer que fue casquivana en su juventud sean atendibles por ella no ser un
ejemplo de vida moralista a pesar de que la misma este conduciéndose a llevar
una vida decente.
Esta percepción de la conducta humana ha sido llevada hasta los debates
desembocándose inevitablemente la falacia contra la persona donde se
persigue desviar la atención del discurso hacia quien lo dice o quien lo escribió,
destacando algún vicio suyo o alguna conducta censurable para lograr
disminuir o acabar con el efecto causado por el contenido del discurso.
También hay falacia contra una persona cuando se le desmerita a alguien de
poder desempeñar un oficio por algún comportamiento suyo puede ser
considerado censurable pero que en verdad no lo inhabilita para ejercer el
cargo; esto se debe principalmente a que la argumentación sobre las personas
está basada en el principio de no contradicción, por esto se compara el ejemplo
que es su vida con lo que intenta predicar.
Cuando los asaltos retóricos se concentran en las contradicciones o
inhabilidades, como también en una teoría o la legitimidad de una
conducta, son calificados como ad hominiem; cuando el argumento va
dirigido contra la persona para destacarle un defecto o censurarle un
comportamiento se le denomina ataque ad personam.
En el ejercicio del derecho es fácil encontrar el empleo frecuente del argumento
contra la persona, se hace necesario que estemos advertidos y prevenidos
para utilizarlo ventajosamente o para contra restarlo cuando sea necesario. A
veces es razonable objetar la credibilidad del ponente por su prontuario moral,
una excepción puede ser a quienes no guardan coherencia entre sus acciones
y sus predicas, donde utilizan la falta de coherencia para reforzar el argumento
que sostiene sus discursos, por ultimo para contrarrestar los efectos de un
argumento se debe tener la información adecuada sobre el sujeto víctima del
ataque para dar respuestas estratégicas haciendo ver al atacante como una
persona discriminadora intransigente que se deja llevar por la injuria en vez de
confrontaciones inteligentes, lo cual lleva a contrarrestar una falacia con otra.

En segundo lugar es importante destacar que. porque es acaso más cierta la primera que la segunda. debemos afligir solo porque es Ciro. antes de emprender este juego retórico mis apreciados oyentes quisiera decirles unas palabras: ‘’Hablamos de Marco el asesino. ¿es la palabra aquello que nos ha traído aquí a este recinto con un juez. un argumento de autoridad al citar a Ciro en aquellas palabras. quien en sus noches comete adulterio y maltratos contra su mujer. quien en este bello ejercicio erístico usa su lengua para acusar a otro. quien le acusa en su recital de un acto cobarde y bajo. quien creería que aquel que apunta es esta clase de individuo. los hechos hablan y bien apuntan a que Ciro no es el ‘’Honorable’’ y Marco no es el ‘’Asesino’’. Este es un argumento ad personam en todo sentido. que aquel que ahora dice tener esa hermosa proclama de la verdad la sustenta solo en su palabra. interesante e incluso creíble. como para comparecer ante un juicio. como Nelson Barros expuso en su texto.Oratorio Argumento Ad hominem. el primero. porque es Marco el asesino y Ciro el honorable. quien en sus palabras afianza que es. pero yo les digo. ¿Entonces yo les digo. en este argumento da lugar a rescatar otros elementos dentro del mismo. porque es Ciro el ‘’Honorable’’ que mientras suena elegante oculta su inmoralidad mintiéndole al respetado público. su servidor abogado y el respetuoso público presente?. lo que se puede considerar como una persona revestida con las cualidades necesarias tanto en tema que es objeto de controversia. SEÑORES! Es necesario que distingan antes de que se tome una decisión si es aquello que se acierta sobre Marco una palabra o un hecho. ¿Dónde está la sangre?. en boca del honorable y respetable Ciro. la única prueba que se tiene de que es el posible culpable es la intervención de un testigo que asegura haberle visto en la escena del hecho. Ahora yo les digo ¿Dónde está el arma?. Primeramente como ya se explicó antes alude a censurar un comportamiento reprochable por la sociedad y que no solo lo desacredita ante ésta que al ser considerado entonces. Elocuente. vale decir. un homicida de nada más y nada menos su señora mujer. En un juicio en Grecia a la luz pública donde se acusa a mi cliente de ser culpable de cometer el acto de homicidio contra su esposa. quién es el honorable?. Análisis del argumento. creador de los mismos hechos desvía la atención al autor de las palabras y automáticamente le resta credibilidad ante el argumento que proclamó en contra del acusado. o me equivoco al decir que ya usted ha pasado por este sitio antes y no en la calidad que se encuentra ahora?. destacando su honorabilidad en varias ocasiones. Vale .

el abogado puede utilizarlo a su conveniencia para la defensa. si atendemos a la manera en cómo se expresa el defensor de su honorabilidad. es importante destacar la manera en que el defensor utiliza el argumento ad personam de manera estratégica para contrarrestar otra falacia eventualmente pronunciada por Ciro anteriormente. Para terminar.destacar en este que también se da lugar a un argumento de sarcasmo. De tal manera que aunque este argumento no sea apropiado específicamente para un debate. .

ARGUMENTO CONTRA LA PERSONA ANTONIO ALVAREZ VASQUEZ KIMBERLY ANGULO LEÓN DANIELA MATUTE CABEZA FRANCISCO BOHORQUEZ UNIVERSIDAD DEL ATLÁNTICO FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS PROGRAMA DE DERECHO CUARTO SEMESTRE BARRANQUILLA. 2014 .