Está en la página 1de 3

El guila y la zorra

INICIO

Un guila y una zorra que eran muy amigas decidieron vivir juntas con la idea
de que eso reforzara su amistad.
Entonces el guila escogi un rbol muy elevado para poner all
sus huevos, mientras que la zorra solt a sus hijos bajo unas
zarzas sobre la tierra al pie del mismo rbol.
Un da que la zorra sali a buscar su comida, el guila, que
estaba hambrienta cay sobre las zarzas, se llev a los

NUDO

DESENLACE

zorruelos, y entonces ella y sus cras se regozijaron con un


banquete.
Regres la zorra y ms le doli el no poder vengarse, que saber
de
la
muerte
de
sus
pequeos;

Cmo podra ella, siendo un animal terrestre, sin poder volar,


perseguir a uno que vuela ? Tuvo que conformarse con el usual
consuelo de los dbiles e impotentes: maldecir desde lejos a su
enemigo.
Mas no pas mucho tiempo para que el guila recibiera el pago de su traicin
contra la amistad. Se encontraban en el campo unos pastores sacrificando
una cabra; cay el guila sobre ella y se llev una vscera que an conservaba
fuego, colocndola en su nido. Vino un fuerte viento y transmiti el fuego a las
pajas, ardiendo tambin sus pequeos aguiluchos, que por pequeos an no
saban volar, los cuales se vinieron al suelo. Corri entonces la zorra, y
tranquilamente devor a todos los aguiluchos ante los ojos de su enemiga.

Nunca traiciones la amistad sincera, pues si lo hicieras, tarde o temprano del cielo llegar el
castigo.

El Asno y el Hielo

Era invierno, haca mucho fro y todos los caminos se hallaban

INICIO

helados.
El asnito,

que estaba cansado, no se encontraba

con

nimos para caminar hasta el establo.

-iEa, aqu

me quedo! -se dijo, dejndose caer al

suelo. Un

NUDO

aterido y hambriento gorrioncillo fue a

posarse

cerca

-Asno,

buen amigo, tenga cuidado; no ests en

el

camino,

-Djame,

tengo sueo ! Y, con un largo bostezo, se

qued
Poco

fundir

el

un

DESENLACE

de

su

sino

oreja

en

un

le

lago

dijo:

helado.

dormido.
poco, el calor de su cuerpo comenz a
hielo hasta que, de pronto, se rompi con
gran

chasquido.

El asno despert al caer al agua y empez a pedir socorro, pero


nadie pudo ayudarle, aunque el gorrin bien lo hubiera querido.

MENSAJE:

La historia del asnito ahogado debera hacer reflexionar a muchos


holgazanes. Porque la pereza suele traer estas consecuencias.
Fin