Está en la página 1de 8

Repensar la Utopía: Orwell y el totalitarismo

por Mario Cornejo Cuevas
Si hay alguna esperanza, escribió Winston, está en los proles.
Este ensayo más que una reflexión teórica es un discurso político en oposición al
totalitarismo de la indiferencia. Para Orwell, la oposición contra los totalitarismos
comienza en 1936, cuando se ofreció como voluntario en medio del conflicto civil
español. Para él no sólo es necesario ejercer una constante crítica al régimen
sino mantenerla constante bajo toda circunstancia adversa; en términos prácticos
como teóricos. Su militancia no se limita al terreno literario, como en su tiempo lo
fue Antoine de Sait-Exúpery en el campo aéreo o Joseph Conrad en el naval. En
muchos sentidos se podría afirmar que gran parte de su obra se suma al combate
los totalitarismos y todas sus vertientes; ya sea que se trate de su versión alemana
o soviética.
Distopía es el término con el que normalmente se le conoce al género literario que
caracteriza a Orwell como escritor de novelas, aunque lo cierto es que su mayor
producción literaria está más relacionada con el género ensayístico que nada tiene
de distópico. De acuerdo al diccionario Oxford el término “Distopía” se refiere a un
lugar o condición imaginaria donde todo acontece tan mal como sea posible. El
término es usado por primera vez por el filósofo John Stuart Mill quien, en un
discurso dirigido a las políticas territoriales irlandesas, denuncia:
«Posiblemente sea demasiado halagador llamarlos utopianos, mejor deberían ser
llamados distopianos o caco-topianos. Normalmente se le llama utópico a lo que
es demasiado bueno para llevar a cabo; pero al parecer es todo lo contrario.»1
La Guerra fría trajo consigo el género policial o de espionaje, tanto en el cine como
en la televisión, la radio y la literatura. Hoy en día, y quizá desde los 80’s, con el
auge de los medios digitales, lo que en su tiempo fue tecnológicamente utópico se
ha vuelto objeto cotidiano, cosa de todos los días. La diferencia estriba en que
1

“Dystopia” en Oxford Dictionaries (2012): Oxford University Press. Traducción libre propia.

Eric Arthur Blair quien pasó a la historia bajo el pseudónimo de George Orwell es un reconocido ensayista y literato quien alcanzó fama mundial tras la publicación de su novela 1984.2 En algún momento se dijo que si Kafka hubiera nacido en México sería un autor costumbrista. considerado el “Premio Nobel alternativo”4. convirtió a George Orwell en un costumbrista. completando de paso –gran paradoja– la labor del KGB soviético. controladoras de todo y cada uno de los aspectos cotidianos del individuo. la Agencia de Seguridad Nacional de EE. Para el 2013. como aquella situación absurda y angustiosa. hacia lo que hace unos años pudimos haber pensado como una quimera. después de una larga temporada en HongKong. Recientemente galardonado al premio honorífico Right Livelihood (Premio al sustento bien ganado).com/mundo/Record-ventas-libro-Orwell_0_935906750. o temer lo que temió Orwell. Son pocos los autores que hayan establecido un paradigma a través del nombre que los llevó a la fama.clarin. sesenta y cuatro años después.html 3 . Quizá ya no nos quede suficiente tiempo para soñar lo que soñó Verne. a pasos agigantados. que llevan al individuo al borde de la desesperación a través del hastío o lo Orwelliano en relación a las sociedades totalitarias y represivas.html http://cultura.com/cultura/2013/08/25/actualidad/1377449679_445632.rightlivelihood.vamos rápidamente. UU. pero de causas indeterminadas o simplemente desconocidas.elpais. Lo kafkiano por ejemplo. tanto el repentino auge de la novela de Orwell. No es raro que esta fama se forje de manera póstuma a su muerte. las ventas de este mismo libro se catapultaron un 337%.html 4 http://www. lo mismo se dice ahora de Orwell. Como bien dice Rodríguez Marcosi: «Si la NASA convirtió a Julio Verne en escritor realista. apenas un año antes de su muerte. hoy en día. por que en cierto sentido ya lo estamos viviendo. tienen un punto de origen.org/summary_spanish. como la transición hacia el “costumbrismo orwelliano”.»3 En muchos aspectos. hoy en día Edward Snowden pasa sus días en Rusia. 2 http://www.

No es la tiranía del estado. pero alega haber utilizado dicha información a favor de la “lucha contra el terrorismo”. Yo tampoco hacia ellos. Sólo están “haciendo su tarea”. a través del programa de vigilancia electrónica PRISM. Nada más lejos de la realidad. PalTalk. Por otro lado. pese a que el discurso oficial pretenda hacerlo ver de esa manera. ni del partido. “Están sirviendo a su país” y eso parece que les absuelve de todo mal. estas palabras. resultan discordantes con avance de la industria es en el hecho de que “sirvan a su país”. YouTube y Apple. Google. ni de una clase social sobre otra: la tiranía de las grandes corporaciones industriales. son buena gente y jamás cometerían un asesinato en su vida privada. Tres días después del artículo en The Guardian sale a la luz dicha fuente.» Pero si en algo. AOL. Toda la información apunta hacia la NSA (National Security Agency) y el FBI (Federal Bureau of Investigation) con el acervo de las compañías Microsoft. Yahoo. tampoco tendrá ninguna pesadilla. La mayoría de ellos. Cuando la industria armamentista se quedó sin un campo específico de consumo tuvo que emplear . Facebook. donde se divulga el acceso a registros telefónicos y de Internet de millones de usuarios de partedel gobierno de los EU. su nombre: Edward Snowden. Con el avance de las tecnologías de espionaje e interrogación no es extraño preguntarse ¿En qué clase de mundo vivimos? ¿No se habían terminado los totalitarismos tiempo atrás con el derrumbe de la unión soviética y el triunfo del modelo neoliberal? ¿No era esto una garantía de nuestras “libertades individuales”. como dice el proverbio. Resulta ser un joven exempleado de la CIA (Central Intelligence Agency). no tengo ninguna duda. La casa blanca no lo niega. si alguno consigue matarme hoy. el “derrumbe de los grandes relatos”? Tampoco es extraño tener esa extraña sensación de que se está asistiendo a la inauguración de una nueva tiranía. Skype. Pero es que. parafraseando una carta del autor pero cambiando un poco su sentido: «Ellos no sienten ninguna enemistad hacia mí como individuo.Su nombre comenzó a tener resonancia a partir del 6 de Junio en el diario The Guardian. el “fin de las ideologías”.

se dice. reconocimiento de voz. ha alcanzado cierta categoría desde el auge de la industria genómica. a las clases sociales menos favorecidas. claro está. entonces catalogado como simple “ciencia ficción”. no consiste en el desmesurado egoísmo de los tiranos que avasalladoramente atropellan la disposición de la mayoría al imponer su propia opinión. o en la cárcel de Stanford. España. los smartphones con todo lo que ellos implican (cámara. es el medio que democratizó el conocimiento. Huxley se queja de la poca seriedad con la que se han tratado los temas de psicología social. como lo denominó en su tiempo Hannah Arendht. en el fortalecimiento de los intereses de la mayoría sobre la disolución de los privados a través de un sistema de reglas bien definido. bajo los experimentos de Milgram en Yale. 5 Huxley. hoy en día. dirigida a Orwell. Pero es que la banalidad del mal6. o la tercera ola en Cubberley High School. Los microondas. dando una preponderante importancia al materialismo. El género. En la red ya es antaña la carta de Huxley 5. Huxley ya había profundizado en el terreno de la distopía. California. permitiendo su acceso. inclusive. -¡Vamos! Es difícil pensar al mismo internet sin el impulso de la industria bélica. En todas las ocasiones dichos experimentos se salieron de control y tuvieron que ser suspendidos. Suceso equiparable únicamente a la invención y popularización. Arendt. Hannah (2013): Eichman en Jerusalén: Un informe sobre la banalidad del mal. Random House. la proliferación de todo tipo de drogas. La violencia es un medio poco idóneo para mantener el orden y la cohesión social. 6 . Harper and Row. Aldous (1969): Letters of Aldous Huxley.sus mismas estrategias de ventas y líneas de producción a terrenos mucho más modestos. en el ramo conductista. Penguin. además. GPS). alucinógenos y psicoactivos. la comida enlatada. sino por el contrario. en ella se acierta en pensar que la política de “la bota en la cara” pueda ser del todo redituable para la mayoría de los totalitarismos de hoy en día. que ocasionó el cisma entre la iglesia católica y la protestante. Cuando Orwell publicó la novela por la que saltaría a la fama. Por supuesto Huxley no supo lo que se pudo lograr en términos estrictamente psicológicos.

Es difícil afincar responsabilidades. la tiranía se encuentra al alcance de todos. Ocho ejercicios sobre la reflexión política. pero muy limitados. la otra condiciona los pasos necesarios a través de los cuales uno se encuentra legalmente autorizado para ejercer sus propios. Hannah (1996): ¿Qué es la autoridad?. si bien no es idéntica. El tirano es aquél que gobierna sobre todos indistintamente. monopoliza y ejerce el poder de manera arbitraria. más científico. tecnológicos y culturales que han propiciado el avance de esta nueva clase de totalitarismo? Me aventuraría a creer que. pp. Barcelona. Las diferencias que hacen de un régimen característicamente autoritario. dentro de nuestra propia condición humana. Finalmente ¿Cuál es nuestra condición tras los cambios políticos. Península. Por último el régimen totalitario es aquel que se estructura en capas concéntricas. Autoritario es aquél que. son dos caras de una misma moneda: la una busca dejar inoperante la disposición individual de autodeterminación. misma que disminuye conforme de nivel hacia el otro. más real. sádico. se le brinda cierta autoridad. Por mera consideración a la condición humana. Huxley consideró más idóneo su modo de pensar que la pesadilla que retrata Orwell. en Entre el pasado y el Futuro. constituido sobre la cima de una estructura piramidal. como un producto engendrado por un pensamiento maquiavélico. 109. . medios de expresión. kafkiano… orwelliano. pero no por ello menos fatales e infaustas. dejaron de ser literarias hasta alcanzar un carácter más teórico. cada una de estas categorías. la misma realidad ha superado lo que en su momento fue catalogado como ficción. Hace mucho hemos arribado el momento en el que. o de cebolla. por su puesto localizando en el núcleo que es capaz de “oprimir desde dentro” y no desde afuera o desde arriba como las tiranías y los autoritarismos. 7 Arednt. pero quizá nosotros mismos seamos parte del problema.7 La represión y la coacción.Eso permite que la condición de tirano no pertenezca a un solo individuo. Su ventaja estriba en poder soportar los embates de la más cruda realidad. dictatorial o totalitario son sutiles. 108.

aprovechada por los ideólogos de corte laissez faire. El miedo va en incremento y la capacidad de ejercer decisiones justas va disminuyendo conforme el miedo y la confusión avanzan. San Francisco. Montreal. Los Ángeles. ¿Qué ha producido esto en la población? Miedo. ¿Cuáles son los medios utilizados para su imposición? La psicología social. Madrid.Raptados por la policía municipal de Iguala Guerrero. No sólo miedo a ser capturado. Sus familiares. ejecutados y torturados en la peor de las muertes posibles. preocupados por su situación han determinado convocar a una manifestación en su localidad. una condición inhumana e indignante hizo que en 1971. Chicago. sus amigos. sin mencionar a tantos otros estados de la República. preparan el terreno para la imposición autoritaria. Un desastre tras otro. Se puede revisar la lista completa en: http://www. un total de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa fueron rapados el pasado 26 de septiembre. similar a las terapias de choque empleadas en la 8 Particularmente en Chiapas el EZLN convocó a una marcha pacífica en San Cristóbal de las Casas. Ya casi se cumplen cuarenta años desde que las políticas económicas de libre mercado se han impuesto a fuer de miseria y sangre.8 Seis de ellos ya han muerto. trascendiendo las fronteras de nuestro país. Naomi Klein considera que los desastres naturales dan pie a esta clase de situaciones. torturado y asesinado sino miedo a que sea nuestra propia familia quien sea capturada. Barcelona.animalpolitico. En Berlín se manifestaron hace un par de horas frente a la embajada mexicana.com/2014/10/hoy-es-la-marcha-nacional-por-la-desaparicion-de-normalistas-deayotzinapa-sedes-y-horarios/ . No obstante esto ya ha sobrepasado su calidad de noticia local. en Buenos Aires también. Varios de ellos resultaron con graves problemas mentales. Aquella que Huxley consideró más idónea para las sociedades del futuro. en una simulación carcelaria los prisioneros sufrieran y aceptaran un tratamiento sádico y humillante a manos de los ficticios guardias de seguridad. torturada y asesinada. no porque represente el mejor de los pensamientos económicos posibles si no por otras razones.

Es necesario aprender nuevos modos de ejercer nuestra autonomía. todo se establece de acuerdo a los jugosos contratos multimillonarios que acarrea su administración.psiquiatría clínica. El auge del capitalismo del desastre. como contribuyentes. hoy en día el ejercicio del estado es visto con malos ojos por el intelectual promedio. Los totalitarismos en tiempos de Huxley y en tiempos de Orwell fueron administrados por el estado. parafraseando a Platón. Pensar que la proliferación de una economía de libre mercado permitirá el establecimiento de mayores oportunidades. económica. política. etc. pero ya no estamos en tiempos de Huxley ni de Orwell. No hemos podido descansar de esta situación bajo ninguna circunstancia. de progreso y enriquecimiento en todo caso se ha vuelto una situación que. sino como estudiantes. Naomi (2007): La doctrina del Shock. al menos en lo que respecta nuestra sociedad. ¿Qué oportunidad tiene el intelectual de nuestros tiempos para ejercer influencia política? ¿No será hasta que. Nuestra sociedad actual nos tiene inmersos en lo que Orwell denominó Habitación 101. Madrid. un constante quebrantamiento de nuestra propia voluntad. 9 Klein. de nuestra propia autonomía. donde sea capaz de aceptar cambios radicales a su misma situación. no sólo como ciudadanos. “cuando los filósofos sean cabilderos o los cabilderos filosofen”? La invitación ahora es a no tener miedo. Pero en todo caso la Doctrina del Shock9 como ella le denomina busca llevar a un paciente. como padres de familia. tanto de hablar como de manifestarse en contra del ejercicio de choque sobre nuestra sociedad. . en este caso la sociedad misma. es necesario comenzar a repensar nuestra Utopía porque vivir bajo la égida de la Distopía ha sido suficiente. ¿Qué es lo que está ocurriendo sino que el estado está siendo tomado por las grandes compañías industriales y reducido a su mínima expresión? Todo se mueve conforme a sus intereses. a un estado total de resignación psicológica. Paidós. se ha vuelto de facto el modo de ejercer política hoy en día. con el pasar de los años.

El desprecio a los estudiantes. des su propia condición humana. no es ajeno a la sociedad que le brinda sustento. juega un papel clave en los sucesos de su entorno social. En muchos casos. los políticos. los maestros. son los trabajadores que pagaran las pensiones de quienes los juzgan. la organización comunitaria son actividades que pocas veces vi en mi licenciatura. .La Gestión. Marquemos el fin de las distopías. la familia pero finalmente nadie puede arrebatarles el privilegio de ser la esperanza de un futuro venidero. los administrativos. Es común ser juzgados por toda la sociedad. los medios. pero en todo caso. Los estudiantes son los profesionales del mañana. Es difícil pensar el papel de los intelectuales hoy en día. el desprecio por su futuro es el desprecio de su propia condición presente. es al mismo tiempo el desprecio por su propio futuro. Repensemos la utopía. la prensa. ni tampoco sugiero que se tome forzosamente posición en cada uno de los sucesos políticos de su sociedad. las instituciones de las que se sirven y que poco a poco se van reduciendo a la nada. son quienes sostendrán el alumbrado público. repensemos nuevamente lo que el miedo nos ha obligado a abandonar. Es común para los estudiantes ser juzgados a partir de estándares que les fueron impuestos. Mi opinión no es una invitación a la rebeldía por la rebeldía misma. Los invito a no permanecer indiferentes conforme a lo que está sucediendo en estos momentos. el trabajo en equipo.