MI

MAGIA CON
SUS MONEDAS
HOMENAJE CREATIVO A JOAQUÍN NAVAJAS

POR MIGUEL ÁNGEL GEA
1

No puedo poner el Copyright, no se que
tecla del ordenador es, por lo tanto permito
todas las copias que se quieran hacer No
pongo dirección ni teléfono, porque quien
sabe donde estaré cuando leáis esto.
NOTA DE LA SEGUNDA EDICIÓN
He hecho varias revisiones esperando que
se entienda mejor, pero muchas de las
mejoras vienen de la mano de Gabi y
Ricardo que no sólo se lo han leído sino que
me han ayudado a aclarar el texto y hacerlo
menos oscuro... GRACIAS

2

PRÓLOGO- INTRODUCCIÓN
Y lo que tenéis en las manos es una obra de años, eso no significa de años ante público, sino años de
trabajo con el libro de Joaquín en una habitación, casi siempre de noche.
Fue el primer libro de monedas que compré y la verdad es que me impactó tanto que tenía que hacer
esto. Quiero recordar que es muy necesario tener este libro para entender el texto que tenéis en las manos.
Quiero hacer una defensa personal de este trabajo, no a su calidad sino a su planteamiento, con la
posibilidad inevitable de que exista una pobreza en su contenido. Defiendo la búsqueda, la creatividad, o por lo
menos, el intento. Defiendo la vida de cada uno, que si no se quiere hacer magia en público o sólo para magos,
es una opción de cada persona. Hay que tener mucho cuidado con esto, porque no hay que auto engañarse y
pensar que lo que sale de nuestra mente es bueno, sólo es lo que es y nada más que eso.
Mucha de la magia que en este trabajo se encuentra nunca la he hecho en público, pero mi intención es
homenajear a Joaquín. Creo que se pueden dejar juegos para uno, para los magos y para el público.
En este caso, hay juegos que he hecho en público, otros sólo para magos y otros para nadie... más los
que me guardo, que no es por secretero sino por su dudosa calidad. Entonces nos podemos encontrar varios
juegos y muchas ideas. Hay como tres "libros" en un sólo volumen; uno crítica, que es necesario saber el
material de Joaquín, otro de versiones, que sería recomendable el conocimiento del libro y el último, que es la
versión de cada juego de Joaquín, que más me gusta de las mías y que no es necesario la lectura de "Mis
monedas Personales" .
No quiero engañar a nadie, deseo expresar con mucho cariño, que este texto son -horas dedicadas a
pensar en magia y sobretodo a la magia con monedas. Lo expongo para que pueda servir a otros, yo me
quedaré con lo que haya mi gusto, pero quería que el homenaje se hiciera en este momento..
Es muy peligroso encerrarte en tu habitación para pensar sin más, porque la mayoría de tus ideas
pueden no pasar un filtro de calidad y tú no saberlo si no lo haces en público. Como creo que no es necesario
elegir, me gusta jugar en los dos conceptos, pensar libre sin miedo a que no valga nada, pero no venderlo
jamás como bueno y después, o antes, pensar y llevarlo al público para deprimirme o alegrarme. Este segundo
trabajo es el emocionante y valeroso y el que forja como mago y persona.
Por lo tanto no esperéis juegos que os sirvan para vuestros repertorios, aunque quizá sí, esperad ideas,
muchas ideas y campos enteros por donde podemos navegar cada uno a nuestro gusto y seguir avanzando.
Decía un maestro mío una vez, que las personas han perdido la sensación de aventura, quizá sea una
forma de recuperarla avanzar por caminos que no ha avanzado nadie en la magia.

3

HOMENAJE
No es ni una charla ni una conferencia. No es ni un libro ni unas notas. No es hablar de Joaquín ni de
mí... es sólo un homenaje a una persona que me ha enseñado mucho a través del libro y en persona. Quizá es
sólo cariño traducido en tiempo y trabajo.
Me gustaría ir por el mundo dando una charla sobre el material de Joaquín y que la gente le conociera,
pero no es mi material... o sea que me tengo que quedar con las ganas.
Me quedaba por las noches en vela con la única intención de pensar algo a partir de lo que contaba
Joaquín, esto lo hada mucho antes de pensar en un homenaje. Me encantaba tanto su material, que era como
una pequeña obsesión.
Quiero homenajear al libro y por ende a la persona. Quiero devolverle un comentario que leí y se me
grabó, que hablaba de las distintas posibilidades que se podrían hacer a partir de una técnica suya. Y quiero
decirle que he
encontrado algunas y que sienta que el libro no ha caído en saco roto. Quiero decirle que he querido
continuar su camino, que necesito buscar el mío, pero que he mirado por donde él miró. Se que me quedará su
material en forma de pozo y aunque no haga ya tanto su magia, la esencia percibida se me ha grabado.
Quiero decirle que le considero genial y que en mis primeros años de magia él fue una gran influencia.
Y este es mi homenaje, una actividad en la SEI, que no es una charla ni una conferencia... y todo junto.
Quiero que los magos vean más a partir de donde tú lo dejaste en el libro, que se de importancia a tu material
mágico.
Tengo varios Joaquín en mi mente, quizá el que me he creado de leer su libro y estudiar sus técnicas, el
que poco conozco en persona y el que nadie conoce, que supongo es el de su interior. En este trabajo voy a
estudiar al que he creado a partir del libro, intentando desmenuzarlo. Todo va un poco enfocado hacia él, sin
embargo, para no olvidar al que poco conozco, haré a lo largo del trabajo referencias <;le él. En cuanto al
tercero lo dejo tranquilo, ya que supongo que quiere estar sin problemas... y vaya desde aquí mi cariño hacia
Joaquín y V A POR TI.

EN LA PUNTA DE LOS DEDOS
Una aparición de cuatro monedas a una mano, aunque siempre aparece la misma y se aparenta dejar
caer en un vaso, siendo otras las que se dejan caer en lugar de la que siempre aparece, que ocultamente se
tienen empalmadas en la misma mano.
De esta aparición siento sensaciones enfrentadas, porque me gusta pero tiene algún defecto a mi
parecer. Creo que su forma visual es buena, pero el hecho de no mostrar nunca la mano vacía resta un poco de
4

potencia mágica. Igualmente tiene una estructura monótona. Pero no quiero dar una mala impresión, porque
creo que para un número visual o musical es perfecta. La estética es muy agradable a la vista y la encuentro
ideal para un inicio suave.
Se nota la importancia del vaso en este juego, como en la de muchos de Joaquín.. Creo que la
utilización del vaso es como la música, potencia la magia, y la envuelve redondeando un número. En este caso,
cuando las monedas caen en el vaso, es como una verificación, como si el público las hubiera tocado y les hace
sentir el efecto. No me extraña que Joaquín lo utilice en más de un juego en este libro, es un recurso muy
bueno y con muchas posibilidades. En el caso de a través de la mesa, su uso es casi imprescindible, porque
hace visual al efecto.
Es ideal para continuar con el juego de "Wild Coín". Es posible tener la moneda de cobre oculta en el
empalme clásico junto a las tres de plata. Así, se hacen aparecer las cuatro de plata echándolas al vaso, y en la
derecha, se deja la de cobre oculta. Incluso ésta se puede dejar caer al vaso, al hacer aparecer la cuarta y
echarla junto a la de plata, quedando las cinco en el vaso y pudiendo
enseñar las manos vacías. Para el público sólo hay cuatro monedas de plata que han visto aparecer.
Más tarde, al volcar las monedas en la mano, se empalma la de cobre y se empieza con el Wild Coin.
Hay dos peligros; que se caigan más de una moneda al vaso por error, o que se vean, porque hay un
ángulo izquierdo peligroso, las monedas del empalme. En cuanto al primero, una solución puede ser cambiar
radicalmente el juego. Se para al sentir que se te han caído dos en vez de una, se mueve el vaso y se
demuestra que se ha duplicado en él y se hace del fallo un efecto. En cuanto a los ángulos hay una idea,
que no es muy práctica, pero puede utilizarse. Se tienen las monedas ubicadas en el empalme de dedos
escalonadas, en lugar de estar empalmadas en el clásico. Escalonadas significa que cada
moneda está sujeta por un dedo; corazón, anular y meñique. Con esta sujeción, cuando se aparenta dejar caer
la moneda que aparece siempre, se pueden soltar una a una las monedas desde la sujeción, aflojando uno a
uno los dedos de esta misma mano.

VERSIONES
Hay un ejercicio que se puede hacer, aunque no frente al público en mi opinión. Quizá muy bien hecho
no parezcan malabarismos más que un efecto de magia, porque la sensación que puede quedar es que se está
manipulando ocultamente en todo momento, sin embargo, puede ser un estilo.
Se tienen las cuatro monedas en el Nelson Downs. Se hace aparecer la primera, como explica Nelson Downs,
en la punta de los dedos o como también Joaquín en el libro. Se aparenta dejar en la mano izquierda,
realizando un falso depósito manteniendo la moneda en el empalme clásico de la mano derecha. Ahora, se
hace parecer la segunda como la primera, y se repiten los movimientos. Se aparenta dejar la moneda en la
mano izquierda pero se hace el falso depósito y como choca con la primera que está en el empalme clásico,
parecerá el ruido que harían las monedas al chocar la segunda con la primera en la mano izquierda (este click
pass está explicado en el BOBO).

Igual con la tercera. Se hace aparecer la cuarta, pero ahora se muestran que han

desaparecido las tres primeras y en este momento se está en la posición para hacer la aparición de Joaquín,
que viene que ni pintado.
En mi opinión, es un buen ejercicio para ensayar y ejercitar los dedos, tiene un aire al estilo antiguo de
manipular monedas.
Una posibilidad no tan loca, es hacer un efecto con cada moneda que va
apareciendo. Por ejemplo, aparece la primera y se lanza al vaso. Se hace aparecer la segunda, y con una
moneda extra en la mano izquierda, se consigue que la moneda viaje al vaso, la de la mano derecha se hace
desaparecer lanzándola en el regazo y la de la mano izquierda se deja caer al vaso. Se hace aparecer la
5

tercera, se coloca el vaso bajo la mesa y se aparenta que atraviesa la misma dejando caer la moneda del
regazo y ocultando en ¡a misma mano derecha la moneda recién aparecida. Se hace parecer la cuarta, y se
puede atravesar el vaso por el método del mismo Joaquín," con la moneda oculta que se tiene.

MI JUEGO
Efecto: Aparecen tres monedas de plata que se dejan caer en un vaso. Aparece una cuarta que, acto
seguido se transforma en una moneda de cobre y al mirar al vaso se ve que las otras tres monedas de plata
también son de cobre.
Procedimiento: Se tienen tres monedas de cobre en el empalme clásico de la mano derecha, y una
moneda de plata pinzada entre el dedo índice y corazón, de la misma mano. En la mano izquierda se oculta la
moneda de cobre que falta y esta misma mano sujeta el vaso. Se "hace la misma aparición de Joaquín. Se
muestra la moneda de plata en la punta de los dedos, y al aparentar echarla en el vaso se retiene en el
pinzamiento del índice y corazón. En su lugar, se deja caer una moneda de cobre de las tres del empalme. Se
repiten los movimientos, de nuevo, haciendo aparecer la moneda de plata y se cambia al echarla en el vaso,
cayendo la segunda del empalme clásico. Igual sucede con la tercera. Para continuar el juego, se hace
aparecer por cuarta vez la moneda de plata. Se deja el vaso a un lado, y la moneda de plata se transforma en
una de cobre, cambiándola por la que se tiene en la mano izquierda. Creo que es muy apropiada la
transformación de Spellbound.

Foto de pinzamiento entre índice y corazón
Ahora sólo hay que mirar al vaso y demostrar que las que hay en el interior son igualmente de cobre.
Es conveniente que el vaso sea transparente, aunque hay un riesgo al dejarlo en la mesa, ya que la
mano deja de ocultar el interior, pero creo que la misdirection es suficiente como para que no se den cuenta del
color de las monedas.
Cuando se transforma la cuarta moneda hay que hacer que atisben que son las cuatro las que se han
transformado, de tal forma que si llegan a esta conclusión cuando miren al vaso y vean las otras monedas van a
sentir mayor impacto mágico. Será como si hubieran visualizado todas las transformaciones
de una vez.

6

CAMBIANDO DE POSICIÓN
Antes de empezar con mi aportación, tengo que dejar claro que me siento tan fascinado con esta
aparición, que lo que yo pueda contar no mejora en absoluto el juego de Joaquín.
La estética del juego es mágica y envolvente, es un excelente inicio, porque te engancha sin remedio y
la estructura hace que veas magia con esos cruces de manos. Joaquín no habla del ritmo, pero en mi opinión
tendría que ser la aparición de la cuarta moneda en la mitad de tiempo que la tercera, y esta en la mitad de
tiempo que la segunda y en la mitad la primera. Crea un final un poco vertiginoso, pero lo hace mágico.
Podría ser posible tener varias monedas ocultas en el borde de la mesa para poder enseñar las manos
vacías a la mitad del juego. Si se utiliza este método la concepción del juego tendría que ser distinta, el ritmo
debería ser otro, y se perderían detalles buenos de la aparición de Joaquín.
Las apariciones se podrían interpretar de la siguiente forma; la primera con efecto a destiempo, la
segunda también, la tercera como a tiempo mágico y la cuarta de forma mágica envolvente.
Otra posibilidad es hacerlo a la inversa, o sea que desaparezcan al ir cruzando las manos, siendo una buena
opción al final de una rutina. Las dos monedas que están en la parte superior tienen una pequeña bolita de blue
tack. Las manos hacen cruces sin llevarse nada, en una de esas, la mano derecha se lleva arrastrando la
moneda de la esquina superior derecha, mientras la mano izquierda va hacia esa esquina para cubrir a la
moneda que ya no está. La mano derecha baja y. pega la moneda que arrastra a la moneda de la esquina
inferior derecha. La mano izquierda se levanta descubriendo que ya no hay moneda en esa esquina. La mano
derecha se echa hacia atrás y deja caer ambas monedas al regazo, que no suenan por la unión del blue tack.
La mano izquierda cubre esta posición y la mano derecha se retira. Se levanta la mano izquierda y se muestra
que la moneda tampoco está. Estos mismos movimientos se repiten igual en las dos monedas del lado
izquierdo, desapareciendo así las cuatro monedas.

7

Con el vaso boca abajo se puede hacer aparecer las monedas una a una dentro del vaso. La verdad es que no la
he desarrollado porque se separa bastante del juego de Joaquín y pierde la relación.

MI JUEGO
Seria el mismo juego de Joaquín pero todas las apariciones a destiempo, y en un mismo punto, pierde
un poco de belleza mágica, pero la sucesivas sorpresas pueden tener valor mágico.
1ª moneda: Se tienen cuatro monedas en le empalme clásico de la mano derecha. Indico que va a
aparecer una moneda en la mano izquierda. Esta mano, que está un poco elevada, se cierra. La mano derecha.
descansa en el centro inferior del tapete y deja caer una moneda. La mano izquierda se abre esperando que allí
se encuentre una moneda y la mano derecha avanza hacia ella señalando. No hay nada pero cuando se mira al
tapete allí se encuentra una moneda.
2ª moneda: Se avanza la moneda hacia la esquina superior izquierda del tapete. Al retirar el brazo
derecho se ve que en el punto central inferior del tapete hay otra moneda. Esto sucede porque cuando se
avanza la moneda con las puntas de los dedos de la mano derecha, con la palma extendida, en este punto
central se deja caer una moneda desde el empalme clásico. Hasta ahora no cambia nada del juego de Joaquill.
3ª moneda: Ahora la mano izquierda coge la moneda de la esquina superior izquierda y la levanta
haciendo un poco de distracción. La mano derecha coge la moneda del punto central y en su lugar deja caer
otra moneda desde el empalme clásico. Primero, coge la moneda, avanza un poco hasta que el punto central
quede justo debajo de la posición del empalme clásico y después dejar caer la moneda. Se levanta la mano
haciendo igualmente de misdirection.

_

Cuando se ve la tercera moneda hay que transmitir que el juego ha acabado, entonces se deja caer la
moneda del empalme a la punta de los dedos y las dos de la mano derecha más la moneda de la mano
izquierda se dejan en una pila en el punto central. Se cogen todas y se posan en el punto central de la
mesa. En principio no hace falta ser muy fino en la técnica al dejar caer la moneda del empalme a las puntas de
los dedos, y hacer la pila, porque el hecho -de hacer la pila un poco 11 torpón". te puede cubrir la técnica y
posibles imperfecciones.
4ª moneda: Como si el juego hubiera acabado se hace una pausar se mira al punto central y se van
separando una a una las monedas, viéndose ahora que hay cuatro.
8

Otro posible final- es cuando ya ha aparecido la tercera moneda, se deja caer una moneda en la
esquina inferior derecha, se avanza el brazo y con el mismo brazo se cubre la moneda y se puede mostrar la
mano vacía_ Se cogen las monedas con la mano izquierda y se espera que aparezca la cuarta. Como no surge,
me relajo, muevo el brazo hasta el punto central y lo levanto, haciendo alguna misdirection, después, en
relajación se verá la moneda.

MONEDA A TRAVÉS DEL VASO
Ese juego donde una moneda atraviesa un vaso, teniendo dos. Donde una está sujeta entre los dedos
índice y corazón oculta y con esta mano se sujeta el vaso. La otra se muestra debajo del vaso y se aparenta
atravesar, dejando caer la primera en el interior del vaso, lanzando la otra al regazo.
Una bonita idea que se hace, como la mayoría de la magia de Joaquín, de una forma estética, pensada
y cuidada. Percibo en la mayoría de los juegos de Joaquín una preocupación por todos los movimientos, como
si se fijara en cada gesto y en cada uno de ellos le imprimiera su personalidad sensible. Parece que cada
movimiento surge de su suavidad interna. Aparte de los muchos adjetivos con los que se pueden adornar la
magia de este gran mago, una es que se ve de forma agradable, es muy fácil admirarla. Un ejemplo es la
sujeción del vaso con el pinzamiento de la moneda. Todo se convierte en natural. Esa sujeción puede servir
para un viaje que se me ocurre en este mismo momento, mientras escribo: Se podría hacer un viaje de la mano
al vaso, pero .cada vez que viaja una moneda la sujeción del vaso es distinta, como improvisado. Se podría
sujetar desde el empalme clásico, o como antiguamente en el empalme de dedos como viene descrito en el
BOBO, con este pinzamiento de Joaquín y para la cuarta en el Nelson Downs, sujetando el vaso y mostrando la
palma, girando la mano derecha hacia la derecha; así tenemos un final.
En Joaquín veo muy nítido cómo las técnicas están introducidas en movimientos lógicos con la
coherencia del juego y de la forma de ser del mago. Así, de esta forma, es todo mucho más engañador. Los
movimientos que se realizan son como necesarios para el momento, y la trampa está introducida en estos
instantes, ganando en calidad mágica. En el caso de Joaquín, como me dijeron un día, quizá no sería necesario
echar la moneda al vaso para luego sacarla de nuevo, quizá es un movimiento innecesario. Yo creo que según
la forma de interpretar el juego de Joaquín es lógico, por la forma de hacer magia de él, tranquilo, potenciando,
demostrando... También hay que tener un poco de cuidado al volcar el vaso con el pinzamiento, porque puede
quedar un poco raro.
Por dar vueltas, se podría mezclar la posición de Ross Bertram, con la de Joaquín y hacer el efecto 11 a
través" con el vaso en el aire, y ocultar la moneda en la mano.
Para solucionar un contexto donde no disponemos de la posibilidad de regazo, tengo un par de
soluciones:
Pensé algo que ya otra persona, incluso había escrito, que consistía en colocar un trocito de blue tack
en el fondo del vaso. La moneda que está fuera y que atraviesa, se pega al fondo del vaso y se puede volcar
9

éste con toda tranquilidad, únicamente con cuidado de que no se vea la moneda del fondo. Este mago es E.
Ibáñez.
También se puede poner el blue tack en el fondo interno del vaso, y que la moneda atraviese el vaso
pero hacia afuera. Se sujeta el vaso con una moneda oculta en el fondo de este, por fuera. Se deja caer una
moneda en el interior del vaso, se deja caer la oculta a la vez, dando la impresión de que lo atraviesa, ahora se
vuelca el vaso y la moneda no cae al estar pegada.
Cuando se llega a la situación de tener una moneda en el interior del vaso, sujeto por la mano derecha,
encima de la otra moneda apoyado en la mesa, el brazo avanza cubriendo la moneda, vuelca el vaso hacia la
izquierda cayendo la moneda y deja el vaso relajando el brazo. En esta relajación la mano derecha, con los
dedos corazón y anular, pinzan la moneda llevándosela.

Pero la versión con que me quedo es de la siguiente forma; se hace de pie, y se hace el efecto 11 a
través" de Joaquín como él. Cuando ya a atravesado, las manos caen a los lados relajadas, palma abajo,
ligeramente curvadas, y muy cerquita del vaso. La mano derecha coge el vaso con el meñique, muy por debajo,
y por delante. Se gira el vaso con fuerza hacia la derecha, y el meñique lanza la moneda oculta debajo de la
palma izquierda, en un gesto parecido al de Navajas, pero en vez de al regazo, a la palma izquierda.

VERSIONES
Aunque he pensado muchos juegos donde las monedas sufren, de alguna forma, un deterioro físico,
considero que no es un buen camino para la meta mágica. En una situación concreta, como para magos, o
dentro de una sesión pensada, puede existir un hueco para efectos como el que sigue. Si se pueden saltar
estos efectos, en mi opinión es preferible, porque la gente tiene como una realidad muy pura que el metal es un
sólido que el hombre no puede deformar con sus manos, y quizá es como obvio que antes ha habido un trabajo
sobre esas monedas, y le rompe un poco la atmósfera, que por ejemplo, consigue un buen viaje de mano a
mano.
Efecto: Atraviesa el vaso una primera mitad de la moneda, para luego atravesar, en un segundo
intento, el resto de la moneda.
Procedimiento: Se muestra una moneda entera en la mano derecha y oculta en esta misma mano, una
mitad de otra. Se aparenta echar en la mano izquierda y se deja caer la mitad de la moneda, igual que como 10
hace Joaquín. La mano derecha coge el vaso, en la posición que describe Navajas. La mano izquierda oculta la
mitad inexistente, y aparenta atravesar el vaso. Suena dentro al atravesar y se muestra la mitad fuera,
explicando que sólo ha entrado una parte de la moneda. Se descarga este trozo en el regazo, y se aparenta
volver a atravesar el vaso. Se muestra que fuera no hay nada, y que dentro ya se han reunido los trozos
mostrando la moneda entera.
Otro defecto que encuentro en el siguiente juego, es hacer apariciones de monedas en las dos manos
con las monedas ocultas desde el principio. Si nuestra meta es la magia, quizá la mejor aparición de monedas
sería con las manos vacías y vistas antes por los espectadores. Ante esta pequeña dificultad, surgen otras
posibilidades y creo que un tope es que estén en una mano, ya que se pueden hacer enseñadas sugeridas y
aparentar que las dos manos están vacías. Si tu meta principal no es la magia, entonces puede 'haber todas las
variables posibles que tu quieras.

10

Efecto II: Van apareciendo cuatro monedas y la primera atraviesa el vaso, la segunda la mano, la
tercera el cuerpo entero y la cuarta la mesa.
Procedimiento: Se empieza con dos monedas en el empalme clásico de la mano izquierda, dos
monedas en el empalme clásico de la mano derecha y una en el Nelson Downs.
Se hace parecer la primera desde el Downs, y se hacen todos los movimientos iguales que Joaquín
realiza para hacer atravesar la moneda por el vaso, la única diferencia es que se tiene una moneda en el
empalme clásico de la derecha y dos en el de la izquierda. Queda una moneda en el regazo para más tarde.
Se muestra la aparición de la moneda que se tiene en el empalme de la derecha. Se coloca la mano
izquierda estirada encima del vaso y se aparentar atravesar la mano. En realidad, se presiona con la moneda
en el dorso de la mano, pero se deja escurrir la moneda entre los dedos derechos, hasta que la cubren entera y
topan los dedos derechos con el dorso de la mano izquierda. Para crear el efecto la mano izquierda deja caer
una moneda de las dos que tiene en el empalme clásico, dando la ilusión que la moneda ha atravesado la
mano.
Aparece la moneda de la mano derecha de nuevo, la tercera. Se coge el vaso con la mano izquierda,
con todos los dedos por el borde de éste. Se hace el gesto de a través del cuerpo, pero se deja en el empalme
clásico de la mano, se sigue el recorrido de la moneda por el cuerpo y se deja caer la moneda oculta en la
mano izquierda, cayendo en el interior del vaso.
Por último se hace aparecer la misma moneda que las veces anteriores, la cuarta. Se coloca el vaso
bajo la mesa, y se aparenta atravesar la moneda, pero se retiene en el empalme clásico. La mano izquierda,
debajo de la mesa, coge la moneda de entre las piernas y la lanza al interior del vaso, creando la ilusión de que
atraviesa la mesa. Así se puede acabar el juego.

MI JUEGO
En los dos juegos anteriores comento fallos que tienen que ver, para dejar constancia escrita, sobre
impresiones que tengo de la magia con monedas. En este caso, no puedo ser muy objetivo, o sea que los fallos
me los tendréis que decir vosotros.
Efecto: Una moneda atraviesa la mano, la mesa y por fin el vaso.
Procedimiento: Se tiene una moneda en el regazo, y encima del tapete un vaso y una moneda. Se da
a examen todo y como limpiando unas motas del tapete y tirándolas al suelo, al subir una de las veces, se
carga la moneda con un poco de misdirection al recibir los objetos recién examinados. La moneda oculta se
lleva al empalme clásico de la mano izquierda.
Se coge el vaso con la mano izquierda y la mano derecha con la moneda se choca contra el fondo del
vaso, y muy concentrado se dice:
- " No, no va poder ser". .
Se coloca el vaso en la mesa, la mano izquierda palma arriba y estirada queda encima de este, y la
mano derecha se acerca y coloca la moneda perpendicular a la mano.
- "Sería más fácil atravesar la mano"
Para conseguirlo se presiona la moneda contra el dorso de la mano. Pero se deja escurrir la moneda
entre los dedos ocultándola a la vista porque las puntas de los dedos derechos llegan hasta el dorso de la
palma izquierda. Para crear la ilusión planteada, se deja caer la moneda del empalme de la mano izquierda,
que cae en el interior del vaso. Se gira la palma izquierda mostrándola.

Foto de a través de mano
La mano derecha coge el vaso por el borde. La mano izquierda se coloca palma arriba pegada a la
mesa, cerca del borde de la misma. La mano derecha deja el vaso descansando en la mano izquierda, mirando
el fondo para los espectadores.
11

- " Incluso sería más fácil que atravesara hacia afuera"
Se mueve el vaso un poco hacia delante y atrás, pero muy levemente. En un sólo movimiento el gesto
se hace más fuerte y la moneda sale del vaso
cayendo al regazo. Esto, se oculta con la mano derecha que se coloca por arriba, delante del fondo y hace
como si cogiera la moneda en el aire, en el impulso hacia a fuera. La mano derecha saca a la vista la moneda
como si hubiera atravesado visiblemente el vaso hacia afuera y avanza con la moneda unos diez centímetros.
La mano izquierda gira el vaso pudiéndose ver vacío.
Cojo el vaso con la mano izquierda y de nuevo la derecha con la moneda la choca contra el fondo del
vaso.

-“Pero esto, esto es que es... .no”.
-“Sería incluso más fácil que atravesara la mesa.... mirad”.
La mano izquierda con el vaso se coloca debajo de la mesa. La mano izquierda deja el vaso encima de
las piernas y coge la moneda oculta del regazo. La mano derecha muestra la moneda y la acerca a la boca para
dar un leve soplido, que sirve como cobertura para empalmarla en el clásico. Se acerca a la mesa y aparenta
empujar a la moneda, con el dedo corazón, para que atraviese. Se estira la mano, mostrando el anverso, como
aparentando vacuidad. La mano izquierda mientras, lanza la moneda que tiene en el interior del vaso, dando el
efecto que la moneda atravesó la mesa. Subo el vaso para mostrarlo. Vuelco el vaso y la moneda cae a la
mesa.

-"Pero atravesar el fondo del vaso hacia dentro... eso es imposible".
Mientras digo esto, pinzo la moneda entre el índice y el corazón de la mano derecha, que cogió la
moneda. y dejo caer en la mano izquierda la oculta en el empalme clásico de la derecha, o sea cambio la
moneda. Ahora se hace el efecto" a través" del vaso de Joaquín_.. Lo resumiré.
-"Pero claro nunca lo he intentado... no sé, voy a ver".
Se coloca la moneda en perpendicular a la mesa, sujeto por el índice, corazón y pulgar izquierdos. Se
posa el vaso encima de la moneda. Se deja caer el vaso encima de la moneda, aplastando esta que queda
debajo del vaso. Además la mano derecha ha soltado la moneda que terna oculta en el pinzamiento de los
dedos. y da la sensación de que la moneda a atravesado el vaso. En relajación la mano derecha coge el vaso y
lo gira hacia delante, lanzando la moneda oculta al regazo, por arrastre del meñique que queda natural por el
giro del vaso para dejar caer la moneda fuera. FIN

12

COBRE, PLATA, CHINA Y.......... CLÍMAX
Ese juego donde una moneda de cobre desaparece, aparece y se transforma en una moneda de plata,
gracias a una moneda de plata-cobre. A continuación se transformar en una moneda china, mediante el cambio
clásico por enmangue, se transforma finalmente a una moneda gigante mágicamente.
Es un juego perfecto para situaciones de pie y casi rodeado. Utiliza el concepto de transformación
múltiple, no muy utilizado en la numismagia tal corno lo hace Joaquín. Lo bueno del estilo de Navajas, es que
se convierte en un juego casi alucinatorio, queda una sensación mayor al público de lo que se ve en realidad.
Igualmente es una forma de eliminar trampas, porque si se hace bien, lo que se consigue es que los
espectadores les resulta imposible pensar como una moneda se puede transforma tantas veces. En el caso de
este juego, además se utiliza un estratagema muy bonita, técnicamente hablando. Él utiliza una
moneda trucada a la mitad del juego, consiguiendo la magia tienen este tipo de monedas. Continúa la rutina
deshaciéndose de ella, consiguiendo que todo sea aún más engañoso. En este juego se ataca a la sensación
global, por lo tanto no hay que dar a enseñar nada, y el ritmo hace que la gente tampoco quiera vedas, o corno
mucho la última, pero esa se puede examinar sin problema.
Da la sensación que es lo único del efecto diferente de Joaquín 'y es maravilloso. Es muy interesante el
aumento que plantea, porque le da realismo mágico al juego, da credibilidad al efecto de aumento y considero
que es uno de los mejores aumentos que existen, por su calidad y sentido mágico.
Mirando otros detalles, se puede .pensar que es mejor empezar con la moneda china, porque se puede
dar a examen, y el inicio es una situación inicial clara. Luego se transforma en la de cobre, casi visualmente en
la plata y para acabar en el aumento de plata.
Pienso que se podría empezar con una moneda china pequeñita, que aumenta, se cambia de color dos
veces y finaliza aumentando. El tema de la charla podría ser: "El 'poder de mi aliento". Si soplo la aumento, y
pasa de china pequeña a china mediana. Si mando mi aliento profundo se transforma en cobre, o mi aire rápido
y frió.. y se transforma en plata. Pero siempre recordando que al soplar con fuerza la puedo aumentar.
Otra idea respecto al aumento, es que la transformación de la moneda plata a la china se hace con el
cambio de Bobo, y la de plata-cobre al remangar la manga izquierda se descarga en el bolsillo superior de la
chaqueta. Esto para que la moneda gigante esté en la manga derecha y se pueda hacer el aumento como la
transformación de plata a china, o sea se carga desde la manga en la mano derecha la gigante, pinzada entre
pulgar y meñique con la mano ligeramente abierta, ahora lanzo la moneda china a la manga al acercarse la
mano derecha a la palma izquierda y se crea un aumento casi visual, al depositar la gigante en el lugar que
ocupaba la moneda china.
En cuanto al volteo falso que hace, no se si es suyo, al leer del libro me da la sensación de que no. Me
muy buena la despreocupación con que se plantea, pero considero que esta despreocupación se consigue
mejor, si no forzamos a hacer el volteo pivotando en el meñique, sino en cualquier dedo, como el anular, o
incluso el corazón. Si permitimos que el anular pueda hacer que la moneda pivote, da igual donde caiga la
moneda al lanzarla de una mano a otra, no hay que colocarla, sino que se vuelve a lanzar de nuevo y esto da
mucha soltura. Propongo, no obstante, otro volteo falso que se me ocurrió, pensando que siempre puede estar
escrito ya antes, un poco influido por el estilo de Joaquín.
Volteo: Se sujeta la moneda por sus cantos con las puntas de los dedos de la mano izquierda, pulgar,
índice y corazón. El Pulgar por encima, que es la posición que utiliza Vernon en su juego maravilloso
"Spellbound".

13

La mano derecha se acerca, y el pulgar se apoya en el canto de la moneda, en el lado derecho.
Presiona hacia abajo iniciando el giro. El resto de los dedos, con el corazón un poco más avanzado, van al otro
lado de la moneda, cubriéndola por un instante

El pulgar la gira todo lo que puede. En este pequeño instante de cobertura, el corazón releva al pulgar
al otro lado girándola con el mismo canto y produciendo un giro de trescientos sesenta grados, y viéndose de
nuevo la misma cara que se veía antes de iniciar el giro. Se tiene que hacer lento, y cuando ya se ha hecho la
trampa, se relentiza mucho más el movimiento.
Es un poco el estilo de Joaquín, lentitud, donde el espectador puede ver siempre las manos, porque la
trampa es ingeniosa, difícil y perfectamente hecha... ese es Joaquín.

VERSIONES
Una pequeña idea es hacer el juego rápido de ejecución, una pequeña rutina haciendo un efecto con
cada moneda transformada. Se cambia la filosofía total del juego. Con cada moneda se hace un juego donde
no se utilicen más monedas, como viajes de mano a mano, o a través de ropa, que a modo que de ritual al
cambiar de moneda se cambia el efecto... y en la última es el crecimiento o aumento.
Otra pequeña idea puede consistir en eliminar las mangas... que no entiendo porque no utilizarlas ya
que bien aplicadas pueden ser lo más mágico que nos encontremos en la técnica numismágica. Se inicia con la
moneda gigante en el bolsillo del pantalón, la plata-cobre en el empalme clásico y la china también oculta en la
misma mano. Esta mano, para naturalizarla puede sujetar un bolígrafo. Se hace aparecer la moneda china, y se
muestra bien. Se hace el cambio de Bobo en la mano izquierda, o cualquiera de los conocidos o desconocidos,
por la moneda de plata-cobre. Se muestra la transformación, y como para eliminar objetos, se guarda el
bolígrafo cargando la moneda gigante. Se hace un cambio de color girando la moneda ocultamente al cerrar la
mano. Se muestra el cambio y al instante se coloca la moneda gigante encima creando un hueco al curvar los
dedos, para que las monedas no choquen. Se produce un aumento y la moneda pequeña queda oculta por la
grande y se puede enseñar las manos claramente, con la moneda gigante ocultando la pequeña.
Quizá utilizar el bolsito en numismagia, esta de moda, o por lo menos estuvo en los años ochenta,
porque en el Bobo no hay mucho con bolsito. Aquí hay un pequeña versión utilizando este elemento.
Efecto: Se muestra una moneda de cobre en la mano izquierda y una moneda de plata dentro de un
bolsito...se transponen. A continuación se repite y se da a pensar que puede haber monedas extras. Entonces
se colocan las dos en la mano izquierda, plata y cobre, transformándose las dos monedas de plata y cobre en
chinas. Entonces se comenta que las monedas no son como creen sino es una sola y gigante, creando este
efecto a sus ojos.
Procedimiento: Se tiene una moneda gigante dentro del bolsito oculta. Dos monedas chinas ocultas en
la mano izquierda. Y una moneda plata-cobre que como decía Ascanio "molto travalladora". Se muestra una
moneda de plata en la mano derecha y se hace un falso depósito en la mano izquierda. Se aparenta sacar del
bolsito la moneda de cobre, mostrando el otro lado. Se deja la moneda de cobre en el bolsito pero no se suelta.
Se gira dentro del bolsito se saca mostrando la cara de plata, evidenciando la transposición. Se hace un falso
depósito en el bolsito, que está en la mesa y se aparenta sacar la de cobre de la mano izquierda, metiendo los
dedos, en el puño, con la moneda oculta detrás y sacándolos con la moneda en la punta de los dedos. Se
repiten los movimientos para que ellos empiecen a sospechar.
Cuando de nuevo se tiene la moneda de cobre en la mano derecha se hace un falso depósito en la
mano izquierda, se aparenta sacar la moneda del bolsito, pero de plata. Se deja caer en el puño izquierdo
sonando con las chinas, crea realidad porque debería chocar con la supuesta moneda de cobre. Una vez dentro
14

de la mano izquierda se empalma en el clásico. Ahora se hacen dos movimientos a la vez. Se señala a la mano
y dentro del bolsito como explicando donde estaban las posibles monedas repetidas, pero al meterse la mano
derecha en el bolsito carga la moneda gigante, justo cuando la mano izquierda se abre y muestra las dos
monedas chinas, ocultando la plata-cobre.
Deshaciéndose de la moneda trucada, por ejemplo en el bolsito al apartarlo, o en el regazo, se puede hacer la
transformación que utiliza Paviato en su número de dos monedas en una gigante, colocando las dos pequeñas
en el Nelson Downs, y la gigante en la punta de los dedos de la misma mano... y final.

Sujeción en la punta de los dedos
Para la Ultima versión tengo que exponer una idea que la utilizo en mi juego, que creo bastante
interesante. No es que sea nuevo, porque va un poco en la filosofía de David Neighbors (mago estadounidense,
muy trabajador con monedas trucadas, que plantea nuevos caminos creativos).
Esta idea consiste en transformar la moneda de cobre en la china y luego en la de plata, para separar la
moneda trucada en el efecto, de tal forma, que se pierde en visualidad pero se cubre la trampa de la moneda al
utilizarla en dos momentos diferentes de la rutina.
Efecto: Una moneda de cobre se transforma en una moneda china al cubrirla con una carta. Acto
seguido se transforma en una moneda de plata al cubrirla con al misma carta, y como clímax al cubrirla de
nuevo se transforma en una moneda gigante.
Procedimiento: Se tiene una moneda gigante oculta bajo el tapete, en la esquina inferior derecha. Se
tiene oculta una moneda china bajo la carta en el tapete, y la moneda de plata-cobre por el lado de cobre a la
vista para el público.
Se deja esta moneda trucada en la mesa, y se coge la carta pinzando la moneda china. Se va a cubrir
la moneda, y se hace arrastrando un poco la carta de derecha a izquierda y de arriba a bajo de la moneda. Se
arrastra la de cobre un poco por la china hasta que ocupe la posición de la moneda vista. Todo esto se hace
oculto bajo la carta y la mano. Cuando la china ya esta en la misma posición, los dedos, bajo la carta, pinzan la
moneda de cobre y se hace el recorrido inverso, pero sin arrastrar para que no choquen las monedas y rápido
para ver la transformación. Se levanta la carta del todo y se deja en la esquina inferior derecha. Se da la vuelta
a la moneda para que quede hacia arriba la parte de plata, todo esto bajo la carta.

A continuación se repiten los movimientos y se transforma la moneda china en la de plata. Se pasa un
instante la carta a la mano izquierda y se deja la moneda china en ella, dejando después la carta en la esquina
de siempre.
15

La mano izquierda levanta la moneda de plata, como misdirection, para que la mano derecha al coger la
carta, con los dedos por debajo del tapete, se lleve además la gigante bajo ella. Se deja la moneda de plata en
el centro del tapete. La mano derecha, con el índice por encima de la carta y la mano un poco encima también
para cubrir la moneda que sobresale por detrás de la carta, va a cubrir la moneda. Una vez encima, el anular y
meñique pinzan la moneda ocultamente y la roban. En su lugar se deja la moneda gigante y la mano se aparta
con la carta mostrando el aumento, quedando la moneda de plata-cobre bajo la carta en la mano. La mano
izquierda se acerca a la carta y deja su moneda bajo ella con las dos monedas juntas. Se puede pasar la carta
de mano a mano mostrando las mano vacías.

carga de moneda gigante

MI JUEGO
1ª versión
El recuerdo es algo, que me hace dejar de sonreír en los momentos no tan acompañado. Quizá en uno
de esos momentos surgió este juego.
Efecto: Elegida una carta se deja en la mesa. Debajo de la carta aparece una moneda. Se coge y la
sostiene la mano izquierda y se transforma en una moneda china, y bajo la carta queda el recuerdo y se
muestra la moneda de plata. Se cubre la moneda de plata, y la moneda china la sostiene la mano derecha, se
sopla y se transforma en una moneda de cobre. En la mano izquierda aparece la moneda china, como un
recuerdo. Se levanta la. carta y aparece una mitad de moneda, como un recuerdo vago de la moneda de plata
que apareció. Pero el tiempo pasa. Se levanta de nuevo la carta y no hay nada, en la mano izquierda ya no hay
moneda china, y la mano derecha coge la moneda de cobre y desaparece como el resto. Pero hay cosas que
se graban con fuerza y se muestra que en la mano izquierda está la moneda china. Y con el tiempo ese
recuerdo aumenta, se pasa la mano derecha por delante de la moneda y se agranda mágicamente.
Procedimiento: Se tiene una media moneda entre las cartas y la moneda china pequeña debajo de la
baraja todo en un bloque dentro del estuche. La moneda de plata-cobre en el empalme clásico de la mano
derecha, el lado de plata hacia la mano. Y para terminar, la moneda china más grande debajo del estuche, todo
sujeto por la mano derecha.
Se abre el estuche y se saca la baraja, más la moneda china debajo. Se deja el estuche y la moneda
china más grande, debajo de este en la mesa en el lado derecho., junto a un vaso que se tiene preparado.
Se extienden las cartas, pero se tiene ya la moneda de plata-cobre bajo la extensión, con la media
moneda a su lado. Esto se consigue al empezar la extensión se deja caer la moneda plata-cobre a la punta de
los dedos. Se inicia la extensión y los dedos derechos pinzan la media moneda y se continúa la extensión por
encima de ellas. Se van pasando las cartas de la mano izquierda a la derecha, siempre encima de las
monedas, todo bajo la extensión. Se pide que me paren en una, y se coloca encima de las monedas, en la
mano derecha, y se deja en la mesa con las dos monedas debajo de ella. Se deja la baraja encima del estuche,
en el lado derecho, y la mano izquierda que tuvo la moneda china al partir del momento que se sacó la baraja y
se dejó en esta mano, la mantiene oculta para después.
-"Ahora es un momento importante, porque va aparecer una moneda bajo esta carta. De hecho ya debe
estar acabando de materializarse."
Se levanta la carta pinzando la media moneda y viéndose la moneda de plata-cobre, por el lado de
plata y se vuelve a cubrir.
-"Pero es importante porque es algo mágico. Además es un inicio de un juego, por eso se me va a
grabar."
Se levanta de nuevo la carta con la mano derecha pinzando también la media moneda y la mano
izquierda coge la moneda de plata. Se deja la carta en la mesa. Acto seguido la mano derecha coge la moneda
y se pasa, aparentemente a la mano izquierda. En este gesto se hace una falsa cogida, tipo Roth, en la punta
16

de los dedos, o al estilo Ramsay. (Se pueden encontrar estas técnicas en los libros de ambos, aunque en el
caso de Ramsay hablo de referencias porque yo no lo he leído completo. Explicar aquí todas las técnicas sería
una locura, seguro que al que le interese ya se encargará de encontrar estos datos... sino que me pregunte que
para algo esta el lenguaje y la convivencia, nos vemos).
-"Pero hay un momento más importante que se me va a grabar con mayor fuerza, que es la primera
transformación."
Muestro en la mano izquierda la moneda china
- "Esto si que es importante, pero de momento mantengo un poco el recuerdo de la primera moneda."
Voy con la mano derecha a coger la carta, y el movimiento consiste en levantar la carta pinzando la
media moneda, y con la moneda de plata(cobre), en la punta de los dedos, en el gesto de levantar la carta, un
poco hacia la derecha, se deja la moneda como si estuviera debajo de la carta de antes. Pausa. Se vuelve -a
cubrir la moneda, pero se roba pinzándola, entre el corazón y anular. El método que me gusta, es el que utiliza
Paviato, y tal como lo hace él; la mano derecha con la carta, se coloca encima de la moneda y el corazón
presiona la moneda por el borde superior y consigue que se incline hacia arriba y el anular pasa debajo de ella
y la pinzan ahora, presionando los dos dedos. Se la llevan con cuidado de los ángulos.
-"Pero el tiempo pasa, con nuevos cambios, quizá no tan buenos como los primeros."
La mano derecha lleva la moneda hasta el pinzamiento entre el índice y el corazón. La mano izquierda
se acerca con la moneda china y la deja en la posición del empalme de dedos de la mano derecha. Esta mano
se cierra. Y la mano izquierda en el gesto se muestra claramente vacía, cayendo a la mesa en forma de
descanso, justo debajo de donde esté la boca. La mano derecha se acerca a la boca y se sopla en ella. Se
muestra la moneda de cobre, haciéndola pivotar hacia delante con el pulgar, mostrando el lado de cobre. La
mano cae y se junta por un instante a la mano izquierda dejando caer la moneda china a la otra mano, o sea se
transfiere ocultamente. Además esta mano se levanta para coger la moneda de cobre también, y se muestra
sujeta por las dos manos, sólo que ahora la moneda china está en la mano izquierda, en el empalme de dedos.
La mano derecha se muestra bien vacía echa la moneda en el interior del vaso.

-“Pero como si pudiéramos paramos en este instante. Y nos sentáramos a solas una noche y nos
vinieran los recuerdos."
Se empieza a girar la mano izquierda con la moneda china en sus puntas.
-"Y me viene a la memoria esa primera transformación que no puedo olvidar. Pausa. También puede
venir esa primera aparición, pero que ya no es tan importante, por eso el recuerdo es mucho más leve, más
olvidado".
Se levanta la carta mostrando la media moneda, después de esto se vuelve a cubrir. Se coge el vaso y
se vuelca dejando caer la moneda con cuidado de que no gire mostrando la otra cara.
- "Pero el tiempo pasa y quizá dentro de no mucho ya todo esto haya
pasado al olvido."
Se levanta la carta pinzando la media moneda y se hace el gesto de limpiar con la carta el lugar donde
estuvo la moneda y cuando pasa cerca del borde de la mesa la deja caer al regazo, lanzando después la carta
al aire (me gustaría dar créditos de este pase, pero sólo puedo decir que lo he visto por ahí).
- "Como aquella primera aparición o..."
Se deja caer la moneda china al empalme de dedos, dejando ver el hueco entre las puntas de los dedos
donde estuvo la moneda, y se hace la enseñada de Ramsay, (viéndose la palma pero no el empalme de
dedos). Se lanza la carta girando y la coge la mano izquierda. La mano derecha se acerca y coge la carta con la

17

moneda detrás oculta y limpia la mano mostrándola vacía. Ahora la mano izquierda coge la carta y la moneda,
quedándose la moneda en el empalme de dedos y la carta la deja a un lado..
-“... la transformación aquella a cobre”.
La mano derecha coge la moneda de cobre y la manda a la manga, por ejemplo, por el método que
describe Juan Tamariz en su libro, pero vale cualquiera que sea bueno. La mano derecha aparenta dejar caer la
moneda dentro del vaso, como sugiriendo la desaparición. Pausa como de final de juego.
-"Pero quizá haya cosas que se graben dentro para siempre, como aquella primera transformación"
La mano derecha cae en relajación a un lado, rozando la baraja. La aparta colocándose encima de la china más
grande. A la vez la mano izquierda se está girando mostrando la moneda china, y esto crea un poco de
misdirection. La mano derecha coge la moneda china ocultamente.

- "Que con el tiempo quizá ya no la recuerdo como de verdad era."
La mano derecha se acerca a la moneda china, y la mano izquierda deja caer en el empalme de dedos la
moneda que muestra. En su lugar la mano derecha deja la moneda china más grande, produciéndose un
aumento, o sea como la transformación Spellbound de Vernon, pero para un aumento (En este capitulo se
encuentran siete formas con intención de aumentar la moneda mágicamente, quizá el que lo haya leído ya las
reconoce, quien no las haya leído le propongo como juego que las encuentre) y Fin.

CAVERNA
Esa fantástica técnica donde la mano izquierda esta en posición de descanso en la mesa y se hace un
cambio de una moneda con la mano derecha que la lanza a su interior.
Si algo tengo que decir de esta técnica es que es una belleza. Hacerla bien, es todo un reto y merece la
pena, pero se tiene que adaptar un poco a ti.
Esta idea, creo que es una traslación perfecta del Kick Move, a las manos. Aunque tiene un pequeño
problema de ángulos en el lado izquierdo, creo que siempre se puede arreglar haciendo la técnica en un
momento de relajación. Joaquín basa la fuerza de su magia en que siempre se puede estar viendo los
movimientos que hace el mago, pero hay que estar muy seguro de lo que se hace, que esté bien hecho y que
las condiciones sean las adecuadas.
Algo que observo en la magia de Joaquín es que sus juegos son muy básicos en cuanto a los objetos
utilizados. Utiliza las manos y poco más. Esto, da claridad y que sientan, aunque sea de modo inconsciente,
que lo que se hace está basado en el ingenio, la práctica y1a habilidad, pero no mal entendida sino que se
produce la magia sin elementos trucados.
Lo antes comentado, más la propia filosofía de Joaquín, o por lo menos la que deja ver en el libro, me
crea la opinión de que siempre hace efectos claros. Esto es muy importante, porque define mucho el modo de
ver la magia de Joaquín, siempre me ciño a lo que leo en el libro. De hecho su texto se basa más en técnicas
para los clásicos, que en nuevos efectos. Elucubrando un poco, puede ser que Navajas considere la buena
magia los juegos clásicos, y lo que aporta es su técnica personal, por lo tanto artística de hacer estos mismos
milagros.
Joaquín nos muestra que él no plantea técnicas, sino ventanas a un camino lleno de posibilidades.
Considero que el mismo Joaquín no las desarrolla hasta donde se podría, por lo menos en lo publicado, pero
nos deja el camino para que nosotros lo avancemos. Para mi este libro fue una revelación, porque me mostró
muchas pequeñas ventanas en las que avanzar. Hoy, ocho años después de adquirido, sigo pensando sobre él.
Considero que esta es la obra de Joaquín y yo sólo le hago un homenaje y que mis aportaciones vienen de su
mano, por lo tanto no es tan mío lo que aquí escribo. En estos ocho años he aprendido tanto que con eso ya
estoy en estado de felicidad. De todas formas todos se apoyan en lo anterior para sus creaciones, yo lo único
que he hecho es continuar por el camino, técnico y de manejo mágico que nos ha mostrado Joaquín.
18

Tengo que nombrar a un compañero con quién yo empecé en la magia con monedas aquí en Madrid,
David, que me dejaba en éxtasis con su manejo. Se compró el libro y me transmitió su complejidad y su belleza.
Una vez los dos con el libro lo estudiamos juntos y después de meses nos atrevimos a hablar con Joaquín.

LA TÉCNICA
Es atrevido por mi parte hablar sobre esta y otras técnicas de Joaquín, pero ya que estamos... Como es
obvio hay que quitarle toda la importancia a la mano izquierda, desde la relajación, al cuerpo, a las intenciones,
todo debe estar pensado para que la mano izquierda sea invisible.
Un pequeño detalle para cuando se hace la caverna a una moneda de cuatro: se empezan los giros de
las monedas antes de colocar la mano izquierda en la mesa. Se posa la mano izquierda tranquilamente cuando
ya se han empezado los giros de la primera y la segunda y se hace la caverna, esto evita la sensación de
preparación que tiene la posición que explica Joaquín al empezar el juego con las cuatro monedas en fila y las
manos descansando en la mesa.

mano ladeada
Algo que se puede hacer es ladearse un poco mirando hacia el lado derecho y como apoyándose en la
mano izquierda. De esta forma el puño queda un poco de lado, que en mi opinión es más natural.
En el juego que explica Joaquín, él hace la caverna en la moneda número tres y continua girando la
cuarta moneda con la mano' derecha. Considero que hay un cruce un poco feo. Algo que se podría es hacer la
caverna en la cuarta. Pero la posibilidad que me gusta es girar la primera moneda y la segunda. En la tercera
se hace la caverna, y la mano izquierda coge la moneda ocultamente y esta misma mano gira la cuarta
moneda, dotando a los giros de más naturalidad y dando vida a la mano izquierda.
Hay un detalle de manejo en la técnica que es influencia de un cambio de Paviato. Se tiene la moneda
pinzada en los dedos índice y corazón de la mano derecha, el resto es igual, la mano izquierda descansando
detrás de otra moneda a unos centímetros. Llega la mano derecha, aparenta coger la moneda pero con los
dedos meñique y anular la barre lanzándola bajo la mano izquierda. El pulgar derecho saca a la vista la moneda
oculta por encima y detrás del índice empujándola hacia arriba, se deposita de nuevo en la mesa. Es
interesante este detalle porque hay un ángulo malo que es el izquierdo y así se cubre un poco.

Navajas, en el libro ve este pase sólo como Cambio, pero puede haber otras posibilidades, como por
ejemplo de falso depósito, sólo de una al cogerla (aunque él ya dice algo), como cobertura para lanzar la
moneda al regazo, ya que se lanza y la mano izquierda cubre el recorrido hasta el borde de la mesa, y muchos
más seguro.

19

Otro detalle en el que Joaquín es escueto en las posibilidades de los gestos o intenciones de la mano
derecha al hacer el cambio. Navajas hace el cambio al girar la moneda, pero la intención puede ser levantar la
moneda, o lanzada hacia delante, o arrastrarla por la mesa, o ocultarla en la mano derecha, o con una dirección
como para guardarla en un bolsito, o juntarla a otras... creo que las posibilidades pueden ser tantas que ya creo
suficientes estas para dejar claro que cuanto más concisas se tengan las intenciones y las posibilidades más
adecuados serán los movimientos (Es importante tener en cuenta estos detalles, porque son los que dan vida
gestual a un juego y a una actuación, y me viene a ]a memoria hablando de esto los manejos de Gabi toda una
belleza mágica-artística).

VARlANTES
Los detalles antes explicados no perdían la posición básica que plantea Joaquín, los que vienen ahora
si la rompen, pero espero que no a peor. Quiero recordar que los cambios que propongo surgen de ver la
técnica en mis manos, probablemente en las manos de Joaquín no serían necesario.
Hay una posición que puede ser más natural, que consiste en apoyar la mano en el borde de la mesa,
viéndose sólo las primeras falanges. Con la mano izquierda en esta posición se puede hacer la técnica igual
que como explica Navajas. Además hay un detalle que la hace más ventajosa, que es la posibilidad de coger la
moneda muy rápido y natural. Si el pulgar se coloca justo debajo de la mano y la mano se arrastra un poco
hacia atrás y antes de que caiga la moneda el pulgar la presiona contra la palma y esta se encoge, ya la puede
empalmar en los dedos. Este gesto se puede hacer en un segundo.

mano apoyada en la mesa
Dando importancia a la mano izquierda. Esta es una idea que lo primero que me surge no es bueno
pero lo segundo si puede ser aprovechable. Tengo la mano izquierda estirada palma abajo en la mesa, con lo
dedos apuntando hacia el público, con la moneda delante a unos centímetros. Se hace la caverna pero el gesto
es dejar la moneda encima de la palma, algo que se hace. Con esto se consigue justificar la mano izquierda en
la mesa y en ese lugar. Pero este método no me convencía mucho, el siguiente más: Se tiene el puño en la
mesa, tal cual lo describe Joaquín con la moneda a unos centímetros. Se hace el cambio, o sea, la mano
derecha se acerca y lanza la moneda debajo de la mano izquierda, pero a la vez esta mano se empieza a girar
mostrando la palma. La mano nunca deja de tocar la mesa. Esta mano, palma arriba estirada en la mesa, oculta
la moneda que fue lanzada por la otra mano. Inmediatamente la mano derecha que contenía una moneda
oculta, la posa en la palma izquierda y así queda justificada la mano en la mesa.
Para poder continuar la mano izquierda se gira, en la misma posición, empalmando la moneda que
muestra y al levantarse muestra la moneda que ocultaba debajo, que estaba en la mesa, dando la impresión de
que has girado la mano y volcado la moneda en la mesa.
Otra forma de Justificar la mano en esa posición puede ser sujetando un objeto. Si por ejemplo la mano
sujetara una carta y se hace la caverna, la mano podría pasar más desapercibida.
Ahora vienen una serie de Cavernas variantes que quizá pueda parecer rizar el rizo, y quizá lo sea pero
ahí van, esperando que os sugieran algo bonito.

20

caverna a la misma mano
Caverna a la misma mano: El cambio puede hacerse pero lanzando la moneda hacia atrás por el
borde del brazo y siempre oculta por él. Se consigue que se cambia una moneda a una mano y se deja la
segunda en la posición de la primera. La moneda es lanzada por el corazón que la da una golpe. La mano
izquierda puede acercarse después a donde esté la moneda y cogerla ocultamente
Caverna Inversa: Se tiene la mano izquierda apoyada en la mesa en posición de descanso como
explica Joaquín, pero la diferencia es que se tiene una moneda oculta debajo. Además se tiene una moneda
delante de la mano a unos centímetros. La mano derecha se muestra vacía y la intención es ir a coger la
moneda que se ve. Se acerca pero el cuerpo se relaja y se echa hacia atrás, siguiéndole un poco la mano
izquierda. La mano derecha coge la moneda que está a la vista y cuando la mano izquierda descubre la
moneda que tenía oculta, también la coge la mano derecha y es la que muestra como si fuera la que estaba a la
vista. Esto último se hace en un solo gesto y ocultamente. Para el público sólo he cogido la moneda que se
veía, pero he cargado una moneda en la mano derecha.
Cuando se coge la primera moneda se lleva directamente al empalme de los dedos, para poder coger
bien la segunda moneda. Y cuando la mano derecha va coger la segunda moneda debe ir muy junta a la mano
izquierda para que no se vean dos monedas. Más adelante pondré un juego que aplico esta técnica.
Caverna Oculta: Se tiene el pulgar apoyado en el borde de la mesa con el resto de la mano detrás de
la mesa formando un cuenco oculto para el público. Para el público sólo estoy apoyado en la mesa por el
pulgar. ahora puedo tener una moneda cerca del borde de la mesa a la altura del cuenco. Llega la mano
derecha con otra moneda oculta y aparenta coger la moneda que se ve pero- al arrastrarla se deja caer por el
borde de la mesa cayendo en el cuenco, esto ocultamente. En este momento se saca a la vista la oculta, y ya
esta hecho el cambio. Con subir la mano izquierda ya se tiene la moneda oculta.

caverna oculta
Caverna Lateral: Se tiene la mano derecha en posición de descanso y la moneda al lado izquierdo a
unos tres o cuatro centímetros. Llega la mano izquierda y el pulgar la da una toba para lanzarla debajo de la
mano derecha. El resto de los dedos cubren la. acción colocándose justo delante tapando el lanzamiento.
Tanto la caverna oculta como la lateral se pueden utilizar para falsos depósitos. Y queda un juego
también por ahí con caverna lateral. .

21

Caverna Doble: Esta última idea es un poco arriesgada, pero igual puede sugerir algo. Se tienen las
cuatro monedas en fila en la mesa y la mano izquierda en posición de descanso detrás de la tercera, además
de una moneda oculta en la mano derecha. Se coge la primera moneda y se deja en la esquina superior
derecha, se coge la segunda y se coloca junto a la primera, ahora al coger la tercera se hace la caverna
lanzando la moneda al interior de la mano y dejando en su lugar la oculta en la mano derecha, junto a las dos
primeras. La mano izquierda, mientras la derecha está dejando la moneda en la esquina, empalma la moneda
que ahora oculta y se desplaza un poco colocándose detrás de la cuarta moneda. La mano derecha va a coger
la cuarta moneda y la lanza bajo la mano izquierda teniendo dos monedas oculta en la .mano izquierda y tres,
para el público cuatro en la mano derecha, ya que esta mano se fue a por las tres de las esquina con la
intención de reunir las cuatro, pero ya sólo había tres.

UNAS IDEAS CON CAVERNA EN OBJETOS
Con esto me refiero a que se puede hacer la caverna pero en vez de a la mano izquierda, a un objeto
cualquiera. Con este punto de vista se puede hacer la técnica a cartas, estuches, bolsitos... y casi cualquier
objeto. Con un pañuelo se puede hacer un jueguecito muy sencillo. Se coloca el pañuelo en la mesa claramente
y se tiene una moneda delante. La mano derecha se acerca con la moneda oculta y se lanza la moneda vista al
interior del pañuelo y se muestra la oculta. Ahora se puede hacer atravesar el pañuelo cogiendo el pañuelo
pinzando la moneda, (o sea el Kick move).
Igualmente se puede hacer en una okito, teniendo la caja volteada, o incluso debajo de la caja, que el
pulgar izquierdo que la sujeta, la frena. Con la caja ya se puede cargar dentro la moneda que luego va a viajar.

JUEGUECILLOS VERSIONADOS
Joaquín, en el libro, explica un par de juegos y una pequeña lista de posibilidades con la técnica,
después del viaje y la transposición vienen el cambio de color, el doble cambio, el cambio de una moneda
normal por una trucada y cambio de tamaño.
Se puede añadir a esta lista por ejemplo la duplicación: Utilizando la caverna inversa, al coger la
moneda que se ve se cogen las dos y se duplica.
La división; se tienen dos monedas de veinticinco pesetas ocultas en la mano derecha y la moneda de
cincuenta en las mesa. Se hace la caverna en la mano izquierda ocultando la de cincuenta y se muestran en su
lugar las dos de veinticinco.
A través de la mano; Se muestra la mano izquierda vacía y ahora se hace la caverna. La mano
izquierda coge la moneda, la empalma y la mano derecha aparenta atravesar la mano izquierda y se muestra la
otra en su interior.
Aparición de tres monedas; se tienen las tres monedas en la mano derecha, en el empalme clásico. Se
muestra la mano izquierda vacía y se cierra. Al acercarse la mano derecha se descarga una moneda en su
interior, al momento se muestra la mano con una moneda. Al cogerla se hace el toque de midas, o sea se
descarga una moneda ocultamente en la mano izquierda en el gesto de tomar esta moneda recién aparecida.
Se muestra la segunda moneda y se deja caer en la mesa colocando la mano justo detrás, posición de caverna.
Ahora se hace la caverna y se deja la que queda en la mano derecha junto a la primera. La mano izquierda
coge ocultamente la moneda de la mesa y la hace aparecer.
Y para finalizar esta parte acabo con tres ideas para viajes, que es el efecto más clásico y de los más
potentes de monedas.
Para la primera fase sólo con cuatro monedas; se tienen las cuatro monedas y la mano izquierda en la
posición de la caverna. La mano derecha coge la primera moneda, se dirige hacia la segunda y la coge
manteniendo las dos en la mano, se encamina a por la tercera pero al cogerla el dedo corazón la lanza debajo
22

de la mano izquierda y seguidamente va a por la cuarta y se retira aparentando tener las cuatro monedas, pero
ya hay una en la izquierda.
Otra posibilidad para la primera fase, también con cuatro monedas; El inicio es el mismo, cuatro
monedas y la mano en descanso detrás. La mano derecha coge la primera moneda y la deja en la esquina
superior derecha. Va a por la segunda moneda y de igual forma la deja en la esquina con la primera. Va a por la
tercera y todo igual, pero cuando la va a dejar en la esquina lo único que hace es aparentar dejar la, chocando
con las primeras pero reteniéndola oculta en la mano. Para el público tiene que haber tres en esa esquina, pero
sólo hay dos. Al ir a por la cuarta se hace el movimiento de la caverna y se muestra en la mano derecha la
moneda. Se eleva como pequeña distracción para que no se les ocurra mirar donde no deben. La mano
derecha va a la esquina y coge las monedas con cierta velocidad. Para el público debe haber cuatro monedas
en la mano derecha, pero hay tres y una en la izquierda.
Y de final en esta parte de viajes, expongo uno entero, o sea cuatro fases, utilizando la caverna lateral y
la inversa.
Primera fase: Se colocan las cuatro monedas en la mesa en fila de izquierda a derecha y la mano
diestra a su lado a unos tres centímetros de la moneda más a la derecha. Esta mano tiene una moneda
empalmada en el clásico. Se acerca la mano izquierda para coger la primera moneda más a la derecha y hace
la caverna lateral, pero sólo como Kick Move, o sea no hace cambio sino sólo la lanza ocultamente bajo la
mano derecha. Ahora va a coger la segunda moneda colocándose encima de ella. Como debería chocar la
primera contra la segunda, para conseguir esta' situación se deja caer sincronizadamente la moneda del
empalme clásico de la derecha encima de la moneda que oculta esta mano, que en realidad era la moneda que
fue lanzada bajo la mano que debería estar en la mano izquierda. De esta forma el sonido que debería
escucharse del choque de la primera moneda y la segunda se escucha por las dos monedas que están ocultas
en la mano derecha. La mano izquierda coge la tercera moneda y la cuarta. Los dedos corazón y pulgar
derechos pinzan la dos monedas y cuando la mano izquierda mueve sus monedas, la mano derecha aprovecha
para colocar sus monedas en el empalme de los dedos, con un gesto hacia arriba que gracias a la inercia se
pegan a la mano. Se muestran tres monedas en la mano izquierda y una en la derecha.
Segunda fase: Se empalma una moneda en la mano izquierda y se muestran dos en la mano izquierda
y se muestran las dos de la mano derecha.
Tercera fase: La mano derecha, que dejó sus monedas en su lado, coge las dos monedas de la mano
izquierda y las deja en esta mano que - se gira simultáneamente. Pero el pulgar derecho presiona las monedas
contra los dedos y deja caer una a la palma izquierda ocultando la otra en la mano. En la mano izquierda se ven
dos monedas. La mano derecha coge las dos monedas de su lado y la izquierda se cierra, empalma una y
muestra sólo una. Abriéndose la derecha se ven tres.
Cuarta fase: La mano izquierda coloca la moneda en la mesa y se coloca en posición de descanso
detrás dejando caer la moneda en la mesa. Ahora se hace la caverna inversa. La mano derecha, que dejó sus
monedas en el lado derecho, aparenta coger la vista pero coge además la oculta al echarse hacia
atrás la mano izquierda. Esta mano se gira y la mano derecha deja caer la que muestra, viéndose sólo una
moneda en la mano izquierda. La derecha coge las tres de su lado y con empalmar la moneda de la izquierda y
mostrar cuatro en la derecha el viaje se puede decir que ha terminado.

MI JUEGO
El miedo a la trampa, o mejor dicho, a que se vea la trampa, es algo muy extendido, por lógica... una
lógica hasta cierto punto porque a veces es muy destructivo para el mago que toma miedo al público y a la
magia...pero nos tiene que preocupar porque es la base fundamental de la magia, mantener el misterio.
Efecto: El mago anuncia que va a cambiar de color una moneda, lo hace dos veces de plata a cobre. Al
intentarlo por tercera vez se le cae la moneda de cobre viéndose dos monedas. Comenta el mago que le
hubiera gustado que mejor no la hubieran visto y la moneda desaparece. Sigue diciendo; que en el fondo si la
han visto y reaparece. Se dice; peor hubiera sido que vieran dos monedas, y la moneda se duplica. Pero si se
quiere hacer lo prometido, se coge la moneda de Plata y se transforma a una mano, dando al momento la
moneda para examen.
Procedimiento: Se tienen cuatro monedas de cobre en el empalme clásico de la mano derecha. En la
mesa se ve la moneda de plata, pero es de plata-cobre, la moneda trucada.
Con una de las monedas de la mano derecha, se transforma un par de veces la moneda de plata, por
métodos tipo Spellbound. Cuando voy a transformar por tercera vez la moneda se me cae, o sea la dejo caer a
la mesa.
Me muestro atorado por el hecho y continúo como si lo que me imaginara se hiciera real.
23

-"Como me hubiera gustado que no vierais la moneda".
La descargo en el regazo, por ejemplo por el método de Slydini, Revolver Vanish. y muestro la desaparición.
(Quizá prefiero ahora la descarga de la moneda en el regazo tal como lo hace Slydini en la explicación del
regazo del libro "estrellas de la magia"
-" Pero no puedo evitar que la vierais, una vez vista".
La mano izquierda se cierra y la mano derecha descarga una de las monedas en el puño izquierdo por
la horca del pulgar, al hacer un pequeño gesto rozando la mano como echando atrás el tiempo. Se muestra que
de nuevo está.
. -"Pero hubiera sido peor que vierais dos monedas" .
Y con otra de las monedas de la mano derecha se hace la duplicación de la mano izquierda. Con las
monedas en las puntas de los dedos que se juntan y la mano derecha, que pasó la moneda del empalme a la
punta de los dedos ocultamente. Al juntarse los dedos se pegan las monedas y se separan mostrando una en
cada mano.
-"Pero lo prometido es deuda."
Guardo claramente las dos monedas y sujeto la moneda en la mano izquierda, al ir a cogerla con la
mano derecha descargo la moneda que oculta en la mano izquierda, o sea la transfiero, tipo Cardini, en su
toque de midas. Ahora la mano derecha muestra la moneda de plata. La mano izquierda se coloca en posición
de descanso con la moneda de cobre pinzada entre el índice y corazón. La mano derecha se cierra, voltea la
moneda y al volverla a abrir se ve de cobre. Se deja la moneda delante de la mano izquierda en posición de
caverna, o sea a unos tres o cuatro centímetros de la mano izquierda.

Cambio: Se acerca la mano derecha a coger la moneda, pero antes se ha mostrado vacía, siempre sin
hablar directamente de su vacuidad. Al tocar la moneda se lanza bajo la mano izquierda con un toque y el
cuerpo ya se va echando hacia delante con la intención de dar la moneda a examen.. El pulgar izquierdo
empuja la moneda de cobre, que-oculta la mano izquierda, saliendo entre el índice y el corazón. La mano
derecha en el recorrido ya hacia delante la coge y avanza ya del todo para dar a examen la moneda que se
transformó, que ya es una normal. Ayuda de fotos anteriores

EXTRA.
Un pequeño juego que pensé hace tiempo y que lo dejé de hacer, no recuerdo porque, quizá hay
juegos que se disfrutar en la memoria, o son para una época... la verdad es que cuando me acuerdo lo hago, y
esa es parte de su belleza para mí lo hago sólo cuando surge.
Efecto: Tres monedas viajan desde la mano izquierda hasta encima del tapete, bajo una carta, todo ello
gracias a otra carta que las hace viajar rápidamente.
Procedimiento: Se muestran las tres monedas y se colocan en fila de izquierda a derecha en la mesa.
Ahora se cogen las dos cartas y se muestran, con la mano izquierda. En un gesto continuado, la mano derecha
va cogiendo la primera moneda, y con ella va a por la segunda, cuando va a por la tercera la mano izquierda ya
a llegado a la mesa con las cartas, y aunque no las suelta ya la tocan.
La mano derecha, más concretamente el corazón, lanza la tercera moneda hacia atrás, debajo de las
cartas. Este gesto es continuado después de coger la primera, la segunda y ahora la tercera moneda. EI pulgar
izquierdo asegura que la moneda no salga por detrás de las cartas. La mano derecha suelta las monedas en la
mano izquierda, que dejó las cartas en la mesa encima de la moneda.
La mano derecha coge ambas cartas con la moneda, y deja una carta en la esquina superior derecha,
con la moneda oculta debajo.

24

La mano izquierda deja caer las dos monedas a la mesa y aparenta dejar la tercera en la carta, ya se ve
la desaparición. Hace un gesto aparentado dejar caer la moneda encima de la carta. Con este cartoncillo, la
mano izquierda levanta la carta de la mesa y se ve la moneda.
Se hace un Falso depósito una de dos, por ejemplo con pase de sonido, en la mano izquierda. La mano
derecha coge una carta y con esta se coge la otra, en forma de pala. Se acerca la carta encima de la moneda y
se deja la carta con la moneda oculta junto a la primera moneda que viajó. La intención es que se quiere tocar
lo menos posible. Para el público sólo he cubierto la moneda con la carta, pero en el gesto he colocado junto a
la primera moneda, ya la segunda, ocultamente. Se deja caer la moneda en la mesa y de nuevo se hace el
gesto de colocar la moneda en la carta y de volcarla junto a la carta de la mesa. Se muestra que hay dos en la
mesa, levantando la carta de la mesa con la carta de la mano.

Se hace un falso depósito en la mano izquierda de la tercera moneda y se coge la carta con esta misma
mano. Como antes, se coge la segunda carta y se coloca encima de las dos monedas pero muy lentamente,
que el público sienta que sólo hay dos en la mesa, y que no he dejado nada de nada al cubrirlas. La mano
izquierda aparenta dejar su moneda en la carta, y se ve la desaparición, mostrando la mano vacía. La mano
derecha aparenta volcar la moneda encima de la carta de la mesa. Ahora se lleva la moneda a la esquina
superior izquierda de la carta con el dedo corazón. Al levantar la carta de la mesa, con la carta de la mano se
hace con la punta de la carta. En este gesto se deja la moneda en la mesa junto a las dos que ya estaban
viéndose tres en la mesa El gesto es sencillo, simplemente se levanta la carta de la mesa con la esquina de la
carta de la mano, pero se deja una moneda, la tercera para poder terminar mágicamente el final del viaje

WILD COINS
La versión de Joaquín de este joven, ya clásico de la magia, donde cuatro monedas de plata se
transforman en cuatro de cobre y al final vuelven a mostrarse de plata.
Leyendo el libro de Joaquín me transmite, pudiéndome equivocar, el hecho de que él pensaba su
magia, o por lo menos la publicada, para sesiones. Su magia está pensada para buenas condiciones, donde el
mago está sentado en una silla con el público delante y casi asegurando podría decir que el público queriendo
ver magia o han ido a ver magia. No estoy diciendo que Navajas pensara racionalmente en estas condiciones,
pero si que la magia que publica se adapta mucho mejor a las buenas condiciones de una sesión de magia.

25

Esto a veces es un problema, porque ensayas juegos con todo tu cariño, que luego no encuentras las
condiciones buenas para hacerlos. Considero que esto tampoco nos debe frenar, porque cuando se encuentran
esas condiciones la magia puede convertirse en una acto especial. No veo mal pensar en distintos juegos para
distintas situaciones.
En el libro no salen publicadas muchas charlas que no sean las meras descripciones. Tengo el
conocimiento de que Joaquín tema charlas para sus juegos y algunas se pueden oír en las grabaciones que
hay de él en televisión, en los programas de Juan Tamariz. Que no publique las charlas en el libro puede ser
que era porque él creo que el le da importancia a sus técnicas y era lo que quería explicar, quedándose las
charlas para él porque eso es más personal del artista. Después de esta elucubración prosigo. Pero querría que
nos diéramos cuenta de que la magia de Joaquín era,.con charla o sin ella, un estilo donde se expresaba
mucho con sus gestos, con su dulce manejo, con que siempre se puedan mirar sus manos, con sus charlas
leves que no molesta a la buena magia. Puedo seguir alabando su estilo, aunque hubiera gente que pensaba
que Joaquín no presentaba y a lo mejor es que sus presentaciones se expresaban desde dentro con un
lenguaje distinto al que solemos ver a la mayoría de los magos. Inevitablemente, cualquiera que conozca y
haya visto a Joaquín ve su sensibilidad y su profundidad y no es extraño que su forma de expresión sea un
dulce manejo, una mirada interior, una sonrisa tranquila y acogedora... hay personas que encantan sólo con
mirar.

UNA PEQUEÑA CRÍTICA CONSTRUCTIVA
Considero que es un juego para introducir dentro de una rutina, porque quizá sólo no tiene la fuerza que
podría conseguir entre medias de otros juegos.
Una rutina fácil de hacer, sin salirme del material de Joaquín, sería una de sus apariciones de cuatro
monedas, un viaje de mano a mano y el Wild Coin para poder acabar con un a través de la mesa. Así considero
que el juego gana en potencia.
Poco a poco, en la primera transformación creo que se podría ver antes la moneda en la mano
izquierda, o que se vea antes la mano vacía. Considero que es un inicio con una situación inicial poco clara. Se
podría meter la moneda en la mano izquierda y abrirse mostrando que no ha pasado nada. Al coger la moneda
se hace el toque de midas, dejando la moneda de Cobre y ahora se procede igual que hace Joaquín.
En cuanto a la segunda transformación es la que más me gusta. Admiro la intención que pone Joaquín
en el cambio de la moneda. Gana en magia y visualidad la forma en que él transforma la moneda, si todas
fueran así el juego ganaría mucho. Lo único que puedo aportar es una posibilidad técnica. Cuando Joaquín deja
la moneda de cobre en la posición que ocupaba la moneda de plata, él la deja caer al empalme de dedos. Pero
si no se deja caer y se mantiene pinzada por los dedos por detrás y oculta debajo de la de la de cobre, así se
consigue la posibilidad de que cuando se acerca la mano derecha, para coger la moneda de cobre, se puede
pinzar la moneda entre el índice y corazón y tomar además la moneda de plata para cambiarla o echarla al
vaso.
La tercera transformación es la que menos me gusta, para esta rutina, aunque el pase individualmente
me parece que engaña y es bonito. Creo que se podría hacer una finta antes del pase. Pero el mayor problema
es que le falta la atención que tiene la segunda. Podría poner alguna transformación aquí pero hay muchas
buenas en la literatura mágica, pero lo difícil es que haya una intención común en toda la rutina, hablando de
las transformaciones.
Y para finalizar esta parte tengo una par de versiones para la última transformación que pone en el
juego, la de pasar las manos por encima de la moneda y que se transforme. Creo que no puede haber forma
mejor de hacerla si tienes regazo, pero si no tienes esa posibilidad propongo, dos formas de llevarla a cabo.
Se tiene la moneda de plata en la mesa y la de cobre en el empalme clásico de la mano izquierda. Las
manos se cruzan encima de la moneda y cuando se están cruzando el índice izquierdo con la cobertura de la
mano derecha retira la moneda de plata hacia la derecha y deja en este lugar caer, la moneda de cobre. Ahora
las monedas se retiran y la mano derecha se aleja arrastrando la moneda de plata hacia la derecha,
descubriendo la transformación. A un lado, la mano derecha pinza la moneda ya en la relajación.
Es exactamente igual que la versión anterior, pero cuando el índice desplaza la moneda, lo hace hacia
el borde de la mesa de tal forma que la mano derecha se apoya en el borde y empalma la moneda en el clásico
presionando la palma contra la moneda y contra el borde de la mesa. Ahora el pulgar se cierra contra la
moneda y se empalma. Se retiran las manos limpiamente.

26

VERSIONES
Creo que lo importante para este tipo de efectos es la charla e interpretación, como la de muchos, pero
no la de todos. Me viene a la memoria el juego que hace Kaps de las cinco cartas rojas, que con su sublime
interpretación hace potenciar el efecto de forma magistral. Esta misma forma de presentarlo se podría adaptar a
este juego. Se podría cambiar el manejo y en vez de transformar una a una/ puede ser una de un grupito,
representando que la de cobre es rebelde y aunque se deja una y otra vez en el vaso siempre viene fuera... y
me hace recordar también la dama inquieta de Arturo. El método sería igual de fácil, se puede tener una de
cobre oculta en la mano izquierda y cuatro de plata en la derecha, se echan sólo tres a la izquierda reteniendo
una en la derecha. Ahora se muestran tres de plata y una de cobre, al echar la de cobre en el vaso se cambia
por la moneda oculta de la mano derecha. Después se puede echar una a una y con el cambio de Bobo se
puede aparentar echar una de plata y echar la de cobre. El resto es igual. Para la última se hace ya una
transformación visual como las que explica Joaquín o cualquier otro autor numismágico.
Otra versión puede ser algo que desarrollo en Mi juego y en algún otro que consiste en que las
monedas no se cambien siempre por la misma moneda de cobre, sino que haya cambios de forma, color,
tamaño...
Efecto: Se ven cuatro monedas de plata, la primera se cambia de color, la segunda se dobla, la tercera
se rompe un trozo y la cuarta se empequeñece.
Procedimiento: Todo se inicia con un trozo de plastelina en el bolsillo izquierdo con una moneda
doblada a su lado. Se tiene una moneda de plata-cobre en la-mesa con el lado de plata a la vista, luego una
moneda normal, la tercera una moneda plegable y la cuarta es una moneda pequeña cubriéndola una
cascarilla, del tamaño del resto de las monedas. En el vaso opaco hay además una moneda oculta en su
interior desde el principio. Como última preparación tengo una moneda oculta bajo el tapete.
Se coge la moneda de plata-cobre, por el lado de plata, se cierra la mano girando la moneda
ocultamente, consiguiendo el primer efecto. Se hace un falso depósito en la mano derecha que aparenta
lanzarla al vaso, sonando la que hay dentro. En la charla voy diciendo que voy a quitar la plata, haciendo el
gesto y mostrando el cobre, la plata imaginaria que se queda la mano derecha se" aparenta guardar bajo el
tapete, esto es sólo presentación.
Se dice que se va a necesitar un trozo de plastelina, se va a por él al bolsillo izquierdo, dejando la
moneda trucada y cogiendo la plastelina y la moneda doblada. Se deja el trozo de plastelina en la mesa y la
mano derecha, que ha cogido la segunda moneda normal, aparenta depositarIa en la mano izquierda. Ahora la
mano derecha coge la plastelina y se dobla mostrando en la mano izquierda la moneda doblada, por contagio.
La mano derecha deja la plastelina en la mesa, la mano izquierda aparenta dejar la moneda doblada en la otra
mano,- haciendo un falso depósito y esta echa al vaso la moneda normal que contenía. La mano izquierda
guarda la plastelina en el bolsillo con la moneda oculta. Se dice que la moneda ha cogido las propiedades de la
plastelina y puede doblarse.
Se coge la moneda plegable y se aparenta coger un trozo, pero lo que se hace es doblar un trozo y
ocultarlo detrás de la propia moneda, o sea el juego que vienen descrito en el Bobo pero en la boca. En este
caso se ve la moneda que le falta _n trozo y la mano izquierda aparenta tener el otro, que se aparenta guardar
en el bolsillo. La moneda plegable se echa en el vaso, muy claramente potenciando este hecho desplegándose
en el interior.
Para la última se cogen, cascarilla y monedita juntos, la grande ocultando a la pequeña, obviamente. Se
dejan en la mano derecha. Se coge ahora la cascarilla dejando la pequeña oculta en esta mano, para mostrada
bien. Se aparenta dejar en la mano derecha, pero se hace un falso depósito. Se muestra
27

que ahora es pequeña, después de aparentar quitar un poco de moneda con la mano izquierda y dejarla en el
aire, sólo como gesto simulado y mágico. Después de que el público sienta el efecto de que es pequeña se
aparenta echar al vaso, pero se deja en el empalme de la italiana y se mueve un poco el vaso para simular el
ruido.
Final de la primera parte. En la segunda hay que volver todo a su forma inicial. Se aparenta coger el
trocito del bolsillo donde se dejó, pero se aprovecha para dejar la moneda pequeña oculta. Se aparenta echar al
vaso el trocito de moneda. La misma mano derecha aparenta coger la moneda que le falta a la moneda
pequeña del aire y también se echa al vaso. La mano izquierda se mete al bolsillo para coger la plastelina,
dejando la cascarilla aprovechando. Se simula como desdoblar la plastelina para que la moneda lo imite. Se
guarda la plastelina y se muestran las mano vacías... pero falta una, se levanta con la mano izquierda un poco
el tapete pinzando la moneda que se tiene oculta. La mano derecha simula coger la plata que se dejó y se saca
aparentándola echar en el vaso y además se ve vacía. La mano izquierda al soltar el tapete se lleva la moneda
y la mantiene oculta. Se coge el vaso con la mano derecha y se vuelca en la mano izquierda viéndose cuatro
monedas normales... Fin.

MI JUEGO
Quizá me gusta la sencillez, o que casi se puede hacer en la mayoría de las condiciones... quien sabe
porque gustan las cosas.
Efecto: Se muestran tres monedas que se colocan en la mesa y un vaso opaco. Se dice que se va a ir
quitando el valor a las monedas de diferentes formas. La primera se le quita la plata quedando el cobre. La
segunda se vuelve pequeña y la tercera se le quita la mitad de la moneda. Pero estas monedas que se echaron
en el vaso es casi imposible quitarles el valor o por lo -menos yo no lo he conseguido... se vuelca el vaso y se
muestra que vuelven a ser tres monedas normales.
Procedimiento: Se utiliza una moneda especial. Es media moneda soldada a una pequeña moneda
por el lado curvo.
Esta moneda se tiene oculta en el empalme de dedos de la mano izquierda. En el vaso, por este orden
del fondo del vaso hacia arriba en una pila, tres monedas normales y encima una moneda de plata-cobre.
La mano izquierda sujeta el vaso y la mano derecha mete los dedos para coger las monedas, cogiendo
sólo tres dejando una normal en su interior oculta. Se deja el vaso en el lado derecho de la mesa.
La mano derecha coge la moneda plata-cobre, viéndose la parte de plata. Se sujeta con la punta de los
dedos, el pulgar por el canto de arriba y corazón e índice por abajo viéndose toda la superficie de la moneda. La
mano izquierda pasa por delante cubriéndola a la vista y el índice derecho la voltea viéndose de cobre. En
relajación esta moneda se enmanga y se aparenta echar en el vaso moviéndolo para que el sonido de la que
está dentro parezca el sonido que haría la moneda al entrar en el vaso. Me remango olvidando la moneda de la
manga.

moneda trucada
La mano derecha coge una segunda moneda de las tres que se sacaron al principio. La sujeta en la
punta de los dedos pero pinzando la moneda por la superficie, pulgar por detrás y corazón e indice por delante.
La mano izquierda cubre la moneda

28

La mano derecha deja caer al empalme de dedos la moneda y en su lugar se deja la moneda trucada
de la izquierda viéndose la parte pequeñita ocultando el resto por detrás de los dedos. Se aparenta echar esta
monedita al vaso pero se hace el cambio de Bobo al vaso, o sea se empalma la moneda trucada a la italiana y
se deja caer la moneda normal al vaso como en un leve lanzamiento.
La mano izquierda coge la tercera moneda en la punta de los dedos como se cogió la segunda. Ahora
se repiten los mismos movimientos que con la segunda moneda pero mostrando la parte de la mitad de la
moneda. La mano derecha coge el vaso y la mano izquierda aparenta echar la moneda en este pero echa la
normal como se hizo con la segunda. Llegando este punto las tres monedas se pueden mostrar, porque el
juego ha acabado, técnicamente... ahora queda el mago y la magia.

IK DESAPARICIÓN
El juego aquel donde una moneda desaparece mostrando las manos vacías por la palma... y luego por
detrás... cayendo la moneda al bolsillo superior.
Es de esas ideas que nos ha dejado Joaquín ahí, ideas muy buenas que son puertas para el resto. El
libro está lleno de pequeñas ideas, que en mi opinión no se muy bien por qué Joaquín ha publicado las ideas
tan pequeñas con la grandeza y posibilidades que tienen. Quizá ahí resida el misterio de este pequeño libro, de
cómo se puede contener tanta magia, escondida en un bosque en apariencia escaso, o mal publicado... a mi
personalmente me encanta.
Pero inevitablemente nos encontramos de nuevo con Joaquín, con gestos de él, para él. Son
movimientos que hay que estudiarlos y estudiarse para poder hacerlos. Creo que hay que interpretarlos
estudiándose a sí mismo y a partir de ahí meter un poco el pase. Y esto no creo que sea un comentario a la
ligera, porque este pase necesita una interpretación de la técnica, del manejo, de los gestos unidos a las
palabras, a la actitud, a la intención... y es una labor de cada uno, que si se quiere hacer, va a tener sus
recompensas.
Otro detalle genial es la división de la técnica en dos, o sea no hacer la desaparición de una vez, sino
en dos partes, esto crea mayor calidad técnica, porque cuantas más trampas, más se engaña. Pero de esto no
voy a hablar, porque si alguien puede hablar es Camilo, auténtico maestro en esta idea... dejaré que hable él
cuando quiera.
29

Pero si me pongo un poco criticón, siempre con cariño, creo que esta desaparición estaría mejor dentro
de una rutina donde antes hubiera -un par de desapariciones más, para que esta tenga la grandiosidad de final.
Es beneficioso hacer después de una desaparición en que se utilizan mangas, porque primero las utilizo y para
el final me remango por si alguien piensa en la mangas.
Una posibilidad de esto: cuatro monedas, la primera se lanza debajo del bolsito con el movimiento de
Kick Move, al cogerla se lanza con el pulgar debajo de un bolsito que está al lado que la oculta, esto ya lo
explica Joaquín. Para la segunda, después de un Falso depósito se mete debajo del tapete, tal como explica
Rubinstein (este mago es de New York, y esta carga se puede ver en un video comercial suyo. El trabajo que
hace sobre la utilización de una maleta con tapete encima es muy interesante), la mano derecha que la tiene
oculta la mete entre los tapetes y al avanzar se oculta dentro. Para la tercera se enmanga y se remanga
después para que quede claro “que no utilizas mangas". Finalizando con el pase de Joaquín para la cuarta.
Hay un peligro muy común, que consiste en que se te caiga cuando la moneda ya está detrás de la
mano. Para solucionarlo puede ser con charla o con salidas del momento, que eso ya es trabajo de cada uno
porque estas salidas tienen que ver mucho con la personalidad que tenga cada actuante. Pero muestro. una
posibilidad, que asegura el pase y que también puede servir para quien tenga la piel seca. Es sencillo, porque
consiste en que después de hacer el falso depósito y se va a dejar detrás de la mano, se deja en el empalme
italiana anterior, o sea pinzada por el pulgar pero por el dorso de la mano. Desde ahí se continúa el juego igual.

VERSIONES
Una sencilla idea que pierde la originalidad del pase de Joaquín es hacerla aparecer. Lo que hago es
acercar la mano derecha y cubriendo con la punta de los dedos la moneda, la mano izquierda se cierra y se gira
hacia delante. Los dedos derechos introducen la moneda por la horca del pulgar apareciendo la moneda al abrir
la mano izquierda.
Otra forma: Se hace un falso depósito en la mano izquierda y se muestra la desaparición. Se empieza
el movimiento de Wiped clean, que ya explica Ammar (yo utilizo la versión de Joaquín). Rápidamente, la
moneda es arrastrada por la punta de los dedos, siempre oculta con la intención de mostrar la manos vacías y
limpias. Al final de este movimiento se queda la moneda en el empalme de los dedos de la mano izquierda.
Esta mano queda un poco por encima de donde está el bolsillo superior de la chaqueta, mostrando su dorso.
Ahora en movimiento de revoloteo se lanza la moneda al bolsillo y las manos giran hacia dentro y hacia abajo,
quedando al acabar el giro con las palmas hacia el público con la punta de los dedos hacia arriba. En este gesto
que viene continuado del pase de Wiped Clean, se lanza la moneda al bolsillo todo en el gesto de mostrar las
manos vacías.

Como transformación: Se tiene una moneda de cobre ya en la mano izquierda. Se hace el falso
depósito de la moneda de plata en la mano derecha, junto con el resto de movimientos que hace Joaquín.
Cuando la moneda de plata ya está detrás de la mano, se lleva la moneda de cobre a la punta de los dedos. En
un gesto se deja caer un poco la mano, dejando caer la moneda a la mano derecha y lanzando la moneda de
plata al bolsillo.
Viaje Doble: Dos monedas viajan dentro de un bolsillo, sonando la segunda al juntarse con la primera.
Se saca un bolsito con dos monedas dentro, más dos monedas empalmadas en la mano derecha. Se
muestran las dos monedas del interior del bolsito y se aparentan sacar con la mano derecha, pero se muestran
las que se tenían empalmadas. Se cierra el bolsito y se deja ,aun lado. Se coge la primera moneda y se hace
un falso depósito en la mano izquierda. La mano derecha remanga la manga izquierda y deja caer la moneda
en el bolsillo superior de la chaqueta. Ahora se hace la desaparición de Joaquín con la segunda moneda. Se
hace el falso depósito y se deja detrás de la mano, se abre esta y se ve vacía. La mano derecha ya empieza a
30

hacer el supuesto recorrido de la moneda hacia el bolsito, señalando con el dedo índice. La mano izquierda se
relaja un poco y deja caer la moneda, medio lanzada, al bolsillo superior de la chaqueta. Esta moneda chocará
con la primera moneda, que lancé al mismo bolsillo. El sonido medio sordo de dentro del bolsillo, simulará el
sonido medio sordo de dentro del bolsito. El viaje finalizará al mostrar las dos monedas dentro del bolsito.
Y un pase, influido por otro de cigarros, adaptado a la numismagia. Este es un pase para mostrar
ambos lados de la mano, pero manipulativamente. Se hace un falso depósito en la mano izquierda, pero
llevando la moneda al empalme de la italiana anterior, por detrás de los dedos. Se ve la palma derecha vacía,
siempre de frente y la mano izquierda se cierra. Se muestra la mano izquierda vacía y se colocan las manos
simétricas mostrando las palmas a la altura del pecho con diez centímetros de separación y los pulgares
cerrados a la mano. Se empiezan a girar y el pulgar derecho afloja un poco, las manos en el giro se colocan con
los dedos enfrentados casi tocándose mostrando ya el dorso. En esto la moneda cae entre la horca del pulgar.
Se doblan un poco los dedos menos el índice para asegurar que la moneda no cae al suelo, y que el pulgar la
vuelve a empalmar pero en el interior de la palma. Se estiran los dedos y las manos siguen el giro colocándose
de dorso a los espectadores, igual como empezaron pero mostrando el otro lado. Las manos han girado
haciendo como un pequeño giro donde se medio cierran y se abren para adoptar la primera posición, pero
mostrando el otro lado. Se necesita que sea un poco rápido para que la inercia haga que el cambio de empalme
se pueda hacer.

MI JUEGO
Efecto: Tres monedas se firman y se dice que van a viajar a un bolsito, que se tiene. Van
desapareciendo las monedas, queda la tercera, se saca el bolsito y se da a un espectador desaparece la
tercera y el espectador abre el bolsito estando las tres ahí.
Procedimiento: De momento es necesario que se tenga comunicado el bolsillo superior de la
chaqueta, con el bolsillo interior. Es necesario que estén conectados de tal forma que si una moneda se deja
caer por el bolsillo superior de la chaqueta entre en el bolsito que se encuentre en el bolsillo interior. Esta unión
puede ser un canal de tela.
Se saca el bolsito con tres monedas en su interior y otra moneda empalmada con una firma hecha por
mi. Se sacan las tres monedas del bolsito. Ahora se pide que firmen una moneda. Al dejada en la mesa se
cambia por la otra, en este momento se guarda el bolsito en el bolsillo interior de la chaqueta con la primera
moneda dentro, que se mete ocultamente al guardado, intentando que esto pase desapercibido. Se guarda.. el
bolsito despreocupadamente para que ni piensen en que bolsillo lo guardo, (esto es bueno para que no
relacionen mucho los dos bolsillos).
.
Una vez firmadas las tres monedas se coge la primera y se hace un falso depósito en la mano izquierda
y en el gesto de remangarse se deja caer la moneda al bolsillo superior y cae dentro del bolsito... ya van dos.
Se coge la segunda y se hace un falso depósito en la mano izquierda, dejándola detrás de la mano. Se
muestra que no está y en la relajación se lanza al bolsillo de la chaqueta, cayendo al final dentro del bolsito.
Esto, muy rápido, es la explicación del juego de Joaquín.
Ahora se saca el bolsito cerrándolo por el camino y se pasa a un espectador. Se coge la tercera que es
la falsa, y se hace desaparecer con Mangas o regazo o con tiraje o con hold out o con falso depósito... o como
te guste o corno no te guste o como te gustaría hacerlo.

31

APERTURA MATRIX
Aquel juego donde Joaquín coloca cuatro cartas en la mesa una a una y aparecen cuatro monedas
debajo. Él las fue poniendo cada vez que colocaba las cartas en la mesa.
Una característica clara de Navajas, es la lentitud con que hacía la magia. No quiero que se confunda
con aburrimiento, sino todo lo contrario, era una claridad que envolvía y creaba un ambiente en el que se sentía
magia porque no te quedabas con la sensación de haberte perdido nada. Se siente la preparación. con amor,
nunca se denota improvisación, pero esto lejos de ser malo, es la transmisión de una obra pensada y estudiada.
Hacía que pudiéramos sentir la importancia que le daba a lo que hacía.
Se percibe que tal y como exponía la magia el tapete se asemeja a un escenario en pequeño, o sea
que la magia estaba volcada en la mesa. Con esto predisponía al público para la obra, para la exposición del
arte que sentía Joaquín... digo esto porque elucubrar es gratis.
Esta es la tercera aparición que nos muestra Joaquín, denota preocupación por este efecto y creo que
es por crear la sensación de sesión, de sesión mágica. Hace aparecer las monedas... son mágicas y ahora
hace magia. Por lo que se, él tiene más apariciones o sea que no son las únicas que pensó. Creo que él no
desconocía el problema de las apariciones en la vida profesional, creo que estaba por encima de eso. Es un
problema al que nos enfrentamos; pensar sólo para las condiciones buenas o también para las menos
comunes. Joaquín me transmite que pensaba en lo que él creía que era lo mejor. Considero que podemos tener
la capacidad de. pensar para muchos tipos de condiciones y que eso hace crecer la magia.
Una única vez vi a Joaquín hacer magia y la impresión fue tan fuerte que no me extraña nada este
trabajo homenaje, no le visto nada más que en televisión, pero ha sido suficiente.
Metiéndome un poco en el juego, hay que tener mucho cuidado de que se atisbe antes de tiempo lo que
va a pasar. El que todos los movimientos sean tan cuadrados hace prever algo. Pero quizá lo que más puede
atisbar el final sea la colocación de las cartas. Quizá me gusta más que las cartas se coloquen
despreocupadamente en distintos lugares, no en cada esquina. Se pueden ahorrar muchos pequeños
movimientos y como ejemplo uno: Se tienen las cuatro monedas en la mano derecha, en el empalme y las
cuatro cartas en la mano izquierda. Se deja caer una moneda en la mano izquierda al acercarse, que se retiene
en el empalme de los dedos. Se deja caer otra y se posa en la punta de los dedos y se extienden las cartas
cubriendo las monedas, como en el de Joaquín pero doble. Se deja caer una moneda desde el empalme a la
puntas de los dedos de la mano derecha. Se coge una carta con la mano derecha y al dejarla en la mesa ya se
deja una moneda debajo. Se repiten los mismos movimientos y se deja una segunda carta con una segunda
moneda. Ahora se va a por la tercera carta. y con ella se coge una de las monedas se dejan juntas en la mesa.
Queda una carta y una moneda que juntas se dejan igualmente y final.
Es preocupante el momento de dejar la carta en la mesa, cuando se está posando es peligroso porque
se levanta la carta para retirar los dedos. Algo que me dijeron fue que posara las cartas en la mesa con el lado
largo para el público por delante, así cubriría el ángulo malo.
Otro detalle que creo que es importante, como ya comenté antes, es enseñar las manos vacías a lo
largo de las apariciones. Con esta intención me surge la siguiente idea: Tengo tres monedas empalmadas en el
clásico de la derecha. Esta mano tiene las cuatro cartas y una moneda debajo. Se dejan las cartas en la mano
izquierda pero colocando la moneda que se ocultaba debajo de los dedos, en el empalme conocido por
32

Goshman. Las cartas se sujetan con el índice y pulgar, con la moneda encima de los otros dedos. Estos dedos
se abren un poco y mientras las cartas se pinzan con los dedos izquierdos, los dedos derechos se colocan
debajo para dejar la moneda entre el meñique y anular.
Al extender las cartas con la mano derecha se deja caer una moneda en la mano izquierda y se cubre
con las mismas cartas. Ahora mientras se muestran las cartas la mano derecha lleva una moneda al empalme
de Goshman y otra se deja en. la punta de los dedos. Esta mano coge una carta ocultando la moneda debajo y
se deja en la mesa con el canto largo por delante, de tal manera que la mano derecha de palma, se retira
después de dejar la carta, se ve vacía porque la otra está oculta en el empalme de Goshman. Vuelve a coger
otra carta y se posa en la mesa dejando caer la moneda desde el Goshman bajo la carta. Se oculta el
movimiento bajo esta carta y la moneda queda oculta bajo ella.

dejada desde el goshman
Ahora la mano derecha coge las dos cartas y la moneda oculta, dejando una carta con la moneda
oculta en la mesa. La mano izquierda se ha quedado quieta mostrándose vacía por la ocultación de la moneda
en el empalme. La mano derecha se muestra vacía y la carta por ambos lados. Se deja en la mano. izquierda y
esta en la mesa dejando la moneda debajo, al caer la moneda desde el empalme bajo la carta y retirándose.
Acaba aquí la idea, sólo una idea... y que es todo sino ideas...

VERSIONES
Así como un inicio de estas versiones, podría empezar con la pequeña idea de poder hacer aparecer
una moneda china medio grande justo después de hacer aparecer las cuatro monedas. La versión es sencilla,
se tiene la moneda china en la mano izquierda en todo momento cubierta por las cartas, en la posición de
empalme de dedos. Hay un problema que hay que ser muy preciso, porque la moneda que se echa en la punta
de los dedos izquierdos debe ser de verdad en la punta, para que no choque con la china. Se hace todo el
juego igual, y al coger las cartas para mostrar las monedas se juntan y se deja debajo la moneda china. Al
levantar las cartas se ve la aparición.
Se podría tener las cuatro monedas en el empalme clásico de la mano derecha y las cuatro cartas
empalmadas en la mano izquierda. Se hace aparecer una carta y se empalman el resto al Gamblers La mano
derecha deja caer una moneda a la punta de los dedos y coge una carta para dejada en la mesa y debajo la
moneda. Se hace aparecer otra carta de otro lugar y se repiten los
mismos movimientos anteriores y se hacen aparecer las cuatro cartas y se cargan debajo las monedas... para
hacerlas aparecer juntas. Las apariciones de cartas de distintos lugares del cuerpo.
Por arrastre: Se dejan dos. cartas paralelas y juntas de izquierda a derecha, con dos monedas ya
debajo, con la misma técnica que Joaquín. Se coge una de las cartas que quedan con la mano derecha y una
moneda debajo, dejando la otra carta en la mano izquierda. Ahora la intención es que parezca que se tiran las
dos cartas a la mesa, pero se lanza la de la mano derecha desde uno o dos centímetros de distancia y la de la
mano izquierda desde más alto, esperando que por contagio parezca que las dos se lanzan, esta es influencia
directa de Ascanio con aquellos culebreos donde la carta doble desaparecía de forma mágica incluso para los
magos, de echo como mago te hacia magia desde la trampa cuando una carta doble que sabías que existía ya
no aparecía. Este contagio se aplica a la caída de las dos cartas.

33

Las cartas están en fila, y la mano derecha avanza las cartas de los laterales de la fila a sus esquinas
superiores respectivas, con el dedo corazón empujando por el centro de la carta y el pulgar por detrás de la
carta arrastrándose por la mesa para que la moneda no salga de la cobertura de la
carta y .siga oculta. Se repite este movimiento con las dos que faltan a las esquinas inferiores, pero la mano
derecha cuela su moneda debajo de la carta de la siguiente manera; primero el arrastre es inverso, el pulgar
arrastra hacia atrás y el corazón por delante asegura que la moneda sea arrastrada también. La mano derecha
deja caer su moneda a la mesa y arrastra la carta hacia atrás cubriéndola, levantándola un poco con el pulgar
que presionando por un lateral, eleva un poco la parte opuesta. Continúa el arrastre y el corazón hace que no
se salga y la arrastra bajo la carta hasta su esquina... y finito.
Una pequeña versión, .sería que se van dando la vuelta a las cartas antes de cogerlas con la derecha.
Esta pequeña misdirection es buena para que no se fijen en la mano derecha, que es la que tiene la trampa. La
forma podría ser; la mano derecha antes de coger una carta deja caer una moneda del clásico a la punta de los
dedos. Esta mano coge la primera carta, la gira con el corazón que tiene la moneda siendo sujetada por el
índice y pulgar, se deja en la mesa con la moneda oculta debajo,(volteo muy usado en numismagia). La mano
izquierda se gira mostrando las caras, la mano derecha se acerca a coger una e igual que antes la deja en la
mesa con la moneda debajo. Vamos a por la tercera, la mano izquierda se vuelve de nuevo a la posición
normal, la mano derecha coge la carta con el índice por encima y pulgar por debajo, se gira y deja la carta en la
mesa con la moneda debajo. La cuarta carta la gira la misma mano y la derecha sólo se acerca la coge y la deja
en la mesa con la moneda debajo. Ya se pueden mostrar las monedas debajo.

MI JUEGO
En realidad es una idea que meto en dos juegos, que consiste en la aparición de una moneda gigante
sin cargar del cuerpo.
Se fabrica una mazo de cartas trucado, está hueco y un poquito en extensión, tan larga como la
longitud de la moneda gigante. Se van pegando las cartas sin toda la parte central hasta el lateral derecho. Se
pegan una a una desplazadas un milímetro. Al final queda un hueco dentro de la baraja para que quepa la
moneda gigante. Se puede conseguir el hueco sin utilizar todas las cartas, o sea que las que sobran se colocan
encima y naturalizan la baraja.
Aparición de Gigante: Como primera idea es una simple utilización; se tiene esta baraja con la
moneda gigante oculta dentro.

34

Además se tienen cuatro monedas en el empalme clásico de la mano derecha. Se cogen cuatro
monedas de la baraja ésta se deja en la mesa. Se hace la aparición de Joaquín o cualquier aparición de
monedas bajo las cartas. Al mostrar el efecto se cogen las cartas y se van a dejar encima de la baraja, esta se
coge y se carga la moneda en la mano izquierda. Se vuelven a coger las cartas pero esta vez se pelan con el
pulgar izquierdo colocándolas encima de la moneda gigante y cubriéndola. Se deja todo en la mesa, siempre
oculta la moneda gigante bajo .las cartas. Se da un chasquido y se muestra también la gigante.
Rutina de Cartas y Monedas: Saco el mazo trucado con la moneda gigante en su interior. La mano
derecha tiene cinco monedas empalmadas en el clásico. Se coge un montoncito de cartas y se deja el mazo
trucado en el lado izquierdo. La mano izquierda se queda con cuatro cartas y el resto se dejan al lado con una
moneda de las ocultas en la mano derecha. Se deja caer una moneda a la punta de los dedos y cuando llegan
las cartas de la mano izquierda cubren la moneda y todo junto se deja a un lado.
Ahora se hace cualquier aparición de cuatro monedas bajo las cuatro cartas, la de Joaquín, de las que
aquí escribo o cualquier otra. Algo primordial es que cuando se muestran las monedas se dejan las cartas
encima del montón de la derecha.
En este momento se inicia un mátrix. Propongo uno: Se colocan las monedas claramente en las cuatro
esquinas del tapete o mesa. Ahora se coge e! montón del lado derecho. con la moneda oculta y se coloca en el
mano izquierda. Se cogen las cuatro primeras cartas, que la primera tiene un trocito de blue tack, en el centro
de la cara. Esta carta se coloca en la esquina superior izquierda, luego el resto se coloca en las otras esquinas.
El montón se pasa, con la moneda oculta, a la mano derecha. Esta mano deja el montón en el lateral
quedándose la moneda oculta en su interior.
Primera moneda: Se cogen las cartas de las esquinas inferiores, por su canto largo del lado de la
mano que la coge. Se coloca la moneda oculta debajo de la carta que sujeta la mano derecha, en la misma
mano. Se cubren de nuevo las monedas y casi sin soltar las cartas se pinza la moneda de la izquierda, soltando
la moneda que oculta la derecha. Hay un detalle que consiste en que cuando la izquierda ya ha pinzado la
moneda con los dedos índice y corazón por debajo y pulgar por encima se levantan las cartas girándolas y que
nunca se deje de tocar el canto largo de la mesa mostrando la cara de la carta. Los dedos de la mano izquierda
se encogen doblándose y ocultando la moneda dentro de ellos mismos. Ahora sólo se sujeta la carta con el
pulgar e índice. Así se muestra el lugar donde estaba la moneda vacío y la cara de la carta y da una impresión
de desaparición mayor. Se pasa la carta y la moneda a la mano derecha y esta deja la carta en el montoncito
de la derecha quedándose la moneda oculta bajo la carta que tiene.

sujeción de carta con la punta de los dedos
Segunda moneda: Se muestra la moneda que hay bajo la carta de la esquina superior izquierda, al
cubrir se presiona un poco pegando el blue Tack a la moneda. Se cubre las dos monedas de la esquina inferior
derecha con la carta colocando ocultamente la moneda a su lado. Se levanta con dos dedos por la esquina la
carta del Blue tack y se ve que en la mesa ya no hay nada, mostrando casi al instante que en la esquina inferior
derecha ya hay tres. Se pasa la carta con la moneda a la mano derecha y esta mano se queda con la moneda
oculta y deja la carta con el blue tack en el montoncito.
Tercera moneda: Se cubren las tres monedas con la carta que mantiene "la mano derecha colocando
la cuarta moneda ya a su lado. Se levanta la carta que aún queda ocultando una moneda, dejando la carta en el
montoncito. La moneda se sostiene en la palma derecha y ahora viene la desaparición. Se coloca la mano
izquierda encima y entre las dos manos, entre la presión de la mano izquierda y con los dedos, corazón y
anular, se coloca la moneda en el Deep Back Clip (muchas ideas con esta técnica se encuentran el libro de
roth, Expert Coin magic). Los dedos corazón y anular con un frotamiento de arriba a abajo va colocando la
moneda. La mano izquierda se levanta sospechosa y se ve la mano derecha con la palma vacía y ahora se
abren un poco los dedos lo que te permite la técnica. La mano izquierda se gira dramáticamente mostrando que

35

está vacía. Sin casi pausa, la izquierda levanta la carta mostrando que hay cuatro en la mesa. Pasa la carta a la
mano derecha que la sujeta y al momento coge la carta y la moneda ocultamente que cae en ella al coger la
carta con los dedos por debajo de la mano derecha. En transito la mano derecha va a mover las monedas.
La mano derecha coge la carta con la moneda y la deja encima del montoncito, pero se coge un
momento todo el montón para colocar la moneda debajo de él.
Desaparición y aumento: Se vuelven a colocar las monedas en las cuatro esquinas. Se cogen las
cuatro cartas de arriba y se cubren las monedas, en la esquina inferior derecha se roba una al cubrir con los
dedos corazón y anular (hay una explicación muy buena del pase en las notas del número de Lausanne de Paviato), en
la esquina superior derecha se coloca la carta con el Blue tack.
Se empieza levantando la carta de la esquina inferior derecha y mostrando que no hay nada. Ahora se
va a por la esquina inferior izquierda, se pinza la moneda al levantar la carta y se ve que ya no hay nada en la
mesa. Se cogen ambas cartas con las dos monedas, la primera que se robó y la pinzada de ahora van juntas
bajo las cartas se dejan en el montoncito. En este momento se levanta la carta de la esquina superior derecha y
con el Blue tack se muestra que ya no hay nada en el tapete, dejando todo en el montoncito. Relajado como si
ya todas hubieran desaparecido, la mano izquierda coge el montón de la izquierda, con la moneda gigante y la
derecha levanta la carta de la esquina superior izquierda y sin mirar se transmite haberlo conseguido. Junto la
carta a la baraja y esta la coge la mano derecha y en este momento se demuestra ver la moneda que no ha
desaparecido. La mano derecha deja el montón encima del montoncito del lado derecho y en seguida coge la
moneda del tapete perplejo colocándola en la punta de los dedos. Llega la mano izquierda y la cubre durante un
momento el suficiente como para dejar caer la moneda al interior de la mano y dejar en su lugar la moneda
gigante y acabar así el juego, donde se puede ver como una pequeña historia de vida, donde van apareciendo
las monedas, como las personas a tu lado. Se van juntando a ti para luego separarse. Hasta que llega un
momento donde todos desaparecen y te quedas solo.... tan solo que llega el final esperadamente inesperado.

OKITO FINAL
Ese juego que hace Joaquín donde después de hacer una rutina de monedas con okito las vuelve a
guardar y las retiene en la mano. Las va descargando en el regazo, en el bolsillo, en un bolsito y en la manga
mostrando que han desaparecido.
Si tuviera que elegir el juego que menos me gusta del libro, elegiría este, pero como no hay que elegir,
me cayo y disfruto con lo que aporta este juego.
Es una forma, muy interesante de deshacerse de las monedas con los objetos que se encuentran en el
escenario. Hacer sentir que los objetos que están en la mesa tienen que estar, y consiguiendo esta naturalidad
ocultar monedas debajo de ellos, es toda una forma ingeniosa de hacer magia. Si además se mezcla esto con
trampas de mangas, bolsillos y regazo se consigue una trampa muy sólida. Pero ciñéndome a lo que quería
contar, el conseguir que el escenario sea natural y mandar una moneda debajo del bolsito y aparentar meterla
en la mano para mostrar acto seguido la desaparición, crea una imposibilidad para el público muy mágica. Esta
idea es antigua pero la utilización en esta rutina es muy adecuada.
Lo que yo no conocía era deshacerse de cuatro monedas una a una. Es muy normal que
desaparezcan, mostrándose las que quedan después de la desaparición y así una a una. También es común
deshacerse de todas a la vez, pero una desaparición total y de una vez, colocando cada moneda en un lugar
distinto sólo se lo he visto a Joaquín. Ciertamente es más trabajo, pero los métodos utilizados son muy
naturales, o sea que no hay muchos problemas en este sentido. De hecho si se quisiera se podría hacer
reaparecer cada moneda en un lugar distinto, pero no se lo recomiendo a nadie.
Este es un buen ejemplo de lo que contaba Arturo de trabajar antes de empezar. Juegas con que el
público espera ver algo que no va a suceder sino que va a suceder algo mejor. No vaya teorizar sobre algo que
otras personas ya han hablado de forma magistral, pero quiero señalar como Joaquín plantea el juego y la
forma ingeniosa de llevarlo a la realidad.
36

Un problema que me encuentro en la magia de cerca, es el de llenar el espacio. Hay una circunstancia
que se da muy comúnmente que consiste en hacer magia de cerca para un número de gente que sería ya
considerado para hacer magia de salón. Ante esta situación creo que hay que tener muy en cuenta el material,
según la distancia de los espectadores, el tipo de público, el contexto... Si eres joven o desconocido, o con no
mucho carisma, quizá es un poco necesario al principio empezar el número de pie que llena más, pero esto no
es ni una mísera regla, porque no tiene mucho valor. Creo que es importante darse cuenta como el sentarse
resta un poco de comunicación. Al sentarse se genera un poco de intimidad que quizá para empezar es un
poco directo, siempre me muevo en la idea de que estamos haciendo magia de cerca para una situación de
salón. Una posibilidad podría ser empezar de pie, ganarse al público y luego sentarse, pero no deja de ser una
posibilidad.
Creo que puede existir una pequeña diferencia entre hacer el juego de Roth, como platea Joaquín para
seguidamente hacer este que explica, que hacerlo sin el juego anterior. En ambos casos hay sorpresa, pero en
el primero es una sorpresa dentro de una situación que provoca el estar un poco más preparado para lo que
pueda pasar, pero si se hace la segunda opción la sorpresa es más inesperada porque les coge un poco en frío
y creo que es mayor la sorpresa.
Sin poco más que decir sobre el juego, porque considero que las opciones que elige Joaquín para
resolver el efecto son buenas... o sea para que insistir más sobre este tema...

PEQUEÑOS DETALLES QUE VERSIONAN
La rutina podría ser la siguiente, el juego de Roth, la desaparición de Joaquín, pero no se descarga, se
mantienen en el empalme de dedos y se muestra que en la caja ya no hay nada. Después de la pausa se hacen
aparecer las monedas una a una. Se guardan en la caja y el efecto es que desaparece la caja.
Primer método: Al hacer aparecer la cuarta moneda, se coge la caja con la mano izquierda y se coge
arrastrándola por la mesa hasta el borde, donde se deja caer al regazo descargándola allí. Para el públi_o se
tiene la caja en la mano izquierda. Se aparenta meter las monedas en la caja. La mano derecha coge la tapa y
aparenta cubrir las monedas dentro de la caja, pero ya sólo a las monedas. Se juntan las manos y la derecha
empalma en el clásico la tapa. Se abren las manos y caen las monedas cayendo a la mesa y mostrando la
desaparición de la caja.

tapa cubriendo aparentemente la caja
Segundo método: La tapa tiene una pequeña bolita de blue tack. Se meten las monedas en la caja y al
cubrir se gira ocultamente. La tapa se pega a la caja y todo el bloque se deja en la mesa. Las manos se
acercan, cubren un momento la caja y se llevan la tapa y la caja con el empalme de la mano derecha. Se
muestra la desaparición de la caja y las manos se echan hacia atrás para que se vean bien. las monedas, en
este momento se echa la caja al regazo, pudiendo mostrar ahora las manos vacías. La caja no sonará porque
está pegada la tapa a ella.
Como transformación: Se tienen en la mano derecha cuatro monedas de cobre ocultas. Se guardan
las cuatro monedas de plata en la caja y se gira ocultamente dejando la caja con el volteo secreto en la palma
izquierda. La mano' derecha coge la caja dejando las monedas de plata ocultas en la mano izquierda. La
derecha deja su caja cubriendo las monedas y se mueve las caja . haciendo creer que las que se escuchan son
las de plata, pero ya son las de cobre.
En este momento la mano izquierda se deshace de las monedas tal como explica Joaquín en su libro,
sólo que en vez de presentar la desaparición se presenta la transformación.
No tengo un juego mío para este apartado-juego de Joaquín, pero no era una regla impuesta o sea que
dejo este vacío.
37

Un último detalle, Joaquín tenía un par de versiones técnicas para la idea de Wiped Clean Vanish, de
Ammar. Una es la que publica en este juego, para hacer desaparecer la cuarta moneda. La segunda es como
acción de continuidad en la cuarta moneda en su versión del Gancho de Roth.
La idea que puedo aportar es algo muy simple; la moneda empieza en el empalme de la Italiana en la
mano derecha. La mano izquierda se abre palma arriba y la derecha se coloca a la altura de la muñeca y
empieza a resbalarse por toda la palma. .Cuando la moneda llega a la posición de empaln1.e de dedos, o sea
al inicio de los dedos, estos se cierran alrededor de la moneda y se giran las manos. La izquierda se cierra un
poco con la moneda en el empalme de los dedos y la mano derecha muestra la palma estirada. El índice
izquierdo repasa la palma continuando el gesto que empezó la mano derecha.

Otro pequeño detalle en la técnica original es que en el momento en que la mano, está de palma, sea
cual sea, abre los dedos para llevarse la mirada y mostrar mucho más vacuidad.
y poco más, que no tiene que ser poco, quizá escribo mucho y este homenaje debería ser la mitad, pero es lo
que me sale... y tendré que ser consecuente.

REFUERZO DEL FALSO DEPÓSITO
Es curioso que Joaquín escriba algo así, porque él en el material que ha explicado casi nunca utiliza el
falso depósito. Me hace pensar lo sensible que era también para temas teóricos, de manejo y de engaño a los
espectadores.
Mi aportación va a ser un estudio del Falso depósito después de mis años dedicados a la numismagia y
de escuchar a muchos magos, de los cuales yo he aprendido. Puede que sea un poco prematuro este estudio,
pero la verdad es que me surge escribirlo. Hay detalles míos y mucho de otros magos, pero creo que lo
importante es el estudio y que aporte a los magos o que sea un punto de partida a otros estudios. Aún así
pienso nombrar a todos los magos que pueda, para dar créditos.
Me limito al gesto del Falso depósito para una desaparición, en principio. sólo para una moneda... y
empecemos.

ESTUDIO PARA EL FALSO DEPÓSITO
Es difícil empezar, son muchas ideas y es muy complejo ordenarlas. En principio el falso depósito
utilizado para este estudio es lo de menos, o sea que los detalles o mejoras son para la mayoría de las
técnicas.
Primera Fase: Partamos por el principio, o sea se tiene la moneda y se va a hacer el falso depósito en
la mano izquierda. Algo conocido que no por viejo es desfasado, es hacer una finta del movimiento falso para
acostumbrar al público. Algo no tan conocido es la fotografía, que yo escuché a Sankey y Tamariz, o sea si la
moneda va a desaparecer en la mano izquierda se tiene ahí y que el público memorice esa imagen, ahora se
38

coge con alguna justificación para mostrar algo, y seguidamente se hace el falso depósito, o sea se devuelve a
la mano y lugar de origen. En la memoria este hecho debe pasar inadvertido. Esto tiene otra ventaja que
consiste en un mayor contraste porque vieron la moneda en la mano izquierda y al final cuando ya no la ven
sienten el vacío.
Es importante que no atisben la desaparición para que no se preparen y juzguen más los movimientos
que vas haciendo.
Puedes utilizar las mangas, pero eso ya se sale un poco de mi estudio, es otra técnica, pero si no lo
haces es importante que te remangues para que piensen en ello. La Vía mágica de Juan, el libro, puede servir
para comprender mejor esto, o sea que no estaría de más echarle un vistazo.
Hay que encontrar el equilibrio para que el público no se pierda nada, pero que no memorice
movimientos falsos. Hay que captar la atención y. manejarla a tu gusto a beneficio mágico. Creo que hay que
luchar por la claridad y la magia, esa es nuestra tarea como magos.
Segunda fase: En la acción normal, ya vendría lo que es específicamente la técnica, o sea el falso
depósito.
Creo que es importante tener claro la diferencia entre el falso depósito y la falsa cogida, que sólo con el
nombre ya se entiende. Hay que juzgar para cada caso cual es más apropiada, yeso es labor de cada uno.
Hay un detalle que tiene Ricardo Rodríguez, que habría que preguntarle a él.
Es necesario tener muy en cuenta el contexto que nos rodea, no es lo mismo hacer un falso depósito
estando rodeado, que de frente al público, de pie que sentado... Tener en cuenta la visibilidad, la lejanía de la
gente, el juego... pero esto es un trabajo personal.
Como puedo no mencionar toda la teoría de Vemon para la cobertura física de la técnica. En ese
famoso artículo de el toque de Vemon se explica perfectamente. Tenerle en la mano derecha y mirar a la
derecha, a la varita, la mano izquierda coge la moneda, en realidad no, y la derecha va a por la varita. Esta
misma mano da el toque que hace desaparecer la moneda. Es tan buena toda esta teoría que dejo a la gente
que la estudie si no lo ha hecho aún. Hay un detalle que hacía Juan Antón que consistía en que se acerca la
mano izquierda muy lentamente pero al derecha y se va muy rápidamente, este mago tiene un artículo muy
interesante en la circular de la escuela mágica de Madrid. También es interesante que la mano izquierda no se
mueva de donde cogió la moneda, para que la imagen de donde estuvo la moneda quede más memorable en el
momento de la desaparición.
Hay que tener muy claras las intenciones de lo que se piensa, de lo que se quiere hacer y de los gestos
que haces. Algo peligroso es crear reto cuando haces la técnica. Joaquín captaba un poco la atención y no deja
de ser más arriesgado. Si aplicamos los tres grados de convencimiento de Ascanio, con el reto únicamente
podríamos llegar al segundo, pero si introducimos la técnica en una intención con vida externa podremos,
incluso, llegar a un tercer grado de convencimiento. Un ejemplo sería; estás haciendo el Roll Over en la mano
izquierda y se te cae por “error”, la mano derecha la pasa a la izquierda instantáneamente porque la moneda
tiene que estar en esa mano. Se simula hacer un poco el Roll Over, con cuidado porque no se tiene la moneda
y ahora se hace desaparecer. Otro ejemplo, tengo la moneda en la mano izquierda y la estoy acariciando
comentando que es muy suave y que me gusta su tacto. Se me cae por" error" y la mano derecha la pasa a la
mano izquierda para que la siga acariciando y se sigue haciendo pero ya sin moneda. O sea que por error pase
algo y que se solucione es una buena forma de engañar más a la memoria, pero es sólo una forma, es nuestra
tarea buscar más intenciones dentro de la vida externa.
Dejo claro que cada técnica es un mundo y que tienen sus propias reglas. La estética de cada técnica
es personal. Pero una forma de condicionar ese gesto es con una finta anterior, pero hay otra forma más sutil
que consiste en copiar la estética del gesto del falso depósito en otros gestos y movimientos gestuales. Por
ejemplo la técnica es un falso depósito por lanzamiento, si antes se lanza la moneda de una mano a otra por
que se va a colocar la moneda en una esquina, o se lanza la moneda a un espectador para que la examine,
todas estas acciones ya condicionarán la técnica tramposa que después se realizará.
Y en cuanto a la técnica, no debemos olvidar la naturalidad que habla Vernon, y mucha de la teoría
Ascaniana. La soltura, la ingravidez, el tránsito que ya hemos hablado, el estudio del cuerpo, la memoria...
sobre todo esto han escrito muchos grandes magos, Vernon, Juan., Ascanio... ellos ya lo explican muy bien.
Tercera fase: Ya tenemos la moneda en la mano. Para los espectadores, ahora hay un tiempo muy
interesante antes de mostrar la desaparición...
Aquí vendrían las acciones de Continuidad de Joaquín, o sea la intención es seguir convenciendo a los
espectadores de que la moneda esta en la mano. Él lo hace con ciertos gestos, pero podría haber miles, tantos
como intenciones. Quieres chupar la moneda y primero haces el falso depósito y luego la aparentas chupar,
esta acción es la misma. Conocidos como chocarla contra la mesa y una varita la golpea y se escucha, son
igualmente acciones de continuidad. Con todas estas acciones el público se siente muy convencido de que la
moneda está en la mano, creando después un mayor contraste en la desaparición.
39

Tener en cuenta la teoría Ascaniana, como el paréntesis anticontraste, o sea no tardar mucho en
mostrar la desaparición, porque se siente como baja la potencia de la magia. Como principio, cuanto menos
tiempo pase desde la situación inicial para el público y la situación final, mejor para la magia, pero en este caso
el equilibrio es muy difícil de definir.
.
Otra acción consiste que primero se hace el falso depósito, luego se descarga en el regazo o donde sea
pero se deshace de ella y ahora se aparenta pasar a la mano derecha de nuevo. Esto ya es una acción más,
puede ser sutilmente peor, porque cuantas más acciones más se lía la visión de lo que sucede. La ventaja es
que se pueden mostrar las manos bien vacías y eso es bueno. Pero en todos estos casos hay que pensar en la
moneda. Leyendo a Tamariz en los Cincos Puntos Mágicos se aprende esto muy bien, porque no hay que
pensar en que le va a pasar a la moneda, sino que la moneda está en la mano y que va a desaparecer. Si
mandas los mismos mensajes por la boca en las palabras y por cuerpo con lo que piensas, lo que verá el
público será más coherente. Una forma para sentir mejor eso es tener una moneda siempre en la mano.
En cuanto a la otra mano, de nuevo tenemos que dirigirnos a los maestros, y colocar la mano en la
zona de sombra, o sea la importancia la tiene la otra mano y esta desaparece lejos del lugar de acción. O si se
le da importancia que sea con la utilización inocua; sujetando una varita, un vaso, otra moneda... Se puede
darle importancia sin sujetar nada pero el trabajo es mayor, estudiándose a sí mismo y crear toda una
coreografía de movimientos naturales que engañen... ahora, el esfuerzo será recompensado con magia... con
esa magia que los espectadores sentirán que no es algo común, sino todo lo contrario, algo especial.
He visto magos que piden que les sujeten la muñeca una vez hecho el falso depósito. Esta idea puede
dar fuerza al efecto, pero también puede crear paréntesis anticontraste y llamar la atención sobre el momento y
que ya duden o que luego rememoren la situación.
Es igualmente interesante una vez cerrada la mano v como medio hablando, abrir un poco la mano sin
darle importancia. No se ve el interior, pero da la sensación como si se pudiera ver. Se vuelve a cerrar y ahora
se hace desaparecer.
Hay un detalle que veo de cierta importancia cuando lo hago. Inevitablemente el público va viendo cada
vez más magia, eso genera un poco de cultura mágica. Saben que los magos hacen desaparecer objetos, por
lo tanto. si saben que lo vas a hacer puede crear una duda en acciones que hagas. Con esta idea considero
que si haces un falso depósito en la mano izquierda y cierras la mano en puño creas un interés o ya mandas un
mensaje de lo que puede pasar. Si en vez de eso aparentas tener la moneda en la punta de los dedos, el gesto
tiene menos importancia y pensarán menos en que va a pasar algo. A._demás puedes aparentar guardarla en
el puño yeso crea una Acción de continuidad. Esto puede incluso engañar a magos, porque es natural sujetar la
moneda en la punta de los dedos, más que en puna cerrado. Si se consigue un tercer grado de convencimiento
con la sujeción en la punta de los dedos, el resto será. fluir por un río de belleza mágica, que desemboca en un
engaño de vacío porque no se sabrá como ha podido suceder. Esto es la meta utópica; que cuanto más nos
acerquemos, mayor será nuestra impresión mágica.
Cuarta fase: Ahora llega el momento del mago, donde se debe hacer sentir magia a los espectadores...
mostrar la mano vacía.
Quiero partir por contar que defiendo la desaparición por falso depósito como la mejor de todas. Creo
que es la desaparición con las mejores condiciones posibles. Se puede hacer desnudo, y la mano donde se
desvanece no se acerca a nada, se puede hacer lentamente y desaparece completamente de la mano. Quizá el
estudio es complejo, pero la defiendo como algo maravilloso, y como magia pura.
Después de la defensa desmenucemos un poco la acción, porque también hay que tener en cuenta
detalles como la forma de enseñar la mano vacía. Hay una manera que para empezar esta muy bien, que es
aparentar que la moneda aún está en la mano pero se está ocultando a su vista, el espectador se convencerá
de que la moneda está en la mano y ahí se }e habrá engañado muy legalmente. Pero se alude al truco y pierde
un poco de pureza, que es lo único que tiene de malo. Se puede hacer lo mismo sin evidenciarlo, al hacerlo
lentamente ellos harán sus procesos internos igual que si eludimos a la trampa. Se puede hacer lentamente
creando interés y misterio o rápidamente con un efecto a destiempo, en ambos casos se debe mostrar magia,
pero en el segundo hay que prepararles un poco para lo que va suceder, así no se perderán. Se puede pensar
en la estética, la dulzura para no crear reto e incluso en la sorpresa por nuestra parte, pero siempre de acuerdo
con nuestra personalidad, si se quiere claro. Me viene a la mente esa anécdota de Fu Manchú que contaba en
sus clases que para hacer desaparecer una moneda hay que abrir la mano frotándose los dedos como si
acariciaras unos pétalos de rosas, o si vives en este. mundo como si amasaras un moco propio. Esta bonita y
graciosa forma de explicar el misterio de abrir la mano, no hay que saltársela. Es bueno que atisben que va a
desaparecer, que está desapareciendo. Se puede mostrar con comicidad, con sorpresa, con reto, con belleza...
como quieras, pero que haya misterio, siempre que quieras hacer magia.
Si antes de hacer desaparecer la moneda se chocó contra la mesa y ahora se repite el movimiento sin
moneda, se consigue que rememoren la moneda. Sólo es realizar un gesto que recuerden ellos cuando estaba
40

la moneda, para repetirlo luego demostrando de forma un poco sutil que la moneda no está... sutil pero con
cierta poesía.
Si se abre la mano tal cual, demostrando que no está, de alguna forma mandas un mensaje; que si no
está es que pudo no estar, porque poderes no tenemos. Si se coloca una intención como lanzarla al aire y que
ellos miren la mano y que vean que no está, o que la moneda se ha invisilbilizado y se abre la mano para
cogerla, o como hacía Ramsay que la colgaba en el aire... con esta intenciones puedes arrastrar la imaginación
del espectador para que no luche tanto por encontrar la trampa.
Pero creo que lo más importante para mi es sentir que estás haciendo algo grande, o sea magia, No
abrir la mano como si cualquier cosa, sentir que estás abriendo la mano y la gente está esperando ver un regalo
y tú se lo ofreces. Sentir que estás haciendo algo especial y que lo que ellos están viendo es algo único, mágico
y maravilloso. Si le das importancia ellos también se la darán, consiguiendo un acto auténticamente mágico,' y
esa es nuestra meta como magos.
Y nada, en cuatro fases he dividido la acción básica de un falso depósito. Hay formas de grandes
maestros de los cuales se pueden aprender.
Como Vernon, detalles que vienen publicados en "El toque de Vernon", donde la naturalidad es
fundamental, desde como coger la moneda de la mesa, la mirada, las acciones justificadas, la intenciones...
tanta magia hay en se estudio de Vernon que es impactante.
Ramsay me contaba Paul Wilson, utilizaba la "M",
Se saca la moneda y se la mira, un poco hacia abajo.
Se mira a los espectadores subiendo la mirada.
Se mira de nuevo a la moneda, un poco hacia abajo.
De nuevo se mira a los espectadores haciendo el falso depósito, mirando hacia arriba.
Se mira a la mano, o sea la desaparición, un poco hacia abajo.
Esto, a grandísimos rasgos es lo que recuerdo de aquella conversación, pero no deja de ser
interesante.
Slydini sin embargo era más escueto en los movimientos, por lo poquísimo que se. La moneda la tiene
la mano derecha, la mano izquierda se abre mostrando la palma y la derecha empalma la moneda en este
instante de misdirection, ahora se aparenta dejar la moneda. Además añade el cruce de miradas, que de esto
no vaya hablar por discrepancias de distintas versiones.
Ignacio Brieva me enseñó a hacer el falso depósito cambiando la posición de pies de la regla del
periódico. El peso se tiene en un lado y cuando se cambia el peso y la dirección del cuerpo se mira a los
espectadores y se hace el falso depósito.
Roth capta toda la atención y confía abiertamente a la retención de la visión, en su versión del pase
pensado tiempo atrás por Vernon. Pero no si esto de Roth provocó la forma Estadounidense de hacer los falsos
depósitos, que son rápidos y sin darles ninguna emoción. Esta forma ataca a la sensación final, creen que con
esa rapidez engañan, pero creo que lo único que genera es lío mental No quiero ser injusto porque he visto
mucha buena magia con monedas en ese país, pero el público pierde la sensación de cada momento, y la
magia de cada instante. Prefiero estar con el público y que sientan magia. Además yo, en una sesión sólo haría
uno o dos falsos depósitos, más creo que es un error.
Dos magos que me hicieron magia con falsos depósitos fueron Goshman, con la Sensación, sientes
que la moneda está en la mano, no puede estar en otro lado, la técnica de lanzamiento que él utilizaba es
genial y vérselo a él te hace creer en esta técnica de verdad. El otro es Johnny Paul que lo que más destaca es
la intención, es maravilloso ver como te dirige y te sientes como un niño ante el abuelo que te hacía magia.
Estos magos me han impresionado, pero supongo que muchos otros que no he visto serían maestros, me
reservo ese vacío para mi imaginación y recrearme en como lo harían un Frakson, Downs, Malini...
Y ahora un regalo para mi, porque es algo que quería hacer, un pequeño estudio creativo del
torniquete. Hablar de un pase que han hablado magos como Vernon, se me hace cuesta arriba, pero si puedo
pensar sobre la técnica y nuevas posibilidades, dejando la teoría a los maestros.
Parto del supuesto que todo el mundo conoce el torniquete o caída francesa, donde se sujeta moneda
en la punta de los dedos izquierdos y los derechos se acercan a cogerla, pero se deja caer al interior de la
mano y la mano derecha se aleja aparentando llevarse la moneda. Ya Vernon dice que no la cojamos con toda
la mano sino con la punta de los dedos. Además se puede ir sólo con el pulgar y corazón a por la moneda y en
el momento de coger la moneda se estira el anular cubriendo la moneda pero por poco, y se deja caer, gana un
poco más en sensación.
Llegar a posición para hacer el pase no es fácil, Vernon nos aconseja cogerla de la mesa con la punta
de los dedos y ya va directa a la posición. necesaria. Una posibilidad es tener la moneda en la palma de la
mano, a la altura del empalme de los dedos, por supuesto a la vista. El pulgar izquierdo, de la misma mano, la
levanta desde el canto más cercano del público para que se vea mejor. La mano derecha se acerca a coger la
41

moneda pero se deja caer a la posición que ocupaba, y se doblan un poco los dedos para ocultarla, yéndose la
mano derecha con la supuesta moneda.
Si quisiera ocultar más la trampa intentaría ocultar que no pensaran que la moneda cae, para eso
eliminamos la gravedad. La misma posición pero la mano girada ciento ochenta grados, o sea el pulgar ahora
queda abajo. La mano derecha se acerca y el pulgar derecho empuja la moneda, pivotando hacia arriba,
pegándose a los dedos que se doblan un poco empalmándola. Esto no se ve porque el resto de los dedos
derechos lo ocultan. Todo sigue igual.
Se puede introducir un detalle como es la retención de la visión en este pase. Los dedos índice y
corazón llegan a la moneda en la mano izquierda un poco abiertos. Se colocan delante de la moneda y siguen
una milésima de segundo, algo así, abiertos. Ahora se cierran y se deja caer la moneda al interior de la mano,
siguiendo el pase como el clásico.
Para finalizar, porque aunque podría seguir contando ideas, no merece la pena por lo malas que son, y
aunque las anteriores no creo que mejoren el original, pueden sugerir yeso siempre es bueno. Como decía, el
final es una idea que me gusta, que más puedo decir. La posición _e inicia como en la técnica clásica, la
moneda sujeta por la punta de los dedos de la mano izquierda, la mano derecha se acerca y la cogen entre el
pulgar e índice, este por encima. El resto de los dedos están doblados. Se levanta la moneda unos dos o tres
centímetros. Se gira la mano colocando la moneda plana para el público con el índice mirando hacia los
espectadores. En este momento se estiran el resto de los dedos derechos cubriendo la moneda. Se deja caer la
moneda en el interior de la mano izquierda, sin verse por la cobertura de los dedos derechos. Muy seguido los
dedos con la mano se cierran ante la supuesta moneda y la mano izquierda ya se relaja... a partir de aquí es
todo la magia.
y sin mucho más que decir sobre el tema, me despido de este apartado, esperando que por lo menos
sirva de punto de partida. Hay muchos magos que
han enseñado sobre técnicas manipulativas, mostrando que son esencia de nuestra magia, escuchándoles nos
hacen ver que la magia es grande, que no tener poderes es más divertido, que hacer trampas con nuestras
manos puede ser un arte especial, vivo y lleno de misterio maravilloso... dejo sus intenciones reflejarse en mis
palabras...

CATAPULTA
Esa preciosa técnica que la moneda es lanzada ocultamente desde la mano izquierda mientras la mano
derecha aparenta lanzar la que muestra a la mesa produciendo un cambio.
Que decir de esta idea, que tantos magos hacen, que Ammar quiso aprenderla. A mi, personalmente,
me ha dado muchos momentos buenos.
Esta era su joya secreta desvelada, ya él dice en el libro como le gusta esta técnica. Muestra su cariño
y confianza en el número de juegos que introduce en su obra. Es una puerta bellísima hacia una habitación de
la magia. Él comenta las muchas posibilidades que se podrán conseguir a partir de esta técnica, y ese es mi
homenaje, encontrar más detalles para una de las joyas de la técnica numismágica.
Con esta técnica Joaquín nos demuestra el poco trabajo que ha hecho con monedas trucadas,
ciñéndome a lo que publica. Creo que a1ú radica la potencia mágica de este mago. Manipula en casi todos los
juegos, dando una especial importancia a la técnica como fundamento del efecto mágico. Y esta confianza se
demuestra en el hecho de que siendo una técnica difícil es muy vista en España. Me la describieron la primera
42

vez como un viaje de mano a mano donde la moneda se lanzaba a la mano y no se veía. Fuera de la primera
descripción imaginativa que me llegó, hay que comprender lo sugerente de la idea. Más tarde han llegado
magos con ideas parecidas, pero no llegan a la calidad planteada por Navajas.
Pero no hay que confiarse de que la técnica no se ve. Con estudio y ensayo se puede conseguir que no
se vea, pero el verdadero trabajo complejo es que la técnica no se intuya, o sea que los espectadores aún sin
haber visto la moneda volando, no sientan que ha sucedido eso. Un ejemplo para el estudio podría ser esta
rutinilla.
Efecto: Se tienen tres monedas en la mano, y se colocan tres cartas en la mesa. Las monedas
desaparecen de la mano y aparecen debajo
Procedimiento: Se guardan las tres monedas en la mano izquierda, y se prepara una para hacer la
catapulta. La mano derecha deja dos cartas en la mesa y una es avanzada hasta la esquina superior izquierda.
En el trayecto se lanza una moneda a la mano derecha bajo la carta, y la mano derecha deja la carta con la
moneda debajo en esa esquina.
La segunda carta se coge para colocar en el centro inferior de la mesa, lanzando la segunda moneda
bajo ella, ocultamente. La carta se deja con cierta fuerza para ocultar un poco el sonido y movimiento de la
moneda al llegar a la mesa.
Para la tercera se roba ocultamente de la mano. Se van levantando las cartas una a una y cuando llega
la tercera se descarga la moneda oculta en la mano derecha y se ven tres monedas, una bajo cada carta. Se
muestra que en la mano no hay nada.
Esta, que no es una gran rutina, tiene detalles para el estudio que nos pueden servir para comprender
un poco más como hacer la técnica sin que la intuyan. No se anuncia el efecto, por lo tanto no esperan nada. La
técnica debe ser perfecta. El estudio del cuerpo, las intenciones y las palabras debe ser justas. En este caso
por ejemplo, en la primera carta se debe tener muy claro que lo importante es dejar la carta en la esquina y que
no haya nada que desvirtúe esa intención. Entonces dejo este juego de estudio que es el interés que tiene.
La técnica es de esas que al hacerlas bien, el público se queda con la sensación de no haberse perdido
nada y que después de seguirlo todo la sensación es de magia. Pero estas ventajas tiene su parte de sombra.
La mayoría de la magia de lanzamientos, como las mangas, hay un componente esencial que es la precisión. El
ensayo y la seguridad es esencial para el buen resultado. A veces es como si estuvieras un poco vendido,
porque la perfección es necesaria, te sientes un poco atado a esa precisión y que te salga bien, porque si no
pasa el resultado fallido es complejo de solucionar. Pero no hay nada que con ingenio y trabajo no se solucione.
La catapulta provoca e_ estar sentado y de forma cómoda e íntima. Creo que es importante hacer la
diferencia entre magia estática y magia en movimiento. La diferencia es un poco compleja de explicar, pero en
la primera estás condicionado a una posición muy concreta que te obliga a permanecer en esa posición en el
momento de la técnica. En el caso de la catapulta es recomendable estar sentado, a veces con una forzada
posición de los brazos. Pero esto tiene sus ventajas, de estética de seguridad del movimiento, de claridad visual
para los espectadores... La segunda forma no estás tan atado a realizar la trampa en una posición o momento
determinado y esto genera un dinamismo y una soltura visual igualmente agradable. Cada una tiene ventajas y
desventajas, a estudiar. La catapulta te obliga un poco a una determinada posición,. forma e idiosincrasia, pero
no tan grave como se puede llegar a pensar.
Algo que se ve muy bien en el texto de Joaquín es la constante utilización de cuatro monedas para los
juegos. Desde Vernon que plantea un poco esta estructura, la numismagia ha sido muy influida, aunque
actualmente se ha roto un poco con la utilización de tres monedas. Joaquín utiliza cuatro, y por lo poco que le
conozco no me extraña. Los juegos de tres monedas ganan en dinamismo, ritmo muy definido, pero los de
cuatro ganan en densidad y en peso mágico. El público ve pasar cuatro monedas a través de la mesa y hay una
diferencia aunque no lo parezca, o por lo menos yo lo siento con la posibilidad de equivocarme. Creo que tener
claro estos detalles es bueno para poder más tarde elegir lo que más te convenga para cada caso.
Cuantas veces he visto numismagia que me parecían malabares en vez de magia con monedas. La catapulta
también puede caer en este error, puede no serlo si hay alguien que es defensora acérrima de ella. Pero
muchas veces el público siente un poco los malabares que está haciendo el mago y lo aceptan como bueno, te
lo aplauden y nosotros nos creemos que somos grandiosos. Si lo único que nos importa es triunfar de cualquier
forma esta puede ser una 'como otras. Pero hay un paso importante entre los malabares y la magia, y es bueno
que lo tengamos en cuenta. Creo que la catapulta bien hecha no es un movimiento malabarístico.
El trabajo necesario para conseguir magia con esta técnica será merecidamente recompensado. A
veces tiramos mucho de nuestro tiempo en una base poco sólida, dedicando mucho trabajo a algo que ya
desde el principio carece de valor, no creo que sea esto lo que pueda pasar con la catapulta.
Ahora voy a hablar un poco más de la técnica y los juegos que plantea Joaquín. En cuanto a la técnica
hay un pequeño detalle que consiste en meter la moneda un poco más dentro de la mano y presionarla contra
la carne, para que se oculte dentro de ella y ya no tenga ángulos excepto si alguien se pone por debajo de la
mano.
43

Joaquín coloca el pulgar mirando hacia el público estirado, pero si se dobla rodeando el índice, el
movimiento que hacen este y el corazón en el lanzamiento de la moneda es menor, los frena un poco.
En la explicación, la mano derecha hace un recorrido concreto, considero mejor que el arco de esta
mano sea mayor de tal forma que los dedos lleguen casi a rozar a la otra mano en el punto extremo del arco,
luego se vuelve a separar en la caída y acercamiento a la mesa. Esto puede evitar brillos desagradables de la
moneda en el aire.
Para los magos que no tienen la idiosincrasia de Joaquín deberían justificar la llegada a la posición
concreta de la catapulta y después de hacerla volver a su estado normal. Si no se hace esto hay una
incoherencia gestual yeso puede notarse y transmitirse a los espectadores.
En cuanto al lanzamiento a la manga, yo tuve muchas dificultades. Mi forma al final fue; la mano
derecha se acerca y se lanza como lo explica Joaquín, pero las manos giran opuestamente la izquierda para
colocar los dedos hacia arriba y la derecha se gira palma arriba, pero sin salirse ambas manos del mismo eje.
Esto se hace como un gesto mágico
Además se puede hacer un cambio con el regazo; con la moneda a la vista en la palma derecha, a la
altura del empalme clásico, se aparenta dejar en la mesa pero muy cerca del borde y se lanza la moneda de la
mano izquierda con la catapulta. La moneda de la derecha cae al regazo porque la mano se coloca encima de
la mesa de tal forma que la moneda que contenía caiga, por estar detrás del borde de la mesa y la moneda
lanzada de la mano izquierda se quede debajo de la palma derecha, e:q.cima de la mesa. La palma derecha se
levanta y se ve una moneda que se presupone que era la que se mostró antes de dejada a la mesa. Con esta
idea se puede hacer una versión de Monedas a través de la mesa, con seis monedas, donde se hace esta
técnica y luego las que se lanzan al regazo son las de la mano izquierda con la cobertura de la derecha al
dejadas en la mesa en el mismo movimiento, en apariencia, que el anterior.

Un detalle último consiste en no .dar la sensación de; "preparados, listos... ya", esto es muy perjudicial y
hay que tener estudiado todos los movimientos para que parezcan muy normales. Que lo que vean los
espectadores sea fluido, de apariencia natural y sin trompicones.
Pasaje Mágico, es el viaje de mano a mano que está basado prácticamente en la catapulta. Tengo
poco que decir, pero considero que rompe la regla de que es mejor cambiar de técnica en un mismo juego con
efecto de repetición. No se muy bien porque lo hace Joaquín, pero hay algo que me parece curioso; Navajas
publica unas rutinas y luego en público debía hacer otras, variaba mucho. En televisión hace dos veces las
monedas canguro con pases diferentes en ambas ocasiones, y en el libro publica otra más p8rsonal. Es posible
que publicara lo más puro, y luego en directo se adaptara a las circunstancias.

44

El final es muy interesante, porque se deshace en la tercera fase de la moneda extra para acabar
limpio, algo que no sólo hace en este juego. Esto es muy interesante porque -la estructura interna del juego es
mucho más engañadora. El final es arriesgado, pero subiendo mucho la tensión para bajada y en ese momento
hacer la técnica, se puede conseguir nuestra meta de la magia.
El Vuelo Metálico. El Viaje de mano a mano en que la mano izquierda nunca se enseña hasta el final.
De momento me parece muy buena la idea de hacer dos técnicas al principio, evita hacerlas al final.
Pero en vez de dejar la moneda en el Downs, que tiene muchos ángulos creo que es mejor en la italiana, que
evita esos ángulos.
Pero algo que no hay que perderse es el concepto de no enseñar hasta el final, sea o no sea suyo, la
idea hay que aprovecharla, por ejemplo la presentación de Gabi de esta versión es magistral por el concepto y
es muchas veces por la ventanas que deja Joaquín abiertas. Se crea un misterio pero hay que preocuparse
mucho de la mano derecha y que se vea el mayor tiempo posible vacía.
Interior Okito, las monedas van entrando a la caja una a una. De este juego no tengo mucho que decir
por ahora, lo diré más tarde.
Monedas Canguro. Las monedas van atravesando la mesa una a una gracias a la catapulta. Queda
claro la confianza que tiene en el pase por el número de veces que lo repite en este y otros juegos. Lo
interesante es que funciona perfectamente, porque la verdad es que cada vez tiene una pequeña
variante. Tengo que reconocer que me cuesta juzgar estos juegos porque me enamoraron de bebe mágico, aún
no tengo ni nueve años y estoy afectado por esos recuerdos con fuerza. Pero me dedicaré a perderle el respeto
versionando con soltura.

VERSIONES
La Técnica: Voy a plantear distintas utilizaciones de la catapulta.
Para una desaparición; se tiene la moneda en la mano izquierda y se abanica con una carta Y en el
acto de abanicar, en el momento en que la mano se acerca, se lanza la moneda a la mano derecha. Esto
mismo se puede hacer con otra moneda en la mano derecha en vez de una carta.
Con cartas también se puede hacer una cambio teniendo la moneda encima de la carta en la mano
derecha. La mano izquierda está preparada para hacer la catapulta. Se coloca la carta en la mesa con la
moneda, pero se retiene con el pulgar, la mano hace un giro volteando la carta y teóricamente cayendo la
moneda a la mesa y en su lugar se lanza la moneda de la izquierda y se produce el cambio.

Con el bolsito se puede hacer hasta esta pequeña rutina: Se colocan las tres monedas en la mesa en
fila horizontal y el bolsito detrás de la tercera o la moneda más a la izquierda. La mano izquierda sujeta el
bolsito y lo levanta levemente, la mano derecha va cogiendo las monedas una a una y montando las primeras
encima de las siguientes, cuando llega la tercera se lanza la moneda debajo del bolsito. Se pasan las monedas
a la mano izquierda, tres para el público. Se cierra el bolsito y pueden ver que está vacío. Se muestran sólo dos
en la mano izquierda y se coge el bolsito pinzando la moneda debajo. Se abre y se aparenta echar la moneda a
la mano derecha y se lanza desde fuera dando la ilusión de que sale de dentro.
Para la segunda se coloca el bolsito en la mesa y la primera moneda a su lado derecho. Se colocan las
dos monedas claramente en la mano izquierda. La mano derecha aparenta coger la moneda pero hace el Kick
Move dentro del bolsito. Aparenta lanzar la moneda al bolsito y en su lugar se lanza una moneda de la mano
izquierda en catapulta. Se cierra claramente el bolsito viéndose sólo una moneda en su interior. Se muestra que
hay una moneda en la mano izquierda y se coge el bolsito pinzando la moneda de debajo. Se abre y se
aparenta sacar una moneda de dentro con los dedos derechos, pero se saca de fuera dando la ilusión de que
sale de dentro, la segunda se saca más lentamente y viéndose que sale de dentro de verdad.

45

En la tercera se hace todo real, se deja la moneda que falta en la mano izquierda y dos en el interior del
bolsito. Pero el bolsito se deja lejos del lugar donde siempre estuvo. Lo intento varias veces y siempre fallo.
Recuerdo que el bolsito debe estar siempre en el mismo lugar para qué suceda la magia. Se coloca en ese
lugar, pero en el aire se lanza la moneda en catapulta desde la izquierda y se coloca debajo del bolsito
ocultamente al colocarla en el lugar preciso para la magia. Se muestra la mano vacía y se coge el bolsito
pinzando la moneda, se abre y se lanzan las tres monedas a la mano derecha, dos de dentro y una de fuera
aparentando que las tres salen de dentro.
Hay un detalle con un vaso, que consiste en que la mano derecha muestra una moneda y aparenta
dejarla en el interior del vaso. En el trayecto la empalma en el clásico y cuando se acerca al vaso la mano
izquierda manda una moneda con la catapulta y la mano derecha la coge en el aire y como si se arrepintiese se
para, se muestra y luego se puede volver a dejar en el vaso pero ya lentamente y sin trampa.

Sin mesa se puede hacer lo siguiente; Se tiene una moneda en la catapulta preparada y otra a la vista
en la mano derecha. Se echa hacia atrás la mano derecha, como cerrándose en puño y lleva su moneda al
Goshman. Se vuelve a colocar palma arriba, extendiéndose hacia delante y en ese momento se lanza la
moneda de la mano izquierda que cae en la palma derecha. La moneda que verán les parecerá la primera que
vieron pero ya está cambiada. Se puede continuar el movimiento lanzando la moneda a las manos de los
espectadores.

Con cascarilla; se tienen una moneda y una cascarilla en la mano derecha. Se dejan en la mesa
juntándose, quedando como una moneda y se lanza la moneda de la mano izquierda debajo de ellas, pero en
seguida se separan un poco viéndose dos monedas. Aparentemente no ha pasado nada, la mano derecha
tema dos monedas, las ha dejado en la mesa, se están viendo y la mano derecha está vacía., Lo único que se
les escapa es que una tiene oculta la cascarilla encima de ella..
Con pañuelo. Se pueden hacer desaparecer tres monedas. Se hace un falso depósito en la mano
izquierda una de tres. Al coger el pañuelo del bolsillo se descarga la moneda. El gesto mágico es un latigazo
con el pañuelo. Se abre la mano y se ven dos monedas. Se cierra de nuevo la mano y se pide que la cubran
con el pañuelo. Se coloca dejando una esquina en el lado derecho. Se coge y que se vea que mi mano está
vacía. Se relaja un poco la mano derecha y se lanza la moneda, con la catapulta, a la mano derecha a la vez
46

que se retira violentamente el pañuelo como un latigazo y mostrando al instante que sólo queda aria moneda.
Se deja el pañuelo en el hombro izquierda dejando caer la moneda oculta en el bolsillo superior de la chaqueta.
Se cierra la mano izquierda. Se coge el pañuelo con la mano derecha y en la caída natural del pañuelo pasa
cerca de la mano izquierda y se catapulta la moneda a la mano derecha. Ahora se hace el latigazo y se muestra
que no está la moneda. Se coge el pañuelo con la mano izquierda también. Como estirando y encogiendo el
pañuelo se lanza la moneda a la mano izquierda pudiendo mostrar la mano derecha vacía. Ahora se lanza el
pañuelo con la moneda a la mano derecha y se muestra la izquierda vacía..
Una meta que me propuse fue que se pudiera hacer la catapulta sin que el público supiera que en la
mano izquierda hay una moneda, porque limita un poco. los juegos en los que se puede utilizar. Tengo que
reconocer que no he tenido mucho éxito en mi empresa.
Se puede tener la moneda pinzada entre el anular y corazón en la mano izquierda. Esta mano puede
estar en la mesa en posición de descanso. La mano derecha muestra una moneda que aparenta dejada en la
mesa. Para el cambio se empalma la moneda en la mano que la muestra y el pulgar izquierdo lanza la' moneda
que oculta su mano, dando una toba a la moneda y que salga disparada. La mano derecha la recibe en el
trayecto.
Otra posibilidad es la catapulta retrasada. Es lanzarla igual que el original, pero se presiona con el
corazón y se lanza con el anular. Se puede estirar el índice y hacer como se señala, pero la mejor forma es que
la mano izquierda sujete una moneda entre el índice y el pulgar, esto naturaliza la mano y se puede lanzar la
moneda. Lo importante es que si el público desconoce que en la mano hay una moneda el cambio puede ser de
mayor engaño, pero reconozco que no he dado con la gran idea.
Y ahora vienen dos cambios que me gustan especialmente, siempre fundamentados en la catapulta.
Primer cambio: Se tiene una moneda en la mano izquierda y en la mesa se tiene otra moneda, pero
tres centímetros menos de donde caerá la moneda catapultada. La intención es que la mano derecha con la
punta de los dedos va a arrastrar la moneda por la mesa hacia delante. La mano derecha se muestra vacía y va
con cierto ímpetu a colocarse palma abajo encima de la moneda de la mesa. La mano izquierda lanza la
moneda y llega a la mesa un instante antes que la mano. La situación final es la moneda que estaba en la
mesa, oculta por la mano derecha, la mano estirada en la mesa con la moneda de la mano izquierda a la vista
en la punta de los dedos, por supuesto en la mesa. La mano derecha avanza arrastrándose y con ella las dos
monedas, una a la vista y otra oculta. La moneda a la vista la deja delante, se relaja arrastrando aún la oculta
que empalma con el borde de la mesa después.
Segundo cambio: Esta idea es con la misma posición inicial, la moneda en la mano izquierda
preparada y la otra moneda en la mesa cerca del borde. La mano derecha va a coger la moneda de la mesa y
la arrastra por esta hasta que cae en el regazo y se eleva la mano como si la tuviera. La mano izquierda lanza
su moneda con la catapulta y la mano derecha la coge en la punta de los dedos y la muestra como si fuera la
recién cogida de la mesa, todo esto claro con una continuidad. Esto se puede hacer sin dejar caer la moneda en
el regazo sino que se empalma la moneda en la derecha y en esta misma mano se lanza la moneda de la mano
izquierda. Ricardo Rodríguez trabajó esta idea y sacó más detalles.
Y surge una última meta dentro de esta parte, que es poder hacer la catapulta con distintas monedas,
de color, forma...
La primera surge del mismo cambio explicado antes, el primero. Pero la moneda en vez -de estar tres
centímetros. menos de donde caerá la moneda son tres pero delante de donde caerá. La mano derecha va
palma abajo encima de la moneda pero no la cubre sino que la punta de los dedos tapan la mitad de la moneda.
La moneda de la izquierda se lanza antes de que la mano llegue a la mesa ocultándose debajo. Ahora se
continúa igual que en el cambio.
La segunda se realiza con el mismo gesto de Joaquín para hacer la catapulta, pero se deja caer de
verdad la moneda, no se empalma. Y lo que se hace es que la moneda lanzada se intenta coger en el aire, con
el pulgar o cerrando la mano en puño excepto el índice que hace como si señalara a la moneda que cae a la
mesa.
Pasaje Mágico: Un versión que surge es un viaje de mano a distintos lugares de la cabeza.
El método puede ser; que para el público se tengan tres monedas en realidad cuatro, una es extra. Se
tiene una de ellas empalmada en la mano derecha. Se muestran tres en la mesa. Esta mano las coge y hace un
falso depósito en la mano reteniendo una en la mano derecha, quedando dos en esta mano, pero para el
público hay tres en la mano izquierda, cuando sólo hay dos. Se hace el gesto de viaje, y se saca la moneda de
la oreja... en seguida se muestran dos en la mano izquierda.
Para la segunda se hace el falso depósito con sonido, falso depósito de la primera y al lanzar la
segunda se deja caer la del empalme chocando con la primera que debería estar en la izquierda y el sonido
simula la segunda chocando con la primera en la mano izquierda. Ahora se va a sacar la moneda de la nariz,
pero se aprovecha y se mete la otra moneda en la boca. Se muestra una moneda en la mano izquierda.
47

Se hace un falso depósito en la mano izquierda, se muestra como claramente sale la moneda de la
boca y se ve que en la mano izquierda no hay nada.
Ahora inversa. Se transfiere la moneda oculta a la mano izquierda. Se aparenta meter una de las
monedas de la mesa, por la oreja, en seguida se enseña que está en la mano izquierda. Ahora se hace le pase
de la caverna en la mesa, quedando una oculta en la izquierda. Esta mano coge la moneda de la mano derecha
y quedan ya dos en la izquierda. Se aparenta meter la moneda por la nariz y suena en, la izquierda al dejar caer
del empalme la moneda oculta,
se muestran dos en la izquierda. Se hace el toque de midas, transfiriendo la moneda oculta a la mano izquierda.
Se coge la tercera y se enmanga cuando va hacia la boca. Se aparenta meter en la boca. Se hace sonar la
mano izquierda y se muestran tres y nada en la boca.
Sin tocar ni juntar, Esta versión tiene ciertos detalles a estudiar. De las pocas ideas que he hecho en
público esta es una... y recuerdo; viaje de mano a mano.
Se tiene una moneda extra en la mano derecha. Se pide que con dos .cuerdas aten las muñecas, una
de cada lado y tiren impidiendo que junte mis manos. Antes de que de la sensación de que va a empezar se
dan a examen las monedas y se reciben con la mano derecha, al recogerlas se empalma una en el clásico, ya
hay dos. Y con las tres restantes se lanzan a la mano izquierda, reteniendo una por los dedos derechos,
Benzais friction Palmo Ahora se da la sensación de que empieza el juego, se pide que estiren y ya se tienen
tres en la mano derecha y dos en la izquierda, para el público cuatro en la izquierda.
Primer gesto de viaje y se dejan dos empalmadas en la mano derecha, suelta una a la mesa y la
mano izquierda se medio abre teniendo dos en la posición de empalme de dedos, pero con la mano medio
abierta y viéndose. Se mueve la mano y no se la da importancia para que no se fijen que sólo hay dos
monedas.
Segundo viaje; se hace el gesto de viaje, y se muestran dos en la mano. derecha, dejando una en el
empalme y las dos de la izquierda ahora muy claramente.
Tercer viaje; se empalma una en la mano izquierda y se muestra sólo una. La mano derecha muestra
sus tres monedas claramente. Hasta ahora no se han juntado las manos.
Cuarto viaje; Se preparan las dos monedas de la mano izquierda para la catapulta. Se hace el gesto de
viaje y cuesta en llegar, se sube la tensión y se hace sonido al llegar, para que visualicen el efecto y sientan que
el juego a acabado antes de mostrar. Se abre la mano un poco y se mueven las tres monedas, como cuatro de
forma triunfal. Se empalma una moneda a la italiana y se echan a la mesa haciendo la catapulta doble, o sea
lanzando las dos monedas de la mano izquierda al lado derecho. Se ven cuatro monedas en el lado derecho y
se muestra la mano izquierda vacía. Fin.
Vuelo Metálico: Este es uno de los juegos que más he visto hacer de Joaquín. Nunca se lo he visto
hacer a él, pero pega totalmente a la imagen que tengo de Joaquín. He pensado varias versiones, pero sólo
vaya poner algunas, las más interesantes, las que han pasado el filtro.
Primera Versión. Se muestran las cuatro monedas en la mano izquierda. Se dejan en la mesa con
alguna excusa y se vuelven a coger con la mano derecha y se hace un falso depósito, una de cuatro en la mano
izquierda.
Para el primer viaje simplemente se hace el gesto y en cuanto los dedos derechos tocan la moneda se
materializa y se deja en el centro inferior de la mesa. ..
Para la segunda moneda se hace el gesto de viaje y se aparenta aparecer, pero en realidad sólo se
simula. En la relajación se aparenta dejar encima de la primera moneda que se ha hecho aparecer, y en ese
momento se catapulta una moneda desde la izquierda viéndose dos en la mesa. Se choca la segunda
moneda, perpendicularmente a la primera moneda un par de veces. Se relaja un poco el cuerpo y la mano
derecha oculta la moneda que sujetaba y coge la moneda de la mesa como si fuera la que acaba de ocultar. En
ese momento se catapulta otra moneda y la derecha choca la que tiene a la vista con la recién lanzada. En
apariencia no ha pasado nada, y el movimiento que se ve ahora es el mismo que sucedía antes del pase, pero
ya hay una moneda empalmada en la mano derecha.
Con la tercera moneda se hace el gesto y se hace aparecer en la mano derecha. Se deja encima de las
dos monedas que ya han aparecido y a la vez se catapulta la cuarta moneda. Se dejan las cuatro monedas en
una pila, sin darle importancia, y el público no notará que hay cuatro en vez de tres.
Como juego la cuarta moneda que ya no está se simula lanzar a la mano derecha mostrando la mano izquierda
vacía. La derecha aparenta lanzarla a la mano izquierda y se muestra vacía... esta aparenta lanzarla al montón
y se muestra vacía. Se extiende el montón y se ven cuatro monedas.
En la segunda versión la técnica no tiene mucho interés, la idea es sencilla y son distintos efectos sin
cambiar prácticamente la técnica. En vez de que viajen pueden atravesar mi mano, viajar de mano a mano, que
atraviesan la mesa... puedo poner varios efectos, opero eso no es lo interesante, lo que quiero resaltar es el
hecho de que si no nos atamos a los efectos podemos hacer rutinas de juegos con técnicas de un sólo juego.
48

Joaquín hacía este juego en un cuenco hecho por las manos de los espectadores. Incluí hace mucho
en la rutina la catapulta doble, me sentía el "rey", pero Joaquín la llegaba a hacer con las cuatro y por supuesto
en este efecto incluía la catapulta doble. Joaquín ha hecho mucho este juego y no me extraña porque tiene
algo. Hice, como él, este juego rodeando a la espectadora con mis brazos y que ella, de esta forma, se colocara
detrás del juego. Si control_ la situación y transmites no invadir, el juego es muy fuerte. Pero para el final del
cuenco tengo unos finales y uno si lo he hecho en público.
El mismo final para las tres ideas, pero con distinta técnica, para la cuarta moneda cierran el cuenco y
la cuarta viaja. En este primer caso se ha hecho aparecer la tercera moneda y se ha echado a la mano y con.
ella se ha catapultado la cuarta, dejando las cuatro en el cuenco, sólo tres para los espectadores. Se pide que
cierren la mano, pero ya hay cuatro monedas.
Segundo: Este, un poco más arriesgado, consiste en que cuando se va a dejar la tercera moneda se
hace la catapulta y se cogen las cuatro del cuenco. Una vez en la mano se lleva una moneda al Goshman y se
muestran tres en la palma y la cuarta oculta. Se dejan resbalar las monedas y se pide que cierren el cuenco,
también se deja caer la oculta desde el Goshman y se confunde con las tres que ellos ven caer.
Y la tercera es sencilla, porque después de aparentar dejar caer la tercera moneda al cuenco y hacer la
catapulta, la moneda oculta queda en el empalme clásico de la derecha. Esta mano coge el pulgar _e la mano
derecha del espectador y gira la mano como una bisagra cerrando el cuenco. En el momento en que las manos
del espectador se están cerrando se deja caer la moneda del empalme en el cuenco. Esto es muy natural
porque la mano no cambia nada su posición y entra muy bien dentro del gesto que ella hace para cerrar el
cuenco y este podría ser uno de mis juegos: la segunda versión del Vuelo metálico.
Para la primera moneda se inicia mostrándolas en la mano derecha. Se hace el Benzais Friction Palm,
quedando una moneda en la punta de los dedos de la mano derecha y tres en la mano izquierda que se cierra
sobre ellas. La punta de los dedos de la derecha cogen la muñeca izquierda y se pide a un . espectador que la
sujete, pero sólo con las puntas, para ocultar la moneda y mostrar toda la mano vacía, ya que se sujeta por
debajo de la muñeca para tener la mano palma arriba y que se vea que no hay nada.

sujeción de muñeca
Esta mano se retira y se deja que te sujeten. Se hace el gesto de la moneda que se lanza y la derecha
la materializa en el aire. Se aparenta dejar en la mesa y se hace la moneda con la catapulta, pero con una
intención muy concreta que es como chocar la moneda contra la mesa, como demostrando que es sólida,
permitiendo incluso que rebote la lanzada de la izquierda.
En la segunda se lanza aparentemente la moneda y la derecha la materializa con mayor tensión. Esta
mano coge la primera moneda y junta las dos como mostrándolas. Se vuelven a dejar en la mesa y se catapulta
otra moneda que es lanzada debajo de la pila de dos monedas que tiene la mano derecha y que deja en la
mesa.

dos en vez de tres
49

Ahora hay tres monedas, dos para el público. Se muestra la mano derecha vacía, cubriendo un poco la
pila. Se pide al espectador que ponga su otra mano encima del puño. La mano derecha coge las tres monedas
y en un sólo movimiento las deja caer a la posición del empalme de dedos y se retiene una y se dejan caer dos
a la mesa. Hasta ahora todo normal porque es lo que tenía que haber, dos monedas.
Para la tercera tan sencillo como aparentar lanzar otra moneda y la izquierda con más viveza la hace
visible. Junta una a una las tres monedas en el centro inferior de la mesa. Se muestra la mano derecha vacía y
se pide a un espectador que nos de su mano, avanzando la nuestra. Al volverse para coger las tres de la mesa
se lanza la cuarta hacia donde están las otras y la mano derecha coge las cuatro simultáneamente a la caída de
la cuarta junto a las demás. Para el público sólo se han cogido las monedas de la mesa y se han dejado en la
mano del espectador, que cierra su mano alrededor de ellas.
En la cuarta se pide que cubran perfectamente mi mano y que se la lleven lejos. Se da un soplido que
haga el recorrido desde la mano del mago hasta la del espectador. Todo se muestra y se ve que no están las
cuatro juntas en la mano del espectador. Fin.
INTERIOR OKITO: Tengo dos versiones y la primera surge de varias que me he encontrado en los
cuadernos. Pero como las versiones que me he hallado no aportaban mucho excepto un detalle cada una, los
he recogido todos en una rutina, que parece más un catálogo de posibilidades que una sólida magia entre unas
monedas y una caja okito.
Se muestran cuatro monedas en la mano izquierda y se prepara una para hacer la catapulta. Se tiene la
caja en el lugar preciso para que entre una moneda catapultada. Se va a tapar la caja y antes de que se tape se
lanza una moneda y se introduce dentro de la caja ocultamente al taparla. Para el público sólo se tapa la caja,
en realidad se introduce una moneda dentro ocultamente.
Para la segunda se tienen las tres monedas en la mano izquierda y la moneda que ya ha viajado en la
mano derecha. Se va a colocar dentro de la caja y al meterla se catapulta otra moneda de la izquierda y quedan
dos monedas dentro de la caja, ya que se meten las dos a la vez y la lanzada queda oculta al meter la primera.
En la tercera todo se hace real. Se dejan las dos monedas en la izquierda y dos en el interior de la caja.
Se hace el gesto de viaje. Se quita la tapa y se gira la caja hacia atrás para volcada y que las monedas salgan
de su interior Se catapulta una moneda desde la izquierda y se mete dentro de la caja al volcarla, y casi sin
tocar el tapete ya se levanta y se ven tres monedas, muy parecido al cuarto pase de Joaquín pero en otro
momento y sin que la caja casi toque la mesa. Se muestra que sólo hay una moneda en la izquierda.
Se meten las tres monedas en la caja y se hace el volteo secreto. Se sujeta con el pulgar por debajo
para que las monedas no caigan. En este momento se deja en la mesa, pero se catapulta la moneda de la
izquierda debajo de la caja. Bien hecho se tienen las cuatro monedas en el interior de la caja, para el público
sólo tres. Se muestra que no hay nada en la izquierda y que en la caja, volteándola secretamente, hay cuatro
monedas
Para esta segunda versión existe una meta que me obligó a hacer la rutina de Joaquín con cuatro
monedas, sin extra. Es prácticamente parecida a la de Navajas, pero hay detalles que la hacen muy
interesante. De momento Joaquín no aprovecha la trampa de la caja okito, por lo tanto yo lo hago con una
pequeña cajita china más normal.
Se tiene la caja en el centro de la mesa, con la tapa a la derecha. Las cuatro monedas en la mano
derecha y se hace el Benzais Friction Palm, reteniendo la moneda en la punta de los dedos. Se coge la tapa
con el pulgar e índice de la derecha y se tapa la caja, pero en el gesto, con cierta inercia, se lanza la moneda
desde el corazón y anular al interior de la caja. Es un único movimiento, el tapar la caja y meter la moneda
oculta en su interior. Pero el principio de Joaquín es muy claro por utilizar una extra, para acercarme a esa
claridad utilizo esta acción de continuidad: Se medio abre la mano izquierda y la derecha coge una moneda y
dice que con esa no, dejándola en la esquina inferior derecha. Coge una segunda y repite los mismos
movimientos. Coge la . tercera y hace los mismos gestos, pero sólo aparenta dejar la moneda con las demás,
sólo la choca reteniéndola. Como distracción la mano izquierda dice que con esa, simulando tener una moneda.
La mano derecha se acerca como para mostrada bien. La pasa a la mano izquierda cuando están juntas y la
sacan a la vista, la sujetan ambas con la punta de los dedos. Se la queda la derecha y hace un falso depósito
rápido en la mano izquierda y ahora va a por las de la mesa cogiéndolas y extendiéndolas en el lateral derecho
y viéndose tres que eran las que tenía que haber. Pero para el público ha quedado claro que también hay otra
en la mano izquierda. Esta se hace desaparecer, ya que no está y se muestra que está en la caja.

50

En la segunda se hace la desaparición que plantea Joaquín, subiendo y bajando la mano, que ya se ha
condicionado con la primera moneda, a la tercera subida se lleva la moneda al empalme clásico mostrando la
mano con el gesto vacía. Esta misma mano -coge la caja y al dejada en la punta de los dedos de la mano
izquierda se descarga la moneda en el empalme de dedos de esta mano, pudiendo mostr_ la mano derecha
vacía. Se gira un poco la caja con el índice y la tapa es cogida por la misma mano izquierda dejándola en la
mesa. La caja es volcada en la mano izquierda por la derecha y se ven dos monedas, la primera y la que
desapareció y estaba allí oculta.
Para la tercera todo empieza real, dos en la caja y se coge una en la punta de los dedos de las dos
manos. Se hace la desaparición de Carney donde pasando la moneda de mano a mano en la puntas de los
dedos, una de las veces se aparenta coger por la mano izquierda pero sin hacerla, llevando la moneda al
empalme. clásico pero se continúa el movimiento y el público empieza a ver que no está. La mano derecha
coge la caja y la izquierda se posa debajo de ella. La derecha coge la tapa y la izquierda coge la tapa y la
vuelca. La mano derecha va a dejar la tapa a un lado pero deja caer su moneda a la mesa para que con las dos
que caen de la caja se vean tres que son las que debería haber. Este es el pase que cuenta Joaquín
La cuarta se hace igual como en el libro se explica. No se utiliza la tapa y se coloca en la mesa con las
tres monedas en su interior y al llegar a la mesa se catapulta la cuarta moneda en su interior y ya sólo queda
hacer desaparecer mágicamente la, moneda que supuestamente está en la mano izquierda.
Monedas Canguro: Sólo tengo una pequeña rutina de pie, que dejé de hacer por monótona, con el
tiempo me di cuenta que no era la rutina monótona sino yo.
Se dice que las monedas de cobre tiénen una propiedad, cada cual la suya. Se tienen las cuatro
monedas de plata en la mano izquierda y una. preparada en la posición de catapulta.

robo de moneda en catapulta
La mano derecha señala a la moneda de cobre que está en la mesa y se dice que tiene el poder de
atraer a las otras monedas, antes de acabar la frase la mano derecha ya está señalando a la mano izquierda y
haciendo el robo clásico que se pinza la moneda entre el corazón y anular, pero casi se lanza al interior de la
mano derecha con la catapulta, entre el corazón y anular. De este modo se consigue que el robo sea mucho
más rápido. La mano derecha coge la moneda de cobre y la pasa debajo de la mesa, se hace el gesto de a
través, se hacen sonar las monedas debajo y al subir se muestran que hay dos monedas.
Se cogen las dos monedas en la derecha y se colocan debajo de la mesa, y se hace el gesto de a
través de la mesa. Al subir se catapulta una moneda a la mano que sube de palma y se lanzan a la vez a la
mesa viéndose las tres monedas. En la mano izquierda se ven dos monedas. El pase anterior se hace en
"relajación ya que "la moneda ya ha pasado".
Se cogen de nuevo la tres monedas de la mesa. Se lanzan las dos de la mano izquierda se recogen y al
lanzar las tres de la mano derecha se retiene una dejándola empalmada, lanzando sólo dos más una
51

catapultada de la izquierda para que se vean tres en la mesa. La mano derecha coge las tres y las coloca bajo
la mesa. Se hace el gesto de a través de la mesa y al subir se ven cuatro monedas. .
Con la cuarta se hace un pase conocido de Joaquín. Se deja la de cobre en la esquina superior
derecha. Las tres de plata se muestran en la palma derecha. Se dejan en la mesa para coger bien la de cobre,
pero sólo se dejan dos más la que se catapulta de la izquierda, o sea la cuarta, viéndose tres en la mesa. Esto
es el pase básico de Joaquín. La mano derecha con una moneda empalmada, ahora pasada al empalme de
dedos, coge la de cobre para después coger las de plata y colocar todas bajo la mesa. Se hace el gesto de a
través y se suben las cinco triunfalmente.
Se comenta que se va a intentar atravesar la moneda de cobre, con la unión hace la fuerzá, o sea
colocando las cuatro monedas de plata bajo la mesa.

carga con empalme
Pero en el recorrido con el cuerpo mirando hacia la derecha y la mano izquierda apoyada en le borde
de la mesa, la mano derecha baja con las cuatro monedas y las coloca, doblando el brazo, en el empalme a la
italiana de la izquierda, que sin pausa se dirige hacia la moneda de cobre. La coge y ahora aparenta atravesar
la mesa. Se dice que es imposible que siempre atrae a las monedas de plata, se muestran las cinco arriba.
Después de hacer versiones un poco con el material de Joaquín, expongo unas cuantas ideas para
otros efectos con la catapulta.
La catapulta con la baraja: Se puede hacer la catapulta teniendo una moneda bajo la baraja, sujeta
con la mano izquierda. Con los dedos por debajo y el pulgar por encima. El corazón que está colocado justo
debajo de la moneda, presionando su centro, la lanza con sólo estirado. O sea que igual que con la mano, pero
con la baraja y no saben que hay monedas allí.

Catapulta con baraja
Se puede hacer la catapulta debajo del brazo, no como cambio, sino para deshacerse de la moneda. El
brazo se estira para coger algo en la esquina superior izquierda y se lanza la moneda bajo el brazo que luego
arrastra a la moneda y se la lleva o simplemente la oculta debajo, ( hay un problema de ruido).
Si se tiene la moneda en la posición de catapulta con la horca del pulgar mirando hacia arriba y se
acerca la mano derecha, dejando una moneda, sujeta por el pulgar e índice, encima de la horca, los dedos
corazón doblado con ayuda del pulgar, pueden pinzar la moneda de la catapulta y llevársela sin hacer casi
ningún movimiento.

52

Se puede hacer una transposición de dos monedas, de plata a cobre y que las de plata cuando se van
a ver han viajado al bolsito. Se aparenta sacar cuatro monedas, en realidad una de cobre, una de plata y una de
plata-cobre. En el bolsito se dejan dos monedas dé plata ocultas desde el principio, no se da importancia a este
momento, sólo se sacan unas monedas.
Se deja la moneda de cobre en la mano izquierda, dejando en la mano derecha la de plata y la platacobre, mostrándose el lado de plata. Se muestra esta mano viéndose las dos monedas de plata. Se pasa a la
mano izquierda y se hace el pase de Tenkai, que al señalar a la mano izquierda se descarga la de plata-cobre
pero esta vez de cobre, viéndose dos de cobre en la mano izquierda. Se repite el movimiento viéndose ahora
dos de plata en la derecha. Se deja la de plata-cobre en la mesa. Se muestra la que queda de plata y al dejada
en la mesa se hace la catapulta empalmando la de plata en la mano. Se deja la mano derecha en la mesa
cubriendo la moneda de cobre., se levanta y se ve la transformación. Se coge ahora la de plata-cobre y al
dejada en la mesa se gira
ocultamente y al levantar la mano se ve que también se ha transformado en una moneda de cobre. Se insinúa
que pueden estar en la mano izquierda, pero al abrirla no hay nada, se muestra en el bolsito y se ve que están
dentro las de plata.
Se pueden hacer desaparecer tres monedas, gracias a la unión de las mangas, la catapulta y el regazo.
Se muestran claramente las tres monedas y se encierran en la mano izquierda. La mano derecha aparenta
coger una moneda de la otra mano, invisible y la va a dejar a la esquina superior izquierda. En este gesto que la
mano derecha se junta un poco a la mano izquierda. Esta mano catapulta una moneda al interior de la manga
derecha, en el pequeño cruce que se crea.
La mano derecha vuelve a coger otra moneda invisible acercándose a la mano izquierda, pero lo hace
entre la mano y el espacio que queda hasta la mesa. Con esta cobertura de espacio la mano izquierda
catapulta una moneda al regazo que no se ve porque la derecha cubre la caída en el gesto de coger una
moneda invisible. La mano derecha aparenta dejar la moneda por el aire.
La mano derecha, de nuevo, aparenta coger otra moneda invisible, pero esta vez se acerca más a la
mano. La mano izquierda catapulta una moneda hacia la mano derecha, y esta rebota entrando en la manga
izquierda. La mano derecha deja la moneda invisible en el aire. Se muestra la desaparición y al levantarse del
asiento se dejan caer las monedas de las mangas a las manos, y además se coge la moneda del regazo.
Se recupera la atención y se van haciendo aparecer como si brotaran de los dedos una a una. (Si no se quiere
utilizar el regazo con un estuche, se va acoger el estuche y se enmanga la primera moneda, se deja en la mesa
y se catapulta la segunda, la tercera igual. Para la reaparición, al ponerse de pie se coge un momento el
estuche se carga la moneda y ahora se empiezan a hacer aparecer. Con el estuche también se puede hacer la
desaparición y reaparición con cuatro monedas, las que expliqué añadiendo el estuche para fa cuarta).
Pueden viajar cuatro monedas bajo cuatro cartas de forma vertiginosa. Se muestran cuatro cartas ahora
se echan a la mesa cuatro monedas, quedándose una quinta oculta en la mano derecha. Al extender las cuatro
cartas en una fila horizontal se deja la quinta moneda oculta bajo la carta más a la izquierda. Se ven de nuevo
las monedas y al dejadas en la mano izquierda retengo ocultamente una moneda en la mano derecha. Levanto
la carta más a la derecha como explicando un poco lo que va suceder, dejando la moneda bajo ella. Ahora
empieza el efecto para ellos, pero ya hay dos monedas bajo las cartas de los laterales. Se lanza mágicamente
la primera, a la primera esquina, la derecha.
Se muestra que hay tres en la mano izquierda y al dejarlas de nuevo en la misma mano se retiene una oculta
en la mano derecha. Se levanta la carta de la esquina derecha y se ve una moneda. Con esta carta se levanta
la segunda carta resbalando por debajo y pinzándola con el pulgar por arriba. Al dejada de nuevo en la mesa se
deja la moneda oculta bajo ella, ya que se deja la segunda carta y bajo ella la moneda y se arrastra la primera
carta entre las dos. Gesto de que viaje la segunda y se levanta la segunda carta y se ve la moneda. Con esta
distracción la mano derecha con la carta se acerca a la mano izquierda y esta catapulta una moneda a la mano
derecha, bajo la carta. Se hace un nuevo gesto de viaje y sin soltar la segunda carta se levanta la tercera
descargando en la mesa la moneda que ocultaba, da toda la sensación que estaba allí. (El pase que se hace
53

comúnmente en el matriz). Se hace el último gesto de viaje y la mano izquierda se medio abre empalmando la
moneda en el clásico. Se pasan las cartas a la mano izquierda y la derecha. levanta la cuarta carta viéndose la
moneda que estaba allí desde el principio.

MI JUEGO
Este fue uno de los primeros juegos que pensé con la catapulta, y me gustó desde ese momento por lo
diferente que es respecto al material de Joaquín. El detalle final es de Juan Tamariz.
Efecto: Una carta elegida y perdida es encontrada por la moneda que estaba en la mano izquierda y
que al viajar se colocó encima de la carta elegida.
Procedimiento: Comento que siempre tengo una moneda en mi mano y que ha llegado un momento
en que casi no me deja hacer magia porque se ha pegado a mi. Pero voy a intentar hacer algo esperando que
no me moleste mucho. La dejo un instante doy a elegir una carta y mientras todos la miran volteo la primera
carta y dejo la baraja volteada en la mesa, vuelvo a coger la moneda. De nuevo la dejo, cojo la carta y la coloco
en la baraja encima de la volteada que se coloca antes de que esta se vea.
Giro las dos en la baraja y coloco la primera en la mesa, para el público la elegida, pero en realidad otra
distinta, quedando la elegida, la primera en la baraja. Se mezcla la baraja manteniendo la carta la primera. Cojo
la moneda porque no me aguanto de tenerla lejos. Digo que la baraja está bien mezclada y la corto en dos
colocando la mitad superior, con mi mano derecha, a la izquierda del la otra mitad de la baraja. Sigo diciendo
que además bien cortada.
Completo el corte pero antes de terminarlo catapulto la moneda de la izquierda entre los dos montones

Para el público sólo he cortado y completado pero he colocado la moneda encima de la carta elegida en
medio de la baraja. Levanto un montón de cartas por debajo de la moneda y pido que coloquen la supuesta
carta elegida en el montón que queda en la mesa. Completo de nuevo la baraja y hago desaparecer la moneda
de mi izquierda. Levanto sin pausa las cartas por encima de la moneda viéndose magia porque se dejó la cart_
y en seguida estaba encima la moneda, este es el detalle de Juan. Se comprueba que es la elegida la que esta
debajo de la moneda.
Y quizá sea este ya uno de los finales de las notas, esta siendo muy intenso escribir esto. He acabado
hoy un 24 las explicaciones de los juegos, faltan revisiones, fotos... me queda mucho por delante.

54

ALGO PARA TERMINAR
Será una forma de jugar con la magia, de experimentar intentando adaptarme a la realidad. Con esto
quiero decir que los tres juegos que vaya explicar ahora los hago en público siempre que puedo, y aunque son
pequeños experimentos, no quiero perder relación con la realidad y saber que lo que hago tiene algo de verdad,
aunque sea poco y para mi.
Quizá viene ahora un momento más intimo, porque explicar algo personal no deja de ser complejo y de
interés dudoso para el resto.
Es intentar transmitir lo que está dentro y que veo cómo en otras artes lo hacen y la gente lo entiende, y
en la magia parece que no es vetado hablar o tratar ciertos temas. La forma que vaya explicar no tiene gran
valor, porque es sólo un detalle y es obvia la forma, pero es mayor la importancia que tiene el hecho de intentar
transmitir. Quizá no os enteréis mucho, son sólo detalles.
Siempre que se habla de arte es peligroso porque te metes en terrenos resbaladizos, por eso no creo
que vaya a hablar de arte, sino de mi intención de expresar pensamientos y como no tengo aún la forma,
expongo unos detalles con los que he estado jugando, con la importancia que tiene un juego.
Tengo serios problemas con la charla que debo trabajar, por eso en los juegos que planteo ahora sólo
hay frases cortas y concisas, donde lo que quiero decir lo digo y no me salgo de ahí. Son tres juegos los que
veremos ahora, pero mientras preparaba este trabajo, me han surgido varios más, como los juegos míos del
apartado de " A través del vaso", " Plata, cobre, china... y gigante" o "Wild Coin';.
Esta es magia que se concentra en el escenario de la mesa, que se mira a las manos, que lo importante
es la cercanía, la intimidad. Los juegos son cortos de efecto claro. Influido por Lavand, hablo, lo poco que lo
hago, antes del efecto para luego concentrar todo el mundo y espacio-tiempo en el efecto que va a pasar. Estas
frases cortas contienen misterio y crean una forma reconocible.
La técnica debe ser la justa, esto quiere de_, que si el juego es muy técnico esto te va a impedir que
transmitas, a no ser que hayas hecho un esfuerzo de trabajo para dominar la técnica. Lo importante es que
nada te impida que comuniques lo que quieres contar.
Es igualmente importante que sientas lo que digas, esto es lo más esencial, no es entretener, sino que
juntos, espectadores y mago vivan un momento especial, que se conmuevan. No es importante que se rían, es
más importante que sientan, aunque sea a nivel inconsciente. Por eso hay que darle importancia a lo que se
dice y que ellos vean que es importante. Además está el componente del momento de la actuación,. que ese ya
dictará sus normas cuando llegue, pero el trabajo previo nuestro es de trabajar la magia.
Efecto: Se colocan tres en una fila horizontal, se cubren cada moneda con una carta y la primera se
reúne con la segunda y estas dos con la tercera.
Procedimiento: Se colocan las tres monedas en la fila horizontal, la mano izquierda tiene las tres
cartas con una cuarta moneda oculta debajo. Se cubre la primera moneda, la de la izquierda, con una carta. Al
cubrir la segunda se deja además la moneda oculta junto a ella. Y se cubre la tercera.
Mientras se va diciendo: Que pena me da que los científicos y los magos no se comuniquen, no hablen
entre ellos de sus cosas.
Se levantan la primera carta y la segunda, pero con la segunda se pinza la moneda del tapete viéndose
sólo dos monedas, la primera y la segunda.
Se va diciendo: "Porque si se comunicaran, cuánto tiempo intentando descubrir la velocidad de la luz,
que si hubieran hablado con un mago, que rápido hubiera sido" .
Se dejan las cartas cubriendo las monedas, al instante se levantan, casi instantáneamente, y se pinza
la primera moneda con la carta y se deja la pinzada por la segunda carta junto a la segunda moneda. Se ve el
primer viaje. Se pasa la carta de la mano izquierda a la mano derecha, con la moneda debajo. La moneda se
queda empalmada en la mano derecha, y las cartas se pasan a la mano izquierda. Se deja una en el lateral
izquierdo y con la otra se va a cubrir las dos monedas que están descubiertas. Se hace distracción al levantar la
tercera carta con la mano derecha, esto lo aprovecha la mano izquierda para, que sujetando la carta por la
esquina inferior izquierda, al cubrir con los dedos corazón, anular y meñique presionan una de las monedas y
se la llevan arrastrando por la mesa. Se ha cubierto la carta con la mano izquierda y esta misma mano ha
robado una moneda arrastrándola por la mesa unos centímetros hacia atrás. La mano derecha que estaba
levantando la tercera carta, deja esta en la mano izquierda para naturalizar. La mano derecha señala a la
tercera moneda y pasa su moneda a la punta de los dedos ocultamente. Mientras la mano izquierda, bajo la
carta, se retira hacia atrás y pinza la moneda, con el corazón y anular, pudiéndose levantar. La carta con la
moneda la coge la mano derecha y coloca su moneda oculta bajo la carta, teniendo dos monedas ocultas bajo
ella. Sin ruidos por favor.

55

Se dice: "Pero la luz siempre tiene una misma dirección, que es esta" ,(señalando a la derecha).
Se cubre la tercera moneda con la carta y las dos monedas ocultas se dejan a su lado, diciendo: "y de
verdad que me da pena que no se hable con los científicos, porque sería todo tan rápido".
Se levanta la carta de la izquierda y se ve una moneda, a la vez se está levantando la carta de la
derecha y se pinza una de las monedas viéndose dos monedas. Se vuelven a cubrir las monedas y la mano
izquierda pinza la moneda que cubre y la derecha suelta la moneda que tenía pinzada. con eso se consigue
que al levantarse las cartas se muestre vacío a la izquierda y tres monedas en la derecha. fin.
En este juego se puede ver como las frases son cortas y en lugares precisos. Respecto a lo que
comentaba al principio de transmitir algo que llevo dentro, en este juego se ve. Es posible que esté inspirado en
la magia metafórica de Luis García, pero supongo que a mi manera y muy superficial.
Hay siempre una lucha interna por querer que la gente se entere de lo que quieres contarles, el no tener
un estilo te impide hacerlo sugerentemente. En mi caso tengo infinitas dudas, porque no tengo el le guaje de la
magia como para poder expresarme, y... o no se habla o se cuenta un poco superficialmente lo que se quiere
transmitir.
En el juego que he explicado las frases hacen referencia a un tema que a mi me preocupa, pero que no
puedo decirlo directamente, por eso hago una referencia paralela o metafórica. Aunque por lo que estoy viendo
el lenguaje de la magia está en el efecto, por lo tanto decir lo que sea con palabras no es hacerle justicia a la
magia.
Un ideal sería que el efecto tuviera relación con lo que se dice, por ejemplo si metemos un poco de
magia simbólica, y hablamos de la muerte y hacemos una desaparición existe esa relación. Esto muchos magos
ya lo hacen, pero lo encuentro igualmente fácil, pero no tanto como lo que yo planteo.
No se debe pretender que aún así los espectadores se enteren de lo que quieres decir, pero si que les
guste más. Creo que los espectadores no están preparados, aún, para encontrar un mensaje dentro de un
juego de magia porque no lo han visto nunca, de forma evidente... pero la magia es una arte y muchos magos
han mandado su forma de ver la vida a través de ella. .
Efecto: El clásico de la moneda de cobre y plata que atraviesan el pañuelo y luego estando dentro, la
de cobre y la de plata se reúne con ella mágicamente.
Procedimiento: Se saca el pañuelo y se da a examen. Se sacan tres monedas, dos de plata y la de
cobre, se tienen en la mano derecha. Se pasan estas monedas a la mano izquierda dejando una oculta de plata
en la mano derecha que va a por el pañuelo y se dan las monedas a examen. Se cogen las monedas- de plata
y de cobre y se sujetan en la punta de los dedos. Se cubren con el pañuelo.
Se dice: "Me da mucha pena que haya juegos que pasen al olvido, que se dejen de hacer con la ilusión
que dieron en el tiempo que se estaban haciendo. Plata y cobre ( se muestran), elige una"
56

Se vuelven a cubrir y la moneda de cobre se deja caer al interior de la mano. La mano derecha se
acerca con la moneda de plata en la punta y la coloca ocultamente junto a la moneda de plata del interior,
oculta por los dedos y el pañuelo. Tiro del pañuelo y la moneda y la mano izquierda ni se mueve, simplemente
se queda quieta y natural con la moneda de cobre en su interior. Ahora queda la moneda de cobre oculta en la
mano izquierda, una moneda de plata dentro del pañuelo y otra moneda de plata fuera, pero detrás del pañuelo.
La mano izquierda sujeta ahora las puntas del pañuelo y al estirarle se ve la forma de dos monedas a través del
pañuelo.
Si dicen "la de plata:.. " simplemente la mano derecha tira de su moneda y sale la de plata que
sostenía.
.
Si dicen "la de cobre... " dejo caer la de plata dentro de la mano derecha, y el pañuelo lo coge la mano
izquierda con la moneda de cobre en la punta de los dedos. Se vuelven a mostrar la forma de las dos monedas
a través del pañuelo y ahora la mano izquierda saca la suya de cobre tirando y mostrándola a la vista y queda
colgando el pañuelo de la mano derecha que lo sujetaba.
Se dice: "Pero ¿qué hubiera pasado si hubieras dicho la otra?" – diciendo la que sea. "Entonces sólo
tendría que haber hecho... " - y la saco.
Las manera de sacarla mágicamente es repetir los movimientos. La mano que no tiene una moneda
empalmada se mete dentro del pañuelo y sujeta la moneda, y se da a tocar a través del pañuelo. Se coge con
la otra mano, con la moneda que tenía oculta en la punta de los dedos y tira del pañuelo. La mano que estaba
dentro que dejó caer la moneda al interior de la mano, se queda quieta y cuando ya está fuera sujeta las puntas
del pañuelo. Se muestra la . moneda a través del pañuelo, pero ya está fuera, por detrás de él. Con sólo tirar de
la moneda mucho más lenta y mágicamente que la primera, la moneda sale.
Se da a examen de nuevo el pañuelo y se inicia la segunda parte que se puede encontrar la explicación
en el Bobo, página 226 de la traducción española. Rápidamente sería; se coloca la moneda de cobre en medio
del pañuelo y este la cubre, pero la mano que la sujeta también tiene la moneda de
plata oculta y se deja un poco retrasada. El pañuelo es sujetó por el espectador con una mano por donde la
moneda y con la otra por las puntas. La moneda de plata queda en medio de esta sujeción que queda hecha
por el espectador. Se hace un falso depósito con la segunda y cuando se le da a la mano del espectador, que
sujeta la moneda, se pide que suelte y al caer la moneda de plata del interior choca con la moneda de cobre
que sujetaba el espectador y parece que ha entrado.
Mi detalle es que cuando la mano derecha esta sujetando la moneda de cobre con el pañuelo
rodeándola y se pide al espectador que la sujete, esta mano hace un doblez en el pañuelo colocando la
moneda en el doblez. Este doblez se hace con los dedos corazón y anular mientras la moneda de plata oculta
es sujetada por el índice y pulgar. Se pide al espectador que sujete las puntas del pañuelo. Si ahora suelta la
mano de la moneda, la de plata no chocará con la de cobre porque el doblez lo impedirá. La intención es que lo
haga por error y que no suene después se repita y salga bien.

bolsita creada en el pañuelo
Se da con la mano después de la explicación y que suelte pero se rectifica porque aún no estaba
preparado. Se estira el pañuelo deshaciendo el doblez al darle de nuevo la moneda de cobre con la punta del
pañuelo Ahora se continúa igual, falso depósito y esperemos que al soltar suenen las monedas porque
choquen. Hay un detalle más que consiste en que cuando se hace la finta para que falle, puede suceder que
hagamos mal el doblez y que sí suenen. Recomiendo que se haga un falso depósito y se haga la finta y que
suelte, si suena se enseña la mano vacía, pero si no suena se sigue con la rectificación y la repetición.
Se puede decir antes de esta segunda parte: Y de verdad que es una pena que estos juegos dejen de
hacerse, porque este se hacía hace cerca de ciento cincuenta años.
57

A veces puede suceder que lo que digo ya diga mucho. Con esto quiero expresar que se puede decir
mucho en la superficie y si profundizas se puede decir más, creo que lo interesante es que según en el nivel en
el que te muevas aprecies distintos detalles.
No hay personaje evidente, no hay mentiras sólo hay magia, mensaje y personas para vedo y hacerlo
vivo. El pilar fundamental es la magia.
Quizá hay que sentirse como si abrieras un poco una ventana a tu interior, con todo lo que eso implica,
que el público tiene que querer entrar, y lo que vea debe ser sugerente. Es muy fácil caer en lo pesado, porque
estás contando historias personales, porque de eso se trata, no de contar lo que a ellos les va a interesar, que
en eso ya otros piensan, sino hacer interesante 10 que para ti es vital. Que ellos quieran ver tu magia, y que tu
quieras hacerles feliz con tu magia. No hay que olvidar el componente de egocentrismo que tienen todos los
que nos subimos a un escenario, pero eso tampoco nos debe perder el juicio y que nos pensemos que por
subimos a un escenario todos se nos van a poner a nuestros pies, pidiéndonos que les contemos nuestra vida.
Hay que pensar en ellos y en ti, y conseguir que lo que se vive sea especial, y me repito.
Efecto: Se cubre una moneda con un papel en forma de cárcel. Por un lado tiene un agujero donde se
ve a la moneda. Se da una toba y. da toda la impresión de que la moneda sale por ese agujero.
Procedimiento: Es un método muy clásico dentro de las versiones de papel plegado y moneda. Viene
este juego en los Numismagia de Marré, y ahí se puede ver.
La moneda parece estar rodeada por el plegado del papel, pero hay una abertura abajo, que parece un
doblez. El papel se sujeta por encima y se da una toba, la moneda sale disparada y da la impresión que
atraviesa el agujerito del papel.
Se inicia: "¿Sabéis lo que es el misterio de lo imposible?"
Como casi sin esperar respuesta se da a examen el papel y se envuelve la moneda, reforzando con
leves comentarios la dificultad de sacar la moneda.
"El misterio de lo imposible es esto... " - se da la toba.

papel plegado a punto de salir mágicamente.
La moneda sale y no se dice nada más.
Con este juego que sólo digo un par de frases, para mi es uno de los más significativos. En este juego
pongo en práctica algo que sucede mucho dentro de otras prácticas artísticas, que es una primera frase o
situación que descoloca y ya te atrae. Esto ya serviría de mucho pero cuando el final tiene relación que lo que
se dice al principio, es mucho mejor.
Otros magos podrían estar con este juego mucho tiempo yeso es una facultad de la que carezco, pero
también hay que tener cuidado con el tiempo, porque si se piensa en magia, la verdad es que cada juego puede
tener su 'tiempo apropiado. Esa mentalidad de hacer un juego con un efecto en veinte minutos la considero que
no es acercarse al sentimiento mágico.
Otra meta de estos detalles que quiero explicar es que el juego -se cierre en sí mismo, en este caso se
ve muy bien, la primera frase capta el interés, y al final se resuelve con la imagen, gracias a su efecto y a la
naturaleza de este. Esto da una sensación que me gusta, que el público siente perfectamente, cuando empieza
y cuando acaba.
De poder decir más me lo guardo porque ahora no sale, y tengo que hacer caso a lo que siento... o sea
que lo dejo por aquí más o menos.
Este podría ser un segundo final, lleno de nebulosa, con la alergia. Ha sido un día intenso sin salir
escribiendo y es como especial escribir con todo lo que se te pasa por la cabeza relacionado con otras múltiples
facetas de la vida. Se va acercando el final de verdad pero sigue quedando mucho por delante... continuaré,
fotos, revisiones, ayudas público...

58

59